El verdadero enemigo de los Prisioneros Políticos y de las víctimas que dejaron las organizaciones terroristas de los 70, es el presidente-candidato Mauricio Macri.

Share

.

Por MARIO SANDOVAL

Del gobierno de los Kirchner nunca se dudó en identificarlo como enemigos porque fueron los que iniciaron la persecución política y judicial contra los Prisioneros Políticos, presos ilegales, presos por decisión política e ignoraron las victimas que provocaron los grupos terroristas de los 70. Pero si algunos dudaban de las decisiones posibles en esos temas del presidente Macri, por el silencio constante antes y durante su presidencia, en su alocución por el 40 aniversario de la visita de la CIDH, demostró lo que realmente es: un oportunista, usurpador, un hombre que traicionó a los que creyeron en sus palabras, que no asume sus responsabilidades, solo le interesa su situación personal. En la desesperación por la derrota en las PASO busca el voto de los que reivindican el accionar de los grupos terroristas de los 70 como lo hicieron en 2003 los Kirchner. Asociarse con el diablo no genera problemas para el Sr. Macri que busca seducir a ese sector por todos los medios y hacer concesiones a cambio de apoyos. 

En sus declaraciones del 06 septiembre pasado, https://www.casarosada.gob.ar/slider-principal/46194-los-argentinos-queremos-vivir-en-paz-respetando-al-que-piensa-distinto el presidente Macri utilizó conceptos inexistentes, en ningún momento habló del contexto de los años 70, de los grupos terroristas que cometieron atentados, asesinatos, secuestros y de las victimas que estas organizaciones ilegales dejaron las cuales a la fecha no son reconocidas ni por el gobierno ni por la justicia. Fue una falta de respeto hacia las víctimas que aún sufren, las ignoró, consideró que éstas nunca existieron. Demuestra además que nunca se preocupó por los derechos humanos de los presos políticos, ex agentes del Estado de esa época. 

El discurso del viernes último marca la posición del presidente Mauricio Macri con los presos políticos y las victimas que dejaron los grupos terroristas de los 70. En las vergonzosas palabras del Jefe de Estado que impropiamente habla en nombre de todos los argentinos,  https://www.facebook.com/casarosadaargentina/videos/1461715533977035   se observa:

 “…puso de relieve que “la memoria es fundamental para conocer nuestra historia y lo que no queremos repetir en nuestro futuro”. 

–          Esa afirmación es incorrecta. Memoria es lo opuesto de historia. La memoria es la vida en evolución permanente, vulnerable a manipulaciones, sacraliza los recuerdos. La historia es una ciencia, la investigación de hechos en el tiempo, representa el pasado, es una operación intelectual que analiza, compara, la crítica (Pierre Nora[1])

“Es la mejor manera que tenemos para unirnos por esos valores republicanos que todos compartimos: el diálogo, la paz y el respeto”.

–          El presidente Macri no puede ignorar que no hay ni diálogos, ni paz ni respeto sino una división de la sociedad, una grieta. La consigna de los que viven en el pasado es no olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos.

Enfatizó que “vamos a seguir dándole la batalla al terror en cualquiera de sus formas” porque “repudiamos el terrorismo y vamos a repudiarlo siempre

–          Porque no repudia el terrorismo de los años 70 en Argentina, reconociendo las victimas que esos grupos dejaron y que son abandonadas por la justicia, la sociedad, el gobierno.

“los postulados de Memoria, Verdad y Justicia siguen perdurando como políticas de Estado

–          Lo que existe es olvido, mentira e injusticia porque esa supuesta política de Estado solo se interesa los que integraron los grupos terroristas que atacaron las instituciones del Estado y la Sociedad, abandonando las victimas que esas organizaciones produjeron.

–          No es una política de Estado, porque es parcializada, subjetiva, discriminatoria, destinada únicamente a sectores que reivindican las acciones armadas de los 70.

“A los argentinos nos costó mucho empezar a sanar viejas heridas y divisiones, pero crecimos, aprendimos y, si bien tuvimos altibajos y atravesamos momentos difíciles, nunca dudamos de que la democracia es el mejor sistema que tenemos y es un compromiso de todos cuidarlo”.

–          Las heridas no están cerradas, son aún más profunda, la división de la sociedad está en todos los sectores socio-profesionales y lo serán peor con estas declaraciones.

 “… esa documentación fue esencial para profundizar el conocimiento de las formas en que “operó el terrorismo de estadoen nuestro país”.

–          Repite palabras sin sentido, utiliza conceptos inapropiados por su condición de jefe de Estado y no reconoce el documento de la ONU A/59/2005 “Ya es hora de dejar de lado los debates sobre el denominado “terrorismo de Estado”. El uso de la fuerza por los Estados está ya totalmente reglamentado por el derecho internacional.  Y el derecho a resistir a la ocupación debe entenderse en su auténtico significado”. Jurídicamente el Terrorismo de Estado, es inexistente, esa expresión es una utilización únicamente ideológica porque no tiene realidad como sistema o régimen, analizado desde la óptica del derecho político, constitucional o la ciencia política. Es un concepto político-ideológico. “La expresión Terrorismo de Estado no existe, el Estado no puede subvertirse a sí mismo”, España, 28abril2008, Audiencia Nacional, Sala Penal (http://estaticos.elmundo.es/documentos/2008/04/28/auto1.pdf). Asimismo, “el secretario general de la ONU expresó en 2005 la conceptualización de terrorismo y en forma clara y precisa la inexistencia del terrorismo de Estado” (A/59/2005). Por otra parte: la CIDH (informe sobre terrorismo y DDHH, 22octubre2012), la Unión Europea (decisión marco 13junio2012), la ONU (convención represión financiamiento del terrorismo 1999), la Sociedad de Naciones de 1937 (convención prevención, represión terrorismo septiembre 1937), y el Código Penal Argentino (art. 41 quinquies), encuadraron el concepto, la definición de terrorismo. Es decir, aterrorizar las autoridades, el Estado, y no lo contrario. Ninguna de esas convenciones, códigos o documentos de organizaciones internacionales mencionan el Terrorismo de Estado como se pretende crear una conceptualización criminal ex-nihilo.

–          Lo que si hay actualmente es el Terrorismo Judicial

 

Se observa en este discurso de campaña política que el presidente-candidato:

–          Abandonó y condenó a muerte a los Presos Políticos y al olvido a las víctimas que dejaron los grupos terroristas, validó mentiras. Se determinó así un cambio fundamental en las relaciones con el Sr. Macri, pasan a ser de adversario a enemigo quien debe asumir las consecuencias de sus decisiones en todo tiempo y lugar.

–          Como comandante en jefe de las fuerzas armadas se desinteresa de su personal, merece el desconocimiento de su cargo, la desobediencia de sus subalternos, ser juzgado por un tribunal de honor. No se le exige defender el gobierno militar del 76-83 sino hacer respetar el derecho y la justicia para todos los ciudadanos por igual.

–          Acepta que la justicia y las organizaciones mal llamadas de derechos humanos, continúen a violar los derechos humanos de los Presos Políticos, más de 3000 personas que protegieron y defendieron las instituciones del Estado y la sociedad de los ataques terroristas que buscaban tomar el poder por las armas. 

–          No tuvo una sola palabra para las victimas que dejaron las organizaciones terroristas o de aquellos que sufren en prisión, en detenciones domiciliarias, enfermos, a quienes se les violan sus derechos humanos. Vende al mejor precio (votos) la honestidad y la justicia.

¿Sr Macri, como contribuyó a la defensa de la Nación, la sociedad y los valores democráticos en los años 70?, para que hoy personas como usted puedan hablar de democracia, libertad, justicia, derechos humanos. No se puede olvidar que las organizaciones terroristas de los 70, no luchaban por los derechos humanos, el Estado de derecho, la justicia, la democracia o el bienestar de todos los argentinos. 

Recordando que en 2016 en la entrevista que acordó a la Revista francesa política internacional, el presidente Mauricio Macri declaró entre otros puntos:

 http://www.politiqueinternationale.com/revue/read2.php?id_revue=151&id=1472&search=&content=texte  

–          Los más grandes errores de Cristina Kirchner fueron de mentir. Prometer y no respetar sus promesas. No resolvió los problemas concretos de los más desfavorecidos cuando el contexto regional era favorable.

–          Quiero que se sepa por qué murió Nisman y, sobre todo, si sus sospechas eran fundadas. ¿El gobierno anterior negoció realmente la impunidad de los culpables?

–          Dije a las asociaciones que recibí que es indispensable de conocer y comprender nuestro pasadoEl gobierno precedente a ampliamente instrumentalizo la cuestión de los derechos humanos, como si esa área era su propiedad privada. Pero, los derechos humanos pertenecen a todos los argentinos. Repito, queremos conocer toda la verdad. Apoyo la justicia para que investigue absolutamente todo.

–          Me gustaría ser recordado como un presidente que ha puesto al país en el camino hacia el desarrollo y el crecimiento, lo que ha hecho que Argentina sea dinámica y lo haya convertido en un país líder en la región.

Tras años más tarde, se constata que el Sr. Macri mintió y ninguna de esas afirmaciones respetó, del “conmigo se acaban los curros en derechos humanos”, “pobreza cero”, a la traición de sus compromisos.

El presidente-candidato debe clarificar sus declaraciones, su posición jurídica-política con los acusados ilegalmente de lesa humanidad, las victimas que provocaron los grupos terroristas en los 70, o las consecuencias de sus palabras serán inaceptables. Tendrá que rendir cuenta ante la justicia del pueblo por su irresponsabilidad política en el ejercicio del poder. Sus deseos que “Los argentinos queremos vivir en paz, respetando al que piensa distinto” es una utopía.  Paris, 09 septiembre 2019. CasppaFrance

 

[1] Pierre Nora, Les lieux de mémoire. I. La République (París. Ed.Gallimard, 1984), XIX.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 9, 2019


 

¿El profesor Maximiliano Rusconi propone reparar o restablecer el Estado de derecho?

Share

Por MARIO SANDOVAL

El profesor de derecho penal de la UBA, Maximiliano Rusconi propone al próximo gobierno reparar el Estado de Derecho https://www.pagina12.com.ar/214996-reparar-el-estado-de-derecho-la-otra-gran-tarea-del-proximo-, ¿significa ello que el Estado de derecho bajo el gobierno de Mauricio Macri está deteriorado, destruido y que se debe volver a ponerlo en funcionamiento en su estado inicial, o que actualmente el mismo es inexistente?. 

¿Proponer reparar el Estado de derecho quiere decir volver al “Estado de derecho” del gobierno Kirchner o restablecerlo plenamente conforme a los principios fundamentales?. Es precisamente en el periodo del gobierno precedente donde se violaron los derechos humanos a un sector de la sociedad ante el silencio de abogados y asociaciones.

Recordando que la Comisión de Venecia del Consejo de Europa, en la cual la Argentina es país observadorhttps://www.venice.coe.int/WebForms/members/countries.aspx?id=36  redactó un instrumento operativo para evaluar el nivel de cumplimiento del Estado de derecho, elaboró para ello la lista de criterios del Estado de derecho, basada en cinco elementos fundamentales y subdividida en preguntas detalladas. Esos criterios son[1] : 

1-      El principio de legalidad (la garantía del derecho internacional en el derecho interno, excepciones en situaciones de urgencia…)

2-      La seguridad jurídica (no retroactividad penal, nullum crimen, nulla poena sine lege, estabilidad y coherencia del derecho…)

Rusconi
Kirchner

3-      La prevención del abuso de poder

4-      La igualdad ante la ley y la no discriminación (igualdad ante la ley…)

5-      El acceso a la justicia (independencia, imparcialidad, debido proceso, presunción de inocencia…)

Si el profesor Rusconi alerta, se inquieta, sobre esa ilegalidad, ¿porque no denuncia los casos reales de violaciones al Estado de derechos a más de 3000 personas en los ilegales juicios de lesa humanidad que comenzaron en 2003 y que continuarán en un futuro? En esos procesos, la justicia, los magistrados, bajo el silencio del gobierno, violan los principios de legalidad, constitucionalidad, convencionalidad. Aplican la retroactividad penal, la suspensión de garantías, la responsabilidad penal colectiva, la analógica penal, las prisiones preventivas ilimitadas, una supuesta costumbre internacional inexistente en derecho penal, ignoran la prescripción, las leyes de amnistías, el debido proceso. El Estado interviene como querellante, brinda asistencia a los denunciantes………Todo ello en nombre de los derechos humanos. Un abogado y académico de reputación no puede ignorar esa situación.  

¿Cuáles son los cambios necesarios, las soluciones o proposiciones del Prof. Rusconi por una reparación o un restablecimiento del Estado de derecho? Paris, 30 agosto 2019, Casppa France.

 

[1] CDL-AD(2016)007-f  Lista de criterios del Estado de derecho, comisión de Venecia, 106° sesión plenaria, (11-12 marzo 2016) francés,  https://www.venice.coe.int/webforms/documents/default.aspx?pdffile=CDL-AD(2016)007-f  , inglés : https://www.venice.coe.int/webforms/documents/?pdf=CDL-AD(2016)007-e

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 30, 2019


 

CRÓNICA DE 19 AÑOS DE LA TRAGEDIA ARGENTINA

Share

Por COSME BECCAR VARELA

Ayer, 25 de Agosto, fiesta de San Luis Rey de Francia, se cumplieron 19 años de la primer aparición de “La botella al mar”. Empezó el 25 de Agosto del año 2000 y fue registrando y comentando los acontecimientos políticos ocurridos desde entonces (estaba De la Rúa en el gobierno), de manera que el archivo electrónico de LBM es un testimonio de mucho interés para saber cómo y por qué hemos llegado a la situación catastrófica en que nos encontramos. También fueron comentados los hechos políticos anteriores a esa fecha que, a su vez, explican porque apareció de la Rúa y por qué cayó bajo el peso de los muchos desaguisados cometidos hasta su llegada. 

Desde el Nro. 1359, del 7 de Octubre del 2015, titulado “EN VÍSPERAS DE UNA NUEVA CATÁSTROFE”,  he publicado 281 artículos, la mayoría de los cuales están dedicados a viviseccionar el inmoral, destructivo y fraudulento gobierno de Macri. En el primero de ellos, antes de que los electores cometieran el error de creer que Macri era la salida de la tiranía usurpadora de los Kirchner, ya advertía lo que sería ese mequetrefe y su banda en el poder, o sea, que no era una posibilidad de “salvación nacional” sino una trampa para hacer avanzar los planes de la izquierda, estancados por la desaforado corrupción e inutilidad del sistema kirchnerista. 

En vísperas de la elección de Octubre del 2015 en que mediante un notorio fraude electrónico se “eligió” a Macri,  decía lo siguiente: 

“Ya he dicho varias veces que Macri no es una opción válida y dije las razones. Entre otras, porque es un inmoral que autoriza y comete abortos en la ciudad de Buenos Aires y es el primero que hizo aprobar una ley autorizando los “homonomios”, es decir, el supuesto “matrimonio” entre dos homosexuales, incluyendo la facultad de adoptar niños inocentes para ponerlos al borde de contraer el mismo vicio nefando de sus adoptantes. Pero aparte de eso, es un incompetente con arrestos de tiranuelo, o sea, no tiene capacidad para gobernar el país y lo que es peor, las pocas ideas que se le ocurren, son siempre confiscatorias e impuestas con total desprecio por el Derecho. Además, no hace mucho dijo de sí mismo: “Cada día soy más peronista” y hace poco agregó que adhería a todos los postulados del peronismo. Si no fuera pecado votar por un abortista practicante, lo sería votar un peronista orgulloso de serlo.” 

A punto de terminar los cuatro años de la hecatombe macrista, esa predicción resultó lamentablemente acertada. Lástima que a nadie le interesó tratar de evitarla haciendo lo único que podía hacerse y era lo que resumo en el número 1640 de este periódico (“¿CUAL ES LA SOLUCIÓN?“).  Así llegamos a esta situación en la que el kirchnerismo aparece con un 47% de los votos en las PASO y Macri, cumpliendo a la letra su papel de “kerensky”, recibe sólo el 32%. 

A partir de esa noticia, cunde la alarma en las filas de los tontos inmorales que no les importó votar por un abortista, concubinario y pro-homosexualista, entre otras cosas, y que están dispuestos a hacerlo de nuevo con tal de ceder al miedo que les da la vuelta de los Kirchner. Tener miedo no es reprochable pero sí el hacer idioteces movido por el miedo.

Sigue siendo verdad que Macri no es una persona de bien y menos aún un estadista, que es, en cambio, un socio oculto de los Kirchner pues gracias al fraude electrónico controlado por INDRA, Macri fue ungido “Presidente” en el 2015 y que su tarea política no era recuperar la Patria sino terminar de hundirla entregando el poder al neo-comunismo, ahora o en el 2023, si es que, como parece, nuevamente el fraude electrónico lo hará reelegir en el “ballotage” de Noviembre. 

¿Cual es la solución? Eso me preguntaba una inteligente lectora hace unos días y le contesté lo que ahora vuelvo a publicar porque sigue siendo la única posible, no para evitar los sufrimientos que ya nos hemos ganado, sino para convocar a los buenos argentinos, especialmente a los de las “clases cultas”, a luchar como se debe para derrotar la conjura que nos pierde y de esa manera constituir una fuerza que haga temer a los socios macri-kirchenristas. 

