¿CUÁNDO LO HARÁS, CRISTINA?

Share

  por Enrique Guillermo Avogadro.

“La única manera de enfrentarse a la violencia de la muchedumbre, mediante la

cual los comunistas pretendían apoderarse de la ciudad y presentarse al mundo

como el gobierno que reclamaba el pueblo …, era por la fuerza de las armas”.

Winston Churchill

Hagamos un ejercicio de imaginación. Supongamos que Cristina Fernández se convenciera de que las elecciones legislativas no le permitirán hacerse con las mayorías necesarias para su pretensión de modificar las leyes que obstruyen la impunidad que anhela. Supongamos, además, que a partir de octubre comenzaran a llegar al Gobierno las facturas de la fiesta preelectoral: descontrolada emisión para cubrir tarifas atrasadas, subsidios y planes; explosión inflacionaria y consecuente aumento de la pobreza; reprimida devaluación; desabastecimiento por falta de insumos importados; cierre total de acceso al crédito por el seguro default; falta de inversiones para crear empleo genuino; deuda del BCRA y sus escandalosos intereses; etc.. Coincidirá conmigo en que, de darse ese escenario, seguramente la PresidenteVice caería en la desesperación. Falta saber qué haría entonces.

A total contramano de las necesidades imperiosas de la angustiada sociedad, la agenda judicial que la afecta es su única preocupación, pero las encuestas están informando la masiva fuga del voto independiente de clase media que, engañado, permitió al Frente de Todos ganar en 2019. Ese factor, sumado a la pauperización por la inflación de los alimentos (superior en 50% a la media), la inseguridad y la droga, que golpean principalmente a su base electoral del Conurbano y, sobre todo, al penoso proceso de inmunización, a la torpeza y la manipulación en la administración de las cuarentenas y a la incesante revelación de corrupción en la compra de insumos, vacunas y hasta en el transporte de éstas, con las que, por si fuera poco, se inocula a jóvenes militantes mientras se deja indefensos a los más vulnerables, han hecho que la postergación, la unificación o la suspensión de estas elecciones se transformen en algo esencial para no perder el poder.

Que estén utilizando la pandemia y las sospechosas cifras de contagiados y muertos para sostener que será imposible realizarlas, habla muy claro de la catadura moral de quienes son, precisamente, los responsables directos de tamaña catástrofe; son los mismos que fundieron el país (cerraron 30.000 empresas y se perdieron 1,5 millón de trabajos) y ahora reinciden en aplicar recetas fracasadas e inconstitucionales. Espero que la oposición no vuelva a caer en la trampa, aduciendo que no dispondrá de suficientes fiscales para controlar los comicios por miedo al virus; de todas maneras, el oficialismo está proyectando ya un fraude masivo en la Provincia de Buenos Aires, tutelado por un integrante de la manada de rottweilers vengadores, el Juez electoral Alejo Ramos Padilla.

Esa salvaje jauría, en la que destacan el Ministro y el Secretario de Justicia, Martín Soria y Juan Martín Mena, el Diputado Rodolfo Tailhade y el Procurador del Tesoro, Carlos Zannini, a la cual el energúmeno Alberto Fernández no sabe/puede/quiere controlar, está royendo las cadenas institucionales de la Argentina, comenzando por la Corte Suprema, los jueces federales y el Procurador General y sus fiscales, a los que no conseguirán ampliar o reemplazar por vías legales salvo que haya deserciones en la oposición (algo poco probable a esta altura), y todas esas maniobras terminarán, otra vez, en un monumental fracaso. La peregrina teoría del lawfare se debilita porque la enorme mayoría de las causas –salvo “Cuadernos”- que afectan al kirchnerismo (como los bolsos de José López en el convento, por ejemplo), fueron iniciadas antes de diciembre de 2015, cuando Cristina Kirchner era oficialmente Presidente.

Por ello, cabe preguntarse cuándo ordenará ella la toma violenta del Palacio de Justicia, donde reside la Corte; se podría inspirar en los ataques al Palacio de Invierno (Rusia, 1917) y al Cuartel de la Moncada (Cuba, 1953). Si usted cree que deliro al imaginar algo así, recuerde qué sucedió en la plaza el 24 de octubre de 2018, cuando se discutía una fórmula de ajuste de las jubilaciones y las asesinas hordas kirchneristas –demuestran esa pertenencia al guardar un cómplice silencio ahora pese a que el Gobierno está licuando los haberes- pretendían invadir el Congreso, con la complicidad de los diputados Leopoldo Moreau y Horacio Pietragalla, después de arrojar catorce toneladas de piedras sobre la Policía de la Ciudad.

