Colombia en Llamas: Marcha contra Santos en Orlando

Share

 

La disconformidad, la falta de respeto al voto popular y la corrupción reinante en Colombia fue lo que obligó a los ciudadanos de ese territorio a manifestarse en varios puntos del país, logrando que esta medida se trasladara a quienes residen en el exterior. Madrid, Miami, Houston entre otras varias ciudades, y Orlando, como en el caso del cual fueramos testigos. El mayor clamor de los comprometidos asistentes se debe a lo que está sucediendo en el país sudamericano en cuanto a política social y económica del gobierno del presidente Juan Manuel Santos. Otros temas que sacuden al país cafetero como el reclamo por un aumento del salario mínimo, escándalos por los multimillonarios sobreprecios en la modernización de la refinería de Cartagena y de corrupción en el sistema de salud, así como que en plena crisis energética se haya vendido a un fondo canadiense de inversión la generadora eléctrica Isagén.

La locutora Yadira Bello y la dirigente María Teresa Jaramillo, presentes en el evento, nos dejaron sus preocupados testimonios. La mayoría le dijo “No” al acuerdo de las Farcs presentado por el presidente colombiano, quien pese a reconocer el veredicto publicamente, desconoció el resultado, traicionando a su gente.

Es este un pequeño y pacífico paso que toman los colombianos, previendo si una catástrofe mayor con todos los beneficios que ahora disfrutaran asesinos que no pagarán por sus delitos, como lo son los integrantes de grupo narco-terrorista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 1, 2017


 

Como traicionar a un país para ganar un Premio Nobel.

Share

El pueblo colombiano votó por el “No”. El presidente Santos por el “Si, acepto el premio Nobel…”

 

 Por Fabian Kussman.

 

Esa raza que la gente sigue y vitorea, una especie idolatrada que -muy íntimamente- sabemos que pronto destrozara nuestros corazones. Un linaje preparado a prometer en pos de llegar a la meta, para después desechar declaraciones y, a su misma gente. A esa casta pertenece Juan Manuel Santos, un político de pura cepa, es decir, un estafador profesional.

No mucho tiempo después de asumir su mandato, Juan Manuel Santos -pese a asegurar que seguiría las políticas de Álvaro Uribe en cuanto a no dar descanso a esas criminales actividades de las FARCs-  inició acercamientos a estas organizaciones terroristas con el fin de terminar la confrontación más importante del Conflicto armado interno en Colombia. Los diálogos de paz iniciaron con las reuniones exploratorias de marzo del 2011 y octubre del 2012 se instalaron los diálogos en Oslo, Noruega. El 24 de agosto del 2016 las delegaciones del Gobierno de Colombia y las FARC anunciaron que llegaron a un acuerdo final, integral y definitivo, que se rubricó en septiembre del 2016, pero no fue ratificado en el plebiscito del 2 de octubre del 2016.

En los días siguientes Santos empezó a negociar con la oposición posibles cambios al acuerdo de paz con las FARC. El 12 de noviembre, mes y medio después del plebiscito, se logró la renegociación y la modificación de los acuerdos con las FARC tomando en cuenta los argumentos y objeciones de los promotores del NO, esperando el estudio de las modificaciones hechas y la ratificación total del acuerdo en el Congreso para su implementación.

Este acuerdo le valió a Juan Manuel Santos el Premio Nobel de la Paz 2016. Entre las razones para este reconocimiento están “sus decididos esfuerzos para acabar con los más de 50 años de guerra civil en el país, una guerra que ha costado la vida de al menos 220.000 colombianos y desplazado a cerca de seis millones de personas”.

Pese a estos logros, el presidente Santos dio a conocer en Marzo de 2016 de manera oficial el inicio de los diálogos de paz con la otra guerrilla armada del país, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), luego de más de dos años de fase exploratoria para discutir una agenda de posibles puntos para un eventual proceso de paz; sin embargo, el inicio de los diálogos está suspendido hasta que el ELN libere a los secuestrados que tiene en su poder.

Se supone que las leyes existen para cumplirlas, las sentencias para acatarlas y los plebiscitos para aceptarlos. Son las normas de la democracia. Sin estos obvios conceptos, estaríamos ante una preocupante anarquía y la Ley de la jungla se impondrá.

Pretender ganar en los despachos lo que no se ganó en el terreno democrático es propio de los políticos de hoy. Colombia no es la excepción.

El resultado no oficialista del plebiscito está pensionando al gobierno en una permanente tentación de mirar hacia otra parte y no reconocer el voto de la población.

En su afán por abrazar el Nobel, Santos Buscó amparo en la Corte Constitucional, que no tiene facultades de control sobre el plebiscito.

A la Corte sólo corresponde el control de constitucionalidad.

Nadie mejor que el doctor Fernando Vargas Quemba para describir la situación de Colombia en estos momentos.

 El doctor Fernando Vargas Quemba es abogado, ingeniero agrícola, educador, experto en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, miembro fundador del Comité Nacional de Víctimas de la Guerrilla en Colombia y representante legal de las víctimas del terrorismo colombiano. Vargas Quemba es un hombre preocupado y ocupado por el destino de su país en la víspera de una decisión fundamental.

 


Fabian Kussman

email”PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 29, 2017


 

Entrevista al fiscal Marcelo Carlos Romero

Share

 

Marcelo Carlos Romero es el hombre que trabaja, se preocupa y se ocupa de que La Ley aún sienta algo de respeto. 

Con la Constitución Nacional y el Código Penal bajo el brazo, este joven funcionario, es hoy uno de los pocos representantes del pueblo con credibilidad. Su rol en Usina de Justicia, ese importante grupo que reúne víctimas y profesionales, es una prueba más de su compromiso con la sociedad. 

En estos últimos días, las declaraciones de Emilio Pérsico obligaron al doctor Romero a salir nuevamente al ruedo, en defensa de los derechos de los ciudadanos.

Fabian Kussman: “La semana que viene vamos a cortar las rutas, que la compañera Patricia no se imagine otra cosa. Hay mucha masividad en los cortes, Patricia Bullrich no tiene manera de controlarlo. Todo lo que haga no va a alcanzar para contener los piquetes”, estas fueron las declaraciones de Emilio Pérsico, dirigente del Movimiento Evita. Entiendo que, según la Constitución Nacional, esta clase de medidas obstruirían los derechos de otros. Derecho a transitar, a trabajar, etc.

Marcelo Carlos Romero: Efectivamente, estas conductas están prohibidas por la ley penal (art. 194 del Código Penal), normativa que a su vez recepta la Garantía expresa del art. 14 de la Constitución Nacional: Libertad de circular libremente por todo el territorio nacional. En esto no hay medias tintas: EL PIQUETE ES UN DELITO PENAL

F.K.: Dos principios constitucionales entran en conflicto: el derecho a protestar y el derecho de libertad de todos aquellos que no participan, pero quieren transitar o ejercer otros derechos. Esta delgada línea, ¿cómo se tuerce en favor de los últimos?

Marcelo Carlos Romero: En mi opinión, no existe un conflicto ni una colisión de Derechos y Garantías en si misma. El ejercicio de un Derecho no puede vulnerar el del semejante, so pena de destruir la arquitectura republicana y la vida democrática. La repetida frase “Los derechos de Juan terminan donde comienzan los de Pedro”, cobra especial relevancia. Si se viola ese principio elemental de la convivencia en una comunidad jurídicamente organizada, existirá el conflicto. Pero éste, repito, no nace espontáneamente de los textos constitucionales o supra-constitucionales.

F.K.: El aspecto más controvertido del piquete es la interrupción del tránsito; procedimiento reñido con la ley y en todos los casos ocasionan molestias a personas ajenas a la responsabilidad en las decisiones que originaron las protestas. ¿Qué debe hacer la Justicia?

Marcelo Carlos Romero: Sin ninguna duda, procesar a todos los intervinientes por violación al art. 194 del Código Penal. Sin embargo, esta postura que sostengo desde siempre es minoritaria en la Jurisprudencia Argentina. La mayoría de los jueces entiende que, existiendo una “vía alternativa”, el delito no se configura…

F.K.: ¿Cuál sería aquí la acción a tomar por la Ministro de Seguridad, la señora Bullrich?

Marcelo Carlos Romero: Los sucesivos gobiernos -nacional y provinciales- no han encontrado los mecanismos adecuados para enervar o neutralizar esta conducta delictiva. Tal vez haya que copiar procedimientos de otros países donde, si bien existen las protestas -muchas veces multitudinarias- no se permite la interrupción del tránsito peatonal o vehicular.

F.K.: Por último, la policía. Estos -hipotéticamente- ¿deberían salir a confrontar, reprimir, disolver estos piquetes?

Marcelo Carlos Romero: Ante un acto de violencia, el Estado DEBE responder con el uso de la fuerza pública. No necesariamente hablo de armas de fuero o químicas, como los gases lacrimógenos o irritantes. Pero, por ejemplo, los camiones hidrantes son una buena alternativa y son inofensivos…

F.K.: ¿Qué sucedería con Pérsico? ¿Enfrentaría cargos de Cortes de ruta e incitación a la violencia…? ¿Qué gravedad tiene esto y que complejidad con la lentitud de la justicia de nuestros días?

Marcelo Carlos Romero: Depende exclusivamente de los magistrados que tienen a su cargo la causa iniciada por la fiscalía a nuestro cargo. Confío plenamente en la Dra. Virginia Bravo, titular de la fiscalía 7 de La Plata y en el Dr. Moya Panisello, titular del Juzgado de Garantías n° 2 de esta ciudad. Los cargos son graves (apología del crímen e incitación a la violencia). La investigación, sin embargo, no es compleja. Como se trata de delitos que se cometen con el uso de la palabra (verbal o escrita), sólo hay que recolectar la evidencia que surge de medios periodísticos o redes sociales.

 

 


Fabian Kussman

email@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 28, 2017


 

OTRA VEZ

Share

 

Horacio Verbitsky y el arte de conspirar ladrando

 

 

Otra vez

Gestión Oficial y eclesiástica en la CIDH por militares condenados

Por Horacio Verbitsky 

El gobierno pretende que la CIDH reciba a familiares y amigos de militares juzgados por crímenes de lesa humanidad y a la Iglesia Católica, que propugna la llamada reconciliación. El gestor es hijo de un juez de la dictadura y nieto de un marino golpista en 1951 y comando civil en 1955. También intenta aislar en Mar del Plata las sesiones de la Comisión, para dificultar el acceso de organismos y denunciantes. La CIDH se resiste. La foto de Milagro Sala rota por una colaboradora de Avruj.

El lunes de la semana pasada, luego de las audiencias en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre la represión de la protesta social en Jujuy y la modificación regresiva por decreto de la política migratoria argentina, la delegación oficial encabezada por el Secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, Claudio Avruj, interesó al presidente de la CIDH, Francisco Eguiguren, en la situación de los militares detenidos por crímenes de lesa humanidad, en una gestión impulsada una vez más por la infatigable Iglesia Católica Apostólica Romana, hoy presidida por un argentino. También asistieron a la reunión, de la que ni el gobierno ni la CIDH informaron, el subsecretario de Avruj, Brian Schapira; el director de Contencioso Internacional de la Cancillería, Javier Salgado, y el secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrao. Pero el gestor de la presentación a favor de los represores, que impulsa la Iglesia Católica, es Siro Luis de Martini, asesor jurídico del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano. De Martini es hijo de un marino golpista en 1951 y comando civil el 1955 e hijo de un juez de la dictadura, todos del mismo nombre (Ver Nota “Generaciones”). Como operador eclesiástico, el año pasado contrarió la estrategia de la delegación oficial ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que presentó como un avance el fallo FAL de la Corte Suprema de Justicia sobre aborto no punible y relativizó su alcance.

Las olas y el viento

Avruj también planteó que las sesiones que la CIDH realizará en mayo en la Argentina por invitación oficial, se trasladen de Buenos Aires a Mar del Plata, para dificultar el acceso de organismos defensores de los derechos humanos y denunciantes y peticionarios. Si bien la elección del sitio es facultad del país que carga con los gastos de la sesión especial, cosa que la CIDH valora dada su crisis económica, la Comisión teme verse involucrada en el conflicto del gobierno con los organismos argentinos, por lo cual propuso una alternativa. Si el gobierno insistiera en llevar a los comisionados cerca de las olas y el viento, el periodo de sesiones fuera de sede se desdoblaría de la visita de los comisionados al país para conocer los detalles de la detención arbitraria de Milagro Sala. Las sesiones, en las que la costumbre es no tratar casos del país anfitrión, podrían tener lugar en Mar del Plata durante la semana del 22 al 26 de mayo, pero la semana previa o la posterior, los comisionados se instalarían en Buenos Aires para recibir sin interferencias a las víctimas de violaciones a los derechos humanos. En Buenos Aires también realizarían las actividades protocolares con los jefes de los tres poderes del Estado, según el modelo que siguieron durante las sesiones en Panamá y Chile. Avruj ofreció que el gobernador de Jujuy, contador Gerardo Morales, y las presuntas víctimas de agresiones de Milagro Sala que su gobierno arguye como prueba de la necesidad de su detención se trasladaran a Mar del Plata. El gobierno de Jujuy ya trajo a esas personas a Buenos Aires donde visitaron el Congreso y recibieron a periodistas y alquiló a un escritor para que redacte un libro sobre ellos y gestione que sean recibidos por organismos internacionales. Pero Eguiguren aclaró que también se proponen visitar a Milagro Sala en su lugar de detención y escuchar a otros actores locales. La Comisión recibirá en los próximos días un informe de la Comisión Técnica que estudia la medida cautelar por la libertad de Milagro Sala que presentaron Amnistía, el CELS y ANDHES y luego quedará en condiciones de decidir. Avruj pidió a la Comisión que dilatara el tratamiento de la medida cautelar y con un conocimiento inquietante de los entretelones judiciales explicó que la Corte Suprema de Justicia fallaría el caso antes de la visita de la CIDH. La Corte estará en condiciones de decidir en cuanto reciba el dictamen que solicitó a la Procuración General. Además, los comisionados desean visitar el predio de la EXMA, que todavía no fue mudado a otro lugar, y que sería el lugar más apropiado para sus sesiones. Allí hay otro conflicto en ciernes, dado que Garavano dispuso el reacondicionamiento de uno de los edificios de ese espacio dedicado a la memoria para instalar su despacho, pero el directorio integrado por los organismos se opone y considera que ya es suficiente con que funcione en ese predio histórico la secretaría de Derechos Humanos. La CIDH recibiría a las ONGs y las personas que lo solicitaran, como siempre ocurre durante las visitas.

Memoria completa

Como una tácita compensación Avruj pidió que la CIDH recibiera a las organizaciones de familiares de militares detenidos por crímenes de lesa humanidad y también a una delegación eclesiástica que encabezaría el propio delegado del papa Francisco en la Argentina, el nuncio apostólico Emil Paul Tscherrig. Un episodio ocurrido ayer en Esquel indica que no se trata de posiciones espontáneas e inconexas sino que responden a un guión de la Alianza Cambiemos. Durante el acto por el Día de la Memoria el presidente del Concejo Deliberante, Jorge Junyent dijo que “la madurez debería permitirnos rendir homenaje también a las víctimas del proceder de las organizaciones subversivas, que asolaron el país por aquellos años. Demostremos que hemos aprendido a valorar las instituciones democráticas, y a cuidar las libertades que nos garantiza el orden constitucional. Hace falta una reconciliación de los argentinos, para que la memoria, la verdad y la justicia, estén al alcance de todos”. Ante los abucheos que provocó, el concejal oficialista Diego Austin dijo que “ese tipo de violencia verbal o física, nos lleva a pensar que en cualquier momento pueden tomar una piedra, un palo o un arma para ir contra el gobierno”. El intendente Sergio Ongarato agregó que “la justicia debe ser para todos, no sólo para un sector”.

