Un Soldado de Honor

Share

 

 

El que suscribe Coronel (R) Jorge Luis Toccalino, LE 4.112.401 como Oficial Superior del Ejército Argentino y por respeto a todos los Jefes que tuve tal como el GRL IBERICO SAINT JEAN , me señalaron el camino de la profesionalidad y el espíritu de cuerpo, me veo en la obligación de aconsejar a los Oficiales y Suboficiales del EA, en el marco Constitucional, Republicano y reglamentario propiamente dicho a salvaguardar el espíritu y el alma de la Institución.

Para ello, revelen, sin rebelarse, a sus subalternos la verdadera y esencial misión del Ejército Argentino que no es la acción social ni sacarse fotos con la madre putativa de los subversivos sino el de prepararse para la guerra pues hemos jurado a la Patria defender a nuestra bandera hasta perder la vida.

Si los altos mandos han perdido, según información periodística, vergonzosamente el rumbo, impóngalo ustedes adoctrinando a sus tropas sobre los más altos intereses de la Patria apoyándose en el Código Sanmartiniano y los pilares fundamentales de la Institución.

Es vuestra obligación defender a los subalternos y orientarlos hacía el verdadero espíritu de cuerpo y profesionalismo. El mal ejemplo de solo querer el poder y el dinero no debe ser la guía de vuestro quehacer profesional.

Como lo fue siempre y éramos orgullosos de ello, el sacrificio y el ejemplo personal es lo que hará de ustedes mandar con honra.

Dios y la Patria me han demandado lo que he escrito aquí, ahora es el momento de trascender de ustedes a través de mi consejo que busca, sin violencia, salvar al EA.

Hace un tiempo, no muy lejano lo hicieron otros a los que me uní llamado por mis subalternos. No nos escucharon. Así nos va. No importa….

“Voluntad es igual a Victoria” y un “Buen morir honra toda una vida”


Jorge L TOCCALINO
Cnl (R)

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 4, 2017


 

César Milani: “Poseo información muy valiosa de…”

Share

 

 

 Por Fabian Kussman.

 

Milani y las conversaciones tras los barrotes:

Como Ganar Amigos e Influenciar sobre las Personas.

 

“Mis amigos estaban cayendo tan rápido como la guillotina podría cortar sus cabezas”, dijo Thomas Paine dirigiendo su mirada a Samuel Adams. También le recordó que había escrito La Edad de la Razón tan de prisa como pudo, ya que su intención era que fuera rápidamente traducido al francés y sirviera como argumento para detener la violencia que dominó la corriente durante veinte años en el país europeo. Claro, el ex Jefe del Ejército no es Thomas Paine, no tiene su brillo intelectual ni un costado moral al cual apreciar. Sin embargo, el ex militar mimado del movimiento Nac &Pop ahora se encuentra -tal como Paine, por distintos motivos- alojado en una cárcel. Y esta es en el Penal de Ezeiza.

Para que conozca usted mi posición, César Gerardo Santos del Corazón de Jesús Milani, en mi experiencia, debería estar libre aguardando su juicio ya que las pruebas en su contra -como en tantos otros casos de lesa humanidad, son poco contundentes. Testimonios en su contra y una firma que podrá ser o no la suya son las evidencias comprometedoras. Pero no categóricas. Esto no significa que el militar kirchnerista sea culpable o no. Lo será hasta que demuestre su inocencia, de acuerdo a la justicia independiente a la cual el presidente Macri se refiere tan a menudo. El tema con Milani es su actitud Balzista de “yo no fui, fueron los malos” o “los que están sueltos” -como le confesó quienes eran su preocupación a la señora Hebe de Bonafini, su nodriza en tiempos de rapiña. Esa desmedida pretensión por desligarse de sus posibles pecados de juventud le llevó a venderse al discurso del otrora enemigo.

