MIRTA FILIPUZZI, JUEZ FEDERAL

Share

Por CLAUDIO KUSSMAN.

 

 

MENTES SINIESTRAS EN LA JUSTICIA FEDERAL ARGENTINA

En el año 2014, una madre formuló una desesperada denuncia ante el Juzgado Federal de Viedma, Provincia de Rio Negro a cargo de la Juez MIRTA FILIPUZZI. Su hija menor de edad junto a otras, que como ella estaban alojadas en uno de los Centro de Atención Integral de Niños y Adolescentes (CAINA), escapaban a diario del lugar.

Daba cuenta que en una camioneta eran llevadas hasta una chacra, donde eran explotadas sexualmente por influyentes personas mayores a cambio de dinero. Transcurrido casi un año sin que se registrara movimiento alguno en el expediente judicial, repitió la denuncia en el Juzgado de Familia de la justicia rionegrina a cargo de la juez MARIA LAURA DUMPEÉ.

En esta oportunidad el accionar judicial y el resultado fue completamente distinto y también dolorosamente sorprendente quedando al descubierto aberrantes prácticas orgiásticas a cargo de siniestros personajes. Así resultó detenido y más tarde excarcelado, nada menos que el juez camarista de Viedma,   JUAN BERNARDI, propietario de la chacra ubicada en las afueras de esa ciudad (en 2017 fue condenado a 5 años de prisión).

También su empleado y amigo, JULIO ANTUEQUE, (condenado a 14 años de prisión) con antecedentes por consumo de drogas y comportamiento violento. Un tercer imputado, FABIÁN PERALTA, se suicidó por ahorcamiento pocas horas antes de ser indagado por la justicia rionegrina.

En septiembre de 2016 Su Señoría BERNARDI mediante Acta N° 11/16 del Consejo de la Magistratura fue destituido e inhabilitado para ocupar cargos judiciales por las causales de: “mal desempeño de la función y graves desarreglos de conducta”. La Juez MIRTA FILIPUZZI fue objeto de movilizaciones de los rionegrinos en marzo del 2015, en los que se reclamaba por su actuación o no actuación, en el caso de trata y corrupción de menores. Denunciada ante el Consejo de la Magistratura por su mal desempeño, sigue su exitosa carrera judicial.

 

LA PUTA JUSTICIA

Esta despreciable mujer, que como tal tiene que serlo al haber “dejado dormir” la denuncia que recibiera sobre un aberrante hecho, en el que las víctimas eran niñas, menores de edad,  subrogó en reiteradas oportunidades en la justicia Federal de Bahía Blanca y al día de hoy sigue haciéndolo.

Su irresponsabilidad ha sido tal que lo  hizo casi sin concurrir a esa ciudad “manejando” todo desde la Provincia de Rio Negro, en cuya capital Viedma reside su juzgado. Existiendo causas tan delicadas en las cuales hay vidas humanas ¿cuál fue la fórmula de esta funcionaria desaprensiva e irresponsable? Muy simple a todo le dice: ¡NO! ¿para que se va a tomar el trabajo de actuar como debe hacerlo un juez? Fue la SEXTA JUEZ SUBROGANTE a cuya disposición estuve en mis primeros diez y seis meses de detención o sea un promedio de un juez cada ochenta días.

¿DE QUÉ PUTA JUSTICIA INDEPENDIENTE HABLAN NUESTROS DIRIGENTES GUBERNAMENTALES CUANDO DISPLICENTEMENTE SE REFIEREN A NOSOTROS, LOS ADULTOS MAYORES EN PRISIÓN? Estoy perdiendo ilegalmente mi vida y la de mi esposa a manos de miembros del poder judicial federal de Bahía Blanca, que actúan como FILIPUZZI o están relacionados con narcotraficantes o con prostíbulos Vip, otros son militantes, borrachos, irresponsables o mezquinos.  Así como detienen y condenan al barrer, por imputaciones similares liberan a sus amigos miembros del poder judicial, jefes policiales o empresarios de medios. SERÁ JUSTICIA.

