En libertad por decisión política ¡ya!

Share

.

Por MARIO SANDOVAL

Desde 2003 por venganza política del Gobierno de turno con la complicidad del Poder Judicial y violando principios jurídicos universales, numerosos hombre y mujeres (magistrados, médicos, abogados, ex agentes del Estado, académicos, industriales, sacerdotes) fueron acusadas ilegalmente de lesa humanidad, varios están encarcelados con prisiones preventivas ilimitadas, otros en detenciones domiciliarias con pulseras electrónicas, algunos hospitalizados. Personas mayores de 70 años, enfermas, mueren en prisión abandonadas sin asistencia médica ni espiritual. Se violan sus derechos humanos bajo un manto de legalidad.

  • Son Prisionero Políticos (PP), porque por voluntad política más de 3000 personas están acusadas por la justicia de haber cometido delitos no comunes, ni militares, ni de guerra, ni durante un conflicto armado. Esos PP son acusados de delitos políticos[1].
  • Son Perseguidos Políticos por el comportamiento vejatorio, de ciertos sectores tolerado por las autoridades y éstas se niegan a proporcionar una protección eficaz. Condenan al ostracismo a ciudadanos por cuestiones políticas, al exilio interno forzado[2].
  • Son víctimas de tratamientos graves, inhumanos y degradantes según los informes de la ONU, el Procurador Penitenciario de la Nación y fallos de la justicia argentina, que consideran esa situación en los casos de las prisiones preventivas ilimitadas.

El rol del Estado es garantizar el Estado de derecho, la seguridad jurídica, las obligaciones positivas de todos por igual, no dejar que otros poderes violen esos derechos y principios a los ciudadanos en general. El presidente de la república es responsable ante la comunidad internacional.

  • Aquellas víctimas o sus familias que, en estos últimos meses, por la campaña electoral, reciben por parte del gobierno medallas, diplomas, placas recordatorias, homenajes simbólicos obligados, fotos con ministros, saben que solo buscan sus votos, porque no solucionan ni sus problemas ni la situación de fondo de los PP.

Hoy, el gobierno del presidente Mauricio Macri debe tomar una decisión histórica, política y jurídica de no continuar cometiendo un crimen de Estado, respetar el orden público internacional, las disposiciones constitucionales, convencionales y los derechos humanos, por ello en nombre de principios y garantías objetivas, imparciales, de la cohesión nacional, del futuro de la sociedad y de los intereses mayores de la Nación,  el responsable del Poder Ejecutivo debe firmar por decreto la libertad inmediata de los que están ilegalmente privados de libertad y la anulación de los juicios de lesa humanidad. Hubo leyes que se promulgaron en 48hs.

Los que se oponen a esta decisión ¿pueden afirmar objetivamente, con argumentos exclusivamente jurídicos que el modelo de “la justicia argentina como ejemplo a nivel mundial en las causas de lesa humanidad”, se utiliza legalmente en los países miembros del Consejo de Europa, la OCDE, la OTAN, la OSCE?, es decir que en sus tribunales respectivos a las personas acusadas de crímenes o delitos que jurídicamente no tenían existencia penal en el momento de los hechos, los jueces les aplican:

  • La retroactividad penal, la responsabilidad penal colectiva, la analogía penal, una costumbre internacional prexistente que reemplace la norma escrita, la suspensión de garantías permanente, las prisiones preventivas ilimitadas, ignoran la prescripción, la amnistía, hacen abstracción de la edad, la salud del prisionero, dejan que mueren en las cárceles abandonados, no respetan el debido proceso, el Estado es querellante, violan convenciones internacionales y derechos fundamentales. Se los priva de derechos económicos, sociales, culturales.
  • Ese “paradigma argentino de justicia en los casos de lesa humanidad” ¿se utiliza como jurisprudencia o referencia ante la CPI, los Tribunales Penales Internacionales, la Corte Internacional de Justicia, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos? o ¿en las recomendaciones de la Comisión de Derecho Internacional de la ONU, las Resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU?
  • ¿Las convenciones internacionales son utilizadas ante los tribunales de esos países con interpretaciones políticas e ideológicas y no jurídicas?

¿Como justificar todas estas acciones de la justicia argentina sin violar los principios rectores del Estado de derecho, las Obligaciones Positivas y los Derechos Humanos de los acusados?, ni que esas personas sean víctimas de discriminación, intimidación, persecución política interna, declaradas persona non grata, condenadas a una muerte civil y social

La repuesta a esas inquietudes validará rápidamente que la decisión del PE no tiene impedimento jurídico, constitucional ni convencional para realizarla, de no hacerlo la responsabilidad internacional del Estado está comprometida, teniendo presente que desde el 10dic2015 a la fecha 118 personas, PP ilegalmente acusados de lesa humanidad, murieron en las cárceles por violación de una obligación internacional del Estado. Es un imperativo moral de la sociedad argentina hablar de ello y hacer justicia.

La libertad, el honor y la dignidad humana de esos prisioneros políticos se violan desde hace años, recuperarlas por todos los medios es una obligación en nombre de los derechos humanos. Paris, 15 octubre 2019. CasppaFrance, www.casppafrance.org, https://www.facebook.com/casppa01/, https://twitter.com/CasppaF

[1] https://www.informadorpublico.com/wp-content/uploads/2018/12/Prisioneros-pol%C3%ADticos.pdf

[2] https://www.informadorpublico.com/wp-content/uploads/2018/09/Las-victimas-de-desplazamiento-interno.pdf

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 17, 2019


 

PEDRO JOAQUÍN PASTERIS, EL HOMBRE-POLICÍA ABSUELTO AL MOMENTO DE SU MUERTE

Share

.

Por Patricia Pasteris

Soy hija de un agente de policía de San Miguel de Tucumán. Mi padre hoy estaría cumpliendo sus 80 años es por eso hoy quiero que todo el mundo sepa… El 31 de agosto del año 2012, marcó nuestras vidas, fue el comienzo del fin de la historia de mi padre, ser que podría definir en dos palabras: bondad y amor.

 Se lo llevaron detenido a la unidad peninteciaria de Villa Urquiza de San Miguel de Tucumán, sin antes ser juzgado a sus 73 años con un estado de salud crítico, pero estable. En una celda de máxima seguridad oscura sin ventilación, con humedad, en unas colchas apoyadas sobre una elevación de cemento donde la dificultad para acostarse era terrible, pasaban sus días en ese espacio reducido, tenía un orificio al que ni siquiera podíamos llamar letrina.
Es mi sentir, es tristeza, dolor angustia son sentimientos que solamente quien vive la desgracia y el horror que vivimos nosotros pueden entender. Quisiera poder gritarle al mundo entero la injusticia y de la manera que mataron a mi padre.