En su nueva morada, Milani accedió a reunirse con otros prisioneros en el salón de visitas del edificio. René Langlois y Lucio César Nast, de la policía de Santa Fe -hoy rehenes del Kirchnerismo y el Macrismo-, el Coronel Uruguayo Cordero Piacentini -también secuestrado por ambas administraciones- y un cuarto, quien prefirió el anonimato, pero se trataría de alguien vinculado al Poder Judicial. En este encuentro, bajo un trato cordial, los cuatro prisioneros veteranos conversaron con el “rookie” en cuestión. Langlois -orquestador del concilió que se produjo luego de la entonación del Himno nacional y un minuto de silencio por los caídos en el conflicto bélico de Malvinas- le dejó saber de qué encontraría pocos admiradores en las instalaciones y la poca simpatía se debe a su condición de kirchnerista militante. Esta conversación se interrumpió debido a que César Milani fue convocado de urgencia por la Jefa de la Unidad Penitenciaria. Allí, según inferencias (Si la “justicia” infiere, muy bien puedo hacerlo yo) la titular, Cristina Mesa, habría solicitado al General en desgracia, tratar de no realizar tertulia o velada alguna. Ni un simple cóctel para los nuevos vecinos.

Nast, Langlois, Cordero Piacentini y el cuarto en discordia volvieron sobre sus pasos y continuaron lo podado entrada la tarde, retomando el hilo de la charla. Allí se volvió a hablar del malestar que los presos políticos sentían gracias a Milani con sus licencias ideológicas (Llámese poder acomodaticio) y su actitud de Capitán del Costa Concordia. Ante esto, Schettino (Perdón, Milani) permaneció en silencio, pero cuando fue abordado con respecto a lo vertido por Langlois (“El neo comunismo mira hacia el costado cuando se trata de tiranías hermanas, distorsiona la historia a comodidad y siempre sacrifica a un chivo para salir airosos”) El chivo, usted sabrá, sería el General domiciliado en el barrio La Horqueta. Frente a esta hipótesis, Milani asintió y se comprometió a la acción.

-Estoy dispuesto a buscar una solución para todos los presos políticos -afirmó el nacido en Cosquín.

Este nuevo intercambio de palabras también se efectuó en un corto lapso de tiempo, cerrándose con un concepto también deslizado por René Langlois.

-Usted Milani, podría haber pasado a la historia para cerrar la grieta y llegar a la ansiada reconciliación…

Milani aseguró que trató el tema en varias oportunidades, pero siempre había recibido una respuesta negativa, pero dejó constado que el “posee información muy valiosa sobre jueces y funcionarios” que podría ayudar.

Iniciando el camino de retorno a su pabellón, una última pregunta hizo que Milani se detuviera.

– ¿Usted se da cuenta de lo que estamos viviendo, y de lo que usted está viviendo ahora?

Milani acusó el impacto. La universidad de la calle trae muchos beneficios, la escuela política descreimiento generalizado. De camarada a camarada, de preso a preso, es otra historia que desconozco.

-Es como si me hubieran soltado la mano -dijo Milani, perdiéndose entre los pasillos de la Unidad penal 31.

La conversación se cerró con la promesa de un nuevo mitin en días cercanos.

Si las verdaderas intenciones de Milani no son promesas, deberían tener resultados pronto. Esto obedece a mi sospecha que, de ser liberado, el egresado del Liceo Militar General Paz volverá sobre sus pasos y de los camaradas se acordará el día de los inocentes. En otro orden, si buscamos y pedimos legalidad, recorramos el camino de la misma. Si Milani busca una solución -y no quiero pecar de inocente, ya que en política el moho trepa por las paredes- que esta sea la ley y no un arreglo de sus doradas épocas kirchneristas.

Es alto, tal vez 190 centímetros de estatura, pero para quienes lo han visto con antelación luce demacrado -tal vez producto de los pocos días de confinamiento- pero sabemos (Y espero que los prisioneros ilegalmente arrestados también lo sepan) que estamos frente a un hombre inteligente u oportunista -o ambos- quién también prometió defender la Constitución… y el Movimiento Nacional y Popular… y la gesta de las Madres de Plaza de Mayo… y su comercio de perros calientes.

