CARTA ABIERTA AL HIPÓCRITA OBISPO SANTIAGO OLIVERA “VICARIO” CASTRENSE

Share

.

LA GRAN MENTIRA

Por ARIEL VALDIVIEZO

He leído con enorme sorpresa el artículo que escribiera el Obispo Castrense  Santiago Olivera, en

https://prisioneroenargentina.com/index.php/2019/08/25/heroes-militares/ por su cinismo, hipocresía y contradictorias palabras respecto a nuestras fuerzas armadas, ya que parece haber olvidado sus palabras alabando al cura Tercermundista ENRIQUE ANGELELLI de Catamarca. En esa oportunidad  manifestó: “Perseguido por la justicia y la caridad evangélica”, invitando a que su ejemplo y su intercesión apoyen en particular a aquellos que trabajan por una sociedad más justa y unidas”. Este infiltrado o sea Usted, ¡En qué forma disimulada exalta a los terroristas! al decir que “...aquellos que trabajan por una sociedad más justa y unidas”, cuando tanto Ud. como nosotros, los militares sabemos que este ANGELELLI era un asqueroso Montonero. Con esas palabras disimuladamente nos acusa de matar un santo, cuando en realidad fue uno de los que sembró de cadáveres su camino con inocentes, porque le guste o no este cura al que defiende es directamente o indirectamente responsable de estos asesinatos.

Todos sus dichos vertidos en esa oportunidad fueron analizados en mi publicación en 

https://prisioneroenargentina.com/index.php/2019/07/01/carta-abierta-a-jorge-mario-bergoglio-mario-aurelio-poli-y-a-santiago-olivera-parte-v-la-iglesia-catolica-apostolica-romana-dirigida-por-traidores-hipocritas-y-mentirosos/

  

Su cinismo estimado OLIVERA, hijo del Papa Negro, sigue fielmente los mandatos de este “Santo Padre” comunista, que nada deja de hacer para destruir nuestra iglesia y en la cual, a mi entender, Ud colabora muy eficazmente. Una de las metas del comunismo es la destrucción de la iglesia y las fuerzas armadas de una república cristiana apostólica y romana que la respaldan.

El Papa Francisco con Olivera

Primero a los que combatieron a la subversión y ante la muerte por accidente comprobada fehacientemente de este cura Montonero ENRIQUE ANGELELLI, lo hace pasar como asesinado por la fuerzas armadas el día de su beatificación el 27 de abril de 2019. Solo cuatro meses después habla de “‘héroes’ a militares que ofrendaron sus vidas y murieron en ataques de organizaciones guerrilleros durante la vigencia de gobiernos democráticos”. La verdad que su sentido de cambio de camiseta merece las siguientes reflexiones:

  1. Ahonda la grieta al considerar sólo “héroes” a los que combatieron a la subversión durante el gobierno democrático, el resto del Ejército son para Ud. delincuentes, por lo que le pido, ¿Puede calificar a los que combatimos en el monte tucumano por orden del gobierno democrático y nos sorprendió a caballo, en la misma guerra, en la misma provincia, en el mismo monte, en el mismo momento  con los mismos soldados, con el mismo enemigos los asesinos, guerrilleros y terroristas, cuando el gobierno de facto se hizo cargo del gobierno? 

El pueblo lo pedía a gritos, porque ningún político tuvo los atributos de hacerlo, ¿porque prefirieron escapar como ratas en el barco que se está hundiendo? ¿Cómo puede una persona en esa transición en un segundo pasar de “héroes” y al siguiente ser asesinos de una asociación ilícita llamada Ejército? ¿Estas preguntas desgraciadamente ni su santo Papa Negro puede contestarlas, porque las mentiras no tienen contestación, salvo con otra mentira, en la que Ud. ha demostrado ser de una excelencia absoluta?

  1. Su extraordinaria capacidad, muy superior a la del camaleón, de cambiar la camiseta según la ocasión, lo que no merece el menor de los análisis ya que demuestra con ello lo cobarde, hipócrita, cínico de su Magisterio, o mejor dicho como expresara el Dr Cosme Veccar Varela: “Que un Obispo de la Santa Iglesia Católica, Apostólica, Romana y nada menos que el ” Vicario Castrense” haya cometido esta iniquidad es más que triste: es repugnante.”. Palabras que merecen ser traducidas al más puro idioma criollo mientras Ud. se encuentre como “Vicario Castrense” y Obispo de la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana su obispado castrense huele al perfume putrefacto y pestilente que emana de su humanidad como vicario del Papa Negro de quien sin duda recibiera tales gracias. Es decir señor Olivera todo su vicariato huele a la más inmunda de las mierdas

  1. No conforme con separar el Ejército en democráticos y villanos hace lo mismo con las familias.

Indudablemente esto queda plasmado cuando expresa: “Los fallecidos y sus familias merecen de nuestra parte el recuerdo agradecido, encarnado en la verdad, justicia y reparación.”

Es decir que dicha reparación sólo la merecen los familiares de los soldados muertos durante el gobierno democrático. ¿Que me dice entonces de los héroes, de un Capitán Viola asesinado con su hija, de  un Teniente Primero Cáceres combatiendo en el monte, solo para nombrar dos de los más los 600 asesinados antes del gobierno de facto, de los asesinatos de civiles, ni decir de los asesinado durante el gobierno de facto, como lo médicos asesinados en el monte tucumano en Caspinchango cuando concurrieron  a atender a soldados y civiles en la Zona de Operaciones?  La familia Saraspe, la familia Ibarra, solo para nombrar algunos también de los miles de familias, que Ud, maldito mentiroso disimuladamente las tilda de familias de delincuentes.

Tal es así que las esposas de los detenidos nunca recibieron ni siquiera un saludo de su majestad el Obispo Castrense, ni que hablar del apoyo espiritual que realmente las hubiera reconfortado

Pero lo más grave de este párrafo descaradamente habla de “el recuerdo agradecido, encarnado en la verdad, justicia y reparación. 

