¿DONDE ESTÁN LOS VALIENTES?

Share

 

 

 

 Escribe Claudio Kussman.

 

 

NO PASA NADA

A los prisioneros no se le reconocen sus derechos constitucionales ni procesales y…no pasa nada.
Un prisionero por falta de atención médica muere en su celda, se llevan el cadáver sin labrar actuaciones legales y se registra como fallecido en el hospital y… no pasa nada.
Un prisionero muere en el mentiroso Hospital Penitenciario Central con una septicemia general, que descubre su hijo médico que llegó de visita y…no pasa nada.
Un prisionero con graves problemas de salud, muere en una “perrera” mientras es trasladado para ver a su madre en el día de su cumpleaños y…no pasa nada.
Un prisionero casi agonizante se lo obliga asistir a su juicio para lo cual se lo instala, próximo al estrado,  en una cama con máscara de oxígeno y…no pasa nada.
Un prisionero con grandes dolores por el cáncer que lo carcomía, es mantenido en prisión hasta casi el momento de su fallecimiento y…no pasa nada.
Un prisionero no es atendido por su afección cardíaca, hasta que muere apenas lo llevan a un hospital. Un militar hace la denuncia, el juez la “cajonea” y…no pasa nada.
Un prisionero con graves problemas de salud, sufre descompensaciones, hasta que llevado al hospital fallece presentando EPOC, diabetes, enfermedades cardíacas,  6 úlceras sangrantes y…no pasa nada.
Un prisionero con graves problemas de salud muere en una “perrera” cuando lo trasladaban en el día del cumpleaños de su madre y…no pasa nada.
Un prisionero con diabetes, es trasladado por la fuerza al mentiroso HPC donde estará peor atendido y obligado a caminar descalzo pese a las secuelas de su enfermedad en los pies, el resto de sus mudos camaradas  también prisioneros miran  y …no pasa nada.

Mentiroso Hospital Penitenciario Central Ezeiza
Frecuentemente los prisioneros llegan a juicio, si saber  que elementos de prueba lo involucran en un hecho,  pese a que la ley  establece que debe conocerlos apenas detenido y…no pasa nada.
Los jueces decretan prisiones preventivas que se extienden entre 5 y más de 10 años y…no pasa nada.
Los jueces que juzgan a los prisioneros a veces fueron terroristas, otras son militantes o destacados coimeros, otras acosadores sexuales o protegen proxenetas y…no pasa nada.
Los jueces nos condenan a como dé lugar, sin testigos, sin pruebas y solo por inferencias y…no pasa nada.
Los jueces niegan la prisión domiciliaria a prisioneros septuagenarios, octogenarios y nonagenarios, que lógicamente tienen problemas de salud  y…no pasa nada.
Jefes de los 70 falazmente declaran contra personal subalterno, hoy prisioneros, salvándose ellos de ser detenidos como si no fueran responsables  y…no pasa nada.

Los prisioneros no son vacunados en tiempo y forma contra la gripe y neumonía y…no pasa nada.
Los prisioneros no son escuchados por políticos, legisladores ni autoridades gubernamentales y…no pasa nada.
Lo prisioneros son trasladados en “perreras” desvencijadas y sucias por largas horas, siendo sometidos a temperaturas extremas y…no pasa nada.
Los prisioneros en traslados a larga distancia son obligados a orinar en botellas plásticas de lavandina, dentro de la “perrera” y…no pasa nada.
Los prisioneros pese a lo establecido por ley, son exhibidos como animales de circo y en los juicios sometidos al escarnio del populacho  con la anuencia de jueces, fiscales y defensores y…no pasa nada.
Los prisioneros muy enfermos son internados en el mentiroso HPC (Hospital Penitenciario Central) de donde ante una pequeña urgencia son trasladados  a los hospitales municipales de la zona y… no pasa nada.
Los prisioneros deben cuidar y ayudar a quienes están muy deteriorados y enfermos, bañándolos, armándoles la mesa cuando van a recibir visita, llevarle la comida cuando está postrado en la cama, o el pedido de cantina y…no pasa nada.
El prisionero debe donar ropa, calzado, elementos de higiene y vajilla, cuando traen de zonas lejanas un nuevo prisionero con lo puesto y…no pasa nada.
Las esposas de los prisioneros deben sobreponerse y sonreír, pese al cansancio de las visitas a sus esposos  y a la burocracia carcelaria y…no pasa nada.
Las esposas de los prisioneros que no pertenecen al ejército,  no pueden utilizar  los transportes habilitados   para las visitas por esa arma  y…no pasa nada.
Las distintas fuerzas desconocen a los prisioneros y…no pasa nada.
A los prisioneros en una requisa y traslado,  les roban parte de sus efectos personales, hacen la denuncia. El juzgado “cajonea” el hecho y…no pasa nada.
Cuando los prisioneros enfermos  son trasladados del penal donde se encuentran, o internados, el SPF (Servicio Penitenciario Federal)  o autoridad alguna, no se lo informa a la familia como es su obligación legal  y…no pasa nada.

