GERMÁN GARAVANO Y LOS DOS MEJORES CHISTES DE LA SEMANA

Share

 

 

 Por CLAUDIO KUSSMAN.

 

PRIMER CHISTE

El día viernes 27 pudimos leer en forma simultánea en diferentes  medios de esta Argentina insólita, los dos mejores chistes de la semana. Su protagonista fue el “Ministro de Justicia y Derechos Humanos” GERMÁN GARAVANO, y si bien se podrá decir que fue humor negro, también es humor al fin. Textualmente decía: Germán Garavano pasó por París para asistir- junto a sus colegas de 80 países- a la reunión de la lucha contra el terrorismo, organizada por la OECD (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos). ¿No es asombroso? De inmediato, con risa incontenible, me lo imaginaba dentro de unos años a este funcionario preso ocupando “mi” cama en el pabellón 19 de la Unidad 31 de Ezeiza. Espacio de 2 por 2 metros a donde me robaron parte de mi vida. Acusado nada menos que de haber participado en la reunión “de la lucha contra el terrorismo”. Pero enseguida reaccioné y secándome las lágrimas, me di cuenta de que él nunca irá preso, como no fueron los irresponsables e hipócritas políticos del pasado. A modo de ejemplo y para ser breve, podemos citar entre muchos a ISABEL MARTINEZ de PERÓN o CARLOS FEDERICO RUCKAUF. Más que evidente que la cárcel es solo para los idiotas…como yo.

SEGUNDO CHISTE

El segundo chiste surgió de los amañados  labios de GERMÁN, cuando la periodista del Diario Clarín le preguntara: “si es verdad que  el Gobierno no quiere ver presa a Cristina Kirchner y esa es la razón por la cual sus procesos se alargan”. Allí con la rápida imaginación de un brillante JORGE CORONA dijo: “Meter preso a alguien antes de que esté la sentencia, tiene que ser algo excepcional”. ¡Buenísimo! Aplaudo de pie. Estando yo en el cuarto año con prisión preventiva y recordado a otros que sobrepasan los 7 y más años, me doy cuenta de que lo de “excepcional” solo se reserva para TODOS NOSOTROS, los adultos mayores. De esta forma vamos engrosando las centenas que ya murieron en prisión gracias a la acción ilegal de unos delincuentes asesinos miembros del poder judicial, la mala praxis carcelaria y la imparable biología humana. Esto desde ya el señor ministro no lo ve ni lo escucha, sabemos que a él le funcionan un solo ojo y una sola oreja (en su caso, no diré pabellón auricular).

 

Claudio Kussman

Interno L.U.P 345.349

Servicio Penitenciario Federal

Abril 29, 2018

 

“El chiste pierde toda su gracia, cuando el chistoso lo ríe.”

Friedrich Schiller (1759-1805)

 

1) (OCDE) es un organismo de cooperación internacional, compuesto por 35 estados, cuyo objetivo es coordinar sus políticas económicas y sociales. La OCDE fue fundada en 1960 y su sede central se encuentra en el Château de la Muette, en París (Francia)

 


PRISIONEROenARGENTINA.COM

Abril 29,2018


 

LOS HIJOS DE LA PAVOTA*

Share

 

 

 Escribe CLAUDIO KUSSMAN.

 

 

EL REDENTOR

Tres años antes de ser detenido, cuando visitaba en la cárcel a amigos adultos mayores imputados por los mal llamados delitos de lesa humanidad, al retirarme, siempre  sentía una muy profunda desazón. Repasaba lo que me contaban, la inconstitucionalidad de los juicios, las imputaciones sin pruebas, la vida en prisión con sus pequeñeces cotidianas y el desperdicio del tiempo y vida, que día a día, les robaban encerrados en ese mundo paralelo que es la cárcel. Allí siempre presente el fin era la muerte.  Supe de las absurdas y maquiavélicas inferencias  con las que unos togados delincuentes, conformaban contundentes pruebas judiciales considerándose unos semidioses de la verdad y la justicia. También de superdotados testigos que reconocían perfumes, calzado o la voz de sus presuntos victimarios, a 30 años de los hechos y eran considerados veraces por los corruptos funcionarios judiciales. Sin lugar a dudas, sabía que esos cautivos eran los perdedores en una sociedad hipócrita, que limpiaba sus errores con ellos, gente en mayoría sin jerarquía ni poder alguno al momento de los hechos que en  forma retroactiva se juzgaban. Yo como buen pavote (1) me había puesto a disposición de la “justicia” y esperé hasta que finalmente fui detenido (28/11/2014).  Pasó el tiempo, tuve las mismas o peores experiencias que ellos con diez  jueces casi todos subrogantes,  de todo tipo. Desde un catador de vino (hoy candidato a fiscal o camarista propuesto por el gobierno), pasando por un militante, varios irresponsables ausentes y un negacionista, que cuando abre la boca es para decir que no a todo.   Cambió el gobierno  y se fueron sin irse los que habían venido por todo, para llevarse todo y   llegó EL REDENTOR que iba a  terminar con el “curro de los derechos humanos”.  Transcurridos más de dos años desde el  inicio de su mandato y con 88 prisioneros más ejecutados en cautiverio, todo sigue igual o peor, llegando así a la conclusión que somos LOS HIJOS DE LA PAVOTA de este territorio llamado Argentina.