Dispondría, para esa aventura, de nuevas y sanguinarias tropas de asalto: barrabravas, narco-sicarios, criminales liberados, delincuentes importados, soldados de Sendero Luminoso y de las FARC, etc. Esta misma semana, hubo un ensayo general cuando “organizaciones sociales” fueron al Palacio a exigir la liberación de dos delincuentes condenados, Amado Boudou y Milagro Sala, privilegiadas estrellitas de esa maloliente galaxia.

Se me podría replicar que, en 2015, ella entregó el poder pacíficamente, pero, a mi entender, las circunstancias son distintas, porque más temprano que tarde llegarán las definiciones en las causas judiciales que, llenas de pruebas concluyentes de corrupción, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito, tanto la preocupan, sobre todo por la suerte de Florencia Kirchner. Además, ahora está en juego no sólo la aspiración dinástica de la familia sino su intención de subsumir al peronismo en La Cámpora; es decir, llevar a la victoria el proyecto de los Montoneros de los 70’s, cuyos hijos ya se han encaramado a todas las instituciones del Estado; lo mismo sucede en el sur, donde los terroristas del ERP se han unido a los pseudo-mapuches para reeditar la tentativa de un Tucumán independiente.

Y la dramática pregunta es: ¿de qué recursos morales y físicos dispondrá entonces la sociedad para combatir ese probable golpe de Estado? En la respuesta estará el futuro de la Argentina que conocemos.

 

Buenos Aires,  Abril 10, 2021

Enrique Guillermo Avogadro

Abogado

Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401

Cel. en Argentina (+54911) o (15) 4473 4003

Cel. en Brasil (+5521) 98128 7896

E.mail: ega1@avogadro.com.ar

E.mail: ega1avogadro@gmail.com

Site: www.avogadro.com.ar

Blog: http://egavogadro.blogspot.com

Facebook: Enrique Guillermo Avogadro

Twitter: @egavogadro

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 10, 2021


 

EL BUEN FERRETERO DE ARGENTINA, TIERRA DE MILAGROS

Share

 

 

 Por CLAUDIO KUSSMAN.

 

 

MARIO GUILLERMO MORENO

En el mundo nadie puede dudar que Argentina es la tierra de los milagros y que evidente y lamentablemente, así seguirá siendo en el futuro. No hay día que uno no despierte con un nuevo milagro, del cual se toma conocimiento a través de los medios. Así supimos que el juez RODOLFO CANICOBA CORRAL alias “Canicoima” o “Canicobra”, luego de sus bien ganadas vacaciones en una vivienda de José Ignacio, Uruguay, que alquiló a razón de OCHOCIENTOS DÓLARES diarios, emitió otro de sus milagrosos fallos. En este caso, estableció legalmente que el benemérito ferretero MARIO GUILLERMO MORENO, como Secretario de Comercio Interior entre el año 2006 y 2013, jamás dijo ni una “mentirita” a través de los datos aportados por el INDEC (Instituto Nacional de Estadística y Censos). Con ello casi podemos afirmar que quienes sí mintieron fueron todas las consultoras y empresas nacionales e internacionales y por qué no también las amas de casas. Estas sacrificadas mujeres que a su regreso de hacer compras se quejaban sin piedad, contra este noble ferretero por los aumentos de la canasta familiar, que ahora sabemos, no habrían existido.

 

DANIEL RAFECAS Y HECTOR TIMERMAN, “LOS  RESUCITADOS”

Lo de Moreno podemos decir que es un milagro menor, hay otros de mayor trascendencia como la ocurrencia gubernamental de salvarle el puesto de juez al “implacable” DANIEL RAFECAS, a quien todos ya veían desocupado y haciendo cola con un diario debajo del brazo, en busca de trabajo. Otra resurrección milagrosa se dio con el ex Canciller HECTOR TIMERMAN, quien aparentemente  de la noche a la mañana, dejó de ser un traidor a la Patria y puede viajar libremente a los Estados Unidos.   Tan bien está, que hasta mandó un cálido mensaje de apoyo al ex secretario Legal y Técnico CARLOS ZANNINI alojado en la cárcel de Ezeiza, como presunto encubridor del atentado a la AMIA (85 muertos y 300 heridos). La lista de estos increíbles milagros es extensa y seguramente escribiré de ellos, más adelante.  Por ahora seguiré mirando para arriba por si el azar hace que  alguno caiga  para el lado de los adultos mayores, que ilegalmente estamos en prisión.

 

Claudio Kussman

Interno L.U.P 345.349

Servicio Penitenciario Federal

Marzo 04, 2018

 

“Es un milagro que haya llegado vivo a los 40,

pero fui viejo demasiado pronto

y listo demasiado tarde”.

