¿ARGENTINA MAS LOCA QUE UNA CABRA?

Share

 

 Por CLAUDIO KUSSMAN.

 

HONRAS A LOS TERRORISTAS

A fines del siglo pasado, en Argentina, se votó nada menos que por dos periodos para presidente a CARLOS MENEM. Luego iniciado el nuevo milenio, para huir de su mandato, se votó a la familia KIRCHNER que desde la gobernación terminaban de saquear la provincia de Santa Cruz. En este caso, se los eligió y reeligió por tres periodos presidenciales ya que como venían por todo, así tenían tiempo para llevarse todo. Entonces, para huir de ellos se lo votó a MAURICIO MACRI, que tenía “el mejor equipo de los últimos cincuenta años” y con él, que “cada día estaríamos un poco mejor”. Trascurridos algo más de mil días de su gobierno, gran cantidad de gente sintiéndose defraudada, como si estuviera ante la vidriera de una tienda de abarrotes están mirando casi con envidia, lo que está pasando más allá de la frontera en nuestro vecino Brasil. Extrañamente ¿ahora se querrá un BOLSONARO? O lo que es peor: ¿sabremos lo que queremos? o lo que es mucho peor: ¿no tendremos dirigentes en este bendito país con carácter, que no roben y al mismo tiempo sean capaces y respeten la ley? La ley, no a un RICARDO LORENZETTI que se maneja con “políticas de estado” a su gusto y paladar. En toda esta cronología de la locura y el fracaso como país, a no olvidar lo ocurrido en la década del 70, también del siglo pasado.  Cuando,  para huir del terrorismo asesino que asolaba y dominaba las calles arrebatando vidas y bienes en una guerra fratricida ante la impotente presidente ISABEL MARTINEZ DE PERON todos recurrieron  a fuerzas letales como las armadas. Tiempo después, sobrevino la amnesia general y resultó que, no había habido guerra, nadie había llamado a los militares y mucho menos para “aniquilar a los terroristas”, que en definitiva parece que no eran tales, sino “jóvenes idealistas”. A tal punto que hoy se merecen el “respeto y las honras” de nuestros gobernantes y los gobernantes del mundo, jugosas indemnizaciones y cargos públicos para ellos, para sus hijos o los hijos de sus hijos. Viendo todo esto debo decir: Paren la Argentina que me quiero bajar, porque acá están todos más locos que una cabra. Lamentablemente no lo puedo hacer, porque yo y otros … estamos presos hasta el día de nuestra muerte.

Claudio Kussman

Interno L.U.P 345.349

Servicio Penitenciario Federal

Noviembre 3, 2018

 

 

 

“Vamos a plantearnos que estamos todos locos,

eso explicaría como somos y resolvería muchos misterios”

Mark Twain (1835-1910)


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 3, 2018


 

LOS CLETOS, LAS CLETAS Y EL VAMPIRISMO

Share

 

 Por CLAUDIO KUSSMAN.

 

RICARDO LORENZETTI (62) – MARA PERREN (36)- CLETO COBOS (63 ) – NATALIA OBON (40) –

Débil es la carne y más cuando uno es un adulto mayor en el comienzo del ocaso de la vida, frente a una joven “veterana” agraciada, generalmente con edad similar a la de los hijos. Así don CLETO COBOS, ex vicepresidente y actual senador, un día entre versiones infundadas de haber embarazado a su “novia” NATALIA y una madura separación con su esposa de toda la vida, llevó adelante el eslogan del actual gobierno y comenzó el cambio. Cuando la vampirización (necesidad de sangre joven) se produce en nuestros ya viejos funcionarios, la parte pecuniaria porque una separación es muy costosa corre por nuestra cuenta, los ciudadanos que a pesar de pagar religiosamente nuestros impuestos la miramos de afuera.

 

  A la izquierda, la boda de Lorenzetti y Perren

En el caso del CLETO a NATALIA OBON, novel abogada recibida hace pocos meses a través de Internet en la Universidad Siglo XXI, días pasados le consiguió un cargo de Secretaria Judicial (puesto previo al nombramiento de Juez). Ello gracias a un decreto firmado por su amigo, horas antes de dejar el cargo de presidente de la Corte Suprema, también practicante del “vampirismo” RICARDO LORENZETTI. ¿Lo recuerdan? El implacable defensor de la ilegal “política de estado”, para que nosotros los adultos mayores acusados por los mal llamados delitos de lesa humanidad, muramos en prisión. Ante el escándalo desatado por “las malas lenguas”, la bella  OBON debió renunciar a su cargo sin asumirlo. Ahora bien, si creyó que con esto no tendríamos que pagar el sueldo de las pasiones del CLETO, estando el país en emergencia, se equivoca. Ahora él está buscando que vuelvan a reincorporar a su novia en el Senado de la Nación, donde se había desempeñado como asesora. Como verá, el amor siempre será el amor y más cuando a este lo pagamos entre todos y todas, en este territorio tan generoso llamado ARGENTINA.

 

Claudio Kussman

Interno L.U.P 345.349

Servicio Penitenciario Federal

Septiembre 25, 2018

 

 

 

“El adulterio es justificable:

el alma necesita pocas cosas; el cuerpo muchas”

George Herbert (1593-1633)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 25, 2018


 

LORENZETTI DEJA LA PRESIDENCIA DE LA CORTE SUPREMA

Share

 

Ricardo Lorenzetti, que estuvo al frente de la presidencia del Tribunal Máximo de Justicia durante 11 años, comunicó que el tiempo al mando de la Corte era suficiente, continuando ahora como un miembro más. “Las personas debemos disolvernos en las instituciones”, dijo ante periodistas argentinos.

Además, destacó el rol de su futuro sucesor al que reconoció como “un gran jurista” y aseguró que lo apoyará “totalmente”.  Este sucesor es Carlos Fernando Rosenkrantz es un abogado de 59 años, recibido con honores en la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA), que cuenta con un magister y un doctorado en Derecho de la Universidad de Yale, Estados Unidos. El 22 de agosto de 2016 asumió su puesto en la CorteSuprema y se convirtió en el primer ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación de origen judío.

La decisión de la salida de Lorenzetti se tomó este martes durante una reunión del tribunal que fue más larga que lo habitual: comenzó a las 10 y el acta se firmó pasadas las 14.

“Ganamos terminó la corrupción en la Corte. Gracias a Dios por lo que ocurrió. Lo vengo denunciando desde hace 10 años, terminó la impunidad y la extorsión, esto un milagro” manifestó una festiva Elisa Carrió al conocer la noticia. 

Lorenzetti mantenía un duro enfrentamiento con Elisa Carrió, fundadora de Cambiemos y socia política del presidente Mauricio Macri, que lo había denunciado en la Justicia Federal e incluso en el Consejo de la Magistratura, por supuesto enriquecimiento ilícito. Hace diez días, la líder de la Coalición Cívica lo había denunciado también por supuestas irregularidades en el funcionamiento y en las contrataciones de personal de la Morgue Judicial, que depende del máximo tribunal.

El nuevo presidente también deberá recalibrar el rol de la justicia federal porteña, golpeada por el descrédito ante la epidemia de impunidad en los casos de corrupción de todos los tiempos.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 11, 2018


 

CUADERNO-GATE: CRUZO LOS DEDOS* Y CIERRO LOS OJOS

Share

 

 Por CLAUDIO KUSSMAN

 

 ¿SERÁ DE VERDAD?

Ante lo que está ocurriendo en Argentina con tantos depredadores “arrepentidos” y millones y millones de dólares que han cambiado de manos en la “década ganada”, a tal punto de empobrecer y vaciar el país, cruzo los dedos y por qué no, cierro los ojos por algunos instantes. Con  la información que nos llega de los medios, no estoy convencido sobre lo que realmente está sucediendo. La mezcla que se da no es en nada tranquilizadora y espero sinceramente equivocarme. Primeramente, tenemos a CLAUDIO BONADIO, un juez con tantas o más denuncias en su contra que el mismo OYARBIDE (enriquecimiento ilícito, encubrimiento a una red narco, violación de los deberes de funcionario público, privación ilegal de la libertad, etc.).

Estos cuestionamientos no son nuevos, comenzaron en el año 1996 cuando se lo mencionó como uno de los “jueces de la servilleta”. Tampoco son confiables gran cantidad de miembros del poder judicial con un RICARDO LORENZETTI a la cabeza, habiendo tanto dinero como hay en danza. Luego al ver que todo se inicia en forma fortuita por una esposa abandonada y agredida por su marido (Centeno) y no por una investigación de algunos de los multitudinarios organismos de Inteligencia estatales con capacidad de detectar cualquier acto de corrupción, la cosa “me hace ruido”. Le sumo la gran cantidad de “arrepentidos” que no van a la cárcel teniendo en cuenta que la investigación de este tipo de hechos no es difícil, al ser delincuentes de guante blanco que no se consideran delincuentes que han robado de siempre, enriqueciéndose con todos los gobiernos. Una hora en una de las sórdidas celdas de tribunales y hablan solos sin parar.  ¿Quién no ha conocido a algún empresario que en una comida o  café de por medio no ha contado de sus “arreglos? ¿Ahora nos sorprendemos? Casi ninguno de los que detentan el poder son “nenes de pecho”, todos tienen más de un muerto en el placar. Sin ir muy lejos ¿no se recuerda en el año 2001 el procesamiento a MAURICIO MACRI, presidente de Boca y a su padre FRANCO por contrabando de autopartes de la empresa Sevel a Uruguay? www.lanacion.com.ar/53408-procesan-a-mauricio-macri-por-contrabando. Sumemos que nuestra mala memoria nos hace olvidar los escandalosos robos de cada gobierno con mucho titular periodístico, pero en los que nadie fue preso o a lo sumo fue por corto tiempo. Esto nos ha llevado a un acostumbramiento y una indiferencia, que los funcionarios bien conocen. Hoy veo que se festeja como un triunfo la movilización frente al Congreso pidiendo el desafuero de la ex presidente y no le encuentro sentido. Ante la magnitud de lo robado y las consecuencias a muy largo plazo que se deberán pagar, ¿no tendrían que haber salido a la calle  millones de personas?  ¿Qué pasaría si quienes hoy están en prisión, cuando se apaguen los reflectores y nosotros estemos consumiendo algún otro escándalo o un decisivo partido de futbol,  estos van recuperando su libertad? Reitero, espero equivocarme, pero  más allá de la cárcel el único y verdadero castigo para estos depredadores, es la pérdida de sus bienes. De no ser así, con dinero hasta la misma prisión puede llegar a ser un lugar casi agradable para todos y todas.

 

Claudio Kussman

Interno L.U.P 345.349

Servicio Penitenciario Federal

Agosto 22, 2018

 

 

*Cruzar los dedos, es una superstición muy antigua, es un gesto que se hace de forma habitual si queremos que algo salga bien, para atraer buena suerte.

 

 

“Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado”.

André Gide (1869-1951)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 22, 2018


 

La Corte de los Milagros

Share

 

 

 Escribe JUAN MANUEL OTERO.

 

 

“Oyarbide debe ser llevado a juicio político, destituido y perder su jubilación.”

Dip. Elisa Carrió.

 

“jajajajajajaja”. 

Ministros Garavano y Lorenzetti.

 

Basada exclusivamente en la Ley (como debe ser), en la ética y la justicia conmutativa, la Jueza María Diaz Cordero aseguró: “Aceptarle la renuncia a los magistrados que están siendo investigados es una decisión política. Estamos totalmente en contra de esto. Lamento mucho que puedan jubilarse con este régimen de jubilación especial sin que se aclare su situación particular”.

Juez María Gómez Alonso de Díaz Cordero

Pero estas “situaciones particulares”, lamentablemente, no se aclaran en nuestra Justicia, especialmente dentro del Fuero Federal, donde los jueces que han hecho del deshonor y las violaciones a la ley una constante en su afán de proteger a los Kirchner, sus familias y cómplices, de sus turbios negociados con dineros públicos, no solo que no reciben su correspondiente castigo pese a las contundentes pruebas colectadas, sino que, además de los lógicos e ilícitos ingresos por su venalidad, son premiados con anticipadas jubilaciones de frondosos contenidos, las que serían suspendidas en caso de ser condenados por delitos y destituidos, en cambio son desestimadas las denuncias, aceptadas sus jubilaciones y saludados con tres hurras al dejar sus malolientes despachos.

 

Al vergonzoso camino iniciado por el tristemente recordado Dr. Oyarbide le han seguido varios “camaradas” del delito que, uno a uno, con la misma cara de “pobres e inocentes angelitos” van presentando sus renuncias acogiéndose a suculentas jubilaciones e inexplicables privilegios, sin contar el haber evadido la ley que ellos, justamente, no supieron – o no quisieron – aplicar ante el delito. La Jubilación de Oyarbide ronda los $ 180.000…

 

Otro “buen muchacho” que presentó su renuncia fue el polémico Oscar Hergott – denunciado entre otras cosas por acoso sexual, laboral y violencia de género – quien, junto a sus cómplices Palliotti y Obligado supo integrar el mal recordado TOF 5, en juicios nulos de nulidad absoluta, ignorando los derechos humanos de los soldados que defendieron la Patria de los intentos destituyentes de los asesinos terroristas, hoy su premio jubilatorio es de $ 235.000….

 

Y ahora llegó el turno del vergonzoso Juez Ballestero, el “excarcelador de corruptos” quien con su ya famosa cara de “yo no fui”, se retira del cargo que no supo honrar y pasará en pocos días a percibir la correspondiente jubilación la que, pese a su descomunal cifra, seguramente utilizará para dar de comer a sus gallinas, dado que su fortuna es incalculable, con solo mencionar que es el magistrado con el mayor patrimonio del fuero federal.

 

Resulta lamentable para la vida de las Instituciones que se haya llegado a una maloliente “entente” entre la Corte y el Gobierno, es decir entre dos de los tres poderes, mediante la cual se ha hecho aplicación del tristemente célebre argumento: “mejor que se vayan antes que destituirlos, aunque tengan la jubilación”.

 

Funcionarios como Lorenzetti y Garavano son los que marcan el rumbo de nuestra Justicia… ¿Legítima o Ilegítima?

 

Juan Manuel Otero

juanm.otero@usal.edu.ar

 


PRISIONEROenARGENTINA.com

Mayo 15, 2018


 

SI DE INJUSTICIAS HABLAMOS…

Share

 

 

 Escribe JUAN MANUEL OTERO.

 

La comedia de los jueces Ballestero y Farah es funcional al gobierno, apenas una excusa para hacernos creer que se pretende enderezar la justicia.

A nadie en su sano juicio escapa el hecho de que en los Tribunales Federales de Comodoro Py se incuba un cáncer difícil de contrarrestar, con metástasis hacia varios tribunales federales del interior del país. Lamentablemente en el propio gobierno, es decir en el Poder Ejecutivo no existe el mínimo deseo ni intencón de cambiar esta situación. Buscar la justicia no es para Cambiemos una decisión “políticamente correcta”.

Ballestero

Farah

Cristóbal López

Y ahora nos enteramos de que, eufóricos y entusiastas, han resuelto investigar “a fondo” la resolución de los Jueces Eduardo Farah y Jorge Ballestero de otorgar la libertad al estafador serial Cristóbal López. Utilizando una simple metáfora diríamos que los heraldos informan al pueblo, con bombos y platillos, que se está intentando denodadamente descubrir un antídoto para la picadura de los bichitos colorados, mientras un cruel e hipócrita silencio se cierne sobre el cáncer, … de eso no se habla.

En un excelente artículo (“De tormentas a tsunamis”), mi amigo Enrique G. Avogadro sostiene que “Con una Justicia independiente, seria y rápida, todo será posible; sin ella, nada lo será”.

Lamentablemente nuestra justicia hoy no es ni independiente, ni seria ni rápida, pero como estamos en la República Argentina, se me ocurre que a dichos requisitos necesarios e indispensables debería agregársele el ser “completa”, entendiéndose por tal a la que abarque a todos y cada uno de los conflictos en trámite ante los Tribunales.

Comprobamos a diario que peligrosos asesinos, violadores, estafadores y demás residentes de los establecimientos penales, son bendecidos innecesariamente, sea con “salidas transitorias” o “prisión domiciliaria” o directamente con un anticipado “cumplimiento de pena”. El único fundamento es la disparatada doctrina del Dr. Zaffaroni quien en su desequilibrio mental asume que los delincuentes son apenas unas indefensas victimas de la sociedad que no les ha permitido su desarrollo potencial y, en consecuencia, se ven obligados a delinquir… “no les quedaba otra” hubiera dicho el inolvidable Fidel Pintos.

Y una vez liberados, inclusive en contra de los dictámenes del Servicio Penitenciario Federal o del Departamento Técnico Criminológico, vuelven a las andadas y nuevos asesinatos, violaciones, estafas son noticias que ya casi no nos conmueven.

El silencio cubre de injusticia las nuevas víctimas. Pero hoy el gobierno reaccionó airado y ofendido ante la liberación de Cristóbal López y preocupado seguramente por las “libertades” que se vienen sucediendo de personeros del corrupto gobierno kirchnerista.

Eso es todo, su reacción contra los inquilinos de Comodoro Py no lo es por conductas prevaricadoras (que las hay a raudales), por desprolijidad procesal, ni por los probables errores jurídicos o violaciones a la ley … nada de eso. El motivo de su enojo es puramente político. A tal punto llega su rabieta que nos quiere hacer creer que ha encarado seriamente el tema ordenando una reunión “cumbre” entre el Ministro de Justicia Garavano y el Presidente de la Corte Dr. Lorenzetti. ¿El temario? Apenas conversar sobre la liberación de López y el nombramiento de un par de camaristas que no nos gustan…

¿Una reunión entre Garavano y Lorenzetti? Que me perdonen, pero de esos dos impresentables no creo que pueda salir nada que ayude a nuestra renga y tuerta justicia.

Y eso es todo, entre la Corte y el Ejecutivo están tratando de encontrar la vacuna contra la picadura de los bichitos colorados….

Mientras tanto siguen muriendo abandonados en crueles mazmorras soldados, integrantes de fuerzas de seguridad, policías, civiles, sacerdotes, abogados, etc. que fueran llevados a juicio aplicando la figura de “Genocidio” con la misma sutileza de un orangután suelto en una cristalería.

Entre muchas irregularidades, nuestros jueces federales violaron el más elemental principio del derecho criminal cual es la prohibición de aplicar la ley en forma retroactiva (única excepción: Que beneficie al acusado), dado que el Estatuto de Roma es posterior a los delitos imputados, los cuales habían prescripto a la fecha de inicio de las querellas. Un fallo impresentable les sirvió de amañado fórceps para aplicar la ley retroactivamente. También violaron normas elementales de juzgamiento al encarcelar apenas con mendaces dichos de testigos preparados en la Escuelita de las Abuelas, permitiendo que bandas de forajidos invadan las salas transformando lo que debería ser un augusto acto de justicia en linchamientos populares. Y luego del injusto encarcelamiento daban por cumplida la orden recibida del Poder Ejecutivo y con la complacencia del Augusto Señor Representante de la Vindicta Pública, es decir nuestros fiscales, los jueces procedían a sentarse sobre los expedientes llegando a tener en prisión largos años sin derecho a defensa, sin sentencia, sin excarcelaciones, …. sin derechos humanos de ninguna especie para los acusados, todos mayores de 70 años a quienes, como mínimo, correspondería la prisión domiciliaria, la que es negada una y otra vez, menos aún la excarcelación por superar el tiempo sin sentencia.