Milani aún goza de sus privilegios Nacionales y Populares. Tiene dos escoltas que van tras sus pasos dispuestos por el Servicio Penitenciario Federal, cada vez que se aleja del Pabellón 8. Anoche fue invitado a degustar pizza (sin champán) por dos Sub Oficiales de su Fuerza con los que comparte espacio en el mencionado sector número 8 y además, ciertos oficiales cuyos hijos son miembros del Ejército aún son devotos de su jerarquía (Militar, claro)

 

 


Fabian Kussman

email@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

Abril 3, 2017


 

NUEVO TRASLADO DE MILANI

Share

 

El general Milani y su proceso de adaptación a su nueva morada, el trato con los presos políticos y los primeros incidentes. 

 

 

 Escribe Claudio Kussman.

 

EL GENERAL KIRCHNERISTA DEL OCHO

En  el muy inusual horario de las 4 AM del día de ayer, primero de abril, finalmente el otrora poderoso   titular del Ejército Argentino Teniente General CÉSAR SANTOS GERARDO DEL CORAZÓN DE JESÚS MILANI, llegó al anexo para adultos mayores de  la U 31 de Ezeiza.  Distante unos dos mil metros  de su anterior alojamiento en el Hospital Penitenciario Central,  atrás quedaron Etchecolatz, Patti, Acosta  y otra docena de prisioneros. Estos  se destacaban por ser octogenarios o estar en muy malas condiciones físicas, frente a sus sesenta y dos años de edad. De inmediato fue alojado en una celda del pabellón ocho. El Primero de la izquierda, según se entra al anexo, por el pasillo central. Este pabellón igual que el siete, solo tiene 10 celdas en lugar de las clásicas once. Una de ellas está inutilizada por las filtraciones  en días de lluvia, por lo que compartirá el mismo con otros ocho prisioneros más. A doce metros del mismo se encuentra la mesa con el personal de guardia.

 

PRIMER ALTERCADO

Más allá de lo calculado, cuando el resto de prisioneros en horas de la mañana tomaron conocimiento de esta sorpresiva llegada el ambiente de inmediato se tensionó. Mucho más cuando MILANI a media mañana asistió a la peluquería, lugar de trabajo de DELGADO. El humilde agente de policía de la Provincia de Buenos Aires recién ingresado en 1975, cuando se produjeran los hechos que le imputan. Allí se encontró de frente con HECTOR ACUÑA a quien le dicen “El oso”. Este por su forma de ser muy campechana y frontal, no pudo contenerse y comenzó a increparlo como “traidor”. En primera instancia intervino como mediador, otro militar de apellido TOSO. Continuando ACUÑA la discusión con este, MILANI retrocedió un par de pasos y de inmediato otros prisioneros corrieron al lugar, a poner fin al entredicho.

 

EL OSO

Hay dos circunstancias para destacar: “El Oso”, en su juventud practicó boxeo y al día de hoy es muy común verlo ejercitarse “tirando guantes”, siempre que puede, y sus 72 años de edad se lo permiten. También que cada vez que se produce una rispidez producto del estrés carcelario, todos intervienen para apaciguar los ánimos. Existe la convicción general de que nosotros no debemos jamás tener ningún tipo de  comportamiento, que pueda ser similar al de los presos comunes. De allí que no existan nunca peleas ni lesionados.

 

LAGRIMAS DE MILANI

Superado el entuerto MILANI, fue llevado a la enfermería donde la doctora IVANA QUINT  de turno en el día de ayer, confeccionó su reglamentaria ficha médica de ingreso. Luego se retiró a su celda donde permaneció hasta hoy. En horas de la mañana, recibió la visita de su esposa y 3 hijos mayores, en  el pomposamente llamado SUM   en donde solo había cinco mesas ocupadas, con otras tantas familias. Como es lógico todas las miradas se centraron en la suya. Así no pasó desapercibido y luego fue motivo de comentario en la prisión, que en un momento de la charla  el General  se quebró derramando algunas lágrimas. A estas horas se formó una comisión de cinco prisioneros, a los fines de entablar un diálogo directo con este  prisionero poco querido a los fines de establecer pautas, que eviten hechos enojosos de acá en más. Es evidente que en el presente, MILANI al igual que el Kirchnerismo, están cosechando lo que por largos años sembraron a más y mejor.

 

“Los cocodrilos vierten lágrimas cuando devoran a sus víctimas. He ahí su sabiduría”.

