MORAL Y ÉTICA CRISTIANA.

Share

 

 

 Escribe el T. Coronel ARIEL VALDIVIEZO

 

 

Entiendo que la Moral y la Ética, dentro de los valores cristianos, se encuentran íntimamente relacionadas, no pudiendo la segunda subsistir sin la primera.

Sobre este tema han escritos, quizás, más de un millar de filósofos, políticos, escritores de toda laya, pero en mis humildes e ignorantes conocimientos, sin pretender ni si quiera mencionar la letra F de Filosofía, deseo expresar como este coya entiende estas categorías, de Moral y Ética.

Nuestra moral esta sustentada en los pilares de nuestros diez Mandamientos, los cuales son inmutables ya que, para nosotros, los cristianos, y al pueblo que se las dieron, los judíos, rigen nuestras conductas desde que MOISES las recibiera en el Monte Sinaí también llamado Monte Horeb.

Ya desde esa época, en que los judíos recibieran las Tablas, convivieron con una doble moral, aplicaban y aplican convenientemente esta doble moral de acuerdo a sus necesidades, esta otra moral esta dada por la Ley del Talión, ojo por ojo y diente por diente, diametralmente opuesta a la concepción filosófica de los Diez Mandamientos.

He aquí la gran diferencia entre unos y los otros, los cristianos deberían guiarse por hacer lo correcto y no lo conveniente, ya que lo conveniente conlleva generalmente a violar eso diez principios de vida que nos legara DIOS. Digo debería, porque todos esos principios son muy difíciles de llevar adelante y poder cumplirlos en su totalidad.

En resumen, podemos decir que la Moral Cristiana, es la que fundamenta nuestra existencia y es por lo tanto inmutable, ya que la misma fue entregada por DIOS y desarrollada y demostrada por nuestro Señor JESUCRISTO, en su prédica y especialmente cuando fue crucificado en beneficio de la toda la humanidad.

Algunos filósofos definen la Moral como: “La moral se basa en la obediencia a las normas, las costumbres y preceptos o mandamientos culturales, jerárquicos o religiosos”

Al respecto esta definición, permite afirmar a todos los detractores de la Moral Cristiana, que la Moral cambia con la costumbre, lo que es una verdadera aberración. Si fuese así nunca hubieran sido dado los Diez Mandamientos, no conozco que fueran entregados con fecha de vencimiento.

Respecto a esto, esta aberración va siendo tomada por los pueblos, así uno escucha a los padres que ellos deben adecuarse a las costumbres que surgen en la sociedad, por ejemplo permiten la famosa “previa de los hijos”, saliendo de las casas ya borrachos y en muchos casos hasta drogados.  Los fundamentos que se dan son tan aberrantes como lo es esa costumbre, “Que los dejan tomar o drogarse porque sino lo hacen afuera”, “Que está bien que la virginidad la pierdan a los 13 años”, “Que está bien que se viva en pareja”, “Que el casarse por la Iglesia ya no sé usa” y últimamente “está bien asesinar al niño antes de nacer”.  Así están bien todas las desviaciones sexuales con la política de genero etc. con la aberrante promulgación y propaganda del gobierno de Macri

Antes de continuar, debo decir simplemente que existen buenas y malas costumbres, las malas costumbres van suplantando a las buenas aspecto muy conocidos por todos y aplicable por muchos, mientras la sociedad observa impávidamente como se desgrana y va desapareciendo el país donde vivimos que un día fuera la 5ta potencia en el mundo.

Así permiten que gobiernos propios (CAMBIEMOS), avancen en contra de nuestras creencias y principios morales, es decir en contra de nuestra MORAL CRISTIANA, con sus aberrantes políticas llevadas a cabo, como la de género, la del aborto. El apoyo a los terroristas, el asesinatos de sus soldados que lucharon contra esos terrorista etc. por el solo hecho de conseguir unos prestamos que llevan solo a la mayor pobreza del país, en vez de crear fuentes de  trabajo. De esta forma con la anuencia del pueblo ignorante e indiferente, estos gobiernos corruptos aplican el dicho “Que el Capital es el dinero” el lugar de decir “Que el capital es el trabajo”

Esta verdad es tan cierta como fácil de entender, el Capital solo por el dinero lleva al empobrecimiento, puesto que se termina, para poder sobrevivir, siempre pidiendo préstamos, que solo favorecen a los que lo dan, mientras que el país sin trabajo día a día se empobrece más y más.