 

FRANELEROS

Esto lo afirmo, ya que sigue vigente para nosotros el reemplazo de   la Constitución  por la política de estado. Que lacras como TIMERMAN, BOUDOU, CRISTINA KIRCHNER, MENEM y otros, están libres. Que nuestras prisiones preventivas decretadas sin pruebas pueden ser para siempre. Que una ley de la Provincia de Buenos Aires dice que los “desaparecidos” son 30.000. Que un obsecuente jefe del Ejército reconoce y conmemora solo la muerte de los soldados asesinados en democracia.

                                                                                                                                                                             2

Que sus ejecutores sean en democracia o bajo régimen militar, gozan de libertad, jugosas indemnizaciones, cargos y son los “custodios y referentes morales” de la sociedad Argentina.  Que firmantes (con vida) de decretos de aniquilamiento como ISABEL MARTINEZ DE PERÓN O CARLOS RUCKAUF son considerados honorables seres humanos.

Se detienen a soldados, gendarmes o vigilantes recién ingresados al momento de los hechos que infieren cometieron,  pero a estos dos  la justicia jamás de los jamases  molestarán. Que esa justicia federal independiente está conformada entre otros muchos, con jueces como ALEJO RAMOS PADILLA o  MIGUEL VACA NARVAJA (2) Ni hablar de los miembros gubernamentales (Ministerio de Justicia entre otros) que se la pasan franeleando (3) con cuanta asociación amiga de los terroristas hay a nivel nacional e internacional, contabilizando  para ellos casi con codicia (CLAUDIO AVRUJ) la cantidad de condenas durante su gestión por los mal llamados delitos de lesa humanidad. Sí debo agradecer, que hasta el momento a las autoridades gubernamentales reiteradamente votada por los prisioneros,  no se les ocurrió SODOMIZARNOS (4). Pero aún no sabemos, por las dudas  no canto victoria ya que como todavía tengo vida, no terminó  este ilegal martirio.

 

Claudio Kussman

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com

PrisioneroEnArgentina.com

Enero 26, 2018

 

 

“Donde hay más sensibilidad, allí es más fuerte el martirio”. 

Leonardo Da Vinci (1452-1519)

 

 

*Coloquial despectivo. Personas que no son tomadas en cuenta ni se las respeta.
1) Coloquial despectivo. Que es tonto o poco inteligente.
3) Hacer caricias y dar besos a una persona con la intención de excitarse y excitarla sexualmente.
4) La sodomía es un término de origen religioso que hace referencia a determinados comportamientos sexuales, históricamente utilizado para describir el acto del sexo anal u oral entre personas del mismo sexo y demás prácticas homosexuales, si bien la definición actual de la RAE hace referencia únicamente al sexo anal.

 


PrisioneroEnArgentina.com


 

GROTESCO JUDICIAL OCHO

Share

 

Por Claudio Kussman.

 

 

¿ISABELITA Y CARLITOS, COMO HICIERON?

El impúdico togado federal, hoy bien remunerado jubilado Norberto Oyarbide, siempre afirmó que la cárcel era para “los pobres y los pelotu…”. Tengo que decir que esta  incalificable afirmación ciertamente en Argentina es una realidad. De no ser así, no se explica que la ex presidente indemnizada por Menem con más de 8.000.000 de dólares, María Estela Martínez de Perón (85 años) goce de libertad plena.

