ENTENDER PORQUE LA DECADENCIA

Share

.

 Por CARLOS LEYBA

 

Son muchos los debates que los argentinos nos debemos para poder encontrar la salida de este laberinto de decadencia económica que ya nadie discute.

¿Por qué laberinto? Por que no es fácil encontrar la salida buscada durantes más de cuatro décadas.

Esta decadencia económica y social, y tal vez muchas otras decadencias, que la brutal dimensión de la económica y social ocultan, es un escenario artificioso cruzado por encrucijadas que confunden y tornan imposible encontrar una salida: siempre una pared infranqueable obliga a retroceder sin encontrar una salida.

Lo laberíntico genera angustia. Y le quita autoridad a los que han corrido sin poder encontrar la salida. ¿En qué, en quién confiar?

Cuando llegó José Alfredo Martínez de Hoz (1976) ya estábamos metidos en el laberinto. Pero él, con la fuerza bruta de la Dictadura Genocida, nos empujó hacia adentro. En un panorama sombrío dijo “veo la luz al final del túnel”.

Lo increíble es que 45 años después, cuando esta negrura presente ya estaba cubriendo todo, Gabriela Michetti (2018) – vicepresidente de la Nación – dijo “veo la luz al final del túnel”.

El laberinto es volver a empezar. El día de la marmota.

Quienes nos condujeron y hoy conducen, están como nosotrosen el laberinto. Pero el poder ciega y entonces están a obscuras. Por eso no saben dónde están. Imaginan un túnel y dicen que “ven luz” …que nadie ve.

La imaginación de los gobernantes ha sido rica: desde la inversión de sentido de afirmar que con “la democracia se come, se cura y se educa”, cuando la democracia es plena sólo cuando todos comen, se curan y educan y no al revés, hasta el patético ingreso al primer mundo con Carlos Menem o la “revolución imaginaria” de los Kirchner. Y ahora en el hartazgo de esta secuencia escrita de frustraciones: “el segundo semestre”, “los brotes verdes” y el retorno, despejando hilachas, a un escenario de cuasi default como con el que terminamos en 2001. ¿Cuándo entramos en esta trampa?

Si nos basamos en las estadísticas del PBI por habitante, la respuesta es contundente: entramos en el laberinto de la decadencia hace 45 años.

Decadencia implica que previamente hubo progreso. No hay decadencia sin progreso previo.

Sturzenegger

Revisemos el pasado, ese lugar en el que los argentinos nada podemos acordar. Abordémoslo con estadísticas. Probadas y aprobadas por colegas de distinta visión.

La de aquellos que insisten en recorrer el laberinto buscando la luz al final del túnel, que han sido parte de las gestiones de los últimos 45 años, y la de aquellos que se resistieron a ingresar en él: los menos.  Los que han sido parte en general son ideológicamente neoliberales pro mercado y apertura.

Aclaremos, el neoliberalismo vacía de sentido cualquier referencia al interés general, al bien común, y considera que “el único determinante del comportamientos individuales es el cálculo racional, que en ningún caso está regido por reglas morales”E.Mulot.Veamos.

Hasta 1975 la Argentina fue un país de progreso económico y social. Por cierto, no exento de problemas.

Si hacemos análisis comparativo y nos basamos en lo escrito por un economista ortodoxo y dos veces funcionario en los últimos 45 años, como lo es Federico Sturzenegger, el PBI por habitante de la Argentina se mantuvo en el 75% del de Australia desde 1900 hasta 1975, año a partir del cual nos separamos drásticamente de la trayectoria australiana. Después de 1975 nuestro PBI por habitante cada año fue un porcentaje menor del de Australia.

Australia progresó (y mucho) hasta 1975 (después también), nosotros corrimos a la misma velocidad (no más ni menos) desde 1900 hasta 1975. Entonces nosotros, hasta 1975 y a la misma velocidad que Australia, tuvimos una excelente performance comparativa hasta hace 45 años.

Macri

¿Por qué Mauricio Macri, los “articulistas” pro oficialistas, hablan de 70 años de decadencia si, haciendo la cuenta hasta 1975 hay 45 años que tienen en común la misma visión de lo que debe ser la política pública?

Es fácil constatar que el PBI por habitante de la Argentina entre 1944 y 1975 creció a la misma velocidad que el de los Estados Unidos. Ni más ligero ni más despacio.

En los “gloriosos 30 años” (1944/1975) de la economía occidental, los del Estado de Bienestar, la industrialización, el pleno empleo, el avance de la redistribución progresiva del ingreso, la economía argentina y la economía americana crecimos a la misma velocidad.

La visión dominante era la de las políticas públicas precedidas por el concepto del “bien común”.

Hay más. Dicen J. Llach y M. Lago, dos economistas ortodoxos (el primero funcionario nacional destacado dos veces en el período 1990/2002), en uno de sus libros recientes, sostiene que entre 1963 y 1974 el PBI por habitante de la Argentina creció a mayor velocidad que el PBI por habitante de los países occidentales.

Tres relaciones comparadas – avaladas por protagonistas y policy makers de los últimos 45 años – nos demuestran de manera palmaria que si Australia, Estados Unidos y las economías desarrolladas de Europa Occidental eran economía en progreso, desde antes y hasta 1975 (ellas lo fueron también después) también lo fue, en aquél entonces, la economía argentina porque creció a la misma velocidad. Una opinión unánime: hasta 1975 progresamos, entonces, la decadencia – el ingreso en el laberinto – tiene fecha de inicio.