Claudio Kussman

Interno L.U.P 345.349

Servicio Penitenciario Federal

Mayo 23, 2018

23 de marzo del año 2016

Carta a la juez subrogante Mirta Susana Filipuzzi y a su secretario de Derechos Humanos doctor Leandro Massari

Doctora Mirta Susana Filipuzzi (Juez Subrogante)
Doctor Leandro Massari (secretario)
Como se lo expresara en una carta similar dirigida a la antecesora quinta juez subrogante, doctora María Gabriela Marrón, se de la no conveniencia de dirigirme a ustedes en la poco cordial forma, como lo haré.
Sé que están acostumbrados a ser agasajados y considerados muchas veces por obsecuencia dada la importancia de sus investiduras. Así en sus oratorias y resoluciones reiteradamente -con grandilocuencia- hablan de la verdad y la justicia.
Verdad y justicia
Desde el mismo momento de mi detención, el 28 de noviembre del año 2014, también lo hago y reclamo las mismas. Por ello, una de las dos partes -ustedes o yo- evidentemente miente.
Allí, yo tengo la ventaja. Se fehacientemente quién miente y vulnera la justicia sin pudor alguno. Lamentablemente, yo se que actué como un hombre de bien y me sé un hombre de bien -pese a que suene soberbio- Me esforcé por ser un policía profesional y por consiguiente me considero con la autoridad moral para mirar a la cara y decir lo que digo, pese a estar dentro de una prisión.
Esta condición tan fuera de lugar en esta época, proviene del hecho que miembros de la “justicia” de la cual forman parte, torpemente me “engarronaron”
Poder Judicial contaminado
Yo, entre los años 1962 y 1992, he formado parte de una institución en la que lamentablemente -debo reconocer- la existencia de sectores con índices de corrupción. Estos, proporcionalmente a la cantidad de sus efectivos, en nada es comparable en la que hoy contamina al Poder Judicial por más importantes despachos y floridos diplomas universitarios que exhiban. Ingresé a la Policía a los 16 años de edad, por la fantasía de adolescente de querer llegar a detective. No por necesidad o ser un desocupado. En Bahía Blanca, ciudad de 182,000 habitantes, con mi familia éramos conocidos y en la época de los hechos que me imputan ya llevaba once años como oficial de policía. Ocho de los cuales fueron trabajando de civil, en la calle. Era un veterano, no un novato que llegó, estuvo uno o dos años y se fue de la ciudad. Luego continué por tres años más hasta que me trasladé al Gran Buenos Aires, donde continué hasta que solicité mi retiro voluntario luego de 31 años de servicio.
Antropometría
Por si no lo saben, medía 1 metro y 87 centímetros de estatura. Era delgado. Por haber transcurrido parte de mi infancia en ella. por mi labor difundida en los medios cada vez que llevaba a cabo o participaba en un procedimiento, y mi antropometría, era muy conocido y reconocible en esa época. Esto, aparte de mis principios morales y no ser un temeroso obsecuente, me inhibía de toda actuación irregular para complacer a terceros, lo cual llega hasta estos días.
Estoy seguro que no conoce los detalles de la causa, o causas por las que me imputan, ya que en la misma, están a la vista los desaguisados y falacias judiciales para imputarme, similares a las maniobras realizadas para no aprehender a verdaderos culpables. Todo esto me obligó, junto con mi familia, a publicar solicitadas y conformar la página web:

En ella, ante tanta arbitrariedad judicial, doy la cara reiteradamente, en forma plena y no silencio nada, porque es mi verdad. Ni sus antecesores, ni ustedes a pesar del gravísimo daño causado jamás me pondrán de rodillas ni me harán callar. Esto hizo que, luego que se burlaran de nosotros, con falsas expectativas sobre mi prisión domiciliaria, volviera a reiniciar esta Huelga de Hambre y medicación, con final elegido por mí. Supongo que algún miope malintencionado la considerará una acción extorsiva. Yo -por mi parte- sé que reivindica mi dignidad ante tanta injusticia y prevaricato.
Prisión Domiciliaria para Narcos
Mientras observo que me niegan una prisión domiciliaria, estas son otorgadas a diestra y siniestra a los narcotraficantes -verdaderos genocidas del presente y del futuro- como así también a violadores y a asesinos. Congratulaciones, realmente ustedes y yo estamos en las antípodas de toda concordancia ya que en su negativa, dice: “La gravedad y naturaleza del hecho investigado y los bienes jurídicos atacados por la conducta asumida por el imputado”… y yo digo: que pretendo mi libertad y un pedido de disculpas por parte de la “justicia” que tan ilegalmente me imputó, mediante burlas e “inferencias”. Que no haré reclamo resarcitorio alguno ya que el dinero que obtuviera está manchado con sangre de los Poderes, pilares de la democracia, que en mi caso no actuaron o lo hicieron muy mal.
¿Fugándome?
Cuando ustedes dicen: “Y sumado a los graves delitos de lesa humanidad que le son enrostrados, los riesgos de fuga y de entorpecimiento del procedimiento se incrementan” , me hace pensar en otra burla judicial. No están enterados o no les importa, pese a haberlo difundido y reiterado en gran cantidad de escritos, en mis declaraciones, etc. que en Setiembre del año 2011 viajé a Bahía Blanca, me puse a disposición de la “justicia” , esto al enterarme a través de Internet del accionar ilegal -como está debidamente documentado en la causa- del ex fiscal y hoy procurador Abel Córdoba, estaba involucrándome en un hecho grave. Luego de asesorarme legalmente, esperé durante tres años en el lugar donde dije que iba a estar, hasta que llegaron a detenerme. NO ME FUGUÉ, pese a los consejos recibidos en tal sentido y pese a tener los medios para hacerlo. Tampoco entorpecí el accionar de la “justicia” . No tenía porque hacerlo. Como yo no lo hago, debo reconocer que nunca pensé en maniobras tan sucias llevadas a cabo por la “justicia” a cuya disposición me encuentro hoy.
No diré que soy inocente
No quiero finalizar sin transcribir parte de mis palabras cuando declarara en indagatorias ante la empleada contratada por la Secretaría de Derechos Humanos Susana Arrechea (Juez y fiscales, que me interrogaran ampliamente como yo pedía, bien gracias. No estaban) Allí, en diciembre del año 2014, expresé: “No diré que soy inocente ya que es lo primero que dice todo reo. Tal es la rabia que siento -digna del quinto círculo descripto por el Dante- de que desde mi detención hace 18 días hago votos para que la muerte, el dolor y las mayores desgracias personales y familiares nos alcancen a quienes por odio, ideología, negligencia, acción u omisión, seamos falsarios en esta causa. Siempre a lo largo de la vida traté de aprender. Me esforcé por ser mejor persona y mejor funcionario, para poder ayudar. Estando siempre lejos de todo sentimiento de odio o rabia, por considerarlos negativos en la vida de cualquier ser humano.
Lamentablemente, estas nuevas experiencias que me tocan vivir a mí y a mi familia, me desbordan y a modo de consuelo me ganan los sentimientos que siempre rechacé. Como lo expresara en estos votos de malos sentimientos y deseos, me incluyo si fuera responsable en algo con respecto a las víctimas de autos.
Atentamente,
Claudio Kussman
PrisioneroEnArgentina.com

 

 

EPÍLOGO EN UNA CASA EMBRUJADA

Al mejor estilo: Ripley ¡aunque usted no lo crea!, en abril del año 2017 los miembros de la justicia que condenara al siniestro juez JUAN BERNARDI dispusieron que este cumpla la pena impuesta en una antigua casona “embrujada” de campo, acompañado por un guardia cárcel.  Construida en la década de 1930, está en el medio de la nada en el paraje Cubanea a 70 kilómetros de Viedma sobre la ruta 250.


Deshabitada de largo tiempo, es administrada por la Policía Rural que la utiliza de paso como lugar para un breve descanso, o un refrigerio, cuando trabajan en la zona. Los lugareños, que en su mayoría viven en estancias y puestos de los alrededores, aseguran que la casona está “embrujada” y habitada por “fantasmas”, que de noche hacen escuchar ruidos extraños que aterrorizan.  Los sonidos provienen del segundo piso de la casona, sector que fue adaptado para que el ex magistrado cumpla su condena. Para más información hay que llegar hasta dicho lugar.