En el juicio por los crímenes? cometidos en el campo clandestino Automotores Orletti los defensores de los procesados revelaron que habían presentado una petición colectiva ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que se sumaría a otras veinte peticiones individuales tramitadas por el general Héctor Cabanillas, el teniente coronel Juan Daniel Amelong, los comisarios Carlos Gallone y Carlos Yanicelli, el marino Carlos Guillermo Suárez Mason y el agente civil de inteligencia Ricardo Alberto Lardone, entre otros. Las demandas varían de caso en caso, e incluyen violación del debido proceso, a la garantía de juez natural o de doble instancia, al derecho de defensa, derecho al recurso, al principio de irretroactividad de la ley penal (por imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad), a la valoración de la pena, las condiciones de detención o el plazo razonable de la prisión preventiva. En el caso de las peticiones individuales la CIDH dio traslado al Estado Nacional, pero en la colectiva que incluía 120 casos la rechazó in limine, motivo de la preocupación oficial y eclesiástica. El diario Clarín, es el notificador oficial de la justicia argentina. En una simpática columna en la que Julio Blank me ascendió a “comandante estratégico de la operación kirchnerista en la Justicia y, como tal, superior jerárquico de Gils Carbó” (sic), anunció que la Corte Suprema se propone conceder el arresto domiciliario tanto a Milagro Sala cuanto a “los ancianos militares detenidos por violación a los derechos humanos en la dictadura”. La idea de una “Memoria Completa” fue echada a rodar en 2000 por el arzobispo porteño Jorge Bergoglio, durante una reunión con el jefe del Ejército de la primera Alianza, Ricardo Brinzoni, mientras avanzaban en todo el país los juicios por la verdad, el juez español Baltasar Garzón pedía la extradición de un centenar de militares y marinos y el CELS solicitaba la nulidad de las leyes de punto final y obediencia debida. Esa versión retrospectiva de la teoría de los dos demonios ideada por Bergoglio fue revelada por el propio Brinzoni en una entrevista que le realizó en este diario Nora Veiras. Su idea era organizar una “mesa de consenso” donde se analizaran las responsabilidades de distintos sectores en la tragedia argentina, como método superior a la justicia. Cuando el gobierno de Fernando de la Rúa flameaba ante el vendaval de la historia, Bergoglio promovió desde el discreto segundo plano que prefería antes de llegar al poder mundial de su organización, una mesa de diálogo político. Con el apoyo de Alfonsín y del senador bonaerense Eduardo Duhalde, que buscaba entrar por la ventana al despacho presidencial que le habían negado las urnas, ese Diálogo socavó la poca autoridad que le quedaba al suegro de Shakira. Los obispos intentaron colar la denominada “reconciliación” en esa mesa de consenso que debía “recuperar los valores morales”, alarmados por la inminente reapertura de todos los juicios. Durante su interinato a cargo del Poder Ejecutivo, Duhalde llegó a indultar al ex coronel Mohamed Seineldín y al ex guerrillero Enrique Gorriarán Merlo y no dictó una medida general sólo porque el presidente electo Néstor Kirchner le pidió que le dejara tal decisión a él. Pero Kirchner ya tenía la decisión de basar su gobierno en una política de Memoria, Verdad y Justicia y dar a esos juicios el respaldo que le habían retaceado todos los presidentes de la democracia desde el alzamiento carapintada de 1987. En ocasión del Tedeum del Bicentenario, el 25 de mayo de 2010, cuando Bergoglio comandaba el episcopado, uno de sus miembros, el obispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, entregó al Poder Ejecutivo una solicitud de amnistía firmada por Jorge Videla y otro centenar de detenidos por crímenes de lesa humanidad. La entonces presidente CFK ordenó devolverla sin respuesta. En 2012, perdidas todas las esperanzas por la reelección, Videla reconoció los crímenes en varias entrevistas, se vanaglorió del apoyo y la cooperación de la Nunciatura Apostólica y del episcopado argentino y dijo que había llegado a ser amigo de Primatesta. El Episcopado emitió entonces una “Carta al Pueblo de Dios”, en la que negó que “nuestros hermanos mayores que nos precedieron” hayan tenido “alguna complicidad con hechos delictivos” y repudió “el terrorismo de Estado” y “la violencia guerrillera”.

Al llegar al papado, Bergoglio emprendió una rápida reconstrucción de su virginidad política, recibió a varios dirigentes de organismos de Derechos Humanos y ordenó la apertura de algunos archivos sobre el período 1976/83, en un nuevo intento por exhibir bajo mejor luz su conducta durante la dictadura. La omisión y mutilación de textos es la técnica que Primatesta y Juan Aramburu usaron en las publicaciones de 1982 y Bergoglio luego. El actual presidente de la Iglesia Católica argentina, José María Arancedo, vaticinó que con la apertura parcial de archivos aparecerían más luces que sombras en la conducta episcopal, y el vicepresidente Mario Poli reveló que el objetivo es “la reconciliación”. Arancedo agregó que la apertura fue iniciada por el propio Jorge Bergoglio  cuando decidió publicar el libro “Iglesia y Democracia”. En esa obra, de 2006, se afirma: “No debemos tener miedo a la verdad de los documentos”, una expresión gemela a la de Poli: “No le tenemos miedo a los archivos, que contienen la verdad de la historia”. El antecedente no es alentador, porque aquel libro, que según Bergoglio se proponía “primerear” a los organismos defensores de los Derechos Humanos al cumplirse tres décadas del golpe de 1976, ignoró textos fundamentales, mutiló otros en los que los obispos comunicaban su adhesión a la dictadura y encomiaban la “imagen buena de las supremas autoridades”; organizó todo el material en orden cronológico sin indicar qué piezas fueron públicas y cuáles secretas y sólo resumió en pocas líneas los encuentros de camaradería entre eclesiásticos y militares. Poli agregó que “no está ausente el mea culpa y el pedido de perdón por lo que no se hizo”, lo cual reitera que los prelados mantienen una extraordinaria autoindulgencia. En 2014 Arancedo grabó el spot “La fe mueve hacia la verdad”, en el que se limitó a pedir que informen lo que sepan quienes tienen datos sobre entierros clandestinos o robo de bebés, como si la Iglesia Católica fuera un tercero neutral que observa los hechos y exhorta a los responsables. Ya hace cinco siglos, en el Concilio de Trento, fijó las condiciones de la reconciliación la penitencia o el perdón, que es uno de sus sacramentos: el reconocimiento de los yerros, su detestación y la búsqueda de posibles caminos de reparación. Lo que le sigue costando es llevarlas a la práctica cuando se trata de yerros, o crímenes, de alguno de sus jerarcas, porque no parecen arrepentidos. Eso es muy humano. En los hechos, a nada le temen más que a la verdad. De ahí la constante hipocresía de sus manifestaciones, un tributo que el vicio rinde a la virtud, según la definición del Marqués de Sade, y que ahora se escenificará ante la CIDH, por pedido del secretario Avruj, fruto del ecumenismo concebido por el papa Bergoglio como instrumento de poder desde que se agotó el espacio para el triunfalismo tradicional.

 

Otra vez

Página 12 y la defensa de lo indefendible a través de su maestro manipulador y su ballet de marionetas.

Por Fabian Kussman

Y otra vez Página 12 con su mirada tendenciosa y tratando de obtener el cetro de las tres organizaciones que se disputan la propiedad de los Derechos Humanos. Las Abuelas de Plaza de Mayo, hoy en plena Luna de Miel con la gobernadora María Eugenia Vidal y distanciadas de las fábulas del autor de Robo para la Corona por sus hipótesis sobre Bergoglio, el ex enemigo y actual amigo de Estela de Carlotto; el partido político Madres de Plaza de Mayo, hoy buscando la cabeza de la traidora Carlotto y en una firme Boda de Sangre con Macri (y todo lo que comience con PRO); y el mismo señor Verbitsky, titular de la escuela de creativos de publicidad sobre cómo hacer periodismo no investigativo sin verificar pruebas, también conocida como, precisamente, Página 12.

Verbitsky, el autor de un libro sobre los vuelos de la muerte, material que ahora encontramos dudoso ya que Miguel Bonasso, su compañero de aventuras maravillosas en los años ’70, le delató afirmando que el escritor fantasma de Graffigna le solicitó no descubriera una gruesa mentira de su fuente en ‘El Vuelo’, indica que el titular de la Secretaría de derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, interesó a Francisco Eguiguren en la situación que viven los presos políticos en Argentina. Perdón, Horacio Verbitsky se refirió a los militares para agrupar a los miembros de todas las fuerzas de seguridad o civiles imputados en los mal llamados casos de lesa humanidad. De la misma manera que este diario/propaganda utiliza el término represores o genocidas para referirse a estos mismos acusados, generalizando, sin preocuparse en leer los expedientes judiciales o las pruebas presentadas en estos. De todas maneras, este diálogo del secretario Avruj con el presidente de la CIDH es una aberración, ya que en Argentina los derechos humanos son para quienes lo merecen. Si estos fueran Universales, Claudio Avruj habría hecho simplemente lo correcto.

Quien fuera sobreseído por extinción de la acción penal por prescripción en la causa de la voladura del edificio de la Superintendencia de la Policía en 1976, nos informa que Avruj le pidió a la CIDH que recibiera a las organizaciones de familiares de militares detenidos por crímenes de lesa humanidad. Este siniestro plan (En la opinión del cerebro operativo para la elevación a calidad de patriotas a los terroristas) esta orquestado por el gobierno y para ello cita escalofriantes declaraciones: Durante el acto por el Día de la Memoria el presidente del Concejo Deliberante de Esquel, Jorge Junyent dijo que “la madurez debería permitirnos rendir homenaje también a las víctimas del proceder de las organizaciones subversivas, que asolaron el país por aquellos años. Demostremos que hemos aprendido a valorar las instituciones democráticas, y a cuidar las libertades que nos garantiza el orden constitucional. Hace falta una reconciliación de los argentinos, para que la memoria, la verdad y la justicia, estén al alcance de todos”. Mientras que el intendente Sergio Ongarato agregó que “la justicia debe ser para todos, no sólo para un sector”. Semejantes expresiones escandalizan al amigo/ex amigo de Miguel Bonasso. Es horrible asimilar como sociedad que se cometiera un atroz crimen como el asesinato de la niña María Cristina Viola, pero, pareciera ser una atrocidad condenarlo. “La justicia debe ser para todos, no solo para un sector” obviamente una frase salida de un manual de satanismo y que es parte de un nuevo plan sistemático para influenciar mentes poco brillantes.

El compañero de travesuras estudiantiles de Bonasso y otros maravillosos, le apunta a las peticiones de algunos ex uniformados presentadas ante la CIDH (unas veinte) -que esta dio traslado al Estado Nacional- y otra colectiva que fue rechazada. Con respecto a las peticiones individuales, en la mayoría de los casos y algunos son elevados por presos con más de cinco o diez años de prisiones preventivas vencidas, son rechazadas porque no cumplen con el agotamiento de los requisitos internos, a diferencia de la petición de Milagro Sala, cuyo agotamiento de menesteres domésticos expiró en pocos meses.

¿Qué hacer con la “infatigable” Iglesia que menciona Verbitsky? En cuanto al grave problema de derechos humanos (los universales, no los secuestrados) que mastican ex uniformados y civiles en los ilegales casos por los que son imputados, los miembros de esa entidad nunca se han levantado la sotana para mostrar los pantalones. La orden tácita es arrimarse al gobierno de turno y los resultados de la historia así lo demuestran.  Un fenómeno similar a los grandes medios, excepto claro, Página 12 que, en su desesperada maniobra por el retorno de la barbarie, miente, crea conspiraciones y las trata de probar con falta de sensatez y evidente propaganda, viejo mecanismo que -apuesto- ni el ex diputado Miguel Bonasso cree desde hace un tiempo.

Un párrafo aparte merecen los subtítulos de “la foto de Milagro Sala rota por una colaboradora de Avruj”, al cual Verbitsky no alude en esta nota, sino en otra cuyo título es Del Dicho al Hecho, el Doble Agente (de acuerdo a Gabriel Levinas), afirma que según los delegados de los trabajadores nucleados en ATE, su colaboradora directa (de Claudio Avruj) Romina Sarmiento, Directora Nacional de Cultura Cívica y Derechos Humanos, tomó una imagen impresa de Milagro Sala, “presa política del gobierno del que usted (?) forma parte, y la rasgó en claro gesto de desprecio”. No se puede dudar de la palabra de los miembros de la Asociación de Trabajadores del Estado, por la misma razón ni de la de Verbitsky. En un video elevado a las redes sociales se ve a un trabajador de ATE en las oficinas del mismo edificio donde funciona el despacho del Ministro de Justicia proclamando que no le recibieron la nota sobre el comportamiento de Sarmiento y que elevaría la responsabilidad al doctor Germán Garavano. Esto es recurrente en Página 12. ¿No sería más creíble la exposición del video en el momento que la Directora de Cultura Cívica rompe la foto? ¿Declaraciones de porque lo hizo? Es un hecho que Verbitsky -y no me refiero a esos trabajadores- opera de esta manera, acusando sin pruebas, cuestionando las libertades civiles de sus “enemigos”, apoderándose del significado del término Derechos, incriminando a sus ex secuaces para evitar sus oscuras participaciones.

Para Leni Riefenstahl, Joseph Goebbels o el propio Verbitsky, las evidencias son lo que menos importa.

 

 


Fabian Kussman

Email@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 26, 2017


 

 

 

 

ESTADOS UNIDOS DE ARGENMÉRICA

Share

 

 

 Por Fabian Kussman.

 

El 11 de setiembre del año 2001 dejó una herida sangrante en el pueblo norteamericano. Además de las pérdidas de vidas y las imborrables imágenes de edificios derrumbándose con personas en su interior mientras lo observábamos en noticieros como si fuera una película catástrofe, cambió allí mismo la historia personal de quienes se vieron afectados indirectamente. Varias industrias sufrieron embates económicos y en orden de conseguir que mis responsabilidades lograran ser contestadas, conseguí un trabajo nocturno en una empacadora de naranjas.

Si bien nuestros problemas siempre parecen peores que los del resto de los mortales, me encontré con un retorno al pasado semejante a lo que consideraba podría haber sido la crisis de los años 30 y su gran depresión.

Estaba preparado para ver un grupo de inmigrantes ilegales -a los que injustamente siempre categorizamos como estibadores, recolectores de cosechas o en labores manuales- pero mi espejismo se tornó más crudo. Matrimonios locales arribaban en autos modernos y caros para acarrear cajones desde los tinglados hacia los camiones o pesaban y contaban las unidades de fruta que partían a diferentes destinos.

Pese al semblante de tristeza por un gran estilo de vida que ya no era tal, el trabajo era realizado a conciencia. “Este camión tiene que salir antes de la medianoche” era la frase más repetida de quien acomodaba los frutos destinados a convertirse en jugo en una empresa de North Lake Wales.

Hispanos y norteamericanos juntos, pese a ser un trabajo temporario, mostraban su empeño por hacer las cosas bien. Un orgullo de fuego para lograr que los envíos cumplieran los horarios indicados, para asegurarse que la mercadería no sufriera accidentes, para que lo misma luciera limpia y brillante. Creer o reventar, en esos pocos días viví la experiencia de no te des por vencido ni aún vencido (además de conocer las chalupas, los poblanos con queso, los tacos de verdad, claro)

Al terminar los cinco días de trabajo, y mientras muchos masajeábamos los surcos que los pesados cajones habían dejado en nuestros hombros, tuve un diálogo con un joven que había vendido su departamento en Manhattan y sobrevivía recogiendo y vendiendo pelotas usadas de golf. El intercambio de palabras concluyó con una promesa innegociable.

-La próxima vez, lo juro, esto no me va a encontrar tan descuidado -aseguró subiéndose a un convertible blanco, la última prueba de un buen pasar que no había sabido valorar.

Y hubo una próxima vez. La crisis de las hipotecas de alto riesgo llegó allá por el 2007 y pese a golpear bajo a un gran número de ciudadanos, no me afectó demasiado ya que para entonces -para bien o para mal- ya era propietario de una casa en la escueta línea de Ocoee-Windermere, zona cercana a Orlando.

Es mi parecer que los afectados en esta última desventura era gente nueva. Los que habíamos sufrido el temporal post setiembre 11 -se puede decir- habíamos aprendido la lección. Activamos el modo hormiga, nos cuidamos, guardamos para tiempos difíciles.

El estadounidense promedio es consumidor compulsivo. Debe tener los últimos juguetes, los modernos vehículos, la nueva generación de teléfonos. En contrapartida, rige su futuro por lo que flota en su cuenta bancaria. Es interesante saber sobre estas precauciones, mínimas claro. No hay excusas. Uno es dueño de sus actos, sus riegos, sus consecuencias y sus logros. La búsqueda de la felicidad es un derecho y las leyes -no lo justo, lo cual es otro tema- no cambian para nadie.

