IRREVERENTE CARTA DE UN SOLDADO A MAURICIO MACRI (Segunda parte)

Share

.

HOSPITAL PENITENCIARIO CENTRAL – EZEIZA CELDA 225 – …CONTINUACIÓN

Por GUSTAVO DE MARCHI

Mi Comandante Gaucho Macri y su Excelencia Sr Presidente de la Nación- POR FAVOR- importante fundamental resulta identificar a la PROPIA TROPA y a los que amparados en sotanas espurias , pecaminosas y apartados de su Sagrado Magisterio Espiritual- tan caro a toda la argentinidad que lo venera,  se ha prostituido, politizado con intromisiones insoportables en el manejo de nuestra independiente , justa y legítima soberanía, que nos costó millones de litros de sangre de nuestros ancestros héroes que conforman esta gloriosa Nación. Mi Comandante en Jefe de la FFAA de la Nación Argentina, así como me he permitido desprotocolizar, acriollar, mis afirmaciones sin apartarme del debido respeto a su elevada jerarquía y como también mencionara la capacitación y permanentes exámenes de índole profesional, cultural, sindéresis, moral, honor, dignidad, recato, estilo, gallardía, coraje, con limitación expresa a duración, reelección de cargos, etc.… es que ruego tenga a bien URGENTE, exigir para poder desempeñar funciones en el Estado Civiles y Militares (uniformados en general), de toda índole (educacional, sanitaria , científica, auditorías, físicas, morales…etc.), emular al mango otrora “ CENTRO DE INSTRUCCIÓN DEL EJÉRCITO del Gral. Don José de San Martin” en base a su derogado , (por el EMÉTICO EXECRABLE MARTÍN BALZA. Fáctico traidor a nuestras más nobles sagradas tradiciones castrenses, a su nefanda propuesta e impulso), en referencia al “CODIGO DE HONOR SANMARTINIANO” , debería formarse un “CAMPUS ESCOLÁSTICO PARA LA FUNCIÓN PÚBLICA EN GENERAL“ donde prevalezca y se seleccione por idoneidad, mérito, capacidad , conocimiento, honor ,dignidad, carácter, tenacidad y perseverancia y parafraseando a Ud. ¡Si se puede!…y utilizando todos los regimientos y escuelas de armas sitos en Campo de Mayo, que están desocupados en buenas condiciones, pues tales unidades de combate y de formación se encuentran en función en otros lugares de nuestro extenso territorio.

Allí se podría unificar la actual “Escuela de Función Pública”, la “Escuela para Defensa de la Nación “y todos los demás institutos de formación y perfección de excelencia con la prestigiosa Escuela de Guerra y su post grado “ofic. Estado Mayor Conjunto”, como también la afamada “Facultad Superior Técnica e Ingeniería del EA”, para el bien de la Patria y Gloria de la Nación, sumando a profesores de la Comisión Nacional de Energía Atómica creada por el Alte Ara (R)Oscar Quillahalt y el destacado Alte. ARA (R) Castro Madero que siguió sus pasos logrando fama mundial.

