¿30.000? SIN CENSURA AÚN PARA UN ANÓNIMO

Share

 

SIEMPRE DE FRENTE, SIEMPRE DE PIE

 

No censurar, cueste lo que cueste dando siempre la cara no eludiendo tema alguno por más comprometido que sea este, son algunas de las reglas básicas con las que funciona este sitio.  En la sección comentarios (solo allí se permite el anonimato si así lo quiere el participante)  de la última nota de JOSÉ LUIS MILIA, titulada “SON 130, ¿O NO?” surgió una controversia sobre algunos aspectos de los trágicos  “años de plomo” de  Argentina. A la misma ahora se sumaron,  el Mayor CARLOS ESPAÑADERO y el Teniente Coronel ARIEL VALDIVIEZO, quienes como en otras oportunidades  nos hicieron llegar sus muy respetables opiniones. Haciéndolo aún en la desventajosa situación de arresto domiciliario  en la que se encuentran, dan la cara y no se arrodillan ante nadie, por ser dignos soldados y hombres de bien.   Considerando el valor de sus expresiones las publicamos como notas por separado a partir de hoy y mañana. El escarnio y la censura  con quienes defendieron el país, son la mayor prueba de la hipocresía e iniquidad  ejercida por parte del periodismo en general (por supuesto hay excepciones), miembros de la justicia, iglesia, funcionarios gubernamentales y gran parte de la sociedad. Para todos estos los adultos mayores que padecen y mueren en ilegal prisión, no existen. 

www.PrisioneroEnArgentina.com

 

RESPONDER EN PRISIONERO EN ARGENTINA

 Escribe: Mayor (RE) del Ejército Argentino, CARLOS ESPAÑADERO

 

El 22 de junio, se publicó una nota, donde con motivo del anuncio de la Sra. Carlotto, de que se había recuperado el nieto 130, desaparecido durante las guerra sufrida en nuestro país entre 1965 y 1983, se publica una comprometida poesía de un ciudadano que luchó en contra del terrorismo subversivo.

   Como combatiente de esa trágica y dolorosa época, no puedo más que expresar mi alegría si la persona recuperada era ciertamente un nieto que no había podido desarrollarse en su seno familiar. Es decir, que esto haya ocurrido, y por lo tanto si es cierta la información publicada

   La guerra en todas sus manifestaciones, presenta hechos innegablemente crueles que no pueden ser ignorados y mucho menos justificados. Y es imprescindible que se los denuncie y repudie enérgicamente, sea del bando que sea. Y esta postura es positiva, cuando a partir de esto, se hace extensivo la condena a la criminal aceptación de la guerra por parte de la Humanidad y el mutuo terrorismo que se desarrolla desde todos los involucrados.

  Pero es imperativo, ubicar la condena hacia el hecho social “Guerra” y no hacia las personas obligadas a prestar servicio en las mismas. Esto es complejo, porque a la vez, en todas las guerras se percibe las iniquidades que cometen una multitud de seres humanos, aprovechando el descontrolado y brutal poder que adquieren, para cometer iniquidades que sostienen se justifican en nombre de la Patria, de la Justicia, de la sensibilidad social, de una hipotética revolución o de cualquier buena razón que se aduce para realizarlas. Y para peor, la criminalidad de los bandos, que hasta premian estas aborrecibles conductas.

   Mientras las guerras se desarrollan entre naciones, se ha logrado por lo menos la idea de un derecho internacional humanitario, que dio vida a las convenciones de Ginebra e incluso a entidades esenciales como la Cruz Roja Internacional. Las primeras han dado algún resultado, aunque los gobiernos en guerra las han tratado de burlar y desvirtuar, cuando no  ignorarlas. La segunda, con un rico historial de ecuanimidad, han sido en muchos casos, quebradas gracias a la incorporación de personas comprometidas con un enfoque que les permitía aplicarlos a los bandos transformados en sus enemigos.

   Recientemente en los organismos internacionales, se ha puesto de manifiesto un interés en imponer normas que, si bien son deseables, no hay disposición de las potencias mundiales en aplicarlas, salvo cuando sirvan a sus objetivos.

   Lo expuesto, a manera de introducción, requeriría un trabajo muy extenso que permitiera fundamentar estas afirmaciones, y considerarlas por lo menos discutibles. Por lo tanto las dejo a título de hipótesis que permitan aproximarse a la interpretación de lo que expondré.

El motivo de este escrito, es considerar algunos comentarios que origina la nota del autor, que nos lleva a un debate que debería llevarse a cabo y que si no fuera por mi avanzada edad y mi personal esfuerzo literario en la historiografía de la tragedia terrorista argentina que desearía dejar lo más avanzado posible antes que Dios me llame a rendir cuentas, me interesaría participar.

   Iré tomando los comentarios recogidos y agregando los míos, que no son verdades nacidas de mi soberbia sino de mi deseo de aportarles algunos enfoques que puedan ser útiles.

Con relación a lo afirmado por la persona que se identifica como Río de la Plata:

“Argentina entro a una guerra revolucionaria entre los 60 y los 70 en la que al país lo agarraron en ‘bolas’ sin una Ley específica del Congreso que diga cómo, quien y cuando combatir al terrorismo urbano y guerrillero. Así todos los partidos políticos y la no Justicia estarían de acuerdo como ganarle al terrorismo. Se fue aprendiendo sobre el camino y así nos fue.”

En mi opinión todas las guerra son revolucionarias. Es decir, todas son únicas, con sus propias características originadas en sus motivaciones, sus estrategias políticas y militares empleadas (donde gravitan los conductores estratégicos empeñados), los sistemas de armas empleados, etc. La guerra sufrida en nuestra nación se desarrolló en el marco de la Guerra Fría (que aunque no es aceptado fue la Tercera guerra mundial). En el marco estratégico planetario es por lo tanto teatro de operaciones dentro de nuestro territorio. Esto la hace “un conflicto armado no internacional” en el lenguaje del artículo 3 de las convenciones de Ginebra, en el lenguaje de la OTAN, “guerra interna”, y en el lenguaje político “guerra civil”. Comparto que ni el país ni sus FFAA estaban preparadas para una “guerra civil”, aunque podríamos sostener a nivel discusión que hasta ahora no hay países capacitados en sus propias guerras civiles. Por otro lado la guerra civil tiene la propiedad de romper la cohesión interna de la nación, y por lo tanto es totalmente dudoso que emerjan normas del gobierno que sea respetado por uno o varios de los bandos existentes. Por otro lado presenta diversas perspectivas (dos bandos o más de estos que se sienten soberanos) la existencia o no de porciones territoriales en poder de diversos bandos, etc.

No puedo seguir más extenso. Me remito a los 3 tomos publicados sobre la Tragedia Terrorista argentina que a través de Prisionero en la Argentina gratuitamente los he puesto a disposición. Dado que la obra está en elaboración (tomo 04 y mas) éstos tomos solo tienen lo que a mi juicio son las antecedentes de la guerra que estoy escribiendo a partir del tomo 04 (si vivo).

 

Me refiero ahora al diálogo entre Google User y Patricio, donde aporto el mío.  Transcribo los mismos:

 

Google User

una pregunta, no sé si es adecuado ponerla aquí, pero ustedes que “más o menos” saben de estos temas, quizás me puedan ilustrar: ustedes por lo general sostienen la tesis que no desaparecieron tantas personas, que solamente desaparecieron 8 mil personas como mucho (un poco menos, un poco más). Sin embargo, en libros como el de Nicolás Márquez, en algunos artículos de la “lucha contra la subversión” y en el Documento Final de la junta militar de 1983, se dice que la subversión contó con 25.000 subversivos, de los cuales 15.000 fueron combatientes. Mi pregunta es: si los militares ganaron la guerra como generalmente ustedes sostienen también ¿Dónde quedaron los restantes “combatientes” de la subversión??? ¿Desaparecieron o no desaparecieron? Porque no tiene sentido ganar una guerra haciendo desaparecer a poco más de la mitad de los 15.000 combatientes, y que los restantes 7 mil combatientes se queden tan conformes. Considerando que estuvo la Contraofensiva de Montoneros, no parece coherente que haya 7 mil combatientes que no desaparecieron, no parece tener mucho sentido que los militares digan que ganaron la guerra. Tengamos también en cuenta que el Documento Final de 1983 se publica en pleno contexto de las denuncias por 30 mil personas desaparecidas, por lo cual ha generado la sensación en varios investigadores que ese documento pretendía “igualar” la cantidad real de desaparecidos con un número artificial de subversivos. Eso quería preguntar: ¿Dónde quedaron los restantes combatientes subversivos si los militares ganaron haciendo desaparecer “solo” a la mitad de ellos??????

