¿Está claro?

Share

 

 

 Escribe el T. Cnel. Aníbal Guevara

 

¿Está claro?

 

Casi al finalizar su reciente visita a Chile, en una entrevista con periodistas argentinos, y refiriéndose a las acusaciones contra el obispo Barros por encubrimiento de delitos sexuales de sacerdotes de ese país, el Papa dijo: “No existen pruebas, cuando me traigan alguna concreta entonces hablamos. No hay ninguna prueba, ¿está claro?”. Luego, ya de regreso en Roma, pidió disculpas, cambió la palabra “pruebas” por “evidencias” y ordenó una profunda investigación. Qué bueno hubiera sido que Francisco compartiera esto con los integrantes de la Justicia Federal argentina que lo visitaron en Roma y con todos los que forman parte de los estamentos jurídicos a los que somos sometidos los miembros de las Fuerzas Armadas, de seguridad, policiales y penitenciarias que participamos de las operaciones contra la subversión terrorista y los civiles que cumplieron funciones de gobierno durante los 70. Aquellos decidieron imponernos condenas, hasta de prisión perpetua, desconociendo la regla de oro jurídica que indica la necesidad de pruebas “más allá de toda duda razonable”, regla esta que tanto inquietó al fiscal De Luca, integrante de Justicia Legítima, cuando fuera expuesta en un artículo por el exembajador Emilio Cárdenas.

Cuando se condena sin pruebas o evidencias no se puede hablar sino de injusticia, inseguridad jurídica, ilegalidad y, en nuestros casos, venganza. ¿Está claro?

Tte. Cnel (R.) Aníbal Alberto Guevara

LE 8.604.944

 

 


Envío y colaboración: DRA. ANDREA PALOMAS ALARCÓN

PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 18, 2018


 

¿Ejemplo de qué?

Share

 

 

 Escribe el Tr. Cnel. Aníbal Guevara M.

¡Somos ejemplo de qué? ¿De convertir a la Justicia, particularmente la federal, en objeto de mayor falta de credibilidad y prestigio de su historia? ¿De que muchos de sus integrantes estuvieran descaradamente al servicio de lo “políticamente correcto” y “económicamente redituable” y hayan dictado sentencias de prisión perpetua sin pruebas concretas o indudables, en más del 90% de sus decisiones de los últimos 14 años, contra miembros de las FF.AA., de seguridad, policiales y penitenciarias, manteniendo sin avance las de corrupción, narcotráfico, enriquecimiento ilícito, entre otras? ¿De que el “honorable Congreso” se haya convertido en refugio, actual y futuro, de delincuentes seriales y de integrantes de organizaciones que allá por los 70 asolaban al país con sus acciones terroristas y hoy se esgrimen como reserva moral, negando automáticamente su parte de la verdad histórica? ¿Y que se haya mantenido en su seno, con importantísimos sueldos y rangos a Baltazar Garzón, quien había sido sancionado por la justicia de su país y destituido como juez?

Santiago Maldonado

Baltazar Garzón

Cristina y Néstor Kirchner

¿De aceptar válidos los fundamentos de grupos extremistas que pretenden convertir a territorios nacionales en zonas liberadas con leyes propias, desconociendo la Constitución y apoyados y financiados por organismos radicados en el exterior, al igual que hace 40 años? ¿De haber pasado más de 70 días hasta encontrar lamentablemente muerto a Maldonado en el río, sin poder entender cómo sus aparentes compañeros, viviendo a escasos metros del lugar, no lo vieron ni auxiliaron, ni tampoco permitieron que se entrara a revisar la zona? ¿De que hayan desaparecido miles de jovencitas y ciudadanos víctimas de asaltos seguidos de muerte de los que nadie se ocupa, en especial ninguno de los organismos que se instalaron desde los primeros días en Esquel (Pu Lof) en contacto directo y permanente con los que después dieron dudosos y direccionados testimonios y ahora reaparecieron en Mascardi? ¿De ignorar que hay más de 395 muertos en cautiverio sin haber sido juzgados o sin sentencia firme, por lo tanto legalmente inocentes habiendo pasado 6,7,8 y hasta 14 años en prisión preventiva? ¿De ser el único país que anula leyes dictadas por sus cámaras legislativas y oportunamente consideradas constitucionales por la CSJN?

¿Será esto de lo que debemos estar orgullosos, por el ejemplo que damos al mundo? ¡Eso decían la ex presidenta, su consorte y siguen repitiendo sus interesados seguidores!

Tte. Cnel. (R) Aníbal Guevara M.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 16, 2017



 

Testimonio de Soldado

Share

Llegó a nuestras manos este escrito sin fecha de la autoría de Carlos del Señor Hidalgo Garzón y que, por las dificultades en las comunicaciones dado a que el Hospital está en un área de máxima seguridad ignoramos cual es la situación actual del militar Aníbal Guevara. Sin embargo, al momento de esta nota, Guevara se encontraba en el Hosital Penitenciario Central de Ezeiza, en plena Huelga de Hambre por su honor y por aquellos desamparados que no tienen voz y mientras este soldado emprendía el camino para cruzar la barrera del Basta!, otros, como César Gerardo Santos del Corazón de Jesús Milani elevan el discurso político, inculpando al gobierno de Macri por todoas las desgracias vividas por los Prisioneros Políticos.

“Guevara mamó la doctrina del soldado y respondió el Norte de su moral, su erazón y sus sentimientos abrazando confiado el deber sagrado de para mandar hay que amar al subalterno…“, dice Hidalgo Garzón en su mensaje. Palabras que hubieran sido más profundas si hubieran salido de un General Nac & Pop, que lamentablemente prefirió la conveniencia de ser kirchnerista, a seguir luchando por sus hombres…

 

 

 


Carlos del Señor Hidalgo Garzón


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 24, 2017


 

QUÉ MÁS HACE FALTA…? – El texto completo del T. Cnel. Guevara y sus argumentos.

Share

 

 

 

Colaboración: Aníbal Guevara (h)

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 5, 2017


 

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com