Esos juicios, remedos circenses, llevados a cabo por jueces prevaricadores, impulsados por fiscales corruptos, querellantes falsos, testigos mentirosos…. han llevado a la cárcel a miles de inocentes, han causado la muerte de 438 presos políticos por abandono y falta de atención médica. Es de hacer notar que, desde que se hizo cargo el gobierno que acabaría con el “curro de los Derechos Humanos”, los muertos en prisión suman 97.

Sin embargo, ni en el Poder Ejecutivo, ni en el Judicial alguien se preocupa por estos argentinos que lucharon contra el terrorismo que intentó arriar la celeste y blanca y reemplazarla por el trapo rojo, dejando a su paso miles de víctimas inocentes. Tampoco hay para ellas reconocimiento alguno. Sólo preocupa a nuestros gobernantes salir en las fotos junto a mandatarios extranjeros arrojando flores al Rio de la Plata en homenaje a los traidores a la Patria. Claro que, producido algún acto terrorista en el exterior, corren presurosos a enviar condolencias y rechazo al accionar de estas bandas…. no olvidemos que para nuestras autoridades hay terroristas buenos, los nuestros, y terroristas malos, los extranjeros.

Tanto Macri como Garavano y Lorenzetti son conscientes de esta vergonzosa e ilegítima actuación de nuestros jueces federales, de que octogenarios y nonagenarios, enfermos y abandonados sigan muriendo en la cárcel… pero un cruel y cobarde silencio es su única respuesta.

Claro que, felizmente, Garavano y Lorenzetti café por medio, se sientan a conversar sobre la liberación de López y el nombramiento de Farah….

ME DUELE TANTA HIPOCRESÍA.

Juan Manuel Otero

juanm.otero@usal.edu.ar

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 1, 2018


 

GERMÁN GARAVANO DESALIÑADO

Share

 

 Escribe CLAUDIO KUSSMAN.

 

 

DETRÁS DE UNA POLLERA

Más allá de su aspecto desaliñado, no concordante con el cargo de ministro de la nación, considero que GERMAN GARAVANO también tiene su mente y su razonamiento en la función pública, en igual forma. Luego de haberle escrito en varias oportunidades, o hecho llegar videos con la imagen y el sonido de jueces federales actuando en forma totalmente ilegal, en los juicios de los mal llamados delitos de lesa humanidad, no contestó, o alguno de sus secretarios lo hizo con el famoso latiguillo de “la justicia independiente”. Sin embargo abandonó todo disimulo y falaz verborrea con el caso MALDONADO y hoy lo vuelve a hacer, a raíz de la escandalosa  libertad de CRISTOBAL LOPEZ, hechos que afectan directamente al gobierno del que forma parte. Refugiándose tras RICARDO LORENZETTI y las polleras de ELISA CARRIÓ, con quienes no se lleva nada bien, embistió contra los sospechosos  jueces EDUARDO FARAH y JORGE BALLESTERO.

SE NACE BURRO Y SE MUERE BURRO

Mientras estos togados nos negaban justicia a nosotros era correcto y martirizar ilegalmente hasta la muerte, a adultos mayores está MUY BIEN, ya que se “cumplían con todos los pasos del debido proceso”. Yo le preguntaría ahora, acaso estos togados cambiaron, mutaron, ¿se volvieron locos e indecentes? Yo le digo que no, que son los mismos de siempre, actuando como siempre, ILEGALMENTE. Las personas no cambian y el que nace burro, muere burro. También que se prepare para otra NO INTERVENCIÓN, en el caso LÁZARO BAEZ y el fiscal militante de ultraizquierda K, ABÉL CÓRDOBA, a no ser que existan intereses espurios en el mismo.  A lo largo de la vida he sido un observador de la conducta humana o más bien de la muchas veces vil, conducta humana. Mientras un depredador y en este caso muchos jueces federales lo son, no afectan los intereses propios todo está bien pase lo que le pase al prójimo.  Pero en cuanto los vientos cambian y algo pueda afectar a el individuo en este caso GARAVANO, se abandona toda indiferencia y lo que era bueno, se transforma en malo, a lo que hay que erradicar urgentemente “por el bien del sistema democrático”. Hoy vinieron por mí, solo espero tener algo de tiempo, para poder ver cuando vayan por él, ya que su poder no será para siempre.

 

Claudio Kussman

Interno L.U.P 345.349

Servicio Penitenciario Federal

Marzo 23, 2018

 

 

 

“Todo poder caer a impulsos del mal que ha hecho.

Cada falta que ha cometido se convierte, tarde o temprano,

en un ariete que contribuye a derribarlo”.

Concepción Arenal (1820-1893)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 23, 2018


 

Causa por la Explosión Río Tercero: el móvil absurdo

Share

 

 

 Por Mauricio Ortín.

 

La sentencia dictada por los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº2 de Córdoba (Carlos Julio Lascano ; José Pérez Villalobo y Mario Eugenio Garzón, secretaria Mónica Clara Sánchez) por el estrago del año 1995 de la fábrica militar de Río Tercero es un compendio de disparates que, por dados por buenos y  evidentes, son el mejor documento del estado indigente en que se encuentra el servicio de justicia de la Argentina. Semejante situación, como es obvio, no fue contemplada en la “autocrítica” de hace unos días del presidente de la Corte. Para Lorenzetti la falla de la “justicia” argentina pasa por dejar de coser con hilo los expedientes. Que se condenen a los militares sin pruebas y con inventos, en cambio, no es algo que llame su atención. Todo indica que en el juicio de Río Tercero se inventó un móvil para que cierre la hipótesis del atentado y desvirtuar la del accidente. Una maniobra que, de tan burda, resulta hasta sospechoso que no haya sido advertida y denunciada por la prensa y la clase política y que, por el contrario, haya sido avalada por estos. El “móvil” de la explosión de la fábrica, por el que fueron acusados y condenados cuatro militares dice exactamente así: “Todo ello se habría efectuado con el objeto de ocultar un faltante de proyectiles, municiones y/o explosivos,…” (los que habrían sido vendidos a Croacia y Ecuador). Para el Tribunal que dictó la sentencia y para la Cámara de Casación que la confirmó el móvil aludido alcanza el grado de certeza (“certeza de patas cortas”, debieran haber aclarado). El móvil del ocultamiento de armas y proyectiles tiene su historia, sus padres y sus beneficiarios y es la siguiente: La causa fue elevada a Juicio con la imputación de Estrago Culposo en los últimos días del año 2.000 (es decir, no se consideraba que la explosión había sido provocada intencionalmente). Ya en el Tribunal Oral el fiscal del mismo solicita una nueva pericia, conocida como la pericia oficial. Esta se realiza seis años después del estrago y, en virtud de que la misma sostenía que la explosión había sido producto de un hecho intencional (¿atentado?), el Tribunal Oral Federal N° 2 ordena que la causa vuelva a la 1ra instancia para que se desarrolle una instrucción suplementaria y suspende el inicio del juicio por estrago culposo; o que para estos jueces federales los actos judiciales no precluyen… Cabe aclarar que la pericia del organismo especializado de la Policía Federal, sustanciada a escasos días de la explosión, concluyó que se trataba de un accidente. El conjuez Diego Estévez, quién se hizo cargo de la causa luego de que el anterior magistrado se apartara, llevó adelante la instrucción con el mandato específico de investigar la hipótesis del atentado. Estévez, luego de una prolija investigación y fundado en razones avaladas por pruebas, falló que se trataba de un accidente y no de un atentado; sobreseyendo por esta acusación, por ende, a los imputados. Acto seguido, el presidente Néstor Kirchner reaccionó visceralmente descalificando al fallo y al juez. Automáticamente, el juez Estévez fue apartado de la causa y el fallo declarado nulo. El “móvil” de hacer explotar la fábrica para ocultar el “contrabando de armas” a Croacia y Ecuador había sido instalado con éxito.

Ahora bien, en la causa por el “Contrabando y Venta de Armas” (por la que fueron procesados y condenados Menem y otros) el delito que se imputa no es el “robo” de armas y municiones sino el destino prohibido que se les dio a estas y las supuestas coimas pagadas por dicha operación.

Por lo general, los estados que fabrican armas de guerra también venden dichas armas a otros estados. Es también costumbre que operaciones de compraventa de este tipo se hagan en secreto. Ello, obviamente, no quiere decir que estas no queden registradas en documentos oficiales. De allí que, si la venta y los productos estaban asentados y firmados por las autoridades respectivas entonces, no había nada que ocultar. Las armas y las municiones fueron vendidas y entregadas; a cambio, se recibió dinero; el cual también quedó registrado. Lo que si debía ocultarse, dado que tratados internacionales que habíamos suscripto lo prohibían, era que habían sido vendidas a  Croacia y Ecuador y no a Panamá y Venezuela. Luego, volar la Fábrica Militar de Río Tercero no contribuía en nada a sostener que fueron vendidas a Panamá y Venezuela. Es ridículo esconder aquello que en los libros contables de la empresa estatal Fabricaciones Militares figuraba como vendido y entregado.  De allí, que el móvil invocado por Ministerio Público Fiscal para sustentar la hipótesis del atentado es grotesco. Más grave todavía es que el Tribunal Oral Federal haya condenado bajo esa premisa absurda y que, por ello, cuatro inocentes marchen presos.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 19, 2018


 

La ASOCIACIÓN ABOGADOS DEFENSORES de DERECHOS HUMANOS DE LATINOAMERICA denunció a RICARDO LORENZETTI

Share

 

Denuncia contra Ricardo Luis Lorenzetti por parte de la recién creada AADDHL.

 

En el día de la Fecha, la “Asociación Abogados Defensores de Derechos Humanos de Latinoamerica” (AADDHL) presentó una denuncia en contra del Juez Ricardo Luis Lorenzetti, promoviendo juicio y remoción de su cargo por: Mal desempeño, Comisión de delitos de Lesa Humanidad y, subsidiariamente, sanción por incumplimiento de la debida conducta como Ministro de la Corte.

Atentamente,

Dr. Guillermo J. Fanego
AADDHL
Presidente


Colaboración: Guadalupe Jones


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 6, 2018


El Desaparecido que no fue…

Share

 

 

 Por Orlando Gauna.

 

El 18 de febrero de 1972, los delincuentes montoneros quisieron hacer “desaparecer” a Oscar Alfredo Aguirre Haus,. un boliviano que vino a usar nuestras universidades gratuitas y abusando de nuestra generosidad y hospitalidad, se unió a la “orga” montoneros, para cometer crímenes y atentados terroristas en nuestra Patria.
Si seguimos la farsa del “curro de los derechos humanos”Oscar Alfredo Aguirre Haus hubiera sido el desaparecido 30.001.
En la página de la Casa de Derechos Humanos de Santa Fe en lo que llaman“Lista de desaparecidos y asesinados en Santa Fe por la dictadura genocida”, figura Oscar Alfredo Aguirre Haus, pero no se especifica si fue asesinado o está desaparecido, ni se aportan otros datos respecto al DESAPARECIDO QUE NO FUE.
En tanto, en su página, Roberto Baschetti expresa que Oscar Alfredo Aguirre Haus, muere en  combate en Santa Fe contra la dictadura de Lanusse.
A lo mejor, a la justicia le interesa saber quienes lo quisieron hacer desaparecer a Oscar Alfredo Aguirre Haus. 
Eduardo Ramos Campagnolo, injusta e ilegalmente preso, en uno de sus libros, nos cuenta una interesante historia, donde uno de los protagonistas es el desaparecido que no fue… Oscar Alfredo Aguirre Haus.
El delincuente terrorista montonero Oscar Alfredo Aguirre Haus junto con otros criminales de la misma organización, intentaban ingresar al domicilio de quien era el intendente de la Ciudad de Santa Fe, Dr., Conrado Puccio, para secuestrarlo o asesinarlo. Pero el intendente, en un acto de legítima defensa, le dio muerte al boliviano Aguirre Haus.

El cadáver del delincuente abatido, fue llevado por sus cómplices, que intentando hacerlo desaparecer, lo enterraron en la vivienda de Avenida Aristóbulo del Valle 4719 de la Ciudad de Santa Fe.
En un comunicado, los delincuentes que firman como “Unidad Básica de Combate Evita Montonera”, entre otras cosas, afirman: “En consecuencia, la sentencia de Puccio ya ha sido dictada: será ajusticiado en la primera oportunidad que se nos presente”.
A los pocos días, fueron descubiertos y se evitó que otro “desaparecido” engrosara la lista del “curro de los derechos humanos”.
Tampoco pudieron asesinar al Dr. Conrado Puccio.
El boliviano Oscar Alfredo Aguirre Haus no fue solo, a cometer el atentado contra el Intendente de la Ciudad de Santa Fe, Dr. Conrado Puccio. Una de sus cómplices fue Zulema Ángela Ramona Williner de Godano, L.C. Nº 6.287.628, (a) Tita. 
Ella es, la que para simular un accidente y engañar al Dr. Puccio, se ensucia con pintura roja. Podemos leer en la página web: 
http://www.robertobaschetti.com/biografia/w/16.htm“En 1972, durante un conflicto municipal muy fuerte, el grupo de militantes montoneros que integraban Tita y su marido, intentan una acción reivindicativa en la quinta que por entonces poseía el intendente de Santa Fe, un personaje de cuño liberal y oligarca, el Dr. Puccio. En esa acción resulta muerto un compañero de ellos, el estudiante boliviano Oscar Aguirre Haus (ver su registro). Pocos días después son detenidos Tita, su esposo y otros compañeros más. Así es que fue presa durante la dictadura de Lanusse. Torturada no aportó un solo dato a sus verdugos. En mayo de 1973 es liberada.”
Baschetti con su fanatismo ideológico pretende hacer un panegírico de esta delincuente y omite decir que fue ella quien indicó el lugar donde estaba enterrado el terrorista boliviano. 
Esta terrorista fue liberada cuando asumió la presidencia Héctor Cámpora, por Decreto Nº 11 del 26 de mayo de 1973 y figura en en orden 169 de la lista de liberados del Instituto de detención de la Capital Federal. 
Pero ella, como sus cómplices, no luchaba contra ninguna dictadura, el objetivo era tomar el poder por las armas, para instalar una dictadura castro comunista en nuestra patria y continuó con sus actividades terroristas hasta que fue asesinada el 23 o 24 de setiembre de 1975, presuntamente por la Triple A. 
El “Comando Roberto Brzic” se adjudicó su muerte, junto a su cuerpo se encontró un cartel con la leyenda 
“Aniversario de la muerte de Rucci –
La Patria hace justicia”
Esta criminal era oriunda de la localidad santafesina de Humberto Primo, cercana a la Ciudad de Rafaela, donde nació y aún reside con su familia, el Dr. Ricardo Lorenzetti (a) Mono.
Al respecto, en el sitio
https://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/18-43044-2014-03-09.html se publica:El Espacio de la Memoria de Rafaela presentó el trabajo durante la inauguración de una plazoleta de la memoria Dip-Espacio de Fábula Producciones se encargó de la realización del DVD que contó con el auspicio familiares, amigos y compañeros; además del actual ministro de Defensa Agustín Rossi, la diputada de la Ciudad de Buenos Aires Delia Bisutti, el senador provincial Alcides Calvo, la diputada provincial Alicia Gutiérrez y el diputado provincial del peronismo Roberto Mirabella. “Después del eclipse”, recorre las vidas y las circunstancias que llevaron a la muerte a Analía Arriola, Raúl Bru, Rubén Carignano, Conrado Ceretti, Osvaldo Colombo, Reinaldo Hattemer, José Manfredi, Cecilia Marfortt de Trod, Jorge Trod, Carlos Morel, Ricardo Nicolini, Yolanda Ponti, María Guadalupe Porporato, José Rossi, Luis Ricciardino, Juan Sinigaglia, Raúl Tettamanti y Zulema Williner. En el ralato del documental José “El Pelado” Villarreal oficia de narrador y da contexto a la militancia de esa época. Empieza diciendo que él nació “en el `45, toda mi vida fui un laburante peronista y viví en Rafaela. Esta ciudad es riquísima en la historia del peronismo. Siempre estuvo presente con muchas proscripciones y persecuciones”. Y cuenta que “nosotros empezamos a repartir la fichas de afiliación cerca del 73 y en esa época empieza también a funcionar, con muchos pibes la AES (Asociación de Estudiantes Secundarios)”. Villarreal cuenta que en esa asociación estaban “`El Topo’ Ricciardino que era del Colegio Nacional, el `Flaco’ Raviolo que era del Comercial y el `Mono’ Lorenzetti (nada menos que el actual presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación) que era de los Maristas.”
El desaparecido que no fue, el boliviano Oscar Alfredo Aguirre Haus fue enterrado por sus cómplices en el patio de la vivienda de Avenida Aristóbulo del Valle Nº 4719, donde habitaban Zulema Ángela Ramona Williner de Godano, L.C. Nº 6.287.628, (a) Tita y el empleado bancario Alcides Francisco Godano L.E. Nº 7.708.018.
Detenido, también fue favorecido por el indulto del Decreto Nº 11 del 26 de mayo de 1973 para los internos alojados en el Instituto de Detención de la Capital Federal.
Hoy, este delincuente terrorista, estaría domiciliándose en San Martín Nº 239, 6º Piso, Departamento A, y su teléfono es 0379 – 4435703.
En sus ratos libres contará sus hazañas como terrorista montonero mientras disfruta las mieles de las indemnizaciones del “curro de los derechos humanos”.
Esto también pasó en la Argentina.