La enorme diferencia, el brutal abismo, es que todas aquellas economías occidentales siguieron siendo economías de progreso (aunque a distintas velocidades) y la economía argentina, desde 1975 hasta la fecha, ha dejado de serlo.

Hubo progreso comparado (y absoluto) hasta 1975 y particularmente desde 1945.

Miremos las estadísticas del PBI por habitante. Desde 1900 hasta 1945 el PBI ph creció 1,03% anual acumulativo y desde 1945 hasta 1974, 1,98%. De entonces a hoy 0,58% ¿Cuál es entonces el período de mayor crecimiento?¿Cuesta tanto que la unanimidad de los colegas reconozcan los hechos?

Perón

Desde 1975 estamos en decadencia económica medida por el PBI por habitante y en ese laberinto la pobreza se multiplicó a las tasas chinas de 7% anual.

Es necesario aclarar que dado que la población crece sistemáticamente hablar de porcentaje de personas bajo de la lìnea de pobreza es insuficiente. Es imprescindible hablar de número de personas sufriendo la pobreza. Y en ese caso 7% anual acumulativo de crecimiento es lo que ha producido que, de las 800 mil personas estimadas en esa condición en la primera Encuesta de Hogares del Indec (1974) hayamos pasado a 14 millones en los días que corren.

La decadencia no es obra de Mauricio Macri, no lo es el estancamiento de 45 años (eso es el 0,58% de crecimiento anual) ni los 14 millones de pobres. No. La causa es la continuidad de un proceso de extravío en la conducción que gira en el laberinto desde hace muchas gestiones.

Estas desgracias vienen de una catarata que viene tomando fuerza desde la altura de los tiempos de 1975: una bola de nieve de estancamiento.

Mientras en 1974 y antes, el desempleo rondaba el 2/4% y en momento de recesión (que los había) llegaba al 7%. Desde entonces la tasa de desempleo de crisis fue a un ritmo creciente; y cuando esa tasa declinaba, aumentaban varios “compensadores” sistémicos: el retiro del mercado de trabajo por hastío de no encontrarlo, el empleo público sustituto funcional del seguro de desempleo, los distintos tipos de planes e imprescindibles ayudas sociales que no son más que acciones de supervivencia colectiva.

En aquellos años de progreso económico y social irrefutable con los datos, el gasto del Estado nunca representó más del 22 % del PBI, el endeudamiento externo no fue ni remotamente una variable central de la política económica; y la tasa de inflación dificilmente superaba tres veces la tasa media de inflación anual de los países desarrollados.

Martínez de Hoz

En los años de la decadencia iniciada en 1975 y continuada hasta hoy el Estado, con privatizaciones incluidas, creció hasta 42%. El endeudamiento externo, la financiarización de la economía, creció sin pausa y con prisa; y todas las gestiones debieron acudir al auxilio del FMI; y además vivieron en estado de default. Y la inflación – hiper inflaciones aparte – con excepciones que llevaron al estallido de los 2000, siempre estuvo rondando 10 veces la inflación promedio de las economías occidentales.

Hasta 1975 la oferta de bienes públicos – todos lo recuerdan – era razonable, apropiada para un país de desarrollo medio, el hospital público, la escuela pública, la seguridad en las calles, etc.

Seguramente traducido a las palabras del presente “un clima de favorable a la inversión”.

Si Usted quiere aclaro que la fuga del dinero – que la había – iba a los bienes y no a los dólares. No era una fuga verde “casi popular” como la de nuestros días.

Nadie puede negar la existencia de conflictos sociales. Pero tampoco se puede desconocer que la representación social y el diálogo con el poder, excluían la acción directa: la calle no era el territorio cotidiano del conflicto social.

Sin duda, en esos años del Estado de Bienestar, también la minoría regresiva – que finalmente se impuso en 1975 y hasta hoy – se hacía del “Poder” por la fuerza militar (no por las urnas) para “contener y frenar la distribución progresiva del ingreso”. Y también sin duda las ultra minorías armadas de las guerrillas generaban en las calles un clima de temor, tanto durante los gobiernos militares como en el período democrático inaugurado en 1973.

Por eso el General Perón los expulsó de la Plaza llamándolos “imberbes”  y agregando “estos infiltrados que trabajan adentro, y que traidoramente son más peligrosos que los que trabajan desde afuera, sin contar con que la mayoría de ellos son mercenarios al servicio del dinero extranjero”.

Hasta 1975 no hubo ningún período de “déme dos”, ni tampoco la explosión de fortunas súbitas e hiper concentradas que adornan nuestros espacios que imitan al primer mundo, pero con la tosquedad extrema del Hotel de lujo y casino que – en la ciudad de Rosario – está en la vecindad de la villa miseria.

Estas fortunas nuevas, bastante toscas, no se emparentan con las de la “oligarquía ganadera” que crecían cuando crecía el país. Ni con la de la “burguesía industrial” que cuando crecía el país crecía.

En aquél entonces, hasta 1975, fortunas individuales y progreso colectivo, podrían no ir parejas, pero iban para el mismo lado.

Pero hoy, con 45 años de país estancado, mareas de pobreza alrededor de las ciudades, el mayor escándalo es la explosión de fortunas nuevas. Inmensas, bien notables, y como en todo lugar de riquezas súbitas, la de los nuevos ricos, es además de poco mérito todas derivadas de concesiones o contrataciones propias del desguase del Estado. El final de “Zorba el griego”.

