PRT

Share

   Por CLAUDIO KUSSMAN.

 

EL PASADO SANGRIENTO, Y EL PRESENTE, UNIDOS SIGUEN MATANDO

El día 24 de septiembre de 2020, en la ciudad de Bahía Blanca se llevaba adelante un juicio por los bien o mal llamados delitos de lesa humanidad, contra presuntos miembros de la Triple A, organización parapolicial creada en los 70, por el entonces presidente, elegido por el pueblo, JUAN DOMIGO PERÓN.   Inocentemente el fiscal federal PABLO FERMENTO pregunta a su testigo CARLOS CORBELLINI, “si tenía militancia política”, y este inocentemente responde: “que tenía en el PRT”, como si dijera en la UCR (Unión Cívica Radical) o similar. Ningún miembro del poder judicial, formuló pregunta alguna y el circo, perdón el juicio, siguió adelante. Ahora bien, ¿que era y que es el PRT?   “El Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) fue un partido político de tendencia marxista-leninista de Argentina. Su brazo armado, el ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo (Argentina), desarrolló la lucha armada como estrategia central para la toma del poder y la revolución socialista. Su apogeo tuvo lugar entre 1965 y 1977, cuando fue desarticulado por la represión estatal. En la actualidad existen diversos grupos que reivindican ser continuadores del PRT histórico.   El PRT se estructuraba según el modelo leninista de partido de cuadros. Tuvo una fuerte influencia de la Revolución Cubana y la revolución de independencia argelina, del FLN vietnamita (organización político-militar) junto a las estratégicas de Võ Nguyên Giáp. En su matriz ideológica coincidieron lecturas diversas desde el Panamericanismo Indígena, Marxismo, Teorías del subdesarrollo, Teología de la liberación; pasando por Marx, Engels, Lenin, Trotski, Gramsci, Mao Zedong, Ho Chi Minh, Võ Nguyên Giáp, Fidel Castro y Ernesto “che” Guevara, Milcíades Peña y Silvio Frondizi.​

Llevó adelante una marcada política internacionalista, pues desde su origen en 1965 hasta agosto de 1973 constituyó la sección argentina de la Cuarta Internacional, de la cual se separó por el rechazo de la organización Trotskista al desarrollo de lucha armada como vía para la toma del poder. A principios de 1974, el PRT impulsa la creación de la Junta de Coordinación Revolucionaria que también integraron el Movimiento de Liberación Nacional – Tupamaros de Uruguay, el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) de Chile y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Bolivia.​ El Ejército Revolucionario del Pueblo nace en el V Congreso del PRT, celebrado en 1970. El ERP abarcaba una estructura mucho más amplia, no estaba pensado exclusivamente como brazo armado del PRT. Sus filas estaban constituidas por los militantes del PRT más aquellos combatientes de diferentes capas sociales y distintas extracciones políticas que aceptaran combatir asumiendo el programa del ERP. (Wikipedia) El PRT, fue fundado el 25 de mayo de 1965, por “el joven idealista” MARIO ROBERTO SANTUCHO. Este, el 14 de enero de 1973, como jefe del PRT-ERP, encabeza en Córdoba una reunión clandestina elaborando la política de la organización frente al proceso electoral que se llevaría a cabo (un año y nueve meses antes de la detención de CORBELLINI). Allí se resolvió: acribillar la salida electoral y continuar la guerra contra las FFAA. En ello no participarían ni Montoneros, ni las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) más cercanas al peronismo. A modo de ejemplo sobre la alta peligrosidad de sus miembros, citaremos cuatro eventos, ocurridos poco antes de la detención del “testigo” CORBELLINI, aportado por el “fiscal” PABLO FERMENTO.

El domingo 18 de febrero de 1973, (un año y 8 meses antes de la detención de Corbellini), un comando de más de 40 miembros del PRT-ERP irrumpió en el Batallón de Comunicaciones 141, en Córdoba en donde la organización terrorista-político-militar, sustrajo más de dos toneladas de armamento (subfusiles PAM-1,  PAM-2, pistolas 11.25, subfusiles Halcón MP.45,  revólveres,  pistolas, granadas para fusil FAL, granadas de mano, granadas antitanque,  granadas lacrimógenas, ametralladoras pesadas M-2 calibre 0.50,  fusiles FAL,  FAP,  cargadores, cajones de munición de diferentes calibre y otros elementos de uso militar).

El 19 de enero de 1974, (9 meses antes de la detención de Corbellini), a sangre y fuego, miembros del PRT-ERP intentan copar y saquear la guarnición militar de Azul, provincia de Buenos Aires, asiento del Grupo de Artillería Blindada Nº 1 y el Regimiento 10 de Caballería Blindada. Allí asesinan al Jefe, Coronel CAMILO ARTURO GAY y a su esposa NILDA CAZAUX DE GAY.  El Teniente Coronel JORGE IBARZÁBAL, Segundo Jefe es secuestrado y llevado a una de las infrahumanas “cárceles del pueblo”. Tras un cautiverio de diez meses, IBARZÁBAL fue ejecutado, durante un enfrentamiento de los terroristas con efectivos de un control policial en San Francisco Solano. PATRICIA, la hija del Coronel GAY, nunca se recuperó de tanto dolor y en octubre de 1993, a los 33 años de edad, puso fin a su vida, mediante suicidio. ​El soldado DANIEL GONZÁLEZ que realizaba su servicio militar obligatorio, fue asesinado durante el ataque. El entonces Teniente Primero ALEJANDRO CARULLO, jefe de servicio ese día, resultó muy gravemente herido, pero sobrevivió.

El 10 de agosto de 1974, (2 meses antes de la detención de Corbellini) el PRT-ERP, atacó de manera simultánea dos objetivos militares. En el primero intentó copar el Regimiento de Infantería 17 de Catamarca. En camino a su objetivo, se detuvieron en la ruta 38 para cambiarse las ropas civiles por uniformes de combate y distribuir el armamento. Fueron vistos por dos ciclistas que avisaron a la policía. Llegados al lugar los efectivos policiales, se inició un enfrentamiento que arrojó un saldo de 2 terroristas muertos y varios uniformados heridos. Un grupo mandado por el jefe de la operación, “capitán” HUGO ALFREDO IRURZÚN logró romper el cerco y regresar a Tucumán. Otros 15 terroristas fueron capturados en la estación terminal de autobuses y lugares varios. El resto, bajo el mando del miembro del Comité Central del PRT ANTONIO FERNÁNDEZ, (entrenado durante ocho meses en Cuba) intentó establecer un campamento en el Cañadón de los Walther, cerca de Capilla del Rosario. Tras asesinar a un oficial de policía, (su nombre evidentemente ha sido olvidado por los uniformados) fueron cercados por 60 efectivos del Regimiento 17 y tropas del III Cuerpo de Ejército apoyadas por helicópteros que tras un fortísimo combate acabaron abatiendo a todos los terroristas. Con el tiempo se denunciaron fusilamientos.    

Carlos Corbellini, periodista argentino radicado en Italia, “testigo” presentado por el fiscal federal Carlos Fermento.

Pablo Fermento, el fiscal federal, que como si fuera el mago Fanfan, nos ilumina con una bombilla sin conexión a alimentación eléctrica alguna. Al igual que como tantos otros acontecimientos en Argentina, casi un milagro.

Copamiento de la fábrica militar de Villa María (2 meses antes de la detención de Corbellini). A 9 cuadras del lugar, los terroristas del PRT-ERP coparon el motel Pasatiempo, donde establecieron su cuartel general.  Cuando una pareja en automóvil llegó al lugar, pero se retiró porque al ver el edificio a oscuras supuso que estaba cerrado, algunos de los guerrilleros que actuaban en el exterior comenzaron a disparar sin resultado contra el automóvil y ello provocó un operativo policial en la zona que hizo precipitar el ataque a la fábrica. En el enfrentamiento fue muerto el cabo MARCELINO CUELLO de la policía provincial y cinco efectivos más fueron heridos. Esa noche se realizaba una cena en el casino de la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos a la cual asistía gran parte del personal que vivía en la misma. A la una de la mañana del domingo 11, 70 terroristas, fuertemente armados del PRT-ERP irrumpieron en el lugar, donde robaron más de 120 fusiles FAL, armas varias y explosivos.  También secuestraron al subdirector, Mayor ARGENTINO DEL VALLE LARRABURE, a quien tuvieron cautivo, en condiciones infrahumanas en cárceles del pueblo, hasta que el 19 de agosto de l975 le dieron muerte. Esa noche también fue gravemente herido el capitán ROBERTO A. GARCÍA y otros 2 miembros del Ejército. La lista de atentados, sangre, dolor y muerte, de hombres, mujeres y niños, sembrada en esos años de plomo por el PRT_ERP y otras organizaciones terroristas es interminable, pese a lo cual en los juicios por la “memoria, verdad y justicia”, pareciera no haber existido Con el correr de los años todo parece haberse olvidado, los buenos mutaron en malos y los malos en buenos. Eso hace que hoy me encuentre, junto con mi familia, enfrentando a un grupo de “iluminados” del poder judicial, que hermanados con uno o más miembros de esta peligrosa y sanguinaria organización pretenden, venir por mí. Ahora el tiempo tiene la palabra.

Encabezado de tapa de diario “Clarín”, 19 de Febrero de 1973.
10 de Agosto de 1974

PD: HACE POCAS HORAS A TRAVÉS DE LA GESTIÓN DEL ABOGADO DEFENSOR PARTICULAR DOCTOR GONZALO MIÑO, SE ESTABLECIÓ LA EXISTENCIA DE UNA INVESTIGACIÓN LLEVADA ADELANTE POR EL MINISTERIO PÚBLICO FISCAL, EN LA CUAL SERIAN “VICTIMAS” CARLOS CORBELLINI Y JULIO FERNÁNDEZ. DE COMPROBARSE ALGÚN TIPO DE RESPONSABILIDAD DE CLAUDIO KUSSMAN, YA FUE CONCEDIDA LA CORRESPONDIENTE EXIMICIÓN DE PRISIÓN.

 

Claudio Kussman

Comisario Mayor (R) 

Policía Pcia. Buenos Aires

Junio 16, 2021

claudio@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

 

“El terrorismo nace del odio, se basa en el desprecio de la vida del hombre y es un auténtico crimen contra la humanidad.”

Papa Juan Pablo II (1920-2005)

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 16, 2021


 

America Roja

Share

¿Deberían las opiniones políticas de un empleado calificado determinar si obtiene o conserva un trabajo? Para un número creciente de estadounidenses, ya lo hacen. 

Berkihiser
Greene

El mes pasado un jefe de policía de Pensilvania se vio obligado a retirarse por su “alcalde progresista” después de 26 años en el trabajo. ¿Su ofensa? La esposa del jefe publicó un mensaje en Facebook apoyando al presidente Donald Trump.

El jefe de policía de Lancaster, Jarrad Berkihiser, podría ser la última víctima de la cultura de la cancelación, pero no será la última.

Desde entonces, la jefa de policía afroamericana de Portsmouth, Virginia, perdió su trabajo. El liderazgo progresista de la ciudad despidió a Angela Greene después de que presentó cargos contra los alborotadores que decapitaron y derribaron una estatua confederada, golpeando a un hombre negro de mediana edad en la cabeza. La lesión dejó al hombre temporalmente en coma, su cerero se inflamó peligrosamente y requirió meses de terapia para enseñarle a caminar y hablar de nuevo. Los funcionarios de la ciudad despidieron a Greene, poco más de dos meses después de haberla concedido una licencia pagada. 

Sevugan
Clinton
G.W. Bush

Greene tendrá compañía en la línea del desempleo, y no simplemente por otra tanda de cierres de COVID-19 propuestos o la latente consigna de desfinanciar a la policía. Varias figuras políticas han declarado en efecto una Doctrina Bush contra la administración Trump: no harán distinción entre el 45º presidente y aquellos que lo apoyaron. Por ejemplo, el ex secretario del Tesoro de la administración Clinton, Robert Reich, propuso una “Comisión de la Verdad y la Reconciliación” para descubrir los nombres de cualquiera que apoyó a la administración Trump.

La representante Alexandria Ocasio-Cortez, demócrata de Nueva York, señaló su apoyo al Proyecto de Responsabilidad de Trump, un esfuerzo por poner en la lista negra a los “aduladores de Trump” para sofocar sus perspectivas laborales. 

“Los empleadores que los consideren deben saber que hay consecuencias por contratar a cualquiera que ayudó a Trump a atacar los valores estadounidenses”, dijo el ex portavoz de la campaña de Obama, Hari Sevugan, amenazando no solo a los republicanos sino también a quienes contratan republicanos.

Reich

Cuando termine esta pesadilla, necesitamos una Comisión de la Verdad y la Reconciliación. Borrará las mentiras de Trump, consolará a quienes han sido perjudicados por su odio y nombraría a todos los funcionarios, políticos, ejecutivos y magnates de los medios cuya codicia y cobardía permitieron esta catástrofe.

Ocasio Cortes

¿Alguien está archivando a estos aduladores de Trump para cuando intenten restar importancia o negar su complicidad en el futuro? Preveo una probabilidad decente de que se eliminen muchos Tweets, escritos y fotos en el futuro.

Dependiendo de cuán ampliamente se quiera definir “ayudado” o “apoyado” o “habilitado”, esta descripción podría abarcar a 73 millones de estadounidenses. Podría ir mucho más allá de los exalumnos de la administración Trump para incluir a cualquiera que no apoye lo suficiente a la izquierda norteamericana, y quizás el objetivo sea infundir el máximo nivel de miedo en la mayor cantidad de apóstatas políticos.

Los estadounidenses de todos los orígenes políticos deberían intentar revertir esta lamentable tendencia por varias razones.

Primero, amenazar con dejar a alguien fuera de la “sociedad educada” por diferencias políticas corrientes normaliza la discriminación. Si bien algunos encuentran más aceptable discriminar a las personas en función de sus creencias en lugar de factores inmutables como la etnia, el sexo o la identidad de género, la legitimación del sesgo laboral contra cualquier grupo abre la posibilidad de sesgo contra todos los grupos. 

En segundo lugar, el sesgo laboral niega a las personas la oportunidad de compartir los dones y talentos que poseen con otros. Priva a sus familias de un medio de vida adecuado, completamente por despecho.

Iyengar
Westwood
Becker

Pero la discriminación no solo daña a quienes son discriminados. También viola el interés propio del fanático. La discriminación del punto de vista en el lugar de trabajo niega a una empresa el talento más productivo sobre la base de prejuicios a menudo irracionales. Eso reduce la eficiencia, la productividad y el ingenio de la oficina.

Dos investigadores, Shanto Iyengar y Sean Westwood, confirmaron esto al realizar un experimento que permitió a los participantes otorgar becas al solicitante más calificado oa un estudiante que compartiera las mismas opiniones políticas. Cuando llegó el momento de elegir, escribieron, “el partidismo simplemente superó la excelencia académica”. Discriminar a los mejores y más brillantes deja a las firmas fanáticas compitiendo por el segundo lugar.

La contratación con prejuicios políticos también perjudica a las empresas de otra manera. Una fuente resumió el trabajo pionero del difunto economista Gary S. Becker sobre la economía de la discriminación de esta manera:

Suponga que un empleador no quiere emplear a miembros de un grupo en particular aunque estos trabajadores sean tan productivos como cualquier otro. Si la empresa tiene que pagar a todos los trabajadores el mismo salario, simplemente no empleará a miembros del grupo desfavorecido.

Hitlar
McCarthy
Castro
Trump

Sin embargo, si es posible pagar a estos trabajadores menos que a los de otros grupos, la empresa se enfrenta a una compensación: puede emplear a miembros del grupo desfavorecido con salarios más bajos y así aumentar su rentabilidad, o puede discriminar y emplear solo a trabajadores del grupo de salarios altos, aunque esto significará menores ganancias. La discriminación en este último caso, por tanto, impone un costo a la empresa.

Finalmente, si los neo-McCarthyistas realmente creen que el presidente Trump y sus partidarios son revolucionarios, lo último que deberían querer es que este grupo se encuentre desempleado, agraviado e inundado de tiempo libre. Si piensan honestamente que la pérdida de puestos de trabajo hace que la gente “se aferre a las armas o la religión, o la antipatía hacia las personas que no son como ellos”, les convendría ver a sus enemigos políticos con ocupaciones menores como cumpliendo penitencia. Solo se puede especular sobre cómo las mejores perspectivas de empleo podrían haber frustrado revoluciones anteriores.

¿Y si Adolf Hitler hubiera sido mejor artista?

¿Y si Fidel Castro hubiera sido mejor jugador de béisbol?

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 9, 2020


 

CÓMO VA SURGIENDO UN “TROTZKY” PORTEÑO DESPUÉS DEL “KERENSKY” MACRI

Share

.

Por Cosme Beccar Varela
Trotsky, Grabois, Kerensky, Macri.

Se está fabricando un “líder” revolucionario con el apoyo del Papa, de algunos sindicalistas y de la prensa, cuya virulencia hace pensar que es mucho más destructivo que los izquierdistas comunes y que podría ser una especie de Trotzky vernáculo. Es el joven Juan Grabois, de 36 años, Asesor del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz y una especie de “discípulo perfecto” del Papa, con quien se ve o habla por teléfono frecuentemente.

Ayer, en un acto realizado en el salón Felipe Vallese de la CGT de Azopardo 826 de este ciudad, acompañado por el Obispo auxiliar de esta Arquidiócesis, vicario de la Pastoral de “villas porteñas” ( y amigo del Papa que lo designó, Juan Grabois presentó “el libro “La irrupción de los Movimientos Populares: Rerum novarum de nuestro tiempo”, publicado por la Librería Editrice Vaticana y preparado por la Pontificia Comisión para América Latina, que reúne las principales exposiciones de los Encuentros Mundiales que desde 2014 congregaron a miles de representantes de movimientos populares en el continente americano”, con un prefacio firmado por el propio Papa en el que dice, entre otras cosas, que los “movimientos sociales” (sin especificar a cuales se refiere por lo que puede entenderse que incluye a todo el espectro de la multitud de organizaciones subversivas que ocupan las calles de Buenos Aires y otras ciudades del país los cuales se caracterizan por la violencia y el desprecio de la ley) “representan una gran alternativa social, un grito profundo, un signo de contradicción, una esperanza de que todo puede cambiar”.

