Share

En la madrugada del 7 de junio de 2013, los estadounidenses se enteraron de que su gobierno estaba espiando ampliamente a su propia gente. Fue entonces cuando la prensa publicó el primero de una serie de informes elaborados a partir de documentos filtrados por una fuente anónima. El material expuso un programa de vigilancia dirigido por el gobierno que monitoreaba los registros de comunicaciones no solo de criminales o terroristas potenciales, sino también de ciudadanos respetuosos de la ley.

Tres días después, la fuente se desenmascaró como Edward Joseph Snowden, un contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA). Pero la pregunta seguía siendo: ¿era un denunciante o un traidor?

A raíz de los ataques del 11 de septiembre y la necesidad percibida de una mayor seguridad nacional, el gobierno de Estados Unidos relajó sus reglas sobre la vigilancia. Un artículo reveló que la NSA estaba recopilando y monitoreando los registros telefónicos y los mensajes de texto de los ciudadanos. Días después, los diarios informaron que el gobierno de EE. UU. estaba aprovechando los servidores de nueve compañías de Internet, incluidas Apple, Facebook y Google, para espiar los chats de audio y video, fotografías, correos electrónicos, documentos y registros de conexión de las personas, como parte de un programa de vigilancia llamado Prism. Artículos posteriores revelaron que el gobierno incluso estaba espiando a líderes de otros países, incluida la canciller alemana Angela Merkel.

En el mismo mes, Snowden fue acusado de robo de propiedad del gobierno, comunicación no autorizada de información de defensa nacional y comunicación intencionada de inteligencia de comunicaciones clasificada. Enfrentando hasta 30 años de prisión, Snowden abandonó el país, originalmente viajando a Hong Kong y luego a Rusia, para evitar ser extraditado a Estados Unidos.

A raíz de la filtración, el presidente Obama asignó dos equipos de cinco personas para investigar la política de vigilancia de la nación. El resultado: se promulgaron varias leyes y regulaciones nuevas para limitar cosas como cuánto tiempo se pueden guardar los datos de los ciudadanos estadounidenses o cómo se pueden usar los datos recopilados accidentalmente sobre estadounidenses a través de la vigilancia de extranjeros. Si bien los cambios dieron como resultado una mayor transparencia, muchos expertos dicen que las regulaciones mejoraron las prácticas de vigilancia solo ligeramente y no abordaron la cuestión de la invasión de la privacidad.

Obama

“Desde un análisis general, ha habido muchos desarrollos sin mucho movimiento… Estas reformas simplemente se sienten como gestos”, dijo Elizabeth Goitein, codirectora del programa Brennan Center for Justice sobre libertad y seguridad nacional.

Desde la primera filtración de. Snowden, los periodistas han publicado más de 7.000 documentos de alto secreto, pero algunos piensan que eso es solo una fracción de todo el archivo. No está claro exactamente cuántos descargó, pero los funcionarios de inteligencia testificaron en 2014 que accedió a 1,7 millones de archivos.

En julio de 2013, se inició una petición para que se perdonara a Snowden, pero el gobierno la rechazó en 2015. Lisa Monaco, asesora de seguridad nacional y contraterrorismo del entonces presidente Obama, dijo que Snowden debería regresar a casa para ser “juzgado por un jurado de sus pares”. —No esconderse detrás de la tapadera de un régimen autoritario ”y dejar de“ huir de las consecuencias de sus acciones ”.

Con respecto a esta declaración, Snowden dijo:


“Mi objetivo final siempre será regresar a Estados Unidos. Y de hecho tuve conversaciones con el gobierno, el último en la administración de Obama, sobre cómo sería eso, y me dijeron: “Deberías venir y enfrentarte a un juicio”. Dije: “Seguro. Inscríbeme. Bajo una condición: tengo que poder decirle al jurado por qué hice lo que hice, y el jurado tiene que decidir: ¿estaba justificado o injustificado?”. Esto se llama defensa de interés público y está permitido en casi todos los delitos por los que se puede acusar a alguien. Incluso el asesinato, por ejemplo, tiene defensas. Puede ser en defensa propia y así sucesivamente, podría ser homicidio en lugar de asesinato en primer grado. Pero en el caso de decirle a un periodista la verdad sobre cómo el gobierno estaba violando la ley, el gobierno dice que no puede haber defensa. No puede haber ninguna justificación de por qué lo hizo. Lo único que el jurado puede considerar es si le dijo a los periodistas algo que no estaba autorizado a decirles. Si es así, no importa por qué lo hizo. Vas a la cárcel. Y he dicho, tan pronto como ustedes digan para los denunciantes, es el jurado quien decide si estaba bien o mal exponer la propia infracción de la ley del gobierno, estaré en la corte al día siguiente”

En 2017, Moscú extendió el derecho de asilo de Snowden hasta 2020. Publicó una memoria, Registro permanente, en 2019. El año pasado, en agosto más precisamente, el entonces presidente Donald J. Trump dijo que estaba meditando sobre la idea de perdonar a Snowden. En las horas finales de su presidencia, Trump indultó a 73 personas y conmutó las sentencias de otras 70. Snowden no estuvo entre ellas. 

Trump
Merkel

El 4 de junio del corriente, el gobierno noruego convocó a un funcionario de la embajada de Estados Unidos para que responda por informes de espionaje. Supuestamente, espías daneses colaboraron con sus homólogos estadounidenses para espiar a líderes políticos y funcionarios en Alemania, Francia, Suecia y Noruega.

Según los informes, entre los atacados se encontraban la canciller alemana Angela Merkel, el entonces ministro de Relaciones Exteriores alemán Frank-Walter Steinmeier y el exlíder de la oposición alemana Peer Steinbrück.

La revelación salió a la luz de una investigación interna de 2014 realizada por el Servicio de Inteligencia de Defensa de Dinamarca (FE) sobre su cooperación con la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (NSA).  Según los reportes, los gobiernos honraron su colaboración entre 2012 y 2014.

Snowden continúa viviendo en Rusia y ciertas voces indican que buscaría la naturalización en aquel país. 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 7, 2021