Un Estado que ahora representa el 42 % del PBI (el doble de aquella época de los 30 gloriosos) que sobrevive por estar endeudado, que no presta la proporción de los servicios públicos de entonces y que asiste a una privatización continuada de la educación, la salud y del ejército de seguridad privada que hasta atiende en “espacios públicos”. Todo eso es decadencia.

Reagan

Tenemos un Estado sin moneda. Lo que es de una gravedad extrema. Porque es “menos Estado” que el necesario. Y porque se torna un Estado dependiente, ya no del mercado financiero interno, sino – y vaya si lo sufrimos – de las llaves de paso que se abren o se cierran en el exterior y que nos hacen dependientes.

Simplemente hasta 1975 los bancos privados financiaban hipotecas para vivienda a 10,12 o15 años, en pesos y a tasas de interés fijas. Sí, había ilusión monetaria,pero era posible hacer política monetaria.

¿Cómo se dispara la decadencia?¿Cuándo entramos en el laberinto? En 1975 ocurre el “rodrigazo”. Pero no fue solamente una decisión espantosa, errónea, de política económica. Fue, como está de moda ahora señalar, un “intento de cambio cultural”.

Ricardo M. Zinn, el operador e inspirador del golpe económico que tumbó a la Argentina, era un militante de la lucha contra las ideas de desarrollo y justicia. Sostenía que sólo el vigor de los mercados, librados a toda su potencia, era capaz de producir beneficios colectivos e individuales. Nada, decía, justificaba “las políticas”, los “objetivos”, los “programas”. No podían provocar nada positivo.

Todo se dividía en “cuestiones que el mercado ha resuelto y cuestiones que el mercado resolverá”. Para eso había que liberar las fuerzas del mercado y hacerlas liderar por el mercado financiero cuyo regulador de “pasa no pasa” es la tasa de interés de mercado, pura, limpia, sin concesiones. Cuando lo vemos actuar al actual Presidente del BCRA no cabe duda que a todos los mueve el mismo espíritu.

Zinn era un extremista del neoliberalismo que acuñó, durante la Dictadura Genocida, dos frases emblemáticas “los argentinos somos derechos y humanos”, “achicar el Estado es agrandar la Nación”. Por un lado justificaba la represión salvaje y por el otro justificaba la destrucción del Estado. En ese camino “la Nación” se encogía dos veces. La primera porque no podía amparar la vida de todos los ciudadanos y la segunda porque se sembraba el espiritu de no ser todos partes de la misma Patria.

Zinn junto a Pedro Pou dió origen al CEMA y desde ese centro de pensamiento – Chicago Boys – se construyó una Universidad y se difundió una doctrina, una ideología, poderosa que repite, en lengua nativa, “el Estado no es parte de la solución sino parte del problema” (R.Regan) y “no hay tal cosa como “la sociedad” solo individuos” (M.Tatcher).

Lo más insólito que todos ellos eran miembros de la secta “Los Caballeros del Fuego” que lideraba José López Rega. ¿Podrán imaginarse que su instalación en el poder surgió de las maniobras siniestras del “brujo”?

Thatcher

La deriva de ese pensamiento es el auge financiero, primera etapa, al que contribuyó la demolición del desarrollo industrial nacional.

Zinn acordó con J.A. Martinez de Hoz las medidas del ”rodrigazo”, la resistencia a las mismas conducidas por el sindicalismo – en el marco de la guerrilla que le hacía el juego al golpe con aquello de “cuanto peor mejor” –  fue el fundamento de la Dictadura Militar que puso en marcha la segunda etapa del “rodrigazo”.

El argumento de la apertura irracional de importaciones financiadas con deuda externa, era que se había acabado y fracasado la “industrialización por sustitución de importaciones”.

Que el innegable avance de integración industrial – de la que un ejemplo era la industria automotriz resultado de una integración vertical que producía el 90% de un vehículo y que además exportaba – era “falso” y que había que abandonar ese rumbo de modernización económica y social cuyos resultados ya hemos mencionado.

En 1974 las terminales automotrices y todas las empresas del sector, acordaron el protagonismo exportador automotriz que se frustró con la llegada del neoliberalismo al gobierno.

A partir de esa mirada equivocada (ingenua o perversa) la economía argentina hizo de la industria manufacturera de transformación la madre de la nueva y monumental restricción externa: déficit de 30 mil millones de dólares anuales (2004/2018). Si se crece 1%, las importaciones industriales crecen 3,69%.

El crecimiento, en estas condiciones, genera crisis del balance de pagos.

En “restricción externa estructural” no existe la posibilidad de consolidar una moneda porque dependemos de una moneda que no emitimos; y con el discurso de la desindustrialización forzada, en lugar de producir los bienes que proveean esa moneda, vivimos en déficit permanente de ella.

López Rega

La desindustrialización forzada, que arrastramos hace 45 años, es el motor de la restricción externa y además ha destruído la capacidad de generar empleo productivo urbano. Llevamos  19 caídas del PBI ph entre 1975 y 2018.

Esta mecánica lleva a que la restricción externa, provocada por la desindustralizaciòn, obligue al Estado a paliar las condiciones que genera la falta de trabajo productivo urbano. La primera respuesta que agrava la debilidad fiscal es un empleado público cada 12 habitantes.

La proporción de consumidores de bienes o insumos importados, por la conformación “ensambladora” de la industria, es infinitamente superior a la proproción de productores de bienes o insumos de exportación.

Se genera así la economía de tres déficits: externo, de empleo y fiscal.

Toda política de impulso, en este sistema que rechaza la concertación, es inflacionaria porque no mueve la rueda de la producción sino la de la deuda.