Pinochet

Mi comandante, nadie podrá dudar de mi franqueza y propósito, pues he sido duro y creo haber sido justo. El tiempo encarcelado en la Prov. de San Juan- luego castigado en la Prov. de Salta sin visita familiar por razones presupuestarias- No cobro haber de retiro, pues me retiré del servicio activo por voluntad- por diferencias irreconciliables con la Comandancia del EA, especialmente con Videla y sus adláteres que ofenden el Código de Honor de San Martín; luego y por fin en Bs. As, CPF1-HPC1- Ezeiza, a 89 km de mi ancestral arraigo, donde dos veces por semana recibo visitas de mi amada familia. Mi retiro recién lo logré según Boletín Militar de fecha 12 de agosto de 1977 y los años de servicio-solo quince-no alcanzaban-pese a los años dobles- por las múltiples especialidades adquiridas- guerra y conflictos de por medio- no alcanzaban para “haber de retiro”. Al año del mismo, voluntariamente me ofrecí para la eventual guerra con Chile, fui destinado a la precordillera patagónica al comando de una compañía de Infantería reforzada con la misión de instruirlos en calidad de francotiradores. Tenía 5 jefes de sección, 4 subtenientes del Liceo Militar General Espejo- Mendoza y un viejo Teniente de Artillería apellidado Lasuen. Los soldados eran veteranos de 23 años. Todos, me emociona decirlo, patriotas sin quejas ni flaquezas por lo inhóspito, el viento, calor y frío extremo, carencia de agua natural, alimentación, etc. pero férrea voluntad inquebrantable de luchar en defensa de nuestras 3 islas Picton, Nueva, Lennox- (Samoré mediante – perdidas-). Posteriormente y antes de Samoré propuse abatir a Pinochet por mis aptitudes como experto tirador, fui campeón Panamericano de fuego rápido con fusil de guerra con récord 100 sobre 100 en USA, FRANCOTIRADOR,, Paracaidista, Instructor de Monte y de Montaña , Supervivencia, infiltración detrás líneas enemigas, evasión campos de prisioneros, cazador/armador de trampas letales-caza bobos-en selva-jungla-espec.c/ofidios pero luego desgraciadamente rechazado mi ofrecimiento respecto al Gral. Pinochet , me trataron- ya desmovilizados todo el ejército, en el HMC-servicio psiquiatría donde una junta de 7 galenos, suscripta por el Sr. Jefe del servicio Tte.  Cnel. Sireause, luego de calificarme ITS (inepto todo servicio)- cuestión que guardé en secreto extremo- pasados mas de 6 meses de tratamiento- fui dado de alta medicado con diagnóstico…” Fatiga de combate, estrés severo que produjo hipertiroidismo, presuntamente por sus acciones en la guerra contra el terrorismo subversivo con personalidad impulsiva audaz. A los 4 meses de ello el Tte. Cnel. Médico psiquiatra- jefe del servicio se suicidó con su pistola 45, disparándose en su boca paladar superior. Jamás hice reclamo alguno y menos juicio al ejército y al estado pues para mi era como una traición. Fatiga si tenía, pero por la repugnancia y la incapacidad, indolencia y falta de coraje de quienes me comandaban en las más elevadas jerarquías. Fui taxista, distribuidor de elementos de aseo, me recibí de Martillero Público Nacional, cursé en la UBA abogacía, luego en la Facultad de la Policía Federal y finalmente ya preso en la Universidad Siglo XXI, no obtuve el título de abogado seguí como arquegeta diletante empírico del derecho en general y del penal en particular, que me apasiona, también soy Administrador de consorcios y especialista en Propiedad Horizontal.

Galtieri

El 2 de abril de 1982, me presento con uniforme al Estado Mayor del Ejército para combatir por Malvinas, siendo valorado, agradecido, pero no incorporado. También en el Estado Mayor Conjunto a cargo del Dr. Julio Martinez Vivot para saltar en paracaídas en las Georgias, con mi fusil de alta precisión y suma energía cinética balística de gran alcance, mas en mi calidad de Radio Aficionado Categoría Superior con equipo Yaesu FT101 poli voltaje, portátil/ móvil/  pequeño de alcance mundial, restablecer comunicaciones con la comandancia, colaborar con la tropa ARA, A ORDENES DEL Tte. de Fragata Astiz- hoy todavía preso- e intentar producir el mayor daño posible a los usurpadores británicos, lamentablemente con resultado negativo sin colaboración ni posibilidades de trasladarme desde el continente, ni siquiera como polizón. Poseo diplomas, agradecimientos, insignias, pero con el dipsómano Galtieri, enceguecido y con pésima prognosis y supino desconocimiento de la tradición imperial británica compiladora colonialista, todo fue un desastre, rescatando la valiente defensa de todos los que tuvieron el honor de participar en la GUERRA JAMÁS DECLARADA por ninguno de los beligerantes para recuperar nuestras islas y sus colindantes. Pero resalto la colosal perturbación armada  a la ilegítima/ ilegal, tan solo tenencia precaria por parte de los británicos y sus aliados la OTAN, USA y nuestro vecino Chile, que como lo afirmara luego de 30 años, el Cte. en jefe ingles: que si no hubiera sido por la ayuda chilena, no hubieran ganado; la para mi solo Batalla, pues la guerra continúa y nunca ni mencionar siquiera que descartaremos el uso de las armas para reintegrar lo nuestro; mas ahora luego del fallo de la ONU por el archipiélago descolonizado parcialmente por Inglaterra de MAURICIO y lo poco que todavía resta restituir de acuerdo a la sentencia firme de próximo obligado cumplimiento de parte de los británicos.

