Nicolás Márquez presenta su nuevo libro

Share

¡NICOLÁS MÁRQUEZ EN BUENOS AIRES!

 

El martes 6 de Octubre  a las 19hs Nicolás Márquez estará presentando su último libro “La guerra civil argentina” en el Circulo Militar.

 

Lo acompañarán en la presentación Maria Zaldívar y Segundo Carafí.

 

El lugar cuenta con cupos limitados. Reserva tu entrada gratuita en www.cruzdelsurce.org

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Setiembre 28, 2021


 

Recordando Septiembre Negro

Share

 

Entre otros, Nicolás Márquez, se encontaron un grupo de personalidades para evocar a las once víctimas de la tragedia, masacre. perpetrada en Rosario por un comando de la agrupación terrorista Montoneros el 12 de septiembre de 1976. Un grupo de nueve policias que retornaban de cubrir con su asistencia de seguridad un partido de fútbol, fueron asesinados y juntoa ellos, dos civiles, al estallar una bomba de modalidad ‘vietnamita’ que portaba un vehículo Citroen que hizo impacto contra el autobús en el que se desplazaban los fallecidos.

 

Envío y colaboración: DR. GONZALO PABLO MIÑO

 


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 12, 2018


 

Centro de Estudios Salta presenta SERÁ JUSTICIA en Tucumán con la participacion de Nicolás Márquez

Share

 

Se presentó en Tucumán el documental SERÁ VENGANZA, producido por el Centro de Estudios Salta y con dirección de Andrés Patermostro. Como parte de la exhibición, se relizó una mesa de preguntas en la cual estuvieron presentes entre otros, Nicolás Márquez y familiares de presos políticos que dejaron su testimonio. Uno desgarrados, el de Marie D’amico…

En el evento, Márquez dejó una frase que invita a la reflexión: “Los hijos de los presos políticos están amordazados porque los padres les piden que mantengan prudencia porque se puede complicar su situación personal. Comprendo el razonamiento… ahora, los resutados de mantenernos calados han sido lamentables. Entiendo que los presos no quieren que su sitaución se complique más todavia. ¿¿¿Más se puede complicar… ???”

 


PRISIONEROenARGENTINA.cpom

Mayo 16, 2018


 

La píldora del “día después”

Share

 

 Escribe ENRIQUE GUILLERMO AVOGADRO.

 

 

“El mal no lo hacen todos, pero acusa a todos”.

Antonio Porchia

 

 

 

Tal como era previsible, aún en medio de su absoluta soledad gremial y política, la convocatoria de Hugo Moyano tuvo el miércoles éxito en materia de público; si bien es cierto que, como siempre, muchos de los concurrentes fueron arreados y transportados como ganado, también lo es que la disciplinada izquierda prestó asistencia perfecta y lo mismo hicieron La Cámpora y el trotskismo, así como gran parte de ambas CTA y los movimientos sociales, algunos con fuerte respaldo papal.

De cara a la sociedad en su conjunto, el Gobierno no pudo pedir nada más: ver, juntos y por televisión, a los personajes más repudiados de su historia, fue el premio final de un día agitado. Roberto Baradel, Máximo Kirchner, Anímal Fernández, Hebe de Bonafini, Raúl Zaffaroni, Pablo Moyano, Hugo Yatski y varios más fueron la frutilla de ese postre.

Me llamó la atención lo breve del acto y la rapidez de la desconcentración; atribuí ambos hechos al pánico a que los bárbaros de siempre se desmadraran, ya que hubiera sido el propio Moyano quien hubiera debido afrontar la factura, al menos la política. Agradezco, entonces, que haya sido así y que fueran los mismos camioneros quienes ejercieron un férreo control sobre los miles de personas que allí se encontraron.

Pero la alianza que se pretendió formar en la calle estaba sólo unida por el visceral rechazo a la gestión de Mauricio Macri y por el espanto que genera en el artífice de la marcha la alta probabilidad de terminar preso, conjuntamente con su actual mujer y los hijos que cada uno engendrara; tanto fue así, que Moyano llevó al escenario a su abogado defensor -el ex Juez Daniel LLermanos- y la arenga del camionero sólo se refirió a sus problemas judiciales y al blindaje que pretendía obtener ese día contra el avance de los jueces y de la AFIP.