Decía en esa propuesta y la ratifico: 

1) Es necesario que los verdaderos patriotas salgan de su pasividad resignada y pasen a unirse, organizarse y actuar contra la dominación de la “dirigencia ” corrupta e inepta. Eso implica aceptar el liderazgo de personas que entiendan cómo se hace una política de ideales y de combate contra las “maffias” enquistadas en el poder, aunque los medios sean pocos y la batalla peligrosa. 

2) Eso implica tener principios comunes sólidamente defendidos, sin transacciones oportunistas. Esos principios no pueden ser otros que la moral cristiana al menos en su mínima expresión (la que esta sociedad corrompida todavía acepta como válida, o sea, aborto no, ideología de género no, delincuencia no, corrupción de los políticos no, etc.), vigencia del Estado del Derecho, con sus garantías individuales y una reducción del Estado burocrático confiscatorio y opresor, reconocimiento del art. 16 de la CN que exige idoneidad (moral e intelectual) para ejercer cualquier cargo y reconocimiento de la dirección de los más capaces. Todo eso es lo contrario de lo que hoy existe y por ahora es posible creer que si un grupo organizado y portador de esas ideas y calidades hablara al pueblo, todavía hay quienes oirían y seguirían a ese grupo inicial. 

3) Obviamente, al no tener plata suficiente para sobornar a los medios de comunicación masiva, que son los “king makers” del país, es inútil intentar constituirse en partido político con miras electorales. Yo ya lo intenté dos veces sin resultado ponderable. Luego, ese grupo inicial debe hacer una especie de “guerrilla política” de proclamación de sus ideas y reclutamiento de los mejores para crecer y poder “presionar” al poder establecido con críticas inteligentes para dejar al desnudo la repulsiva realidad de la política actual. Temas urticantes no faltan, sólo que hoy nadie los hace “arder” con una intención destituyente, que es lo que debería hacerse. Estos crápulas de la “dirigencia” corrupta e inepta deben desaparecer de la escena pública y los periodistas parciales o vendidos deben ser desprestigiados con argumentos arrasadores. 

4) Esto no hará que ese grupo de héroes tome el gobierno. La “dirigencia” es una vasta red de complicidades y de intereses creados que será difícil romper. Pero por alguna parte hay que empezar, y eso es lo que creo que es el comienzo de la solución. Sobre todo, creo que sin esto, no hay ninguna solución posible. 

Si no hacemos eso, y si creemos que aceptando la reelección de Macri evitaremos males mayores, cometeremos nuevamente los mismos errores que nos han causado las actuales desgracias. Es necesario aceptar virilmente las consecuencias de nuestra desidia y sea cual sea el próximo gobierno, tengamos la inteligencia de reconocer que ambas alternativa son lo mismo con distinta fachada y luchemos por un futuro mejor que todavía es posible si nos decidiéramos a no ofender a Dios votando por abortistas, homosexualistas y adúlteros. Si no hubiera otras razones para no votar por Macri, esas serían suficientes: no se puede darle el poder a un hombre que desprecia la Ley de DIos.   

Por el contrario, debemos entrar resueltamente en la lucha para defender la Ley de Dios y el Estado de Derecho bajo una Autoridad digna de ejercerla, que conserve las libertades legítimas, el derecho de propiedad privada y la moral cristiana en la educación de los niños y adolescentes.  No importa el riesgo que corramos de ser perseguidos por la “dirigencia “corrupta e inepta. Importa salvar el honor de ser fieles a Dios y a la Patria, rechazando “atajos” degenerados sólo porque son más cómodos y porque muestran una cierta apariencia de seguridad (falsa de toda falsedad). 

Cosme Beccar Varela

 

Alfonsin
Menem
Kirchner
Cristina F.
Macri
Alberto F.
Cristina F.

EN VÍSPERAS DE UNA NUEVA CATÁSTROFE (Octubre 7, 2015)
Por COSME BECCAR VARELA

Si algo faltaba para que nos diéramos cuenta de lo que son los varios candidatos presidenciales, vino el “debate” del 5 de Octubre. Hubo cinco que estuvieron y uno que no estuvo, pero no hacía falta, porque sabemos todo sobre él. No hubo debate con ese, pero tampoco lo hubo entre los otros cinco que se presentaron. Cada uno, como dando una lección en el colegio, dijo su discursito y el izquierdista vomitó sus consignas, y nada más.

No hubo lugar para un debate que pudiera considerarse una exposición de ideas contrarias y argumentos para refutar las de los otros. Quisieron imitar los debates de los EEUU entre candidatos presidenciales pero no les salió ni siquiera parecido. Quedó en evidencia que no tienen ideas interesantes y que los cinco, con perdón de la señora Stolbitzer, son unos pobres gatos. ¡Y pensar que uno de esos o el ausente actuará como Presidente de la Nación Argentina! Es para descorazonar al más pintado. Elegir a uno de esos seis para votarlo es como verse obligado a elegir entre seis maneras de suicidarse.

Sin embargo, esta farsa tragicómica, según dijeron los Obispos en su declaración que comenté en el número 1358 de este periódico sería “una auténtica fiesta cívica”. Si esto es una “fiesta”, ¡cómo será un velorio! Así está planteada la supuesta oportunidad electoral de liberarnos de la tiranía kirchnerista. Es decir, la oportunidad no existe.

Ya he dicho varias veces que Macri no es una opción válida y dije las razones. Entre otras, porque es un inmoral que autoriza y comete abortos en la ciudad de Buenos Aires y es el primero que hizo aprobar una ley autorizando los “homonomios”, es decir, el supuesto “matrimonio” entre dos homosexuales, incluyendo la facultad de adoptar niños inocentes para ponerlos al borde de contraer el mismo vicio nefando de sus adoptantes. Pero aparte de eso, es un incompetente con arrestos de tiranuelo, o sea, no tiene capacidad para gobernar el país y lo que es peor, las pocas ideas que se le ocurren, son siempre confiscatorias e impuestas con total desprecio por el Derecho. Además, no hace mucho dijo de sí mismo: “Cada día soy más peronista” y hace poco agregó que adhería a todos los postulados del peronismo. Si no fuera pecado votar por un abortista practicante, lo sería votar un peronista orgulloso de serlo.

Massa es kirchnerista. Fue Jefe de Gabinete de la usurpadora presidencial desde el 2008 hastas el 2009 y antes de eso, Director del ANSES desde el 2002 (nombrado por Duhalde) hasta el 2007 bajo N. Kirchner que usurpó la presidencia de la Nación en el 2003. O sea, eso de que es “antikirchnerista” es falso. Las “conversiones” de los políticos nunca son sinceras.

Scioli es un felpudo de los Kirchner, después de haberlo sido de Menem y si lo ponen en la Presidencia, será un felpudo del comunista maoista revolucionario Zannini, que es su candidato a vicepresidente, quien será el verdadero ocupante del poder.

Los otros tres candidatos son de relleno. Uno, es un peronista inmoral, valga la redundancia. La otra es radical laicista. Y el tercero es un mini-trotzky con el odio a flor de piel.

Alguien podrá decir que de todas maneras debe haber uno que sea “el mal menor”. Respondo: son tan malos todos que el adjetivo “menor” no cabe junto a ninguno de esos males. Y no se olvide que el “mal menor”, si es elegido, pasa a ser de inmediato “el mal triunfante” y lo de “menor” queda como una anécdota para la historia de la estupidez humana.

De manera que el futuro sólo puede tener un solo color: negro. Seremos juguete de la izquierda y perderemos, además de las pocas libertades que nos quedan, los bienes, el honor y la Patria. Porque un país gobernado por cualquiera de estos personajes seguirá siendo como hasta ahora o peor, es decir, no será la Argentina. Y nosotros pasaremos a una especial categoría de “apátridas” porque en vez de ser descartados por nuestra nación de origen, seremos nosotros quienes no nos reconoceremos como pertenecientes a una nación que ha cambiado su cultura, sus leyes y su manera de ser, ni como parte de un pueblo “sin padre, sin madre y sin genealogía”, que reniega de sus tradiciones y que habrá impuesto otra nación en el territorio de la nuestra.

Para darse una idea del grado de deshonra en que hemos caído, sólo recuerde que durante ocho años hemos admitido que una mujer de dudosas costumbres y pésimas ideas, con la complicidad de la hez de esta tierra, nos gobernara,  nos “tomara el pelo” por cadena nacional y se enriqueciera fabulosamente a costillas nuestras.

¿Hay alguna posibilidad de recuperar la Argentina? Sí, pero sólo si un número suficiente de personas inteligentes, honestas y valientes resuelve organizarse, pensar bien, arriesgarlo todo y  enfrentar con la máxima severidad, sin transacciones, todo este tinglado de la “dirigencia” corrupta e inepta que nos ha precipitado en este pozo de ignominia. Y eso, atravesando un largo camino de sangre, sudor y lágrimas.

Esta recuperación a partir de esta nada en que hemos caído, sólo puede esperarse por un milagro de la misericordia de Dios obtenido a ruego de María Santísima, siempre y cuando esos buenos patriotas existan y estén dispuestos a cooperar con la gracia, rechazando todo intento de influenciarlos que haga el clero progresista.

Hoy es el aniversario de la victoria de Lepanto, obtenida gracias a un milagro de la Virgen Santísima que cambió el viento contrario a los cristianos por uno favorable a ellos en medio de la batalla. Una poderosa flota musulmana que intentaba invadir Europa fue así destruida. He rezado hoy para pedirle a la Madre de Dios, un nuevo Lepanto para nosotros.

Cosme Beccar Varela

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 26, 2019


 

JUICIOS DE LESA HUMANIDAD PARTE XII.  JUICIOS QUE HAN NACIDO MAL PARIDOS Y MAL PARIDOS VAN A MORIR. PRESIDENCIA DE NÉSTOR KIRCHNER. MENTIRAS DE LA MEMORIA, INVERSIÓN DE LAS PRUEBAS Y DE LA HISTORIA

Share

 

 

He mencionado que los magistrados se ponen por encima de la Constitución Nacional, Leyes Nacionales y Tratados Internacionales de Jerarquía Constitucional (Art 75 Inc. 22), al ser así no tenemos justicia y la que tenemos no busca la verdad y así nos encontramos en “summa iniuria” es decir, en situación de “EXTREMA INJUSTICIA”, el desamor  por la búsqueda de la verdad, pisoteando lo inmaculado, nuestra Constitución, sus leyes, las que reúnen todas las condiciones para ser respetadas y cumplidas porque son virtuosas y deberían ser sagradas, y por esta “summa iniuria”, es así como hay víctimas, que involuntariamente mueren en manos de la justicia, y quienes la manipulan son sus captores, son más de 506 muertos en cautiverio, al día de hoy como consecuencia de esta POLÍTICA DE ESTADO, abandonados por el estado, que tiene la obligación de su cuidado, como es el caso de la salud, la muerte está anunciada, ya que probado está, que la tutela judicial para los Presos Políticos es nula, que la responsabilidad de los jueces fueron avasalladas y superadas por el Poder Político, como los ministros de Defensa y de Justicia, por lo que está a la vista la intención perversa de hacernos desaparecer, negándonos en forma reiterada el derecho a la salud y a la vida, siendo el Poder Judicial sobrepasado por el Ministro de Justicia y de Defensa, que son parte del Poder Ejecutivo Nacional, prohibiéndonos la asistencia médica, claro ejemplo de la desaparición de la división de poderes, avasallados por el Poder Ejecutivo.

 

De la misma manera y fiel a  esta “POLÍTICA DE ESTADO”, con la que realmente somos juzgados, se produce la inversión de la prueba, donde la carga de la prueba está a cargo de quien se defiende, lo que es gravísimo el acusado debe probar su inocencia,, en un juicio donde cualquiera acusa sin prueba alguna faltando a la verdad, y como lo hacen los fiscales y los testigos que se presentan, sin recibir castigo alguno por parte de la justicia ni de los jueces prevaricadores y cómplices , y los acusadores en muchos de los casos, son los mismos terroristas, que no sólo no son juzgados, sino que se erigen en acusadores, permitiendo así la violación flagrante del “principio de igualdad ante la ley” consagrado en la Art. 18 CN, el art. 7 de la Declaración de los Derechos Humanos y Deberes del Hombre y el art. 24 de la Convención Americana sobre los Derechos Humanos, entre otros.

 

En esta situación, de avasallamiento total de la justicia sobre estos acusado y especialmente sobre la Constitución Nacional, uno debe demostrar su inocencia con pruebas, lo que a la vez produce la inversión del Principio de Inocencia, y que en nada se cumplimenta en este juicio, es decir que aquí somos culpables hasta que se demuestre lo contrario, y se nos somete así a una suerte de “Prisión Preventiva Perpetua”, de esta manera se convierte el juicio en un dicho (del que acusa) contra un derecho del acusado con su garantías Constitucionales violadas, donde siempre o casi siempre se le da la razón al que acusa, aunque sus declaraciones sean a todas vistas falsas, como las que se escucha en todos los juicios mal llamados de lesa humanidad y sin castigo alguno sobre los que cometen perjurio, ni para estos funcionarios públicos que participan en estos “Juicios mal Paridos”.

 

Es indudable que luego de 36 años, de acaecidos los hechos, las únicas pruebas que uno puede presentar son los legajos personales y aun así, en muchos de los casos, estos legajos son ignorados y los inculpados son juzgados y condenados, de manera que las pruebas que uno presenta no son más que  humo,

 

No podemos presentar testigos militares porque automáticamente los incorporan a las nuevas causas que se están sustanciando, y aunque se denuncien todos los delitos que cometen los jueces en los juicios, todos los poderes del estado hacen oído sordo.

 

Se usa en los juicios maliciosamente, lo que uno declara como prueba, aunque esa declaración a uno lo esté liberando de toda acusación, tal es el caso de mi apodo “Indio”

 

En esa oportunidad aclaré que todas las operaciones militares las hice de uniforme, casco, con el grado y el apellido en mi pecho y que ninguna de las personas, que me dicen o me decían Indio, nunca realizaron operaciones militares en la Zona de Operaciones conmigo, lo que fue probado a lo largo de este juicio hasta por el principal testigo que presentó la fiscalía contra mi persona, por supuesto un testigo preparado y falso, en toda su declaración.

 

Solo este gobierno, los jueces y los fiscales, niegan la existencia de los hechos ocurridos en esta Guerra Revolucionaria, iniciada en 1964 y denunciada por primera vez en el gobierno del Dr. ILLIA, guerra revolucionaria que estos gobiernos de Kirchner y de Macri, son cómplices de los terroristas guerrilleros al negar esos hechos históricos, dividiendo a la sociedad, y colaborar en la politización de la justicia, confundiendo a la sociedad, llevándola a la disgregación nacional y social. Hoy en día con estos juicios de “LESA JUSTICIA”, son un ataque sistemático contra una parte de esta población civil inocente, de esta población que derrotó a la guerrilla, y eso si está tipificado en el Estatuto de Roma

 

En Tucumán y en toda la República Argentina, donde se nos juzga por defenderla, ocurrieron hechos de notorio y público conocimiento, atentados, asesinatos, combates, actos de terrorismo, secuestros etc. y también territorio ocupado militarmente en forma efectiva, por estas asociaciones ilícitas de Montoneros y ERP, nadie puede negar que se produjeron alrededor de 500 enfrentamientos con las tropas del Ejército (Diario la Opinión del 8 de enero de 1976), sin contar los posteriores a esa fecha, de los que sólo nombraré los más conocidos ocurridos en Tucumán a saber: Asesinatos del Ingeniero Paz, del Capitán VIOLA y de su hijita, la toma y desfiles de poblaciones del sur de la Provincia de Tucumán como Santa Lucia, Acheral, los Sosas, ataque al Regimiento 17 de Infantería Aerotransportado en Catamarca, por la compañía RAMON ROSA GIMENEZ, la misma que estaba ocupando  militarmente un tercio de la Provincia de Tucumán, y simultáneamente en la Provincia de Córdoba, con otra compañía del ERP ese mismo día atacaron la Fábrica Militar de Villa María donde secuestraron al Mayor LARRABURE, durante 372 días, torturado y asesinado,  lo que menciono al solo efecto de mostrar la ferocidad de las organizaciones y de su poder de combate y de su capacidad en la planificación, tenían verdaderos estudios y planificaciones de verdaderos Estados Mayores, sin contar la capacidad de planificación de la operación y de los  SPAC, (Servicios para Apoyo de Combate), para poder ejecutar las operaciones y los recursos económicos utilizados, lo que fuera también mencionado en la Causa 13/84 que al respecto expresa: “También está fuera de discusión que a partir de los años setenta, el terrorismo se agudizó en forma gravísima,…por los métodos empleados por su cantidad, por su capacidad ofensiva por su poder de fuego, por los recursos económicos…..por la infraestructura operativa y de comunicaciones….en los atentados irracionalmente indiscriminados, la capacidad para interceptar medios masivos de comunicaciones”,  el MPF como los jueces prevaricadores, dejan de lado la toma del pueblo de  Santa Lucía donde fueron ejecutados dos inocentes ciudadanos, previa condena a muerte mediante su propia justicia ilegal, estas personas fueron EUDORO IBARRA Y HÉCTOR OSCAR ZARASPE, ocupación de Potrero de las Tablas donde fue ajusticiado otro civil inocente, combate de la Quebrada de Lules, combate de Pueblo Viejo, Combate de Mánchala, Combate de Acheral también llamado del Arroyo San Gabriel, combate en las inmediaciones del Cadillal con Montoneros, derribamiento de un helicóptero del Ejército Argentino, a orillas del Rio Caspinchango, emboscada y asesinato a los médicos en la localidad de Caspinchango Frías Silva etc., en algunos de ellos participaron cerca de 200 guerrilleros, helicópteros artillados, y tuvieron más de tres días de duración, voladuras del Avión Hércules de la Fuerza Aérea con más de 120 Gendarmes, utilizando para esa oportunidad más de 60 Kg de explosivos de distintos tipos y efectuando un trabajo de verdadera ingeniería para producir el atraque de la carga con hormigón armado, contando además con fábricas de armamento, explosivos, granadas, imprentas etc

 

Estos son algunos de los 21.624 actos de terroristas, todos ellos perfectamente detallados y probados uno por uno en la causa 13/84 (Juicios a los Comandantes), que también el MPF, junto a los jueces prevaricadores no reconocen, como tampoco reconocen la existencia de la Guerra Revolucionaria, tomando solo de esta sentencia lo  que les conviene en forma premeditada y engañosamente y así dar sustento a su falaz acusación, toman solo  lo que nos puede perjudicar, no buscan la verdad, sino inculpar con prácticas jurídicas aberrantes ya que lesionan seriamente los principios Constitucionales, tampoco recuerdo que se mencione el art 34 Inc. 4 y 5 del Código Penal, otro tanto ocurre con el Estatuto de Roma, como puede ver el principio de silenciación del Nazi JOSEPH GOEBBELS  y sus otros principios son utilizados sistemáticamente en este juicio, de la misma forma,  es así como  se aplica el “Derecho Penal  del Enemigo”,,   de Günther Jakobs lo que les ha permitido silenciar también los Principios Constitucionales.