Sir Francis Bacon (1561-1626)


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 2, 2017


ETCHECOLATZ , HIDALGO GARZÓN Y MILANI

Share

 

Los primeros encuentros en la prisión del

ex General Kirchnerista César Milani.

 

 

 Escribe Claudio Kussman.



FRENTE A FRENTE LA NOBLEZA Y LA INDIGNIDAD

Al momento en que Etchecolatz llevara estampitas y un plato de comida a MILANI, los saludos y breve cambio de palabras solo fueron protocolares. Más tarde el hombre-policía volvió a dialogar con el hombre-militar y entonces sí, le remarcó dos cosas. Su mal accionar siendo Jefe del Ejército  dejando morir a sus camaradas sin la atención médica que esa fuerza les podría haber brindado, ante lo cual MILANI bajó la mirada y no hubo respuesta. También le hizo saber que como fiel creyente no juzgaba los actos terrenales ya que todos somos hermanos en Dios, invitándolo si a concurrir al próximo  rezo del santo rosario. Esto quebró la tensión. Era el diálogo entre un adulto de ochenta y ocho años con mucha experiencia de vida y  suave voz  a uno de sesenta y dos y nuevas vivencias por adquirir.

GARZÓN, EL OPOSITOR

 Cuando ETCHECOLATZ hizo saber sobre la participación de MILANI al acto religioso, las reacciones fueron adversas, pero fue vehemente e irreductible opositor el Mayor de Ejército CARLOS DEL SEÑOR HIDALGO GARZÓN. También profundo creyente, quien me regalara en mi huelga de hambre la desgastada  Biblia que lo había acompañado en Malvinas, de donde regresó como héroe y graves heridas físicas y mentales.  Esta, que casualmente al día de hoy atesoro en mi mesa de luz, junto al rosario y estampitas  entregadas por ETCHECOLATZ en las mismas circunstancias. Pasó la noche, cada uno de los protagonistas seguramente rezó y meditó en sus respectivas celdas. Ya en horas de la mañana de ayer todo se solucionó cuando GARZÓN  se retractó y pidió disculpas considerando que su reacción no había sido digna de un buen cristiano. A las dieciocho horas todos, incluyéndolo a MILANI se reunieron a cumplir con la liturgia, y se dio que nadie pudo evitar la emoción e interminables lágrimas.  A partir de allí desapareció la tensión provocada por la presencia del General CRISTINISTA, en la mayoría de los prisioneros, y este recibió en su celda la visita de su esposa e hija como es norma del lugar.

LOS INTERROGANTES DEL ODIO

Pese a mi reniego de la fe cristiana,  no puedo dejar de tener sentimientos muy positivos y emotivos sobre lo ocurrido en el Hospital Penitenciario Central. También me llena de orgullo que el artífice de esta “magia” haya sido un hombre-policía, y que este fuera ETCHECOLATZ.  No obstante, ello de las profundidades de mi mente, hoy invadida por malos sentimientos del odio que los injustos me contagiaran, me surge una pregunta: ¿Si MILANI (dudo sobre su tiempo de detención y todo es posible en este territorio llamado Argentina) volviera a poseer poder, recordará estos momentos, estas emociones y esta gente a la que ahora conoce y puede percibir con todos sus sentidos? Una cosa es estar lejos y que a uno se lo comenten y otra diferente es verlos, escucharlos y olerlos  mientras con sufrimiento van muriendo en indigna prisión. ¿Volverá a ser el mismo que todos vimos a través de los medios? Por supuesto el tiempo y las circunstancias tienen la palabra.

 

“Basta con que un hombre odie a otro para que el odio vaya corriendo hasta la humanidad entera”.

Jean Paul Sartre (1905-1980)



PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 19, 2017



 

EL BUEN SAMARITANO y Milani

Share

 

 

 Escribe Claudio Kussman.

 

48 HORAS EN EL HPC. (Hospital Penitenciario Central)

Como todos sabemos CÉSAR SANTOS GERARDO DEL CORAZÓN DE JESÚS MILANI  llegó sobre las diez y seis horas de anteayer   al mentiroso HPC del Complejo penitenciario de Ezeiza. Su presencia hizo que los prisioneros de siempre, se recluyeran en sus respectivas celdas. El mal ambiente y el desagrado era más que evidente.  El ex Jefe del Ejército, militante CRISTINISTA,  con pocas pertenencias ya en su celda 224 y estando en ayunas, trató de obtener comida lo que por horario es imposible. Casi vecino a la de él, el ocupante de la 222 percibió esta necesidad y su profunda fe cristiana se impuso a todo sentimiento negativo.