 


PRISIONEROenARGENTINA.com

Mayo 24, 2018


 

LOS ARGENTINOS TENEMOS  SANGRE DE HORCHATA* – PRIMERA PARTE

Share

 

Por Claudio Kussman.

 

 

DE LACRAS JUDICIALES Y OTRAS YERBAS

¿Usted puede rebatirme cuando digo que tenemos sangre de horchata? De no ser así, como es posible que mansamente un par de miles de hombres y mujeres, muchos de ellos ex uniformados, y a su vez no pocos de estos, “héroes” de ayer y de hoy, acepten como mansos corderos, la iniquidad extrema? Me refiero a que algunos togados corruptos hasta lo más profundo de su ser, a como dé lugar desconocen la Constitución, las leyes y códigos.  Así sin pruebas imponen prisiones preventivas ilegales y   luego de 8 o más años en esa condición, en diferentes casos, DESCUBREN que el imputado era inocente. ¿O que siendo una piltrafa humana por su salud detengan y dejen morir en prisión adultos mayores septuagenarios, octogenarios y hasta nonagenarios?  ¿O que hagan caso omiso a los requerimientos legales del imputado?

Yo, en menos de 2 años, pasé por las “manos” de más de 10 “jueces” y cada uno dejó su huella con abusos y arbitrariedades, en algún caso cometiendo delitos, desatendiendo peticiones legales, agregándome imputaciones que no tenía, a la hora de prolongarme  a 4 años mi prisión preventiva. Hubo de todo en estos “funcionarios judiciales”: alguno borrachín, otros completamente irresponsables y ausentes, tanto que ni concurrían al juzgado, otro asquerosamente militante y otros indiferentes a todo. Puedo solicitar diligencias, o elementos de la causa en la que me “engarronaron” y es como hablarles a la pared. Si se ven obligados   a cumplir alguna diligencia que me favorezca, lo hacen mal y a desgano o directamente la niegan. Uno es condenado de por vida y estos funcionarios ni leen las causas, desconocen su contenido y pareciera que están resolviendo infracciones de tránsito. En no pocos casos son verdaderos insensatos en la función, que de rendir cuentas a modo de castigo se los jubila. Y no solo eso, también se enojan con uno, porque no se queda callado y de rodillas.


 

 


ARGENTINA SIN VENGADORES ANÓNIMOS

Realmente todos tienen algo en común y es aparte de la irresponsabilidad, la suerte. Es que pese a la extrema iniquidad con la que se manejan, como nosotros tenemos sangre de horchata no existen en Argentina   los “vengadores anónimos”. Así van despreocupadamente y sin peligro por la vida como ciudadanos ejemplares y dignos funcionarios bien pagos, de unos de los poderes de la democracia.  No crea que yo no he fantaseado con la idea de transformarme en un monstruo vengador, al estilo Norteamericano. Luego pienso en el legado a quienes me sucederán y siento que no puedo ser igual a estos funcionarios, que por vaya a saber qué razón se transformaron en inmorales y peligrosos asesinos. Yo jamás podría ser igual a ellos. Solo me limito a desearles que el destino les dé lo que realmente se merecen y que arrastren a sus respectivas familias, como hacen con las nuestras. Esta característica de la circulación sanguínea, tan descollante en nosotros, los adultos mayores imputados por los mal llamados delitos de lesa humanidad,  también la tienen los ciudadanos en general.  Ejemplos: Aceptar jueces abolicionistas que liberan a narcotraficantes, violadores y asesinos a alta velocidad, para que vuelvan a reiterar sus calamitosos delitos. Haber votado a los Kirchner en 3 oportunidades para la presidencia y muchísimas más para la gobernación de Santa Cruz. Aceptar como legisladores a Menem, Cristina y muchos otros indeseables, a los que a pesar de sus riquezas mal habidas, debemos mantenerlos a través de décadas entre todos.  Tener casos judicialmente “arreglados” como el de los hermanos Rohm…


 

 

CONTINUARÁ…

 

 

Claudio Kussman

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com

PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 27, 2017

 


*Es un dicho español que significa  carencia de sentimientos, es decir que tanto el amor como el odio es indiferente a la persona y que le da igual lo malo o lo bueno,  que todo les resbala. Significa el no tener agallas y la carencia de valor para enfrentar  situaciones difíciles que se presentan. También aclaremos que  la horchata es un refresco natural que se toma en verano muy frío y que se extrae del jugo de las Chufas (Cyperus Esculentus) muy popular en Valencia, España y en diversas partes del planeta.

