MATAR A UN RUISEÑOR

Share

La realidad es que, aún hoy, se sigue vinculando en gran medida al Poder Judicial argentino con la manipulación ideológica y mino-4la visible obsecuencia a la semilla sembrada por el kirchnerismo. Hay que desmontar ese fruto maligno que hoy creció con raíces lamentablemente firmes. Clarence Darrow solía decir que solo puedes proteger tus libertades protegiendo las de los demás. Sólo puedes ser libre si yo lo soy. El doctor Gonzalo P. Miño -pese a no estar en ninguna celda física- no se siente libre si otras ciudadanos sufren injusticias orquestados por la ‘justicia”. Entiende que ciertos jueces están pisoteando la ley, aquella que se supone que deben amar, respetar y -aunque parezca irrespetuoso- repetir como muñeco de ventrílocuo, de los libros a la acción. Es por ello que el doctor Miño sigue adelante, a pesar de las barreras, a pesar de la indiferencia.


Aquí, la serie de denuncias que nos hiciera llegar a PrisioneroEnArgentina.com el doctor Gonzalo P. Miño.

 

denuncia-contra-los-doctores-alejandro-slokar-y-pedro-david-19-de-agosto-del-2016

amplia-denuncia-contra-los-doctores-alejandro-slokar-y-pedro-david-1-de-setiembre-del-2016

amplia-denuncia-contra-los-doctores-alejandro-slokar-y-pedro-david-24-de-octubre-del-2016

recurso-extraordinario


 

 

mino-gonzalo-1Gonzalo Pablo Miño es un abogado argentino especialista en Derecho Penal. Profesor de la materia Derecho Procesal Penal de la Facultad de Derecho, Universidad Nacional del Rosario.

Sus especialidades son en Derecho Penal, Mediación y el Fuero Federal.


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 7, 2016

Una Nave Poderosa…No te rindas

Share

lobo-aragon27272Por Jorge Lobo Aragón.

No te des por vencido ni aún vencido”