En este contexto, la deuda externa grita y la deuda social angustia.

Entre gritos y angustia, es imprescindible repensar el por qué de la decadencia y romper con el discurso de la justificación que da vueltas en el laberinto sin encontrar la salida. Con las mismas ideas, aunque las personas cambien, nada va a cambiar. Por eso hay que entender por qué la decadencia: ese porque es la única manera de salir del laberinto.

 

Carlos Leyba es economista egresado de la Universidad de Buenos Aires. Realizó estudios de posgrado en la Universidad Libre de Bruselas. Fue profesor regular titular en la Facultad de Ciencias Económicas (UBA). Durante la presidencia de Perón fue subsecretario general del Ministerio de Economía y vicepresidente ejecutivo del Instituto Nacional de Planificación Económica (INPE), en tal carácter tuvo a su cargo las tareas operativas de la Política de Concertación y del Plan Trienal de Reconstrucción y Liberación Nacional. Fue presidente del Fondo Nacional de las Artes y coordinador de los Informes de Desrrollo Humano (1995-1999) del Senado de la Nación. Consultor del PNUD, del Banco Mundial, del BID y de empresas. Es presidente del Centro de Estrategias de Estado y Mercado (EEM), profesor en la Maestria de Integración de la UBA, columnista económico de la revista Debate y edita la página web nosquedamosenel73. Es autor del libro Economia y Politica en el Tercer Gobierno de Peron.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 25, 2019


 

LO QUE FALTÓ EN EL DESFILE MILITAR

Share

 

DÍA DE LA INDEPENDENCIA

Mas de 4.000 uniformados pertenecientes a las fuerzas armadas y de seguridad acompañados por bandas militares, tanques de guerra, helicópteros y aviones desfilaron o sobrevolaron la Avenida Libertador en este 9 de Julio de 2019, al cumplirse el 203 aniversario de nuestra Independencia. En el palco oficial ubicado frente a Plaza Holanda, el presidente MAURICIO MACRI, presenció parte del desfile (se retiró para asistir al velatorio del ex presidente FERNANDO DE LA RÚA) acompañado por su esposa JULIANA AWADA, la Vicepresidente GABRIELA MICHETTI y el precandidato a Vicepresidente MIGUEL PICHETTO.  Por supuesto también estuvieron entre otros, el Jefe de Gabinete MARCOS PEÑA, el Canciller JORGE FAURIÉ y los ministros de Defensa Oscar Aguad, de Seguridad Patricia Bullrich, y del Interior Rogelio Frigerio. El buen tiempo acompañó y numeroso público de todas las edades, asistió como antaño a tan digno evento, mostrando banderas argentinas y afecto a los uniformados. Sobre el final y portando una bandera en la que se leía “MALVINAS, VOLVEREMOS” desfilaron los veteranos de guerra identificando a la fuerza a la que pertenecieron y mostrando con orgullo numerosas condecoraciones.

Teniente Coronel Aldo Rico y otros valientes Veteranos de Guerra

Todos por supuesto lucían sus cabellos blancos, el tiempo inexorablemente había pasado. Tanto, que el Teniente Coronel ALDO RICO esta vez, desfiló en silla de ruedas desde donde recibió increíbles muestras de afectos de quienes se acercaron a él para abrazarlo o besarlo. Así terminó este reencuentro entre militares y ciudadanos que seguramente hubiera sido él día perfecto, pero algo faltó. La presencia de numerosos veteranos de guerra que seguramente hubieran dado lo que no tienen por estar en este emotivo festejo patrio. Imposible para ellos en esta Argentina en la que todavía impera la iniquidad y en consecuencia al estar   acusados por los mal llamados delitos de lesa humanidad, debieron decir “ausentes”, porque hoy también les están robando su vida en prisión.

Lo que los Medios No Muestran


 

Claudio Kussman

Interno L.P.U. 345.349  

Servicio Penitenciario Federal

Julio 11, 2019

“Ninguno ama a su patria porque es grande, sino
porque es suya”

 

Séneca (2 AC-65)


 


Colaboración: DRA ANDREA PALOMAS ALARCÓN


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 10, 2019


 

ENRIQUE ANGELELLI, BEATO*- ÁNGELES, DEMONIOS Y OPORTUNISTAS

Share

 Por CLAUDIO KUSSMAN

 

EL NUNCIO APOSTÓLICO Y CUARENTA OBISPOS

Todos bien sabemos que ayer en Argentina, el Obispo ENRIQUE ANGELELLI, juntamente con los sacerdotes CARLOS MURIAS, GABRIEL LONGUEVILLE, y el laico WENCESLATO PEDERNERA, fueron beatificados durante una ceremonia llevada a cabo en la provincia de La Rioja. Presidida por el enviado del Papa Francisco el Cardenal ANGELO BECCIU, el magno acto constituyo el paso previo para la canonización o sea el reconocimiento de la iglesia católica de estar frente a un santo. La misa estuvo presidida por el enviado del Papa y concelebrada por el nuncio apostólico en Argentina, LEÓN KALENGA BADIKEBELE y unos 40 obispos de distintas diócesis del país. Entre ellos el titular de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor OSCAR OJEA, el cardenal primado de la Argentina, arzobispo de Buenos Aires, MARIO POLI  y el obispo emérito de Tucumán, cardenal HÉCTOR VILLALBA. Asistieron una multitud de creyentes y por supuesto siendo este un año electoral, no podían faltar los oportunistas, o sea las autoridades  gubernamentales. Más allá de la controvertida resolución papal debido a las causas de la muerte de ANGELELLI, nada debe extrañarnos.  ¿Acaso este territorio no  cuenta con una ley por la cual hay 30.000 “desaparecidos”? ¿Las autoridades no concurren y llevan a mandatarios de otros países a honrarlos en el Parque de la Memoria? ¿O los asesinos terroristas que asolaron el país en los años 60 y 70 no son hoy jóvenes idealistas, mientras que sus víctimas hombres, mujeres y niños están ignorados? Ni hablar de que haya existido una guerra fratricida.  Hasta acá se llegó hoy, hagamos votos para que el santo padre mañana no se le ocurra beatificar también figuras de la vida política de Argentina,  el mejor país del mundo.