Por eso los grandes países son grandes trabajando, no manteniendo vagos. Con el trabajo se construye la verdadera riqueza de un país, no con préstamos.

Espero haber sido lo suficientemente claro sobre el porqué la Moral Cristiana es inmutable, y nunca puede cambiar con el tiempo ni con las costumbres, aunque estas cambian permanentemente. Es por ello que nuestra moral nunca puede supeditarse a la costumbre, como es costumbre hacerlo permanentemente, por pura conveniencia.

Pasando ahora a la Ética, algunos autores mencionan “que la ética no se limita con la Moral, que la misma se fundamenta en el pensamiento humano en búsqueda de el fundamento teórico para encontrar la mejor forma de vivir”

Es decir, es el racionalismo puro en contra de las leyes morales entregadas en el Monte Sinaí, de esta manera se colocar la ética por encima de esas leyes, a tal extremo que algunos autores mencionan que el hombre es su propio DIOS, es decir que no hay nada superior a si mismo.

Es a mi escaso entender, que bajo ningún aspecto el valor humano está por encima de estos valores espirituales plasmados en los Mandamientos. Por ello es que la ética debe estar basada en estos principios, y a medida que nos alejemos de ellos destruimos nuestras bases morales y espirituales que sustentan nuestro ser nacional, valores que diferencian el mal del bien. Un filósofo (LIN YU TAN) con palabras muy simples pero muy profundas manifestó: “Casi nunca se sabe cuándo se hace el bien, pero siempre se sabe  perfectamente cuando se hace el mal”.  Es así que, el que roba, sabe perfectamente que ha robado, el que mata, que es un asesino, y el corrupto, reúne todas las maldades juntas y siempre perjudican a quienes confían en ellos, siendo capaces de asesinar, de robar, de saquear, a personas o países etc.  Lo peor de todo, es que saben perfectamente que es lo que son, tal es el caso de nuestro actual gobierno y del anterior.

La Ética está sustentada en todos los casos, sean cristianos o no, por los valores morales de cada uno de los pueblos, y es su fin último el cumplimiento de la deontología, que forma parte de lo que se conoce como ética normativa.  Esta presenta una serie de principios y reglas del cumplimiento obligatorio, es decir al entender de estos filósofos la ética son las reglas que regulan el quehacer humano.

Por eso es que Aristóteles en su “Ética para Nicómaco” sitúa a la razón, la virtud y la prudencia por encima de las pasiones ya que, para él, los seres humanos viven en sociedad y sus actitudes deben ser dirigidas hacia un bien común.

De este concepto que podemos hablar de ética en el servicio público, referida a los funcionarios que ocupan cargos públicos, que deberían actuar mostrando un patrón ético conforme a la moral que los rige.  Si no es así, al salirse de ese patrón su conducta es inmoral. Caso puntual jueces que condenan a soldados que derrotaron al terrorismo sin prueba alguna, violando la Constitución Nacional y sus Tratados Internacionales, y el Gobierno Nacional que permite que estos soldados sean asesinados en las cárceles de nuestro país.

De la misma manera podemos hablar de ética en cada uno de las actividades humanas, que regula cada una de ellas, médicos, comerciantes, jueces, abogados, maestros, científicos etc. Pero está ética debe estar basada por, en nuestro caso, por la Moral Cristiana, salirse de ella en lo más mínimo la conducta se convierte en una conducta no ética e inmoral.

El término moral tiene, varias acepciones aparte de los principios dados en las Tablas en el Monte Sinaí, como ser moral baja, daño moral, juicio moral, referidas a estados de ánimos, legales, incluso un ‘moral’ es también un tipo de árbol de la familia de las moráceas etc.

Y es así que también podemos hablar del Ética Militar, la que, a mi entender, está conformada y regida por lo que llamamos virtudes militares a saber: El Honor, La Lealtad, La Abnegación, La disciplina, La Voluntad y el Espíritu de Cuerpo, y debemos agregar a ello, lo que antes era el Código de Justicia Militar y los reglamentos militares.

