KING

Share

 

Justo después de las 6 p.m. del 4 de abril de 1968, Martin Luther King Jr. recibe una bala fatal mientras estaba parado en el balcón fuera de su habitación de segundo piso en el Motel Lorraine en Memphis, Tennessee. El líder de derechos civiles estaba en Memphis para apoyar una huelga de trabajadores de saneamiento y estaba en camino a la cena cuando una bala lo golpeó en la mandíbula y cortó su médula espinal. King fue declarado muerto después de su llegada a un hospital de Memphis. Tenía 39 años de edad.
En los meses antes de su asesinato, Martin Luther King se preocupó cada vez más por el problema de la desigualdad económica en Estados Unidos. Organizó una campaña para gente pobre para centrarse en el tema, incluyendo una marcha en Washington, y en marzo de 1968 viajó a Memphis en apoyo de los trabajadores de saneamiento afroamericano discriminados. El 28 de marzo, una marcha de protesta de los trabajadores liderada por King terminó en violencia y la muerte de un adolescente afroamericano. King abandonó la ciudad pero prometió regresar a principios de abril para liderar otra manifestación.
El 3 de abril, de vuelta en Memphis, King dio su último sermón, diciendo: “tenemos algunos días difíciles por delante. Pero realmente no importa ahora, porque he estado en la cima de la montaña… Y me ha permitido subir a la montaña.
Y he mirado y he visto la tierra prometida. Puede que no podamos llegar juntos. Pero quiero que sepas esta noche que nosotros, como pueblo, vamos a llegar a la tierra prometida. “

Martin Luther King

Un día después de hablar esas palabras, el Dr. King fue asesinado por un francotirador.
Con la noticia del asesinato, estallaron disturbios en ciudades de todo Estados Unidos y las tropas de la Guardia Nacional se desplegaron en Memphis y Washington, D.C. El 9 de abril, King fue puesto a descansar en su ciudad natal de Atlanta, Georgia.
Decenas de miles de personas alineaban las calles para rendir homenaje al ataúd de King, ya que reposaba en un carro de madera tirado por dos mulas.
La noche del asesinato de King, un Remington. 30-06 rifle de caza fue encontrado en la acera al lado de una casa de Rooming List a una cuadra del Lorraine Motel. Durante las próximas semanas, el rifle, los informes de los testigos oculares y las huellas dactilares del arma implicaban a un solo sospechoso: el fugitivo James Earl Ray. Un criminal de poca monta, Ray escapó de una prisión de Missouri en abril de 1967 mientras cumplía una condena por un atraco. En mayo de 1968, comenzó una cacería masiva para Ray. El FBI finalmente determinó que había obtenido un pasaporte canadiense bajo una identidad falsa, cosa que en ese momento era relativamente fácil.

Coretta King

El 8 de junio, los investigadores de Scotland Yard arrestaron a Ray en un aeropuerto de Londres. Estaba tratando de volar a Bélgica, con el objetivo final, más tarde admitió, de llegar a Rhodesia. Rhodesia, ahora llamado Zimbabwe, fue en ese momento gobernado por un gobierno de minoría blanca opresivo e internacionalmente condenado. Extraditado a los Estados Unidos, Ray se puso de pie ante un juez de Memphis en marzo de 1969 y se declaró culpable del asesinato de King con el fin de evitar la silla eléctrica. Fue condenado a 99 años de prisión.

