“Te lo regalo, no tengas frío” una iniciativa para copiar

Share
Diario Infoeme Olavarría
https://www.infoeme.com

En una época del año donde los abrigos son sumamente necesarios para los que más necesitan, Soledad, decidió colgar en un árbol ropa de abrigo para que la lleven. La iniciativa se viralizó en las redes sociales y llama a que la repliquen.

 

Con la llegada del frio, el abrigo resulta sumamente necesario para transitar esta época del año, pero no todos cuentan con lo básico. A raíz de una necesidad surge la iniciativa solidaria a la que Soledad llamó “Te lo regalo, no tengas frío”.

 

La propuesta que ofrece ropa de abrigo a quienes lo necesitan surgió hace poco más de un mes y Soledad (que a cotidiano realiza donaciones a instituciones de ayuda social) contó cómo surgió: “había visto que el año pasado en Turquía -durante la ola de frío- la gente envolvía un árbol con ropa de abrigo para aquellos que lo necesitaban”.

 

“Cuando comenzaron los días fríos recordé esa propuesta y decidí poner un abrigo en buen estado y una bufanda con la frase “te lo regalo, no tengas frio’”, contó la mujer sobre el inicio de la cadena solidaria que cada semana regala ropa de abrigo.

 

En cuanto a la respuesta aseguró que “no pasó ni una hora que lo colgué que se lo habían llevado” y al respecto dijo que “me alegra poder ayudar” aunque “a la vez me entristece la necesidad que hay”.

 

Una simple iniciativa que devuelve la fe en la humanidad

A través de la difusión de la propuesta en las redes sociales, Soledad invitó a que “se sumen a ayudar a quienes lo necesitan”, lo cual tuvo respuesta inmediata, ya que algunas personas le enviaron fotos de bolsas con ropa colgada de los árboles de sus casas.

La idea es que repliquen la iniciativa en sus casas y que cada uno desde su lugar pueda ayudar” anheló Soledad que finalmente expresó “es algo que doy de corazón para ayudar a quienes realmente la pasan mal”.

 


PrisioneroEnArgentina.com
Mayo 28, 2019

“…Dar…

Share

 

 Por JORGE LOBO ARAGÓN.

 

.

Todos estamos obligados a socorrer las deficiencias físicas, congénitas o adquiridas, de nuestros semejantes. Es un deber de solidaridad, exigido por la naturaleza. Lo sentimos en forma inexcusable con respecto a nuestros familiares, por más que a veces se conviertan en una carga y nos ocasionen esfuerzos, molestias, sacrificios más o menos onerosos.

Aun cuando no mantengamos responsabilidad sobre la suerte del otro, la religión nos impulsa hacia él, por el mero hecho de ser un prójimo, con el que nos une la caridad. En el uso corriente, la caridad suele confundirse con limosna. Al confundirla, se rebaja a protección humillante a la más excelsa de las virtudes. Es que la caridad es la que mejor expresa el señorío del hombre sobre el dolor y la suerte. Y, más allá del plano afectivo, en el de la estricta justicia, la recuperación de un semejante, hermano o impedido con alguna deficiencia es un objeto del bien común, cuya custodia se confía a los gobernantes y se encuentra amparada por garantías constitucionales.

La solidaridad con el “incapacitado”, por lo tan­to, no puede circunscribirse al concepto de la beneficencia, ni siquiera cuando lo incluya, pues está ligada al interés público y no es algo que se obtiene pidiendo sino algo que se tiene el derecho de reclamar. “Cuando el que recibe da, la idea de favor desaparece”.

.


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 14, 2018

Juntos x Itatí

Share

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 20, 2017


 

LAS VEGAS BLUES

Share

 

 

Las Vegas, la Disneylandia de los adultos, amaneció del terror con un puñado de historias que inspiran. Los supervivientes aún no han procesado lo que pasó ante sus ojos. Las imágenes y el sonido capturados por teléfonos celulares por los asistentes al concierto semejan los ruidos, los olores, las sensaciones de alguien parado en el medio de una zona de guerra. Una escenografía que -seguramente- será difícil de olvidar.