Gabriela Michetti, Vicepresidenta de la Nación dijo: “Estoy muy contenta de estar acá. Es importante que la iglesia lleve a cabo este tipo de actos” a pesar de lo cual un grupo de sacerdotes la “escrachó” manifestándole: “Lo mataron (Angelelli) por oponerse en contra de políticas similares a las de su gobierno”

El cura Francisco “Paco” Olveira al momento de decirle cara a cara a la Vicepresidenta Gabriela Michetti: “Usted no debería estar acá”. Raro espíritu cristiano para un sacerdote ¿no? Además, poco hombre, agrediendo de palabra a una mujer que se moviliza en silla de ruedas.

Angelo Becciu, el Cardenal, Prefecto de la Congregación por la Causa de los Santos, enviado especial del Papa Francisco dijo: “Es una gran alegría encontrarnos aquí, es una gran fiesta porque son los primeros mártires en la Argentina. El Papa está muy contento con esta gran celebración, él conocía y estimaba mucho a Monseñor Angelelli, el mensaje del Papa es darles la bendición a todos ustedes”. Desde ya y sin pecar de irreverente, bien sabemos que la bendición a “todos ustedes” no significa que sea para TODOS nosotros.

Francisco “Paco” Olveira, el sacerdote que, entre otras cosas,  está a favor de la despenalización del aborto.

Lucía Corpacci, Gobernadora de Catamarca, dijo: “es una alegría enorme poder compartir un momento donde la iglesia hace un reconocimiento en la Beatificación de Monseñor Angelelli, por lo que fue, por lo que significó, por la lucha por los más débiles, por ponerse siempre al lado del que sufre“. “Es una enseñanza que debemos tomar todos y seguir por ese camino. Estoy feliz de compartir este momento”

Juan Manuel Urtubey, Gobernador de Salta, dijo: “Estoy feliz de estar en este acto de estricta justicia.  Es un hecho histórico no sólo para La Rioja y Argentina, sino para la democracia de toda Latinoamérica“

Juan Schiaretti, Gobernador de Córdoba, dijo: “siempre me quedo con su frase (Angelelli) de que hay que tener un oído en el pueblo y el otro en el Evangelio, de ahí todo lo que él practicó “.

Sergio Casas,Gobernador de La Rioja, dijo: “Es un momento anhelado por todo el pueblo riojano y los pueblos seguidores de Dios”

*En la Iglesia católica, un beato​ es un difunto cuyas virtudes han sido previamente certificadas por el Papa y puede ser honrado con culto. La consideración de beato constituye el tercer paso en el camino de la canonización. El primero es siervo de Dios; el segundo, venerable; el tercero, beato; y el cuarto, santo.

Claudio Kussman

Interno L.P.U. 345.349

Servicio Penitenciario Federal

Abril 28, 2019

 

 

“De devociones absurdas y santos con cara agria, buen Señor, ¡Líbranos!”

Santa Teresa de Ávila (1515-1582)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 28, 2019


 

CERO EN HISTORIA

Share

 

 

 Escribe JUAN MANUEL OTERO.

 

Gabriela Michetti: Cero en historia.

El 17 de marzo de 1992, según Gabriela Michetti, se produjo “el primer acto de terrorismo internacional en la República Argentina”

Esta barrabasada de nuestra vicepresidente de la Nación no hace más que ratificar – por si hiciera falta – que el gobierno tiene un doble standard para calificar los actos terroristas.

Lamentablemente para nuestros funcionarios hay terroristas buenos y terroristas malos, unos son los vernáculos que a sangre y fuego asesinaron a miles de inocentes en su intento de tomar el poder, arriar la celeste y blanca y reemplazarla por el rojo banderín. Fueron la nefasta consecuencia del fin de la guerra fría, recibieron adiestramiento, adoctrinamiento y armamento en Cuba quien, como emisaria de la URSS ejercía en Latinoamérica la función de Comisario ideológico.

A ellos se les rinde homenajes arrojando flores al río, abonándoles subsidios millonarios desde el reinicio de la democracia, premiándolos con cargos públicos y absoluta inmunidad por sus terribles crímenes.

En cambio, si de terroristas extranjeros se trata, al unísono se alzan voces de solidaridad hacia gobiernos y víctimas del atentado, así como la firme repulsa al terrorismo.

El “curro de los derechos humanos” no solo sigue vigente, también se ha desarrollado.

Extracto de reportaje a Nicolás Márquez en la presentación de su libro El Vietnam Argentino.