Respondo: Una guerra es un proceso político cruento, que pretende con violencia imponer objetivos políticos.  Un instrumento esencial es el aparato armado de cada uno de los combatientes. En el caso de naciones, estos aparatos armados son las FFAA. No son los únicos, dado que la guerra es una situación límite, como diría el filósofo Jasper, que pone en juego la subsistencia de los países en pugna. Los campos de combate son teatros de operaciones de mutuo exterminio, que no se asemejan a campos deportivos. Para eso se usan armas de todo tipo (desde pistolas a tanques, submarinos, portaaviones, caza bombarderos, cañones de largo alcance, bombas de toda clase, incluso nucleares y aún delictivamente gases) Aseguro que ninguno de estos instrumentos son muy aptos para diálogos ni para tomar un café con el enemigo. Los éxitos y fracasos militares se dan generalmente en estos espacios terrestres. Es ahí donde se puede hablar de éxitos o fracasos militares. Pero la mayoría de las veces no define la suerte de una guerra. La guerra se gana o se pierde en el nivel de los gobernantes o lo que queda de ellos. La pregunta del señor Google User centra su preocupación asociando desaparecidos con guerra exitosa. Ganar una guerra no supone que se haga desaparecer a todos los enemigos. De ser así podríamos decir que desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, han desaparecido todos los alemanes, los italianos y los japoneses. O si quedaron vivos, que la guerra no ha terminado. De ahí que se dice que “aniquilar” significa “quitar la voluntad de lucha”. Por otra parte, es común que en todas las guerras hayan desaparecidos, y es una impresión mía, relativamente pocos prisioneros de guerra. Otra característica es el concepto profesional de “enemigo”. El enemigo es circunstancial, mientras dura la guerra. Luego de ello, llegada la paz (logro político) los enemigos se convierten por lo menos en personas que deben tener buen trato. Las guerras civiles han originado que los enfrentamientos se produzcan entre FFAA y terroristas (salvo que se dividan las primeras), y hace más notable que el aparato militar enfrenta otro aparato militar que no es profesional. Estos últimos, no se sienten identificados con la conducta militar ni con la formación institucional de éstos. Y bueno en Argentina tenemos un buen ejemplo: FFAA que han retornado a la paz y grupos que fueron terroristas que lo tienen como enemigo hasta que logren matarlos o humillarlos.

Volviendo a los desaparecidos, no hay hasta la fecha, una estadística mínimamente aceptable sobre la cantidad de desaparecidos. Por lo menos que yo conozca.

En cuanto al resultado de la guerra, se podría decir que en el campo militar las fuerzas gubernamentales triunfaron. Pero en la definición de la guerra, que es política el triunfo fue del otro bando.

En mi discutible opinión la derrota política tiene la peculiaridad de la incapacidad de quienes gobernaron toda esa trágica época, y de la ferocidad de los triunfadores que aun hoy buscan la manera de mantener vigente el odio que alimenta la venganza y el quiebre del frente interno del país.

 

 

Patricio Google User

Cifra oficial del gobierno de Néstor “Eternauta” Kirchner: 6348, al que no se puede acusar de Derecha. Respecto al resto, recomiendo el libro de Carlos Manuel Acuña “Los Traidores”, y otro, que realmente son dos “Por amor al odio” del mismo autor. Hay otros, pero estos pueden aclarar las dudas, en especial Los Traidores. Y con respecto a ganar, si hubiese sido así, hoy no tendríamos ningún uniformado preso. Se puede haber ganado la batalla de las armas, por así decirlo, porque un bando dejó de tirar y comenzó otra clase de guerra para lo cual los militares no estaban preparados y es la Cultural. Se apoderaron de los medios, los cuales de por sí tienen tendencia hacia la izquierda y aplaudir sus “hazañas”, imponiendo el relato de los “muchachos idealistas que buscaban un mundo mejor y sacar del gobierno a los Milicos” pero desde el año 1969 hasta 1979 y contamos 1989 La Tablada, el 51 % de los atentados fueron en…..DEMOCRACIA con un gobierno elegido por el 62 % de los votos y otro con el 51 %. Pero también en esta penúltima escaramuza (no se sabe cuando será la última), lograron que la misma no aparezca como contra un gobierno constitucional en los libros de historia reciente, esta es la forma de “ganar” una guerra o mejor expresado una Batalla…..por ahora.

 

Con respeto al comentario de Patricio, mi respetuoso silencio ante la opinión de una persona que intuyo ha vivido y sufrido las alternativas de la guerra y de la post guerra. Hay cosas que podría compartir o cosas en que podría disentir, pero que no justifica el tiempo que nos llevaría a ambos. Además, es un luchador.

 

Google User a Patricio

 

mmmm creo que la pregunta sigue sin responder. Independientemente de lo volátil e impreciso que es el concepto de “guerra cultural”, la pregunta sigue ¿Por qué los militares dicen haber ganado la “guerra” de las armas contra los subversivos, haciendo desaparecer únicamente a 8 mil de los supuestos 15 mil combatientes? Es más, el señor Ramón Genaro Díaz Bessone en su libro “Guerra Revolucionaria en la Argentina: 1959-1978” dice que la subversión tuvo 30.000 guerrilleros. Pero incluso si hubiesen tenido 15.000 como el Documento Final ¿Qué pasaron con los restantes combatientes??? Algo que no tiene sentido en el relato de los militares

 

Sr. Google User: Ignoro el motivo por el cual menciona “Guerra cultural”. Es cierto que todo lo que sacude a una sociedad en la mayoría de los casos, se transforma en “usos y costumbres” y estas pueden insertarse en la cultura de la misma. Pero a pesar de existir defensores de la guerra a la que consideran un imprescindible progreso, sinceramente prefiero que la Humanidad progrese mediante una civilizada educación que ayude a conformar la base cultural de los seres humanos viviendo pacíficamente. Pero esto es una opinión.

Con respecto a las cantidades de desaparecidos creo haber explicado mi interpretación. Yo prefiero una guerra sin desaparecidos. Igual se puede ganar.

 

 

Google User a Patricio

 

el libro no aparece en internet, y no quiero comprármelo para resolver una sola pregunta ¿No me puede sintetizar más o menos qué sucedió con el resto de los combatientes??? Me parece una incoherencia por parte del relato de los militares que de 15 mil combatientes, hayan ganado la guerra desapareciendo solamente a 8 mil, y que el resto no hiciera nada. No tiene sentido… no me van a decir que todos se pasaron al otro bando, que los restantes 7 mil se pasaron al bando militar.…

Sr. google User: Su avidez por identificar desaparecidos con ganar la guerra, me hace pensar en que Ud. sería un feroz conductor de una guerra que convertiría en un exterminio absoluto, para con ello considerarla exitosa. Por suerte mis 87 años me hacen pensar en que mi muerte me hará “safar” de este riesgo. Yo tengo muy presente que en una guerra civil se enfrentan connacionales. Un enemigo muerto, es también un argentino muerto.

Con respecto al comentario de mi amigo Claudio, me alegra la coincidencia. Si no fuera porque el gobierno nos tiene pagando delitos que no cometimos, en nuestros domicilios convertidos en jaulas de castigo, podríamos creer que nos ponemos de acuerdo para decir lo que sentimos.

Pero pongamos una disidencia: Los héroes existen. Pero no andan publicando sus heroicidades. Los héroes no se consideran héroes a sí mismos.  En el caso de las guerras son las naciones los que lo reconocen y esto no es inmediato. Además, muchos héroes mueren ignorados. No fueron héroes para que los elogiaran. Fueron héroes porque sus bandos así lo necesitaron y ellos voluntariamente aceptaron.

My. (RE) Carlos Españadero

 

Prisionero En Arghace un día

En lo personal a más de rechazar, siento y pienso que no tendría que haber existido el robo de un solo bebé. No es un acto digno y eso dio lugar “al relato”. En esos tiempos de horror “los otros” (terroristas) mataban a los niños/ñas, no dándole la oportunidad de crecer, jugar, estudiar, tener amigos, enamorarse, casarse, trabajar y a su vez tener hijos, en una palabra, vivir. “El hombre es lobo del hombre”. Atentamente CLAUDIO KUSSMAN

Responder+2

 

Fely Silveira Prisionero En Arg22 horas atrás

ABSOLUTAMENTE CIERTO TU COMENTARIO……XRO ESOS SIGUEN SIENDO HEROES Y NO SE LOS JUZGA X SUS ABERRACIONES Y O ASESINATOS

Responder+2

 

Prisionero En Arg Fely Silveira22 horas atrás

Fely Silveira, los héroes no existen. Gracias por participar. CLAUDIO KUSSMAN

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 24, 2019


 

Emotivos mensajes entre la esposa del Teniente General Jorge R. Videla y Luis Labraña, ex Montonero, a través de Miguel Prestofelippo, un ciudadano de bien…

Share

 

El pasado 2 de agosto dejó de existir Mariano Sebastián  -hijo del ex dirigente montonero Luis Labraña. En un lazo que creó Miguel Prestofelippo -un hombre en busca de la pacificación nacional- Se comunicó con Alicia Raquel Hartridge Lacoste de Videla, quién destinó a la familia Labraña unas cálidas palabras y su promesa de oración por el joven fallecido. A esto contestó Labraña, muy emocionado, lleno de recuerdos…


 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 16, 2018


 

UN OBJETIVO: LA PACIFICACIÓN DE NUESTRA ARGENTINA

Share

 

 Por MIGUEL F. PRESTOFELIPPO

 

EL 2 DE AGOSTO DE 1925 NACIÓ EN ARGENTINA UN  NIÑO A QUIEN SUS  PADRES LE PUSIERON DE NOMBRE JORGE RAFAEL.  EN 1976 CON EL GRADO MÁXIMO DEL EJERCITO ARGENTINO Y CON ALTOS HONORES LLEGÓ A SER PRESIDENTE. LE TOCÓ ENFRENTAR LA PEOR GUERRA CONSIDERADA IRREGULAR, CONTRA LOS REVOLUCIONARIOS GUERRILLEROS DE IZQUIERDA QUIENES  DESDE 1969 COLOCABAN BOMBAS EN LUGARES PUBLICOS, PRIVADOS Y EN ZONAS DE ALTO IMPACTO.ASESINABAN  Y SECUESTRABAN MILITARES, SINDICLISTAS, EMPRESARIOS, SOLDADOS CONSCRIPTOS, COMERCIANTES Y HASTA DEL PROPIO BANDO SI QUERIAN SALIR DE SU ORGANIZACIÓN, FUE REALMENTE MUY CRUEL.PERO GRACIAS A DIOS TRIUNFÓ EL BIEN. ME REFIERO AL GLORIOSO EJERCITO DE SAN MARTIN, BELGRANO Y GUEMES.