Caras de Piedra UNO

Caras de Piedra DOS

Ni hablar de Carlos Federico Ruckauf (72 años) el de “Hay que meter bala a los delincuentes” entre otras muchas anécdotas,  mientras yo y otros muchos estamos presos por “inferencias” del grotesco judicial. Estos dos gerontes, junto a otros ya fallecidos, son verdaderos responsables firmantes de terribles decretos de “aniquilamiento” y demás yerbas en los años de plomo.

 

 

EL SELECTIVO CORREDOR DE LA MUERTE

Sin embargo, esta “justicia independiente” de hoy a través de un fallo unánime de los miembros de la Corte Suprema ratificaron el de los jueces Gabriel Casas, Carlos Jiménez Montilla y Juan Carlos Reynaga.

Caras de Piedra Cuatro

Así la señora “Isabelita” no será molestada, ni llamada a declarar en el marco del juicio que hoy se lleva a cabo por la “Operación Independencia”, en esa norteña provincia de Tucumán. Frente a ello numerosos uniformados, con prisiones preventivas especiales por su extensión ilimitada,  ya murieron en prisión. Otros aguardan el turno en el corredor de la muerte.

 

FRENTE AL ESPEJO

Miro a mi esposa marchitándose día a día por el drama que vivimos, al estar ilegalmente presos en este territorio. Pienso en el agente de policía Delgado (peluquero) y al gendarme Fusco (músico) ambos alojados en la Unidad 31, entre otros muchos. Rememoro la cara de piedra de togados y demás funcionarios, tanto del gobierno del “vamos por todo” como de “cambiemos”, que ciegos, sordos y mudos a todo, están abstraídos en su lucha electoral de intereses personales. Me miro al espejo y espontáneamente me digo: Oyar-bidet tenía razón, soy un…

Caras de Piedra CINCO y algo más

 

 

 

Por desgracia, lo que mucha gente olvida es que los jueces son abogados en túnicas”.

Tammy Bruce (1962-     )

 

 

 

Claudio Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

 Claudio@PrisioneroEnArgentina.com

@PrisioneroA

Julio 06, 2017

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 6, 2017


 

Nuestros Nuevos Padres Fundadores y la Hipocresía en la Sangre.

Share

 

 

 

[five_sixth padding=”0 20px 0 0″]

En uno de los tantos bosquejos de la Declaración de la Independencia de los Estados Unidos, Thomas Jefferson redactaba Sostenemos estas verdades como sagradas e inalterables. En ese grupo de mentes privilegiadas también estaba Ben Franklin que en su revisión decidió modificarla, entonces imprimió en tinta que Sostenemos que estas verdades son evidentes por sí mismas.

Juan Domingo Perón había pasado a mejor vida y su esposa María Estela Martínez de Perón -presidente heredera haciendo equilibrio en un mar picado por el terrorismo- fue una de las firmantes del Decreto 261/75 del 5 de febrero de 1975.

Esta orden ejecutiva tuvo como empresa tomar medidas militares para combatir el accionar extremista del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) en Tucumán, zona que había sido estratégicamente sitiada por el ERP por medio de la Compañía Ramón Rosa Jiménez. El propósito era obtener una zona del país y que esta fuera reconocida como independiente en el terreno internacional.

El Decreto establece claramente sus designios, ordenando al Ejército Argentino a actuar militarmente en Tucumán con el fin de “aniquilar el accionar” subversivo.

La orden dictamina también a la Policía Federal ponerse bajo el mando del Ejército y solicita al gobierno de la Provincia de Tucumán, hacer lo mismo con la policía provincial.

Los firmantes del Decreto fueron la Presidente de la Nación y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas María Estela de Perón, el Ministro del Interior y al momento de los sucesos Ministro de Justicia Alberto L. Rocamora, el Ministro de Educación Oscar Ivanissevich, el Ministro de Relaciones Exteriores Alberto J. Vignes , el Ministro de Defensa Adolfo M. Savino, el Ministro de Bienestar Social, el oscuro José López Rega, el Ministro de Economía Alfredo Gómez Morales y Ricardo Otero, titular de la cartera de Trabajo).