 

Orlando Agustín Gauna Bracamonte

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 13, 2018


 

ILUSIONES FALSAS E HIPÓCRITAS  QUE ASESINAN Y MATAN PRESOS POLITICOS

Share

 

Escribe

ARIEL VALDIVIEZO

 

 

 

CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES, 07 de febrero de 2018.
EXCELENTÍSIMO SEÑOR PRESIDENTE DE LA NACIÓN ARGENTINA.
CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES, Balcarce 50 (CP 1064)
INGENIERO MAURICIO MACRI
           S                                /                              D
Al respecto de estos dichos de su senadora CARRIO, publique una carta abierta de fecha 30 de octubre de 2017 a la  cual titulé “LOS ARGENTINOS AMANTES DE LA ILEGALIDAD Y DE LA  HIOCRESIA” PARTE II publicada en www.dev3.greymatter.one dicha publicación recomiendo leerla para entender esta.
Dicha carta se la remití por correo certificado con aviso de retorno, y nunca me fue contestada, ni tuvo el coraje de aceptar la invitación que en ella le cursé.
Entre los conceptos que vierto de su diputada,  es que es una mentirosa e hipócrita, ya que siendo constitucionalista, y habiendo participado en la Convención Constitucionalista del año 1994, viola flagrantemente la Constitución Nacional y  en complicidad con el gobierno de los KIRCHNER eliminan las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, algo totalmente Inconstitucional, y que esta “prócer de Cambiemos”, del engaño y de falta de vergüenza, manifestó “Yo soy autora de la nulidad de la ley de obediencia debida y punto final pero nunca busqué venganza… hay casos que están bien juzgados y hay caso de los que no se tienen pruebas”  y con esas anulaciones empezaron los juicios de la venganza a los que combatimos al terrorismo, ella descaradamente menciona pero nunca busqué venganza…, intentando cubrirse o desprenderse de los delitos producidos contra los Presos Políticos y sus muertes, en este Estado Argentino, en complicidad de usted Presidente, que permite la violación Constante de la Constitución y sus leyes internacionales incorporadas a la misma, de cuyo cumplimiento es el responsable cuando es violada por el poder judicial, y  permitir que hagan de ella un sucio papel higiénico.
Desarrollo también en esa carta, otra clara muestra de cinismo de esta “ilustre senadora suya cuando menciona “…hay casos que están bien juzgados” o que “ hay casos mal juzgados”, usted sabe perfectamente que cuando se viola la Constitución Nacional los juicios son de nulidad absoluta, vierto luego conceptos como la Justicia Argentina a defecado sobre los principios universales del derecho penal, en los juicios que conoce perfectamente y que elegantemente su gobierno llama “JUICIOS DE LESA HUMANIDAD”, cuando en realidad DISEÑARON Y EJECUTARON UN PLAN DE ENCUBRIMIENTO CRIMINAL DE LAS ORGANIZACIONES TERRORISTA NACIONALES, Y EL EXTERMINIO DEL PERSONAL DE LAS FUERZAS ARMADAS, FUERZAS DE SEGURIDAD Y FUERZAS POLICIALES Y PERSONAL CIVIL”, que las enfrentaron. Y su senadora tiene el descaro de decir que no quería venganza.
Luego el  2 de Noviembre de 2011 he leído con cierto asombro una publicación del Informador Público titulada “LESA HUMANIDAD: LLEGA EL ARRESTO DOMICILIARIO PARA LOS DETENIDOS”, en donde expresa lo siguiente El gobierno estudia una medida general que beneficiaría a todos los condenados, con o sin sentencia firme, mayores de 70 años. Posteriormente se revisarían las causas.”,
Si bien no estaba de acuerdo en nada sobre las medidas que en ese artículo se mencionaba en ese momento no efectué comentario alguno, en primer lugar porque le mencioné a su senadora “que ojalá yo me equivoque”, y en segundo lugar, por ese dicho esperé que la prisión domiciliaria se hiciera realidad, para los Preso Políticos, lo que hasta el día de hoy no se ha concretado y siguen muriendo en las cárceles del Estado, siendo al día de hoy, de 432 en total, y durante su gobierno 92 muertos, es decir lleva el 21,30% del total de todos los asesinatos de estos presos políticos en las cárceles del país que debería gobernar correctamente.
Si tiene memoria señor presidente en la primera carta enviada en mayo de 2017, fue certificada con aviso de retorno para que sea leída por usted personalmente, carta   que no se dignó contestar, en ella   mencioné que su gobierno llevaba 14 muertos  y al no recibir contestación la convertí  carta abierta, en la segunda carta abierta le recalcaba que esos 14 muertos constituían el 7,60%, los que eran de su responsabilidad, y que las mismas aumentarían exponencialmente  por la edad, las enfermedades y la falta de atención médica, cartas que nunca contestó, y a posteriori le envíe dos más, cuando me las contesto lo hizo, con hipocresía y cinismo que realmente no me lo esperaba de mi presidente, me mencionó que no podían hacer nada por el Art 109 de la Constitución Nacional que dice textualmente: “En ningún momento el presidente de la Nación pueden ejercer funciones judiciales, arrogarse el conocimiento de causa pendientes o restablecer las fenecidas”, en contestación de semejante aberración, le pregunte entonces porque el Ministerio de Justicia con su secretaria de Derechos Humanos era querellante en nuestros juicios, por supuesto tampoco tuvo el valor de contestar o enderezar terrible violación de la Constitución Nacional  por parte de su Ministerio, al contrario el Secretario de Derechos Humanos se jactó de que en 2017 se habían batidos todos los rencores de sentencias en las casos de estos juicio que ofenden el ordenamiento jurídico mundial, con total beneplácito suyo, pues nunca tomé conocimiento que lo desmintiera o le llamara la atención.
Efectuada esta introducción paso a detallar el porqué, no estoy en nada de acuerdo con El gobierno estudia una medida general que beneficiaría a todos los condenados, con o sin sentencia firme, mayores de 70 años.” Entiendo que no nos beneficia absolutamente en nada, como se menciona.
Nos han violado Derechos Humanos elementales y Constitucionales, por más de 14 años, de haberlo hecho, solo nos hubieran restituidos esos Derechos, lo que por supuesto no ha ocurrido, solo estarían cumpliendo con la ley, como la cumplen con todos los corrutos del régimen anterior que están libres, e incluso son senadores de la Nación cuando deberían estar presos.
Voy a efectuarle una pregunta señor Presidente, que por supuesto los periodistas cobardes y acomodaticios nunca se la harán, ¿Cuántos son los muertos que produjo el gobierno anterior, por hambre, falta de atención médica, accidentes, delincuencia narco tráfico etc., por un gobierno corrupto durante 10 años y durante el suyo por no tomar medidas correctas, e incluso también ya está denunciado por la peor de las corrupciones, la de poner de garantía a provincias por los préstamos que ha solicitado endeudando al país por 100años? ¿Son 200.000, son más o son menos vuestros muertos? Los muertos por razones de desgobierno por parte de los representantes de los Estados están también incluidas en el Tratado de Roma y son calificados como delitos de lesa humanidad, los cuales sería un importante tema de estudio para determinar si se cometieron o no ese tipo de delitos.
Primero hacen creer a la ciudadanía que nos hacen un favor con la domiciliaria, y luego con total armonía con su senadora CARRIO se mencionaPosteriormente se revisarían las causas.”
A esta afirmación me quedan algunas preguntas que me gustaría me conteste y no guarde silencio como en las cartas anteriores.
  1. ¿Quién revisaría las causas?
¿La constitucionalista perjura CARRIO que por ella estamos en cárcel? (Si se sincerara, porque ella lo sabe, que colaboró para violar la Constitución Nacional, y es la principal culpable de la situación de los presos políticos, diría que los juicios son ilegales y que no pueden ser revisados por ninguna razón.),
¿Los jueces prevaricadores que nos condenaron violando la Constitución Nacional y el Código de Procedimiento Penal de la Nación? Estos jueces banales, hipócritas, mentirosos, prevaricadores, y hasta algunos terroristas ¿Cree que van a escupir para arriba y decir que cumplían una Política de Estado?
¿La Corte Suprema de Justicia con un presidente que participó en hechos terrorista de suma gravedad con el nombre de guerra “EL MONO”? ¿Se olvida que fue el que votó en contra del 2×1,  y todas sus huestees de Cambiemos votaron, en forma inconstitucional la nulidad de una sentencia  totalmente ajustada a derecho? Y  ahora deja y está en las manos de este ex terroristas el destinos de nuestra vidas ¿Cree Presidente que este ex terrorista va a ser ecuánime cuando se llenó la boca manifestado que seguía una Política de Estado y que esa política se la impuso a Ud. cuando manifestó que continuaría, los juicios con esa política de estado?, no dijo nada y siguió permitiendo es genocidio de viejos soldados.
También mencionan que “pasó por las manos del titular de la Corte Ricardo Lorenzetti. En él se dispone otorgar por razones humanitarias el arresto domiciliario a todos los procesados y condenados en causas de lesa humanidad”.
Que hipocresía, el juez, que votó contra el 2×1, ex montonero, que se cansó de violar la constitución Nacional en los primeros juicios, legislando y modificando lo establecido por la Constitución Nacional, ahora se dispone por razones humanitarias a conceder prisiones domiciliarias, es realmente entregar las ovejas al lobo, y es tomarnos por estúpidos, señor presidente
Por ultimo también se menciona que: “El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos solicitaría a la Corte un dictamen del nuevo Procurador General de la Nación (quien suplante a la renunciada Gils Carbó) acerca de la aplicación del derecho a prisión domiciliaria de los mayores de 70 años” esto es la mayor de las vergüenzas y falsedades de su gobierno Presidente, preguntar a un funcionario sobre lo que dicta Constitución y las Leyes es realmente vergonzoso,  es poner a los hombres por encima de lo más sagrado que tiene una  República, que es su CARTA MAGNA.
Usted tiene la responsabilidad de que sea cumplida y no violada, tiene todo el terrible poder que le da el Estado, haga uso de ese poder, nunca es tarde para obrar correctamente y, ponga lo que deba poner, que hasta ahora no lo ha demostrado.
Enderece todas las cosas torcidas. De seguir así le puedo asegurar que no va a necesitar nadie que pretenda vencerlo en las próximas elecciones,  es usted su propio enemigo.
Señor Presidente a pesar de tener un montón de asesores permítame sugerirle una idea para solucionar rápida y correctamente, este problema, si bien sabemos que todos los juicios son de nulidad absoluta, porqué así lo dicta la Constitución violada, y hasta el sentido común, por ello le propongo que nombre a los 10 mejores juristas de la Argentina, sin intereses políticos, totalmente independientes y dictaminen sobre la ilegalidad o no de los juicios, ya que la revisión de cientos de juicios que duraron dos, tres, cuatro o más años, cuando terminen las revisiones de los mismos estaremos todos asesinados por el Estado,  de esta manera le hago llegar una propuesta viable, rápido y efectiva,  con un tema que divide a los argentinos vergonzosamente,  y  que por tratarse de hombres reconocidamente probos y honestos, todo lo contrario a lo que es el “EL MONO”,  su decisión será inapelable, logrado esto, espero que se coloque bien los pantalones y sepa ordenar tan terribles desviaciones.
Antes de terminar lo invito a Ud. A tomar unos mates en esta cárcel, que  es mi domicilio para chalar este tema, como lo he visto en sus videos propagandísticos que siempre llama por teléfono o visita a alguna persona que le hace llegar algún mensaje por cualquier medio,  este es mi mensaje y espero su visita y también su sincera contestación.
Por último voy a recordarle las palabras de MARTIN LUTHER KING que se las mencionara en la primera de mis cartas: La cobardía preguntó ¿Es seguro? – La conveniencia política preguntó ¿Es político? – La vanidad preguntó ¿Es popular? – La conciencia preguntó ¿Es correcto? Entonces llega el momento en que uno debe tomar una posición que no es segura, ni política, ni popular, pero que hay que tomarla porque es la correcta”, aspecto que en hasta al momento no lo he visto respecto a nosotros los PRESOS POLITICOS, que haya actuado  una sola vez correctamente, nos ha mentido ante de ser elegido, y nos sigue mintiendo como presidente de la Nación Argentina.
PP –VGMT  (PRESO POLÍTICO Y VETERANO DE LA GUERRA EN EL MONTE TUCUMANO)

 

 

ARIEL VALDIVIEZO

DNI: 8.196.717

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 7, 2018


 

EL CHANCHO NO TIENE LA CULPA SINO  QUIEN LE DA DE COMER

Share

 

 

 

 Escribe ARIEL VALDIVIEZO.

 

Los serios disturbios ocurridos en estos días como consecuencia de la votación de la nueva ley de reforma provisional, no se deben tomar como un hecho aislado, que nace de la nada. Estos momentos, que avergüenzan a la República Argentina ante la comunidad internacional y que a la vez socaba queda vez más la confianza en nuestro país, pues lo muestra tal cual es, un verdadero desastre, sin rumbo ni objetivos.

Todos esto es fruto de desastrosas “políticas de estado”, por eso resulta imprescindible explicar que todo hecho histórico o no, tiene muchos antecedentes que producen el hecho en sí,  y posteriormente las consecuencias de ese hecho. Estas consecuencias pueden ser en muchos casos impredecibles y otras muchas no.

El estado actual en que nos encontramos, es la fruta madura de un árbol que se viene cultivando desde la llegada de la democracia hasta nuestros días, en donde todos los estratos de la sociedad, sin excepción  son responsables:

1) Los Jefes de las Fuerzas Armadas entregan a sus superiores y subalternos atados de pies y manos a los sucesivos poderes políticos, hasta llegar a la actual situación de prácticamente la disolución de las mismas,

2) Los poderes políticos emanados de elecciones democráticas,  que por el populismo y el progresismo, se dedicaron a convertir la Constitución Nacional en un papel higiénico que se usa y se re usa. Así, embarrada de materia fecal, la mantienen en vigencia para dar un falso viso de legalidad a todas las aberraciones jurídicas que en nombre de ella se cometen.

3) El apoyo de jueces corruptos, incluidos los de la Corte Suprema de Justicia de la Nación con el integrante de la organización terrorista de Montonero, con el nombre de guerra “EL MONO”, me refiero al Presidente de la Corte LORENZZETI.

4) Los congresistas, diputados y senadores, que votados por el pueblo para defender sus intereses se reúnen en bloques políticos, para defender los intereses partidarios, muchos de ellos de izquierda se han infiltrados en el peronismo.  Igual hicieron los Montoneros en la década de 1970, y llevaron a una guerra con el afán de tomar el poder. Ahora en estos hecho son los terroristas de antes, senadores y diputados de que los apoyan invisiblemente y ante los medios de comunicación los denotan en su violencia hipócritamente.

5) Un pueblo indiferente e inmaduro y que se mueve de acuerdo a sus impulsos testiculares, un ejemplo la guerra de Malvinas, mientras los soldados morían en el campo de batalla, el pueblo lo veía como un partido de futbol, y lo que vivimos esa época pudimos escuchar día a día los comentarios como: “le hundimos un crucero” o “nos hundieron el Belgrano”. Se lo trataba como un empate, mientras ambos hechos significaban la muerte de ciento de vidas humanas. Otro ejemplo fue el pueblo que pidió las guerras a los gritos, (Subversión y de Malvinas), es el mismo pueblo que luego crucificó a sus soldados por haberlos defendido.  Con la primera se logró el triunfo, con la segunda la desgracia de la derrota, ahora pedir una guerra a los gritos es una irresponsabilidad total de un pueblo. hay guerras necesarias como fue la de la subversión, de lo contrario hoy seríamos Cuba con más de un millón de asesinados, aspecto mencionado por una de los Jefe Guerrilleros. Otras  son innecesarias,  como la de Malvinas. (Aspecto que desarrollaré en otra oportunidad para que se entienda perfectamente estos conceptos).

6) Los medios de comunicación que permanentemente desacreditan a las fuerzas policiales, quienes tienen el accionar diario de la lucha contra la delincuencia, tanto colectiva, como la de estos días en el congreso, como la individual. Asimismo a las Fuerzas Armadas, después de más de 40 años de democracia le siguen echando la culpa de todo lo que pasa en el país.  Tal es el caso de LONGOMBARDI, de la periodista GUIÑAZÚ o del terrorista LEUCO. Este participo en el ataque al Regimiento de Infantería 3 de la Tablada, lo que produjo más de una docena de muertos, y que su intención fue inculpar como si fuera un golpe de estado al mejor de nuestros soldados, al Coronel SEINELDIN.

Este ex terrorista LEUCO, a lo mismo que otro ex terrorista ANGUITA, y muchos otros más, cuya lista sería interminable, se llenan la boca con la democracia y defienden públicamente el accionar de esta guerrilla terrorista, mintiendo que lo hacían defendiendo la democracia, cuando los mayores ataque los hicieron en gobiernos elegidos democráticamente.

A nadie escapa que todos estos grupos violentos son alentados por miembros del gobierno anterior, grupos radicalizados de la izquierda y por el actual, y así llegan hasta donde llegan porque específicamente este gobierno, en su cobardía ha permitido y también alentaron  a que avancen y se hagan dueño de la ciudad.

  Vamos ahora a algunos de los hechos que llevaron a estos enfrentamientos  en primer lugar, vemos como el terrorismo internacional islámico que actúa en forma esporádica, en distintos países es repudiado por la comunidad internacional, por ser inobjetablemente hechos deplorables. Casos como Francia, Inglaterra, Estados Unidos, en donde le costó la vida a cinco argentinos, atentado que  también fue repudiado por el Presidente MACRI, como así también lo hicieron periodistas destacados, lo que no podía ser de otra manera. Pero por otro lado, este Presidente MACRI, cínica e hipócritamente  rinde honores a los terroristas que desangraron la Nación, tirándole flores al Rio de la Plata. Como  lo hicieron periodistas destacados de nuestro medio que también hipócritamente no pierden oportunidad para atacar a quienes los salvaron de tal flagelo.

¿Qué nos pasa a los argentinos, que al mirar hacia afuera, en estos actos, nos hacemos los sorprendidos, los aborrecemos y repudiamos, y aquí los justificamos y los protegemos con los gobiernos de KIRCHNER y MACRI? ¿Será porque el gobierno nos mintió con la memoria desconociendo la verdadera historia y quienes tienen la obligación de hacerlos conocer miran para otra parte? ¿No conocen su historia?, lo primero se llama cobardía y lo segundo ignorancia, y es por eso que llegamos a donde llegamos estos días en el Congreso.

Voy a referirme a la actuación de las Fuerzas de Seguridad en los hechos ocurridos en el Congreso, en primer lugar vemos una Jueza nefasta que, contradiciendo las leyes, ordena ilegalmente a la policía ir a enfrentar a la turba de delincuentes sin armas, es decir está ordenando que la policía se auto suicide. Gracias a DIOS, al parecer solo hubo heridos, y por milagro no resultaron muertos varios policías. Llegó un momento en que fueron  sobrepasados por los delincuentes y tuvo que actuar brevemente la Gendarmería, para luego desaparecer del lugar del conflicto, esto merece la siguiente reflexión:

1) La vida de un policía nada vale, si hubiera habido muertos, a nadie le iba a importar, como ocurre diariamente en que son asesinados por cumplir con su deber.

2) Jueces, periodistas, políticos valoran más la vida de estos violentos, caso MALDONADO y ahora hubiera sido alguno de estos delincuentes que rompieron la ciudad, robaron negocios quemaron propiedades, coches y cuanto otro desmán pudieron hacer, hubiera muerto, los culpables serían los policías. No me queda duda que le daría tanta manija a este hecho que se convertirían en los verdaderos golpistas.

3) Y por último la repugnante actitud del Jefe de Policía, que por ser cobarde es complaciente al poder político obedeciendo órdenes ilegales, mandando a su gente al muere como carne de cañón, sin tener los atributos que en estos casos se necesitan para defenderlos, y saber decir ¡NO!  Si decide mandarla  a la muerte al menos tenga el coraje de ir en primera fila mostrando a sus subordinados que también está dispuesto a morir como carne de cañón. Sé que lo que digo es imposible pedir semejantes ejemplos, la cobardía y le ineptitud es la moneda corriente que galardonan a muchos de los Jefes. Es más fácil plantar un olmo y que este me de peras, ciruela o cualquier otra fruta.

He aquí la explicación de que el CHANCHO NO TIENE LA CULPA SINO QUIEN LE DA DE COMER, el chancho los violentos, el gobierno, los políticos, jueces, Jefes etc, son los que los alimentan directa o indirectamente, hasta llegar hasta donde llegamos. La responsabilidad primordial es sin duda de Cambiemos, puesto que echar la culpa solo a los violentos es solo un acto de hipocresía inconmensurable.

PRESO POLITICO – VETERANO DE GUERRA EN EL MONTE TUCUMANO (PP- VGMT)

                                                                                                                    ARIEL VALDIVEZO

                                                                                                                        DNI: 8.196.717

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 19, 2017


 

MENTES LABERÍNTICAS…Y FALACES

Share

 

 

 

 Escribe CLAUDIO KUSSMAN.

 

 

Hace bastantes años llegué a la conclusión que una de nuestras características en este territorio llamado Argentina, es la de poseer, en general,  mentes laberínticas para razonar, llevar adelante proyectos o solucionar conflictos.  En consecuencia se debe recurrir frecuentemente a las falacias  y así se nos complica la vida y el desenvolvimiento como sociedad. Con ello, periódicamente  el fracaso está asegurado y lo paga siempre el ciudadano que está en el llano.  Al tratar de solucionar un problema, se crea otro u otros y así entre otras salidas, se termina mintiendo o diciendo que “no se supo comunicar debidamente” tal o cual cosa. Digno ejemplo reciente, fueron l disputas  surgidas entre LA ARMADA, los políticos y los familiares de las víctimas del Ara San Juan. Dolorosa tragedia  que parece ya lejana ante la sucesión de nuevos problemas.