 

 PRISIONEROS CON SU SILENCIO, CÓMPLICES  DE LOS ABUSOS Y MUERTES

La enumeración de abusos y muertes por parte del estado podría continuar, pero más allá de ello, gran parte del problema están en los mismos prisioneros. Estos aceptan mansamente cuanta ilegalidad se le ocurra al gobierno de turno aplicar o avalar, no respetando derecho legal y humano alguno del  prisionero y de su familia. Se ha formado un círculo vicioso en el cual aún la muerte ilegal puede ser llevada a cabo A LA VISTA DE TODOS, sin que absolutamente nadie pague ese atroz delito.
Por un lado existe el encubrimiento de los tres poderes gubernamentales y por otro el silencio de prisioneros y familiares. Los primeros evocan al asesinado con un minuto de silencio. Finalizados esos escasos 60 segundos,  se impone la preocupación de lo que se comerá y los partidos de futbol que se puedan ver ese día. De la persona con la que se compartió confidencias a través de meses o años en cautiverio, nunca más se volverá a hablar.  No existió. Es un desaparecido más.

 

FAMILIARES CON SU SILENCIO, CÓMPLICES  DE LOS ABUSOS Y MUERTES

Recibido el cuerpo del asesinado, sus seres queridos proceden a su sepelio y luego todo se diluye en la intimidad familiar. Mientras el prisionero evidenciaba el deterioro del estrés carcelario  y de la desatención médica, esto era consentido mansamente y lo peor es que si esa familia  protesta, lo hace en soledad. Porque entre uniformados el espíritu de cuerpo se ha degenerado y pervertido hasta su extinción, SI ES QUE ALGUNA VEZ EXISTIÓ.

EN SOLEDAD

La conclusión es que cada uno de nosotros así, está solo. Los casos de quienes están predispuestos a la lucha por la dignidad, sus derechos, la legalidad y el respeto para sí y su familia con el apoyo incondicional de la misma, son excepción, por lo que en soledad no es escuchado. En una palabra “los valientes” están muertos, aún antes de estarlo.

 

Claudio Kussman

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com

PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 29, 2017

 

 

“La excelencia moral es resultado del hábito. Nos volvemos justos realizando actos de justicia;

templados, realizando actos de templanza; valientes, realizando actos de valentía”.

Aristóteles (384 AC-322 AC)

 

 


Otro preso político asesinado ante la indolencia de la sociedad que ignora que dos mil personas y sus familiares son rehenes de un negociado inmenso. Dos mil personas y sus familiares son torturados para solaz de los terroristas vencidos, resentidos, perversos. Hugo José Delmé. Muerto en su celda.

CRIMEN POR INASISTENCIA DOLOSA


Diego Portillo teniendo una imputación por Tormentos, en los años 70, es detenido en el año 2010. Con prisión preventiva, en el año 2011 se le descubre cáncer de páncreas negándosele el arresto domiciliario.

 


Edgardo Mastandrea
Ayer finalmente la muerte tocó a la puerta de EDGARDO MASTRANDREA, el policía-prisionero  sin piernas.  Esta fue benigna con él. Murió digna y pacíficamente junto a sus seres queridos. Él, de siempre fue nada más que un honesto, digno y rebelde policía, que nunca se prestó a acto indigno alguno.


 

 

Espero que sepa disculpar que no lo trate de doctor ni tampoco de juez, ni su señoría, ni nada que se le parezca. Una de sus víctimas es justamente  Aldo Chiacchietta. Sobre él usted hipócritamente en el artículo  expresa: “Se trata de la muerte del represor de Junín, Aldo Chiacchietta, que falleció en la cárcel como producto de una enfermedad. Estos datos los doy para ilustrar lo que se puede llegar a afirmar cuando el objetivo es otro”. Señalo y reitero  su fariseísmo, ya que este hombre llegó  enfermo casi terminal a la prisión por mandato suyo.


Víctor David Becerra Araoz, fue citado a concurrir a la Fiscalía Federal de la ciudad de San Luís, provincia del mismo nombre, por la Agente Fiscal Federal, y se presentó voluntariamente y por sus propios medios el día 20 de septiembre del 2006 y por orden de la Fiscal Mónica Spagnuolo fue detenido -ya que el Juez Federal de la jurisdicción, Juan Esteban Maqueda, delegó sus facultades investigativas en esta fiscal. La citación tenía por finalidad proceder a indagarlo.


