La Sra. Victoria Donda hace presión sobre agentes de policía: “¿Soy diputada nacional, abogada, por qué lo detuvieron?”

Share

.

Por MARIO SANDOVAL

La Sra. Victoria Donda enfrentó a policías que pidieron el DNI a un vendedor callejero que tenía orden de captura: “¿Soy diputada nacional, abogada, por qué lo detuvieron?” https://www.perfil.com/noticias/politica/victoria-donda-enfrento-unos-policias-que-pidieron-el-dni-a-un-vendedor-callejero.phtml interpelación que en realidad encierra una presión sobre los funcionarios de policía. 

  

Una vez más la Sra. Donda manifesta una conducta inadecuada protegiéndose detrás de su condición de legisladora de la Nación. No pudiendo ignorar que la división de poderes se impone y que ninguna norma la autoriza a intervenir fuera del poder legislativo. Si hubo una delito o crimen debe denunciarlo, pero no impedir o interferir en el ejercicio de sus funciones a los agentes del Estado de otros poderes, argumentando ser diputada nacional o abogada. Debió agregar: ciudadana, madre, esposa, hija de terroristas desaparecidos, militante de derechos humanos… 

La Sra. Donda, abusa de su cargo (una costumbre parlamentaria) para ejercer presión sobre sus interlocutores, diciendo a unos de los policía: “Llamá si podes tratar a una diputada así” https://www.infobae.com/sociedad/policiales/2019/10/08/victoria-donda-quiso-evitar-la-detencion-de-un-vendedor-ambulante-que-tenia-orden-de-captura/ ¿Cómo quiere que la traten?. Es la parlamentaria que debe mostrar el ejemplo de civismo, de orden republicano, porque son los ciudadanos que (lamentablemente) la eligieron.

Al referirse a “que la nueva práctica puesta en marcha por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich es una muestra de la mano dura en la calle, del control que pueden hacer...”, la Sra. Donda no puede negar que ese método o política del gobierno, es menos violenta que la utilizada por sus padres como miembros de la organización terrorista montoneros en los 70, que intentaron tomar el poder por las armas, salvo si también eran jóvenes idealistas, pacifistas, que luchaban por los derechos humanos, la democracia, la justicia y el Estado de derecho.

La Sra. Donda no sabe cómo ser noticias para mostrarse en los medios y así lo demuestra su reciente actividad parlamentaria al organizar en el Congreso el homenaje a “Iron Maiden” y declararlos visitantes ilustres de la Cámara https://www.perfil.com/noticias/politica/con-el-apoyo-de-victoria-donda-el-congreso-homenajeara-a-iron-maiden.phtml en la cual utiliza recursos institucionales, humanos y financieros para satisfacer un capricho alejado de todo objeto legislativo. Paris, 08 octubre 2019. CasppaFrance

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 8, 2019


 

“ESTE ES UN LLAMADO A DESTRUIRLO TODO!” ESO DICE EL CARTEL DE CONVOCATORIA A LA MARCHA FEMINISTA EN LA PLATA EL 12/14 OCTUBRE, FINANCIADA POR MACRI

Share

¿Sabías que hay un proyecto en el Senado Nacional, que ya fue aprobado en Diputados, para que las actividades que se realizan en los “Encuentros de Mujeres” sean declarados de interés nacional?

¡Pretenden que el Estado financie la violencia feminista! Todos los años, desde hace más de 30 años, estos encuentros son escenario de destrozos, agresiones y violencia.

Firmá para pedir que no se financien desde el Estado y que se proteja los templos y ciudadanos:

https://citizengo.org/es-ar/lf/173293-no-mas-financiamiento-del-estado-y-violencia-sin-limites-encuentrodemujeres

Ayudanos a difundir por WhatsApp con tus amigos y grupos:

   Es increíble que se tolere la violencia que se despliega todos los años en las distintas ciudades del país…que las ciudades tengan que hacerse cargos de los destrozos que se realizan…que se silencie las agresiones que reciben muchas mujeres dentro de los talleres del pretendido “encuentro plural”, y ahora que oficialmente ¡¡se les brinde financiamiento desde el Estado!!

El mismo Estado al que acusan de “heteropatriarcal” y “opresor”, pretenden que las financie. De hecho hace años que vienen financiándolas.

El año pasado el Gobierno de Macri desembolsó $6.000.000 para pagar transporte a las mujeres que participan del Encuentro. En el 2017, el Gobierno Provincial de Chaco también destinó fondos para subvencionar 20.000 viandas, difusión, escenario y sonido, entre otras cosas.
Actualmente se encuentra en Senadores un proyecto para que las actividades sean declaradas de “interés nacional”, que desde el Estado se difunda, se financie, y se subvencione todos los años el encuentro feminista violento.

¿Y para qué? Para que defequen en la Catedral, prendan fuego, insulten y golpeen a mujeres provida, y a quienes no piensan como ellas, hagan pintadas en monumentos históricos y destrocen la ciudad con el torso desnudo.
Pedile a los Senadores que rechacen el proyecto, y que no se financie este encuentro:

https://citizengo.org/es-ar/lf/173293-no-mas-financiamiento-del-estado-y-violencia-sin-limites-encuentrodemujeres

Compartí por WhatsApp con tus amigos y grupos:
  
Este año el  “Encuentro de Mujeres” se realiza en La Plata, y como ciudadanos decimos ¡basta! al financiamiento del Estado, al silencio atroz de los medios de comunicación sobre los desmanes que ocurren todos los años, ¡basta de ser cómplices!

Estas mujeres no representan a las mujeres de Argentina, son el claro ejemplo de lo contrario de lo que miles de mujeres queremos ser, de lo que amamos y defendemos.

Gracias por sumarte una vez más en defensa de la Vida y la Familia.

Un abrazo,

Silvina Spataro, Luis Losada y todo el equipo de CitizenGO.

 


Envío y colaboración: DR. COSME BECCAR VARELA


 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 23, 2019


 

PRISIONEROenARGENTINA.COM Y LOS CIBERATAQUES

Share

 

Recibir diariamente un promedio de  300.000 visitantes, o más,  en la página, nos alienta a seguir trabajando para lograr fisurar, aunque sea mínimamente, la censura que los grandes medios imponen, por intereses o partidismos políticos a algunos de los densos temas que tocamos en la misma. Uno de ellos es justamente tratar de difundir algunas de las iniquidades, que en democracia y en nombre de los Derechos Humanos (para algunos), se aplican en la Argentina de hoy. Juntamente con  esos diarios lectores, cada uno de los cuales es muy bienvenido, lamentablemente y en cantidades alarmantes, también llegan otros, aquellos que mediante CIBERATAQUES quieren imponernos una vez más la censura, aún en este medio, sinónimo de LIBERTAD, como es la Web. Obligados a extremar nuestras defensas, proseguiremos como hasta hoy, siempre tratando de superarnos día a día.  Aún si estos oscuros personajes, lograran quitarnos de las redes, volveremos a comenzar como hiciéramos por primera vez en febrero de 2015, impulsados por la convicción de estar transitando el camino correcto. Cordialmente

www.PrisioneroEnArgentina.com                                                                                           Septiembre 19,2019  

 

LAS CANTIDADES DE ATAQUES RECIBIDOS SEMANALMENTE,

SI BIEN VARIABLES, SIEMPRE SON REALMENTE ALARMANTES

Julio 4-10, 2019
Julio 10-16, 2019
Agosto 12-18, 2019
Julio 28 – Agosto 3, 2019
Agosto 17-23, 2019
Agosto 24-30, 2019

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 19, 2019


 

EL ASESINATO DE JULIO CABAL

Share

 

 

POR NUESTRO SILENCIO… AHORA ES DEMASIADO TARDE

Una nueva vida se ha cobrado la inseguridad nuestra de cada día.

Hoy el nombre sorteado por la delincuencia ha sido JULIO CABAL (29 años); asesinado cuando atendía el comercio familiar. 

Gracias a las políticas de derechos humanos (para los delincuentes), Santa Fe se ha convertido en la provincia con la más elevada tasa de homicidios. El Departamento La Capital en su momento llegó a arañar la tasa de 30 homicidios cada 100.000 habitantes.

Entonces ante el dolor y la indignación que provoca cada muerte a manos de la delincuencia, se alzan voces reclamando ¡JUSTICIA!.

Pero cuando vemos como le van atando las manos a la policía para que no actúe contra la delincuencia y la “justicia” libera a los delincuentes aprehendidos, nos quedamos en silencio.

Cuando el 11 de marzo de 2016, el joven policía, EMILIANO NAVARRO, enfrentó y dio muerte a un peligroso delincuente que a mano armada había asaltado una rotisería en las inmediaciones de Boulevard Gálvez y Belgrano, la información se centró en la angustia de las victimas del delincuente; pero cuando meses después apareció un falso testigo afirmando haber visto que el policía “había asesinado” al delincuente y que la “justicia” considerara a ese testimonio suficiente para encarcelar al policía, todos nos quedamos en silencio.

¡JUSTICIA! El reclamo que las autoridades gubernamentales no escuchan.

Cuando por falsas acusaciones de delincuentes, se procesó a numerosos policías de los distintos comandos radioeléctricos de la zona, seguimos en silencio; sin tener en cuenta que el Comando Radioeléctrico, es la fuerza en apresto para acudir ante un llamado al 911. Entonces no debe sorprendernos que ese personal al ser comisionado ante un delito, se pueda demorar deliberadamente, por temor a encontrarse con los delincuentes y que luego la “justicia” los encarcele por falsas acusaciones. 

El mensaje subliminal es: “No se apuren, los delincuentes deben seguir libres”.

Para todas las víctimas, ahora es demasiado tarde. 

Somos cómplices de esos homicidios, al habernos callado cuando le empezaron a atar las manos a la policía y a liberar ligeramente a los delincuentes.

Empero, podemos salvar muchas vidas si exigimos que se encarcele a los delincuentes, sean policías o no, pero que se defienda a rajatabla a los buenos policías.

Ojalá suceda esto últimos antes de que sea demasiado tarde para nosotros mismos.

 

Orlando Agustín Gauna

 


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 19, 2019


 

Acusación a un policía

Share

.

por JIMENA RAQUEL SENA

Con tristeza leí el artículo titulado “Acusaron de homicidio a un policía porteño por matar a un hombre de una patada”. Me pregunto si el policía, con 20 años de carrera sin tacha, debía esperar a tener el cuchillo en la garganta para tomar alguna medida contra un sospechoso que quedó grabado en cámaras amenazando a los pasajeros de un colectivo. Hasta el hermano de la supuesta “víctima” confirma que salía todas las noches armado y drogado. Entonces, ¿por qué cargar otra vez las tintas sobre el policía e instalar sospechas sobre quien intenta defender la seguridad de la población?

Jimena Raquel Sena

 

 

Envío y colaboración: DRA ANDREA PALOMAS ALARCÓN

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 23, 2019


 

El Ministerio de Inseguridad denunció a Greenpeace por los carteles

Share

 

El Ministerio de Seguridad denunció a Greenpeace por intimidación pública tras el sorpresivo reclamo en La Rural y se tramita en el Juzgado Federal N° 5. Los activistas usaron su imaginación para desplegar banderines que decían “Ganaderos basta de desmontes” y “Destruir montes es un crimen” ante la mirada de Mauricio Macri.

Los Ecologistas instalaron equipos que desplegan baners para hacer ver sus ideas. También apostaron que la gente de seguridad no se preguntaría que eran esos equipos que decoraban el lugar y pendían sobre la cabeza del Presidente Maurico Macri y de la Primera Dama, señora Juliana Awada.  

 

Comunicado de GreenPeace sobre su intervención en La Rural

La organización ambientalista desplegó carteles en el acto inaugural de la Exposición Rural para denunciar que la expansión descontrolada de la ganadería intensiva en el norte del país implica la destrucción de los bosques del Gran Chaco argentino y la extinción del yaguaretéLa protesta se realizó en el escenario, durante el discurso del presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, que se encontraba junto al presidente de la Nación, Mauricio Macri. 

“Desde que se sancionó la Ley de Bosques a fines de 2007, en la provincia de Salta la Sociedad Rural viene reclamando su derogación y que se habilite la posibilidad de desmontar 5 millones de hectáreas para el desarrollo de la ganadería intensiva”, señaló Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

La acción se da en el marco del lanzamiento del reporte “El sacrificio de los bosques del Gran Chaco”, que contó con una investigación de más de un año. En el informe, se revela a algunos de los responsables detrás del negocio ganadero que está destruyendo a los bosques chaqueños: grandes frigoríficos de Argentina que exportan carne vacuna a grandes supermercados y mayoristas de Europa e Israel. (1)

“El famoso bife argentino llega a la mesa de los consumidores de Europa e Israel a costa de aniquilación de nuestros bosques y de la extinción del yaguareté”, aseguró Giardini.

La organización ecologista advirtió que de implementarse el acuerdo MERCOSUR – Unión Europea, crecerá la demanda de carne vacuna argentina, será más rentable el negocio exportador de los grandes frigoríficos y aumentará la presión sobre los bosques.

La Secretaría de Ambiente de Argentina estima que entre 1990 y 2017 se perdieron 7,7 millones de hectáreas de bosques, una superficie similar a la de Formosa. El 80% de los desmontes se concentran en la región chaqueña, principalmente en las provincias de Salta, Santiago del Estero, Chaco y Formosa, donde los últimos cinco años la deforestación por ganadería intensiva fue más del doble que la provocada por agricultura.

“Los ambiciosos planes de aumento del stock ganadero de las provincias del norte de Argentina ponen en riesgo a 10 millones de hectáreas de bosques. Su degradación, deforestación y fragmentación dejará casi sin posibilidades de supervivencia a los últimos 20 yaguaretés que quedan en la región chaqueña”, afirmó Giardini.

Hace dos semanas Greenpeace presentó un amparo judicial ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación en nombre y representación del yaguareté que habita en el Gran Chaco argentino. Es la primera vez en la historia jurídica de nuestro país y del mundo que tiene lugar una presentación en nombre de una especie y de los Derechos de la Naturaleza.

Notas: 

1)    Informe de Greenpeace “El sacrificio de los bosques del Gran Chaco

2)    El Gran Chaco es el segundo ecosistema forestal de Sudamérica, después del Amazonas. Allí conviven 3.400 especies de plantas, 500 especies de aves, 150 mamíferos, 120 reptiles, 100 anfibios y más de 4 millones de personas, de las cuales el cerca del 8% son indígenas, quienes dependen del bosque para obtener alimentos, agua, maderas y medicamentos.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 3, 2019


 

Share

 

 

La inseguridad jurídica existe ahora en Argentina

La revisión de las sentencias por su contenido crea una inseguridad jurídica enorme https://www.infobae.com/politica/2019/07/08/marcelo-gallo-tagle-la-revision-de-las-sentencias-por-su-contenido-crea-una-inseguridad-juridica-enorme/ afirma el Sr. Marcelo Gallo Tagle, el presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, quien reconoce “la mala imagen de la justicia… Toda actuación de un juez que sea considerada inadecuada, que la revisen en el Consejo de la Magistratura. Ahora la revisión de las sentencias por su contenido crea una inseguridad jurídica enorme. Solo corresponde a las instancias superiores, siempre que está en plazo…”

Lamentablemente la preocupación del Sr. Gallo Tagle no fue la misma cuando la justicia federal realizó no solo la revisión de sentencias en los ilegales casos de lesa humanidad, sino que violó los principios de legalidad, de constitucionalidad y de legalidad, lo cual creó una inseguridad jurídica permanente, violándose el Estado de derecho.

Tampoco el Sr Gallo Table se sorprende que actualmente los jueces federales violen impunemente los derechos humanos de más de 3000 personas a quienes se les aplica la retroactividad penal, la responsabilidad penal colectiva, la analogía penal, prisiones preventivas ilimitadas. No se les reconoce la prescripción, ni las leyes de amnistías ni los derechos procesales que si benefician los acusados de delitos comunes. La excepcionalidad es la regla.

El presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional no pude protegerse detrás de la afirmación: “Que si los funcionarios -o quien sea- quieren hacer una denuncia, la hagan por el Consejo de la Magistratura o por los canales que correspondan, pero no por los medios de difusión”, para liberar de responsabilidad penal las decisiones de los magistrados o justificarlas. Los jueces no pueden ignorar si con sus decisiones cometen o no delitos, violan o no principios constitucionales y convencionales. No respetar el legal ejercicio de sus funciones es actuar impunemente sabiendo que no serán acusados por haber cometidos delitos y violar los derechos humanos de terceros. Las numerosas denuncias contra los jueces que cometen delitos por ejemplo de prevaricación (que el Sr. Gallo Table no puede ignorar), ante la justicia, el Consejo de la Magistratura, la CIDH, quienes responden (o guardan silencio) con argumentos que en realidad no responden a la demanda. 

Emergencia carcelaria para los prisioneros politicos

Alerta oficial por la emergencia penitenciaria y el cierre de cárceles https://www.ambito.com/alerta-oficial-la-emergencia-peniten… ¿Porque el gobierno del ingeniero Macri y la justicia se obstinan en mantener en prisión a las personas acusadas ilegalmente de lesa humanidad, mayores de 70, enfermas cuando deberían estar en libertad? Esa población carcelería está además protegida por la Convención Interamericana sobre la protección de los derechos humanos de las personas mayores, se les violan principios de legalidad, constitucionalidad y convencionalidad, y se le niegan los mismos derechos que benefician los acusados de delitos comunes en nombre de una excepcionalidad ilegal.Paris, 08 julio2019, CasppaFrance.

El problema no es el procedimiento para realizar la denuncia ante el Consejo de la Magistratura sino que son las conductas corruptas de los jueces que con la protección política y de una justicia politizada, se siente intocables sabiendo que como máxima sanción recibirán una jubilación de privilegio. Paris, 08 julio 2019, CasppaFrance

 


PrisioneroEnArgentina.com
Julio 8, 2019

A veinte años del crímen de Silvina Pelosso en los bosques de Yosemite

Share

 

El 19 de marzo de 1999, los agentes de la ley descubrieron los cuerpos carbonizados de Carol Sund, de cuarenta y dos años, y Silvina Pelosso, de dieciséis años, en el baúl de su auto alquilado, un día después de que el vehículo fuera ubicado en un área remota a varias horas del Parque Nacional Yosemite, California. Cary Stayner, un personal de mantenimiento en el albergue donde las mujeres fueron vistas por última vez un mes antes, confesó estos asesinatos y los de otras dos mujeres.

En la noche del 15 de febrero de 1999, Carol Sund de Eureka, California, junto con su hija Juli de quince años y su amiga Silvina Pelosso, de Argentina, se alojaron en Cedar Lodge en la ciudad de El Portal, California. , cerca de yosemite. Cary Stayner confesó posteriormente a los investigadores que ingresó a la habitación de mujeres con la premisa de que necesitaba arreglar una fuga de agua y luego estranguló a Carol Sund y agredió sexualmente a los dos adolescentes. Más tarde, él mató a Silvina Pelosso y puso su cuerpo, junto con el de Carol Sund, en su Pontiac Gran Prix alquilado. Stayner luego condujo a Juli Sund al lago Don Pedro, cerca de Mocassin, California, donde le cortó el cuello.

Después de que las mujeres fueron reportadas como desaparecidas, la policía interrogó a Stayner pero no creyó que el sujeto, personal de mantenimiento, estuviera involucrado ya que no tenía antecedentes de violencia. En cambio, la investigación se centró en otros empleados de Cedar Lodge y en personas sospechosas en la ciudad de Modesto, donde se encontró la cartera de Carol Sund en la calle varios días después de su desaparición (Más tarde, Stayner confesaría haber tirado la billetera para engañar a la policía).

El 18 de marzo de 1999, un hombre encontró el auto de alquiler de Carol Sund en un área aislada a 100 yardas al norte de la autopista 108, cerca de Long Barn, California. Al día siguiente, 19 de marzo, los investigadores llegaron para abrir el maletero del coche, donde descubrieron los cuerpos gravemente quemados de Sund y Pelosso.

Silvina Pelosso tenía 16 años, cursaba el secundario con brillantes notas y, como premio a su condición de buena estudiante, sus padres le regalaron un viaje a los Estados Unidos.
Allí se encontró con su amiga Julie Sund (15) y su madre, Carole Sund (42), para ir a recorrer el Parque Nacional Yosemite, en las montañas de Sierra Nevada, California. 