 

Para dar mayor credibilidad, a todo lo mencionado, paso a recordar los hechos ocurridos en La Tablada, en enero de 1989, y para los más jóvenes el conocimiento de ese hecho, ese mes el Regimiento 3 de Infantería es atacado por un grupo guerrillero a  órdenes de un ex oficial del Ejército Revolucionario del Pueblo, GORARIAN MERLO, en el gobierno democrático del Dr. ALFONSÍN, ataque planificado en el seno del gobierno de este defensor ad honoren de SANTUCHO, al respecto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dijo aplicando por primera vez el Protocolo II, de los Convenios de Ginebra, en su informe 55 del año 1997 (caso 11137 ABELLA JUAN CARLOS), en su parte resolutiva expresa: “Los incursores participaron en un ataque armado que fue cuidadosamente planificado, coordinado y ejecutado. Una operación militar contra un objetivo militar. El oficial a cargo del cuartel de la Tablada, procuró como era su deber, rechazar el ataque y el Presidente ALFONSÍN en ejercicio de sus facultades constitucionales de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, ordenó que se iniciara una operación militar para recuperar el cuartel y someter a los atacantes”. No obstante en estos juicios “Mal Paridos”, recientemente fue condenado el General Arrillaga, a quien tuvo a su cargo la responsabilidad de recuperar el cuartel, solo en la República Argentina, con estos gobiernos de  mierda de los Kirchner y ahora de Macri quien ataca a la Nación Argentina, porque un Regimiento es eso, una de los guerrilleros, que entraron a sangre y fuego asesinaron soldados, es ahora víctima y declaró contra quien recuperó la unidad militar que él había atacado ¡INCREÍBLE PERO CIERTO!

 

Este hecho solo y aislado, comparado con los 21462 mencionados y los feroces combates que se libraron a lo largo y ancho del país es solo una aguja en un pajar.

 

La resolución que expresara, en este caso la CIDH, aplicando el Protocolo II de los Convenios de Ginebra, me obliga a preguntarme en mi carácter de lego en materia judicial ¿No es lo mismo que hizo la Presidente MARÍA ESTELA DE PERÓN, para recuperar su provincia de Tucumán, que como sabe estuvo a punto de ser separada del Territorio Nacional? A pesar de mi ignorancia estoy seguro que fue así, pero indudablemente que quienes nos juzgan, ignoran tal resolución, lo que es gravísimo ya que indudablemente la conocen, pero a sabiendas la niegan, de lo contrario nunca deberíamos haber sido juzgados, si este tribunal reconociera tan tremendo antecedente internacional, lo que es también mucho más grave, es que, al violar los tratados internacionales, colaboran sobradamente para que nuestro país sea un país nada creíble a nivel internacional, al juzgarnos como se nos  está juzgando, no sólo traicionan la Constitución Nacional, Leyes Internas y Tratados Internacionales con Jerarquía Constitucional (art 75 Inc. 22 CN), sino que también están traicionando a la misma Patria.(art 29 y 36 CN).

  

La historia ha sido acallada, por este gobierno montonero, desde 1964 y se la han eliminado e invertido los hechos. El MPF desconoce e ignora que cada hecho histórico es una sucesión  concatenada de episodios, cada hecho histórico, tiene en sí, un antecedente, el hecho histórico en sí, y un consecuente, en otras palabras este Estado Montonero con anuencia del Poder Judicial, puso fecha de inicio a la tragedia vivida en el país como si el pasado fuera una foto en donde solo aparecen las Fuerza Leales. Al tomar el hecho aislado, como verdaderas “Islas de la Historia” como lo expusiera precedentemente, de sus antecedentes y sus consecuencias , a lo que se suma que es invertida y falseada de manera que se engaña a la sociedad entera, especialmente a las nuevas generaciones, que un día se levantaron tres locos y tomaron el poder para matar a los pobrecitos jóvenes idealistas, no hago  juicio de valor, si estuvo bien o mal la toma del Gobierno por los  Comandantes en Jefes de las FFAA, simplemente lo hago para relatar la historia tal cual ocurrió, pues si existió un golpe militar, es porque toda o casi toda la ciudadanía apoyó el golpe de Estado, sin este apoyo, no puede existir golpe militar, como también este apoyo fue dado por los miembros del Congreso de la Nación,  como así mismo los políticos que, ante el  avance de la guerrilla en todo el país, peligraba la Constitución Nacional y sus cabezas, desesperados fueron a  tocar las puertas de los cuarteles,  por eso es innegable que todo el pueblo tiene la culpa de que surgiera un gobierno de facto.

 

Y dicho de otra manera mucho más técnica, repito las palabras del camaleónico Juez de la Corte Suprema de Justicia Zaffaroni cuando menciona en su Derecho Penal Militar (1980): “Habiendo desaparecido cualquier autoridad, o siendo incapaz la que resta, un grupo militar puede usurpar justificativa mente la Función pública y dictar “Bandos Militares”. Si bien es cierto que este que fuera Juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación lo expresa, no estoy en nada de acuerdo, ya que un gobierno no puede quedar acéfalo y cualquiera de la sucesión del gobierno tendría que hacerse cargo, pero indudablemente eso no ocurrió y a todos los políticos sean de la sucesión presidencial o no, nadie tuvo el valor ni el coraje, ni las pelotas de hacerse cargo de tan tremenda responsabilidad de dirigir un país en llamas.

 

Pero este apoyo no fue fortuito, fue producto  de la historia  que aquí, en este tribunal se falsea o se oculta siendo coherentes con la POLÍTICA DE ESTADO, de procedimientos típicamente  Nazis, que impuso a la Justicia y que  voy a desmentir la falsa historia, a la que llaman memoria, impuesta por el fallecido presidente Montonero Kirchner y llevada luego adelante por su esposa, ahora excelentemente conducida por Macri y que es repetida en todos los juicios como un disco rayado. Cuando la historia se miente, cuando es falseada o es olvidada, es un deber moral de todo ciudadano corregir la mentira, si se pretende una Nación grande, con el verdadero significado de esta palabra, quienes no la vivieron conozcan la verdad para no ser engañados como está ocurriendo en nuestra sociedad,  y es por ello que me encuentro sentado escribiendo estas verdades.

 

Por lo que, conociendo los hechos, que fueron de público y notorio conocimiento, y las expresiones de los senadores, diputados y políticos de renombre, pero sobre todos los miembros del Congreso, me habilitan para opinar como opino (Juicio crítico/Opinión fundada) lo que esta coya desarrollará en la próxima publicación.

 

PP – VGMT (PRESO POLÍTICO – VETERANO DE GUERRA EN EL MONTE TUCUMANO

 

ARIEL VALDIVIEZO

DNI 8196.717

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 13, 2019


 

Ocho Años

Share

 

 

Escribe LUIS BARDIN.

 

OCHO AÑOS

 

Desde hace ocho años yace ex líder.

Sin vísceras, con cuerpo embalsamado,

pieza de museo, muda, inerte.

cumple cláusula final y redentora

de un contrato pactado entre la muerte

y la pasión de poder que los devora.

 

Como líder no tuvo gran sentido

su tramposa riqueza acumulada.  

Para él fue muy corto el usufructo

de aquella sucia riqueza que amasara.

 

Su mortaja fue igual a la de todos:

sin bolsos repletos de dinero

y que muchos años estuvieron,

en bóvedas muy bien disimuladas,   

que cuidara con alma de usurero.

 

Pactó con Dios y con el diablo,

cooptó con la justicia y la miseria  

y aunque fueran muchos sus errores

y muchos los delitos cometidos,

también grandes sus odios y rencores

y el haberse con descaro enriquecido,

le ha llegado el frío de la estatua

en aquella Santa Cruz que gobernara,

como dueño, señor y gran caudillo:

mausoleo familiar, un testaferro,

le erigió en su honor agradecido.

 

  Luis Bardín.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 29, 2018


 

A 7 AÑOS DE SU MUERTE

Share

 

 

Escribe Luis Bardín.

 

A 7 AÑOS DE SU MUERTE

 

¡Yazga el líder! Vencido, mudo, inerte

cumpliendo cláusula final y redentora

de un contrato pactado entre la muerte

y el poder absoluto que devora.

 

El se montó con fervor a un falso mito.

Siempre tuvo en su mente igual locura

de pensar y caer en el delirio

que la patria empezó cuando llegaron

que para siempre los habían elegido,

que se harían dueños de la historia

que sin ellos habría caos y vacío.

 

Le ha llegado el frío de la estatua

como póstuma impostura de otro mito

que como tantos otros fabricados

nuevamente ha vuelto a dividirnos.

Embalsamado sin vísceras su cuerpo,

transformado en una pieza de museo

y entre oscuras paredes de cemento

será otro sórdido mito que descansa

en un inmerecido mausoleo.

 

      Luis Bardín.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 30, 2017


 

Para reir y llorar

Share

 

Felipe Solá (Político argentino, claro) podría ser re-bautizado como el hombre que siempre vuelve. No importa como o que manifestó, estos cultores del auto-reciclaje permanecen intactos en la escena política nacional. ¿Mala memoria o somos simplemente indiferentes?

Groucho Marx solía decir que La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados. Aunque mi favorita personal es perteneciente al clérigo y escritor francés Jaques Boussuet: La política es un acto de equilibrio entre la gente que quiere entrar y aquellos que no quieren salir.

Antes de ver el siguiente video, debemos advertir que cualquier semejanza  a Cambiemos 2015, es pura coincidencia.

 


Agradecimiento y colaboración: Marcos Acuña


 

PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 17, 2017

 


 

El diputado Olmedo contra los que cobran sin trabajar: “Prueben laburando…!”

Share

 

El diputado Olmedo y su discurso en contra de los planes de ayuda. Aquellos que las cobran, que colaboren forestando calles o ayudando en hogares de infantes -señaló. Observese el lleno total (foto a la derecha) del recinto cuando parlamentaba el legislador. ¿A quién se referiría Alfredo Olmedo con “cobrar sin hacer nada” ?

      

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 2, 2017


 

El asco superador

Share

 

 

Escribe Enrique Guillermo Avogadro.

 

 

 

“Veo un pueblo indolente y dormido que abdica sus derechos, olvida sus tradiciones, sus deberes,
y su porvenir. Lo que debe a la honra de sus progenitores y al bien de la prosperidad, a su estirpe, a su familia,
a sí mismos y a Dios. Con instituciones que amenazan desmoronarse carcomidas por la corrupción y los vicios”.
José Manuel Estrada.

 

.
Hubo dos hechos a comienzos de la semana que, en cierto modo, pasaron desapercibidos para el gran público, pero revisten singular importancia por cuanto confirman que nada ha cambiado respecto a la visión que, sobre la tragedia de la guerra que sacudió al país en los 70’s, tienen los poderes públicos de la Argentina.
El primero, si no fuera trágico, alcanzaría las cumbres más altas del ridículo. Me refiero a la promulgación, por la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, de la ley que obliga a publicar, en todos los documentos oficiales, la cifra de 30.000 desaparecidos; ese disparate normativo se concretó aún a sabiendas (ha sido reiteradamente confesado por los inventores del número mágico) de que se trató de un creación literaria destinada a la pretensión de calificar como “genocidio” lo sucedido y, especialmente, a conmover los bolsillos de las organizaciones europeas de derechos humanos, siempre tan generosas con el terrorismo.
La consagración de ese falso dogma interpela a la sociedad entera, puesto que se trata de la primera vez en que una clara falsificación, por obra y gracia de legisladores de todos los colores –sólo uno votó en contra- se transforma en verdad revelada; María Eugenia Vidal se transformó en cómplice del absurdo dislate y se arrogó el derecho de hablar ex–catedra. ¡Menuda competencia le apareció a S.S. Francisco en su propia tierra!
El segundo hecho que clama al cielo fue la sentencia de la Sala IV (Mariano Borinsky y Juan Carlos Gemignani) de la Cámara Federal de Casación, el tribunal penal más alto del país, que rechazó la concesión de la prisión domiciliaria a Jaime Smart, luego del desconocimiento de su anterior resolución, que la había otorgado, por la Cámara Federal de La Plata. Ésta, para insistir en su posición de rechazo, sostuvo que ese beneficio legal no era aplicable porque el detenido podía fugarse, amén de poner en peligro la investigación de los hechos.

“Jimmy” Smart tiene 81 años de edad y las imputaciones que le formularon se refieren a acontecimientos ocurridos hace cuarenta años. Es decir, un preso que siempre estuvo a disposición de la Justicia y cuya edad excede en mucho la establecida por la ley (70) para acceder al beneficio, ahora –según los asesinos togados- estaría presuntamente dispuesto a convertirse en rebelde, abandonar a su familia y escapar de la acción del Estado. Por lo demás, ¿cómo podría poner en riesgo las pruebas de la investigación, si se trata de hechos acontecidos hace cuatro décadas?
Que esa extraña presunción, o mera excusa para la venganza, se conozca en la misma semana en que la Diputada Lilita Carrió haya acusado a todo el arco político –incluidos sus aliados del Gobierno- de proteger a su colega Julio de Vido, el epítome de la corrupción kirchnerista, convierte lo sucedido en aún más llamativo e irritante. Resulta razonable que haya muchos empresarios preocupados por la posibilidad de la detención del zar de la obra pública de la década en que nos convertimos en silentes esclavos: como se ve en Brasil, el color político no es lo importante; en el mismo lodo, todos se revolcaron.
La sociedad entera reclama a gritos, todos los días, que los jueces actúen de una buena vez contra los saqueadores que, a fuerza de chupar la sangre del país durante doce años, han dejado a la Argentina exangüe. Estos delincuentes, encabezados por la jefa y organizadora de la asociación ilícita que se hizo con el poder en 2003, han alterado reiterada y probadamente las pruebas de los hechos investigados, y las imputaciones que los afectan se refieren a delitos no excarcelables; sin embargo, gozan no de detención domiciliaria sino de total libertad, hasta para trasladarse al extranjero, y alegremente se pasean por las calles, cuando no siguen ocupando altos cargos en alguno de los poderes del Estado.
Desde las bancas parlamentarias, ellos mismos impiden sistemáticamente la sanción de leyes indispensables para la lucha contra la corrupción como, por ejemplo, la de responsabilidad empresarial, la de extinción de dominio sobre los bienes mal habidos o las que, como ocurre en Brasil, permiten lo que allí se llama “delación premiada”; nótese que esta última ha llevado tras las rejas a decenas de senadores, diputados, ministros, gobernadores, funcionarios y grandes empresarios, y que se hayan devuelto miles de millones de reales a las arcas del Estado.
Hace años que sabemos cómo duermen los expedientes “sensibles” para el poder de turno en los tribunales. Entonces, lo que todos debemos preguntarnos es si estamos dispuestos a ser juzgados, con el gigantesco riesgo que ello implica para nuestra libertad y nuestro patrimonio, por magistrados tan ignorantes, tan cobardes o tan corruptos como para verse impedidos (o ser “convencidos”) de resolver con arreglo a la Constitución Nacional, los tratados internacionales, los códigos y las leyes, sólo para proteger, por acción u omisión, intereses bastardos.
Tengo muchos años de ejercicio profesional, a punto tal que el Colegio de Abogados me ha ¿elevado? a la categoría de “matriculado emérito”. Gracias a Dios, ya sólo llevo un único juicio, que será el último. Porque, cuando era joven y estaba en la facultad, aprendí que, para que la sociedad sea realmente libre, todos debemos ser esclavos de la ley. Lo que veo hoy, tanto en la calle como en los juzgados, me produce un asco tan profundo que, a veces, hasta me impide respirar.
Por eso, porque aquí funciona –protegida por leyes inicuas- la norma mafiosa de la omertá, que por tanto tiempo permitió a las numerosas organizaciones mafiosas italianas conservar sus negocios ilícitos y su poder, y porque los magistrados y fiscales federales, amén de gozar de fortunas inexplicables, también tienen muchos muertos en sus placares y están a tiro de “carpetazos”, la Argentina tiene un destino de decadencia e insignificancia en el concierto mundial.
Sólo conseguirá evadirlo si logra hacerse de una Justicia independiente, seria y rápida, y en ese monumental esfuerzo deberíamos comprometer nuestro accionar todos los ciudadanos, cualquiera sea nuestro signo político.
En los próximos días, y como un buena muestra de cómo se protegen los intereses de la sociedad, sabremos qué actitud adopta el Consejo de la Magistratura frente al Juez de la Cámara Criminal y Correccional Federal Eduardo Freiler a quien, como sucede con los mismos Kirchner y tantos cómplices, su enriquecimiento es tan escandaloso que impide que le cierren los números que él mismo declara sobre su patrimonio; si lo salva, como hiciera tantas veces con Oyarbide, el organismo se habrá cubierto de oprobio una vez más, y los ciudadanos de a pie sabremos que la Argentina ya no tiene futuro alguno.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 28, 2017


Nuestros Nuevos Padres Fundadores y la Hipocresía en la Sangre.