Mi comandante, olvidaba felicitarlo por la creación de este novedoso sistema de todos estos jóvenes que se han alistado en la prestigiosa Fuerza de Seguridad, la GENDARMERÍA NACIONAL, es todo un principio, un paso gigantesco para imponer respeto a la autoridad y apreciar la libertad y el libre albedrío con esfuerzo y sacrificio, quitando la falacia que el estado BoBo debe darles de comer.

Videla

Mi Comandante note Ud. que el Código Penal de la Nación, en su art. 79 …determina: …” al que matare a otro” …con convicción impepinable apodíctica los uniformados, sostengo y afirmo, que en cumplimiento del deber y /o su misión jamás matan a un ser humano, lo abaten… y no es un socolor eufemístico literario discursivo, ojo siempre pueden existir extraordinarias escasas excepciones también contempladas en el Código Penal. El uniformado, el que sea, lo arma la autoridad Nacional, Provincial o Municipal, es decir el brazo armado de nuestra Confederación Argentina, en ejercicio voluntario de haber elegido este riesgoso servicio de amor de protección a nuestros compatriotas desarmados y víctimas de la delincuencia, terrorismo, locos, ácratas fanáticos. psicópatas, violadores, usurpadores ladrones, drogados, dipsómanos, secuestradores etc. Valga para el soldado para con el enemigo. Algunos imbéciles periodistas por radio y por TV  manifiestan que USA asesinó al hijo de Bin Laden, es falso pues fue abatido en Afganistán en su calidad de jerarca de  Al-Qaeda heredada de su padre felizmente muerto.

Por otra parte, el “soldado no muere en combate” …Muere cuando sus mandos, camaradas, subalternos lo abandonan, no lo protegen, y peor aún lo traicionan o lo encarcelan si ha sobrevivido. ¡¡¡Esto es atroz injusticia!!! Maximizado cuando por la “doctrina de la Continuidad Jurídica del Estado”, este lo manda por decisión a combatir. Triunfa, da sangre por la PATRIA en acatamiento a leyes y códigos castrenses y en su cumplimiento de su natural cadena de comando y se lo mete preso preventivamente para luego con falaces testimonios imputativos de contexto  por dichos de terceros o comentarios, olores, pisadas, voces, debidamente adiestrados en las espurias escuelas de testigos los transforman en hábiles declarantes testimoniales bajo juramento de decir verdad…y en base a estas baladíes puerilidades se los condena cuando a fecha de los hechos eran solo cuadros subalternos sin capacidad de desobedecer  lo que era para ellos lo legal-lógico y correcto. (Doctrina error de prohibición, inimputable) y ya los que dieron las ordenes han muerto y la mayoría deshonrosamente, no asumen la absoluta responsabilidad que como jefe y por Código de Justicia Militar les cabe.

Jamás hemos perseguido comunistas, solo a los imbéciles comunistas que pretenden cambiar nuestro logrado con sangre, sistema de gobierno representativo, republicano y federal y del cual la gran mayoría de los argentinos bien nacidos están orgullosos. Invité a estos comunistas a seguir con sus acreditadas, fracasadas, delirantes falaces consignas a vivir en lo que queda en manos del comunismo: Corea del Norte, Cuba, Venezuela, disfruten de ello estólidos, cínicos, hipócritas.

No acatar, violar y/o permitir que otro poder lo haga es atroz “acto de fuerza”, el que sea, pasible ser catalogados como “Infames Traidores a la Patria”, penados a quienes lo firmen o consientan por el art. 29 CN en función del principal art. 36 CN y normado en el art.214 CPN.

Cometer una injusticia es peor que sufrirla.

La obra maestra de la justicia es parecer justo, sin serlo.

El Poder Judicial en especial el fuero federal, cuenta con un poder letal, que mal empleado, convierte en justo lo injusto, de acuerdo a los cambios políticos.

El Poder Judicial debe acatar la ley escrita, estricta, cierta y previa a los hechos, no interpretarla subjetivamente y menos usurpar potestades del Poder Legislativo.

El poder judicial no es la solución, sino el gran problema.

El Poder Judicial debe estar conformado con personas con sideresis, moral y coraje.

El jefe del poder Judicial y todos nosotros …ES LA LEY.

El honor prohíbe acciones y conductas que la ley tolera.

Existe un límite en que la tolerancia deja de ser virtud y se transforma en cobardía.

