DISCRIMINACIÓN INSOSTENIBLE EN ARGENTINA

Share

  Por SILVIO PEDRO PIZARRO.

 El editorial del diario La Nación nos informa que el Servicio Penitenciario Federal viene negando la salida de ancianos presos por delitos de lesa humanidad con turnos concedidos para aplicarse la vacuna contra el coronavirus, pese a la existencia de órdenes judiciales que autorizan esas salidas transitorias de las unidades penales.

Fue necesario que nos azotara una terrible pandemia para que los medios periodísticos dieran a conocer a la sociedad y al mundo la existencia de los campos de concentración en el país, Gulags argentinos, que dicen juzgar irónicamente como “Política de Estado”, bajo la figura de lesa humanidad, a los militares, policías, agentes de seguridad y civiles que derrotaron al comunismo en los violentos 70s. Se está obrando con manifiesta discriminación. Semejante decisión radica en motivaciones ideológicas.

La casi totalidad de los procesados por delitos de corrupción en la República Argentina se encuentran excarcelados, y hasta los condenados por esos crímenes gozan del beneficio de la detención domiciliaria sin haber cumplido los 70 años establecidos por ley.

Sin embargo, los mismos tribunales federales que intervienen en esos procesos, se niegan a excarcelar u otorgar detenciones domiciliarias a estos ancianos a los cuales juzgan por delitos ocurridos unos 45 años atrás.

Esta injustificable actitud en perjuicio de este grupo de detenidos sólo puede explicarse por factores como la venganza y el odio ideológico, asociados a una política de derechos humanos amparada en una memoria parcial y no integral sobre los hechos de violencia que signaron a la Argentina en aquella década trágica.

La igualdad ante la ley reposa sólo en la independencia, la imparcialidad y la valentía de los jueces. Es lo que la Argentina toda necesita y reclama a este Gobierno.

Las razones y fundamentos expuestos en el editorial para los casos que cita son justos y tienen como base la igualdad ante la ley, pero en el alto contexto de la misma, los derechos humanos deben respetarse en su integridad.

La discriminación más insostenible consiste en que son juzgados con violación de las bases del derecho, principio de legalidad, la cosa juzgada, la aplicación de la ley más benigna, la prescripción por hechos ocurridos hace más de 40 años. Se demolió la justicia en nombre de los llamados “derechos humanos” que se instaló como “Política de Estado” por encima del Derecho.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 2, 2021


 

ACUSO AL DIARIO LA NACIÓN

Share

¿A qué se debe esta censura dispuesta por la Dirección del diario? ¿Le molesta al periodismo cobarde la opinión de la verdad? Pues yo emito mi opinión que la difundo por todos los medios a mi alcance:

Falso y traidor. El Secretario de Derechos Humanos Avruj. se especializa en homenajear en compañía de mandatarios extranjeros, arrojando flores en honor de los mismos terroristas que asesinaron a nuestros soldados en Formosa. Y ahora tiene la tremenda desvergüenza de evocar un artero ataque a nuestros cuarteles cuando los asesinos fueron homenajeados y premiados con sumas en dólares que hoy gozan sus familias.


En esta hipócrita y obscena evocación reiteró aviesamente su frase predilecta sobre el Terrorismo de Estado. Es decir que delante de los Jefes, soldados y familiares de nuestros héroes, se permitió una oblicua referencia a que los terroristas fueron víctimas del terrorismo de Estado. Realmente inconcebible e indignante.
¡Publique este comentario distinguido y prestigioso matutino!

 

Silvio Pedro Pizarro

 


Rajoy, Macri y los terroristas buenos y malos

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 6, 2018


 

Disiento

Share

 

DISIENTO

Siempre estuve de acuerdo con el periodista, personaje clave en las investigaciones de corrupción y en la búsqueda del derrotero del dinero K. Pero esta vez disiento con la comparación que realizara con la negativa de la evidencia de los K y los que denomina “milicos de la dictadura”.
Son circunstancias diferentes, caso diferente, objetivos diferentes, una comparación sin sentido común, a la que no le hallo ningún asidero.
Lamentable su error de concepto que no me atrevo a llamarlo ideológico, pero que resulta inexplicable en su persona, pues al expresarlo en su programa PPT, lo noté inconvicente y con intermitencias dudosas no muy comunes a su fuerte personalidad. Todos nos equivocamos y esa fue la explicación que encontré a su errada comparación.