¿De que recuerdo encarnado en la verdad me habla? Indudablemente de una pequeña variante a la sucia memoria de los KIRCHNER, es decir a la más pura de las mentiras, que ensalza como si fuesen virtudes. Lo mismo ocurre con la justicia, ¿De que justicia me habla? ¿De la justicia Divina? ¿De la justicia que rige la Constitución Nacional? ¿De “justicia legítima” con la que somos juzgados los soldados que derrotamos a la subversión? Todo su escrito huele a pestilencia de lo que sale de su boca, ya que indudablemente no se refiere a la justicia Divina, ni de la Constitución Nacional. Se refiere a justicia legítima que se ha cansado de violar la Constitución Nacional, pero se cuida de no denostarla como lo hace muy bien con los miembros del “ejército no democrático”.

Sabe perfectamente que ocultar la verdad, es ser cómplice de los miles de asesinatos producidos por esta horda de delincuentes, que defiende como lo hizo con el Montonero y Obispo de Catamarca ENRIQUE ANGELELLI, además como hombre del Demonio, sabe perfectamente que ocultar la verdad, y más para un sacerdote es mentir. Por ello  le pregunto maldito Olivera ¿De qué verdad me habla?

Y por último agradeció al Presidente, a Aguad (Ministro de Justicia) a Avruj (Secretario de Derechos Humanos) y a Pasqualini  (Jefe del Ejército), los tres primeros son una lacra como Ud. con un cinismo absoluto. En vísperas de las futuras elecciones aman a la familia militar, besan a su viudas, a sus hijos etc, pretendiendo que uno se olvide que los tres primeros iban a tirar flores a los guerrilleros que figuran en el Parque de la Memoria, exclusivo para delincuentes terrorista. ¿Tengo acaso que suponer  que  eso no lo sabía?

Agosto 23, 2019 – En este difícil año electoral para el oficialismo, Pacualini, Aguad y Avruj en busca del voto militar, revindican como héroes a algunos militares, asesinados por el terrorismo. El resto como así también las fuerzas de seguridad, policiales y penitenciarias, bien gracias.

En cuanto a Pascualini, otro traidor, que también se acuerda de rendir honores a sus soldados como Ud lo dice: “Con el aval explícito del   Gobierno, el Ejército reivindicó y reconoció su condición de ‘héroes’ a militares…”. Entiendo que también lo hace para colaborar y para conseguir los votos de los militares para los verdugos de sus soldados. Entiendo que un verdadero Jefe de Estado Mayor General del Ejército no necesita aval para rendir honor a sus muertos en combate. Cualquiera sea la guerra en que participaron, ya que solo son meros cumplidores de órdenes emanadas del Presidente de la Nación, sea de facto o no.

Le recuerdo mis palabras finales en mi anterior carta cuando le expresé lo siguiente sobre la doctrina cristiana:

  1. “Per  odium fedel Martir : Es aquel a quien han matado por odio a la Fe en Jesucristo” , que nada tiene que ver con el Montonero ENRIQUE ANGELELLI a quién ensalza como un santo. 

  1. “Sensus fedel: Los cristianos advertidos por el sentido de la Fe, tienen capacidad de discernir cuando una doctrina es contraria a la Fe” 

En base a esta doctrina de “Sensus fedel” que me permito discernir al ver como falsos togados de la fe, llevan un ataque sistemático contra el cristianismo para destruirlo.

Y por último señor Olivera lo invitó nuevamente a charlar a mi casa, ya que mi invitación anterior fue olímpicamente desoída, ¿Tiene miedo que lo mire a los ojos cara a cara? No olvide tampoco, que mientras Ud. miente apoyando a un Papa Negro hay más de 2000 presos y sus familias a las que, como ministro castrense sólo se acuerda de ellas cuando debe reforzar las deleznables mentiras de su mentor, la hiena de Bergoglio, y nunca un cura fue a visitar sus familias para darles el alivio espiritual que ellas necesitan.

PP – VGMT (PRESO POLÍTICO Y VETERANO DE GUERRA EN EL MONTE TUCUMANO)

Ariel Valdiviezo

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 29, 2019


 

EL EPISCOPADO ARGENTINO Y LA GRIETA (I)

Share

.

(9) Porque en la boca de ellos no hay sinceridad; Sus
entrañas son maldad, Sepulcro abierto es su garganta,
con su lengua hablan lisonjas (10) Castígalos, oh Dios;
Caigan por sus mismos consejos; Por la multitud de sus transgresiones

échalos fuera, Porque se rebelaron
contra ti.

Salmo 5,   9-10

.

 

No importa, en cuanto se habla de grieta, manejar números. Más o menos perseguidos de un lado o del otro no hace a la cuestión, porque una grieta se produce en la sociedad, cada vez que la mentira, la injusticia y la venganza se convierten en los patrones del pensamiento de aquellos que, por su ubicación política, religiosa o social, son referentes de la misma.

Independientemente de cuanto haya decaído la Iglesia Católica en la Argentina es exacto decir que los obispos son aún personas de influencia en los círculos políticos y sociales argentinos, aunque cada vez sean menos tenidos en cuenta por aquellos que en algún momento fueron su verdadero rebaño, su palabra todavía es escuchada y su preocupación por el abismo que divide a la sociedad argentina- al menos de palabra- es para muchos, meritoria.

Sin embargo, en consonancia con la hipocresía flagrante de la que hacen gala desde hace años los administradores diocesanos de la institución- que no Pastores de la Iglesia Católica- han elegido no cerrar la grieta. En verdad, sea por “corrección política”, por cobardía o por simple compromiso ideológico, han optado por pararse de un lado del abismo viendo con inocultable desdén el dolor, el abandono y la muerte que hay en el otro lado del mismo.

Seamos, aunque duela, sinceros. A ninguno de los administradores diocesanos que de alguna manera tienen relación con la Argentina; ni al de Roma ni a la mayoría de los que se mueven por estas tristes Provincias Unidas del Sur, les interesa la verdad; solo corren detrás de una efímera ganancia política, o de un espurio reconocimiento por parte de  los que han hecho de la muerte y su usufructo un trueque siniestro y tramposo.

Aunque estas actitudes vienen desde lejos, dos cosas, en lo que va del año,  han terminado de conformar esta afirmación, primero, la beatificación de un administrador diocesano, Enrique Angelelli,  que en los setenta se dedicó con vehemencia a cavar esa grieta.