Y, como no podía ser menos, ello condujo a un final anunciado: el mismo jueves, el día después de la embarazosa concepción, la izquierda tomó la píldora abortiva y el imaginado feto dejó de existir; rápidamente, salió a criticar la postura del jefe sindical y a desmarcarse del atribuido rol de barrera humana en defensa de un ladrón. El propio Moyano tiró la toalla y, con su elaborado estilo, pidió que el Presidente lo recibiera, pero la Casa Rosada rechazó cualquier tentativa al respecto.

Por su parte, contribuyó mucho a ahondar las diferencias entre los participantes de la marcha la contemporánea difusión de nuevos y más complicados audios de conversaciones de Cristina Elisabet Fernández con su ex Secretario General, Oscar Pelotudo Parrilli. A partir de ellas, resultará harto difícil, por no decir imposible,  construir la unidad con la que soñaban Víctor Santamaría, Alberto Fernández, Daniel Filmus, Agustín Rossi, Felipe Solá, Daniel Arroyo y Fernando Chino Navarro y algunos intendentes kirchneristas del Conurbano.

Es que, sin dejar dudas acerca de su pensamiento más profundo, la “noble viuda” -la piedra basal sobre la cual pretendían erigir esa nueva “iglesia” cívica, por ser la única capaz de reunir un caudal de votos significativo en todo ese universo- expresó en ellos su más absoluto desprecio por el Justicialismo y todo lo que significa en el imaginario popular. ¿Qué dirán ahora aquéllos que, hace sólo veinte días, exhibían la absurda fotografía de tantos peronismos diferentes como un trofeo?

También es cierto que, a medida en que crezca la certeza de tener que transitar cuatro años más por el desierto, es decir, si Mauricio Macri fuera reelecto en 2019, el PJ seguramente intentará hacer de las suyas, como lo hizo en 1989 y en 2001, para no remontarme más atrás en el tiempo. Y en esas “suyas” el rol de Moyano volverá a ser protagónico (si no está tras las rejas para entonces), ya que con sus camiones puede complicar la vida a todos los ciudadanos y, por ende, al propio Gobierno.

Porque, recordemos, Cambiemos no tiene, ni tendrá hasta entonces, mayoría en ninguna de las cámaras del Congreso y, aún así y en medio de la tempestad económica que le legó la criminal y corrupta gestión kirchnerista, contra todos los pronósticos conserva firmemente el timón en sus manos. Si el Presidente renovara su mandato, ese triunfo sería acompañado con una gran cantidad de nuevos legisladores propios, que facilitarán su gestión.

Si, para entonces, Macri hubiera conseguido encausar a la Justicia en una senda de seriedad, independencia y celeridad, los inversores propios y foráneos estarán más que dispuestos a traer sus capitales a la Argentina y, con ellos, el crecimiento se fortalecerá y la incidencia de la deuda  externa, medida como porcentaje del PBI se reducirá en forma notable.

Como no podía ser menos, el título de esta nota también alude al revivido debate acerca de la legalización del aborto, que será reclamado por muchas energúmenas el 8 de marzo próximo; serán las mismas que atacan con pintadas y excrementos los templos católicos, incluyendo la Catedral de Buenos Aires, cada vez que se reúnen. Nicolás Márquez publicó en Infobae esta semana una medular nota, en la que destrozó literalmente las cifras de abortos ilegales y de muertes que se esgrimen para justificar el disparate.

Cambiemos ha dejado en manos de la conciencia de sus legisladores el voto de cada uno cuando el proyecto nuevamente -hoy supe que la primera vez fue en 1902- sea tratado en el Congreso. Será este año otro tema que ocupará muchísimas páginas en los medios de comunicación; por mi parte, adelanto que estoy en contra de su aprobación, porque se trataría, lisa y llanamente, de legalizar el asesinato.