Jorge Lanata con INFOBAE, sobre los cuadernos de las coimas: “Los K niegan lo evidente como los milicos en la dictadura”

Oscar Centeno, el ex chofer de Roberto Baratta que anotaba con lujo de detalles nombres, direcciones y montos de dinero, destapó un presunto esquema de corrupción por el cual decenas de ex funcionarios y empresarios de la obra pública ya rinden cuentas ante la Justicia.
En su editorial de este domingo en PPTJorge Lanata señaló que las revelaciones que analiza el juez Bonadio no parecen suficientes para el kirchnerismo, que todavía “niega lo evidente”. “Tenés el chofer, el cuaderno, los tipos que dicen que vieron la guita, los empresarios que se arrepienten, el ministro que confiesa. El otro que no sé qué. Y te dicen ‘es todo mentira, es para tapar la crisis económica'”, dijo Lanata.

Y completó: “Me quedé pensando si en algún momento de la Argentina el poder había sido así. Y me di cuenta de que sí. ¿Saben cuándo? En la dictadura. Los milicos eran así. Tenían campos de concentración y decían somos derechos y humanos. Hablaban del plan anti-Argentina. Decían que el país estaba bien y tomaban deuda como nunca antes. Los milicos tuvieron esta misma locura que hoy tienen los K”.

A continuación las 14 definiciones más salientes del periodista:

1-“¿Dónde están ahora los que negaban la existencia de los bolsos? No vi a nadie. ¿Dónde están los que decían que Boudou, Vandenbroele y Núñez Carmona no se conocían? Te acordás que había toda una discusión: ¿habrá una foto juntos? ¿no habrá? ¿los vieron? Una discusión imbécil. ¿Dónde están los que decían que Laura Muñoz estaba loca? Laura Muñoz, ahí la veías en el tape, ella salió en el primer programa que yo hice en Radio Mitre¿Dónde están los que decían que los bolsos de López eran un caso aislado? ¿O quiénes son capaces hoy de decir que De Vido es un preso político? Yo he escuchado eso, que De Vido es un preso político. Increíble“.
2-“Hoy incluso los cuadernos pasaron a la historia. Ya son viejos, porque ahora hay arrepentidos. Y realmente nadie sabe para qué lado va a salir esta causa. Porque el pacto de silencio se rompió”.
3-“Ceder a una extorsión siempre es gradual. Vos al comienzo decís: ‘Bueno, le voy a dar cinco’. Después decís: ‘Bueno, le voy a dar veinte… le voy a dar ochenta’. Y siempre termina mal.  Escuché en off a un montón de empresarios diciendo. Primero, ‘lo hicimos para ganar guita’. Después, cuando te empiezan a hablar, para justificarse, ‘lo hicimos para mantener las fuentes de trabajo’. ¿Cuál era el límite? ¿Hasta dónde hubieran llegado?”.
4- “Para no volverlo político desde el punto de vista de los nazis, pero si vos ves la cronología del Holocausto, no fue de golpe. No los metieron a todos en camiones y se los llevaron. Primero los sacaron de los empleos del Estado, después tal cosa, después tal otra. Después no los dejaban ir a tal lugar. Bueno, esto es gradual. La extorsión es gradual. Ceder a una extorsión también es gradual. Y siempre termina mal”.
5-“El empresario argentino es el rey de las licitaciones arregladas. Son gente que caza en el zoológico. Es fácil cazar en el zoológico. Le piden al Estado que les ponga el zoológico y después cazan en el zoológico. Y quieren fronteras cerradas, precios libres y si es posible algún subsidio. Esto se fue demostrando con todas las declaraciones que hubo esta semana”.
6-“Es la primera vez que esto pasa en la historia argentina, que hay empresarios presos. Siempre se vio el tema de las coimas como un tema unilateral, donde el problema era el político que se la llevaba y no el que le daba al político. Y el problema en verdad son los dos”.
7- “En estos días lo que está pasando también es que tratamos a los arrepentidos como inocentes. Y los arrepentidos están arrepentidos de algo. No es que sean inocentes. No es lo mismo un inocente que un arrepentido. Acá es como: “Bueno, me arrepentí, me voy a mi casa”. No es así. ¿De qué se arrepienten los que se arrepienten? De alguna cosa de la que son culpables”.
8- “El sistema de robo de obra pública que confesó Wagner, o sea, te repito, el tipo que los K ponen al frente de la Cámara de la Construcción, derrumbó el mito de ‘Néstor, corrupto. Cristina, Juana de Arco’, que también en un momento se sostuvo. ‘Néstor robaba, Cristina vino a poner orden’. Bueno no, robaban por igual”.
9- “Con una semana de justicia el país se dio vuelta como un cubilete. Yo creo que tenemos otra vez, es increíble a veces la mala suerte y a veces la buena suerte de Argentina. Yo creo que tenemos otra vez la oportunidad de hacer historia, con esto que está pasando”.
10- “Por un lado el peronismo tiene que decidir si está adentro o afuera de la banda de chorros. Y no tiene mucho tiempo para hacerlo. Todavía hoy no lo define. Los peronistas están directamente negando que esto exista”.
11- “En los 70 cuando robaban para la causa, lo llamaban ‘recuperar’. Se recuperaba para el pueblo. Cuando en los 70 mataban para la causa, lo llamaban ‘ajusticiar’, para ellos era hacer justicia matar a una persona desarmada. Entonces la pregunta es: ¿Quién recuperó los bolsos? ¿Quién ajustició a Nisman? Los viejos setentistas se rodearon de chicos brutos que los aplauden y repiten consignas vacías. Los que hoy siguen diciendo, por ejemplo, ‘Maldonado desapareció’. Cosa que ya ni siquiera vale la pena discutir. Hubo una autopsia. 52 peritos que pusieron los organismos dijeron que se ahogó, no le pegaron, no lo arrastraron. Siguen diciendo Maldonado desaparecido”.
12- “Nunca un sector tan importante del país vivió tan alejado de la realidad. Negando lo evidente. Tenés las cosas ahí y decís no están. Tenés el chofer, el cuaderno, los tipos que dicen que vieron la guita, los empresarios que se arrepienten, el ministro que confiesa. El otro que no sé qué. Y te dicen que es todo mentira. Es para tapar la crisis económica. Es muy enfermo que nos esté pasando eso”.
13- “Me quedé pensando si en algún momento de la Argentina el poder había sido así. Y me di cuenta de que sí. ¿Saben cuándo? En la dictadura. Los milicos eran así. Tenían campos de concentración y decían somos derechos y humanos. Hablaban del plan anti-Argentina. Decían el país está bien y tomaban deuda como nunca antes. Los milicos tuvieron esta misma locura que hoy tienen los K. Es increíble cómo al final de la historia terminaron pareciéndose. Los argentinos somos derechos y humanos, ¿se acuerdan? No hace falta que se pongan un uniforme para negar lo que pasan. Lo que hace falta es estar ciego. ¿En qué momento una dirigencia o un movimiento político negó tanto las cosas? Durante la dictadura. Los milicos negaron tanto las cosas. Pensemos en cuál fue el costo de esto”.
14- “Si a esta semana de justicia le siguen dos o tres semanas más no se va a poder volver atrás. Y es buenísimo que eso pase. ¿Qué puede pasar? Nadie lo sabe, porque nunca pasó. Nunca hubo cuatro semanas de justicia en la Argentina. Es peligroso, pero bienvenido sea”.

PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 13, 2018


 

MAURICIO MACRI Y MILAGRO SALA

Share

 

 

 Escribe Silvio Pedro Pizarro.

 

¿Será posible que la política nacional e internacional y los organismos de un país y de una organización internacional presten esta inusitada importancia a la suerte de una delincuente detenida en una cárcel de una provincia lejana, y se insuma cantidades desmedidas de gastos en sueldos de funcionarios de alta jerarquía, en viajes internacionales y de cabotaje, viáticos elevados y por largos períodos de duración, para su defensa?
No olvidemos que este teatro comenzó hace casi un año, provocado por la ideología izquierdista de organismos internacionales azuzados por sus similares en el país, CELS y Amnistía Internacional, con el claro propósito de continuar en Latinoamérica la lucha contra la democracia y sus instituciones comenzada en Cuba, seguida por Venezuela y el castrismo, Bolivia, Ecuador y la Argentina kirchnerista, apéndice del populista movimiento bolivariano, en razón de que en la actualidad  se hallan todos en una dramática declinación que no se resisten a reconocer.
El gobierno argentino que acaba de recuperar la democracia, en libres elecciones, carece del vigor necesario para hacer frente a estos ataques y lo demuestra con sus respuestas temerosas y hasta complacientes  que son atentatorias a la dignidad y a la soberanía del país. Parece no caer en la cuenta de que se ha convertido en un faro en las Américas y una esperanza para desterrar el marxismo retrógrado y corrupto que casi nos sepulta en una segunda Venezuela.
El denominado caso Milagro Sala  no merece la exagerada atención que se le está prestando y la respuesta del Gobierno debe ser rápida, digna y contundente para que no vuelva a repetirse la intromisión izquierdista de organizaciones extranacionales con reivindicaciones populistas de neto corte marxista.