 

DEPLORABLES EJEMPLOS

Pero hay muchos otros, como un RICARDO LORENZETTI  apartándose de las leyes y hablando de “Política de Estado”. Una ELISA CARRIÓ manifestando a través de los años, que sabe de las injusticias cometidas en causas por los mal llamados delitos de lesa humanidad y que se está ocupando. Una EUGENIA VIDAL luchando contra la corrupción, pero solo policial, mientras encubre la de los intendentes. Un PAPA FRANCISCO  que despojándose de su investidura espiritual, se codea y regodea, con gobernantes y funcionarios corruptos en extremo  y hasta asesinos. Un DANIEL SCIOLI que pintando todo color naranja “está todo bien”, menos la provincia de Buenos Aires que quebrantó y su matrimonio, existente solo para la “tribuna”. Una CRISTINA KIRCHNER   que luego de servirse del poder judicial como nadie en la historia, hoy acusa a un Macri de hacerlo para perjudicarla a  ella. A mismo tiempo jura como legisladora por Dios y la Patria a la que depredó. Un juez como CLAUDIO BONADIO que denunciado en el 2010 por Nisman y teniendo 18 causas en su contra, desde el gobierno de Menem para acá imparte “justicia” a diestra y siniestra. Un CÉSAR MILANI, quien llegó a Jefe del Ejército mientras “franeleaba” con Hebe de Bonafini, al tiempo que sus camaradas sufrían y morían en la cárcel. MIGUEL PICHETTO, quien aísla y acorrala  a Cristina Kirchner, pero la apoya para que no la detengan a pesar de sus delitos, lo que lo hace junto a otros legisladores, meros delincuentes. Ni hablar de un RAUL ZAFFARONI, quien como hombre de leyes fue y es un abolicionista de las mismas, llegando a incursionar nada menos que en el proxenetismo.

 

AUTITOS CHOCADORES

La lista de deplorables ejemplos es infinita, como también su aceptación  y en ella se impone el pensar una cosa y hacer otra, lo que nos lleva a ser una sociedad  que se moviliza como “autitos chocadores”. Los adultos mayores, imputados por los mal llamados delitos de lesa humanidad,  también somos parte de ella y tenemos lo nuestro.  Como prisioneros considerados  subhumanos, una mayoría acepta silenciosa y mansamente la ilegalidad, el martirio y la muerte. Inclusive en general vota  a quienes son fervientes continuadores de la “política de estado” para con nosotros. Acaso ante estas contradicciones, no serán  simples masoquistas?

 

 

Claudio Kussman

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com

PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 09, 2017

 

 

 

“La felicidad se alcanza cuando lo que uno piensa,

lo que uno dice y lo que uno hace están en armonía.”

Mahatma Gandhi (1869-1948)

 


 

DURÍSIMA y REVELADORA CARTA a la DIPUTADA CARRIÓ

Share

 

 

 

 Por Ariel Valdiviezo.

 

CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES, 30 de octubre de 2017.
CARTA ABIERTA A LA Dra. ELISA MARINA AVELINA CARRIO.
Vicente López 1649 (Recolecta)   (CP 1001)
CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES.
 
ESTA CARTA LA TITULO “LOS ARGENTINOS AMANTES DE LA ILEGALIDAD Y DE LA HIPOCRESÍA” SEGUNDA PARTE.
Siento la necesidad imperiosa como coya que se educó trabajando años enteros en la agreste Quebrada de Humahuaca, donde todo el trabajo era manual, días enteros agachados en los surcos para que la Pacha Mama (Tierra Santa), nos diera sus frutos y así vivir honestamente con el sudor de nuestra frente, lo que me enseñó a luchar por la vida haciéndome, gracias a mis padres, a ser un hombre íntegro y honesto, que como  Ud. sabe, son dos  cosas totalmente deferentes, por eso es que siempre digo que antes que nada soy VALDIVIEZO.
Me he tomado la libertad de leer sobre Ud. su amplio currículo, de donde extraigo tres aspectos que son fundamentales para dar validez a las palabras de esta carta, tiene Ud. un posgrado en Derecho Público, fue profesora en Derecho Constitucional y Constituyente en la Reforma de la Constitución Nacional en el año 1994, lo que nos da la pauta que es una profesional con vastos conocimientos sobre la Constitución Nacional, sin embargo, lo que voy a refutarle es muy básico y lo aprendí en la materia de Educación Cívica, en el secundario, cuando estudiaba en el magisterio, de lo que me enorgullezco de ser un simple maestro.
Del guacho Martín Fierro he tomado sus consejos, no los del Viejo Vizcacha que nos enseña lo que ahora como país somos empezando por:
Hacete amigo del juez
y no le des de que quejarte
cuando se quiera enojar
vos te debés encoger
pues siempre es gueno tener
palenque han de ir a rascarse.”
Y es así como llegamos al día de hoy, donde los jueces que participan en los mal llamados “JUICIOS DE LESA HUMANIDAD”, los políticos que los apoyan,  si creen con derecho a disponer de las vidas de las personas, y han logrado que todo un país, acepte de sus políticos sus mentiras y su hipocresía, más aun hasta son aplaudidos por eso, como son aplaudidos los jueces que en sus sentencias, avergüenzan el ordenamiento jurídico mundial.
Y continuando con el Martín Fierro y tomando los buenos consejos de este gaucho, permítame recitarle esta estrofa que pega como anillo al dedo sobre lo que voy a exponerle:
“Hay hombres que de su ciencia
tienen la cabeza llena
hay hombres de todas menas
más digo sin ser muy ducho
más vale el que aprender mucho
el aprender cosas buenas.”
Es indudable que de su ciencia es toda una experta, a la cual no pretendo bajo ningún punto de vista igualarme, pero tampoco pretendo dejarme embaucar con sus mentiras y su hipocresía, de manera que voy a contestar a sus palabras promulgadas antes de las elecciones, y discúlpeme señora, me recuerda a Macri diciendo “…se va a acabar el curro de los derechos humanos”, y tengo todo el derecho a dudar de sus palabras, sobre todo cuando mencionó a los presentes no hablar del tema durante la campaña, pues en esa reunión había familiares de militares, y porque no pensar que lo hizo para ganarse los votos de ese sector, DIOS quiera que me equivoque, y que Ud. sea capaz de demostrármelo.
Mientras tanto voy a comentarle las causas por las que tengo todo el derecho de dudar de Ud.
Cuando menciona “porque lo único que va a servir es para embarrar la cancha, no para limpiarla”, está ocultando sus propias palabras, lo que indudablemente no habla muy bien de su integridad, al respecto le quiero aclarar que la cancha ya estaba embarrada, no con barro que sería muy limpio, sino que se la embarró con la misma materia fecal, y la artífice de eso es indudablemente Ud.
Al mencionar  “Yo soy autora de la ley de nulidad de obediencia debida y punto final pero nunca busqué la venganza…. hay casos que están bien juzgados y hay casos de los que no se tienen pruebas”.
 
Este párrafo merece el siguiente análisis y he aquí donde pone en práctica toda su hipocresía y toda su falsedad. Con todos los conocimientos que tiene del derecho, presenta la nulidad de las leyes de la obediencia debida y punto final, en total acuerdo con el Kishnerismo, hace que su ley sea aprobada por el Congreso, derogando las otras dos, Ud. no ignoraba que esas leyes eran totalmente legales, que la Corte Suprema de Justicia de Nación (CSJN) las había convalidado declarándolas legales. Tampoco ignora que la ilegalidad o legalidad de una ley  es facultad exclusiva de la CSJN, pero esa CSJN ya las había decretado legales. Es decir que el Congreso de la Nación se atribuyó facultades que son exclusivas de la CSJN, por lo que Ud. fue el principal artífice, del mamarracho jurídico más grande de la historia judicial argentina.
Ante la aprobación de su ley y ante tal mamarracho jurídico existía para Ud. y el gobierno un serio problema, enderezar semejante violación a la Constitución Nacional y a su división de poderes, y para ello necesitaban una Corte adicta, la solución fue la remoción de casi todos sus miembros (menos el Dr. Fay), por el gobierno, y en su lugar se nombra ya condicionados a llevar una política de estado, a Jueces como Zaffaroni, denunciado por manejar prostíbulos, Lorenzetti  terrorista montonero, nombre de guerra “El Mono”, Nolasco acusada de cobrar la indemnización como desaparecida.
Todas estas personas, el Congreso de la Nación del cual Ud. formaba parte,  y el poder Ejecutivo fueron “QUIENES DISEÑARON Y EJECUTARON UN PLAN DE ENCUBRIMIENTO CRIMINAL DE LAS ORGANIZACIONES TERRORISTA NACIONALES, Y EL EXTERMINIO DEL PERSONAL DE LAS FUERZAS ARMADAS, FUERZAS DE SEGURIDAD Y FUERZAS POLICIALES Y PERSONAL CIVIL”, que las enfrentaron.
En otra parte de su alocución menciona “…hay casos que están bien juzgados y hay casos de los que no se tienen prueba”, la verdad que me da vergüenza tener que explicarle lo que Ud. sabe mucho mejor que yo, ninguno de estos juicios son legales por lo que no se puede juzgar penalmente si el delito no existía, le recuerdo que los delitos nacen con la ley, porque parece que en lo que le conviene, su memoria es demasiado frágil, voy a retrotraerla al año 1984, causa conocida  como 13/84, juicios a los Comandantes de las tres Fuerzas Armadas, fue el primer juicio a los militares, y esto también Ud. lo sabe que fue totalmente ilegal, aunque todo este pueblo cobarde y sumiso aplaudió a rabiar la ilegalidad del juicio, como aplaude ahora la ilegalidad de los mal llamados juicios de lesa humanidad.
La ilegalidad de este juicio, para los que no lo saben y en eso a Ud. la descarto, tiene en sí, un mérito impresionante, es la primera vez que el Estado (Presidente ALFONSIN defensor oficial del Terrorista Mario Roberto Santucho, Jefe del Ejército Revolucionario del Pueblo), viola  abiertamente el Art. 18 de nuestra Constitución Nacional, al juzgar a estos Jefes Militares con jueces penales, en vez de ser juzgados por jueces militares, es decir lo sacan de los jueces naturales, y el segundo gran mérito es juzgar hecho militares, con el Código Penal de la Nación.(en este caso hechos de guerra, porque así lo establecía  el Código de Justicia Militar y lo dice repetidamente la sentencia de la causa 13/84).
El juzgar a un militar por hechos de guerra con el Código Penal de la Nación, en este juicio como en los mal llamado juicios de lesa humanidad, hay algo que Ud. ni nadie puede refutar, es que de esta forma el poder político se segura la sentencia, porque ambos códigos son diametralmente opuestos.
El Código Penal sanciona por una cachetada y el Código de Justicia Militar, en época de guerra, toda orden significa morir o matar, y eso es totalmente legal, aspecto que no lo ignora, es decir que si un juicio nace violando la Constitución Nacional, es un juicio que ha nacido mal parido, de manera que no entiendo como una profesional de su nivel, de sus conocimientos, puede mentir tan cara duramente manifestando que “…hay casos que están bien juzgados” o que “ hay casos mal juzgados”, cuando Ud. sabe perfectamente que son todos los juicios de nulidad absoluta.
Respecto a que nunca buscó la venganza, también tengo mis muy serias dudas, ya habían sido mal juzgados los Comandantes en Jefe de las Fuerzas Armadas y sentenciados por todos esos hechos, que a pesar de la ilegalidad de ese juicio, al menos en la sentencia se ajustó, a mi entender, a lo que el Código de Justicia Militar manifestaba en su Art 514 que: “El superior que hubiere dado la orden es el único responsable…”, por eso le pregunto ¿Porque lo hizo? ¿Porque fue la primera colaboradora en que se viole la Constitución Nacional que ayudo a reformar? y si mal no recuerdo el Art 18 de la Constitución Nacional, desde 1853 nunca fue modificado y nunca ningún congresista, entre ellos Ud, modifico una coma del mismo.
Podría continuar con mi vulgar léxico nada jurídico, pero no seguiré analizando sus palabras porque las mismas estén llenas de ilegalidad e hipocresía, las que se magnifican aún más al tratarse de una abogada de tamaña capacidad, solo quería mencionar su proceder, que no solo, entiendo que fue de venganza, porque al abrir esa puerta violando nuestra Carta Magna sabía que quedaba abierta la puerta para que sean juzgados los que solo cumplieron órdenes, y así se encuentran ahora en cárcel cabos y subtenientes que nada tenían que ver, con los hecho que nos impusieron por un lado las organizaciones terroristas y por otro lado el Estado Argentino que ordeno aniquilar a estos terroristas guerrilleros.
En cuanto a lo que dice de los Derechos Humanos, es cierto, los mismos deberían ser para  todos, pero nunca la vi, ni la escuche antes de esto, defender los derechos humanos de los soldados que defendieron la Patria en dos oportunidades, guerra contra la subversión y la guerra de Malvinas, y si lo hizo fue para defender a la de los terrorista, nunca la escuché reprochar cuando los viejos militares se morían en los juicios por falta de atención médica, o cuando eran llevados en camilla a los juicios, inmediatamente luego de una operación para que el circo sea completo, o ante las sentencias falaces de la Corte Suprema de Justicia defecando sobre los principios universales del derecho penal, en los juicios que Ud. bien conoce.
Dice ser Católica Apostólica Romana, creo señora que debería hacer un serio análisis de conciencia, su participación en la anulación de las leyes mencionadas han llevado al día de hoy al asesinato por parte del estado de más de 450 muertos políticos, de la que directa o indirectamente lleva manchada sus manos de sangre de esos soldados, por eso voy a pedirle señora que deje de mentir tan hipócritamente al pueblo, que se haga cargo de sus acciones, porque entiendo que vale mucho más la vida de una persona, que los millones que Cambiemos pueda lograr para cambiar, además de seguir zanjeando más profundamente la diferencia, entre los Argentinos,
Al estar preocupada en lograr por general consenso, solo demuestra su cobardía, como todo este gobierno, pero también quiero recordarle que lo más no es lo mejor, y menos en un país con un pobre índice de educación,  quiero y entiendo que, su única preocupación real es su conveniencia y no hacer nada de lo que sea correcto, sino lo que es convenientemente político, y esa conveniencia lleva a la muerte a soldados que guerrearon por Ud. y por todos los argentinos    
Para terminar solo me queda por decirle, que espero que DIOS la perdone, yo ya la he perdonado, y aunque no lo crea rezo por Ud, pero eso no me impide decir la verdad para que muchos que no la conocen, sepan que habla solo por la boca y no con el corazón, así mismo la invito a que tome contacto  conmigo, le proporcionaré todas las pruebas que tengo al respecto de la ilegalidad de los juicios, no solo de su nacimiento, sino también como en ellos se viola la Constitución Nacional y el Código de Procedimientos Penales de la Nación, es decir son juicios sin leyes, donde solo se aplica la voluntad del juez de acuerdo a su conveniencia en el cumplimientos del aniquilamiento de quienes defendieron la Patria.
Pero de todo esto lo más lamentable de Ud. que nos representa, es que conoce perfectamente todo lo que aquí en forma sucinta a mencionado y todavía manifiesta que nunca buscó la venganza, le repito doctora, permítame dudar seriamente de sus palabras.
Sin otro particular saludo a Ud. muy atte.
                                                                                                 ARIEL ROLANDO VALDIVIEZO
                                                                                                              DNI: 8.196.717

 

 

Ariel Rolando Valdiviezo es Teniente Coronel del Ejército Argentino y Maestro de Escuela. 
Preso Ilegalmente Arrestado

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 31, 2017


 

ADVERTENCIA: ¡NOTA AGRESIVA NO LA LEA!!!

Share

 

 

 Por Claudio Kussman.

 

 

LAS COSAS POR SU NOMBRE

Leer la veraz carta del señor Lucio Somoza, remueve en mi interior una herida tan o más grande, que la de estar ilegalmente preso por inferencias  de uno o más togados. A estos,  delicadamente se los califica de prevaricadores, en lugar de decir simplemente delincuentes y asesinos, lo cual quizás suene muy agresivo. ¿Pero acaso cumpliendo con “una política de estado” no sometieron y someten a como dé lugar, a seres humanos al sufrimiento y la muerte?

La herida a la que me refiero es lo visto y vivido en los tres años anteriores a mi detención, en los que concurría a ayudar a camaradas ya detenidos y luego en los otros tres, que llevo como prisionero. A lo largo de los mismos, si bien hubo excepciones, palpé todo tipo de vilezas por parte de cuanto político, sacerdote, profesional o periodista a los que recurrimos con mi familia  y casi no los tengo en cuenta. La falta de honradez moral de mayorías, explica el fracaso de nuestra sociedad, asentada sobre un suelo rico como pocos. Lo doloroso, es haber vivido equivocado en un entorno de uniformes de variados colores más o menos vistosos, pertenecientes a diferentes fuerzas.

Ausencias en una misa

El jueves 5 asistí a la misa que por las víctimas del terrorismo, especialmente por quienes defendieron el Regimiento de Infantería 29 de Formosa en 1975, se celebró en la Iglesia Castrense. Llegué casi a su inicio, imaginando que las primeras filas de bancos estarían ocupadas por personal de las FF.AA. y de seguridad en actividad. No pude verlos, pero mi corazón me decía que estaban, que nuestro glorioso Ejército no abandona a sus caídos, y menos los olvida. ¿O acaso no pasa eso con el sargento Cabral, el tamborcito de Tacuarí y tantos otros héroes? ¿Qué los diferencia de Hermindo Luna y los demás valientes que defendieron el cuartel en 1975 de un ataque enemigo? ¿O de Larrabure, Ibarzábal, Gay, Viola, Emilio Nani y muchos más que dieron sus vidas o parte de ellas por la patria? Me equivoqué, nuestro Ejército olvida a sus caídos cuando la política está por encima del cumplimiento del deber.
Lucio César Somoza

 En todas  existió un común denominador: un léxico dominado por frases grandilocuentes donde sobresalían palabras, como honor, espíritu de cuerpo, valor, heroicidad, camaradería, respeto a la patria y etcéteras.  Todo, una real mentira. Cuando las “papas quemaron” al comienzo de la “década ganada”, se produjo el desbande y entonces quedó a la vista, lo confirmado en la misa a la que asistió el señor Somoza. Ausencias.

 

MUJERES, LEONES Y GATITOS

Si debo reconocer, que hay un reducido grupo de acción que de años “guerrea” de verdad, no callándose, da la cara y pone su nombre, no manejándose con seudónimos ni iniciales equívocas. No son Generales ni jefes superiores de ninguna fuerza… son mujeres, acompañadas por algunos hombres.

Entre centenas de miles de uniformados, ya sean en actividad, retirados o retirados presos, en el frente solo hay esas pocas mujeres. Luego, reina el MIEDO, que parece producto de algún virus  paralizante. Los viejos leones, solo son gatitos. Es muy fácil y también peligroso ser valiente y manejarse por principios cuanto se tiene poder, ya que  entonces  es fácil  cometer errores de vanidad, dada la cantidad de obsecuentes que siempre rodean al poderoso de turno adulando todo lo que bien o mal,  hace este. Lo real es mantenerse de pie y no de rodillas cuando somos  grandes perdedores y el poder, en este caso gigantesco lo detenta nuestro mortal enemigo. Ante una generalizada  mansedumbre, como prisioneros adultos mayores, hemos sido sometidos a toda clase de abusos e iniquidades. En nuestros brazos estando en prisión, han agonizado no pocos camaradas carcomidos por sus enfermedades mal atendidas y el estrés carcelario. En los juicios, pública e ilegalmente somos objeto del escarnio del populacho, sin que exista reacción alguna.  Nuestras familias y principalmente nuestras esposas, sobrellevan la peor carga al tener que asistirnos muchas veces en soledad.