Mike Tyson (1966-       )


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 4, 2018


 

PERAS AL OLMO

Share

 

 

 

 Por MAURICIO ORTÍN.

“Repudiamos enérgicamente la militarización… y los desmanes que generaron las fuerzas de seguridad de este país”. Estas fueron, más o menos, las palabras del titular de la CGT, Héctor Daer, sobre los acontecimientos frente al Congreso de la Nación en oportunidad de tratarse la ley de Reforma Previsional enviada por Macri. El diputado Rossi y, en general, toda la oposición se expresó en los mismos términos. ¡Se puede ser más chanta! Quince autos destrozados, comercios saqueados, vidrieras destruidas por delincuentes encapuchados (armados con piedras, hondas y palos) no merecieron, siquiera, un mísero comentario de repudio de estos señores. De los gendarmes heridos, insultados y vejados, como es natural, nadie se conduele. En la Argentina, los integrantes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad son ciudadanos de cuarta y ¡guay! de que alguno, ya en defensa propia o de un civil, toque a un encapuchado. Eso sí, el diputado Agustin Rossi se quejó amargamente por las vallas y la cantidad de efectivos que custodiaban el Congreso. Seguramente la intención de esos energúmenos (a los que llama “pueblo”) era ingresar al recinto.  ¿Qué hubiese pasado? ¿Exagero si digo que hubieran colgado a los diputados oficialistas de los faroles? Se equivocan de medio a medio los que interpretan que fue un error de Macri el proyecto de ley de reforma previsional lo que enardeció a los violentos. Y a los diputados opositores. Además, cualquier excusa es buena para derrocar a un gobierno no peronista. El fogoneo del caso Santiago Maldonado tenía esa clara intención. Más bien se trató de un ensayo de golpe civil (a lo De la Rúa) monitoreado por sujetos, que de esto saben un montón, como Leopoldo Moreau.

n

Ahora bien, el oficialismo tampoco hace mucho por sí mismo. La diputada Elisa Carrió, por si llueve, apuntó contra Patricia Bullrich por el despliegue exagerado de la Gendarmería (“militarización”, Agustín Rossi dixit). No opinaría lo mismo, seguramente, si los encapuchados hubieran entrado al recinto. No se equivoca el diputado Moreau cuando pide la cabeza de la ministro de Seguridad de la Nación; en diciembre de 2001 pedía la de Domingo Cavallo como maniobra previa a exigirle la renuncia al presidente. Cuando defenestraron a De la Rúa, la Policía Federal fue la que puso el cuerpo para que “el pueblo” no lo “ajusticiara” dentro de la Casa Rosada; obviamente, los policías responsables ya recibieron su correspondiente condena. Si yo fuera gendarme pensaría dos veces antes de arriesgar mi vida para defender a políticos que luego me querellarán por haberlos defendido. Dado que este asalto al Congreso para impedir el tratamiento de una ley salió bien, todo conduce a pensar que vendrán otros y en escala mayor. La mayoría de la prensa reaccionó endilgando la responsabilidad de los hechos a la falta de cancha política del gobierno. De los energúmenos encapuchados ni una línea. Nelson Castro, por ejemplo, opina como si la Argentina fuera Disneylandia. Debiera poner en práctica sus ideas y hacer escuela vistiéndose de gendarme para enseñar cómo, con buenos modales y juiciosas palabras, se disuade a los señores encapuchados para que no lo lapiden o lo maten a palos.

El gobierno se hace trampas. Es que, en alguna medida, comparte la cosmovisión política que el kirchnerismo impuso a la clase política y a los opinadores profesionales.  Si no fuera así, no hubiera reaccionado en contra del pedido de prisión preventiva que el juez Bonadío hizo de Cristina, Zannini, Timerman y demás. Constituye una hipocresía impúdica  que el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, se pronuncie contra dicho fallo cuando militares de 80 y 90 años sufren prisión preventiva de hasta 14 años. Pero si el Vaticano tiene terror a que lo corran por derecha los organismos de derechos humanos, ¿por qué no habría de tenerlo el presidente Macri? Es difícil tomar medidas económicas de derecha y posar de zurdo. Además, lo dijo el mismísimo Jaime Duran Barba: “Macri es de izquierda”. Bueno, pero entonces no le pidamos peras al olmo.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 15, 2017


 

De Zapatos a Chancletas

Share

 

 

 Escribe Enrique Guillermo Avogadro.

 

       “No me importaba aparecer como inteligente o limitado sino aprender la lección para dirigir mejor la acción de gobierno”.