Al respecto es menester aclarar, que desde el punto de vista de la Moral Cristiana las seis virtudes mencionadas deben ajustarse estrictamente a los Mandamientos, no ocurre lo mismo con la Justicia Militar, la que merece un análisis aparte.

En el mundo, ninguna Justicia Militar en si misma se ajusta ni puede ajustarse a la Moral Cristiana ya que toda orden en guerra significa morir o matar. Por eso es que estas leyes desde el punto de vista de esta moral, de nuestra moral, son inmorales porque la guerra en sí no es ética ni es moral.

Sin embargo la Biblia menciona en  Romanos 13:4

“4 porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; pues no en vano lleva la espada, porque es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo.”

De esta manera las sagradas escrituras muestran la necesidad imperiosa de la autoridad para castigar al que hace mal, reconociendo así la maldad particular, la institucional y la extranjera, esta última es la causa fundamental de la existencia de los Ejércitos.

La legítima defensa sobre un país agresor, solo debe ser utilizada cuando todos los otros medios han fracasados, tal cual se hizo en este país ante el ataque terrorista en la década del 1970.

Explicado esto podemos decir sin miedo a equivocarnos que un país sin fuerzas armada sucumbe hasta con riesgo de desaparecer, tal es la situación actual de nuestro país, que esta desapareciendo por gobiernos que nos están entregando atados de pies y manos a potencias extranjeras.

También podemos afirmar, siempre desde el punto de vista de la Moral Cristiana, que las leyes militares no son éticas, es decir no son morales, pero son necesarias, en todo ejército en el mundo,

Las mismas a pesar de ser inmorales son legales y como tales deben ser cumplidas y respetadas, y no hacerlas desaparecer como ocurrió en nuestros país, para que los militares sean juzgados por el Código Penal y no por Código de Justicia Militar.  Ambos diametralmente opuestos, uno condena a una persona por pegar una trompada y el otro en guerra ordena matar o morir. Al borrar el Código de Justicia Militar y juzgarnos con el Código Penal se aseguran si o si la sentencia por medio de una Política de Estado (llámese ahora Maurcio Macri) y complicidad de jueces prevaricadores a lo largo y ancho de todo el país, aspectos que constituyen inconmensurables  actos inmorales.

 

Difiero profundamente con eso de que tanto políticos como militares, estaban confundidos y no sabían que hacer, ni cómo proceder ante los ataques terroristas, tal es así que si bien el General San Martín mencionara: “Cuando la Patria está en peligro, todo es válido menos dejarla perecer”. Pensamiento que indudablemente es imperecedero y de un valor universal absoluto ¿Hubiera actuado como lo hicieron nuestros generales en una guerra similar?, estoy seguro que no.  Si no tenía leyes las creaba, y si las tenía era el primero en cumplirlas, y en primera instancia, y ante un vacío legal actuaba ajustado a sus creencias y bases Morales Cristianas.

Deponíamos de todas las bases legales para actuar correctamente, aplicando todos los medios legales y necesarios y disponibles para esta guerra. Se había decretado el estado de sitio (suspensión de las garantías constitucionales) y luego se declaró la guerra a los guerrilleros terroristas, ambos acontecimientos totalmente legales. Tenían su sustento en la Constitución Nacional, tal cual lo sentenció el tribunal en el Juicio a los Comandantes, conocido como 13/84 y que habiendo previamente reconocido la existencia de una guerra, manifestó que los terroristas podían haber sido fusilados, pero no desaparecidos, con lo cual estoy totalmente de acuerdo y así se lo manifesté al General Bussi en Tucumán en enero del año 1976.

Pero los generales hicieron lo que no debían hacer, las causas pudieron ser varias, ignorancia, cobardía, soberbia, malos asesoramientos, presiones extranjeras etc. pero lo único cierto es que ante semejantes disyuntivas de ambas inmoralidades, desde el punto de vista cristiano, eligieron la peor, la ilegal, la de hacer desaparecer a las personas.