¿ES POSIBLE QUE, EN ESTA MUGRE INHUMANA, LLENA DE FOCOS DE INFECCION TENGAN NUESTROS PRESOS POLITICOS EN EL PENAL DE SAN FELIPE, MENDOZA? ALLI TUVIERON UN JUEZ.  ESTA EL COMISARIO HUGO TRENTINI. DIABETICO. HIPERTENSO.SE LE MURIO LA ESPOSA HACEN DOS AÑOS. CUAL ES LA MALDAD O VENGANZA TAN GRANDE PARA TENER HOMBRES GRANDES EN ESA CUEVA DE RATAS. HAGO RESPONSABLE AL SERVICIO PENITENCIARIO Y AL MINISTRO DE JUSTICIA POR TAMAÑA CANALLADA A HOMBRES QUE ESTAN DANDO SU VIDA. ESTO ES VENGANZA DEL CURRO DE LOS DDHH!
MARTA MATHEU

 Los togados y fiscales impunemente se pasan leyes y códigos por donde “no les pega el sol”, ante impotentes defensores que no son escuchados, mientras alguien a viva voz  dice que esa es la “justicia independiente” ¿Y nosotros que?

 

LOS MANSOS

Se reza mucho y está muy bien que se haga, pero no alcanza. Algunos pocos, a lo sumo como hago en este momento, escribimos dando la cara con lo cual no obtenemos nada, porque de a uno es imposible horadar el muro de silencio y mentiras que nos rodea. Sé que es tabú reflejar la verdad. Esta solo se dice por lo bajo y mano a mano para que “nadie se entere”, pero sepan que es vox pópuli la incomprensible sumisión de los uniformados. Hoy no se hace autocrítica y sigue el léxico triunfalista y presuntamente glorioso de un pasado que YA FUE. EL DESAFÍO ES ACÁ Y AHORA PARA ADELANTE. Si yo les contara algún acto heroico de mi pasado lejano como policía, a usted ni le importa ni le sirve y mucho menos a quienes están en prisión. Si no coordinamos y a través de los años se sigue así,  moriremos todos en total indignidad. Si aparte de contabilizar los muertos en  prisión, callamos y NO GRITAMOS, TODOS DANDO LA CARA diciendo ¡BASTA! los homicidios seguirán. Si las familias hacen lo propio enterrando mansamente al fallecido, repito que “los homicidios seguirán”. La lista de ejemplos familiares de este tipo es interminable y totalmente inhumana. Los hijos no se dejan ver y el que lo llega a  hacer, pasa desapercibido, porque también está en soledad.

n

¿Qué servicio a la patria es morir silenciosamente en una prisión para delincuentes? No estamos en cárceles militares, ni en campos de concentración de un país extranjero como cautivos. Allí seguramente elucubraríamos  para fugarnos, lo cual no es nuestro caso.  Realmente estoy desconcertado ante tanto concepto que a mi entender es nada más que evasivo de la realidad que vivimos y en la cual moriremos. ¿Adonde figuramos como presos políticos? ¿Acaso el arresto domiciliario, si se está ilegalmente detenido, es suficiente? Tan desagradable como expresar esto y mucho más que llevo en mi interior, imagino que será interpretarlo, por eso se lo advertí al principio y no lo hubiera leído, si  todo seguirá igual.

 

 

Claudio Kussman

www.PrisioneroEnArgentina.com

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com

@PrisioneroA

Octubre 14, 2017

 

 

“Por mucho que busquemos la verdad, el conocimiento de ella en uno mismo suele ser desagradable.

Y no sentimos simpatía alguna hacia el que nos la dice”.

Frank Herbert (1920-1986)

 


 

Carta de Emilio Guillermo Nani desde prisión

Share

 

 

IMPOSIBILIDAD DE DEFENSA JURÍDICA

 

Estimados amigos:

Antes que nada quiero agradecerles todas las expresiones de apoyo y solidaridad, tanto para mi familia como para mí.

No quiero pecar de ingrato ante tantos mensajes recibidos, pero luego de casi tres meses de encontrarme ilegalmente encarcelado y más de 14 años de asistir a los más de 2600 presos políticos (420 de ellos asesinados en el marco de un verdadero plan criminal de exterminio diseñado por la corporación político judicial argentina), tan ilegalmente privados de su libertad como yo, y no ver ningún tipo de reacción ante tales crímenes, me veo en la obligación de expresarles que, si la sociedad de la que son parte, continúa haciéndose la distraída ante las atrocidades que vienen cometiendo, tanto los políticos, como los integrantes del aparato judicial (sean éstos “legítimos” o “ilegítimos”), un futuro negro puedo augurarles para toda nuestra descendencia.

Si los argentinos permanecen en su actitud de no asumir el rol de compromiso, por creer que con ellos no es ni será la cosa, haciendo gala del “yo, … argentino” que tan tristemente nos caracteriza, en estos tiempos turbulentos que vive en nuestra Patria, en los que se ha permitido que un pequeño grupo de canallas hayan arrasado con todos los Valores que nos dieron nuestra identidad, habiéndola predestinado para un destino de grandeza muy diferente a la atroz realidad de este presente, en el que se ha destruido la Familia, nos han alejado de Dios, día a día nos modifican la Historia, se arrasa con cuanta institución existe, incluido el Estado de Derecho, no deberán lamentarse de las consecuencias, que sin lugar a dudas, caerán sobre todos nosotros y, muy especialmente, sobre nuestros hijos y nietos, que se merecen un futuro mejor que este triste presente.

En el transcurso del tiempo que llevo detenido, he recibido cientos de mensajes de todo tipo a través de cartas, correos electrónicos y de cuanta red social existe (Facebook, Whatsapp, Twiter, Instagram, etc.), en los que se me insta a “no bajar los brazos”, “no aflojar”, “no decaer”, porque “son muchos los que están de nuestro lado” y que “no van a permitir que continúen las injusticias que estamos padeciendo”.

Otros, más exagerados, me califican de “héroe”, escandalizándose porque se haya cometido semejante tropelía con alguien “que ha dado tanto por la Patria y por todos los argentinos”.

A todos vaya mi eterna gratitud por semejantes palabras de elogio y apoyo solidario.- Pero, corriendo el riesgo de parecer desagradecido, debo decirles que los presos políticos estamos un poco cansados de palabras que no tengan su correlato en la acción.- Las palabras no nos van a sacar de la cárcel, como tampoco lo van a hacer las visitas que semanalmente nos hacen los amigos, si cuando están en la calle siguen inmersos en sus cosas, sean éstas problemas, trabajo o esparcimiento.

Hace años que venimos alertando sobre la corrupción político-judicial.- Hace años que se habla de las “mafias judiciales”.- Todo el mundo conoce la catadura moral de la inmensa mayoría de quienes integran el fuero federal penal.- Todos los días los medios de comunicación publican sus tropelías, encubrimientos, “descuidos” y “sobreseimientos” de funcionarios corruptos, sin que a la sociedad se le mueva un solo pelo, tal vez porque a sus integrantes, todavía, nadie les haya ido a “golpear la puerta de su casa”.

Todos los días leemos o escuchamos a los comunicadores sociales “informarnos” de un sinnúmero de las iniquidades cometidas por políticos, empresarios, jueces y fiscales, y no vemos reacción alguna por parte de la sociedad, que permanece expectante como si con ella no fuera la cosa.

Sin ir más lejos, en la noche del 23 de Julio del corriente, Luis Majul, envalentonado porque sabe que la destinataria de sus preguntas jamás se va a someter a las mismas, manifestó que le gustaría tener enfrente a la ex presidente para interpelarla respecto de varios interrogantes que fue desarrollando uno a uno, relacionados con los hechos de corrupción que son conocidos hasta el hartazgo por todos los argentinos que aguardamos con ansias que algún Juez, con los atributos bien puestos, decida procesarla como jefa de una verdadera asociación ilícita organizada para el saqueo de cuanta caja haya existido en el Estado, impidiendo que esos recursos tuvieran el destino correspondiente en áreas, como por ejemplo las de salud y la seguridad, cuya depredación, ha provocado la muerte de miles y miles de argentinos, generando el mayor genocidio de toda nuestra historia, algo que ningún periodista, ni político “opositor” (???) se atreve a mencionar en estos términos.

El error de Majul radica en la destinataria del cuestionario.- Esas preguntas deberían ser dirigidas al gobierno de Cambiemos (o “Continuemos”) y a los jueces del fuero federal penal que siguen sin encontrar motivo alguno para impulsar las causas que todos los argentinos anhelamos contra aquéllos que han vaciado la Argentina, sumiéndola en el estado de decadencia y pobreza al que nos han traído.- Eso sí, basándose en “presunciones”, o con testimonios y testigos a todas luces falaces, siempre encuentran tiempo para continuar enfrascados en seguir raspando el fondo del tarro para encontrar nuevos candidatos para privar de su libertad a quienes no dudaron un instante en poner en riesgo sus vidas y las de sus familias, para aseguramos la libertad de la que, hasta el día de hoy, disfrutan todos los argentinos, porque impedimos que el proyecto comunista de las organizaciones terroristas que asolaron nuestra Patria en las décadas del ’60, ’70 y ’80 (incluido el año 1989 en que el Movimiento Todos por la Patria, con la complicidad del gobierno de Raúl Alfonsin, nos diera el último zarpazo en su anhelo de toma del poder), lograra su objetivo de “convertir la Cordillera de los Andes en una gran Sierra Maestra” y a nuestro país en una sanguinaria tiranía, liberándonos de los padecimientos de los pueblos cubano, chino, europeos del este (bajo la bota soviética), vietnamita, camboyano, colombiano o venezolano.

La Argentina debe ser uno de los pocos países que encarcela a quienes le aseguraron la libertad y premia a quienes quisieron conculcarla.- ¡¡Qué triste es ver cómo el pueblo argentino ha olvidado a sus libertadores, permitiendo que quienes pretendieron conculcarles el derecho a ser libres, hoy disfruten del beneplácito del reconocimiento social!!

Estos casi tres meses de encierro me han permitido reflexionar con mucha tranquilidad, dado que lo que me ha sobrado es el tiempo para hacerlo.

Como ya les dijera, corriendo el riesgo de parecerles ingrato, los miles de mensajes que he recibido, además de ser una caricia para el alma, porque me han permitido mostrarles a mis nietos que no he sido un delincuente, ni un homicida, como el juez me ha enrostrado, también me han demostrado lo solos que estamos los presos políticos (lo que debe leerse como “los libertadores”, dado que jamás debieron olvidarse que fue gracias al sacrificio de los integrantes de las Fuerzas Armadas, de Seguridad, Policiales y Penitenciarias y civiles y los de sus familias, que hoy los argentinos viven en libertad, sin haber sufrido los padecimientos de los pueblos que cayeron bajo las garras del comunismo, en todas sus variantes.).

¿Y por qué digo que estamos solos?.

Estamos solos porque todos los que se vieron beneficiados por nuestro compromiso con la Patria, cumpliendo con nuestro juramento de “defenderla hasta perder la vida”, hoy tienen el coraje de despreciarnos o, lo que es mucho peor, matarnos con su indiferencia, cuando no, adulando a conocidos terroristas que pueblan gobiernos, legislaturas, tribunales, credos, empresas o medios de comunicación.

Para unos, somos “el demonio”, para otros, somos uno de “los dos demonios” (el otro son los terroristas), mientras tanto, los otros “nueve demonios” (que describiera en un artículo anterior al que titulé “Los otros demonios”), cual purificados en una especie de Río Jordán, hacen como que con ellos no fue la cosa.

En otro artículo, publicado días antes de ser secuestrado por el aparato político-judicial, al que titulé “Desazón y bronca”, expresé lo que transcribo a continuación porque me ayuda a lo que quiero plasmar en este escrito:

El oportunismo de muchos causa escalofríos.

A diario escuchamos o leemos relatos que hacen referencia a la “teoría de los dos demonios” y, ante ello no son pocos los que se rasgan las vestiduras con expresiones rimbombantes y políticamente correctas, descargando las responsabilidades de la tragedia argentina de los ’70, exclusivamente, en aquéllos que quisieron imponer en nuestro país un régimen totalitario de signo comunista, sea castro-guevarista, colombiano, venezolano, socialista, vietnamita, chinoista, soviético, camboyano o como quieran denominarlo, o en quienes, ante el clamor popular, tuvimos la responsabilidad de impedirlo.

Los otros demonios (políticos, jueces, sindicalistas, docentes, periodistas y medios de comunicación, intelectuales, empresarios, religiosos de todos los credos y el resto de una sociedad anestesiada, adormecida e indiferente) que apoyaron, tanto a terroristas, como a quienes los combatimos –sea por convicción, oportunismo o cobardía– hoy, sin ningún tipo de pudor, reivindican a quienes atacaron a la Nación y condenan a los que, con sus aciertos y errores, nos dieron la libertad que hoy gozamos, evitándonos, entre otras cosas, los padecimientos de los pueblos citados en el párrafo anterior.

Triste país aquel que aplaude a quienes lo atacaron y encarcela a sus libertadores.- Más triste aún es cuando los derrotados de ayer y sus apologistas, masivamente ocupan espacios en los medios de comunicación desde los cuales se encargan de tergiversar u ocultar escandalosamente la verdad, cacareando su supuesta lucha por encontrarla.

Estos meses de encierro y aislamiento me han servido para sacar algunas conclusiones.- La más importante de todas es la de la imposibilidad absoluta de poder ejercer mi legítimo derecho a mi defensa jurídica habida cuenta de la inexistencia de las mínimas garantías constitucionales y procesales, tal como le expresara al Nuncio Apostólico, Mons Emil Paul Scherring (que por otro lado jamás se tomó el trabajo de emitir, aunque más no fuera, una tibia respuesta) al solicitar mi asilo diplomático en la Nunciatura por su doble función o misión de ser la sede del Estado Vaticano y de la Iglesia Católica Romana.

En mi nota al Nuncio expresé que la experiencia que he recogido a lo largo de casi 14 años, es que si algo ha caracterizado a la Justicia, es su poco apego al Derecho y sí demasiado a la prevaricación, violentando cuanta norma legal existe, incluido el Artículo 18 de nuestra Constitución Nacional (adjunto el listado de las normas violentadas), para consumar una larga sed de venganza contra quienes hemos tenido la responsabilidad de participar en la guerra contrarrevolucionaria.

Luego de leer y releer, una y otra vez, las dos causas que me abrió el Juez Federal Penal Nro. 1 y 3 de Mar del Plata, Santiago Inchausti, aprovechando la circunstancia de estar a cargo de dos Juzgados Federales Penales, sugestivamente, y luego de más de 14 años del reinicio de la persecución penal contra los miembros de las Fuerzas Armadas, de Seguridad, Policiales, Penitenciarias y civiles, por su participación en la guerra contraterrorista, basándose en presunciones, por el mero hecho de haber estado destinado en el Grupo de Artillería de Defensa Aérea 601 con asiento en Mar del Plata; de haberme desempeñado en determinados cargos y por haber obtenido altas calificaciones en el cumplimiento de mis responsabilidades, haciendo uso y abuso del condicional y de términos inexistentes en nuestro vocabulario, como por ejemplo “presuncionalmente”, resolvió dictarme dos prisiones preventivas (una en cada uno de los juzgados bajo su cargo), trabándome embargos por un total de $ 5.000.000 (cinco millones de pesos).

Ante este tétrico panorama, voy a transcribir los argumentos que esgrimí para solicitar mi asilo diplomático, por cuanto me evitan dar mayores fundamentos a mi imposibilidad de ejercer mi defensa jurídica:

Lo que relataré a continuación, son algunos de los aspectos por los cuales tengo la total convicción de la ausencia absoluta de garantías procesales y constitucionales en la Argentina, en causas judiciales, como las que ahora se me pretende enrostrar:

 

1. En estos días se ha llevado a cabo una reunión encabezada por las organizaciones ultrakirchneristas Carta Abierta y Justicia Legítima.- Dicha reunión estuvo dirigida por el terrorista montonero Horacio González, ex Director de la Biblioteca Nacional durante el gobierno anterior.- Este embrión de un nuevo espacio político-cultural alineado al kirchnerismo, tiene como objetivo inmediato acompañar el creciente estado de movilización y convulsión social existentes en el país, para lanzar una “batalla cultural” contra el gobierno, fomentando su desestabilización y caída.- Es decir que, como en los ’70, los sectores vinculados a las otrora organizaciones terroristas, han cambiado la metodología, pero no sus ambiciones de toma del poder, por fuera de las normas republicanas establecidas en nuestro país.- “Justicia Legítima” es una organización de jueces y fiscales de reconocida militancia política que entienden en causas denominadas de “lesa humanidad”, que son los que pretenden juzgarme. ¿Ud. cree posible un juicio justo con personas de tales características?.

2. Por disposición del gobierno nacional se ha emitido una estampilla para rendir homenaje al cumplirse 50 años de la muerte de uno de los mayores carniceros latinoamericanos, Ernesto Guevara de la Serna (a) El Ché y, nada menos que en la Biblioteca Nacional, se ha rendido homenaje al terrorista montonero Rodolfo Walsh, quien, junto con Horacio Verbitsky y Miguel Bonasso, entre otros crímenes, fueron los responsables de la colocación de una bomba en la Superintendencia de Seguridad Federal, que dejó un saldo de 22 muertos y 60 mutilados.- Un gobierno que así actúa, mientras que pretende ignorar las aberraciones judiciales cometidas contra mis camaradas, ¿qué garantía de juicio justo me puede asegurar?.

3. En los denominados “juicios de lesa humanidad”, son querellantes los estados nacional y provinciales, querellas que, con total cinismo, ignoran sistemáticamente las violaciones constitucionales y jurídicas que aquí cito, mientras que –en representación de sus mandantes- apoyan el avasallamiento de los derechos humanos de ancianos septua, octo y hasta nonagenarios detenidos, a los que, sin ningún pudor, llevan a la muerte como ha sucedido con la mayoría de los 400 presos políticos ya fallecidos.

4. Ricardo Lorenztti, además de estar sospechado de graves hechos de corrupción, tal como lo vienen denunciando la diputada nacional Elisa Carrió y la periodista Natalia Aguiar, en su libro “El señor de la Corte” (en cuyos capítulos 2 y último, además lo acusa de haber pertenecido a la organización terrorista Montoneros), presentó su libro “Derechos humanos: justicia y reparación” junto al conocido terrorista del Ejército Revolucionario del Pueblo¸ Eduardo Anguita, responsable, entre otros crímenes, del ataque al Comando de Sanidad, en el que fue asesinado el 2do. Jefe del Regimiento de Infantería 1 “Patricios”, Teniente Coronel D. Raúl Juan Duarte Ardoy. En este libro fija una clara posición respecto de su pensamiento condenatorio respecto de los llamados juicios de lesa humanidad.- Con estos antecedentes, ¿se puede pretender de él algún dejo de imparcialidad y objetividad, siendo nada menos que el Presidente de la Corte Suprema de Justicia?.