Share

 

 

 

En uno de los tantos bosquejos de la Declaración de la Independencia de los Estados Unidos, Thomas Jefferson redactaba Sostenemos estas verdades como sagradas e inalterables. En ese grupo de mentes privilegiadas también estaba Ben Franklin que en su revisión decidió modificarla, entonces imprimió en tinta que Sostenemos que estas verdades son evidentes por sí mismas.

Juan Domingo Perón había pasado a mejor vida y su esposa María Estela Martínez de Perón -presidente heredera haciendo equilibrio en un mar picado por el terrorismo- fue una de las firmantes del Decreto 261/75 del 5 de febrero de 1975.

Esta orden ejecutiva tuvo como empresa tomar medidas militares para combatir el accionar extremista del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) en Tucumán, zona que había sido estratégicamente sitiada por el ERP por medio de la Compañía Ramón Rosa Jiménez. El propósito era obtener una zona del país y que esta fuera reconocida como independiente en el terreno internacional.

El Decreto establece claramente sus designios, ordenando al Ejército Argentino a actuar militarmente en Tucumán con el fin de “aniquilar el accionar” subversivo.

La orden dictamina también a la Policía Federal ponerse bajo el mando del Ejército y solicita al gobierno de la Provincia de Tucumán, hacer lo mismo con la policía provincial.

Los firmantes del Decreto fueron la Presidente de la Nación y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas María Estela de Perón, el Ministro del Interior y al momento de los sucesos Ministro de Justicia Alberto L. Rocamora, el Ministro de Educación Oscar Ivanissevich, el Ministro de Relaciones Exteriores Alberto J. Vignes , el Ministro de Defensa Adolfo M. Savino, el Ministro de Bienestar Social, el oscuro José López Rega, el Ministro de Economía Alfredo Gómez Morales y Ricardo Otero, titular de la cartera de Trabajo).

La señora Presidente debió tomar vacaciones (Macri no es el único) y fue relevada temporalmente por Ítalo Lúder, quién en un acuerdo de ministros, dictó los decretos 2770/75, el 2771/75 y 2772/75, extendiendo a todo el país y bajo el mando directo de las Fuerzas Armadas, la orden de “aniquilar el accionar de los elementos subversivos”, que se iniciara con el Operativo Independencia, en la provincia de Tucumán. El decreto número 2770 creaba dos Consejos: El Consejo de Seguridad Interna, encabezado por el Presidente e integrado por los ministros y los tres jefes militares para dirigir “los esfuerzos para la lucha contra la subversión”. El Consejo de Defensa, presidido por el ministro de Defensa e integrado por los jefes del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, era el que más les interesaba a los militares por sus funciones, y le permitía entre otras cosas conducir la lucha contra todos los aspectos y acciones de la subversión y planear y conducir el empleo de las Fuerzas Armadas, fuerzas de seguridad y fuerzas policiales.

El decreto 2771 disponía que el Ministerio del Interior firmara tratados con los gobernadores para que la policía y el servicio penitenciario de cada provincia quedaran bajo control del Consejo de Defensa.

El decreto 2772 le ordenaba a las Fuerzas Armadas, bajo el Comando Superior del Presidente de la Nación, que será ejercido a través del Consejo de Defensa, la ejecución de las operaciones militares y de seguridad que sean necesarias a efectos de aniquilar el accionar de los elementos subversivos en todo el territorio del país.

Estos tres decretos fueron firmados por el Presidente interino Ítalo Argentino Lúder Colombo, el Ministro de Trabajo Carlos Federico Ruckauf, el Ministro de Relaciones Exteriores Manuel Guillermo Aráuz Castex, el Ministro de Defensa Tomás Salvador Vottero, el Ministro de Bienestar Social y Salud Pública Carlos Alberto Emery, el Ministro de Economía Antonio Francisco Cafiero y el santafecino Ángel Federico Robledo, que ocupaba la cartera del Interior.

María Estela Martínez de Perón y Carlos Federico Ruckauf sobreviven a la historia. Un Juez Federal, Raúl Acosta, se encontraba en el año 2006 en el medio de las investigaciones sobre los aludidos edictos y decidió que citaría a la ex presidente, a Cafiero y a Ruckauf. El juez Acosta había solicitado al gobierno de Mendoza y a la Policía Federal que le informen sobre la identidad y referencias personales de cada uno de los firmantes de esas disposiciones. La plantilla incluía al ex Ministro de Interior Ángel Federico Robledo, al ex Canciller Manuel Guillermo Arauz Castex, al ex Ministro de Defensa Tomás Vottero, al ex Ministro de Bienestar Social Carlos Emery y al ex Presidente Provisional del Senado, Ítalo Argentino Lúder, quién para ese entonces ya padecía una grave enfermedad que le impediría comparecer (No existía el término Impunidad Gerontológica, claro). Acosta, entonces, recibió la información de que el resto de los implicados habían perecido. En su emprendimiento, el juez dejaba frases como “Si no fuera un delito de lesa humanidad, lo que investigo estaría prescripto”. La viuda de Juan Perón permaneció en España. Cafiero y Ruckauf fueron sobreseídos.

La ex Presidente Perón y Carlos Ruckauf sobreviven a la historia y siguen sobreviviendo. Ítalo Lúder en su testimonio en el juicio a las juntas se refirió a sus decretos: “Había que garantizar la seguridad y la tranquilidad de un país comprometido por el accionar de la subversión y las policías provinciales habían sido rebasadas en su capacidad”. Cuando se le inquirió por la palabra Aniquilación, Lúder explicó que esa palabra significaba “Inutilizar la capacidad de combate de los grupos subversivos, pero de ninguna manera significaba aniquilamiento físico…” Damas y caballeros, les presento aquí a un político argentino. Pero quiero dejar de lado al doctor Lúder, sin poder de réplica por su fallecimiento y ya sabemos que todos -con excepción de los ex uniformados- se transforman en buenos cuando pasan a mejor vida.

Antonio Cafiero fue un espejo. Ya hacia el año 2010 el veterano dirigente Peronista esgrimía que el objetivo del gobierno constitucional fue detener o dificultar la acción de la guerrilla mediante las Fuerzas Armadas. Acordando con Lúder aseguraba que la policía estaba superada. “La guerrilla tenía capacidad de dañar, pero no para gobernar. Quería apoderarse del poder, aunque nunca tuvo el apoyo del pueblo.” Sostenía uno de los firmantes del decreto tan famoso y adhería: “El concepto de aniquilar la subversión -comprendido en un decreto firmado por el presidente provisional Ítalo Lúder- no es eliminar al subversivo sino sólo desarmar al enemigo. No es exterminar al adversario sino dejarlo inerme para que no pueda seguir actuando.”  Cafiero aseveraba que los jóvenes militantes tenían gran capacidad de combate, pero sin experiencia. Sus líderes mostraban que no tenían ni capacidad, ni coraje y que huyeron como ratas mientras sus conducidos eran abatidos o detenidos. Tanto Lúder como Cafiero -siempre tarde- se vuelven elocuentes y explícitos con sus epítetos. Algo que no utilizaron a la hora de los eventos. Como ayuda memoria, es bueno desempolvar el diccionario y buscar el verbo aniquilar. No cometa errores, por más pasionario que sea el ser humano, aquí no hay excusas. Aniquilar significa reducir a la nada, destruir o arruinar enteramente. Entre sus sinónimos podemos leer exterminar, masacrar, arrasar, arruinar, asolar, demoler, derribar, derruir, destruir, destrozar, devastar.

¿Qué esperaba el gobierno democrático peronista al llamar a las Fuerzas Armadas? Sospecho que cumplieran con las órdenes de su Comandante en Jefe. Los firmantes de los decretos no eran funcionarios ignorantes. Sabían que la tarea del Ejército Argentino era y es servir a la patria, para contribuir a la defensa nacional a fin de proteger sus intereses vitales. Entre estos, la independencia y la soberanía; la integridad territorial y la protección de los bienes, la vida y la libertad de los habitantes que, por cierto -y según las palabras de ayer- Lúder y Cafiero sostenían que estaba siendo amenazada por esos grupos subversivos. Sin mencionar, claro, que se supone que un soldado está preparado para matar o morir en defensa de su misión.

Néstor Kirchner fue un político más que solo vio la luz y eran estas las marquesinas del negocio. Como gran comerciante sin escrúpulos, supo leer la historia argentina y el comportamiento de ciudadanos creando no solo una gran división entre hermanos, sino alimentando la intolerancia, cometiendo crímenes, pisoteando la Constitución Nacional en pos de llenar esa caja fuerte que tanto supo abrazar.

“Considerada la Guerra como un crimen, ningún soberano se ha confesado su autor”

Juan Bautista Alberdi



Por Fabian Kussman

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 10, 2017


 

Horas, minutos, segundos con Carrió: OTRAS VOCES, OTRAS EXPERIENCIAS

Share

 

 

 

Era el año que Uruguay saludaba a José Mujica como su nuevo presidente. En Chile, Sebastián Peñeira sucedía a Michelle Bachelet. David Cameron era elegido Primer Ministro británico. La crisis griega amenazaba con ganar el resto de Europa. Santos ganaba de manera aplastante las elecciones en Colombia. grupo terrorista Tehrik e Talibán Pakistán comete el atentado más sangriento en el país con 103 muertos. En Brasil, Lula Da Silva se despedía de su sillón presidencial, mientras que en Argentina fallecía el autócrata Néstor Kirchner, esposo de Cristina Fernández de Kirchner, mandataria del país en ese momento. Corría el año 2010 y fuera de ese entorno, un grupo de esposas de presos políticos mantenía una reunión con la doctora Elisa Carrió, más conocida como “Lilita”.

Entre estas mujeres, Ana Barreiro -una de las conductoras del programa radial “De Eso No Se Habla”-. Primero se consiguió una reunión con Conte Grand, con quien tuvieron lo que la señora Barreiro describe como una dura charla. El paso siguiente era encontrarse con Elisa Carrió. La fundadora de ARI las recibió en su sencillo departamento de la calle Santa Fe. “El lugar estaba muy bien decorado”, recuerda Barreiro “Había una imagen blanca, grande de la Virgen, que se destacaba en una biblioteca del fondo”. A las cuatro mujeres, se les sumó el doctor Alberto Solanet, miembro de Justicia y Concordia. Una secretaria les ofreció tomar asiento donde quisieran, excepto en un sofá cheslón que la dirigente luego ocuparía. Y ocuparía -rememora Ana Barreiro- luego de hacerse esperar.

“Ustedes saben quién soy yo?”, preguntó Elisa Carrió encendiendo un cigarrillo.

“Debido a que sabemos es que estamos acá”, fue la respuesta de la esposa del preso político Ernesto Barreiro.

“Yo trabajé y me encargué de que se anularan las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. También lo redacté y publicité hasta que lo logramos…”

La señora de Barreiro la miró a los ojos y cuando encontró la mirada de la funcionaria, indagó sin indirectas:

“¿Qué pretendían con esto? Si ya los argentinos vivíamos en paz…

“Que paguen”

“¿Qué paguen? ¿Quienes? ¿Qué?”, arremetió Ana Barreiro.

“Los militares”, contestó Carrió. Luego de una pausa, comenzó a elaborar su explicación “Pero después se nos desmadró… Kirchner nos traicionó”.

“Ustedes, los políticos que consensuaron, apoyaron y financiaron la guerra antiterrorista… ¿Cómo van a solucionar esto?”, volvió a la carga Ana. En ese momento, los presos políticos en cautiverio eran 125 (Seis años más tarde han llegado a 387).

La señora de Barreiro evoca la batería de argumentos que estas damas esgrimieron hacia la diputada. Retiene en su memoria que la señora Carrió no supo devolver las estocadas. Permaneció muy callada.

Cuando el doctor Solanet arribó tuvo un fuerte intercambio de palabras con la dueña de casa acerca de la ilegalidad de los juicios a los cuales ex uniformados estaban siendo sometidos, finalizando con un debate sobre Santo Tomás -de quien al parecer el doctor Solanet es un experto y en el mirar a atrás de Ana, Carrió no lo sería tanto.

No fue buena la impresión que de Carrió han guardado estas mujeres en el álbum de las resonancias. Es pésima, para ser perfectamente honestos. A la hora de las despedidas, las cuatro damas le hicieron entrega de material informativo acerca de los prisioneros políticos con la idea de quedar en contacto. En su percepción (A falta de una mejor palabra), Ana cree que la doctora Carrió tiene un gran cargo de conciencia. Pese a que la reunión se tornó muy tensa, “quedaron en contacto con la chaqueña”.

En otra oportunidad, las esposas de los presos políticos fueron a verla a la fundación Hanna Arendt, en donde se llevó a cabo un debate entre la doctora Carrió, la señora Graciela Fernández Meijide, la doctora Victoria Villarruel y el señor Arturo C. Larrabure. En esa oportunidad, Ana Barreiro se dirigió al secretario de la diputada (Juan) para pedirle una reunión a concertar con abogados que están trabajando en favor de imputados y condenados por casos de mal llamados Lesa Humanidad, pero no obtuvo resultado alguno -pese a haber compartido charlas correctas cada vez que se encontraban en el barrio en el cual conviven-.

Ana comenta que “Nunca más las quiso recibir…”

 

Graciela Beatriz Macedra es hermana del preso político Carlos Macedra, un coronel retirado que hoy habita en las cárceles argentinas y también tuvo una experiencia con Elisa María Avelina Carrió y también ocurrió en una de las pausas del debate en el instituto Hanna Arendt cuyos disertantes eran la presidente del CELTYV, la doctora Villarruel, la señora Fernández Meijide, el señor Larrabure (Hijo del asesinado Argentino Del Valle Larrabure) y precisamente, la diputada argentina.

En ese entonces, la doctora Carrió manifestó que, entre otras consideraciones, la intención de la derogación de las leyes de carrio77obediencia debida y punto final era quitarles un peso a los militares. Graciela recuerda un largo silencio que ella misma quebró:

“…Y se los tiraste a los Lobos”

La doctora Carrió recogió el guante y solo esbozó una corta respuesta.

“No creo…”

Graciela, además de entender que su hermano es víctima de la “justicia” argentina, sabe que sus tiempos biológicos no son los mismos de quien está en libertad. En su concepto, Carrió los tiró a los Lobos y encontrará su redención al contribuir a la solución definitiva por la vía legal. Tristemente, Graciela vive en el mundo real y distingue que a su hermano y tantos como el, ya no les queda tiempo. “Nuestros presos políticos se nos están muriendo”, sentencia, tratando de captar la sensibilidad de una sociedad que aún no ha despertado.

 

Armada de documentación y cansancio, María Ferreyra partió al encuentro de Carrió una noche en la que esta última presentaba su libro Humanismo y Libertad (Tomo II) en una localidad de la costa de la provincia de Buenos Aires. Su intención era informar a su interlocutora sobre la situación que vivía (O padecía) su marido, Claudio Kussman, arrestado por el solo hecho de haber sido un joven oficial de la policía en los años setentas.

La presentación fue en Santa Teresita, a unos setenta y tres kilómetros de la residencia de María, en una fría noche de mayo del año 2015.

“Viajé mal predispuesta”. Reconoce María “La sabía impulsora de la derogación de las leyes de punto final y obediencia debida y esa acción -que terminó con gente joven de aquel entonces en prisión- nunca podía ser simpática”

Desorden y ruidos producto de mucha gente circulando por el salón de la presentación consiguió que María terminara en los últimos lugares, pero casualmente cerca de la mesa donde los libros de la doctora Carrió descansaban. Allí accedió a un breve diálogo con colaboradores del evento a quienes les explicó el motivo de su visita. La diputada comenzó la ceremonia de autografiar libros y fue cuando María por primera vez en la noche (Y en su vida) pudo estar cara a cara con la fundadora de la Coalición Cívica ARI.

“La realidad es que viajé para contarle las falsas y obscenas imputaciones que retenían a mi esposo en prisión. Mi sensación es que pude transmitir el problema en cinco minutos, durante los cuales la doctora Carrió asintió tomándome de las manos”

Luego de dedicar y estampar su firma para mi esposo en el libro, volvió a tomar mis manos y me reveló que se iban a ocupar.

“Retorné a casa manejando lentamente entre la niebla y un fino rocío que bañaba mis sensaciones encontradas. Por momentos sentía que mi ser se había inundado de toda la esperanza. En otros momentos, la cruda realidad me abofeteaba indicando que simplemente había intercambiado palabras con un político”.