El 25 de marzo, después de recibir una pista anónima (que luego Stayner confesó haber enviado), la policía ubicó el cuerpo descompuesto de Juli Sund en un lugar aislado a menos de una hora del auto de alquiler. En ese momento, Stayner no era un sospechoso en el caso.

Luego, el 22 de julio de 1999, el cuerpo decapitado de Joie Armstrong, una naturalista de Yosemite de veintiséis años, fue encontrado cerca de su cabaña en la región Foresta de Yosemite. Los investigadores, que creyeron que había sido asesinada el día anterior, interrogaron a Stayner y  lo dejaron ir. Al decidir que querían seguir hablando con él, las autoridades localizaron a Stayner el 24 de julio en el campamento nudista de Laguna Del Sol en Wilton, California. Más tarde ese día, en una sorprendente confesión al agente del FBI Jeff Rinek, Stayner admitió haber matado a Sunds, Pelosso y Armstrong. Durante su juicio, los abogados de Stayner argumentaron que padecía una enfermedad mental, abuso sexual infantil y el trauma del secuestro de su hermano. En 1972, el hermano de Stayner, llamado Steven, de siete años, fue secuestrado por un agresor de niños y retenido en cautiverio durante más de siete años antes de que lograra escapar. Steven murió más tarde en un accidente de motocicleta en 1989. Cary Stayner fue condenado por los cuatro asesinatos y condenado a muerte.

Stayner (Foto a la derecha, entrando en la Corte) se declaró inocente alegando locura. Sus abogados afirmaron que la familia Stayner tenía antecedentes de abuso sexual y enfermedad mental, manifestándose no solo en los asesinatos, sino también en su trastorno obsesivo-compulsivo. Stayner solicitó que se le proporcionara pornografía infantil a cambio de su confesión. El Dr. José Arturo Silva testificó que Stayner tenía autismo leve, trastorno obsesivo-compulsivo y parafilia. No obstante, Stayner fue encontrado sano y declarado culpable de cuatro cargos de asesinato en primer grado por un jurado el 27 de agosto de 2002.

Durante la fase de penalización de su juicio, y luego de su condena a muerte, ingresó en la Penitenciaría de San Quintín en California. Stayner permanece en el corredor de la muerte aunque no ha habido ejecuciones en California desde que un fallo judicial de 2006 descubrió fallas en la administración de la pena capital en el Estado.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 19, 2019


 

Honores

Share

 

Escribe LUIS BARDIN.

HONORES

Mientras pasaba el cortejo,

como a un héroe legendario,

sus camaradas de armas

salvas de honor dispararon.

Se planearon los honores

como si fueran a un prócer

y a un verdadero soldado.

Tras esta demostración

de gran camaradería

el ilustre delincuente

de solo 16 años

quizás quede como ejemplo

para humilde vecindario

y para esos militantes

que con su salva de votos

a una ilustre delincuente

la esperan para las Paso.

    Luis Bardín.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 14, 2019


 

Un pibe de 18 años murió y vos sos culpable.

Share

 

.

Por Nahuel Sotelo

Vos sos un asesino, una asesina así que te escribo a vos…
No busques tanto al rededor, ni te hagas la desentendida porque vos lo provocaste. Si si, vos, vos que decías “siempre con las pibas” o “al macho escracho” y así avalabas el escrache de cualquiera, así dabas impunidad a que cualquiera lo podía hacer sin si quiera haber ocurrido porque “las pibas le iban a creer”. Si, vos sos asesina y no, no es todo culpa de este personaje llamado Mica Suárez que avaló el escrache a pesar de “Si el jamás hizo nada” dejando instituciones, leyes y procedimientos de lado. Al más puro fascismo. Vos, vos hiciste lo mismo cuando ponías en tu muro, en tu historia o en un tweet “Prefiero defender una mentirosa antes que un violador” fuiste parte, de la muerte de este chico. No, no fue un suicidio, fue un asesinato de una sociedad que se está fanatizando.


Enferma, vos tenes la culpa y te digo enferma, refiriéndome a persona no a tu sexo, porque no veo en tu cabeza ningún indicio de sanidad. Fuiste fanatizada por una ideología que lo único que hace es destruir y ya no destruye pilares sociales. Esta destruyendo personas, valores, vidas. Espero que puedas recapacitar y te des cuenta que es lo que estás avalando. Porque tu “progreso” nos lleva a épocas de cacería de brujas. ¿Ese es el progreso que estas buscando? Retroceder cientos de años. Fue un pibe de 18 años en Neuquén, podría haber sido tu amigo, tu abuelo, tu tío, tu hermano.

.


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 1, 2019


LA ARGENTINA “AVIVADA” Y AGRIETADA

Share

 

 

 

 Por Alberto Asseff *

 

Nuestro país sigue a las andadas. Persiste en ser “viva” y en subsistir dividida. Viveza y desunión, dos perversidades que han enfermado nuestra alma y empobrecido materialmente a prácticamente todos.

“Vivos”, pero desfallecientes, atrapados en el pesimismo e incertidumbre sobre nuestro porvenir.

La viveza es la que caracteriza a los dirigentes en general y no sólo políticos. Es ser ventajero, oportunista, acomodaticio, clandestino, sistemáticamente peleado con la ley y las reglas. Sin valores, la viveza está en las antípodas del compromiso, responsabilidad, solidaridad, patriotismo, mérito, esfuerzo, laboriosidad. Por eso la mitad de la Argentina ha sido deslizada al peor escenario, sobrevivir sin trabajar ni estudiar, cada vez más excluida y vulnerable. Media Argentina manipulable. Agravado porque esa mitad es más fértil que la otra y ello permite pronosticar que se acrecentará numéricamente. La “viveza” también ha naturalizado la impunidad. Para ese sector – que transversaliza a la dirigencia que en la práctica la representa – la corrupción es sólo una maquinación político-judicial y en última instancia no es punible “porque todos son corruptos”. Se incorpora la corrupción como un elemento de nuestro ser ¡Una perversidad que debería dejarnos perplejos!

 La “viveza” nos ha hecho descender a las sombras del quinto subsuelo – por no decir infierno. Lo que pasó en el barrio porteño de Floresta el miércoles 21 de noviembre, es literalmente patético, único en todo el planeta: patrulleros retrocediendo – en notoria fuga – ante hordas que apedreaban y lanzaban objetos contra los móviles, con un saldo de más de una decena de agentes heridos. Es evidente que se le ha venido quitando autoridad a la policía invocando un ideologismo garantista exacerbado y a horcajadas de una corrupción que nefandamente también penetró en la institución. Así, para evitar el “gatillo fácil” se desarmó de autoridad a la institución y se dio impulso a la pena de muerte de facto instaurada por la delincuencia, dejándole el control de la calle. Ora barras, en otra ocasión bandas y hasta dúos aislados, todos asolando a millones de argentinos atribulados por el crimen que se ha entronizado en el país. Que nos impide ser libres.

Delincuencia común y de “guante blanco” van de la mano. Se retroalimentan, se nutren mutuamente. Si roban “arriba”, se roba “abajo”. El mal ejemplo es corrosivo. Destructor por antonomasia de la virtud social. Sin paradigmas vamos cual errabundos.

La desunión es histórica, salvo intervalos lúcidos de paz y administración, signó nuestra vida nacional. Argentina, país de la plata anduvo con el viento a favor de las facilidades de su tierra y clima, pero inconcebible, desopilantemente autogeneró una atmósfera hostil con sus luchas, guerras, divisiones, traiciones y bajezas. No sé de qué se trata, pero me opongo es  un modo de ser peculiar. Tendencia al oposicionismo, reacios al constructivismo.

Somos adalides en buscar y encontrar causas para fragmentarnos, para crear abismos. Repelemos la misma idea del “puente”, del encuentro. Al pacto lo estigmatizamos como contubernio. El acuerdo siempre encierra la suspicacia de la venalidad.

 En estos meses nos mandamos uno de los peores disparates: dividirnos entre celestes y verdes. Los celestes son todo verde esperanza, pues ¿qué otra cosa es ¿una nueva vida? ¿Una vida por nacer? Millones de argentinos se embargan de emoción inenarrable ante el niño que viene. Lo esperan con amor. Sin embargo, unos ideólogos tipo secta han tomado el género como trofeo bélico y quieren trasmutar arbitrariamente nuestra cultura. Como se desplomó la ideología del socialismo utópico – excusas para la utopía y su venerable optimismo implícito – del igualitarismo hacia abajo, de la mediocridad, de la vida dirigida únicamente por la política pública. Truncando la libertad e iniciativa de la gente del llano, del ateísmo militante que ubica a la religión como enemiga del progreso – un anacronismo aberrante -, hallaron  la ideología de género como factor de agitación. Mientras miles de compatriotas en el gran Chaco – en Salta, Formosa, Chaco propiamente y Santiago del Estero – no tienen una gota de agua corriente, un inodoro, una semilla, una pizca de dignidad, en los centros urbanos combaten por ampliación de derechos. Los derechos de muchos argentinos se limitan, pero un activismo militante lucha porque no haya ni una menos. Plausible, pero debe ser una puja completa. Deben adoptar ni una vida menos, la defensa de las dos vidas, incluyendo a los más indefensos e inocentes, los niños por nacer.

¡Claro que necesitamos educación y responsabilidad en materia sexual! No queremos el embarazo de las adolescentes. Pero la solución es más familia, más Estado obrando eficazmente, más maestros, más horizonte para los jóvenes. El aborto no puede admitirse desde la Fe y tampoco desde la ética ¿Cómo aceptar que sea adoptado como método anticonceptivo?

Es hora de poner una alta dosis de normalidad en el país. Que impere la ley, que rija el sistema institucional, que el tejido social se arquitecture en torno de su célula básica que es la familia. Que se re entronicen, por la vía de la educación, los valores. No seremos un pueblo progresista porque abandonemos nuestra cultura y tradiciones. Es tiempo de desplazar a esos sedicentes progresistas cuyo máximo logro es desplegar la burocracia por los barrios y sacar los crucifijos de las oficinas estatales y agrandar a un notoriamente disfuncional Estado. Los que dan abundantes “garantías” a los criminales – cuando no son conniventes con ellos -, pero desprotegen a las víctimas, que a la postre somos todos.

Conservar nuestra cultura es el pasaporte hacia el genuino progreso y prosperidad, como lo demuestra el planeta más desarrollado. Restaurar las reservas morales no sólo nos posibilitaría desprendernos de la “ayuda” del Fondo Monetario Internacional, sino que determinaría una formidable, cuantiosa y tangible recomposición de nuestras reservas dinerarias. Esta correlación es poco mentada, pero es crucial para que la Argentina reencuentre su camino, sin dudas con el auxilio de nuestras creencias. Porque somos antes que nada espíritu, a pesar de que pareciera que lo olvidamos.

 

*Diputado del Mrcosur y dip.nac m.c.; presidente del partido UNIR

www.uniragentina.org

 

Colaboración Dr. Francisco Benard

 


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 24, 2018


 

LA INSEGURIDAD, LA HIPOCRESÍA Y LA MENTIRA

Share

 

 

PAGANDO CULPAS

Ver en el día de ayer a la gente pidiendo seguridad frente a la Comisaria de Villa Ballester, luego de algunos hechos calamitosos, como son toda muerte violenta, ¿no es para preguntarse dónde tiene la percepción de la realidad que nos envuelve, una sociedad que está pagando su propia hipocresía e indiferencia? Una sociedad que no se manifiesta ni ante la muerte de los servidores públicos, ni cuando estos son detenidos por cumplir con su misión de servir y proteger. Así escuchaban las explicaciones de un uniformado, que no puede decir la verdad so pena de sufrir graves consecuencias. Se le pide soluciones a quienes también son víctimas, en vez de hacerlo ante los verdaderos responsables, o sea los mentirosos gubernamentales que llevaron adelante la política de seguridad imperante.  A lo largo de las últimas décadas, como parte del “relato” se escucharon y repitieron hasta el cansancio eslóganes como: “la policía de Camps” (fue un año y medio, Jefe de Policía de la Provincia de Buenos Aires en 1976), o “la policía de gatillo fácil”. Aplicación de  “la prevención” y no la represión, palabra a la que se considera sacrílega. Se duplicaron la cantidad de efectivos policiales, gendarmes etc. en las calles, al tiempo que un ZAFFARONI, formaba generaciones de jueces abolicionistas, preocupados ante la más mínima queja de un delincuente apresado, en ir sobre el personal policial.

Hoy las calles van siendo dominadas por una delincuencia motorizada por el narcotráfico, mientras el uniformado con su autoridad disminuida por los protocolos “legales”, desea que termine su turno para irse a su casa o a cumplir horas adicionales y mejorar su economía familiar. Quienes tienen acumulados años de servicio, cuentan los días para el retiro. Las acciones a seguir en seguridad, diseñadas por políticos burócratas asesorados por otros burócratas inútiles, con licenciaturas cortas de seguridad, FRACASARON. Unos y otros quisieron hacer “tortillas sin romper los huevos” y eso es una fantasía imposible, demostrando la realidad que viven en una nube de la nada. La preocupación primordial de los charlatanes  dirigentes,  por sobre todo es que las organizaciones radicalizadas de derechos humanos, no se quejen. Así vejar, agredir, tirotear o herir a un policía casi es un juego de chicos. De esos que como “soldaditos de la droga”, se pueden ver en la TV escupiendo y menoscabando a los uniformados. Señores, la línea azul que en toda sociedad separa los depredadores de  la gente de bien, está debilitada como nunca y de ello la responsabilidad es de todos, por indiferencia o por ser crédulos ante facilismos, “estadísticas” y  coloridas mentiras de los políticos. Desde ya, el común de la gente no es especialista en seguridad, si en la formación e historia de los equipos de futbol, pero comiencen a aprender porque en ello les va la vida. Hoy en Villa Ballester se removerá al Comisario, se saturará  de fuerzas de seguridad la zona, esto durará menos de un mes, mientras los delincuentes operarán en otro territorio y luego todo volverá a estar igual. Más avance la delincuencia más costosa será la solución si es que algún día se intenta buscarla. Tan ridículos son los pedidos de la gente, que ayer se pudo ver y escuchar que solicitaban la presencia en las calles  de las fuerzas armadas. Esas que hoy sin que a nadie les interese tienen efectivos muriendo en prisión por haber escuchado a esta misma sociedad que 45 años atrás clamaba soluciones drásticas, porque tenía miedo y no se podía seguir viviendo así.

 

Claudio Kussman

Interno L.U.P 345.349

Servicio Penitenciario Federal

Noviembre 14, 2018

 

 

“Lástima que cuando uno empieza a aprender

el oficio de vivir ya hay que morir”

Ernesto Sábato (1911-2011)


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 14, 2018


 

PINTAR LA CARTA

Share

 

 

 Escribe el General Heriberto Justo Auel.

 

 

Cte. J. FFAA.: LLEGÓ LA HORA DE PINTAR LA CARTA

 

Grl. Heriberto Justo Auel

Febrero de 2017

 

“La memoria salva el alma de un pueblo de aquello o de aquellos que quieren dominarlo, o utilizarlo para sus propios intereses.”

Papa Francisco

 

  1. Todo está…como era entonces.

  2. Porqué llegó la hora de pintar la carta.

  3. El “rompecabezas global” y el de los iberoamericanos.

  4. El “rompecabezas” de los argentinos:

 

  1. Todo está…como era entonces.

En los últimos años, con insistencia -y ya acumulamos más de tres décadas-, el  IEEBA ha venido advirtiendo que nuestra querida Patria Argentina no debía continuar con la absoluta situación de inseguridad nacional -inseguridad pública e inseguridad estratégica-, como consecuencia de la perversa y absurda legislación que la originó y continúa agravando, sin pausa, acumulando progresivamente una mayor cantidad de bajas y una mayor probabilidad de nuevos riesgos terroristas-revolucionarios 1), 2), 3), 4), 5), 6), 7), 8), 9), 10), 11), 12), 13), 14) y 15).

Hemos leído un artículo de fecha 17 Ene 17, que nos lleva a escribir el presente. Su título: “Un Ministerio de Defensa ausente” 16), de Mariano González Lacroix, que cinco días antes había publicado un anticipo: “Ministerio de Defensa: entre el lobby y la pasividad” 17). El autor, editor de “Zona Militar”, es sin duda un obsesivo y entusiasta periodista dedicado a temas que hacen a la Seguridad Nacional, temas que son de la mayor preocupación de la ciudadanía pero, que a pesar de ello,  no son prioridad del actual gobierno.  

González Lacroix hace una crónica cruda y objetiva de lo que observa. En el artículo del 12 Ene 17, concluye: “El horizonte actual para el sistema de defensa nacional no se aleja de la crisis heredada. En algunos aspectos el enfoque actual parecería profundizar la problemática que tiene este país con sus instituciones de defensa. Por lo pronto, el Ministerio de Defensa tambalea entre los lobby y su propia pasividad”.

Y en el último, del día 17 Ene 17, insiste: Hoy por hoy parecería que la política de defensa sigue siendo un tema tabú. El Ministerio encargado de esta área no tiene peso especifico al lado de otros ministerios y en función de esto, la posibilidad de un verdadero cambio evolutivo y positivo en el sector parece sumamente lejano”.

González Lacroix, sin ser un académico de la Polemología, acierta, por aquello que “todos los caminos llevan a Roma”. Una real Política de Defensa hoy no existe, porque las “leyes de inseguridad” vigentes lo impiden y ha sido reemplazada por la Política de Derechos Humanos desde 1988, transformando a ésta en una intocable vaca sagrada,  cuya vestal actual es el Secretario Avruj, desde el Ministerio de Justicia.

La Seguridad Nacional es un temido “tabú” para la clase política y además la expresión misma es “políticamente incorrecta”. Jamás la pronuncian. Por ello nuestro autor agrega: “Lejos quedaría que el sector militar y el civil aúnen esfuerzos en tratar una Ley de Financiamiento de las Fuerzas Armadas o incluso una reformulación de la Ley de Defensa Nacional, que se ate a las necesidades y desafíos que posee el sistema de defensa nacional de cara al futuro”.

Es en éste párrafo donde el cronista deja de serlo, para ingresar -aunque tangencialmente- a lo esencial, al enorme desafío que tiene el nuevo Presidente para “superar el muro más alto” que ha heredado el 10 Dic 15. 18).

La inseguridad nacional argentina es responsabilidad directa de las leyes que la desorganizan y pervierten.

Dejando de lado la exigencia constitucional de “idoneidad” para ocupar los Ministerios del ramo -lejos estamos de ello- la mayor parte de las personas que ocupan los más altos cargos en Seguridad y Defensa provienen de la sementera que elaboró la legislación vigente, que responde más a la ideología que anida en las trincheras que hoy los argentinos seguimos enfrentando, que a la que identifica públicamente a “Cambiemos”. Son los riesgos de las coaliciones y sus “límites” internos, por cierto muy bien encubiertos, pero inocultables.

La creación del Ministerio de Seguridad -Interior-, hijo dilecto de los exabruptos legislativos 19), fue una clarísima demostración de carencia de los mínimos conocimientos estratégicos contemporáneos de sus promotores.  Recordemos que la creación se origina en el enfrentamiento entre la ex – presidente con el entonces Jefe de Gobierno de la CABA, por los tres muertos en Villa Soldati.

 En esa oportunidad la mandataria nacional dijo:

“Han querido hacernos aparecer como que como (sic) creemos en los derechos humanos no nos importa la seguridad, como (sic) si las dos cosas no estuvieran íntimamente ligadas. Cada vez que se ha violado un derecho humano se ha creado más inseguridad y más violencia. Derechos humanos y seguridad son los términos de la misma ecuación que nos permite vivir en democracia”.

El resultado de éste pensamiento es la inseguridad e indefensión que vivimos, aún hoy, pues la política de derechos humanos continúa.

Pero hay más. La ex presidente confunde derechos humanos con política de derechos humanos, que es la que ella ha conducido como instrumento revolucionario discursivo y pantalla de sus latrocinios.

El Ministerio fue  creado a fines del año 2010. Ya había transcurrido una década desde el comienzo de la nueva guerra mundial 11), que en el 2017  continúa y se agrava -el 08 Feb 17, Rusia movilizó a la totalidad de su Fuerza Aérea-. Los estrategas teóricos ya habían elaborado -después del 11S01- las teorías de las guerras de cuarta y quinta generación y la característica central de ellas es la síntesis unitiva de la seguridad estratégica con la seguridad pública.