La señora Presidente debió tomar vacaciones (Macri no es el único) y fue relevada temporalmente por Ítalo Lúder, quién en un acuerdo de ministros, dictó los decretos 2770/75, el 2771/75 y 2772/75, extendiendo a todo el país y bajo el mando directo de las Fuerzas Armadas, la orden de “aniquilar el accionar de los elementos subversivos”, que se iniciara con el Operativo Independencia, en la provincia de Tucumán. El decreto número 2770 creaba dos Consejos: El Consejo de Seguridad Interna, encabezado por el Presidente e integrado por los ministros y los tres jefes militares para dirigir “los esfuerzos para la lucha contra la subversión”. El Consejo de Defensa, presidido por el ministro de Defensa e integrado por los jefes del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, era el que más les interesaba a los militares por sus funciones, y le permitía entre otras cosas conducir la lucha contra todos los aspectos y acciones de la subversión y planear y conducir el empleo de las Fuerzas Armadas, fuerzas de seguridad y fuerzas policiales.

El decreto 2771 disponía que el Ministerio del Interior firmara tratados con los gobernadores para que la policía y el servicio penitenciario de cada provincia quedaran bajo control del Consejo de Defensa.

El decreto 2772 le ordenaba a las Fuerzas Armadas, bajo el Comando Superior del Presidente de la Nación, que será ejercido a través del Consejo de Defensa, la ejecución de las operaciones militares y de seguridad que sean necesarias a efectos de aniquilar el accionar de los elementos subversivos en todo el territorio del país.

Estos tres decretos fueron firmados por el Presidente interino Ítalo Argentino Lúder Colombo, el Ministro de Trabajo Carlos Federico Ruckauf, el Ministro de Relaciones Exteriores Manuel Guillermo Aráuz Castex, el Ministro de Defensa Tomás Salvador Vottero, el Ministro de Bienestar Social y Salud Pública Carlos Alberto Emery, el Ministro de Economía Antonio Francisco Cafiero y el santafecino Ángel Federico Robledo, que ocupaba la cartera del Interior.

María Estela Martínez de Perón y Carlos Federico Ruckauf sobreviven a la historia. Un Juez Federal, Raúl Acosta, se encontraba en el año 2006 en el medio de las investigaciones sobre los aludidos edictos y decidió que citaría a la ex presidente, a Cafiero y a Ruckauf. El juez Acosta había solicitado al gobierno de Mendoza y a la Policía Federal que le informen sobre la identidad y referencias personales de cada uno de los firmantes de esas disposiciones. La plantilla incluía al ex Ministro de Interior Ángel Federico Robledo, al ex Canciller Manuel Guillermo Arauz Castex, al ex Ministro de Defensa Tomás Vottero, al ex Ministro de Bienestar Social Carlos Emery y al ex Presidente Provisional del Senado, Ítalo Argentino Lúder, quién para ese entonces ya padecía una grave enfermedad que le impediría comparecer (No existía el término Impunidad Gerontológica, claro). Acosta, entonces, recibió la información de que el resto de los implicados habían perecido. En su emprendimiento, el juez dejaba frases como “Si no fuera un delito de lesa humanidad, lo que investigo estaría prescripto”. La viuda de Juan Perón permaneció en España. Cafiero y Ruckauf fueron sobreseídos.

La ex Presidente Perón y Carlos Ruckauf sobreviven a la historia y siguen sobreviviendo. Ítalo Lúder en su testimonio en el juicio a las juntas se refirió a sus decretos: “Había que garantizar la seguridad y la tranquilidad de un país comprometido por el accionar de la subversión y las policías provinciales habían sido rebasadas en su capacidad”. Cuando se le inquirió por la palabra Aniquilación, Lúder explicó que esa palabra significaba “Inutilizar la capacidad de combate de los grupos subversivos, pero de ninguna manera significaba aniquilamiento físico…” Damas y caballeros, les presento aquí a un político argentino. Pero quiero dejar de lado al doctor Lúder, sin poder de réplica por su fallecimiento y ya sabemos que todos -con excepción de los ex uniformados- se transforman en buenos cuando pasan a mejor vida.