 

 

 

 

 

 


 

 

 

PODER JUDICIAL. SEMIDIOSES, DIOSES  Y DEIDADES

Share

 

 

Por Claudio Kussman.

 

 

SEMIDIOSES, DIOSES  Y DEIDADES

Quienes a nuestra edad cargamos una imputación por los mal llamados delitos de lesa humanidad, entre otros numerosos  factores ilegales en contra que son imposibles de superar,  también está el tiempo. En su uso arbitrario y criminal, los togados y fiscales  no tienen pudor, ni disimulan absolutamente en nada. Están bien cubiertos por aquellos que los hicieron “militantes o legítimos” y últimamente “independientes”. Así estos semidioses de la verdad y la justicia a como dé lugar, dueños de la vida y la muerte nuestra, desde las alturas nos pueden decir: “bueno ya lo escuché como dos horas, damos por terminado el acto (Walter López Da Silva, el día 20 de diciembre de 2016) cuando pedía seguir declarando al día siguiente. O el obsecuente secretario con cargo de juez subrogante que fuera removido por mal desempeño, Ulpiano Martinez, quien se tomó 18 días desde mi detención para que una empleada contratada por la secretaría de derechos humanos (Susana Arrechea),  me recibiera declaración.

 

CARRERA CONTRA EL TIEMPO

A poco de cumplir mis primeros tres años en prisión preventiva, mi vida  estuvo en manos de ONCE sucesivos y variados togados: 1-Alcindo Alvarez Canale, 2-Santiago Ulpiano Martinez, 3-Claudio Pontet, 4-Alejo Ramos Padilla, 5-María Gabriela Marrón, 6-Iara Silvestre, 7-Hector Plou, 8-Mirta Susana Filipuzzi, 9-Hector Plou (nuevamente) 10-Mirta Susana Filipuzzi (nuevamente) y  11-Walter López Da Silva. Estos dioses y los elevo en mi consideración, porque semidiós es poca cosa para ellos, pese a mis reiterados pedidos de elementos de la causa, a la fecha los sigo esperando. Quizás algún día alguno satisfaga mi irreverente requerimiento avalado por el Código de Procedimiento Penal, o no. Cuando llevaba nueve meses de detención o sea lo que se tarda en gestar un ser humano, el militante juez subrogante Ramos Padilla condescendientemente abrió dos sobres con documentación, que yo había entregado al momento de mi arresto.

Eso sí, no me permitió exponer nada en la videoconferencia ya que la deidad, o sea él,  no disponía de tiempo.

 

UN VULGAR HUMANO

Luego ninguna de las mentes superiores que lo sucedieron, sintió interés alguno  al respecto de mi entrega. Lógicamente la mayoría de estos irresponsables, como soy un vulgar y mortal  humano,  ni se enteró que yo existo.  Destacable es cuando las divinidades fijan tiempo en minutos,  para que expongamos y rebatamos   sus abstractas inferencias colectadas como pruebas  fehacientes. Lamentablemente los abusos son mansamente aceptados y cuando uno protesta o insiste, la mirada de estos  dioses se vuelve cruel y se retiran del lugar.   Las divinidades, llegado el momento reparten prisiones perpetuas como confites, ante el efusivo y ruidoso aplauso de los cortesanos  y las cortesanas (asistentes a los juicios) de este territorio llamado Argentina. ¿Será justicia?

 

 

Claudio Kussman

www.PrisioneroEnArgentina.com

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com

@PrisioneroA

Octubre 10, 2017

 

 

“La verdad no es lenguaje del cortesano; solamente surge de labios de

aquellos que no confían ni temen de la potencia ajena”.

