Dios Perdona, Carlotto… a veces

Share

 

 

 Por FABIAN KUSSMAN

 

Trinity (Terence Hill, Italia 1939) no perdonaba en su spaghetti westerns. “Que el Diablo te perdone”(Giusseppe Colizzi, 1968) solían ser los subtítulos de su película.

“Perdonamos fácilmente a nuestros amigos los defectos en que nada nos afectan”, afirmaba François de la Rochefoucauld, allá por el siglo 17.

El escritor y diplomático italiano Baldassare Castiglione (Circa 1400) declaraba que Perdonando demasiado al que yerra se comete injusticia con el que no yerra.

Pero esos eran otros tiempos. Es el pasado, como dice en el presente Estela de Carlotto al visitar San Luis y a su gobernador: “Es un pasado”

El gobernador de ayer, hoy y mañana en San Luis, Alberto Rodríguez Saá, firmó en 1978 una carta dirigida a Emilio Massera, integrante de la Junta Militar, en donde se mencionaba como “subversivos” a políticos puntanos y se pedía “un castigo ejemplar” para ellos.

“Yo de esa carta ya sé. Es un pasado, la oportunidad del cambio hay que dársela a todos”, dijo Carlotto durante el diálogo con periodistas locales. La presidente de Abuelas de Plaza de Mayo además expresó: “Si uno guardara esos malos recuerdos, pocos quedaríamos de pie. Muchos han cometido errores y luego han vuelto al redil, y se los ha recibido como a un hijo prodigo”.

Nos movemos en un mundo cínico, es claro. Giramos por conveniencia ante los tótems del poder. Así cuando una vez Eugenio Zaffaroni salió de una lista negra donde habitaban más de doscientos jueces enemigos, ahora quién tiene salvavidas es Rodríguez Saá.

Y ya que estamos todos los ladrones juntos, aprovecho para hurtar una frase de alguien llamado Anónimo, o algo así. “Las serpientes sisean, pero algunas dicen Hola, ¿qué tal?”

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 25, 2018


 

LOS JUICIOS QUE HAN NACIDO MAL PARIDOS Y MAL PARIDOS VAN A MORIR. PARTE VIII.  

Share

 

Escribe ARIEL VALDIVIEZO.

  

 

Buenos Aires, 06 de Abril de 2018.

INTRODUCCIÓN.

Deseo transcribir esta estrofa del Martín Fierro de JOSÉ HERNANDEZ, para que, el que lea estos escritos, conozca la intencionalidad de los mismos.

“MAS NAIDES SE CREA OFENDIDO,

PUES Á NINGUNO INCOMODO;

Y SI CANTO DE ESTE MODO

POR ENCONTRARLO OPORTUNO,

NO ES PARA MAL DE NINGUNO

SINÓ PARA BIEN DE TODOS”.

 

ESTOS ESCRITOS Y LOS VENIDEROS TIENEN POR FINALIDAD SACAR LA VENDA DE LOS OJOS DE LOS QUE NO CONOCEN LA VERDAD,  PARA LOS QUE LA CONOCEN Y SE HACEN, DENTRO DE SU CABARDÍA, LOS OLVIDADOS, PARA LOS QUE NO QUIERAN VER O PARA LOS QUE MIRAN SIN QUERER VER.

En la PARTE VII mencioné que al ser la Constitución Nacional la primera en la jerarquía del ordenamiento jurídico Argentino, todas las demás deben subordinarse a su mandato, sean nacionales o internacionales.

También expliqué aspectos del Código de Justicia Militar, (CJM) que normalmente no son conocidos por los Jueces Federales y Fiscales, que establecen claramente la obediencia debida,  y quien lo expresa en forma categórica el camaleónico ex Juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación(CSJN) ZAFARONI,

Este traidor contumaz a la Constitución Nacional, en su libro el Derecho Penal Pág. 69 ha dicho este magistrado de la CSJN: “El militar no actúa libremente, actúa bajo el CJM sin opciones de libertad….”, “… el Derecho Penal reconoce este fenómeno y que a  ese sujeto no se le puede reprochar un hecho en tal estado…” y en la pág. 73 del mismo libro agrega: “No se le puede penar a un hombre por ser lo que ha elegido ser, sin que ello violente su ámbito de autodeterminación garantizado por nuestra CN en su art 19”.