Roberto Augusto Ulloa

 

Mauricio Macri comenzó su período con un par de zapatos tan bien lustrados que permitían reflejar,  bajo las faldas de Cristina, las negras intimidades del kirchnerismo. Fue una pena que ese panorama estuviera restringida sólo al Presidente y su círculo más íntimo, y que nadie (seguramente por consejo de Jaime Durán Barba) se tomara el trabajo de mostrárselo a la ciudadanía, que así se vio impedida de percibir la catastrófica magnitud de la herencia que la noble viuda había dejado.

Para cualquiera medianamente avisado, era natural y justificado que, a medida que el Gobierno caminara por los encharcados senderos económicos y políticos, el brillo se iría apagando, como sucede con todos los regímenes cuando termina la luna de miel que acompaña sus comienzos. Pero nadie pensaba que Macri se vería obligado a quitarse de apuro los zapatos y calzarse las chancletas para recular.

Tengo certeza de la buena fe y la honestidad del Gobierno y, cada vez que me desesperan algunos de sus actos, pienso qué sería de nuestro país si quienes hoy estuvieran sentados en la Casa Rosada fueran Daniel Scioli y Carlos Zannini, acompañados desde La Plata por nada menos que Anímal Fernández. Aún así, me resulta imposible entender por qué actúa como lo hace.

Mauricio sabe, desde que ganó la elección, que le tocaría gobernar sin mayoría en las cámaras legislativas, y también sabe que la consecuente obligación de negociar permanentemente es una de las piedras basales de la democracia. Tuvo enormes éxitos iniciales en la materia, ya que la oposición le permitió hacerse con las leyes necesarias para salir del cepo cambiario, solucionar el tema de losholdouts, contar con un presupuesto, etc.

Pero, por ejemplo, si –como luego quedó demostrado- no necesitaba pasar por encima del Congreso para que sus irreprochables candidatos a integrar la Corte Suprema de Justicia fueran confirmados, ¿para qué recurrir a un decreto de necesidad y urgencia que estuvo al borde de inhabilitarlos? O, si el feriado del 24 de marzo caerá en fin de semana los próximos tres años, ¿para qué “movilizarlo” si luego se retrocederá?

La solución que encontró el Ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, para poner punto final a la demorada cuestión del Correo Argentino, con su privatización durante el menemismo y la absurda rescisión de su concesión por el kirchnerismo, fue técnicamente correcta. Sin embargo, dado que el concesionario era una empresa perteneciente a la familia Macri, padre, hermanos e hijos del Presidente, la forma en que se llevó a cabo –ad referéndum de la Cámara Comercial- fue un monumental error político. Para enterrarlo, y puesto que estamos en un año electoral, no bastará con volver –algo irreal- a foja cero, como dijo Mauricio al asumir acertadamente la responsabilidad del Gobierno en el cuestionado trámite; la oposición, que siempre y en cualquier época es salvaje, se ocupará de ello.

La modificación de la fórmula de cálculo de los incrementos jubilatorios, un cambio ajustado a la ley vigente, fue otra equivocación mayúscula, en especial por la oportunidad en que fue comunicada, una semana en que se produjeron fuertes aumentos –también justificados- en peajes, medicina prepaga, etc., y anuncios de futuras subas en precios de combustibles. Nuevamente, Macri retrocedió, pero sólo cuando el enorme costo político ya había sido pagado.

La tercera mala señal fue todo el recorrido del acuerdo firmado por el gremio de los bancarios con la patronal, que el Gobierno pretendía no homologar porque supera la pauta máxima de incremento salarial que pretende para todas las paritarias, alineándolas con la inflación prevista; ante la amenaza de una huelga de tres días hábiles, debió también recular y aceptarlo. El próximo puente a cruzar serán las negociaciones con los sindicatos de maestros, que vuelven a disfrazar su recalcitrante kirchnerismo con la defensa de la educación, mientras perjudican dolosamente a los chicos más necesitados, a los que utiliza como rehenes.

Lo peor de esos sucesos es que lograron empañar un excepcional logro del Gobierno, que consiguió que muchos argentinos confiaran tanto en el modo en que conduce la economía como para invertir sus ahorros en bonos en pesos, a diez años y a una tasa del 13%, todo ello en un cuadro mundial sumamente cambiante y riesgoso.