Esa retahíla de vaguedades insinúa con suficiente claridad que el Papa promueve, a través de gente como Grabois, una verdadera revolución social cuyo modelo es el comunismo (al cual elogió varias veces, además de entregar al comunismo chino los sufridos católicos fieles que son perseguidos en esa enorme nación asiática). Si no es eso, ¿qué razón hay para que un Papa use un lenguaje que aprueba un cambio social que se expresa por un “grito profundo”, que es “un signo de contradicción” y cuyo objetivo es “que todo puede cambiar”. “Todo” significa “todo”, es decir, las libertades individuales, el derecho de propiedad, el poder del Estado, las jerarquías naturales, la abolición de las tradiciones cristianas que aún subsisten en casi todas las naciones de la antigua Cristiandad.

Engels
Bergoglio
Marx
Alberto F.

Un lenguaje analógicamente esotérico usó Grabois en su discurso de presentación del libro ayer, refiriéndose a su organización llamada “Confederación de Trabajadores para la Economía Popular (CTEP)” que él dirige, una de las más activas en los “piquetes”, en estrecha colaboración con el Partido Obrero y otros grupos de extrema izquierda. Dijo Grabois: “Surgimos para transformar la realidad, para desarrollar la economía popular, la soberanía alimentaria, la integración urbana y para terminar con la miseria” (“La Nación”, 25/9/2019, pag. 11),

Ese palabrerío que parece una mera colección de ditirambos huecos, está diciendo con bastante claridad que este país organizado en la base de las tradiciones argentinas y de acuerdo a la Constitución de 1853 con sus derechos e instituciones (todo eso ya bastante averiado por el peronismo que nos está demoliendo desde hace 64 años) debe ser “transformado” es decir, abolido y reemplazado por otra cosa. Según el Diccionario de la Real Academia, “transformar” quiere decir “hacer cambiar de forma a una persona o cosa”. Ahora bien, como la esencia de las cosas se define por su “forma”, el cambio de forma implica que la argentina que conocemos, plagada de lacras políticas y sociales, será convertida en otra cosa que sea suficientemente diferente a la actual como para implicar una “transformación”. ¿No será eso un Estado comunista? Yo sospecho que sí, pero Grabois no lo dice para no alarmar al “buen burgués”.

Esa sospecha se ve reforzada por las siguientes consignas que usó en su discurso: “Desarrollar la economía popular” parece la definición de una economía en la que todo será del pueblo, es decir, del Estado en manos de los neo-bolcheviques como Grabois. “La soberanía alimentaria” es una vaguedad con veneno en la cola, puesto que está sugiriendo que la actual propiedad privada de los medios de producción de alimentos (campos e industrias) le está quitando al pueblo la “soberanía” sobre esos medios que deben ser, por lo tanto, estatizados porque en el lenguaje de los comunistas, “Estado” organizado por ellos, es sinónimo de pueblo.

La “integración urbana”, ¿qué quiere decir? O no quiere decir nada o puede insinuar que debe hacerse una redistribución de los espacios habitables de las ciudades para que nadie tenga una vivienda más grande que un cierto modelo uniforme más allá del cual el excedente estará sometido a la “integración urbana”, o sea, a la ocupación por quienes están “en situación de calle”. Dicho sea, entre paréntesis, sospecho también que esos individuos que duermen en la calle (con colchones nuevos algunos, casi todos tirados en las veredas durante el día cuando son bien visibles y causan el efecto deseado de sugerir miseria) son parte de la “ingeniería subversiva” de los talleres de la izquierda, a los cuales pertenece una gran parte del clero.        

Y por último, la incitación a la rebelión popular para “terminar con la miseria” parece un eco del “¡Proletarios del mundo, uníos!” con que termina el Manifiesto comunista de Marx y Engels.

No es de extrañar que este “trotzky” porteño se haya adherido a la candidatura de la Kirchner cuyo “¡Vamos por todo!” y su solidaridad con Cuba y Venezuela están en sintonía con la obvia intención política de Grabois y de su mentor, el Papa.  

Lo más grave del asunto es que Alberto Fernández, figura ambigua y desteñida que preside la fórmula que “ganó” en las PASO, si llegara a ser electo, no podría resistir a la furia revolucionaria de Grabois detrás del cual está el Papa y toda la izquierda que siempre preferirá a un portador de odio como el nuevo “trotzky” que al desabrido demagogo Fernández que quiere ser “moderado”. Éste no sabe cómo se hace una revolución bolchevique, que es lo que tienen en la cabeza los “kirchneristas” de punta. Grabois si sabe.

Lo más grave es que si fuera reelecto Macri (fraude electrónico de por medio) que parece lo más probable, Grabois surgirá como el líder de la oposición subversiva a la cual está probado que Macri no quiere ni sabe cómo reprimir. Y estaremos perdidos de todas maneras. A no ser que, por un milagro de la gracia de Dios, surjan nuevos dirigentes políticos que estén dispuestos a luchar seriamente contra esta raza de víboras que es la “dirigencia” corrupta e inepta y su cría de la extrema izquierda. 

Cosme Beccar Varela

 


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 26, 2019


 

ARGENTINA, CAMINO AL BAÑO DE SANGRE Y LA TRAGEDIA DEL REPARTO

Share

 

 Por  Dr. Carlos del Señor Hidalgo Garzón *

 

Desde hace algún tiempo importante, vengo desgranando notas muy dolorosas que involucran la caída de la República Argentina, a tal punto entre otros escritos, concomitantes con otros escritos de otros autores: “La Grieta” y “Un millón de muertos”….y hago referencia a mis modestas intervenciones delatando la tragedia, de la que no soy el único y que con mayor intelecto y percepción ponen blanco sobre negro, como por ejemplo el Gral. Y Dr. Heriberto Justo Auel. Tengo por él la más alta estima afectiva y respeto intelectual. Es decir existen   fundamentos informativos de alarma cierta en una probable evolución, caracterizada por la contumacia de la dirigencia Política, Económica, Judicial, Legislativa, Empresario y Sindical y numerosas organizaciones que se dedican a estudiar la situación de crispación y guerra  latente y presente de la República Argentina.

Acá se han quebrado todos los modelos éticos y culturales, por medio de mafias, que a no dudarlo con sus varias veces millonarias cuentas en el exterior y al amparo de la sevicia republicana, a no dudarse que no piensan resignar, las “tetas de la vaca “para poder seguir robándonos la materia, la vida y el alma.

Todo esto no son augures disparatados para asustar a nadie. El miedo está enquistado en locadores y locatarios imprecisos de este ya entregado territorio con Derechos Políticos y Reales fuera de los argentinos honestos y patriotas.

Y está claro, y hasta de mala lógica que la población des-culturizada de la vocación por el trabajo siga en la búsqueda de las prebendas subsidios gratis y recibiendo dineros con la boleta de votación.

Ya las conciencias como los cañones se han silenciado.

 Y como el flautista de Hammelin, y cual ratones desorientados, vamos camino al barranco letal, pues aturdimiento de la propaganda goebbeliana, con insistente Acción Psicológica, ha quemado mentes y en especial de los adolescentes y jóvenes con facturas en niños y ancianos.

Desde hace casi setenta años, el populismo demagógico y prebendario comulga con la corrosión y corrupción de las clases ya constituidas en castas antipatria del Poder, sin tibiezas el camino del Socialismo y la Marxistizaciòn, con presencia de capacidad de empleo de abundantes armas de fuego repartidas desde Jujuy al fin de la república. Dicen a las claras que ante la crisis que ya es, requiera de dirimir por el poder el – Dios no lo quiera  – terrible derramamiento de sangre, al muy estilo Comunista, de imitación a naciones que ya lo han asumido e importado, lo que terminó  o continua en Europa Oriental y Asia  – YA ESTA AQUÍ.

Si los argentinos no nos alzamos en propuestas coherentes, objetivos urgentes y acciones de pacificación con restitución de la Paz Social y el desarme de las organizaciones subversivas y terroristas. La Patria, será solo una entelequia y tarde veremos como el poder de los tiranos y de la tiranía Ideológica financiera y asesina, (TIFA), se enseñoreará una violencia, que  ya sobrepasa lo sutil y se encarna omnipotente en irresponsables conductores de los poderes con incluso apoyos externos, sudamericanos del caribe y asiáticos, con más la angurria de las sinarquías pletóricas de arrobamiento imperialista.

Hasta que los paniaguados, beneficiados por la demagogia populista, verán en su momento cancelado o restringido los beneficios mal habidos fuera de la cultura del trabajo.

EL ORDEN JURIDICO INSTIUCIONAL Y CONSTITUCIONAL

Será rápidamente canjeado mediante revolucionarias medidas de supresión primero de la Constitución y  el empleo del Decreto como arma pragmática.

Las leyes y la justicia serán subsumidas por tribunales populares y de gestión ejecutiva y eventualmente la aplicación de la pena de muerte  de diferentes formas, consustanciadas tal el método que les dio resultados con los Prisionero Políticos. El “oficio de sicario” y las matanzas, serán cosa de todos los días, y el encierro fronterizo evitara que la gente sea compelida por medio de la reforma agraria e industrial, a trabajar en cumplimiento del planeamiento marxista, dirigido por una “Nomenclatura parasitaria pero peligrosa”.

Se establecerán capacitaciones al estilo del sudeste asiático, Mao – Pol Poth y la obligatoriedad de hacerse carne la nueva cultura “imperial de las castas”.

EPILOGO

El pueblo “vago, mal entretenido y prebendario” se deberá afirmar en las normas de la TIFA, o morir.

El silencio de la prensa noble será la norma y las vocingleras peroratas de los opinòlogos de ocasión harán de nuevo vía cadena oficial la instauración del estado marxista que se detuvo mediante mucha sangre corrida en los últimos setenta años.

QUIEN PIENSE Y ACTUE DIFERENTE TENDRA EL CADALSO DE LA IGNOMINIA LA HUMILLACION Y EL SAQUEO YA QUE LA PROPIEDAD PRIVADA ESTA DENTRO DE LOS CANJES DE CULTURA.

Se producirá la enunciación de la “democracia socialista y totalitaria” y algunos partidos políticos recibirán la prebenda de subsistir, pero la esencia es EL UNICATO DE PARTIDO, la Ley será suplantada por las actitudes hormonales de los caudillos apátridas o sea los MAFIOSOS Y SUS REDES DE NARCOTRÀFICO Y PROSTITUCION, como elementos de contribución patrimonial al Estado de la TIFA y esencialmente de la “Nomenclatura de las castas “imperiales sodomíticas””.

DESPIERTE ARGENTINO Y HBITANTES DE ESTE BENDITO SUELO MANSILLADO POR LA TIFA. ANTES QUE SEA DEASIADO TARDE – PUES YA ES TARDE. NO ESPERE LA MUERTE INDIGNA – LUCHE POR SI Y POR LA PATRIA. QUE DIOS LO VERÁ CON BUENOS OJOS.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 19, 2019


 

LA PATRIA Y LOS PATRIOTAS

Share

 

 Escribe: My (RE) Carlos Españadero[1]

 

  Parece un tema ya resuelto. Muestro una definición que leo en internet:

Del latín patria, es la tierra natal o adoptiva que está ligada a una persona por vínculos afectivos, jurídicos y/o históricos. La patria puede ser, por lo tanto, el lugar de nacimiento, el pueblo de los ancestros o el país donde un sujeto se radicó a partir de un cierto momento de su vida.

Es el amor que surge hacia la tierra que nos vio nacer, la que tiene encerrada la historia de los antepasados, sus luchas, sus miedos, sus conquistas, sus aciertos y sus errores. Es una herencia de los padre, y justamente, eso significa siguiendo su etimología latina “terra patrum=tierra de los padres”.

Todas las definiciones, apuntan a desarrollar un concepto, abarcando todas las precisiones que permiten ubicar un objeto como perteneciente a la palabra que lo define.[2]

Sin embargo, veo que las definiciones casi siempre (salvo en cosas muy sencillas) no logran cumplir la razón de su existencia.

Pretender definir la verdad, la filosofía, la ciencia, desata una parafernalia, que puede exigir un libro o una biblioteca. Esto sin dejar de tener en cuenta que los definidores apabullan con sus ostentosos títulos habilitantes, premios y honores logrados en sus gestiones. Y lo peor que son sometidos en controversias con otros con similares méritos, y en sus choques verbales la definición queda vacia, dado que muchas veces una niega a otra.

  Lo grave es que los significados que se tomen, se difunden por los seres humanos comunes, que sin laureles ni títulos deben emplearlos en su vida común. Y hoy con medios de comunicación potentísimos, como nunca había poseído la Humanidad, utilizados por humanos comunes, los significados se modifican según “los usos y costumbres” que muchas veces se fundamentan en frases felices dadas por personas donde ellas mismas le han fabricado el significado.

Patria ha tenido y tiene una dinámica en su significado, que hace que el “difiniens” varie en su significado, y esto afecte el entendimiento necesario para dialogar.[3]

En consecuencia muy suscintamente daré mi “definiens.

Hasta mitad del siglo XX, me enseñaron que Patria es nuestro territorio nacional. Lo demás quizás quedaba implícito, pero la referencia fundamental era nuestro espacio terrestre, y con ello la soberanía. Y Patria era el sentimiento de amor a esto, incondicional. Con ello tomaba vida nuestra geografía, y el tema de nuestros límites. De lo demás se hablaba tan poco que para muchos no estaba incluido.

Después de la II guerra mundial , en el mundo se fue descubriendo tímidamente la presencia del ser humano en el concepto de Patria. Algunos expresando que la Patria era también su historia,  y avanzando en ella, lo que hicieron sus gobiernos. La política irrumpió avanzando sobre otro concepto tan rico pero también tan polémico: democracia, es decir el pueblo intentando gobernarse. Vano intento pero muy válido.

El marxismo contraponiendose al concepto monárquico, fabricó el concepto proletario. Se oponia a la nobleza (de sangre) a los pobres (sin lo necesario, solo hijos). Y con esto buscaron la patria proletaria, proponiendo descabezar a todos los que no fueran proletarios. Esto cambió el concepto de patria, dado que proletarios hay en todos lados, no interesa el territorio.

Por supuesto, esto hizo que quienes no querian ser descabezados, y tenían poder, encontraron en otra palabra: libertad, la razón para aplastar a los proletarios que pretendian no ser esclavos de su falta de riqueza. A la vez, los primeros vieron la oportunidad de usar la palabra república como símbolo de libertad, y los libertarios consideraron que la justicia social es dictadura o tiranía, que agravia la dignidad humana.

Ya en el siglo XXI, en nuestra Patria, se comienza a afirmar la idea de pueblo, pero en eso se mezcla los ingredientes de la realeza y del marxismo. Seguimos con la “clase” política, remembranzas de la nobleza, y del otro lado “la clase explotada”, donde no va todo el pueblo sino sectores del mismo. Para peor encontramos pensadores que creen que el pueblo está constituido por todos los que piensan como ellos. ¿Y los otros? Son útiles como instrumentos de ejecución, son carga como elementos que consumen, salvo que den ganancia, y sus expresiones son señales atentorios contra las instituciones.

Hay mucho que decir de esto, pero quiero ser breve. Me reservo para tratarlos si se hace necesario.

Yo creo que Patria es fundamentalmente mi pueblo, entendido por la totalidad de sus integrantes, nacidos en nuestro pais, o incorporados al mismo por su voluntad, y es el propietario en su conjunto de todos los bienes que posee nuestro territorio, que constituyen nuestra nación con su historia, que incluye todo lo que establece nuestra constitución y leyes.

Claro que hay muchos problemas que al no estar enunciados requiere bucear en nuestra historia, descubrir lo que creemos debe mantenerse y lo que suponemos que no debe ocurrir. Y esto es hablar de política y tener en cuenta nuestros usos y costumbres que nos hablan de democracia, de pueblo, de necesidad de escucharnos, de respetarnos, de amarnos, y de luchar por los intereses argentinos.

Pero hablar de pueblo, es hablar de muchos. Hoy unos 44 millones. Y dentro de ellos pensadores, sabios, virtuosos, notables, capaces, con sentido común, honestos, trabajadores (de todo tipo), generosos, mediocres, egoístas, ignorantes, haraganes, ladrones, asesinos, fanfarrones, etc., etc.). Y es a través de la conducción política que el pueblo puede avanzar hacia su futuro. Y esto no es nada fácil.

Y esto es hacer la Patria.

Claro que tenemos que ser concientes que habiendo tantos seres humanos que hoy no encuentran patrones comunes para proyectar, es probable que prevalezca la individual sobre el colectivo. ¿Será la misma Patria la que entiende un virtuoso como fue Favaloro, que una que entiende un criminal de los tanto que nos informan los medios de difusión?

En mi caso, trato de antes de mencionar la palabra Patria, trato de saber cual es el sentido que le da mi interlocutor. Y busco el diálogo con él para avanzar sobre lo que puede afectar a ella. No a mí ni a mi interlocutor.

Y siempre recordando que en la democracia, todos los integrantes del pueblo valemos 1. Nadie vale 0. Ni tampoco mas de 1. 

 

[1] Un ser humano.

[2] Una definición es una proposición o conjunto de proposiciones mediante la cual trata de exponer de manera unívoca y con precisión la comprensión de un concepto, término o dicción o –si consta de dos o más palabras– de una expresión o locución. Wikipedia

[3] El definiendum (lo definido) definiens (lo que define)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 4, 2019


 

“MIENTE, MIENTE, QUE ALGO QUEDARÁ” (VOLTAIRE)

Share

 Por COSME BECCAR VARELA

Es notable el esfuerzo que hacen los dos panfletos macristas, “La Nación” y “Clarín”, para promover la reelección de Macri. Es algo así como intentar subir en un bote a remo la caída de las cataratas del Iguazú. Es tal la evidencia del desastre que el oficialismo ha causado y sigue causando al país que es necesaria una gran dosis de caradurismo para intentarlo y una gran dosis de poder para imponer silencio a todos los que saben que toda su propaganda es mentira. 

Tomemos, por ejemplo el caso de la denuncia del delincuente Alberto Fernandez, candidato kirchnerista, contra los intereses usurarios de las LELIQU del Banco Central, que es del 60% anual y se renuevan cada 7 días con intereses acumulados, en flagrante acto de anatocismo. Que Fernandez sea un delincuente y que el kirchnerismo sea una banda delictiva de izquierda, no hay duda. Pero si alguno de ellos dice que hoy es Jueves, no se puede decir que es mentira: hoy es Jueves. 

Lo mismo pasa con el desastre económico que ha producido Macri. Nadie puede negarlo ni tampoco que hay muchos que se han enriquecido en ese torbellino de millones mientras otros se han empobrecido y se siguen empobreciendo porque la economía está paralizada. Sólo los Bancos, financieras y fondos de inversión ganan fortunas y el campo gana mucho pero les quitan también mucho, lo cual no impide que los agropecuarios con sus siembras, cosechas y exportaciones contribuyan a esta burbuja política que ha creado el macrismo. 

