Share

 

 

En mi camino a la redacción, el casillero de mensajes de mi teléfono comenzó a estirarse considerablemente. Todos hablaban de un nuevo y fatal tiroteo en Florida. Esta vez en Jacksonville, una bonita ciudad al noreste del estado que tiene como característica ser la ciudad hermana del lugar donde crecí: Bahía Blanca.

En estos casos, uno se vuelve egoísta y mi primera reacción fue preguntar a mi hija sobre el estado de algunos de sus amigos residentes en esa localidad. Ella se encontraba trabajando, pero me deslizó un dato curioso. Mientras comentaban esta tragedia, un cliente murmuró: “No es tan grave, hablan solo de cuatro muertos…”

No hemos acostumbrado a la barbarie. A la ley de quién posee la habilidad de desenfundar primero. A Jesse James, a Billy the Kid, a los Hatfield y los McCoys.

Un tirador abrió fuego el domingo en Jacksonville Landing, un mercado y zona de entretenimiento en el centro de Jacksonville, Florida, durante un torneo de videojuegos, dijeron las autoridades.

Y ese Viejo Oeste está en el Nuevo Este. La Oficina del Sheriff de Jacksonville indicó que hubo un “tiroteo en masa” en Jacksonville Landing. Animó a los transeúntes a mantenerse alejados del área, ya que no era seguro. Según los informes, el incidente tuvo lugar durante un torneo de videojuegos Madden NFL que estaba en marcha en GLHF Game Bar en Jacksonville.

El torneo se transmitía en una plataforma de Internet cuando ocurrió el incidente, y el video y el audio de los disparos quedaron registrados en la web.

Las autoridades dijeron que hubo múltiples muertes en el lugar y que otras fueron transportadas, presumiblemente, a hospitales locales.

El sospechoso está muerto y las autoridades dicen que no hay otros sospechosos pendientes.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 26, 2018