¿A qué obedece el título del libro, El Vietnam Argentino?
 El título no tiene por objeto pretender comparar lo ocurrido en la guerra de Vietnam con lo sucedido en Tucumán, por supuesto, sino que obedece a que el Che Guevara ordenó en su momento a las diferentes guerrillas de América Latina “crear uno, dos tres, cien Vietnam”, y el ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo), que era una organización guevarista, quiso crear el suyo, y para tal fin escogió la región más parecida posible a Vietnam según ellos interpretaban, puesto que Tucumán le permitía llevar adelante foquismo rural montando campamentos guerrilleros en la selva y en el monte, y al mismo tiempo trabajo de masas dada la gran densidad poblacional que tiene la provincia. El ERP quiso llevar adelante un Vietnam vernáculo y subió a los montes tucumanos a mediados de 1974 con el fin de dominar la provincia y declararla un estado independiente.
 ¿Cuántos miembros llegó a tener el ERP?
 Según sus documentos internos, en su momento de esplendor en 1975 superó los 7.000 integrantes. Además contaron con apoyo de contingentes extranjeros, fundamentalmente de guerrilleros del MIR de Chile, del ELN de Bolivia y de los Tupamaros de Uruguay. Asimismo, fue el único lugar del país en donde pelearon apoyados por tropas de Montoneros. Gran parte de los combatientes del ERP fueron entrenados en Cuba.

Señora vicepresidente: Cumplo en informarle que los miles de atentados terroristas sufridos por nuestra República constituían “terrorismo de Estado”, dado que tanto la URSS como Cuba, fueron gestores necesarios de sus crímenes.

Juan Manuel Otero

juanm.otero@usal.edu.ar

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 17, 2018


 

POLÍTICA PARA LAS FUERZAS ARMADAS Y DERECHOS HUMANOS

Share

 

 Por Mauricio Ortín.

 

Más vale tarde que nunca. Después de décadas de autismo generalizado unos pocos políticos (para ser generoso, unos cinco) del oficialismo y uno que otro periodista independiente han caído en la cuenta de que el país debe tener una política de defensa y que para algo existen las Fuerzas Armadas. Los demás siguen en una nube de gases. Con “bueyes” de esta laya viene arando la Argentina desde 1983 a la fecha. Los resultados están a la vista. El naufragio del submarino ARA San Juan reveló, en consonancia con la tragedia, el grado extremo de indigencia material en el que se encuentra la institución que supo libertar a Chile y al Perú y hundirle la mitad de la flota a Gran Bretaña. Pero, si bien los submarinos, aviones y tanques son importantes para defender la sociedad, los verdaderamente imprescindibles son los hombres. Un ejército no se hace de la noche a la mañana ni con cualquiera que anda por ahí en búsqueda de una ocupación.  La tradición, basada en el heroísmo, el honor y el ejemplo de sus combatientes, constituye por lejos el más valioso capital ético  de la institución militar. Capital que el Estado tiene el deber de preservar, honrar y cuidar celosamente. El soldado que, dadas las circunstancias, marchará al frente de guerra debe estar convencido de que su sacrificio valdrá la pena y que obtendrá el reconocimiento de la sociedad por la que pelea.

De allí que y sin exagerar un ápice al respecto, opino que desde 1983 en adelante la clase política argentina ha actuado con una irresponsabilidad y una desidia rayana con la traición. Lo mismo se puede decir de instituciones y colectivos como la Iglesia, los empresarios y los sindicatos; quienes asumieron en mayor o menor medida y como verdadero el relato perverso que, de la década del ’70, hicieron los sobrevivientes de ERP y Montoneros. Éste, básicamente, se fundamenta en la doble mentira del “genocidio” y de los 30.000 desaparecidos que niega los actos terroristas de los subversivos. La mentira instalada en los medios y en el discurso de los tres poderes de la Nación y de las provincias, no tardó en establecerse como “lo políticamente correcto”. Para la democracia el rol a desempeñar por los militares es el del “chivo expiatorio perfecto”; los “perejiles” a quienes endilgar sus gestiones (pre/post 24/03/76) ineptas, mediocres y, en el caso del kirchnerismo, ultracorruptas. Los ex terroristas, por su parte, borran de la memoria sus horrendos crímenes presentándose como víctimas. Linda “patriada” esta de destruir a las Fuerzas Armadas y de Seguridad proclamando, urbi et orbi, el intrínseco carácter “genocida” de sus miembros. Esa y no otra fue y es la verdadera y única política para las instituciones militares que se esconde tras el eufemismo de “Política (de Estado) en Derechos Humanos”.
En los ’70 la subversión marxista intentó acabar con las instituciones armadas con el recurso del asesinato y fracasaron; que el estado democrático, al que querían derrocar, haga ahora el trabajo del ERP y Montoneros suena ridículamente macabro. La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y los jueces y fiscales federales disponen de un presupuesto millonario para ese fin. Nuestros niños estudian con textos obligatorios donde el término “genocida” es sinónimo de militar. No hay dinero para equipar las FF.AA. pero sobra para demonizarlas. Los juicios de lesa humanidad  El Tribunal Oral Federal de Tucumán, por ejemplo, en su fallo condenatorio en la causa, “Operativo Independencia”, sostiene que los militares ejecutaron “un plan sistemático y generalizado contra una parte de la población civil por sus ideas políticas”. El fiscal, Pablo Camuña, a su vez, dice: “El Ejército, con las unidades sumadas a él o puestas bajo su control, invadió y ocupó la provincia de Tucumán durante un período que llegó por lo menos hasta 1978”. La falsedad de estos dos disparates no resiste el más andrajoso análisis. ¡El ERP fue la fuerza militar (¡no civil!) invasora que intentó ocupar Tucumán! ¡El Ejército Argentino fue el que lo impidió cumpliendo la orden del gobierno constitucional! Por cierto y para los señores jueces, la sigla ERP significa Ejército Revolucionario del Pueblo; la palabra clave es: E-jer-ci-to ¿Se entiende?