El que no lucha por sus derechos no tiene derecho a tenerlos.

Preferible vivir un día como un puma y no que treinta años como guanaco.

Baldosa floja, que si se me pisa no salpico agua ni barro sino sangre.

El que se atreve triunfa. En el riesgo está la ganancia el orgullo y el honor.

Quien lucha por el futuro, ya lo vive en el presente.

La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio.

El pudor de los hipócritas es la peluca de su calvicie moral.

El que no está dispuesto a perderlo todo, no está preparado para ganar nada.

Aceptar la injusticia no es una virtud, sino todo lo contrario.

Por último, mi Comandante, quiero ser parte del ataque a Venezuela, pues por las armas es la única forma de liberar al oprimido, el protervo Maduro sigue el camino de su jefe y maestro, los cubanos Castro. Festejo que se intente plasmar el TIAR y que la Argentina forme parte de las fuerzas conjuntas combinadas. Varios camaradas desean lo mismo. Por la razón o por la fuerza…

Con humildad y respeto. Saludo 1. “QUE VIVA LA PATRIA” Jesucristo y toda la Argentina y el mundo nos están mirando…

“Si necesita una mano… TENGO DOS”.

 

 

Gustavo Ramón De Marchi

Teniente 1ro del Ejército Argentino

Septiembre 21, 2019

 


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 21, 2019


 

La Corte Suprema Chilena dejó en libertad a varios condenados por delitos de “Lesa Humanidad”

Share

 

 

El fallo de la Corte Suprema chilena de liberar a un grupo de militares condenados por violaciones de los derechos humanos en el período del gobierno militar de Augusto Pinochet durante los años de 1973 hasta 1990, resucitó la polémica en Chile por las concesiones a procesados por crímenes de lesa humanidad.

La Corte Suprema concedió el martes la libertad condicional a cinco y ayer a otros dos ex agentes del régimen castrense tras acoger favorablemente sendos recursos de amparo interpuestos por sus abogados.

Augusto Pinochet y Salvador Allende

“Los amparados cumplen con los requisitos legales para acceder a la libertad condicional y no existe impedimento en la legislación internacional para denegar dicho derecho a los condenados por crímenes de lesa humanidad”, alegó el tribunal actuante.

Los favorecidos con el fallo son en su mayoría oficiales en retiro de las Fuerzas Armadas que cumplían sentencias por violaciones de los derechos humanos ocurridas durante los casi 17 años del mandato de Pinochet. Tras la sentencia judicial, los siete militares quedaron en condiciones de dejar el penal de Punta Peuco (ubicado al norte de Santiago de Chile) donde están recluidos y condenados los elementos que pertenecieron a la policía secreta de Pinochet.

Los liberados fueron el exoficial Manuel Antonio Pérez Santillán, quien había sido condenado por el crimen del químico Eugenio Berríos, ocurrido en 1991; y el suboficial retirado de Carabineros Gamaliel Soto, sentenciado a 10 años por el secuestro calificado del médico Eduardo González Galeno en 1974.
Además, recibieron el beneficio los antiguos suboficiales mayores Felipe González Astorga, Hernán Portillo Aranda y José Quintanilla Fernández, quienes habían sido encarcelados, con una condena de 5 años y un día de prisión. Fueron hallados culpables de la detención y tortura de Nizca Báez y la desaparición de su esposo, el estudiante universitario y militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) Alonso Lazo Rojas, hecho ocurrido en 1975. Fueron puestos en libertad también Emilio de la Mahotiere González y Moisés Retamal Bustos por haber cumplido al menos la mitad de la pena.

La resolución el máximo Tribunal de Justicia fue duramente criticada por organismos defensores de los derechos humanos. “Esta resolución, que es preocupante, es grave, está violando todos los principios y las jurisprudencias de los tribunales penales internacionales sobre beneficios carcelarios a genocidas o criminales de lesa humanidad”, señaló Carmen Hertz, abogada en casos de derechos humanos y diputada del Partido Comunista.

.

Lorena Pizarro

Carmen Hertz

.

En tanto, la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), Lorena Pizarro, estimó que la decisión pone a la Corte Suprema “al mismo nivel que estuvo durante los años de la dictadura cívico-militar”. La dirigente, que encabezó ayer una protesta en frente de los tribunales, dijo que la organización evalúa recurrir a instancias internacionales.