En consecuencia la reorganización imprescindible del Estado Institucionalpara atender y entender a los nuevos desafíos-, no era seguir transitando caminos paralelos, sino incardinados. Se hizo todo lo contrario.

Ha llegado el momento de crear el Ministerio de Seguridad Nacional y, dependiendo de él, las Secretarías de Defensa y de Seguridad Pública. Es la fórmula para alcanzar una Gran Estrategia y no tomar -una a una- medidas operativas reactivas, sin plan, sin coherencia y siempre reactivas.

Es el fin el que exige qué organizaciones y qué medios son necesarios y no a la inversa, como se continúa haciendo, guiados por la inercia de situaciones e     ideologías  totalmente superadas.

  1. Porqué llegó la hora de pintar la carta.

El 23 Ene 17, el programa televisivo “Desde el llano” recibió como invitado al Sub-Jefe de Gabinete, Lic. Mario Quintana. Sobre el final de su intervención dijo que el Gobierno Nacional persigue ocho objetivos “prioritarios”. Logró describir los cuatro primeros, referidos a economía, a finanzas y a problemas sociales. La seguridad Nacional, debemos deducir, se encuentra entre los cuatro últimos, que quedaron en el tintero. Se confirmaría así lo expresado más arriba: la Seguridad Nacional no es prioridad para el actual gobierno, pero sigue siendo la principal preocupación de una gran mayoría de ciudadanos.

Ello indica que lo dicho por el lúcido sub-jefe de gabinete al prologar sus palabras: “gobernamos escuchando lo que desea la gente”, reconoce una grave hipoacusia o bien el poder ejecutivo carece del nivel de poder para “superar el muro” heredado, como lo venimos repitiendo 14). Nos inclinamos por esto último, que González Lacroix expresa diciendo: “por ahora la República Argentina se tiene que acostumbrar a un Ministerio de Defensa ausente”.16).

El pacto social entre el electorado y el Estado Nación, desde el momento mismo de su aparición en la Alta Edad Media y hasta hoy, establece que el ciudadano de a pie paga sus impuestos y el Estado Nación le asegura la Paz, es decir la Seguridad Nacional, como su primera e insoslayable obligación constitucional.

 Pretender desarrollar una economía estable sin seguridad es absolutamente inviable. Si se busca “confianza” y “credibilidad” interna e internacional -como lo expresara  reiteradamente Quintana- debe asegurarse la existencia de una eficiente Seguridad Nacional. Nadie confía ni cree en quien no se defiende y la Argentina ha dejado de hacerlo, hace más de treinta años.

Hemos dicho con anterioridad 14) que “desde el 10 Dic 15 la Argentina es la vanguardia contra-revolucionaria en Iberoamérica” y ello nos pone en alto riesgo, pero también hemos afirmado reiteradamente que el Presidente carece de la fuerza política necesaria para terminar con “el curro” y restablecer una política de defensa actualizada. Si alguna duda quedara, allí están para demostrarlo la “rectificación” del feriado del 24 de marzo o las vergonzosas declaraciones del Secretario Avruj ante los dichos de Gómez Centurión.

La “pseudo-revolución” está en retirada pero no está muerta y sigue infiltrada en las instituciones.  

Con Ene 17 llegó la hora de pintar la carta en la Sala de Situación del Cte J FFAA argentinas, porque ya no es posible retener la crítica situación provocada por el desarme unilateral que se inició en 1984 y su consecuencia: la creciente inseguridad nacional.

El 20 Ene 17 se inició el trazado de un nuevo mapa político-estratégico mundial y no solo porque asumió Trump. Estamos frente a un nuevo escenario geopolítico global, altamente complejo y nuestra frágil Argentina padece una situación general sumamente riesgosa: intenta recuperarse del tsunami K sin planeamiento estratégico, desarmada, endeudada, en recesión y conducida por una coalición gobernante débil, frente a una “resistencia” regional e interna  organizada y centralmente conducida por el Foro de San Pablo y el comunismo local, en sus diversas expresiones. En la declaración final de su último encuentro en Rosario, el 22 Ene 17, el comunismo ha expresado:

Hace un siglo la Revolución bolchevique empujaba a los trabajadores organizados como clase, a enfrentar al capital y luchar por el poder proletario, por una sociedad de seres libres e iguales, sin fronteras, sin estado, sin explotación del hombre por el hombre y sin miseria. Hoy, debido a la derrota (momentánea en términos históricos) y a la acción de las corrientes oportunistas, posibilistas, los llamados progresismos que lo único que hacen es asegurarle los privilegios a los explotadores del mundo, la clase trabajadora lucha por modelos “menos inhumanos” de explotación, muy a pesar de que la riqueza social alcanza y sobra para que los sueños revolucionarios sean posibles. Es cuestión de reemprender el camino. 21).

Sin embargo, estos estalinistas dispuestos a “reemprender el camino” de la violencia armada deberían reconocer que esos “llamados progresistas” de diferentes pelajes, son sus socios-aliados en el Foro de San Pablo y han sido los que produjeron en los últimos años el mayor debilitamiento de las tradiciones republicanas, licuaron las instituciones del Estado y destrozaron la cultura occidental heredada, en la UE, en Iberoamérica y en particular en nuestra Patria desde 1984, allanando el camino que confirma el comunismo  en el encuentro de Rosario.

Carlos Escudé, que no puede ser considerado un guerrerista conservador de extrema derecha o fascista, ha publicado un documento de trabajo 20) titulado “Un experimento pacifista: las políticas exteriores y de seguridad de Argentina, en el siglo XXI”. En su Resumen, dice:

“Después de la crisis 2001-02 y a pesar de los fuertes gastos militares y compras de armamentos de sus vecinos Chile y Brasil, la Argentina acentuó una política de desarme unilateral que había comenzado en los ´90. El registro histórico sudamericano demuestra que la región es menos propensa a la guerra que Europa, Asia y África y los sucesivos gobiernos argentinos no han demostrado una preocupación especial frente a la creciente asimetría en capacidades militares. El escenario se aproxima a una situación experimental. ¿La historia falseará o consolidará la hipótesis de que un país sudamericano como Argentina pueda desatender su defensa frente a sus vecinos, sin arriesgar su integridad territorial? O puesto en los términos inversos, para el caso sudamericano, ¿la historia falseará o consolidará la hipótesis del realismo clásico, que supone que el equilibrio del poder militar no puede desatenderse, sin graves consecuencias para la seguridad del Estado?

 

Y Escudé concluye diciendo:

“Ésta es también -la política de desarme unilateral- una ruleta rusa en la que se juegan la integridad territorial, la vida y la muerte” de los argentinos-.

Nuestros intelectuales que revistan -como Escudé- en la “progresía liberal”, tienen en común con la numerosa “progresía neo-marxista”, omitir hipócritamente que hemos sufrido una guerra civil contrarrevolucionaria  durante treinta años y que ésta aun está abierta como “estado de guerra”. 6).

El “documento de trabajo” solo señala como única y eventual guerra futura a la convencional, “frente a sus vecinos”. Escudé se conduce con “corrección política”. No considera a la situación que nos envuelve, sino que acepta y se subordina a la perversa legislación “de inseguridad” vigente, que así lo establece. Por ley, los legisladores sentenciaron que la Argentina solo tendrá guerras “exteriores”. En el “interior” no habría riesgos estratégicos.

Como investigador y profesor en el área de las ciencias sociales, Escudé no puede ignorar que desde el final de la guerra fría -1989/1991- en adelante, el 99,5 % de las guerras que se produjeron en el mundo o las que están en pleno desarrollo, son internas y no convencionales. Son guerras civiles. La peor especie de las guerras, en el amplio espectro de la violencia socio-política universal.

Tampoco puede ignorar el investigador-profesor de la UCEMA, que ésta negación ideologizada acerca de la existencia de la guerra civil contrarrevolucionaria, es la que nos ha llevado a la “situación experimental” que claramente describe, pero a la que pareciera no encontrarle origen, es decir,  sus causales centrales. Desde nuestro humilde Instituto le proponemos al Dr. Escudé dejar de jugar a la “ruleta rusa”. El “realismo clásico” le permitiría resolver el interrogante planteado en su hipótesis de trabajo.

 Mantener esa confusión y continuar induciéndola en la opinión pública,  colabora en la autodestrucción de nuestra sufrida Argentina. Llegó la hora de pintar la carta, con realismo  y dejar de “experimentar” con la vida de los argentinos.

  1. El “rompecabezas global” y el de los iberoamericanos.

La impronta de la nueva carta de situación internacional ha sido llamada por Sergio Berenztein -como lo expresamos en el subtítulo- “rompecabezas global” 22). Es una expresión muy gráfica, ajustada a lo que objetivamente sucede. El listado de los hechos internacionales que lo componen -los más importantes-  puede sintetizarse así:

  • Los excesos del multiculturalismo. Trajeron como consecuencia el chauvinismo, el racismo, la xenofobia y un deterioro casi irreversible de las bases culturales del occidente-cristiano,

  • El Brexit, en desmedro de la UE,

  • Los atentados macro-terroristas del islamismo radical,

  • La crisis de los refugiados, con la consecuente crisis socio-política de la UE culturalmente debilitada y hoy afectada por el terror islamista.

  • La elección de Trump, como desafío inédito que impacta al planeta, ya sea en el campo de la seguridad cuanto en el del comercio internacional,

  • Xi Jinping, que consolida su liderazgo en China,

  • Japón, que somatiza el fracaso del acuerdo Trans-Pacífico,

  • Corea del Sur, que continua sin resolver su inestabilidad y Corea del Norte, que continúa siendo una amenaza nuclear.

  • Rusia -que regresó a sus aspiraciones imperiales- ocupó Crimea, intervino en Ucrania y en Siria provocando que la OTAN despliegue tropas en Polonia y en los Países Bálticos. Cabe agregar la intromisión de hackers rusos en las elecciones de EEUU.

El “rompecabezas” de los iberoamericanos:

  • Como ya lo señaláramos, la pseudo-revolución del “socialismo siglo XXI” 23) continúa en retirada, provocada principalmente por su corrupción.

  • El proceso de Paz en Colombia podría transferir a las FARC la nueva sede territorial “revolucionaria”, en reemplazo de la Venezuela de Chávez-Maduro-, pues la guerrilla estalinista retiene el enorme poder que le otorga el nuevo Premio Nobel de la Paz, al concederle continuar operando como poderoso cartel de la cocaína.

  • La muerte de Fidel, el anunciado retiro de Raúl y la promesa de Trump de retrotraer la política de acercamiento -de Obama- a Cuba comunista, preanuncian la llegada de un liderazgo joven a La Habana, probablemente el Grl. Castro -hijo de Raúl-, para reconducir el proceso revolucionario, ahora inexorablemente relacionado con la “diáspora” del ISIS.

  • El Foro de San Pablo está imposibilitado -desde la caída de Dilma- para pasar a una pretendida contraofensiva revolucionaria. En su “XXII Encuentro” de Jun 16, en El Salvador, ha ordenado la “resistencia generalizada” en Iberoamérica, para luego “reemprender el camino”.

  • El presidente Morales, legalmente imposibilitado para presentarse como candidato en La Paz, ha prometido ingresar en desobediencia constitucional, siguiendo los pasos de Maduro.

  • PPK, recién llegado a la presidencia en Lima, está amenazado por el juicio político como consecuencia de las actividades de Odebrecht en Perú, cuando era Ministro del gobierno de Toledo.

  • Bachelet, en Chile, está cosechando los frutos de sus despropósitos en casi todos los frentes, asegurándole así a la oposición -Piñera- un eventual -casi asegurado- triunfo en las próximas elecciones.

  • Correa, en Ecuador, ha perdido las elecciones de medio tiempo y no tiene reelección. Propuso -sin éxito- una reforma constitucional para lograr la reelección indefinida, ante la alta probabilidad de un cambio.

  • Maduro, en Venezuela, ha abandonado a la Constitución “bolivariana”, militarizó el poder y provocó crisis sociales extremas. Los cubanos exhiben hoy su poder en Caracas, a la luz del día.

  1. El “rompecabezas” de los argentinos:

 

La creciente situación de inseguridad que aflige a nuestros conciudadanos, ameritó a que el principal matutino de la CABA 24) le haya dedicado recientemente varias editoriales que, como hemos dicho más arriba, es tema “tabú” para la gran mayoría de la dirigencia política. Temen a la “incorrección política”, que tiene como fiscales a revolucionarios de cartón, caraduras y “chorras”.

Cabe agregar que días después de una de ellas, el  04 Feb 17 Rosendo Fraga publicó “La política de Defensa de Macri pierde ímpetu” 26). En éste artículo se hace un inventario de “reivindicaciones” que el nuevo presidente otorgó a las FFAA, pues el gobierno anterior las había colocado en el fondo de las jerarquías institucionales pero, advierte que en el año 17 esa tendencia se ha detenido.

No llega a denunciar que el “relegamiento” que descubre es impulsado por un sector de la coalición gobernante -el social-demócrata-. Lo objetivamos en los oportunos “mensajes” por TV que sus representantes recordaron -con sus viejas consignas- y que la Dra. Villarruel respondió, apabullándolos.

El gobierno Macri no tiene “política de defensa” como le llama Fraga -en el título de su artículo- a un mero programa administrativo para las FFAA. El título del editorial de La Nación, 24): “Violencia mapuche en Chubut”, nos está diciendo que éste grave problema, de carácter estratégico, no fue enfocado desde esta perspectiva dentro del “rompecabezas argentino”, sino que el editorialista lo consideró, inductivamente, como un caso policial aislado,  dejando de lado a su compleja circunstancia conflictiva continental.

A continuación, con una visión estratégica, desarrollaremos brevemente el fenómeno socio-político novedoso y complejo que involucra al indigenismo radical revolucionario con el narcoterrorismo, señalaremos su categoría y nivel, describiéndolo integralmente, pues cumple con la caracterización propia de las guerras híbridas 10), en acto en el siglo XXI en diversos frentes internacionales, conformando redes. Vayamos del todo a las partes,  enumerando a los acontecimientos recientes.

  • Hace pocas semanas, a mediados del mes de Dic 16 -en Berlín, Alemania-, se reunieron los dirigentes del PIE -Partido de la Izquierda Europea-, del FSP -Foro de San Pablo- y los cabecillas del islamismo radical 25).

  • Allí se establecieron las bases del “plan de acción revolucionario” posterior a la muerte de Fidel, la reorganización de las estructuras que exige la nueva situación en el Gran Medio Oriente y en Iberoamérica para dar continuidad al proceso de infiltración, descomposición cultural y dominación de la comunicación social, a través de los movimientos sociales, de los sindicatos y periodistas adictos, de centros de estudios y ONGs, para expandir las ideas del igualitarismo, atacar al libre comercio, a la propiedad privada y a la libertad individual.

  • Se acordaron los siguientes objetivos de corto plazo: ampliar” la expansión del narcotráfico, de la corrupción, de la ignorancia, del resentimiento y de la pobreza.

  • Con posterioridad a la reunión de Berlín, las FARC y el FSP iniciaron la reformulación de sus estrategias, contando ahora con el apoyo de fondos del islam radical.

  • Las FARC -luego de la firma del Tratado de Paz-, reimpulsaron su accionar violento en la Patagonia argentina y chilena, en acuerdo con la comunidad araucana -mapuche- bajo sigiloso control británico 6), con el objeto de provocar el terror de sus actuales ocupantes -incendios provocados, ataques a puesteros, destrucción de la infraestructura-, que obligue al abandono del territorio por parte de sus actuales propietarios y de los trabajadores de la misma etnia, allí afincados. Para ello emplean grupos ya instruidos -desde hace años- por las FARC, al igual que las formaciones de la Tupac-Amaru de Milagro Sala en las provincias del N. y el EPP -Ejército del Pueblo Paraguayo-, en la frontera Norte del Paraguay. Cuentan también con la colaboración de la ETA del País Vasco.

  • En el Sur patagónico andino los favorece una geografía similar a la colombiana y un nulo control argentino en numerosos pasos fronterizos de Chubut, Río Negro y Neuquén. Desde el Cuartel General narcoterrorista de Tumaco, en Colombia, se conduce la creación de “santuarios” bajo control “mapuche” que sirvan para establecer grandes depósitos de tránsito, “cocinas” o “cristalizaderos” de la cocaína colombiana. El narco dólar es imprescindible -actualmente- para el sostén revolucionario internacional, en crisis y en dispersión.

  • A los efectos de obtener consenso social se utiliza el discurso socialista en la búsqueda del apoyo popular reivindicativo y de la construcción de poder en la “zona recuperada”.

  • Las FARC no están solas en éstas maniobras. Cuentan con la alianza estratégica del ELN -Ejército de Liberación Nacional- colombiano, con el apoyo de “Los Rastrojos”, del “Clan Úsuga”, de grupos disidentes del ERPAC -Ejército Revolucionario Popular Antisubversivo de Colombia- y desprendimientos de carteles mejicanos.

  • Estas redes están en conexión con las zonas calientes de la droga en la Pcia de Buenos Aires, en Rosario y en el norte argentino.

  • Hay fuertes versiones acerca de un acuerdo oculto entre la guerrilla castrista y el presidente Santos -apodado el “sastre de las FARC”-. La oposición lo considera un discípulo de Fidel.

  • El ex presidente Uribe ha dicho:

 “Las FARC han tenido dos triunfos que nunca habían esperado y que se los concedió Santos: uno es el reconocimiento de EEUU y de la UE, a pesar de que es el cartel narcoterrorista más grande del mundo. Ahora quieren imponer, a través de acuerdos, un camino marxista leninista…”.

  • También existe otra posibilidad: que Santos cuente con “una carta en la manga” para lograr el desarme y cortar la logística al cartel “revolucionario”. Si se diera esta alternativa, existiría un mayor impulso a la “dispersión controlada revolucionaria” sobre los espacios blandos patagónicos.

  • Hace unos días -el 21 Ene 17- el diario Clarín publicó un artículo titulado “Facundo Jones Huala, el mapuche violento que le declaró la guerra a la Argentina y a Chile”. En él se transcriben palabras del gobernador Das Neves: “¿Cómo puede ser que un tipo diga, después de ser liberado, ‘si quieren sangre va a haber sangre´. Hay que proteger a la gente, a los trabajadores. Ya pedimos que echen al juez que liberó a éste tipo, que es un guerrillero”. ¡Qué casualidad!, la abogada de Facundo Jones Huala es Elizabeth Gómez Alcorta, la misma que defiende a Milagrito Sala.

  • ¿Quién es el juez federal de Esquel al que se le pidió juicio político? Se trata del Dr. Guillermo Otranto, que no solo dictó la falta de mérito al “guerrillero” por los delitos cometidos en la Argentina, sino que declaró nulo el pedido de extradición de Chile, que lo acusa de terrorismo, tenencia de arma de fuego, incendio de propiedades ocupadas por sus habitantes y violación de la ley de extranjería. Si “al bicho se lo conoce por la pisada”¿qué duda hay de que Otranto es uno más de nuestros jueces federales abolicionistas del derecho penal y protectores del terrorismo revolucionario?.

  • ¿Quién es Facundo Jones Huala? Argentino, nacido en Bariloche, de padre inglés y madre mapuche: el mestizaje perfecto para la misión a cumplir. Tiene 31 años. Formado en el “indigenismo del despojo”, se auto referencia como “guerrero”, enemigo de los “blancos capitalistas”.

  • El colectivo mapuche de la región rechaza sus métodos violentos y anárquicos. Ha organizado la Resistencia Ancestral Mapuche -RAM-, para fundar la nación mapuche en ambas Patagonias y ataca blancos aislados en la meseta o en las rutas que controla. Ha cortado el funcionamiento del FC conocido como “La Trochita” durante semanas, ante la pasividad de la justicia. Con sede política central en Bristol -RU- y bajo control operativo de Tumaco, “el guerrillero” incursiona  permanentemente sobre las propiedades de Benetton y Lewis.