En medio de todo esto, la Sra. Gabriela Michetti, ya en la mitad de su gestión como vicepresidente viene a desayunarse sobre la urgente necesidad de definir una política para las Fuerzas Armadas e invita a consensuar entre todos los argentinos eso que Duran Barba no previó. Ahora bien, antes de siquiera esbozar dicha política Macri deberá resolver si hace equipo con Lorenzetti, Verbitsky, Carlotto, Pérez Esquivel, Cortiñas, Jones Huala, Del Caño, Víctor Hugo y la CIDH o se pone la camiseta de las Fuerzas Armadas y de Seguridad de la que es jefe. Es que, como dicen Las Sagradas Escrituras: “Nadie puede servir a dos amos”…

 

Mauricio Ortín es miembro del Centro de Estudios Salta.

 


Noviembre 29, 2017

PrisioneroEnArgentina.com


 

CARTA ABIERTA AL PROFESOR MARIO SANDOVAL

Share

 

 

 Escribe Claudio Kussman.

 

 

 

SIN CENSURA

Respetable profesor MARIO SANDOVAL, luego de su impecable e irrefutable nota del día de la fecha: “Presidente Macri, usted y su gobierno serán procesados por delitos de lesa humanidad, si no termina con el curro de los Derechos Humanos”, con mi familia nos plegamos irrestrictamente a su contenido. Usted pone al desnudo la acción y omisión del presidente MAURICIO MACRI,  como así también la los de los miembros de su gabinete y los dos restantes poderes del estado.

Presidente Macri

Vice presidente Marta Gabriela Michetti Illia

Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano

Secretario Avruj

Uno de ellos, el judicial, todos bien sabemos que sus miembros, como usted lo expresa,  en mayoría están corrompidos hasta lo más profundo de su ser. Hago votos para que cada prisionero, sus familiares y los de los asesinados en prisión se unan a su clamor.

Allí es, en donde estamos con problemas. Permanentemente diferentes “voces” nos sugieren no publicar tal o cual nota ya que va contra supuestas estrategias que nos puedan favorecer, mientras que otras dicen que hay que guardar silencio. Esto se hace a diario con numerosos aberrantes e inhumanos abusos, que se cometen contra prisioneros adultos mayores y que ellos mismos no quieren que se den a conocer. De más está decir que respetando las posturas de otros, pido que se haga lo propio con la nuestra, ya que todos somos diferentes. Con mi familia consideramos que  no tenemos que seguir estrategia alguna y muchos menos guardar silencio ante nada. Esto último sería simplemente censura, preferimos pagar las consecuencias de no callar. Yo solo quiero la libertad, un pedido de perdón por la iniquidad a la que fuimos y somos sometidos y sin reclamar absolutamente nada pecuniario, irme con mi esposa en forma legal y definitiva del país sin volvernos para mirar  atrás.  Sabemos que esto, dada nuestra edad ya es un imposible acorde a la lentitud de la “justicia independiente” y al permanente accionar de los terroristas del siglo pasado, devenidos en “juventud maravillosa”, en este.

El daño que nos infligieron es inconmensurable e injusto, de allí que no pase día en que no maldigamos a los responsables.  Resulta muy interesante la posibilidad que usted menciona al respecto que Macri y su gobierno sean procesados por delitos de lesa humanidad. Por ello con mi familia permanentemente reunimos y acopiamos antecedentes para aportar oportunamente. De llegar a ocurrir esto, entonces sí se podrá decir que ESTAMOS CAMBIANDO.

 

Claudio Kussman

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com

PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 11, 2017

 

 

“Las masas humanas más peligrosas son aquellas

en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo…

del miedo al cambio”.

Octavio Paz (1914-1998)

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 14, 2017


 

GROTESCO JUDICIAL SIETE

Share

 

Por Claudio Kussman.

 

 

EL VIAJE DE LA UTÓPICA DENUNCIA A  MAURICIO MACRI, GABRIELA MICHETTI, GERMÁN GARAVANO Y CLAUDIO AVRUJ

Me imagino a los miembros del poder judicial federal de Bahía Blanca que  recibieran mi denuncia contra tan altos funcionarios nacionales, descostillándose de la risa por la misma. Al  tiempo que  expresaban: artículo 18 de la Constitución Nacional para este “milico represor y soberbio, que algo habrá hecho”? Aclaremos que ese “milico” lamentablemente soy yo y que igual seguiré adelante, pase lo que pase. Como ya lo expusiera el día once de mayo próximo pasado, en este mismo sitio Web, https://prisioneroenargentina.com /index.php/2017/05/11/denunciando-a-mauricio-macri-gabriela-michetti-gernman-garavano-y-claudio-avruj-siempre-de-pie-nunca-de-rodillas/ : “No somos ingenuos y sabemos que la posibilidad de lograr algo no existe en este territorio,   de los 30.000 desaparecidos por Ley. El lejano fin del curro de los DDHH, y la herramienta que facilita impunidad en delitos de lesa humanidad. Pero sí quedarán documentados los burocráticos  trámites judiciales de “cajoneo” que seguirán, quienes son los que al día de hoy cometen delitos. Luego veremos”.