DURANTE EL GOBIERNO DEMOCRÁTICO DE 1973 SE VIVIA EN UNA ANARQUIA TOTAL Y FUE POR  ESO QUE EL 24 DE MARZO DEL 76 DON JORGE RAFAEL VIDELA A PEDIDO DEL PUEBLO Y MUCHO POLITICOS DE RENOMBRE TOMA EL TIMON DEL BARCO. QUIENES TENEMOS MEMORIA, SABEMOS MUY BIEN QUE NO SE PODIA VIVIR EN PAZ, ATEMORIZADOS POR LOS ATENTADOS TERRORISTAS .FUE UNA GUERRA. MUCHOS DEL BANDO DE IZQUIERDA TENIAN UN IDEAL, UNA PATRIA SOCIALISTA PARA LA CLASE MEDIA Y POBRE (RECORDEMOS QUE HABIA 4 % DE DESOCUPACIÓN) SU OBJETIVO ERA TOMAR EL PODER POR LAS ARMAS, SIN DARSE CUENTA QUE LA MAYORIA ERAN IDEOLOGOS MANEJADOS POR CUBA.

HOY NUESTROS HEROES MILITARES YA ANCIANOS Y EN PRISIÓN ESTAN SUFRIENDO UN INJUSTO CALVARIO Y HASTA LA FECHA SUMAN 455 FALLECIDOS EN ESA SITUACIÓN Y 114 DESDE DICIEMBRE DE 2015.

COINCIENTEMENTE EL 2 DE AGOSTO DE 2018 MUERE MARIANO SEBASTIAN, HIJO DE QUIEN RECONIERA EN PUBLICO SER EL AUTOR DE LA CIFRA “30.000 DESAPARECIDOS”, DON LUIS LABRAÑA.

ESTANDO MARIANO EN COMA, NOS UNIMOS EN ORACIÓN PARA  PEDIRLE A DIOS QUE  SUCEDIERAN LOS HECHOS CONFORME A SU VOLUNTAD. Y EN ESA OCACIÓN SE SUMARON DETENIDOS DEL PENAL DE CAMPO DE MAYO, PENAL DE SALTA Y MUCHOS MILITARES MAS.

GRANDE FUE MI ADMIRACIÓN CUANDO LA SEÑORA ALICIA DE VIDELA JUNTO A SUS FAMILIARES TAMBIÉN REZABAN POR MARIANO.

PREGUNTO. SI ENTRE MUCHOS DE LOS QUE SE ENFRENTARON  AYER, HOY NO TIENEN ODIO NI RENCOR Y AUN HAY ANCIANOS INOCENTES PRESOS. ENTONCES SERÁ QUE ¿SIGUE EL “CURRO DE QUIENES LUCRAN CON  LAS MAL LLAMADAS CAUSAS DE LESA HUMANIDAD”??

DON LUIS LABRAÑA ME MANDÓ MENSAJES DE AGRADECIMIENTO Y ADMIRACIÓN POR LAS ORACIONES DE QUIENES REZARON POR SU HIJO.DIOS QUIERA QUE ESTO SIRVA DE UN  PRIMER ESCALON PARA PACIFICAR A NUESTRA QUERIDA ARGENITNA.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 14, 2018


30.000 DESAPARECIDOS, GENOCIDIO, LESA HUMANIDAD, TRES FALSOS RELATOS QUE SUSTENTAN LA PERSECUCIÒN ,  VENGANZA  Y EXTERMINIO DE LOS QUE COMBATIERON A LOS TERRORISTAS DE LOS AÑOS 1960/70/80.

Share

 

 

 

La repeticion a lo largo de muchos años de las tres falsas afirmaciones han sustentado un sistemàtico accionar  de los elementos residuales de las organizaciones terroristas y  de los  que se autodenominan defensores de los Derechos Humanos, con el propòsito de persecucion, venganza y exterminio de todos aquellos que como Fuerzas Legales combatieron al Terrorismo.

Es por ello que resulta imprescindible  que la poblaciòn conozca la falsedad con la que se sostiene un relato plagado de mentiras y que da sustento a un accionar sistemàtico de acciòn psicològica, polìtico, comunicacional, educacional y judicial tanto en el campo nacional como internacional.

Sobre la cifra de 30.000 desaparecidos, el ex integrante de Montoneros Luis Labraña, afirmò que él fue el inventor de dicha cifra en Holanda,ante la necesidad de obtener donaciones para las organizaciones de izquierda que operaban en nuestro Pais y contribuir ademàs a la idea de que se estaba produciendo un Genocidio.La cifra real de desaparecidos que consta oficialmente en la Secretarìa de Derechos Humanos es 7954.

Con respecto a Genocidio,la definiciòn que establece el Estatuto de Roma  en su Artìculo 6. expresa: ” Actos cometidos con la intenciòn de destruir total o parcialmente un grupo nacional,ètnico,racial o religioso como tal”.Los terroristas de entonces no se encuadraron en ninguna de esas categorìas, se los combatiò por su caràcter de beligerantes.

En cuanto  a crìmenes de Lesa Humanidad, el mismo Estatuto de Roma en su Artìculo 7. los define como “actos que se cometan como parte de un ataque generalizado o sistemàtico contra la poblaciòn civil “, por lo que el accionar de las Fuerzas Legales quedaron automàticamente excluìdas  de esta imputaciòn.

Por si todo esto fuera insuficiente, el Artìculo 24  ,expresa claramente que “nadie serà penalmente responsable de conformidad con el presente Estatuto,por una conducta anterior a su entrada en vigor (2002) en perfecta armonìa con el Principio de Legalidad establecido en el Artìculo 18 de nuestra Constitucion Nacional.

La difusiòn  generalizada y persistente  de la denuncia de falacia , engaño y mentira que constituyen la piedra angular  de un falso relato que pretende justificar de manera ilegal y anticonstitucional la persecuciòn y la venganza serà la mejor manera  de contribuir a que cese este drama humanitario que ocurre en nuestro Pais.

 

C.A.B.A. marzo de 2018.

 

Firman los Generales Retirados :

Juan Miguel GIULIANO

David COMINI

Luis CLOUX

Jorge OLIVERA


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 8, 2018


 

DÍA DE LA MEMORIA

Share

 

 

 

Escribe el General

JUAN MIGUEL GIULIANO

 

Faltan pocas horas para que se conmemore una vez más el instituido “Dia de la Memoria “, ocasión propicia para contribuir al reclamo de Memoria, Verdad y Justicia, sobre lo acontecido en la Guerra interna que padeció el País en las décadas de 1960/70/80.

Sobre la cifra de 30.000 desaparecidos, el ex integrante de Montoneros Luis Labraña afirmó que Él fue el inventor de esa cifra, en Holanda, ante la necesidad de obtener donaciones para las organizaciones de izquierda que operaban en nuestro País y contribuir al hecho de que se estaba produciendo un Genocidio. La cifra oficial real de desaparecidos registrada en la Secretaría de Derechos Humanos es 7954.

Con respecto a Genocidio, la definición que establece el Estatuto de Roma en su Artículo 6. expresa “Actos cometidos con la intención de destruir total o parcialmente un grupo nacional, étnico, racial o religioso como tal “, los terroristas de entonces no se encuadraron en ninguna de esas categorías, se los combatió por su carácter de beligerantes.

Luis Labraña

En cuanto a crímenes de Lesa Humanidad, el mismo Estatuto de Roma en su Artículo 7. Los define como “actos que se cometan como parte de un ataque generalizado o sistemático contra la población civil “, por lo que el accionar de las Fuerzas Legales quedaron automáticamente fuera de esta imputación. `

Que el 24 de marzo sea siempre una oportunidad de responder a l reclamo: “Memoria sin ideología, Verdad completa y Justicia sin Venganza “.

 

Juan Miguel Giuliano.

General (R)

DNI 4866848.

miguelgiuliano@hotmail.com.ar

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 22,2018


 

El juez Bailaque rechaza Lesa Humanidad en el caso del asesinato de Argentino Del Valle Larrabure

Share

 

 

CRIMEN DEL CNEL  LARRABURE

RECHAZA EL JUEZ CONSIDERARLO DE LESA HUMANIDAD.

Luego de  un pronto despacho articulado por el querellante para poner fin a una larga inactividad judicial,  el juez federal Nº 4 de Rosario, Marcelo Bailaque, denegó la petición de Arturo Larrabure de  citar como autor mediato del secuestro, tortura y asesinato del Cnel Argentino del Valle Larrabure, a Juan Arnold Kremer , quien en libros y entrevistas admitió haber integrado el buró político del ERP junto a Mario Santucho, y haber sido consultado  sobre el destino a dar al militar que fuera secuestrado durante el ataque de dicha organización guerrillera a la Fábrica Militar de Villa María , en agosto de l974.

Después de 372 días de infrahumano cautiverio, el cadáver de Larrabure fue hallado en la ciudad de Rosario. Por unanimidad los peritos actuantes en la causa dictaminaron que éste fue víctima de “asfixia mecánica por compresión cervical externa” al haber sido estrangulado.

Años atrás el Fiscal General Claudio Palacín dictaminó considerando que en principio el crimen era de lesa humanidad, por haber sido Larrabure víctima del ataque sistemático a la población civil llevado adelante por el ERP para tomar el poder y destruir la república.

Desde entonces se llevó a cabo una profunda investigación declarando prominentes testigos.

Argumentos del juez y de la querella

  1. Control del territorio.

Bailaque, si bien no descarta que  Cuba pudo haber financiado y brindado instrucción militar al ERP, sostiene que ello no basta para considerar de lesa humanidad el crimen,  pues debió probarse, además,  que Cuba tuvo a través de sus enviados control de una parte del territorio argentino.