Discapacidad

Reflexionando acerca del nacimiento de un hijo, imaginaba un poderoso barco a vela lanzado al mar de la vida. El hijo podría capitanear esta nave bella y contundente, hecha de sus propias esperanzas y sueños; sordamente navegando las inmensas velas blancas que cogen los vientos de oportunidades. Viajaríamos juntos por un rato, mientras le mostraría lugares donde el podría ir y ayudarlo cuando la necesidad surja. Un día, dejaría el barco y lo dejaría navegar solo. Dos años después de su nacimiento notamos que no estaba haciendo cosas que la mayoría de birds22niños de su edad realizaban. Los médicos comenzaron a hacer pruebas y comenzó con terapias física, ocupacional y de lenguaje. Al principio pensaba que todos se equivocaban, ya que todavía podía ver mi hijo sobre su nave poderosa. Después me di cuenta que los médicos tenían razón, y que algo no estaba bien. Una tormenta de emociones corrió en mi interior, envolviendo la nave de mi hijo. Lluvia de gotas de tristeza golpeaban. Truenos sacudían en ira por tener un niño anormal. Vientos furiosos de duelo dirigían la nave poderosa de mi hijo, rompiéndolo contra las rocas. Peor de todo, sentía que “perdía el hijo que quería y esperaba”. Con el tiempo la tormenta despejó, y las nubes se abrieron. Yo vi que la nave sobrevivió. Se había transformado de una maquina contundente de competición que fácilmente corta el agua, en un lanchón navegando laboriosamente por corrientes difíciles. Las velas gigantes habían sido reemplazadas por unas pequeñas, andrajosas, con agujeros en su frente. Me maraville que la nave pudiera aun flotar. Me imaginé que mi hijo todavía estaba al frente del timón, sin darme cuenta que algo esta mal. Me pregunto si algún día el va a comprender que su nave no es como las otras. Mirando a la nave ahora, veo mucha otra gente trabajando. Algunos están remendando los agujeros masivos que todo el mundo sabe que nunca se podrán reparar completamente. Otra gente solamente están pintando pequeños lugares u ofreciendo apoyo donde pueden. Todavía otros piensan que todo este trabajo es excesivo; las esperanzas vienen y van, como lo hacen los sentimientos de culpa por no hacer más. Me doy cuenta que mi trabajo como guía y maestro va a ser difícil. Una y otra vez continuamente, le enseño como hacer cosas que otros chicos adquieren naturalmente. Siento tanta angustia cuando veo niños de la mitad de su edad que hacen cosas que solo espero que el va a poder hacer algún día. Pero, las esperanzas están latentes. Siempre bote44existen mejoras, a veces lentas. Todavía tengo el mismo orgullo que todo padre siente cuando su hijo finalmente completa una tarea que no ha podido completar antes. Recién he comenzado a preguntarme lo que el futuro devendrá para mi hijo. Las preguntas son muchas. Vivirá independientemente? Tendrá un trabajo? Tendrá amigos? Se hace claro. Nunca podría nunca dejar a mi hijo navegar su nave solo. Con pánico, me doy cuenta que hasta podría morir antes de que el complete su viaje. Los testamentos especiales obsesionan mi mente. Me sacude la pregunta insistente de quien cuidara de mi hijo cuando no pueda más. Se me hace difícil solo el imaginarme pedir a alguien que tome esta tarea, y aun mas imaginarme que alguien lo aceptara. Entonces miro a mi hijo, y veo a un niño feliz y contento. No entiende que es diferente y por eso estoy seguro que él tiene una sensibilidad superior, indescriptible, sobrenatural. Creo que la mano de Dios me enseña algunas lecciones importantes. Creo que todos los niños nacen con un tipo de inocencia que se despedaza rápidamente mientras crecen y aprenden de la vida. La vida con la que mi hijo se enfrenta se vuelve una bendición, porque el va a esparcir su inocencia por un tiempo mas largo. De muchas maneras es ejemplo de cómo el mundo debería conducirse. Cuando el está feliz, sonríe o se ríe; cuando esta triste, llora. No entiende las reglas de la sociedad que enmascaran con caretas ficticias tantos pensamientos y sentimientos. No exhibe ningún rasgo de avaricia, deshonestidad, racismo o amargura, que son tan prevalentes en el mundo de hoy. También mi hijo da al mundo sin esperar nada a cambio. Caminando con él, lo he observado mirar a la gente, intercambiar miradas y alegremente decir hola. Invariablemente la persona sonríe. Ha sido brindado, un enorme regalo de amabilidad inocente. Me ha ayudado también a comprender lo que es importante en la vida. Tener un hijo con necesidades especiales es un regalo milagroso. Las tormentas de ira y emoción todavía soplan, pero ahora puedo esperar, mirar y detenerme. Estoy convencido que la nave de mi hijo, sobrevivirá, y que viajaremos Dios mediante a puertos imprevistos pero fascinantes.

 

Juan Pueblo… El Honor y la Paz

Share

lobo-aragon27272Por Jorge B. Lobo Aragón.

 

Los recuerdos de mis amigos…

 

Reflexión:

En la década del 50 en todas las ciudades había círculos de intelectuales que consideraban la organización de la sociedad y planeaban corregir sus errores y subsanar sus fallas. En Tucumán también, aunque todavía yo no había nacido. Así me lo recuerdan mis amigos apreciados. La biblioteca, los diarios y los libros. Debo decir que no muerden. Mis camaradas inseparables que analizaron ese ambiente en el que campeaba el marxismo, la ideología de moda que pretendía ser una política “científica” que con generosidad buscaba soluciones a los más necesitados. Y en el grupo me decían, siempre existían los que se decían dispuestos a llegar a la violencia, es decir, a la entrega de sus vidas en aras de esos ideales. Les llamó la atención un jovencito, estudiante de la facultad. Le decían Juan Pueblo y parecía por las versiones de mis lobo-ddhdhdamistades que ése era el único que iba a morir en las trincheras. Y fueron adivinos. El muchachito se llamaba como dije Juan y le decían pueblo. La Iglesia ha condenado el irenismo. “Irene” en griego significa paz. Por lo que se llama irenismo al movimiento que aspira a la paz a todo trance. La paz es buena, sí, pero la paz que surge de la justicia. La paz que imponen los dominadores al margen de lo justo, es sólo un camino para usufructuar su poder. La justicia tiene un valor superior, está primero que la paz. Nuestro Señor empleó la violencia contra los mercaderes que hacían del templo un mercado. Con eso nos enseñó que la violencia, bien aplicada, es buena; hasta puede ser santa. ¿En qué circunstancias se justifica? ¡Ah!, eso precisa de un prudente criterio, como los de San Martín y de Belgrano y la de mis amigos. Sabemos el mal que causó el terrorismo y el proceso que asoló al país, y adherimos al dolor sufrido por sus víctimas. Pero al mismo tiempo respetamos a quienes con altruismo, convencidos de que construirían una patria mejor, lucharon con fervor. El primero, Juan, por su coraje, por su notoriedad, por su inteligencia, por su estrategia, por la devoción de sus adeptos. Vete que se viene la matanza, le dijeron. Pero él sintió que luchaba por la justicia, valor superior a la paz, y se las aguantó hasta el final. Pudo huir (hoy, derrotadas las fuerzas armadas, en vez de acomodarse como otros terroristas él seguiría su lucha). Tuvo una muerte con tiros y sin velorio. La hora le llegó. La fotografía de su cadáver, con una hermosa serenidad en el rostro, indica que murió con la conciencia en paz. El agujero que una bala le hizo en la frente, sobre el arco superciliar, muestra el acierto de mis amigos en su vaticinio. Que Dios lo tenga en su gloria. A sus víctimas también. Me gustaría que este escrito sea compartido en honor a las víctimas que con sus ideales- de ambos lados – cayeron con honor y seguramente están en paz contemplando beatíficamente al Señor.