  • Hace unas semanas fue encontrado un bulto con explosivos muy cerca de una represa. Oscar Parrilli -el “b…” de Cristina oriundo de San Martín de los Andes, ha proporcionado apoyo político y financiero al indigenismo de la “resistencia” a través del Instituto de Asuntos Indígenas y de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

  • Han logrado levantar un mástil -igual al de la bandera argentina- en la plaza principal de San Martín de los Andes, para enarbolar la bandera mapuche y la legislatura neuquina les otorgó, en la provincia, un espacio de soberanía tribal exclusiva.

  • Un complemento sorprendente a estas actividades revolucionarias en la Patagonia, ha sido el Acuerdo sobre la Antártida firmado por el RU con su histórico aliado estratégico Chile, el 17 Ene 17, sin la participación argentina, aunque los sectores pretendidos en el Continente Blanco se superpongan. No olvidemos la actitud chilena en la guerra de 1982, el origen en Oxford del borrador del Decreto 158/83 y su instrumentación a través de la maniobra judicial (estalinista-social-demócrata-británica),

que ha tenido como pivote a Horacio Verbitsky. Es la colusión operativa de quienes fueron enemigos de la Nación Argentina en las guerras que peleamos en el siglo XX 15) y que han logrado en las posguerras el desarme argentino, espiritual y físico.

Tardamos quince años para darnos cuenta que sufríamos una “invasión cubana revolucionaria” por los valles del Norte desde 1959/60, como lo expresa Juan B. Yofre en su reciente libro “Fue Cuba”. Durante quince años se le dio a esa “invasión” categoría policial. Fue considerada como un mero problema de seguridad pública, no relacionado con la guerra fría. Allí está, en esas confusiones, la razón del drama de los argentinos, la carencia de un Estado Institucional moderno y los atrasos conceptuales de su dirigencia.

Cuando la sangre y las bombas llegaron a las ciudades, aterrorizando a la sociedad, el poder político constitucional ordenó la intervención militar para “aniquilar” al terrorismo de inmediato, “para mañana”, improvisando la apertura de operaciones militares “de cualquier manera”, iniciado así -con gravísimas omisiones agonales- una desconocida guerra “asimétrica”, no convencional, sin doctrina, sin conocimientos o experiencias recientes, sin inteligencia estratégica por carencia de planificación y sin organizaciones ajustadas a la naturaleza de la agresión, en un ambiente mundial QBN desde 1945.

Los años ´70 aun están en debate público entre diletantes. Todavía hoy  escuchamos a personajes legos, muy conocidos, o bien a jovencitos adoctrinados desde la escuela primaria en el “pensamiento único”, expresar “gansadas” propias de quienes no han leído ni siquiera el manual más elemental de Polemología o Estrategia Contemporánea. Se repiten las falsas consignas acuñadas hace tres décadas, transformadas hoy en postulados que no pueden dar lugar a dudas. Quien saliere de ese andarivel, será reo de apología del delito.

Expresar públicamente -por parte de un ex juez- cuarenta años después de los hechos, que todo se reduce a “dictadura o democracia”, colocando a los militares en la dictadura y a los guerrilleros en la democracia, es de una caradurez sin igual. Al golpe de estado -la dictadura- lo pidieron, lo planificaron y lo administraron mayoritariamente los correligionarios del letrado de marras.

Otros señalan que el “mal eterno” de los argentinos es el “permanente enfrentamiento de los militares con los comunistas”, reduccionismo homólogo al anterior, producido por un formador de opinión, permanente invitado en programas políticos radiales y televisivos.

Se trata de candidatos a Juez de la Corte o a legisladores nacionales. ¿Ignorancia o hipocresía? Esta es la realidad deprimente de un sector de nuestra dirigencia sectaria, culturalmente débil, que se auto-justifica y proyecta sus propias responsabilidades incumplidas a otros, ojalá ese otro fuere un reconocido héroe de guerra que por naturaleza no miente, no se esconde y asume sus responsabilidades…pero…hay un pero: viste uniforme.

 ¿Vamos en camino a repetir los graves errores de un sangriento pasado no asimilado, que nos lleva a la autodestrucción? Se quiere retener el “estado de guerra”, arrastrando a las nuevas generaciones cada vez más descreídas, sin futuro y evadidos de la realidad, a un nihilismo caótico. Algunos críticos del “relato K” son los verdaderos fundadores del mismo y cuando la verdad aparece se rasgan las vestiduras, apelando al lenguaje simbólico, sacralizado y único.

 

El odio social y los resentimientos personales de estos “militantes” son inocultables y consecuencia directa de la guerra civil revolucionaria. El “relato” de sus continuadores de laboratorio, oculta a la verdad completa y niegan la existencia misma de la guerra revolucionaria, llamándole genocidio.

Somos conscientes que “La Política de Derechos Humanos es el muro más alto a superar por el actual gobierno” 26). Esa política de derechos humanos, reemplazó -desde 1983- a la Política de defensa Nacional, nos trajo una  inseguridad galopante que cosecha diariamente más y más víctimas, pero también es el trampolín para la contraofensiva revolucionaria en ciernes, que se anuncia desde diversas organizaciones y se ejercita frente a los ojos  perplejos de los argentinos de hoy.

Si no se restablece la cordura y la verdad, si no se quiebra a la falaz narrativa que es la viga maestra de la política de derechos humanos instrumentada por vía  jurídica, a través la inconsciente Justicia Federal, creada y conducida -en colusión- por los enemigos que enfrentamos desde 1959/1989 y en 1982 14) y,  si por el contrario se la retiene como hasta hoy, repetiremos la experiencia ya vivida y no entendida.

Si tratáramos en los medios de comunicación temas económicos, convocaríamos a economistas reconocidos, si el tema fuere sobre la salud, a prestigiosos médicos. ¿Por qué para tratar a los problemas derivados de nuestras guerras no se convocan a los especialistas, sino a comentaristas de café o a personas que somatizan emocionalmente sus dramas personales? ¿Qué propósitos se persiguen con el anecdotario de tirios y troyanos, sin llegar al hueso, a la profundidad del drama?

Si como sociedad no cambiamos de actitud, volveremos a improvisar frente a los hechos e indicios que debería registrar la Sala de Situación de la Defensa Nacional, pero sabemos que no existe, por imposición de…!!!la Ley de Defensa¡¡¡, su reglamentación lamentable y ¡¡¡la Ley de Seguridad Interior!!!. 

Las guerras evolucionan con la dinámica civilización y, en el pasaje de una etapa de la civilización a otra, siempre hay un mojón: una guerra mundial. Estamos viviendo el décimo sexto año de la guerra mundial “contraterrorista global” que corresponde al pasaje de la civilización industrial a la posindustrial en el ámbito de una globalización planetaria posguerra fría y en ambiente QBN, pero esta vez sin disuasión posible 11).

Recordemos que durante la última guerra mundial, la guerra fría -l947/ 1989/91- la Paz en el Hemisferio Norte fue posible por la “mutua disuasión asegurada”. En esa “Paz del terror nuclear”, confrontaban Estados. Había respeto a normas agonales. En la presente guerra mundial -que nuestros dirigentes ignoran- esta disuasión no existe, pues los Estados enfrentan a un “enemigo sin rostro”, un complejo “crimen organizado internacional mafioso”, fundamentalistas que se inmolan, asociados en Iberoamérica con los remanentes revolucionarios radicalizados de los ’70 y partidos de la izquierda neo-marxista, convertidos en mafias.

La Argentina está en el planeta y ésta guerra es universal. Sin embargo la legislación vigente impide considerarla. Quien lo haga delinque. Decíamos en el 2015, al conceptualizar a las guerras híbridas 11), lo siguiente:

“Señala Raymond Aron en “Pensar la Guerra”[1], que al final de sus días Clausewitz comenzó una revisión de su monumental obra[2] puesto que descubrió, en el plano del concepto, lo que jamás había comprobado en el campo de batalla. Ese descubrimiento giraba en torno a una modalidad de combate distinta a la que él había reducido abstractamente como “duelo”, es decir, el enfrentamiento por aniquilamiento entre dos ejércitos pertenecientes a sendos estados nacionales. El descubrimiento giraba en torno de lo que hoy se denomina “guerra asimétrica”. Quedaba sobrepasado el conflicto del “fuerte contra el fuerte” y emergía -con toda su crudeza- la posibilidad del enfrentamiento entre un fuerte (defensivo) y un débil (ofensivo)”.

Han pasado más de un siglo y hay quienes no lo entienden, o no lo quieren entender.

 “Éste tipo de amenazas ha proliferado como consecuencia del desplome del sistema bipolar de la guerra fría y el ingreso a una nueva etapa de la civilización. Los combatientes de antiguos bandos revolucionarios han devenido en bandas criminales, equipadas con elementos de tecnología satelital que les permiten constituirse en nodo de una red mayor, en la que circulan las diversas actividades del nihilismo posmoderno: guerrilla, narcotráfico, tráfico de armas, guerra en la infosfera, contrabando, tráfico de órganos, tráfico de niños, esclavismo, secuestros extorsivos, tráfico de animales exóticos, tráfico de piedras preciosas, terrorismo islámico, etnicismo genocida, etc.”.

Carecemos de un periodismo especializado que difunda los conceptos de las amenazas y riesgos estratégicos presentes, que los partidos políticos ignoran o simulan ignorar. Los ministerios del ramo no tienen una política comunicacional de la Seguridad/Defensa. Las amenazas y riesgos estratégicos, que eran considerados en paralelo con el delito común, actualmente deben ser unificados, pues las diversas formas de agresión estratégica han tomado la modalidad operativa de los delitos comunes.

Ésta evolución exige que la Seguridad Nacional se desarrolle a través de una Gran Estrategia, que involucre a toda la actividad institucional. Como la agresión no es militar, la respuesta no es el empleo de tropas sobre el terreno, sino el empleo de los instrumentos más idóneos en los múltiples frentes de la acción operativa o táctica.

Debemos preguntarnos: ¡¿quién está previendo -planificando- en nuestro país, la nueva agresión derivada de la guerra mundial en curso?! El EMCFFAA lo tiene prohibido por ley y el “esfuerzo nacional de policía” carece de esa capacidad. Esto es lo que debe ser resuelto a la brevedad.

Las guerras -de cualquier especie- se planifican para que no lleguen. Esa es la paradoja que no entienden los dirigentes ideologizados. Si hay plan, hay adiestramiento,  previsiones logísticas y organizacionales, no habría sorpresas y se administraría la Paz.

Si no hay plan estratégico necesariamente habrá -y ya la hay- improvisación, en manos de improvisados. Son las preliminares de una nueva derrota y naturalmente la Ley de Seguridad Interior ha elegido anticipadamente al “cabeza de turco” que se hará cargo del nuevo fracaso sangriento. La Ley determina que ante el fracaso reactivo del “esfuerzo nacional de  policía”, se declarará el estado de sitio y se nombrará a un oficial superior de las FFAA para que se haga cargo del seguro fracaso logrado por estas leyes y, para que no queden dudas, también prevén que las FFAA no deben  tomar previsión alguna con anterioridad al asegurado fracaso. ¡Recién después de la derrota policial, se podrá prever! Esto es “cerrar la puerta después que escapó el toro”.

¿Encontrará el Cte J FFAA,  -con más de mil quinientos cuadros uniformados en las cárceles- a ese Oficial Superior con aptitudes de mago? Sinceramente, lo dudamos. Pero, en el supuesto de que el mago exista, seguramente le solicitará que se le agreguen a su Cuartel General un importante número de fiscales federales para que acompañen en la acción a los jefes de los elementos a empeñar en combate, todos munidos con el Código Penal y el Código de Procedimientos Penal Federal y con un alto adiestramiento en lo que hace a las diversas variantes que autorizan la “legítima defensa” frente al agresor.

Ello es lo que surge  de lo observado y aprendido en los TTOOFF en los últimos años, cuando la Justicia Federal aniquiló a todos los principios del derecho penal, con el agregado de la eliminación del Código de Justicia Militar y hasta del Código de Honor.

Esa es la lógica institucional que nuestros políticos -partidarios de la “política de derechos humanos”- establecieron en la legislación de Seguridad Nacional que desde 1988 reemplaza a una sana Política de Defensa Nacional. 19).

No existe país alguno en el mundo que tenga una legislación similar. Esta es otra de las grandes excepcionalidades argentinas, que acompañan y sostienen haber judicializado al fenómeno socio político guerra y haber politizado a la Justicia, a un nivel desconocido en nuestra corta historia, con el agregado de  mostrar al despropósito al orbe, como un “¡éxito del coraje cívico de la democracia”!.

Las palabras de un héroe de guerra han puesto en superficie, en estos días, a algunos de los responsables de estos desatinos y a sus continuadores irresponsables. SR. Cte. J. FFAA.: LLEGÓ LA HORA DE PINTAR LA CARTA.

 

CITAS:

  • J. Auel. “El Estado-Nación regional frente a las amenazas estratégicas globalizadas”. Junio 1998. www.ieeba.com.ar
  • J. Auel. “Cultura y Civilización. La guerra: continuidad y cambio”. Diciembre de 2001. www.ieeba.com.ar
  • J. Auel. “Proyección estratégica del Mercosur: fortalezas y debilidades”. Septiembre de 2002. www.ieeba.com.ar
  • J. Auel. “El pensamiento nacional en tiempos de globalización planetaria”. Octubre de 2002. www.ieeba.com.ar
  • J. Auel. “El nuevo ordenamiento internacional posterior a la intervención de EEUU y sus aliados en Iraq”. 21 de Mayo de 2003. www.ieeba.com.ar
  • J. Auel. “La larga guerra civil argentina y el actual estado de guerra civil-revolucionario”. 09 de Julio de 2013. www.ieeba.com.ar
  • j. Auel. “Relaciones cívico-militares, la necesaria reconstrucción del Estado y de imprescindible Seguridad Nacional, Regional y Continental”. Julio de 2013. www.ieeba.com.ar
  • J. Auel. “El narcoterrorismo, el Estado Nación, la democracia y las FFAA”. 16 de Abril de 2014. www.ieeba.com.ar
  • J. Auel. “¿Cómo salimos de la actual emergencia política y estratégica? Agosto de 2014. www.ieeba.com.ar
  • J. Auel. “El pensamiento estratégico militar en el siglo XXI”. 12 de Octubre de 2014. www.ieeba.com.ar
  • J. Auel. “La guerra mundial contraterrorista global: ¿híbrida…con derivación QBN?. Abril de 2015. www.ieeba.com.ar
  • J. Auel. “La dirigencia argentina frente a los desafíos de la Seguridad Nacional en el siglo XXI”. Agosto de 2015. www.ieeba.com.ar
  • J. Auel. “El actual y complejo tablero estratégico del Gran Medio Oriente”. 30 de Octubre de 2015. www.ieeba.com.ar
  • J. Auel. “La política de derechos humanos, el muro más alto a superar por el actual gobierno”. 22 de Junio de 2016. www.ieeba.com.ar
  • J. Auel. “Estamos en guerra…por partes”. 05 de Agosto de 2016. www.ieeba.com.ar
  • González Lacroix. “Un Ministerio de Defensa ausente”. 17 de Enero de 2017. www.zona-militar.com
  • González Lacroix. “Ministerio de Defensa: entre el lobby y la pasividad”. 12 de Enero de 2017. www.zona-militar.com
  • J. Auel. “Argentina decidió políticamente no tener FFAA ni Política Exterior”. 10 Jun 14. www.canaltlv1.com
  • J. Auel. “Ponencia en Santiago de Chile”. 21 Jul 11. www.ieeba.com.ar
  • Escudé. “Un experimento pacifista: las políticas exteriores y de seguridad de Argentina, en el siglo XXI”. Jul 10. www.cema.edu.ar/doc_trabajo.html
  • “Declaración del encuentro de comunistas en Rosario”. 23 Ene 17. www.salta21.com
  • Berenztein. “Rompecabezas Global”. 20 Ene 17. www.prensa.mrecic.gov.ar. El autor concluye su artículo expresando: “Es hora de superar las dolorosas heridas del pasado para maduramente definir un piso mínimo de recursos destinados a garantizar una Defensa apropiada del territorio y de la soberanía nacional”. Entendemos que en la expresión “soberanía nacional”, estará incluida la agresión revolucionaria.
  • En nuestro país la pseudo-revolución es citada como “populismo” por la “corrección política”.
  • La Nación. “Editorial”. 30 Ene 17. lanacion.com.ar
  • C. Rodríguez. “Las FARC, el Foro de San Pablo y compañía van por toda Latinoamérica”. 12 Ene 17. www.hacer.org
  • Fraga. “La política de Defensa de Macri pierde ímpetu”. Infobae. 04 Feb 17. www.infobae.com

 

 

El Gral. Heriberto Justo Auel tuvo el honor de iniciar sus estudios secundarios en el Liceo Militar “Gral. Belgrano”, en calidad de cadete de la promoción fundadora y abanderado de ese Instituto. La Provincia de Santa Fe le concedió una “Beca al Mérito”, que mantuvo luego al ingresar al Colegio Militar de la Nación. A su egreso, como Subteniente del arma de Infantería, se incorporó a una unidad de elite e inmediatamente, dos años después, pasó a ejercer la docencia en Institutos del Ejército.(Liceo y Colegio Militar).

Ello amplió su tiempo, en particular para participar en el planeamiento y auditoria de los planes de capacitación en el nivel de la enseñanza media y superior, mientras ejercía la docencia y cursaba sucesivas carreras universitarias, afines con su vocación original.

Con el grado de Capitán y como especialista en tropas aerotransportadas, fue destinado como Observador Militar de la ONU en la Línea del Cese del Fuego del Canal de Suez, luego de la Guerra de los Seis Días. Profesionalmente esa etapa de casi dos años enriqueció su experiencia militar, dada la constante actividad de combate que se desarrollaba en la llamada “Línea de Cese del Fuego”. Pero, además, pudo estar en permanente contacto con todos los niveles sociales de las partes en conflicto y, como Licenciado en Ciencias Políticas, inició sus publicaciones en Revistas especializadas sobre temas relacionados con el conflicto de Medio Oriente, aun subsistente.

A su regreso al país en 1970, cursó la Escuela Superior de Guerra, egresando como Oficial de Estado Mayor. Se le nombró Jefe de Planeamiento del Departamento Operaciones de la Reserva Estratégica Operacional. A las etapas anteriores, sumó la experiencia en el trabajo de Estado Mayor y en la jefatura de equipos de planificación coordinados, en el área operacional, a nivel táctico.

Durante el período en que realizó el Curso de Estado Mayor en la República Oriental del Uruguay, fue consultor del Alto Mando de ese país en temas de Política Internacional y Estratégicos. A su regreso, en Buenos Aires inició una intensa actividad docente en Institutos Superiores de las FF.AA. y en la Universidad, como profesor de Estrategia y Geopolítica, en el nivel grado y posgrado.

Tenía entonces la oportunidad y los conocimientos para desarrollar su Tesis Doctoral en Relaciones Internacionales, e iniciar publicaciones periódicas sobre temas estratégicos en la prensa nacional y en revistas especializadas.

El eje de su preocupación era el atraso conceptual y orgánico-estructural del Estado y de la Defensa Nacional argentinas y la ausencia histórica de una Política de Defensa Nacional en el ámbito de la crisis de un sistema político no consolidado y de un Estado Nación institucionalmente debilitado.

En 1983, cuando se recupera el estado de derecho, fue convocado al Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, como Jefe del Departamento Políticas y Estrategias.

Desde este cargo inició una tarea multidisciplinaria, con equipos interactivos que emprendieron la ardua tarea de modernización de la estructura de Defensa. El inesperado fallecimiento del Ministro de Defensa y el posterior alejamiento del Jefe del EMC, Tte Grl Fernández Torres, quebró la continuidad del proyecto.

El JEMGE, ante esa situación, resolvió darle la Dirección del Grupo de Trabajo Nro. 1, conformado por quince Oficiales de Estado Mayor. En el perentorio plazo de noventa días, presentó el “Plan Esquemático de Reestructuración del Estado Mayor General, de las Grandes Unidades de Batalla y de los Planes de Capacitación y de Carrera del Ejército”. Todos ellos fueron aprobados, pero las sucesivas crisis institucionales acontecidas en esos años, frustraron su completamiento y desvirtuaron su ejecución. Los cambios estructurales previstos, aun continúan pendientes.

En los años sucesivos volvió al mando de tropas en la Patagonia, como Segundo Comandante de una Brigada de Montaña y Comandante de una Brigada Mecanizada. Pasó luego a la Jefatura de Operaciones del EMCFFAA y luego, el 1998, se le solicitó el retiro. Había cumplido cuarenta años de servicio.