James Earl Ray

Tres días después, intentó retirar su declaración de culpabilidad, alegando que era inocente del asesinato de King y había sido establecido como un Patsy en una conspiración más grande. Afirmó que en 1967, un hombre misterioso llamado “Raoul” se había acercado a él y lo reclutó en una empresa de artillería. El 4 de abril de 1968, dijo, se dio cuenta de que era el señalado por el asesinato de King y huyó a Canadá. La estrategia de Ray fue rechazada, al igual que sus docenas de otras solicitudes para un juicio durante los próximos 29 años.
Martin Luther King
Martin Luther King Jr. Nacido Michael King en Atlanta, en 1929, fue un Pastor baptista estadounidense, defensor de los derechos civiles. La larga lucha de los norteamericanos de raza negra por alcanzar la plenitud de derechos conoció desde 1955 una aceleración en cuyo liderazgo iba a destacar muy pronto el joven pastor Martin Luther King.
Su acción no violenta, inspirada en el ejemplo de Gandhi, movilizó a una porción creciente de la comunidad afroamericana hasta culminar en el verano de 1963 en la histórica marcha sobre Washington, que congregó a 250.000 manifestantes. Allí, al pie del Lincoln Memorial, Martin Luther King pronunció el más célebre y conmovedor de sus espléndidos discursos, conocido por la fórmula que encabezaba la visión de un mundo justo: I have a dream (Tengo un sueño).
Pese a las detenciones y agresiones policiales o racistas, el movimiento por la igualdad civil fue arrancando sentencias judiciales y decisiones legislativas contra la segregación racial, y obtuvo el aval del premio Nobel de la Paz concedido a King en 1964. Lamentablemente, un destino funesto parece arrastrar a los apóstoles de la no violencia: al igual que su maestro Gandhi, Martin Luther King cayó asesinado cuatro años después.
Hijo de un ministro baptista, Martin Luther King estudió teología en la Universidad de Boston. Desde joven tomó conciencia de la situación de segregación social y racial en que vivían los negros de su país, y en especial los de los estados sureños. Convertido en pastor baptista, en 1954 se hizo cargo de una iglesia en la ciudad de Montgomery, Alabama.
Muy pronto dio muestras de su carisma y de su firme decisión de luchar por la defensa de los derechos civiles con métodos pacíficos, inspirándose en la figura de Mahatma Gandhi y en la teoría de la desobediencia civil de Henry David Thoreau, las mismas fuentes que por aquellos mismos años inspiraban la lucha de Nelson Mandela contra el apartheid en Sudáfrica. En agosto de 1955 una humilde modista negra, Rosa Parks, fue detenida y multada por sentarse en la sección reservada para blancos de un autobús; King dirigió un masivo boicot de más de un año contra la segregación en los autobuses municipales.
La fama de Martin Luther King se extendió rápidamente por todo el país y enseguida asumió la dirección del movimiento pacifista estadounidense, primero a través de la Southern Cristian Leadership Conference y más tarde del Congress of Racial Equality. Asimismo, como miembro de la Asociación para el Progreso de la Gente de Color, abrió otro frente para lograr mejoras en sus condiciones de vida.
En 1960 aprovechó una sentada espontánea de estudiantes negros en Birmingham, Alabama, para iniciar una campaña de alcance nacional. En esta ocasión, Martin Luther King fue encarcelado y posteriormente liberado por la intercesión de John Fitgerald Kennedy, entonces candidato a la presidencia de Estados Unidos, pero logró para los negros la igualdad de acceso a las bibliotecas, los comedores y los estacionamientos.
En el verano de 1963, su lucha alcanzó uno de sus momentos culminantes al encabezar una gigantesca marcha sobre Washington en la que participaron unas 250.000 personas, ante las cuales pronunció el discurso hoy titulado I have a dream (Tengo un sueño), una bellísima alocución en favor de la paz y la igualdad entre los seres humanos. King y otros representantes de organizaciones antirracistas fueron recibidos por el presidente John F. Kennedy, quien se comprometió a agilizar su política contra el segregacionismo en las escuelas y en la cuestión del desempleo, que afectaba de modo especial a la comunidad negra.
No obstante, ni las buenas intenciones del presidente, quien moriría asesinado meses más tarde, ni el vigor ético del mensaje de Martin Luther King, premio Nobel de la Paz en 1964, parecían suficientes para contener el avance de los grupos nacionalistas de color contrarios a la integración y favorables a la violencia, como Poder Negro, Panteras Negras y Musulmanes Negros. La permeabilidad de los colectivos de color (sobre todo de los que vivían en los guetos de Nueva York y de otros estados del norte) a la influencia de estos grupos violentos ponía en peligro el núcleo del mensaje de King, el pacifismo.
En marzo de 1965 encabezó una manifestación de miles de defensores de los derechos civiles que recorrieron casi un centenar de kilómetros, desde Selma, donde se habían producido actos de violencia racial, hasta Montgomery. La lucha de Martin Luther King tuvo un final trágico: el 4 de abril de 1968 fue asesinado en Memphis por James Earl Ray, un delincuente común de raza blanca. Mientras se celebraban sus funerales en la iglesia Edenhaëser de Atlanta, una ola de violencia se extendió por todo el país. Ray, detenido por la policía, se reconoció autor del asesinato y fue condenado con pruebas circunstanciales. Años más tarde se retractó de su declaración y, con el apoyo de la familia King, pidió la reapertura del caso y la vista de un nuevo juicio.
Martin Luther King entendió como una condición esencial de la dignidad humana la igualdad racial, la cual se hallaba por otra parte legitimada, en el plano político, por los principios de la democracia (de la cual siempre se declaró partidario), y en el plano moral, por los principios religiosos. En consecuencia, la acción destinada a la conquista de los propios derechos no debía ser considerada jamás como subversiva ni revolucionaria. King no proclamaba la violación de la ley, sino que sostenía que no pueden obedecerse leyes injustas, porque éstas se oponen a la ley moral. Señalaba el camino del amor en contraposición a la inactividad de los negros pasivos y al odio exasperado de los nacionalistas. Y se dolía de no haber sido ayudado y comprendido por la iglesia blanca.
En este sentido, King adaptó y desarrolló el concepto de Gandhi de la no violencia, que supo aplicar de forma creativa en una serie de campañas antisegregacionistas que le convirtieron en el líder más prestigioso del movimiento americano para los derechos civiles, le valieron la concesión en 1964 del premio Nobel de la Paz y provocaron su asesinato a manos de un racista fanático en 1968. Tras su fallecimiento, el movimiento negro estadounidense emprendió un camino más abiertamente revolucionario y violento, alejado de la inspiración cristiana y liberal de King, cuya memoria, a pesar de todo, sigue siendo venerada y amada por las masas de desheredados de su raza.
El mismo año del Nobel, el presidente Lyndon Johnson, sucesor de Kennedy tras el magnicidio, promulgó la ley de derechos civiles, que consagraba la igualdad de todos los ciudadanos. Según King, los negros tenían que abandonar su abstracta neutralidad política para estrechar alianzas electorales y apoyar a los candidatos dignos de confianza, porque “la influencia de los negros en el poder político es importante”. Solamente entonces se alcanzaría la verdadera meta de la libertad, porque el destino de los negros está unido al de toda América.
Sus principios quedaron expresados, además de en la célebre Carta desde la prisión de Birmingham (1963, publicada por la revista francesa Esprit en 1964), en numerosas obras entre las que destacan La fuerza de amar (Strength to Love, 1965) y El clarín de la conciencia (The Trumpet of Conscience, 1968), en las que a menudo su prosa, inspirada en la tradición bíblica del protestantismo anglosajón, alcanza momentos de altísima emoción y humanidad.
Mención aparte merece Por qué no podemos esperar (Why We Can’t Wait, 1964), en la medida en que la exposición de su credo político se alterna en esta obra con una apasionada evocación de los hechos del verano de 1963 (vividos por el propio autor como protagonista) de gran valor como testimonio histórico. El libro es la historia de la liberación de un pueblo, obtenida mediante el empleo de “un arma potente y justa… que corta sin herir y ennoblece al hombre que la empuña”: la no violencia.
Pese al valor de su obra escrita, ninguno de sus textos despertó la universal admiración del más famoso de sus discursos: el que pronunció el 28 de agosto de 1963 ante los 250.000 integrantes de la marcha sobre Washington, al pie del Monumento a Abraham Lincoln, el presidente que, un siglo antes, había abolido la esclavitud: “Hace cien años, un gran americano, bajo cuya sombra simbólica nos encontramos hoy, firmó la Proclamación de la Emancipación. Este trascendental decreto apareció como un gran fanal de esperanza para millones de esclavos que habían sido marcados con el fuego de una flagrante injusticia. Llegó como el amanecer jubiloso de la larga noche de su cautividad. Pero cien años después, la América de color sigue sin ser libre.”
Considerado una obra maestra de la oratoria, el nombre con que este discurso es conocido procede de su parte central, en la que reiterando la fórmula I have a dream (Tengo un sueño), Martin Luther King eleva a la condición de ideal la simple materialización de la igualdad: “Sueño que mis cuatro hijos pequeños vivirán algún día en una nación donde no se les juzgará por el color de su piel sino por las cualidades de su carácter”. Valioso tanto como condensada expresión de sus principios como por su impresionante altura emotiva, su vigencia sigue conmoviendo más de medio siglo después.
Durante la década de 1990, la viuda y los hijos de Martin Luther King Jr. hablaron públicamente en apoyo de Ray y sus afirmaciones, llamándolo inocente y especulando sobre una conspiración de asesinato que involucra al gobierno y el ejército de los Estados Unidos. Las autoridades estadounidenses estaban implicadas circunstancialmente en la mente de los conspiradores. El director del FBI, J. Edgar Hoover, se obsesionó con King, quien pensó que estaba bajo influencia comunista. Durante los últimos seis años de su vida, King sufrió constantes escuchas telefónicas y acoso por parte del FBI, en las cuales solo se detectó trozos de las escapadas sexuales del pastor King. Antes de su muerte, el Dr. King también fue monitoreado por la inteligencia militar de Estados Unidos, a la que se le ordenó que vigile a King después de denunciar públicamente la guerra de Vietnam en 1967. Además, al pedir reformas económicas radicales en 1968, incluyendo ingresos anuales garantizados para todos, King estaba haciendo pocos amigos nuevos en el gobierno estadounidense de la era de la guerra fría.
A lo largo de los años, el asesinato ha sido reexaminado por el Comité de selección de la cámara de asesinatos, el Condado de Shelby, Tennessee, la oficina del fiscal del distrito, y tres veces por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos. Todas las investigaciones terminaron con la misma conclusión: James Earl Ray mató a Martin Luther King. El Comité de la cámara reconoció que una conspiración de bajo nivel podría haber existido, involucrando a uno o más cómplices de Ray, pero no descubrió ninguna evidencia para probar definitivamente esta teoría. Además de la montaña de evidencias en su contra, como sus huellas dactilares en el arma homicida y su presencia admitida en la casa de Rooming List el 4 de abril, Ray tuvo un motivo definitivo para asesinar a King: el odio. Según su familia y amigos, era un racista consumado que les informó de su intención de matar al Dr. Martin Luther King, Jr.
Ray Murió en 1998.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 4, 2019