En el artículo anterior referido a este tema, destacamos la posición asumida por el gobernador Gerardo Morales, ciertamente opuesta a la del gobierno nacional, pero hoy leemos una noticia desalentadora de sus declaraciones, pues a pesar de manifestarse en desacuerdo con el pronunciamiento del organismo CIDH, admite que sus recomendaciones cautelares son obligatorias
En la misma forma se expresa el titular del Ministerio Público, Sergio Lello Sánchez manifestando que la decisión es exclusiva de la Justicia, pero adelantando que recomendará a los jueces que opten por el arresto domiciliario.
Los dos funcionarios del Poder Ejecutivo de la Provincia, cometen un error lamentable porque sus afirmaciones están precisamente invadiendo la jurisdicción de la Justicia.
El abogado de la procesada, Luis Paz, dice en su defensa que el Gobierno Nacional  debe cumplir con la resolución de la CIDH y que la provincia de Jujuy está fuera de la discusión.  En el afán defensivo de su cliente, el abogado va más lejos pues, a pesar de su título, dijo desconocer el artículo 109 de la Constitución Nacional, por la que él juró, que indica que en ningún caso el Presidente de la Nación puede ejercer funciones judiciales, arrogarse el conocimiento de causas pendientes o restablecer las fenecidas.
Se quejó de que “la Corte demora la decisión sobre la detención “arbitraria” de Milagro Sala, como dijeron la ONU y la CIDH”, otro error de Paz, pues si dichos organismos recomiendan la prisión domiciliaria, es que admiten la prisión preventiva como legal.
Por otra parte, desliza su ideología kirchnerista, cuando dice sobre el Supremo Tribunal: “Pero esta Corte ha resuelto prisiones domiciliarias de genocidas”
Como se ve hay posiciones controvertidas, producto de la confusión, polémicas y desacuerdos suscitados por los “invasores izquierdistas” que recorrieron libremente nuestros dominios y aprovecharon el momento político de la “grieta” existente en el país para sembrar su ideología marxista. Todo tiene que ver con todo, como decía la silenciosa abogada exitosa, pues estamos a pocos días de las elecciones PASO y a río revuelto, ganancia de pescadores.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 2, 2017


 

César Milani afirma que en los juicios por la represión ilegal en la dictadura hubo “notables injusticias”

Share

 

 

César Milani, ex jefe del Ejército kirchnerista lo declaró en una audiencia en la que solicitó prisión domiciliaria. Habló de casos de los que tiene conocimiento desde que está detenido. De esta manera, el General K se despega de la política de derechos humanos de los Kirchner.

 

 

 Escribe Silvio Pedro Pizarro.

La falsía, la cobardía, la hipocresía, salen a relucir en los momentos difíciles de un ser repudiable como el General Milani, ¿Por qué no dijo mucho antes la única verdad que salió de sus labios?
“ En los procesos por lesa humanidad a los que fueron sometidos militares a partir de la derogación de las leyes de obediencia debida y punto final hubo “notables injusticias”.
Lo único que nos falta es que con sus declaraciones se haga justicia a los presos políticos, cuando hace años que se viene combatiendo contra la ilegitimidad y la venganza que el actual gobierno sigue aplicando. Es que la Argentina es un guante al revés que Macri no puede desdoblar. Hay que reconocer que faltan los atributos naturales de un mandatario políticamente “correcto”

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 24, 2017


 

“Chapeau!” La Nación

Share

 

Reflexión y comentario sobre el editorial del diario La Nación,

El Paro Del Miedo

 

Escribe Silvio Pedro Pizarro.