Uno de los principios de la guerra que nos enseñaron era que la guerra es cruel y sanguinaria, esto sumado a la necesidad de vencer, puesto que ningún tipo de gobierno en el mundo hace la guerra para perderla, ahí el carácter de cruel y sanguinaria.  Es por eso  que en ella  se usan en la confrontación todos los medios necesarios, que son legales, aunque inmensamente inmorales y otro medio que es aberrante, que se encuentra  en el “Ius Cogen” (Derecho Consuetudinario o de la Costumbre) de la guerra, es la tortura.  Esta prácticamente nace con el hombre y no existe país en el mundo que no la aplique, pero nadie la legaliza, porque son todos los países hipócritas, solo uno tuvo el valor de legalizar semejante aberración, el Estado de Israel. Indudablemente  comprendió que es solo uno de los tantos métodos y medios que se utilizan, en la mayor de las aberraciones que es “LA GUERRA”, que desde el punto de vista de la Moral Cristiana, es totalmente una inmoralidad y falta de ética, sin embargo esta legalizada en todos los países.

Al respecto Kant menciona en su “Crítica de la Razón Pura”: Es existencia de la conciencia moral como conciencia de estar obligado de forma incondicionada o absoluta al cumplimiento de los mandatos morales.”

Con esta expresión Kant se refiere al hecho de que el hombre tiene conciencia de estar obligado al cumplimiento de mandatos universales y necesarios, mandatos que se viven de forma incondicionada o absoluta: así, por ejemplo, el mandato de no matar manda no matar sean cuales sean las circunstancias, prohíbe matar de forma absoluta.

Tampoco me parece adecuado decir que la totalidad de las guerras son internas, si vemos desde el punto de vista geográfico, es correcto, pero se las vemos desde el punto de vista donde las grandes potencias intervienen directa o indirectamente, para apoderarse de los ricos recursos de los países. Podemos decir que la guerra es entonces tan mundial, como inmoral son los gobiernos, es así que al firmarse la paz después de la segunda guerra mundial, la guerra continuó permanentemente, sin pausa ni descanso. Se utilizan todos los medios bélicos disponibles, como mercenarios, terroristas, ejércitos regulares y el apoyo directo de estas grandes potencias, llámese ONU, China, Rusia etc. medios sicológicos y electrónicos de todo tipo.

La moral de un pueblo está por encima de todo comportamiento humano, está por encima de la ética, las virtudes militares, las leyes, etc. Y todos ellos están y son abonados por la moral que fija el valor real en cada uno de ellos, cuando uno se sale de los valores morales, la conducta del individuo se torna inmoral. Moralmente no es menos ladrón el que roba un alfiler que el que roba un país, caso de nuestro actual presidente y todos los anteriores, inclusive hasta Perón.

El Honor, la Lealtad, la Abnegación, la disciplina, la Voluntad y el Espíritu de Cuerpo, son valores que conforman la Ética Militar, pero las han ido mutando, tanto por  militares como por políticos traidores a la patria. El Honor por el des honor, la Lealtad por la traición, la Disciplina por la indiferencia, la Voluntad por la dejadez y el Espíritu de Cuerpo por el individualismo. Tal degradación de estos valores, sumado a la desaparición en primer lugar de los duelos, luego de los tribunales de honor, y últimamente la desaparición del Código de Justicia Militar y sus leyes militares, en donde cualquier acto de guerra pasará a ser un delito.  Con ello y muchas cosas más este gobierno está dando el tiro de gracia final a las Fuerzas Armadas que en una década salvaron al país de la tiranía marxista, y lo mas grave de todo,  es que lo hacen  con la anuencia de los  JEFES DE LOS ESTADOS MAYORES DEL EJÉRCITO, DE LA MARINA Y AERONAUTICA.

 

 

PP – VGMT (PRESO POLÍTICO Y VETERANO DE GUERRA EN EL MONTE TUCUMANO)

 

Ariel Valdiviezo

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 3, 2018


 

DESTRUCTORAS DE NUESTRA MORAL CRISTIANA.

Share

 

Por ARIEL VALDIVIEZO.

 

 

Hoy he decidido hablar de un tema que todos conocen y muy pocos dicen algo, sin embargo, va envenenando de a poco la sociedad argentina, y como de esta forma se va degradando en la peor de las perversiones, EL ODIO.