 

Rosa Parks

Share

 

En Montgomery, Alabama, Rosa Parks es encarcelada el 1 de diciembre de 1955 por negarse a ceder su asiento en un autobús público a un hombre blanco, una violación de las leyes de segregación racial de la ciudad. El exitoso boicot de autobuses de Montgomery, organizado por un joven ministro bautista llamado Martin Luther King, Jr., siguió el histórico acto de desobediencia civil de Park.

“La madre del movimiento por los derechos civiles”, como se conoce a Rosa Parks, nació en Tuskegee, Alabama, en 1913. Trabajó como costurera y en 1943 se unió al capítulo de Montgomery de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP). ).

Según una ordenanza de la ciudad de Montgomery en 1955, los afroamericanos debían sentarse en la parte trasera de los autobuses públicos y también estaban obligados a ceder esos asientos a los pasajeros blancos si la parte delantera del autobús se llenaba. Parks estaba en la primera fila de la sección negra cuando el conductor blanco le exigió que cediera su asiento a un hombre blanco. La negativa de Parks fue espontánea, pero no solo fue provocada por sus pies cansados, como lo es la popular leyenda. De hecho, los líderes locales de derechos civiles habían estado planeando un desafío a las leyes racistas de autobuses de Montgomery durante varios meses, y Parks había estado al tanto de esta discusión.

Al enterarse del arresto de Parks, la NAACP y otros activistas afroamericanos pidieron de inmediato que los ciudadanos negros detuvieran un boicot a los autobuses el lunes 5 de diciembre. La noticia fue difundida por volantes y los activistas formaron la Asociación de Mejora de Montgomery para organizar la protesta. El primer día del boicot de autobuses fue un gran éxito, y esa noche el Reverendo Martin Luther King, Jr., de 26 años, dijo a una gran multitud reunida en una iglesia: “La gran gloria de la democracia estadounidense es el derecho a protesta por el derecho ”. King emergió como el líder del boicot de autobuses y recibió numerosas amenazas de muerte de parte de los oponentes de la integración. En un momento, su casa fue bombardeada, pero él y su familia escaparon de daños corporales.

El boicot se prolongó durante más de un año, y los participantes compartieron el automóvil o caminaron millas hacia el trabajo y la escuela cuando no era posible ningún otro medio. Como los afroamericanos constituían anteriormente el 70 por ciento de los pasajeros de los autobuses de Montgomery, el sistema de tránsito municipal sufrió gravemente durante el boicot. El 13 de noviembre de 1956, la Corte Suprema de los EE. UU. Anuló las leyes de segregación de autobuses de la ciudad de Montgomery y del estado de Alabama como una violación de la cláusula de igual protección de la Enmienda 14 a la Constitución de los EE. UU. El 20 de diciembre, King emitió la siguiente declaración: “La protesta de un año contra los autobuses de la ciudad se cancela oficialmente, y se insta a los ciudadanos negros de Montgomery a regresar a los autobuses mañana por la mañana de forma no segregada”. El boicot terminó el Día siguiente. Rosa Parks fue una de las primeras en viajar en los autobuses recién separados.

Martin Luther King, Jr., y su movimiento no violento de derechos civiles habían ganado su primera gran victoria. Habrían muchos más por venir.

Rosa Parks murió el 24 de octubre de 2005. Tres días después, el Senado de los Estados Unidos aprobó una resolución para honrar a los Parques al permitir que su cuerpo yace en honor en la Rotonda del Capitolio de los EE. UU.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 1, 2018


 

SOBRE LA PARTICIPACIÓN EN LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS (OEA) Y OTRAS REFLEXIONES

Share

 

 Por la Doctora ELENA RITA GENISE

 

En el mes de julio de 2018, durante nuestra estadía en los EEUU, recibimos una invitación por e-mail desde Instituto sobre Políticas Públicas de Derechos Humanos del Mercosur conjuntamente con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH, para la participación en un PANEL SOBRE LAS BUENAS PRACTICAS Y DESAFIOS EN POLITICAS PUBLICAS EN MATERIA DE DERECHOS HUMANOS DE LAS PERSONAS MAYORES como también para la presentación del LIBRO “PERSONAS MAYORES: HACIA UNA AGENDA REGIONAL DE DERECHOS”.

Todos los temas son del interés de nuestra Asociación, pues, como es sabido, nos hemos congregado varios abogados defensores y médicos legistas ante la sistemática violación de los derechos humanos de quienes son sindicados como imputados en las llamadas causas de Lesa Humanidad, en evidente violación a sus derechos constitucionales y a partir de 2015 en violación a la Convención Iberoamericana sobre los Derechos Humanos del adulto mayor que fue incorporada a nuestra legislación a partir de la Ley 27.360, y cuya implementación en el continente era el objeto de este PANEL.

Entendimos que era importante aprovechar la oportunidad pues nos íbamos a encontrar en Washington DC el día de la convocatoria 26/07/2018, nos inscribimos, fuimos aceptados y allí concurrimos.

Conforme la convocatoria el PANEL seria inaugurado por Paulo Abrao, Secretario Ejecutivo de la CIDH, se trata de la misma persona que consintió que en el mes de septiembre de 2017 seis integrantes de diversas organizaciones de DDHH de la Argentina fuéramos “apartados” de manera bastante violenta, por parte de quienes se asumen como “defensores de DDHH”.

Katherine Irene Pettus

Paulo Abrao

Recordemos que en aquella oportunidad la CIDH había organizado una serie de reuniones temáticas en la ciudad de Montevideo (ROU), instando el debate e incorporación a la Agenda de la CIDH de temas de importancia para los DDHH para los siguientes años, también se llevó adelante una “unidad temática” sobre los  DDHH de los Adultos Mayores donde participaron organizaciones argentinas afines a nuestro interés.

No sin sorpresa, a poco de iniciado el PANEL tuvimos la confirmación que lo que damos en llamar el CASO ARGENTINO nunca fue incorporado en la agenda de la CIDH. ¿A que nos referimos?: La República Argentina es el único país de Latinoamérica que tiene a dos millares de adultos mayores siendo imputados e investigados por supuestos delitos cometidos hace más de 40 años y a todos y cada uno de ellos se les están restringiendo los derechos humanos reconocidos por la normativa vigente. Ni siquiera la Embajadora Argentina tenía cabal conocimiento de este tema y se comprometió a recibir toda la información que pudiéramos remitirle y a quien solicitamos -e insistiremos en ello- que se incorpore en la Agenda de ésta Unidad temática la situación de nuestros Presos Políticos.