Antonio Cafiero fue un espejo. Ya hacia el año 2010 el veterano dirigente Peronista esgrimía que el objetivo del gobierno constitucional fue detener o dificultar la acción de la guerrilla mediante las Fuerzas Armadas. Acordando con Lúder aseguraba que la policía estaba superada. “La guerrilla tenía capacidad de dañar, pero no para gobernar. Quería apoderarse del poder, aunque nunca tuvo el apoyo del pueblo.” Sostenía uno de los firmantes del decreto tan famoso y adhería: “El concepto de aniquilar la subversión -comprendido en un decreto firmado por el presidente provisional Ítalo Lúder- no es eliminar al subversivo sino sólo desarmar al enemigo. No es exterminar al adversario sino dejarlo inerme para que no pueda seguir actuando.”  Cafiero aseveraba que los jóvenes militantes tenían gran capacidad de combate, pero sin experiencia. Sus líderes mostraban que no tenían ni capacidad, ni coraje y que huyeron como ratas mientras sus conducidos eran abatidos o detenidos. Tanto Lúder como Cafiero -siempre tarde- se vuelven elocuentes y explícitos con sus epítetos. Algo que no utilizaron a la hora de los eventos. Como ayuda memoria, es bueno desempolvar el diccionario y buscar el verbo aniquilar. No cometa errores, por más pasionario que sea el ser humano, aquí no hay excusas. Aniquilar significa reducir a la nada, destruir o arruinar enteramente. Entre sus sinónimos podemos leer exterminar, masacrar, arrasar, arruinar, asolar, demoler, derribar, derruir, destruir, destrozar, devastar.

¿Qué esperaba el gobierno democrático peronista al llamar a las Fuerzas Armadas? Sospecho que cumplieran con las órdenes de su Comandante en Jefe. Los firmantes de los decretos no eran funcionarios ignorantes. Sabían que la tarea del Ejército Argentino era y es servir a la patria, para contribuir a la defensa nacional a fin de proteger sus intereses vitales. Entre estos, la independencia y la soberanía; la integridad territorial y la protección de los bienes, la vida y la libertad de los habitantes que, por cierto -y según las palabras de ayer- Lúder y Cafiero sostenían que estaba siendo amenazada por esos grupos subversivos. Sin mencionar, claro, que se supone que un soldado está preparado para matar o morir en defensa de su misión.

Néstor Kirchner fue un político más que solo vio la luz y eran estas las marquesinas del negocio. Como gran comerciante sin escrúpulos, supo leer la historia argentina y el comportamiento de ciudadanos creando no solo una gran división entre hermanos, sino alimentando la intolerancia, cometiendo crímenes, pisoteando la Constitución Nacional en pos de llenar esa caja fuerte que tanto supo abrazar.

“Considerada la Guerra como un crimen, ningún soberano se ha confesado su autor”

Juan Bautista Alberdi



[/five_sixth]

Por Fabian Kussman

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 10, 2017


 

EL PUDOR Y EL OPERATIVO INDEPENDENCIA

Share

 

ortin-mauricioPor Mauricio Ortín.

 

Créase o no, el auto de elevación del juez Bejas, el que promovió el juicio oral que por estos días que se celebra en Tucumán con el nombre de “Operativo Independencia”, afirma que el contexto en el que se dieron los hechos que se juzgan fue el de un plan de aniquilamiento sistemático contra la población civil a través del cual cientos de tucumanos fueron perseguidos, torturados y/ o eliminados por su posición política, pensamiento, o condición social. Casi idéntica aserción obra en el respectivo requerimiento a juicio producido por los fiscales Leopoldo Oscar Peralta Palma y Pablo Camuñas (“la primera intervención masiva de las fuerzas armadas y de seguridad en un plan sistemático de exterminio de opositores políticos”). Pues bien, actuando ambos escritos en la causa y teniendo en cuenta el hecho de que el “Operativo Independencia” comenzó a ejecutarse el 8 de febrero de 1975, no hay otra opción posible que endilgar la responsabilidad intelectual al gobierno que diseñó y ordenó dicha acción. El cuál, no es otro que la gestión del partido Justicialista comandado por María Estela Martínez de Perón y sus ministros.

 

Yo no fui; fueron ellos

Mas, créase o no, el juez Bejas en su escrito sostiene que no fue así y, en una suerte de responsabilidad objetiva, atribuye exclusivamente la responsabilidad del Operativo Independencia al colectivo de las fuerzas armadas y a las de seguridad (jefes y subordinados incluidos). De allí que, con prescindencia del cargo o grado del individuo y por el mero hecho de pertenecer al colectivo que actuó en Tucumán en esa época, es suficiente para caer bajo el estado de sospecha. En tal marco “jurídico” una simple denuncia por una “violación de domicilio”, supuestamente, acaecida hace cuarenta años basta y sobra para procesar penalmente, enviar a juicio y condenar al infortunado; no así, en cambio, para Estela Martínez de Perón y los ministros firmantes del Decreto 261/75 que ordenó dicho Operativo. Es más, en su escrito, Bejas sugiere que los militares (léase, desde Videla hasta el cabo más moderno e incluyendo a los conscriptos) se aprovecharon de la candidez política de los López Rega, Lorenzo Miguel, Cafiero, Ruckauf, Herminio Iglesias y demás angelitos del peronismo gobernante para embaucarlos y así convencerlos de firmar el decreto para combatir la subversión en Tucumán.