Las claves del porqué América es grande ya, son los pequeños grandes detalles. El 80% de las transacciones financieras en el mundo se realizan en dólares. Su ejército es poderoso. Vive con sus ojos puestos en la innovación: nueve de las diez compañías tecnológicas más importantes del mundo son americanas. Sorpresivo en descubrir que -cuando se trata de ayudar a otros- los Estados Unidos posee en número 1 del ranking mundial en entidades de caridad (Si, esos Yankees fríos). Pero lo más importante es la distinción de respirar en un mundo real. Estados Unidos es el gran regulador de influencias mundiales. Somos criaturas caminando en un mundo cínico. Los comunistas odian a los americanos malditos y su estilo de vida, pero China es potencia gracias a ese cliente. Los dueños de Cuba, Corea del Norte o Laos desprecian las razones del Tío Sam, mientras hunden a sus pueblos en la pobreza. Los Estados Unidos tienen la Constitución Nacional más antigua en el mundo, así como instituciones fuertes y el estado de derecho para acompañarla. Aunque lejos de ser perfecto, el documento creado por los padres fundadores de Estados Unidos ha evolucionado junto con su gente. Los números muestran la permanente atracción de este sistema: más de cincuenta millones de personas que viven en los Estados Unidos hoy nacieron en un país extranjero. Eso es más de cuatro veces que el siguiente país en la lista. Para muchas personas alrededor del mundo, América sigue siendo el lugar ideal para comenzar una nueva vida.

¿Qué tiene Argentina que Estados Unidos no tenga? El café con los amigos, los domingos de fútbol, los recitales musicales en vez de una caja de ahorro para nuestros hijos, un celoso cuidado de la estética,

Vivimos pensando en el país que pudo haber sido. El General Heriberto Auel afirma que Argentina no tiene un plan. Y nunca lo tuvo, lo que lleva a conjeturar que sus victorias fueron accidentes.

Para Domingo Faustino Sarmiento el modelo era Estados Unidos. Los grandes Populistas (Radicales o Peronistas) se empeñaron en buscar un modelo propio, sin influencias extranjeras, con nuestras tradiciones y mañas. Un verso que aún sigue funcionando.

¿Es tan malo copiar? Lo hacemos a conveniencia. Los jueces argentinos han hecho un arte del sistema de copiar y pegar en expedientes de casos con muy diferentes complejidades. Los políticos de nuestro país imitan y convencen con las mismas promesas de sus predecesores, que finalmente no cumplirán. Los sindicalistas gritan con la misma energía de sus mentores en busca de la gloria personal. Sin embargo. hay emprendimientos que tienen ideas y esas ideas son basadas en otras experiencias. Juan Ignacio Sánchez -uno de los más extraordinarios armadores de juego que ofreció el baloncesto argentino- absorbió sus vivencias tras sus pasos en la liga universitaria de Estados Unidos (Formación, educación, organización); de la Asociación Nacional de Basquetbol del mismo país (desarrollo, competitividad, apego al profesionalismo); y de su paso por la ACB española para volcarla en Bahía Basquet. Con firmeza (Sin resultados al comienzo) se preocupó por los espectadores, por los guías y por los jugadores. Hoy en día, este ejemplo sobrevuela la cresta del continente como empresa y como equipo deportivo.

No hablo de potencia, sino de alcanzar el nivel de estado normal. Si los norteamericanos poseen esa enjundia de reinventarse, de resurgir de las cenizas, nosotros poseemos una increíble fuerza interna de adaptarnos a vivir en la anormalidad.

 

 


Fabian Kussman

email@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 22, 2017


 

Sobreviviendo en la Tierra de Nadie

Share

 

 

Atrapados en el ojo del huracán de la corrupción, la culpa no es de los venezolanos, sino de quien no les da de comer.

Nadie esperaba que el hambre les golpeara tan de cerca. Cuando en el pasado he observado fotos de lugares tan remotos y que ya no están como Zaire, Yugoslavia, Unión Soviética o Biafra, en los cuales niños morían de hambre acechados por los buitres bajo el despiadado sol de África, las largas filas bajo la nieve en las llanuras siberianas o recostándose contra las crueles paredes de los edificios de Moscú aguardando por papel sanitario, veía la cara de resignación en esos seres humanos. En Venezuela es desesperación a pocos pasos del abismo de la barbarie.
Hugo Chávez -antes de pasar a ser el hermano menor de Fidel Castro- se jactaba de que “Venezuela no es Cuba”, y como los borrachos, dando un pronóstico deportivo, predecía: “Eso nunca podría suceder aquí; El hambre no es algo que venezolanos soportaremos “. Venezuela ha entrado en su propio Periodo Cero – Los ciudadanos no encuentran comida, la violencia asola las calles, los hospitales no tienen equipos ni medicinas, el gobierno ofrece tiranía sin esperanza. Sin embargo, estas palabras suenan de otras bocas. Curiosamente se escucha el mismo latiguillo con diferentes acentos. Brasil no es Venezuela, excepto que casi lo fue. España no es Brasil -excepto que muy bien podría ser-.
En las noches de ensueño, todo el mundo en Venezuela hablaba de política, de costosas comidas, del whisky de etiqueta negra y la cerveza de etiqueta congelada. Pero el eterno debate hacía estragos: la revolución, la democracia popular y la democracia inclusiva. Conspiraciones, la planificación del mañana y el acecho del imperio; Lo único que la gente habla en estos días es de la comida.
Entonces la gente que usted conoce comienza a hablar del hambre que su familia sufre en ese país. Lo que sienten, lo que desean sentir. Lo que desean paladear. La estrategia para no llorar ante los gritos de hambre de sus pequeños. Encontrar una fruta en el basurero y decidir si no está lo suficientemente podrida para arriesgarse y alimentarse.  Todo es un desafío. Leche, pañales, huevos, carne. Productos que existieron y ya casi no se los recuerda.
La verdadera pobreza no tiene nada que ver con el dinero.
Los profesores de Harvard que aún enseñan el marxismo, aunque hoy lo llaman socialismo; los habitantes de Hollywood que aman hablar sobre redistribución; los políticos de izquierda, proletarios verbales. Ellos no nos dicen qué hacer cuando todo el dinero en el universo no es destinado a comprar una miga de pan. Cuando la Cruz Roja recaudó millones de dólares para construir casas en Haití, solo edificó seis. Cuando el Papa Francisco donó dinero 98.636 Euros para los habitantes de Aleppo, no solucionó nada. Cuando la madre Teresa aceptó millones de dólares de Charles Keating (*), no curó a nadie en la Casa de los Moribundos. Vemos estas desgracias y solo se puede utilizar esa palabra: Desgracia. Una gran desgracia. De todos modos, lo que sucede en Venezuela es una desgracia causada por un grupo de desgraciados. Sin Chávez, Maduro y su ballet se aferran al Palacio de Miraflores porque -como todo político- otra cosa no saben hacer. Ni siquiera poseen el talento para disimular con explicaciones el paradero de los 11 mil millones de dólares en venta de petróleo faltantes en el lapso marzo 2014-enero 2016. Tampoco esta gestión es buena en matemáticas. Desde ese fatídico abril, Venezuela tiene casi 17 mil millones de dólares en deuda, con reservas por menos de 10 mil millones. Estas reservas son -en su mayor parte- en oro, barras que están volando hacia Suiza para cubrir las obligaciones de deuda. Los pozos petrolíferos están dejando de funcionar y China -como la Unión Soviética hizo con Cuba- un día dejó de enviar esos dinerillos para sacar a los forajidos caribeños del apuro. Esos préstamos ya no llegan ya que son considerados de alto riesgo.
Con Maduro y su organización delictiva en el poder, se están observando en las calles escenas del Viejo Oeste.

 

(*) En enero de 1993, un jurado federal declaró culpable a Keating de 73 cargos de fraude en el caso de la empresa Lincoln y su compañía matriz, American Continental Corp. Keating fue sentenciado a 12 años y siete meses de prisión, pero sirvió apenas 50 meses antes de que la condena fuera revocada por un tecnicismo. En 1999, a los 75 años, se declaró culpable de cuatro cargos de fraude. Fue sentenciado, pero beneficiado por tiempo servido. El colapso de Lincoln costó a los contribuyentes 3.400 millones de dólares, y los inversores perdieron unos 285 millones de dólares en bonos de alto riesgo. La mayoría de los estafados eran jubilados que habían puesto en la firma sus únicos ahorros, que nunca recuperaron.


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 18, 2017


LOS NIÑOS DEL PODER

Share

 

Niños Soldados.

 

El Congreso estadounidense seguramente estimó hacer lo correcto cuando, en el otoño de 2008, aprobó la Ley de Prevención de Niños Soldados (CSPA). La ley fue diseñada para proteger a los niños de todo el mundo de ser obligados a luchar las guerras que creaban los adultos. A partir de esa legislación, todo país que forzara a niños a convertirse en soldados debía perder toda la ayuda militar estadounidense.

El problema radica en que la Casa Blanca encontró países como Chad y Yemen tan vitales para el interés nacional de los Estados Unidos que prefirió pasar por alto lo que sucedía y podría suceder a menores de esas nacionalidades.

El Departamento de Estado Norteamericano incluyó una vez más a 10 países que usan niños soldados: Myanmar, República Centroafricana, Chad, República Democrática del Congo, Ruanda, Somalia, Sudán del Sur, Sudán y Yemen. Siete de ellos estaban programados para recibir millones de dólares en ayuda militar de los Estados Unidos, minuta vulgarmente llamada “Financiamiento Militar Extranjero”.

Aquí había una oportunidad para que Washington enseñara a un grupo de países a cuidar a sus jóvenes, no a llevarlos a una masacre anunciada. Pero, ¿Por qué Washington debería ayudar a los niños de Sudán o Yemen a escapar de la guerra cuando no escatima gastos aquí en su propio territorio impresionar a sus propios niños idealistas, patriotas y ambiciosos en el servicio militar? No es ningún secreto que Estados Unidos tiene el sistema más grande, eficientemente organizado y más seductor para reclutar niños soldados. Su término es “programa de desarrollo de la juventud”. En un sistema que envuelve una pizca de mercadotecnia, espíritu patriótico y las múltiples películas con el joven héroe enfrentando malhechores sin despeinarse, se presenta el Cuerpo de Entrenamiento de Jóvenes Oficiales de Reserva o JROTC. Lo que hace tan llamativo a este programa de reclutamiento de niños soldados es que el Pentágono lo lleva a cabo a plena vista en cientos y cientos de escuelas secundarias privadas, militares y públicas en todo el país. De acuerdo a su propia definición el JROTC tiene 1731 programas de educación, 4.000 instructores, miles de donantes y 314.000 cadetes (entre 14 y 17 años) para los cuales este Ejército puntualiza sus esfuerzos en el desarrollo de la personalidad, educación, valores morales, servicio a la comunidad y defensa de la Nación.

Debido a su propia falta de credibilidad es difícil recibir como certera la noticia de una estimación de la Organización de las Naciones Unidas de unos 250.000 niños utilizados como soldados en todos los continentes.

Las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos de América es una potencia con casi un millón y medio de profesionales activos y unos 800.000 reservistas, otros 700.000 de servicio operativo con instrucción militar, sin incluir a los 314.000 cadetes del JROTC… reservistas.

Debido a su propia falta de credibilidad es difícil recibir como certera la noticia de una estimación de la Organización de las Naciones Unidas de unos 250.000 niños utilizados como soldados en todos los continentes.

Uno de los muchos crímenes en los que han marcado pautas las Fuerzas Armadas Revolucionaria de Colombia (FARC) ha sido el secuestro y el reclutamiento de niños de ambos sexos (Se considera que el 40% son de género femenino).

Los estatutos de Roma por los cuales se rige la Corte Penal Internacional establecen que es un crimen de guerra “reclutar o alistar a niños menores de 15 años en las fuerzas armadas nacionales o utilizarlos para participar activamente en las hostilidades”. Según la fiscalía de Colombia, 11.556 niños han sido secuestrados por las FARC.

En la década del setenta, en los montes tucumanos caía una niña de doce años abatida en combate por el Ejército Argentina. Había sido reclutada por su maestro de sexto grado para oficiar de correo para el grupo guerrillero de la compañía de Monte Ramón Rosa Giménez. Ella pasó a combatir en una etapa en la que las demás jugaban con muñecas. Si alguien sabe de este tema es el Teniente Coronel Ariel Valdiviezo. El 28 de mayo de 1976, este militar se encontraba practicando un torniquete al soldado Gordillo, herido en una pierna en un enfrentamiento armado, peleando en Tucumán contra terroristas. Por esa batalla, la “justicia” le endilga el cargo de haber terminado con la vida de la niña de doce años, “Ñata” Monasterio. No solo Valdiviezo se encontraba a más de setenta kilómetros de donde sucedió ese trágico hecho, sino que la menor había muerto en combate -fusil en mano- en el año 1975.

La rebeldía de buscar un mundo mejor con el peor de los métodos es una sucesión de errores recurrentes en la historia de la humanidad.

Son estos algunos agujeros en la historia parcial que el gobierno kirchnerista se encargó de instalar en el pensamiento urbano. Niños soldados fueron una herramienta importante como pieza de recambio en las organizaciones terroristas que convivían en la argentina de los años setentas. Algunos como militantes, otros para instalar bombas en casas de ‘amigas’. Unos últimos hablan con la verdad en sus entrañas.

María Luján Bertella explica: “Fui captada ideológicamente por Montoneros a los quince años. Esa edad, un adulto tiene que pensar que es una personalidad maleable. Es una tierra fértil -los reclutamientos de las sectas lo saben muy bien- Fui adoctrinada ideológicamente con lecturas de documentos políticos re- aburridos. Pienso ahora como me perdí mi adolescencia”.

La Argentina es el territorio donde se encarcela -cualquiera que hayan sido las circunstancias, obraron mal- a personas que se apropiaron de bebes, pero se enaltece a aquellas que acribillaron a infantes, reclutaron a niños para unidades guerrilleras y usaron a los mismos como carne de cañón.

La rebeldía de buscar un mundo mejor con el peor de los métodos es una sucesión de errores recurrentes en la historia de la humanidad.

No son escasos los ejemplos, pero si notorios los intentos por descalificarlos. Miguel Bonasso (Aquel del fuego cruzado con Verbitsky acusándose uno a otro de entregador y mentiroso) censuró en un programa de televisión las palabras de Marcelo Vagni, quien logró deslizar una cruda oración: “Soy una víctima de la represión militar pero antes de eso fui una víctima de la guerrilla que me reclutó a los 13 años, para convertirme a los 14 en un miliciano de la guerra revolucionaria”.

La Argentina es el territorio donde se encarcela -cualquiera que hayan sido las circunstancias, obraron mal- a personas que se apropiaron de bebes, pero se enaltece a aquellas que acribillaron a infantes, reclutaron a niños para unidades guerrilleras y usaron a los mismos como carne de cañón.

 

 


Fabian Kussman

email@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 15, 2017


 

Entrevista a Ricardo Valdéz, un héroe olvidado

Share

 

Reportaje a Ricardo Valdéz, héroe olvidado que defendió el ataque terrorista de un comando de la organización Montoneros en Formosa, habla de ese trágico día y de la indiferencia de gobierno tras gobierno luego de haber arriesgado su vida por la patria y bajo las órdenes de la Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, en plena democracia. María Estela Martínez de Perón.

 

[one_third padding=”0 30px 0 0″]

Más de cuarenta años después, los soldados que defendieron el ataque de un comando de la organización Montoneros al Regimiento de Infantería de Monte 29 en Formosa, parecen haber sido borrados de la historia argentina, pero el momento que contiene aquella sangrienta tragedia está intacto.

“Los guerrilleros ocupaban el pasillo cuando vieron salir a los soldados hacia el parque. Alcanzaron a dispararles y le dieron a dos, que salieron lanzados por la fuerza del impacto. Los demás se arrojaron al pasto con sus fusiles en la mano, y contra todos los pronósticos, giraron para devolver los disparos, para resistir. “No lo pensamos. Simplemente combatimos”, relata Ricardo Valdez, quién tenía 21 años y poco tiempo como soldado.

La resistencia de los soldados tuvo un rápido apoyo de parte de dos o tres suboficiales y soldados que en otro flanco sur del cuartel, habían alcanzado una ametralladora asentada junto al mástil de la Plaza de Armas del Regimiento.


Los montoneros decidieron entonces la retirada. Se tenían que ir rápido, porque en el aeropuerto los esperaba el avión secuestrado y para no dar tiempo a que llegaron refuerzos para el cuartel.