Esto ocurre gracias a la complicidad, por omisión o por acción, de la masa del pueblo argentina, lo permite, padres, amigos, maestras, profesores y sobre todo la permisividad de este gobierno de CAMBIEMOS, es decir de MACRI, , que dice ser presidente de todos los argentinos, que como el anterior solo les interesas sus propias intereses y propias conveniencias, y ante los serios problemas, que ellos mismos provocan siempre miran para otro lado y ellos nunca tienen la culpa, ni se hacen cargo de nada,  y es así como que desde Perón hasta nuestros días, venimos cayendo en picada.

Ahora me pregunto ¿Cómo es posible que ello ocurra con un país tan rico? La respuesta, al menos para mí es sencilla, tenemos desde entonces gobiernos mentirosos y corruptos, envilecidos por el poder y la ambición.

Pero el tema que hoy me toca es hablar sobre lo más hermoso de la creación que con su inmensa misericordia DIOS, nos dio, es la existencia en la naturaleza de la mujer, de cómo se va modernizado en algunos casos para bien y en otros para el mal.

ANTES DE CONTINUAR DESEO ACLARAR QUE A LA MUJER QUE LES CAIGA EL SAYO(*) QUE SE LO PONGA, QUE PIENSO SON LA ABSOLUTA MINORÍA DE LA MINORÍA,

Se me hacen difícil las palabras ante esta creación tan sublime que hizo DIOS para compañera del hombre, porque en mi gran ignorancia, algo cierto he sacado, ¿Qué puedo decir que no se haya dicho ya de la mujer por la propia mujer u hombre alguno? Creo sinceramente que nada de nada y sin embargo intentaré hacer algo que, aunque parezca idéntico sea algo deferente.

En mi ignorancia me he atrevido en mis ocios de atrevido poeta decir de ella:

 

Si tus ojos no me miran

y tu alma me desdeña

alza vuelo mi tristeza

pa consolarse en la peña

 

Para que quieres mi plata

con ella no te he de plantar

la semilla que germina

en medio de tu rosedal

 

El amor que tú me tienes

ni el viento lo ha de llevar,

madurando está en los cerros

pa que lo puedas tomar

 

Coplas sentidas, coplas románticas de este coya en la rueda donde le rindo honores a este hermosa creación y compañera, en la primera destaco la capacidad de la mujer de amar que no la tiene el hombre, en la segunda la destaco como creadora de vida, y de la responsabilidad que le dio el CREADOR por encima de los bienes materiales, la de rol de mamá y en la tercera el recato que debería tener con sus acciones y sentimientos.

Indudablemente mucho de esto ha desaparecido en algunas de las mujeres, fueron perdiendo estas cualidades, de madre, de educadora, de protectora, de compañera, etc. es decir han ido perdiendo su verdadera esencia de mujer.

Sean convertido en amigos y cómplices de sus hijos, entiendo que la madre es madre y nunca una amiga, esta para educar y eso es responsabilidad exclusiva de los padres, la madre no está para salir de “joda con los hijos” o para  consentir exposiciones de los hijos en programas des educadores, por ejemplo el de TINELLI,  y a sí, tanto padres como hijos se denigran tantos unos como a otros, por ejemplo padres que aceptan las previas de los niños, en su propia casa, antes de salir de noche, y salen de las casas drogados y alcoholizados con la total la anuencia de sus progenitores, y estoy hablando de lugares como San Isidro, Olivos, La Lucila etc. es decir de gente de un nivel medio alto.

También vi lo mismo en los barrios o villas marginales y no marginales, con una gran deferencia, en estos la plata no se las da mami, la consiguen robando, muchos casos con la complicidad de los padres, luego se reúnen a drogarse y a emborracharse en las esquinas ¿Qué padres son peores? Que cada uno saque sus propias conclusiones yo ya tengo la mía.

Todo esto es sabido, sobre todo las autoridades prefieren no mirar y permitir todo esto, lo viví personalmente y lo vi con mis propios ojos, cuando trabajé casi dos años en una remisería de Olivos, y lo otro lo vi también en mi barrio de la Boca.

En ese trabajo escuche, hace más 12 años, a chiquitas de 14, 15 años decir barbaridades sobre el sexo con sus amiguitas, en presencia de este viejo como si en realidad fuera de palo, sin respeto de ninguna clase y contentas de haber tenido relación con tal y cual chico, escuche también como presionan a compañeritas vírgenes y como las alentaban a perder la virginidad.