 

Onganía, verdadero “padre” del Operativo Independencia

Según Bejas el Operativo Independencia constituiría una segunda fase a ejecutar de un plan militar contra la economía tucumana anterior al gobierno peronista que asumió el 25 de mayo de 1973. “El Operativo Tucumán”, a éste se refiere, es un plan de la presidencia del general Onganía que, entre otras medidas y en medio de la crisis del bajo precio mundial del producto, terminó con el subsidio a la industria azucarera tucumana. Dicho plan, sostiene Bejas, preveía la futura represión de los obreros y campesinos (especialmente sus líderes sindicales) que se verían afectados por la pérdida de sus fuentes de trabajo.

 

Al juez Bejas lo comprenden las generales de la ley

Ello así porque Bejas, antes de ser juez federal, se desempeñó como apoderado del partido justicialista tucumano (antecedente que suele ser decisivo en la elección de un magistrado). Por ende, quién más calificado e interesado que un ex apoderado para desvincular a su partido de la paternidad del Operativo Independencia. Además, un trámite sencillo por estos tiempos; como quitarle un dulce a un niño; sobre todo cuando se tiene a disposición a ancianos militares que hacen de pato de todas las bodas de los políticos.

 

Trabalenguas de la traición

El Operativo Independencia fue ordenado, en su momento, por los peronistas para defender un gobierno peronista de los terroristas que querían hacerse del poder por las armas. Hoy, paradojalmente, son también peronistas los que persiguen y llaman “genocidas” a aquellos que cumplieron la orden (“criminal”), del gobierno peronista, de defender el gobierno peronista. Y, para más inri, son peronistas los que les erigen monumentos y llaman víctimas a justamente aquellos que, en su momento, mandó a aniquilar.

 

Los hechos

A nadie, que frise los cincuenta años o esté medianamente informado, se le escapa que el Operativo Independencia fue la reacción natural, previsible, constitucional, lógica y espontánea, del gobierno civil de Isabel Perón, al ataque de fuerzas guerrilleras que intentaron hacerse del estado tucumano como primer paso hacia la toma del poder de la Nación. Así lo expreso el fallo de la causa 13 en El juicio a las Juntas. Por lo dicho, además de una falsedad ideológica, constituye una burla y un insulto a la inteligencia de los argentinos el llamar “opositores políticos civiles” a individuos que, estaban organizados en banda (Ejército Revolucionario del Pueblo) vestían uniforme de combate, portaban armas largas a la vista, habían sido entrenados militarmente en Cuba, enarbolaban bandera extraña al pabellón nacional, contaban con extranjeros en sus filas, atacaban cuarteles; tomaban pueblos; secuestraban y asesinaban civiles (entre ellos, niños); deribaban aviones; etcétera. Así, por ejemplo y con el objeto de aniquilarlos, en número de 120 atacaron a doce soldados en la escuela de Manchalá. Todo esos actos de guerra están registrados hasta en los más mínimos detalles en los cientos de publicaciones del ERP. Sin embargo e incomprensiblemente, Bejas y los fiscales del caso no se tomaron el trabajo de citar una de estas revistas. ¿Será que allí, por lo menos una vez por página, se insiste que están librando una guerra? ¿Será que se quiere ocultar lo evidente?

 

Lo evidente

Lo evidente es que era absolutamente legítimo e imperioso reprimir a los guerrilleros en Tucumán. Se podrá cuestionar la forma. Mas, no es ésta sino la represión, en sí misma, lo que el juez Bejas y los fiscales consideran crimen de lesa humanidad. El axioma que rige en los juicios de lesa humanidad es que reprimir a los “opositores políticos” es un acto criminal de lesa humanidad. De allí que los jueces y fiscales, a contrapelo de los hechos, se ven en figurillas para negar que fue una guerra. Se llega hasta el monstruso absurdo de, por ejemplo, que en el propio juicio oral  los asesinos del Capitán Viola y su hija María Cristina sean querellantes-víctimas de aquellos que los reprimieron por haber cometido el tan alevoso crimen. Un disparate nauseabundo que califica crimen de lesa humanidad al hecho de que los policías atrapen a los asesinos pero no al que estos (para los jueces, “víctimas”) masacren a una niña de tres años.