¿Los DDHH valen igual para todos o hay odio y venganza en algunos casos?

Share

 

cabanillas-facerealPor el General Rodolfo Cabanillas.

Los Derechos Humanos deberían ser igual para todos y no solo como en nuestro país que se aplica solo para una facción (no hace falta que diga cuál es la facción). Hoy, sin duda se ha producido un carcel-keydeslizamiento de la justicia hacia la venganza sobre el derecho. algunos jueces y fiscales timoratos y prevaricadores y porque no oportunistas, permiten que se atropellen garantías fundamentales y nos transforman en violadores, apropiadores y asesinos de allí que los terroristas dejaban de ser víctimas y se transformaban en “jóvenes idealistas” y héroes.

El actual debate pasa por la base que “todos” somos culpables de los delitos que nos acusan y que fuimos juzgados y encarcelados respetando absolutamente las garantías del debido proceso. el slogan “juicio y castigo a los culpables” prendió en la ciudadanía tal como lo de los 30,000 desaparecidos, el tema de los nietos etc… y de  esta manera se da un poder persecutorio infinito al estado sobre quienes estamos presos hace décadas y esperábamos (yo soy uno de los llamados ingenuos que aún cree)de este nuevo gobierno una reacción más fuerte,  regenerando los jueces, o haciendo más, para que no sigan con esta persecución infame y con  el gran error conceptual de seguir creyendo que se está ante jueces, no, se está pleiteando contra el enemigo, con gente de izquierda, careciendo de idoneidad para el ejercicio de la magistratura y esto favorece la corrupción reinante. han logrado instalar el miedo en la sociedad, miedo al escrache, a ser criticados por ciertos periodistas y tantas cosas más que vemos a diario, pero mi intención inicial era hablar sobre el beneficio de estar con prisión domiciliaria de la carcel-ww2inmensa cantidad de jóvenes oficiales y suboficiales de los años 76 (hoy ancianos la mayoría) pasados los 70 años todos necesitamos atenciones geriátricas que no puede satisfacer el Servicio Penitenciario Federal.

Aclaro, la prisión domiciliaria no es una liberación, solo es una sustitución de la cárcel en prisiones federales. Alguno dirá “pero estás en tu casa, tenés teléfono, internet, visita de amigos, comés lo que querés, y estás con tus seres queridos”, si, así es, pero estamos presos con tobilleras o pulseras magnéticas que controlan nuestros movimientos, estamos sin duda menos mortificados y menos restringidos que en la cárcel, y esto es visto por el zurdaje como un beneficio que debemos estar en la cárcel, porque ese es un verdadero castigo y queremos castigarlos. lo que no tienen en cuenta es lo que dice el artículo 18 de nuestra constitución, que sintéticamente dice “… la cárcel no es para castigo… toda medida que conduzca a mortificarlo… hará responsable al juez que lo autoriza” podría seguir y seguir, pero no quiero extenderme más y ya estoy por pasar a otra hoja y no quiero. Saludos a todos los prisioneros sin distinción.