Por último, me referiré a las enormes críticas que recibe la gestión económica del Gobierno desde su propio costado ideológico, es decir, fuego amigo. Ayer, mi querido José Luis Espert hizo, en una magnífica nota publicada en La Nación, una certera vivisección de la situación caótica en que se encuentran hoy todos los indicadores y enfatizó que el principal problema, del cual derivan casi todos los demás, es la enorme magnitud del gasto público y la creciente presión impositiva destinada a solventarlo parcialmente. Coincido, pero no encuentro en ninguno de los economistas que recomiendan posturas más rígidas y menos gradualistas una receta política y socialmente viable para acelerar el cronograma que proponen Mario Quintana, Gustavo Lopetegui, Nicolás Dujovne y Federico Sturzenegger.

Más del ochenta por ciento del gasto se va en salarios de la administración pública que, como todos sabemos, fue colonizada durante el kirchnerismo con un millón de nuevos empleados, amén de encarnar una burocracia innecesaria, ineficiente y, en muchos casos, corrupta. Pero, ¿cómo solucionarlo de un solo tajo?; ¿debemos mandar ya mismo a todos ellos a la calle, para engrosar la lista de los desocupados?; ¿quién podría conservar la gobernabilidad con una medida de ese tipo? Sobre todo, ¿estaría la sociedad que conformamos, siempre tan hipócrita y enferma de populismo, dispuesta a soportarla?

 

Bs.As., 24 Feb 18

 

Enrique Guillermo Avogadro

Abogado
Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401/02
Cel. en Argentina (+54911) o (15) 4473 4003
Cel. en Brasil (+5521) 8128 7896
E.mail: ega1@avogadro.com.ar
E.mail: ega1avogadro@gmail.com
Site: www.avogadro.com.ar
Blog: http://egavogadro.blogspot.com
Skype: ega1avogadro
Facebook: enrique guillermo avogadro
Twitter: @egavogadro

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 24, 2018


 

Nicolás Márquez opina sobre el ambiente que rodea la situación del ARA San Juan

Share

 

 

Nicolás Márquez brinda su posición ante las reacciones (o no) que rodean a la terrible situación de los 44 miembros del submarino ARA San Juan.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 22, 2017


 

Entrevista a Nicolás Márquez. EL MUNDO DE UN PROVOCADOR

Share

Nicolás Márquez  nació en Mar del Plata el 22 de abril de 1975, Márquez egresó de abogado en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Mar del Plata en 2003. También es docente graduado en la Facultad de Ciencias de la Educación en la Universidad privada de la Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino de Mar del Plata en 2012.

Márquez es un abogado, periodista, escritor y polemista quien se encuentra comprometido con la historia argentina. En este diálogo con PrisioneroEnArgentina.com, algunas revelaciones para conocer sus pensamientos y su personalidad.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 15, 2017


 

Nicolás Márquez en Intratables

Share

 

Nicolás Márquez en Intratables, o el magistral “ningunéo”.

 

Nicolás Márquez se encontraba en su lugar de residencia, Mar del Plata, cuando fue convocado por los productores de Intratables para participar en el mencionado programa de América TV. El Abogado, escritor y periodista debió encontrar la manera más veloz para llegar a los estudios del canal y se sentó frente y junto a un gran número de panelistas dispuestos a no brindarle la palabra. Las interrupciones y la negativa -tal vez no premeditada- de Santiago del Moro, a no darle una oportunidad de réplica, hicieron que Márquez no pudiera argumentar o exponer sus ideas con comodidad.

El tema de las víctimas del terrorismo está desapareciendo del programa y el problema de los presos políticos tiene cada día menos oportunidades de ser llevado a discusión. Mientras tanto, Márquez -lamentablemente- cayó en la trampa de un programa que dejó de ser pluralista, si alguna vez lo fue- como en los tiempos que su conductor mantenía un equilibrio entre sus asistentes. Márquez, exhibió valientemente sus ideas, no renunció a su espiritú para divulgar sus análisis, combatió estas circunstancias, mantuvo su estoicismo, su lucha y su frontalidad para divulgar la verdad completa, mientras algunos panelistas tiraban mieles adulando a Eduardo Anguita, confeso terrorista.