Al apelar la sentencia Larrabure denunció que el criterio del juez contradice la jurisprudencia internacional y nacional, pues el  Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoeslavia, en la causa “Prosecutor vs Tadic”,  remarcó que “de acuerdo con la Comisión de Derecho Internacional, los actos ya no tienen que ser dirigidos o instigados por un grupo en permanente control de un territorio…; actores no estatales pueden ser también posibles autores de crímenes de lesa humanidad”.(párrafo 655)

Por otra parte  la Corte Suprema de Justicia, en la causa “Arancibia Clavel”, consideró de lesa humanidad  el asesinato en Argentina del matrimonio Prats Cuthbert, planificado por la Dirección de Inteligencia Nacional de Chile durante el gobierno de Pinochet, sin exigir como requisito que tal país hubiera controlado parte de nuestro territorio.

Lo mismo aconteció cuando la Cámara de Casación consideró crimen de lesa humanidad al atentado a la AMIA, imputando responsabilidad a Irán. Por ello- afirma Larrabure- resulta  grave e incoherente no aplicar igual criterio cuando en vez de la dictadura de Pinochet se tiene delante a la dictadura de Castro, quien en vida se vanaglorió de haber instado la formación de focos guerrilleros en toda América.

 Enfatiza también la querella  que el juez ignora las conclusiones de los camaristas federales que juzgaron a los comandantes, quienes reconocieron que la agresión guerrillera fue gravísima llegándose a copar pueblos enteros (Acheral; Santa Lucía), habiendo el ERP, a comienzos de l974, instalado 8 focos guerrilleros en la provincia de Tucumán.

2.Libertad de movimientos.-

Como segundo argumento para descartar que el crimen sea de lesa humanidad, aduce Bailaque que los guerrilleros portaban documentos falsificados tanto para moverse dentro de Argentina como para salir del país y modificaban su apariencia física para no ser detectados, y que por ello no puede alegarse que pudieron moverse libremente en Argentina.

No explica por cierto el juez – cuestiona Larrabure- cómo pudo el ERP transportar poderoso armamento cruzando distintas provincias para sus ataques a las unidades militares de Azul, Villa María, Catamarca y Montechingolo, sin tener la posibilidad de moverse libremente por el país y no ser interceptado.

A los fines de explicar cómo pudo suceder, la querella denuncia la existencia de complicidad policial, basándose en las pruebas destinadas a acreditar que el entonces Subcomisario de Policía de Córdoba, Ricardo Fermín Albareda fue un prominente miembro del ERP. Cita entre ellas las declaraciones de Carlos Orzacoa , ex dirigente de la Regional Córdoba del PRT, quien declarara  : “El lugar que ocupaba era clave para el desarrollo de nuestra lucha, porque en la central de comunicaciones él se enteraba de los procedimientos que hacían los grupos de la D2 y nos avisaba…” ( Página 12, edición 11.2.2007, artículo Camilo Ratti)

Acotando que el  ataque a la Fábrica Militar de Villa María se perpetró cuando el citado Albareda prestaba funciones en la policía de Córdoba, invoca también Larrabure las declaraciones que en la causa donde se investiga el asesinato de José Ignacio Rucci, prestara el entonces Jefe del Penal de Sierra Chica, Mario Oscar García, esclareciendo que en épocas en que Oscar Bidegain gobernaba la provincia de Buenos Aires, se permitía ilegalmente  la entrada de personas ajenas al Penal con el fin de darles armas.

Perón denuncia complicidad de Bidegain

La complicidad  de Bidegain con la acción de la guerrilla – destaca el querellante- fue expresamente denunciada por el Pte Perón luego que en enero de l974 el ERP atacó el Regimiento de Azul.

Dijo entonces Perón:

“No es por casualidad que estas acciones se produzcan en determinadas jurisdicciones; es indudable que ello obedece a una impunidad en  que la desaprensión e incapacidad lo hacen posible. Por lo que sería aún peor si mediara como se  sospecha una tolerancia culposa…”

Médico de Perón.

Al declarar en la causa el Dr. Pedro Ramón Cossio, que fuera el médico del líder justicialista, remarcó “el fastidio profundo que tenía en ese momento el Presidente de la República por este bárbaro hecho donde habían matado grupos guerrilleros organizados al jefe de la guarnición, Cnel Gay, su esposa Hilda Casaux de Gay y habían secuestrado al Cnel Ibarzábal…Ese día cuando yo hablé con él, me mencionó en formas generales sobre traidores que habían facilitado el hecho, pero en forma genérica sin dar un nombre en particular. Pero evidentemente las consecuencias históricas de las renuncias de esos dos gobernadores que antes mencioné, de alguna manera los implicaba, estábamos recibiendo los nombres”

Feinmann: Bidegain protegía al ERP

Como prueba corroborante de la complicidad estatal que permitía el libre movimiento del ERP, cita la querella el testimonio de   José Pablo Feinmann quien  en la causa dijo: “…los geniales del ERP atacaron la delegación Azul y le dieron a Perón la cabeza de Bidegain. …El ERP no tenía muñeca política. Cuando tenía un objetivo lo hacía sin importar las consecuencias que fue perder un gobernador que los protegía, pero tenían un tornillo en la cabeza”.

 Preguntado por cómo pudo la guerrilla haber aumentado sus armamentos, contestó:

Un gobierno democrático supongo que permite un tránsito más libre por el territorio nacional, y una entrada más fácil de armas del exterior”

 

Julio Bárbaro:  Bidegain creó desde el Estado una guerrilla que salía  a matar en su nombre:

Imputa también Larrabure al juez haber arbitrariamente prescindido del trascendente reconocimiento efectuado por el ex diputado Julio Bárbaro en el debate que, el 24 de marzo de 2017, mantuviera con el escritor Larraqui en el programa Intratables(https://www.youtube.com/watch?v=G2nxQQGVM4k), donde reveló:

“Yo traje a los guerrilleros del Trelew. A los erpios. A los noventa días los erpios nos comunican oficialmente  que retoman las armas; a los noventa días; van tomando gobernación por gobernación, y empieza el conflicto que uno mata y otro gobierna; y entonces se arma la de Bidegain, se van armando que el gobernador, que representa a la izquierda. tiene una izquierda que asesina en su nombre”

Troxler

Según Larrabure la denuncia de Bárbaro es corroborada por numerosas pruebas que demuestran la complicidad del entonces Subjefe de la Policía de Buenos Aires, Julio Troxler con el accionar guerrillero. Entre ellas alega que en el libro Peronistas Revolucionarios, de Eduardo Zamorano, se expresa en pág. 178:

…Montoneros comenzó a brindar instrucción militar masiva a todos sus cuadros. Ello se extendió incluso a los “aspirantes”…Los campamentos y las actividades desarrolladas en ellos, si bien procuraban una cierta discreción, no eran clandestinos; en provincia de Buenos Aires, el Sub- Jefe de Policía – Troxler- conocía y facilitaba estos emprendimientos.”

  1. Análisis histórico:

Como tercer argumento sostiene  Bailaque que el análisis debe concentrarse al momento en que aconteció el hecho.

Aparentemente – denuncia Larrabure- el juez piensa que debe prescindirse de todos los hechos precedentes  que conforman  los eslabones del plan criminal del ERP como si el ataque a la Fábrica Militar de Villa María hubiera ocurrido por generación espontánea y sin ser facilitado por todas las circunstancias previas que enumera partiendo de la campana electoral de Cámpora, donde – dice- Rodolfo Galimberti elogiaba a las organizaciones armadas peronistas y levantaba la “estrategia de la guerra popular revolucionaria” mientras convocaba a crear milicias populares para tomar el poder.

Amnistía.

Es público y notorio –señala la querella – que una de las condiciones esenciales del proceso de paz colombiano fue que la guerrilla entregara sus armas para que fuesen destruidas. Algo tan elemental como ello fue obviado por los legisladores que votaron la ley de amnistía, lo que crea la firme presunción de que la amnistía fue, en realidad, un acto deliberado, para dejar libres y armados a los guerrilleros con el fin que de inmediato retomaran la lucha armada en pos de suprimir la república y tomar el poder.

En el afán de probarlo invoca párrafos del discurso de Cámpora ante la asamblea legislativa y los discursos de varios legisladores, entre otros  el de Horacio Sueldo, diputado por la Alianza Popular Revolucionaria, quien habría expresado entonces:

 “Cuando a nosotros nos preguntan : ¿Uds. quieren la transformación  violenta o pacífica? nuestra sencilla respuesta es ¡Queremos la transformación!. Vale decir: queremos el fin, la meta. Lo demás es opción de cada momento, de cada coyuntura de la historia. La violencia puede ser legítima, puede ser necesaria; puede ser ilegítima, puede ser monstruosa”…

Basándose en la obra de Miguel Bonasso El Presidente que no fue, afirma Larrabure que Esteban Righi, como ministro del interior, tuvo un papel preponderante en la redacción de la ley de amnistía, negociando con el miembro del ERP Cazes Camarero la liberación de los guerrilleros aún antes de que fuera la ley de amnistía dictada.