Desde entonces se ha dedicado exclusivamente a la docencia y a las tareas académicas. Ambas actividades le exigieron el seguimiento y análisis de la situación estratégica internacional, regional y propia, a los efectos de mantener actualizados los conceptos y principios que deben orientar a los inevitables cambios estructurales del Estado y de la Defensa Nacional, en particular de sus FF.AA,, en una etapa de la civilización signada por grandes cambios cualitativos.

El tiempo disponible para la reflexión, la madurez alcanzada y la constante participación en el ámbito internacional y propio, le han permitido mantener actualizados antiguos proyectos y multiplicar sus publicaciones y conferencias relacionadas con “la continuidad y el cambio” en la transición, mientras la crisis cultural-política generalizada avanzaba sobre la Región y el País, con su secuela dramática en el frente socio-económico.

Es de su convencimiento que, el “estado de necesidad extrema” a la que hemos arribado, impondrá el rumbo que permita salir de la decadencia. Es necesario, entonces, contar cuanto antes con un grupo generacional de relevo y dentro de él, estrategas civiles y militares capacitados en el conocimiento del “conflicto contemporáneo”, en acto en nuestra América.


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 10, 2017


Fiscal MARCELO C. ROMERO vs Juez HIGHTON de NOLASCO

Share

 

La inseguridad y dos perspectivadas originadas desde la Justicia. Accionar, o arrojarle la culpa a terceros.

 

ROMERO

Disiento totalmente con la Sra. Juez Suprema. En la actualidad, hay jueces y fiscales abolicionistas que obstaculizan siempre el trabajo policial. Ellos sí son responsables de la inseguridad. Es de público conocimiento que las potestades policiales de prevención delictual han sido considerablemente reducidas en los últimos tiempos, merced a reformas legislativas que limitaron su accionar y a fallos judiciales que han tachado de ilegales o -directamente- de violatorios a la Constitución Nacional y a los Derechos Humanos a ciertas prácticas de las policías y de las fuerzas de seguridad.

Con los rótulos de policización, policialización, estigmatización, militarización policial, derecho penal del enemigo, entre otros términos que adornan cursos, conferencias, libros y revistas de los gurúes minimalistas del Derecho Penal, o abolicionistas, distintos fallos judiciales hicieron posible que la fuerza policial se fuera quedando con muy pocos instrumentos para su tarea específica de prevención.

A modo de ejemplo, casi no existen contravenciones ni edictos policiales. Las pocas que siguen vigentes, han quedado limitadas al contralor de organismos administrativos o municipales. Se ha eliminado el arresto temporario por “averiguación de antecedentes”, quedando limitado solo en caso de negativa del particular a identificarse al personal policial. Sin embargo, campañas oficiales y no oficiales “informan” a la población que las fuerzas policiales no tienen derecho a exigir identificación.

Ya no existen los álbumes de “modus operandi”, pues los jueces han entendido que una colección de fotografías de delincuentes es ‘estigmatizante’ y no pocos magistrados judiciales han considerado que perjudican y contaminan la investigación.

Las policías y las fuerzas de seguridad no pueden actuar preventivamente en piquetes, cortes de calles, rutas o puentes.

Las conductas pre-delictuales no pueden ser controladas por las policías y las fuerzas de seguridad. A modo de ejemplo, el denominado “olfato policial” o la “actitud sospechosa” han sido demonizados en los Tribunales Penales, casi como si se tratara de prácticas de la Gestapo.

Los “cacheos” y requisas también han sido discutidos por jueces y fiscales, habiéndose dictado infinidad de nulidades de procedimientos que culminaron con secuestros de armas, sustancias psicoactivas, elementos robados, etcétera.

Las policías y las fuerzas de seguridad no pueden actuar preventivamente en piquetes, cortes de calles, rutas o puentes. Salvo casos muy específicos, en donde se requiere orden judicial.

Las policías y las fuerzas de seguridad no pueden actuar en disturbios estudiantiles en dependencias de universidades públicas, pues la legislación vigente ha convertido a las casas de altos estudios en virtuales “sitios con inmunidad diplomática”, donde no ingresa nadie, salvo los integrantes de la comunidad universitaria.

En este contexto, se ven efectivos policiales deambulando sin rumbo fijo por las calles de las ciudades, gastando combustible de los patrulleros al solo efecto de que el ciudadano vea luces azules destellando por su barrio.

El ladrón no robará frente al patrullero o al caminante que pasa frente a él. Simplemente, optará por otra calle o por otro momento para cometer sus tropelías.

Las policías y las fuerzas de seguridad no pueden actuar en disturbios estudiantiles en dependencias de universidades públicas, pues la legislación vigente ha convertido a las casas de altos estudios en virtuales “sitios con inmunidad diplomática”, donde no ingresa nadie, salvo los integrantes de la comunidad universitaria.

Como se verá, el Poder Judicial es protagonista indiscutido en la problemática de la inseguridad.

Marcelo Carlos Romero – Fiscal del Ministerio Público

HIGHTON

La Juez de la Corte Suprema Elena Highton de Nolasco consideró que la “inseguridad es un tema policial, no judicial” y advirtió que, en todo caso, habría que “hablar” con el Congreso para que cambie las leyes y así poder mantener a los delincuentes “presos”.

“Los jueces aplican las leyes; si la ley dice ‘hay que liberar a alguien’, hay que liberarlo. Hablen con el Congreso para que tengan a todos presos. Después fíjense que construyan diez cárceles más”, advirtió la magistrada.

Tras presentar un informe ante la Cámara de Casación donde habló sobre la falta de jueces y fiscales, Highton de Nolasco formuló declaraciones radiales y desligó a la Justicia de la inseguridad en distintas zonas del país.

“En realidad, la inseguridad es un tema policial básicamente, no es un tema judicial”, analizó.

La integrante del alto tribunal añadió: “Yo creo que hay realidades que son así, es lo que está pasando. Los jueces igual no son responsables de la seguridad; la inseguridad, que son los delitos y eso es un tema básicamente de las fuerzas de seguridad”.

“La Inseguridad es un tema policial, no judicial”

La magistrada insistió en asegurar que los cárceles en la Argentina están colmadas: “Ese es el problema, no hay lugar; los lugares para detener a la gente están atestados”, aseveró.

Por otra parte, Highton de Nolasco alertó sobre la falta de jueces y fiscales para resolver las numerosas causas que se acumulan en los distintos juzgados.

“Los jueces aplican las leyes; si la ley dice ‘hay que liberar a alguien’, hay que liberarlo. Hablen con el Congreso para que tengan a todos presos. Después fíjense que construyan diez cárceles más”

“Faltan fiscales, faltan jueces, esta es una realidad que todos conocen, y no se llenan todas las vacantes que hay”, alertó la jueza de la Corte.

Fuente: Diario SemanaUno




PrisioneroEnArgentina.com

Julio 18, 2016




 

El Caso Micaela García: Entrevista al fiscal Marcelo Carlos Romero

El fiscal Romero y su ácida crítica a Zaffaroni: “Su doctrina fue lo peor que le pasó a la justicia argentina”

 

“LAS CLAVES DE LA INSEGURIDAD NACIONAL”

Share

Por el Grl Heriberto Justo Auel

 

Conferencia en el “Foro de la Ciudad”

Club del Progreso. 04 Jul 18

 

“Estoy preocupado por la seguridad de nuestra gran nación;

no tanto por una amenaza externa,

sino por las fuerzas insidiosas que trabajan adentro”.

Grl Douglas MacArthur – 1945

 

 