 Porque cabe, ante esta “sacra” tramoya, preguntarse quien miente, ¿Mintió en su momento Monseñor Witte (1) que hizo una profunda investigación de la muerte de Angelelli lo que le permitió decir que había muerto en un accidente y no asesinado?, ¿mintió Monseñor Zaspe cuando dijo en Santa Fe, entre otros a mi padre, que: “el “Pelao” se había matado en un accidente, nunca cuidaba el auto…”?, ¿Mintió Monseñor Giaquinta (2) cuando dijo no existía ninguna evidencia que permitiese concluir que la muerte de Angelelli hubiese sido intencionalmente procurada, más allá de que había muchos que deseaban su muerte? o mienten el Papa y los obispos argentinos más preocupados en hacer una utilización espuria pero “políticamente correcta” de la beatificación de un individuo que, para una parte importante de los católicos argentinos que vivimos esa época, no era otra cosa que un facineroso dedicado a cavar esa grieta que hoy de manera frívola muchos dicen que les preocupa.

No obstante las protestas, incluso dentro del obispado nacional, se salieron con la suya; la Rioja se venía cocinando desde hace tiempo en la salsa beatificadora recetada por el obispo de Roma y un grupo grande de prelados se turnaron ese día como bastoneros de una extravagante ceremonia donde la nota de color la puso un grupo de curas que se dedicaron a insultar con vehemencia propia de carreros a la vicepresidente de la República. De cualquier manera poco interesa una beatificación más en Argentina, en tanto y cuanto estamos en un país donde el Gauchito Gil llena de altares e imágenes las rutas mientras la Difunta Correa mira con tristeza los lugares perdidos.

Poco importa que movidos por una rastrera decisión política la iglesia argentina haya beatificado a ese sujeto; lo que verdaderamente duele es que lo hayan declarado “mártir de la fe” y aunque la pregunta obligada sea ¿de qué fe?, es aquí donde se deja ver la pérfida y sesgada mojigatería del episcopado nacional que supone desasosegadamente que en esa época hubo un solo mártir y este, estaba del lado de aquellos que asaltaron la república en pleno gobierno democrático, ponían bombas y asesinaban a cualquier policía que estaba de facción para hacerse de sus armas.

Es muy difícil tratar de convencer a obispos, secuaces et als que en esa época sobraron argentinos que por su compromiso con la Iglesia, con la vida y por las características de sus muertes- martirios verdaderos- tenían muchos más derecho que este capellán de forajidos para ser declarados Mártires de la Fe. Nombremos solo a dos, haciendo hincapié en el hecho que estos dos mártires jamás empuñaron un arma ni, menos aún, sostuvieron que el camino era la violencia: Carlos Alberto Sacheri y Jordán Bruno Genta hombres de paz y verdad que brillan por su martirio con luz propia ya que fueron fieles a la exhortación de san Pablo, y dieron la buena batalla “guardando la fe y una buena conciencia…” (1 Timoteo 1:19).  Asesinados un domingo después de comulgar, estos cristianos inmolados en una guerra sucia y cruel solo  recibieron de obispos y cardenales el olvido como oración(3)

A los pocos días de la “beatificación” que hemos relatado, la CEA nos regala una muestra más de cuan oblicua es la mirada con que ellos escrutan la realidad argentina y su historia reciente. Que su apresuramiento “políticamente correcto” les haya jugado una mala pasada no les ha evitado embarrarse en la charca de otro papelón monumental. (4)

En consonancia con la aparición de un nuevo “nieto” la Conferencia Episcopal Argentina envió una salutación a la “orga” Abuelas de Plaza de Mayo en la que les daban gracias por el servicio en nuestra Patria “a la reconstrucción de la historia y al encuentro con la verdad que sana”. ¿Nadie les dijo que con ese tema tienen que manejarse con pies de plomo?, ¿nadie que los quiera bien fue capaz de decirles que desde 2009 el Banco de Datos Genéticos esta sospechado de manipulaciones punibles? (5) (6), ¿en que lugar del planeta vivían cuando todos los argentinos sabían que la presidente de “abuelas” estaba implicada en una persecución infame a los hijos de la Sra. de Noble?

Esta es la realidad de nuestro “episcopado”; han descubierto que es más fácil no hacerse problemas y darle, a cada quien lo pida, una iglesia a medida que sostener, con fuerza y Fe la Doctrina.  Son ellos quienes se han quitado, por falta de voluntad, por deformación ideológica o simplemente por temor, el báculo de la autoridad- porque el pastor no solo ama sus ovejas también sabe ordenar sus tiempos de pasto y sueño- y han entregado a los lobos el rebaño negándose a ver que llegará el momento en que se acusará, no solo a ellos sino a todos los católicos, de estos desatinos; anatema que no caerá sobre un cura del sur o uno de Santiago del Estero, ni, menos aún sobre el obispo tal o cual; será, como siempre, en la generalización estúpidamente simple pero efectiva que los enemigos de la Iglesia hacen, que solo Ella es culpable y que solo de Ella provienen todos los males que al hombre le afligen desde que, en Cesárea de Filipo, Nuestro Señor Jesucristo le dijo a Simón Bar Jonás: “Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Infierno no prevalecerán contra ella. A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos”.

JOSE LUIS MILIA

1.- monseñor Bernardo Witte OMI, sucedió a Angelelli como obispo de La Rioja (1977-1995), luego del interregno de mons. Rubiolo como administrador apostólico de la diócesis. Aún a riesgo de su integridad, investigó la muerte de Angelelli, pero también las de Murias, Longeville y Pedernera y fue quien hizo pública la denuncia de que estos tres habían sido asesinados.

2.- Monseñor Carmelo Giaquinta, arzobispo de Resistencia (22/03/1993 – 01/04/2005). En 2006 la Conferencia Episcopal Argentina le encomendó a Mons. Carmelo Giaquinta, una nueva investigación sobre la muerte de Mons. Angelelli.