Interpretando que habían sido liberados sin ningún pacto o condición, sólo dos meses después los guerrilleros reiniciaron la escalada terrorista que continuaría hasta fines de la década: el 12 de julio de l973 la guerrilla secuestró al industrial Carlos A.Pulenta; el seis de septiembre de l973 fue asaltado el Comando de Sanidad del Ejército; el 26.9.73 fue asesinado el Secretario Gral de la C.G.T, José Rucci; y el l9.1.74 con el intento de copamiento a la guarnición del Ejército en Azul, el mismo Congreso que ocho meses antes había derogado toda la legislación represiva , se vio obligado a reimplantarla.-

Los nefastos efectos de la amnistía y supresión de la Cámara Federal en lo Penal fueron denunciados por los camaristas en la causa 13/84:

“En l973,, por razones políticas que no corresponde a esta Cámara juzgar, se dictó la ley de amnistía 20.508, en virtud de la cual obtuvieron su libertad un elevado número de delincuentes subversivos .-condenados por una justicia que se mostró eficaz para elucidar gran cantidad de los crímenes por ellos perpetrados- , cuyos efectos , apreciados con perspectiva histórica, lejos estuvieron de ser pacificadores” (“La sentencia”, T.II, Imprenta del Congreso de la Nación, l987,pág.735).-

  1. Pruebas de la existencia de una politica de Estado:

Afirma también el juez  que no hay elementos de prueba para sostener que las autoridades de los distintos poderes del Estado facilitaron con su acción u omisión el accionar guerrillero, agregando que si bien existieron durante el gobierno de Cámpora determinados funcionarios   y   legisladores   que   se   encontraban identificados   con   organizaciones guerrilleras,  de comprobarse que alguno de ellos llevaron  adelante tales prácticas, se trataría de un caso individual o colectivo   de   sus   miembros,   pero   sin   llegar   a acreditarse que lo haya sido al amparo del Estado,de modo tal que la responsabilidad de esos hechos no podría ser traslada sin más al Estado como si se tratara de su política.

Para el magistrado– dice Larrabure-que el Presidente Cámpora hubiera incluido en su plataforma electoral la amnistía de los guerrilleros, prometiendo liberarlos en cada acto de la campaña electoral, y, llegado al poder, como primer acto de gobierno los indultara, no constituye una política de Estado.

Tampoco la conforma para el sentenciante el hecho de que el Poder Legislativo, con un solo  y honroso voto disidente, hubiera votado la ley de amnistía, sin previamente exigir que las organizaciones terroristas se desarmaran.Si la acción uniforme de los dos poderes del Estado no alcanza para constituir una política de Estado, debió explicar el magistrado fundadamente qué requisitos adicionales deben cumplirse- reflexiona.

Bailaque escribió en su sentencia  que si aún desde el gobierno de Cámpora se hubiera orquestado a través   del   Estado   una   política   de   violación sistemática   a   los   derechos   humanos   hacia   la población civil considerada como enemiga, luego de su caída las personas que integraron distintos estamentos estatales  dejaron de pertenecer a ellos.

El argumento es cuestionado por Larrabure , porque el grueso de los legisladores que votaron la ley de amnistía facilitando la acción guerrillera continuaban – al ser secuestrado su padre- formando parte del Poder Legislativo no habiendo concluido su mandato.Y también continuaban infiltrados  en los distintos estamentos del Estado, entre otros, Ricardo Fermín Albareda apañando al ERP desde la policía cordobesa.Al hablar al país el Pte Perón el 20 de enero de l974, luego del ataque del ERP al regimiento de Azul, denunció expresamente que la infiltración subsistía a comienzos de l974, largos meses después de la caída de Cámpora.

  1. Potencialidad del ERP:

Imputa la querella al juez haber dogmáticamente  consagrado la impunidad mediante una  visión subjetiva y errónea de los hechos,  que lo lleva a afirmar que el ataque al Regimiento de Azul y las posteriores renuncias de Bidegain y Obregón Cano deben ser interpretadas como una profundización en la pérdida de poder dentro del Estado por parte del ERP y por consiguiente una disminución de la posibilidad de realización de una política   de   ataque   sistemático   a   los   derechos fundamentales   de   parte   de   la   población   civil.

De ser así, puede explicar el juez cómo, si carecía de capacidad para moverse libremente en el país,  pudo el ERP, el 10 de agosto de l974  atacar simultáneamente a la Fábrica Militar de Villa María  y al Regimiento de Infantería Aerotransportada 17 de Catamarca?– pregunta Larrabure.

           

¿Puede explicarnos cómo, si carecía el ERP de capacidad para atacar a la población civil, pudo el 23 de diciembre de l974   intentar copar el Batallón de Arsenales Domingo Viejo Bueno desplegando a 300 combatientes?

El combate – menciona- duró alrededor de 3 horas y le costó 62 muertos al ERP,  Además hubo 40 civiles muertos que vivían en los barrios linderos y 10 militares y policías abatidos.[1]

¿No son estas muertes pruebas palpables del ataque sistemático a la población civil, señor Juez?

  1. Los desaparecidos de la memoria pública:

 

Concluye su apelación Arturo Larrabure pidiendo a los Camaristas Federales de Rosario, que habrán de tratarla, que antes de resolver analicen tres  elementos probatorios trascendentes.

El primero es  el video titulado :Decididos el Caso de Villa María, (https://www.youtube.com/watch?v=Lk5gZIfW2WQ) donde varios de los partícipes en el ataque a la Fábrica Militar de Villa María, hacen la abierta apología del ataque a la Fábrica, entre otros Fermín Rivera amnistiado en l973.

El segundo es el documento que el 24.3.2017 difundieron las organizaciones que debieran defender los derechos humanos de todos, reinvindicando la violenta militancia del ERP, FAR, FAP y Montoneros.

Su pública difusión, ante la pasividad de jueces y fiscales, revela para la querella que, en los hechos, se ha asignado a los ex guerrilleros el derecho de matar, secuestrar y torturar, en pos de la construcción de un hombre nuevo y un mundo menos corrupto, que no construyeron cuando años después integraron el poder.

El tercer elemento de análisis es el video del debate que en febrero 2017 mantuvieron en Infobae los ex militares Aldo Rico y José D’Angelo; el ex militante del ERP, Eduardo Anguita,y Luis Labraña, con actuación en FAP, FAR y Montoneros[2] y que esclarece la masacre que hubiera ocurrido de haber triunfado la guerrilla.

Ceferino Reatto

Eduardo Anguita

Luis Labraña

¿ Uds si ganaban, si tomaban el poder, iban a implantar qué? ¿Una dictadura, la cubana, o qué?-  fue la incisiva pregunta que Ceferino Reato formuló en el debate a Labraña, quien respondió:

Yo creo que, conociendo las características argentinas y viendo la inmigración nuestra, nuestra herencia ideológica, yo creo que los fusilamientos hubieran sido o como en España o, por qué no, como Stalin.

-O sea miles…

Yo creo que hubiera sido sangriento

-¿Uds hubieran fusilado a miles de personas?

No yo, estoy diciendo lo que hubiera sucedido históricamente; posiblemente yo hubiera sido uno de los fusilados, porque siempre fui un tipo con pensamiento propio,etc,etc.. Sí, yo  creo que sí, que hubiera sucedido eso.

Meditando estas esclarecedoras palabras  corresponde preguntar si no ha llegado la hora de realizar un juicio histórico- crítico riguroso que permita sanar ese pasado, juzgando los crímenes de la guerrilla. Más aún en momentos que en el sur del país afloran grupos violentos con contactos con las FARC..[3]– concluye Larrabure.

 

Javier Vigo Leguizamón                         Arturo C. Larrabure

Apoderado querella                                           Querellante

0342-156313633                                                02983-15576779

javier_vigo@yahoo.com                                  alarrabure@gmail.com

 

 

[1] Ver: Plis-kSterenberg: Monte Chingolo. La mayor batalla de la guerrilla argentina. . Booket., 4 edición noviembre 2006-

[2] https://www.infobae.com/sociedad/2017/02/21/debate-en-vivo-las-dos-verdades-de-los-70/

[3] https://www.infobae.com/politica/2017/08/08/violencia-anarquia-y-apoyo-externo-el-perfil-de-dos-grupos-mapuches-que-tienen-en-vilo-a-chile-y-la-argentina/

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 11, 2017


 

Clarin entrevista a Graciela Fernández Meijide: “Ser padres de un desaparecido no te hace mejor ni peor de lo que ya eras”

Share

 

El periodista de Clarin, Osvaldo Pepe, entrevista a Graciela Fernández Meijide.

 

-¿Por qué cree que cada tanto un funcionario macrista sale con declaraciones polémicas sobre el número de desaparecidos? ¿Es una provocación o una decisión estratégica en materia de derechos humanos?

-Bueno, no es un tema del macrismo ése. No es un tema, en todo caso, de la mayor parte de la gente del macrismo. Primero, esto lo dije cuando fueron las elecciones, que había tres candidatos, Macri, Scioli y Massa y que ninguno de los tres está involucrado con los temas de los 70. En cierta manera, mejor.

-¿Por qué se sigue discutiendo el número de desaparecidos, tiene importancia ese conteo en la dimensión de la tragedia?

– Para mí importa, porque soy amante de la historia y todo lo que sea más cercano a la verdad, es lo que más me gusta.

Supongamos que hubiera 10 mil desaparecidos, aunque los datos del Nunca Más no son esos, son menores, yo me pregunto… ¿y los otros 20 mil? ¿No tenían familia, no tenían compañeros de militancia, de trabajo? ¿Nadie notó que hubieran desaparecido? ¿De qué me están hablando?

-¿Qué hay de cierto en que se fijó el número de 30 mil para equiparar el plan criminal de la dictadura a la figura de genocidio?

-Eso me lo dijo Eduardo Luis Duhalde. Por allí Luis Labraña (ex dirigente montonero) dice que él tiró esa cifra, pero le pone un contenido mucho menos noble. Dice que fue para que en Holanda les dieran más plata a las Madres. Lo de Eduardo Duhalde tiene otro sentido, es que la figura del genocidio, que era lo único que tenía como convención las Naciones Unidas que se podía acercar a lo que nos estaba pasando, era el genocidio. Porque la “desaparición” no existía como figura jurídica, existió mucho después la “desaparición forzada”, ya en democracia. Sí existía la figura de tortura, seguida de muerte…

-¿Qué dice usted sobre este debate?