PATRICIA PASTERIS

Todo esto y el peso del dolor de su alma por estar condenado si haber cometido delito alguno, hizo que sus ganas de vivir se fueran apagando, sus enfermedades avanzaron. Así de triste y doloroso fue pasando el tiempo.
Poder darle asistencia médica era un suplicio y cuando por fin lo conseguíamos, era mal visto y discriminado por la gente. Que injusticia la sociedad a la que había defendido también lo condenaba.
Durante el tiempo que duró el juicio sufrió mucho, por sus condiciones físicas era muy difícil subir y bajar de los colectivos que era traslado, pasaba la mayor parte del día sentado en ul subsuelo del TOF, se la aguantaba como un ángel, no nos decía nada, pero en sus ojos se veía el dolor que sentía y no sólo era corporal… Señor mío!!! Que tremendo y doloroso recordarlo. 
Llegó el día de la sentencia, no fue mencionado en ningún caso, por lo tanto estábamos confiados y seguros que ese día volvía con nosotros, pero no fue así, fue un puñal en su pecho, el tribunal  lo condenó a 10 años de prisión sin explicacion y a cárcel común. 
Él ya no era el mismo, había perdido sus ganas de vivir, sus dolores físicos eran cada vez más fuertes, se le despertó un cáncer de próstata y se complicó su epoc. 
Luego de tanta lucha, de tantas suplicas y de rogar se apiaden de mi padre volvió a su departamento pero en un estado deplorable, conectado a su mochila, no podía ni caminar, pero aún así no tenía ni siquiera el derecho ni el permiso de quienes lo condenaron sin pruebas, para poder llevarlo en silla de ruedas a una plaza que hay frente de su departamento.
Después de seis años de tortura que recibió injustamente lo absolvieron, si lo ABSOLVIERON, era inocente, era lo que repetía mientras lloraba y clamaba por su libertad. Lamentablemente era lo que esperaba para partir en busca de paz. Tarde muy tarde se dieron cuenta que era inocente. Hoy cumplirias 80 años y hace un año que no estás con nosotros, y me haces tanta falta… Te extraño, te necesito, tu partida rompió mi corazón, y me duele porque éste era tú tiempo, nuestro tiempo, después de tantos años de trabajo y de dedicarte a todos, esposa, hijos, nietos y bisnietos, solo me queda darte las gracias por tanto amor, dedicación. Te amo tanto, sos mi ángel, y mi héroe hasta la eternidad.

Colaboración: DRA ANDREA PALOMAS ALARCÓN y LUS GARCÍA HANILTON


459

 


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre  18, 2019


Coronel Hugo Jorge Delmé. Misa en su memoria

Share

 

Misa en memoria del Coronel Hugo Jorge Delmé.

 

El hijo del Coronel Hugo Jorge Delmé -abandonado a su suerte en una celda, donde finalmente falleció- invita a concurrir a una misa que se llevará a cabo en la Iglesia Castrense, Parroquia de Nuestra Señora de Luján, en Avenida Cabildo 425, C1426AAE CABA, Argentina, el jueves 13 de julio a las 19:00 horas.

 

 


Fuente y colaboración: Dra. Andrea Palomas Alarcón.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 12, 2017


 

¿CON KRISTINA ESTÁBAMOS “MENOS MAL”?

Share

 

 Escribe Claudio Kussman.

 

TRASLADOS COMPULSIVOS DE PRISIONEROS EN LA U 31

De verdad que estamos CAMBIANDO, pero a nivel de los PP, prisioneros ilegales o como se nos quiera llamar, para mal. Debo decir que de antes y mucho más a partir de la muerte provocada del Coronel HUGO JORGE DELMÉ, los adultos mayores en general, no quieren ser trasladados a la U 34 de Campo de Mayo. Cárcel VIP, a decir de diferentes organismos de DDHH poseedores de verdaderas mentes falaces y calenturientas. Los principales motivos son: La aún más deficiente asistencia médica, las dificultades en las comunicaciones telefónicas, con los seres queridos, y en no pocos casos la ubicación geográfica.  Ello llevó a que numerosos prisioneros de la U 31, presentaran Habeas Corpus para no ser trasladados, a dicho lugar. Finalmente, en la fecha y pasadas las 18 horas se hicieron presentes unos quince guardias cárceles que procedieron a sellar los pabellones y al traslado compulsivo de un total de dieciséis cautivos. Entre ellos iban LUCIO NAST Y RODOLFO ISACH, juntamente con otros 3 compañeros de infortunio del pabellón diecinueve. Todos los efectos personales quedaron para ser embalados por sus camaradas y viajarán por separado a Campo de Mayo. Debo destacar que en los últimos tiempos el trato para con las visitas se desmejoró aún más y todo me lleva a pensar que con la gente del “vamos por todo” estábamos menos mal.

UN MUNDO DE SOMBRAS

Por experiencia propia debo mencionar que luego de dos meses en la prisión, uno se hace a una rutina y se “adapta” al lugar y al resto de cautivos, con sus defectos y virtudes. Luego ya no se quiere cambiar, se está mal, pero ese es el sitio y el territorio de uno. En mi caso, en nada más que dos metros por dos metros del pabellón 19 estaban todos mis bienes, las fotos que me permitían ver y añorar a mis seres queridos y era mi lugar en el mundo paralelo de sombras, en el cual me habían encerrado. Los cambios para quien está privado de la libertad resultan casi traumáticos, e increíblemente de producirse se siente un profundo desarraigo. Lo que hoy está ocurriendo no tiene perdón y acompaño en estos momentos tan difíciles a aquellos con los que compartí espacio y tiempo que nos robaron, en la U 31.

Lucio C. Nast

Rodolfo Isach


Claudio Kussman

@PrisioneroA

Abril 28, 2017


 

 

 “Hay ladrones a los que no se castiga, pero que roban lo más preciado: el tiempo”.

Napoleón I (1769-1821)

 

 


www.PrisioneroEnArgentina.com

claudio@PrisioneroEnArgentina.com

Abril 28, 2017


 

El Teniente Coronel Nani y la muerte de Delmé

Share

 

 

 Escribe Emilio Guillermo Nani.

 

Estimados amigos:

 

La muerte del Preso Político Nro 400, señor Coronel (R) D Hugo Delmé, asesinado en el marco del Plan Sistemático y Criminal de Exterminio de un sector de la población, diseñado por la corporación política (de la que también forma parte la alianza Cambiemos) y ejecutado por la judicial, me dejado una mezcla de desazón y bronca y la necesidad de escribir estas líneas.

Intenté resumirlo, pero no pude.

Si es de vuestro interés, les pido que lo difundan.

 

 

Emilio Guillermo Nani

Teniente Coronel (R)

Veterano de Guerra

 

 

“La corrupción de la justicia tiene dos causas: la falsa prudencia del sabio y la violencia del poderoso”.

