Share

 

 

Las agencias de inteligencia y seguridad de los Estados Unidos de América están reaccionando al atentado suicida del lunes en el concierto de Ariana Grande en Manchester, Inglaterra, con nuevas advertencias y revisiones de métodos investigativos.
El ataque cobró las vidas de 22 personas e hirió a otras 59 después del concierto de la estrella Pop. La policía dijo que la explosión ocurrió fuera de la arena cerca de la estación de tren de Manchester Victoria, atrapando a gente mientras que salían del edificio. ISIS se adjudicó la responsabilidad del ataque terrorista el día de hoy martes por la mañana, calificando al bombardero de “soldado del Califato”.
“Peor y más perjudicial está viniendo sobre los Adoradores de la Cruz y sus amigos con el permiso de Dios. Alabado sea Alá, Señor de los mundos”, dijo el comunicado.
En el testimonio del Senado el martes por la mañana, el Director de Inteligencia Nacional Dan Coats advirtió que ISIS reclama crédito por muchos ataques y que esta afirmación no se ha verificado.
El bombardero, identificado como Salman Abedi, era conocido por las autoridades británicas, pero no se pensaba que fuera una amenaza inmediata.
El agregado jurídico de la Oficina del FBI en Londres ayudó a los homólogos británicos y recolectó residuos de la bomba para su análisis en el laboratorio del FBI en Quantico, Virginia.
En los Estados Unidos, el FBI y el Departamento de Seguridad Nacional están publicando recomendaciones sobre terrorismo para las fuerzas de seguridad locales en todo el país, dijeron fuentes policiales al Proyecto de Investigación sobre Terrorismo. Un asesoramiento más detallado será dado a todos los propietarios de estadios deportivos y lugares de conciertos musicales.
La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) está revisando las comunicaciones que interceptó en las últimas dos semanas, seleccionando conversaciones basadas en palabras clave o números de individuos conocidos o sospechosos de tener vínculos con el terrorismo internacional.
El ataque de Manchester se produjo tres semanas después de que una alerta del Departamento de Estado advirtió a los estadounidenses que viajan a Europa que la violencia terrorista sigue siendo una amenaza latente.
“Los extremistas siguen concentrándose en lugares turísticos, centros de transporte, mercados, centros comerciales e instalaciones del gobierno local como objetivos viables”, dijo el comunicado de alerta. Además, los hoteles, clubes, restaurantes, lugares de culto, parques, eventos de alto perfil, instituciones educativas, aeropuertos y otros blancos blandos siguen siendo lugares prioritarios para posibles ataques. Especialmente durante la próxima temporada de verano cuando las grandes multitudes pueden ser comunes “.
El Departamento de Estado norteamericano emitió una serie de medidas a ser ejecutadas a la brevedad. Entre ellas, no solo se destaca el enfrentamiento al terror internacional, pero se incluye derrotar a ISIS y a otras organizaciones terroristas, apoyar los esfuerzos para derrotar a ISIS y otras organizaciones terroristas con 5.600 millones de dólares que servirán para derrotar a ISIS en Irak y Siria, derrotar las nuevas ramas del ISIS y redes terroristas afiliadas y mejorar la estabilidad de las naciones socias en primera línea. También apoyará la estabilización en áreas donde ISIS y otros grupos han sido desarraigados, y detendrá el alcance global de ISIS en el ciberespacio. Apoyar a los principales aliados de Estados Unidos para defender intereses compartidos, incluso pidiendo apoyo robusto a Israel en 3.100 millones de dólares. Proveer $ 1.1 mil millones para terminar con organizaciones criminales transnacionales y vías ilícitas a las fronteras de los Estados Unidos, y reducir el flujo de migración irregular y bienes ilícitos que amenazan la seguridad de los Estados Unidos. Es importante destacar que la asistencia de los Estados Unidos abordará las condiciones subyacentes a estas amenazas, incluyendo la debilidad de la gobernabilidad, la inseguridad, la corrupción, el crecimiento económico desigual, la pobreza y los abusos contra los derechos humanos. Combatir la delincuencia transnacional y el tráfico a nivel mundial, incluyendo un apoyo de 542,4 millones de dólares para combatir el narcotráfico, las personas, el contrabando y la vida silvestre en los países y regiones prioritarios del mundo para proteger la seguridad de los Estados Unidos y sus ciudadanos. Trabajar en común con el Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Justicia para implementar la Orden Ejecutiva Presidencial sobre el cumplimiento de la ley federal con respecto a las organizaciones criminales transnacionales y la prevención de la trata internacional. Trabajando estrechamente con el Departamento de Defensa y otras agencias gubernamentales de Estados Unidos, se destinarán unos 7.100 millones de dólares para actividades que permitirán fortalecer las medidas de seguridad. Proporcionar $ 3.8 mil millones para la protección de la seguridad mundial, que incluye el apoyo para el personal de Seguridad Diplomática (DS) que proporcionan protección física para personal e instalaciones americanas en el extranjero y asesorar a las empresas estadounidenses que operan internacionalmente en el entorno de seguridad para ayudar a promover el desarrollo empresarial y el comercio a través del Consejo Asesor de Ultramar. Se invertirá $ 200 millones para ayudar a contrarrestar los intentos maliciosos en curso de romper el  sistema de vida estadounidense.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 23, 2017