Entre las mentiras que divulgan los mencionados panfletos hay una que dice que los salarios han subido más que la inflación. ¿Los de quién? ¿Los de los funcionarios de los tres poderes, los de los gerentes de las empresas socias del gobierno o los de todo el mundo? Obviamente no lo aclaran, pero cualquier ciudadano común sabe que los costos de vida suben todos los días y sus ingresos no. Luego el dicho sólo es verdad respecto a esas sanguijuelas del poder, pero respecto de los demás , es mentira. 

Otra mentira: dicen que han aumentado los depósitos en dólares en los Bancos. Hay u$s31.000.000.000 embarcados en esa ruleta. No dicen quienes son los que cometen ese acto de insania luego de la experiencia del “corralito”, el “corralón” y la conversión forzosa de los depósitos similares en el 2002. Sospecho que es la comunidad financiera la que crea esos depósitos porque saben cuándo deben retirarlos, antes de que otra “conversión forzosa” los capture. Pero el dato engañoso, mondo y lirondo, como lo presentan los mencionados panfletos oficialistas produce su efecto. 

Para agregar un poco de sabor al plato envenenado, dicen también que la ciudad de Buenos Aires está hecha un lujo gracias a las obras del “Terminator” R. Larreta. Nada más notoriamente falso, pero como la falsedad es percibida por individuos aislados que no tienen medios de comunicación para clamar su desacuerdo, la noticia de hoy pasa como verdadera y esos mismos que saben que es mentira empiezan a dudar de los datos de sus sentidos y los pozos de las calles, las obras innecesarias y repetidas en el mismo lugar, las exigencias arbitrarias y costosas que acechan a los particulares como una amenaza constante, las obras que le regalan a los usurpadores de las “villas miseria” (¿o deberíamos llamarlos “countries urbanos”?) y otros desaguisados cometidos por el mal entrazado y monstruoso Intendente, todo eso queda en la sombra y el desvergonzado funcionario se dedica a hacerse el “autobombo”, única tarea que realiza, al igual que Macri que desde hace meses no hace otra cosa que inaugurar obras, o visitar barrios o sentarse en la casa de sufridos vecinos que no tienen más remedio que recibirlo so pena de sufrir imprevisible represalias 

O sea ni el Presidente ni el Intendente cumplen con sus funciones específicas de “gobernar” sino que hacen política para ser reelectos. Luego, deberían devolver los grandes sueldos que cobran sin causa. Si no lo hacen, cada mes se roban lo que les pagan (entre otras cosas). 

En conclusión: en esta lamentable contienda electoral el único argumento más o menos válido que les queda a estos sátrapas es el temor de que vuelvan los marxistas del kirchnerismo. No porque estos sea más ladrones, porque en eso no hay distingo, sino porque son peores ideológicamente hablando. Y eso es bastante, pero no suficiente porque como ya he dicho varias veces, al final de este gobierno de inmorales macristas, la izquierda tomará el poder sin molestarse demasiado. Estos “kerenskis” le están dejando la mesa servida… 

Luego, no hay por quien votar y sólo queda esperar el castigo de Dios para este país apóstata e idiotizado, sin dejar de rezar para que los argentinos se conviertan y Dios nos perdone.   

Cosme Beccar Varela

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 1, 2019


 

EL MARXISTA ANTES DE MARX

Share

 

La Revolución francesa produjo un desfile de personajes fascinantes, muchos de ellos trastornados por el poder y como vampiros en su búsqueda de sangre. Una de las figuras menos conocidas de la época fue Gracchus Babeuf, cuyas ideas fueron archivadas con su muerte en 1797 solo para reaparecer décadas más tarde en los escritos de Karl Marx. Babeuf fue, como lo atestigua el título de una biografía, el primer comunista revolucionario del mundo.

Condición mental de Babeuf
Nació Francois-Noel Babeuf en 1760 en el noreste de Francia. Él cambió su primer nombre dos veces en su vida posterior, primero a “Camille” y luego a “Graco”. Este último fue deferente a los hermanos Tiberio y Gayo Graco, quienes buscaron redistribuir la tierra en la República romana tardía. Como adulto joven en la década de 1780, se ganaba la vida como experto en leyes feudales, manteniendo registros de lo que los campesinos debían en concepto de renta y honorarios a la nobleza privilegiada. Las injusticias de esta forma medieval de opresión sancionada por el estado eran, por supuesto, endémicas y profusas, y molestaron inmensamente a Babeuf.

La condición mental de Babeuf en vísperas de la Revolución Francesa está abierta a cuestionamiento. Esto es importante porque su filosofía política comenzaba a tomar forma en este momento. Una indicación inquietante de que el respaldo de su asiento y la mesa de la bandeja podrían no haber estado en su posición cerrada y erguida implicaba la pérdida de su hija Sofie, de cuatro años. Ella murió en 1787, y su prematura muerte lo afligió profundamente. Incluso el admirador y biógrafo de Babeuf, Ian Birchall (El espectro de Babeuf) califica su reacción como “extraña”:

Al parecer, Babeuf cortó el corazón del cadáver, se comió una parte y se puso el resto en un medallón en su pecho. Era una mezcla extraña de superstición y materialismo, indicativo de la forma en que se estaba desarrollando la visión de Babeuf del mundo. Sin la esperanza de que el alma de su hija pudiera alcanzar la inmortalidad [él era un ateo rabioso], estaba tratando de preservar el objeto de sus afectos al fusionar su cuerpo con el resto del de ella.

Babeuf en la política
Cuando comenzó la Revolución Francesa en el verano de 1789, el interés de Babeuf en la política se disparó. Jugó un pequeño papel en los primeros cinco años, dedicando gran parte de su tiempo a dar vida y radicalizando su filosofía política. Cuando la guillotina reclamó al arquitecto del Reinado del Terror, Maximilien Robespierre, en julio de 1794, Babeuf irrumpió en la escena con su periódico, Tribun du Peuple.

Se convirtió en una celebridad menor de inmediato. Al principio, denunció a Robespierre en términos viciosos, una perspectiva que más tarde cambió a una adoración aduladora del jacobino fallecido una vez que el nuevo gobierno llamó al Directorio consolidando su poder.

Babeuf vio una oportunidad. Lo usaría para llamar a un igualitarismo radical y, en última instancia, a otra revolución.

Las condiciones económicas que el Directorio heredó a mediados de 1795 eran desesperadas. Dentro de un año, fueron aún peores. La hiperinflación rugió cuando el nuevo gobierno extrajo miles de millones de billetes. La guerra con Europa redujo drásticamente el comercio. Los suministros de alimentos disminuyeron. El hambre mató a miles. En ese ambiente, Babeuf vio una oportunidad. Lo usaría para llamar a un igualitarismo radical y, en última instancia, a otra revolución. Sus esfuerzos hacia esos fines serían conocidos en la historia como “La conspiración de los iguales”.

En el volumen 2 de Una perspectiva austriaca sobre la historia del pensamiento económico (1995), extraído aquí, el economista Murray Rothbard resumió los puntos de vista de este marxista antes de Marx y su Conspiración de los iguales.

El ideal último de Babeuf y su conspiración era la igualdad absoluta. La naturaleza, afirmaban, exige la igualdad perfecta; toda desigualdad es injusticia: por lo tanto, la comunidad de propiedad debía establecerse … En la sociedad comunista ideal buscada por la Conspiración, la propiedad privada sería abolida, y toda propiedad sería comunitaria y almacenada en almacenes comunales. Desde estos almacenes, los bienes serían distribuidos “equitativamente” por los superiores; al parecer, ¡habría un cuadro de “superiores” en este mundo tan “igual”!

De la media docena de libros sobre Babeuf, la mayoría son hagiografías por adoradores marxistas que ofrecen una excusa poco convincente tras otra por las excentricidades de sus sujetos. El mejor y más objetivo tratamiento de Babeuf fue también la primera biografía completa del hombre, Gracchus Babeuf: El primer comunista revolucionario. Escrito en 1978 por el profesor R. B. Rose de la Universidad de Tasmania, vale la pena la atención de cualquier persona interesada en Babeuf como precursora de Karl Marx.

Babeuf

Marx

Marx y Babeuf
Separados por medio siglo, las similitudes entre los dos teóricos comunistas son sorprendentes. En muchos asuntos, es como si Marx simplemente hubiera robado los pensamientos de Babeuf y luego hubiera superpuesto las quejas de su predecesor francés sobre el capitalismo en lugar de sobre la Francia medievalista.

La mayoría de las cosas importantes que encuentras en Marx, las puedes encontrar en Babeuf: los trabajadores son explotados; el valor de su trabajo es expropiado por los especuladores. La propiedad privada es la raíz de todo mal. Para crear la utopía comunista, primero debe haber un período de dictadura marcado por la violencia para expulsar a la sociedad de sus malas ideas y comportamiento. El cristianismo es un opio para las masas. Bla, bla, bla. Balbuceo: superficial, arrogante y carente de análisis económico genuino. Para citar de nuevo a Rothbard:

Un líder absoluto, encabezado por un cuadro todopoderoso, en el momento adecuado, daría la señal para iniciar una sociedad de igualdad perfecta. La revolución se haría para acabar con todas las revoluciones posteriores; una jerarquía todopoderosa sería supuestamente necesaria para poner fin a la jerarquía para siempre.

Pero, por supuesto, como hemos visto, aquí no había una paradoja real, ninguna intención de eliminar la jerarquía. Los estragos de la “igualdad” fueron un camuflaje endeble para el objetivo real, una dictadura permanentemente arraigada y absoluta, en la sorprendente imagen de Orwell, “una bota estampada en un rostro humano, para siempre”.

Casi nada en los manifiestos, declaraciones y propuestas de Babeuf y sus conspiradores fue original. Eran ecos de ladrones anteriores, bancos de montaña y filósofos chiflados. Como incluso el socialista y simpatizante de Babeuf, Ernest Belfort Bax admite en su biografía, Gracchus Babeuf y la conspiración de los iguales:

El único punto que era nuevo en la teoría de los iguales … fue la noción de la transformación de toda la república francesa, mediante la toma del poder político, en una gran sociedad comunista … Babeuf fue el primero en concebir el comunismo en cualquier forma. como un ideal políticamente realizable en el futuro inmediato o cercano …

Lo que distingue a Babeuf de sus revolucionarios predecesores es su ubicación del comunismo, que implica la abolición definitiva de la institución de propiedad privada, en la vanguardia de su doctrina … y en su audaz idea de su pronta realización por medios políticos, a través de un comité de personas seleccionadas. en el poder por la voluntad del pueblo como el tema de una insurrección popular … .Bracchus Babeuf y su movimiento no pueden dejar de ser para el socialista moderno con el interés histórico más profundo posible. Gracchus Babeuf fue, en cierto sentido, un pionero y un héroe del moderno partido socialista internacional.

Bax también ofrece esta concesión reveladora: “Con toda nuestra admiración por la energía y el heroísmo de Babeuf como una figura revolucionaria, es imposible evitar la conclusión de que era intelectualmente inestable”. ¿Qué te parece una locura?

El tribun
El periódico de Babeuf, Tribun, se convirtió en el portavoz oficial de su nuevo movimiento. Se llevaron a cabo reuniones nocturnas en las que los fieles leyeron y discutieron los artículos y comentarios de Tribun.

Una vez que Babeuf determinó que un derrocamiento violento del gobierno del Directorio era necesario y deseable, para que lo siguiera un nuevo régimen comunista, su Comité insurreccional secreto estalló una regla tras otra. Ordenó el “exterminio” de todos los oponentes, incluidos los extranjeros encontrados en las calles. Los lemas fueron adoptados para pancartas que proclamaban “esto del pueblo” o “del pueblo” eso.

Un documento que probablemente Babeuf escribió él mismo, humildemente titulado Análisis de la Doctrina de Babeuf, Tribuna del Pueblo, incluyó estas declaraciones dentro de sus quince párrafos:

“La naturaleza ha otorgado a cada hombre el mismo derecho al disfrute de todos los bienes”.

“En una verdadera sociedad no debería haber ni ricos ni pobres”.

“El objetivo de una revolución es destruir cualquier desigualdad y establecer el bienestar de todos”.

Este impulso rabioso por la igualdad en todas las cosas en la vida económica siempre fue, y sigue siendo hoy, un asalto destructivo e inútil a la naturaleza humana. Ni siquiera los gemelos idénticos son verdaderamente idénticos; Cada uno de nosotros es una variedad única de millones de rasgos y pensamientos.

La igualdad ante la ley es una cosa, y un objetivo noble, pero esperar que las personas generen ingresos idénticos, independientemente de sus contribuciones al mercado, es una pura tontería. Como escribí en un capítulo sobre el tema en Excuse Me, Profesor: Desafiando los mitos del progresismo:

Para producir incluso una medida aproximada de la igualdad económica, los gobiernos deben emitir las siguientes órdenes y respaldarlas con escuadrones de fusilamiento y prisiones: “No sobresalgas ni trabajes más duro que el siguiente tipo, no se te ocurra ninguna idea nueva, don No se arriesgue, y no haga nada diferente a lo que hizo ayer “. En otras palabras, no sea humano.

Comunismo utópico
Otro de los decretos del comité de Babeuf, titulado Igualdad, Libertad, Bienestar Universal, contenía una letanía de sueños y la coerción necesaria para ponerlos en práctica. Extracto de esto aquí generosamente:

“La república establecerá una gran comunidad nacional de bienes”.

“El derecho de herencia está abolido; todos los bienes que en la actualidad pertenecen a personas privadas a su muerte pertenecen a la comunidad nacional de bienes”.

“Todo ciudadano francés, sin distinción de sexo, que entregará todas sus posesiones en el país y que dedica su persona y trabajo de los que es capaz en el país, es miembro de la gran comunidad nacional”.

“La propiedad perteneciente a la comunidad nacional será explotada en común por todos sus miembros sanos”.

“Las transferencias de trabajadores de una comunidad a otra se llevarán a cabo por la autoridad central, sobre la base de su conocimiento de las capacidades y necesidades de la comunidad”.

“La comunidad central mantendrá … a esas personas, de ambos sexos, trabajos forzados cuyo sentido deficiente de ciudadanía, o cuya pereza, lujo y laxitud de conducta, pueden haber brindado un ejemplo perjudicial; sus fortunas corresponderán a la comunidad nacional de bienes. . “

“Ningún miembro de la comunidad puede reclamar más para sí mismo que lo que la ley, por intermedio de las autoridades, le permite”.

“En cada comuna, las comidas públicas deben celebrarse en horarios establecidos, a los cuales se les pedirá a los miembros de la comunidad que asistan”.

“Todo miembro de la comunidad nacional que acepte pagos o atesore dinero será castigado”.

“Todo comercio privado con países extranjeros está prohibido; los productos que ingresen al país de esta manera serán confiscados en beneficio de la comunidad nacional; los que actúen en sentido contrario serán castigados”.

“La república no acuña más dinero”.

“Toda persona condenada por haber ofrecido dinero a uno de sus miembros (la comunidad nacional) será castigada severamente”.

“Ni el oro ni la plata serán importados a la república”.

En su esencia, el comunismo utópico promulgado por Babeuf y sus amigos habría hecho que el Reinado del Terror de Robespierre pareciera una fiesta en el parque para perros. Obligaría a los hombres y mujeres a regresar a la Edad de Piedra.

Bajo las órdenes del Directorio, nada menos que el general y futuro emperador Napoleón Bonaparte disolvió a la fuerza la organización de Babeuf y arrestó a gran parte de su membresía en febrero de 1797. Babeuf fue a la cárcel y su periódico fue cerrado permanentemente. Su corta carrera política duró menos de tres años.

Dado el papel de Babeuf como líder ideológico y táctico de la revuelta de 1796-97, el veredicto en su juicio fue una conclusión inevitable.

En su juicio por intento de insurrección, Babeuf charlaba como una cacatúa borracha. Aprovechando la ocasión para expresar sus ideales comunistas ante el juez, el jurado y la mayor cantidad de público posible, el ateo Babeuf incluso se alió con Jesucristo, a quien elogió por su presunto “odio a los ricos” y sus supuestas enseñanzas socialistas. . Por supuesto, Babeuf no tenía un mejor entendimiento de las palabras de Jesús que él sobre la naturaleza humana o la economía básica. Como he escrito aquí, Jesús no era ni odiador ni socialista.

Dado el papel de Babeuf como líder ideológico y táctico de la revuelta de 1796-97, el veredicto en su juicio fue una conclusión inevitable.

“Exigimos igualdad real o muerte … Y la tendremos, esta verdadera igualdad; ¡no importa a qué precio! ”, proclamó un manifiesto que los asociados de Babeuf habían emitido en 1795. El 27 de mayo de 1797, ambos fueron entregados al mismo Babeuf de 37 años de edad a través de la guillotina.

Igualdad en la muerte
En la muerte, Gracchus Babeuf finalmente logró su sueño de igualdad absoluta: la igualdad con las personas muertas, que es igual de igual y es precisamente el punto. La igualdad que Babeuf se comprometió a imponer a los demás es inadecuada e imposible para la vida y alcanzable solo cuando estás a seis pies de profundidad.

La parte verdaderamente triste de la historia es que el galimatías comunista / socialista de Babeuf nació de nuevo con Karl Marx 50 años después.

Los hombres y las mujeres de conciencia deben ser vigilantes y valientes frente a estos destructores que se encuentran entre nosotros.

Animados por los garabatos malvados de Babeuf y Marx, los demagogos hambrientos de poder tomarían el poder en diversos lugares, matando y esclavizando a millones. Incluyen a Lenin y Stalin en la Unión Soviética, a los maoístas en China, al Khmer Rouge en Camboya y a otros viajeros en naciones desde Corea del Norte hasta Cuba y Venezuela. Todos son herederos intelectuales y discípulos de Babeuf y Marx.

¿Alguna vez el mundo dejará atrás las manifestaciones de estos ideólogos asesinos? No mientras el mal sea una fuerza que se encuentra entre la humanidad, me temo. Así que los hombres y mujeres de conciencia deben ser vigilantes y valientes frente a estos destructores en medio de nosotros.

 

Lawrence W. Reed es presidente de Emeritus y Humphreys Family Senior Fellow en la Fundación para la Educación Económica y autor de Real Heroes: Historias increíbles de coraje, carácter y convicción, y disculpe, profesor: Desafiando los mitos del progresismo.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 15, 2019


 

¿Qué es lo que realmente quiere un Socialista?