 

Santo Tomás de Aquino

 

 

Desazón y bronca

 

La muerte del Preso Político Nro 400, señor Coronel (R) D Hugo Delmé, asesinado en el marco del Plan Sistemático y Criminal de Exterminio de un sector de la población, diseñado por la corporación política (de la que también forma parte la alianza Cambiemos) y ejecutado por la judicial, me dejado una mezcla de desazón y bronca y la necesidad de escribir estas líneas.

A esta altura de los hechos, sinceramente harta la ingratitud y la hipocresía de la masa de los integrantes de la sociedad argentina.

A diario escuchamos palabras y expresiones que, hasta el 25 de Mayo de 2003, no existían en el vocabulario de la gran mayoría de aquéllos que tienen acceso a los medios de comunicación: “genocidas”,  “represores”, “delitos de lesa humanidad”, etc.

El oportunismo de muchos causa escalofríos.

A diario escuchamos o leemos relatos que hacen referencia a la “teoría de los dos demonios” y, ante ello, no son pocos los que se rasgan las vestiduras con expresiones rimbombantes y políticamente correctas y, haciendo gala de un inaceptable reduccionismo, descargan las responsabilidades de la tragedia argentina de los ’70, exclusivamente, en aquéllos que quisieron imponer en nuestro país un régimen totalitario de signo comunista, sea castro-guevarista, colombiano, venezolano, socialista, vietnamita, chinoista, soviético, camboyano o como quieran denominarlo, o en quienes, ante el clamor popular, tuvimos la responsabilidad de impedirlo.

Los otros demonios (políticos, jueces, sindicalistas, docentes, periodistas y medios de comunicación, intelectuales, empresarios, religiosos de todos los credos y el resto de una sociedad anestesiada, adormecida e indiferente) que apoyaron, tanto a terroristas, como a quienes los combatimos –sea por convicción, oportunismo o cobardía– hoy, sin ningún tipo de pudor, reivindican a quienes atacaron a la Nación y condenan a los que, con sus aciertos y errores, nos dieron la libertad que hoy gozamos, evitándonos,  entre otras cosas, los padecimientos de los pueblos citados en el párrafo anterior.

Triste país aquel que aplaude a quienes lo atacaron y encarcela a sus libertadores.- Más triste aún es cuando los derrotados de ayer y sus apologistas, masivamente ocupan espacios en los medios de comunicación desde los cuales se encargan de tergiversar u ocultar escandalosamente la verdad, cacareando su supuesta lucha por encontrarla.

Según Luis Alberto Romero, en su excelente artículo titulado “El discurso intolerante de los organismos de derechos humanos”, publicado en La Nación del 20 de Abril de 2017, plantea que “el 24 de Marzo de 2001, el reclamo de justicia que se escuchó en la Plaza de Mayo ya sonaba a revancha y a venganza”.

Si ésto era así, habrá que preguntarles a periodistas e intelectuales por qué no escatimaron los baldazos de nafta que lanzaron sobre un incendio que ya comenzaba a descontrolarse y por qué lo siguen haciendo hasta nuestros días. ¿O acaso continuarán con su política del “yo no fui “?.

Desde la recuperación del sistema democrático (muy poco republicano, para nada representativo y escasamente federal) el 10 de diciembre de 1983, lo único que hizo bien la corporación política fue alentar la venganza y el odio contra sus FFAA, de Seguridad y Policiales, que habían evitado que nuestro país cayera en manos del comunismo.

Hoy escuchamos y leemos a diario que se responsabiliza al kirchnerismo de la reivindicación del odio y de la “grieta”.

¿Y los gobiernos anteriores qué?

¿O acaso Alfonsin dudó algún instante en alentar la destrucción del Estado de Derecho para consumar la venganza largamente anhelada desde la derrota militar de las organizaciones terroristas, impulsando el llamado “Juicio a las Juntas”, del que se enorgullecen, a pesar de haber arrasado, entre muchas otras normas jurídicas, con el Art. 18 de nuestra vapuleada Constitución Nacional?

¿O acaso Menem titubeó a la hora de pactar un indulto con los terroristas (balanceándolo al incluir también a quienes habían sido condenados en el Juicio mencionado anteriormente) o de indemnizarlos, dejando fuera de toda compensación a sus víctimas?.

¿O acaso de la Rúa, tuvo algún prurito en dejar en libertad a los terroristas del MTP que atacaron el cuartel de La Tablada, mientras sentaba en el banquillo de los acusados a las FFAA, en los cínicamente llamados “Juicios de la Verdad”?.

¿Y de quiénes viven fogoneando el odio y la revancha, qué?

¿O acaso no leemos y escuchamos diariamente cómo se los alientan desde distintos medios y tribunas?

Insisto con el periodismo. Romero, en su artículo precitado, expresa que “los organismos de derechos humanos ejercen una verdadera dictadura verbal. Nada más tentador para un grupo humano que administrar esa dictadura de la palabra”. Mejor definición no puede existir para el “grupo humano” denominado periodismo.

La venganza y el odio no han sido, ni son patrimonio del kirchnerismo.- Algún día, los otros demonios, entre ellos, los medios de comunicación y los periodistas y los intelectuales, deberán hacerse cargo de sus responsabilidades respecto de la difusión del “relato” que ha mantenido abiertas nuestras heridas del pasado.

El 24 de Marzo del corriente, durante los actos que se llevaron a cabo en la Plaza de Mayo, se leyó un documento que reivindicó el accionar de las organizaciones terroristas contra la Nación y el pueblo argentinos, el que contó con la aprobación de reconocidas personalidades de organismos que dicen defender los derechos humanos.- Entre ellos Estela Carlotto y Taty Almeyda (quién aplaudió vehemente cada palabra reivindicatoria).- En esos actos también se incitó al derrocamiento del actual gobierno para ser reemplazado por quienes fueron derrotados en las elecciones de 2015.

Ante semejante apología de la violencia e incitación a la sedición, la cobarde sociedad argentina, desesperadamente convocó a una concentración para el 1ro. de Abril próximo pasado para defender a este gobierno y ahora está alentando otra para Mayo.

Obviamente que no quisiera que, en democracia, se ejecute el tercer golpe de Estado civil (para quienes no lo recuerden, los dos primeros fueron contra Alfonsín y a De la Rúa), pero no creo que debamos participar de esas convocatorias.- Que marchen los que buscan algún beneficio o conveniencia o, simplemente, los que comulguen con todo lo que ha hecho el gobierno hasta ahora.

Relacionado con ésto voy a hacer unas reflexiones:

  1. El apoyo al gobierno se lo dimos con nuestros votos.

  1. Un gobierno que tiene miedo de hacer lo que debe, no creo que merezca ser apoyado por nadie, dado que::

  1. Ha permitido que la inseguridad y el narcotráfico sigan su curso y los delincuentes y los piqueteros sigan siendo los dueños de la calle.