[/one_third]

[two_third_last padding=”0 0 0 30px”]

Los conscriptos del Regimiento 29 volvían al retén luego de un partido de fútbol. Eran jóvenes de 20 y 21 años que se hallaban realizando el Servicio Militar Obligatorio. Algunos de ellos tenían un buen nivel de instrucción formal, como el santafesino Luis Roberto Mayol, que estudiaba Derecho; otros, como Hermindo “el Negro” Luna, en cambio, estaban aprendiendo a leer y escribir en el cuartel. Pero todos, usaban el mismo uniforme que los convertía en camaradas y juraban la misma bandera que los hermanaba. Inmediatamente después del partido los conscriptos fueron a ducharse, todos reían menos uno…Mayol. Aquel era el día elegido por los terroristas para llevar a cabo un espectacular golpe contra el Ejército Argentino, con la intención de intimidar al gobierno constitucional de ‘Isabelita’ Perón. Además del hecho propagandístico, Montoneros se proponían dotarse de cuantas armas pudieran tomar del cuartel del Regimiento. Ellos habían comprometido un centenar de efectivos fuertemente pertrechados, llevando ametralladoras, fusiles FAL con 5 cargadores por hombre, escopetas recortadas, granadas, minas vietnamitas y equipos de comunicación portátiles. Vestían uniformes azules y contaban con una muda de ropa civil y documentos falsos. Para desplazarse disponían de 11 vehículos y una avioneta. La operación, minuciosamente planeada, establecía un asalto simultáneo al Regimiento y al aeropuerto “El Pucú” de Formosa, cuyo control era vital para la posterior evasión de los terroristas, escape que se realizaría con un Boeing 737 de Aerolíneas Argentinas desviado de su ruta original Buenos Aires-Posadas. La irrupción al cuartel se efectuaría mediante un ataque a la Guardia y una penetración por el área posterior de la unidad. En cuanto a la inteligencia previa, los Montoneros tenían “ojos” dentro del cuartel.
Mientras algunos conscriptos dormían y otros en encontraban ya duchándose, Mayol -famoso por sus bromas- le arrebató el fusil a su compañero del Puesto de Guardia Nº 2 y abrió los portones para permitir el ingreso de 5 camionetas que transportaban unos treinta terroristas fuertemente armados. El primer vehículo se dirigió al Puesto de Guardia Nº 1, cerca de la Guardia Central, donde el Sargento Víctor Sanabria estaba intentando operar una radio, y al descubrirlo, lo mataron para cortar toda comunicación con el exterior. Simultáneamente, otro pelotón de montoneros entró al dormitorio de la Guardia y mató a 5 Soldados que se hallaban durmiendo. Otros conscriptos murieron en las duchas, alcanzados por las granadas arrojadas desde las ventanas del baño.
Conducidos por el conscripto entregador, los subversivos sabían muy bien dónde se hallaban los depósitos de armas y de municiones. Cuando se acercó un Subteniente que había oído los disparos, Mayol le apuntó con su FAL, pero el arma se trabó y el oficial logró abatirlo. Les fue sencillo en el pabellón de la “Compañía A”, donde mataron al Subteniente Ricardo Massaferro, un joven de 21 años. Yaguer, el jefe del ataque, se dirigió hacia el depósito de armas (sólo se iban a llevar unos 18 fusiles FAL y un FAP de los 200 que habían), mientras un grupo fue a controlar la reserva de Soldados que descansaba en el pabellón de la “Compañía B”.

El “Negro” Luna, quién se hallaba de guardia en la Compañía Comando, decidió enfrentar a cinco guerrilleros que saltaron de una de las camionetas y lo encararon.

-“¡Rendite, negro, que con vos no es la cosa!”-, le ordenron. 

-“¡Acá no se rinde nadie, mierda!” -, respondió.

[/two_third_last]

 


Idea y producción: Mariel Fernández Siguenza


Fabian Kussman

www.PrisioneroEnArgentina.com

email@PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 13, 2017


 

¿“Podemos” hacer la América?

Share

 

 

 

 Por Fabian Kussman.

 

 

En diciembre de 1936, George Orwell fue a España a combatir bajo las ordenes de los republicanos en la Guerra Civil española que fue provocada por el levantamiento fascista de Francisco Franco. Orwell pensaba que el fascismo tenía que ser aplacado. Para el creador de Rebelión en la Granja, la libertad y la democracia garantizaban romper las limitaciones de un artista; La actual civilización capitalista era corrupta, pero el fascismo sería una catástrofe moral, social y económica. Orwell fue solo a la península; Su esposa Eileen O’Shaughnessy se le unió más tarde. Se acopló al contingente del Partido Laborista Independiente, formado por unos veinticinco o treinta británicos que se habían adherido a la milicia del Partido Obrero de Unificación Marxista, un partido revolucionario comunista. El POUM y el ala radical de la Confederación Nacional del Trabajo (organización de la extrema izquierda anarcosindicalista) creían que el general Franco sólo podía ser derrotado si la clase obrera de la República derrotaba al capitalismo, situación que contrastaba fundamentalmente con el pensamiento del Partido Comunista Español y sus aliados (apoyados por armas y combatientes soviéticos) defendían una coalición con los partidos burgueses para derrotar a los nacionalistas fascistas. Después de julio de 1936 hubo una profunda revolución social en Cataluña y Aragón, donde la CNT se hizo fuerte, un espíritu igualitario que se describe con simpatía en Homenaje a Cataluña. Luego de ser herido, Orwell y su esposa apenas pudieron escapar de las garras de la purga comunista en Barcelona, lo que lo obligó a posicionarse como enemigo -desde la literatura- de Josef Stalin. Una vez más, las diversas ramas de la izquierda y esa extraña ambición de sus líderes de ser todos iguales, pero algunos más iguales que otros, le dio una lección a España, que las generaciones deciden no aprender.

Fundada a principios de 2014 por un grupo de profesores de la Universidad Complutense de Madrid, Podemos fue un éxito casi inmediato, obteniendo más de un millón de votos en las elecciones parlamentarias de la UE de esa primavera. En ese momento, la economía española estaba experimentando una recuperación inestable, pero los efectos de la peor recesión de la era moderna eran todavía demasiado visibles. Mientras tanto, un torrente aparentemente interminable de casos de corrupción que afectaron a las dos principales fuerzas políticas, el Partido Popular (PP) y los socialistas (PSOE), alimentó la ira de los españoles contra sus líderes. Ese nicho para consolar descontentos fue el hombro de Podemos. Nada nuevo bajo el sol en la tierra del buen jamón y la paella. Para una protesta, nada mejor que un grupo de izquierda que te tome la mano, te comprenda y te lleve a las urnas. Luego de la elección, esa mano flotará en el aire (no siendo esto patrimonio de la izquierda, en verdad), Ahora, ¿son partidos como Podemos conformados por gente tan astuta que se permite allanar camino levantando las banderas de sistema que siempre dejan a los países en la ruina, o los votantes están tan desesperados que cualquier promesa les deja cerca del paraíso? Las lecciones del devastador paso del Peronismo y sus satélites, y la pobreza operativa (en beneficio del pueblo, concluyamos) de los Radicales en Argentina no nos ha dejado nada en nuestras retinas. Tanto en ésta como en España, la historia pareciera no tener mucha importancia.

Las Abuelas de Plaza de Mayo adoran a Podemos -o más específicamente, el grito de Iñigo Errejón de volveremos– claro, ¿qué entidad no gubernamental no quiere recuperar el poder de un país? El diputado español es un nieto más. Si bien Abuelas tiene este romance con Errejón, no vería con buenos ojos a los desertores. Entre estos Juan Carlos Monedero, quien junto a Pablo Iglesias daría el puntapié inicial del movimiento. Este hombre de izquierda crearía una empresa para facturar su trabajo de asesoramiento a diferentes estados latinoamericanos. Monedero -en solo tres años de creación de Podemos- un buen día descubrió que el partido había perdido las raíces volcándose a la derecha y se marchó con sus sospechas de corrupción bajo el brazo. Las divisiones internas del movimiento son notables, sobre todo en Madrid, donde -es mi parecer- todos somos iguales, pero algunos mucho más iguales que otros. Sin embargo, en el global, Podemos es otro preocupante cultor del Populismo y es por ello que sus integrantes dicen ser víctimas de una caza de brujas por parte del Gobierno y de sus medios afines. Cualquier parecido con Cristina Fernández de Kirchner y sus secuaces o Nicolás Maduro y sus socios en el crimen, es pura coincidencia de respetar el viejo manual del Populista. La pregunta -si Monedero esté en lo cierto- es si Podemos es de izquierda o de derecha, aunque es claro que el Populismo patea con las dos. Si bien para Abuelas, Errejón -con su discurso cuidado, rostro de niño bueno, y mensajes de solidaridad- hizo renacer en ellas la adolescencia perdida, y Monedero sería un Polenta (notable adjetivo acuñado por Bonafini) faltaría describir la filiación de Pablo Iglesias. En noviembre del año 2014, el líder de Podemos y sus eurodiputados permanecieron vivando y aplaudiendo al Papa Francisco en su discurso en el parlamento del Viejo continente. Pero Iglesias no se limitó a esas muestras de admiración, sino que evidenció claramente su apoyo al discurso del máximo representante de la Iglesia Católica, manifestando que el Santo padre “Defiende los derechos humanos y sociales como base de la dignidad. ¡Bravo!”, al que poco después lo acompañó de “Bergoglio critica el burocratismo de la UE y las prácticas ostentosas de sus jefes. Buen discurso.” Aplaudir la defensa de los derechos humanos de parte de Bergoglio es bastante cuestionable -no miremos su inacción sobre el tema de los ex uniformados en Argentina u otros presos políticos o presos de conciencia en Latinoamérica-, teniendo en cuenta las denuncias realizadas sobre su complicidad con el gobierno de facto en Argentina y el supuesto esquema de apropiación de hijos de desaparecidos nacidos en cautiverio -tan propuesto ad nauseam por Abuelas y Madres de Plaza de mayo-. Sin embargo, Jorge Bergoglio, juzgado y condenado en la opinión de estas organizaciones, expió sus pecados al convertirse en Sumo Pontífice. La ecuación es simple: Si hoy el jesuita es el galán maduro de las Madres y Abuelas de Kirchner y Maduro, Iglesias es “del palo”.

Desde luego la iniciativa es anticapitalista, pero la lucha interna tiene notorias divisiones. Mientras Iglesias quiere seguir cavando trincheras y utilizar la movilización de las masas para llegar al poder, Errejón busca la vía institucional y un cambio en la Constitución si eso le da ciertas ventajas para ganar la elección. Si eso sucede en la previa, en el comando efectivo puede ser cosa de todos los días. Una tercera corriente, apuesta a transferir el poder del gobierno central hacia autoridades que no están jerárquicamente sometidas, la famosa descentralización, un estamento político para entretener despistados, ya que en la práctica nunca ha sucedido. Pero Podemos puede llegar lejos, más allá de quien traicione primero a quien. Es evidente que, a través de los siglos, el Populismo con los mismos métodos palpables de estafa renueva caras, o se recicla, pero avanza y conquista.

Sabemos que la izquierda es intelectualmente más sagaz que otros sectores. El populismo tiene respuestas para todos y todas, y son las de pronunciar lo que los necesitados quieren escuchar. En contrapartida, pésima es la reacción de los partidos tradicionales para exponer los desastres a los que sería sometido el país con el ascenso al trono del chavismo/kirchnerismo/castrismo a la española y su posible desembarco en América. La pobre estrategia consiste en demostrar que, en definitiva, Podemos son como ellos. No resulta precisamente ejemplar que estos partidos clamen el reflejo de sus propias plagas, taras y corrupciones en Podemos para salvarse y salvarse de Podemos.

 

 


Fabian Kussman

email@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 11, 2017


 

Ahí vienen los Yankees! Ahí vienen los Yankees!

Share

 

 Por Fabian Kussman.

 

Como dice la politóloga Gloria Álvarez, los populistas buscan despertar el odio del pueblo contra lo que la guatemalteca llama anti pueblo. Entre estos últimos, los norteamericanos a quienes el presidente venezolano Nicolás Maduro responsabiliza de los males que sufre su país. De acuerdo con el chavista, el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, habría planteado a Donald Trump la posibilidad de una invasión a Venezuela durante la reunión que ambos mandatarios mantuvieron en la Casa Blanca a finales del mes pasado. Basándose en fuentes confidenciales (Los desconocidos de siempre), durante el encuentro de intelectuales amigos de la revolución para homenajear a Hugo Chávez en Caracas.

Maduro también acusó al mandatario sudamericano, con quien mantiene un duro fuego cruzado verbal diplomático, de animar a la Unidad Democrática para que sean más vehementes en su cruzada contra el Gobierno. En el muy particular estilo dialéctico del bolivariano, sostuvo que Kuczynski habría empujado a la oposición a andarse en las calles (Traducción: planificar un golpe de estado).

El chavismo acusa al dirigente peruano, quien ha abierto las fronteras de su país a los venezolanos en medio de su estampida migratoria, de insultar al gentilicio americano al llamar perros a los latinos. Es bueno informar que, en un discurso pronunciado en una universidad norteamericana, el mandatario peruano dijo que “Estados Unidos no se preocupa por América Latina porque es un perro dormido que no causa problemas a excepción de Venezuela”. Maduro, no muy ducho en el arte de las metáforas, reaccionó: “Planteo levantar un movimiento de opinión, reacción y dignidad contra Kuczynski porque nos ofendió”. Previamente, Delcy Rodríguez, la canciller venezolana conocida por sus expresiones soeces, insultó también al presidente peruano, a quien tildó de cobarde y perro faldero de los estadounidenses. El gobierno peruano reaccionó llamando a su embajador en Caracas para una serie de consultas.

“Venezuela está siendo objeto de una agresión brutal por parte del imperialismo norteamericano”, repitió el poco original Maduro -fiel al manual del populista-, que de momento sigue centrando sus ataques en Barack Obama para evitar una colisión con Trump. El mandatario aireó que nadie niega que Fidel Castro apoyó a la revolución chavista ante las agresiones internacionales.

El encuentro de intelectuales, que contó con la presencia destacada del actor Danny Glover, se transformó en un pase de factura contra los enemigos de la revolución, con la excepción de Donald Trump, que volvió a salir indemne. Maduro atacó con saña a Luis Almagro, secretario general de la OEA, y le amenazó al asegurar que “Venezuela no va a soportar más conspiraciones de Almagro y sus socios mafiosos de Miami”. El “vástago de Chávez”, quien calificó como “mugre” a quien fuera canciller del uruguayo Pepe Mujica, insistió que “no podrán con nosotros, los vamos a derrotar por la calle del medio”.

La tercera víctima de los ataques presidenciales fue el mandatario argentino Mauricio Macri, a quién llamó espectro, basura, bodrio y culpable de la ‘masacre’ que a su criterio vive el pueblo argentino…

Los insultos y los ataques se transformaron en loas para su asesor favorito, el economista español Alfredo Serrano, cercano a Pablo Iglesias y Podemos. “Quién duda que se parezca a Jesucristo”, subrayó el presidente. Serrano, hombre clave en la economía venezolana, presentó un libro que resume las claves revolucionarias del momento.

                                                                                                          

Pese a la monumental crisis económica, social y política que sufre el país, Venezuela albergará en noviembre un congreso en homenaje al centenario de la revolución bolchevique. Mientras Maduro aplaudía a Stalin -seguramente por los logros en materia de Derechos Humanos ya que el georgiano no ha asesinado a nadie en más de sesenta años- Caracas pareciera haber sustituido a Moscú y La Habana como capital de encuentros revolucionarios. Aunque si Maduro asume el liderazgo, no habría que preocuparse mucho.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 11, 2017


 

Lo que TÉLAM no aclara…

Share

 

 

La Agencia Nacional de Noticias y la comunicación parcial periodística

 

[one_half padding=”0 30px 0 0″]

Bahía Blanca: Tribunal realiza inspección en una jefatura departamental de la Bonaerense

El juez federal Walter López Da Silva realizó hoy una inspección en la sede de la Jefatura Departamental de la Policía bonaerense en Bahía Blanca, en el marco de una causa por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura y por la cual se encuentra con arresto domiciliario un comisario retirado de la fuerza. Lo hizo durante la mañana junto a un grupo de colaboradores del Juzgado Federal y al fiscal federal Antonio Castaño. La sede de la citada jefatura es una mansión que en su origen perteneció a la familia Álvarez Santos, en la avenida Alem 836.

“Durante la inspección también estuvieron presentes la defensa y el propio comisario retirado Claudio Alejandro Kussman”, imputado en la causa, informaron a Télam fuentes judiciales.

Recordaron además que Kussman se desempeñó en el período investigado “en la casona que durante la dictadura funcionó como Comando Radioeléctrico” y que la inspección realizada fue “pedida por la defensa” del acusado, quien durante la dictadura se desempeñó en ese organismo de la Policía bonaerense.


Testigos indicaron que Kussman integró la dirección de inteligencia de la policía bonaerense Dipba y cumplió funciones en el marco de la represión terrorista de Estado.

En abril de 2015 fue procesado como coautor de privaciones ilegales de libertad agravadas por amenazas y violencia, torturas y partícipe necesario en un homicidio, entre otros delitos de lesa humanidad cometidos en perjuicio de ocho prisioneros políticos.

“El ex jefe policial, que se halla bajo arresto domiciliario, participó de la inspección ocular junto con su defensa, como así también el propio juez Da Silva”, agregaron.