5. Muchos de los que agredieron a la Nación y la sociedad argentinas en los años ’60, ’70 y ’80, como integrantes de las organizaciones terroristas que asolaron nuestra Patria o bien sus apologistas, ocuparon y ocupan privilegiados cargos en los poderes del Estado, incluso en la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, en los tribunales federales penales y en los medios de comunicación, cargos que utilizan como verdaderos puestos de combate para consumar una venganza anhelada.- No me detengo a nombrarlos para no hacer aún más larga esta nota y porque, supongo, V.E. no ignorará de quienes se trata.- Nuevamente me pregunto, ¿puedo pretender alguna garantía de imparcialidad en dichos tribunales federales?.

6. Ni en el seno de la Santa Iglesia Católica hemos encontrado cobijo, contención y seguridad en la búsqueda de la reconciliación y la concordia que tanto estamos necesitando.- Así como en el pasado existió el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, que tantos jóvenes envió a matar y morir, en el presente fue reemplazado por el Grupo de Curas en Opción por los Pobres, liderados por Eduardo de la Serna, cuyas “homilías” (???) y Cartas, lejos de cumplir con el mensaje de amor y paz de Nuestro Señor Jesucristo, constituyen verdaderas proclamas cargadas de odio y violencia, llegándose al extremo que en el Año de la Misericordia, la única ausente para nosotros fue, precisamente, la misericordia.- Su Eminencia: como católicos buscamos de nuestra Madre lo que hasta ahora se nos ha venido negando.

7. Países que se destacan por su apego al estado de Derecho, como Italia, España y Estados Unidos, han negado la extradición de militares a los que se los ha acusado de la comisión de “delitos de lesa humanidad”, por considerar que los mismos constituyen figuras inexistentes, toda vez que la norma que los establece, el Estatuto de Roma, no estaba vigente en el momento de la comisión de los hechos que se les imputan, por lo que se les estaría aplicando la norma en forma retroactiva. Vea los casos del Coronel Jorge Pedro Wagner (1); del Teniente Coronel Carlos Luis Malatto (2) y del Teniente de Navío Guillermo Roberto Bravo (3), y compare la diferencia de proceder entre una Justicia que se ajusta al respeto por el Derecho y otra que se encuentra muy lejana de hacerlo.

 

Ninguno de estos interrogantes mereció la menor preocupación por pare del representante del Estado Vaticano y del Papa en nuestro país. Y pensar que se arrogan ser los continuadores de los Apóstoles. Quisiera saber en qué se semejan estos obispos a Pedro y Pablo, Santiago y Juan, Lucas, Judas, Tadeo, Andrés, Felipe y Bartolomé, Mateo y Tomás, Jacobo y Simón, el Zelota. Ni siquiera se aproximan a Judas, el traidor, que al menos sintió arrepentimiento por su traición, poniendo fin a su vida miserable.

Podría seguir mencionando decenas de ejemplos que demuestran, como expresara anteriormente, la falta de garantías constitucionales en Argentina para quienes se encuentran encarcelados (o en vías de serlo) bajo el falso título de “lesa humanidad”, pero, los mencionados, son sobrados fundamentos, que me permiten demostrar la absoluta imposibilidad de poder ejercer mi derecho a la defensa jurídica, no porque reniegue de él, sino porque es absurdo pensar que el mismo pueda ser llevado a cabo en un país en el que el prevaricato se ha instituido como metodología para negar Justicia, sea para proteger a corruptos y delincuentes, sea para impulsar las causas denominadas de lesa humanidad, con una sociedad que, con su silencio cómplice, avala que toda esta tragedia, que sin lugar a dudas dejará arrasada a nuestra querida Patria.

 

Emilio Guillermo Nani
Teniente Coronel (R)
Veterano de Guerra
Preso Político.

 


Fuente y colaboración: Dra. Andrea Palomas Alarcón

PrisioneroEnArgentina.com

Julio 29, 2017


 

¡Ni que hubieran hecho un casting de despiadados, che!

Share

 

 

 

 

 

Por Mauricio Ortín.

 

 

 

 

Uno más bravo que otro y cortados por la misma tijera. Nadie con tanto poder como los “tutores” de los derechos humanos para hacer de la vida un infierno. La  presunta acusación de la comisión de crimen de lesa humanidad formulada por un fiscal transforma al  desgraciado en un argentino de cuarta. Un maldito a expensas de  linchamiento judicial y mediático al que se puede condenar con el simple testimonio del guerrillero que hace cuarenta años intentó matarlo. Los juicios parten de la premisa de que todo aquel que participó de la lucha contra la subversión marxista en los años ’70,  cometió prima facie un delito de lesa humanidad. No es la forma en que se reprimió lo que se condena sino el hecho de haberlos reprimido. De allí que, para los fiscales y jueces cualquier acto de represión contra un combatiente del ERP o Montoneros, por nimio, brutal o justificado debe considerarse dentro del “plan sistemático de exterminio de la población civil”. Por lo contrario, el expreso “plan sistemático de exterminio de las fuerzas armadas y de la burguesía” ejecutado en parte por aquellos a quienes los jueces llaman “población civil”, no merece la atención de los “derechos humanos” ni de los Lorenzetti, Zaffaroni, Avruj, Garavano, Macri, Bergoglio o Lanata.

Hay que ver a los cazadores de brujas cuando querellan desde el Ministerio Público fiscal y desde la Secretaría de DD.HH. para tener una idea cabal de la sangre fría y determinación con que acosan a sus presas (Ah… si el viejo Roland Freisler estuviera para verlos). Inconmovibles e implacables llevan adelante, en nombre de los derechos humanos, una persecución feroz para impedir la “impunidad” biológica; la de esos ancianos que muriéndose antes del juicio pretenden privar a la sociedad del “humano” espectáculo de verlos pudrirse en una mazmorra. Pero los argentinos pueden dormir tranquilos; ahí están los titanes al pie del cañón exigiendo la prisión efectiva en cárcel o negando la domiciliaria a los temibles octogenarios. ¡Y minga de 2 x 1! A ver si se entiende: ¡Los derechos humanos no son para cualquiera! El rechazo unánime (con la excepción del marciano Olmedo) expedito y fulminante del congreso nacional al fallo “disparate” de la Corte así lo indica. Vaya uno a saber en qué estarían pensando los ministros Highton, Rosenkrantz y Rosatti para cometer la herejía de fallar contra la “política de Estado de derechos humanos” consensuada por los tres poderes ¿No saben, acaso, que gracias a ese calculado odio inyectado se han montado a lo largo y ancho del país, burocracias de DD.HH. que dan trabajo a miles de argentinos? El odio puede tener su lado bueno ¡Por qué no!

Respecto del  origen y diseño de la política de derechos humanos lo aconsejable es ir a las fuentes mismas: Roberto Cirilo Perdía, segundo comandante de Montoneros, en “Montoneros. El peronismo combatiente en primera persona”; p. 646/47, (obra maestra del cinismo), dice: “De todas maneras mi principal actividad en esos años estuvo concentrada en la cuestión de los Derechos Humanos (…) Más adelante lo haría como asesor de la propia Subsecretaría de Derechos Humanos (…) En el marco de estas políticas, en el año 95, se crearon las condiciones para la reapertura de los juicios con motivo de los crímenes cometidos durante la dictadura”. Todo bien pero no me cierra el que un violador serial de los derechos humanos como Roberto Perdía se constituya  nada menos que en un mentor de la “política de Estado” en derechos humanos. Y no sólo él, también otros. Por ejemplo, los ex terroristas Horacio Vertbisky, Rodolfo Matarollo y Luis Duhalde, por citar algunos entre tantos. El primero presidente del CELS, la principal ONG de derechos humanos del país, y los otros dos subsecretario y secretario de DD.HH. de la nación, respectivamente.
Pero no sólo la calidad de quienes fueron los padres de la criatura, hace ruido, también el que en nombre de los derechos humanos se violen esos derechos a personas de carne y hueso. Un hecho del pasado puede que ayude a resolver esta aparente contradicción: Isaac Nachman Steinberg quien desde diciembre de 1917 a marzo de 1918 ejerció el cargo de comisario del pueblo de Justicia en el gobierno soviético liderado por Vladímir Lenin, cuenta que en medio de un conflicto que tuvo con la Cheka (la policía del régimen montada para asesinar opositores) se suscitó el siguiente diálogo: “¿Para qué sirve un Comisariado del Pueblo para la Justicia? –preguntó Steinberg a Lenin–. ¡Que lo llamen Comisariado del Pueblo para el Exterminio Social y se entenderá la razón!”. “Excelente idea –respondió Lenin–. Es exactamente como yo lo veo. ¡Desgraciadamente, no se le puede llamar así!”

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 23, 2017


 

GROTESCO JUDICIAL NUEVE

Share

 

Por Claudio Kussman.

 

 

FALACES “POLÍTICAS DE ESTADO”

 

En junio de 2014 el Presidente de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti, en una disertación, hizo mención que el juzgamiento a quienes estamos imputados por los mal llamados delitos de lesa humanidad, era política de estado. Con la llegada del nuevo gobierno y luego de los eslóganes de “terminar con el curro de los DDHH y Cambiemos”, todo siguió igual o peor. Para ello Lorenzetti como un verdadero semidiós  repitió sus sacras  máximas y entonces el presidente Macri olvidando lo del “curro”, dijo que “la justicia es independiente”.  El día seis de marzo del corriente año, en la ciudad de Bahía Blanca el fiscal Antonio Castaño (no entiende en mi causa) en un programa radial afirma arteramente que yo estoy en desacuerdo con la política de derechos humanos. Lo desmentí  mediante Carta Abierta de fecha 17 de abril de 2017, y por supuesto él  respondió con su absoluto  silencio, como es norma en estos casos para con nosotros, los subhumanos adultos mayores.

https://prisioneroenargentina.com/index.php/2017/04/25/carta-abierta-al-fiscal-antonio-castano/

 

MAURICIO MACRI Y EL ART. 18 DE LA CONSTITUCIÓN NACIONAL

Finalmente el juez a cuya disposición me encuentro él doctor Walter López Da Silva, al inhibirse de actuar en la denuncia que hiciera a MAURICIO MACRI y otros, por no respetar para conmigo el Artículo 18 de la Constitución Nacional, toca nuevamente las políticas de estado. Así en una parte de su resolución dice: “el denunciante formuló diferentes apreciaciones vinculadas al tratamiento que se viene dando desde el Poder Ejecutivo Nacional y como políticas de estado, en el tratamiento de causas vinculadas con violaciones a los derechos humanos”.

                                                                   (Texto completo de la inhibición al pie de esta nota)

 

¿Yo preguntaría a estos y otros funcionarios del poder gubernamental que sea, si las políticas de estado y el respeto a los derechos humanos, legalizan que ellos hayan ilegal y cobardemente abusado de mí y de otros?

 

“La prueba suprema de virtud consiste en poseer un poder ilimitado sin abusar de él”.

Thomas Macaulay (1800-1859)

 

 

 

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?
Reload Reload document
| Open Open in new tab

Download [414.91 KB]

 

Claudio Kussman                                                                                                                  

PrisioneroEnArgentina.com                                                                                         

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com                                                                                                            @PrisioneroA                                                                                                                                                                               

Julio 08, 2017

 

CONTINUARÁ …

 

Tribunales Populares

Share

 

Escribe Alberto Solanet en Cartas de Lectores del diario La Nación.

 

Tribunales populares

 

El doctor Ricardo Lorenzetti, en una conferencia realizada en Madrid, cuestionó el reciente fallo recaído en el caso “Muiña” (conocido como el “2 x 1”) entre otras razones, por no estar de acuerdo en que la decisión obedezca “a mayorías circunstanciales”. Adujo además que “en casos relevantes es muy importante escuchar a la mayor cantidad de partes involucradas y por eso se deben incrementar las audiencias públicas con mucha participación social” (sic), Consideramos de extrema gravedad estas expresiones, vertidas nada menos que por el presidente de la Corte Suprema. La primera afirmación, además de despreciar los votos de los otros ministros que no coincidieron con él, desconoce la esencia de tan trascendente cuerpo colegiado. Por otra parte, le recordamos a Lorenzetti que los fallos en las causas “Arancibia Clavel” y “Simón”, que avasallaron principios liminares del derecho, fueron resultado de “mayorías circunstanciales” y dieron pie a que jueces corruptos, al servicio de una política de venganza y persecución, encarcelaran a más de 2000 presos políticos, de los cuales han muerto 412 en cautiverio. Con la segunda afirmación, Lorenzetti proclama, sin eufemismos, su preferencia por los “tribunales populares”, antítesis de las normas y tradición sobre las que se asienta nuestra justicia.

 

Alberto Solanet

Presidente Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 3, 2017


 

Carta de un Preso Político al Presidente Macri

Share

 

 

 Escribe Juan Giovarruscio.

 

 

Señor Presidente de la Nación Argentina
Ingeniero Mauricio Macri

 

De mi consideración:
Ha transcurrido más de un año de gobierno. La “pesada herencia” lo está aplastando, a tal punto ha llegado este aplastamiento que ya no funcionan los “timbres” de la Casa Rosada y, por ello, no recibe al cartero (pueda ser, que en la futura reparación sea tenido en cuenta).
La presente es la décima carta que le escribo como Preso Político desde que asumió. No he obtenido respuesta alguna.
Al principio de la gestión pareció que algo cambiaba. Una corte de secretarias y operadores comunicaban la recepción y derrotero que seguían las correspondencias. Luego se ensayaban tibias y evasivas respuestas. Con el correr de los días esto se diluyó y poco a poco se cayó el velo de la mentira y el engaño.
Las declaraciones, emitidas por funcionarios y colaboradoresinfiltrados en la estructura de poder, han puesto de manifiesto el verdadero rasgo ideológico del gobierno en materia de DD.HH.: son más de lo mismo.
Por ello, nada ha cambiado en este delicado tema. El ‘curro’ continúa tal cual en el anterior régimen. En el Ministerio de Justicia sobresalen comisarios políticos especialmente entrenados para llevar a cabo campañas de desinformación que con astutas alteraciones de hechos y cronologías que engañan a la población.
Para ello, utiliza un repertorio de frases meticulosamente seleccionadas, que disfrazan un pobre discurso, tales como: “independencia de poderes”, “apego a la justicia”, “proyecto de justicia veinte/veinte”, “debate sobre imputabilidad de menores”, “Justicia independiente”, los 30 mil son un símbolo, dictadura militar, represión, torturas, plan sistemático. O la última de Avruj: ¡el número de desaparecidos es un número en construcción!
Señor, ¡¡¡basta!!! Basta de utilizar frases y eslóganes inventados en los laboratorios ideológicos de las autodenominadas organizaciones de DD.HH. y/o extraídas de fallos judiciales emanados de jueces, tribunales y hasta la misma CSJN infectados ideológicamente, y que encima desnaturalizan el derecho.
Todo esto no es otra cosa que una cortina de humo, con la cual se trastoca el camino de la concordia en odio.
En nuestros juicios solo existe “un plan”, que consiste en condenar de cualquier manera
Todos estos argumentos son repudiables, cínicos e hipócritas, en boca de funcionarios que prometieron cambiar el rumbo, especialmente en materia judicial.
Usted sabe, conoce a la perfección, que para llevar adelante el resurgimiento de estos juicios se pusieron de acuerdo dos inescrupulosos y pactaron cómo hacer para dejar de lado la Constitución Nacional y causar un nuevo daño a la justicia e imagen del país en materia de respeto y apego al Derecho.

Para ello, utiliza un repertorio de frases meticulosamente seleccionadas, que disfrazan un pobre discurso, tales como: “independencia de poderes”, “apego a la justicia”, “proyecto de justicia veinte/veinte”, “debate sobre imputabilidad de menores”, “Justicia independiente”, los 30 mil son un símbolo, dictadura militar, represión, torturas, plan sistemático. O la última de Avruj: ¡el número de desaparecidos es un número en construcción!

Hoy, usted, mantiene ese “pacto ilegal”, “ilegítimo”, “tramposo” y lo respalda con discursos idealizados en una estructura jurídica/judicial que en Argentina no existe.
En nuestros juicios solo existe “un plan”, que consiste en condenar de cualquier manera.
En su condición de Jefe de Estado, debe denunciar estos procesos dado que se viola la C.N. y el Tratado de Roma.
Hoy, la CSJN se presta para llevar adelante estos pseudos juicios y en “el mientras tanto” nos vamos muriendo de a uno en estos inmundos Gulag, tal si fuéramos condenados a pena de muerte.
Por favor, desplace a sus asesores en esta materia. Lo están haciendo equivocar, a menos que usted sea consciente. No son juristas, son comisarios ideologizados.