– Supongamos que hubiera 10 mil desaparecidos, aunque los datos del Nunca Más no son esos, son menores, yo me pregunto… ¿y los otros 20 mil? ¿No tenían familia, no tenían compañeros de militancia, de trabajo? ¿Nadie notó que hubieran desaparecido? ¿De qué me están hablando?

-¿No cree que hay quienes usan ese argumento para decir “bueno, no fue tanto”?

-Sí, todo lo que quiera. ¿Sabé cuántos casos necesitó Strassera para conseguir que se condenara a las tres Juntas y después siguieran para abajo, por la sentencia? Unos 900, 940. No necesitaban llevar ni siquiera a los 8 mil y pico del Nunca Más.

-¿Somos una sociedad que se regodea con el pasado y la cultura de la muerte?

-Yo no sé si somos la única sociedad a la que le pasa eso. Lo que sí es cierto es que lo que mejor nos sale es poner al adversario como enemigo. Usted va a Washington y se pone donde están todas las filas de los héroes y nadie entra a discutir si en la Guerra Civil estuvo con el Norte, si estuvo con el Sur. Son los que construyeron esa nación.

-En el acto del 24 pareció que los 70 hubiese sido ayer, ¿qué sensación le produjo?

-Fue como un acto, dentro de otro, tras otro. Sí, el segundo imbricado en el primero y después, el tercero, que ya es un clásico, separado. Parecía un gran barullo, pero al final fue clarificador. Por primera vez el kirchnerismo mostró su admiración por la lucha armada y por primera vez en la historia de los organismos de derechos humanos se levanta el tema de esa lucha armada como algo digno de ser notificado. Y también por primera vez uno de los organismos de derechos humanos dice que forma parte de un partido político, que es el kirchnerismo. Ni siquiera el peronismo.

-¿Qué siente cuando escucha “Macri, basura, vos sos la dictadura”?

-Quien dice eso está usufructuando de una posición legítimamente ganada, digo de oposición a la última dictadura, desde la resistencia, y ahora llama dictadura a todo lo que no le gusta. Termina identificando como un gran enemigo a lo que no le gusta.

-¿El kirchnerismo hizo de los derechos humanos “un curro”, como dijo alguna vez Macri, o hizo política?

-Hizo política. Básicamente, instrumentalizó los derechos humanos para la política. Esto es muy claro porque en los 12 años, para poner un solo ejemplo, en que Néstor Kirchner fue gobernador en la provincia de Santa Cruz, ni un día 24 de marzo hizo un acto público. Ese uso político fue una falta de respeto en algo en que los argentinos habíamos logrado un consenso. Donde había un reconocimiento, que hace que muy posiblemente Alfonsín pase a la historia como el presidente que construyó eso. Los Kirchner se interesan en los derechos humanos cuando llegan al poder y es Horacio Verbitsky, quien les dice que tomen este tema porque les iba a permitir proyectarse, entre otras cosas.

-¿El consejo de bajar el cuadro de Videla…?

-Si algo supieron los Kirchner, sobre todo creo que él, fue manejar el tema de los símbolos, que en política es muy importante. Porque el voto es mucho más sentimiento que racionalidad. Era muy simbólico el gesto teatral de descolgar el cuadro de Videla, por ejemplo. Fue algo teatral, pero llenó de emoción a un montón de gente.

-¿Qué sintió cuando Kirchner se disculpó en nombre del Estado por no haber hecho nada por los derechos humanos?

-Y, mucha bronca. Mucha bronca, mucha falta de respeto. Sentí que se despreciaba todo lo hecho. Primero decía, ¿pero este tipo ni leyó los diarios en su momento? ¿No se enteró de que estaba la CONADEP? ¿No se enteró de que se ingresó varias veces a la ESMA con sobrevivientes, que los que aceptaban entrar estaban muertos de angustia?

-¿Por qué cree que Cristina designó a Milani al frente del Ejército?

-Creo que lo apreciaba en su doble condición: ser del cuerpo de Inteligencia, es decir estar entrenado para espiar, y por haber aceptado declarar que se ponía al servicio de la causa “nacional y popular”. Se equivocó cuando creyó en serio que Scioli era el candidato amado por Cristina y se precipitó a su lado. Mal espía y mal conocedor del tipo de almas que exigen la incondicionalidad total. Hasta en sus estrategias de odio.

-¿Hay consenso sobre de qué hablamos cuando hablamos de derechos humanos?

-Lo que hay es una falta de discusión en serio. Los militares, al haber elegido el método de la desaparición forzada como figura predominante del terror, hicieron finalmente de todos los desaparecidos víctimas…pero de ahí a angelizarlos…

-¿Por qué no me cuenta un poco sobre su diálogo con Leis, el ex dirigente montonero fallecido en Brasil?

-Cuando yo escribía uno de mis libros sentía que se le estaba dando a una militancia joven, que no conocía la historia, que no había vivido la dictadura, … que se le estaba dando un relato, donde todo había sido heroico.

-¿Y cómo se da ese encuentro?

– Héctor Leis me había entrevistado sobre derechos humanos. Yo estaba en la Asamblea, él se volvió a ir a Brasil, estaba exiliado. Leí sulibro Testamento de los 70 y surgió lo de juntarnos. Leis decía que la responsabilidad de la guerrilla era similar a la de los militares y otro tema era el del perdón. Promovía que se hiciera una sola lista, con las víctimas de ambos bandos. Yo sostenía que detentar todo el poder del Estado, garantizarse la impunidad, y encima esconder los cadáveres de personas que habían ejecutado sin juicio previo, no era comparable a la acción de la guerrilla. Lo discutimos bastante. Y en el tema del perdón le dije, mirá, en esa soy muy brutal, a mí nadie me pidió perdón por mi hijo Pablo. Nadie lo necesita por lo visto, así que adiós, que te vaya bien. Y si a mí me dicen que van a poner en una misma lista y por ahí se da que el nombre de mi hijo va a estar al lado de uno que lo mató… bueno, ahí te digo déjenlo donde está.

Según quiénes, ¿no? No me gusta hablar de ellas, en serio. Tuvimos diferencias con Hebe durante la dictadura, sin embargo fuimos capaces de pasar por encima de ellas, porque había un enemigo neto. Todos trabajábamos juntos. Las diferencias que había se pasaban por encima. Después había que construir…

(Sobre como serán recordadas Estela de Carlotto y Hebe de Bonafini)

-Ahora, perdón es una palabra distinta a reconciliación, ¿o van de la mano?

-Es que acá, quien te habla de reconciliación, te habla de perdón primero. A ver, ¿con quién me tengo que reconciliar? Yo, yo. ¿Con los militares que mataron a mi hijo? No, ¿por qué me voy a reconciliar, de qué, si no tengo nada que ver con ellos? ¿Con los militares nuevos? Sí, porque no tienen un carajo que ver, listo. La sociedad, ¿con quién se va a reconciliar? La sociedad tiene otra grieta, que es la pobreza, que es otra historia.

-¿No cree que hace falta el pedido de perdón, por ejemplo de Firmenich sobre la tragedia de los años 70?

-Sí, claro que sí, pero ocurre que Firmenich no lo quiere hacer. Y también los militares debieron hacerlo…

-Bueno, Balza lo intentó…

-Balza la hizo bien, la trabajó bien, tenía muy buenos oficiales al lado suyo…

-¿Cómo cree que van a ser recordadas Hebe y Carlotto?

-Según quiénes, ¿no? No me gusta hablar de ellas, en serio. Tuvimos diferencias con Hebe durante la dictadura, sin embargo fuimos capaces de pasar por encima de ellas, porque había un enemigo neto. Todos trabajábamos juntos. Las diferencias que había se pasaban por encima. Después había que construir…

-¿Y esta Hebe de hoy?

-No tuvo recursos, internos. Creo que Estela tiene menos odio metido adentro. Ser padres de un desaparecido no te convierte automáticamente en una persona diferente de lo que venías siendo. No te convierte en persona buena o persona mala, no. Sos lo que sos y tuviste la desgracia de tener un hijo desaparecido, pero sos lo que sos y lo que fuiste siempre.

-¿Que le despierta Videla?

-Desprecio profundo.

-¿Alfonsín?

-Mucho afecto. Y eso que me peleé con él, cuando la Obediencia Debida.

-¿Menem?

-Lo peor.

-¿De la Rúa?

-Podría ser pena, pero no sé.

-¿Chacho Alvarez?

-Decepción.

-¿Duhalde?

-Es uno de los políticos que más aprendió.

-¿Kirchner?

-Mucha antipatía.

-¿Cristina?

-Igual.

-¿Macri?

-Esperanza.

Una mujer que no se dejó ganar por el odio

“Me produje para el joven”, señala con humor Graciela Fernández Meijide al fotógrafo de Clarín, al abrir la puerta de su departamento del barrio de Belgrano, maquillada y con impecable atuendo de blusa lila y pantalón negro. Vive sola, y deja las tareas de la casa en manos de “una señora que ayuda”, pero le gusta cocinarse su propia comida. Dedica su tiempo a la escritura, la lectura y a preparar su programa radial. Recibe con frecuencia la visita de hijos y nietos, que le brindan la cuota de mimos necesaria para batallar por la vida. No oculta los 86 años que tiene porque los lleva espléndidos, y lo sabe. Erguida, segura en sus ideas y conceptos, no le interesa ser “políticamente correcta” con el repaso de los pavorosos años 70, que sembraron muerte y odio en la sociedad.

Un día partió en dos su vida, como un tajo brutal que la lastimaría para siempre. El 23 de octubre de 1976 un grupo de civiles se llevó a su hijo Pablo delante de sus ojos y los de su esposo: “Lo más fuerte que recuerdo es el momento en que sale Pablo por la puerta. Ahí me di cuenta de que no lo vería más, tuve la sensación de tragedia”.