3.- A los pocos días de ser asesinados Sacheri y Genta, sus familiares y amigos recibieron la siuiente esquela firmada por el Ejército Revolucionario del Pueblo “22 de Agosto”: “Nos dirigimos a Ud. con la confianza que nos dan los dos contactos mantenidos… en las personas de los queridísimos aunque extintos profesores Jordán Bruno Genta y Carlos Alberto Sacheri… Enterados de la ferviente devoción que los extintos profesaban a Cristo Rey, de quien se decían infatigables soldados, nuestra comunidad ha esperado las festividades de Cristo Rey según el antiguo y el nuevo ‘ordo missae’ y ha permitido que los nombrados comulgaran del dulce cuerpo de su Salvador para que pudieran reunirse con Él en la gloria, puesto que en este Valle de Lágrimas eran depositarios de la Santa Eucaristía…”

4.- La historia del nieto recuperado 130: su padre era miembro de la inteligencia naval. www.clarin.com.ar.

5.- Comprueban irregularidades en el Banco de Datos Genéticos del Hospital Durand. Clarín 22/10/2009

6.- Desaparecidos: denuncian el riesgo de manipular las muestras de ADN.                             

Jorge Lanata, “periodismo para todos” 22/09/2013.  Clarín 23/09/2013

Non nobis, Domine, non nobis. Sed Nomini tuo da gloriam.
 

PrisioneroEnArgentina.com

Julio 18, 2019

CARTA ABIERTA A JORGE MARIO BERGOGLIO, MARIO AURELIO POLI Y A SANTIAGO OLIVERA. (Parte V)   LA IGLESIA CATÓLICA APOSTÓLICA ROMANA DIRIGIDA POR TRAIDORES HIPÓCRITAS Y MENTIROSOS.

Share

 

SANTIAGO OLIVERA

Monseñor Santiago Olivera Nació en Buenos aires el 7 de enero de 1959 y cursó sus estudios eclesiásticos en el Instituto de Filosofía y Teología San José, del Seminario Diocesano de Morón. Fue ordenado Sacerdote por Monseñor Laguna en Morón, el 18 de septiembre de 1984.

CASO ENRIQUE ANGELELLI

Al respecto el Papa Negro al cual representa mintió para beatificar a un cura tercermundista (De ideas revolucionarias y muchos de ellos combatieron asesinando junto a sus hermanos los terroristas) y a sus compañeros mártires manifestando “Perseguido por la justicia y la caridad evangélica”, invitando a que su ejemplo y su intercesión apoyen en particular a aquellos que trabajan por una sociedad más justa y unidas”. Este infiltrado o sea don Poli, y en qué forma disimulada exalta a los terroristas al decir que “...aquellos que trabajan por una sociedad más justa y unidas”

Ud que dice ser el obispo castrense, conoce como yo que estos dichos son una más de las tantas mentiras que permanentemente dice  el Papa Negro o como yo lo llamo la hiena madre.

El Papa Francisco y Monseñor Santiago Olivera

El Papa Francisco y el Arzobispo Mario Aurelio Poli

A esta altura de las actuaciones de este papa, ya nada me llama la atención, ya que indudablemente, al menos para mí es un marxista infiltrado, a lo mismo que Ud. y como él un traidor a la Patria, infiltrado en las Fuerzas Armadas cuyo  objetivo es la destrucción de mi iglesia, que indudablemente no es la suya, realmente no sé cómo llamarlo señor Olivera ya que indudablemente es Ud un fiel seguidor de la hiena madre,  pero al menos sé que se encuentra dentro de esta especie.

Al respecto de esta aberrante beatificación Ud. mencionó: “que comprendo el dolor y la sorpresa de muchos, pero también esto habla de los muchos años en que hemos vivido con miradas distintas, sesgadas; pero todo eso no quita que vivamos hoy todo esto desde el punto de vista de la fe, como cristianos y sin lugar a dudas como católicos”.

Estas palabras emitidas de su boca son sin lugar a dudas, al menos para mi, de un cinismo extraordinario, me habla de miradas sesgadas, entiendo que es exclusivamente su caso, pues no reconoce dos aspectos que indudablemente conoce, o al menos debería conocer por su jerarquía que ostenta dentro de la Iglesia, el primero, es que este Papa Negro miente, porque a pesar que entregó a la justicia “pruebas” fabricadas, porque por una suposición no se puede condenar a nadie, en juicios falsos, porque también sabe que todos los juicios, a los que llamó particularmente mal paridos, con las que condenaron a militares, todos sabemos que fue  un accidente, y el segundo que este Angelelli se trataba de un cura tercermundista, que apoyaba a los terroristas guerrilleros, que era montonero.

El hacerse el olvidado para quedar bien con su Papa Negro, demuestra que es tan mentiroso como su mentor y tan marxista como él, aunque pregone de su sucia boca el evangelio de acuerdo a su conveniencia o lo que los militares cobardes o acomodaticios quieren escuchar.

También manifiesta “que vivamos esto, la Beatificación de los Mártires Riojanos desde la fe, sabiendo que la verdad hace libre y tiene una fuerza esplendorosa”, entiendo que esta expresión es aún cínica y  aún más digna que las generadas desde el Vaticano, ¡De que verdad me habla!, ¿De la que hacían uso los nazis? “miente, miente hasta que la mentira se convierta en realidad”. los nombra como Mártires Riojanos, eran subversivos disfrazados de curas, a lo mismo que Ud., el zurdaje quería un santo pro comunista y la única forma de lograrlo era declarando a este asesino, y con el Papa Negro en el Vaticano todo resultó sencillo, de tal manera que esta inmundicia, como buen zurdo no escucho presentaciones de civiles, y hasta de la misma iglesia, y un zurdo convirtió a otro zurdo en beato, Este montonero Angelelli busco positivamente armar al pueblo a levantarse contra las autoridades constituidas 

También dice que la fe y la verdad hace libre y tiene una fuerza esplendorosa”, sobre la verdad ya me manifesté, si sus palabras fueran verdad serían maravillosas, pero no es así, también de ¡Que fe me habla Olivera!,  que para mi con esto se convierte en el hijo de la hiena madre, por eso le pregunto sobre que fe, ¿La de la infalibilidad de esta Papa Negro?, ¿De la fe sobre su persona como cura castrense? o ¿En la fe de Nuestro Señor Jesucristo?, indudablemente no creo que sea en la de Nuestro Señor Jesucristo, sino que me pide fe en ese grupo de hienas que mienten con descaro y como buenas hienas se ríen y se burlan de los creyentes.