 

EL PARO DEL MIEDO

Editorial del diario La Nación

No ven la realidad”, fue la crítica que el presidente Mauricio Macri tuvo que escuchar en aquella cena que dio lugar a tanta polémica, por la forma y por el fondo. Tal vez fue un remate innecesario, luego de un mes de marzo con seis marchas y 500 piquetes en contra de las políticas del gobierno nacional señalando la misma ceguera.

La realidad es que durante 12 años no se invirtió en redes eléctricas pues las tarifas estaban congeladas y las empresas distribuidoras, en cesación de pagos. Lo mismo ocurrió con el gas natural, el transporte de personas, la producción de hidrocarburos y una larguísima lista de etcéteras. Durante años no se conocieron estadísticas de inflación y, de esa forma, se ocultó la pobreza, para no “estigmatizar” a los pobres. Se incrementó el empleo público para realizar clientelismo y encubrir la destrucción del empleo privado. Se incorporaron al sistema jubilatorio tres millones de personas sin aportes y ocho millones a los planes sociales sin financiación alguna. Desapareció la inversión productiva mientras la inversión pública se planeó con finalidades privadas. Las obras se diseñaron para inflar costos y cobrar retornos. Las importaciones de gas, para negociados del poder. Se cubrió el déficit con emisión monetaria y deuda interna, alcanzando récords mundiales de inflación.

Durante 12 años se generó, desarrolló y ocultó un tumor gigantesco en el cuerpo social de la República. Ahora que llega el momento de extirparlo, se irrumpe en el quirófano y se acusa al cirujano de crueldad, pues el enfermo lucía mucho mejor cuando aún estaba en su casa, bien diferente que ahora, con un tajo en el abdomen, respiración artificial y las crueles manchas de la sangre.

“No ven la realidad”, repiten los dirigentes sindicales, los gremios docentes, los activistas de la memoria y los kirchneristas de la victoria, mostrando las fotos sacadas en el quirófano e ignorando las ecografías anuales que anunciaban la gravedad de la neoplasia.

La realidad es que todos ellos conocen la herencia recibida y todos tienen buenas razones para distribuir helicópteros amarillos en sus marchas, pues todos tienen miedo al cambio.

El kirchnerismo tiene miedo pues necesita volver al poder para evitar la cárcel de sus principales dirigentes. Ésa es la verdad cruda y dura: no los motiva una ética solidaria ni una épica de justicia social. Son acusaciones gravísimas que están en la raíz de la tumefacción: el diseño de estructuras para la corrupción, el armado de asociaciones ilícitas, la traición a la patria y hasta el posible asesinato de un fiscal de la Nación. Corrupción en la obra pública, en la provisión de gas licuado y de agua, en los negocios con Venezuela, en las contrataciones a través de universidades nacionales, en el manejo de subsidios, exhibiciones y festivales; en las compras de trenes, en la gestión de Aerolíneas y en las adquisiciones torcidas, en todos los ministerios. Ahí están la valija de Antonini, los bolsos de López, el dragón de Carbone, las cajas de Florencia, la bóveda de Báez y los fajos de La Rosadita.

Los sindicalistas también tienen miedo. Saben que guardaron silencio durante el gobierno de los Kirchner y, como buenos hombres de negocios, entienden perfectamente la coyuntura actual. Pero también saben que si la Argentina se convierte en un país en serio, desaparecerá el esquema de poder mediante el cual hicieron política y dinero en lugar de mejorar el nivel de vida de los asalariados y aumentar el empleo. Saben bien que el desempleo, la pobreza y la marginación tienen su causa en la “década ganada” que tanto aplaudieron y ahora rememoran.

¿Creerán acaso que subiendo las retenciones al campo, revirtiendo los aumentos de tarifas y aumentando los sueldos por encima de la inflación se logrará una patria justa, libre y soberana? Nadie lo cree, pero el kirchnerismo descoloca a los gremialistas y éstos tienen sus propios miedos ante un futuro de cambio en serio.

Tienen miedo de mostrar si sus manos están limpias y de explicar patrimonios personales, como condición indispensable para predicar desde la tribuna. Tienen miedo de que se auditen los fondos que han administrado sin control, como las obras sociales o los muchos aportes arrebatados al homologarse sus convenios colectivos.

