Confirmaron el procesamiento de Héctor Raúl “El Oso” Acuña

Share

 

Extraído de Fiscales.gob.ar

 

La Cámara Federal de La Plata confirmó el procesamiento del ex agente penitenciario condenado por delitos de lesa humanidad, Héctor Raúl “El Oso” Acuña, por las amenazas de querer “degollar” y tener un “mano a mano” con el juez federal César Álvarez, durante una visita que el magistrado concretó en el Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza en su rol de subrogante del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de esa jurisdicción. La causa se inició con la denuncia realizada por el magistrado ante la Unidad Fiscal Federal de Derechos Humanos.
Los camaristas Julio Víctor Reboredo, Carlos Román Compaired y Roberto Agustín Lemos Arias convalidaron el procesamiento dictado por el juez de instrucción Ernesto Kreplak, que encontró a Acuña, en principio, como autor penalmente del delito de amenazas, previsto y reprimido en la primera parte del artículo 149 del Código Penal. En ese sentido, los jueces no hicieron lugar al planteo de la defensa del imputado, que sostuvo que la conducta no era una amenaza sino “una bravuconada propia de una persona en evidente situación de vulnerabilidad por su condición de detenido”, y que por ese motivo “resultaría imposible que lleve a cabo sus presuntos dichos”.
Al formular la denuncia, el juez narró que el motivo original de la visita del 12 de junio de este año era controlar el estado de salud de Miguel Osvaldo Etchecolatz -condenado junto a Acuña, entre otros, por los crímenes cometidos durante el terrorismo de Estado en el centro clandestino de detención “La Cacha”-, pero que aprovechó la ocasión para mantener una entrevista con todos los detenidos de lesa humanidad allí alojados y que estuvieran a disposición del Tribunal Oral en cuestión.
Al momento de conversar con Acuña, Álvarez le recordó que se conocían del juicio de “La Cacha” donde “le había dicho algo así como ‘qué miras pelado’”, pero el represor le habría respondido que “en realidad lo que le había dicho era que ‘lo iba a degollar’”. “Ante este cuadro de situación, el doctor Álvarez atinó a solicitarle que ratificara sus dichos, y Acuña volvió a insistir en que, efectivamente, lo quería degollar, para luego proseguir diciendo que sólo respetaba a los que podían matarlo o enfrentarlo y que le proponía tener un mano a mano a modo de lucha física”, reseñaron los camaristas en su resolución.
Para la Cámara Federal, “contrariamente a lo sostenido por la defensa, no se requiere que las amenazas, para ser típicamente relevantes, deban ser ‘graves, serias y posibles’. Ello es así, en primer término, porque la ley no exige que para que se configure el delito de amenazas, la víctima efectivamente sufra una intimidación”. Asimismo, resaltaron que los protagonistas del hecho “se hallaban solos al momento del hecho investigado, sin importar si fuera del habitáculo se encontraban apostados los efectivos del Servicio Penitenciario Federal”. En esa línea, valoraron que la concreción del mal anunciado “era ciertamente posible, en cuanto el denunciante y (Acuña) se encontraban a solas en un recinto, sin que existieran obstáculos que pudieran impedir una eventual agresión física por parte del detenido”.

 


NUEVO TRASLADO DE MILANI


Fuente: http://www.fiscales.gob.ar/lesa-humanidad/confirmaron-el-procesamiento-de-un-represor-que-amenazo-con-degollar-a-un-juez-federal/


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 29, 2017


 

NUEVO TRASLADO DE MILANI

Share

 

El general Milani y su proceso de adaptación a su nueva morada, el trato con los presos políticos y los primeros incidentes. 

 

 

 Escribe Claudio Kussman.

 

EL GENERAL KIRCHNERISTA DEL OCHO

En  el muy inusual horario de las 4 AM del día de ayer, primero de abril, finalmente el otrora poderoso   titular del Ejército Argentino Teniente General CÉSAR SANTOS GERARDO DEL CORAZÓN DE JESÚS MILANI, llegó al anexo para adultos mayores de  la U 31 de Ezeiza.  Distante unos dos mil metros  de su anterior alojamiento en el Hospital Penitenciario Central,  atrás quedaron Etchecolatz, Patti, Acosta  y otra docena de prisioneros. Estos  se destacaban por ser octogenarios o estar en muy malas condiciones físicas, frente a sus sesenta y dos años de edad. De inmediato fue alojado en una celda del pabellón ocho. El Primero de la izquierda, según se entra al anexo, por el pasillo central. Este pabellón igual que el siete, solo tiene 10 celdas en lugar de las clásicas once. Una de ellas está inutilizada por las filtraciones  en días de lluvia, por lo que compartirá el mismo con otros ocho prisioneros más. A doce metros del mismo se encuentra la mesa con el personal de guardia.

 

PRIMER ALTERCADO

Más allá de lo calculado, cuando el resto de prisioneros en horas de la mañana tomaron conocimiento de esta sorpresiva llegada el ambiente de inmediato se tensionó. Mucho más cuando MILANI a media mañana asistió a la peluquería, lugar de trabajo de DELGADO. El humilde agente de policía de la Provincia de Buenos Aires recién ingresado en 1975, cuando se produjeran los hechos que le imputan. Allí se encontró de frente con HECTOR ACUÑA a quien le dicen “El oso”. Este por su forma de ser muy campechana y frontal, no pudo contenerse y comenzó a increparlo como “traidor”. En primera instancia intervino como mediador, otro militar de apellido TOSO. Continuando ACUÑA la discusión con este, MILANI retrocedió un par de pasos y de inmediato otros prisioneros corrieron al lugar, a poner fin al entredicho.

 

EL OSO

Hay dos circunstancias para destacar: “El Oso”, en su juventud practicó boxeo y al día de hoy es muy común verlo ejercitarse “tirando guantes”, siempre que puede, y sus 72 años de edad se lo permiten. También que cada vez que se produce una rispidez producto del estrés carcelario, todos intervienen para apaciguar los ánimos. Existe la convicción general de que nosotros no debemos jamás tener ningún tipo de  comportamiento, que pueda ser similar al de los presos comunes. De allí que no existan nunca peleas ni lesionados.

 

LAGRIMAS DE MILANI

Superado el entuerto MILANI, fue llevado a la enfermería donde la doctora IVANA QUINT  de turno en el día de ayer, confeccionó su reglamentaria ficha médica de ingreso. Luego se retiró a su celda donde permaneció hasta hoy. En horas de la mañana, recibió la visita de su esposa y 3 hijos mayores, en  el pomposamente llamado SUM   en donde solo había cinco mesas ocupadas, con otras tantas familias. Como es lógico todas las miradas se centraron en la suya. Así no pasó desapercibido y luego fue motivo de comentario en la prisión, que en un momento de la charla  el General  se quebró derramando algunas lágrimas. A estas horas se formó una comisión de cinco prisioneros, a los fines de entablar un diálogo directo con este  prisionero poco querido a los fines de establecer pautas, que eviten hechos enojosos de acá en más. Es evidente que en el presente, MILANI al igual que el Kirchnerismo, están cosechando lo que por largos años sembraron a más y mejor.

 

“Los cocodrilos vierten lágrimas cuando devoran a sus víctimas. He ahí su sabiduría”.

Sir Francis Bacon (1561-1626)


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 2, 2017


Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com