  1. Alienta y financia a organizaciones revolucionarias disfrazadas de “sociales”, como la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, el Movimiento Evita y la Corriente Clasista Combativa conducidas por reconocidos terroristas como Emilio Pérsico, Carlos Aznares, Juan Grabois, Roberto Cirilo Perdía y Eduardo Soares, quienes deberían estar en la cárcel por sus crímenes y, sin embargo, gozan de la veneración de los políticos.- A estas organizaciones el gobierno les va a entregar la nada despreciable suma de $ 30.000.000.000 (treinta mil millones de pesos) — que no van a ir a salud, educación y seguridad– para que puedan invertirlos en agitación y violencia.

  1. No ha evidenciado preocupación alguna por encontrar soluciones de fondo a la pobreza y la indigencia, al hambre y la desnutrición y al desempleo, demostrando gran insensibilidad social y mucho populismo paquete.

  1. Ha dado continuidad a los procesos de destrucción de la educación, desmantelamiento del Sistema de Defensa y de desmalvinización.. La mejor prueba de esto último está dada por la financiación del viaje de quienes profanaron las tumbas de nuestros 237 héroes sepultados en el Cementerio de Darwin, Isla Soledad, Islas Malvinas: Pérez Esquivel, Nora Cortiñas, Eduardo Alonso y otros de similar catadura, agraviando de esta forma, no sólo a la Gesta, sino también a la inmensa mayoría de los familiares de los caídos y a los propios Veteranos de Guerra.

  1. No ha cumplido su promesa de poner fin al “curro” de los derechos humanos, manteniendo la persecución a los miembros de las FFAA, de Seguridad, Policiales, Penitenciarias y civiles por su participación en la guerra contrarrevolucionaria que ha permitido que, hasta hoy, los argentinos pudiéramos vivir en libertad. Tenemos más de 2000 hombres presos políticos por combatir por la Patria y 400 ya fueron asesinados (casi 60 de ellos lo fueron durante este gobierno) y su política de “cambio” no cambió nada y, a estos políticos, poco les ha importado, o bien han acompañado, el proceso de persecución.

Simultáneamente con ello arroja flores al Río de la Plata como tributo a los terroristas que ensangrentaron nuestra Patria; es querellante en los denominados “juicios de lesa humanidad” (verdaderos juicios populares en que los que se viola cuanta norma jurídica exista, con tal de consumar la venganza ); conmemora con una estampilla, los 50 años de la muerte de uno de los mayores carniceros latinoamericanos, el Che Guevara; le rinde homenaje, y nada menos que en la Biblioteca Nacional, al terrorista montonero Rodolfo Walsh, responsable entre otras fechorías, del atentado perpetrado contra la Superintendencia de Seguridad Federal (que dejó un saldo de 22 muertos y 64 mutilados) y exonera a un grupo de maestras y la directora de la Escuela N° 8 Carlos Della Penna, de La Boca, por exhibir en el acto por el Día de la Memoria (sesgada) un video que muestra la otra parte de la verdad de los ’70, mientras guarda ominoso silencio ante las parodias de fusilamientos escenificados por niños de escuela primaria en La Cumbre, lo que nos pone ante una realidad que debería preocuparnos mucho más. EL ODIO, LA MENTIRA Y LA VENGANZA han calado hondo en nuestro pueblo, dejando de ser, como ya dijera, sólo responsabilidad del kirchnerismo. Todo muy triste y alarmante, al mismo tiempo.

El Cnl Hugo José Delme, hubiera cumplido por estos días 81 años.- Fue una víctima más del perverso sistema político-judicial y penitenciario, por cuanto una persona de esta edad no debía estar privado de su libertad en un penal, impedido de toda posibilidad de acceso rápido a un sistema de salud que lo hubiera contenido.

Lo más triste aún es que “los otros demonios” se sigan haciendo los distraídos ante estas perversidades.- Ya han sido asesinados 400 presos políticos en el marco del Plan Sistemático y Criminal de Exterminio de un sector de la población, crímenes que constituyen verdaderos delitos de lesa humanidad, por cuanto el “Estatuto de Roma” (que a los uniformados se les aplica en forma retroactiva), para los jueces, fiscales y el resto de los integrantes de los tribunales prevaricadores (hoy convertidos en peligrosas asociaciones ilícitas) y demás responsables de estos delitos, está absolutamente vigente.

¡¡Qué triste, e ingrato al mismo tiempo, que estemos presos por haberle evitado a nuestro país los padecimientos de los pueblos que han sufrido y sufren regímenes totalitarios comunistas!!

¿Qué creen, los políticos, jueces, sindicalistas, docentes, periodistas, intelectuales, empresarios, religiosos de todos los credos y el resto de la sociedad, que hubiera sucedido con ellos si el proyecto socialista del ERP/MTP o Montoneros hubieran tenido éxito?

Yo les respondo:

  • Seguramente algunos habrían sido miembros de Comité Central del régimen totalitario instalado;

  • Muchos otros hubiéramos sido fusilados;

  • Otros eternamente hubieran sido privados de su libertad en cárceles horrorosas (de los cuales, con el correr de los días, algunos también hubiesen sido fusilados);

  • Otros habrían terminado en granjas colectivas (¡¡¡qué colegio Newman, ni diarios La Nación, Perfil o Clarín; ni Bridas, ni Arcor, ni SOCMA; ni PRO, ni PJ, ni UCR, ni Coalición Cívica; qué Comisión Episcopal, ni obispados, ni arzobispados, ni sinagogas o mezquitas, ni ocho cuartos!!!) y sus hijas prostituidas para poder sobrevivir;

  • TODOS estarían haciendo largas colas en los depósitos para recibir las migajas del régimen, para poder alimentarse;

  • Y ABSOLUTAMENTE TODOS, HABRÍAN PERDIDO SU LIBERTAD, la libertad que quienes están presos, les aseguraron hasta estos días, libertad que se les ha conculcado a los libertadores.

Si éstos no hubieran impedido que las organizaciones terroristas se hicieran del poder, ¿alguien puede creer que Bergoglio sería Papa o Poli arzobispo o Arancedo presidente de la CEA; o Bulgheroni, Roggio, Macri, Pérez Companc, Born, Pagani o Balquier, hubieran sido exitosos empresarios; o Mitre, Magnetto o Fontevecchia, tendrían los medios de comunicación que hoy utilizan para perseguirlos y para fomentar los odios; o muchos de los que integran o integraron las corporaciones política y judicial, la docencia, etc., hubieran llegado a lo que llegaron?.- La lista sería larguísima y no quiero aburrirlos, pero lo del Coronel Delmé me ha agotado la paciencia.

Ahora nos consternamos con los atentados que sufren los pueblos de Europa.- Se vierten litros de tinta y horas de emisión, donde periodistas, políticos e intelectuales se solidarizan ante los estragos que producen los terroristas islámicos.- Ahora pregunto, ¿tan desmemoriados están que no recuerdan lo que sucedió en la Argentina durante los años ’60, ’70 y ’80?.