Giuseppe Mazzini  (1805-1872)

GROTESCO JUDICIAL NUEVE (Segunda Parte)

Share

 

 

 

 

CRÓNICA DE ABUSOS Y MUERTES

Acaso en un país que se dice democrático, es legal que se vulneren todos mis derechos como así el de muchos otros y que estos abusos lleguen  a constituir un plan de exterminio, que se lleva adelante casi a la vista y en forma impune?
Estos son algunos casos, hay muchos otros. Algunos fueron  denunciados y “cajoneados”, en otros los familiares prefirieron callar. A pesar de ello es muy  fácil de demostrar la criminalidad de los hechos y la complicidad, de miembros del poder judicial como así de otros poderes. Quizás algún día se lleve adelante una investigación seria y veraz. Documentemos cada hecho. Hasta ahora la respuesta solo ha sido el silencio y el ocultamiento.
http://www.ar.dev3.greymatter.one/en-la-colonia-penitenciaria
http://www.ar.dev3.greymatter.one/habeas-corpus
http://www.ar.dev3.greymatter.one/la-muerte-y-los-derechos-humanos
http://www.ar.dev3.greymatter.one/valdiviezo
http://www.ar.dev3.greymatter.one/roberto-ramn-bustos
http://www.ar.dev3.greymatter.one/el-corredor-de-la-muerte
https://prisioneroenargentina.com/index.php/2017/04/15/crimen-por-inasistencia-dolosa/

FUNCIONARIOS CON MALA CARA

Acaso para los funcionarios que se sienten molestos u ofenden por la insistencia de mis reclamos, es legal que:
1) Que me detuvieran por “inferencias”?
2) Que un fiscal militante como Abel Córdoba la publicitara 3 años antes de que esa detención se llevara a cabo?
3) Que estuviera por más de 24 horas en la inmunda y aberrante Unidad Penitenciara 28, con cucarachas y toda clase de insectos caminando sobre mi cuerpo?
4) Que fuera de recorrido personal de la PSA, como vulgares esbirros,  me pasearan esposado fuera de recorrido por el hall central del Aeroparque metropolitano?
5) Que me indagara recién a los dieciocho días de estar detenido la señora Susana Arrechea, empleada contratada por la Secretaria de DDHH?
6) Que esta señora como quedara documentado en otras diligencias, permanentemente cambie mis dichos u omita parte de los mismos?
7) Que hicieran desaparecer los vídeos de mis declaraciones por video conferencia del día 16 y 22 de diciembre de 2014, los cuales reiteradamente solicité desde el primer momento?
8) Que decretaran mi prisión preventiva a los cinco meses y un día de mi detención?
9) Que no me entreguen elementos existentes en la causa que podrían ayudarme a desvincularme de la misma, que llevo pidiendo desde hace treinta y un meses en innumerables oportunidades debidamente documentadas?
10) Que la doctora Noelia Matalone, secretaria del juez subrogante militante Alejo Ramos Padilla, descaradamente me haya mentido a través de comunicaciones telefónicas que yo le hiciera? Documentado mediante grabaciones de las mismas realizadas en triangulación con Orlando, Florida donde se registraron su contenido. En este sitio:
http://www.ar.dev3.greymatter.one/las-mentiras-de-la-justicia-argentina
11) Que estando en la cárcel con otros prisioneros tengamos que asistir a quienes excedidos en edad, o en condiciones de salud calamitosas llegan al lugar para morir poco después? (sin piernas, sin contención fisiológica alguna, etc.) Recuerdo lo vivido en el pabellón 19 de la U 31 y sé que muchos funcionarios, realmente son unos  cobardes asesinos.
12) Que estando en prisión tenga que evitar a diario que me aborden ciertos prisioneros que están dementes, a pesar de lo cual los tienen en ese lugar?
13) Que para ir a las videoconferencias a realizarse sobre las once horas a 2.000 metros de mi pabellón,me saquen a las cuatro de la madrugada y me regresen a las veintitrés horas, completamente agotado?