 

UN PLATO DE FIDEOS Y DOS ESTAMPITAS

Preparó fideos que tenía acopiados y junto con dos estampitas religiosas se las acercó. Me estoy refiriendo ni más ni menos que al Comisario General de mi Policía MIGUEL ETCHECOLATZ. Este hombre con sus ochenta y ocho años de edad, martirizado al extremo por cobardes miembros del poder judicial, gracias a la complicidad del poder político, expresó una vez más los principios que rigen su vida. Asimismo su supervivencia a pesar del martirio que le imponen a él más que a nadie, en este corredor de la muerte que como prisioneros estamos recorriendo.  El año pasado, cuando por mi huelga de hambre y medicación me llevaron a este mismo lugar, él fue quien anónimamente dejara en mi celda también dos estampitas a las que les agregó un Rosario. También cuando con algunas dificultades volviera a comer, él me preparaba sustanciosa comida de muy agradables gustos.

 

REZANDO POR EL ENEMIGO

En sus conversaciones siempre expresa su amor a la patria y sus profundas convicciones cristianas que lo llevaban a incluir en sus rezos diarios a quienes lo atormentan hoy. Si bien el ambiente es pesado, transcurridas las primeras cuarenta y ocho horas de  estadía del prisionero VIP en el lugar, ETCHECOLATZ será quien hoy lo haga participar en el rezo del santo rosario, junto a otros prisioneros. Así a estas horas de la tarde, en la celda más próxima al baño de visita para mujeres, hombres que no lo quieren unirán sus rezos. No puedo por menos que recordar cuando MILANI gozando de pleno poder dejó morir en la cárcel a algunos de sus camaradas agonizantes, pese a que las esposas de estos en persona le rogaron atención médica en el Hospital Militar, para ellos. Realmente estos comportamientos humanos tan extremos, unos por nobleza y otros por mezquindad, son también parte del misterio que para mí es la vida.

 

“No hay otra nobleza que la de la virtud, el saber, el patriotismo y la caridad”.

José María Morelos (1765-1815)

 

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 18, 2017


 

PRESO VIP CESAR MILANI

Share

 

 Escribe Claudio Kussman.

 

U 31

En el anexo adultos mayores de la Unidad Penitenciaria 31 de Ezeiza, Radio Pasillo (corrillos en el pasillo central)  desde ayer el  tema casi excluyente es la llegada de César Gerardo Santos del Corazón de Jesús Milani al lugar. Demás está decir que esta novedad enrareció el ambiente casi siempre  calmo, ya que como es lógico y natural  los prisioneros NO LO QUEREMOS. Con la habilitación de la Unidad Penitenciaria 34 de Campo de Mayo, en esta prisión la cantidad de cautivos no supera los noventa de los cuales solo tres son militares y el resto personal de diferentes fuerzas de seguridad. Así existen quince vacantes, más otras doce que se producirán por otros  traslados a Campo de Mayo, durante este fin de semana.

 

 

JUDAS ISCARIOTE HOY

Ese sería el momento en que ingrese el ex titular del Ejército. Si bien ayer sus camaradas presos a este CRISTINISTA no le causaban preocupación alguna, imagino que hoy todo es distinto. Por lo menos mientras mantenga su condición de preso. Algunos de los prisioneros, verbalmente le manifestaron al personal de guardia el desagrado que produce esta llegada. Por ello se presume desalojarían y habilitarían un pabellón de 11 celdas como lugar de contención para este JUDAS ISCARIOTE del presente.

 

 

 

“Nos reímos del honor y luego nos sorprendemos de encontrar traidores entre nosotros”.

Clive Staples “C.S.” Lewis (1898-1963)

 

 


Claudio Kussman

www.PrisioneroEnArgentina.com

claudio@PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 17, 2017


 

Mi General

Share

 

 

Escribe Luis Bardín.