Por si no recuerda “representante” de la iglesia quiero recordarle que la infalibilidad del Papa está dada “sólo cuando proclama una doctrina de fe y de moral”, y esto, lo de la beatificación nada tiene de fe y menos de moral, también le recuerdo que el mentir es inmoral, y lo es mucho más en boca de un obispo o de un Papa. https://www.pagina12.com.ar/190783-los-dos-demonios-del-obispo-castrense

También en una entrevista respecto a la beatificación de este cura guerrillero dijo que:

“Es un regalo de Dios” 

Este párrafo merece un análisis exhaustivo del cinismo que en ella, la hienita menor, es decir Ud. Poli, demuestra superando al propio Papa Negro, en primer lugar la beatificación de este cura tercermundista no es un regalo de Dios, es un regalo de la Hiena Madre, de este Marxista infiltrado en el seno de la Iglesia Católica apostólica romana, para ahondar aun más la brecha que las mentiras de izquierda han producido en el seno de la sociedad.

 

Como tampoco “es una vida ofrecida con su sangre derramada hasta el extremo con su amor a su pueblo y su amor a su gente y en primer lugar sin duda a Jesucristo”

Murió en un accidente que Ud. como el Papa Negro pretenden hacer creer que fue asesinado y saben perfectamente que no fue así así, en todo caso debería haber dicho para ser un poco más creíble que murió por apoyar a los montoneros, parece que ha olvidado que existen fotos de este guerrillero dando misa con una bandera de Montoneros, nuevamente volvemos a “miente mil veces hasta que se convierta en realidad”, es lo mismo que la mentira de los 30.000 desaparecidos pero muchísimo más grave, esto viene de quien se supone debe sacar adelante el rebaño más grande del mundo y solo busca destruirlo, es por eso que no dudo con los apelativos que, como cristiano al menos, para mi son verdaderos.

 

“Dios quiera que fecunde, se funde una vida más fraterna, nunca más la violencia por pensar distinto por obrar distinto nunca más la desaparición nunca más la tortura, nunca más la violencia por pensar distinto, nunca más la desaparición nunca más la tortura creo que es importante.”

 

Indudablemente todo lo mencionado precedentemente, está solo dirigido a los militares, ya que se trata de hacer santo a un terrorista guerrillero, suma así una nueva gran mentira para engañar a los que no vivieron esa época, en donde el único culpable son las fuerzas armadas que cumplieron órdenes del Estado, olvida mencionar que la desaparición, la tortura, y la violencia, fueron comenzadas por sus amigos los marxistas. 

 

“Descubrir que la injusticia y la mentira no son la última palabra, triunfa la vida, triunfa el evangelio, lo que era aparente fracaso sabemos que la fe como la cruz de Jesús es un verdadero triunfo llamado a todos los hombres y mujeres.”

 

Hay que ser cínico hijo de …., al hablar sobre la justicia y la mentira, no son las últimas palabras, cuando para Ud y el Papa Negro son indudablemente la última, y no es solo eso, sino que se encargan de divulgar las mentiras contrario al evangelio que dicen enseñar. Pero en su naturaleza de obsecuente trata de disimular los dichos de su hiena madre, cuando mencionó que la cruz y la muerte de Nuestro Señor Jesucristo fueron un fracaso (Aspecto precedentemente mencionado)

27.04.2019 – Acto de beatificación de Enrique Angelelli y tres sacerdotes más, llevado a cabo en la provincia de La Rioja.

General (R) Domingo Antonio Bussi (1926-2011)

El “exitoso” General (R) Martín Balza junto al “exitoso” terrorista, también retirado Eduardo Anguita.

“y también es el regalo de esta vida ofrecidas derramadas en la sangre entregada hasta el extremo con su amor a su pueblo y el amor a su gente y en primer lugar sin duda a Jesucristo y al evangelio y por eso fueron capaces de derramar hasta su propia vida para la iglesia Argentina y para nuestra patria”

Nuevamente aquí, como en los juicios mal llamados de lesa humanidad, y al igual que los jueces prevaricadores, da vuelta la historia, donde lo malo, el cura montonero es bueno, y las fuerzas armadas son las malas, “sangre derramada por amor al pueblo, la gente a Jesucristo y al evangelio…”

qué maestría en el cinismo, profesor de profesores, por eso no me cabe, al menos para mi, ninguna duda que tanto su madre y Ud. son unos infiltrados en mi Iglesia, donde su hipocresía es superior a todos los políticos corruptos de nuestro país, por el mero hecho de ser representantes de la iglesia.

 

“De nuestra patria a los fieles castrenses para que descubramos lo que se hizo mal, para que transitemos por el encuentro por la paz para que nos volvamos a hacerlo, que 40 años atrás hicieron hacer desaparecer”

No necesitamos saber que se hizo bien o que se hizo mal, lo sabemos perfectamente, aspecto que en su momento esté Preso Político se lo mencionó al General Bussi, pero Ud.  hienita menor parece no conocer que el soldado actuaba sin opción de libertad alguna, que solo se limita a cumplir órdenes porque así lo fijaban, en esos años, nuestras leyes nacionales, y donde el único responsable es el que ordena, en el caso de la guerra contra la subversión si hubo culpables, solo fueron los que ocuparon la presidencia de la Nación, sea gobierno democrático o no, pero nunca un cabo o un subteniente, los de menor jerarquías en las fuerzas armadas.    

 

“y que podamos celebrar esto como una fiesta de la iglesia y del pueblo con caminos difíciles bien difíciles pero que la historia sabrá juzgar con humildad y con verdad podamos mirarnos a los ojos pedir perdón en los casos que deba hacerse y dar gracias a Dios por qué la sangre de los mártires secunda nuevos cristianos y esa es nuestra esperanza”

 

Pensé que con el cinismo del papa era suficiente, pero tengo que reconocer que el suyo es extraordinario, vuelve a hablar de la verdad que sabe que es mentira, a lo mismo que el traidor de Balza y otros generales que piden que se pida perdón  por haber salvado la Patria y nuestra iglesia, que indudablemente no es la suya, eso y quien así lo haga es un cobarde y un traidor, es   darle la razón a alimañas como Ud. don Poli,  y reconocer que un guerrillero es un santo, todos sabemos que no es así, un guerrillero es y será siempre un asesino, nunca un santo, aunque esta mentira sea sustentada por los que dicen ser ministros de Dios.