Nuestro agradecimiento a las autoridades de este prestigioso e histórico Club, por la invitación que nos han hecho llegar al IEEBA, permitiéndonos -además- la elección del tema a tratar con Uds., en éste clásico almuerzo del “Foro de la Ciudad”.
Es de nuestro conocimiento comunitario que la principal preocupación social -permanente- de los argentinos, en las últimas décadas, es la inseguridad. Por esa razón hemos decidido tratar éste tema aquí -aunque fuere brevemente- planteando algunas de sus “claves” esenciales, pues entendemos que éstas no tienen tratamiento público.
Cuando citamos el término “claves”, nos estamos refiriendo a “aquello que nos permite resolver algo que se nos presenta como enigmático o desconocido” (1). En nuestro caso, no creemos que se trate de “algo enigmático”, o de una “sensación”, pero estamos convencidos que es “algo desconocido” por gran parte de nuestra dirigencia que -al respecto- mantiene una enorme deuda con sus conciudadanos “de a pie”.
¿Pueden los padres ignorar qué “defensas” deben darle a su bebé, a través de vacunas, alimentos y vitaminas, para que rechace la agresión del medio ambiente en el que vive? Pues, valga el caso, eso es lo que estamos haciendo con nuestra sociedad, toda vez que una política comunicacional de la Seguridad Nacional (2), no existe. Esta es la principal causa de la inseguridad/indefensión que padecemos, pues en las guerras en acto -de 7ma G-, la orientación de la opinión pública es esencial.
Hemos dividido nuestra exposición en tres partes:
  1. LA SEGURIDAD DE LA CIUDADANÍA ¿ESTÁ EN LAS PIEDRAS DE LAS MURALLAS O EN LOS HOMBRES QUE VIVEN DENTRO DE ELLAS?.
  2. ¿QUÉ DEBERÍAN SABER NUESTROS CONCIUDADANOS, AQUELLOS QUE VIVEN DENTRO DE LAS MURALLAS, ACERCA DE LA PRIMERA RESPONSABILIDAD DEL ESTADO-NACIÓN: LA SEGURIDAD NACIONAL?
  • EN CONCLUSIÓN:
  1. LA SEGURIDAD DE LA CIUDADANÍA ¿ESTÁ EN LAS PIEDRAS DE LAS MURALLAS O EN LOS HOMBRES QUE VIVEN DENTRO DE ELLAS?
En la presente etapa de la “civilización del conocimiento”, la Seguridad Pública se unificó con la Seguridad Estratégica pero, en éste extremo occidente-sur, ello no ha sido difundido. La Argentina -ideológicamente encapsulada- (3) se evadió de su circunstancia y envuelta en falacias -el relato- se dirigió inconscientemente al “Estado fallido” (4) a través de la auto-destrucción de su núcleo duro: las FFAA y el sistema Judicial Penal Federal, que fue y es empleado para la destrucción de las primeras.
 Simultáneamente, mientras esa narrativa falaz ocultaba al latrocinio más grande de nuestra historia, nuestra clase media era llevada al castro-comunismo, sin que se enterara.
Podríamos realizar un sinnúmero de interrogantes, relacionados con las citadas “claves”, para demostrar el desconocimiento generalizado de las causas de la inseguridad, pero por razones de disponibilidad de tiempo vamos a plantear solo siete y así intentar comprender cuál es la profundidad sustantiva de la rampante Inseguridad Nacional y abandonar el superficial anecdotario al que ya nos han acostumbrado (5).
  1. ¿QUÉ DEBERÍAN SABER NUESTROS CONCIUDADANOS, AQUELLOS QUE VIVEN DENTRO DE LAS MURALLAS, ACERCA DE LA PRIMERA RESPONSABILIDAD DEL ESTADO-NACIÓN: LA SEGURIDAD NACIONAL?
  2. ¿Se tiene hoy presente -en los diversos análisis y/o propuestas dirigenciales- que somos un país en doble posguerra, una convencional y otra no convencional y que esas guerras permanecen aún abiertas, dentro de la categoría de “estado de guerra”?
No, no se las considera cuando se analiza nuestra prolongada crisis-decadencia pero, además, la guerra no convencional -la contra-terrorista-revolucionaria 1974/1988- es negada como tal, aun hoy por Jueces y Fiscales Federales legos de los TTOOFF, quienes ignoran el “abc” de las guerras “asimétricas”, “muy limitadas”, “de baja intensidad”, “irrestrictas” o “híbridas”, que tienen sobre sus estrados desde 1984.
 Debemos reconocer que las organizaciones de derechos humanos -DDHH- los controlan cercanamente, a través de las querellas -verdaderas vestales revolucionarias de posguerra- que les impiden a los tribunales reconocer la existencia de nuestra larga, malparida y dramática guerra civil contrarrevolucionaria. Pero ello no los exime de ser prevaricadores y me consta que son conscientes de ello (6).
Han pasado treinta y cinco años desde el cese de los combates y aun la sociedad no ha asumido a sus guerras. No las asimilamos. Nuestros TTOOFF legos aceptan lo que las querellas -representantes del agresor de ayer- dictan ante los estrados: “no hubo una guerra”. Si la Justicia y las querellas reconocieran que la hubo, nuestros soldados deberían estar frente a los tribunales del Fuero Militar. Los jurisconsultos del más alto nivel estatal borraron el Art. 18 de la CN y la psico-política hizo el resto. “Una política de estado”, de hecho, ha podido reformar la Constitución Nacional, al Tratado de Roma, a la Justicia Militar y a los Tribunales de Honor de las FFAA (7).
La guerra limitada convencional del Atlántico Sur -en 1982-, detonada a través de un “incidente provocado” por el RU, tampoco fue asimilada por nuestra dirigencia. “No aprendimos a no aprender”. Aun se sigue repitiendo que fuimos los agresores, pero -por lo menos-, ya quedó en el olvido que fue “un carro atmosférico”.
Ninguna reforma se ha iniciado en el Estado Nacional para poder conducir -en el futuro- una negociación diplomática con una prueba de fuerza simultánea y controlada. Ese es el concepto de guerra limitada. Es la que peleamos en el Atlántico Sur en 1982, con un objetivo muy claro por parte de EEUU y el RU y una gran sorpresa para el “cuasi-Estado” argentino, que nunca entendió ni conoció la especie de guerra que le  ocurría. Todo se improvisó.
A la “invasión cubana” -1959/1960- (8) se le dio tratamiento de seguridad pública durante quince años -1959/1974-. El Poder Político decidió en 1974 -por decreto-  movilizar a las FFAA y abrir operaciones militares en el marco interno, “mañana mismo”, sin planificación estratégica, sin inteligencia estratégica, sin adaptación orgánica, bajo comandos específicos -no conjuntos-, sin emitir la ley necesaria, ni la DENAC, ni la consecuente DEMIL y, más grave aún, dirigiendo el Decreto a los EEMMGG con responsabilidades administrativas, en vez de hacerlo al EMC, con responsabilidades estratégicas.
Por todo ello a esta guerra la he llamado malparida. Habían pasado quince años sin que la dirigencia reconociera que en el 59/60 se había presentado un hecho estratégico. No se entendió o no se quiso entender “la naturaleza del desafío que representaba la invasión revolucionaria”. Tardíamente, en 1974 se reaccionó y todo se improvisó.
Estamos en curso de volver repetir nuevas improvisaciones homólogas, a pesar de la experiencia acumulada y no asimilada. A ello debemos agregar que ahora lo haríamos con mucho menos poder.
El Decreto que ordenó “el aniquilamiento del accionar subversivo” no fue al Congreso para transformarse en Ley Nacional -como lo hicieron Avellaneda-Roca en 1878, antes de atacar al malón-. El PEN tampoco dictó la Directiva Estratégica Nacional -DENAC- con la base ética-jurídica para el empleo de las Fuerzas en el marco interno. Esa base –de absoluta y exclusiva responsabilidad política– debió llegar a las tropas con forma de “reglas de empeñamiento”. Pero estas nunca llegaron. Son los “procedimientos” que los legos TTOOFF les reclaman hoy a oficiales subalternos, suboficiales y aun a soldados, para encuadrarlos en el Código Penal, como vulgares asesinos.
Tampoco se dictó la Directiva Estratégica Militar -la DEMIL-, responsabilidad del EMC, que quedó marginado de la guerra. Toda la apertura de esta guerra asimétrica, civil, contrarrevolucionaria, interna, no convencional, fue un mamarracho que hoy están pagando con su libertad quienes nos  defendieron.
A fines de 1983, con asesoramiento británico y en colusión con las derrotadas organizaciones terroristas, el gobierno logró “trastocar” la derrota táctica del enemigo revolucionario, en una victoria estratégica y política, que aun retiene. Se judicializó el hecho socio-político “guerra” y las FFAA fueron llevadas ilegalmente a los estrados penales federales -es decir, al Código Penal ordinario- como criminales comunes responsables del tardío “mamarracho” -su errónea apertura- y al escarnio social del “relato”, difundido por todos los medios de comunicación del Estado, durante años.
Fue el momento crucial en que la Política de DDHH reemplazó a la Política de Seguridad Nacional. Las bajas de inocentes, provocadas por este desatino ideologizado, es la infamia que hoy se pretende ocultar, pero ello se hace cada vez más difícil (9).
Simultáneamente el RU confirmó -nuevamente- que no cumpliría con la Resolución de la AG-ONU que lo obliga a abrir negociaciones diplomáticas con la Argentina por la soberanía de las Islas del Atlántico Sur e inició el refuerzo de la “Fortaleza del Atlántico”. De esta manera, en  términos estratégicos, el RU retuvo el “estado de guerra en el Atlántico Sur”, mientras sectores políticos, sociales y periodísticos internos, activaron desde entonces y hasta hoy, la actitud hostil del agresor revolucionario y en consecuencia el “estado de guerra interno”.
Esta interrelación colusiva entre los dos enemigos que agredieron a la Argentina con las armas en la segunda mitad del siglo XX, está objetivamente representada en la trágica figura del “perro”, Horacio Verbistky, agente de inteligencia británico y de la organización armada ilegal Montoneros.
La reciente y fracasada operación conducida por él, con un “desaparecido” en el Río Chubut, lo expuso ante la opinión pública nuevamente. Durante más de cincuenta días mantuvo al  simbólico término en las primeras páginas del periodismo nacional y ello demostró el alcance y continuidad del “estado de beligerancia interno” (10). Pero, “segundas partes, nunca buenas”.
Comprobada la total falsedad de esta nueva “falacia”, no hubo retractaciones ni disculpas de sus numerosos voceros. Ello da una idea de la fortaleza psico-política remanente de la “pseudo-revolución” -aparentemente vencida y en retirada- y de sus camaleónicos partidarios conscientes o inconscientes, infiltrados dentro y fuera del Estado.
  1. ¿Es consciente -nuestra dirigencia- que nos abarca una nueva guerra mundial desde el año 2001 –“la Contraterrorista Global”- y que ella está totalmente interrelacionada con los dos “estados de guerra” que retenemos desde 1982 y 1988, respectivamente?
La Guerra Mundial en acto cursa su décimo séptimo año y, hasta hoy, no ha merecido el mínimo tratamiento público por parte de quienes tienen la responsabilidad de hacerlo. A este enemigo “no estatal” que enfrentan los Estados “responsables” del orbe, se lo cita  -genéricamente- como “el enemigo sin rostro” (11).
Su composición es compleja y desigual, según el área en que actúe. La complejidad se manifiesta a través de la presencia de diversos actores: fundamentalismos, crimen organizado internacional y, en Iberoamérica, la particularidad del narcoterrorismo: elementos terroristas domésticos, remanentes de la guerra fría, interrelacionados con los carteles de la droga en alianza con el “terrorismo global”, a través de acuerdos estratégicos firmados en el pasado por Caracas y recientemente por las FARC (10).
En nuestra región continúa la consolidación del narcoterrorismo con elementos revolucionarios neo marxistas reciclados y los gobiernos adscriptos al “Socialismo Siglo XXI”. Ésta pseudo-revolución actualmente en retirada en gran parte del Cono Sur y en plena recomposición orgánica en la Orinoquia y el Caribe luego de la muerte de Fidel, la prisión de Lula, los graves problemas internos de los sandinistas en Nicaragua y el reciente posicionamiento político de las FARC -principal cartel regional- en Colombia.
La conducción estratégica revolucionaria subcontinental -desde 1959- continúa en manos del PC de Cuba, que ha cambiado sucesivamente de mecenas, acompañando a los grandes sucesos internacionales. Por esa razón, cuando la URSS se encaminaba a su implosión, Fidel se apoya en Lula para crear -en 1990- dos organizaciones neo-marxistas que asocian a las antiguas bandas estalinistas iberoamericanas con la social-democracia gramsciana: el Foro de San Pablo y el Foro de Porto Alegre.
El primero cubre las nuevas responsabilidades políticas y estratégicas luego de la caída del paradigma moscovita y el segundo la conducción social y comunicacional de apoyo a la nueva etapa de movilización continental, en  la que aparecen las “organizaciones sociales” y los “grupos de choque”, que en la CABA se despliegan diariamente como “piqueteros”.
En aquel momento -1991- se sumó a la doctrina estalinista de origen, la social-democracia de reciente desembarco en la región, impulsando innovadores modos de acción, fundados en las doctrinas gramscianas. El gatopardismo revolucionario gana así en flexibilidad, pero aumenta el conflicto interno en su alta conducción. El mecenazgo de ésta etapa fue cubierto por el petróleo venezolano y el poder vicario de la alta conducción le es otorgada -por esa razón- a Caracas.
Cuando a partir del 2002 cae el precio del barril de petróleo y muere el Cte. Chávez, se inicia la negociación cubana con Obama y el ala izquierda del Partido Demócrata de EEUU para darle oxígeno a la Isla, incapaz de sostenerse por sí sola. Con la llegada de Trump, EEUU regresa a una política de aislamiento de la Isla. Ello activó la firma -en La Habana- del Tratado de Paz entre el gobierno de Santos y las FARC -el cartel multi-billonario regional- y esta organización armada se constituye así en partido político y nuevo sostén económico-financiero de La Habana y de la revolución comunista subcontinental.
El resultado de las elecciones presidenciales en Colombia el 17 Jun 18, contrario a los intereses de las FARC, inicia una nueva etapa revolucionaria subcontinental.
Seguramente se va a acelerar una nueva ola de violencia en ese país. Además, los resultados de las próximas elecciones en Méjico y Brasil serán definitorios para articular los próximos pasos a dar por los “encuentros” de los Foros de San Pablo y de Porto Alegre y condicionarán el ritmo/oportunidad de la contraofensiva revolucionaria en el Cono Sur, ya prometida en el Encuentro de Managua. Los ejercicios preliminares de esta maniobra están en superficie en El Comahue, Buenos Aires, La Plata, Córdoba, Rosario y Mendoza.
Uno de los actores centrales de la guerra mundial “Contraterrorista Global” -el ISIS-,  ha realizado acuerdos básicos con las FARC, nuevo pivote del proceso revolucionario regional (10). La mesa de la negociación fue tendida por el PIE -Partido de la Izquierda Europea- en Berlín, en el año 2017. A su vez, las FARC -que han simulado su desarme- han desplegado en el Cono Sur sus avanzadas, en particular en el sur chileno y argentino con araucanos adiestrados por ellos en los años pasados, por pedido del PC chileno.
La dirigencia argentina vuelve a darle tratamiento de “seguridad pública” a estos acontecimientos estratégicos, como los ocurridos recientemente en El Chubut y Río Negro y la Defensa Nacional -frente a la nueva agresión estratégica revolucionaria- está en manos de jóvenes fiscales de “Justicia Legítima”.
Decía Gastón Bouthoul hace unos setenta años: “Si quieres la Paz, conoce a la guerra”. Tenemos la impresión de que Bouthoul ni Séneca -siglo I d C- aun no han  sido leídos ni entendidos por los responsables de tantas muertes de inocentes en nuestro suelo. Decía el hispano-romano: “Peor que la guerra, es tenerle miedo a la guerra”. Luego de escuchar al Ministro Garavano sostener la necesidad de preservar el espíritu y la letra de la legislación de Seguridad Nacional vigente, tenemos la certeza que, como estratega civil, el ministro carece de la más mínima información de la situación política-estratégica en que vivimos, a pesar de que está presente en el puente de mando.
  1. ¿Ha comprendido -nuestra dirigencia- que la presente guerra mundial “Contraterrorista Global” es de naturaleza totalmente distinta a las dos anteriores -la GMII 1939/1945 y la Guerra Fría 1947/1991- y que -además- la actual no reconoce disuasión alguna?
Conocer la “naturaleza de las cosas” es imprescindible para abarcar a los temas estratégicos. Lo superficial y operativo, explican a la acción táctica. Sirve a la crónica de los hechos, al anecdotario, a la visión cortoplacista. Lo esencial-sustantivo está en la  profundidad conceptual del hecho socio-político -fuera del alcance de los sentidos- y en su proyección en el tiempo, en el largo plazo.
La GMII fue total, convencional y “clásica”, localizada en teatros de operaciones militares. Fue la última guerra mundial de la civilización industrial. Cuando finalizaba -1945- se lanzaron dos bombas nucleares en Japón. Con ellas nació la Estrategia Contemporánea e ingresábamos -con la computadora- a la etapa de la civilización posindustrial, la “del conocimiento”. Einstein vaticinó que regresaríamos a las guerras primitivas, las de la honda, el arco y las flechas. Con la computadora cambió el ritmo de los acontecimientos y el número de las oportunidades. Se aceleró la Historia.
La pos-GMII fue muy breve: 1945/1947. En 1947 se inició la Guerra Fría, la primera guerra mundial en ambiente QBN. Ingresábamos a la estrategia de la disuasión, que funcionó en el hemisferio N. Se vivió allí la “Pax del terror nuclear”. En el hemisferio Sur -desnuclearizado- no hubo Paz. Hubo guerras no convencionales, asimétricas, terroristas-revolucionarias, totalmente sorpresivas para países mayoritariamente subdesarrollados y en crisis recurrentes.
En 1989 cayó del muro de Berlín y en 1991 implosionó la URRS. Finalizó la guerra fría. Fueron los primeros cuarenta y cuatro años de Paz en Europa y, durante ese período se elaboraron en sus Universidades las teorías filosóficas que “marchitaron su alma”. Europa relativizó su identidad y se hizo “contractiva”, desde entonces “se odia a sí misma”. Ello afectó a los argentinos, culturalmente europeizados. El “progresismo ideológico europeo” cruzó transversalmente a todo el arco socio-político argentino y una demostración de ello la hemos visto hace unos días, en el tratamiento del aborto en las calles y en el recinto de Diputados.
La posguerra fría -1991/2001- se caracterizó por la “confusión” de los intelectuales occidentales que intentaban predecir cómo evolucionaría el mundo y las guerras, luego de la prolongada estratificación de la bipolaridad de las Repúblicas Imperiales. Aparecieron teorías “idealistas”, “realistas”, “nihilistas” y muy pocas se acercaron a los acontecimientos que se precipitaron luego del 11Sep01, con el ataque del “terrorismo global” a la “fortaleza americana”.
Esa fecha es considerada por los estrategas teóricos como el hito que señala la iniciación de una nueva guerra mundial, que nos regresó a la estrategia de la acción. La “nueva” guerra mundial ya no se desarrolla en teatros de operaciones militares, sino en y sobre las sociedades. Las bajas -en su mayoría- son de civiles inocentes. El enemigo “sin rostro” carece de responsabilidad y de límites. Se inmola para hacer entender a Occidente que la vida no le interesa. Es la segunda guerra mundial en ambiente QBN, pero esta no reconoce a la disuasión, como la anterior.
De las guerras de tercera/cuarta generación, en acto en el 2001, llegamos al año 2018 con las guerras de séptima generación, que los chinos llaman “irrestrictas” y la OTAN “híbridas”, mientras la dirigencia argentina vive aun estratificada en la guerra fría (12).
Las sesenta guerras activas -en el mundo de hoy- todas son internas: guerras civiles. A éstas, nuestros visionarios legisladores las “prohibieron” por Ley y ésta doctrina es la que sostienen las querellas y fiscales de los TTOOFF: “en los ´70 no hubo guerra, aquello fue un genocidio”. ¿Será una casualidad?.
Kirchner y Garré quisieron asegurar el extrañamiento de las FFAA que las leyes de “inseguridad” impusieron al Estado Nacional. Reglamentaron la Ley de Defensa y determinaron que las únicas guerras posibles para la Argentina son las convencionales, con las FFAA de nuestros vecinos, con quienes -a la vez- ¡¡queremos integrarnos¡¡. El objetivo fue mantener las FFAA argentinas sin misiones a cumplir. Transformar a las Instituciones Armadas en burocracias inútiles.
El espacio interno se trasformó en “zona liberada” para la pseudo-revolución narco-terrorista, “nacional y popular”, que operó como una gran cortina de humo a través de  la política de DDHH, con la que se encubrieron niveles de corrupción inéditos.
  1. ¿Qué porcentaje -de nuestros dirigentes- ha entendido que la clásica separación entre Seguridad Estratégica y Seguridad Pública ha desaparecido?
La metamorfosis de la guerra se ha acelerado (13) pues se ha acelerado el proceso civilizatorio que la contiene. La investigación y desarrollo han encontrado en la electrónica y en las comunicaciones los medios para acortar los tiempos en la generación de medios. Como lo adelantáramos, el ritmo de la acción ha cambiado. La adaptación de gran parte de la dirigencia argentina al ritmo de la nueva etapa, no existe. A ello se suma el salto cualitativo de la civilización: el ingreso a la “etapa del conocimiento”. Hay una nueva forma de producir y una nueva forma de hacer la guerra (14).
La mayoría de los pocos que entre nosotros “cambiaron” el ritmo, confundieron civilización con cultura. La civilización es la que aceleró su ritmo de evolución, entregándonos nuevos medios en cortos lapsos. La cultura es nuestra identidad. No evoluciona y si lo hace, nos corrompemos, pues se relativizan los valores y principios que la constituyen. Perdemos moral, ética, confiabilidad y credibilidad. Perdemos el crédito. Y eso es lo que ha ocurrido y continúa ocurriendo.
La civilización es “modernizable”, pero no lo es la cultura que la sostiene (14). “La cultura es lo que importa, es la que da forma al progreso”, como lo sostiene el Profesor S. Huntington, en el título de su último libro.
La manifestación más clara de la metamorfosis de la guerra a partir de la posguerra fría, es la “naturaleza” de la agresión de los actores “no estatales” -el complejo narco/terrorismo/revolucionario en nuestra Región- y, consecuentemente, de la imprescindible exigencia de reorganización del Estado y de la Seguridad Nacional, para evitarlos o eliminarlos.
Si esta agresión afecta a la población en su conjunto y al Estado Institucional -en todos sus niveles-, estamos en presencia de una agresión de naturaleza estratégica, pero ello no quiere decir que sea estratégica-militar.
Los nuevos actores agresores del Estado y de la sociedad, mayoritariamente no son estatales, constituyen una compleja asociación de milicianos, mafias, ONG, sectas fundamentalistas, etc. Y su modo de operar es, en la mayoría de los casos, a través del delito común, pero con consecuencias estratégicas.
Quienes hablan de sacar a los militares a las calles para combatir a la nueva amenaza, o son totalmente ignorantes del fenómeno belígero en el siglo XXI o bien quieren continuar en la actual situación y hacer del espacio argentino una gran “zona liberada” para nuestro enemigo sin rostro.
En consecuencia la Seguridad Nacional que reconocía hasta fines de la guerra fría su división en Seguridad Estratégica y Seguridad Pública, encaminadas orgánicamente por andariveles paralelos y alternativos, hoy ya no existe, pues operativamente se han incardinado, excepto en nuestro país, que llama “seguridad interior” a ambas y “defensa nacional” a la guerra clásica internacional, por Ley del Congreso; inédita ocurrencia que nos hace una reiterada excepción en el mundo.
La necesaria reorganización de la Seguridad Nacional debe considerar la “naturaleza” y la evolución del fenómeno socio-político “guerra”. La reciente creación del Ministerio de Seguridad por parte del gobierno K, nos da una clara idea de la ausencia de idoneidad y comprensión de la situación político-estratégica mundial, regional y propia, por parte de sus mentores. Cuando el mundo entero unifica a la Seguridad, la Argentina la divide, orgánica y geográficamente.
Cuando la Seguridad Nacional -en el orbe- unificaba o centralizaba sus componentes, el gobierno argentino las separaba, asegurando dejar a las FFAA sin sus funciones constitucionales. Es una prueba más de que los K, hipócritamente, siempre operaron dentro del Socialismo Siglo XXI, aunque no lo exhibieran públicamente como Bolivia, Ecuador o Nicaragua.
Desde 1988 la nueva agresión estratégica -internacionalizada en toda América- en el marco interno quedó en manos policiales y judiciales, absolutamente legos en la materia. Es lo que -sin duda- la “revolución” necesitaba y es lo que se ha logrado desde los años ´88/91 con las leyes perversas que hemos llamado “vacas sagradas”.
 Bajo la excusa de lograr el “control civil” de los militares, la mayoría política dejó al país en absoluta inseguridad nacional.
Aun hoy, escuchamos por boca de las más altas autoridades del área, citar a una “seguridad interna” y “una seguridad externa”. ¿Alguien puede creer que un límite político puede detener una agresión estratégica? El criterio seguido por el legislador, fue cuanto menos absurdo. Es una prueba más que el fin perseguido por esta legislación ha sido la desaparición de las FFAA, del mismo modo en que se pretende la abolición del derecho penal.
Hemos propuesto -hace mucho tiempo- la unificación de la Seguridad Nacional en un solo Ministerio -el de Seguridad Nacional- con dos Secretarías: Defensa Nacional y Seguridad Pública. Ello nos permitiría facilitar la conducción de una Gran Estrategia Conjunta-Combinada, con economía de esfuerzos, unidad de objetivos,  interoperabilidad, controles cruzados, etc.
Deberíamos iniciar -cuanto antes- la negociación de un Acuerdo de Seguridad Colectiva y Defensa Común con países “amigos” de la región y, obtenido éste, subrogar la vigente legislación perversa que nos lleva, sin dudas, a un permanente agravamiento de la situación de Seguridad Nacional y regional.
El Congreso Nacional, que con sus leyes y reformas nos ha llevado a la situación de grave inseguridad en que vivimos, no podría dejar de votar éste Acuerdo para llevarlo a categoría de Tratado que subrogue los desatinos jurídicos vigentes, frutos de nuestras guerras recientes. No votarlo demostraría mantener compromisos con nuestros enemigos de hoy; que son los de ayer, reciclados (15).
El Tratado recuperaría también un aspecto central e imprescindible para enfrentar a las guerras “híbridas”: su sostén agonal, actualmente destrozado por la supresión del Fuero Militar y de los Tribunales de Honor Sanmartinianos (16).
  1. ¿Es consciente -nuestra dirigencia- que el tipo de legislación de Seguridad Nacional vigente en nuestro país desde 1988 y 1991, es única en el mundo e intrínsecamente perversa?
Cuando se promulgó la actual Ley de Defensa Nacional, el “Cronista Comercial” nos publicó un artículo titulado “Se promulgó hoy la Ley de Indefensión Nacional”. No nos equivocamos. Tres años después -1991- en Santiago del Estero se incendiaba la Casa de Gobierno, la Legislatura y el edificio del Supremo Tribunal de Justicia,  además de varios domicilios de legisladores. El gobierno nacional no pudo actuar para contener el “caos”. La Ley de Defensa se lo impedía.
Pocos días después de este hecho anárquico, uno de los artículos de la Ley de Defensa  se transformaba en Ley de Seguridad Interior. En ésta, se mantenían los lineamientos de la “Ley de Indefensión” y se profundizaban sus desconceptos. Quedaba explícito que se cercenaban potestades que la Constitución le otorga al Cte J FFAA. Quince años después Kirchner-Garré reglamentaron la Ley de Defensa, para evitar que se la interprete de modo inconveniente a la pseudo revolución “chavista”, que empezaba a hacer agua.
El extrañamiento de las FFAA argentinas de su propio Estado quedaba asegurado y “el esfuerzo nacional de policía” recibía la responsabilidad de hacerse cargo de los desafíos estratégicos internos, es decir, de la Defensa Interior frente a las nuevas amenazas. Como el exabrupto hacía inviable a la reglamentación, la Ministro Garré afirmó al diario la Nación: “las nuevas amenazas no existen. Son una creación del Imperio para controlar a los países subdesarrollados”. Un paso más dentro de las falacias del “relato”.
Desde 1991 -con esta nueva legislación- la jerarquía institucional se invirtió, los presupuestos se invirtieron y los haberes de un Comisario, desde entonces, superan en un 30% al de un Oficial Superior de las FFAA. Éstas quedaron sin objetivos, sin cumplir las misiones centrales que la Constitución les impone. No fueron pocos los políticos que entonces se preguntaban: “¿para qué sirven las FFAA?”, mientras tanto nuestros vecinos duplicaban los presupuestos de Defensa, las reorganizaban y adquirían tecnologías de última generación.
Como era de prever, contemporáneamente las policías -totalmente ajenas a esta maniobra- fueron desbordadas por el delito común y corrompidas por el crimen organizado. Como correctivo, se nombraron ex jueces y fiscales como expertos polemólogos y estrategas civiles para “transformar y democratizar” -desde los Ministerios de Seguridad- a las “viejas policías de la dictadura”.
El fracaso de estas gestiones fue total, a un costo varias veces millonario y con miles de víctimas de la ignorancia, de la estupidez o del compromiso ideológico. Por último, se apeló al número. Con cursillos semestrales se incorporaron miles de nuevos agentes. Pero la inseguridad y la indefensión siguieron y siguen agravándose, día a día, a pesar de más patrulleros, más chalecos, más radios.
Los funcionarios bien intencionados, con mera visión táctica-operativa, siguen buscando “salvadores”: audaces legos que se animan a lo que no conocen. Los mal intencionados cosechaban lo que han sembrado y “cuando peor, mejor”, aunque los muertos inocentes aumentaban día a día y lo siguen haciendo.
La carencia de conceptualización y visión estratégica, más la no comprensión de que ya estamos en la “era posindustrial”, nos lleva a tropezar -reiteradamente- con la misma piedra, desde 1984 hasta la actualidad.
La próxima reunión del G 20 en la Argentina y los acontecimientos internacionales en curso, están obligando al gobierno a entender que se transita por un camino equivocado, que debe racionalizar la Seguridad Nacional y entender “la naturaleza de las cosas”. Pero, en la coalición gobernante están presentes los creadores de las “vacas sagradas”, son quienes reemplazaron la Política de Seguridad Nacional por la Política de DDHH (17).
¿Qué se hará entonces? ¿Prevalecerá la ideología o se impondrá la realidad de la situación política-estratégica, que hasta ahora se declaró inexistente? Con la sola eliminación de la Reglamentación de la Ley de Defensa no alcanza. Esta fue un mero reaseguro que buscaban los pseudo-revolucionarios en retirada. (18)
Si la Seguridad Nacional es la primera responsabilidad del Estado Nacional ¿no sería oportuno que la dirigencia argentina tome conocimiento de los desatinos ideologizados de los diletantes que nos ha traído a la situación presente y que, de una vez por todas, se inicie la normalización racional de la Seguridad Nacional? ¿Cuántos conciudadanos más deben morir para que como sociedad reaccionemos? El enroque de mandar las FFAA a las fronteras -con las manos atadas- y las FFSS a la grandes ciudades, es hacerle el juego al “enemigo sin rostro”, además de demostrar falta de idoneidad, ausencia de ideas, de audacia y de la energía que exige la circunstancia en que vivimos.
Ha llegado el momento de imitar a Demóstenes, cuando se dirigía a los atenienses “para convencerlos a obrar correctamente”. Son los fines los que indican qué medios necesitamos para la reconstrucción. Y las “leyes de inseguridad” prohíben el planeamiento de las verdaderas amenazas.
Desde el Estado -en años pasados y en nuestra presencia- se ha tratado de “vender” a nuestros vecinos el modelo de legislación de Seguridad Nacional argentino, pero nadie lo “compró”. Hemos sentido vergüenza ajena por las respuestas que recibieron nuestros empinados “vendedores”.
Está presente la oportunidad para entender la “naturaleza del fenómeno socio político” que enfrentamos, que es estratégico, pero no estratégico militar. Su solución exige una Gran Estrategia conjunta-combinada y fuertes controles cruzados.
Ese es el rol militar en esta nueva guerra asimétrica de séptima generación y no subordinar las FFAA a las policías, como seguridad fronteriza desarmada.
Hay que restablecer los roles constitucionales de la instituciones. Solo la miopía del lego puede repetir los fracasos conocidos del empleo táctico de las FFAA, cualquiera fueren sus formas, para combatir al narcoterrorismo. Ésta opción ya ha fracasado en Iberoamérica. Regresemos a la Constitución Nacional y entendamos la circunstancia política-estratégica “líquida” que nos rodea, en el siglo XXI.
El FMI nos ha entregado un crédito superior al que solicitamos -el 25% de su encaje-. Hasta hoy no se ha escuchado un solo comentario que interrelacione la situación política-estratégica del subcontinente, con la crisis cambiaria y el nuevo crédito argentino. ¿Es porque no se entiende la naturaleza de la nueva guerra mundial en Iberoamérica, o porque no existe una visión global de la situación regional, o porque la ciudadanía debe ignorarla, para beneficio de unos pocos?
El presidente dijo que “ya no hay más lugar para la locura en la Argentina”, dirigiéndose al peronismo. Me pregunto si el oficialismo y la oposición han entendido los mensajes con que el G7 dio sus instrucciones a Lagarde. Si no las entienden, la “locura” que avizoramos seguirá adelante. Será nuestra disgregación territorial.
Una “Gran Nación”, en el siglo XXI, no soporta la conducción de “pequeños políticos”. Una visión geopolítica y estratégica del mundo globalizado es indispensable dado los movimientos tectónicos posguerra fría.
  1. ¿Confunde -nuestra dirigencia- el concepto de “populismo” con el de “revolución”, o es una confusión a designio como parte del “relato” o de la “narrativa de la memoria”?
El temor reverencial que la izquierda revolucionaria ha logrado imponer a gran parte de nuestra dirigencia y particularmente a algunos medios de comunicación, ha logrado que -públicamente-  el empleo de ciertas palabras esté sumamente restringido. Las enseñanzas del “Grupo de Frankfurt” han sido sumamente eficaces.
 Tal es el caso del término “revolución”. Se lo ha reemplazado por el de “populismo”, pues éste último “huele a oveja”, se acerca a “pueblo” o a lo “popular” y ello es bueno para la modalidad gramsciana de hacer la “revolución”. No se habla de “guerra contrarrevolucionaria” sino de “genocidio”, no porque se ignore el desconcepto, sino porque no se podría continuar con el “circo jurídico de los juicios de lesa humanidad”, si se aceptara que hubo una guerra no convencional, como la hubo.
Si las palabras exponen el contenido de las ideas o de un mapa de ellas -el concepto-, podemos cambiar el sentido de las ideas o conceptos, reemplazando las palabras e invirtiendo el proceso mental-discursivo. Afectar las ideas o conceptos, desde el reiterado mal empleo de las palabras.
Pongamos atención en los informativos televisivos o radiales o en los titulares de los medios escritos y encontraremos a éste ejercicio -altamente eficaz-, repetido una y mil veces a lo largo del tiempo. En los medios se llama “represor” a un soldado, pero los soldados combaten, no reprimen como lo hacen Jueces y sus auxiliares, según reza el código penal. Pero “represor” tiene un efecto mucho más eficaz al fin perseguido por el revolucionario o el periodista consciente o inconsciente que los sirve.
Al “terrorista” se lo cita como “disidente político”, al “agresor” como “víctima de una persecución ilegal”, a los “centros de reunión de prisioneros” como “lugares clandestinos de detención ilegales” y así podríamos continuar citando un lenguaje que se origina en las usinas revolucionarias de propaganda, pero que es totalmente tomado por el periodismo y aun por la justicia penal federal.
El resultado es paradójico. Gran parte de la sociedad ayer agredida, hoy habla, piensa y alienta a su antiguo agresor. Nuestros DDHH, que fuimos a defender, quedaron en manos de los agresores revolucionarios comunistas que no respetan un solo derecho humano en donde gobiernan. Pero ello no es percibido por la gran mayoría. Ello nos da una idea de la idoneidad de quienes conducen estas operaciones especializadas sobre la opinión pública.
  1. ¿Conoce -nuestra dirigencia- cuál es el principal riesgo estratégico y cuál es la principal amenaza estratégica de la Argentina actual?
Hay un importante sector dirigencial que entiende que la ciencia y arte de la Estrategia, es de exclusiva responsabilidad militar, probablemente porque así eran designados los comandantes -estrategas- de las fuerzas griegas, en la antigüedad. La Estrategia, en nuestro tiempo, como dependencia de la Política, es su expresión activa. La Gran Política determina los Objetivos Políticos generacionales y la dosificación del poder para alcanzarlos. La Gran  Estrategia maniobra para lograrlos, resolviendo los conflictos que encuentra en el camino.
La formación como estratega de quien decide ingresar a la Gran Política, es indispensable y también lo es para quienes asumen responsabilidades estratégicas sectoriales, en el alto nivel político. La exigencia constitucional de idoneidad no se está cumpliendo en el área de la Seguridad Nacional. Hay quienes creen que la guerra es responsabilidad de los militares. No es así. La guerra es un hecho socio-político. Se abre y se cierra en el plano político. Los militares se ocupan de la batalla -en el nivel estratégico militar- y de los combates -en el nivel operacional y táctico-. A la guerra la deciden y orientan los responsables del plano político, en el más alto nivel del poder nacional.
Por todo lo expresado, el conocimiento de los “riesgos y amenazas estratégicas” por parte de “quienes viven dentro de las murallas”, es de exclusiva y excluyente responsabilidad política, con asesoramiento del alto comando militar. Si esa responsabilidad era ya importante en tiempos históricos, hoy, en tiempo de las guerras asimétricas, civiles y que tienen como espacio de desarrollo a la sociedad misma, ese conocimiento es central (18).
El 70/80 % del esfuerzo de las guerras de séptima generación se desarrolla para lograr el “manejo de la opinión pública interna y externa”, sin lo cual estas guerras están perdidas  de antemano.
La Argentina de hoy, ante exigencias situacionales que obligan a volver la mirada sobre las olvidadas y humilladas FFAA, ¿en qué estadio nos encontramos para “recuperarlas en tiempo”, con una ex – guerrillera en la presidencia de la Comisión de Defensa en la Cámara de Diputados y con los redactores de las leyes de inseguridad en la conducción del área de defensa y en la supervisión de la formación y perfeccionamiento de los cuadros militares?
¿Cómo podemos recuperar una sana Política de Seguridad Nacional, reemplazada hace décadas por la Política de DDHH, si su principal operador-querellante ante los TTOOFF y apoyo financiero de las organizaciones de DDHH dependientes del Foro de Porto Alegre, es el propio Estado Nacional a través de su Ministerio de Justicia y de la Secretaría de DDHH?
Desde 1984 el “riesgo estratégico principal” de nuestra Patria, es la pérdida del Estado Institucional, que ha sido ferozmente atacado en su núcleo duro –las FFAA-,  empleando para ello a la prensa adicta, al presupuesto nacional y a la Justicia Penal Federal que a la vez se auto-destruye corporativamente al prevaricar en conjunto y conscientemente.
Dichos ataques han sido inducidos por nuestros enemigos en las guerras de fines del siglo XX, actuando de consuno y la ejecución ha sido instrumentada por los sucesivos gobiernos, desde 1984, con breves intervalos en los que se persiguió la pacificación”. De esa manera, cuando llegamos a diciembre de 2015 estábamos a un paso del “Estado Fallido” (19).
Pensábamos que en los primeros cien días del nuevo gobierno habría un giro copernicano que recuperaría a las Instituciones, para que ellas condujeran “el regreso a la normalidad”. No fue así. Algunos componentes de la coalición de gobierno lo impidieron y muy probablemente seguirán haciéndolo. El sincericidio de Artaza, cuando dice por TV “no sé qué hace mi partido en éste gobierno”, nos releva de mayores aclaraciones. El “Estado Fallido” continúa siendo nuestro “riesgo estratégico principal”, siguiendo ahora el ritmo del nuevo “gradualismo pos-turbulencia cambiaria”.
Desde 1984 la “amenaza estratégica principal” de nuestro país es el narco-terrorismorevolucionario, en continua evolución y fortalecimiento en el transcurso de las últimas décadas. Los rumores, trascendidos y discursos oficiales recientes, referidos a la “reconversión” de las FFAA sin el reemplazo de las “vacas sagradas”, la hacen absolutamente inviable. Esas leyes han hecho del espacio argentino una enorme “zona liberada” para la agresión del narco-terrorismo-revolucionario y el delito común, en la continuidad histórica del proceso estalinista iniciado en 1959/60.
  • EN CONCLUSIÓN:
  1. La naturaleza de las guerras en acto exigen que la ciudadanía conozca y participe en la Seguridad Nacional, frente a la grave situación estratégica que nos afecta. Nuestra población, al respecto, permanece absolutamente desinformada.
  2. Somos un país en doble posguerra y convivimos con un “doble estado de guerra” pues ambas permanecen abiertas dentro de esa categoría. La mayoría de nuestra dirigencia lo ignora.
  3. Nos abarca una guerra mundial en su decimoséptimo año de discontinuo desarrollo. Es la segunda en ambiente QBN, pero esta no reconoce disuasión y por ello una sorpresa violenta es inevitable en cualquier lugar del mundo. Tampoco es conocida, pues se entiende que nos es ajena.
  4. La Seguridad Pública y la Seguridad Estratégica se han incardinado durante la posguerra fría. El mundo reorganiza al Estado Nación para asumir y resolver a los nuevos desafíos estratégicos. Mientras tanto la Argentina continúa desorganizada, ignorando la naturaleza de los riesgos y amenazas presentes y piensa con criterios ideologizados o con ideas del siglo XIX (20).
  5. Nuestra inseguridad nacional no es casual. Es consecuencia de la inédita y perversa legislación vigente inducida por nuestros enemigos, que extrañó a las FFAA del Estado y entregó las responsabilidades estratégicas internas a las policías. El precio en vidas inocentes que estamos pagando, es enorme.
  6. Existe una evidente actitud política y periodística -de algunos sectores- que tiende a ocultar la agresión terrorista revolucionaria de los años ´60, ´70 y ´80 y sostienen una constante apelación al “terrorismo de Estado”, con la finalidad de tergiversar la historia y mantener una narrativa favorable a un proceso revolucionario neo-marxista, derrotado en el terreno y en las urnas, pero aun presente.
  7. El “entrismo de izquierda” en los partidos políticos tradicionales desde los ´80 y el “progresismo europeo”, transversal a todo el espectro político partidario, ha quebrado a nuestra identidad cultural, nos ha llevado a una sociedad “light”, “pos heroica” y “contractiva”, que en la búsqueda del “bien-estar” ha perdido el “bien-vivir”, ha aceptado el progresivo vaciamiento institucional del Estado y no es consciente del trastocamiento de la victoria táctica argentina contra el agresor revolucionario, en una derrota político-estratégica que nos lleva al “Estado Fallido” y a un probable regreso a una situación revolucionaria que creíamos superada (21).
La “política de DDHH” ha reemplazado a la “política de seguridad nacional” desde 1984 y ello no ha cambiado el 10 de Diciembre de 2015. Permanecemos en inseguridad pública e indefensión estratégica y las innovaciones prometidas profundizan los desconceptos originales, retenemos el “riego estratégico” y la “amenaza estratégica” se expande desde la faceta “narco-terrorista” hacia una aproximación preliminar de la etapa final “revolucionaria”. El IEEBA ha planteado, en las últimas décadas, una propuesta para resolver estos desafíos, pero no hubo respuestas por parte de los responsables estatales.
La Argentina vive una situación que no da lugar a seguir ocultando la verdad. TODA LA VERDAD. El agravamiento de la inseguridad tiene, en la muy probable recesión económica del segundo semestre, un peligroso catalizador.
Por lo dicho, hago mías las palabras del Ex Cte Supremo del Pacífico:

 

“Estoy preocupado por la seguridad de nuestra gran nación;

no tanto por una amenaza externa,

sino por las fuerzas insidiosas que trabajan adentro”.

Grl Douglas MacArthur – 1945

 

BIBLIOGRAFÍA:

(1). G. Cabanellas de Torres. “Diccionario Militar”. Tomo I. Bibliográfica Omeba. 1961.

(2). E. de Vergara. “Las diferencias conceptuales entre Seguridad y Defensa”. Febrero de 2009. www.ieeba.org

(3). H. J. Auel. “La Argentina Encapsulada”. Julio de 2010. www.ieeba.org

(4). H. J. Auel. “El Estado Nación regional frente a las amenazas estratégicas globalizadas”. Junio de 1998. www.ieeba.org

(5). H. J. Auel. “La dirigencia argentina frente a los desafíos de la Seguridad Nacional en el siglo XXI”. Agosto de 2015. www.ieeba.org

(6). H. J. Auel. “Escándalo judicial en Tucumán”. 25 de Mayo de 2016. www.ieeba.org

(7). H. J. Auel. “El narco-terrorismo, el Estado Nacional, la democracia y las FFAA”. 26 de Abril de 2014. www.ieeba.org

(8). J. B. Jofre. “Fue Cuba”. E. Sudamericana. 2014.

(9). H.  J. Auel.  “Relaciones cívico-militares, la necesaria reconstrucción del Estado y de la imprescindible Seguridad Nacional, Regional y Continental”. 2013. www.ieeba.org

(10). H. J. Auel. “Las Farc-EP, actual pivote del antiguo proceso revolucionario iberoamericano”. 05 de Septiembre de 2017. www.ieeba.org

(11). H. J. Auel. “La guerra mundial contraterrorista global, ¿híbrida…con derivación QBN”. Abril de 2015. www.ieba.org

(12). La ilegitimidad e ilegalidad de la actual legislación de Seguridad Nacional queda demostrada por los sucesivos presidentes que la incumplieron, o intentaron hacerlo. El primero de ellos fue el mismo presidente que la promulgara, el Dr. Alfonsín, que empleó ilegalmente tropas militares para recuperar al RIMec 3 -tomado por Gorriarán Merlo con terroristas contratados- a través de una “orden verbal”. El presidente de la Rúa, intentó emplear ilegalmente fuerzas militares ante el caos desatado en Plaza de Mayo, con numerosos muertos, a través de “una sugerencia”. Recientemente, la presidente Kirchner empleó ilegalmente elementos de las FFAA en el “Escudo Norte”, con “una resolución administrativa” y una doble simulación: debían simular la ejecución de ejercicios militares ante la Justicia, mientras simulaban que “contralaban” las fronteras, ante la prensa, pero en los hechos tenían prohibición de hacerlo, -un detalle más del falaz “relato”-.  

(13). H. J. Auel. “El pensamiento estratégico militar en el siglo XXI”. Octubre/Noviembre de 2017. www.ieeba.org

(14). H. J. Auel. “Cultura y Civilización – La Guerra: continuidad y cambio”. Diciembre de 2001”. www.ieeba.org

(15). J. Corrado. “Las Guerras de la Tercera Especie en las Américas, en el ámbito de la Guerra Mundial Antiterrorista”. Octubre de 2002. www.ieeba.org

(16). H. J. Auel. “La política de DDHH, el muro más alto a superar por el actual gobierno”. 22 de Junio de 2016. www.ieeba.org

(17). H. J. Auel. “Política de DDHH Vs. Política de Seguridad Nacional”. 01 de Agosto de 2017. www.ieeba.org

18). J. Corrado. “Las Guerras de la Tercera Especie en las Américas, en el ámbito de la Guerra Mundial Antiterrorista”. Octubre de 2002. www.ieeba.org

(19). H. J. Auel. “Arena… ¿o pan rallado?”. Diciembre de 2017. www.ieeba.org

(19). H. J. Auel. “¿Habrá reformulación de la Seguridad Nacional?”. 01 de Agosto de 2017. www.ieeba.org

(20). H. J. Auel. “Terrorismo Global y terrorismo doméstico en el siglo XXI”. Octubre/Noviembre de 2017. www.ieeba.org

(21) F. G. Auel. Tesis de la Licenciatura de Estrategia: “La Argentina y su probabilidad de llegar a la situación de Estado Fallido, como riesgo estratégico en el mediano plazo”. Agosto de 2011. www.ieeba.org

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 4, 2018


 

 

 

 

El Fiscal Romero y el Comisario Perrone: El debate por la edad de imputabilidad

Share

 

 

 

 

 

Las palabras del titular de la Policía de la provincia de Buenos Aires parecen salir de la boca de la gobernadora Vidal: el policía que cometa un acto irregular va a terminar afuera de la fuerza y preso. La pizza gratis del agente es un problema -no voy a desconocerlo- pero no es el único problema. Mientras el agente se hace con una porción, el comisario se lleva dos. ¿Y las cinco restantes? Pensemos en el destino de esas restantes tajadas de delicia culinaria.

 

 

 

 

Pero eso no es lo que ha preocupado aún al fiscal Marcelo Carlos Romero, sino sus dichos sobre la edad de imputabilidad de los delincuentes. A Fabian Perrone le preocupa el tema: “Nosotros tenemos la obligación de dar seguridad y dar prevención en la provincia de Buenos Aires. Y en eso estamos tomando muchas medidas”, aseguró Perrone. “trabajar más sobre estos chicos que vienen postergados desde hace años, sin posibilidades”, culminó el jefe policial mientras transcurre el debate sobre la baja de la edad de imputabilidad.
El fiscal Romero tomó el guante, señalando que las definiciones sobre “la inclusión social, la falta de oportunidades, el trabajo y el estudio” son temáticas que están fuera de la órbita de las funciones que deben cumplir fiscales jueces y policías, quienes deben trabajar en el último eslabón del problema de la delincuencia, cuando fracasa la prevención.

Marcelo C. Romero indicó que hay áreas difinidas del gobierno las que deben dar tratamiento a estos temas y no el jefe de policía ya que son “cuestiones que no tienen absolutamente nada que ver con el sistema penal el estado que él integra”.

El fiscal expresó que “estoy asombrado por las declaraciones de Perrone, no de los políticos que utilizan siempre clichés como “lo pibe” en lugar de decir los menores, los jóvenes o los niños, ya que eso forma parte del folklore nacional. Me preocupan las declaraciones del nuevo jefe de policía, que apareció en todos los canales de televisión y en todos los programas, creo que sólo le falta Cocineros Argentinos y ya está”.

“Las declaraciones que hoy salieron publicadas en el diario El Día, en las que critica a la justicia asegurando que la policía detiene a los delincuentes y la justicia los libera, es algo que tomamos y que obviamente aceptamos, pero es algo viejo, es un cliché muy antiguo. Tiene parte de razón. A reglón seguido se manifiesta abiertamente sobre la discusión de la edad de imputabilidad, un tema polémico si los hay, y obviamente apela nuevamente a los clichés de la inclusión, el trabajo, etcétera” anunció el letrado.

“Estas son cuestiones que no tienen absolutamente nada que ver con el sistema penal el estado que él integra. Él es un altísimo funcionario del sistema penal del estado nada más y nada menos que el comandante de la fuerza policial más grande del país”, aseveró el fiscal. “La inclusión social, la falta de oportunidades, el trabajo y el estudio son áreas que no integramos ni los fiscales, ni los jueces ni los policías, ni el Ministro de Seguridad. Son otras áreas de gobierno que deben trabajar en esto, pero no nosotros. Nosotros trabajamos en el último eslabón del problema que es el sistema penal, cuando ya fracasó la prevención y el accionar policial y cuando lamentablemente hay que aplicar el Código Penal”.

 

 

 

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 13, 2017


 

Araceli Fulles y los graves problemas estructurales de la Policía Bonaerense

Share

 

.

El crimen que conmueve ahora al país -el de Araceli- exhibe, una vez más, los graves problemas estructurales que arrastra la Policía bonaerense: ineficacias de todo tipo, supuestas complicidades y presunción de corrupción. Nada nuevo, lamentablemente.

 

Diario El Día

http://www.eldia.com/nota/2017-4-29-3-6-7-otro-horror-que-desnuda-los-vicios-estructurales-de-una-policia-que-necesita-una-reforma-profunda

 

 

Dejaron al sospechoso en libertad y le facilitaron la fuga. Hicieron la “vista gorda” ante una trama en la que aparecían evidencias de narcotráfico; desoyeron alertas y subestimaron los riesgos. Todo esto provoca indignación, pero no sorpresa. Los problemas de corrupción e ineficacia policial llevan ya muchas décadas. Y está claro que no se han solucionado con purgas, exoneraciones masivas, sumarios y disponibilidades o apartamientos provisorios. Esas fórmulas están agotadas. Si no se atacan los problemas de fondo, cada vez quedará más lejos el objetivo de contar con una fuerza de seguridad saneada, profesional y confiable.