Las exposiciones presentadas por Katherine Petus de la Asociación Internacional para Hospicio y Cuidados Paliativos y por Cristina Alonso Bouzón, Asesora Regional de Envejecimiento Saludable PAHO, – sumamente interesantes ambas-, nos explicaron la íntima relación de sus Organizaciones con la ONU y el interés en que a nivel global se logre un convenio internacional relacionado a los DDHH del Adulto Mayor, pero solo referido a la Seguridad Social, a la Salud del Adulto Mayor y al envejecimiento Saludable, cuestiones de gran importancia e interés social, pero que respetuosamente consideramos que serán solo declarativos si se deja a una porción de la población afuera de tales derechos por razones políticas.

Esta situación le fue trasmitida personalmente a la Ministro Corina Beatriz Lehmann, Representante Alterna en la Misión Permanente del Estado Argentino ante la OEA, quien, reitero, se puso a disposición y prometió recibir toda la información que pudiéramos alcanzarle al respecto.

De hecho iba munida del listado de nuestros 2200 imputados: tanto procesados, condenados, absueltos y su situación actual, donde todos ya tienen más de 60 años de edad y a quienes aún hoy nos cuesta muchísimo que los Jueces Federales vean como sujetos de derecho, a pesar de lo reiteradamente manifestado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en sendos fallos adoptados a partir de 2017.

Elena R. Genise y Corina B. Lehmann

Todo lo expuesto le fue trasmitido a la Comisión directiva de nuestra Asociación a nuestro regreso y resolvimos avanzar en acciones tendientes a lograr la incorporación del CASO ARGENTINO a las agendas del Mercosur y de la Organización de Estados Americanos.

Quienes pudimos visitar la ciudad de Washington DC hemos advertido, no sin cierta envidia, el respeto, el afecto y recuerdo constante al sacrificio de sus soldados “los que sirven”, que tienen tanto el pueblo como el gobierno de los EEUU; también, recorriendo sus museos hemos advertido la constante lucha que ese pueblo ha mantenido, desde que tocaron tierra americana, para lograr el respeto a sus derechos en cuanto seres humanos, y descubrimos que hasta el Rv. Martin Luther King ha manifestado reiteradamente su desagrado cuando quienes eran objeto de su lucha, solo instaban la desunión y el rechazo a la misma.

Algo de esto nos pasa constantemente a los argentinos.

La lucha por la independencia después del 25 de mayo de 1810 fue tan cruenta como lo es la guerra en todo el mundo, sin embargo, se nos enseñan desde pequeños diversos hitos edulcorados, y como consecuencia jamás tomamos verdadera conciencia de lo que representan las FFAA y su misión en nuestra sociedad.

Las convenciones de Ginebra de 1949 sobre el derecho de guerra y sus protocolos adicionales, que suscribió la República Argentina contemplan la descripción de los conflictos internos de carácter no convencional, eso fue la guerra civil revolucionaria de los 70 y no otra cosa, y también en los términos de los reglamentos militares vigentes al respecto.

En nuestro país todavía se discute la calificación de aquellos hechos históricos y se juzga a los participantes por delitos comunes, pues se le quita el carácter de Guerra al conflicto armado que padecimos desde 1969 hasta 1989 cuando el grupo terrorista “Todos por la Patria” protagonizó el ataque al Regimiento 3 de la Tablada.

Estoy escribiendo éstos últimos renglones el día en que se conmemoran los 44 años del Copamiento de la Fabrica Militar de Pólvora y Explosivos de Villa María, Provincia de Córdoba, por el ERP – “Ejército Revolucionario del Pueblo”- la madrugada del 11 de agosto de 1974, donde fuera secuestrado el entonces Tcnl Argentino del Valle Larrabure, luego mantenido cautivo y finalmente cobardemente asesinado por esa organización armada.

Ruego a Dios, “fuente de toda Razón y Justicia” que nos ayude a todos los argentinos a recuperar nuestra historia después de tanto “relato” y a los que, humildemente y con bastante desgaste ya después de tantos años, aún seguimos intentando lograr pequeñas o grandes cosas en beneficio de nuestros soldados,que dieron y siguen dando la vida por la Patria, para que logremos acuerdos y encontremos los caminos para lograr nuestro cometido en paz.

Elena Rita Genise, abogada, Vicepresidente de Defensores de DDHH de Latinoamérica – Asociación Civil. (Personería en trámite IGJ n° 7862417)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 13, 2018


 

  EL LEGADO DE MANDELA

Share

 

 Escribe el General JUAN MIGUEL GIULIANO

Se cumplen cien años del fallecimiento de Nelson Mandela, activista y polìtico sudafricano, que liderò la resistencia contra el Règimen  de discriminaciòn racial,polìtica, econòmica,cultural, y territorial  de la poblaciòn negra de su paìs,denominado “apartheid “. Como consecuencia de su abnegada lucha fue condenado a prisiòn perpetua.Luego de mas de veintisiete años  de cautiverio, en 1990 se le concediò la libertad.Fuè entonces que lejos de buscar la  venganza y promover el odio hacia los blancos, se abocò con el Presidente  De Klerk y bajo la inspiraciòn teològica de Monseñor Tutu que promovìa la reconciliaciòn y el perdòn, a un proceso de desmantelamiento del apartheid  y transiciòn hacia una democracia interracial, proceso que culminò con èxito con su designaciòn como Presidente en 1994.

 

Conjuntamente con otros lìderes mundiales, campeones de la lucha contra la injusticia, como Gandhi y Luther King, nos dejò como legado el ejemplo de que con el diàlogo, la tolerancia y el perdòn es posible alcanzar la paz, la concordia y la unidad de los pueblos que han sufrido el flajelo de las guerras internas.

 

Argentina , que aun no ha logrado cicatrizar las heridas de la guerra interna que padecimos en las dècadas de 1960/70/80, espera aun la apariciòn de lìderes religiosos y polìticos, que asumiendo con coraje el legado de Mandela, conduzcan al Paìs por un sendero de diàlogo, tolerancia, reconciliaciòn y perdòn  en pos de la Uniòn Nacional.

 

Juan Miguel Giuliano-General (R)-.
miguelgiuliano@hotmail.com.ar-

PrisioneroEnArgentina.com

Julio 18, 2018

SERIOS DESACUERDOS CON LA BIEN INTENCIONADA PUBLICACIÓN DEL COMODORO (R) E. CAVALLERO.

Share

 

 Escribe ARIEL VALDIVIEZO.