Para otros hay historias que agrandan sus corazones. Mientras los agentes del orden buscan los motivos que llevó a Stephen Paddock a cometer tan horrible acto, una joven mujer busca a su héroe anónimo personal. Aquel que la vio en el piso retorciéndose de dolor debido a una herida sangrante en tu tobillo que -según sus propias palabras- aparentaba la erupción de un volcán y que, sin dudar, la recogió en sus brazos, se montó a un taxi y la trasladó a un hospital, dejándola allí en buenas manos, para quizás retornar al lugar de la tragedia y continuar ofreciendo su ayuda. La joven ha agradecido públicamente a su salvador desconocido.

Dos adolescentes vieron como un hombre de unos treinta años recibía un proyectil en su rostro y otro en el hombro. Pese a esto, el dañado solo se preocupó por escudarlas con su cuerpo, resguardándolas de posibles impactos. Todo esto, sucediendo en el medio de un gran caos y el dinámico accionar policial que tardó menos de cuatro minutos en llegar a la habitación desde donde el agresor vomitaba disparos.

Mientras los que observamos desde lejos solo podemos saborear el amargo gusto de la maldad hecha persona, otros experimentan la solidaridad de la comunidad de esta ciudad de Nevada y -sobre todo- la de sus visitantes. Profesionales de la medicina abandonaron sus instantes de ocio para correr a sus puestos de trabajo para asistir a las víctimas del atentado, hombres de azul tratando de evitar más convulsión y sosegar el pánico, bomberos atentos a cualquier nueva emergencia y el hombre común -hombre en sentido de especie- arremangó sus brazos y puso sus pies en tierra caliente. Una mujer residente en Ohio -pese al ruego de su esposo para que abandonara el boulevard- volvió sobre sus pasos, porque no podía abandonarlo en su cruzada de socorrer heridos y proteger indefensos.

Se dice que el verdadero carácter del hombre o la mujer aparece en situaciones extremas. Las Vegas finalmente probó esta hipótesis.

 

 


Fabian Kussman

Orange County, Fl.

PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 3, 2017


 

VIOLENCIA. MI SOLIDARIDAD…

Share

JORGE BERNABE LOBO ARAGON.

Mi solidaridad con el periodista Nicolás Wiñaski. Se mata por matar; se ataca por dañar. Feliz es el que es asaltado sin agresión.

OPINIÓN:

Es necesario que los poderes que conforman el Estado propicien en conjunto el necesario análisis de la permanente violencia que se pone de manifiesto en hechos cotidianos, que tienen entre sus principales origen se debe tal vez a la situación socio- económica de muchos desocupados cuyas fuerzas morales están debilitadas o directamente no existen. La violencia actual por otra parte supera el promedio de irracionalidad que caracterizaron estos hechos en épocas pasadas. Anteriormente se perpetraba en casos psicopáticos puntuales o por reacción violenta del afectado. El robo como ejemplo, consistía simplemente en apoderarse de lo ajeno sin más trámite. Hoy estas acciones están vinculadas estrechamente a la agresión violenta sin motivo aparente y la mayoría de las veces totalmente injustificadas, luego de consumado el hecho.

wiznaki

Se mata por matar; se ataca por dañar. Feliz es el que es asaltado sin agresión. Por otra parte los delincuentes son cada vez más jóvenes. En la mayoría de los casos las drogas y el alcohol sirven de incentivo para cometer el delito. A nivel popular se ha tomado conciencia de no ofrecer resistencia al ladrón; no protestar; entregar todas las pertenencias; no mirarlo fijamente; tomando las prevenciones y cuidados que forma parte de la “nueva cultura” en cuanto al trato que hay que dispensar al delincuente. Sin embargo a pesar de ello los hechos que se suceden son cada vez más cruentos, feroces y sanguinarios. Fuerza Nicolás. Adelante con tus investigaciones y gran coraje. Estos hechos estoy seguro no lograran amedrentarte.

DR. JORGE B. LOBO ARAGÓN.