Tal aspecto, el de la obediencia debida es reforzado por los Art. 663 (Irrespetuosidad), Art 667 (Insubordinación) y Art 677 (Desobediencia), del Código de Justicia Militar en donde cualquiera de estos delitos conlleva la pena de muerte frente al enemigo, lo que demuestra que el soldado y no importa la jerarquía que ostente, no obra libremente, obra sin opción a elegir por lo cual es inimputable.

La aberración Jurídica de este Juicio está dada por:

1) Por  la violación de la Constitución Nacional, específicamente del Art 18, que consagra los Principios Universales del Derecho.

2) En hacer desaparecer por primera, vez el Código de Justicia Militar, para juzgar a los Comandantes, sería el preludio de lo que vendría cuarenta años después, los mal llamados Juicios de Lesa Humanidad.

3) Jueces ignorantes de las leyes y reglamentos militares con que se combatió a la subversión.

4) Hacen desaparecer la obediencia debida.

5) Hacer desparecer la responsabilidad de las órdenes dadas por el superior, cayendo sobre los subalternos quienes las cumplían.

Lo mismo está también especificado en el  Código Penal de la Nación (CPN) en su art 34 que establece que: “No son punibles”  y en su Inc. 4. Establece: El que obrare en cumplimiento de un deber o en el legítimo ejercicio de su derecho, autoridad o cargo” y el Inc 5. “No son punibles el que obrase en virtud de la obediencia debida”

Artículo que claramente expresa que soy inimputable al decir: la obediencia debida”, lo que nulifica de hecho cualquier acusación, ya que por este artículo, no tiene cabida “acuerdo de voluntades entre el que manda y el que obedece”.

Lo mismo menciona el Estatuto de Roma (ER) en su Artículo 33 que establece:

  1. Quien hubiere cometido un crimen de la competencia de la Corte en cumplimiento de una orden emitida por un gobierno o un superior, sea militar o civil, no será eximido de responsabilidad penal a menos que:

  2. a) Estuviere obligado por ley a obedecer órdenes emitidas por el gobierno o el superior de que se trate;

  3. b) No supiera que la orden era ilícita; y

  4. c) La orden no fuera manifiestamente ilícita.

  5. A los efectos del presente artículo, se entenderá que las órdenes de cometer genocidio o crímenes de lesa humanidad son manifiestamente ilícitas.

Los aspectos legales mencionados precedentemente tipificados en el Código de Justicia Militar, en el Código Penal de la Nación y en el Estatuto de Roma.

Leyes y Tratados Internacionales que nunca fueron tenidos en cuenta en estos juicios, ni por los Fiscales y los Jueces, todo ello orquestado por ALFONSIN, es decir por el “Padre de la democracia”, y al ser “ juzgados por comisiones especiales, y sacado de los jueces designados por la ley antes del hecho de la causa” y al ser negada olímpicamente la obediencia debida, sumando a que son Juzgados por el Código Penal, conlleva a considerar actos de guerra como delitos comunes de civiles, donde cada uno pasa a ser responsable de lo que los superiores ordenaban, he aquí la tremendo mamarracho jurídico, nunca visto antes en la historia argentina, la alevosa violación de la Constitución Nacional y de sus leyes jamás imaginadas.

Es importante destacar que los tres Jefes del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas y el primer Jefe de Estado Mayor Conjunto, que cuidando sus respectivas quintas, fueron los primeros cobardes, desleales y traidores,  al permitir que a los que fueron sus Comandantes, se los juzgara como delincuente comunes con el Código Penal, como así mismo estaban permitiendo que aquellos que habían sido sus subordinados y subalternos se los comenzara a juzgar, lo que luego trajo aparejados los movimientos militares, lo que se es harina de otro costal y se explicará a posteriori.