 



Fabian Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 8, 2016



 

LA POLÍTICA DE DERECHOS HUMANOS: EL MURO MÁS ALTO A SUPERAR POR EL ACTUAL GOBIERNO

Share

Escribe el General Heriberto Justo Auel.


Conferencia en el “Ateneo de la República” el 22 de Junio de 2016

Derechos Humanos y “Política de Derechos Humanos”.
La “Política de Derechos Humanos” como instrumento estratégico.
La sigilosa maniobra estratégica británica: de pinzas  y combinada.
    El brazo jurídico de la maniobra estratégica.
    El brazo psico-político y psico-social de la maniobra estratégica.

auel1

Por El General

Heriberto Justo Auel


En Síntesis.

•    Derechos Humanos y “Política de Derechos Humanos”.

Entender que la “política de derechos humanos” -PDH- ha sido elaborada en nuestra Patria por la democracia emergente de la Guerra del Atlántico Sur -en 1982- para defender los genuinos y verdaderos derechos humanos, en su acepción legítima, sería incurrir en un grave pecado de alta ingenuidad política.

Una cosa son “los derechos humanos” y otra muy distinta es la PDH.

La ONU ha definido con toda claridad lo qué debemos entender por “derechos humanos”:

“Los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Todos tenemos los mismos derechos humanos, sin discriminación alguna. Estos derechos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles”.

Eduardo Luis Duhalde (1) -máximo epígono de ésta política K- nos hizo saber desde la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, qué debemos entender por PDH:

“La demorada exigencia de la sociedad argentina de Memoria, Verdad y Justicia se tradujo en acciones concretas de los tres poderes del Estado (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), fruto de la confluencia entre el compromiso político del gobierno nacional y la incansable lucha de los Organismos de Derechos Humanos contra la impunidad”.
Los dos conceptos quedan así perfectamente diferenciados. El primero, abarca a “todos los seres humanos” y el segundo está dirigido exclusivamente -“con  acciones concretas”- a quienes lucharon contra el terrorismo revolucionario y son señalados por los “Organismos de Derechos Humanos” como “impunes genocidas” y los acusan como criminales de “lesa humanidad”, por el “compromiso político del gobierno nacional”. El presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación -CSJN- lo ha expresado  reiteradamente -de otro modo-: “es una Política de Estado”.

Sin embargo, no es así. Ésta fue y es la matriz de todos los “relatos”. Ha sido y es un mero  “compromiso político del gobierno nacional” K, asumido al acceder al poder, habida cuenta de su extrema debilidad. Por otra parte, el Dr. Lorenzetti no está en la CSJN para hacer cumplir “políticas de estado”, sino para hacer cumplir con la Constitución Nacional.

Kirchner reemplazó a la “Corte menemista” para llevar adelante, con “su” nueva Corte y “tras esta cortina de humo de la PDH” -Dr. Adolfo Vázquez dixit (2)-, el latrocinio más grande que registra nuestra historia contra las arcas del Estado Nacional Argentino. PDH y corrupción son interdependientes y paralelos, por ello si terminamos con la corrupción K, retener la PDH es no entender la razón de su existencia.

El profuso e intercambiable empleo -coloquial y/o periodístico- de ambos conceptos, ha llegado a su actual uso indiferenciado -como sinónimos- y así una gran mayoría ciudadana fue llevada a la grave y peligrosa confusión interpretativa de estos términos.

Cuando el Estado Nacional -con un gobierno constitucional- movilizó a las FFAA y abrió la guerra civil contrarrevolucionaria de 1974/88, lo hizo en defensa de la Constitución Nacional y ella contiene a nuestros derechos humanos, ya fueren civiles, políticos, económicos, sociales o culturales y también contiene a nuestras obligaciones o deberes.

El objetivo que defendieron las FFAA en los ´70/80 fue el de preservar la Constitución Nacional -que reiteramos, contenía a nuestros derechos humanos- frente a una agresión revolucionaria conducida desde el exterior, que expresamente postulaba el cambio de la Constitución Argentina por la Cubana y con ello eliminar a nuestros derechos humanos.

¿Qué Estado o constitución  comunista reconoce a nuestros derechos humanos?

¿Cómo se explica -entonces- que hoy nuestros “derechos humanos” -mimetizados equívocamente como “PDH”- estén en las manos marxistas de quienes fueron derrotados en combate, guerrilleros revolucionarios que nunca han respetado una Constitución liberal -como lo es la nuestra- y a nuestros derechos humanos, en ella contenidos? ¿Cómo se explica que gran parte de los argentinos, aun hoy, no se aperciban de semejante contradicción?

Cabe explicar -consecuentemente- qué es en verdad la “PDH” y porque “nuestros derechos humanos” quedaron en manos del neo-marxismo “progresista” y del Reino Unido (RU) -en una extraña y solapada colusión totalmente ignorada- contra la débil Argentina emergente de ambas guerras, a partir del año 1984, convirtiendo a dicha “política” en el muro más alto a superar por el actual gobierno nacional.

•    La “PDH” como instrumento estratégico.
No es una novedad que los derechos humanos, instrumentados como política o estrategia, han sido empleados recientemente en el amplio espectro de las guerras de la “tercera especie” o de “cuarta/quinta generación” (3). Reagan y SS Juan Pablo II lo hicieron, logrando la implosión de la URSS sin abrir el fuego. Pero lo hicieron coherentemente, con el empleo de los valores de sus culturas y para la preservación de estas. En el caso argentino -e iberoamericano- se dio y se continúa dando todo lo contrario -nuestros valores están en manos neo marxistas-  y sufrimos una fuerte transculturización, con su natural consecuencia: la corrupción generalizada.

La población aún no comprende ni asume éste fenómeno psico-social desarrollado a través de las nuevas formas de comunicación -la infoesfera- y nuestra dirigencia política le teme. La “PDH” se ha erigido en una “vaca sagrada”, un tema “tabú” y, de “ella no se habla” (4).

¿Cuál es -sino- la razón del “olvido y perdón” ante el saqueo de la magna ópera “Sueños Compartidos”?  Los dramáticos efectos sigilosos de la maniobra estratégica instrumentada por la “PDH” indican que su planeamiento ha sido muy eficiente y que, por tratarse de una desconocida estrategia de aproximación indirecta (5) -ajena a nuestra simple lectura de los hechos superficiales- su resultado continúa perdurando en el tiempo.

Trastocó la victoria en combate de las FFAA en una derrota política y estratégica de la Argentina, cuyos efectos recién salen a la luz después del 10 Dic 15.

El RU, en la guerra del Atlántico Sur de 1982 provocada por la OTAN a través de un señuelo -los chatarreros de Dividoff, por exclusivas necesidades de la guerra fría- comprobó que su incursión agresiva no fue un picnic. Así lo han reconocido algunos de sus altos mandos. Consecuentemente, pocos meses después Londres encontró una estrategia de ínfimo costo y altísimo rendimiento para dejar a la Argentina sin la más mínima capacidad estratégica militar: logró la neutralización y autodestrucción de sus FFAA, en brevísimo tiempo y casi sin costos.

El pensamiento militar occidental -y en particular el pensamiento militar argentino- están fundados en Clausewitz y, a su vez el del prusiano en Napoleón. Su característica central es la lectura lineal de los hechos y la resolución del conflicto por aniquilamiento, cuando éste deriva al  empleo de la fuerza.

Contrariamente, en éste aspecto el RU es una excepción en Occidente. Como Imperio Naval Talasocrático -con el dominio periférico de los océanos- encontró más aptas para su débil posición frente a los más  fuertes -las potencias centrales europeas-, las ideas estratégicas de Sun-Tsu, en particular el concepto de estrategia por aproximación indirecta. El Cap Liddell Hart (5) elaboró esa doctrina convencional en la primera mitad del siglo XX, mientras Mao Tse Tung (6) -contemporáneamente- lo hacía en el área no convencional, durante la “larga marcha”.

Entendido este trasfondo teórico, abarcaremos mejor a los pasos que se dieron en los hechos, a partir del año 1983. El Dr. Carlos Nino fue un prestigioso y progresista filósofo del derecho, penalista, profesor de la UBA. Periódicamente visitaba la Universidad de Oxford, en la que se había doctorado en leyes en 1977. En 1983, pocos meses después de la derrota militar argentina en el Atlántico Sur, regresó de aquella Universidad -donde se forman las elites de los servicios de inteligencia británicos- y asumió como asesor jurídico del nuevo presidente argentino -junto al Dr. Jaime Malamud Goti (7), Coordinador del “Consejo para la Consolidación de la Democracia”.

A las cuarenta y ocho horas de asumir el cargo Raúl Alfonsín, Nino presentó a la firma del Poder Ejecutivo dos decretos, cuyos borradores traía desde Londres -el 157/83 y el 158/83- Ambos fueron firmados el 13 Dic 83 y contenían “el huevo de la serpiente”.

El Decreto 157/83 llevaba a la Justicia Penal Federal a los agresores terroristas revolucionarios y el 158/83 al Consejo Supremo de las FFAA -CSFFAA- a quienes el Estado Nacional había movilizado en su defensa: las FFAA, las de Seguridad y las Policiales. Todo ello bajo la motivación del posible atropello a los “derechos humanos” -de los cuales los asesores jurídicos eran férreos defensores- en las operaciones de la guerra civil contrarrevolucionaria desarrolladas en el país entre los años 1976 y 1983.

Seis meses después, a mediados de 1984, el Decreto 157/83 fue “cajoneado”. El fiscal a cargo de esa investigación fue ascendido, para sacarlo de la causa, que había avanzado aceleradamente. El CSFFAA había recibido más de 22.000 denuncias y no había llegado a fallar. Por esa razón  se le retiraba la causa, que era entregada a la Justicia Penal Federal.

Se iniciaba así el torpe atropello a todos los principios del derecho penal y se alcanzaba el punto culminante de la maniobra estratégica elaborada por la inteligencia británica -que homologaba a la de Stalin del 1921, conocida como “la purga del Ejército del Zar” (8)-.

Éste fue el paso central de una exitosa maniobra estratégica de aproximación indirecta, aun  en plena ejecución -33 años después- a través de la Justicia Penal Federal,  con la que se obtuvo la ya lograda autodestrucción de la Política de Defensa Argentina y su reemplazo por la perversa “PDH” K.

Llama la atención que se haya limitado la investigación judicial solo al período 76/83, cuando la agresión cubana se inició en 1959 y la respuesta del Gobierno Constitucional Argentino se decretó recién en 1973/74, pero ese “recorte” fue lo que la hizo posible ante la oposición.

¿La dirigencia política necesitó casi quince años para entender que la Argentina estaba siendo agredida por una revolución estalinista que empleaba tácticas terroristas, rurales y más tarde urbanas? Sin embargo, a pesar de esa larga inacción de más de una década, en 1973/74, se improvisó y se pidieron resultados “cuanto antes”, ante el caos sangriento que asolaba al país (4).

•    La sigilosa maniobra estratégica británica: de pinzas y combinada.

Contemporáneamente con la firma de los mencionados decretos, un grupo de Oficiales Superiores del Ejército fuimos destinados al Estado Mayor Conjunto de las FFAA -EMCFFAA-  convocados por su nuevo Jefe, el Tte Grl Fernández Torres. Me correspondió ocupar la Jefatura del Departamento Políticas y Estrategias y desde esta función impulsar las reformas estructurales de la Defensa Nacional que las experiencias recientes nos habían proporcionado, dramáticamente y a raudales.
Para llevar a buen fin este objetivo autoimpuesto, detectamos a mediados de 1984 el grave obstáculo que nos creaban las consecuencias del Decreto 158/83. Las expuse ante el JEMCFFAA, el Grl Sánchez, el Almte Grondona y el Brig González, quienes conformaban la cúpula del EMCFFAA y ese mismo día recibí la orden de repetir esa exposición ante el Ministro de Defensa, Sr Borrás. Al hacerlo, señalé que el decreto llevaba el embrión de la destrucción de la autoestima  de las  FFAA y a la vez la licuación de la Justicia Federal. Además, adelanté que con él el gobierno se auto-defenestraba, por no entender que la guerra es un fenómeno socio-político y, como tal, no judiciable. Borrás, al terminar mi detallada exposición, dijo: “A esto hay que ponerle un punto final. Estos Dres…no pisaron nunca un comité”.

Años después, en un almuerzo en el Círculo Militar ante tres testigos, quien había sido asesor jurídico del Ministro en aquellos días, el Dr. Jaunarena, nos dijo que luego de aquella exposición el ministro Borrás le pidió al presidente una reunión en Olivos con Nino y Malamud Goti. Borrás y Jaunarena llegaron tarde a ella, por un incidente en el viaje desde Pergamino. La reunión para tratar una salida a éste grave problema no se hizo. Es cuando comienza a gestarse un conflicto entre el Comandante en Jefe de las FFAA y la masa de las FFAA, que estalla al poco tiempo,  en Semana Santa de 1987.

    El brazo jurídico de la maniobra estratégica.

Poco tiempo después de la fallida reunión en Olivos, Raúl Borrás falleció y los efectos del Decreto 158/83 se fueron agravando día tras día, acompañando a una inflación creciente y a los conflictos institucionales que se multiplicaban. El “punto final” estaba elaborado como anteproyecto de ley, pero no había voluntad política para llevarlo adelante. Además, los dos asesores jurídicos del presidente -autores del Decreto 158/83- solicitaban una ley complementaria, la de “obediencia debida”, que a todas luces buscaba dilatar los tiempos para alcanzar su subrogación.

El Dr. Facundo Suarez -Señor 5- me comentaba telefónica o personalmente- acerca de estas trabas y dilaciones, estando yo destinado en Neuquén -1986- y Río Gallegos -1987-. Siempre le advertí -como lo había hecho en 1984 ante Borrás- que tarde o temprano “la olla iba a estallar”.

Ésta misma advertencia se la hice llegar por escrito al Grl Ríos Erenú -JEMGE- en Enero de 1987, a través del Sub-JEMGE, Grl Sánchez. En la nota le señalaba que la “batalla jurídica”, que él postulaba, era imposible en los hechos. La copia de dicha nota manuscrita llegó nuevamente a mis manos hace poco tiempo. El Cnl Vivas, mi compañero y amigo, en ese entonces Inspector de Infantería, fue depositario de ella y me la devolvió antes de partir a la Casa del Señor.

En Semana Santa de 1987 “la ola estalló” y el presidente Alfonsín negoció y aprobó, “bajo palabra de honor”, tres puntos -que se cumplieron a medias- con los “caras pintadas” de la Escuela de Infantería:
1)    En quince días el Congreso aprobaría la demorada ley de Obediencia Debida.
2)    Los Tcnl(s) Rico y Venturino quedaban a disposición de la Justicia Militar.
3)    El resto del personal que había adherido al movimiento, regresaba a sus destinos, sin recibir sanción alguna.

Los negociadores por parte de la Escuela de Infantería fueron Monseñor Medina y el Tcnl Vila Melo y por parte del presidente los Dres. Facundo Suárez y Jaunarena. Ésta reunión se desarrolló en el Edificio Cóndor y fue detalladamente relatada -tiempo después-  por uno de sus actores, el Tcnl D. Julio Enrique Vila Melo, en un largo artículo -con su firma- en el diario La Nación. Allí se aclaraban muchos hechos que se estaban tergiversando, para no cumplir con lo acordado.

La autodestrucción había tomado el nombre de “batalla jurídica” -por la miopía de los altos mandos- y ello, desde nuestro punto de vista consolidaba el éxito de la estrategia de aproximación indirecta lanzada el 13 Dic 83. El brazo jurídico de la maniobra estratégica británica, instrumentada como operación de pinzas, había inducido eficazmente la auto-destrucción de las FFAA, quintaesencia de una estrategia de aproximación indirecta.

El incumplimiento del punto 3) del acuerdo por parte del nuevo JEMGE -Grl Caridi- y de sus asesores, trajeron nuevos movimientos en diferentes Guarniciones Militares -Tcnl Rico y Cnl Seineldin-, pero estos ya no eran por el Decreto 158/83, sino por problemas derivados de Semana Santa,  específicamente internos de la Fuerza. NUNCA se pensó en un golpe de estado, pero esa fue la perversa lectura de quienes apoyaban conscientemente o inconscientemente la “PDH”. En 1989/90 el presidente Menem dicta la Amnistía para militares encausados y para los terroristas revolucionarios. Creíamos que se alcanzaba definitivamente la ansiada pacificación nacional.

    El brazo psico-político y psico-social de la maniobra estratégica.

Veamos ahora cómo se instrumentó el otro brazo de la operación de pinzas pergeñada en Oxford y ejecutada ésta por el triple agente de inteligencia -de la FAA, de Montoneros y del RU- Horacio Verbitsky, asesor presidencial desde el año 2003 y presidente del CELS. Su rol le exigía  operar sobre la ciudadanía y lograr el apoyo de la opinión pública a la PDH. Ésta operación era central, para sostener en el tiempo a la encubierta maniobra colusiva.

Las izquierdas -comprometidas o simpatizantes con la revolución neo-marxista- llegaron nuevamente al poder, “colados” en la inaudita Alianza. El presidente De la Rúa -1999/2001- debió renunciar por efecto de un golpe de estado civil, provocado desde la intimidad de su gobierno. La anarquía consecuente llevará a la presidencia, dos años después, a Néstor Kirchner -2003/2007-. Un presidente sin votos y sin ideas políticas. El neo marxismo volvía a homologar lo logrado -por unos días- en el gobierno Cámpora.