 

Habla del dolor de la familia castrense, ahora le pregunto, ¿Cuántas veces visitó a los militares presos políticos en las cárceles del país?, ¿Cuántas veces tomó el teléfono para consolar a sus esposas y a los hijos de estos presos? ¿Qué otra cosa hizo que no fue decir mentiras, mientras los viejos soldados son asesinados en las cárceles, muertes de las que Uds. son cómplices? 

Y por último señor Poli lo invitó a charlar en mi casa, para verle los ojos cara a cara y no olvide tampoco, que mientras Ud. miente apoyando a un Papa Negro hay más de 2000 presos y sus familias a las que, como ministro castrense sólo se acuerda de ellas cuando debe reforzar las deleznables mentiras de su mentor, la hiena de Bergoglio.

 

Por último, voy a recordar a esta jauría de hienas dos aspectos más que hacen a nuestra sagrada doctrina.

 

  1. “Per  odium fedel Martir : Es aquel a quien han matado por odio a la Fe en Jesucristo” 

Montonero muerto en accidente, y si hubiera sido muerto en la cruenta guerra contra el terrorismo nunca hubiera sido muerto por su Fe en Jesucristo, sino por lo que realmente era, un terrorista infiltrado en la Iglesia para destruirla y minar la moral cristiana que es la que sustenta en sus valores morales a una Nación y es lo que Us y la hiena mayor están haciendo nuevamente.

 

  1. “Sensus fedel: Los cristianos advertidos por el sentido de la Fe, tienen capacidad de discernir cuando una doctrina es contraria a la Fe”

Y es en base a esta doctrina de “Sensus fedel” que me permito discernir al ver como falsos togados de la fe, llevan un ataque sistemático contra el cristianismo para destruirlo.

 

(Recomiendo ver los dos videos que a continuación les menciono, el primero de lo que este atorrante dice por la beatificación del montonero, y que he analizado en este escrito y el segundo, lo que dice un verdadero cura, con la fe en Nuestro Señor Jesucristo respecto a este canalla recientemente beatificado por otros canallas y como el Papa Negro actúa al respecto).


 


 

PP – VGMT  (PRESO POLÍTICO – VETERANO DE GUERRA EN EL MONTE TUCUMANO)

ARIEL VALDIVlEZO

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 1, 2019


 

La misa de la vergüenza. ¿La catedral de Mar de Plata nueva Unidad Básica?

Share

 

El domingo 19 pasado, en la catedral de Mar de Plata, presidida por el Obispo de Mar de Plata, tuvo lugar una misa llamada en acción de gracias por la beatificación de los mártires riojanos, pero en realidad fue un encuentro político con tendencia revisionista de los años 70. Las fotos, cárteles y ritos militantes característicos de esas reuniones ocuparon el centro de atención durante esa ceremonia político-religiosa[1]
 
La homilía del Obispo Gabriel Mestre[2], fue concretamente el discurso de un hombre político, que en su mensaje no propone ni busca el rencuentro, la reconciliación o la pacificación de Nación. Así, en el punto 3 de su discurso dirigido a los presentes, llamado: Nunca más secuestrados ni desaparecidos:
  • Hace suya las palabras y la visión histórica de la Argentina, según “el Cardenal Angelo Becciu que en nombre del Papa Francisco presidió la beatificación de los Cuatro Mártires Riojanos días atrás, describe muy claramente y en pocas palabras el contexto sociopolítico de aquel momento y dice “Fueron asesinados en 1976 durante el período de la dictadura militar, marcado por un clima político y social incandescente, que también tenía claros rasgos de persecución religiosa. El régimen dictatorial, vigente desde hacía pocos meses en Argentina, consideraba sospechosa cualquier forma de defensa de la justicia social”. Agregando que: “Angelelli y sus tres compañeros mártires de alguna forma representan hoy y aquí a tantos asesinados, secuestrados y desaparecidos de aquellos años oscuros de nuestra Patria”.  
Esas afirmaciones, no son un dogma, son opiniones y como tal son objeto de debate democrático e histórico. Afirmar un hecho político, un punto de vista, repetirlo en todas las ocasiones, no transforma esa hipótesis en verdad.
¿Porque el Obispo Mestre, no realizó una misa en nombre de todas las victimas que hubo en ese periodo (aquellos años oscuros de nuestra Patria, su texto)? ¿O las más de 1500 personas (argentinas y extranjeras) secuestradas, asesinadas, heridas, que dejaron los grupos terroristas de los 70, no son ni víctimas ni merecen una misa? Ni la iglesia católica, el gobierno o la justicia, las reconocieron a la fecha. ¿Es esa la posición del Obispo de Mar del Plata?