 

Pudor

El tribunal de la Megacausa “Operativo Independencia” está integrado por los jueces Gabriel Casas, Carlos Jiménez Montilla y Juan Carlos Reynaga. Los dos primeros, ya recibidos de abogado, residieron en Tucumán en el tiempo de los hechos que se juzgan. Como pocos y de manera directa, conocen el contexto en que se dieron. Es de suponer que el contexto histórico, que el juez Bejas y los fiscales proponen como el real, les cae como una grosera falta de respeto a su inteligencia y a su investidura. De no ser afectados de tal manera y aceptar dicho “contexto” como ajustado a la verdad, entonces sería deseable que, por una cuestión elemental de pudor, transiten las calles de La Cuna de la Independencia con sus respectivas caretas.-

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 1, 2016


 

Como ganar amigos e influir sobre las personas

Share

 

En los juicios circenses de “lesa humanidad” se condenan los delitos de “ser, estar o haber sido vistos”. Ahora, esta publicación ultrakirchnerista, inventó el delito de “salir en una foto”.

Desopilante explicación.

Dra. Andrea Palomas Alarcón.



[one_half padding=”0 20px 0 0″]

El director del diario La Nación fue fotografiado tras una polémica reunión en donde se lo ve junto a la abogada que representa a los familiares de militares y genocidas.

El diario desde la asunción de Mauricio Macri como presidente publica un editorial sin firma cada dos semanas atacando los Derechos Humanos y las políticas aplicadas durante los últimos diez años y pide la libertad de genocidas presos, reclama derechos para los militares y a viva voz habla de la Teoría de los Dos Demonios y cuestiona el rol del kirchnerismo.

Este viernes, Julio Saguier, director del centenario diario afín al Gobierno, se reunión con la Dra Victoria Villarruel, presidente de CELTYV, denominado “Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas”. Esta organización tiene como sus objetivos el lobby sobre la Teoría de los Dos Demonios, pedir por la libertad de genocidas y defender a militares y policías y más personal de aparato del Estado fallecidos durante la dictadura y así responsabilizar a grupos militantes de esa época.

En un posteo en Facebook de esa organización se los ve a Saguier, a Villarruel y además a una de las principales voces que usó el macrismo y La Nación para negar los 30 mil desaparecidos, Graciela Fernández Meijide.

En el posteo del CELTYV se lee: “Hoy la Dra. Victoria Villarruel, Presidente de CELTYV, tuvo una reunión con Julio Saguier -Director del Diario La Nación- y Graciela Fernández Meijide sobre los 70. Un tema que hay que discutir, víctimas que aún no se reconocen, en un país donde los DDHH deben ser una realidad y no sólo frases”.

[/one_half]

[one_half_last padding=”0 0 0 20px”]

Como reinventarse y pasar de ser un abogado usurero a un primer mandatario usurero diciendo una mentira o dos…

Dale Carnagie escribió Como Ganar Amigos e influenciar sobre las personas. Sus principios son sacar al lector de un estereotipo mental, darle nuevas ideas, nuevas visiones, nuevas ambiciones. Permitirle hacer amigos fácil y rápido. Incrementar su popularidad. Ayudarle a convencer a más personas a su modo de ver la vida. Aumentar su influencia, su prestigio, su habilidad para lograr objetivos. Permitirle ganar nuevos clientes. Aumentar su capacidad para generar ingresos. Hacerle un mejor vendedor, y un mejor hombre de negocios. Una especie de guía que aconseja como reconvertirse. Por ejemplo, un usurero puede terminar siendo presidente de una compañía, o un país. En resumen, se trata de un manual de como pretender ser amigos y sacar provecho de ello. Fue un suceso editorial y muchos vendedores lo describen como su biblia, hasta el día de hoy.

kirchner-y-amigos-2 kirchner-y-amigos1 kirchner-y-amigos3 kirchner-y-amigos4 kirchner-y-amigos5 kirchner-y-amigos6

Es -en definitiva- una nueva versión de propaganda. Un tanto a la inversa a lo que hizo y hace El Relato Kirchnerista, maniobra que sigue intentando la publicación El Destape Online. La misma vieja rutina intentando seducir inocentes o desprevenidos. Antiguos métodos populistas, que le dicen…

PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 20, 2016

[/one_half_last]