 

 

Estimada FAMILIA KUSSMAN, aprovechando de la bondad de esa página que ustedes conducen, y en la cual no existe ningún tipo de censura, como ocurre en otros medios de comunicación social e incluso el que trata nuestros temas, soy consciente que la única limitación es que quien escribe debe poner la cara con nombre y apellido.
He leído con sumo interés el artículo “POR UNA ARGENTINA EN UNIÓN Y LIBERTAD”, en ella el señor Comodoro CABALLERO vierte, una serie de conceptos, que, si bien estoy de acuerdo con algunos de ellos, no lo estoy en su totalidad, que son los que deseó, según mi entender, poder aclarar.
Se ha mencionado lo siguiente “A partir de la nueva composición política del Congreso, una de las prioridades de la acción de Gobierno para el Bien de la PATRIA, deberían ser las Leyes que hagan posible la  adecuación de las Fuerzas Armadas y de Seguridad a las NUEVAS AMENAZAS como el narcoterrorismo y todas sus vertientes, el narcotráfico”, las que me llevan a la siguiente reflexión.
Las leyes han de adecuarse a la verdadera naturaleza de las fuerzas armadas y no a la adecuación de las Fuerzas Armadas a las leyes, lo primero que se debe hacer es restituir el Código de Justicia Militar y anular todo lo que dé él se transcribió en el Código Penal, este acto jurídico aberrante, al igual que en los juicios truchos de lesa humanidad, asegura la condena del militar imputado, porque como se sabe ambos códigos son diametralmente opuestos, uno condena por una cachetada y el otro ordena morir o matar,  también permite a estos “brillantes jueces” interpretar sobre un mismo hecho histórico, si existió guerra, caso del juicio conocido como 13/84, el de los Comandantes en la nefasta presidencia de ALFONSÍN, o que no hubo guerra como en los juicios mal paridos de Lesa Humanidad.
La existencia de la guerra debe estar legislada en el Código de Justicia Militar, tal cual existía en el Artículo  882 de ese Código que hicieron desaparecer, si existió guerra o no, no puede ser  interpretada por ignorantes y prevaricadores jueces en temas militares,
Si mal no recuerdo dijo CARLOS PELLEGRINI, citando palabras del GENERAL JOSE DE SAN MARTIN: “El Ejército es un león al que hay que tenerlo enjaulado para soltarlo el día de la batalla”.
Esta definición es para este coya ignorante la mejor definición de todas las escuchadas o leídas, y pedir que cumpla misiones de las fuerzas de seguridad contra los narcoterroristas es realmente ignorar la verdadera esencia del Ejército, es degenerar su misión exponiéndolas todos los días a acciones de carácter policíacas.
Esto sería posible si el estado declarara la guerra al narcoterrorismo, pero solamente cuando las otras fuerzas han sido sobrepasadas, entonces estaríamos en estado de guerra y las acciones militares serían actos guerra, donde el estado tiene, en ese caso, la obligación de usar todo el poder de combate , para poder actuar en casos extremos protegidos , por leyes militares, para derrotar o aniquilar a ese enemigo y no por leyes que protejan a los delincuentes aplicadas por jueces progre y corruptos como lo vemos diariamente, en este vapuleado país.
En cuanto a “Si la política es el arte y la ciencia de hacer posible lo que es necesario, esa responsabilidad no puede delegarse ni relegarse para las “calendas griegas”, cuando ya se han superado los tiempos y el condicionamiento de una parcialidad política de la oposición legislativa y judicial….”,  me merece la siguiente consideración:
Entiendo que la política no “…es el arte y la ciencia de hacer posible lo que es necesario…”, ante esto me pregunto ¿Qué es necesario? Y me surgen miles de respuestas, ya que lo necesario en la conveniencia de la política en este país es el robar, el violar las leyes, el condenar a muerte a los viejos soldados, proteger a los delincuentes, obligar por medio de ley aberrante  a mentir sobre los 30.000 desaparecidos, tirar flores a los terroristas que asolaron al país etc. etc.
Ante tantas iniquidades que caracterizan a esta presidencia de CAMBIEMOS, solo encuentro como definición correcta de política, lo mencionado por el venerable MARTIN LUTHER KING quien dijera:La cobardía preguntó ¿Es seguro? – La conveniencia política preguntó ¿Es político? – La vanidad preguntó ¿Es popular? – La conciencia preguntó ¿Es correcto? Entonces llega el momento en que uno debe tomar una posición que no es segura, ni política, ni popular, pero que hay que tomarla porque es la correcta”  y esto, este VGMT (Veterano de Guerra en el Monte Tucumano) y PP (Preso Político) se lo manifestara el Presidente MACRI, en carta personal el 24 de Marzo de 2017, y el no recibir contestación, se la reiterada como carta abierta.
También se menciona que: “…que subordinaron el Derecho interno al Derecho Internacional con carácter retroactivo, para penalizar al sector de la comunidad que cumpliendo las órdenes del Estado…”
Entiendo que aquí existe un error en el léxico en esta frase, no es lo correcto mencionar que se subordinó la Constitución Nacional (base del derecho interno), al Derecho Internacional, más aún como militares sabemos que la subordinación no es en nada negativa, al contrario en el caso de las Fuerzas Armadas o en cualquier organización, junto con la disciplina son los pilares fundamentales de estas instituciones, esta expresión me da la sensación de que se hizo algo bueno y con carácter retroactivo para penalizar al sector….
El uso correcto del léxico evita serios problemas de interpretación, este error fue también muy serio cuando se llamó al enemigo de los años de la década de 1970, de varias maneras, como subversivos, delincuentes, Ejercito Irregular, terroristas, guerrilleros y otros nombres de los cuales no me acuerdo, es verdad fueron eso y mucho más, fueron también asesinos, calificación legal que nunca se les dio, entiendo que deberían estas agrupaciones ser llamadas de guerrilleros terroristas, porque hay guerrilleros que no son terroristas, y terroristas que no son guerrilleros, ejemplo los atentados terroristas aislados que sufre Europa, y el caso de guerrilleros que defienden su libertad y territorio, ejemplo caso Vietnam, o de los maquis en la resistencia francesa ante el invasor alemán.
Pero estas agrupaciones de MONTONERO y ERP cumplían sobradamente las dos calificaciones, guerrilleros para lograr la toma del poder mediante la destitución de los gobiernos democráticos o no, y como terrorista asesinando niños, civiles inocentes, industriales etc., como operación secundaria a la toma del poder.
Y últimamente estos guerrilleros terroristas, que pavimentaron su camino de cadáveres, ahora son llamados jóvenes idealistas, dando vuelta la historia donde ellos son los buenos, y las fuerzas armadas que salieron a combatirlos por orden del Estado son genocidas.
Cuando el señor Comodoro menciona que: “El Comandante en jefe de las FFAA dispone de   personal altamente capacitado en Estrategia y Juristas de reconocida solvencia profesional para realizar el estudio de la necesaria reestructuración de las fuerzas a su mando, y la legislación pertinente, cuya convocatoria afianzaría la mejor solución y la más pronta concreción de esos objetivos específicos para la DEFENSA Y LA SEGURIDAD NACIONAL.”. En esto entiendo que se aleja de la realidad, tanto el Presidente y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas como sus ministros carecen de conocimientos básicos sobre tema de Seguridad Nacional, a mi entender esta rama engloba la Defensa Nacional, que es responsabilidad de las Fuerzas Armadas y la Seguridad Nacional, responsabilidad de las Fuerzas de Seguridad, a esta falta de idoneidad de los magistrados, debemos agregarles la inoperancia de los miembros del gabinete, tal es así que el Ministro de Defensa se enteró por los medios de comunicación social de la pérdida del Submarino SAN JUAN.
Por ultimo habla de “LEALTAD y el ESPÍRITU DE CUERPO” y se olvida del honor, que es el padre de todas las virtudes Militares, como así mismo de la humildad que es la madre de todas las virtudes cristianas.
La historia reciente nos demuestra que la LEALTAD y el ESPIRITU DE CUERPO, habrían desaparecido al parecer con el advenimiento de la democracia en 1983, donde fue esto mucho más notorio, particularmente creo esto viene de mucho más atrás, no podemos contar actualmente, salvo honrosas excepciones, con nuestros generales, como la marina ni aeronáutica, fuerzas de seguridad y policiales  con sus Oficiales Superiores, todos nos entregaron atados de pies y manos el anterior y a este gobierno, quienes nos asesinan, en las cárceles, con falsas sentencias que son en realidad condenas a muerte.
La lealtad de MACRI hacia las Fuerzas Armadas, la podemos calificar sobre un total de 10 puntos en menos 10 puntos, con desprecio total a sus Fuerzas Armadas y una lealtad sin límites hacia los subversivos a quienes honra tirándoles flores a los guerrilleros terroristas en el Rio de la Plata, y los mantiene en importantes puestos de su gobierno, con cinismo absoluto al mentir que se acabarían el curro de los Derechos Humanos, al hacer votar una ley totalmente ilegal con todos sus secuaces en el Congreso, por la cual se anulaba una sentencia firme de la Corte Suprema de Justicia respecto a la obligación del cumplimiento del 2×1 etc. etc. etc.
¿Se puede creer que esto es ignorancia o casualidad? Sinceramente pienso que no, que todo está orquestado para seguir destruyendo las fuerzas armadas.
PP – VGMT (PRISIONERO POLÍTICO Y VETERANO DE GUERRA EN EL MONTE TUCUMANO)