Susana Arrechea

Fiscal Militante Abél Córdoba

Juez subrogante Mirta Susana Filipuzzi

Rosas, año 1967

Rosas, año 2017

 

Comisario Insp. Ramón Bustos (F)

Comisario Félix Alais (F)

Comisario Inspector Víctor Becerra

 

14) Que para algún estudio médico solicitado durante nueve meses, me hicieran “viajar” 18 o 19 horas arriba de una “perrera” sometido a  temperaturas extremas?
15) Que los fiscales de la causa no se hayan apersonado para interrogarme como reiteradamente he solicitado? Que mejor oportunidad para obtener la verdad que tener un imputado que se preste a ser  interrogado, careado o lo que se quiera?
16) Que Atilio Rosas Segundo Jefe y Jefe de la Unidad Regional V esté libre por falta de mérito y yo oficial subalterno  de este inescrupuloso, esté preso? https://prisioneroenargentina.com/index.php/2017/05/12/alien/
17) Que se lo proteja y yo no pueda carearme con él?
18) Que luego de solicitar reiteradamente durante 27 meses una inspección ocular, se llevó a cabo la misma en forma deficiente e incompleta y  sin planos históricos ni filmación, que había solicitado meses antes?.
19) Que haya estado durante 72 días sin abogado defensor a fines del año 2015, mientras estaba prisionero en la Unidad Penal 31 de Ezeiza. Por separado expondremos grabación telefónica por triangulación con Orlando y el Juzgado Federal uno y la Defensoría Oficial, ambos  de Bahía Blanca.
20) Que no se cumpla con lo estatuido por la Ley 24.660, artículo 208 que obliga a los “jueces” a entrevistar “por lo menos semestralmente” a los prisioneros a su disposición? Ver encuesta que yo realizara, en: http://www.ar.dev3.greymatter.one/yo-denuncio
21) Que  estando en prisión domiciliaria, por casi dos meses, mi régimen de visitas, realmente excepcional y arbitrario, decía: “d) en cuanto al régimen de visitas, se limitará estrictamente a los familiares directos restringiendo su número a tres (3) personas en horas de la tarde, entre las 16.00 horas y las 20.00 horas dos veces por semana”. Yo permanecí aislado al no tener familiares directos en Argentina y mi esposa debía encontrarse con sus amigas en una estación de servicio, caso contrario, los miembros del poder judicial, podían interpretar que estaba quebrantando el régimen establecido. Buena gente no? Gracias juez subrogante  Mirta Susana Filipuzzi y  secretario Leandro Massari.

NO IMPORTAN LAS REPRESALIAS

No hay que callar. No importan las represalias que seguramente vendrán “in crescendo”, hay que apretar los dientes y seguir adelante. En definitiva, ya estamos muertos y arrastrando a nuestras esposas, personas ya mayores que nos deben asistir. La verdad y la difusión de lo que nos están  haciendo, será la gota que algún día horade la piedra.

 

Edgardo Mastandrea, piernas amputadas y graves dolencias cardíacas, murió siendo víctima del juez Rozanski

 

Aldo Chiacchieta murió en prisión, sin sentencia firme, solo asistido por sus compañeros de la unidad penal

Policía de Santa Fe, Diego Portillo en los últimos instantes de su vida

Coronel Hugo Delmé, falleció abandonado por el Servicio Penitenciario y su cuerpo médico, en su celda

 

“La gota horada la piedra, no por su fuerza, sino por su constancia”

Ovidio (43 AC-17 DC)

 


Claudio Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com

@PrisioneroA

https://www.facebook.com/free.claudio.kussman

Julio 10, 2017


 

MORIR EN LIBERTAD: Quien no come, que siente.

Share

 

claudio-kussman-cartel Por Claudio Kussman.