Y así llegan a grandes donde las mujeres concurren a fiestas con stripper en donde hacen con ellos todo lo que les ocurra, convirtiéndose en verdaderas prostitutas que pagan para tener las relaciones más aberrantes con estos hombres que recién conocen

Todo esto ocurre, en padres, en hijos, adultos, incluso ahora en mujeres de la tercera y todos lo hacen en aras porque está de moda, modas que van imponiendo la cultura de destrucción sistemática de la moral cristiana, porque la vida sin responsabilidades es mucho más fácil.

Y así llegamos a nuestros días con mujeres que renuncian de su naturaleza, aceptan todos tipos de sexo, diciendo que el amor no tiene límites, y de esta manera nacen los gay, las lesbianas, los travestis y cuanta desviación sexual se pueden imaginar.

Pero no conforme con ellos siguen avanzando, porque el gobierno se los permite, tenemos un Larreta que embandera la municipalidad con los símbolos de estas organizaciones, aprueban todos tipos de leyes que favorecen la destrucción del género humano, llegando al extremo de ahora, que el crimen más aberrante sea legislado y aprobado, el asesinato de los niños antes de nacer, un ataque más de los tantos que se hacen a los Cristianos, como por ejemplo la mujer en Tucumán que simuló el aborto de Nuestra SANTISIMA VIRGEN, ¿Qué paso? Nada absolutamente nada, todo sigue mejor que antes, me gustaría saber ¿Qué ocurriría con algo similar en otro país?

Lo que no entiendo es como este pueblo que se dice ser tan cristiano deja hacer y no reacciona antes tantos vejámenes que recibe todos los días de estas mujeres, y de este gobierno que lo permite. Porque en realidad el fin de ambos es el mismo, la destrucción de los principios morales, y a diario se escucha decir que la moral cambia con las costumbres, y que este coya entiende que es la mayor de las inmoralidades, para permitir las inmoralidades.

Al dejarse arrebatar en su condición de educadora, deja todo en manos de este estado inmoral anticatólico, y así en las escuelas vemos como se miente sobre la historia y hasta sacan leyes para castigar a los que dicen la verdad, y sin decirlo todos sus actos son marxistas en un apoyo total a estos aberrantes hechos.

Nadie ignora cómo en nuestras escuelas les enseñas mentiras a los chicos, sobre los años de 1970 de la guerra contra el guerrillero terrorista, sobre el sexo, llevando a los niños a que crean que todo está permitido. ¿Dónde está la participación de los padres que permiten tales aberraciones?

Se dice que el gobierno es del pueblo para el pueblo, pero tenemos amargas experiencias de que nuestros representantes son en su casi totalidad una manga de corrupto, también lo dice la Constitución Nacional que “el pueblo no delibera ni gobierna sino por medio de sus representantes.,  en la práctica es así, pero a quien representan, ¡A NADIE! se representan a sí mismo y a sus propios y corruptos intereses, sino como se puede entender que tenemos unos de los países más ricos del mundo con una pobreza total, tanto moral como material. (Leer https://prisioneroenargentina.com/index.php/2017/10/11/riqueza-de-un-pais-pobre-sobre-la-pobreza-de-un-pais-rico/ ), en ese escrito, quizás este la explicación, cuando sus dirigentes son honestos  y trabajan para su Nación independiente de su régimen de gobierno.

Entiendo que la mujer en todo sea bueno o sea malo es mejor que el hombre. Ama más profundamente, es mucho más vehemente, más tenaz, capaz de llevar miles de actividades, etc.  es por ello, cuando toman un testimonio lo llevan adelante por su tenacidad y porque el gobierno permite sus desmanes, solo voy a dar un ejemplo de cuando abrazan una causa, una guerrillera terrorista en el monte tucumano era la ejecutora, con un tiro en la cabeza, de todos nuestros soldados heridos y no permitía que otro lo hiciera, es la que ejecutó personalmente a los médicos que fueron emboscados en la Zona de Operaciones, nunca conocí su verdadero nombre pero era conocida con el nombre de guerra LA PAULA, hasta que murió en combate.

Esta tenacidad es la que lleva, a todas estas dementes, que una minoría absoluta, a lograr que se debata para despenalizar un crimen, y este gobierno corrupto las apoya, de lo contrario nunca hubiera permitido la anulación de una verdadera ley, por una que, violando esa ley, sea de neto corte criminal, me refiero al tema del aborto.