Al hacerse cargo de la presidencia Kirchner necesitó construir poder y cierta gobernabilidad. Su asesor, Horacio Verbitsky, le señaló que algunos de los últimos gobiernos le habían tendido la mesa: dos décadas de continua propaganda “progresista” desde los medios de comunicación del Estado, habían transformado los “usos y costumbres” de la sociedad urbana, en las grandes ciudades. La transculturación se percibía en las calles, en el lenguaje, en las escuelas y hasta en los muros de la ciudad.

Ergo, aquel desconocido santacruceño, considerado en su pueblo natal como usurero, sin un posicionamiento político firme, audaz, autoritario y desprolijo, debía abrazarse al símbolo de la “PDH”: las “Madres de Plaza de Mayo” y dar continuidad de inmediato a los “Juicios por la Verdad”. Había que anular las “Leyes de la Impunidad”.
La interrumpida maniobra británica en su brazo jurídico, continuaría en el 2003 con un gobierno “pseudo revolucionario”, “nacional y popular”, adscripto subrepticiamente al “chavismo”. La extraña colusión británica/elementos revolucionarios neo marxistas, iniciada tras la firma del Decreto 158/83, se consolidaba, pivoteando ahora sobre el CELS de Verbitsky.

La operación psico-política, no era sencilla. Para empezar, había que reemplazar y obtener una mayoría de votos en la CSJN (2) para lograr la aprobación de la nulidad de las “leyes del perdón” y, además, modificar el concepto de “lesa humanidad” enunciado por el Estatuto de Roma, para acondicionarlo a la maniobra en curso. Los terroristas revolucionarios -en la Argentina-  no serían comprendidos por ésta figura y continuarían “amnistiados”, la “PDH” se consideraría una “política de Estado” y la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, como querellante, “conduciría” elípticamente a la Justicia Federal, para llevar en masa a las FFAA a los Tribunales y considerarlos “asesinos” o “genocidas” y encuadrarlos en el Código Penal, como delincuentes comunes.

Esta nueva CSJN fue considerada por los “formadores de opinión”, durante años, como la ópera magna del nuevo gobierno. En el “haber” de K, la nueva Corte figuraba en primer término. (9)

También se hizo necesario modificar la constitución del Consejo de la Magistratura en favor del oficialismo, para domesticar a los Jueces y a los Fiscales comandarlos desde la Procuraduría General, que terminaría en las manos K de Gils Carbó, hasta la fecha. El torpe atropello a los principios del derecho penal y a su jurisprudencia, exigió la creación de “militantes” dentro del sistema y así surgió “Justicia Legítima” (9).

El último intento -acompañado por el exonerado juez español Garzón- de subordinar totalmente el Poder Judicial al Ejecutivo, fue el de la “democratización de la Justicia”, ley aprobada por el  Congreso -considerado una “escribanía de la presidencia”- en el año 2013 y rechazada por una Jueza Federal y la CSJN, por inconstitucional, con la natural disidencia del “prostibulario” Zaffaroni.

Con esta serie de atrocidades jurídicas nuestro país se encaminaba aceleradamente -hasta el 10 Dic 15- a la categoría de “Estado fallido”. La cortina de humo que debía ocultar a estos escándalos institucionales, acompañados por una fenomenal corrupción económica-financiera, simultánea y rampante, exigía operaciones psico-sociales de encubrimiento de una intensidad y un nivel nunca antes conocida. Quienes la analizaban, citaban a Goebbels.

Se necesitaba un gran “relato” para encubrir tanto desatino, durante tantos años. Esa necesidad de una gruesa cortina de humo llevó al gobierno a asociarse con algunos medios privados y estatizó el 80% de los medios escritos, radiales y televisivos. Gallup Argentina informaba en los 2000 que el 72% del periodismo argentino era de “izquierda”. Millones de dólares eran destinados a pseudo-intelectuales, “periodistas” y actores para sostener increíbles falacias.

El éxito de Verbitsky, como director de la operación de esta  narrativa falaz, que se reconstruía permanentemente, estuvo y está acompañada por antiguos comunicadores simpatizantes o pertenecientes a las izquierdas revolucionarias y por jóvenes “despistados”, formados en las aulas del “progresismo relativista”. Son quienes crearon y custodian en los medios a la “vaca sagrada” de la “PDH” -homologándola, aun hoy, con nuestros derechos humanos-. Para la mayoría de nuestros conciudadanos, el único terrorismo abominable es el “terrorismo de Estado”. Otros no existen.

Llevamos quince años involucrados en una nueva guerra mundial, conocida universalmente  como “contraterrorista global”; ¿cuántos argentinos conocen su existencia, aunque fuere superficialmente? (10) “De eso no se habla” y en consecuencia se continúa con el “garantismo jurídico” que apunta al “abolicionismo penal”, con el 2×1, con un record mundial de causas que no reciben sanción y un sinfín de etcéteras. Además, existe una inconsciencia generalizada acerca del desequilibrio estratégico provocado por el desarme unilateral argentino.

Aquella sentencia de Séneca -S II d.C.- continúa brillando entre nosotros con todo esplendor: “Peor que la guerra, es el temor a la guerra”. Y allí está la clave de nuestra imparable Inseguridad Nacional. Toda la legislación de Seguridad Nacional ha sido dictada bajo el espíritu que acompañó a la operación estratégica de pinzas que hemos descripto, por elementos cercanos a las organizaciones armadas revolucionarias, pero no sabemos que haya hasta hoy una mínima reacción política, ante la absoluta y creciente indefensión e inseguridad pública.

Está de por medio “el muro más alto que debe superar el actual gobierno”, construido en las últimas décadas desde el Estado, para licuarlo y transformarlo en el santuario del crimen organizado y sobre la sociedad, alienada por una comunicación perversa que la llevó a su transculturación. Los dos brazos de la maniobra estratégica por aproximación indirecta -el jurídico y el comunicacional- fueron eficaces, pero su consecuencia colateral, la corrupción que actualmente desborda al muro, es decir, a la cortina de humo de la “PDH”, está llegando a su fin  (8) (11).

Si hubiere decisión política para terminar con la absurda auto-destrucción, roguemos que haya lucidez para iluminar el sendero que conduce a la salida del cerco. Años de una falsa narrativa retiene a gran parte de la ciudadanía en la irrealidad de un espejismo, si bien ésta se está resquebrajando, día a día.

•    En Síntesis.
1.    En la inmediata posguerra del Atlántico Sur, en 1983, la inteligencia británica en colusión con el neo-marxismo, logró la inducción -por aproximación indirecta- de la autodestrucción institucional y la transculturación social de la Argentina.
2.    El instrumento seleccionado fue la “PDH”, que permitió trastocar la victoria táctica argentina -en la guerra contra-revolucionaria- en una derrota política y estratégica, quedando nuestros derechos humanos en manos del terrorismo revolucionario.
3.    Los decretos 157 y 158/83 fueron el puntapié inicial de una maniobra de pinzas que aseguró al Foreing Office la imposibilidad operacional militar de la Argentina y dio a la pseudo-revolución continuidad, a pesar de su derrota en el terreno.
4.    Un brazo de la maniobra fue ejecutado por la Justicia Penal Federal -sobre el modelo de “la purga leninista del Ejército Zarista” en 1921-. El otro fue conducido por un triple  agente de inteligencia, desde una ONG, que operó la conducción sigilosa de los Ministerios de Defensa y de Justicia (12), desde las bambalinas.
5.    Esta exitosa operación estratégica logró levantar -infoesfera de por medio-un muro intocable, el de la “PDH”, “vaca sagrada” que logró ocultar durante quince años el mayor asalto K a las cajas de los bienes públicos y la impunidad de terroristas, narcotraficantes y ladrones de guante blanco.
6.    El 10 Dic 15 la ciudadanía cambió el rumbo “pseudo-revolucionario” que en las posguerras había transitado diferentes etapas “democráticas”. La corrupción encubierta  está saliendo -en el 2016- a superficie y agrieta al muro. Aun no ha llegado a conmover sus cimientos, pero si ello no ocurriera en los próximos meses podríamos volver a la violencia revolucionaria que prometen los remanentes duros del kirchnerismo y la “Declaración Final del XXII Encuentro del Foro de San Pablo en El Salvador” del  27Jun16, cuyo último párrafo vale la pena transcribir, para leer sus entrelíneas:
“América Latina y el Caribe está en estos momentos y seguirá estando al frente de la lucha de los pueblos por una sociedad con justicia y libertad, sin explotación ni opresión; una lucha en la cual los pueblos, sus organizaciones políticas y sociales, y los gobiernos que defienden los intereses populares, se enfrentan a las más poderosas fuerzas del mundo, pero cuyo poderío económico y militar no podrá contra el poder de la razón, de las ideas, y de los más altos valores de la humanidad, que como proclamaba la Revolución Cubana en la Segunda Declaración de La Habana, “ha dicho BASTA y ha echado a andar…” Seguiremos construyendo el poder popular para asegurar las transformaciones económicas, sociales y políticas de los pueblos de América Latina y El Caribe”.
6.  Nuestro futuro -y el de la región- está en manos de la ciudadanía argentina y del Gobierno Nacional. Hay indicios de que la sociedad ha despertado de su ensueño, que retiene esperanzas y que esta vez actúa con mayor prudencia. No sabemos aún si la dirigencia política ha asimilado a esa circunstancia. El “socialismo siglo XXI” está en retirada y el BREXIT ha puesto a parir al RU. Los ocupantes de las Islas usurpadas están conmovidos. Es el momento -oportunidad- que tiene el Presidente Macri para clausurar los dos “estados de guerra” que mantenemos abiertos y nos cierran el camino hacia el progreso (4).

CITAS:

(1). El Dr. Luis Eduardo Duhalde fue asesor del “peronismo revolucionario”, profesor en la “Universidad Nacional y Popular de Buenos Aires” -como se llamó la UBA durante el gobierno de Cámpora-, defensor de los “fugados de Trelew”. Cuando asume Kirchner es nombrado Secretario de Derechos Humanos -SDH- y postula la anulación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida. Transformó a la SDH -cuyo presupuesto aumentó de 1 a 100 millones de pesos-  en querellante del “terrorismo de estado” y, como tal, celebraba como un gran “triunfo revolucionario” la lectura de los fallos de los TTOOFF, de pie sobre una mesa y agitando a las barras con banderas rojas, bombos y redoblantes, dentro y fuera de las salas del tribunal, transformando a ellos en “tribunales populares” similares a los bolcheviques que “purgaron” a los oficiales blancos en Rusia, en 1921.
(2). Adolfo Vázquez. “Asalto a la Justicia”. Ed. Sudamericana. Mar 16.
(3). Heriberto J. Auel. “El Pensamiento Estratégico en el Siglo XXI”. 12Oct14, www.ieeba.com.ar
(4) Heriberto J. Auel. “La larga guerra civil argentina y el actual estado de guerra civil revolucionario”. O9Jul13. www.ieeba-com.ar
(5) L. B. Hart. “La estrategia de aproximación indirecta”. Biblioteca del Oficial Nro 500/501. Círculo Militar. Sep 60.
(6) Mao Tse Tung. “El Libro Rojo de Mao Tse Tung”. Abr 64. Ed Edo Chino. 900 Millones de ejemplares.
(7). El Dr. Jaime Malamud Goti, autor de “Terror y Justicia en la Argentina”, vivió durante una década en los EEUU. Citó en sus trabajos a la Guerra del Atlántico Sur como “media guerra” por las “Is. Flalkland/Malvinas”. Penalista de la UBA con pensamiento próximo al del Dr Zaffaroni. Fue parte de un grupo de abogados radicales que, con los Dres. D´Alessio, Gil Lavedra, Enrique Paixao, Leopoldo Schifrin y otros (luego funcionarios del Estado), sugerían llevar a los militares a la Justicia “como causantes de los golpes de estado”, para proyectar la figura de Alfonsín al plano internacional, “aunque ello implicara un severo apartamiento del Derecho”. Éste mismo grupo produjo la reforma del Código de Justicia Militar, que dejó al “jus in bello” en manos legas y que traerá -en el futuro- gravísimos problemas de disciplina en las FFAA. Malamud Goti fue el enlace de éste grupo con el Dr. Nino y conformará el “Centro de Investigaciones Especiales” -CEI- presidido por Zaffaroni y conformado por Nilda Garré, Alicia Oliveira y Diana Conti.
(8) Heriberto J. Auel. “Escándalo Judicial en Tucumán”. 25May16. www.ieeba.com.ar  
(9)  La Nación. Editoral. “Nuestros jueces penales federales”. 26 Jun 16. (“De este grupo de magistrados, nacidos de lo peor de la política para juzgar a la política, sólo cabe esperar que sigan haciendo, precisamente, política y no justicia”).
(10) Heriberto J. Auel. “La guerra mundial Contra-terrorista Global, ¿Híbrida o Nuclear? Abr 15. www.ieeba.com.ar
( )  El Dr. Alfredo Bisordi fue el fiscal que tomó al Decreto 157/83 y en consideración al enorme acopio de pruebas que reunió, para llevar a juicio oral a los terroristas, fue ascendido y con ello separado de su cargo. Esta causa, como lo hemos señalado, fue “cajoneada”. Pero como era un magistrado honesto y trabajador, continuaba molestando. Aníbal Fernández llegará a pedirle públicamente su “renuncia patriótica”. Como titular de la Cámara de Casación dijo el 26 Abr 87: … “El supuesto retraso de causas contra los militares es una excusa para sacar jueces, con miras a asegurar a Kirchner (y familia) la impunidad en los presuntos delitos de corrupción”. En un escrito de fuerte contenido político, con el que acompañó su presentación ante el Consejo de la Magistratura, tildó a Kirchner de “traidor a la patria”, de “incipiente tirano” y de “aprendiz de déspota no ilustrado”, acusándolo además de encabezar una “venganza” de la organización Montoneros, de haberse refugiado y haber hecho “buena letra” durante la dictadura y de haber apoyado las privatizaciones del gobierno del Dr. Carlos Ménem. El Cronista Comercial, 27Abr87.
(12) Carlos Manuel Acuña. “Los Traidores, Intimidades de la Guerra Revolucionaria”. Ed. Buen Combate. 2012. “Verbistky: De La Habana a la Fundación Ford”. Ed. El Pórtico. 2003.

Como ganar amigos e influir sobre las personas

Share

 

En los juicios circenses de “lesa humanidad” se condenan los delitos de “ser, estar o haber sido vistos”. Ahora, esta publicación ultrakirchnerista, inventó el delito de “salir en una foto”.

Desopilante explicación.

Dra. Andrea Palomas Alarcón.



El director del diario La Nación fue fotografiado tras una polémica reunión en donde se lo ve junto a la abogada que representa a los familiares de militares y genocidas.

El diario desde la asunción de Mauricio Macri como presidente publica un editorial sin firma cada dos semanas atacando los Derechos Humanos y las políticas aplicadas durante los últimos diez años y pide la libertad de genocidas presos, reclama derechos para los militares y a viva voz habla de la Teoría de los Dos Demonios y cuestiona el rol del kirchnerismo.

Este viernes, Julio Saguier, director del centenario diario afín al Gobierno, se reunión con la Dra Victoria Villarruel, presidente de CELTYV, denominado “Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas”. Esta organización tiene como sus objetivos el lobby sobre la Teoría de los Dos Demonios, pedir por la libertad de genocidas y defender a militares y policías y más personal de aparato del Estado fallecidos durante la dictadura y así responsabilizar a grupos militantes de esa época.

En un posteo en Facebook de esa organización se los ve a Saguier, a Villarruel y además a una de las principales voces que usó el macrismo y La Nación para negar los 30 mil desaparecidos, Graciela Fernández Meijide.

En el posteo del CELTYV se lee: “Hoy la Dra. Victoria Villarruel, Presidente de CELTYV, tuvo una reunión con Julio Saguier -Director del Diario La Nación- y Graciela Fernández Meijide sobre los 70. Un tema que hay que discutir, víctimas que aún no se reconocen, en un país donde los DDHH deben ser una realidad y no sólo frases”.

Como reinventarse y pasar de ser un abogado usurero a un primer mandatario usurero diciendo una mentira o dos…

Dale Carnagie escribió Como Ganar Amigos e influenciar sobre las personas. Sus principios son sacar al lector de un estereotipo mental, darle nuevas ideas, nuevas visiones, nuevas ambiciones. Permitirle hacer amigos fácil y rápido. Incrementar su popularidad. Ayudarle a convencer a más personas a su modo de ver la vida. Aumentar su influencia, su prestigio, su habilidad para lograr objetivos. Permitirle ganar nuevos clientes. Aumentar su capacidad para generar ingresos. Hacerle un mejor vendedor, y un mejor hombre de negocios. Una especie de guía que aconseja como reconvertirse. Por ejemplo, un usurero puede terminar siendo presidente de una compañía, o un país. En resumen, se trata de un manual de como pretender ser amigos y sacar provecho de ello. Fue un suceso editorial y muchos vendedores lo describen como su biblia, hasta el día de hoy.

kirchner-y-amigos-2 kirchner-y-amigos1 kirchner-y-amigos3 kirchner-y-amigos4 kirchner-y-amigos5 kirchner-y-amigos6

Es -en definitiva- una nueva versión de propaganda. Un tanto a la inversa a lo que hizo y hace El Relato Kirchnerista, maniobra que sigue intentando la publicación El Destape Online. La misma vieja rutina intentando seducir inocentes o desprevenidos. Antiguos métodos populistas, que le dicen…

PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 20, 2016


 


 

 


Incendiaria Carta de un Preso Político a la Hipocresía

Share

El ensayo de René Langlois sobre la realidad

de los prisioneros políticos en Argentina


 

langlois1

langlois2

langlois3

langlois4

langlois5

langlois6

 

 

 

 


RENE JUAN LANGLOIS

Preso Político

Unidad Penal 31

Ezeiza


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 18, 2016

CAUSAS INICIADAS POR LOS PROPIOS DETENIDOS, YA JUZGADOS O INDULTADOS Y VUELTOS A PROCESAR, SO PRETEXTO DE CONSIDERARLOS INCURSOS EN DELITOS DE LESA HUMANIDAD.