El operativo no fue violento, le dijeron que pasara a buscarlo por la comisaría 39, pero hasta hoy sigue desaparecido: “Delante nuestro ni lo tocaron, no hubo ni un exabrupto. A Pablo le gustaba hablar de política, pero no militaba en ningún lado y los otros compañeros que se llevaron el mismo día habían estado en la juventud guevarista, pero ya no participaban de la militancia”.

“¿Hoy es feliz? ¿Se puede ser feliz?”, quiere saber el cronista: “A ver, hay un telón de fondo gris, que siempre está… Pero yo diría que no me puedo quejar de la vida. Porque hice muchas cosas, superando eso. Una de las cosas que yo me había puesto acá (se señala la cabeza), que era meter en cana a los militares, la logré . Soy una de las personas que más trabajó para que fueran presos. Ahí hay un cierto bichito de orgullo, pero no me gusta, porque fue el trabajo de muchos”, dice quien logró que el odio no consumiera sus días y el rencor la invadiera.

Recuerda que su paso por la política “lo hice con mucha garra y convicción” y asegura que no se arrepiente, pese al mal final de la Alianza: “No, la verdad que no”. Le adjudica más responsabilidad en el derrumbe a la renuncia de Chacho que a la inoperancia de De la Rúa, de quien dice que “se encerró cuando la economía venía mal, al revés del macrismo que con una economía en problemas sale y hace política, es piola el macrismo en eso”.

Dice que le cuesta imaginar aquel rostro casi niño de Pablo con la imagen que tendría hoy, cercano a los 60. “Ponerle cara de hombre me cuesta mucho, todas las imágenes suyas son de chico”. Se la nota en paz con la vida, y sonríe cuando afirma que “no me pueden correr por izquierda ni por derecha, no tengo compromisos, salvo con el país, y eso es la felicidad.”

ITINERARIO

Rosa Graciela Castagnola de Fernández Meijide nació en Avellaneda el 27 de febrero de 1931. Docente, tras el secuestro de su hijo Pablo, de 17 años, se integró a la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos y luego a la CONADEP. En el campo político, fue diputada nacional (1993) y convencional constituyente (1994) por el Frente Grande y senadora por el Frepaso (1995). En 1997 derrotó a Hilda Duhalde en las legislativas de la Provincia. Perdió con De la Rúa la interna presidencial de la Alianza, fue ministra de esa coalición y renunció antes del derrumbe.Está divorciada, tiene dos hijos, María Alejandra (59) y Martín (56) y dos nietos, Camila (25) y Diego (20).​

Al toque

Un proyecto: Trabajar todo lo que pueda y hasta donde me dé el cuero para que esta democracia sea más institucionalista.

Un desafío: Mantener la sensatez en una sociedad y un mundo que hace temblar todas las categorías.

Un sueño: Que nadie cargue más con mochilas ajenas.

Un prócer: Sarmiento.

Un recuerdo: Obvio que es el momento en que se llevaron a Pablo.

(su hijo desaparecido).

Un líder de hoy: Es difícil. Hoy no me animo a nombrar a ninguno.

Una sociedad que admire: No sé si tengo una sociedad que admire…

Un libro: Uf…sería ingrata e infiel a muchos autores si digo uno.

Una persona que admire: Alfonsín.

Una comida: Los guisos, el risotto.

Una bebida: Vino tino, malbec.

Un placer: Leer.

Una película: El Ciudadano.

Una serie: Borgen.

Los ’70: El Debate RICO – D’ANGELO – LABRAÑA – ANGUITA

Share

 

ALDO RICO – JOSÉ D’ANGELO – LUIS LABRAÑA – EDUARDO ANGUITA

 

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 21, 2017


 

REVUELCOS INTERESANTES

Share

 

 Escribe Enrique Guillermo Avogadro.

Revuelcos Interesantes

 

“La incomprensión del presente nace de la ignorancia del pasado”.

Rafael Bielsa

 

El domingo pasado, al leer la imprescindible columna de Jorge Fernández Díaz en “La Nación” (https://tinyurl.com/z4qcmmf), tomé conciencia del primero de los impresionantes cambios que se han producido en lo que va del año.

Hasta ahora, los ideólogos de izquierda del mundo subdesarrollado se hartaron de despotricar contra la globalización, a la que consideran terriblemente perjudicial para los países pobres. Sin embargo, hoy quien enarbola la bandera más importante de resistencia a ese movimiento –que, debo decir, me parece imparable- es nada menos que Donald Trump, que brega por cerrar la economía estadounidense con los mismos argumentos que utilizan quienes se encuentran en sus antípodas políticas.

Es interesante, entonces, pensar cómo puede darse un fenómeno socio-económico, relativamente nuevo, que resulte perjudicial para todos, sean privilegiados o sumergidos. Como, naturalmente, eso contiene una contradicción que lo convierte en imposible, resulta fundamental discernir a quién le asiste la razón.

Estados Unidos es, sin duda, el mayor país del mundo todavía, aunque China pretenda acercársele. Y es el mayor exportador de tecnología, dada su monumental inversión en investigación y desarrollo. Pero, para poder mantener al mundo entero como un mercado para sus productos, debe también aceptar que el resto de los países exporten a su mercado interno porque, en general, las economías son reacias a comprar a quien no les compra.

Por eso, creo que los próximos meses –hace pocas décadas, hubiéramos dicho años- traerán algunas respuestas a estos interrogantes, generados por algunos datos ciertos: un obrero estadounidense gana, en promedio, cuatro veces más que su homólogo mexicano, y ni hablar de los trabajadores del sudeste asiático, pese a que éstos también han mejorado. Si Trump insiste en concentrar toda la producción de las empresas norteamericanas en su propio territorio y en incentivar el “compre nacional”, resulta obvio que los salarios locales subirán aún más, y ese mayor costo se trasladará, necesariamente, a los precios; de la reacción de la sociedad ante ese incremento dependerá, en mucho, el futuro político del nuevo Presidente. Casi tanto como de sus feroces batallas contra la prensa (tan tradicionalmente libre allí que llegó a costarle su cargo al Presidente Richard Nixon) y contra la Justicia, que ha actuado siempre como garante de la división de poderes y como última defensa de los ciudadanos frente a los abusos del Poder Ejecutivo.

El segundo vuelco se refiere a la ola anticorrupción que, desatada por las investigaciones en las empresas Petrobras y Odebrecht, ya alcanza a varios países de Latinoamérica. El pedido de captura del ex Presidente peruano, Alejandro Toledo, las imputaciones al Gobernador del Estado de Rio de Janeiro y al Alcalde (Prefeito) de su capital, el bloqueo judicial a la designación de uno de los principales ministros de Michel Temer (Presidente de Brasil), las acusaciones contra Juan Manuel Santos  (Presidente de Colombia), las repercusiones en Panamá y en República Dominicana, donde hay varios políticos y funcionarios de primer nivel involucrados, están transformando al Lava Jato en un verdadero tsunami internacional que nadie sabe dónde terminará, ni cuál será su costo.

Otro vuelco, el primero propio, se refiere al reducido índice de inflación de enero, un mes tradicionalmente malo para esta medición, que sorprendió a todos los economistas. Anualizando los logros de los últimos siete meses en la materia, resulta claro que el Gobierno y el Banco Central han conseguido domeñar este flagelo, que tantos pobres produce; además, resultará un dato clave al momento de negociar las paritarias, salvo aquéllas que se celebrarán con los gremios de marcada dirigencia kirchnerista, en especial los maestros. Pero creo que, si los diferentes gobiernos provinciales se mantienen firmes, surgirá una importante disidencia dentro de los distintas agrupaciones que permitirán el comienzo de las clases en tiempo y forma, y lo mismo sucederá con el subterráneo capitalino y sus salvajes “metrodelegados”. Cada vez serán más quienes estén dispuestos a desobedecer directivas claramente desestabilizadoras.

El dato de la inflación, sumado al éxito del blanqueo y a la proximidad del ingreso de ingentes divisas provenientes de las exportaciones de granos, acompañado por la favorable opinión de los grandes operadores de los mercados de crédito internacionales (Morgan Stanley dijo, el viernes, que Argentina enderezará su economía y atraerá US$ 230 mil millones), permiten afirmar que el Gobierno está haciendo muy bien las cosas en ese terreno. Estoy seguro que el país volverá a crecer este año, aunque será muy difícil que ese crecimiento sea parejo para todas las áreas de actividad, en la medida en que muchas de ellas dependen de la marcha de nuestro principal socio comercial, Brasil, inmerso en una crisis económica y política de incierto futuro.

Y, finalmente, el marcado revuelco que significa la permanente presencia en los medios de difusión masiva, que hoy hasta editorializan sobre la cuestión de los presos políticos pese a haberla ignorado durante los últimos catorce años. Obviamente, ese cambio de actitud responde a un nuevo interés social, reflejado en el rating y en los cientos de cartas de lectores que publican los diarios de mayor circulación, que piden una solución inmediata de este grave condicionamiento de nuestra joven democracia.

 Todo ello resulta innegablemente positivo porque, a la entrevista que realizó Eduardo Feinmann a Victoria Villarruel esta semana, siguió un interesantísimo y constructivo debate -en Intratables- entre Silvia Ibarzábal (hija del Coronel secuestrado en el ataque a la guarnición de Azul, torturado y asesinado en 1974, durante la presidencia de Juan Domingo Perón), Luis Labraña (el ex montonero que inventó la mágica cifra de los 30.000 desaparecidos) y Eduardo Anguita (ex combatiente del ERP), que permitió iluminar este tema, tan manipulado.