Algo de eso puede explicar la inaceptable amenaza formulada ayer por el titular del Sindicato de Peones de Taxis, Omar Viviani, a sus propios compañeros, cuando llamó a “dar vuelta los autos” de los taxistas que no se adhirieran al paro de mañana. Se trata de una amenaza agravada y una incitación a la violencia y al delito, además de una atentado contra la libertad de trabajar, que no puede ser paliada por la posterior retractación del sindicalista, cuando explicó que se le “salió la cadena”. Ninguna persona que actúa de ese modo puede estar al frente de un gremio; su lugar debería ser la prisión.

Tienen miedo los activistas de los derechos humanos que acusan a la gobernadora Vidal de ser una asesina que mata de hambre a la gente y “lleva comida podrida a los chicos a los comedores”. Más que miedo, es desesperación. Cuando reivindican al ERP y a Montoneros en realidad demuestran su pavor de que se hagan públicos expedientes que el kirchnerismo mantuvo secretos. Las indemnizaciones indebidas, mediante trámites torcidos, todavía ocultos al escrutinio público por tratarse de datos “sensibles”. Así como los desvíos de recursos en planes como Sueños Compartidos, la Universidad de las Madres o los administrados por Milagro Sala.

Tienen miedo quienes se desgañitan gritando que “no ven la realidad”, aferrándose a designaciones clientelistas aun a sabiendas del costo que implica para la sociedad mantenerlos, natural correlato del desempleo en el sector privado. Tienen miedo quienes operan en estructuras de corrupción en áreas críticas, como la seguridad, la Aduana o la salud; en particular, a perder los vínculos con el narcotráfico, los contenedores truchos, los medicamentos adulterados y las licitaciones amañadas.

El paro de mañana es a sabiendas de que el principal obstáculo a la inversión es la duda acerca de la capacidad del Gobierno para introducir cambios duraderos, teniendo minorías parlamentarias frente a poderosísimos intereses creados. El paro pretende demostrar que el pasado tiene más fuerza que el futuro, que esa capacidad no existe y que lograrán la profecía autocumplida.

Será entonces otro paro teatral, con consignas falsas y de palabras huecas. Impulsado por el miedo de que la República cambie hacia una nación más normal, donde se retribuya el mérito, se aplauda el esfuerzo y se libere al Estado de quienes lucran de lo público en forma inmerecida o ilegal, destruyendo el empleo y expulsando la pobreza. Quienes no advierten esto no ven la realidad.

¡”CHAPEAU”! LA NACIÓN

Por Silvio Pedro Pizarro.

El editorial de hoy miércoles 5 del diario La Nación. “El paro del miedo” es un documento extraordinario que merece ser calificado, además, como un artículo de colección, según lo denomina un caro amigo mio de la red social, Enrique Stel.

En honor a su injusta situación de preso político que ostenta con dignidad,  van estos comentarios relacionados con el admirable editorial.

Cuando el artículo expresa que “No ven la realidad” los dirigentes sociales, los gremios docentes, los activistas de la memoria y los kirchneristas de la victoria, me permito agregar  por razones bien fundadas, a los jueces y fiscales que procesan a los acusados de delitos de lesa humanidad y a un núcleo importante de periodistas en el ámbito radial y televisivo. Cuando expresa “No ven la realidad” en el manejo de subsidios, exhibiciones y festivales; en la compra de trenes, en la gestión de Aerolíneas y en las adquisiciones torcidas, en todos los ministerios, me permito agregar  que tampoco la ven en el corrupto organismo ANSES, no auditado ni investigado por razones no aclaradas, pero que ha sufrido los mayores saqueos y desfalcos en favor de las arcas de los jerarcas kirchneristas, en perjuicio inhumano de millones de jubilados.

Cuando expresa que los activistas de derechos humanos, cuando reivindican al ERP y a Montoneros, en realidad demuestran su pavor de que se hagan públicos expedientes que el kircnerismo mantuvo secretos, me permito agregar que tienen miedo de que salga a conocimiento público la farsa de los juicios ilegales llevados a cabo, en nombre de los derechos humanos,  por una justicia mercenaria que todavía continúa prevaricando.

Cuando expresa tienen miedo quienes operan en estructuras de corrupción en áreas críticas, como la seguridad, la Aduana o la Salud, me permito agregar las dos estructuras faltantes en la enumeración y que ya fueron objeto de nuestra atención.

