EL JUEZ ONILDO  STEMPHELET  Y LA  “IMPLACABLE” JUSTICIA ARGENTINA

Share

 

Por CLAUDIO KUSSMAN

 

DE CASTIGO: UNA JUBILACIÓN DE PRIVILEGIO (PARA ALGUNOS)

En este mismo sitio dimos cuenta sobre una aventura amorosa, por dinero, ocurrida el 15 de mayo pasado, entre el togado ONILDO STEMPHELET a cargo del Juzgado de Ejecución Penal número dos de Bahía Blanca y la felina “Gatubela”. La corta relación había tomado estado público a raíz de un insólito  llamado  que hiciera Su Señoría, a la policía, denunciando verbalmente  una sustracción que sufriera mientras reposaba, reponiendo fuerzas sin ropa, en  el lecho del placer.  Hoy suspendido, la Procuración resolvió su juzgamiento y un Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios está listo para hacerle conocer a este torpe, casi ex funcionario, todo el peso de la ley. Mientras STEMPHELET manifiesta: “Lo único cierto es que concurrí al domicilio particular de una mujer mayor de edad, que se encontraba sola”, ahora supone que la tarjeta de crédito y el dinero faltante pudo haberlo perdido en un consultorio médico al que había concurrido para otro tratamiento, antes de ir a lo de “la mujer mayor que se encontraba sola”. Debemos decir que, si miramos las inconductas de NORBERTO OYARBIDE prevaricando y confluyendo escandalosamente a prostíbulos gais, para terminar gracias al Ministro de Justicia y Derechos Humanos (para algunos) GERMÁN GARAVANO, “castigado” con una jubilación de privilegio, habría que pensar que la igualdad ante la justicia no existe. Similar situación ocurrió con el Camarista JORGE FERRO, de estrecha vinculación con el prostíbulo Vip Madaho’s de Mar del Plata, hoy también jubilado de privilegio gracias a GARAVANO. ¿Y si mencionamos al juez DANIEL RAFECAS, sancionado con una multa de un cuarto de su sueldo? Y… ¡BASTA! la lista de jueces corruptos y en su cargo, es  interminable y las diferencias ante la ley, aún mayores. Estas malas comparaciones llevarían a pensar que ONILDO STEMPHELET, es un chico de pecho al que le tendríamos que juntar los 3.000 pesos (50 dólares) que “perdió”, reponérselos y regresarlo prontamente a su poltrona de Juez.  Que siga impartiendo JUSTICIA en este territorio llamado Argentina y concurriendo a lo de “la mujer mayor que se encontraba sola”.

Juez ONILDO STEMPHELET, un chico de pecho.
JORGE FERRO, Juez jubilado de privilegio
GERMÁN GARAVANO, Ministro de Justicia y Derechos Humanos (para algunos)
NORBERTO OYARBIDE, un juez federal de… la Argentina.

Claudio Kussman

Interno L.P.U. 345.349  

Servicio Penitenciario Federal

Octubre 07, 2019

DANIEL RAFECAS, un juez con futuro a pesar de todo.
“Señora, he pasado una noche estupenda, pero no ha sido esta”

Groucho Marx (1890-1977)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 7, 2019


 

 

 

DOBLE HIPOCRESÍA  POR EL COITO DE STEMPHELET- GATÚBELA

Share

 

LOS BEBEDORES DE AGUA BENDITA

Por CLAUDIO KUSSMAN

Repudiable el accionar del togado ONILDO STEMPHELET, que mantuviera relaciones con una “GATÚBELA” de prostíbulo, fuera robado y llamara a la policía. Este demostró así su monumental torpeza al tener un momento de placer barato y actuar como un real bruto, ante un problema de poca monta. Trasladado todo al ejercicio de su función,  como administrador de justicia, justifica el pésimo concepto social que tiene este poder pilar de la democracia. Ahora bien, trascendido el hecho, se alzaron las voces condenatorias de cuanto funcionario al parecer bebedores de agua bendita, fueran consultado por un medio periodístico. En una palabra, ONILDO ya está en su merecida hoguera por ser un patán barato. Pero…y siempre hay un pero.  Habría que preguntarles a todos esos hipócritas funcionarios, ¿por qué nada dicen, cuando otros togados parecidos o peores que STENPHELET, prevarican impunemente en los casos mal llamados delitos de lesa humanidad? En estos no respetan la ley y así martirizan y matan adultos mayores impunemente, porque acorde a lo que dijera el candidato a vicepresidente MIGUEL ANGEL PICHETTO: “COMO ERAN MILITARES Y MUCHOS DE ELLOS ANCIANOS, NADIE DIJO NADA” (1). Se puede denunciar, mostrar documentación y videos con flagrantes delitos judiciales y esos repelentes funcionarios responden con el latiguillo: “la justicia es independiente”. También se da una doble hipocresía por parte de todos estos semidioses y es que muchos de ellos también son “pecadores” sexuales, eso sí, refinados y de buen nivel, a diferencia de este desgraciado que recurriera a los servicios de la paraguaya “GATÚBELA”.