Señor Presidente, si aún le queda duda sobre lo expresado, lo invito a leer las resoluciones de la Audiencia de España, negando la extradición de María Estela Martínez de Perón y de los Cnles. Gori y Jorge Pedro Wagner.
Primero, porque en la Argentina no hubo genocidio y segundo, los delitos de lesa humanidad rigen a partir de la vigencia y reglamentación del Tratado de Roma (2007).
¡¡¡Por favor, Presidente!!! Lea y hágale leer a su equipo el Tratado de Roma.
Allí se ilustra qué son los delitos de lesa humanidad, qué es el genocidio y quiénes son los que lo cometen. Los pueden cometer el Estado y cualquier organización armada, tal eran las organizaciones terroristas. ¡Basta de ignorancia! Es intolerable que el gobierno y la justicia engañen a la sociedad distorsionando el Derecho e instrumentos internacionales.
Es decir, tanto en España como en Argentina, los hechos ocurridos durante aquella tragedia están prescriptos. Por  lo tanto, no se puede aplicar retroactivamente, como se hace en la actualidad en nuestro país.
Para mayor ilustración, existen fallos similares en Brasil, EE.UU. e Italia.
Señor Presidente, recupere el significado de las palabras. Acá no hubo un plan sistemático, sí operaciones militares que fueron ordenadas desde el Poder Ejecutivo, mediante decretos constitucionales y canalizados a través de la estructura orgánica de cada Fuerza.
¡¡¡Por favor, Presidente!!! Lea y hágale leer a su equipo el Tratado de Roma.
En todo caso, sí hubo un ataque sistemático mediante sabotajes, asesinatos, secuestros, torturas, robos y eliminación de gente inocente por parte de organizaciones terroristas armadas e instruidas política y militarmente en el exterior, con el objetivo de tomar el poder en la Argentina y someterla a una dictadura de pensamiento único.
En 1973, 1974, 1975 y parte de 1976 regía un gobierno constitucional elegido por un 62% de la sociedad.
No gobernaban las FF.AA. Ese gobierno sufrió la agresión terrorista más sangrienta de la historia Argentina. Y ese gobierno decidió la lucha y de qué manera ejecutarla (Juan D. Perón, Isabel Perón e Italo Luder, respectivamente).
Sería importante que todos los políticos, especialmente los peronistas, se hagan cargo de dicho “plan sistemático” de eliminar al oponente en forma clandestina, con López Rega a la cabeza. Terminemos con esta parodia donde los terroristas nos marquen la cancha con un relato rengo.
¿Hasta cuándo la hipocresía con este tema? ¿Hasta cuándo negar la realidad de la historia, los hechos y de no reconocer las actuales violaciones al Derecho Argentino?
¿Hasta cuándo van a seguir asesinando en nombre de la Ley?
Sería importante que todos los políticos, especialmente los peronistas, se hagan cargo de dicho “plan sistemático” de eliminar al oponente en forma clandestina.
Señor Presidente, este tema estaba cerrado, pero liderado por sus actuales socios políticos, radicales y ARI, con Carrió a la cabeza, le posibilitaron a un truhán, devenido en presidente de la Nación, armar una estructura política y a partir de allí aplicar los manuales populistas totalitarios del Foro de San Pablo. Especialmente la destrucción de las FF.AA. y FF.SS.
Esto, con la complicidad de un periodismo, en su mayoría de formación popular/marxista, cuasi mercenarios, deshonestos, que se esconden detrás de una máscara de independencia. A estos y a la gran mayoría de los medios de comunicación social hoy les cuesta aceptar que los han engañado durante varias décadas y ahora, avergonzados, les resulta difícil reconocer el error de haber sido cómodos, de no investigar la verdad, dejarse llevar por un relato tuerto y no ir en busca de la verdad completa. Son víctimas de su propio veneno.
Por parte del gobierno, no se visualiza coraje para romper con ese relato y reconocer verdades incontrastables. No hay valor para aceptar que durante 40 años nos mintieron sobre los números de desaparecidosNos han escondido las miles de víctimas inocentes y daños materiales causados por estas bandas asesinas.
No se tiene la grandeza de reconocer los errores políticos y por ello se continúa violando la C.N. y los Pactos Internacionales, y se descarga en los cuadros subalternos de las FF.AA. y FF.SS. toda la responsabilidad de la tragedia.
No se tiene valor para sostener la verdad y por ello es más fácil continuar con la mentira de los simbólicos 30 mil. Por ello, estas organizaciones terroristas, mutadas en ONG de DD.HH. le torcieron el brazo con el feriado del 24 de marzo.
Señor Presidente, para recomponer esto, usted debe separar funcionarios que con cínico desparpajo mienten, tal el caso del Secretario de DD.HH., Claudio Avruj, y del Ministro de justicia Germán Garavano, quienes manifiestamente comulgan con la metodología de estos juicios plagados de irregularidades e ilegalidades. Garantizan la continuidad del proyecto kirchnerista. Por si fuera poco, el Estado continúa presentándose en estos juicios como querellantes, acusa a personas inocentes que solo cometieron el “crimen” de haber usado un uniforme y haber estado destinado en un determinado lugar.
No pueden, como funcionarios, mentir, como tampoco mirar para el costado ante actos ilegítimos como son la violación del art. 18 de la C.N., entre otros.
En lo que va de gobierno, no se ha revisado ningún fallo de estos juicios con jueces probos e imparciales.  ¿Cómo van a saber la forma en que procede la justicia?
Tampoco se ha revisado la “caja negra” de gastos en este tema y menos se ha informado a la ciudadanía, en qué y cómo se han gastado cerca de 2 mil millones de dólares.
Tan cerrado estaba este tema, que Menem, por pedido de los montoneros que estaban presos y/o prófugos (Firmenich, Vaca Narvaja, Perdía, Bonasso, Kunkel, Diana Conti, entre otros), dictó el indulto, instrumento constitucional, al igual que las leyes de obediencia debida y punto final.
Señor Presidente, no se haga más el distraído. El tema es político/judicial. Tiene en su equipo de gobierno personas honorables y con profundo conocimiento científico y profesional de la historia trágica de los años 70, ellos le pueden brindar propuestas superadoras. Debería escucharlos y por sobre todo respaldarlos.
No puede admitirse que, a cuarenta años, una minoría, liderada por dos o tres ONG y laboratorios como el CELS, que en nombre de los DD.HH., no le permita a la Nación cerrar la herida abierta por aquella tragedia.

Como dije, los juicios son parte del acuerdo Kirchner y Lorenzetti. Esto abrió la puerta del odio y la venganza contra un sector de la sociedad, cuya parte más visible somos los ex integrantes de las FF.AA. y FF.SS., y se oculta el propósito criminal del plan y el saqueo del dinero de la justicia. Por lo tanto, esto no lo soluciona esa justicia independiente que usted menciona, dado que no existe. Tanto es así, que lo que se tiene por Poder Judicial, hace 10 años es presidido por un sospechado personaje que ejerce un manejo absoluto y privilegiado de dicho poder.
Solo existen tribunales digitados por esa política de Estado, que encarcelan y condenan.
Usted y el Poder Judicial de esta republiqueta saben, tienen pleno conocimiento, son conscientes de que estamos injustamente detenidos, procesados y encarcelados, personas que no fuimos los responsables de los errores de aquel pasado.
Los responsables políticos nunca fueron cuestionados ni encarcelados. (Luder, Cafiero, Ruckauf, Menem, Rodríguez Saá, De la Sota, Storani, Manzano, Duhalde, Morou, etc.), por el contrario, cuando la agresión pasó “resurgieron como los luchadores por la democracia”. Tampoco al arco dirigencial, ya sea político, empresarios, gremialistas, incluida la iglesia, se les pidió rendición de cuentas.
Usted y el Poder Judicial de esta republiqueta saben, tienen pleno conocimiento, son conscientes de que estamos injustamente detenidos, procesados y encarcelados.
Hoy, los terroristas asesinos se encuentran libres, indultados y resarcidos social y económicamente. Por ello vemos hoy asesinos que se pasean por programas periodísticos dando clases de democracia.
El escaso coraje no les permite asumir el rol de gobernantes sanos al servicio del ciudadano y por eso no denuncian estos hechos plagados de ilegitimidades. Señor Presidente, a Usted se lo votó para “cambiar”, ahora, ¿qué es lo que no entiende? ¿Qué es lo que le impide el cambio y terminar con esta cacería humana que cada día daña más a la sociedad?
Desde ya, “cambio”, a esta altura de los acontecimientos, no es “estudiar la situación”. Es cambiar, sustituir las viejas estructuras y sus conductores. De lo contrario, con las mismas organizaciones y actores no podrá producir ninguna modificación o cambio.
Los nuevos funcionarios no pueden estar infectados de aquella ideología revanchista y llena de un disimulado odio.
Señor Presidente, Usted no llegó a la presidencia de Suiza o Dinamarca, donde se pueda mover con conceptos de justicia imparcial e independiente y donde existe normalidad jurídica. Acá, en su Argentina, tiene una estructura dinamitada y corroída en todos sus estamentos.
Antes de hablar de justicia independiente, hay que bregar por una justicia imparcial, y esto es lo que no se ejercita en estos juicios. No es posible lograr tal imparcialidad con jueces subrograntes o postulantes a cubrir cargos de jueces, todos ellos presionados.
Jueces integrantes de organizaciones terroristas y/o familiares de presuntas víctimas, integrantes de autodenominadas organizaciones de DD.HH. Presidente, esto no es justicia, es persecución. Es un linchamiento popular.
Con un Presidente de la Corte de Justicia que negoció/pactó (ver declaraciones del ex integrante de la CSJN Adolfo Vázquez) con el anterior régimen corrupto de gobierno para avasallar la C.N., extorsionar al Congreso, lograr así, mentira mediante, de implementar una “política de Estado de DD.HH.” y declarar nulas leyes constitucionales que habían posibilitado el camino hacia la paz y reconciliación de los Argentinos.
Presidente, esto no es justicia, es persecución. Es un linchamiento popular.
Este señor, con el cual Usted también ha pactado, continúa sosteniendo la misma posición anárquica de justicia. Utiliza el derecho para convertir a la justicia en un sistema totalitario.
Se respaldan en fallos surgidos de aquel pacto clandestino.
Usted ha “comprado”, ha “aceptado”, ha “consentido” este sistema de justicia que tortura y mata en nombre de los DD.HH.
Este plan criminal mantiene presas a personas totalmente inocentes, como son los familiares y amigos. Pues ellos son los que sufren en carne propia el resultado de esta “política de Estado” cuyo verdadero nombre es un plan criminal de exterminio de ex agentes del Estado que combatieron al terrorismo marxista que quiso instalar un socialismo totalitario similar a ex URSS o Cuba.
Como dije, personas de 70/80 años y más, padres, madres, esposas, hijos, nietos, personas honestas que lo votaron y hoy se sienten frustrados y engañados.
Hoy Usted no toca el timbre de mi casa, o el de mi hermana, o mi madre de 90 años. Usted ganó por una diferencia de 600 mil votos aproximadamente. Gran parte de ellos pertenecen a dichas personas. Los engañó cruelmente. No quiere oír ni reconocer cómo fueron los hechos. Se deja llevar por la facilidad del relato falso instalado.
Señor Presidente, para cambiar hace falta imaginación y coraje, dos virtudes que no sobresalen en su gestión. No se han animado a sentar las bases para modificar la realidad del país. Les resulta más fácil “copiar y pegar” viejas recetas.
Nos engañó cruelmente. No quiere oír ni reconocer cómo fueron los hechos. Se deja llevar por la facilidad del relato falso instalado.
No existe grandeza y generosidad para el sacrificio. Las apetencias eleccionarias de corto plazo son prioritarias. Por ello, continuar con la vieja política es más cómodo. No se puede gobernar y estar pensando en las próximas elecciones.
No hubo coraje para hablar claro ante la sociedad y decir cuál fue la “pesada herencia”. Ésta se va enterando a cuenta gotas.
No hay valor para denunciar ante el pueblo los acuerdos espurios, cuasi mafiosos establecidos por miembros de la CSJN, donde se sentaron las bases para avasallar el Derecho y sumir nuevamente a la Argentina en el túnel del tiempo, cambiando a las nuevas generaciones la historia mediante constantes campañas de manipulación psicológica dirigidas por terroristas espías como Horacio Verbitsky, Anguita y otros, quienes deberían ser juzgados por los delitos cometidos como integrantes de bandas terroristas Montoneros y ERP.
Hoy nos encontramos sometidos a tribunales compuestos por ex terroristas (ejemplo: los integrantes del TOF de Santiago del Estero, recientemente separados por la Cámara de Casación Penal, por no ser imparciales dado que son ex integrantes del ERP y miembros de una organización defensora de Derechos humanos). Así, como este caso, en la mayoría de los tribunales y fiscalías se puede encontrar personajes comprometidos ideológicamente, ya sea profesional y/o familiarmente.
Esto ocasiona situaciones como la que sintetizaré: “…un imputado presenta una recusación al Tribunal por existir causales de no ser imparciales, éste da vista al Ministerio Fiscal, compuesto por un fiscal de Justicia Legítima y otro, mal designado, Ad Honorem. Ambos rechazan el pedido. Luego, un tribunal que actúa en otro juicio de ‘lesa humanidad’, también compuesto por militantes de Justicia Legítima, desestima el recurso por extemporáneo, sin importar el fondo de la irregularidad planteada”.

Presidente: ¿cómo se hace para saltar este “corralito”? ¿Para zafar de esta trampa? ¿Ésta es la justicia que ustedes quieren para estos juicios? ¿A esto usted y sus ministros le llaman justicia independiente?. Señor ¡¡¡Tengo bronca!!! No me tome por idiota (por no usar el término que utilizó la expresidente con su funcionario).  
La discusión de 30 mil/8 mil, es estéril. Eso ya pasó.
Deje que cada uno sostenga su cifra. El Estado no debe entrar en esa polémica inconducente. Sí, el Estado, debe ser imparcial; decir, transmitir y comunicar los datos oficiales. Con responsabilidad. No se puede mentir con datos comprobados y reconocidos oficialmente. Debe rechazar con fuerza la idea de un pensamiento único.
Señor Presidente, el tema preocupante, urgente a resolver ya, es terminar con el accionar vengativo del Poder Judicial. Pues Argentina está cometiendo, ahora sí, delitos de lesa humanidad. Señor Presidente, ¡¡¡que el árbol no nos tape el bosque!!!
Está malversando la oportunidad de cambio. En lugar de sentar bases para terminar con aquel pasado trágico, continúa por la misma senda de la división por más que declame la unión nacional.
Argentina está cometiendo,ahora sí, delitos de lesa humanidad.
No habrá concordia mientras se persista en condenar a un sector de la sociedad que en los 70 fue agredido y hoy se lo apresa por haber defendido el estilo de vida, suyo, nuestro, el de las futuras generaciones. De haber triunfado aquellos, tenga por seguro que Usted hoy no sería presidente de los argentinos.
La verdad en este tema aún no ve la luz y la mayor parte de la sociedad no conoce lo que pasa verdaderamente en estos enjuiciamientos.
Se continúa vendiendo carne podrida con los DD.HH. La estructura del Ministerio de Justicia continúa intacta, tanto en sus costos como en su política ideológica, conducida por sombríos personajes que mediante encantadores discursos, llenos de palabras, tienden un velo engañoso, disfrazado de justicia, escondiendo bajo la alfombra la mugre de arrastre de este tema.
Miembros de este gobierno continúan sosteniendo una defensa acérrima del “plan de solución final” al que estamos sometidos.
Para cambiar hace falta coraje, imaginación, sueños grandes, humildad y generosidad.
Argentina debe reconocer y decirle al mundo la verdad sobre este tema. Tiene la obligación jurídica y moral de hacerlo. De lo contrario es mentir, igual a como se mintió con el INDEC durante tantos años.
Se debe reconocer este error, producto de una política equivocada, llevada a cabo por políticos corruptos, mercenarios y oportunistas que, mentira mediante, decidieron cambiar el rumbo de la reconciliación iniciada a partir de 1983.
Dígale al mundo, el que hoy vive ocupado en combatir al terrorismo (y lo hace con todos los medios posibles… hasta con torturas), que Argentina sufrió en la década del ´70 la peor agresión terrorista de su historia.
Por último, rescato unas palabras del ex presidente norteamericano Franklin Roosevelt, que dijo: “Una de las principales libertades es liberarse del miedo”.
En nuestro caso, liberarse del miedo que han impuesto estas bandas terroristas significa hacer más libre a la sociedad. Esto debería convertirse en el objetivo común. Muchos otros problemas serían entonces más sencillos de resolver.
Desde ya, no existirían presos por razones políticas ni ideológicas en la Argentina.
Decir la verdad, desenmascarar la mentira y reconocer los errores no generará polémica, por el contrario, nos quitará de encima la pesada mochila de la trágica década de los 70.
De otro modo, la sociedad deberá esperar 40 años para darse cuenta de los asesinatos que aquí y ahora se cometen en nombre de la justicia, violando premeditadamente la Constitución Nacional.
Sin otro particular, saludo al señor Presidente, con distinguida consideración.

 

Juan Giovarruscio
Preso Político
4 años con prisión preventiva
Penal de San Felipe- Mendoza

 



PrisioneroEnArgentina.com

Junio 16, 2017



 

El Coronel Losito recusa al juez Lorenzetti

Share

 

 

El Coronel Horacio Losito recusa al juez Ricardo Lorenzetti. Este último, en el libro de Natalia Aguiar,  “EL SEÑOR​ DE LA CORTE” admite en el segundo capítulo y en el capítulo final,  haber pertenecido a la organización terrorista Montoneros.

 

  



 

Fuente y colaboración: Ana Barreiro y Andrea Palomas Alarcón.

 

PrisioneroEnArgentina.com

Junio 4, 2017


 

POLÍTICA DE ESTADO “DE FACTO”

Share

 

 

 

 

 Escribe Carlos Españadero.

 

Nuestra dirigencia política se ha desarrollado con una vocación de ilegalidad constante.
Cuando era joven, era corriente saber que los cuarteles eran frecuentados por dirigentes políticos que consideraban necesario el “golpe de estado”. O éramos invitados a reuniones muy “coquetas” donde se producía un acercamiento personal. Para ello nos alababan con hermosas palabras y más que todo, describían terribles desgracias que podían suceder a nuestro país si no aceptábamos que había que derrocar al gobierno. Y leves insinuaciones a nuestra falta de valor cuando manifestábamos nuestro desacuerdo. Por supuesto no se necesita ser hombre de derecho para percibir que estaban proponiendo una ilegalidad. Pero ilegalidad existe cuando se hace y no cuando se habla.
Como nunca fui un militar importante, tuve la suerte que salvo en tertulias amigables donde se expresaban opiniones que definían una mirada de simpatía hacia el golpe de estado, no veía más.
Gracias a Dios. Para “tocar” a algún militar, lo normal era de jefe de unidad (teniente coronel o coronel, cuando no algún general). Yo hablo cuando era subteniente y hasta capitán.
Mi obsesión era el trato con mis subalternos, entre los cuales existía una gran cantidad que eran soldados. Y estoy seguro, que a través de ello aprendí lo que es mi pueblo. Anualmente conocía entre 150 a 200 soldados, y más profundamente hasta teniente a unos 50. Y en ellos veía una pintura de lo que es nuestro pueblo.  Y aprendí a amarlo. ¡Cuántos diálogos sostuve con ellos que me enseñaron cosas! Y conste que no era un superior que saliera del reglamento.
Mi teoría era que, con mis subalternos, el reglamento, pero con sentido humano. Para mis superiores, el reglamento que no solo me obligaba, sino que me defendía. Para el militar en la paz, el reglamento es la ley militar. No está escrito en broma ni para que se lo burle. Está para ser cumplido.
Nuestra dirigencia política noto, se educó con otras normas. Le ley es algo formal. La cumplimos si nos conviene. Si no la burlamos. Y si así no se logra nada, se la viola, eso sí con un racimo de argumentos ideológicos donde la democracia, la libertad, la dignidad y otras yerbas son manoseadas con hermosas palabras.
Los tiempos cambian. Y con ello los “caballitos de batalla”. Las hermosas palabras están de moda o cambian con otras nuevas más sensibles para la población. Hoy el culpar a los derechos humanos, de toda la ilegalidad que late dentro de ellos.
Dentro de este marco, se ha puesto de moda la frase: “política de estado”. ¿Qué es eso? Si bien no hay una definición indiscutible, podemos intuir que apunta a evitar los enfoques divergentes de sectores políticos que confrontan violentamente contra otros. Y si vamos a la expresión ideológica es muy bueno.
Argentina es un país fracturado, con una dirigencia política incapaz de buscar un sentir común como nación. Entonces se mantiene un quiebre permanente de su frente interno. Basta ver en economía la lucha entre “los capitalistas” y los “nacionalistas” (que desarrollaría en otra oportunidad). Esto conlleva que, por la vía democrática, los gobiernos cambian y sea una línea u otra necesita tirar abajo lo que hizo el otro. ¿Y la población que decide por el voto? Ante las dos líneas que hacen un buen “marketing”, la ciudadanía parece que alternativamente les da oportunidad para que encontremos el país deseado. Pero si observamos las expresiones de su voto, interpreto que se inclinan más a las ideas “nacionalistas” que a las “capitalistas”. Pero ambas albergan aspectos muy negativos, en los cuales la corrupción quiebra toda esperanza.
Los “capitalistas” sueñan con las inversiones extranjeras y se baja los pantalones ante el “capitalismo salvaje” cambiando soberanía por una “feliz dependencia”. Los “nacionalistas” es un amplio abanico va desde la idea de crear su propio capitalismo hasta el que quiere hacer la guerra mundial contra el capitalismo internacional. Son miradas muy diferentes. Cada una de estas busca el poder. Y si es diferente de la línea gubernamental que se va, cambia en 180ª todo lo que se ha hecho en el país. Luego una política de estado parece ayudar a evitar los cambios bruscos que al final sea para un lado o para el otro, perjudica a la población. Nuestra Argentina vive en el cambio, y nuestra población (que es lo más importante que tiene una nación) es golpeada por los efectos que no son motivos de preocupación real (es decir de hechos) de nuestra dirigencia. Cada uno cautiva con sus palabras y actúa pensando más en cómo convertir su cargo gubernamental en una tarea laboral cómoda y rendidora.  Y esto se agrava con la tendencia al caudillismo que ha desvirtuado la vida de los partidos políticos. Todo esto transforma a la política de estado en algo no solo positivo sino necesario.
Pero nuestra dirigencia, vocacionalmente ilegalista, quizás por haragana o por usarla a su albedrío, no quiere legislar sobre esto.
Hay que notar que, en un país, las normas de juego son imprescindibles para convivir e incluso para desarrollarse. Y las normas de juegos son las leyes.
Si fuera yo, propondría una ley sobre política de estado que diga que hay que cumplir las leyes y modificarlas dentro de las normas que se establecen para modificarlas. Esa podría ser una buena política de estado.
Pero el problema básico es establecer como se da forma a “una política de estado”. Parecería obvio que hay que legislar sobre esto.
El primer problema es ubicarla en el marco legal. Una política de estado debería ser superior a las leyes. Porque si es igual no es necesaria. Debe ser inferior a la constitución, salvo que se modifique ésta.
En nuestro país hay dos niveles legales: La constitución nacional y las leyes que se deben fundamentar en la constitución nacional. Una ley referida a la política de estado” debería ser superior al mecanismo legislativo para sacar una ley. ¿Por qué? Porque si no una ley modifica otra, y la política de estado puede cambiar según las mayorías, que normalmente son cambiantes. Entonces no hagamos una política de estado, dejamos la ley y basta.
Otra solución es convocar a una constituyente y dentro de la constitución establecer como se establece una política de estado que garantice su continuidad a pesar de cambiar los gobiernos, y también cómo puede ser cambiada, sin necesidad que se convoque a una nueva constituyente. Por ejemplo, imponer que debe ser una ley que debe contar con el 80% de los votos y sea aprobada por un referéndum vinculante. Tanto para ponerla en vigencia como para cambiarla.
Nuestra dirigencia pretende omitir “este detalle”. Y por lo tanto el Dr. Lorenzetti puede establecer una política de estado, o el Dr. Kunkel o mi tía si se le ocurre. No hay norma que limite establecer una política de estado. Puede darle vigencia algún buen periodista con “plafón” sea Víctor Hugo, o Asís, o Laje, o en un programa de debate político periodístico.
En consecuencia, los presos políticos hasta ahora no estamos afectados por ninguna “política de estado” que no tiene vigencia en nuestro andamiaje legal. Solamente estamos sometidos al Poder de la Corte Suprema de Justicia, que, en vez de establecer jurisprudencia sobre su conducta anticonstitucional e ilegal, prefiere asombrarnos por una “política de estado” carente de vigencia en nuestro país, dictada (al modo de una dictadura) por el Dr. Lorenzetti con sus amigos.