Sólo por mencionar unos pocos crímenes de la locura del terrorismo en Argentina, ¿no se acuerdan de los asesinatos del General Aramburu, del Capitán Viola y su hijita de 5 años, del empresario Oberdan Sallustro, de Paula Lambruchini, de 15 años de edad, del hijo de Clotildo Barrios, de sólo 3; de los Coroneles Larrabure, Ibarzábal y Gay y su señora, del Capitán Cativa Tolosa, y de tantos otros, que con su sangre derramada, nos aseguraron esta Argentina libre?.- ¿No se acuerdan del atentado contra la Superintendencia de Seguridad Federal y de los ataques a los cuarteles de Monte Chingolo, Formosa y La Tablada, con sus saldos de muerte y destrucción?.

Pasaron los años y toda esa tragedia deliberadamente desapareció de los medios de comunicación para dejar paso a los dos “únicos” atentados terroristas perpetrados contra la sociedad argentina: los de la Embajada de Israel y la AMIA?.

Si los periodistas pretenden hacer un “periodismo de calidad”, como José Crettaz expresa en su artículo titulado “El periodismo argentino y la urgencia por dejar de hacer lo mismo de siempre”, publicado en La Nación del 15 de Abril de 2017, lo primero que deberán hacer es dejar de mentir, por cuanto ocultar o tergiversar la verdad, es la forma más repugnante y cobarde de hacerlo, cosa que, por lo reiterada, ya se constituye en una metodología aceptada para engañar a la opinión pública.

Ejemplo de esto lo evidencia Reymundo Roberts, en su artículo “Maldita sea, otra vez los carapintadas”, publicado en La Nación, también el 15 de Abril del corriente, en el que  miente al decir que el alzamiento de Rico de Semana Santa le “arrancó” a Alfonsin “un par de leyes”, cuando todo el mundo sabe (y el periodista también) que la ley conocida como de “punto final” fue anterior al asonada militar, siendo promulgada por el entonces presidente –habiendo contado, para ello, con el apoyo de la mayoría de los legisladores nacionales– debido a que había tomado conciencia del desastre cometido al impulsar los juicios a los militares por haber liberado al país y a su pueblo del flagelo del terrorismo, que dieron comienzo a la destrucción del Estado de Derecho en nuestro país.

A diario se publican artículos que hacen referencia a hechos protagonizados por militares, mientras sistemáticamente se silencian otros de similar o mayor importancia, como por ejemplo el atentado del 15 de abril de 1953, en el acto de Plaza de Mayo de la C.G.T. (en el que fueron asesinadas 6 personas y otras 90 sufrieron gravísimas mutilaciones) o el ataque a los cuarteles de La Tablada, perpetrado por el Movimiento Todos por la Patria (MTP), en el que murieron 9 miembros del Ejército Argentino (entre ellos 4 Soldados Conscriptos), dos integrantes de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y 29 terroristas.

Lo sugestivo es que, como en los hechos criminales mencionados precedentemente, las pocas veces que los periodistas “recuerdan” la otra parte de la historia de los ’70, solamente se refieran a los que tuvieron como protagonistas a los Montoneros, por sus vínculos con el peronismo, haciendo “desaparecer” de los medios de comunicación las acciones criminales perpetradas por el ERP/MTP, con claros lazos con la Unión Cívica Radical, lo que también es parte de la metodología desinformadora adoptada por el periodismo.

¡¡¡Por Dios, cuánto cinismo e hipocresía!!!.

Por todo lo expresado, he llegado a la triste conclusión que, por su indiferencia e ingratitud, esta sociedad no se merece una sola gota de la sangre derramada para conquistar la libertad que hoy disfrutamos; no se merece una sola lágrima de los familiares y amigos de aquellos que dieron su vida en su defensa; no se merece un solo segundo de la angustia de aquellos que hoy padecen ilegal, ilegítima e injusta privación de libertad y, mucho menos, de las de sus seres queridos.

Que Dios y la Virgen nos iluminen y protejan.

 

Emilio Guillermo Nani

Teniente Coronel (R)

Veterano de Guerra

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 25, 2017


 

Otro muerto más

Share

 

Escribe David San Román en cartas de lectores del diario La Nación.

 

Otro muerto más

 

El 13 del actual falleció el coronel (R) Jorge Delmé en su celda de Campo de Mayo. Esto hace un total de 400 presos políticos muertos, 59 de ellos durante la gestión del Pro. Delmé tenía 82 años, era hipertenso, sufría problemas cardíacos, y aunque era mayor de 70 y con problemas de salud, la prisión domiciliaria que indica la ley le había sido negada. Días antes de morir se quejó de molestias en su brazo izquierdo, y los médicos le indicaron que eran “problemas de columna”. El Jueves Santo sufrió un infarto que le costó la vida. Ni el Ministerio de Justicia y DD.HH., ningún diputado o senador ni ningún integrante del Poder Judicial investigarán este crimen ni las condiciones de vida e irregularidades jurídicas a las que son sometidos los más de 2000 presos políticos que hay en el país. Tampoco a la Conferencia Episcopal se le ocurrirá asomar las narices dentro de los penales donde viven policías o militares.

Algún día la historia juzgará a los distraídos. Que en paz descanse, soldado.

 

David San Román

¿Quién será el próximo Delmé? El destino de otro Preso Político en manos del Estado

Share

 

Los jueces son responsables de sus detenidos y el Servicio Penitenciario de velar por la seguridad y custodia de las personas sometidas a proceso procurando que el régimen carcelario contribuya a preservar o mejorar sus condiciones morales, su educación y su salud física y mental. ¿Es una broma?

 

 Escribe Fabian Kussman.

El código escrito y la triste realidad es algo con lo que nos encontramos todos los días. En el mes de octubre del año 2010, El Tribunal Oral Federal 1 de La Plata, integrado por Carlos Rozanski, Pablo Bertuzzi y Roberto Falcone, impuso la pena de prisión a Catalino Morel por comisión de tortura seguida de muerte supuestamente ocurridos entre los años 1976 y 1979. El Sub Oficial Morel -unos 24 años en el momento de las acciones imputadas- era miembro del Servicio penitenciario de la Provincia de Buenos Aires. Curiosamente, otro servicio penitenciario, pero ahora Federal hoy, en complicidad con el Poder Judicial es la herramienta que permite que los ex uniformados de ayer, caigan en la actualidad en el abandono, la desidia, la muerte.