Las mismas fuentes comentaron que “durante la diligencia -de la que se sacaron fotografías, entre otros trámites- Kussman fue señalando a las partes los lugares donde se desempeñaba”.

“Esta persona es investigada en el marco de una causa del V Cuerpo de Ejército” por delitos de lesa humanidad cometidos cuando el imputado se desempeñaba en la Policía bonaerense en Bahía Blanca, agregaron.

http://memoria.telam.com.ar/noticia/bahia–inspeccion-en-jefatura-de-la-bonaerense_n7227

[/one_half]

[one_half_last padding=”0 0 0 30px”]

Lo que Télam olvidó.

El juez federal Walter López Da Silva realizó una inspección en la sede de la Jefatura Departamental de la Policía Bonaerense de Bahía Blanca, también conocida como Unidad Regional V. Aquí estuvieron presentes -como dice el informe de Telam- la defensa y el propio Comisario Claudio Kussman. Señala además que fuentes judiciales (esas siluetas sin rostro que nunca se identifican) indicaron que Kussman era el imputado en la causa. Recordaron (¿los anónimos integrantes de la justicia?) que Kussman se desempeñó en el período investigado “en la casona que durante la dictadura funcionó como Comando Radioeléctrico. Estos recuerdos son parte de esa Memoria, Verdad y Justicia tan distorsionada y comprometida. Es el primer intento de la “justicia” argentina por sujetarse a El Relato para armar una causa. Como evidencia de que Kussman perteneció al Comando radioeléctrico, se presenta la foja de servicios del imputado. Si usted siguió el enlace desplegado se encontrará con la misma sorpresa: No hay destino de Comando Radioeléctrico alguno. Aquí no hay errores. Usted creerá que esto fue presentado por la defensa de Claudio Kussman. Pues no, fue presentado por la fiscalía. Después de dos tardías indagatorias, el Juez Ulpiano Martínez no encuentra como sostener esta mentira y con otra, deriva a Kussman a un departamento de Operaciones (Multas de tráfico, records de accidentes, estadísticas de detenidos por juego ilegal) Es decir, otro “error” de alguien sin talento para la farsa.

Testigos (…) indicaron que Kussman integró la División de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPBA). Esto es cierto y lo hizo por escasas semanas. Aquí la versión Hollywoodense que atrapa a los prevaricadores sobre DIPBA en la década del ‘70: Un edificio con docenas de personas desviviéndose ante computadoras de octava generación, con teléfonos celulares y monitoreando cámaras instaladas en cada calle o ruta de la región, listas para alertar patrullas dispersas en la ciudad. La triste realidad: Un puñado de empleados administrativos munidos de tijeras recortando noticias de periódicos y revistas.

Télam sostiene que Kussman fue procesado en abril del 2015, como coautor de privaciones ilegales de libertad agravadas por amenazas y violencia, torturas y partícipe necesario en un homicidio, entre otros delitos de lesa humanidad cometidos en perjuicio de ocho prisioneros políticos. Télam, claro, como gran cultora del periodismo investigativo, omite que estos Prisioneros Políticos no lo mencionan -siquiera- en una mínima declaración ante un Tribunal Oral Federal.  Es correcto que Kussman fue procesado en abril del 2015, pero privado ilegalmente de su libertad cinco meses antes. ¡Estas cosas que se le escapan a Télam… o a la “justicia” argentina!

Fabian Kussman

email@PrisioneroEnArgentina.com

 

[/one_half_last]

 

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 10, 2017


 

MI PAPADO ME CONDENA

Share

 

 

Los Presos Políticos argentinos deberían estar orgullosos de recibir indiferencia por parte de Su Santidad.

 

 Por Fabian Kussman.

 

Que el Papa Francisco no tenga una palabra para con los presos políticos de regímenes totalitarios debería ser una gran satisfacción. Si el presidente Mauricio Macri no se expide públicamente sobre la lenta agonía e ilegalidades sufridas de ex uniformados (esto es un hecho, no quiero inferir que no lo haga a puertas cerradas), ¿Por qué debería hacerlo el Santo Padre, ocupado en atender millones de plegarias que nunca serán contestadas?

El escándalo de abusos sexuales que incrimina a un instituto para niños con discapacidades auditivas en Argentina ahora está rozando al propio Papa Francisco, después de que presuntas víctimas del Reverendo Nicola Corradi dijeran que escribieron una carta al pontífice en 2014 advirtiéndole que el supuesto pedófilo había sido reasignado al país mencionado. Nicola Corradi, de 82 años, y Horacio Corbacho, otro sacerdote, de 55 años, fueron arrestados en diciembre del 2016 junto con tres empleados por el presunto abuso de al menos 24 niños sordos que asistían al Instituto en la ciudad de Mendoza. Cuando la policía allanó el instituto y encontró revistas de mujeres desnudas y casi 34.000 dólares en la habitación de Corradi. Las familias de las víctimas afirman que el Vaticano conocía desde al menos 2009, que Corradi fue públicamente acusado de abusar de los estudiantes en un Instituto de Verona, Italia.

A menudo nos sorprendemos al no conocer quiénes son nuestros vecinos. Qué tanto sabemos de ellos. A que se dedican. A donde envían a sus niños en las tardes. O nuestros compañeros de trabajo. Que pasatiempo tienen. Cuál es el deportista que más admiran. Que diarios leen. Nos rascamos la cabeza cuando descubrimos que al encargado de la cafetería no le gusta el futbol o la secretaria del jefe no usa maquillaje. Ya no es perturbador descobijar oscuros negocios inmobiliarios o farmacéuticos en el Vaticano. O recibir la noticia que uno de los “contables de Dios” (El sacerdote español Lucio Balda, por mencionar a uno) haya sido arrestado por corrupción.

El Vaticano informó en el año 2014 a fiscales de Polonia que su ex embajador en la República Dominicana, bajo investigación por presunto abuso sexual, está cubierto por la inmunidad diplomática y que el Vaticano no extradita a sus ciudadanos. El arzobispo polaco Josef Wesolowski es el funcionario vaticano de más alto rango que ha sido investigado por supuestos abusos sexuales, y su caso ha planteado dudas sobre si el Vaticano, al sacarlo de la jurisdicción dominicana, lo estaba protegiendo y poniendo sus propias investigaciones por encima de las autoridades de la nación caribeña. La Santa Sede relevó de su trabajo a Wesolowski después de que el Cardenal Jesús López, Arzobispo de Santo Domingo, informara al Papa Francisco en julio del 2014 sobre rumores de que Wesolowski abusó sexualmente de adolescentes en la República Dominicana. Las autoridades dominicanas abrieron posteriormente una investigación, pero no llegaron a acusado. En Polonia, también se ha abierto una investigación sobre Wesolowski. El portavoz del Vaticano, el Reverendo Federico Lombardi, ha negado que Roma proteja a Wesolowski y que el Vaticano no esté cooperando con las investigaciones mientras conduce sus propias sondas. El portavoz de la fiscalía provincial de Varsovia, Przemyslaw Nowak, dijo que los fiscales polacos habían pedido recientemente al Vaticano información sobre el estatus legal de Wesolowski como parte de su propia investigación. Dijo que el Vaticano había confirmado que Wesolowski es un ciudadano de la ciudad del Vaticano, que el Vaticano no extradita a sus ciudadanos y que, como nuncio, o embajador de la Santa Sede, Wesolowski goza de plena inmunidad diplomática.

Estas son situaciones más que alarmantes. La lista es larga. El caso de sacerdotes en Boston es otro ejemplo. A lo largo de Estados Unidos solamente, se apilan causas y causas -muchas de las cuales se resolvieron fuera de las cortes- sin una palabra oficial del Vaticano.

Es por ello que, si Jorge Bergoglio no emite señales de preocupación hacia figuras caídas en desgracia, los Presos Políticos argentinos deberían tomar esto como un símbolo de ayuda hacia ellos, a su integridad y a su búsqueda por la verdad.

Su papado ha sido una letanía de declaraciones confusas para los fieles sobre los temas más sensibles y delicados, aunque claro en sus ideas políticas. En cuestiones donde los católicos pueden legítimamente tener opiniones divergentes, como la inmigración, la economía o el cambio climático, Francisco parece atrapado en arenas movedizas. Sus pensamientos hacen que muchos católicos pregunten dónde está situada la Iglesia en cuestiones de fe.

“Es provisional, y por eso la gran mayoría de nuestros matrimonios sacramentales son nulos. Porque dicen ‘sí, por el resto de mi vida’, pero no saben lo que están diciendo. Porque tienen una cultura diferente. Lo dicen, tienen buena voluntad, pero no lo saben “, dijo Francisco en el invierno romano del 2016. Decir que la “gran mayoría” de los matrimonios católicos son nulos, o inválidos, es una afirmación que no es verdadera, sabia, ni justa. La infalibilidad papal espeta que quienes se casan lo hacen sin saben que cometen un error, pero igualmente El Vaticano apoya estas decisiones.

Este, el “Papa del pueblo”, ciertamente no le da mucho crédito a sus ovejas. Para que un matrimonio católico sea válido todo lo que se necesita es la libertad de casarse y el consentimiento de ambas partes. Cuando un católico escucha esto, debe regocijarse de estar en la vereda opuesta del primer Papa sudamericano.

Hablando en una reunión con jóvenes en el estadio Kasarani en Nairobi, Kenia, en noviembre del año 2015, el Papa Francisco se dirigió a una pregunta que se le había hecho sobre la corrupción.

En su respuesta dijo: “No hay corrupción, no sólo en la política sino en todas las instituciones, incluso en el Vaticano. La corrupción es algo que se arrastra. Es como el azúcar: es dulce, nos gusta, se va abajo fácilmente. ¿Y entonces? ¡Nos enfermamos! ¡Llegamos a un final desagradable! ¡Con todo ese azúcar fácil acabamos como diabéticos, y nuestro país se convierte en diabético! “

Aquí no es difícil intuir que Jorge Bergoglio sabe de corrupción en la Santa Sede, y para afirmar esto debe tener pruebas. Tantas como el presidente Macri para pronosticar el fin del negocio de los derechos humanos, bajo su mandato. Para sentenciar esto, el presidente debe tener pruebas, sino es otro título de diario amarillista. Si el presidente afirma, sabe y tiene pruebas de esa corrupción, si el Papa afirma, sabe y tiene pruebas de esa corrupción, y permanecen en sus tronos sin hacer nada, enfrentamos un grave caso de inoperancia, desinterés, hipocresía.

 

 


Fabian Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 9, 2017


 

HUMAN RIGHTS WATCH (Cuando conviene)

Share

 

 

 Por Fabian Kussman.

 

A veces es fácil tomar conocimiento que uno tiene un problema, lo difícil es pensar en buscar la mejor solución. Esta es una de las grandes limitaciones que tiene la izquierda internacional.

Usted debe haber recibido correos electrónicos de Human Rights Watch solicitando ayuda monetaria. Cuando uno exige a Human Rights Watch ayuda humanitaria, los emails comienzan a desaparecer. Kenneth Roth, su foto siempre está enmarcada en esos correos, es el presidente del grupo Human Rights Watch, quien emitió una declaración diez días antes de que Donald Trump prestara juramento como 45avo presidente de los Estados Unidos de América, retratando a los Estados Unidos como una amenaza mayor, con el comando de Trump. Sin embargo, las bases sobre las cuales Roth ha determinado que los Estados Unidos representan una “amenaza” para los derechos humanos globales es totalmente especulativa.

No soy un admirador de Donald Trump, creo que nunca lo seré, aunque deseo que sea exitoso. El millonario llegó a la presidencia gracias a su discurso populista y siendo fiel a esos métodos, continúa provocando escandalo tras escandalo para intentar dispersar la opinión ciudadana de problemas que se apilan ante sus ojos.

Roth debe ser el último de los caballeros. Citando la retórica “misógina, xenófoba y racista” de Trump, que Roth nunca ha utilizado entre sus amigos en charlas de café, el número uno de la organización de derechos humanos ve un futuro sombrío. “Esta es una amenaza más importante a los derechos humanos desde los tiempos de George W. Bush y el incidente del 11 de setiembre”, dijo. “Veo a Trump tratar los derechos humanos como una limitación a la voluntad de la mayoría de una manera que Bush nunca consiguió”. Las deportaciones masivas, los muros y las limitaciones a inmigrantes son un escándalo de magnitudes catastróficas para Roth.

Leyes y fronteras siempre existieron en Estados Unidos. Este es un país de inmigrantes, le ha abierto las puertas a familias de todos los continentes, pero siempre ha habido clausulas a respetar. Si alguien se encuentra en el territorio sin la debida documentación, lo hace de una manera ilegal. Si un vecino no quiere que yo instale una carpa en su jardín trasero, construirá un cerco o una pared. Si administro una compañía de vuelos intergalácticos, aprobaré a aquellos postulantes que reúnan ciertos requisitos. La Ley de Orígenes Nacionales de 1921 (y en su forma final en 1924) no sólo limitaba la cantidad de inmigrantes que podían entrar a Estados Unidos, sino que también asignaba cupos basados en los orígenes nacionales. Se trataba de una ley complicada que esencialmente daba preferencia a los inmigrantes del norte y del oeste de Europa, limitaba mucho las cantidades del este y sudeste de Europa y declaraba a todos los inmigrantes potenciales procedentes de Asia no merecedores de entrar a Estados Unidos. En años posteriores hubo leyes que beneficiaron a alemanes luego de la Primera Guerra Mundial, pero no ha italianos o españoles. A italianos hacia 1930, pero no a alemanes. A judíos que escapaban del holocausto, pero no a rusos. En otras épocas, las embajadas americanas se endurecían y entregaban visas en bajos porcentajes. Los colombianos eran sospechados gracias a las operaciones con narcóticos de Pablo Escobar. Ahora lo son los musulmanes. No es justo, pero ha sido un escudo protector tradicional.

Roth toma partido, sin protestar contra Obama y los casi dos millones de deportaciones en sus dos términos presidenciales, alza la voz contra Trump, que aún no ha movido un dedo. No quiero decir que no lo haga, solo que no se puede acusar a nadie antes de cometer un crimen y alguien de Derechos Humanos, como hipótesis, debería saberlo. Es muy sencillo sentarse a degustar un buen vino y opinar sobre la división de países y la separación de la humanidad, observando la puesta del sol desde un cómodo balcón romano. Tanto Jorge Bergoglio como Human Rights Watch solo mueven un dedo para no derramar la copa. Human Rights Watch, como la izquierda en general, protestan y critican, pero no trabajan. El Santo Padre, con sus incontables templos poblados de bancas que nunca se convertirán en camas para los necesitados, tiene un solo refugiado: Una mujer tratando de escapar de los oficiales de inmigración en Denver, Colorado. Y sobrevive allí más por la presión y ayuda de vecinos, que por la infalibilidad papal.

El grupo de Roth cita la posible revocación de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio y la posible pérdida de beneficios de muchos ciudadanos… sin saber que trata la nueva ley. No quiere decir que Roth y los defensores de los derechos humanos no tengan motivos para preocuparse. Según Human Rights Watch, Trump hizo promesas de campaña para crear una base de datos musulmana y deportar a más de diez millones de inmigrantes en sólo dos años. Y su promesa de reinstaurar prácticas como el “submarino” es sin dudas para alzar las cejas. En algún momento Roth debería admitir, sin embargo, que la izquierda parece disfrutar de estos acontecimientos, pero para mantenerlo, deben ignorar todo lo que ha ocurrido desde que Trump se mudó a la Casa Blanca.

Veremos, es difícil defender a Trump. El presidente no habló de deportaciones masivas. Concentró sus esfuerzos en tomar acciones contra extranjeros ilegales con prontuarios criminales. Declaró que habría alternativas para familias cuyos hijos hubieran crecido en el territorio, quienes no deberían pagar por el pecado de los padres. En una entrevista de diciembre con la revista Time, Trump pareció respaldar la iniciativa de expulsión diferida del presidente Barack Obama para los hijos de inmigrantes ilegales. Los miembros del Congreso, incluido el presidente republicano de la Cámara, han asegurado que los temores de un escuadrón de deportación masiva no son justificados. Trump y su administración se han negado a descartar la re institución de una base de datos musulmana (La cual en menor medida existe en las agencias de inteligencia desde hace tiempo), pero también en este entonces ha desaparecido la bravuconería que caracterizó a la campaña. “El presidente Trump nunca ha abogado por ningún registro o sistema que rastrea individuos basados ​​en su religión, e implicar eso de otra manera es completamente falso”, dijo el ex portavoz del equipo de transición de Trump, Jason Miller. “No vamos a tener un registro basado en una religión”, dijo el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Reince Priebus, en diciembre. Si la preocupación de Human Rights Watch es que los Estados Unidos pudieran vigilar a personas de interés con potencial exposición a elementos terroristas en el extranjero, su argumento es que prácticas razonables de contraterrorismo constituyen una amenaza para los derechos humanos. Es infantil de mi parte, pero estoy comenzando a creer que las organizaciones de derechos humanos prefieren contratar a miembros de ISIS para trabajar de baby-sitters en sus hogares.