Una fuerza del tamaño de la Bonaerense, con unos 90 mil hombres armados y repartida en más de 300 mil kilómetros cuadrados (como tiene la Provincia) debe ser controlada con mecanismos de proximidad. Aquí se ha dicho muchas veces: sin contralor ciudadano y monitoreo a escala local, resulta casi imposible supervisar un “ejército” semejante.

Está claro que lo hecho hasta ahora no ha dado los resultados que se buscaban. Al cabo de “intervenciones”, purgas generalizadas, bandazos de un extremo al otro, se sigue en el mismo punto. El caso Araceli lo confirma, dramáticamente, en estas horas.

Pero lo peor es que no se ven avances que permitan imaginar un cambio de fondo. Se han anunciado y puesto en marcha medidas positivas, como las rinoscopias a todo el personal policial y la exigencia de declaraciones juradas a los comisarios y jefes de la Fuerza. Pero la reforma que hace falta es mucho más profunda.

La Provincia no puede resignarse a “administrar” una Policía enferma de corrupción e ineficacia, ni tampoco a “maquillar” las cosas con algunas medidas aisladas, aún cuando resulten acertadas. Debe asumir el complejo pero imprescindible desafío de una reforma estructural y de fondo. Hay que devolverle a la Policía el rol de fuerza profesional, confiable, controlada y transparente. El diagnóstico ya es demasiado conocido, como también lo son las recetas fracasadas. Desde ese punto de partida, hay que empeñarse en una transformación estructural.

La clave reside en el control. Hay que atacar el cáncer de la “coima uniformada” y romper, definitivamente, los lazos que unen a la Policía con el delito organizado. No es fácil, por supuesto. Pero algún día se deberá empezar.

El caso de otra chica -otra más- asesinada con inconcebible alevosía, desnuda los extremos de brutalidad que amenazan a la sociedad. Si frente a semejante amenaza, aceptamos la convivencia con una Policía corrupta e ineficaz, la perspectiva es penosa y desoladora.

Como se ha dicho otras veces, la ejecución de una reforma profunda en materia de seguridad exige una verdadera política de Estado, en la que se comprometan todos los sectores políticos e institucionales y, desde ya, los tres Poderes del Estado. Como parte de ese compromiso, se deberá garantizar la continuidad de estrategias orientadas a lograr esos cambios de fondo. Está demostrado que no hay “ministros salvadores” ni fórmulas mágicas. Lo que se necesita son objetivos claros; controles rigurosos y eficientes con imprescindible fiscalización ciudadana; profesionalización; orgullo policial y conducción ejemplar. La Provincia no puede tolerar más una Policía degradada y carcomida por sus propios vicios.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 5, 2017


TREMENDO

Por Roberto Jorge Salomón

Los gestores democratas nunca reconoceran ni se haran cargo de nada, hasta la nota lo oculta, y claro la policia es el jamon del medio.-

Es muy cierto, que necesita profunda reforma, yo no confio lo haga la politica que la destruyo, ni los que lo permitieron durante 33 años y todavia echan culpa a la dictadura, esas cupulas y muchos de sus blancos tambien nos fuimos, pero si ven los resultados sabran, de conducciones fueron sus leyes, los contubernios, sus tarjetas, corrupciones jueces, que dejaron consecuencias que mas de un camaleon calla, aun en esta gestion como si hubieramos sido lelos, en mi caso me harte de relatos de reformas y criticas, quizas debiera callarme ya me fui, pero siguen usandonos todavia hagan un acto de contriccion politicos jueces y muchos otros sobre la institucion y sus hombres, la mayoria es tropa que no manda, no generalicen han imputado e imputan camaradas y falsamente valoran mas al terrorismo, sin un prurito y con cobardia, aun no asumen sus responsabilidades.-

Dios quiera asi sea, miles de veces sufrimos con la sociedad por sus culpas, es hora de hacerlo, y ya devuelvan a la fuerza su posicion en la sociedad

LOS ROSTROS DE LA MUERTE

Share

 

 

 Escribe Claudio Kussman.

 

EN MEMORIA DE MICAELA GARCÍA Y DE OTRAS VICTIMAS COMO ELLA

El mismo día que el togado de Ejecución de Penas entrerriano CARLOS ALFREDO ROSSI desoyó  el informe del Servicio Penitenciario provincial y otorgó la libertad de SEBASTIÁN WAGNER (a) “Melli” selló el destino de dolor y  muerte de la muy joven y siempre sonriente Micaela García. En los últimos tiempos, es muy frecuente que existan estas resoluciones “de piedad extrema” para con violadores seriales, en diferentes juzgados del país. Siempre con lamentables finales trágicos . Si creemos que este administrador de la justicia pueda sentir algún arrepentimiento o pesar extremo, nos habremos equivocado. La mente de ellos no funciona así, se consideran semidioses y estan por encima de esos sentimientos. Son los mismos que poseen los que nos jugan mediante reales y burdas farsas a nosotros, los adultos mayores. Memorice esos rostros, porque todos son los de la muerte.

   

 

“La conciencia sólo remuerde de las injusticias cometidas: de apalear un niño, de derribar una golondrina… Pero de aquellos actos a los que nos conduce el odio, a los que vamos como adormecidos por una idea que nos obsesiona, no tenemos que arrepentirnos jamás, jamás nos remuerde la conciencia”.

Camilo José Cela (1916-2002)

INTANGIBLES . OPUS 3

Share

 

 

Escribe Luis Bardín.

  INTANGIBLES

                 OPUS 3

 

Otro intangible que falla.

¿Que pretendió demostrar?

¿Ser dueño y señor de una vida?

¿Se cree un pavo real

o piadoso juez se siente

que irresponsable libera

a un violador serial,

compulsivo delincuente,

que lo hizo responsable,

partícipe necesario

de ocasionar una muerte?

 

La teoría Zaffarónica,

que afirma muy elocuente

que el que ya tuvo sentencia

pero ha cumplido su pena

aunque fuera reincidente,

cuando otro juez lo libera

aunque tenga antecedentes,

no deben tenerse en cuenta,

Tal garantismo parcial

convierte a una sociedad

en impotente e indefensa.

 

Señorías: no sean burros.

Ignorar antecedentes

es falta de idoneidad

pues sería el equivalente,

si un médico decidiera

el dar de alta un paciente

prescinda de historia clínica

y al poco tiempo muriese.

 

 

Luis Bardín

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 8, 2017


Un policía fue baleado en un procedimiento en Melchor Romero. El chaleco antibalas salvó su vida.

Share

 

 

En horas de la mañana de ayer se realizó un procedimiento en la localidad de Melchor Romero en el cual un policía recibió un balazo en el pecho. El disparo, efectuado desde muy corta distancia, le hizo caer, pero el chaleco protector que vestía logró salvar su vida.

El efectivo fue transportado al hospital Italiano, y allí los médicos comprobaron que presentaba sólo una hemotoma por el poderoso impacto.

Una comitiva integrada por efectivos de la Dirección de Investigaciones, Infantería y la seccional 14ª, había ido a buscar a un acusado del delito de robo agravado, perpetrado el año pasado. La investigación, llevada a cabo por el fiscal Marcelo Carlos Romero, consiguió establecer la presunta participación de un hombre en ese hecho, por lo que el juez de garantías Jorge Moya Panisello avaló el procedimiento. El allanamiento tuvo su génesis en la denuncia de un vecino, radicada con fecha 18 de septiembre de 2016, que dio cuenta de que le habían desvalijado la vivienda, aprovechando que no se encontraba presente en su inmueble. Este fue violentado al destrozarle las rejas de acceso. Los malechores en ese lapso se apropiaron de dinero, electrodomésticos, un rifle marca Winchester 4440, dos cajas de municiones calibre 4440, tres escopetas, una escopeta 12/70 y dos carabinas calibre 22, entre otras armas de fuego, de las cuales tenía la correspondiente documentación, que autorizaba su tenencia.

Del resultados de  las investigaciones, declaraciones recibidas y del trabajo realizado por personal de Policía Científica, se logró levantar una huella con valor identificatorio, y se pudo establecer que la misma se correspondía con la persona identificada por sus iniciales G.A.S., quien cuenta con frondosos antecedentes penales.

Este recurrente desprecio a la autoridad policial es el fruto de tres décadas en donde la regla fue denostar a todos los uniformados por su sola condición de tal, sin miramientos y sin diferenciaciones”.

Dr. Marcelo Carlos Romero

En esas circunstancias, ayer le allanaron el domicilio, pero el que estaba presente era su hermano, quien recibió a los efectivos a los tiros desde el interior de la finca, apenas se percató de la llegada de los policías. Uno de las balas encontró el blanco en el Capitán Pablo Perich.

“Para los delincuentes, ese desprecio se transforma en paroxismo criminal, en donde asesinar a un policía suma “prestigio” y “chapa” en el lúgubre y siniestro submundo de la ilegalidad”

Dr. Marcelo Carlos Romero

El autor de los disparos, Ariel Ángel Santín de 31 años, fue reducido y permanece bajo custodia, quedando ahora imputado del delito de “tentativa de homicidio y tenencia ilegal de arma de guerra”, a disposición de la fiscal penal en turno de La Plata, Leila Aguilar, quien en la jornada de hoy le tomará declaración indagatoria.

En un dormitorio de la finca del agresor había dos armas de fuego, una calibre 9 mm. robada a un policía de la 14ª y una escopeta calibre 12/70, las cuales quedaron secuestradas, junto a gran cantidad de picadura de marihuana.

La pareja del sospechoso junto a tres menores de edad -uno de 1 año y seis meses, otro de 5 años y el tercero de 12 años-, se encontraban en la morada.

El fiscal Marcelo Carlos Romero, al frente de la investigación que originó el allanamiento, reflexionó: “Este recurrente desprecio a la autoridad policial es el fruto de tres décadas en donde la regla fue denostar a todos los uniformados por su sola condición de tal, sin miramientos y sin diferenciaciones”.

“Para los delincuentes, ese desprecio se transforma en paroxismo criminal, en donde asesinar a un policía suma “prestigio” y “chapa” en el lúgubre y siniestro submundo de la ilegalidad”, agregó el fiscal, quién es -en estos críticos momentos- una de los verdaderos referentes en cuanto a la defensa de la Constitución Nacional y el cumplimiento del Código Penal.

 


Fuentes:

Diario EL DIA de La Plata

Radio RM Cielo, La Plata , Argentina


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 6, 2017


 

¿Cómo llamarlos?

Share

 

 Escribe el Dr. Marcelo Carlos Romero.

 

El abolicionismo zaffaroniano impuso un

nuevo vocabulario jurídico-penal.

[two_third padding=”0 30px 0 0″]

Es que el catecismo laico obligatorio en facultades de Derecho, Institutos de Post-grado y Consejos de la Magistratura, al mejor estilo gramsciano, otorgó categorías ontológicas y valores de verdad a vocablos que, hasta hace muy poco tiempo, significaban otra cosa.

Ahora,  el crimen se dice “conflicto”. Criminal se dice “sujeto en conflicto con la ley penal”. Cárcel se dice “jaula de exterminio”. Sistema penal del Estado se dice “aparato represivo”. Estado se dice “organización política deslegitimada”. Derecho Penal se dice “discurso represivo deslegitimante”. Poder Judicial, policías, servicios penitenciarios, patronatos de liberados, etcétera, se llaman “agencias del poder punitivo deslegitimado”. Reincidencia, peligrosidad, antecedentes criminales son “categorías estigmatizantes del derecho penal del enemigo”, y asi.

Leyendo el caso de un motochorro que, en Tucumán, le robó dinero en a un chico de seis años que iba a comprar al almacén, y, en La Plata, el caso de dos ladrones que maniataron a una anciana de 95 años para robarle dinero, no encuentro en el diccionario abolicionista el término adecuado para esta categoría de “sujetos en conflicto con la ley penal”.

Se me había ocurrido hijos de puta”… Pero seguramente no será aceptado por los gurúes locales de esta nueva pseudo-doctrina.

 

Marcelo  Carlos  Romero  es  Fiscal del Ministerio Público  y  Miembro de Usina de Justicia

[/two_third]

[one_fourth_last padding=”0 0 0 30px”]

Sensaciones

El texto del valiente fiscal Romero me ha hecho recordar la excelente interpretación de Peter Finch como Howard Beale en Network (O Poder que Mata) de Sydney Lumet, donde vomita su rabia ante un sistema corrupto. El fiscal Romero, claro, lo hace sin ataques de locura.

“Quiero que todos se levanten ahora. Quiero que todos se levanten de sus sillas. Quiero que se levanten ahora mismo y se dirijan a las ventanas, las abran y saquen sus cabezas y griten: Estoy muy enojado y no voy a tolerar esto ni un minuto más”

Peter Finch, como Howard Beale en Network.

[/one_fourth_last]

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 14, 2017


 

My Police Officer vs. Tu Policía

Share

 

fabian17 Por Fabian Kussman.

 

Hoy es un día muy triste para los habitantes de Central Florida. Y especialmente triste para mí, ya que el asesinato de la oficial Debra Clayton se produjo a pocos kilómetros de donde resido y aún más porque me lleva a meditar sobre el contraste en cuanto a cómo arriesga su vida o muere un policía aquí o en Argentina.

Es indudable que esta mujer fue un titán. Una mujer que -fuera de servicio- continúo su tarea de servir y proteger porque era su obligación ante la sociedad. Pero -para ser perfectamente honesto- debo decir que Debra Clayton asumió el riesgo sabiendo que pasara lo que pasara, su jefe la respaldaría. Estaba frente a un peligroso criminal al que debía sacar de las calles y no dudó. La sociedad la avalaría. La fuerza policial la ampararía.

tu2La comunidad de Orlando está pendiente del rastreo que la policía local se encuentra realizando y una gran mayoría sostiene que su aprensión debe lograrse, vivo o muerto. Nadie siente pena por un sanguinario criminal. ¿Es tal vez que estamos frente a disyuntiva que el americano es frío? ¿O simplemente el americano entiende fehacientemente que es justo y que no lo es?

Una vecina de esta ciudad, Katy Wells, se refiere de esta manera a lo sucedido: “Por favor, que no sea este el comienzo de otro horrible año para nuestros oficiales de policía. Ellos siempre tratan de hacer su tarea. Conservémoslos seguros y ayudemos que retornen sanos y salvos a sus hogares cada día cuando su trabajo termina…”

Hay amplias diferencias. Mientras en Argentina, la clase política -esos nuevos monarcas tu1que deciden sin saber, sin experimentar, sin conseguir resultados- han dejado desnudos a sus representantes del orden, a quienes les prohíben la portación de pistolas Taser por considerarlo un elemento de tortura para el delincuente. El colmo fue retirarle de patrulleros y comisarías las ametralladoras Uzi, como así también, las tonfas.  Los delincuentes a paso agigantado se aprovisionan de más y mejores armas de última generación, granadas de fragmentación, etc. Policías de capa y espada contra super villanos de Play Station.

En Estados Unidos, los oficiales son equipados con los mejores elementos. Desde cámaras de video, pistolas eléctricas paralizantes, hasta armamento pesado. El entrenamiento es intenso, no solo en la práctica de ejercicios de operación, sino en materia intelectual. Tienen grados en Justicia Criminal o cursos superiores y en la mayoría de los condados -sin discriminar su estado atlético- deben sortear exigencias físicas. El policía americano que vive un hecho de riesgo es enviado a sesiones de asistencia sicológica. No todo es perfecto, pero se trata de rozar esa perfección.

Existen ciertos requisitos que hay que mostrar. Los Policías americanos tienen que tener competencia para exhibir habilidad para resolver varios problemas al mismo tiempo utilizando su buen juicio y capacidad para maniobrar en equipo. Algo que desea el policía argentino, pero nunca obtendrá.

En pocas palabras, en Estados Unidos estos oficiales arriesgan sus vidas. En Argentina, son obligados a convertirse en Kamikazes.

 

 


Fabian Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Enero 9, 2017


 

Dos Policías con Suerte

Share

 

claudio-carnet Por Claudio Kussman.

 

Al ver las imágenes de este video, lo primero que uno piensa es la poca valentía del hombre-policía y su total falta de compañerismo, por su pareja de labor. Pensar así  solo es el efecto, la causa está en los políticos, verdaderos responsables  de la desmoralización y pérdida de autoridad  de las instituciones policiales. También corresponde a la competencia de ellos  la gran cantidad de sus miembros  asesinados por la delincuencia. Desde ya, eso no se dice  a estos semidioses y mucho menos  se les reprocha. Estos jóvenes policías en esta oportunidad  tuvieron suerte, no hubo intención de que murieran. En la próxima quizás no sea así. Salvaron su vida, no su orgullo y Asuntos Internos dirigido por el mismo poder político los investigará y luego resolverá.

 

 

¡SEGURIDAD! – ¡SEGURIDAD!

ovi1¿Qué es lo que nos está pasando que todos, uniformados y gente común es asesinada sin piedad, por una delincuencia ensoberbecida y motorizada por la droga que domina las calles de este territorio llamado Argentina y permanecemos impávidos? Lloramos los muertos, hacemos alguna única marcha gritando ¡Seguridad!, ¡Seguridad! Y listo a esperar el próximo muerto. Mientras nuestros dirigentes  anuncias equipamientos que muchas veces no llegan, capacitaciones extraordinarias, recapacitaciones también extraordinarias y eso si lo fundamental, cambio de colores, cambio de denominaciones, cambio de uniformes. Ayer naranjas y hoy verdes manzana, o lo que es mucho peor, una combinación, de azules, celestes y morados para una nueva policía, que reemplazó a una que no alcanzó a cumplir 8 años de edad y destrozó a una con más de 130 años de antigüedad, orgullo  y tradición.

 

CARRUSEL DEL CAMBALACHE

ovi2Realmente un carrusel del cambalache para engañar al soberano. Ese soberano que tiene que ser custodiado por hombres y mujeres que no solo realice un curso, sino que sepa que detrás de él hay un respaldo, que su voz será más escuchada  que la de un delincuente con frondoso prontuario.  Lamentablemente la gran mayoría de la gente de este territorio llamado Argentina, quiso esto. Le gustaron los cantos de sirena de un tal ZAFFARONI, quitó del diccionario la palabra represión por ser obscena, y quiso creer que “las tortillas se pueden hacer sin romper huevos”.

 

ESTÁN SOLOS

Ciudadano, todo muy bonito pero ahora a cuidarse, porque están solos. Tan solos como nosotros adultos mayores, cuando vinieron a buscarnos, imputándonos de los delitos mal llamados de lesa humanidad  y a nadie interesó. Ahora es demasiado tarde y van por Ustedes. Quienes los pueden proteger, los vieron en el video. Esa es la realidad  que en nada se parece a los que presentan muchos políticos en   medio de exposiciones ciudadanas acompañadas de música y una verborragia esperanzadora,   mientras solo piensan en sí y en el resultado de las próximas elecciones.

 

 

“Los resultados de los cambios políticos rara vez son aquellos que sus amigos esperan o que sus enemigos temen”.

Thomas Henry Huxley (1825-1895)

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 5, 2016


 

Carla en el país de las pesadillas

Share

 

 

La agente de Policía Carla Céspedes está detenida desde hace una semana, después de haber detenido un robo en un supermercado y arriesgado su vida en ese incidente.

 

Dos delincuentes habían entrado para robar en un supermercado chino del Parque Centenario, cuando se confrontaron con la agente de policía Carla Céspedes. En el enfrentamiento perdió la vida uno de los malhechores debido al accionar de esta miembro de seguridad.

carla-cespedes2Los hechos se dieron en la calle Ramos Mejía, en donde el establecimiento había sido asaltado. Más tarde la policía y los ladrones tendrían un enfrentamiento armado.

Desde el día del hecho, la mujer policía -que solo cumplía con su deber- se encuentra detenida.

El hecho se produjo el jueves pasado, ese día un proveedor de mercadería acababa de cobrar alrededor de 1500 pesos, cuando irrumpieron los dos asaltantes, uno de ellos portando un arma de fuego, y le robaron el dinero y su celular. Cuando los criminales quisieron huir del lugar, no se percataron que les esperaba la agente integrante del cuerpo de Policía Federal de la ciudad. Al querer evadir la detención policial, comenzó un intercambio de disparos en el cual, uno de los ladrones cayó sin vida, mientras que el otro asaltante se dio a la fuga.  Momentos más tarde se decidió la injusta detención de la policía por haber cumplido correctamente sus funciones como servidora pública.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 27, 2016