Pocos días atrás falleció en soledad, en penumbras, en silencio, el Coronel Delmé en su oscuro calabozo, aunque la historia (o histeria) oficial diga que lo hizo en un hospital. Hoy, Catalino Morel fue trasladado a un nosocomio en condición de urgencia, debido a una afección cardíaca. Al no estar dadas las condiciones para ser atendido en la Unidad Penal 31, ni en el “hospital” Penitenciario Central, se estima que el penado fue trasladado al Hospital Municipal de Ezeiza, contradiciendo las exclamaciones de la Comisión de Memoria, Verdad y Justicia Zona Norte, doctora Adriana Taboada, quien se esmera por crear de un botiquín de primeros auxilios (HPC) un centro de medicina de alta gama. Con estas mentiras, además de Taboada, los jueces y el Servicio Penitenciario son cómplices de homicidios. Los jueces, ya que son responsables de sus detenidos. El Servicio Penitenciario, por tener en sus manos a los mismos.

René Langlois, un prisionero ilegalmente arrestado, con sus propios problemas de salud, debe gritar desde el vientre de este nuevo centro de alimento para leones las injusticias y violaciones que continúan engrosando los horrores de los gobernantes.

René Langlois, un prisionero de guerra que ya ha dicho basta a la esperanza de legalidad que Macri enarbolaba en su discurso eleccionario, es el encargado de portar las malas noticias. Viejas y nuevas.

Rene Langlois, un preso político que no solo debe ocuparse de sus desgracias, debe enfrentar y denunciar estos delitos. En el caso de hoy, Catalino Morel, de 65 años de edad. Si no se detiene esta máquina de picar carne, ¿Quién será mañana el muerto número 401?

 


Denuncia oral de René Langlois

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

email@PrisioneroEnArgentina.com

Abril 18, 2017


DELMÉ Y LA CRUEL REALIDAD

Share

 

 

 Escribe Claudio Kussman.

 

DE PIÉ O DE RODILLAS

 

Últimamente todos estamos viendo en los medios a policías que mueren escapando de los delincuentes, y así pierden su existencia terrenal a través de severas heridas en la espalda. Las políticas de seguridad nefastas de los últimos tiempos se hacen sentir en todos los ámbitos. En mi época quizás casi lejana, los que huían eran los cacos y los hombres-policías morían enfrentando y  haciendo tronar sus armas. Era la lógica entre el bien y el mal.

 

El destino hizo que hoy en el ocaso de la vida, este no sea como lo habíamos planeado con mi familia y así seguramente y más allá de lo legal o ilegal, mi fin esté en una prisión. Aun así no quiero que este sea como la de esos hombres de azul de hoy, escapando y por la espalda. Miro una y otra vez los tres dígitos que conforman la escalofriante cifra de 400, que representan otras tantas muertes de adultos mayores, en soledad y silencio y digo, no puede ser. Nos están matando de a uno y por la espalda.

 

Señores silenciosos que usaron uniformes, de diferentes colores, pero todos portaron o empuñaron armas del estado.  ¿Qué está pasado? ¿Qué ejemplo están dejando? ¿Fueron valientes solo cuando tuvieron poder? Cuidado, así también pudo haber sido solo abuso de poder. Hoy estamos absolutamente solos, acompañados únicamente por nuestra dignidad y un reducido grupo de familiares y amigos.

 

El presente nos requiere volver a mostrar ese valor y ese honor de antaño, que pregonamos haber poseído. Eso sí, esta vez las condiciones son  totalmente desventajosas.  Para nosotros, solo hay dos únicas opciones, quizás con un mismo final. O DE PIÉ O DE RODILLAS. Cada uno tiene el derecho de elegir la forma, el recuerdo y el ejemplo que dejará a los seres queridos que lo sucedan. Yo, siempre dentro de la Ley,  ya elegí el mío.

 

 

“Y así como los pueblos sin dignidad son rebaños,

los individuos sin ella son esclavos”.

José Ingenieros (1877-1925)

 


Claudio Kussman

claudio@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

@PrisioneroA

Abril 17, 2017


 

Una muerte que interpela

Share

 

 

 Escribe el General Juan Miguel Giuliano.

 

El jueves 13 de abril, fue encontrado muerto en la celda de la prisión en la que se encontraba, el coronel Hugo Delmé, detenido por los llamados juicios de lesa humanidad, quien padecía de una afección cardíaca, y la pregunta que surge de inmediato es ¿qué hacía allí un anciano de 80 años detenido contra derecho y sin la adecuada atención medica?

 

Su cadáver interpela desde entonces a los jueces del Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca, quienes le negaron reiteradas veces la prisión domiciliaria, y al Sistema Penitenciario por no disponer de estructuras de atención médica adecuadas para atender a ancianos con patologías de alto riesgo.

 

Interpela además a la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia, al Consejo de la Magistratura que no audita el desempeño de los jueces que cometen prevaricato en sus resoluciones, al presidente de la Corte Suprema de Justicia quien considera que esta flagrante injusticia es Política de Estado, y en definitiva a la conciencia de los argentinos que no deberíamos permitir que estas tragedias ocurran en un país que se proclama defensor de los derechos humanos.

 

Cuatrocientos muertos en injusto cautiverio, muchos de ellos en condiciones de abandono de persona, constituyen un escándalo jurídico y humanitario que urge solucionar antes de que las graves consecuencias de la situación que padecen a diario sigan cobrándose más víctimas que podrían evitarse.

 

Juan Miguel Giuliano – General (R)

miguelgiuliano@hotmail.com.ar

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 16, 2017


 

Otro CRIMEN de los JUECES PREVARICADORES

Share

 

 

 

 Escribe Juan Carlos Alsina.

 

Ayer jueves 13 de abril a las 20:10 hs.el Coronel Delmé de 82 años fue encontrado muerto en su alojamiento: celda 8, Pabellón C de la U. 34 Campo de Mayo.

Ante la falta de respuesta al llamado, un camarada del Pabellón irrumpe en su lugar y encuentra el cuerpo FRIO del Coronel.

Se le practicaron maniobras de reanimación por parte de camaradas sin lograr resultados. El enfermero de turno intentó aplicarle el desfibrilador pero personal del SPF retiró el cuerpo fuera del pabellón para trasladarlo en ambulancia al Hospital Militar Campo de Mayo.

Por el color del cuerpo se calcula que su deceso se habría producido como mínimo una hora antes de ser descubierto.

 

Los datos aquí vertidos son dados a conocer por los protagonistas. Ellos piden difusión de los mismos ya que hay indicios serios que puedan circular argumentos falsos respecto del momento o lugar del fallecimiento para encubrir responsabilidades. 

 

Sus camaradas tomarán medidas al respecto haciendo responsables directos a los Sres. Jueces que en forma SISTEMATICA le negaron la prisión domiciliaria atormentándolo tanto en la U.34 como en otras.

EL RELATO se cae a pedazos. Los Medios de Difusión perdieron el miedo. Pero hay una parte sobre la cual todavía NO SE ANIMAN a hablar. Me refiero a la Política espuria y mentirosa de los DDHH y al andamiaje jurídico falso que la mantiene. Argentina “Paraíso de Terroristas”. ¿Cuántos DISCÍPULOS del TERRORISTA Fidel Castro hay actualmente INFILTRADOS en los tres poderes del estado, la función pública y los medios? A los MEDIOS… Vamos…!!!! Pongan lo que hay que poner y…¡HABLEN…!