Comisario Inspector (R) Roberto Ramón Bustos
“Al llegar al primer piso del “Hospital” y bajar con la custodia del ascensor  nos encontramos de frente,  con  un Comisario Inspector (R) de nuestra policía, de apellido Bustos quien permanentemente se  quejaba de intensos dolores. En silla de ruedas lo llevaban para inyectarle calmantes. Impotente solo puede apretarle muy fuerte sus manos, deseándole lo mejor. No daré más detalles por respeto a su familia,  pero parte de mi  impotencia es por las condiciones con que “los jueces” hacen mérito y  mantienen detenidos a ancianos muy enfermos como Bustos”.

(Claudio Kussman, de VICISITUDES DE UN DIA COMO CUALQUIER OTRO)


VALDIVIEZO también denuncia que el domingo 05/08/2012 en el módulo 4 del Pabellón 4 de la prisión de Marcos Paz, el Comisario de la Policía Federal FÉLIX ALAIS  se descompone como consecuencia de sus problemas cardíacos, siendo llevado a lo que era el Hospital Penitenciario Centrál 2 de Marcos Paz,  el cual era y es nulo para estas emergencias. Todo con conocimiento pleno del Dr. penitenciario Walter Sosa, médico cardiólogo. Ya moribundo lo llevan al hospital municipal de Marcos Paz donde falleció. Este doctor 18 días antes le había negado a ALAIS, como en otras oportunidades anteriores, su internación en el Hospital Churruca, alegando que “estaba bien y que quería ir a ese nosocomio a  pasar unas vacaciones”.


Se conoció la triste noticia del deceso del Coronel Ernesto Luchini. Preso Político en la Unidad Penal 31 de Ezeiza, el señor Luchini presentaba varias enfermedades entre ellas EPOC, severos problemas cardíacos y diabetes, contraídos y desarrollados en su estadía en la cárcel. El miercoles pasado fue trasladado de urgencia al hospital donde se le detectaron seis úlceras sangrantes. Permaneció allí, hasta que hoy dejó de existir.

Fallecimiento de un Preso Político: Coronel Ernesto Luchini


El 27 de Septiembre del 2015, en horas de la mañana, falleció otro prisionero más. Ariel Porra, de 60 años de edad,  pertenecía al Ejercito Argentino. Estaba alojado en la cárcel de Marcos Paz, desde donde era trasladado con destino a la ciudad de Rosario, interín en el cual dejó de existir.
El citado Prisionero Político era trasladado en uno de los “vehículos” sobre los cuales ya hemos comentado en varias oportunidades en páginas de este sitio. Estos vehículos son comúnmente llamados “Perreras”. Era el cumpleaños de su madre.
Ariel Porra tenía una afección cardíaca, a pesar de lo cual continuaba encarcelado.


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 29, 2017


 

GROTESCO JUDICIAL NUEVE (Segunda Parte)

Share

 

 

 

 

CRÓNICA DE ABUSOS Y MUERTES

Acaso en un país que se dice democrático, es legal que se vulneren todos mis derechos como así el de muchos otros y que estos abusos lleguen  a constituir un plan de exterminio, que se lleva adelante casi a la vista y en forma impune?
Estos son algunos casos, hay muchos otros. Algunos fueron  denunciados y “cajoneados”, en otros los familiares prefirieron callar. A pesar de ello es muy  fácil de demostrar la criminalidad de los hechos y la complicidad, de miembros del poder judicial como así de otros poderes. Quizás algún día se lleve adelante una investigación seria y veraz. Documentemos cada hecho. Hasta ahora la respuesta solo ha sido el silencio y el ocultamiento.
http://www.ar.dev3.greymatter.one/en-la-colonia-penitenciaria
http://www.ar.dev3.greymatter.one/habeas-corpus
http://www.ar.dev3.greymatter.one/la-muerte-y-los-derechos-humanos
http://www.ar.dev3.greymatter.one/valdiviezo
http://www.ar.dev3.greymatter.one/roberto-ramn-bustos
http://www.ar.dev3.greymatter.one/el-corredor-de-la-muerte
https://prisioneroenargentina.com/index.php/2017/04/15/crimen-por-inasistencia-dolosa/