Share

 

vazquez-adolfo Por el dr. Adolfo Roberto Vázquez.

Señores Integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

De mi consideración:

Adolfo Roberto VÁZQUEZ, D.N.I N° 4.268.357, Doctor en Derecho y Ciencias Sociales, graduado en la universidad de Buenos Aires, de profesión abogado, con matrículas CPACF T°6 F°125 y en la Plata Pcia de Buenos Aires T° XXIII F°424, constituyendo domicilio legal en Uruguay 911, 3° piso “A” y “B” de la ciudad autónoma de Buenos Aires (C.P. 1015); teléfonos (5411) 4815-6066; fax (5411) 4811-4251; correo electrónico: arvazquezar@yahoo.com; a esa comisión EXPONGO:

Que he tomado conocimiento de la existencia de numerosas peticiones contra el Estado Argentino, relacionadas a la violación de los siguientes derechos protegidos por la Constitución Nacional de la República Argentina y por el Sistema Interamericano de protección a los Derechos Humanos en sus instrumentos: Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH):- en sus artículos:- 4. (Derecho a la vida), 5. (Derecho a la Integridad Personal), 7. (Derecho a la libertad Personal), 8. (Garantías Judiciales), 9. (Principio de legalidad y de Retroactividad), 10. (Derecho a Indemnización), 11. (Protección de la Honra de la Dignidad), 17. (Protección a la Familia), 24. (Igualdad ante la ley), 25. (Protección judicial), 26. (Desarrollo Progresivo), 27. (Suspensión de Garantías) 31. (Reconocimiento de Otros Derechos), y 63.1; todos ellos en relación al 1 (Obligación de respetar los derechos ) y al 2 (Deber de Adoptar Disposiciones de Derecho Interno).- Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH) :- artículos 1,2,3,5,7,9,10,11,12,16 y 26.- Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre (DADDH):- artículos I (Derecho a la vida, a la libertad, a la seguridad e integridad de la persona), II (Derecho de igualdad ante la ley), V (Derecho a la protección a la honra, la reputación personal y la vida privada y familiar), VI ( Derecho a la constitución y a la protección de la familia), XI (Derecho a la preservación de la salud y al bienestar), XII (Derecho a la educación), XIV (Derecho al trabajo y a una justa retribución), XVI (Derecho a la seguridad social), XVII (Derecho de reconocimiento de la personalidad jurídica y de los derechos civiles), XVIII (Derecho de justicia), XXV (Derecho de protección contra la detención arbitraria) y XXVI (Derecho a proceso regular) – Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles inhumanos o Degradantes (CTTPCIO):- artículos 1,2,4,10,12, 13 y 14.- Protocolo adicional a la convención americana- derechos económicos, sociales y culturales, (“Protocolo de San Salvador”) artículos: 3 (Obligación de no Discriminación), 4 (No Admisión de Restricciones), 6 (Derecho al Trabajo), 9 (Derecho a la seguridad social), 10 (Derecho a la salud), 13 (Derecho a la educación), 15 (Derecho a la constitución y protección de la familia) y 17 (Protección de los ancianos).- Carta de las naciones unidas:- Preámbulo y artículos 102 y 103.-

JUSTIFICACION:

De conformidad de lo prescripto por el Reglamento de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en su art 2 inciso 3, y ante los pedidos que me fueran efectuados por la UNION DE PERSONAL MILITAR ASOCIACION CIVIl, con domicilio legal en Uruguay 654 – Piso 9-Oficina 907 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, correo electrónico admin@upmac.org.ar; la ASOCIACION PROMOCION 100 DEL COLEGIO MILITAR DE LA NACION, con domicilio legal en Ruiz Huidobro Nº 3640 Departamento A de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CP 1430), correo electrónico josbaltazar@yahoo.com.ar y la ASOClACION PROMOCION 103 DEL COLEGIO MILITAR DE lA NACION, con domicilio legal en Aristóbulo del Valle 1012, de la Ciudad de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, correo electrónico or0767@hotmail.com, -entidades estas, que han Presentado Adhesión a la Petición P. 517/16- es que vengo a solicitar y aceptar por la presente intervenir como amicus curiae, en el interés de la vigencia de la protección de los Derechos Humanos establecidos en la Constitución Argentina y en el Derecho Internacional.

A efectos que se evalúe mis antecedentes y aptitudes para desempeñarme en el carácter que motiva el presente, declaro que en el ámbito jurídico actué durante veinte años como Juez Nacional de Primera Instancia en lo Civil; Juez de Segunda Instancia de la Cámara Federal de Apelaciones en lo Civil y Comercial ejerciendo en varios periodos como Presidente de la sala III y de la propia Cámara Federal y entre los años 1995 y 2004 fui Ministro de la Corte Suprema de la Justicia de la Nación. Además antes y después de mi actuación judicial ejercí la profesión de abogado por más de treinta años (lo que totaliza más de cincuenta años consagrados al Derecho); desempeñándome también como Procurador de la Ciudad de Buenos Aires; Gerente de Asuntos Jurídicos de Ferrocarriles Argentinos; asesor de la H Cámara de Diputados de la Nación, como profesor universitario; autor de numerosos libros jurídicos, conferencista y articulista de decenas de temas de derecho, etc…

Es entonces, en función de todos mis antecedentes profesionales y personales y como ferviente defensor del Estado de Derecho, que no puedo menos que manifestar la necesidad del restablecimiento para mi Nación de un régimen auténticamente democrático y republicano, estrictamente ajustado a la Constitución Nacional y al Derecho. Tal como expuse en el libro de mi autoría “ASALTO A LA JUSTICIA Crónica de una destitución” (Editorial Sudamericana edición Buenos Aires, febrero de 2016) que trata sobre las consecuencias de la política instrumentada a partir del año 2003; DONDE SE EVIDENCIA UNA VERDADERA VIOLACION DE LOS DERECHOS HUMANOS, justamente en los procesos judiciales que motivan esta presentación al disfrazarlos falsamente como juicios de lesa humanidad y sobre los cuales considero necesario y oportuno acercar un aporte a esa Honorable Comisión.

FUNDAMENTOS:

Su fundamento se encuentra en la gran cantidad de presos que ya habían sido juzgados y sobre esas causas con cosa juzgada firme, se volvieron a reabrir en forma contraria a los DDHH que dicen pregonar. Ello además de las graves violaciones que implican a los injustamente presos o detenidos; también ante el pueblo del país y ante las naciones del mundo, trae aparejado un grave desprestigio por la falaz invocación de los DDHH bien entendidos, que bajo su falso manto en estos graves casos se invocan con el retroceso y el mal que ello implica. Todo lo dicho, más allá de cualquier reproche no jurídico o meramente intelectual que los hechos de algunas personas pueden merecer y que no es parte de esta presentación estrictamente constitucional.

BREVE RESUMEN DE LA SITUACIÓN: (A MANERA DE EXCURSUS)

La Corte Suprema de justicia de la Nación Argentina, constitucionalmente conformada ejerció sus funciones normalmente sin interrupciones desde la recuperación de la democracia en el año 1983, con sus normales y lógicas evoluciones en las composiciones de sus jueces integrantes; siendo así respetada por lo sucesivos gobiernos presididos por los doctores Ricardo Alfonsín, Carlos Menem, Fernando De la Rúa, Adolfo Rodríguez Saa, Eduardo Duhalde, hasta el ilegal avenimiento por la violación de la legislación de las internas del Partido Justicialista, que un ilegitimo congreso de tal partido político en la localidad de Lanús del año 2003 donde se anularon las internas partidarias consagrando así un ultra minoritario y digitado régimen antirrepublicano del cual surgió el gobierno de Néstor Kirchner con solo el 22% de los votos.

En el año 2003 concretamente el 4 de junio, el presidente Kirchner por medio de la cadena de radio y televisión, prácticamente ordenó al Congreso Nacional que depusiera a la Corte Suprema de ese entonces, como se dijo constitucionalmente conformada. A partir de ahí tal máximo tribunal fue avasallado por el gobierno kirchnerista entre los años 2003 y 2004, para luego de lo cual hacer lo propio con la Cámara de Casación Penal y otros Tribunales y Juzgados Federales, y a partir de ahí proceder a violar los principios fundamentales del derecho universal, desconociéndose sucesivamente la cosa juzgada judicial; o cuando se vulneró la irretroactividad de la ley penal (para posibilitar la detención de más de dos mil militares, personal de fuerzas de seguridad, civiles y otros) y cuando no se tuvo en cuenta la ley penal más benigna para el imputado. Entre otras aberraciones jurídicas, como cuando inventan los llamados “Juicios de la Verdad”, que vaya paradoja no tenían por objeto dictar sentencia alguna, y con esa excusa llevan a declarar a militares y civiles “en carácter de testigos” y “bajo juramento de decir la verdad” , so pena del “delito de perjurio”, para en forma socarrona propia de los bellacos más astutos, transformar esas declaraciones hechas, donde el juramento los obligó a declarar en contra de sí mismos, en ilegítimos juicios penales para procesar y condenar antijurídicamente a personas que ya habían sido juzgadas, absueltas, condenadas o indultadas, burlándose todas las normas morales, éticas, jurídicas y sobre todo constitucionales, que implican todo proceso judicial (1). A ellos se suma además la desigualdad ante la ley dado que se discriminó a otros sectores de personas que también habían sido juzgados en igualdad de condiciones que los militares como es el caso de los terroristas a quienes se respetaron aquellos mismos juicios y los indultos.

DESCONOCIMIENTO Y VIOLACIÓN DE LA COSA JUZGADA JUDICIAL-
MUERTE DE LA SEGURIDAD JURÍDICA.

Las leyes de punto final y de obediencia debida, fueron declaradas constitucionales por la corte nombrada durante el gobierno del Dr. Ricardo R. Alfonsín. Los indultos decretados por el presidente Carlos S. Menem, respecto de militares como mayoritariamente de terroristas, también fueron declarados constitucionales por miembros de la Corte de Alfonsín e integrantes que les sucedieron. Con la nueva conformación de la Corte Kirchnerista a partir de 2003, se dieron las innovaciones respecto de las sentencias firmes dictadas por sus anteriores integraciones.

El objetivo de agitar falsos fantasmas del pasado reavivando las causas ya fenecidas contra militares y civiles, por violaciones a los derechos humanos, comenzó a plasmarse.

Una nueva ley dictada por el Congreso declarado la nulidad de las leyes mencionadas, también dictadas por ese mismo Poder Legislativo, fue un nuevo eslabón.

Que el Congreso declare la nulidad de leyes que tienen efectos ya cumplidos y consumados es desconocer la autoridad de la cosa juzgada judicial. La constitucionalidad o inconstitucionalidad de las leyes, ergo su nulidad y su aplicabilidad, son resortes exclusivos del Poder Judicial. Ni el Poder Legislativo ni el Poder Ejecutivo tienen facultad de anular leyes ni de restablecer causas judiciales juzgadas o fenecidas. El Congreso solo tiene la potestad de derogar leyes o dejarlas sin efecto hacia el futuro, pero nunca podría determinar que no han existido. La retroactividad ya sea por el dictado de una nueva ley, ya sea por revivir leyes antiguas más perjudiciales mediante el artilugio de darles nueva vigencia a las anteriores no es justicia. Ello suena más a venganza.

En la doctrina penal de todos los países civilizados existe el principio de la ley penal más benigna, según el cual a cualquier justiciable investigando penalmente se le debe aplicar la ley más benigna que exista o haya existido desde el momento del hecho hasta el de la sentencia. De acuerdo con este principio, aún cuando las leyes se derogaran, seguían beneficiando a aquellos a quienes estaban destinadas o hubieran abarcado.

El objetivo era reabrir los procesos ya finiquitados muchos años antes y para esto había que terminar con los principios básicos del derecho en una sociedad civilizada que operara a favor de los imputados por delitos vinculados a la represión de la violencia subversiva (2).

La convención sobre la Imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de los crímenes de Lesa Humanidad, adquirió jerarquía constitucional por la ley 25.778 que se publicó el 3 de septiembre de 2003. Esta convención se aplicó al caso Arancibia Clavel que tenía la Corte en estudio, (en realidad debería decir a la espera de que saliera aquella ley para después aplicarla retroactiva mente, así fue y por eso no se pronunció antes con la ley entonces vigente) vulnerado el principio de que nadie puede ser condenado sino por una ley anterior al hecho que se juzga. Mi voto fue negativo a la idea de imponer esa regla, ya que al igual que los Dres. Fayt y Belluscio sostuvimos que para eso había que violar la Constitución y hacerlo con retroactividad. La mayoría dejó de lado la coherente jurisprudencia nacional como internacional que consagra una conducta y norma de acción que sostiene que el principio de legalidad no queda satisfecho si el legislador no determina de manera doble la conducta punible con toda claridad y la pena correspondiente. No tocaba la condena por analogía que se aplicó.-

Las normas internas y las del derecho internacional también impedían desconocer la cosa juzgada judicial, la irretroactividad de la ley penal con el agravamiento de la prescripción o de una pena mayor a la del momento de la comisión del delito. El Estado Argentino desconoció los principios de derecho de los instrumentos que fueron incluidos a la Constitución Nacional cuyo artículo 18 debiera servir como una barrera. Y esto es así justamente porque los Tratados Internacionales declaran la vigencia obligatoria de los mismos en la medida que una disposición interna del Estado miembro, no dispusiera de una norma aún más benigna que las contenidas en ellos. Y este es nuestro caso, pues el art 75 inciso 22 de la Carta Magna Argentina dispone expresamente que los tratados internacionales’ no son de aplicación de nuestro país si los estándares de protección que establecen son inferiores a la declaración de Derecho y Garantías consagrados en la primera parte de nuestra Constitución Nacional. Así entonces, el art 18 de nuestra Constitución prevalece sobre los Tratados Internacionales en casos como los que motiva esta presentación. En tal sentido vemos, entre otras disposiciones, en particular el citado arto 18 establece textualmente” Ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso, ni juzgado por comisiones especiales, o sacado de los jueces designados por la ley antes del hecho de la causa. Nadie puede ser obligado a declarar contra sí mismo; ni arrestado sino en virtud de orden escrita de autoridad competente. Es inviolable la defensa en juicio la persona y de los derechos. El domicilio es inviolable, como también la correspondencia epistolar y los papeles privados; y una ley determinará en qué casos y con qué justificativos podrá procederse a su allanamiento y ocupación. Quedan abolidos para siempre la pena de muerte por causas políticas, toda especie de tormento y los azotes. Los cárceles de la Nación serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas, y toda medida que a pretexto de precaución conduzca a mortificarlos más allá de los que aquélla exija, hará responsable al juez que la autorice”.

PETITORIO:

En base a lo expuesto, a esa comisión SOLlCITO:-

Se tenga por interpuesto el presente como amicus curiae.-

Tome en consideración los razonamientos expuestos a fin de determinar las graves violaciones a los derechos humanos indicadas, así como la afectación que con ellos se hace a las víctimas.-

Sin otro particular saludo a esa comisión muy atte.-

Buenos aires, 3 de noviembre de 2016.-



1-NOTA: Al respecto y paro no abundar más en este apartado me remito o un e-mail, escrito por el colega Dr. Gustavo Ygounet, ya que a pesar de su ironía jurídica me parece totalmente ejemplificativo. El mismo se puede encontrar en lo web con el nombre de su autor, el indicado colega y está titulado” Los juicios o los militares argentinos- La historia del león mordido” de fecha 6 de abril de 2013. No obstante paso o incorporar dicho e-mail.

Queridos

compañeros y camaradas:

El ultraje es permanente. Si consideramos que los apresamientos son como consecuencia de haber honrado la palabra dada cuando juramos defender la Bandera hasta la muerte, evitando por todos los medios que flameara el trapo rojo en los mástiles de la Patria, fácil nos resultará concluir en que ya pasó el tiempo del abogado…

¡Éramos tan chicos, y ya éramos soldados!

Nunca dejemos de serlo.

Hace poco me consultó un joven general, echado a los pocos meses de haber ascendido. Estaba preocupado por el giro que están tomando los juicios y lo pertinaz de la persecución.

Pienso que, a veces, en momentos dolorosos vale la pena una sonrisa. Entonces, al camarada que me consultaba le contesté con un viejo cuento.