Es necesario recordar que, los grupos terroristas de los 70, no luchaban por los derechos humanos, por la defensa de la democracia y muchos menos por la religión católica. Atacando las instituciones del Estado y la sociedad, buscaban tomar el poder político por las armas. Los que se opusieron a esos grupos ilegales, los que no integraban sus organizaciones armadas, los que defendían la Nación en su totalidad, hoy son ilegalmente acusados de lesa humanidad, perseguidos por una parte de la sociedad.
  • Celebrar esta Misa es hacer memoria de todos y cada uno de ellos. No siempre algunos hijos de la Iglesia supieron estar a la altura de las circunstancias y acompañar el dolor y sufrimiento de las víctimas del terrorismo de estado. Por eso agradezco a Dios, que en este momento de memoria aquí en la Iglesia Catedral de Mar del Plata, haya varios hermanos de diversos organismos de derechos humanos con sede en nuestra ciudad. Por los avatares históricos y las opciones ideológicas no en todo estamos de acuerdo. Sin embargo, no podemos dejar de afirmar que en muchos otros valores compartimos el mismo ideal y podemos luchar juntos por una Patria más justa y fraterna, más solidaria y comprometida con los más descartados y marginados de la historia, avanzar en una democracia sólida con la participación e integración de todos los argentinos. Muchas gracias por estar hoy aquí, muchas gracias por ser memoria viviente de lo que nunca más tiene que acontecer en nuestra Patria. Que la sangre martirial derramada por Mons. Angelelli y sus tres compañeros sea verdadera semilla de acercamiento, colaboración y búsqueda sincera del bien común. 
Aquí, el Obispo Mestre se expresa más en militante político que miembro del alto clero católico:Jurídicamente el delito o crimen de Terrorismo de Estado, es inexistente, esa expresión es unautilización únicamente ideológica porque no tiene realidad como sistema o régimen, analizado desde la óptica del derecho político, constitucional o la ciencia política. Es un concepto político-ideológico. “La expresión Terrorismo de Estado no existe, el Estado no puede subvertirse a sí mismo”, España, 28 abril2008, Audiencia Nacional, Sala Penal (http://estaticos.elmundo.es/documentos/2008/04/28/auto1.pdf). Asimismo, “el secretario general de la ONU expresó en 2005 la conceptualización de terrorismo y en forma clara y precisa la inexistencia del terrorismo de Estado[3]. Por otra parte: la CIDH[4], la Unión Europea[5], la ONU[6], la Sociedad de Naciones de 1937[7], y el Código Penal Argentino (art. 41 quinquies)[8], encuadraron el concepto, la definición de terrorismo. Es decir, aterrorizar las autoridades, el Estado, y no lo contrario. Ninguna de esas convenciones, códigos o documentos de organizaciones internacionales mencionan el Terrorismo de Estado como pretenden los defensores de ese concepto, con la clara intención de crear una conceptualización criminal ex-nihilo.
En esa “homilía” si bien se puede leer entre líneas, solo faltaba escribir frases representativas de los 70 reivindicadas por sectores llamados de derechos humanos, como, por ejemplo: ni olvido, ni perdón, ni reconciliación, eran 30000, la sangre derramada jamás será negociada
Finalmente, el Obispo Mestre desde su misión pastoral debió predicar en profundidad las palabras de Juan Pablo II del 11 abril 1987 al visitar la Argentina, quien afirmó: “…que no haya lugar para el odio ni la violencia; que la dignidad de la persona sea siempre respetada”, porque su mensaje no fue en esa dirección. Como hombre político, el Obispo de Mar del Plata, merece el rechazo social porque su discurso está parcializado, ideologizado, carente de objetividad analítica y como representante de la iglesia católica su misión deja más dudas que certezas. En ningún momento mencionó particularmente las victimas que dejaron los grupos terroristas, ni a las más de 3000 personas a quienes ilegalmente se las acusa de lesa humanidad e impunemente la justicia les viola sus derechos humanos, ante el silencio de la Iglesia Católica y sus representantes. Paris, 21 mayo 2019. CasppaFrance

 

[1]Fotos:https://www.facebook.com/pg/iglesia.mdp/photos/?tab=album&album_id=2239827892772237 Video:  https://www.youtube.com/watch?time_continue=47&v=BQ8V69i_XfM         

[2]Homilía del Obispo Gabriel Mestre, 19 mayo 2019  https://iglesiamdp.files.wordpress.com/2019/05/homilia-mestre-accion-de-gracias-beatif-icacic3b3n-mc3a1rtires-riojanos-mayo-2019.pdf

[3] A/59/2005, párrafo 91, informe SG de la ONU http://daccess-ddsny.un.org/doc/UNDOC/GEN/N05/270/81/PDF/N0527081.pdf?OpenElement      

[4]       Informe sobre Terrorismo y Derechos Humanos CIDH, 22 octubre 2002, parrafo12. http://www.cidh.org/terrorism/span/indice.htm    Introducción, punto B.

[5] Consejo Europeo, articulo 1 de la Decisión Marco, 13 junio 2002 (2002/475/JAI) http://eur-lex.europa.eu/legal-content/FR/TXT/PDF/?uri=CELEX:32002F0475&from=FR       

[6] Convenio Internacional para la represión de la financiación del Terrorismo del 09 /12/1999. http://www.oas.org/juridico/spanish/tratados/sp_conve_inter_repre_finan_terro.pdf       

[7] SdN. Convención por la prevención y represión del terrorismo. Ginebra, 16/09/1937 http://legal.un.org/avl/pdf/ls/RM/LoN_Convention_on_Terrorism.pdf         

[8] Código penal argentino, artículo 41 quinquies: “Cuando alguno de los delitos previstos en este Código hubiere sido cometido con la finalidad de aterrorizar a la población u obligar a las autoridades públicas nacionales o gobiernos extranjeros o agentes de una organización internacional a realizar un acto o abstenerse de hacerlo, la escala se incrementará en el doble del mínimo y el máximo”.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 22, 2019


 

CARTA ABIERTA AL VICARIO CASTRENSE

Share

 

Escuchando sus declaraciones acabado el acto político de La Rioja hubo una frase suya que sigue resonando, aún, en mis oídos: “Es importante descubrir que la injusticia y la mentira no son la última palabra”, lamentablemente la injusticia y la mentira en este caso, sí han tenido la última palabra.

La mentira triunfa en este caso sea cual sea la campana que queramos escuchar; si Ud. cree realmente que Angelelli murió en un atentado por odio a la Fe, entonces Monseñor Witte, el Obispo de la Rioja que reemplazó a Angelelli miente ya que él dijo que había muerto en un accidente, caso contrario, si creemos en las palabras de Monseñor Witte, al que la conferencia episcopal jamás rebatió sus dichos, la CEA, el papa y Ud. mienten pues tratan de imponerle a los católicos de Argentina un “mártir” que no lo fue.

También la injusticia triunfa en este asunto. Al igual que con las víctimas del terrorismo para las que no hay ni “parque de la memoria” ni reconocimiento oficial tampoco hay reconocimiento de los obispos ni, menos aún, del papa a dos mártires verdaderos, Carlos Sacheri y Jordán Bruno Genta ya que, con solo leer los comunicados de los terroristas que los asesinaron no hay dudas que estos crímenes si fueron hechos por odio a la Fe.