PP – VGMT (PRESO POLÍTICO Y VETERANO DE GUERRA EN EL MONTE TUCUMANO)

Ariel Valdiviezo

D.N.I: 8.196.717

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 6, 2018


 

CHOCOBAR

Share

 

 Escribe JUAN MANUEL OTERO.

 

 

La ciudadanía asiste expectante y desconcertada al insólito procesamiento y embargo dictado por el juez de Menores Enrique Gustavo Velázquez contra un servidor público.

Es por todos conocido el hecho, Joe Wolek un turista americano que pasea por la Boca y un par de delincuentes que en su intención de robo no se privan de acuchillarlo, doce puñaladas, una de ellas al corazón… salvó su vida por la oportuna intervención de un policía que defendió al agredido y luego de pedir auxilio, pretendió capturar a los asaltantes, hirió a uno de ellos quien falleció cinco días después.

Los médicos del Hospital Argerich hicieron el resto y con su ciencia y la mano de Dios salvaron la vida del inocente turista.

Pero la decidida acción del Agente policial Luis Chocobar no solo fue oportuna, también determinante.

Este suceso da por tierra con la absurda y perversa teoría del Dr. Zaffaroni quien sostiene alegremente que quienes delinquen lo hacen porque la sociedad no les da oportunidad de desarrollar sus condiciones. Conclusión zafaroniana: Los ciudadanos honestos somos los culpables por los delitos de aquellos a quienes no permitimos triunfar en la vida….

¿Hay algo más absurdo que este fundamento?

Tanto el Policía Luis Chocobar como el delincuente Pablo Kukok provienen de humildes hogares, tal vez con horizontes limitados, conviviendo con las privaciones, sorteando los obstáculos, pero uno eligió el esfuerzo, el respeto, el trabajo honrado, el servicio público… el otro optó por el delito…

Dr. Zaffaroni y jueces garantistas, sus mentiras ya no las cree nadie.

El Agente Chocobar merece todo nuestro respeto y agradecimiento.

Y con respecto a este juez no es merecedor de semejante cargo público, vemos que no es nueva esta perversa conducta. Al margen de las varias denuncias que sus dependientes hicieron ante el Consejo de la Magistratura por distintos abusos, se comprueba que al delincuente Kukok lo había liberado luego de cometer el delito de robo y robo con agravantes…. Supongo que estaría pensando en su mentor, el mismo dueño de garitos donde se ejerce la prostitución y trata de mujeres… quien como hoy se encuentra ocupando un altísimo e inmerecido cargo en un organismo internacional no puede atenderlo, tarea que delega en su novio el Dr. Grossman.

Tampoco debemos olvidar que fue este mismo Juez quien en enero del año pasado decidió liberar a un adolescente de 14 años acusado por el crimen de Brian Aguinaco, también de 14 años, asesinado en la previa al festejo de Navidad de 2016.

Juez Velázquez, haga un favor a la Patria: RENUNCIE!

Finalmente merece citarse la brillante y humanitaria actuación de los médicos del Hospital Argerich y especialmente del cirujano Yamil Ponce quien luego de 4 horas de operación salvó la vida de Joe Wolek quien emocionado expresara al salir del hospital: “Estoy muy bien. Fueron tres semanas muy duras. Los médicos de aquí son realmente héroes. Salvaron mi vida”

 

Juan Manuel Otero

juanm.otero@usal.edu.ar


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 2, 2018


 

ALEJANDRO SLOKAR

Share

 

 

 Por Claudio Kussman.

 

EL ROSTRO DE LA INIQUIDAD

Debo decir que a pesar de mi situación de prisionero, hoy como hombre compadezco  a Alejandro Slokar por ser un juez militante y seguidor de las enseñanzas nada menos que del abolicionista  Raúl Zaffaroni, lo cual en nada lo hace  positivo a la justicia. Nació en 1963, el mismo año en que yo egresaba de la escuela de policía.