Tengo la impresión de que Macri no quiere asumir, de una vez por todas, el rol que la sociedad le atribuye, y que le confió con sus votos en los mayores distritos electorales del país. Sigue buscando la imposible simpatía del populismo demagógico en todas sus formas, sea el PJ mutante de Diego Bossio y Julián Domínguez, el Frente Renovador (¿reciclador?) del trashumante Sergio Massa, el GEN de la inconsecuente Margarita Stolbizer o en la trasnochada izquierda nacional. Habrá que ver cuál será el costo que pagará por ello Cambiemos en octubre, cuando se expresarán los muchos que eligieron un cambio en 2015 y hoy miran con desilusión este errático rumbo.

No soy quien para dar consejos a la coalición gobernante ni, menos aún al PRO pero, desde mis setenta años muy vividos y con muchos adoquines pateados, me permito sugerir a Cambiemos volver a reunirse en un retiro “espiritual” (tal vez aprovechando el feriado carnavalesco), empaparse de calle y replantear su errática gestión, su medrosa actitud frente a la oposición y la forma en que se comunican las acciones de gobierno.

Macri dijo muchas veces que, al llegar al poder, terminaría con el “curro” (sic) de los derechos humanos pero, ya sentado en la Casa Rosada, tiembla ante las previsibles quejas de los delincuenciales organismos que, a caballo de los sueños compartidos y de las inexplicables indemnizaciones, sienten en riesgo su futuro: mamar irrefrenablemente de la teta estatal y continuar la más abyecta venganza contra aquéllos que impidieron que triunfaran en su guerra de terror y nos convirtieran en la Cuba castrista.

La pusilánime actitud del Gobierno ante la inaguantable existencia de presos políticos en la Argentina, cincuenta y uno de los cuales han muerto desde el 10 de diciembre de 2015, obliga a pensar que debiera recurrirse a un referéndum para preguntarle a la ciudadanía si está interesada en enterrar el pasado y extender un manto de piadoso perdón sobre todos aquéllos (incluyendo a César Milani, la más clara prueba de la falsedad kirchnerista, su justicia “tuerta” y su manipulación de los derechos humanos, que debieran amparar a todos los argentinos) que combatieron hace ya cuarenta años. Para nuestra vergüenza, en Uruguay la pregunta se formuló dos veces y, en ambas, la respuesta fue inequívocamente afirmativa.

Bs.As., 18 Feb 16

Enrique Guillermo Avogadro

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 18, 2017


 

OEA: Derechos Humanos para Milagro Sala pero no para presos políticos venezolanos o militares argentinos

Share

 

Por Daniel Romero.

 

Seis tremendos testimonios, de decenas que figuran en las causas que se sustancian en Jujuy contra Milagro Sala. La OEA con asesoramiento K acusa a Argentina de violar derechos humanos pero mira para otro lado con los presos políticos de Venezuela o los militares detenidos en cárceles inmundas y muchos sin condena.

 