Sacheri

Genta

Olivera

Cáceres

Witte

Porque usted, y esto hay que decirlo monseñor, tiene la memoria sesgada, nos dice: “Con la Beatificación de los Mártires, podemos ver el triunfo de la vida, del Evangelio,..” entonces, ya que hablamos de mártires ¿qué otra cosa fueron el Capitán Cáceres, el Teniente Berdina, los soldaditos de Formosa, entre muchos otros?, ¿o Ud. cree que solo dieron la vida porque era su obligación o porque estaban en el lugar equivocado en el momento equivocado?

No nos engañemos, ni, por favor, nos engañe. Siga con su sumisión a las medias verdades con las que se manejan los obispos argentinos porque Ud. sabe muy bien que jamás un militar, un gendarme, un policía será declarados mártir, que para ellos no habrá beatificaciones, ni misas ni homenajes ni curas vociferantes esperando el momento de volver a enlutar a la Patria.

JOSE LUIS MILIA

josemilia_686@hotmail.com

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 2, 2019


 

ENRIQUE ANGELELLI, BEATO*- ÁNGELES, DEMONIOS Y OPORTUNISTAS

Share

 Por CLAUDIO KUSSMAN

 

EL NUNCIO APOSTÓLICO Y CUARENTA OBISPOS

Todos bien sabemos que ayer en Argentina, el Obispo ENRIQUE ANGELELLI, juntamente con los sacerdotes CARLOS MURIAS, GABRIEL LONGUEVILLE, y el laico WENCESLATO PEDERNERA, fueron beatificados durante una ceremonia llevada a cabo en la provincia de La Rioja. Presidida por el enviado del Papa Francisco el Cardenal ANGELO BECCIU, el magno acto constituyo el paso previo para la canonización o sea el reconocimiento de la iglesia católica de estar frente a un santo. La misa estuvo presidida por el enviado del Papa y concelebrada por el nuncio apostólico en Argentina, LEÓN KALENGA BADIKEBELE y unos 40 obispos de distintas diócesis del país. Entre ellos el titular de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor OSCAR OJEA, el cardenal primado de la Argentina, arzobispo de Buenos Aires, MARIO POLI  y el obispo emérito de Tucumán, cardenal HÉCTOR VILLALBA. Asistieron una multitud de creyentes y por supuesto siendo este un año electoral, no podían faltar los oportunistas, o sea las autoridades  gubernamentales. Más allá de la controvertida resolución papal debido a las causas de la muerte de ANGELELLI, nada debe extrañarnos.  ¿Acaso este territorio no  cuenta con una ley por la cual hay 30.000 “desaparecidos”? ¿Las autoridades no concurren y llevan a mandatarios de otros países a honrarlos en el Parque de la Memoria? ¿O los asesinos terroristas que asolaron el país en los años 60 y 70 no son hoy jóvenes idealistas, mientras que sus víctimas hombres, mujeres y niños están ignorados? Ni hablar de que haya existido una guerra fratricida.  Hasta acá se llegó hoy, hagamos votos para que el santo padre mañana no se le ocurra beatificar también figuras de la vida política de Argentina,  el mejor país del mundo.

Gabriela Michetti, Vicepresidenta de la Nación dijo: “Estoy muy contenta de estar acá. Es importante que la iglesia lleve a cabo este tipo de actos” a pesar de lo cual un grupo de sacerdotes la “escrachó” manifestándole: “Lo mataron (Angelelli) por oponerse en contra de políticas similares a las de su gobierno”

El cura Francisco “Paco” Olveira al momento de decirle cara a cara a la Vicepresidenta Gabriela Michetti: “Usted no debería estar acá”. Raro espíritu cristiano para un sacerdote ¿no? Además, poco hombre, agrediendo de palabra a una mujer que se moviliza en silla de ruedas.

Angelo Becciu, el Cardenal, Prefecto de la Congregación por la Causa de los Santos, enviado especial del Papa Francisco dijo: “Es una gran alegría encontrarnos aquí, es una gran fiesta porque son los primeros mártires en la Argentina. El Papa está muy contento con esta gran celebración, él conocía y estimaba mucho a Monseñor Angelelli, el mensaje del Papa es darles la bendición a todos ustedes”. Desde ya y sin pecar de irreverente, bien sabemos que la bendición a “todos ustedes” no significa que sea para TODOS nosotros.

Francisco “Paco” Olveira, el sacerdote que, entre otras cosas,  está a favor de la despenalización del aborto.

Lucía Corpacci, Gobernadora de Catamarca, dijo: “es una alegría enorme poder compartir un momento donde la iglesia hace un reconocimiento en la Beatificación de Monseñor Angelelli, por lo que fue, por lo que significó, por la lucha por los más débiles, por ponerse siempre al lado del que sufre“. “Es una enseñanza que debemos tomar todos y seguir por ese camino. Estoy feliz de compartir este momento”

Juan Manuel Urtubey, Gobernador de Salta, dijo: “Estoy feliz de estar en este acto de estricta justicia.  Es un hecho histórico no sólo para La Rioja y Argentina, sino para la democracia de toda Latinoamérica“

Juan Schiaretti, Gobernador de Córdoba, dijo: “siempre me quedo con su frase (Angelelli) de que hay que tener un oído en el pueblo y el otro en el Evangelio, de ahí todo lo que él practicó “.

Sergio Casas,Gobernador de La Rioja, dijo: “Es un momento anhelado por todo el pueblo riojano y los pueblos seguidores de Dios”

*En la Iglesia católica, un beato​ es un difunto cuyas virtudes han sido previamente certificadas por el Papa y puede ser honrado con culto. La consideración de beato constituye el tercer paso en el camino de la canonización. El primero es siervo de Dios; el segundo, venerable; el tercero, beato; y el cuarto, santo.

Claudio Kussman

Interno L.P.U. 345.349

Servicio Penitenciario Federal

Abril 28, 2019

 

 

“De devociones absurdas y santos con cara agria, buen Señor, ¡Líbranos!”

Santa Teresa de Ávila (1515-1582)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 28, 2019