ARIEL VALDIVIEZO

DNI: 8.196.717

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 22, 2018


 

CARTA A UN  MAESTRO DE ESCUELA TAMBIEN HONORABLE SOLDADO

Share

 

 

 

Por Claudio Kussman.

 

 

LA CRUDA REALIDAD NO GUSTA

Para quienes no lo saben, Ariel Valdiviezo, aparte de ser un verdadero soldado que solo se arrodilla por su fe cristiana como lo demuestra en cada una de sus notas, además es maestro de escuela. Fue la inspiración que le trasmitió su madre, también maestra, en la lejana Quebrada de Humahuaca de su infancia primero y en San Salvador de Jujuy después.

Debía tener un título honorable para posteriormente poder   ir al Colegio Militar, por otro título también honorable.  Compartimos prisión en la Unidad 31 de Ezeiza, alojado él en el pabellón uno y yo en el diecinueve en donde frecuentemente nos reuníamos,  a cambiar ideas y  cursos de acción a seguir dada la iniquidad a la que estábamos sometidos. Lo propio hacemos hoy,  Skype de por medio.  Luego de leer su nota sobre la pérdida del honor, debo decir que concuerdo plenamente con su veraz y valiente contenido. También que pocas  serán las veces que la misma sea redistribuida en las redes. La cruda descripción de la realidad que nos envuelve, no gusta ser escuchada. Se evita y la responsabilidad de todo la tienen solamente quienes nos agreden ilegalmente. La autocrítica no existe. Se considera valiente quien postrado de rodillas calla o se expresa mediante seudónimos, sin dar la cara. Se consideran buenos camaradas, a quienes no difunden  las actividades en prisión de un impresentable como el General  kirchnerista  Milani, para que este no sea víctima de desprestigio alguno.

 

MASOQUISTAS

Más allá que el voto es un derecho que debe respetarse, en las PASO 2017, los ex uniformados y familiares en una muestra de masoquismo extremo,  dejaron de lado a quienes nos podían  representar y hacer saber que existimos, sufrimos y morimos cruelmente. En su lugar se votó a quienes con globos amarillos y palabras de felicidad, en la que no tenemos derecho a participar, continúan con la política de estado de la “década ganada”.  Mientras, como  pericos repiten: ESTAMOS CAMBIANDO. A la par, un bien pago ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Presidencia de la Nación, luego de gran esfuerzo mental, como parte de su tarea, se disfraza de planta tropical ratificando así el promocionado eslogan del cambio.
Y nosotros nos burlamos del “pajarico de Maduro”?  Estamos solos y por ello, mientras no se cambie de verdad  con acciones acordes al pasado  heroico de muchos de nuestros camaradas, permaneceremos  en el mismo sitio indigno que ocupamos hoy. Marginados, ignorados y estigmatizados a más y mejor, moriremos sin pena y sin gloria. Sabemos que  el honor y la dignidad no se declaman, se practican con hechos, día a día.  Los mismos no reciben premio de terceros, solo son parte de nuestra conciencia y allí reside nuestro premio.
Estimado Ariel Valdiviezo, a veces pienso que insistir sobre estos temas “duros”, es “darle margaritas a los chanchos”,* a más de crear mal ambiente con  los miembros de nuestras fuerzas en situación de retiro y no sé si con los que están en actividad, ya que para ellos no existimos. De cualquier forma como siempre nos repetimos: HAY QUE SEGUIR.

 

Claudio Kussman

www.PrisioneroEnArgentina.com

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com

@PrisioneroA

Agosto 24, 2017

 

 

“Nadie se nos montará encima si no doblamos la espalda”.

Martin Luther King (1929-1968)

 

 

*La frase significa desperdiciar cosas buenas o útiles en algo que no lo merece.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 25, 2017


 

EL PROBLEMA DE LA GUERRA CIVIL (CONFLICTO ARMADO NO INTERNACIONAL[1]

Share

 

 

 

 Escribe: Carlos Españadero.

 

Los militares como todas las profesiones, tienen limitaciones para tratar cuestiones nuevas o que rompen esquemas. En este caso, me referiré a una cuestión antiquísima, tanto que tendríamos que acercarnos a Adán y Eva. Pero, sin embargo, en el siglo XX y XXI, los encuentra medio “desnudos” para encararlo. Y cuando ocurre esto muchas veces se manotea a lo que se tiene para otra cosa, o a pensadores que han explicado cuestiones de manera muy valiosa, pero refiriéndose a algo distinto.

   Buscando una denominación para el tema, podría referirme a lo explicado por la OTAN después de la II Guerra mundial: Guerra interna. O por las mencionadas convenciones, Conflicto armado no internacional. O por los pensadores políticos o del derecho o sociólogos: guerra civil. En realidad, es una expresión más común, más antigua y popular. No selecciono a los marxistas, no solo por razones de buen gusto, sino por su habilidad de ser malabaristas de la palabra. Para ellos, utilizarían mejor la palabra “revolución” cuando luchan por alcanzar la dictadura del proletariado, y “contrarrevolución”, o “represión” o “nazismo” o “fascismo” si se refiere a los que lo enfrentan, en una fase superior, combatiendo contra la dictadura del proletariado.