FUNCIONARIOS CON MALA CARA

Acaso para los funcionarios que se sienten molestos u ofenden por la insistencia de mis reclamos, es legal que:
1) Que me detuvieran por “inferencias”?
2) Que un fiscal militante como Abel Córdoba la publicitara 3 años antes de que esa detención se llevara a cabo?
3) Que estuviera por más de 24 horas en la inmunda y aberrante Unidad Penitenciara 28, con cucarachas y toda clase de insectos caminando sobre mi cuerpo?
4) Que fuera de recorrido personal de la PSA, como vulgares esbirros,  me pasearan esposado fuera de recorrido por el hall central del Aeroparque metropolitano?
5) Que me indagara recién a los dieciocho días de estar detenido la señora Susana Arrechea, empleada contratada por la Secretaria de DDHH?
6) Que esta señora como quedara documentado en otras diligencias, permanentemente cambie mis dichos u omita parte de los mismos?
7) Que hicieran desaparecer los vídeos de mis declaraciones por video conferencia del día 16 y 22 de diciembre de 2014, los cuales reiteradamente solicité desde el primer momento?
8) Que decretaran mi prisión preventiva a los cinco meses y un día de mi detención?
9) Que no me entreguen elementos existentes en la causa que podrían ayudarme a desvincularme de la misma, que llevo pidiendo desde hace treinta y un meses en innumerables oportunidades debidamente documentadas?
10) Que la doctora Noelia Matalone, secretaria del juez subrogante militante Alejo Ramos Padilla, descaradamente me haya mentido a través de comunicaciones telefónicas que yo le hiciera? Documentado mediante grabaciones de las mismas realizadas en triangulación con Orlando, Florida donde se registraron su contenido. En este sitio:
http://www.ar.dev3.greymatter.one/las-mentiras-de-la-justicia-argentina
11) Que estando en la cárcel con otros prisioneros tengamos que asistir a quienes excedidos en edad, o en condiciones de salud calamitosas llegan al lugar para morir poco después? (sin piernas, sin contención fisiológica alguna, etc.) Recuerdo lo vivido en el pabellón 19 de la U 31 y sé que muchos funcionarios, realmente son unos  cobardes asesinos.
12) Que estando en prisión tenga que evitar a diario que me aborden ciertos prisioneros que están dementes, a pesar de lo cual los tienen en ese lugar?
13) Que para ir a las videoconferencias a realizarse sobre las once horas a 2.000 metros de mi pabellón,me saquen a las cuatro de la madrugada y me regresen a las veintitrés horas, completamente agotado?

Susana Arrechea

Fiscal Militante Abél Córdoba

Juez subrogante Mirta Susana Filipuzzi

Rosas, año 1967

Rosas, año 2017

 

Comisario Insp. Ramón Bustos (F)

Comisario Félix Alais (F)

Comisario Inspector Víctor Becerra

 

14) Que para algún estudio médico solicitado durante nueve meses, me hicieran “viajar” 18 o 19 horas arriba de una “perrera” sometido a  temperaturas extremas?
15) Que los fiscales de la causa no se hayan apersonado para interrogarme como reiteradamente he solicitado? Que mejor oportunidad para obtener la verdad que tener un imputado que se preste a ser  interrogado, careado o lo que se quiera?
16) Que Atilio Rosas Segundo Jefe y Jefe de la Unidad Regional V esté libre por falta de mérito y yo oficial subalterno  de este inescrupuloso, esté preso? https://prisioneroenargentina.com/index.php/2017/05/12/alien/
17) Que se lo proteja y yo no pueda carearme con él?
18) Que luego de solicitar reiteradamente durante 27 meses una inspección ocular, se llevó a cabo la misma en forma deficiente e incompleta y  sin planos históricos ni filmación, que había solicitado meses antes?.
19) Que haya estado durante 72 días sin abogado defensor a fines del año 2015, mientras estaba prisionero en la Unidad Penal 31 de Ezeiza. Por separado expondremos grabación telefónica por triangulación con Orlando y el Juzgado Federal uno y la Defensoría Oficial, ambos  de Bahía Blanca.
20) Que no se cumpla con lo estatuido por la Ley 24.660, artículo 208 que obliga a los “jueces” a entrevistar “por lo menos semestralmente” a los prisioneros a su disposición? Ver encuesta que yo realizara, en: http://www.ar.dev3.greymatter.one/yo-denuncio
21) Que  estando en prisión domiciliaria, por casi dos meses, mi régimen de visitas, realmente excepcional y arbitrario, decía: “d) en cuanto al régimen de visitas, se limitará estrictamente a los familiares directos restringiendo su número a tres (3) personas en horas de la tarde, entre las 16.00 horas y las 20.00 horas dos veces por semana”. Yo permanecí aislado al no tener familiares directos en Argentina y mi esposa debía encontrarse con sus amigas en una estación de servicio, caso contrario, los miembros del poder judicial, podían interpretar que estaba quebrantando el régimen establecido. Buena gente no? Gracias juez subrogante  Mirta Susana Filipuzzi y  secretario Leandro Massari.