 

Cuando comencé a trabajar como oficial de calle, tres  años después, para mí dos viejos policías, Comisario y Subcomisario respectivamente (Francisco Noel y Cesar Triventi) me dieron largas charlas en las que entre muchos,  quedó fijo un concepto básico. Nunca hacer algo que por su magnitud negativa, cuando uno llegara  a viejo, lo pudiera afectar mentalmente o avergonzar. Pasaron los años y  las injustas esposas conque me han sujetado recientemente, nunca lograron  lastimarme.  Esos consejos  son,   los que hoy permiten a mi familia y a mí plantarnos, dar la cara, no callarnos en medio de toda la iniquidad que nos invade tanto desde el poder judicial como así de los otros dos hipócritas poderes.  SLOKAR: algún día usted, injusto depredador de ancianos caídos, no podrá hacer lo mismo.

 

RENDIR CUENTAS

Porque en vez de estar al servicio de la justicia, se ha servido de la misma. Ha sido y es un impiadoso hombre injusto, con  quienes vestimos uniforme, que rompió la balanza de la justicia con su militancia ideológica radicalizada. Y por otro lado, dejó sin justicia a innumerables víctimas de la delincuencia más sanguinaria, que afecta al ciudadano común.  Esto no podrá ser para siempre y en algún momento, deberá rendir cuentas. Hoy dedico estas líneas a su persona, ya que su intento sumado al del fiscal bahiense José Alberto  Nebbia para regresarme a la cárcel, fracasó. Sus dos pares Angela Ledesma y Carlos Mahiques votaron a favor de la continuación de mi prisión domiciliaria. Así debo agradecimiento a mi abogado defensor doctor Gonzalo Miño y a la capacidad intelectual que lo inspira a fijar estrategias en su labor profesional.

Para alguien que pretende que le pidan disculpas por haber sido injustamente detenido y así poder irse del país, esto es nada más que un mendrugo de pan a un hambriento de justicia. Pero como alguien dijo: “es un gran mendrugo”, que me permitirá seguir luchando por este objetivo, teniendo entre mis manos las de mi esposa. No sé si lo alcanzaremos, solo sé, que día a día lo intentaremos, antes de que sea demasiado tarde.

 

Claudio Kussman

www.PrisioneroEnArgentina.com

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com

@PrisioneroA

Octubre 06, 2017

 

“Es cierto que no creía que pudiéramos hacerlo. Todavía no. Pero lo intentaríamos.

La acción humana más gloriosa es la de “morir en el intento”.

Robert Heinlein (1997-1988)

 

 

 

Los Buenos contra los Malos

Share

 

Por Alejo Uribe.

En una imaginaria contienda entre criminales y víctimas, el resultado parcial seria 1 a 0 a favor de los malos ante los buenos. El proyecto de ley que instaura un régimen de protección a las zaffaroni-mano2víctimas de delitos y que obtuviera la media sanción por unanimidad en la Camara Baja en el mes de noviembre, por obra y gracia de la desidia de los miembros de la Camara de Senadores –
algunos jefes de bloque, hasta reconocieron no haberla leido – no fue tratada en las sesiones ordinarias y quedó a la espera de que el Poder Ejecutivo la envíe a las extraordinarias para finalmente sea convertida en ley. De esa manera, se reconocería un derecho natural y humano a las víctimas y sus familiares, dando por tierra el nefasto  abolicionismo que predican los discipulos de la abominable doctrina zaffaroniana, que en nombre de lo que ellos llaman “ garantismo ”, brindan todo tipo de protección y resguardo a los delincuentes – abogados defensores gratuitos, reduccion de pena, salidas transitoria aceleradas, entre otros desatinos -, dejando en la mayor y mas cruel indigencia defensiva a las víctimas y a sus familiares.

Quiera Dios iluminar a los señores senadores y que el resultado de esta lucha – que lleva muchos años – se revierta a favor  de los buenos y en contra de los malos, los eternos protegidos del siniestro doctor Eugenio Zaffaroni y sus intoxicados discipulos.

Alejo Uribe

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 30, 2016


 

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com