 

Estas líneas si bien trata el tema HUELGA DE HAMBRE, nada tiene que ver con el AYUNO  que los prisioneros llevarán a cabo come4los días 8 y 9 del corriente mes, y al que también me referiré. Son 2 cosas completamente diferentes  y quizás aunque cueste creerlo, es más difícil llevar adelante lo último o sea el AYUNO. Seguramente  el tema radica en la mente. Si yo digo,  voy a comer dentro de  48 horas, tendré una expectativa sobre las que faltan para cumplirse las mismas, con lo cual  sentiré fuertes reflejos de apetito, como cuando uno mira el reloj para saber cuánto falta para la cena, y el tiempo parece detenerse. Yo hice 2 huelgas, una de CINCO DÍAS, que levanté engañado por la palabra de la Jueza FILIPUZZI y su secretario el doctor MASSARI del juzgado Federal uno de Bahía Blanca, y otra que inicié a la semana  y duró TREINTA Y UN DÍAS. En las 2 arranqué con la convicción de MORIR EN LIBERTAD, a través de la misma muerte. Ahora veo que suena raro, pero así lo sentí y me parecía y parece, coherente.

 

LOS DOLORES DEL HAMBRE

Antes de la primera,  la gran duda era sobre los dolores del hambre que pensaba seguramente me aquejarían  a partir de las primeras horas. En los 10 primeros días seguí alojado en el Pabellón 19, donde mediodía y noche, el lugar es invadido por come1ricos aromas proveniente de los 3 expertos prisioneros que cocinan para ellos y algún otro camarada. Debo decir que nunca sentí apetito ni absolutamente nada que me molestara,  ni la más mínima tentación al verlos comer a ellos. Lo mío era solo agua y en el mejor de los casos saborizada. Me recomendaron tomar mate, lo que hice por primera vez. Pese a que me resultaba sumamente desagradable al gusto, luego por un par de horas recuperaba increíblemente la energía. Si bien me produjo gran agitación el día 9 llegué a participar en la limpieza del pabellón.

 

EL MENTIROSO HOSPITAL PENITENCIARIO

 Luego vino el traslado al Hospital Penitenciario donde me quitaron todo, reloj, radio, reproductor de DVD y otros elementos come5de distracción. Si bien ETCHECOLATZ, PATI y otros prisioneros me ofrecieron  los suyos no los acepté, dedicándome a la lectura de viejos libros que tiene la pequeña biblioteca que sus ocupantes armaron en el lugar. Si mal no recuerdo sobre el día 20, comencé a sentir el piso permanentemente inclinado. A quien hace huelga de hambre no se le da silla de ruedas, por lo que llegaba al teléfono apoyándome en la pared, y volvía a la cama. También comenzaron los sueños, frecuentes, agradables y con escenas de la juventud, los que me hacían despertar siempre optimista. Estar en la cama no me molestaba.  Ya la temperatura corporal oscilaba entre los 34 y 35 grados, y todo lo debía ejecutar lentamente, como bañarme a la mañana, hacer la cama, o lavar la ropa. Cuando volví a comer, pese a las promesas de las autoridades,  no hubo menú acorde a ello. Cuatro días después al intentar volver a utilizar el baño creí durante 3 o más horas que me moriría del dolor.

 

LOS SEMIDIOSES DE LA VERDAD Y LA JUSTICIA

Salí adelante, probé pastas caseras invitado por PATI y con 16 kilos menos regresé al territorio amigable del hogar. Luego de un tratamiento que debí hacer para recuperar proteínas, hoy puedo pasar 12 o 24 horas sin comer sin inconveniente alguno. Es evidente que llegar a morir de inanición no es nada doloroso como se pueda llegar a creer, por lo menos hasta el día 31. También sé que adquirí un nuevo conocimiento, sobre lo que a futuro yo pueda llegar a hacer con mi mente y mi cuerpo, más allá de lo que pretendan o quieran   los falaces  “semidioses de la verdad y la justicia”.

come3come2

A los prisioneros adultos mayores que ayunarán los días 8 y 9 mis mejores deseos. Permanentemente observen y cuiden a aquellos que no deberían hacerlo, por su ya deteriorada salud. De cualquier forma, siempre será mejor morir de pie que vivir de rodillas ante los cobardes hipócritas que hoy nos mantienen cautivos.

 

 

“Los cobardes son los que se cobijan bajo las normas”.

Jean Paul Sartre (1905-1980)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 4, 2016