Resulta inexplicable que, mientras rivales seculares como Alemania, Francia, Gran Bretaña, Polonia y Rusia, que combatieron en guerras terribles y sanguinarias, pudieron sólo siete años después de la Segunda Guerra Mundial (en la que murió el equivalente a toda nuestra población) sentar las bases para la actual Comunidad Europea, y Estados Unidos y Japón se convirtieron en fuertes aliados después de los bombardeos atómicos, nosotros sigamos inmersos en una contienda que ya debiéramos haber debido dejar atrás, cerrando las heridas que, sin duda, causaron esas décadas violentas.

Pero no podremos hacerlo hasta que cese la venganza, y todos podamos estudiar nuestra historia analizando crudamente los hechos tal como sucedieron, sin enmascararlos detrás de posturas ideológicas, y sin tergiversar lo que pasó en nombre de un sesgado relato que, a esta altura, huele irremediablemente a moho.

Bs.As., 11 Feb 17

Enrique Guillermo Avogadro
Abogado

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 11, 2017


 

Lo que aún no se habla en TV

Share

 

 

El “Efecto Villarruel” (Victoria, abogada y presidente del Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas) ha logrado que se comience a profundizar en un tema tan delicado como es la vida de la Argentina de la década del setenta. Intratables no era un programa de televisión que conociera, pero indudablemente es seguido por muchas personas y por lo que puedo juzgar -en mi breve experiencia como televidente- su conductor permite (o da tiempo) a los invitados para explayarse y no ser, permanentemente, interrumpidos como suelo ser testigo en otros canales, otras emisiones. En los últimos días pasaron por allí -además de la mencionada doctora Villarruel- figuras representativas de esa época como el doctor Gil Lavedra y su lamentable testimonio sin soporte: “Fue culpa de la dictadura” (¿La derrota con Alemania en el mundial? ¿El temporal en San Luis?)  o recientemente Silvia Ibarzábal, Luis Labraña y Eduardo Anguita. El nuevo público podrá recorrer en estas declaraciones historias de vida y sacar sus propias conclusiones. Así nos enteramos -o refrescamos nuestra memoria- sobre desapariciones, atentados, robos, asesinatos, secuestros y otros delitos. Luego podremos detectar quienes son los buenos -si los hubo- y los malos de la película. Las declaraciones de Juan José Gómez Centurión actuaron como un disparador. Un efecto dominó que forzó este regateo. ¿8.000 o 30.000? ¿Genocidio? ¿Guerra? ¿Plan para robar bebes?

 

Como Jerzy Kozinsky en su libro Desde el Jardín (Being There) les incertaba a los protagonistas que rodeaban a Chauncey Gardener la impresión que solo las noticias que se veían en televisión eran reales, se puede afirmar que, en Argentina, todo lo que se ve en un medio masivo de televisión es lo más acertado.

 

Va quedando claro que no hubo treinta mil desaparecidos, pero hubo muchos. La razón indica el motivo de la inflación descabellada de esta cifra para seguir manteniendo el negocio de los Derechos Humanos (Ave, Gasulla por decir y probar) y la misma -un símbolo para algunos- se convierte en la biblia para seguir pisoteando seres humanos. Miles de desaparecidos que no lo son, lograron encarcelar con falsos testimonios a personas que merecerían ser incluidas en el debate. Son aquellos de los que aún no se habla en televisión.

 

Aún no se habla de los arrestos descontrolados, los encarcelados sin derechos, los jueces prevaricadores, los presos ilegales muertos en prisión, los presos ilegalmente detenidos que mueren de a poco, sin ser oídos.

 

Ahondar en el tema de los Presos Políticos o Prisioneros Ilegales en Argentina (O simplemente ex uniformados) puede quemar estaciones de televisión, vidrios rotos, escraches simultáneos. Puede ocasionar un vendaval de cartas documentos o visitas a tribunales. Cómo en Argentina las leyes -en casos específicos- son retroactivas, puede ocasionar que, gracias a la diputada Moreau, por lo que manifestamos hoy, terminemos en la cárcel en diez años. No es nada nuevo si digo que los Derechos Humanos han sido secuestrados. La novedad es saber que la Libertad de Expresión, también.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 9, 2017


 

El Debate de los ’70: Ibarzábal, Labraña, Anguita

Share

El programa Intratables, de América TV y una nueva edición de los trágicos eventos de los ’70.

En este programa, las presentaciones de Silvia Ibarzábal, Eduardo Anguita y Luis Labraña.

 

 

 



PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 8, 2017



 

Incendiaria Carta de un Preso Político a la Hipocresía

Share

El ensayo de René Langlois sobre la realidad

de los prisioneros políticos en Argentina


 

langlois1

langlois2

langlois3

langlois4

langlois5

langlois6

 

 

 

 


RENE JUAN LANGLOIS

Preso Político

Unidad Penal 31

Ezeiza


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 18, 2016

CARTA NÚMERO CINCO A DARÍO LOPÉRFIDO

Share

 

 

claudio-vv Por Claudio Kussman.

 

 

MÁS CERCA DE LA VERDAD, PERO NO MUCHO

Luego de leer sus nuevas declaraciones sobre la cantidad de desaparecidos, publicadas en los medios, dario1debo decirle como en un título de este mismo sitio, que estamos: MAS CERCA DE LA VERDAD,  Lo cual me alegra, si es que puedo sentir alegría,  siendo desde hace dos largos años un prisionero ilegal. Usted hoy avanzó y quienes mintieron impunemente no son tan poderosos como ustedes creían y evidentemente temían  y por consiguiente ellos están retrocediendo.

Ahora bien usted  expresó: “EN LA ARGENTINA SE LEE LA VERDAD COMO POLÉMICA Y LA VERDAD ES LA VERDAD”. Debo decirle esta lo es cuando es completa, cuando también se mencionan a  los muertos por el terrorismo, y este no es su caso. El no hacerlo es  discriminarlos y  por consiguiente a los sufrientes familiares, que siguen reclamando justicia. ¿No lo pensó o no le interesó?

 

¿CIFRA SIMBÓLICA O RUÍN ESTAFA?

 También, a mi entender en forma equivocada, expresó: “DIJE QUE LA CIFRA DE TREINTA MIL dario2DESAPARECIDOS ERA UNA CIFRA SIMBÓLICA”. Al respecto quiero acotar una vez más que esa diferencia abismal, no es un símbolo, sino una cruel mentira. Cruel porque es una falta de respeto a quienes de verdad pudieran haber sido desaparecidos. También a sus familiares, si bien estos más allá de algún caso puntual que todos conocemos, aceptaron mansamente la cifra de la mentira, y hoy guardan silencio. La falacia en sí misma, es el símbolo de lo incorrecto en todo acto de la vida. También es la muestra de lo corrupto de un sistema o una ideología. Eso que usted llama “CIFRA SIMBÓLICA” es simplemente una vulgar estafa. Empleo este término de “estafa” ya que, en una muy burda comparación, sería como si a usted le sustrajeran una de las ruedas del auto y cuando lo denuncia dice: CUATRO.

 

UN PAÍS QUE SI FUE BOMBARDEADO

Usted “equivocadamente” prosigue: “PARA MÍ ES UNA TRAGEDIA 8.600 PERSONAS MUERTAS EN UN PAÍS QUE NO FUE BOMBARDEADO, QUE FUERON MUERTOS DE A UNO, TORTURADOS”  Acá nuevamente se equivoca, o se expresa con mala fe. Con 52 años de edad ya no es un púber, superó el medio siglo de vida. El país si fue bombardeado, no desde un avión en la forma clásica, en una guerra clásica. Esta fue asimétrica y en ella se detonaron 4380 bombas,  que causaron numerosos muertos e inválidos de por vida. ¿Le parece que no fuimos bombardeados?

dario4dario5dario6dario3dario8dario7dario9

 

EL RELATO SESGADO

Sobre “MUERTOS DE A UNO Y TORTURADOS”, también estoy en desacuerdo con su versión sesgada. ¿Que hubo torturas y muertos de a uno? Por supuesto, es evidente que si, y yo los rechazo. Pero también tengo la seguridad POR EXPERIENCIA PROPIA que parte de ellos fueron falaz “RELATO”. Muchos de los que usted describe así, y que están dentro de los 8.630, murieron en ataques a dependencias estatales combatiendo, otros por detonación de las bombas que portaban y otros por ejecución sumaria al haber traicionado a la organización terrorista a la que pertenecían. Posiblemente algunos otros estén gozando de buen pasar y  buena salud en países del primer mundo. Nunca en Venezuela, Cuba o similar.

 

ENOJADOS, CON CAMBIEMOS

Otro grave error de concepto usted lo tiene cuando dice “LOS ARGENTINOS ESTAMOS ENOJADOS Y VIOLENTOS. YO SE LO ADJUDICO ABSOLUTAMENTE AL KIRCHNERISMO, NO EXISTÍA ESTO EN LA ARGENTINA”. En parte es cierto, pero le diré una confidencia.  Yo y otros muchos, estamos más enojados hoy con el CAMBIEMOS, que ayer con el KIRCHNERISMO al que usted se refiere. Antes sabíamos a qué atenernos. Eran unos delincuentes hipócritas que actuaban como tales, y ustedes que se dicen diferentes, no lo son al avalar lo hecho por ellos y mirar para otro lado ante lo que sigue ocurriendo. Se continúan  cometiendo verdaderas aberraciones jurídicas y en prisión siguen muriendo adultos mayores en manos de la “justicia” que no es tal, y que ustedes evasivamente declaran: DEBE SER INDEPENDIENTE. Por supuesto que lo debe ser, pero no ésta, que sobrevive al día de hoy, BAJO LA DIRECTA RESPONSABILIDAD DEL GOBIERNO DEL CAMBIEMOS.

 

 

“Donde hay poca justicia es grave tener razón.”
Francisco de Quevedo (1580-1645)

 

Claudio Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 13, 2016