Hace 43 años…
El 25 de Mayo de 1973 asumía la presidencia de la nación, un ignoto dentista de San Andrés de Giles quien también fuera mucamo de Perón, el Dr. Héctor  Cámpora que décadas después otros ignotos dieran nombre a la agrupación La Campora. Triste y cíclica historia la de Argentina, tan triste como los nombres que se repiten aun 43 años después, cuando pretenden seguir torciendo y deformando la historia. Sucede que ya les fue bien con ello,  porqué no seguir.
En la ceremonia de asunción estaban “señeras” figuras, como la actriz Soledad Silveira, hoy militante K; el periodista Osvaldo Papaleo, su esposa y actriz Irma Roy, quienes denunciaron falsamente al Grupo Clarín hace unos años; Jorge Taiana ex canciller kirchnerista, el secretario del Movimiento Justicialista Juan Manuel Abal Medina, padre del ex jefe de gabinete de Cristina Kirchner y actual senador; y los terroristas Dardo Cabo, Fernando Vaca Narvaja amigo y socio del actual piquetero Emilio Pérsico, entre otros. Muchos de estos personajes partícipes de la destrucción del país, no solo en aquellos años, sino en los últimos 12. Cabe recordar que Montoneros como Vaca Narvaja y Pérsico, junto al resto de la cúpula, fueron quienes propusieron a Carlos Menem el indulto a militares y Montoneros que estaban en prisión o siendo juzgados.
También, estaba el ex procurador del kirchnerismo, Esteban  Rigui, nombrado por Héctor Campora, Ministro del Interior, quien se trasladó al Departamento de Policía y entre otras barbaridades cometidas, dio instrucciones para desarmar a todo el cuerpo de la Federal y ordenaba abrir las puertas del penal de Villa Devoto, plagado de terroristas detenidos por los crímenes cometidos y junto a ellos también salieron en libertad otras decenas de asaltantes, ladrones e incluso un conocido narco francés que había sido atrapado aquí. Hasta allí llegaron para la faena, Juan Manuel Abal Medina, padre de quien fuera jefe de gabinete de CFK y hermano de Fernando, asesino del General Aramburu y amante de Nilda Garré, ex ministro de defensa y luego de seguridad de CFK. Como se verá, son prácticamente los mismos personajes e ideas de 43 años atrás.
Este pequeño sobrevuelo por parte de la tremenda historia política argentina, podrá ponernos en situación para comprender porqué, desde el kirchnerismo, ponen el énfasis en armar operaciones para la libertad de la multi procesada Milagro Sala. Desde luego el factor principal, es ir generando “jurisprudencia” para el momento que Cristina Kirchner tenga que ir a prisión por corrupción y evitar que parte del gabinete kirchnerista quede también procesado en estos expedientes ¿Temor a que Milagro Sala hable?.
Hoy, ninguno de los terroristas de Montoneros o ERP, que cometieron más de 2.500 atentados en los ‘70, incluido el período de gobierno de Domingo Perón e Isabel Martínez de Perón no están, ni siquiera, procesados.
La constitucionalista María Angélica Gelli,  aseguró en el canal de noticias TN, que también se deben respetar los derechos de los militares detenidos. Las garantías son para todos, para los que nos gustan y para los que no nos gustan, sentencio.
Sin lugar a dudas la historia mostrará que a la mayoría de los militares argentinos juzgados y presos no se les respeto, no solo sus derechos humanos, sino tampoco el rigor jurídico, dado que son juzgados con leyes actuales por supuestos delitos cometidos 30 años  atrás. Son muchos los abogados penalistas y constitucionalistas que no ven ajustados a derecho estos procesos.
Claramente, hoy decir esto, no es políticamente correcto, pero sí lo es pedir la libertad de una corrupta que aún no justificó 1200 millones de pesos con los que debería haber realizado viviendas sociales,  sin mencionar las distintas y violentas arbitrariedades con las que se manejó durante estos últimos años, como demuestran algunos testimonios que mostraremos.
No solo una gran parte de la Justicia argentina se comporta como  una prostituta alquilada para satisfacer viejas y enfermas pasiones de venganza, la CIDH de la OEA, organismo a cargo de Luis Almagro, también podría ser catalogada así, dado que decidió arremeter contra nuestro país acusándolo de violar los derechos humanos en el caso Sala mediante una versión amañada de los hechos que se juzgan en Jujuy, con decenas de testigos que acorralan a quien fuera su jefa en el movimiento Tupac Amaru.
 ¿Qué duda cabe de que el kirchnerismo dio piedra libre a esta mujer para “construir” corrupción, de donde también se enriquecían funcionarios jujeños, nacionales y la familia K? A su vez se miró para otro lado mientras los jueces venales edificaban su propio aparato de corrupción y protección corporativa, mientras muchos de ellos enjuiciaban a militares con mecanismos y leyes hechas a medida, tiñendo de duda lo que debería haber sido un proceso claro e indubitable, enjuiciando también a los criminales terroristas que dieron pie a una guerra interna sin precedentes.
LA CIDH DE LA OEA
Luis Almagro, titular de la OEA, tiene como asesor a Gustavo Cinosi, un hombre estrechamente vinculado al kirchnerismo, a Carlos Zannini y a Julio De Vido responsable político y económico de Milagro Sala. Sin comentario.
Ahora la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA pide la libertad inmediata de Milagros Sala, mientras se sustancian en legal forma las causas por las que está encartada en juicio, donde sí se aseguran sus  derechos humanos; pero qué pasa con los (1*presos políticos de Venezuela o con los militares detenidos en la Argentina hace años con prisión preventiva y en muchos casos excedidos, en mucho, de los 70 años y gravemente enfermos ¿Aquí o en Venezuela no importan los derechos humanos o las leyes con nombre y apellido? Buscan traer a Comodoro Py las causas donde está procesada Sala por extorsión, corrupción, homicidio en grado de tentativa y otras linduras para poder hacer marchas ante los juzgados, sucede que en Jujuy ya nadie quiere hacerlas, todos la conocen.
Muchos son los ex integrantes de la Tupac Amaru, la organización paramilitar de sesgo maoísta, que se atrevieron a denunciarla, dado que esta presa y se les hace un poco más fácil controlar el miedo. Si esta mujer no estuviera detenida, la vida de los testigos estaría en peligro. Con detenerse a leer lo que más abajo se detalla, se podrá comprender porqué  genera miedo y la razón de su detención.
PRESIONES DE MILAGRO SALA A TESTIGOS Y SUS MIEDOS
sala-calabozoLos temores que despierta Milagro Sala en Jujuy no frenaron a sus víctimas a declarar contra ella. Mostraremos algunas declaraciones.
Las víctimas de violaciones a sus derechos humanos por parte de Milagro Sala y  su Tupac Amaru mantuvieron silencio hasta ahora, que la vieron detenida.
Algunos aún  temen, pero ya presentaron sus denuncias en la  Secretaría de Derechos Humanos de la provincia y luego ante el Ministerio Público Fiscal por las presiones que sufrieron.
En ningún momento las victimas de Milagro Sala fueron escuchadas, tampoco los presos políticos de Venezuela que Maduro se niega a liberar, o los militares argentinos con prisiones sin condena, y en algunos casos condenados con testimonios armados, siendo que sus defensas son oídas en juicio, pero no escuchadas, y menos aún por los organismos internacionales de derechos humanos de la OEA o la ONU, pero contrariamente, estos organismos sí arremetieron contra Argentina exigiendo la libertad de Milagro Sala e incluso diputados del kirchnerismo llegaron a pedir la intervención federal de la provincia de Jujuy por haberse atrevido a enjuiciar e investigar la corrupción que anidó en su gobierno.