 

MAGNA CHARTA LIBERTATUM (Carta Magna)

Así el doctor Walter Ezequiel López Da Silva, juez a cuya disposición  me encuentro, se declaró incompetente para actuar en la denuncia acorde, según él, a lo establecido por los Artículos 118 y 18 de la Constitución Nacional. Vemos que en este caso la “Magna charta libertatum” sí existe y si funciona. Por ello remitió la causa al Juez Nacional en lo Criminal y Correccional Federal que por turno corresponda, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

INICIO DEL “CAJONEO”

Así comenzó el famoso “cajoneo”, que tan bien conocemos en el poder judicial. Ahora debo rastrear la causa y tratar de conseguir un abogado con características similares  a las de  Gonzalo Miño. Él, por ser  matriculado federal del interior, no puede litigar en CABA. Imagino que no será sencillo por el poder que en estos momentos tienen los denunciados y porque no quiero un profesional que tome el caso,  impulsado por alguna  militancia política.

Dr. Gonzalo Pablo Miño

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?
Reload Reload document
| Open Open in new tab

Download [414.91 KB]

 

“La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un

diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”.            

Groucho Marx (1890-1977)

CONTINUARÁ…

 

Claudio Kussman                                                               

PrisioneroEnArgentina.com                    

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com                                      

@PrisioneroA                                                                                                                   

Julio 05, 2017

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 5, 2017


 

DENUNCIANDO A MAURICIO MACRI, GABRIELA MICHETTI, GERMÁN GARAVANO Y CLAUDIO AVRUJ – SIEMPRE DE PIE, NUNCA DE RODILLAS

Share

 

Por Claudio Kussman

 

VIOLACIÓN ARTÍCULO 18 CONSTITUCIÓN NACIONAL

Todos sabemos que  cuanto uno es imputado de un mal llamado delito de lesa humanidad,  está sentenciado al escarnio, la prisión y la muerte, haya sido responsable o no del mismo. El fin está asegurado y entonces las reales opciones, a no ser que se quiera engañar a sí mismo son dos. Hacerlo en silencio y de rodillas o de pie y entre otras cosas,  escupiéndole y mostrando la verdad al verdugo y a terceros. Por ello y dentro de esta última opción,  ayer junto con el excelente abogado defensor GONZALO MIÑO,  en Bahía Blanca donde llevábamos a cabo diligencias judiciales, entregamos  una denuncia por violación al artículo 18 de la Constitución Nacional por parte de: MAURICIO MACRI, GABRIELA MICHETTI, GERMÁN GARAVANO Y CLAUDIO AVRUJ.

BUROCRACIA

No somos ingenuos y sabemos que la posibilidad de lograr algo no existe, en este territorio   de los 30.000 desaparecidos, por Ley, el lejano fin del curro de los DDHH, y la herramienta que facilita impunidad en delitos de lesa humanidad. Pero sí quedarán documentados los burocráticos  trámites judiciales de “cajoneo” que seguirán, quienes son los que al día de hoy cometen delitos. Luego veremos. Intentamos entregarla en el Juzgado Federal número UNO, a cargo del juez WALTER LOPEZ DA SILVA a cuya disposición me encuentro, pero nos  derivaron al Juzgado número dos por ser el de turno, TAMBIEN A CARGO DEL MISMO JUEZ COMO SUBROGANTE. Intentaron rechazarla y luego la aceptaron para enviarla al primero de los juzgados. Burocracia que le dicen.

Dr. Gonzalo P. Miño

 

 

 

 

“La burocracia es una máquina gigantesca manejada por pigmeos”.

Honoré de Balzac (1799-1850)

 

 

LA DENUNCIA

 


Claudio Kussman

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina,com

Mayo 11, 2017


 

El gobierno argentino decretó duelo nacional por la muerte de un policía

Share

 

 

Durante este viernes, la Bandera Argentina permanecerá izada a media asta en todos los edificios públicos del país. El motivo: el Gobierno decretó un día de duelo nacional por la muerte de Alan Maximiliano Dolz, un agente de 21 años que este jueves fue asesinado por narcotraficantes, mientras prestaba servicios para la Policía Federal.

El Gobierno declaró este viernes duelo nacional por el crimen de un agente antinarcóticos de la Policía Federal Argentina que fue asesinado el jueves cuando realizaba tareas encubiertas para una causa por venta de drogas dentro de un asentamiento del partido bonaerense de San Martín.

La medida fue dispuesta a través del decreto 296, publicado en el Boletín Oficial a raíz de la muerte de Alan Dolz, de 21 años, quien fue ultimado de un disparo en la Villa Loyola al ser interceptado por al menos tres “soldaditos” de los narcos que controlaban los pasillos del barrio.

Allí, el Poder Ejecutivo remarcó que “resulta un deber del Gobierno Nacional honrar su memoria con motivo de su lamentable fallecimiento en cumplimiento del deber combatiendo el narcotráfico”.

Asimismo, en los considerandos destacó “que este Gobierno entiende como una cuestión de Estado irrenunciable y excluyente llevar adelante con el máximo rigor la lucha contra el narcotráfico, por tratarse de un delito que constituye un auténtico flagelo para la sociedad, que no sólo afecta a la salud y la seguridad ciudadana, sino que importa una auténtica violación a la soberanía nacional por tratarse de un crimen cuya naturaleza es claramente transnacional”.

Por el duelo nacional del efectivo policial, quien se había graduado hacía poco más de seis meses de la Escuela de Suboficiales de la PFA y prestaba servicios el Departamento Tráfico Ilícito de Drogas de la Superintendencia de Drogas Peligrosas, durante toda la jornada de este viernes la bandera nacional permanecerá izada a media asta en todos los edificios públicos.

El decreto lleva las firmas de la vicepresidenta Gabriela Michetti; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.