NO IMPORTAN LAS REPRESALIAS

No hay que callar. No importan las represalias que seguramente vendrán “in crescendo”, hay que apretar los dientes y seguir adelante. En definitiva, ya estamos muertos y arrastrando a nuestras esposas, personas ya mayores que nos deben asistir. La verdad y la difusión de lo que nos están  haciendo, será la gota que algún día horade la piedra.

 

Edgardo Mastandrea, piernas amputadas y graves dolencias cardíacas, murió siendo víctima del juez Rozanski

 

Aldo Chiacchieta murió en prisión, sin sentencia firme, solo asistido por sus compañeros de la unidad penal

Policía de Santa Fe, Diego Portillo en los últimos instantes de su vida

Coronel Hugo Delmé, falleció abandonado por el Servicio Penitenciario y su cuerpo médico, en su celda

 

“La gota horada la piedra, no por su fuerza, sino por su constancia”

Ovidio (43 AC-17 DC)

 


Claudio Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com

@PrisioneroA

https://www.facebook.com/free.claudio.kussman

Julio 10, 2017


 

Por indiferencia

Share

 

Cartas de lectores del diario La Nación.

 

Por indiferencia.

 

El 11 del actual fue llevado a una clínica privada, en la ambulancia de su obra social y con seis custodios, Lázaro Báez, de 60 años, por una arritmia. El jueves 13 murió en su celda de Campo de Mayo el coronel Delmé, de 82 años. Lo encontraron muerto sus propios compañeros, los mismos que le practicaron maniobras de reanimación, ya que la cárcel de Campo de Mayo, a la que los organismos de derechos humanos llaman cárcel VIP, no cuenta con médico. Una cárcel que aloja a militares mayores de 70 años no tiene médico. Delmé se pasó una semana diciendo que le dolía el brazo izquierdo y no lo llevaron al médico. ¿Alguien le puede explicar a la familia del coronel Delmé por qué la diferencia de asistencia médica entre Báez y un preso político como Delmé? ¿Eso no es abandono de persona? Además, se está violando la ley, ya que a Delmé le correspondía prisión domiciliaria por su edad. Y fue asesinado por la indiferencia de los derechos humanos.

 

Lucas José Alfaro

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 25, 2017


 

Carta de un Soldado a otro

Share

 

 

Hugo Jorge Delmé falleció en prisión, abandonado por el Estado. Sin embargo, su recuerdo seguirá presente no solo para sus familiares. El Coronel Pedro A. López, un héroe de Malvinas, un soldado a quienes nosotros -como sociedad- le fallamos y tratamos de olvidar, conoció y conoce el pensar de su superior y amigo. Muchas veces, estos lazos son difíciles de separar, creo, que, al llegar a esta posición, una gran dosis de admiración flota en el aire. Es por ello que el Coronel López nos ha acercado una carta fechada en 2013, para mantener viva la palabra y la opinión de quien se fue y a quien el gobierno dejó cruelmente ir.

 

Estimado amigo:

A pesar de encontrarme bien, extraño (parece una paradoja) mucho a Marcos Paz, especialmente por ustedes. Los momentos compartidos, me han hecho compartir nuestro encierro más pasajero. Encontré en usted un amigo verdadero, hombre de bien y militar con dignidad y honor, que no es poco, pues por lo que he visto hasta ahora, son contados con los dedos de la mano, los que poseen estas virtudes. 

Acá me encuentro bien y Forchetti más o menos ya que el día de ayer lo llevaron al Churruca por un problema en el corazón, aún no volvió. También extraño las partidas de Truco, donde nos divertíamos mucho.

Acá no tenemos comedor, yo me conseguí una mesa y comemos Forchetti y yo en mi habitación.

También tomé conocimiento que llegó al Pabellón el Coronel Bianchini, al cual le recomiendo porque es compañero mío de promoción y está muy golpeado animicamente. 

Estimado amigo, cuídese y sigan usted y Goenaga con la fuerza y voluntad que han demostrado. esto, aprecio, se está viniendo abajo y tenemos que ser fuertes para enfrentar todo lo que se venga. 

Mi querido amigo, le envío un fuerte abrazo esperando que nos encontremos en otra situación brindando por nuestra libertad.

Un abrazo grande,

Hugo J. Delmé

Coronel (R)

Preso Político

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 25, 2017