La noción de que las prácticas extraordinarias de rendición de la era de Bush están programadas para regresar también parece tener poca base en la realidad. Por propia admisión de Trump, su secretario de Defensa James Mattis le explicó la inutilidad de las tácticas de tortura. Muchos militares insistieron en que iban a desobedecer la orden del comandante en jefe de utilizar técnicas de interrogatorio a base de torturas, pero añadieron que no sospechan jamás recibir esa orden.

Otra vez, es complicado pararse frente a un ejército de protestantes y defender las actitudes de Donald Trump, pero cuando la izquierda hace una proclama tal como que Carolina del Norte es menos libre que Corea del Norte debido a complicadas leyes electorales, no debemos sentirnos arrogantes para espetarle que es un mentiroso con la emancipación que nos regala el sentido común.

Ahora es más nítido entender porque quienes realmente necesitan de estas organizaciones no reciben siquiera una palmada en el hombro. Expenden su tiempo haciendo propaganda para la izquierda internacional con alegaciones sin evidencias, algo muy familiar para ex uniformados en la República Argentina, que viven soportando agresiones como estas.

En Human Rights Watch, la palabra watch más que mirar significa vigilar, en este caso solo sus propios intereses.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 8, 2017


 

La Revolución Húngara, esa historia Shakesperiana

Share

🔥

  Por Fabian Kussman.

Conspiraciones, asesinatos, traiciones y sueños de libertad en un país que siempre estuvo bajo las suelas de la tiranía soviética.

La imagen de una niña se convirtió en un símbolo de la Revolución Húngara. Su foto ha acompañado a menudo artículos y libros sobre el levantamiento: una niña de 15 años que llevaba una ametralladora con las correas cruzadas sobre los hombros. Ella era la hija de un matrimonio judío, nacida en 1941 y fue criada únicamente por su madre después de la muerte de su padre en un campo de concentración nazi. A los 14 años se entrenó como cocinera en el Hotel Béke de Budapest. Mientras que su madre era una comunista fanática, la adolescente tenía un novio mucho mayor, que la convirtió a la causa anti-comunista. En el momento en que se inició la revolución húngara contra la Unión Soviética comenzó el 23 de octubre de 1956, tenía 15 años. Cuando su novio formó un grupo de resistencia con algunos compañeros instó a la joven a unirse a ellos. Rápidamente aprendió a usar una ametralladora y luchó junto al grupo en varias escaramuzas con soldados soviéticos. Para ser perfectamente honesto, su historia es un relato triste. Cuando su fotografía fue publicada por primera vez en la portada de la revista danesa Billet Bladet, el 13 de noviembre de 1956, un soldado ruso había disparado una ráfaga de balas dejando sin vida a la joven que pasó forzadamente de niña a mujer.

Los acontecimientos que llevaron a la Revolución superan a cualquier ficción. Soldados rusos dejaron un surco de terror en su camino a través del país, asesinando pobladores y destrozando pueblos a su paso. Bajo el mandato del Almirante Miklos Horthy, Hungría se había aliado con Alemania. Lo hizo no tanto por ideas en común, sino como por el deseo de recuperar territorios perdidos en la guerra mundial anterior. Una vez consumada la invasión, el líder escogido por Stalin para Hungría fue Matyas Rakosi, que procedió a transformar a Hungría hacia una dictadura estalinista, un régimen de asesinato y crueldad. Bajo Rakosi, la colectivización de la agricultura y los intentos de industrialización empobrecieron considerablemente a la ciudadanía. El uranio húngaro fue a parar exclusivamente a la Unión Soviética. Además de esto, los soviéticos habían tomado la maquinaria industrial de Hungría y parte de sus reservas de metales preciosos como despojos de guerra.

Rakosi, “el mejor alumno de Stalin”, había pasado 15 años en las cárceles de Horthy, y una vez en el poder imitó las purgas del asesino serial georgiano. Los miembros del partido fueron torturados para obtener falsas confesiones y luego sometidos a juicio, donde las confesiones se repetían para la edificación de opinión de las masas. Los acusados sin pruebas fueron castigados con prisión o sentenciados a muerte en la horca. Una de las víctimas de las purgas fue Laszlo Rajk, un importante organizador del comunismo local y Ministro de Relaciones Exteriores que eventualmente chocó con la antipatía de Rakosi, quien le consideraba elegante, algo muy molesto para él. (recuerda la antipatía de Stalin hacia la esposa de Molotov, a quien -por ser muy parlanchina- le obsequió unas vacaciones en Siberia). Rajk era un stalinista devoto, que describía a la Unión Soviética como su ideal de sociedad. De hecho, Rajk fue víctima de su propia medicina, habiendo sido el fundador de la misma agencia que realizó su detención y torturas. El 15 de octubre de 1949, fue ahorcado por imaginarias traiciones, siendo acusado de ser un espía de Josef Tito y un agente del imperialismo occidental. Otra víctima del terror Rakosi fue Janos Kadar, otro intransigente líder comunista y Secretario General del Partido de los Trabajadores, quién irónicamente había librado la orden de ejecución de Rajk. Kadar pasó dos años en prisión, donde sufrió torturas, que involucraron la pérdida de sus genitales.

Un día de marzo de 1953, Joseph Stalin murió. Nikita Khrushchev llegó al poder, y con él surgieron los primeros indicios de desestalinización. Rakosi fue convocado a Moscú e informó que Imre Nagy debía servir como Jefe del Consejo de Ministros o Primer Ministro. Rakosi debía permanecer como Primer Secretario del Partido Comunista. Nagy había experimentado batallas en los ejércitos húngaros, una ferviente conversión al comunismo, un servicio militar adicional con el ejército rojo en la guerra civil rusa, y el encarcelamiento en la era de Horthy. Un comunista leal y un hombre del Partido, habiendo sobrevivido a toda clase de peripecias durante 15 años en la Unión Soviética. Nagy nunca ​​alcanzó el nivel de crueldad demostrado por su compañero Rakosi. Raro motivo para caer en desgracia ante los ojos de Moscú siendo esta la principal razón para que, en 1955, Rakosi tomara de nuevo el poder, instalando a su propio hombre, Andras Hegedus, como Primer Ministro. Rakosi -en febrero de 1956- se encontró con una sorpresa. Nikita Khruschev dio un discurso de más de seis horas frente al Congreso del Partido Comunista Soviético. Allí denunció a Stalin y su Culto de la Personalidad y detalló todas las aberraciones cometidas por el tirano. El discurso fue dado en secreto, pero su contenido se hizo ampliamente conocido y envió una señal no intencional a las naciones soviéticas satélites. Rakosi fue repentinamente cambiando sus discursos que denunciaban el Culto de la Personalidad – una vuelta de tuerca incomparable y una prueba más del funcionamiento de los sistemas totalitarios.

Fueron estos tiempos en los que los estudiantes y los intelectuales mostraban menor temor a expresar sus descontentos. El embajador soviético Yuri Andropov informó entonces al Kremlin de algunas influencias desestabilizadoras entre la población húngara. Una de tales influencias fue el Círculo Petofi, un grupo de alumnos secundarios y universitarios y pensadores que discutieron y debatieron temas como el Realismo Socialista, un estilo de arte patrocinado por el estado y el robo de los depósitos de uranio de Hungría. Particularmente significativo fue el discurso pronunciado ante el grupo por Julia Rajk, la viuda de Lazlo Rajk.

El 6 de octubre es una fecha importante en la historia húngara. Ese día, en 1849, trece generales que habían dirigido la Revolución de 1848 fueron ahorcados por el Imperio austriaco. Y en ese día en 1956, los restos de Laszlo Rajk fueron repatriados a Budapest. Julia Rajk, Imre Nagy, y tal vez 100.000 otros ciudadanos húngaros presenciaron la ceremonia. El difunto Rajk, un stalinista dogmático y comunista a ultranza, se había convertido -burlonamente- en una víctima simbólica de las mentiras y la brutalidad estalinistas.

Los militantes de Budapest se reunieron y acordaron una lista de 16 demandas. Esperaban conseguir tiempo en la radio para promocionarlas y diarios para publicarlas, pero eligieron exponerlas en forma de panfletos y diseminarlas por todo el país. Esta lista incluía demandas para el retiro de las tropas soviéticas, símbolos o escudos extranjeros y la demolición de la estatua de Stalin. Completaban la misma las peticiones para elecciones libres, libertad de expresión, economía mejorada y mercadeo internacional independiente del uranio húngaro. Finalmente, la restauración del poder de Imre Nagy.

Así, en la mañana del 23 de octubre de 1956, las demandas de los estudiantes estaban presentes en todos los espacios y accesibles a los ojos del público. Esa tarde, una multitud se reunió para las manifestaciones pre-planificadas por los mismos estudiantes disidentes. Quizás 200.000 personas finalmente se unieron en una procesión que marchó a la estatua del poeta Sandor Petofi. Allí, proclamaron la llamada a las armas. La muchedumbre marchó a la estatua de Josef Bem, un general polaco que luchó por Hungría en la Revolución de 1848. Alguien colocó una bandera tradiciaonal húngara, sin ningún emblema comunista, en los brazos de la estatua.

Imre Nagy llegó para dirigirse a los manifestantes. Sin aires partidarios, Nagy solo solicitó que cantaran el himno nacional.

Erno Gero, un – como diría mi padre- reptante stalinista que reemplazó a Rakosi como primer secretario del partido, había hecho declaraciones en una emisora de radio que simplemente describía el odio que sentía por Nagy. La multitud no iba a dejar pasar nada por alto y varios militantes terminaron en la estación de radio. Ellos exigieron un micrófono, y cuando se rechazó, algunos de ellos trataron de entrar en el edificio. Los miembros de AVO (Allamvedelmi Osztaly), la Policía Secreta húngara que defendía el edificio, lanzó gases lacrimógenos para finalmente abrir fuego, hiriendo y matando a varios entre la multitud. Los manifestantes desarmados rápidamente adquirieron armas, tal vez de policías locales o soldados húngaros, muchos de los cuales estaban en simpatía con la multitud que protestaba. Llegaron más armas, portadas por trabajadores de Csepel, el distrito industrial en Budapest. Los manifestantes armados, ahora sangrantes combatientes por la libertad, ocuparon el edificio de la radio, atrapando a los hombres de AVO y ultimándoles.

Otro grupo llegó a la enorme estatua de bronce de Josef Stalin con la intención de derribarla. Dotados de herramientas para cortar metales, solo dejaron para el recuerdo las botas del dictador soviético.

A medianoche, Imre Nagy se enteró que había sido nuevamente nombrado Primer Ministro húngaro. Las calles de Budapest registraban mucha violencia. Aunque Nagy se había convertido en el número iuno del país y en el héroe de la revolución, los militantes no acataban su pedido de alto el fuego. De hecho, se preocupaban por crear mas disturbios y se concentraban en destrozar tanto símbolos soviéticos como así también cualquier fotografía de Stalin o Lenin que encontraran a su paso.

Muchos sobrevivientes recordaban a manifestantes arrancando vías de ferrocarril lo cual ocasionó más de un trágico accidente. Junto a la llegada de los refuerzos soviéticos, hizo su entrada en la ciudad Pal Maleter, un trágico héroe de la Revolución. Malater, un coronel en el ejército húngaro, alguna vez condecorado por los soviéticos, estaba al mando de un cuartel cuando, al encontrarse con los combatientes por libertad, decidió unirse a ellos en lugar de seguir siendo su enemigo. Más tarde se convirtió en general y ministro de Defensa en el gobierno Nagy. En la noche del 3 de noviembre, mientras asistía a las falsas negociaciones con los soviéticos, fue arrestado por el jefe de la KGB, el general Ivan Serov, acompañado por la policía soviética. Maleter fue más tarde juzgado y, como Imre Nagy, ejecutado por el nuevo gobierno, respaldado por los soviéticos.

Para los primeros días de noviembre los luchadores por libertad pensaron que habían ganado su batalla y la retirada de los tanques y los camiones soviéticos de Budapest con soldados soviéticos muertos sobre ellos, así lo admitían. En una emisión de radio, Imre Nagy proclamó: “Viva la Hungría libre, democrática e independiente”. Pero la violencia no cesaba ya que hubo más tiroteos y linchamientos de hombres de la policía secreta.

Inesperadamente, la retirada soviética comenzó a desacelerarse. Nagy, informado por Maleter de extrañas actividades, advirtió que las fuerzas soviéticas estaban regresando. Nikita Krushschev había cambiado de opinión: una Hungría libre, democrática e independiente significaba su posible occidentalización y un probable país capitalista nacería a las puertas de la Unión Soviética. Nagy y sus seguidores se enfrentaron a una nueva crisis, aunque el Embajador Yuri Andropov, más tarde Secretario General del Partido Comunista de la Unión Soviética, seguía asegurándoles que la retirada se produciría a la brevedad. Janos Kadar, miembro del comité gobernante, huyó de la escena, después de comprometerse a luchar contra la invasión rusa con sus propias manos y difundir su apoyo a la administración de Nagy. Sus declaraciones eran su disfraz operando como espía de Krushschev y terminó refugiándose en la Unión Soviética junto a otros dos desertores. Uno de ellos fue Ferenc Munnich, que eventualmente se uniría a Kadar como su diputado en el nuevo gobierno aprobado por los soviéticos. Cuando Kadar finalmente desapareció de Hungría terminó en las faldas del hombre fuerte de la KGB, Ivan Alexandrovich Serov. Luego, una vez instalado como líder, Kadar, como buen comunista, se dedicó a eliminar a sus rivales. Estaba impaciente por ver a Nagy colgando de su cuello en alguna plaza pública. Él gobernó Hungría por los 32 años próximos, hasta 1988, creando eventual una economía mixta y una leve medida de prosperidad. Khrushchev, refiriéndose al sistema de gobierno de Kadar, acuño el término “comunismo gulash”, por su apertura a países occidentales. Cuando la Perestroika lo decidió, Kadar debió dar un paso al costado. Karoly Grosz fue el encargado de llevar a Hungría a través de innovaciones ordenadas por Moscú.

Estos hermanos menores de Stalin, con conspiraciones interminables, envueltos en una niebla que no permitía saber quién era el enemigo y quién el hermano de lucha, son un capítulo similar a muchos en la historia del comunismo en nuestro globo.

Siempre es reprochable la utilización de niños en guerras, muchas veces son succionados por una serie de eventos desafortunados, otras tantas por intereses personales para ser utilizados como carnada. Ella parecía convencida que el comunismo terminaría con sus sueños de libertad. El grupo de resistencia con el que estaba se vio involucrado en un intenso tiroteo con soldados rusos en el centro de Budapest. Cuando un amigo suyo fue herido, Ella corrió a ayudarlo. A pesar de estar desarmada y usar un uniforme de la Cruz Roja, fue alcanzada por disparos enemigos perdiendo su vida al instante. Pese a que su historia permaneció desconocida durante más de cincuenta años, en un cementerio de Budapest, hay una fría tumba donde descansan los restos de Erika Szeles.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 6, 2017


 

El Reporte de Estados Unidos sobre Derechos Humanos en Argentina

Share

 

El reporte sobre Derechos Humanos del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América pareciera ser un caso de copiar y pegar. Es un informe que otras entidades han divulgado publicamente, mientras que su embajada en Argentina solo se limitó a usar tijeras y cinta adhesiva.

 

[two_third padding=”0 30px 0 0″]

El segundo día del mes de enero de este año, tuve acceso a una información en donde decía que para los Estados Unidos no hay presos políticos en Argentina. Esta afirmación sería parte del reporte presentado por el Departamento de Estado, que examinó la situación de los países en materia de Derechos Humanos. Claro, se trata del informe del año 2016 analizado por la administración de Barack Obama – ¿recuerdan? Aquel presidente que junto al ingeniero Macri, posiblemente homenajeó al, entre otros, asesino de su conciudadano John Patrick Egan-.

El documento establece que los principales problemas en el área de derechos humanos, son la corrupción oficial, torturas por parte de las policías provinciales y federales, y la violencia de género. El uso excesivo de la fuerza por parte de la policía, las duras condiciones penitenciarias, las detenciones arbitrarias, la prisión preventiva prolongada, la ineficiencia judicial, el abuso de menores, el antisemitismo, la discriminación y las violaciones de los derechos de los pueblos indígenas, la trata sexual, el trabajo forzoso y el trabajo infantil forman un segundo apartado. También menciona los procesos y detenciones de miembros del gobierno kirchnerista por graves casos de corrupción. La condena de Luciano B. Menéndez y la actividad sostenida por Madres y Abuelas de Plaza de Mayo están presentes.