 

 MI GENERAL

 

Amiguito de la Hebe,

General con mucha guita,

mimado de la Cristina,

ha amasado una fortuna

¿ahorrando toda su vida?

 

Se dedicó al espionaje

con técnicas de avanzada.

El armaba carpetazos

a quienes no comulgaban

con los Derechos Humanos

y la exitosa abogada.

 

Le dijo un día a la Hebe

que sus pares camaradas,

enfermos y octogenarios,

con causas que han sido armadas,

a él no le preocupaban.

¡ Son los que hoy caminan sueltos

los que a mi más me preocupa !

Ni se acordaba de Ledo.

El boomerang dio la vuelta

y le ha pegado en los huevos.

 

     

Luis Bardín. 

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 20, 2017


 

La nueva morada de Milani. Próxima Estación: Unidad Penal 31 de Ezeiza

Share

 

César Gerardo Santos del Corazón de Jesús Milani se encuentra en el Hospital Penitenciario Central de Ezeiza, en pocos días será trasladado por pedido de su abogado al la Unidad Penal 31 de la misma localidad. Esto fue otorgado por el Juez Federal Herrera Piedrabuena debido a una solicitud de la familia del imputado, al cual el magistrado dio a lugar para que el General Kirchnerista mantenga cercanía con el núcleo familiar.

 

Durante mi permanencia en la indigna prisión que conocemos como U 31 del Servicio Penitenciario Federal, a lo largo del tiempo, muy paciente y discretamente tomé apuntes para confeccionar rudimentarios bosquejos. Los hice en forma fraccionada, llegando a encerrarme en las letrinas para registrar algún detalle, que no recordaba. Me preocupaba que mentes calenturientas los vieran y llegara a pensar que eran para preparar una supuesta fuga. Quería que me permitieran mostrar burdamente el sitio donde sufrimos y morimos quienes somos encerrados “al barrer”, en ese mundo paralelo, llamado cárcel.

No era mi propósito, pero la llegada del General Milani al submundo de la cárcel hizo que recurriera al archivo de notas. Tal vez las mismas le sirvan al otrora militar que nunca fue camarada, ahora un simple preso más.

Descripción completa de la Unidad Penal 31 de Ezeiza

 

 

 


Declaraciones de Milani en la entrevista con Hebe de Bonafini

“Hebe, con ayuda de ustedes, el Ejército está dispuesto a ir por todos los cambios y yo quiero ser el más transgresor”.

“Los militares no sólo eran autoritarios, sino soberbios. Y aparte, se creyeron dueños del mundo, de las personas, y distintos”.

“Hace muchísimos años que conocí a la Madres, cuando empezaron a salir en los medios. Reconozco que en las Fuerzas Armadas, quiero ser honesto, había un importante odio con las Madres, como con todos los organismos de Derechos Humanos (…) hay mucha gente en el Ejército, en actividad, que valoriza a las Madres. (…) No hablo de los retirados, eso es otro tema, no quiero decir amor, pero por ahí una cierta simpatía”.

“Nilda Garré tuvo mucho que ver con este nuevo Ejército, le dio un vuelco muy importante”.

“Estando en actividad no podemos intervenir en política. Pero eso no quita que uno pueda manifestar su apoyo a un proyecto importante de país”.

“No me preocupan los que están presos, me preocupan los que no están presos”

 




PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 16, 2017




 

MILANI EN EZEIZA

Share

 

 

 Escribe Claudio Kussman.

 

MILANI EN EZEIZA  COMPLEJO FEDERAL UNO

LUGAR: HPC – Hospital Penitenciario Central – Sector Máxima Seguridad  Ezeiza – Argentina

DÍA. HORA: 16/03/2017 – 6.45 AM

 

 

UN PRESO VIP

En el silencio y la penumbra del amanecer, ayudado por luz artificial, un joven delgado alto, con overol celeste gastado, limpia con más esmero que de costumbre la celda doscientos veinticuatro, frotando fuertemente el manchado piso plástico de indefinido color verdoso. Cuando termina rocía el lugar con desodorante y deja caer una abundante cantidad en el inodoro. Luego del mediodía se espera la llegada por vía aérea de un preso VIP (los que no lo somos, nos trasladan a modo de tortura en las “perreras”). Se trata nada menos que   CESAR SANTOS GERARDO DEL CORAZÓN DE JESÚS MILANI. El Teniente General que siendo titular del Ejército Argentino,  en el mes de diciembre de 2013 le expresara en un reportaje a su amiga, la HEBE DE BONAFINI: “A mí lo que me preocupa es eso, no solamente algunos que están presos, sino otros que no están presos, que están en la calle”.