Share

 

 Por BRUCE DEITRICK PRICE

¿Qué es exactamente un socialista? Podría pasar todo el día estudiando enciclopedias y no resolver nada. Usando varias definiciones, probablemente podría probar que alguien es o no es socialista.
Entonces hablemos con un socialista. Ignora la verborrea y mira dentro de su cabeza. Cuando alguien anuncia al mundo: “Soy un socialista”, ¿qué está pensando esa persona?
Con este enfoque, todo se vuelve más simple. Los socialistas pueden no ser capaces de reclamar experiencia, aprendizaje, inteligencia o éxito. Pero lo compensan con una certeza ilimitada sobre asuntos filosóficos y políticos. Es como si ellos, aunque ateos, fueran guiados por una visión divina.
¿Cuál es la afirmación central contenida en esa visión? Aquí, creo, es lo que el autoproclamado socialista está diciendo al resto de nosotros:
“Sus perdedores patéticos claramente no están calificados para llevar sus propias vidas. O si creen que lo están, probablemente estén atrapados en creencias peligrosas que deben ser descartadas. En general, sería mejor si se mantuvieran al margen, dejaran libre el camino y permitieran que los expertos manejen su vida. Ese sería yo y mis amigos “.

Eso es. “Soy un socialista” significa “A partir de ahora, yo estaré a cargo, afortunadamente. ¿Usted? Usted vaya a pasear”.
¿Cuál fue la esencia de la campaña de Hillary Clinton? Parecía pensar que tenía derecho a hacerse cargo y ordenar a todos los demás. Saul Alinsky, su mentor, sentía lo mismo. Se sospecha que Obama estuvo de acuerdo con ambos.

El socialismo y el comunismo se presentan a menudo como teorías científicamente derivadas de la economía y la política. Esa es la pretenciosa superficie académica. Sin embargo, en términos prácticos del día a día, nuestros visionarios de izquierda intentan responder a esta pregunta: ¿quién debe dirigir el mundo? Inevitable respuesta: Deberían.
Los socialistas están apasionadamente interesados ​​en asegurarse de que las personas adecuadas tengan el poder, es decir, ellos mismos.
La democracia, por otro lado, tiene que ver con distribuir el poder y asegurarse de que las peores personas no lo obtengan. ¿Cómo sabemos que son las peores personas? Debido a que están obsesionados con agarrar el poder y usarlo para sofocar a otras personas, un acuerdo al que llaman socialismo o comunismo.
Es posible que muchos socialistas no sepan lo que realmente están diciendo. Probablemente los socialistas típicos siempre tuvieron la sensación de que deberían tener más poder. Otras personas a menudo tienen demasiado poder, lo cual es algo malo. Más allá de corregir estas disparidades, nuestros socialistas no necesitan discutir los detalles. Sólo sal de su camino.
El general William Sherman dijo en 1866 que si era nominado, no se postularía, y si era elegido, no serviría. Este sujeto no quería ser presidente. No quería más poder. En una democracia, es más o menos la persona perfecta para el trabajo.

En el socialismo, por otro lado, las personas más terribles del planeta se esfuerzan por ser su amo y señor. Piensa en Lenin. Piensa en Marx, quien a menudo amenazaba a sus rivales con estas palabras: “Te aniquilaré”. Tienes que preguntar, ¿Quién habla así? Los psicópatas son probablemente la categoría principal, junto con los socialistas y comunistas.
Paul Johnson, el gran historiador británico, escribió un libro entretenido llamado Intelectuales. Sus temas son principalmente de la izquierda, nombres como Rousseau, Sartre, Brecht, etc. Ciertamente, son brillantes, pero tienden a ser egoístas y duros con los demás, en otras palabras, exactamente lo que deberíamos esperar que sean los socialistas. Están a cargo, y usted no, así es exactamente como debería organizarse el universo.
En 1920, cuando se consolidó la Revolución Rusa, el súper famoso Bertrand Russell fue a ese país para encontrarse con el súper famoso Vladimir Lenin. Bertrand Russell fue un comunista confirmado; No obstante, detectó algo peligroso en Lenin. El gobierno ruso estaba enfrentando a los campesinos comunes contra los kulaks, los campesinos más exitosos. Russell, en su libro sobre la reunión, notó un cruel cuadro “Lenin describió la división entre campesinos ricos y pobres, y la propaganda gubernamental entre los últimos contra los primeros, lo que llevó a actos de violencia que parecían encontrar divertidos”. Asegurarse de que los kulaks fueran expulsados, eso era “divertido” para Lenin. Hay que tener en cuenta que los kulaks eran los mejores agricultores. Una vez que estos fueron más escasos, Rusia tuvo que importar alimentos. Eso te muestra lo inteligente que era Lenin. Eso, y confiaba en Stalin, un ególatra aún más grande y despiadado que el mismo Lenin.
Ahora tenemos el notable espectáculo de Venezuela, uno de los países más ricos del mundo, reducido a la pobreza y el hambre por una junta de desmanes socialistas. Todo esto es un espectáculo público, como una cirugía plástica fallida en una estrella de cine. Los socialistas a cargo tienen todas las respuestas. Ellos saben lo que necesitas mejor que tú. Desafortunadamente, eso resulta ser todo resultado trágico y estúpido imaginable. ¿Cómo se atreve cualquier otro país a discutir el socialismo?

El Tao Te Ching (un compendio de la antigua sabiduría china) tiene muchos consejos astutos para los reyes aspirantes. Un gran imperio debe manejarse tan delicadamente como un chef maneja un pez pequeño.
El Tao Te Ching también dice: “Cuanto menos hace y dice un líder; cuanto más feliz es su gente; cuanto más se apunta y se jacta de un gobernante, más triste será su gente”. Bueno, lo que los dictadores socialistas saben cómo hacer es presumir y presumir. Mira a Mussolini; mira a Hitler; mira a Mao Estos son egos vastos y arrogantes.
Aquí hay otra visión taoísta. El gran emperador es modesto. Cuando un proyecto grande se termina con éxito, su gente piensa: Nosotros mismos lo hicimos. Hillary estaría segura de corregir ese error. No, deplorables, lo hice todo por mi cuenta.
Si se pregunta por qué algunos líderes prefieren un sistema de escuelas públicas ineficiente que parece tener la intención de adormecer el país, pregúntese qué tipo de ciudadanos tienen más probabilidades de soportar dictadores arrogantes. Probablemente eso sería ignorante, ciudadanos semi-alfabetizados.

 

Bruce Deitrick Price es autor de ocho libros, un artista y un poeta. También es uno de los principales escritores de Estados Unidos sobre reforma educativa. Fundó Improve-Education.org en 2005 y desde entonces ha publicado casi 400 artículos en Internet. Su especialidad es explicar las teorías y métodos disfuncionales que se encuentran en las escuelas públicas.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 18, 2019


 

MARX EN CHINA: De cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades

Share

 

 

Un manuscrito, que actualmente es propiedad de un miemnro de las nuevas clases de capitalistas súper ricos de China, se subastará la próxima semana con un precio inicial de 1 millón de yuanes.

Aunque China ha adoptado con entusiasmo muchos aspectos del capitalismo moderno, el comunismo sigue siendo la ideología oficial del país.

 

Las autoridades organizaron recientemente una serie de eventos para conmemorar el 200 aniversario del nacimiento del filósofo alemán con el presidente Xi Jinping diciendo que las teorías de Marx seguían siendo “totalmente correctas” para la era moderna.
La subasta del lunes también incluirá la venta de un manuscrito por Friedrich Engels, amigo de Marx y coautor de The Communist Manifesto, según el sitio web de la Compañía Internacional de Subastas del Consejo de Beijing.
Engels, cuya adinerada familia era propietaria de una fábrica textil, financió a Marx durante gran parte de su vida, especialmente mientras su amigo escribía e investigaba Das Kapital.
A pesar de la generosidad de su compañero alemán emigrante, Marx y su familia pasaron años viviendo en lugares rentados, alternando con mansiones de hasta diez habitaciones, de cuando en cuando, tiempos en los que suesposa recibía parte de herencias.
Cuando murió en Londres en 1881 después de años de mala salud, dejó solo una modesta propiedad de £ 250 (por valor de alrededor de £ 28,750 o US $ 38,900 en la actualidad).
El subastador dijo que la nota manuscrita de Marx, en inglés y alemán, provenía de uno de los 24 volúmenes inéditos conocidos como los Cuadernos de Londres, que produjo entre 1850 y 1853 mientras vivía en la capital británica.
La página que sale a la venta es un comentario sobre el libro A Practical Treatise on Banking del economista inglés James William Gilbart. Marx más tarde citó el trabajo como un trabajo de referencia significativo en el tercer volumen de Das Kapital.
La mayoría de los Cuadernos de Londres se guardan en museos y archivos en Berlín y Ámsterdam.
El manuscrito de Engels es un comentario de 1862 para el periódico alemán Allgemeine Millitärzeitung sobre el asedio de Sebastopol durante la Guerra de Crimea.
El empresario y coleccionista chino Feng Lun, que dice ser un “superfan” de Marx, está vendiendo los manuscritos.
El multimillonario hizo su fortuna con el desarrollo de bienes raíces en la década de 1990 en la reforma y apertura, y más tarde cofundó un banco e invirtió en una variedad de negocios.
Feng dijo que los compró a un coleccionista taiwanés y que el dinero recaudado se destinará a obras de caridad y para financiar investigaciones históricas.
En las obras más influyentes de Marx, Das Kapital y el Manifiesto comunista, propuso la teoría de la lucha de clases, instando al proletariado a levantarse y predijo la destrucción del sistema capitalista.
Cuando China dio la espalda al marxismo de Mao Zedong tras la muerte del presidente, el país se embarcó en una serie de reformas capitalistas a partir de 1978 que condujeron a décadas de rápido crecimiento económico pero también a una creciente división entre ricos y pobres.
Pero la teoría marxista sigue siendo un componente clave de la ideología oficial del país y el gobierno recientemente donó una estatua a la ciudad natal de filósofos de Trier en el oeste de Alemania para celebrar su bicentenario.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 1, 2018


 

LAS CONSECUENCIAS DEL MARXISMO – TERCERA NOTA

Share

 

 

 

¿SEXOS OPUESTOS?

Escribe: My. Carlos Españadero

 

  Escribir de sexos opuestos, en la cúspide de la escala biológica terrenal, nos impone hablar del hombre y la mujer. ¡Nada menos!
Es referirse al antecedente esencial y necesario, para quien considera a la familia como el núcleo fundacional de una sociedad. Con una lógica rigurosa, se podría sostener que sin el hombre y la mujer no hay familia. Y sin esto no hay sociedad.
Pero he aquí, que creo de larga data, cuando se hace referencia a la relación entre ambos es muy común hablar de los sexos opuestos. Yo creo que viví escuchando esta calificación. Y confieso que siempre “me hizo ruido”. Y esto lo enfatizo, haciendo reserva de mi particular enfoque, sin comprometer a los demás hombres y con toda seguridad a todas las mujeres. Sobre éstas, siempre sostuve, que puedo intelectualmente valorarlas. Pero me resulta imposible describir sus sentimientos. Los disfruto o los sufro, pero no puedo “ponerme dentro de ellos”.
Aun así, tengo la seguridad de que “ellas” sienten diferente a “ellos”. Intuyo, con mayor riqueza, con mayor pasión, con una mayor sensibilidad, con una  “exclusividad innacesible” que solo puedo  entender por sus “efectos” sobre la masculinidad. ¡Y qué efectos!

Por todo esto, durante mi larga vida vi a la mujer como esencialmente diferente. Pero jamás como el sexo opuesto.
Nunca podría calificar a mi madre, como el sexo opuesto. Hasta podría sostener que fue una maravllosa mujer,  y si el sexo debe ser calificado a través de ella, me impele mas a sostener que fue un sexo necesario, y jamás se me ocurriría calificarlo de opuesto.
Claro, que mis críticos podrían sostener que la madre “es la excepción a la regla”. Y mi argumento definitorio es que fue un testimonio que me mostró la vida, de amor, de sensibilidad, de fuerza inspirada en ello, de altruismo tan poco frecuente en la vida, de abnegación, de sabíduria educativa, que bueno seria aceptable como excepción.
Pero a poco de ir creciendo, cuando desde la adolecencia comencé a fijarme en mis contem-poráneas, me comenzaron a deslumbrar. Y no solo por su belleza y su enorme capacidad de seducción envuelta en una timidez auto protectora. Su inteligencia práctica, su orgullo protegiendo su sensibilidad, su fuerza para seleccionar lo suyo y a la vez, su celo para protegerlo de los demás. Y bueno no puedo decir que mi madre era la excepción. Lo que era la excepción era su función con respecto a mí.
Se podría escribir un libro mas sobre la mujer desde la imperfecta visión del hombre. Dejo a mis congeneres que hagan su propia valoración. Pero estoy seguro llegarán a conclusiones semejantes. La mujer no es el sexo que se nos opone. Es el sexo que necesitamos.
Y tratando de vivir lo que pasa en el interior de la mujer, no creo estar muy errado al llegar a la misma conclusión: para ellas es el sexo que necesitan.
Volviendo a mi interior, percibo de ellas, la fuente de una relación intrasferible, la compañera de por vida o de una parte de ella, es la madre de nuestros hijos, es el ejercicio de una mutua seducción, que llena la vida y muchos etc. mas.
Y vocacionalmente, es quien nos inspira protegerla, creyendo en su dependencia, y sin percibir lo que ellas nos protegen.
Bueno, basta, no vamos a hacer una novela de amor a los 86 años.
Esto es suficiente para rechazar la calificación de opuesto, cuando me refiero a la mujer.  Y sin poder ponerme en mujer, creo que tampoco ellas puedan sostener que somos el sexo opuesto.
Somos mutuamente necesarios, es como si ambos sexos estuvieran incompletos. Y ansiosamente buscamos lo que puede completarnos. Es el “yo” que busca el “tú” para conformar el “nosotros”.

Hasta aquí, mi objeción semántica. Durante mi vida no incidió en nada. Sirvió para algún “chichoneo” con alguna mujer, pero por un rato. Por lo tanto, lo dejamos para charla de café y punto.
Pero el marxismo transformado en un virus, generador de odios, ha detectado lo de “sexos opuestos” y le ha volcado su virulencia a partir de su metódica inserción en un tema propicio: “la vulneración de los derechos de la mujer desde toda la historia”. Y es un tema muy bien elegido.
Quién podría dudar, que la mujer ha sufrido desde Adán, de un desconocimiento de sus derechos, que necesariamente deben correr en paridad con los del hombre.
Creo que en los XXI siglos de existencia semiconocida, la mujer hizo de su abnegación y su maravillosa capacidad amatoria, su disposición a acompañar al hombre en sus vitales vicisitudes, a pesar de la necedad de muchos varones, que se creyeron mas poderosos que ellas. Pero a la vez  hombres llenos de capacidad que descubrian en “una compañera” la luchadora que necesitaban para seguir adelante superando los duros golpes de la vida.
Estos dos últimos siglos se ha puesto de manifiesto, varias generaciones de mujeres dispuestas a alcanzar la igualdad indiscutible que les corresponde, en esta relación tan vital para la Humanidad que se materializa entre el hombre y la mujer.
Pero como he dicho, el marxismo aplica una fórmula aparentemente infalible para generar y estimular el odio. Con su ingenioso malabarismo de las palabras ha percibido una que resulta mágica para sus incursiones en toda sociedad: los derechos.
Hábilmente presenta a los derechos ignorando los deberes. Más precisamente “los derechos del yo” y los “deberes de los opuestos”. Llamando opuestos a la relación social existente convertida en contraria. Por ejemplo: Los “derechos del estudiante contra los deberes del profesor”, “derechos del trabajador contra los deberes del empresario” , “derechos del peatón contra los deberes del transportista”; “derechos de la protesta contra los deberes del perjudicado por ella”, etc.
A la vez, pasa por alto la inversión lógica. Tiene derechos pero no tiene deberes con los demás. “Él tiene derecho para alterar la convivencia ciudadana” y “las fuerzas de seguridad tiene el deber de no “reprimir” su derecho”.
Y esto cuando tiene campo propicio, sin decirlo explicitamente, en la práctica intenta que su derecho es superior a los deberes en el mismo campo de los demás. Recuerdo en tiempo del terrorismo, cuando las bandas terroristas advertían a la policia que cuando ellos atacaban, la policia no debía intervenir. Y si lo hacian sería la responsable de desatar la violencia. En la mentalidad marxista la culpa siempre es del otro.
Esto llevado al tema que intento exponer, ha encontrado entusiastas defensoras de los derechos de la mujer, que han logrado descubrir, que el asesinato de una mujer no es un homicidio con los agravantes correspondientes, sino es un femicidio. El homicidio resulta una calificación más benigna. Claro que si asesinan a un infante no es “infanticidio”, ni a un hombre, no es un “masculicidio” sino un homicidio.
Y sin querer, crean un derecho superior a su respectivo deber.
Algunas entusiastas mujeres luchadoras por derechos legítimos para ser iguales al hombre, las lleva a pensar que por ejemplo, las legislaturas tienen que tener igual cantidad de hombres y mujeres. Es como si exigieramos que tendría igual número en todas las actividades laborales, dejando de lado el deber de ser lo suficientemente capaz. Y dejo claro, mi deseo es que la legislatura tenga a los mas capaces, sin que me perturbe que haya mucho mas mujeres que varones.
  Y esto se proyecta a la necesaria convivencia de un hombre con una mujer. Hoy es notable, la poca duración de muchas parejas, que a pesar de decidir unir sus vidas, descubren que al compartir no pueden superar las inevitables asperezas de la vida diaria. El descubrir que su pareja carece de la perfección que le atribuia, y para peor, que está flotando en medio de nuevos conflictos generado por la atadura al “sexo opuesto”.