Las crónicas de las condiciones de los centros penitenciarios son facilitadas por el CELS. Este indica que los reclusos -presos comunes o juveniles- en muchas instalaciones sufren de hacinamiento; nutrición pobre; Tratamiento médico y psicológico inadecuado; Saneamiento inadecuado, calefacción, ventilación y luz; Visitas familiares limitadas; Y frecuentes tratos de degradación, según informes de organizaciones de derechos humanos y centros de investigación.

Con respecto a informes del Servicio Penitenciario Federal, este reportó 20 muertes de presos en prisiones federales, siete de ellas violentas, entre enero y junio; Sin embargo, las estadísticas del CELS para la provincia de Buenos Aires para 2015 reflejaron que 50 prisioneros murieron de violencia, mientras que otros 89 murieron por problemas de salud y falta de atención médica. La ley prevé la prisión preventiva de hasta dos años para las personas procesadas que están a la espera o en proceso; El plazo puede prorrogarse un año en circunstancias limitadas. La lentitud del sistema de justicia a menudo resultó en largas detenciones más allá del período estipulado por la ley. Un censo de junio realizado por el Servicio Penitenciario Federal reveló que, en las cárceles de la provincia de Buenos Aires, el 61 por ciento de los presos estaban en prisión preventiva o en espera de una sentencia definitiva.

En el apartado “Presos Políticos”. El informe concluye que no hay casos reportados de Presos Políticos en Argentina. En este departamento solo se encuentra -según las conclusiones- el caso de la detención arbitraria de Milagro Sala. El 21 de octubre, el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU pidió la liberación de la activista social de la organización Tupac Amaru, Milagro Sala, opinando que su detención preventiva era arbitraria. El 16 de enero, las autoridades arrestaron a Sala mientras dirigía una protesta contra las reformas del gobierno provincial de Jujuy al gasto social. Inicialmente, las autoridades acusaron a Sala de sedición; Sin embargo, el fiscal de la provincia de Jujuy posteriormente dejó el recuento de sediciones y trajo nuevos cargos de agresión, fraude y malversación de fondos públicos. Las ONG internacionales criticaron la detención y el rechazo del gobierno provincial al dictamen del Grupo de Trabajo de la ONU. El 28 de diciembre, un tribunal federal condenó a Sala por “daños materiales agravados” y la sentenció a una pena de tres años de prisión condicional. El 29 de diciembre, Sala fue condenado por un tribunal estatal de cargos por disturbios civiles. Ella fue multada con 4.363 pesos ($ 235) y se le prohibió ocupar cargos en cualquier organización civil.

Mientras las prisiones preventivas largamente vencidas, detenciones sin pruebas, juicios sin derecho a defensa, sepultan a ex integrantes de los servicios de seguridad argentinos sin que esto pareciera afectar al reporte del Departamento de Estado norteamericano, el ex presidente Obama enfrenta por parte del actual presidente Donald Trump, una acusación sin evidencia de que el primero plantó micrófonos en las Torres de Trump al mejor estilo Watergate.

[/two_third]

[one_fourth_last padding=”0 0 0 30px”]

Por Fabian Kussman

 


PrisioneroEnArgentina.com

email@PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 6, 2017






 

 

[/one_fourth_last]

 

Fallecimiento de un Preso Político: Coronel Ernesto Luchini

Share

 

En el día de hoy, se conoció la triste noticia del deceso del Coronel Ernesto Luchini. Preso Político en la Unidad Penal 31 de Ezeiza, el señor Luchini presentaba varias enfermedades entre ellas EPOC, severos problemas cardíacos y diabetes, contraídos y desarrollados en su estadía en la cárcel. El miercoles pasado fue trasladado de urgencia al hospital donde se le detectaron seis úlceras sangrantes. Permaneció allí, hasta que hoy dejó de existir.

Un par de años atrás, tuvimos la oportunidad de conversar en prisión con el Coronel Luchini, quien era un ferviente defensor del monumento de Manchalá. Con pasión, este soldado relataba de como había cuidado y rogado que cuiden ese monolito que representaba para él, y representa para muchos, el valor y sacrificio de aquellos que combatieron al terrorismo en la cruel década del ’70.

Nuestros más sentido pésame a sus familiares y amigos.

Como homenaje, aquí presentamos aquellas palabras de este caído soldado.

 

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 5, 2017


 

Polenta para Todos y Todas

Share

 

Hebe de Bonafini ha acuñado un término que puede cambiar la historia lenguística argentina.

 

[two_third padding=”0 30px 0 0″]

La polenta es una comida de harina hervida, originaria del norte de Italia, muy conocida en la Argentina, pero en boca de Hebe de Bonafini será, de aquí en más, una mala palabra.

Este término se instalará para ofender a una persona, aunque probablemente se utilice para seres vivos que luzcan, hablen y se comporten como el presidente Macri, o fallecidos (como el ex presidente Alfonsín). Para el caso, toda persona que pestañee o extinta que tenga o haya tenido ideas opuestas o poco conveniente para la líder de Madres de Plaza de Mayo.

Para tener una medida correcta de la expresión, nada mejor que ir al diccionario tumbero. Allí encontramos que “polenta” significa “alguien que se la banca”, lo cual no es en desmedro para el destinatario de ese adjetivo.

“Tener Polenta” es otro halago. Dícese de una persona con polenta, alguien que posee fuerza. Un simpático vocablo muy utilizado, también, en Uruguay.

De cualquier manera, teniendo o no fuerza, un individuo de buen físico tiene “polenta”. Una dama de buen porte, esta “polenta” (Esto es lunfardo 101)

No satisfechos con darle otra acepción a la palabra, encontramos que polenta, en oportunidades, se transforma en “pulenta”. Al parecer significaría “copado”.

Según el newsletter El Sapo Transcultural, “polenta” en la cárcel es, o bien un hombre muy viril, o con grandes proporciones en sus áreas privadas, sin especificar cuál.

Nada de esto servirá. Nuevos diccionarios alternativos se reescribirán. La Real Academia anunciará su aceptación. El presidente Macri dejará de ser Freddy Mercury para convertirse en Cacho Polenta. Alfonsín ya no será El Padre de la Democracia (¿) y se habrá transformado en una nueva víctima de Hebemus Lexical deiectio. María Eugenia Vidal dejará de ser solo una cara bonita para transformarse en, “¡esa polenta!”.  ¿Carlotto es “polenta”? Ya nada será como antes. Una nueva sentencia ha nacido y ha llegado para quedarse.

 

[/two_third]

[one_third_last padding=”0 0 0 30px”]

[/one_third_last]

 

 


Fabian Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 4, 2017


Esas ocultas Indemnizaciones

Share

 

El Ministerio de Justicia habría solicitado a la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, regida por Claudio B. Avruj, la revelación de la información sobre el pago de indemnizaciones a familiares de desaparecidos y exialiados durante el gobierno de facto en Argentina. Estos datos permanecían celosamente custodiados por el mencionado secretario, como siguiendo una orden de la administración Kirchnerista.

Hasta ahora, y ante lo que conocemos, Jovina Luna -hermana de Hermindo Luna, muerto en combate por un grupo terrorista-, el escritor e historiador José D’angelo y el abogado José Magioncalda habían sido algunos de los que oficialmente habían requerido la información.

Estos pagos reparatorios se realizaron con el erario público y por razones incomprensibles, la documentación permanecía (permanece aún) clasificada.

 

 

 

 


Fabian Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 4, 2017


 

El Significado del ¡Basta!

Share

 

 Por Fabian Kussman.

 

En el instante en que mi padre publicó su artículo Todos Juntos Gritemos: ¡Basta!, ese basta tomó en un gran porcentaje, el curso equivocado. Basta de injusticia, basta de crueldad, basta de muerte, son proclamas venerables, pero ese “basta” tenía y tiene el sentido de reacción. Aquellos damnificados por las leyes rotas bajo las cuales son juzgados, deben elevar la cabeza y no esconderla para levantarse contra el abuso, el absurdo y la iniquidad.

 

El hecho de que sea legal y permisible por los estándares del gobierno no significa que se deba permitir pasivamente la injusticia y permitir que el mal ocurra. De acuerdo a Alberdi, “No todo lo legal es justo”. Henry David Thoreau, el Padre de la Desobediencia Civil, no tuvo una lucha tan impactante como un Martin Luther King o un Mohandas K. Gandhi, pero su legado si fue más importante. Thoreau mostró desobediencia civil al negarse a pagar los impuestos que ayudaban en la lucha por la esclavitud. Pese a que no tuvo un gran papel en esta reyerta, si lo tuvo su obra. Muchos de los momentos más tétricos de la historia fueron disfrazados bajo el marco de la acción del gobierno, donde la faena fue facilitada por el falso pretexto de la ley y el orden y el mal se llevó a cabo a través de los jeroglíficos del nacionalismo, comunismo o el populismo.

La esclavitud era legal. La expulsión forzada y la opresión de los pueblos originarios era legal. El Holocausto era legal. La segregación era legal. Las purgas estalinistas eran legales. Prohibir a las mujeres votar era legal. La encarcelación masiva de ciudadanos japoneses americanos era legal. Incluso hoy en día, el racismo sistémico y los sesgos infligidos a numerosas personas en este universo son alimentados por las leyes y políticas que, por tiranía, teología o cambios en los códigos de justicia, destrozando las libertades civiles de las personas, se tornan “legales”.

El argumento más convincente que muestra la falta de confianza de un gobierno en lo que respecta a autoridad moral podría ilustrarse con lo que debería llamar una anécdota. Si Sócrates existió o no, en este caso no interesa. Lo que importa son sus enseñanzas (o la de Platón). Sócrates fue acusado, enjuiciado, sentenciado y “ajusticiado” -para utilizar una palabra tan controversial en nuestros días-.  Fue un acto “legal”, tal vez no justo. En el mismo contexto, moral y espiritual, para los cristianos (Por la salud de este argumento, adoptaré la atribución y sin discutirla históricamente) que envuelve a una gran parte de militares y demás miembros de Fuerzas de Seguridad argentinas, hoy víctimas de la parodia “legal”, esta razón: el mismo Jesucristo fue arrestado, sometido a juicio y crucificado legalmente, dentro de las leyes del Imperio Romano.

Mencioné al doctor King, un hombre de fe, que vio cercenados sus caminos justamente por la Iglesia. Durante las protestas y con el propósito de obtener apoyo y refugio, King recurrió a los líderes de las iglesias cristianas de los alrededores para recibir un eco: Según las epístolas de Pablo, un cristiano debe regocijarse de su sufrimiento en pos de sus creencias. También el Preso Político argentino se enfrenta a esta premisa. La Iglesia argentina es nula, y -en cuanto a este tema- el Papa Francisco es mudo.

El “pecado” de los caprichos gubernamentales no siempre es obvio para los privilegiados, los que no los sufren, o para los que están aferrados al barco del poder. Ni siquiera reconocido por los que están en ese poder, enfrentado por sus mayores beneficiarios, o admitido por aquellos que quieren dar a su país – su hogar – el beneficio de la duda. Es tentador ver a un país como un sistema burocrático, con políticos que hacen su trabajo, y legisladores que hacen su trabajo, y funcionarios encargados de hacer cumplir la ley simplemente hacen su trabajo. Cuando un presidente, por ejemplo, el ingeniero Macri, habla de una Justicia Independiente, en una Casa de la Ley donde todos quiebran la misma, hace su trabajo: Proclama sin adaptarse a la realidad. No quiero sugerir que desvía la atención o miente. La hipótesis de que desconoce el tema fue destrozada por su mismo Ministro de Justicia. El doctor Garavano fue claro al anunciar el abuso de las prisiones preventivas casi eternas para aquellos acusados de lesa humanidad. Pero la maldad (O indiferencia del Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas) rutinariamente se encierra en tales atavíos: la tentación por el orgullo populista, gritar su respeto por el deber cívico -equivocado o no- y el celo patriótico disfrazado bajo una montaña de Memoria fabricada, Verdad corrompida, y Justicia manipulada.

Cada vez que un gobierno intenta promulgar una nueva legislación (Como Cecilia Moreau y su insólita Ley bozal) o un presidente expresa un pensamiento equivocado, los ciudadanos deben decidir cómo se alinea con su misión final y elegir los pasos seguir en consecuencia o someterse.

Desafortunadamente, muchos prisioneros ilegalmente arrestados permanecen callados, pasivos o incluso están apoyando activamente las políticas de un gobierno que les sepulta hora tras hora por no perder su acogedor calabozo o una dadiva también llamada prisión domiciliaria. Un gobierno que está perjudicando a la gente y destruyendo familias no merece tal actitud.

Si usted es católico, de acuerdo a la Biblia, Jesucristo reaccionó. Si usted es cristiano sin denominación, recuerde que el doctor King reaccionó. Así sus destinos fueron drásticos, el legado para la humanidad aún perdura. Creyendo que existía una Justicia Divina o un Juicio Final, los Hombres prefieren combatir por la imparcialidad, de pie, erguidos sobre la tierra.

 

 


Fabian Kussman

email@PrisioneroEnArgentina.com

PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 3, 2017


 

EL GRAN TERROR

Share

 

 

Cuando la obra de Robert Conquest, El Gran Terror, apareció ante los ojos de Occidente, fue como una voz de alarma ante los horrores de las purgas de Josef Stalin. Se trataba de un trabajo apartidista y el más acertado sobre el tema. Esta exploración recorre una odisea de sadismo, locura y muerte propiciada por el Hombre de Hierro de la Unión Soviética. Mucho se ha dicho de las fuentes no-oficiales de las cuales se nutrió Conquest para su trabajo, pero en 1968, cuando aún estaba lejos la revelación de los archivos en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, el libro permitió entender que los grandes procesos se insertaban en una lógica de represión de masas, determinada por la ideología y causante de, según sus estimados, más de veinte millones de muertos. Cuando se produjo esa apertura de información, Conquest se encontró con más material para documentar una nueva edición. Allí, no dejó escapar el mínimo detalle incorporando notas y expedientes secretos sobre los tres grandes Juicios de Moscú y las ejecuciones sin pruebas al por mayor.

Un par de días atrás, Mauricio Ortín tuvo la gentileza de enviarme un ejemplar en español, lo que hizo que desempolvara una versión en inglés de mi biblioteca, cuyas páginas no había tocado en mucho tiempo, solo para comprobar que era el relato revisado de 1990. En efecto, de ese se trataba. En el mismo, Conquest fue adhiriendo los resultados de una abundante sovietología, con enmiendas en cuanto al número de víctimas, que llegaban casi a las nueve cifras. La apertura de los archivos en Moscú ha confirmado todas las hipótesis y conclusiones, solo corrigiendo sus cálculos. El gran escritor y pensador Christopher Hitchens, un marxista en su juventud, sostenía a El Gran Terror como el análisis superior del cruel accionar del comunismo en la Rusia soviética.

 

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?
Reload Reload document
| Open Open in new tab

Download [779.08 KB]

 

 


Agradecimiento a Mauricio Ortín por su notable colaboración y en su indirecto comportamiento, para refrescar mi memoria, ayudar a comprender y obligar a utilizar el pensamiento crítico de una porción confundida de los argentinos de hoy.


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 3, 2017


 

La reunión entre Monseñor Casaretto, la Dra. Cacabelos y el Preso Político Lucio Nast

Share

Reportaje a Lucio César Nast participe activo de una reunión llevada a cabo con Monseñor Jorge Casaretto, la doctora María Cristina Cacabelos -hermana de tres desaparecidos- y los prisioneros de la Unidad Penal 31.

En busca de la reconciliación, la doctora María Cristina Cacabelos -junto a Monseñor Jorge Casaretto-, se dejaron caer por las instalaciones de la Unidad Penal 31 de Ezeiza, donde se entrevistaron con más de 50 presos políticos (Casi un 50% de la totalidad de los detenidos por los mal llamados casos de lesa humanidad) Este evento tuvo lugar el viernos 24 del pasado febrero. La reunión se produjo en la sala de visitas del lugar y luego del planteo de los visitantes, el policía de Santa Fe (Lucio Nast) tomó la palabra y expuso la visión de quienes hoy padecen cautiverio y muerte. A decir de los mencionados Casaretto y Cacabelos, en treinta días se repetiría la reunión siempre con el muy difícil objetivo de lograr la ansiada reconciliación. Se intuyen buenas intenciones aunque es un camino muy largo y que para conseguir exito requerirá gran cantidad de tiempo.