Dice así:

En el África del apartheid, un negro que andaba en su auto por los barrios de los blancos cometió una infracción de tránsito. Fue apresado, llevado ante un tribunal de “JUSTICIA” y condenado. La pena consistía en luchar de igual a igual con un león. Ambos contendientes deberían ayunar durante dos días, antes del combate. Cuando llegó la hora, el negro fue llevado al estadio de los blancos, colmado de público. Fue atado (se le dijo que era una precaución para que no resultara lastimado el león, ya que había que preservar el ecosistema, y se trataba de una especie en vías de extinción). Luego se lo introdujo al negro en un pozo, sobresaliendo únicamente su cabeza. El león, hambriento y feroz fue soltado. Arremetió contra el infractor y en la primera pasada le arrancó una oreja; volvió a la carga -hecha agua la boca-, y en la segunda arremetida le arrancó al negro la nariz y un trozo de cara; cuando encaró la tercera embestida, el mortificado negro lo vio venir, lo midió e hizo un movimiento evasivo con la cabeza, logrando morderle fuertemente los huevos al león. De las tribunas surgió un alarido histérico: -¿peleá limpio, negro hijo de puta!

La historia del negro y el león viene a cuento.

Resulta que, luego de 30 años, el enemigo con ropaje cívico nos apresa y nos dice:

– Nosotros no somos como Uds.; les reconoceremos sus derechos, los someteremos a los jueces de la Constitución, no como lo que Uds. hicieron con sus pobres víctimas, indefensas e inocentes. Les daremos, en fin, un juicio justo en el que contarán con todas las garantías. A ver qué tienen que decir, defiéndanse!

– Bueno, en primer lugar, las leyes de Punto Final y Obediencia Debida…

-No!, esas leyes no sirven más, fueron declaradas inexistentes por la nueva Corte Suprema…

-Ah, bué…, entonces invocamos en nuestro favor la prescripción de la acción penal, ya que se trata de hechos que pasaron hace más de un cuarto de siglo y…

– No!, esos hechos nunca prescriben, porque se trata de delitos imprescriptibles, de lesa humanidad…

-Ah, entonces, nos amparamos en el principio de la cosa juzgada (non bis in idem), nadie puede ser juzgado dos veces por la misma causa, y nosotros ya fuimos sobreseídos…

– Sí, pero no…, tampoco pueden ampararse en la llamada “cosa juzgada” porque los juicios esos fueron nulos, resueltos en mérito a leyes que ya no existen más y que se oponen a los Tratados de Derechos Humanos que se incorporaron a la Constitución Nacional a partir de 1994;

– Está bien, entonces invocamos la amnistía y el indulto, lo que impide que se nos vuelva a juzgar…

-Claro, pero las amnistías y los indultos, están prohibidos para amparar delitos crueles, atroces y aberrantes, como los que Uds. cometieron contra nosotros…

-Entonces, alegamos el cumplimiento de las órdenes del servicio, impartidas por las autoridades constitucionales, para combatir al terrorismo y a la subversión apátrida, en tiempo de guerra; está claro que según la ley vigente en el momento, los delincuentes eran los terroristas y no las Fuerzas legales…

-Sí, pero ahora, según los Tratados internacionales de Derechos Humanos, el único delito de terrorismo que existe, es el “terrorismo de Estado”, que se asimila al crimen de “lesa humanidad”, por lo que no se puede alegar el cumplimiento de órdenes ilícitas;

– Planteamos, entonces, la nulidad de todo lo actuado por jueces designados después de 1983, pues no son nuestros jueces naturales, los que nos fueron quitados (lo que pone en riesgo la validez de las órdenes de detención que están librando los actuales magistrados carentes de competencia para juzgar estos hechos)…

– ¡Error!, antes de 1983, cuando se reformó el Código de Justicia Militar, Uds. eran juzgados por el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, integrado por militares y no por jueces de derecho. La nueva ley no les sacó jueces, sino que les dio más jueces, y por añadidura, más aptos, letrados, capacitados e independientes. La nueva ley, en fin, les dio mayores garantías…; Aparte la Corte Suprema de la democracia dijo que esa reforma era constitucional.

-Ah, no lo habíamos visto así. Entonces, ¿si la reforma de Alfonsín fue constitucional, porqué se declararon inexistentes o inconstitucionales las leyes de Punto Final y Obediencia debida, que también son de aquella época y que fueron aplicadas muchas veces por la Corte Suprema de la democracia?

-Es que, como ya se les explicó hasta el cansancio, se trataba de leyes que servían para la impunidad de delitos que lesionan garantías contenidas en los Tratados Internacionales que fueron incorporados a la Constitución en 1994.

-Bien, entonces invocamos el principio de irretroactividad de la ley penal más grave, o de retroactividad de la ley penal más benigna, que es un principio fundamental del derecho penal liberal, y que impide que se nos juzgue en base a leyes dictadas con posterioridad al hecho;

– Ese principio no rige en casos de delitos de lesa humanidad, como los que Uds. cometieron…, ya que al ser imprescriptibles los van atrapando todas las leyes que se vayan dictando a lo largo de la historia de la humanidad…

-Entendido, entonces, permítasenos ampararnos en el principio de legalidad, contenido en el sistema del “tipo penal” (todo lo que no está prohibido, está permitido, lo que es una derivación del principio NULLUM CRIMEN, NULLA POENA, SINE PRAEVIA LEGE POENALI), pues el delito de “lesa humanidad” no está tipificado en nuestro Código Penal, ni en nuestra Constitución Nacional…

-Bien, eso es cierto…, pero no se impacienten, ya lo estará algún día. Por ahora, si bien no ha sido descrito con el rigor formal que exige la ley penal en materia de “tipicidad”, hay un par de descripciones en el planeta, una de las cuales obra en la Convención de Roma, creo…

Y así, podría seguir hasta el infinito.

“Ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previa fundado en ley anterior al hecho del proceso, ni juzgado por comisiones especiales, o sacado de los jueces designados por la ley antes del hecho de la causa. Nadie puede ser obligada a declarar contra si mismo, ni arrestado sino en virtud de orden escrita de autoridad competente. Es inviolable la defensa en juicio de la persona y de los derechos…” (art. 18 CN)

Pregunto: ¿no habrá llegado la hora de morderle los huevos al león?

Un fuerte abrazo para todos y especialmente un orgulloso saludo militar a nuestros prisioneros de guerra.

Igounet

 

2- NOTA: A título de ejemplo se puede ver el libro del periodista PABLO MENDELEVICH, (EL PAÍS DE LAS ANTINOMIAS LA CONFRONTACIÓN COMO FORMA DE GOBIERNO) Ediciones B Argentino S.A BS:AS 2008 de quien no se puede sospechar de simpatizante del gobierno militar y, por el contrario proclive de la corte depuesta por el Kirchnerismo, cuyo acto miro con simpatía como lo dice en su propio libro. No obstante en la nota de la página 174 relata cuando la presidente Cristina Kirchner en un acto en Roma pidió perdón a las víctimas de los terroristas del estado. Por la demora en el juzgamiento de los responsables. Ahí dijo “les pido perdón, en nombre de todos las argentinos, por no haber podido hacerlo antes; son más de treinta años” y se puso a llorar…

Olvidando que en los años ochenta y noventa hubo importantes juicios y condenas a los represores. Que algunos procesados y condenados se hubieran beneficiado con las leyes de Punto Final, y la de Obediencia Debido y/o con los indultos no significa que no hubieran existido juicios… “En treinta años” y continúa que en rigor, desde las primeras condenas significativas habían transcurrido veintitrés años. Por otra parte, continúo el periodista señalando que la presidente no hizo mención al detalle de que (a) diferencia de las ochenta y de los noventa la capacidad militar de oponerse o los juicios por razones políticas y biológicas se extinguió. 


Escribe: Dr. Adolfo Roberto Vázquez

 



PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 15, 2016


 

 

Medidas de excepcionalidad del gobierno argentino: la necesidad de tener actualmente 2500 prisioneros políticos.

Share

 

 

sandoval-mario4Por Mario Sandoval 1
En un reciente artículo bajo el titulo “El escándalo jurídico”2 , Raúl Zaffaroni, recuerda que “Nadie nunca ejerció un poder represivo arbitrario en el mundo sin invocar la “necesidad” y la “excepción”, y reconoce que “…somos todos los argentinos quienes cargamos con el baldón de tener prisioneros políticos”. El autor de esas afirmaciones sabe de lo hablado porque fue uno de los artífices de la inseguridad jurídica en la Argentina que desde 2003, utiliza la excepcionalidad como procedimiento ilegal para perseguir, enjuiciar y encarcelar los (hasta la fecha) 2500 prisioneros políticos. Hombres y mujeres representando todas las actividades socio-profesionales, que en los años 70’, al servicio del Estado o en sus actividades privadas, defendieron y protegieron de los ataques terroristas, las instituciones nacionales y la sociedad, hoy son víctimas del abuso del Estado.
El ex miembro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), “se asombró” con la lectura de una sentencia brasileña del Tribunal Federal Regional de la 4ª Región porque se permiten excepciones a las normas que establecen garantías constitucionales, cuando él mismo como ministro de la Corte, fue un defensor visceral, de los principios que hoy se asombra. En el ejercicio de sus funciones se destacó como un fiel representante del juez Roland Freisler3 y garante del principio de estado de excepción de Carl Schmitt4 .
Recordando, que para ese jurista alemán, defensor del art. 48 de la Constitución de Weimar, el poder real se descubre en la situación de excepción, según quién conserve la capacidad de decisión, y no de acuerdo con la atribución constitucional de poderes.

– Así, afirmaba en 1922: “Soberano es quien decide el estado de excepción”5 . Para luego agregar que: “El caso excepcional, el que no está previsto en el orden jurídico vigente, puede a lo sumo ser calificado como caso de extrema necesidad, de peligro para la existencia del Estado o de otra manera análoga, pero no se puede delimitar rigurosamente…Ni se puede señalar con claridad cuándo un caso es de necesidad…” 6 . En 1921, ya había mencionado que: “La dictadura es un estado de excepción…La Dictadura es en realidad una historia de la “situación excepcional” 7

Este principio, considerado una jurisprudencia para la ilegalidad, recibió rápidamente la crítica de académicos alemanes de la época. En ese mismo periodo, Karl Loewenstein8 , constitucionalista reconocido e inspirador de la doctrina de la democracia militante, desde una perspectiva positivista y legalismo integral se opuso desde 1922, en numerosas publicaciones, a la tesis de Schmitt, a la vez sobre los límites inherentes al poder de revisión de la Constitución de Weismar (art.76) y sobre el estado de excepción (art.48), que lo considera inconstitucional porque la excepcionalidad por parte del soberano determina la suspensión de los sietes derechos fundamentales más importantes9 , precisando así que:

– “Los poderes de excepción tomaron corrientemente la forma de decretos de necesidad, ocupando el lugar de la legislación ordinaria. Ni el parlamento, ni los tribunales podían controlar la justificación de las medidas tomadas; ni tampoco la conveniencia de las medidas tomadas; los poderes en cuestión no estaban ni temporal ni materialmente limitados. Durante la duración de este periodo podían ser suspendidos los siete derechos fundamentales más importantes…”10

Tomando la referencia de Schmitt, en el caso argentino, ese poder lo ejerció la Corte Suprema de Justicia de la Nación quien decidió la excepción, como manifestación de voluntad del Presidente de la Republica, dejando de lado la legalidad constitucional. Desde ese momento, la falacia de la excepcionalidad es aplicada en todas las etapas procesales contra los únicos y verdaderos Prisioneros/Presos Políticos, en las decisiones administrativas, en los argumentos políticos-jurídicos. Zaffaroni participó activamente a esa ilegalidad y a la emergencia de una rigurosa y permanente inseguridad jurídica.
¿Cuál era la supuesta amenaza para la existencia del Estado, el caso de extrema necesidad y la realidad empírica, que llevó a la CSJN y al gobierno de tomar medidas de excepcionalidad en violación a las garantías constitucionales, del estado de derecho, las obligaciones positivas, tratados y convenciones que son de aplicaciones obligatorias para la Argentina? Zaffaroni, por las funciones ejercidas, legalizó todos los principios de excepción sabiendo que eran ilegales y violatorias de los derechos humanos.
Es una pena que la admiración por Schmitt de parte de Zaffaroni le impide comentar y comparar, la importante contribución de Loewenstein como defensor de la constitución, de los derechos fundamentales y de haber realizado una publicación sobre la Argentina.11 La referencia a Schmitt es permanente en todas las publicaciones de Zaffaroni, por ejemplo, afirmando que: “Las decisiones estructurales actuales asumen en la práctica la forma pre moderna definida por Carl Schmitt, o sea, se limitan al mero ejercicio del poder de señalar al enemigo para destruirlo o reducirlo a la impotencia total… El enemigo no merece el trato de persona…” 12, cuando el concepto amigo-enemigo se adapta más al ámbito de las relaciones internacionales que al penal.
La posición del profesor emérito de la Universidad de Buenos Aires es confusa porque observando la defensa por ciertos casos como los mencionados en el artículo y pese a declarar que: “…La ley penal no puede ser retroactiva…”, que “El crimen de lesa humanidad no es pretexto para las excepcionalidades….”, o “Cuando se invoca la excepcionalidad, cuando las condenas son pronunciadas sin respeto cuidadoso del derecho de defensa, cuando se imponen por una ley retroactiva, no tienen legitimidad…”13 , continua siendo un ferviente defensor de las excepcionalidades en los mal llamados crímenes de lesa humanidad aplicadas a los prisioneros/presos políticos.
Finalmente, el razonamiento del autor del artículo de pagina 12, es de un silogismo irreprochable porque desde su legitimidad de ex ministro de la CSJN, ex profesor universitario, actual juez de la corte IDH, afirma, confirma y reconoce, una situación que el poder judicial, el gobierno y los supuestos defensores de los derechos humanos en Argentina, niegan en forma permanente:
 la utilización por parte de la justicia de la excepcionalidad no solo carece de legitimidad y de legalidad, sino que en realidad es una fascinación revanchista, una conducta de venganza, donde no se puede ocultar esos métodos.
 existen prisioneros/presos políticos producto de procedimientos de excepción.
 durante el gobierno de los Kirchner existió un poder represivo, arbitrario, que invocando una supuesta e ignorada necesidad y excepción, provoca presos políticos, donde “…todos afirmaron hipócritamente que actuaban legitimados por la urgencia de salvar valores superiores ante la amenaza de males de extrema gravedad…”.
 la excepcionalidad es inconstitucional, viola los derechos fundamentales, los principios de legalidad, de no retroactividad, de la prescripción, las convenciones y tratados integrados a la Constitución Nacional.
 el gobierno del Presidente Macri continúa con la nefasta excepcionalidad iniciada en 2003.
Pero lo más sorprendente es que como ex miembro de la CSJN, Eugenio Zaffaroni favoreció activamente la excepcionalidad con sus consecuencias jurídicas hacia numerosas personas que hoy están ilegalmente en las cárceles de la Nación.

 

Paris,
Prof. Mario Sandoval,
11 noviembre 2016,
marios46@hotmail.com

 

1 Mario Sandoval, francés, nació en Buenos Aires. Formación y actividades en ciencias políticas, filosofía, habiendo ocupado funciones en los sectores públicos y privados, la docencia superior y consultorías, a nivel nacional e internacional, en los campos de las relaciones internacionales, la geopolítica. Regularmente participa a conferencias, asesorías, publicaciones coloquios a nivel internacional. Miembro de centros de investigaciones, asociaciones multidisciplinarias.

2 El escándalo jurídico, E. Raúl Zaffaroni, 30 octubre 2016 http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-313021-2016-10-30.html

3 Roland Freisler, juez del horror, (30 octubre1883 / 03 febero1945), presidente del tribunal del pueblo durante el periodo del III Reich

4Carl Schmitt jurista y filosofo alemán (11 julio1888 / 07abril1985), miembro del partido nacionalsocialista

5Carl Schmitt utiliza indiferentemente diversos términos: Estado de excepción, estado de urgencia, estado de excepción, caso de excepción, caso excepcional, estado de urgencia, caso de necesidad, caso de urgencia

6 Carl Schmitt in Teología Política, página 14, Ed. Trotta, 2009 https://filosevilla2012.files.wordpress.com/2014/10/teologc3ada-polc3adtica.pdf

7 Carl Schmitt in La dictadura, Ed. Revista de Occidente, Madrid, 1968, https://ia601306.us.archive.org/35/items/SCHMITTCarl.LaDictadura/SCHMITT,%20Carl.%20La%20Dic tadura.pdf

8 Karl Loewenstein 09 noviembre 1891- 10 julio1973, constitucionalista, filosofo alemán, forzado al exilio en 1933 por el nazismo, junto a otros académicos judíos. Realizó numerosas publicaciones desde 1922-1933 en Alemania, posteriormente en USA y Europa

9 Los derechos fundamentes previstos en los artículos 114, 115, 117, 118, 123, 124 y 153 de la Constitución de Weimar, fueron suspendidos por decreto del 27 febrero 1933, hasta 1945.

10 Karl Lowenstein in Teoría de la Constitución, Ed. Ariel, 1979 (paginas 170-71, 278-79, 288-89, 518-19, 582- 83)

11 Legislation against Subversive Activities in Argentina. Karl Loewenstein Harvard Law Review Vol. 56, No. 8 (Jul., 1943), pp. 1261-1306 . Karl Loewenstein enviado especial en la Argentina por el gobierno de los Estados Unidos, periodo 1941-1942

12 Eugenio Zaffaroni in El enemigo en el derecho penal, Editorial Ediar, 2006, pagina 17. https://issuu.com/hdavalos/docs/raul_zaffaroni_el_enemigo_en_el_der?e=1807535/8533198

13 “ El juicio en ausencia de ninguna manera es posible” http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-291972- 2016-02-07.html

 

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com