Y sin querer, transforma al sexo en enemigo, con algunos “oasis” cuyas ausencias dia a dia se van sintiendo mas.
Ya al fin de mi vida, estoy convencido de la necesidad mutua que se inicia en cada unión de un hombre y una mujer, en cada proyecto que se irá conformando en el trascurso de cada día, en la felicidad que origina ir ambos tirando del mismo carro, que aún pareciendo pesado, resultará liviano al sentirse mutuamente solidarios. No son sexos opuestos, no hay uno que manda y otro que obedece por un supuesto mandato de la historia. Son dos que según las capacidades de cada uno, asumirá sus tareas, pero planificadas por ambos.
Todo lo expuesto, me lleva a proponer que dejemos de utilizar la frase “sexo opuesto” para referirnos a la relación del hombre y la mujer. Muchas veces algo tan superficial como una frase, sirve para establecer una falsa base sobre la cual construir algo tan importante como la vida en común de un hombre y una mujer.
Yo sugiero, que vean al ingresar a esa relación, la conciencia de un “yo” que se une al “tú” que necesitamos para caminar en nuestra vida, constituidos en un “nosotros” que hace que junto, aún en la diversidad de nuestros enfoques, seamos capaces de encontrar el proyecto necesario y fecundo en el cual como frutos han de desarrollar sus hijos los primeros años de su vida. Y teniendo en cuenta que estos no significan un fin ni razón de ser de la pareja, sino nada menos y nada mas que una responsabilidad, un deber, que la Humanidad nos requiere.
La relación hombre y mujer es tan necesaria, que supera la etapa de padres hijos. Los hijos los tenemos a partir de una fecha, y si bien es para toda la vida, llega un momento en que debemos dejarlos que asuman sus vidas. Y muchas veces se convierte en pecados inmiscuirnos en ellas. Ellos son los “dueños” de sus vidas, y los padres deben quedar como sostén espiritual si es que han ganado ese lugar. Ya no importaran los gustos de estos. Y es el redescubrir de la existencia de la pareja, que se convierten nuevamente en los constructores solitarios de sus caminos y en espectadores del de ellos.
En definitiva, el hombre y la mujer son los sexos complementarios cuando materializan su pareja. El camino que se hace al andar por la vida, los fusiona en una misma senda, y dentro de ella van surgiendo el famoso reparto de funciones, que no solo sirven para fortalecer la propia personalidad, sino para fusionar dos personalidades, dos diversas identidades que se integran en ese buscado “nosotros”.
Y esto no es de “sexos opuestos”. Y a los equivocados marxistas, aplicados en su afán de crear la lucha de unos contra otros; les digo ¿Qué me van a decir de sexos opuestos? Son necesarios y complementarios. No hay grieta.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 14, 2017


 

LAS CONSECUENCIAS DEL MARXISMO – SEGUNDA NOTA

Share

 

 

 

 Escribe: Carlos Españadero

 

Cuando escribí mi primer artículo, creí que lo dicho, en función de brevedad era suficiente. Pero en la autocrítica (que tampoco es monopolio del marxismo) noté que no era suficiente. Y esto me impulsó a escribir un poquito mas sobre este tema antes de entrar en mi objetivo: ¿Los sexos opuestos?
Marx, entre sus virtudes, ha expresado su pensamiento con una ingeniosa habilidad para cambiar el significado de las palabras, y los caminos del razonamiento. En esta senda, a reemplazado el razonamiento por la intuición. Y mientras el primero recorre necesariamente un complejo camino metodológico buscando la verdad, el segundo se apoya más en el chispazo que emerge luego de observar determinada realidad.
Esto hace, que los que se someten al razonamiento, llega a una afirmación que se respaldan en conclusiones fundamentadas a sostener, y a la vez expuestas a argumentaciones que se le opongan de la misma manera. Esto es el diálogo donde dos posturas o mas sobre un mismo proceso, permite entender que la búsqueda de la verdad impone enrriquecerse con conclusiones diferentes. En este caso, nadie es dueño de la verdad. Somos todos exploradores que buscamos la verdad ayudados por otras verdades diferentes. Lo expuesto, hace que el logro de las afirmaciones vayan precedidas por los fundamentos que permite llegar a ellas.
En vez, la intuición, es algo que salta repentinamente, como una verdad que ya lo es, y la tarea para exponerla, es buscar luego de obtenerla, los fundamentos con los cuales se puede sostener. Y hay intuiciones geniales, propio de seres humanos excepcionales. Sin embargo, en el campo del pensamiento siempre se ha sido reticente en reconocerlo como un método adecuado. Ni siquiera Descartes, se confió de ella, y tuvo que recorrer un duro camino de dudas, para llegar a su genial intuición.
Marx, deja fluir sus intuiciones, y con ellas construye una serie de verdades que luego de existir, las irá fundamentando principalmente con la historia y su genialidad. Pero esta metodología tiene un notable defecto. Siendo un chispazo que salta como un corto circuito dentro de un ser, es no solo reconocido como una verdad indiscutible, sino amada por su autor. Y cuando llegamos a este punto dejamos a un lado el razonamiento para dar lugar al sentimiento. Por lo tanto las intuiciones se defienden más sentimentalmente que lógicamente. Y leer a Marx y sus seguidores es encaminarse por sensibleros y emotivos caminos que parten de un punto de partida: la verdad intuitiva, donde el diálogo solo deja camino abierto a la disputa. Esto hace sus destrozos en el mismo marxismo, donde la discrepancia no se arregla con diálogo sino con lucha para imponerse. Y en ese camino largo fueron quedando Marx, Engels, Lenín, Trotsky, Stalin, Ho chi Ming, Castro y tantos otros. Y los que seguirán quedando.

 

Un dato curioso, es que los marxistas ignoran a Hussler. Éste desarrolló su método fenomenológico, que en alguna forma posibilitó la “intuición eidética” como un instrumento muy apropiado para el pensamiento filosófico. Aclaro que Hussler en sus estudios parece ser más un continuador de Descartes que de Marx, a quien no tiene en cuenta en sus “Meditaciones cartesianas”.
Marx, invierte el pensamiento de Hegel, pero asume su metodologia al hacer propia la famosa triada (tesis – antítesis – síntesis) aunque abandona pensar mucho sobre la síntesis. Además mientras Hegel se dedicaba al pensamiento, Marx lo va a aplicar en la lucha política.
Y esto hace muy diferente los efectos de la triada. Marx la convierte en un método (materialismo dialéctico, del cual derivará el materialismo histórico). Claro que al aplicarlo al devenir político, necesitó dar vida a la triada, mediante el enfrentamiento de la tesis y la antitesis, es decir la lucha de una contra otra. Dejando para la sintesis, el resultado de la lucha. Y ésta es de resultado incierto. Por lo tanto su comunismo es impredecible, y lo convierte en una entelequia. Mas adelante sus seguidores lo convierten en la antitesis triunfadora, a través de la dictadura del proletariado, que a su vez, tiene un modelo que fluirá de los detentores del poder (ellos). En consecuencia, el modelo comunista se encuentra en la mente de estos, sea China, Vietnam, Corea, Cuba u otro. Y como será resultado de la lucha, es incierto. Simplificando, la revolución comunista es tal si la hace un marxista.
Hasta aquí el enfoque político. Pero el marxismo necesita para dar vida a su proyecto, la lucha social. Para ello, necesita que exista la lucha de clases. Y el motor de la misma es el odio de clases.
¿Cómo lograr el odio?. En el campo humano, es sentirse dueño de la verdad. Este sentimiento hace innecesario el diálogo. La verdad no se discute. Se acepta o no. Y si es no, el autor del mismo, es un ignorante al que hay que someter intelectualmente o combatir para destruirlo. Y con ello deja de ser un mecanismo del pensamiento para ser un sentimiento de odio que incita a la lucha, para imponer su voluntad.
El marxismo ha logrado con esto un genial procedimiento de lucha, y dejó los campos de las posturas políticas, para ir a las de cada persona. ¿Quién no tiene intereses a defender? Estos se convierten en derechos, y a partir de ahí, el interés contrario atenta contra los derechos propios. No hay manera de congeniar. Hay que imponerlos convertidos en reivindicaciones irrenunciables.
Es esto, lo que algunos observadores descubren como “la grieta”.
Yo diria las grietas. Cada día son mas.
No son hoy inocentes divergencias, son profundos enfrentamientos, que muestran conductas agresivas y violentas, propicias al odio y por supuesto vacias de amor.
Y al observarlas, se las ven llenas de necedad[1] que ofensivamente ataca a quien no piensa como uno y se trata de someter atacando los derechos de cualquiera para lograr sus “conquistas.
Hoy el marxismo ha logrado una población que se encuentra en estado emotivo, cerrada a la compresión de los demás, cuando toca algún interés propio, y a plantear todo en función del mecanismo de la tesis antítesis: pobre-rico; automovilista-peatón, maestro-alumno, patrón-dependiente, policía-infractor, gobierno-gobernados, padres-hijos, médico-paciente, y lo que hoy me motiva: hombre-mujer.
Pero esto sí es mi próxima nota.

 

[1] Necio: la ignorancia hecha verdad despreciativa y llena de un falso orgullo.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 10, 2017


 

 

 

 

 

LAS CONSECUENCIAS DEL MARXISMO -Primera nota-

Share

 

 

 

 Escribe: My (RE) Carlos Españadero.

 

 Luego de la Tragedia Terrorista Argentina, que asoló nuestro país entre 1965/1983, veo con preocupación, las consecuencias que un triunfante marxismo ha dejado en nuestra población.

  En el trabajo interminable que estoy escribiendo, titulado de la misma manera, en el tomo 1 desarrollo  entre otros antecedentes de la tragedia al marxismo.

  Transcribo las conclusiones de dos tediosos capítulos, que creo ayudarán a percibir mi hipótesis de trabajo sobre esta ideología transformada hoy en sentimiento.

 

CONCLUSIONES FINALES SOBRE KARL MARX

La lectura de una parte pequeña de su producción literaria, y la vivencia de mi experiencia durante la tragedia terrorista argentina, me permite expresar mis opiniones, que no creo se encuentren lejos de la verdad.
Por principio, emerge de la lectura que he hecho, de la cual he volcado en una apretada síntesis, algunos aspectos que creo necesario destacar:
Salta a quien lee sus trabajos, su minuciosa manera de estudiar los temas que desarrolla. Emerge del tratamiento de los mismos, un acrecentado amor propio, sobre su persona, una conciencia de una capacidad intelectual poco común, pero a la vez, una soberbia que no tolera una opinión disidente en sus afirmaciones. Alejado de Kant, está convencido que es dueño de la verdad. Y quienes se atreven a discrepar, se arriesgan – aún en el campo intelectual – a recibir numerosas respuestas, que lo atacarán implacablemente, con gran riqueza argumental, pero expresada de una manera rayana en el desprecio, en la descalificación, y hasta en el insulto.

Karl Marx, en sus acciones y dichos, demuestra ser una persona desmedidamente emotiva, pero en sus sentimientos no se percibe ningún atisbo de amor, y sí una entusiasta y demostrativa inclinación hacia el odio. Destaco estos datos de su personalidad psicológica  porque se ponen en evidencia al leer sus numerosos documentos.
Yendo a su teoría “materialista”, no encuentro grandes diferencias con algunos idealistas. Él también sostiene que la realidad es la que ingresa por los sentidos, y llegando al cerebro humano, va permitiendo que los seres humanos puedan conocerla y actuar en consecuencia. Nadie actúa inventando la realidad que lo rodea, porque ésta lo haría chocar con el medio dentro del cual se mueve.
Como en todo el espectro del pensamiento, se encuentran afirmaciones  que la realidad se encarga de mostrar que son equivocadas. Esto era común entre los filósofos griegos, que debatían sobre temas que hoy pueden resultar obvios. Lo extraño es que en la contemporaneidad nos encontremos con temas similares, que en realidad se convierten en ejercicios malabarísticos intelectuales.
Con respecto a la conducta de los agrupamientos humanos, es seguro, que aún hoy, existen una variedad muy compleja de incidencias en la misma. Y es cierto, que esta compleja cantidad de incidencias (filosóficas, sociológicas, psicológicas, históricas, religiosas, y políticas, esta última a su vez, mediante variados componentes) nos pongan en la necesidad de estudiar el suceso que se toma, y buscar diversas metodologías y apoyos científicos, para arribar a un conocimiento claro del mismo. Lo original, es sostener que todo esto puede ser simplificado al estudio de una variable, que no admite más que un enfoque “sobre el desarrollo de la producción y los términos de intercambio emergentes”.
Posiblemente, habrá que aceptar que Marx, vive una época donde el determinismo es una concepción que incluye a muchas ciencias; que establecían consecuencias necesarias de su aplicación  transformándolas en “supe ciencias”. Pero poniendo una fecha cierta, no lo podríamos sostener a mediados del siglo XX.
Esto último no lo digo como un cargo a Marx, sino a los que después de esta fecha, aceptaron esta  forma de determinismo, y a partir de esto justificaron el crimen, el secuestro, la tortura en todas sus múltiples manifestaciones, para alcanzar una nueva utopía, que a través de una mágica revolución alcanzaría el mundo ideal, que en última instancia, transformaron en una entelequia.
Esto no quita, destacar las minuciosas explicaciones de Marx, cuando describe con acierto, las notables injusticias generadas por el capitalismo, y su relación necesaria con los anteriores sistemas de explotación humana. No es cuestión de querer ignorar esta realidad con la excusa de que la teoría del conocimiento de Marx, se limita sensiblemente, al querer simplificar las múltiples variables que hay que tener en cuenta para un análisis a solo dos y en algunos casos tres, del mismo origen (económico). Quizás el mérito está que con tan poco puede describir los hechos en su materialismo histórico. Pero es evidente que está impedido de bucear en profundidad, las  múltiples incidencias que hay que considerar.
Pero hasta acá, lo expuesto y el diálogo que se puede generar en torno a esto, no pasa de ser un problema de gabinete. O de mesa de café, si lo queremos bajar de nivel. Y hasta ´como hacía Marx – podemos escribir un libro en respuesta a las objeciones. Como tantos grandes y pequeños pensadores, nos ayudan a vivir la realidad.
Pero el caso de Marx, es de otra naturaleza. Su pensamiento como un arma filosa, impulsa a detectar las contradicciones de una sociedad, para transformarla en lucha de clases, inyectadas de un odio irreductible, y siempre en ascenso.

Tumba de Karl Marx en el cementerio de Highgate. Londres, Inglaterra.
Y busca como un primer desenlace, la revolución violenta, que tiene en cuenta la eliminación de una clase poderosa a través de violentas acciones que la aniquilen. Pero a la vez, es una revolución sin salida. Porque el proyecto se agota antes de concebir la creación de una sociedad comunista que la harán los dominados, impregnados de odio, y seguramente de afán de revancha. Y esto es independiente del desarrollo de la producción y los medios de intercambio, que en la lucha seguramente han logrado destruir.
Para peor, aunque sin tomar conciencia de la lucha que desata, percibe que será cruenta, donde la mayoría aunque esté llena de odio, está vacía de poder, y propone un corte transversal de la nación que la contiene, y busca internacionalizar su combate, con las otras clases dominadas de otras naciones. Y esto es romper la cohesión de las naciones, dejándolas inermes ante ataques que puedan recibir del exterior. Esto hace que el marxismo considere necesario, destruir el sentimiento nacional, ese sentimiento de amor a lo suyo, a su país. Los sucesores de Marx, luego, van a condenar todo grupo político que tenga en cuenta el bien de su nación. Y con una habilidad que es notable, se preocupó en quitarles el amor a su nación  y transformó en mala palabra este término, queriendo demostrar que el nazismo y el fascismo eran las exclusivas manifestaciones del nacionalismo. En esto el marxismo, con astucia va a omitir, que cada país tiene su nacionalismo y no es transferible a ninguna otra nación. El nazismo, si es nacionalismo ha sido de Alemania, y el fascismo si lo es, es de Italia. No es transferible.
Por lo expuesto, queda claro mi postura política ante el marxismo. No soy marxista, más; soy antimarxista, si con ello se estimula a dividir mi nación, y se trata de -en nombre de clases sociales – enfrentar con violencia a unos argentinos contra otros.
Habría mucho más por decir, pero teniendo en cuenta mi proyecto literario, creo que lo expuesto, explica y explicará la conducta de las bandas terroristas, aun cuando – sin cometer el error de Marx – crea que esta no es la única razón de sus criminales conductas. En el DVD anexo, he colocado  copias completas de los Principios del Comunismo, del Manifiesto Comunista y la  circular del CC a la Liga Comunista con respecto al Partido Demócrata. Ésta última permitirá percibir la conducta “revolucionaria” de los marxistas, hacia su aliado.
Dada la habilidad del marxismo, para tomar algo por un extremo y convertirlo en lo sustancial, reitero mi posición de rechazo hacia el capitalismo.

Esto no me impide percibir, que a diferencia del marxismo, constituido en instrumento de destrucción, los grupos internacionales capitalistas, han aportado a la Humanidad muchos beneficios que hoy nos permiten una calidad de vida nunca alcanzada, y hasta para los humildes de la sociedad.
Los procedimientos de explotación se han reducido en ciertas naciones, y en otras han perdido la agresividad de las tremendas injusticias cometidas durante las sucesivas conquistas, y en los procesos de colonización. Es cierto que estas se mantienen disfrazadas de alianzas y de apoyos políticos, donde la corrupción juega un papel preponderante.
Pero esto, lamentablemente, no es suficiente.  En lo alcanzado, afirmo, que mucho se ha logrado a través de proyectos marxistas “civilizados” a su pesar, que sin triunfar ayudaron. Pero más que todo, se han logrado conquistas, gracias a las democracias constitucionales, que mal que les pese deben tratar de escuchar a su población. Este camino, si bien no podemos sostener que se recorre con amor, se camina sin odios.
Pero he aquí otro aspecto negativo del marxismo, que dejo para ulteriores etapas, y que solo enuncio: si bien el marxismo como tal ha fracasado, aún en la URSS, en China, en Vietnam, en Cuba, ha logrado incidir en la educación de las diversas naciones, donde inyectaron la capacidad de odiar, con un primer punto de partida: la insatisfacción con lo logrado (cosa aceptable) pero acompañada con reacciones violentas, que incluso incide en la juventud.
Finalmente, veo con preocupación, que en toda la población, el marxismo ha logrado transformar todas las relaciones sociales, en una lucha impregnada de odio. Es así la mujer luchando por sus legítimos derechos, transforma al hombre en un enemigo que hay que doblegar. El deporte se transforma en una lucha contra quien se nos opone. Se ha olvidado la caballerosidad entre los adversarios, y el respeto y homenaje a quien gana en buena ley. En general, el repudio a quien no piensa como uno, que hace imposible no solo dialogar sino hasta tratarse. Quizás sea oportuno, volver al mensaje cristiano de amor.
Esta nota, la vi como necesaria para presentar otra, esta vez referente a algo tan complicado y sensible en donde hoy veo una manifestación de esta insidiosa incidencia del marxismo, en un tipo de relación fundamental en la vida de cada uno pero también de la Humanidad. Luego de dar tiempo para “masticar” esta nota, y si mi editor lo permite, caeré sobre Uds. con otra que titularé ¿Los sexos opuestos?