 

                                        

 

                    PRIMERA PARTE

                

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 1, 2017


 

 

 

IMPORTAR MÉTODOS PARA CAMBIAR TONOS

Share

 

La Sociedad Norteamericana se hace escuchar mediante una activa participación en los habitats donde los políticos bucean mejor: Gobernaciones, intendencias, municipalidades. Tal vez, el más exquisito y moderado discurso de Trump fue la resultante de ese fenómeno.

[two_third padding=”0 30px 0 0″]

Donald Trump anunció una nueva etapa de la famosa frase de hacer América grandiosa nuevamente en el discurso ante el Congreso, su primera como presidente, mientras se limitaba estrictamente a un guión y evitaba los discursos descabellados y acalorados por los que es conocido.

Trump habló de una nueva ola de optimismo y orgullo nacional al confiar la gente en él, un contraste con su triste discurso de inauguración de la carnicería estadounidense. “Estoy aquí esta noche para entregar un mensaje de unidad y fuerza, y es un mensaje profundamente transmitido desde mi corazón”, dijo el mandatario americano.

El millonario prefirió no referirse a los miles de humanos que han protestado en todo el mundo -y en su país- desde que asumió el cargo, incluyendo la marcha de las mujeres y las manifestaciones contra su orden ejecutiva prohibición de ingresar a Estados Unidos a viajeros de países considerados de riesgo terrorista. Pero sin dudas ha sido un chasqueo cerca de sus oídos.

Pidió al Congreso que apoyara una ley de infraestructura de un billón de dólares, que fue tibiamente recibida por ambos lados del pasillo.

También pidió al Congreso que derogara y reemplazara la Ley del Seguro de Salud asequible, conocido hasta aquí como ObamaCare, aunque no especificó cómo debería ser reemplazado o si su proyecto está de alguna manera en vías de desarrollo.

Trump anunció una nueva oficina en el Departamento de Seguridad Nacional llamada VOICE, para las víctimas de los crímenes cometidos por los inmigrantes. No se sabe si eso cubrirá a todos los inmigrantes o inmigrantes indocumentados. “Estamos dando una voz a aquellos que han sido ignorados por nuestros medios de comunicación, y silenciados por intereses especiales”, dijo Trump.

En la respuesta oficial de los demócratas, el ex gobernador de Kentucky Steve Beshear habló acerca de cuán peligroso sería la derogación de la Ley del Seguro de Salud, y el peligro de que millones de personas puedan perder la cobertura. “Esto no es un juego. Esto es vida o muerte para la gente “, dijo.

Las mujeres demócratas se vistieron de blanco para protestar por el trato dado por Donald Trump a las mujeres y para honrar los derechos de las mujeres.

Pese a un discurso que pareció sincero, medido y -de acuerdo con la prensa- más vestido de político formal que de aquel que vendría a patear el tablero, hay circunstancias que le llevaron a esa postura. Los americanos han encontrado un nuevo método para mostrar sus disconformidades y este se materializa cuando los ciudadanos asisten a las reuniones de municipalidades, gobernaciones e intendencias donde figuras del espectro republicano son sometidos a pruebas por sus constituyentes. Este fenómeno ha cobrado vida y escalado en su incandescencia en los últimos quince días. Las protestas han llegado a un estado de malestar tal que muchos representantes (Marco Rubio, por ejemplo) han decidido cancelar sus presentaciones frente al temor de vivir una experiencia irreversible para su porvenir político. De todas maneras -como los Jeans y Halloween- estas series de reproches, reprobaciones, sublevaciones, demandas y silbatinas serían un gran moda o tradición a adaptar.

[/two_third]

[one_fourth_last padding=”0 0 0 30px”]


PrisioneroEnArgentina.com

email@PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 1, 2017


 

[/one_fourth_last]






LOS POLÍTICOS QUE SUPIMOS CONSEGUIR

Share

Escribe Fabian Kussman.

 

 

La gente parece estar enferma de los políticos, creo que este sentimiento comienza a crecer inmediatamente el día después de las elecciones. No estoy seguro de que algo haya cambiado. Personalmente, creo que la mayoría siempre ha visto a los políticos como una plaga necesaria. Reconocen que las sociedades sin líderes se convierten en pandilleros. Antes de navegar en el mar de la distopía, por lo tanto, elegimos ser conducidos por los imbéciles que no ser gobernados en absoluto.

El mas famoso de los cargos que le imputamos a los políticos es que son ‘todos hablan y no hacen’ aunque luego nos conformamos con los espeluznantes “Roba, pero hace”. Al elegir el mejor de los dos males, prefiero cuando hablan interminablemente, sin intervenir en el crecimiento exponencial de páginas de legislación y regulaciones, evitando sorpresas.

La doctora Carrió aduce ser promotora y realizadora de la derogación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. ¿El motivo? Para atrapar a los Jefes de una hipotética cacería de presuntos perpetradores con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso. ¿A quién atraparon? A personas como Nildo Delgado, un aspirante a agente de policía que duró en la Fuerza menos que yo debajo del agua sin equipo de buceo (De acuerdo a mis habilidades, con o sin equipo).

Los filibusteros son una gran invención americana y podrían haber salvado el mundo si hubieran estado disponibles para todos los parlamentos democráticos desde los albores del tiempo civilizado. Lamentablemente ahora es demasiado tarde. Un político es, hoy en día, alguien que no fue exitoso por medios legales en su función privada y se abraza desesperada e interminablemente al bolsillo de quienes pagan impuestos. Urgentemente, necesitamos el tipo de acción que va en contra de la disposición psicológica de los políticos. A saber, acciones y no recitales. Aquel patriota que quiera ayudar al país, que se deshaga de la conducta de sus “estimados” predecesores, sin sueldo, sin más paga que el beneficio del país y sus conciudadanos.

El parlamento fracturado de Argentina está impidiendo que las cosas se hagan. -Históricamente así ha ocurrido- ¿No lo es? No, está impidiendo que las cosas se deshagan. Si se tratara de eliminar los subsidios a gente que no trabaja y no desea trabajar, si se le solicita destrabar información sobre los dineros que la Secretaría de Derechos Humanos esconde, si se les requiere una simple opinión, no hay quien intente desatar el nudo.

¿Se pregunta por qué el gobierno está fracturado? Si alguien emite una opinión que puede sensibilizar a otro, el pedido por su cabeza es inminente. Nuestra pregunta como sociedad es si cuidarnos por afectar ciertas sensibilidades no destruimos la verdad. Los políticos han creado un desorden con disertaciones tendenciosas que la gente aún tiene que analizar. Irónicamente, el legado dañino de los políticos del pasado y del presente está protegido por el malestar social que crearon.

Por afectar sensibilidades me refiero al Secretario Avruj y su celosa orden a cumplir de no revelar cantidades de dinero y los nombres de los beneficiados por tener familiares desaparecidos o no. ¿Treinta mil personas? Esta falta de luminiscencia hace que el debate que hasta hoy está limitado a si es mentira o no, se torne más grave aun cuando comprendemos que ese número es clave para seguir pagando compensaciones a familiares de siluetas, seguir arrestando a ex uniformados, seguir estafando al pueblo.

Considere algunos de los principales objetivos de la política de Donald Trump. Quiere suprimir el Plan de Salud Asequible (Obamacare), que es un proceso que ayudó a quienes no tenían posibilidad de acceder a un seguro médico por sus bajos ingresos, proclamando que es (o fue según qué día esté usted leyendo esto) mientras que el nuevo programa será sensacional… pero todavía no ha sido escrito, ni siquiera existe un bosquejo del mismo. Tom Pérez es el nuevo líder del Partido Demócrata. Sus palabras de aceptación en el cargo fueron sobre volver (Los demócratas) a la gobernación de la nación, a tomar el poder, no apoyar a sea quien fuere para mejorar los destinos de Estados Unidos de América. No valen los legados de Jefferson, Madison, Jay que -pese a tener sus firmes opiniones- privilegiaban al pueblo. Hay que volver.

Volveremos -dijo Iñigo Errejón, ese pequeño Chávez ilustrado a la española, pero con mejor alocución, augurándole a la ex presidente argentina un regreso a desplegar todo su repertorio de violencia hacia la Constitución Nacional. Errejón tiene la sangre caliente de la juventud, el viejo discurso adaptado a nuestro tiempo, pero la misma ceguera ante los reflejos de los resultados del populismo.

¿Por qué votamos a los políticos que se auto promocionan como lo mejor para un país? Mayormente por nuestra propia ignorancia. En 1983, después de los desastres económicos (¿No es así?) del gobierno Peronista y del gobierno de facto, el espectacular David Ratto ganó las elecciones. Si usted -en ese entonces- no recuerda haber cobrado su sueldo, ponerse zapatillas cómodas y correr anticipándose al empleado del supermercado que, máquina en mano, subía los precios de los productos, es porque usted era un político. La democracia de Alfonsín no solo no daba de comer, sino que complicaba la compra de alimentos. La inflación no se podía deshacer.

¿Cuál es el mayor objetivo político de Theresa May? Claramente es hacer de Brexit una realidad; El liderazgo político impulsado por el miedo en el pasado llevó a una Gran Bretaña a hacer causa común con un santuario europeo en quiebra y burocratizado. Políticos de antaño hicieron lo mejor que pudieron, incluso si contribuyeron a marchitar la identidad cultural y la cohesión de la sociedad británica. Otro problema que enfrenta es, como un gran sector de Europa, la invasión legal e ilegal de musulmanes tratando de terminar con esa identidad británica. Pero hablar y deshacer la corrección política que una vez tenían es bloqueada por el temor.

Casi invariablemente los políticos empeoran la suerte de la humanidad. A menudo esto toma mucho tiempo para ser evidenciado. Luego del daño, el político se esconde o se recicla. Para entonces, los responsables políticos han desaparecido. Ellos escapan inmerecidamente al oprobio. Si no están muertos, sus pensiones exageradas siguen siendo pagadas. El daño ocasionado, nunca será lavado (o deshecho)

¿Por qué conseguimos los políticos que conseguimos? A menudo en sus perfiles de coraje son una clase con mentes superiores, pero en la realidad son mediocres triunfadores de su auto-promoción. No sé la respuesta, pero supongo que los merecemos porque lamentablemente es lo que queremos. Una vez me uní al Partido Liberal (Unión del Centro Democrático) y encontré que sus reuniones de rama eran enervantes y los dos candidatos (Entre poco más de trescientos afiliados) pugnaban por la silla mayor de la ciudad de Bahía Blanca, con alegaciones que no podían probar sobre la conducta del otro. Triste espectáculo. No luché para cambiarlo. Así que supongo, junto con otros espectadores, que merezco lo que obtengo. Y lo que obtengo es Mauricio Macri, que si bien no puede deshacerse de sus promesas electorales (El famoso Negociado de los Derechos Humanos va a sucumbir, por ejemplo) prefiere ignorarlas.

Curiosamente, Thomas Paine no es un nombre muy conocido, aún para la sociedad norteamericana. Muchos dicen que tomó prestadas ideas de Rosseau o hizo más comprensibles los pensamientos de Montesquieu. Para los no intelectuales como yo quienes debemos leer y releer al suizo y detenernos para salir de los laberintos del francés, Paine fue una voz de luz. El Sentido Común y Los Derechos del Hombre escinden de manera instantánea los pensamientos sectarios. Una de sus simples frases El hombre no es el enemigo del hombre, sino por medio de un falso sistema de gobierno, destruye a cualquier político que supimos conseguir.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 28, 2017


 

MAESTROS DEL SINDICATO

Share

Por Fabian Kussman.

 

¿Qué tan necesarios son los paros de trabajadores, y en el mismo sentido, qué tan útiles son los sindicatos?

 

[two_third padding=”0 30px 0 0″]

La alarmante frecuencia de las huelgas de profesores de escuelas públicas sugiere que los estatutos de la negociación colectiva aplicables necesitan cambios. Partiendo de la premisa de que estos empleados públicos tienen en sus manos grandes responsabilidades y pocos medios, deben sufrir y caer en manos de sus sindicatos. Los maestros, cuya acción de huelga contra un gobierno es lícita, deberían debatir otras prácticas cuando sienten que estas siendo utilizados como herramientas de un interés político y no como damnificados de una desgraciada situación económica.

Una maestra amiga, cuyo nombre me reservo ante la duda de que pueda ser víctima de censuras stalinistas como las que promueve Nilda Garré, sugiere que en el fin del ciclo lectivo no sean entregadas las planillas de promoción en las cueles se reporta el desenvolvimiento y desarrollo del alumno a través del año. Estos formularios son estadísticas de uso local, regional, provincial y nacional, para ser -finalmente- un reflejo de la obra educativa del país en el planeta.

Los maestros son el grupo más contribuyente del sector público, tanto por moldear jóvenes mentes o por su movilización para lograr sus demandas de negociación colectiva. Aunque las fuentes de la militancia -en el buen sentido de la palabra- del maestro son variadas, los estudios empíricos suelen atribuir este fenómeno a la creciente ola de personas más jóvenes y más altamente educadas que enseñan a tiempo completo, lo que no significa decir capacitadas. Es un hecho, además, que estas no necesitan improvisados sindicalistas para guiarlos, aunque van con esa corriente ya que, en ciertas latitudes, no se puede imponer la cultura del trabajo.

Sandra, una maestra de educación especial, dice que está harta de seguidillas de huelgas. Su solución es la creación de un organismo separado para intervenir. Ella está segura que el problema es casi como un tipo de conflicto entre barras bravas: Todo el mundo está lanzando piedras entre sí y no hay solución. La educadora cree que tiene que haber una mejor manera de negociar. Debe haber un tercero, una junta de participantes, partes interesadas, administradores, maestros, padres. Tienen que unirse y tener un modelo mejor para el futuro. Es decir, muchos maestros (está bien, no quiero usar el argumento de la prepotencia, algunos) de esta manera, demuestran desconfianza por el gobierno y a su vez por su sindicato. Necesitan de un mediador neutral que trate de acercar a las partes. En un hábitat tan contaminado como el laboral, se necesitaría un ente para controlar a ese negociador. Y una agrupación para vigilar a ese ente. Ad nauseam.

En Estados Unidos hay una gran compulsa sobre si los educadores deben ser considerados como la policía o médicos de hospitales públicos que, debiéndose a su profesión, no deberían realizar huelgas. En la fría sociedad norteamericana priorizan la indispensabilidad del profesional/individuo. Si cumple o excede sus labores, el concepto sobre su idoneidad, sobre su competencia, sobre sus virtudes, será remunerado.

En el imaginario colectivo la sociedad japonesa ha sido sido identificada como un pueblo educado en la cultura del trabajo, que cuando no están satisfechos con su salario o sus condiciones laborales responden trabajando aún más. Esto -se ha debatido- no es un mito y si bien existen huelgas, el método tradicional continúa ejercitándose. Si bien los maestros no pueden sobrecargar estanterías con productos, pueden seguir aportando al país con horas extras evaluando senadores y diputados, a sus asistentes y ayudantes en sus tareas en un país que cada vez se torna más infectado de masa burocrática y menos eficiencia. Al fin, ¿es necesario un legislador cuyo trabajo ha sido cambiar el nombre de una calle o declarar una fecha el Día Nacional del Holgazán? Expuesto, juzgado, despedido. Ese asambleísta inepto ya tendrá tiempo de formar el sindicato de parlamentarios.

En Argentina, es cierto, me he topado con maestros que deben pagar de su propia billetera (o cartera) no solo fotocopias, sino tizas o borradores. Los salarios no son lo suficientemente acordes para cubrir sus gastos. La tensión y ese desfasaje financiero hace que pierdan oportunidades para capacitarse. Sin duda que algo falla. Es el gobierno o son los sindicatos. Lamentablemente no podemos deshacernos de la primera especie. Por miedo o mediocridad, no podemos desligarnos de los segundos.

Los sindicatos, no se engañe, operan políticamente. Establecen un control grosero sobre la huelga. Intoxican demandas justas con fines ocultos (o no tanto) sin buscar otra solución que la de marchar, conseguir que los estudiantes pierdan horas irrecuperables y demostrar ciertas habilidades con el bombo. No hablo tanto del sufrido maestro que puede oficiar como enlace con el gremio. Se trata de El Gremio.

Tal vez se trate de mi desconfianza a todo lo que suene a sindicatos en su total, creo que las huelgas deben utilizarse como última alternativa. El paro debería ser un recurso desesperado y definitivo en las negociaciones entre empleadores y docentes, no sindicatos. Los maestros tienen una responsabilidad especial con los estudiantes a los que nutren de conceptos, oxigenan sus mentes, les hacen pensar y por lo tanto no deben ir a la huelga a menos que todos los demás medios de negociación hayan fracasado.

[/two_third]

[one_fourth_last padding=”0 0 0 30px”]

    Por Fabian Kussman

 

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 25, 2017


 

[/one_fourth_last]