Por último, me pregunto, ¿Por qué un gobierno permite semejante aberración? ¿Son coimeados por las multinacionales de la sangre de los niños por nacer? ¿Siguen directivas para reducir la población mundial? ¿Siguen directivas para rematar el país, como ahora le pegan el tiro de gracia a las fuerzas armadas, con complicidad de quienes las conducen? ¿Siguen directivas del Nuevo Orden Mundial? Etc., y muchos interrogantes más que dejo para que cada uno de los lectores averigüe y saque sus propias conclusiones.

 

(*) SAYO: Prenda de vestir de hechura simple y amplia que, a modo de túnica, cubre el cuerpo hasta la rodilla aproximadamente; era una prenda usada por artesanos y campesinos.

 

.
.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 5, 2018


 

La alteracion de los valores en los poderes del estado…

Share

 

Por JORGE BERNABE LOBO ARAGON

Opinión

Generalmente las unimos, las confundimos, hacemos de la ética y de la moral una misma cosa, y eso está bien si con estas palabras queremos señalar una buena conducta, un comportamiento acorde con lo que se espera de una persona honorable. Sin embargo conviene adentrarnos en qué es la ética y qué es la moral para que analicemos mejor sus alcances, sus implicancias. La ética se trata de las obligaciones del hombre, de cómo debe comportarse de acuerdo a la razón y con el objeto de construir y mantener una sociedad armónica, en la que todos puedan cumplir con sus deberes y obligaciones. La moral, en cambio, no es ciencia sino su aplicación, el ejercicio de las buenas costumbres, de las prácticas de quienes son considerados virtuosos en una sociedad. Veamos: la ética nos señala la virtud de los jueces cuando deben aplicar la justicia. Muchos hoy en día se han apartado de esa virtud al tener conductas que se llaman impropias; correspondería llamarles inmorales, ya que transgreden los principios sustentados por la sociedad. Los principios de la ética son obligatorios para todos y en todas las circunstancias. Es que las obligaciones son generales. Sin embargo el político, el Magistrado, los legisladores en suma quienes pertenecer a los tres poderes del estado, ante la moral, debe ser juzgado con muchísima mayor severidad que los que se dedican a otras actividades. Pero hay una razón más fuerte que los obliga con mayor rigor que a los demás prójimos: y es que la vida pública se suele tomar como ejemplo, como modelo de las conductas privadas. El que se siente inclinado a largarse por un mal camino puede razonar: ¿por qué no voy a hacer esto yo, si legisladores, gobernadores, presidentes, ministros, jueces hacen cosas peores? Y más aún: si la moral se funda en las conductas que son bien vistas, aceptadas, valoradas por un medio social, ¿ese medio no se expone a que su moral decline, se corrompa, se pervierta, por culpa de los malos ejemplos que desde arriba dan los indecorosos? El individuo de cualquier oficio que falte a la moral, que no siga los dictados de la ética, corre el riesgo de que a su alma se la lleve el diablo si es creyente. El político o magistrado indecoroso que tenga una conducta igualmente mala, además de ser llevado por el diablo bien se merece la condena, la reprobación, el vituperio, la censura de toda la sociedad. Las sociedades tienen esencias que es necesario mantener para su vida, para su permanencia, para que siga siendo satisfactorio pertenecer a ellas. Características relacionadas con sus costumbres, con sus tradiciones y, sobre todo, con la moral. A la pérdida y al falseamiento de estas conductas que se han visto como sanas, deseables, estimables, ejemplos a exponer para ser imitados, es lo que se debe evitar y sancionar. Hoy en nuestra Provincia los medios públicos reflejan de manera lamentable una puja o lucha de poder entre las autoridades máximas de quienes debe impartir justicia, soslayándose o burlándose de los graves problemas relacionados con la crisis en la justicia y con el pan nuestro de cada día que merecen su preocupación. A las autoridades que no vienen de otro planeta se las elegido o designado, para que hagan respetar el orden, o administrar justicia. Si ese monopolio no se ejerce entonces imperará el caos y tendremos que olvidarnos del Derecho alterándose drásticamente la moral y la ética.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 31, 2017


 

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com