Declaraciones de ex integrantes de Tupac Amaru:

 
TESTIGO: Martín Jorge Rodríguez
“Conocí a Milagro Sala entre 2008 y 2009, cuando una persona cercana a ella nos presentó. Yo reclutaba gente para que trabajara en la copa de leche y fuera a la cancha y formara parte de la barra brava. En compensación nos daban planes de trabajo.
También hacíamos campaña para un candidato a intendente del PJ”. “Sala nos maltrataba, nos quitaba todos los papeles y supuestamente ella los presentaba y los cobraba”.
Tiempo después, cuando fue a gestionar bolsones a otra agrupación, apareció Sala con su gente. “Me pegó en la cabeza, me tiró al piso y me amenazó delante de tres integrantes de la Tupac, y le dijo a un empleado del ministerio que no me diera nada. Ahí empezó mi calvario porque nadie me ayudó más por indicación de ella.” El episodio se repitió tres años después.
Rodríguez informo el significado de “ir al psicólogo”: “Consistía en que te encerraban en una habitación y Milagro Sala te pegaba”.
TESTIGO: Soledad Angélica Mendoza
Soledad Angélica Mendoza informo que la Tupac se apropió de un patio de su casa y que fue amenazada de muerte por  Milagro Sala
Según las denuncias que hizo ante la Secretaría de Derechos Humanos, la policía y la justicia jujeñas, “Sala y obreros que se identificaban con gorras, remeras y chalecos de la Tupac Amaru” ingresaron al patio trasero de su casa “tiraron todo lo que allí había y comenzaron a hacer una construcción” en el lugar. “El terreno donde vivo está en juicio de prescripción adquisitiva y rige una medida de no innovar”, precisó. Continuaba Mendoza con su relato, cuando se lo hizo saber a Sala, la dirigente le contestó: “«Que me chupen el pingo la Justicia y los jueces. Acá la que manda soy yo, y la que les paga soy yo. Acá se va a construir una copa de leche para darles de tragar a los chicos pobres»”.
“Recibí amenazas de muerte de parte de miembros de la Tupac por intentar oponerme a esa situación. (…) Mi denuncia es contra Milagro Sala porque es ella quien daba las órdenes”
TESTIGO: Luis Bail
Denuncia presentada en la Secretaría de Derechos Humanos de Jujuy la cual también obra en sede judicial. “Desde 1998 conozco a Milagro Sala. Yo vivía en la calle y ella me conocía y me invitaba a tomar mates. Después comencé a trabajar con ella asistiendo a las marchas. Cuando se creó la Tupac Amaru trabajaba en la parte social, en las copas de leche y comedores infantiles.”
Aseguraba Bail “Nos sometía a castigos corporales cuando cometíamos alguna falta, como por ejemplo una inasistencia al trabajo y nos mandaba al «psicólogo». Ir al psicólogo consistía en que te llevaban a una habitación en la sede de la Tupac Amaru, nos encerraban allí y siempre estaba Milagro Sala, quien junto con otras personas nos pegaban golpes de puños y patadas para corregirnos”.
Cuando fui a ver un partido de Gimnasia de Jujuy: “Me ubiqué en el sector de la barra de Beto Cardozo, Sala se enojó y fue a mi domicilio con 40 personas más, quisieron sacarme de mi vivienda y como me resistí Sala me pegó con una pala en el ojo y me desfiguró el rostro”.
TESTGO: Bettina Condorí
Bettina Condorí también presento denuncia ante la Secretaría de Derechos Humanos, la policía y la fiscalía de Jujuy, aseguro  que Sala la golpeó y le arrebató una hija.
Tal la denuncia de Noviembre de 2009, Condorí fue obligada a “comparecer” ante Sala para “pedirle perdón” por haber “hablado mal de ella”.