   Yo creo que las más ajustada a lo que se quiere definir, es guerra interna. Pero los hombres de derecho han descubierto que se puede regimentar el pensamiento mediante leyes y decretos. Sabemos que hoy por ley, en la guerra de los 70 hubo 30.000 desaparecidos. Y el que discrepe, tendrá las sanciones pertinentes. Mañana podrán sacar una ley que diga que el ERP y Montoneros son los herederos de San Martín, y el que diga lo contrario deberá ir a la cárcel.

    Como se verá la “guerra interna” ya presenta problema para encontrar un título que ayude a definirla. Los marxistas, como digo buenos malabaristas de las palabras, tienen por ley, que si lo dice la OTAN está al servicio del capitalismo internacional y el imperialismo, y por lo tanto si la OTAN dice “Buenos días” esa frase pasa a encumbrar al imperialismo y a tratar de agredir a todo buen marxista que transita esta tierra, pese a sus tremendas disputas internas.

Juan XXIII

Martin L. King Jr.

George Patton

     Pero no hay que intimidarse, y por lo menos en mi caso, y aunque se enojen la denominaré “guerra interna”. Y para el neófito que lee esto, es lo mismo que decir guerra civil.

     Me voy a apartar de definiciones de muchos pensadores que definen a la guerra, de una manera que podríamos decir que es más simpática.

     Yo me animo aquí a explicarle que es una guerra convencional (que no es una guerra interna, pero es un punto de partida para entender el tema). Para ello recurro a lo que escribí en mi libro: “El problema del terrorismo”:

  CONCEPTO DE LA GUERRA

  • La guerra es un conflicto. Pero se desarrolla teniendo en el uso sistemático de la violencia un instrumento imprescindible.

  • Podremos decir que el uso sistemático de la violencia es proporcionalmente mínimo, dado que la estrategia en desarrollo, contiene aspectos económicos, culturales, jurídicos, sociales, etc. cuantitativamente más importantes. Pero al existir la primera, ya estamos en la guerra.

  • Por eso, de no existir violencia aplicada sistemáticamente, no hay guerra. Es un conflicto, que podemos denominar de otra manera (económico, financiero, de intereses, etc.).

  • Hay que destacar que generalmente, el estado de guerra, enfrenta a los beligerantes a una situación límite.

  • Una guerra entraña el peligro de marcar el fin de la existencia de una nación, con todas las consecuencias colectivas e individuales que esto supone.

  • O por lo menos, de cercenar su extensión territorial o su personalidad nacional. Es indudablemente, la Patria (ruego me disculpen aquellos que han convertido en pecaminosa esta palabra) en peligro de muerte.

  • Por lo tanto, toda la nación es convocada incluso por la fuerza (mediante la modificación del sistema legal imperante en la paz), y toda la población es obligada a participar, sea incorporando grandes efectivos al aparato armado, sea limitando derechos laborales, para producir materiales y equipos de guerra, sea estableciendo privaciones para el manejo financiero al servicio de las operaciones militares, sea ajustándose a medidas de seguridad limitativas de la libertad privada, etc.

  • En general, para una nación es una situación límite. Para hacer la guerra debe poseer una cierta preparación.

  • En un mundo como el nuestro, no existe adjetivo positivo sin utilizar en los justificativos de las guerras (la guerra justa, la guerra en defensa propia, la guerra para defender a Díos, la guerra para defender la democracia, la guerra para defender la libertad, la guerra para defender la justicia, la guerra por la justicia social, la guerra por el hombre nuevo, etc.).

  • Observe que nadie habla de la guerra para robar a otro, ni la guerra para obligar a un pueblo a ser explotado.

  • Casi ningún país tiene un ministerio de la Guerra (a principios de siglo XX, los había). El avance de la psicología y de los especialistas en acción psicológica ha logrado que todos sean de defensa nacional. ……¡Nadie tiene un ministerio de agresión internacional!

  • Pero es momento de escarbar un poco. ¿Qué es el uso sistemático de la violencia?

  • Amigo mío, el uso sistemático de la violencia es…matar en cantidad industrial. Y hacerlo con toda premeditación, mediante sesudas planificaciones que tienen por finalidad aniquilar al enemigo.

  • Muchos aclararán que aniquilar no es matar sino quitar la voluntad de lucha. Es cierto, pero para quitar la voluntad de lucha; en la guerra, se realizan matanzas colectivas.

  • Sabemos que alguien podrá pensar que se puede quitar la voluntad de lucha repartiendo caramelos o dulces, o enviando hermosas odaliscas.

  • Es probable, pero para eso no necesita emplear la violencia sistemática. Y entonces no será guerra. Será un conflicto donde intervendrán diversos ministerios que son más adecuados para el empleo de estos procedimientos.

  • No se hablaría de guerra, sino de un estado de paz, donde mediante el dulce o el sexo pensamos alcanzar nuestras finalidades.

  • Esto no lo sugiero, sino que lo muestra la historia, los documentos de las guerras, las directivas y órdenes que se han impartido, los reglamentos militares de cualquier país, las benditas leyes de la guerra escritas trabajosamente en Ginebra.

  • Y si decimos uso sistemático de la violencia, entenderemos que es una actividad (no digo arte, aunque para el caso es lo mismo) que se debe estudiar, ejercitar, entrenar para lograr continuadamente, “las mejores matanzas colectivas” (¡esto es eficiencia!).

  • Si Ud. es un activista de los derechos humanos, puede comenzar a juntar piedras para lanzarlas sobre mí. Pero le aseguro que esto es cierto.

  • Además, para conformar a un “idealista” de esta naturaleza, podríamos calmarlo afirmando que la matanza colectiva la podemos hacer con todos aquellos que él califique de nazi y por si acaso podemos agregar a los militares (a los que le prohibiremos que actúen como tales).

  • Ahora imagínese lo que es organizar un equipo de miles de personas adiestradas para producir matanzas colectivas. Necesita entrenadores (y disculpe si lastimo su sensibilidad). A la vez, hay que entrenarse para evitar que nos hagan a nosotros las matanzas colectivas.

  • Quedamos tranquilos porque esto es solucionado por las naciones constituyendo su aparato militar desde tiempo de paz.

  • Claro que tanto Ud. como yo lo aprobamos cuando hablamos de nuestra “defensa nacional”. Además, somos contribuyentes para sostenerlo.

  • Admiro a Luther King y a Juan XXIII, pero si hay guerra prefiero al general Patton o al general Rommel. O en Argentina a un militar como Seineldín.

  • Pero para encabezar la lucha por los derechos humanos, estoy seguro que podemos pensar en muchos, pero no elegiríamos ni a Patton ni a Rommel ni a Seneildin.