Fue la de anoche, una muestra más del alejamiento a un debate honesto y que las diferencias van a continuar acentuándose.

Fabian Kussman . PrisioneroEnArgentina.com

 

 


 

PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 11, 2017

 


 

Nicolás Márquez y toda la verdad sobre la estafa del 24 de marzo de 1976

Share

 

El periodista, escritor, politólogo y abogado Nicolás Márquez revee una de las partes más discutidas de la historia argentina.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 24, 2017


 

EL DERECHO A LA IDENTIDAD Y SALOMÓN

Share

 

ortin-mauricio-2  Por Mauricio Ortín.

 

¿Quién es el sujeto del derecho a la identidad? Y ¿Qué es la identidad? En la guerra civil que sufrió la Argentina durante década del ’70 se dio la particularidad de que en las bandas subversivas revistaban como combatientes mujeres embarazadas. La orden del gobierno constitucional de aniquilar a los elementos subversivos no incluía al ser que una terrorista en cinta llevaba en su seno. Por una cuestión humanitaria y/ o de creencias religiosas, los militares no mataban embarazadas. Y no entregaban a los recién nacidos a los familiares porque, como es obvio, ello hubiera supuesto asumir la ejecución de la madre. El análisis más elemental de los hechos demuestra que la apropiación fue un efecto no querido de la guerra y nunca un plan. Y no estoy justificando los hechos sino describiéndolos. Los Montoneros y el ERP (entre ellos, la hija de Carlotto), por su parte, no tenían ningún inconveniente con sus bombas y balaceras en matar embarazadas. De allí, que nadie los podrá acusar de “apropiadores” de niños por nacer. No así en cambio (como bien explica, Nicolás Márquez) de los huérfanos de los montoneros muertos; los cuales eran negados por la banda terrorista a sus familiares directos con el “loable” fin de evitarles una “educación burguesa”.

La asociación Abuelas de Plaza de Mayo salió a rechazar el fallo favorable sobre el pedido del nieto recuperado número 95, Hilario Bacca, de conservar su apellido y nombre dado por sus padres adoptivos. “Constituye una afrenta a su memoria”, señaló Estela de Carlotto. “Él lleva la sangre de sus padres, lo demás es espurio”, agregó. Ahora bien, de la única identidad de la que cabe hablar, es la que este hombre de cuarenta años ha construido a lo largo de su vida, que está justamente en los recuerdos que habitan en su memoria y que le dicen que él es uno y el mismo de todos esos actos. No tiene Carlotto, ni el Estado la potestad de quitar o entregar identidad ¡De qué memoria e identidad entonces habla Carlotto!  ¡De la que quiere inventarle destruyéndole la única y real!

Más allá de las circunstancias que llevaron a ello, Hilario no tuvo, salvo en el momento del parto, relación alguna con sus padres biológicos. El primer vínculo afectivo real lo estableció con los adoptivos. Y si bien la identidad biológica es un punto de partida, la pertenencia a un grupo familiar y a un grupo social histórico tiene un peso definitorio en el sí mismo. El entorno y la interacción con hermanos, primos, tíos, abuelos, compañeros de escuela, de fútbol hacen más a la identidad que el frio perfil genético. De no ser así, tendríamos que admitir el disparate de que en la historia de la humanidad, empezando por el bíblico Moisés, hubo y hay millones de personas carentes de identidad.

¿Qué tiene de honorable el que las Abuelas de Plaza de Mayo “recuperen” a sus nietos a cambio de que éstos se nieguen a sí mismos como personas? ¿Qué tiene de reparatorio, para el “recuperado”, el enviar a la cárcel (por apropiadores) a los padres adoptivos? ¿A semejante monstruosidad le llaman derechos humanos? ¿Qué abuela es aquella, que ama más a un código numérico de un patrón genético que al nieto de carne y hueso que tiene delante? El sabio juez Salomón tiene la respuesta.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 13, 2017