 


Carlos Españadero

PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 16, 2017


 

Carta Abierta a Joaquín Morales Solá

Share

 

Del Dicho de periodistas, al “Hecho” de los funcionarios…

 

 

Una oportunidad perdida para el Gobierno

Ocurrió en estos días un combate soterrado entre el derecho y la oportunidad. En la superficie de ese combate, asiduo e incómodo, reapareció el conflicto por los derechos humanos violados en la década del 70. El derecho en su concepción más liberal y estricta es la que aplicó una mayoría de jueces de la Corte Suprema de Justicia, que hizo valer tal legalidad para dar por cumplida la pena de un condenado por delitos de lesa humanidad, Luis Muiña. La oportunidad es el momento en que el Gobierno estaba buscando un mecanismo jurídico o legislativo para resolver los casos de militares ancianos y enfermos que están presos en cárceles comunes. El escándalo político que provocó aquella decisión de la Corte Suprema, y la multitudinaria manifestación social en contra de ella, dejó sin margen al Gobierno y al máximo tribunal para avanzar en esa solución. Cuarenta y un año después del golpe de Estado de 1976, el país no ha podido elaborar un modo de superar ese pasado y suturar las viejas heridas.
El péndulo de la revisión del pasado osciló entre extremos en los últimos 33 años de democracia. Sólo Raúl Alfonsín intentó en los primeros cuatro años de su mandato, cuando era un presidente fuerte, juzgar a los militares que violaron los derechos humanos y a los guerrilleros que también lo hicieron. Carlos Menem decidió mediante un indulto personalísimo liberar a todos de culpa y cargo. La era kirchnerista colocó el péndulo en el otro extremo. Juzgamiento a todos los militares acusados de delitos de lesa humanidad, aun desconociendo en muchos casos las garantías procesales. Al mismo tiempo, convirtió a los jefes guerrilleros de los años 70 en héroes cargados de crímenes. El gobierno de Macri aspiraba a colocar el péndulo en el medio: ni impunidad ni venganza. La prisión domiciliaria de los militares ancianos y enfermos no significaría una disminución de la condena, sino otra manera de cumplir la prisión. Colocaría el derecho humanitario en armonía con el Código Penal, que prevé la prisión domiciliaria para los presos enfermos o con más de 70 años.
La decisión de la mayoría de la Corte es legal. El artículo 2 del Código Penal es muy claro: siempre se aplicará la ley más benigna en el momento del fallo, aun cuando hayan estado vigentes otras leyes. La más benigna es, sin duda, la que beneficia a los condenados con el “dos por uno” mientras estuvieron en prisión preventiva. Es una ley que responde a los preceptos del garantismo zaffaroniano. La hipocresía del kirchnerismo radica, sobre todo, en su inacción. En doce años de poder, no le agregó al artículo 2 del Código Penal una excepción para los delitos de lesa humanidad ni cubrió el vacío legal que dejó la ley del “dos por uno”, que el Congreso acaba de resolver.
Los dos jueces que votaron en contra de ese beneficio, Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda, también se respaldaron en argumentos legales. Los tratados internacionales de derechos humanos, incorporados a la Constitución en 1994, declaran la imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad y prohíben la reducción de las penas. De hecho, Maqueda había firmado hace poco una resolución de la Corte que otorgó la prisión domiciliaria a un militar de 85 años, muy enfermo. No pasó nada entonces.
En medio del fárrago, la primera pregunta que surge es qué pasó para que la interpretación estricta del derecho derrumbara la oportunidad. El ministro de Justicia, Germán Garavano, visitó semanas atrás a todos los miembros de la Corte. Ninguno le anticipó nada sobre aquella resolución del “dos por uno”. Sólo al anochecer del día anterior a la firma de la resolución, Lorenzetti lo llamó por teléfono al ministro para advertirle vagamente de que algo pasaría al día siguiente sobre un asunto vinculado con delitos de lesa humanidad. Por eso, Garavano fue el primero en salir, tal vez enojado y decepcionado, a manifestarse en contra de la ley del “dos por uno”. Es una opinión sincera. “Yo soy más conservador para la interpretación de la ley; no me gusta el excesivo garantismo”, suele decir en privado.
Pero ¿qué pasó dentro de la Corte? Primero los hechos, después las interpretaciones. El grupo de tres jueces liderado por Carlos Rosenkrantz, e integrado por Elena Highton de Nolasco y Horacio Rosatti, sorprendió a Lorenzetti y Maqueda con un voto redactado sobre el beneficio a Muiña con la ley del “dos por uno”. Acordaron a duras penas un plazo no mayor de 15 días para que los otros dos elaboraran sus votos. Muiña es sólo un caso entre 20 más que tiene la Corte. Así empezó todo.
Una interpretación, que circula por el oficialismo, señala que Lorenzetti, que maneja la agenda de la Corte, dejó que el caso prosperara porque imaginó el desgaste de Rosatti, su eterno rival. En efecto, Rosatti les comentó a varios interlocutores (incluidos algunos funcionarios del Gobierno) que después del juicio político planteado por Elisa Carrió, la gestión de Lorenzetti como presidente del tribunal debía concluir en diciembre próximo, aunque le quedara un año más de mandato. “La situación no da para más”, les dijo. Rosatti supone que él podría ser el sucesor de Lorenzetti al frente del tribunal. Lorenzetti los habría dejado avanzar sabiendo que Rosatti se quemaría en el camino.
Otras versiones indican que fueron los tres firmantes de la resolución los que presionaron a Lorenzetti para que se tratara el tema. En tal caso, sería Rosenkrantz, y no Rosatti, quien tomó el liderazgo de una parte importante de la Corte. Luego del estrépito político y social por la resolución, Rosatti y Highton de Nolasco se mostraron dubitativos. Rosatti debió cancelar dos disertaciones por el temor a escraches. Rosenkrantz, que es un jurista sin experiencia política, se mantuvo en sus trece. “No cambiaría ni una coma por la presión política y mediática”, confirmó.
Carrió salió otra vez en auxilio del Gobierno. Será ella la que presentará en Diputados un proyecto para que los militares condenados por delitos de lesa humanidad puedan cumplir prisión domiciliaria a partir de los 75 años. “El derecho humanitario debe ser respetado por la democracia”, señaló. Carrió tiene autoridad moral para hacerlo. Ella escribió como constituyente la inclusión de los tratados internacionales de derechos humanos en la Constitución y fue la voz que defendió en la Cámara de Diputados la derogación de las leyes de obediencia debida y de punto final. Se entusiasmó cuando escuchó a Carlos Kunkel, que participó del grupo guerrillero Montoneros, exclamar en el recinto de los Diputados: “Enfrentar a la fuerza con la fuerza fue un error”. Fueron las primeras palabras de tibia autocrítica.
Para que el país deje de habitar en el pasado son necesarios la verdad y el pedido de perdón. Ni militares ni guerrilleros mostraron nunca gestos de remordimiento. Aunque la responsabilidad del Estado es siempre mayor cuando se violan derechos humanos, la culpa de los grupos insurgentes en aquella ordalía de sangre no puede seguir sumergida bajo un relato de supuesta heroicidad. Definitivamente, no fueron héroes ni mártires. Es cierto, por otro lado, que lo que Norma Morandini llama el “insoportable patrullaje ideológico” impide el debate para llegar a la verdad. Ese “patrullaje” llegó a descalificar a Graciela Fernández Meijide, madre de un desaparecido y luchadora infatigable por los derechos humanos. Fernández Meijide había dicho sólo una frase con sentido común: “Nos guste o no, es un fallo de la Corte Suprema y hay que respetarlo”. En efecto, la Corte no tiene la culpa. Es el pasado irresuelto el que interpela a la dirigencia argentina y a los viejos protagonistas de la entera tragedia.

http://www.lanacion.com.ar/2023590-una-oportunidad-perdida-para-el-gobierno

CARTA A JOAQUÍN MORALES SOLÁ

LOS CÓMPLICES
Mis respeto por su excelente escrito. Pero mientras este y otros cientos se confeccionan y leen, transcurre el tiempo, el que me están robando ilegalmente a mí, a mi familia y muchos otros. En lo personal la ideología, la política y las ambiciones funcionales personales y el país todo, me importan absolutamente nada. Sabe por qué? Porque me “engarronaron”* Verdaderos delincuentes del poder judicial con la indiferencia y el silencio cómplice, de funcionarios de otros poderes, políticos, miembros de la iglesia y de ustedes los periodistas, se han dedicado a fraguar pruebas, para producir detenciones ilegales. Al mismo tiempo, a dejar verdaderos responsables de delitos, no sé si bien llamados de lesa humanidad, en libertad. Todo esto produce una impotencia extrema. Las maniobras realizadas y los delitos cometidos para imputar gente, son burdos y en muchos casos están a la vista. Eso si, no a la de todos, ya que como República estamos llenos de ciegos, sordos y mudos, instalados en cómodos despachos oficiales, cuyas mentiras están amparadas por ustedes los periodistas. No sigo escribiendo, realmente es perder el tiempo. De cualquier  forma  el concepto de la realidad que oculta este “gobierno democrático para algunos”, está expresado en estas breves líneas.

Lo que nunca podré exponer ni mínimamente, es la repulsión que siento ante tanta ilegalidad e hipocresía generalizada de tanto cobarde que circula en inmerecida  libertad, por el territorio que se llama Argentina.

 

“Nadie se convierte en cómplice de un crimen si no tiene un interés personal”.
Donato Carrisi (1973-     )

 

Cordialmente
Claudio Kussman
Mayo 14, 2017
*”engarronar” – hacer comer un garrón, culpar un inocente – jerga policial

 

 


Claudio Kussman

claudio@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

@PrisioneroA

Mayo 14, 2017


 

 

 

 


 

Justicia y canalladas

Share

 

 

 Escribe Enrique Guillermo Avogadro.

“Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor,

la electricidad y la energía atómica: la voluntad”.

Albert Einstein

 

Obviamente, el título de esta nota se refiere, primero, al fallo de la Corte Suprema (https://tinyurl.com/kbumnvm) que el miércoles resolvió que correspondía aplicar el “2×1” (cada día de prisión preventiva se computa doble) a un procesado por delitos de lesa humanidad. Los ministros del máximo Tribunal Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco y Horacio Rosatti conformaron la mayoría que simplemente aplicó la ley, mientras Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda se opusieron. ¡Una para el lado de la Justicia!

No habían pasado cinco minutos desde que el fallo fuera públicamente conocido cuando comenzó el coro habitual de los ex organismos de derechos humanos (ya confesadamente movimientos políticos kirchneristas) a repudiarla; que la Vicepresidente, Graciela Michetti, y el Ministro de Justicia, Germán Garavano, se sumaran a los críticos de la sentencia, y en términos de compleja gravedad frente a la tan declamada separación de poderes resultó, al menos, raro. Lo más notable fue la reacción de quienes apoyaron, siempre y sin reparos, las teorías penales garantistas de Eugenio Zaffaroni, que hicieron escuela y permitieron liberar a acusados de los más aberrantes delitos, que ahora se rasgan las vestiduras simplemente porque se pretende terminar con una arbitraria discriminación. Aquí nadie parece comprender que, aunque se trate eventualmente de culpables, no se combate a los caníbales comiéndoselos.

El voto de Lorenzetti confirmó su postura de años, durante los cuales sostuvo que la persecución a los militares que derrotaron a la subversión terrorista (armada y financiada por Cuba, Argelia, Libia, Vietnam y Rusia) era una política de Estado, consensuada por los tres poderes, por lo cual ese vengativo acoso estaba legitimado y resultaba funcional al poder de turno; nunca se le ocurrió juzgar conforme a derecho y con total independencia. ¿Está abriendo el paraguas –como hizo el propio Néstor, cuando dijo con cinismo “la zurda te da fueros”– frente a las concretadas denuncias de Lilita Carrió o ante lo que surge de su biografía, escrita por Natalia Aguiar, que se ha transformado en un best seller?

Recordemos que, para lograr ese fin, buscado por el kirchnerismo para  conquistar a la intencionada izquierda vernácula e internacional -el actual viaje a Europa de Cristina es una prueba de su éxito-, se violaron todas las leyes vigentes (legalidad, juez natural, irretroactividad, máximo de prisión preventiva, detención domiciliaria a los mayores de 70 años) en juicios fraguados mientras la sociedad entera, con su habitual actitud hipócrita y cobarde, olvidaba a los militares presos y amnistiaba a los asesinos, les pagaba sin control alguno pingües indemnizaciones y los enquistaba en el aparato estatal.

Lamentablemente, esa buena noticia, que hace regresar a la Argentina al imperio del derecho y de la igualdad ante la ley, fue empañada por un nuevo manotazo de venganza: un Juez de Mar del Plata, Santiago Inchausti, armó una causa por presuntos delitos de lesa humanidad y ordenó la captura de cuatro militares, entre ellos el Tte. Cnel. Emilio Nani, héroe de Malvinas y tal vez el más condecorado de la gesta por su valor en combate, que fue gravemente herido y perdió un ojo en la recuperación de los cuarteles del Regimiento N° 3 “Gral. Belgrano”, en La Tablada. Esa acción guerrillera, que protagonizó el MTP (continuador del ERP), conducido por Enrique Gorriarán Merlo, se desarrolló en enero de 1989, en la presidencia de Raúl Alfonsín, un gobierno obviamente democrático y. amén de multitud de heridos, costó la vida a muchos militares y policías.

Nani actuó hoy como hubieran debido hacerlo siempre los jefes de todas las armas cuando esta infamia persecución comenzó; es decir, cuando  Néstor Kirchner, arropado en las banderas revolucionarias que siempre había repudiado, obtuvo del genuflexo Congreso la derogación de las leyes de obediencia debida y punto final que, sabiamente, la democracia había sancionado como camino hacia la pacificación. O sea, haciendo honor a la jerarquía, indispensable en cualquier fuerza armada, y al ver que habían detenido a oficiales más jóvenes que él por la misma causa, viajó a Mar del Plata, se puso a disposición del Juez y fue enviado a la cárcel. ¡Así paga esta miserable y decadente Argentina a sus mejores hombres!

En el otro extremo de Sudamérica, mientras tanto, Nicolás Maduro sigue poniéndose de sombrero a todo su país, sumido en el caos, el hambre, la violencia, la falta de salud, la inflación espantosa. El estruendoso silencio de nuestros presuntos defensores de los derechos humanos frente a la salvaje represión, que ya contabiliza cuarenta muertos, decenas de opositores presos y la destrucción de la prensa libre, desnuda su inmunda hipocresía.

El nuevo engendro jurídico pergeñado por el tirano para conservar el poder omnímodo que aún ostenta fue la convocatoria a una original Asamblea constituyente para modificar la carta magna que su padrino, Hugo Chávez Frías, había impuesto a fines del siglo pasado. Pretende constituirla, al menos por la mitad, con partidarios elegidos a dedo. Pero todo eso no bastará, como lo demuestra cada día en la calle la movilizada sociedad, para compensar su descrédito, por muchas armas y activistas que le suministren los gerontes cubanos; es que, si el chavismo cayera, la isla verá cortarse el último cordón umbilical que le permite respirar, aunque sea miserablemente.

No hay dictadura en el mundo que haya podido sostenerse exclusivamente basada en las bayonetas, cuando sólo el 10% de la población la apoyaba. Pero sería muy importante, casi decisivo, que los Estados Unidos resolvieran, más allá de la correcta declamación política, interrumpir sus compras de petróleo venezolano, que hoy representan el 75% de las exportaciones del país. Si Maduro ni siquiera está dispuesto a permitir la instalación de un corredor humanitario –es más, ha confiscado las escasas medicinas que llegaron a su través- para ayudar a sus connacionales simplemente a sobrevivir, ¿por qué seguir alimentando su régimen, además vinculado al terrorismo colombiano y al narcotráfico, con esenciales divisas?

En el escenario latinoamericano, casi barrido de él el populismo que tanta miseria costó a sus pueblos, Argentina ha recuperado su prestigio y está dispuesta a asumir el liderazgo que Brasil dejara vacante por la enormidad de sus problemas internos. En este momento, la acompañan todos los países de la región –con la obvia exclusión de Uruguay, Bolivia, Ecuador y Nicaragua, que aún no han conseguido desprenderse de esa lacra, y varias naciones caribeñas, deudoras del chavismo, que intentó exportar el “socialismo del siglo XXI” mediante enormes exportaciones de petróleo a precios subsidiados- y la presión de sus vecinos regionales sobre Nicolás Maduro se está acentuando.

El gobierno bolivariano, ha quedado demostrado, prefiere la muerte de sus conciudadanos a ceder en sus pretensiones pseudo socialistas y en su capacidad depredatoria. Se ha conformado así un verdadero infierno, en el cual Venezuela muere cada día, mientras los chavistas rojo-rojillos bailan sobre un volcán en ebullición. Cómo concluirá esta monumental crisis, que tanto lastima la sensible y dolorida piel del continente, es la gran incógnita.

 

Enrique Guillermo Avogadro
Abogado

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 6, 2017