El área de la previsión social donde ANSES otorgó jubilaciones a decenas de miles de extranjeros de países limítrofes y repartió fondos e indemnizaciones  de la caja de jubilados por orden de la expresidente, y el área de la justicia federal , una estructura de corrupción incalificable por tratarse del atropello absoluto a los derechos humanos.

Por último, me permito agregar  que al procurar la vuelta al anterior gobierno es porque tienen miedo al fallo de la justicia y de la sociedad por la criminal acción cometida por dejar  vacías las aulas de los colegios públicos, en perjuicio de millones de niños argentinos, por motivos ajenos a los convenios salariales, y que responden a la complicidad con organizaciones sindicales de ultra izquierda y movimientos piqueteros y subversivos.

De ahí la realidad de un editorial sin desperdicios, “El paro del miedo”.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 5, 2017


 

EL FISCAL QUE HACE HONOR A SUS FUNCIONES

Share

 

 

Escribe Silvio Pedro Pizarro

El 22 de octubre de 2016 publiqué “La justicia podrá redimir al país”:
Hace varios años que vengo leyendo en la prensa publicaciones del Fiscal del Ministerio Público Marcelo Carlos Romero. Hoy aparece en Infobae otro artículo del mismo, referido a la independencia de los fiscales. Admiro su capacidad de síntesis en temas complejos como los casos expuestos en una carta que tituló “Perseguidos… y otra “Perdón Zaffaroni “ donde rebate la teoría garantista de un militante kirchnerista que llegó a ocupar un sillón en la Corte Suprema de Justicia, prestándose al mandato de la ex presidente que lo manejó como un verdadero títere.

La crítica a los miserables lacayos del poder la realizó durante el mandato de los Kirchner y no se amedrentó por la persecución de que fue objeto, a pesar de que fue reiteradamente sumariado por la Procuración General por la pública expresión de sus ideas a través de la prensa.

Si el Poder Judicial diera cabida a magistrados de esta índole moral y jurídica, ajenos a toda política, idóneos en la función de sus cargos, no habría por qué buscar una “reforma” de las instituciones..El solo respeto al imperio de la Constitución y las leyes es la garantía de un confiable Poder Judicial. Es decir, basta idoneidad, capacidad, moral y decidida voluntad para cumplir con el cambio prometido.

 El 7 de noviembre de 2016 publiqué otro artículo bajo el título “Al Cesar lo que es de César“; decía:

“Hace pocas horas condené las palabras del marxista Fernando Esteche, “Si a un juez se le ocurriera detener a Cristina, podría aparecer muerto” y agregaba, ¿no hay fiscales en la justicia que lo denuncien?

Acaba por ser denunciado por el fical Marcelo Carlos Romero, que transmitió sus fundamentos por el canal de televisión TN, el mismo magistrado que fue objeto de mi nota blogspot titulada “La justicia podrá redimir al país”, y decíamos: “Si el Poder Judicial diera cabida a magistrados de esta índole moral y jurídica´ajenos a toda política, idóneos en la función de sus cargos. no habría por qué buscar una “reforma” de las instituciones. El solo respeto al imperio de la Constitución y las leyes es la garantía de un confiable Poder Judicial. Es decir, basta idoneidad, capacidad, moral, y decidida voluntad para cumplir con el cambio prometido. Lo ratifico”.

 Hoy leemos la siguiente noticia que confirma mis comentarios:

El fiscal bonaerense Marcelo Carlos Romero presentó una denuncia penal contra el jefe del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, por los delitos de apología del crimen y de incitación a la violencia colectiva, debido a las amenazas de anteayer del dirigente piquetero acerca de que la semana próxima iban a cortar las rutas de la provincia de Buenos Aires.

El fiscal Romero, titular de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nª6 del Departamento Judicial de La Plata señaló en su presentación que el delito de apología del crimen, previsto en el artículo 213 del Código Penal establece penas de un mes a un año de prisión.

En tanto, el delito de incitación a la violencia colectiva, normado en el artículo 212 del Código Penal fija una pena de tres a seis años de prisión “al que públicamente incitare a la violencia colectiva contra grupos de personas o instituciones, por la sola incitación”.

El fiscal Romero cumple con su deber de magistrado, no merece premio ni medallas, pero sí el reconocimiento de la ciudadanía que ve en él la justicia que espera desde hace muy largos años.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 4, 2017


 

JUSTICIA A NUESTROS PRESOS POLÍTICOS

Share

 

 

Escribe Silvio Pedro Pizarro.