  • Esta posición irreducible, se fundamenta en que cada cosa tiene su función. Y consecuentemente, no podemos organizar una lechería para trabajar como una carnicería. Parece ilógico.

  • La guerra ha sido escrita como una aventura, como una película de suspenso, o como las proezas de un héroe (con el cual Ud. termina identificándose) que arrasa con el enemigo.

  • Claro que ahora, en plena vigencia de los derechos humanos, uno se siente apabullado ante la crueldad de los héroes de “Mortal combat” y de los “Caballeros del Zodíaco”; que hacen las delicias de los niños, y según cuentas de un episodio que tuve que soportar, matan uno por minuto.

  • Vamos a vivenciar la guerra. Tibiamente, porque hay que vivirla, para medir lo que se pueda describir. Y para entonces sí, formular un coherente rechazo a la misma.

  • Tenga en cuenta, que lo explicado se refiere a la guerra convencional, entre países, que las convenciones denominan “conflicto armado internacional”. Pero esto es necesario para que tratemos la “guerra interna” (o conflicto armado no internacional o guerra civil), para someramente observar las notables diferencias que hay que tener en cuenta.

  • Si mis apreciados editores lo permiten, y no recibo un aluvión de protestas de los respetables lectores, los trataremos en varios trabajos. Si es que no me envían a la cárcel los conductores gubernamentales.

[1]    Para el art. 3 (común) de las convenciones de Ginebra, esta es la denominación de: Guerra Civil.

 


Carlos Españadero

PrisioneroEnArgentina.com

Abril 29, 2017


 

Carta al presidente de la República Argentina

Share

 

valdiviezo-militar Por el T. Coronel Ariel Valdiviezo.

 

Parte de la colección “Cartas no contestadas”. La presente es de meses atrás.

 

SEÑOR PRESIDENTE

                        Vi con sumo agrado cuando leí su carta dirigida a MADURO sobre los presos políticos y aún mayor fue mi satisfacción cuando mencionó que se acabarían “los curros de los derechos humanos”.

                        Han pasado más de cuatro meses desde que nos honró con la investidura de Presidente  de la Nación y que gobernaría para todos los argentinos, según sus propias  palabras.

                        Cartas y palabras que al día de hoy están vacías sin contenido alguno, esto  me retrotrae a un verdadero defensor de los derechos civiles y humanos, un NEGRO ejemplar, con mayúscula,  que siempre comenzaba al defender sus principios, con las siguientes palabras: “Anoche tuve un sueño”, me refiero al venerable MARTIN LUDER KING quien dijera:

                        La cobardía preguntó ¿Es seguro? – La conveniencia política preguntó ¿Es político? – La vanidad preguntó ¿Es popular? – La conciencia preguntó ¿Es correcto? Entonces llega el momento en que uno debe tomar una posición que no es segura, ni política, ni popular, pero que hay que tomarla porque es la correcta y este NEGRO, por ser correcto fue asesinado, al igual que el Fiscal Nisman, que intentó seguir sus pasos.

                        Por eso que al día de hoy pregunto ¿Dónde está ubicado señor Presidente?, indudablemente, no en lo correcto, respecto a lo que Ud. en su campaña mencionara sobre “el curro de los derechos humanos?  Los curros aún continúan, un ejemplo, el juicio ilegal sobre personal que participó en el Operativo Independencia, y otros, donde se viola la Constitución Nacional y Tratados Internacionales que el Estado Argentino se comprometió cumplir y Ud. ahora está permitiendo tales aberraciones jurídicas, en otras palabras está incumpliendo con estas responsabilidades internacionales incorporadas a la Constitución Nacional. En primer lugar porque conoce que es así y no de otra manera, y segundo porque los apoya manifestando que la Justicia es independiente, he aquí donde se equivoca señor Presiente, la Justicia no es independiente, tiene un solo amo y debe ser esclava de la Constitución Nacional.

                        Nuestra Carta Magna es pisoteada todos los días, en los juicios que siguiendo una Política de Estado, avergüenzan a toda la comunidad jurídica, nacional e internacional.

                        Además no creo que ignore de la existencia de la comunidad espuria de “Justicia Legítima”, que degenera de su origen o naturaleza, que no es otra que la Constitución Nacional, esta es una justicia dentro de la Justicia, así que ¿Cómo puede hablarme de una Justicia independiente?. Con propias directivas dadas por el Boletín de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y de la Resolución Nro 158/7 de la Procuraduría General de la Nación. Constituyen por eso una verdadera asociación ilícita con normas particulares, que alinean a jueces y fiscales para  no juzgar a los terroristas que  asolaron el país, pero si a quienes lo defendieron.

Tal permisividad desvirtúa sus promesas electorales, teniendo especialmente en cuenta, que nos juró, que nunca nos mentiría  y manifiesta a los cuatro vientos que la justicia es independiente, estoy de acuerdo con sus palabras, es independiente  y lo demuestra todos los días actuando fuera de la ley.

                 Esta Corte Suprema de Justicia de la Nación, donde su presidente se jacta de seguir una Política de Estado, y en su nombre se cometen los atropellos a la Justicia inimaginables dentro de un Estado de Derecho, visto y solo digno de regímenes  totalitarios como el Nazismo y el Comunismo, donde en ellos se  propugna el gobierno de los hombres en lugar del gobierno de las leyes, y ahora este camaleónico Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, dice haber fijado la Política contra la corrupción, quizás Ud. negocio esto con él, o quizás es personal del presidente de la Corte, para quedar bien con el gobierno de turno, lo que es, fuera como fuera, es peligrosísimo para la Nación, porque estoy seguro que con estos jueces, van a condenar a supuestos corruptos con o sin pruebas, como lo hicieron con quienes defendieron la Nación Argentina ante la agresión del terrorismo internacional.

                   Estos jueces violan los derechos humanos en nombre de los derechos humanos a más de 2000 combatientes, y Ud., permite que siga ocurriendo. Durante su gobierno lleva ya 14 muertos políticos, en cautiverio en las cárceles del país, todos ellos por falta de atención médica necesaria, ejemplo el Tribunal Oral en lo Criminal de Tucumán, el Dr. Casas me prohíbe concurrir al Hospital Militar Central en la mayoría de los servicios médicos, con amplía satisfacción de la Jefa Medica del Penal Dra. MARIANA VALES del Servicio Penitenciario Federal de la Unidad 31.

                   Espero Señor Presidente que no se enorgullezca al gobernar este país, único en el mundo, que tiene una cárcel exclusiva para viejos de más setenta años, donde, se les violan todos los derechos que sí se les conceden a verdaderos delincuentes.

                   Por último pido a Dios que le de fuerzas, para poder hacer lo que es correcto, como lo hiciera ese NEGRO, aunque en ello se le vaya la vida, sea la personal o la política, pues solo los cobardes tienen miedo a una muerta digna y honrosa.

                                                                                                 ARIEL ROLANDO VALDIVIEZO

                                                                                                              D.N.I: 8.196.717

                                                                                                               Preso Político