El dictamen judicial se produce a poco más de un mes de que se cumplan 45 años del golpe militar que derrocó al presidente socialista Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 2, 2018


 

EL hombre QUE NUNCA ESTUVO ALLÍ

Share

 

 

 

 Por Fabian Kussman.

 

“El apoyo que dio la junta militar chilena en aquel entonces al Reino Unido, sin duda fue importante, pero no influyó en el resultado final”. Indicó el General (R) Martín Balza en un reportaje realizado en setiembre del año 2004 a un medio chileno.

En febrero de 1993, el Teniente General Martín Antonio Balza, condecoró a Pinochet con la Orden de Mayo en el Grado de Gran Cruz, en Santiago de Chile, concediendo al trasandino la máxima distinción honorífica que dispensa el Ejército Argentino.

“Las Fuerzas Armadas, y entre ellas el ejército, del que tengo la responsabilidad de hablar, pensaron erróneamente que la sociedad no poseía los anticuerpos necesarios para enfrentar el flagelo [de la subversión violenta de izquierda] y con el respaldo de muchos, tomó poder. Las fuerzas armadas estaban mal preparadas para combatir el terrorismo urbano y recurrieron a métodos como la tortura y la ejecución extrajudicial que nunca pueden justificarse”. Sentenció Balza en más de una oportunidad.

Claro, al parecer Martín Balza es el hombre que nunca estuvo allí. Durante los violentos años 70s, el siempre desinformado militar estudió en la Escuela Superior de Guerra del Perú entre 1976 y 1977 y egresó como oficial de Estado Mayor.

Cuando estuvo de regreso fue jefe del Departamento Enseñanza de la Escuela de Artillería en 1978. Desde diciembre de 1979 fue jefe del Grupo de Artillería 3 hasta agosto de 1982. Seguramente en ese lapso fue cuando denunció a sus superiores y camaradas por los abusos que Balza señala. ¿No? Esa es otra historia.

En 1992 y hasta 1999 Martín Balza ocupó el cargo de Jefe del Estado Mayor General del Ejército. En ese ínterin -en febrero de 1993 más precisamente- de las manos de Balza se desprende la Orden de Mayo en el Grado de Gran Cruz que de derecha a izquierda cruzará el pecho de Augusto Pinochet. Est sucede aunque… como dijera Sídney Edwards (Durante el conflicto del Atlántico Sur, un oficial de la Real Fuerza Aérea) “Mi opinión, que fue compartida por mis jefes en el Ministerio de Defensa y por Margaret Thatcher, es que la ayuda que recibimos de Chile fue absolutamente crucial. Sin eso, habríamos perdido la guerra”.

Martín Balza

Sidney Edwards

Mi Guerra Secreta en Malvinas

En su libro (My Secret Falklans War) Edwards sugiere que era más fácil trabajar con el gobierno de Pinochet, ya que no había que lidiar con legisladores en el Congreso. Sobre todo, la colaboración del Jefe de Inteligencia de la Fuerza Aérea Chilena, el General Vicente Rodríguez y la utilización de bases en Punta Arenas e incluso la Isla de Pascua para hacer descender aviones pesados y por encima de ello, los regalos que la Dama de Hierro otorgaba como un avión Jumbo con seis Hawker Hunter por el precio simbólico de seis libras, una por cada avión.

Para el hombre que nunca estuvo allí, la ayuda chilena y las bajas argentinas podían obviarse y -una vez más- quedar bien parado.

 


Colaboración: Cnel. PEDRO LÓPEZ


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 3, 2018


 

ARGENTINA Y CHILE HERMANADAS

Share

 

 

 Escribe CLAUDIO KUSSMAN.

 

 

TRIBUTO A GUSTAVO MUÑOZ ALBORNOZ

El Penal de Punta Peuco en Chile, es un complejo penitenciario ubicado en la comuna de Til Til, perteneciente al área Metropolitana que fue inaugurado en 1995. Alberga como detenidos a militares y agentes del estado que, en los años 70 durante el gobierno de Augusto Pinochet, lucharon contra el terrorismo que asoló Latinoamérica.