Nunca es tarde, se está tomando conciencia de la ilegalidad de los juicios por delitos de lesa humanidad. Hoy leímos un editorial de La Nación que por fin sale a la palestra condenando el prevaricato de un juez abierto militante de la Cámpora y de Justicia Legítima y nos llega la información de Santa Fe de la realización de un acto frente al Juzgado Federal 1 de dicha ciudad, donde decenas de personas portando banderas y pancartas cortaron el tránsito en protesta y reclamo por los juicios de lesa humanidad, venganza del kirchnerismo que el nuevo gobierno mantiene desde hace un año.

Se está haciendo carne la necesidad de salir a la calle a poner el pecho a las balas, respondiendo al clamor de la sociedad para que el gobierno ponga fin a esta representación teatral puesta a escena por los Kirchner con su falsa apelación a los derechos humanos, bandera que usaron en su beneficio con el apoyo de organizaciones izquierdistas nacionales e internacionales y  que se viene avalando insólitamente desde diciembre 2015.

Por eso es que, a la inversa de la acción perversa desarrollada hasta ahora, exigimos justicia, no venganza para los Jueces, Fiscales y Abogados corruptos y prevaricadores de Justicia Legítima y la Cámpora que han sido partícipes necesarios de esta cacería humana. La lista se expone más abajo, aclarando que los resaltados en gris no están más.

Para los que comparten nuestros principios en esta gesta inclaudicable por la libertad de nuestros presos políticos, les volvemos a recomendar la difusión permanente en todas las redes sociales de estos antecedentes.

Lista citada  –

Gabriel Eduardo Casas

Indiana Garzón
Carlos Enrique Ignacio Jimenez Montilla
Alejandro Slokar

Juan Carlos Reynaga.
Alejo Ramos Padilla

Juan María Ramos Padilla (padre Alejo)

Rodolfo Canicoba Corral

Eduardo Freiler

Facundo Trotta

Marcelo Grosso

Sebastián Casanello

José María Perez Villalobos

Guillermo Molinari

Fátima Ruiz Lopez

Rafael Vehil Ruiz

Marcelo Bailaque

Martina Fons
Jorge Ballesteros

Roberto Falcone

Pablo Parenti

Adolfo Villate

Javier Reina Allende

Wenceslao Hernando Insúa

Pablo Urrets Zavalía

Cesar Melazo

Gonzalo Stara

María del Carmen Falbo

Mirta Susana Filipuzzi
Fernández Veccino

Enrique Senestrari

Guillermo Marijuan
José Mario Triputti
Pablo Alejandro Candisano Mera

Nicolás Czizikl
Gabriela Marrón
Ricardo Emilio Planes
Daniel Bejas

Victoria Fraga

Mario Alberto Portela

Hernán Schapiro

Miguel Angel Osorio

Laura Mazzaferri
Daniel Rafecas
Jorge Ferro
Fernando Luis Poviña

Daniel Adler

Marcelo Molina

Leandro Massari
Santiago Ulpiano Martinez
María Alicia Noli

Angelina Abbona

Nestor Ruben Parra
José María Perez Villalobo
Ana María Figueróa

Gustavo Daniel Mignone
Martín Bava

Laureano Alberto Durán

María Belén Vergara
Pedro David

Juan Martín Nogueira

Ángela Ledesma
Miguel Hugo Vaca Narvaja

Pablo Reale

Pedro Zoni
Carlos Rozanski
Miguel Angel Palazzani
Pablo Camuña

María Laura Garrigós de Rébori

Alejandra Gils Carbó

Martín Vazquez Acuña

Eugenio Zaffaroni

Gustavo Caramelo

Mario Magariños

Hugo Cañón

Jose Nebbia

Carlos Gonella

Guadalupe Godoy

Nicolás Alfredo Yulita

María Roqueta

Jorge Auat

Julio Alak

Alejandro Alegia

Angelina Ramos

Norberto Oyarbide

Javier De Luca

Benjamín Sal Llargues

Daniel  Morín

Julián Álvarez

Juan Fégoli

Mariano Gonzalez Palazzo

Raúl Madueño

Carolina Varsky (Procuraduría de Crímenes Contra la Humanidad)

Ernesto Kreplak

 


Silvio Pedro Pizarro

PrisioneroEnArgentina.com

Abril 4, 2017