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 6, 2017


 

A cien años de la Revolución Rusa

Share

 

 

Por Mauricio Ortín

 

A cien años del primer experimento de aplicación práctica de la teoría marxista, que impidió la democracia y culminó en estalinismo

 

 

Si por Revolución Rusa se entiende la caída del régimen autocrático zarista a manos de aquellos que intentaron, sin éxito, establecer un sistema republicano de gobierno, entonces dicho acontecimiento debió celebrar su centenario el mes de marzo pasado (febrero en el calendario juliano). Si, en cambio y como es moneda corriente, se llama revolución al golpe de Estado (contrarrevolucionario) de la facción bolchevique contra la democracia en ciernes que se había iniciado en marzo, la fecha se corre para el 7 de noviembre (25 de octubre del calendario juliano). El zar Nicolás II y la dinastía Romanov fueron expulsados del poder por el gobierno provisional surgido del consenso de los partidos políticos en marzo de 1917. Lenin, Trotsky, Kamenev, Zinoviev y las principales figuras bolcheviques, para esa época se encontraban fuera de Rusia, a miles de kilómetros del lugar donde se desarrollaban los hechos, la ciudad de San Petersburgo.

Un conjunto de factores explosivos se conjugó entre marzo y noviembre de 1917. En las grandes ciudades, el reclamo de elementales derechos individuales se hacía sentir; por su parte, los pueblos no rusos subyugados al imperio pugnaban por su independencia; el campesinado (que constituía la mayoría de la población) exigía una reforma agraria que los hiciera propietarios; por último y fundamentalmente, el rechazo generalizado a un conflicto bélico que diezmaba a la población y la sumía en la miseria (la Primera Guerra Mundial). El zar Nicolás II, pésimo militar, contribuyó eficientemente a la debacle al asumir el  mando de sus ejércitos. En el frente interno político tuvo similar  desempeño  al permitir la intromisión del monje Rasputín en los cruciales asuntos de Estado. Lo que desvaneció, entre propios, la poca autoridad que le quedaba. Rota la cadena de mandos, el ejército de andrajosos y famélicos entró en disolución. Los soldados mataban a sus jefes para desertar en masa y regresar a sus aldeas en estado de conmoción. Nicolás II abdicó y el gobierno provisional de Kerensky intentó construir poder y detener  el desbande militar exhortando al patriotismo guerrero. Era lo último que querían oír los que estaban o venían del frente. El poder se encontraba  al garete y, como siempre en estos casos, a merced de la facción que pudiera organizar una fuerza represora lo suficientemente brutal, dadas las circunstancias, que impusiera  el codiciado orden para dar por finalizada  la angustia que genera el vacío de poder.
Lenin, el líder de los bolcheviques, había esperado esta oportunidad toda su vida. No la desaprovecharía. Supo interpretar como ninguno el desconcertante caos político-social y sacar las conclusiones correctas en relación a lo que se debía decir y hacer para tomar “el cielo por asalto”. Prometió, en caso de acceder al poder, entregar la tierra a los campesinos; conceder la autonomía a los pueblos no rusos que la demandaran; y, principalmente, declarar unilateralmente el fin de la guerra. Tales promesas no fueron suficientes para ganar la adhesión de las mayorías (los bolcheviques siempre fueron minoría); sin embargo, tuvieron el efecto de posicionarlos, de hecho, en la dirección de los acontecimientos. No fueron las masas las que tomaron el Palacio de Invierno, sede del gobierno provisional, sino un comando bolchevique que no encontró resistencia. El primer experimento marxista había comenzado. Lenin, Trotsky y los bolcheviques aplicarían su diseño de ingeniería social a 130 millones de personas como si fueran conejillos de indias. El ineludible exterminio hasta sus cenizas del capitalismo “criminal” daría paso al “hombre nuevo” que el “profeta de Tréveris” (Marx) había anunciado. Nada era más importante ni nadie debía interponerse ante semejante objetivo y para ello contaban con una herramienta: “el terror de masas”. La primera medida del gobierno de Lenin fue la creación de la Cheka: la policía secreta con amplísimos poderes y casi sin límite legal alguno dirigida por el comisario Feliks Dzerzhinski. Su función, “suprimir y liquidar” todo acto “contrarrevolucionario” o “desviacionista”. Entre 1918 y 1922, durante el “Terror Rojo”, la Cheka asesinó a un millón de personas por motivos políticos o religiosos (la Rusia zarista ejecutó entre 1825 y 1917 a 6.321 personas). Como la revolución tampoco era compatible con la libertad de prensa se amordazó a la oposición. Lenin falleció en 1924. Le sucedió el siniestro Stalin: el esteta del terror que hizo de éste un sofisticado arte.

La Revolución Rusa (bolchevique) se ha convertido en un tipo clásico del golpe de Estado. Tiene la virtud de mostrar cómo un conjunto relativamente minoritario de políticos profesionales, dado un contexto de conmoción social, puede, si actúa con decisión, audacia y absoluta falta de escrúpulos, adueñarse  del poder frente a una mayoría de pusilánimes.  La puesta en práctica de las ideas de Marx devino en tragedia bíblica para los millones de rusos, ucranianos, cosacos, tártaros, georgianos que, asesinados, torturados, esclavizados en los Gulag o simplemente cautivos del régimen, las sufrieron. Eso y no otra cosa fue la tristemente célebre Revolución Rusa. Ello, sin embargo, no ha sido óbice para que los que se consideran  de izquierda continúen  presumiendo de superioridad moral. Es que, el marxismo, aunque lo simule, no es una ciencia sino una fe. En ese sentido la Revolución Rusa es un ejemplo más de las consecuencias amargas de mezclar religión y política.-

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 20, 2017


 

LA GUERRA REVOLUCIONARIA

Share

 

Paraguay

Observación: Este trabajo fue leído con oportunas acotaciones del autor, en la conferencia magistral realizada en el Instituto Nacional de Acción Republicana (INARE), el día 27 de junio de 2013. La notable cultura del disertante y el cumulo de estudios realizados respecto al tema que nos convocó, nos demostró que la ANR tiene hombres de gran preparación. Nos sentimos honrados por tenerlo como nuestro editorialista y columnista de nuestro semanario. Recordamos asimismo que en Mayo de 2012 cerró el acto luego de un almuerzo en el restaurante  PIEGARI organizado por el semanario  EL COLORADO y patrocinado por el  INARE con la presencia del entonces candidato presidencial para las internas de la ANR, Don Horacio Cartes, fijadas para el 10 de diciembre del referido año. En esa oportunidad el candidato presidencial de Honor Colorado fue el único invitado que asistió. Los demás alegaron que estaban en campaña debido a que el día era viernes. Cartes recorrió las mesas y saludó a todos y cada uno de los comensales quienes quedaron muy bien impresionados por su sencillez. Asistieron dos ex presidente de la república, dos ex presidentes de la junta, uno de ellos, Don Blas, nieto de el fundador de la ANR, Marcos Riquelme,  recientemente fallecido, entre más de 100 notables del Partido Colorado cuya nómina llenaría estas paginas. El señor Horacio Cartes fue de los últimos en retirarse acompañado del señor  Turi Capello, presidente del Ignacio A. Pane, el presidente del tribunal de conducta, doctor Luis Enrique Chase Plate, el ex canciller Carlos A. Saldivar, el presidente del INARE, Atilio R. Fernandez y nuestro director quien se dio el gusto de invitarle al almuerzo al candidato quien quedó extrañado pues allí nadie le pidió nada como le adelantó el presidente del INARE, y más bien, recibió de obsequios libros y publicaciones de autores colorados. He aquí el notable trabajo de Humberto Zaracho que nuestros lectores deben copiar, pegar  y guardar en sus archivos.

 

Por el Cnel (R) Dr. ANDRES HUMBERTO ZARACHO

Conceptos de la guerra revolucionaria
La Guerra revolucionaria –también llamadaGuerra no convencional, Guerra irregular,Guerra subversiva o Insurgencia–es un tipo de Guerra Interna. Consiste en un conflicto armado de origen marxista que se manifiesta en un país, adoptado por los movimientos revolucionarios subversivos que se apoyan en la ideología marxista, y que a veces está fomentada y hasta auxiliada desde el exterior. En ciertos casos cuentan con el auxilio de la población civil, ganada por el control progresivo de la misma.
Sus jefes buscan la conquista del poder con la ayuda de técnicas subversivas de característica política y militar. No es una simple técnica de combate, como la guerrilla. Es mucho más que eso: la guerra revolucionaria plantea una lucha total por la transformación marxista del hombre.
En su obra “La guerra revolucionaria” el líder comunista chino Mao Tse Tung la concibió en función a la lucha de clases, mediante el empleo de reducidas formaciones armadas de alta flexibilidad y con fuertes elementos ideológicos y de propaganda, procurando el desgaste progresivo del adversario para, en el momento oportuno, enfrentarlo abiertamente con fuerzas regulares.
En la doctrina marxista la lucha de clases constituye su principio fundamental. Con ello persigue la destrucción de las clases sociales, de la religión, de las fuerzas armadas regulares y hasta del Estado, en una lucha despiadada hábilmente explotada a nivel político, y generalmente ejecutada por intermedio de la clase trabajadora o campesina, y algunas ocasiones del sector estudiantil.
Carlos Marx y Federico Engels, al diseñar esta doctrina de guerra revolucionaria, la denominaron como lucha de clases. Lenín la perfeccionó científicamente; Nguyen Van Giap la complementó con las tácticas militares, y el Che Guevara la adaptó para la captación psicológica de la juventud.
Es de vital importancia el estudio de este tipo de guerra, dado que una pequeña cantidad de grupos revolucionarios, comparativamente insignificantes, que, empleando su estrategia psico-político-militar causaron catastróficas derrotas a gobiernos de países mucho más grandes y poderosos.
L guerra revolucionaria no ha contribuido en nada al bienestar de la humanidad. Por el contrario, ha dejado un legado amargo, retardando todas las perspectivas de desarrollo político y económico de las naciones que sufrieron su embate.
Movimientos revolucionarios
Para alcanzar el poder los jefes de la Guerra Revolucionaria apelan a los Movimientos Revolucionarios. Estos constituyen un fenómeno muy general de difícil sistematización, que se caracterizan por:
· Una acción organizada dirigida por un grupo cuyos miembros fueron instruidos en la técnica revolucionaria
· Se inicia por una creciente agitación que puede alcanzar una extensión considerable en la población
· Antes de accionar contra el poder, busca debilitarlo y dominar la sociedad
· Se concreta con la toma del poder, ya sea por la violencia generalizada o por la subversión de las bases fundamentales de la sociedad.
Instrumentos o medios empleados por los Movimientos Revolucionarios
Los instrumentos utilizados son:
A. Las ideologías (intermedias o verdaderas): Los revolucionarios normalmente no propagan su ideología verdadera, y se valen de otras que sean capaces de contestar a los anhelos, aspiraciones e intereses reales de la población (intermedias).
B. Agentes: Estos pueden ser:
· Auxiliares: Entre estos se incluyen a los individuos que supuestamente no pertenecen a los cuadros de organización revolucionaria, pero que consciente o no, directa o indirectamente cooperan con el movimiento a través de los más variados medios.
Las principales categorías de auxiliares son:
– Criptorevolucionario: es aquel que se mantiene oculto y no es confeso, sólo se manifiesta a favor en ocasiones favorables
– Simpatizantes: aunque no sean revolucionarios son parcialmente adeptos a la causa revolucionaria. Constituyen el grupo más numeroso de auxiliares. Sus actitudes más comunes en reuniones favorecen las acciones de los revolucionarios, ayudan financieramente e integran grupos de presión.
– Inocentes o idiotas útiles: son aquellos que se prestan a las manipulaciones de los revolucionarios por desconocimiento o inconsciencia, favoreciendo la acción revolucionaria en forma inadvertida.
– Compañeros de ruta: no son revolucionarios, y hasta tienen ideas contrarias al Movimiento, pero se alían a aquellos para conquistar determinados objetivos comunes.
– Oportunistas: son individuos que por intereses particulares se asocian a la acción revolucionaria buscando ventajas. Generalmente son políticos que se unen al Movimiento para obtener más votos o mayor prestigio.
C. Activistas o Militantes: constituyen un grupo de revolucionarios profesionales para inculcar a las masas la idea de revolución y propagar las ideologías (verdaderas e intermedias) adoptadas por el Movimiento. Se organizan en pequeñas células destinados a actuar sobre determinados individuos o sectores específicos de la población. Entre éstos se encuentran los agitadores y propagandistas.
Recursos financieros
Para la obtención de recursos financieros la subversión revolucionaria no duda en asociarse con el crimen organizado: narcotráfico, lavado de dinero, contrabando, etc. La revolución cubana fue precursora de la narcoguerrilla. Al naufragar el yate Granma, Castro se quedó en la Sierra Maestra con un reducido grupo de hombres, hambrientos, mal armados y aterrorizados. Contactó con Crescencio Pérez, un campesino productor de marihuana, quien les escondió y les dio de comer para que no se murieran de hambre.
Pérez consideró al puñado de rebeldes como una fuerza de apoyo que haría dudar a las tropas de Batista de llegar hasta los lugares donde tenía sus cultivos de marihuana de la Sierra Maestra. Por su parte, Castro se dio cuenta que sin su ayuda estaba perdido, por lo que sumó a Pérez definitivamente a la guerrilla con dos de sus lugartenientes, “Vilo” Acuña y Hermes Cordero. El negocio de marihuana entre Castro y Crescencio Pérez duró hasta bastante después del triunfo de la revolución en 1959.
Fases de la Guerra Revolucionaria
Según Lev Trotski, creador del Ejército Rojo, la Guerra Revolucionaria a largo plazo incluye varias etapas diferentes:
§ Organización: Los rebeldes forman secretamente el núcleo activo de su Movimiento subversivo
§ Expansión: Los rebeldes extienden su organización estableciendo una red de órganos urbanos y rurales que reunirán informaciones de inteligencia, infiltrarán las organizaciones oficiales y privadas, intimidarán al gobierno, fomentarán disturbios civiles, huelgas, sabotajes y motines
§ Terrorismo: En esta etapa pasarán a una insurrección abierta, con grupos armados (células) que se encarguen del terrorismo y de las operaciones de guerrilla. La red política intensifica la acción psicológica y se da comienzo a las “BASES DE LA GUERRILLA” para formas la “ZONAS LIBERADAS”.
§ Guerra de guerrillas: En esta etapa se buscará reunir y enlazar los grupos guerrilleros para organizar las fuerzas regionales e iniciar la lucha armada y violenta contra el gobierno
§ Guerra Móvil: Los diferentes grupos guerrilleros montan una contraofensiva contra el poder gobernante utilizando la guerra móvil o mconvencional como forma de combate decisivo.
Técnicas operativas de la guerra revolucionaria
La guerra revolucionaria marxista tiene por objetivo la destrucción del sistema democrático para la toma del poder. Encuentran su campo propicio en momentos de crisis política, económica o social. Traen aparejadas ciertas acciones clandestinas o sutiles a fin de lograr sorprender y engañar al gobierno y a los ciudadanos.
Paralelamente, explota en su beneficio la ignorancia del pueblo cuya confusión busca incrementar y llevar así un mar de dudas sobre conceptos políticos y sociales explotables como los del imperialismocolonialismocapitalismonacionalismoracismodictadura militardictadura parlamentaria, etc. Todas ellas se realizan a través de acciones debidamente coordinadas.
Sintetizando, las principales técnicas operativas de la guerra revolucionaria son:
a. La subversión: consiste en el intento organizado, sistemático y agresivo de derrocar insidiosa o violentamente un gobierno determinado para sustituir los valores propios de la sociedad vigente por los que componen la concepción marxista. Es una forma de la Guerra irregular, en que es empleada además a la MASA. Esta está alentada y dirigida por elementos subversivos que, después de una prolongada evolución, llega a una etapa de lucha armada que aprovecha cualquier acontecimiento para su alzamiento general. A este tipo de Guerra Revolucionaria los comunistas le aplican distintas máscaras como “Guerra de Liberación Nacional”, “Guerra Antiimperalista”, etc.
b. La infiltración: Consiste en un sistema de ligación oculta que permite colocar en todas las instituciones del gobierno a elementos propios, ya sea en los planos político, militar, social, religioso, financiero, educacional, cultural, informativo, etc. La infiltración integra -junto con la propaganda y difusión ideológica- la etapa operativa no armada de las fuerzas subversivas para actuar con preferencia, de manera silenciosa y gradual, en tareas de encuadramiento colectivo ante el eventual fracaso de las técnicas operativas directas. Son objetivos preferidos para la infiltración:
· los partidos políticos, el Poder Judicial, las FFAA, la Policía, sindicatos de obreros, organizaciones de derechos humanos, organizaciones sociales campesinas, la Iglesia católica, asociaciones de intelectuales, centros estudiantiles, medios intelectuales y artísticos.
c. La acción psicológica: Técnica operativa no armada (directa o indirecta), en que la subversión actúa sobre la voluntad, los sentimientos y los valores de los hombres de una sociedad democrática, para disminuir su capacidad, generar contradicciones internas, confundirlo o desmoralizarlo en favor de su causa. Esta técnica tiende a obtener victorias sobre el enemigo por medio no bélicos, utilizando la manipulación mental y el empleo de la propaganda masiva y selectiva, nacional e internacional y hasta religiosa, la agitación o propaganda armada en ciertas ocasiones. Se apoya en los conocimientos y en los medios tecnológicos modernos surgidos a partir de la II Guerra Mundial, y que produjo resultado notorio para la resistencia civil en el seno de las masas en determinadas condiciones de crisis.
d. El adoctrinamiento: Consiste en la obtención de adeptos para la causa revolucionaria. Es facilitada por la infiltración previa en los órganos e instituciones. Se puede llevar a cabo en todos los sectores sociales.
e. Frente o Alianza Popular: Son Movimientos que pueden tener carácter permanente o provisorio, creados con el objeto de explotar un tema actual que apoye la tesis del Movimiento Revolucionario.
f. Las guerrillas: Son grupos armados no convencionales que se organizan en células, y constituyen el primer paso de la militarización subversiva como técnica violenta de la guerra revolucionaria. Estas recurren a acciones de naturaleza militar, caracterizada por el empleo de tácticas no ortodoxas realizadas por fuerzas irregulares, que pueden actuar independientemente o en coordinación con fuerzas regulares. El medio básico de las guerrillas es el empleo de la violencia mediante secuestros, atentados, sabotajes, emboscadas, terrorismo, ataques formales, etc.
De acuerdo a la situación del país y al análisis de sus posibilidades, las guerrillas pueden operar enel ámbito rural y urbano.
e. El terrorismo: Es la táctica o técnica de utilizar un acto o una amenaza de violencia contra una sociedad o contra el gobierno. Su objetivo es cambiar el resultado de un proceso político y alcanzar el poder por ese medio. El móvil o motivo es la inconformidad política, social y económica.
Esta técnica es una de las fases de la guerra no convencional o revolucionaria, y puede tener diversos fines: políticos, socioeconómicos, religiosos, culturales.
El terrorismo extremo busca a menudo la desestabilización de un Estado causando el mayor caos posible, para posibilitar así una transformación radical del orden existente. Generalmente -más que el logro de resultados y objetivos militares- los terroristas buscan propagar el pánico en la comunidad contra la que se dirige la violencia.
El terrorismo no es una práctica aislada ni desorganizada. Este es una manifestación de la subversión que se caracteriza por su violencia indiscriminada. Actúa por sorpresa creando incertidumbre y terror al producir sufrimiento innecesario, golpeando específicamente áreas vulnerables y a personas inocentes y ajenas al conflicto.
Generalmente el blanco es usado para atraer la atención y para ejercer coerción y temor sobre la población, a través del efecto multiplicador de los medios modernos de comunicación masivos. En consecuencia, la comunidad se ve coaccionada a actuar de acuerdo con los deseos de los terroristas.
Desde otro ámbito, el terror de Estado o terrorismo de Estado es aquel ejercido por un Estado contra sus propios súbditos o comunidades conquistadas. Este es un sistema impuesto por los gobiernos de fuerza a fin de de mantenerse en el poder, para neutralizar por diversos medios violentos, a los focos de resistencia que se le oponen.