 

SUFRIENDO Y MURIENDO

Mientras en diferentes prisiones  repartidos a lo largo y ancho del país sus camaradas de otros tiempos y otros que nunca lo fueron por pertenecer a otras fuerzas sufrían y morían a manos de jueces prevaricadores y funcionarios hipócritas de los otros dos poderes. Anoche sobre las veintiuna horas mientras algunos permanecían en cama,  la mayoría de los prisioneros como es costumbre se reunieron para  ver una película copiada en un DVD, en los fondos del HPC donde el pasillo se ensancha, pero algo había cambiado. La llegada de este personaje fue el tema de conversación y preocupación. Quienes están alojados de largo tiempo en este lugar son gerontes septuagenarios y octogenarios, en muy malas condiciones físicas y de salud, algunos de los cuales  inclusive se movilizan en sillas de ruedas, frente a un MILANI de sesenta y dos años, fuerte y casi prepotente.

 

PRESO MUY PELIGROSO

Este no es potable y considerado  como un extraño muy peligroso, que romperá la rutina y quietud casi sepulcral del lugar.  Su fortaleza por edad, su servicio de inteligencia paralelo, su socio Guillermo Moreno, las sospechas de su participación  en el caso Nisman, sus relaciones  todas K, más su inmoralidad para trepar e imponerse a cualquier precio así lo acredita. Solo diré que no llegó y todos incluyendo esposas y familiares de quienes por más de treinta días en mi huelga de hambre, fueron verdaderos camaradas, desean que ya sea trasladado a campo de mayo o a cualquier lugar lejos de allí. En esto me solidarizo con ellos. No me encontraría cómodo ante una presencia de este tipo y la de quienes pudieran llegar al lugar como visitas.

 

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 16, 2017


 

Procesan a Milani por el caso del soldado Alberto Ledo

Share

 

 

 

El Juez Federal Poviña tomó la decisión contra ex jefe del Ejército por los delitos de encubrimiento y falsedad ideológica en la causa del soldado Alberto Ledo.

 

[two_third padding=”0 30px 0 0″]

Fernando L. Poviña, a cargo del Juzgado Federal número 2 de Tucumán,  procesó hoy al ex jefe del Ejército César Milani por los delitos de encubrimiento y falsedad ideológica, en la causa que se investiga la desaparición del soldado Alberto Ledo en 1976.

Para el Juez, César Gerardo Santos del Corazón de Jesús Milani confeccionó falsamente el acta de deserción del desaparecido soldado Alberto Ledo, con la finalidad de encubrir el hecho delictivo y la responsabilidad de sus perpetradores”.

En febrero del año corriente, el ex Jefe del Ejército de gobierno de Cristina Fernández de Kirchner se presentó en Tucumán ante el juez, declarando que nunca conoció al mencionado Ledo y que no tuvo nada que ver con el acta en la que se hizo figurar como desertor al conscripto riojano con la finalidad de ocultar su desaparición forzada.

Milani se encuentra actualmente detenido en La Rioja por el secuestro y las torturas aplicadas a Pedro Olivera, su hijo Alfredo Olivera y a Verónica Matta, en la época en que el militar era un oficial y estaba destinado en el Batallón de Ingenieros de Construcciones 141 de esa provincia. El juez federal de La Rioja Daniel Herrera Piedrabuena amplió la imputación contra el exjefe del Ejército por asociación ilícita, pero luego sufrió una descompensación y tuvo que ser internado.

[/two_third]

[one_fourth_last padding=”0 0 0 30px”]

Juez Fernando Luis Poviña

César Gerardo Santos del Corazón de Jesús Milani

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 3, 2017


 

[/one_fourth_last]