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 15, 2017


 

RESPONDIENDO A LA DOCTORA PALOMAS ALARCÓN

Share

 

 

 Escribe Claudio Kussman.

 

Una vez más debo decirle que respeto y admiro su valor y dedicación a la defensa de la verdad, y en consecuencia de quienes estamos en ilegal prisión. Su mérito es doble, ya que no tiene familiares que estén imputados en alguna de estas causas, por los mal llamados delitos de lesa humanidad.

 

Siempre he sido veraz en todo lo que he expresado al igual que mi familia, pero todos sabemos que siempre, o hemos dicho muy poco o en forma muy espaciada, se dejó por cuestiones de convivencia   de expresar el verdadero problema de fondo. Este es que: FALTA ENTREPIERNAS EN QUIENES ESTAN EN ILEGAL PRISIÓN Y ASÍ NO SOMOS CAPACES DE DECIR ¡BASTA!

 

 Año tras año han avanzado sobre nuestros derechos, montaron un verdadero y muy burdo circo romano y esto fue y es mansamente aceptado. Hoy fue DELMÉ, antes fueron otros 399 que murieron en indigno y cómplice silencio. En cada caso, todo duró UN MINUTO, de ese silencio en una formación carcelaria y luego: <<a ver que comemos y a qué hora es el partido de futbol >>. Ni hablar de los familiares de los fallecidos. Yo me he ofrecido como testigo de las condiciones inhumanas de un CHIACHIETA, o un MASTRANDREA, en su llegada y paso por la prisión, para su posterior deceso.  No le cuento la reacción de los mismos ante mi llamado telefónico.  También escribimos sobre el prisionero ROBERTO BUSTOS, a quien vi en el HPC retorciéndose de dolor ante la falta de calmantes o, si se quiere el muerto n° 299, con igual resultado.

 

Se está tan vacío de valores humanos por el prójimo, que un MILANI, más allá de sus oscuras elucubraciones para irse a la casa, fue aceptado, recibió visitas sin problema alguno, tuvo trato preferencial e inclusive se lo invitó con pizza. Alguien me dijo bueno ya pasó ahora es uno más de nosotros. Sin entender que nadie es uno más de nosotros. Por lo menos mío un ejemplar de estos no lo es. Este vulgar y obsecuente asesino de sus camaradas, y de quienes no lo somos, fue respetado, mientras simultáneamente muchos se ofendían y enojaban con nosotros, por publicar sobre su paso por la U 31.

 

Volviendo a la muerte de DELMÉ, ahora se podrá realizar un juicio, y hasta una investigación. Pero más allá de una carátula en una causa a largo plazo, la historia clínica de él la maneja el Servicio Penitenciario Federal y no creo que la misma haya sido secuestrada por la “justicia” al momento de la comunicación de su fallecimiento. Lo real es que no se tendría que haber permitido el traslado de su cuerpo. Se debió labrar acta, y efectuar un relevamiento fotográfico o fílmico del lugar. Pero, por el contrario, una vez más, se consintió una anormalidad extrema como “levantar el cadáver”, sin actuación alguna. ¿Estamos locos? Se de lo mal que caerán estas expresiones, pero por ello no dejan de ser nada más que la verdad.

 

Ahora bien, nosotros podremos seguir sumando millones de visitas en nuestra página, ustedes podrán seguir difundiendo en la radio e ir a todas las marchas y valientes manifestaciones casi en soledad que realizan, pero nada de esto está dando resultado. Los medios nos siguen ignorando, los mismos jueces siguen actuando con su “particular visión” de los hechos, ya que son parte de “la justicia independiente” y el tiempo lo estiran y transcurre para que sigamos muriendo en cautiverio.

 

Asignarnos un número tampoco da resultado, como fueron 400, serán 2000 o más. POR SOBRETODO, YA ESTAMOS EN EDAD PARA MORIR.  Si por más que se difundió como valientemente lo hizo la doctora VILLARRUEL, la dramática negación de las víctimas inocentes del terrorismo entre las que hay no pocos niños, el desconocimiento oficial a ellas no cambió.  Nuestro destino está en nuestras propias manos.  SI REALMENTE ENTRE NOSOTROS HAY TANTOS INOCENTES COMO SE PREGONA EN VOZ INAUDIBLE, O DECIMOS ¡BASTA! HACIENDONOS ESCUCHAR DE VERDAD O NADA. QUE SIGAN LOS PRISIONEROS CON LA PREOCUPACIÓN POR LA COMIDA, Y EL FUTBOL, AFERRANDOSE A UNA JERARQUÍA DEL PASADO QUE TAMPOCO SIRVE PARA NADA, YA QUE SIMPLEMENTE SOMOS NADA MAS QUE PRESOS.

 

 


Claudio Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

claudio@PrisioneroEnArgentina.com

@PrisioneroA

Abril 15, 2017


 

CRIMEN POR INASISTENCIA DOLOSA

Share

 

 

 Escribe Andrea Palomas Alarcón.

 

Este jueves murió en prisión por inasistencia dolosa el Coronel Hugo Jorge Delmé.

 

Fue encontrado muerto en su celda del penal de Campo de Mayo, un “country” o “cárcel VIP” para las orgas de DDHH sedientas de sangre, para los chacales que se enriquecen con la tortura de ancianos disfrazada de política.

 

Durante una semana se quejó de dolor en el brazo izquierdo. Hasta el más ignorante de los médicos sabe que es un síntoma inequívoco de ataque cardíaco. El asunto es que el Cnl Delmé no fue asistido por médico alguno, le contestaban que su dolor debía ser de espalda y no lo llevaban al médico. En Campo de Mayo, la cárcel VIP, no hay médico.

 

Otro preso político asesinado ante la indolencia de la sociedad que ignora que dos mil personas y sus familiares son rehenes de un negociado inmenso. Dos mil personas y sus familiares son torturados para solaz de los terroristas vencidos, resentidos, perversos.

 

El periodismo es cómplice, no dice estas cosas aunque las conoce bien. Los políticos son cómplices o cobardes. Casi ninguno se atreve a hablar de estos temas, cuando lo hacen comienzan con una inmensa introducción autojustificadora “yo no estoy a favor de los que hicieron los militares” o “lo que hicieron los militares fue un crimen atroz pero…” y luego salen con alguna tibia oración respecto a que hoy se maltrata a ancianos.

 

Los crímenes de nuestra sociedad fueron de toda la sociedad, no de unos pocos rehenes. Los políticos aplaudieron y apoyaron a los terroristas, los amnistiaron, los justificaron y cuando vinieron por la democracia y por ellos mismos llamaron a los militares para que hicieran el trabajo violento que no se atrevían a hacer. Era como los piqueteros de hoy pero multiplicado por mil, por un millón. Querían que el terrorismo se detenga pero no tuvieron el coraje político para detenerlo ellos mismos y llamaron al golpe, para lavarse las manos y fingirse inocentes.