 

Esos magnánimos servidores públicos en sus máquinas voladoras

Share

 

Nikita Khruschev, aquel funcionario soviético siempre acosado por las burlas de Stalin, definía a los políticos como empresarios que construían puentes aún así no hubiera ríos. Las sombras de sospecha siempre siguen a estos personajes que se arriesgan a nuestro juicio con el propósito de servir desinteresadamente al país y a sus habitantes. Sin arrogancia, ellos saben que es lo mejor para nosotros y como solucionarlo. Las pruebas, en Argentina, no se pueden confutar. Usted habrá leido el monstruoso esquema en el cual Argentina tiene a disposición un funcionario para atender las necesidades de 62 residentes. Con audiencias de treinta minutos para escuchar sus problemas, un servidor público atiende a todos sus representados en una semana teniendo incluso tiempo para el tradicional café en el bar de la esquina. Con otros quince días hábiles, disponibles en el mes, el dirigente asistirá a sesiones o presentará proyectos como declarar El Día de la Parrilla o convertir a la calle Florida en peatonal de dos manos (Esto no es una fallida utilización de ejemplos)

En los planos internacionales, Europa levanta las cejas en cuanto a delegados per capita moran en España. Se trata de uno cada 115 almas en pena. Los de la Madre Patria se asustan al conocer que habría 410.000 operadores en el Estado. Italia y Francia mantienen a un representante cada 300 y 325 oriundos, respectivamente. Alemania, uno cada ochocientos.

Del otro lado del Atlántico (Desde a visión de un político podría ser a través de Medio Oriente, pasando por Asia, cruzando el pacífico) Estados Unidos posee un político responsable de 624 individuos.

Al regionalizar, las cifras son más tristes si usted es argentino. La ciudad de Pinamar alberga a 30.000 habitantes registrados para un cuerpo estable de 14 concejales. En Orlando, EEUU, la población de 280.000 ciudadanos tienen 6 comisionados de districto a los cuales reclamar. La isla de Manhattan ofrece 10 representantes para un millón seiscientas mil vecinos. Para 300.000 ocupantes, Bahía Blanca -en la provincia de Buenos Aires- pone a disposición a 24 concejales. Con una población similar a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (2.800.000) Chicago tiene a 17 representantes. En CABA, hay 60.

¿Cuántas veces contactamos a nuestros políticos para expresar nuestras inquietudes? Pareciera ser que los molestos ciudadanos nos aprovechamos y fatigamos a la monarquía con aflicciones triviales. En mi experiencia -si, soy repetitivo- puedo afirmar que escribí más de seiscientas cartas a senadores y diputados sobre el tema de prisioneros ilegales y presos políticos. ¿Respuestas? Cero. Incontables emails. ¿Respuestas? Una. Un colaborador del doctor Alberto Asseff (Sin dudas un legislador muy ocupado en construir un país mejor) me constestó que estaban trabajando en mejorar el sistema carcelario. Claro, la pregunta hablaba de ciudadanos encarcelados ilegalmente, pero el equipo del doctor Asseff se estaba ocupando de comprar cloro. El tomate es un vegetal y la lechuga, un chacinado. Mis vecinos cocinan como chefs profesionales, pero que bien que juega Messi!

Nadie puede decir que -cuando se les necesita- nuestros gobernantes no son más veloces que la patineta flotante de Marty McFly en Volver al Futuro.

Meses atrás tuve la oportunidad de asistir a una sesión en el City Hall (Municipalidad) de Orlando. Allí, ante la atención del Mayor (Intendente) Buddy Dyer, un comisionado de districto exponía las ventajas de crear un atajo de asfalto de 7.200 pies cuadrados con un costo de 8.900 dólares para facilitar el acceso de un autobus escolar a un vecindario cuyo recorrido anterior le requería tomar una ruta de cinco cuadras extras. Esto no solo beneficiaria a los estudiantes -que además deban caminar cien metros, a veces bajo la lluvia- sino los tiempos que el conductor deba cumplir y la disminución en el consumo de gasolina. En un año, el districto en viajes hacia y desde el colegio -Sumados alumnos de elementary (primario) y high school (secundario)- además de hora/hombre, neumáticos y desgaste del vehículo, salvaría unos 3.000 billetes con la cara de George Washington. En menos de treinta meses, la operación estaba justificada.

Estuve allí, y lo que en un primer momento me pareció una ideal sin importancia, demostró un gran sentimiento de preocupación y ocupación hacia la comunidad por parte de ese comisionado. Lástima que no pude estar presente el día que Alberto Asseff impulsó un proyecto de ley para declarar a la ciudad de Campana como “Capital Nacional del Asado de Tira”, ya que en persona uno ve las cosas desde otra perspectiva.

Fabian Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 4, 2016