Dicha prisión, se encuentra bajo la administración de Gendarmería de Chile y cuenta con piezas individuales en cuatro módulos —«Alfa», «Beta», «Gamma» y «Delta»—, cada uno con living, cocina y ducha. Cada habitación tiene una cama de 1 y 1/2 plazas y baño con inodoro. Los internos pueden hacer ingreso de electrodomésticos y equipos de radio y televisores. Allí como en Argentina, viven y mueren adultos mayores que en algún momento defendieron su Patria. NUEVA MAYORÍA, una coalición que agrupa partidos de izquierda creada en 2013 y organizaciones de “derechos humanos”, bregan permanentemente por el cierre de esta prisión.  Quieren a sus ocupantes durmiendo en el piso de cárceles donde se alojan a delincuentes jóvenes.

EL CORREDOR DE LA MUERTE

De allí salió en estado de enfermo terminal, GUSTAVO MUÑOZ ALBORNOZ Suboficial de Carabineros, sobre quien pesaba una ilegal y burlona condena de 10 años y un día de prisión. Luego de ser martirizado paseándolo por diferentes hospitales, fue llevado al Hospital DIPRECA (Dirección de Previsión de Carabineros de Chile) donde agonizó y murió, el primero del corriente mes encadenado a la cama que ocupaba. Como ocurre en estos casos de nada valieron las denuncias formuladas ante la CRUZ ROJA y el INSTITUTO NACIONAL DE DERECHOS HUMANO (INDH), por el inhumano encadenamiento de un moribundo. Estos organismos al igual que los políticos y la misma presidente MICHELLE BACHELET, hipócritamente fueron ciegos, sordos y mudos. En Chile la cifra de prisioneros adultos mayores que lucharon contra el terrorismo, fallecidos en cautiverio son 18, mientras que en Argentina ya contabilizamos 435. Tanta similitud en la iniquidad es lo que nos permite hoy afirmar más que nunca, que ambos países son hermanos.

 

EN MEMORIA DE GUSTAVO MUÑOZ ALBORNOZ, SUBOFICIAL (R) DE CARABINEROS DE CHILE, MARTIRIZADO HASTA SU MUERTE. YA ES LIBRE Y NINGUNA CADENA LO VOLVERÁ A SUJETAR. PAZ Y RESIGNACIÓN A SUS SERES QUERIDOS.

 

 

 


 


SIMILITUDES ARGENTINAS

http://www.ar.dev3.greymatter.one/la-muerte-y-los-derechos-humanos

http://www.ar.dev3.greymatter.one/en-la-colonia-penitenciaria

http://www.ar.dev3.greymatter.one/habeas-corpus

http://www.ar.dev3.greymatter.one/el-corredor-de-la-muerte

http://www.ar.dev3.greymatter.one/roberto-ramn-bustos

 


Claudio Kussman

Comisario Mayor (R)

Policía de la Provincia de Buenos Aires

Argentina

Marzo 02, 2018

 

 

 

“Busqué mi alma y mi alma no pude ver.

Busqué a mi Dios y mi Dios me eludió.

Busqué a mi hermano y encontré a los tres”.

Elisabeth Kübler-Ross (1926-2004)

 


Colaboración: ANDREA PALOMAS ALARCÓN.


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 2. 2018


 

El Estado de Derecho. Editorial del periódico La Nación

Share

 

 

 

El fallo de la Corte que aplicó el cómputo del dos por uno en un caso de lesa humanidad muestra el sano funcionamiento de la independencia de los poderes.

 

El reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia que aplicó el cómputo del dos por uno a condenados por delitos de lesa humanidad y que tanta polémica despierta nos mueve a reflexionar acerca de si como sociedad hemos asumido plenamente lo que significa aceptar el Estado de Derecho, esto es, la sujeción del hombre al imperio de la ley que debe regir la vida en comunidad.

Los delitos de lesa humanidad, en los que incurrieron ambos bandos en tiempos del enfrentamiento armado entre las fuerzas de seguridad y los terroristas revolucionarios, recogen desde siempre un merecido repudio. Hay también acuerdo respecto de la imprescriptibilidad de esos delitos, pero la unanimidad cede cuando se restringe ese carácter exclusivamente a los cometidos por la represión ilegal y se deja inexplicable e injustificadamente fuera a los cometidos por la guerrilla subversiva.

A propósito del fallo “Muiña” de nuestro máximo tribunal, que conocimos días atrás, merced al cual se le concede a un represor el beneficio del dos por uno en su condena por el delito de privación ilegal de la libertad y tormentos para con trabajadores del hospital Posadas, se ha afirmado en distintos ámbitos que los derechos humanos universalmente reconocidos están por encima de cualquier ley. Pero si realmente aspiramos a vivir en un Estado de Derecho no hay doctrina política, ni religiosa, ni filosófica, ni relato ni memoria que puedan justificar su elevación por sobre la ley.