MIGUEL ANGEL PICHETTO candidato a Vicepresidente de la Nación

ONILDO STEMPHELET

El poder y el sexo con amantes jóvenes, siempre van unidos y en gran mayoría los funcionarios/as tienen sus queridas/dos a quienes proveen de cargos públicos, bien remunerados y buen pasar (también a los familiares de estos). Por supuesto todo pago con nuestros impuestos. ¿Acaso existen casos más escandalosos y emblemáticos que el de los jueces EUGENIO ZAFFARONI y NORBERTO OYARBIDE, hoy jubilados de privilegio?  Mientras todo se siga manejando con tanta hipocresía, para este territorio llamado Argentina, el futuro no será promisorio.

 

Claudio Kussman

Interno L.P.U. 345.349  

Servicio Penitenciario Federal

Junio 15, 2019

 “La hipocresía es un homenaje que el vicio
rinde a la virtud”

 

François de La Rochefoucauld (1613-1680)

  

1)MIGUEL ANGEL PICHETTO Y NOSOTROS LOS SUBHUMANOS  https://prisioneroenargentina.com/index.php/2019/06/12/miguel-angel-pichetto-y-nosotros-los-subhumanos/

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 15, 2019


 

 

ONILDO STEMPHELET, EL JUEZ PENAL QUE FORNICÓ CON “GATÚBELA”

Share

 

UNA HISTORIA DE AMOR PAGO, PLACER Y ENGAÑO

El día quince de mayo pasado, el Juez ONILDO OSVALDO STEMPHELET, a cargo del Juzgado de Ejecución Penal número dos de Bahía Blanca, seguramente  lo recordará como un día de “caro” placer y engaño. Todo porque al finalizar la tarde, con su investidura debajo del brazo concurrió a un prostíbulo nada Vip ubicado en la calle Rivadavia 2280 de esa ciudad, como simple cliente, necesitado de mimos y afectos. Allí luego de acabar con su estrés laboral con la paraguaya de 31 años, Jésica, cuyo apodo artístico es “Gatubela”, se dio cuenta que le habían quitado la tensión y también la billetera con tres mil pesos y su tarjeta de crédito. Sin dilación llamó al 911 y esperó en la puerta del burdel, la llegada de la policía. Los “azules” que acudieron en el móvil 231101 sin un pelo de zonzos y seguramente ante la posibilidad de un saludo amistoso por parte de los ocupantes del lugar, lo alejaron unos metros ante “posibles represalias”. Valientemente ingresaron a buscar los bienes del togado, “Gatubela” confirmó el buen servicio brindado como así que Su Señoría tras abonar, se había retirado recontento del lupanar y allí terminó todo.

Ante el fracaso de la corta investigación, ahora el hecho de hurto es investigado en profundidad por la  Fiscalía N°8 de la sureña ciudad. Lo propio se hace para establecer si, en el prostíbulo no se cometen otras fechorías como podría ser la “trata de personas o delitos conexos a la trata”. Como termine esta pequeña historia de amor pago, placer y engaño lo determinará el tiempo, lo que sí vale preguntarse: En vez de “chapear” al ser víctima de una sustracción en un “inmueble del pecado” ¿lo razonable no hubiera sido denunciar la pérdida de la tarjeta de crédito y hacer silencio? ¿Qué dirá la familia del magistrado ante el estado público del hecho? Si ONILDO actuó de esta forma tan poco razonable ¿con qué lógica y sentido común actuará en su función? Bueno, estando donde estoy junto con otros muchos adultos mayores, ya me doy cuenta cómo funciona la mente de no pocos togados. Eso sí, en caso de reincidir señor juez yo le recomendaría que la próxima vez, tenga la billetera en la mano y haga lo que haga y pase lo que pase no la suelte.  En esos lugares el amor no existe y no se engañe, usted sin el traje puesto no es nada.  

 

Claudio Kussman

Interno L.P.U. 345.349  

Servicio Penitenciario Federal

Junio 13, 2019

“Engañar al que engaña es doblemente
entretenido”

 

Jean de La Fontaine (1621-1695)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 13, 2019