 


Colaboración: Coronel Pedro López.


 

PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 15, 2017


 

La izquierda y el terror

Share

 

 Por Mauricio Ortín.

Desde que en la Revolución Francesa, Robespierre, el ejecutor del terror revolucionario (guillotina mediante) pronunciara su célebre sentencia, “el terror, sin virtud, es desastroso; la virtud, sin terror, es impotente”, la izquierda, según quiénes sean los que lo practican, ha distinguido dos tipos de terrorismo. Cuando se trata del propio, éste adquiere mágicamente las características de inevitable, revolucionario y hasta higiénico. Por el contrario, cuando se trata del ajeno, es inhumano, genocida, fascista y de derecha. Es que ser de izquierda, para el marxista-leninista, es ser una persona virtuosa al que todo le está permitido en función de que, como Mesías, viene a instalar el nuevo hombre y el nuevo mundo. Ser de derecha, en cambio (los que no pertenecen a la izquierda), es oponerse al progreso y destino de la historia. De allí que, para la izquierda, el terrorismo y todo lo que provenga de la derecha no tiene justificación alguna.
Lenin, el político comunista más importante de la historia, fue también uno de los más grandes maestros del terror “virtuoso”. En la guerra civil rusa, entre otros muchos de parecido tenor, emitió un bando terrorista en el que autorizaba la requisa de armas a las familias campesinas. La pena por encontrar alguna, que no hubiera sido denunciada oportunamente, era el ahorcamiento del hijo mayor. Era un puro, un incorruptible, un sacerdote de la revolución convencido de que estaba haciendo lo mejor. Su sucesor, Stalin, también hizo lo que estuvo a su alcance para el “progreso” de la humanidad (asesinó a unos veinte millones de civiles).
El marxismo-leninismo es una teoría política que afirma la necesidad de tomar el poder con el objetivo principal de eliminar una clase social, la burguesa. Así, hacer la revolución es perpetrar un genocidio por el “bien” de la humanidad. El hecho de que la promesa de semejante crimen sea manifiesto y hasta mostrado como deseable, dice mucho de la impunidad con la que se creen investidos los “ terroristas virtuosos”. Este y no otro es el “justificativo” ideológico-moral que permite a la gente izquierda no sufrir conciencia de culpa por los cientos de millones de atroces crímenes perpetrados, por las dictaduras comunistas.
Si matar en nombre de la revolución no produce arrepentimiento ni remordimientos, ¿por qué habría de hacerlo, mentir? Me refiero a algunos encumbrados izquierdistas que, en los ’70, repitieron hasta el hartazgo de que “fue una guerra” y hoy lo niegan. Será que mienten y no se les cae la cara de verguenza de puro “virtuosos” que son.
Hay quienes sostienen que “no fue una guerra” porque les parece atroz que desde el Estado se secuestraba “en horas de la madrugada, por bandas anónimas, a ciudadanos indefensos” o porque no “es una acción de guerra torturar y matar cuando no se puede oponer resistencia”. Esto – que sin duda sucedió durante el gobierno peronista y la dictadura militar y fue perpetrado, también, por el ERP y Montoneros- no es lo ajeno, sino lo propio de la guerra. Tampoco es lo más horrendo. Hay cosas peores. Mucho más cruel es tirar una bomba atómica sobre una ciudad y matar a cientos de miles de seres humanos o exterminar a seis millones de personas cuyo único “delito” fue el de existir. Luego, siguiendo aquel razonamiento negacionista debiéramos concluir que la Segunda Guerra Mundial no fue una guerra.
Aquel razonamiento sostiene que con una sociedad civil cómplice la dictadura quemó libros y desapareció personas. Es decir, que todos los argentinos somos culpables de la represión. De los que empezaron con el terror no se dice nada en contra. Al parecer, nunca se les pasó por la cabeza que si no hubiera habido subversión, tampoco hubiera existido la represión.
Lo más curioso es que los inquisidores de izquierda “buchonean” para los jueces para que condenen, por “apología del delito”, a aquellos que opinen “que fue una guerra”.
Con ellos, Mussolini, el patriarca de los escraches, estaría en su salsa.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 25, 2017


 

Política en la UBA

Share

 

 

Escribe José María Pedroni en Cartas de lectores del diario La Nación.

 

 

Política en la UBA

 

Somos una empresa de ingeniería que dio trabajo a un novel estudiante de Derecho de la UBA. Para que pudiera estudiar le permitimos trabajar medio turno. Se inscribió en el curso de ingreso y encontró que en la cátedra de Sociología la profesora sólo se dedicaba a enseñar marxismo, tema importante pero de ninguna manera la única corriente en esa asignatura. No sólo eso, invitaba a sus alumnos a acompañarla a formar parte los piquetes callejeros para protestar contra el Gobierno. Nuestro joven empleado le comentó inocentemente: “Doctora, yendo al piquete nos vamos a atrasar en la materia”, a lo que la profesora contestó: “Voy a dar la clase en el piquete”. Espantado, abandonó la UBA y se inscribió en una universidad privada. “Prefiero pagar, pero que aprendamos en clase”, señaló. Lamentablemente, la UBA, donde tuve el honor de ser profesor en la cátedra de Instrumentación y Control de Procesos, de la Facultad de Ingeniería, hasta que fue intervenida, ha dejado de ser lo que era. Otra muestra: antes de las últimas elecciones presidenciales concurrí al juramento de una nieta en la Facultad de Arquitectura, y me sorprendió ver un enorme cartel con la leyenda “Scioli-Zannini a la victoria”. Esto ha destruido la esencia de la universidad. Aquellos brillantes profesores que conocí durante mi paso por ella han sido reemplazados, en buena parte, por punteros políticos.

 

José María Pedroni

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 18, 2017


 

LA GUERRA INTERNA

Share

 

 

 

 Escribe Carlos Españadero.

 

La literatura militar, se ha dedicado más frecuentemente a la “guerra internacional”, que ha permitido denominarla “guerra convencional” habida cuenta que se han escrito documentos internacionales que aspiran a reducir las nefastas consecuencias de la misma. A la vez, hay muchos trabajos de políticos y militares que la han estudiado, sea para hacerla mejor (para matar) o para hacerla más humana. También las naciones que han hecho de la guerra, un negocio más, han mejorado día a día la eficacia de las armas, con el criterio de hacerla más mortal para la mayor cantidad de personas, Eso sí, viendo de reducir el sufrimiento de los que mueren o los objetos culturales que son declarados “patrimonio de la humanidad”.

   En vez, sobre la “guerra interna” no existe el mismo entusiasmo. Y esto va desde los políticos, hasta los militares.

   En todos se manifiesta la preocupación de no igualar a la guerra convencional con la guerra interna.

  Y este esfuerzo, se manifiesta en la preocupación de no identificar como enemigo al que lucha contra uno, “para no darle estado de beligerante”

   En mi libro “El problema del terrorismo” explico mi posición sobre el “enemigo”. Expreso:

   “Esto ocurre, porque en la guerra, no hay ninguna ley para combatir o para matar al enemigo. Las pocas que existen, se refieren a cuando el enemigo se rinde o para el tratamiento de heridos o con respecto a los muertos encontrados.”

  • “Lo que existe para los militares, son los reglamentos que indican como realizar las matanzas colectivas para llegar al aniquilamiento del enemigo.”

  • “Tampoco se habla de ningún juez, para juzgar a un enemigo. No es necesario. Al enemigo se lo mata y ahí queda.”

  • “Además, al enemigo se lo va a buscar para matarlo o para que se rinda. Si alcanza a rendirse antes que lo maten, no hay que someterlo a ningún juez, porque no cometió ningún delito. Sencillamente es enemigo.”

  • “No tendrá pena ni castigo. Va a un campo de concentración porque de alguna manera hay que tenerlo inoperante para la guerra.”

  • “Y aquí es necesario que hablemos de lo que es enemigo”.

  • “El enemigo es un ciudadano del país que combate contra nosotros. No es un delincuente. Por lo tanto, no hay ningún delito que ”

  • “No se lo mata como castigo, sino como ejercicio sistemático de la violencia. Humanamente puede ser más virtuoso que nosotros. Eso no está en cuestión.”

  • “Nadie le enseña a un militar que debe discutir las razones de la guerra, ni trate de convencerlo de la razón de su causa.”

  • “No se encuentran y toman el café con leche juntos. Porque si bien en la guerra lo usual es matar, es difícil matar sin odio, más cuando no se es un asesino.”

  • “Por lo tanto, al enemigo se lo odia, y la motivación más común son los propios muertos por un lado y la supuesta razón de nuestra causa. Los propios muertos, son un estímulo muy fuerte.”

  • “El compañero que convivió con uno las carencias de la guerra, sobrellevó las luchas a muerte, incluso muchas veces le salvó la vida; el compañero permanente, que reemplaza a la familia y a los seres queridos las 24 has. del día, que se ve morir horriblemente, muchas veces despanzurrado por los disparos; impulsa a apretar los dientes y buscar la venganza. ¡Y la venganza está en matar enemigos! A medida que la guerra avanza, el odio hace natural matar enemigos.”

  • “A la vez, el enemigo no tiene una entidad para toda la vida. Es mientras estén en guerra. “

  • “Cuando los Gobiernos acuerdan la paz, el militar se queda sin enemigo. No es fácil, dado que el odio almacenado durante la lucha queda sin destino.”

  • “Pero es ahí donde también la subordinación lo obliga. Ese enemigo que quizás un día antes de la paz, estaba dispuesto a matar, el día de la paz, debe estar en condiciones de abrazar.”

  • “Para lograr este artilugio emocional, en la historia se observa la educación bélica compatibilizada con la caballerosidad.”

  • “Los enemigos hasta ayer enfrentados a muerte, no impiden a unos detectar al caballero que se encuentra dentro de los otros.”

  • Y esto ¿qué tiene que ver con nuestro tema? Tiene y mucho. La tendencia en la guerra interna es no reconocer “enemigos”. Si se está en el bando gubernamental, los rebeldes son delincuentes. Si está en el bando rebelde, los gubernamentales son seres despreciables, mercenarios y crueles al servicio de algo presentado como deleznable, como la tiranía, el imperialismo, etc. etc.

  • Y ambos pueden tener razón. Pero esto se produce en el marco de un país que les es propio. Son combatientes del mismo país. El contenido emocional que proyecta produce la ruptura del frente interno de la nación. Y hoy los malabaristas de la palabra, la denominan “grieta”.

  • Lo curioso es que lo dicen asombrados. Todos siembran para profundizar la grieta, pero todos se quejan de que exista. Salvo en la verborrea de los que no saben nada de la guerra, los bandos en lucha no se llaman enemigos, se llaman delincuentes. Y esto es de nunca acabar. Porque como dije, los enemigos son circunstanciales, pero los delincuentes pueden ser permanentes.

  • Y entonces la “grieta” es para siempre.

  • Los europeos son más inteligentes que nosotros. Han proyectado el criterio de “enemigo” a los combatientes hasta el término de sus guerras internas. Y luego la paz, implico, aún a regañadientes que eran connacionales. Se dan cuenta que sino debilitan sus países.

  • Lamentablemente hay experiencias lamentables. Y el motivo es la influencia emotiva del marxismo

  • Hoy, en el siglo XXI, han quedado pocos rastros del pensamiento de Marx. Uno de ellos es la lucha de clases. El otro su internacionalismo.

  • Hablar de la lucha de clases, es tratar de polarizar a la población. La famosa tesis – antítesis, impone la división de un país en dos. Y esto es lo mismo que hablar de la grieta. Para peor, para el neo marxista no existe la síntesis, dado que él se ubica en una de las dos y solo supone el éxito de la suya. No hay una nueva situación. Es la imposición de su postura. Esto desdibuja la idea de la guerra. Ya no es una desgraciada circunstancia, es una agudización de la lucha y como tal un avance en la lucha de clases. Por otros medios

 En esta postura, para el marxista, no basta tener el poder. Solo es aceptable el monopolio del poder. Y esto hace que la guerra siga “aunque haya terminado”. No en vano, Mao Tse Tung afirmó que “la paz es la prosecución de la guerra por otros medios”[1].

Por suerte, toda inspiración en el “materialismo dialéctico” tiene dos vulnerabilidades: Impone que nadie puede pensar distinto. Sino es de la clase opuesta (sea por ignorancia, maldad, o divergencia). Por lo tanto, dialogar es una mala palabra. Lo correcto es disputar. Gracias a esta manera irreductible de pensar y hacer, se pelea con los propios marxistas.

Esto se debe en principio, que su dialéctica no explica por donde pasa el eje separador de las clases. El método es intuitivo, no reflexivo. Entonces es frecuente que varios marxistas juntos se pelean fácilmente, acusándose mutuamente de servir al imperialismo. Es decir, para uno la lucha es proletarios y burgueses, ¿pero a quienes ponen en la bolsa? Uno de los “lumpen a los obreros industrializados” contra el resto. Otros a los “obreros contra los empresarios”, etc. etc.  Esto ayuda a debilitarlos. Pero el problema que en cualquier clasificación que se busque, estamos los militares, los de la seguridad y peor si nos atrevimos a luchar contra ellos; como parte de la clase explotadora.

Digamos que “nos bancamos esta permanente preocupación”. Pero el problema es la población. Con gran habilidad han trasladado la lucha de clases a los problemas de la sociedad. Y una muletilla es, por ejemplo, el derecho de protestar. ¡Qué mejor que protestar, dado que es un derecho! Pero el arte es enfrentar. Alumnos contra maestros, obreros contra empresas, inseguridad contra policías, etc. Y se ha llegado al sumun, dado que, al asumir los problemas de género, lo encaran como la lucha de la mujer contra el hombre.

El producto es una sociedad enfrentada. Es el germen de la lucha de clases. Todos los días se abren grietas. Lo que pasa que de algunas ni nos damos cuenta.

Otro tema es su internacionalismo. Los marxistas son unidos a los extranjeros que piensan como ellos. No son amigos de todos los brasileños, o bolivianos, o cubanos o rusos. Lo son de los que piensan como ellos. El vínculo es casi superior al sentimiento de la nacionalidad.

Por lo tanto, la Patria pierde entidad. Su relación de “Patria” es el internacionalismo, es decir porciones de cada país, que piensan como ellos. Por lo tanto, en el poder, sus proyectos son confrontativos, o burladores del sistema legal. ¿Cómo se hace? Sacando leyes que niegan leyes fundamentales. Un ejemplo claro lo tenemos en la ley que establece que los desaparecidos de los 70, fueron 30.000. ¡Al diablo con la libertad de expresión! Es como el decreto 4161 de la revolución libertadora que prohibía el nombre de Perón.[2]

Bueno, ya es largo esto. Se la sigo en otra nota.

 

 

[1]     ¡Pobre Carl von Clausewitz!

 

[2]     Lo puede ver en Internet

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 14, 2017


 

LA CAPTURA DEL DETALLE. Un pantallazo al libro EL PROBLEMA DEL TERRORISMO de Carlos Españadero

Share

 

 

 

A mis doce años Frederick Forsyth era William Shakespeare. Solo mencionando los títulos en el orden en que los leí, y no en el turno en que fueron publicados, Los Perros de la Guerra, Los Archivos de Odessa y El Día del Chacal (Aún hoy una fabulosa novela, que hubiera sido más si -cambiando el curso de la historia- Forsyth hubiera asesinado a De Gaulle) eran dulces licores para mis ojos. Al final del día, Shannon o Peterkin Miller eran tan importantes como mis héroes deportivos. Luego, con una La Alternativa del Diablo tan llena de referencias y particularidades económicas, confieso que le perdí el rastro. Pero ningún autor de espionaje político me atrapó para darle una nueva oportunidad (A pesar de esporádicas lecturas, como El Fantasma de Manhattan o El Afgano, las que debí obligarme a terminar). O cambié. Descubrir no ficción y autores como Russell, Hitchens o Chomsky -tan iguales, tan distintos- abrió un abanico que mostraba que, sin importar la ideología, buenas ideas son buenas ideas. De todas maneras, hay una enorme diferencia entre una novela y un tratado o un ensayo, o una biografía o una entrevista. El Problema del Terrorismo es una hipótesis, una pregunta y una respuesta en suspenso. Si el Terrorismo es un problema o no (Al no tener solución) es el eje de las tribulaciones de Españadero y si bien no es Woody Allen -que, al no encontrarle significado a la vida, se dedica a hacer geniales bromas al respecto- el autor atrapa concediendo presencia a lo no excepcional y lo no excepcional es el comportamiento humano. Si todos -como generalmente decimos- somos tan buenos, tan honestos, tan compasivos, tan humanitarios (ese yo-yo interno que funciona como el mejor reloj suizo) no necesitaríamos de autoridades, de recolectores de impuestos y viviríamos despojados de la eterna inseguridad. La gran falla de Karl Marx y su idea romántica es que no todos somos iguales. Proclamamos que tenemos los mismos derechos, pero somos diferentes. Creemos en la paz, pero no somos pacíficos. Apreciamos nuestra vida y la de los nuestros, pero no las vidas de otros. Aplaudimos a quien nos dice lo que queremos escuchar, mientras nos pone un pie en el cuello. ¿Cuántas veces condenamos al terrorismo o al narcotráfico y vivimos en países que constantemente pisotean sus leyes, sus códigos, sus Cartas Magnas?