El testimonio comienza con arrebato de su hija. “Sala ordenó que me quitaran a la bebé y la llevaran a la guardería. Como ofrecí resistencia, una mujer me la arrebató violentamente. Era mi hija”, indicó la mujer. La denuncia continúa con el detalle de cómo fue golpeada por Sala. “Llegamos al museo (una de las dependencias de la Tupac) nos sentaron en dos sillas, Sala se paró frente a mi pareja y yo. Todos los presentes comenzaron a insultarnos y obligarnos a pedirle perdón a Sala”, relató. Y continuó: “Yo, por miedo, le pedí varias veces perdón, pero ella seguía insultándome. (…) Traté de escapar, pero Sala ordenó que me redujeran, me sentaron y agarraron las manos detrás de la silla mientras ella me pegaba piñas con las manos con anillos, me levantaba la cabeza de los pelos, me pegaba rodillazos y patadas, gritando que le pidiera perdón”.
TESTIGO: Cecilia Velázquez
 Velázquez presentó su denuncia con el aval de 27 testigos. Había comenzado a trabajar con Milagro Sala en 2003 y según declaró, en 2005 le entregaron una vivienda, pero no le dieron la escritura. “Allí vivía con mi hijo. Durante el tiempo que trabajé para Milagro Sala recibí acoso y maltratos, no sólo de ella sino también de Shakira y del hijo de Sala, Sergio Chorolque.”
“Milagro Sala iba a la cooperativa donde trabajábamos y nos pegaba con un garrote mientras nos decía que en las marchas, a las que estábamos obligados a ir, teníamos que saltar, gritar e insultar”, denunció. “Por los maltratos, en 2011 decidí dejar la Tupac Amaru y allí comenzó mi calvario”, explicó.
“Milagro Sala me citó a la sede de la Tupac. Allí me golpeó junto a Shakira y todo su entorno. Me encerraron en un cuarto, me pegaron piñas y patadas con botines. Me insultaban y me tiraban agua fría. Me dejaron inconsciente”, contó Velázquez. Tiempo después la sacaron de su vivienda por la fuerza, le tiraron todas sus cosas a la salida del barrio. “Me amenazaron con que si hacía la denuncia me mandarían a matar.”
TESTIGO: Víctor Mendoza
Ex Secretario Gremial del Sindicato Docente jujeño
Víctor Mendoza era secretario gremial de ADEP, uno de los sindicatos docentes de Jujuy, cuando fue amenazado por Milagro Sala, que se quedó con su casa.
La denuncia que Mendoza radicó ante la Brigada de Investigaciones local, es de 2013. Estaba reunido con el entonces ministro de Tierra y Vivienda, Luis Cosentini, en su despacho cuando Sala irrumpió allí con un grupo de personas. “El ministro se fue del despacho. Sala comenzó a increparme y pegarme en el pecho. Yo no podía alejarme del lugar porque había seis guardaespaldas. Sala me amenazó para que no hablara mal de ella”, reconstruyó Mendoza. Siempre de acuerdo con la denuncia, el gremialista fue privado de su libertad en diciembre de 2013. Ocurrió en la sede del gremio docente, donde se encontró con Patricia Jaldín, una de las dirigentes de la Tupac, que estuvo detenida. “Me pegaron, me amenazaron y me retuvieron durante cuatro horas por orden de Sala”, relató. En cuanto fue liberado, Jaldín amenazó con matarlo si no dejaba su casa. “Cuando volví a buscar mis cosas, ya estaba ocupada por el hijo de Jaldín. Desde esa fecha recibí amenazas. Vivo con miedo”, concluye la denuncia.
A poco de ser detenida (en un lugar especialmente acondicionado para su confort y con aire libre) Milagro Sala comenzó una huelga de hambre, que levanto a menos de dos días, este evento tuvo una rápida difusión. Mientras que  militares detenidos, en condiciones deplorables y prácticamente sin atención medica y la mayoría de más de 70 años, informaron vía sus familiares que harían un ayuno, a modo de protesta, solo salió un pequeño recuadro en un matutino. Si estos militares cometieron los aberrantes delitos de los que son acusados, deberían haber sido juzgados correctamente y en igualdad de condiciones que otros procesados. Como sociedad no podemos comernos al caníbal.

Daniel Romero


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 15, 2016