 

Ahora culpan a un pequeño sector de la sociedad como si todo el resto hubiera sido víctima de los militares. La sociedad no fue víctima fue cómplice y socia.

 

Esta injusticia, esta crueldad, no va a quedar impune. Muchos creen que esto les pasa a otros. No, nos pasa a todos. Cuando nuestros hijos vuelven tarde y los mata la delincuencia, es el precio que pagamos por ignorar la injusticia. Cuando violan y matan a las Micaelas, es el precio que pagamos por ignorar la injusticia. Cuando no tenemos paz y tenemos miedo de salir a la calle, es el tributo a la indiferencia de dejar a su suerte a los que nos defendieron cuando fue necesario.

 

El Cnl Delmé fue asesinado por injusticia e indiferencia a los 82 años de edad. Su crimen no quedará impune, lo pagaremos todos los que no hicimos nada o no hicimos lo suficiente.

 


Visite la página de la doctora Andrea Palomas Alarcón.


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 15, 2017


 

NADIE LO VE, NADIE LO ESCUCHA, NADIE LE HABLA

Share

 

 Escribe Claudio Kussman.

 

QUE DUERMA Y NO JODA

El hombre-soldado HUGO JORGE DELMÉ, ya fue. Queda su recuerdo y seguramente el profundo dolor en su familia y en quienes lo conocimos como un verdadero caballero. En estos momentos en el mentiroso Hospital Penitenciario Federal de Ezeiza quien lo está pasando muy mal es CARLOS DEL SEÑOR HIDALGO GARZÓN, también hombre-soldado héroe y herido de Malvinas, quien entre otros males físicos como hipoacusia además   sufre  trastorno de sueño, trastorno bipolar tipo II (http://www.redsanar.org/Textos/Trastorno_Bipolar_II.htm)  y stress postraumático. Su abogado el conocido doctor GONZALO MIÑO, lucha legalmente sin ser oído, para ayudarlo  y evitar su posible traumática muerte. Agrava en quien no está bien psíquicamente, el hecho de que pese a la orden judicial, el Servicio Penitenciario Federal, no le entrega sus pertenencias, entre las que se incluyen libros y ropa (hasta calzoncillos).

 

 

 

OCHO REMEDIOS MENOS

Recientemente fue llevado al Hospital Militar Central, donde la Dra. Britos, psiquiatra del mismo, le quito más de 8 medicamentos que  le estaban suministrando. Si bien se puso en conocimiento del Tribunal Oral 1 La Plata esta situación, igual se insiste en hacerle tomar la medicación molida y disuelta en agua. En una palabra: “Que duerma y no joda”. En esas condiciones lo veía el año pasado en la U 31, donde él ocupaba una celda en el pabellón uno. Allí dormía hasta la tarde y gran cantidad de horas del día las pasaba en la penumbra de su celda, rodeado de innumerables  libros. Anónimamente llegaron a nuestras manos un par de fotos de su estado actual que mostramos.

 

 

 

EL MIEDO

Entre los médicos del HPC saben y dicen en voz baja que GARZÓN es una persona de alto riesgo con posibilidad de muerte súbita, pero por temor a su estabilidad laboral no lo exponen claramente. Los jueces de “la justicia independiente” siguen imponiendo miedo. El mismo que comenzó a generalizarse durante el gobierno del “vamos por todo” y continua hasta nuestros días con el de CAMBIEMOS, para que nada cambie.

 

 

 

 

 

 

 

 

“El hombre más peligroso es aquel que tiene miedo”.

Ludwig Börne (1786-1837)

 


Claudio Kussman

claudio@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

@PrisioneroA

Abril 14, 2017


 

LOS TEMEROSOS Y SU SILENCIO CÓMPLICE NOS ESTÁ MATANDO A TODOS

Share

 

 

 Escribe Claudio Kussman.

 

EL NÚMERO 400 DA NAUSEAS

Ayer murió en la Unidad Penal 34 de Campo de Mayo el prisionero número CUATROCIENTOS, el hombre-soldado HUGO JORGE DELMÉ de 82 años de edad. Horas antes se quejó de dolor en un brazo, que el médico de turno como él no es un preso VIP, lo atribuyó al problema de columna que padecía. Tres horas después fue hallado muerto en su celda. De inmediato fue cargado en una ambulancia y “OFICIALMENTE” falleció en el viaje a un nosocomio, que no era “Los Arcos”, por supuesto. Lo conocí en la U 31, siempre le vi un parecido a SPENCER TRACY, célebre artista norteamericano del pasado. Sus modales pausados evidenciaban un hombre calmo y muy educado. ¿Con mucho enojo debo decir la cifra y que pase el que sigue? Qué pasará con el informe de los médicos forenses, que daba como “apto para la cárcel” a DELMÉ? ¿Qué pasará con el médico que diagnosticó dolor producto de la columna?  ¿Qué pasará con quienes trasladaron un cuerpo sin vida?

 

CAMBIEMOS NADA

Realmente todo esto  en medio de tanta hipocresía, de unos y otros, es escabroso y causa nauseas. Cuando digo unos y otros, me refiero a TODOS. Desde el gobierno de CAMBIEMOS para que nada cambie, hasta el último prisionero y sus respectivas familias.  Están ocurriendo hechos de verdadera tortura que se están ocultando. En el mejor de los casos, las víctimas de los abusos cuentan los hechos, pero no quieren figurar con nombre y apellido. Hay muchos escritos que nosotros desde ya, no publicamos, en donde sus autores solicitan no figurar. Otros se enojan, ofenden y aún más, nos piden que no publiquemos sobre MILANI. Este Teniente General, hoy preso VIP que llegó reptando a la cumbre, alternando obsecuentemente con quienes estaban provocando y ocultando la muerte de sus camaradas de armas y de todos los que no lo fuimos.

 

EL MIEDO

Debo reconocer mi error al haber pensado que quienes usamos uniforme y portamos armas provistas por el estado, teníamos algún grado menor de hipocresía, y algún grado mayor de valor.  Al ser muy pocos los que como prisioneros  gritamos la verdad de lo que ocurre, pasa a ser un esfuerzo vano y   aumenta exponencialmente el riesgo de graves represalias. Aun así, mientras mi voz refleje solo la verdad, seguiré junto con mi familia yendo hacia adelante, pregonando lo que ocurre a pesar de todo y de  todos.

 

 

 

 

“No temas ni a la prisión, ni a la pobreza,

ni a la muerte. Teme al miedo.”

Giacomo Leopardi (1798-1837)

 

 

 


Claudio Kussman

claudio@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

@PrisioneroA

Abril 14, 2017


 

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com