Algunas frases emanadas por Maquiavelo (“es más seguro ser temido que amado”) o atribuidas al gran Thomas Jefferson (“el árbol de la libertad debe ser regado con la sangre de los patriotas y de los tiranos”) pueden ser dirigidas tanto a terroristas como a estadistas, dictadores o  empresarios. Se debe ser cuidadoso con el contexto. Ha habido Terrorismo desde el comienzo de los tiempos y se han creado, escrito y vociferado incontables soluciones. Todas ellas expresiones de deseo. En nuestro tiempo, las Naciones Unidas han comprometido comisiones, politólogos y filósofos en busca de la piedra fundamental, y los resultados están a la vista. No han pasado doscientos años del fin de la segregación en Estados Unidos de América y aún no nos hemos dado cuenta de lo mal que se ha tratado a los esclavos. Pasarán otros doscientos para que aún no nos demos cuenta del daño infligido a los animales o al medio ambiente. Nunca, de la pena ocasionada a nuestros vecinos. Españadero lucha por salir de este laberinto irrespirable y lo consigue al localizar que el Terrorismo es uno solo, pero son varias sus caras. El mejor ejemplo es su pasaje sobre Kofi Annan y sus ideas para combatir este problema. Pero Annan mismo se convirtió -en Ruanda- en un terrorista al ignorar los informes desgarradores del Coronel Dallaire, quien estaba en las puertas del infierno, con su reporte de inteligencia fehacientemente comprobado. Hoy los resultados de la historia lo verifican.

Españadero es incansable y despliega con complicada simpleza los diferentes departamentos del Terrorismo. Así sea por ideales, fanatismo o ignorancia, es una adicción a la violencia que nadie puede curar, ni siquiera con los años. Pero esas ideas sobreviven y como la criatura de la película Alien, se desarrollan en el vientre y explotan en el momento menos pensado.  Al señalar la naturaleza de sus opiniones, Carlos Españadero puede comprender al terrorista y sus motivos, no al Terrorismo y a sus acciones. En un acto de Terror no hay -como bien diría el General Heriberto J. Auel- “Caballeros de la Guerra”.

El Napoleón y el Bola de Nieve de George Orwell vivían en la misma casa. Se puede estar en desacuerdo con el segundo, pero no es posible no temer al primero. Es como las muertes buenas y las muertes malas de las que habla Españadero. Los nazis contra los judíos, Stalin contra su propia gente, Estados Unidos y el incidente en Timor del Este. ¿Cuál es el verdadero bien en el sacrificio de unos pocos en beneficio de muchos?

Antes señalado, la concepción y ejecución de este notable trabajo va a dejar un montón de preguntas con múltiples opciones de respuestas. No hace apología del Terrorismo, pero si comprende su origen y sus motivaciones, aunque no las comparta, y si habla de los Estados que no analizan esas génesis y en oportunidades actúan como sus enemigos. La mesa de la controversia está servida. Solo faltan comensales que se atrevan a probar el primer bocado.

 

 


Fabian Kussman

email@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

@FabianKussman

Mayo 4, 2017


 

Bárbaros en Nuestras Puertas

Share

Escribe Fabian Kussman.

 

Los Servidores Públicos secuestran el derecho a la palabra o como castrarla.

 

[five_sixth padding=”0 20px 0 20px”]

El problema de la libertad de expresión suele estar mal proferido. No hay solo un derecho de la persona a hablar, sino un derecho de los demás a escuchar. Esto debe ser interpretado con cuidado. No soy comunista, pero no por ello me privé de la satisfacción de leer El Capital de Marx, El Manifiesto Comunista del mismo autor y Engels o biografías tendenciosas u objetivas de Castro o Mao. Mi libertad sin prejuicios de escuchar Yo tengo un sueño, pronunciado por el reverendo King o El Primer Discurso de Hitler como Canciller, chaplinescamente interpretado en febrero de 1933. Luego si, discutiremos admiración o monstruosidades.

Cuando comienzan las prohibiciones el resultado es importante. Cambia la historia privada de los ciudadanos. De hecho, tomemos el ejemplo de cuándo los gobiernos censuran los medios de comunicación. Es un temor de los políticos. No es lo que los periodistas escriben sino lo que los lectores leen. En Camboya, por ejemplo, los periódicos de habla inglesa tienen carta blanca y pueden escribir prácticamente lo que quieren sobre el gobierno y la política porque, según las estimaciones de los mandatarios, pocos camboyanos leen estas publicaciones. La prensa de lengua khmer no goza de tal libertad. Esa libertad que deberíamos -equivocados o no- tener todos. La libertad para dudar la existencia del Rey David sin ser acusado de blasfemo, la rebeldía de descreer que Mohamed ascendió a los cielos en un caballo alado sin que un musulmán ponga precio a mi cabeza, la autonomía para pensar que Lee Harvey Oswald actuó solo, el albedrío de exponer que no hubo treinta mil desaparecidos en Argentina.

Salman Rushdie tiene dos frases maravillosas. Una señala que Uno de los problemas con defender la libertad de expresión es que a menudo tienes que defender personas que opinas son indignantes, desagradables y repugnantes. Es decir, sin estar de acuerdo, debemos respetar los pensamientos de Cecilia Moreau o Nilda Garré, impulsoras de cortar -precisamente- la libertad de expresión. Sin ser un contrasentido, es desfilar en un laberinto falto de oxígeno. El segundo de sus enunciados nos da más aire: “La libertad de expresión es un bien escaso. Sería terrible dejar a los fanáticos marcar los límites”. Es decir, la autorización para atacar malas ideas.

Cuando Garré o Moreau prohíben un pensamiento distinto a sus conveniencias, afectan a la sociedad toda. Allí comienzan los problemas y se divisan sus consecuencias. El ciudadano está siendo castigado por tener una mente propia. John Stuart Mills en su excelente trabajo Sobre la Libertad, subrayaba la imperiosa urgencia de que la sociedad respetara la libertad de expresión ya que ello permite tomar conciencia y un concomitante comportamiento de sus integrantes con el fin de entender la verdad, la opinión sobre la verdad y el sano debate.

Los ciudadanos de Corea del Norte viven en el territorio más censurado del planeta. No hay periodismo independiente, internet ha sido bloqueada y las repetidoras de televisión extranjeras no tienen espacio allí. El gobierno de Kim Jong-un tiene el control de la información y su propaganda tiene ejemplos tales como documentales que muestran la existencia en Occidente setenta años atrás como si fuera actual, para pregonar un retraso u ocaso de su sistema de vida. BurmaTurkmenistán, Guinea Ecuatorial y Libia respiran el mismo clima de opresión. Eritrea, Cuba, Uzbekistán, Venezuela, Siria y Bielorrusia -como observará, todos países súper desarrollados–  sufren estos sistemas asfixiantes. Todo comenzó con una prohibición como las que proponen las legisladoras Moreau y Garré, apoyadas por algunos jueces federales, quienes deberían ser los primeros en defendernos de estas imposiciones totalitarias. La gente en estos países mencionados está prácticamente aislada del resto del mundo por gobernantes autoritarios que acosan a quienes consideran sus súbditos y mantienen un control sobre ellos a través del miedo, la intimidación y claro, leyes restrictivas.

Ahora, si esto es lo que la sociedad quiere, podemos mirar a esa amada Cuba. La Constitución cubana otorga al Partido Comunista el derecho de controlar la prensa; Reconoce “la libertad de expresión y la prensa de acuerdo con los objetivos de la sociedad socialista”. El gobierno posee y controla todos los medios de comunicación y restringe el acceso a Internet. Se transmiten cuatro canales de televisión, dos agencias de noticias, decenas de estaciones de radio, al menos cuatro sitios web de noticias y tres periódicos principales que representan las opiniones del Partido Comunista y otras organizaciones de masas controladas por el gobierno. Los medios de comunicación operan bajo el ojo celoso del Departamento de Orientación Revolucionaria del Partido Comunista, que desarrolla y coordina estrategias de propaganda. Cuba sigue siendo uno de los principales carceleros mundiales de periodistas, después de China, con reporteros independientes tras las rejas. Aquellos que tratan de trabajar como periodistas independientes son acosados, detenidos, amenazados con procesamiento o encarcelamiento, o se les prohíbe viajar. Un pequeño número de corresponsales extranjeros informan desde y sobre La Habana, pero los cubanos no ven sus informes. Informes que no vemos nosotros, ya que el gobierno, a través del extraño agente Claudio Avruj -quién se adjudica saber qué es lo mejor para el pueblo- esconde importantes datos sobre las personas beneficiadas por retribuciones económicas a familiares de desaparecidos durante el último gobierno de facto. ¿Por qué no se puede hablar de esto? Y aquí retomamos la discrepancia sobre el número de víctimas. Usted dirá que treinta mil es un símbolo. Yo diré que es una herramienta para seguir arrestando y enjuiciando gente gracias a esos veintidós mil o más amigos imaginarios cuyos nombres sin familiares, ni amistades, son desconocidos. ¿Por qué Garré y Moreau quieren imponer estas restricciones? Porque el miedo domina a los pueblos, estos -que en China o Cuba- deben profesar su pasión por el comunismo, mientras sus dirigentes -como Garré o Moreau- viven rodeados de toda clase de privilegios.  

 

[/five_sixth]


Nilda Garré y la libertad de castración.


Fabian Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 14, 2017


¿SISTEMÁTICO?

Share

 

 

Escribe Carlos Españadero.

 

La “juventud maravillosa” devenida hoy en “adultos mayores que no renuncian al poder”, no solo fueron capaces de asesinar, realizar secuestros extorsivos, robar bancos y armas a vigilantes solitarios, sino mostraron una poderosa facultad para dar vuelta las palabras.

Hay que reconocer que fueron buenos alumnos de sus maestros marxistas. Ya Marx demostró estas habilidades cuando le dio vuelta a la famosa triada de Hegel, terminando con la original conclusión que en realidad Hegel podía entender la  dialéctica, cuando “patas para arriba” y apoyado sobre su cabeza como si fueran sus pies, quería aplicarla.

Incluso cuando Proudhon se permitió criticar a Marx, escribiendo “la filosofía de la miseria”, atentamente Marx escribió otro libro de respuesta titulado “La miseria de la filosofía”.

 Pero sus sucesores no quedaron atrás de esta costumbre. Mao Tse Tung, mejoró la definición de von Clausewitz, cuando dijo que “la guerra es la prosecución de la paz por otros medios” y ocurrente mente la contrapuso a su definición “la paz es la prosecución de la guerra por otros medios” Y era muy acertada, porque para el líder chino, siempre se estaba en guerra.

No quedan a la zaga los sucesores europeos, pero dado que esto es una nota salto a “nuestros héroes, famélicos de poder”

Cuando su gesta, lanzaron a la  palestra que eran guerrilleros. Y nuestros y aliados, así lo aceptaron. Claro olvidaban que en las convenciones de Ginebra los calificaba de “partisanos”. Y esto no era baladí. Porque estas normas internacionales sostenían que a los partisanos se los ultimaba en el lugar donde se encontraban. Ud. observará que con estos “enemigos” las palabras pesaban. Para peor en nuestro campo algunos prefirieron llamarlos “oponentes” en lugar de “enemigos”.

Y esto les permitió cambiar palabras y significados. A los asesinatos los llamaron “ajusticiamientos”, a los “robos”, “recuperaciones”, a los secuestros “justicia popular”, a los secuestros extorsivos, “expropiaciones”. Y llegaron tan bien que lograron incorporarlos al lenguaje de especialistas, que difundian con esa palabra los graves delitos que cometían para alcanzar sus objetivos terroristas.

Pero saltemos a la “post guerra”. Se volvieron locos, cuando escucharon incluso de su bando que desarrollaban una teoría de los “dos demonios”. Esto era inaceptable. El único demonio es el que  luchó y obligó a morder el polvo de su derrota militar. Claro yo diría que sería la primera guerra donde solo hay un demonio o a lo más dos o un poco más. La guerra es en sí misma demoníaca. Es como si la lucha quedara en manos de innumerables demonios.

Pero en su astucia, percibieron que su epopeya cruenta no daría buenos dividendos, si materializaban su venganza con sus procedimientos terroristas. Entonces se buscó aniquilar gubernamentalmente a las FFAA y a las FFSS. por un lado y por el otro presentarse como los jóvenes heroicos que con altruismo jugaron su vida contra la dictadura (que yo llamo tiranía). Claro omitían que ellos venían asesinando desde 1970, y el gobierno militar ocupó el poder en 1976. Total ¡que son 6 años de crímenes impunes, sobre 12 que técnicamente duró la guerra!

Y ya en 1983, comenzaron a publicitar la palabra genocidio. No funcionaba bien. Hasta que el kichnerismo descubrió la palabra “lesa humanidad”.

Hoy convencieron, que los delitos de “lesa humanidad” definidos claramente en el “estatuto de Roma”, son de goma. Su razonamiento era que si ellos eran la juventud maravillosa que se jugó la vida desde 1976, todos los que lucharon contra ella, del modo que fuera, cometieron delitos de lesa humanidad. No tenían en cuenta los crímenes cometidos por ellos entre 1970 y 1976, que fueron desde magnicidios, a asesinatos a humildes vigilantes para robarle el arma a costa de la vida de éstos. Y tratando de hacer olvidar que la fuga de Rawson fue un hecho sin precedentes, en la historia del terrorismo, así como el ataque a cuarteles militares, o las bombas a organismos de seguridad como fue el caso de Seguridad Federal, del Ministerio de Defensa y la jefatura de Policía de  la provincia de Buenos Aires.

Dado que mi intención es no hacer un extenso documento, daré algunos enunciados que permitan interpretar lo que afirmo. El estatuto de Roma en su artículo 7, establece, que son crimen de lesa humanidad, el asesinato, el exterminio, la esclavitud, la deportación o traslado forzoso de población, encarcelación o privación grave de la libertad física, tortura, desaparición forzada de personas, el apartheid u otros actos inhumanos que causen intencionalmente grandes sufrimientos o atenten contra la salud física o mental.  Pero no es delito haber luchado en ese momento, en su puesto de combate, mientras simultáneamente otro integrante del propio bando cometía estos delitos.

Claro que los que lo escribieron, generalmente hombres de derecho, no se les ocurrió, que todos los efectivos cometían delitos de lesa humanidad por el solo hecho de haber combatido con los que no cumplían este Estatuto.

Y en esto no detallo la inaplicabilidad de leyes internacionales que en el momento no existían, sobre delitos que estaban prescriptos. Ni la irrazonable discusión sobre que el Gobierno era el único que cometía estos delitos., cuando no se afirma en estas leyes la exclusividad de las autorías, sino la alevosía de las acciones que incluso pueden ser vigentes para tiempos de paz.

Pero estos inspirados luchadores presionaron a los jueces con la idea que el hecho de haber pertenecido a la fuerza que los combatían, los hace imputables como delincuentes de lesa humanidad. Y para ello, basta comprobar que estaba incorporado a la fuerza cuestionada. Por lo tanto si Ud. integró una fuerza, por este solo hecho ha cometido delito de lesa humanidad. En una palabra, todos los que lucharon contra ellos, son delincuentes de lesa humanidad, aunque su puesto de combate fuera ser cocinero. No dude que es un planteo inteligente. Puede exterminar a toda un Ejército del cabo más joven al general más viejo. Todos son delincuentes de lesa humanidad. No necesita más prueba que el legajo personal.  Y convencieron a la población que de existir esos delitos no están prescriptos, avasallando la Constitución Nacional.

Pero no es suficiente. Hoy  descubrimos que el empleo de una fuerza militar, o policial comete un grave crimen si planifica las operaciones, acorde a los reglamentos y  protocolos que correspondan.

Y esto me ocasionó un montón de dudas. No conozco operación en que intervenga una fuerza militar que no sea sistemáticamente planeada. Puede haber alguna, pero producto de la impericia del que está al mando.

¿Es deseable, que un jefe militar, que tiene subordinado personal, a los que lleva al combate, generalmente con riesgo de vida lo haga  “alegremente”, sin preparar un plan en forma sistemática?

Y curiosamente he ido a ver el diccionario. ¿Qué es sistemático? Y he aquí lo que encontré:

  1. 1. Que sigue o se ajusta a un sistema metódico

  2. 2. Se refiere a la persona que actúa según un sistema metódico

  3. Se dice de la persona que procede por principios.

  4. p. ext.Conjunto de hechos, datos o métodos erigidos en sistema o que proceden de  un sistema.[1]

  5. que se ajusta a un conjunto organizado de reglas.

  6. persona que desarrollauna acción de manera ordenada.

  7. que se realiza de manera regularuna revisión sistemática del funcionamiento de sus máquinas.

Y puesto en estos términos, en lo que hace al Ejército, debo reconocer que las acciones, cuando no fueron por ataques sorpresivos de los terroristas, se prepararon en función de los reglamentos específicos que son las reglas, y mediante el trabajo sistemáticamente estudiado por los integrantes de las respectivas planas mayores y estados mayores de la fuerza considerada. En ese sentido surgen las tácticas y las estrategias.

Claro que me deja más tranquilo saber que dos legisladoras de la Nación considerarán delito el trabajo metódico y sistemático de una fuerza, para una operación contraterrorista.

En mi opinión es una confusión de las legisladoras entre los métodos y los fines. Pero si llegan a promulgar una ley de esta naturaleza, sería conveniente cerrar la Escuela Superior de Guerra y la Escuela de Inteligencia del Ejército Argentino. Todos irían presos. Total seremos espontáneamente creativos ante el enemigo. Y tendríamos que pensar en llevar a la Justicia a Belgrano y San Martín.

Otra opinión que me resultó interesante, es que la Justicia ha dictaminado que la guerra civil de los 70, no fue guerra civil, y a la vez, que ha dado su interpretación histórica de esta tragedia que asoló a nuestro país, como si fuera una condena inapelable.

Realmente me sorprende saber, que los jueces que han intervenido en el plan de exterminio de los Kirchner contra los hoy presos políticos; tengan profundos conocimientos sobre la metodología historiográfica para imponer a la nación la historia de ella en el momento de ese proceso. Hoy será delito no pensar como ellos. Y más me sorprende que quienes tuvieron carencia jurídica o carencia ética para juzgar acorde al derecho, nos deslumbren hoy, con una capacidad impensada en el campo de la historia.

 

[1]              Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

 

 


Carlos Españadero

PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 14, 2017