A lo largo de la historia, el mundo occidental civilizado ha incorporado sabiamente principios inamovibles como la igualdad ante la ley, el derecho de defensa, el debido proceso y que nadie puede ser juzgado ni condenado por conductas no previstas en leyes anteriores al hecho, entre muchos otros. Las llamadas leyes humanitarias han suprimido la prisión por deudas y la tortura; han consagrado el principio de in dubio pro reo, o beneficio de la duda; el principio de la ley más benigna a favor del imputado siempre que ésta estuviese vigente al momento del hecho, y que las cárceles sean sanas y limpias “para seguridad y no para castigo de los detenidos en ellas”. En la misma línea están la reducción de la pena por buena conducta y la prisión domiciliaria para los mayores de 70 años. Se trata de conquistas que responden a piadosas tendencias humanitarias, precisamente a favor del hombre.

La sana división de poderes, con expresa prohibición de arrogarse otras funciones propias del Poder Judicial, y la obligación de los jueces de fallar según la ley, con independencia de toda doctrina o postura política por respetable que ella sea, constituyen garantías para el ciudadano. A la luz de estos principios fundamentales, la sociedad debe comprender que si se quiere vivir en un Estado de Derecho se deben respetar las leyes, nos gusten o no sus términos, pues no existe ninguna política capaz de situarse por encima de ese cuerpo legal. Si el fallo en cuestión se hubiese aplicado a un ex montonero, la situación sería exactamente la misma, pues nada tienen que ver en esto la militancia ni las argumentaciones ligadas a la defensa de los derechos humanos.

Precisamente por este motivo se representa a la Justicia con una venda en los ojos para simbolizar su imparcialidad: la ley es igual para todos. La aplicación de este principio es justamente lo que nos distinguirá de los criminales de toda laya y de la barbarie, tanto como de quienes pretenderían ampararse en la deleznable consigna “al enemigo, ni justicia” para exigir venganza antes que el cumplimiento de las leyes.

No puede menos que repudiarse la afirmación de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien, al cuestionar el fallo de la Corte Suprema, sostuvo que algo así no hubiese ocurrido durante su gestión gubernamental: otro vergonzoso sincericidio que confirma cuán lejos estaba de respetar la autonomía de los tres poderes que debe primar en una república, al aceptar que ella controlaba o aspiraba a digitar incluso al máximo tribunal de la Nación.

Que la sentencia no sea políticamente favorable al gobierno de Mauricio Macri, por un lado, y que desagrade a organismos defensores de los derechos humanos, por el otro, son una clara muestra de la independencia de la que ha hecho gala la Corte, con su dinámica de mayorías y minorías, al fallar de acuerdo con lo que entiende es la debida aplicación de la ley y las garantías procesales. Técnicamente el fallo resulta inobjetable, aun para sus detractores. Recordemos, además, que el régimen del dos por uno fue muy criticado y desde esta columna se pidió su derogación en 2000.

Recientemente, la Corte avaló el arresto domiciliario para un represor de 85 años y enfermo. Un fallo de características similares fue el de la Corte chilena que habilitó a Augusto Pinochet, de la misma edad, a terminar sus días en su hogar y no en prisión. En una auténtica república el respeto a la ley puede derivar en actos éticamente humanitarios, incluso para con aquellos que tan ferozmente la combatieron, pues sólo así se confirma su fortaleza y sus auténticos valores.

Desgraciadamente, continuando con una inercia de enfrentamiento que sólo nos aleja del futuro para anclarnos en el pasado, una parte de la ciudadanía parece haber olvidado que venimos de más de una década de denunciar la falta de independencia del Poder Judicial. Ya comienzan a oírse voces que anticipan apelar a mecanismos constitucionales que pongan freno a nuevos fallos, incluso al absurdo pedido de juicio político a los magistrados que conformaron el voto mayoritario. En el juego democrático, todo lo que acontezca dentro del marco institucional debe celebrarse. Hasta aquí, respetamos un ejemplo del sano funcionamiento de la independencia de los poderes tan largamente reclamada.

 

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/2021842-el-estado-de-derecho

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 9, 2017


 

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com