EL GENOCIDA VIRTUAL

Share

 

 

 Por el Capitán de Navío EUGENIO BAUTISTA VILARDO

 

Una nueva categoría de delito se agregará próximamente al código penal argentino: el genocidio virtual.                      

País bizarro el nuestro, con una justicia que no deja de sorprendernos. Casi al mismo tiempo que en el “Honorable Congreso de la Nación” juraban dos nuevos senadores investigados y hasta condenados por múltiples causas judiciales relacionadas con alta corrupción, el Tribunal Oral Federal 5 me dictaba sentencia a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad que no cometí y de cuya autoría no hay prueba alguna.

De las 800 presuntas víctimas y testigos que pasaron por el Tribunal durante los siete (¡!) años de audiencias y testimonios que se llevaron a cabo durante mi juicio, ninguna persona declaró conocerme.              

A través de documentación fehaciente que fue oportunamente presentada al Tribunal, quedó debidamente aclarado y demostrado 1) que nunca estuve en la ESMA ni destinado, ni en comisión (en el período en el que se me acusa estuve en el extranjero), 2) que no me desempeñé en ningún grupo de tareas ni participé en ninguna acción de combate, 3) que por mi jerarquía y función no tenía ningún poder de decisión y 4) que no figuraba en ningún organigrama que demostrara mi actuación en actividades de combate antisubversivo.

A pesar de las numerosas pruebas presentadas en mi defensa, después de once años de prisión preventiva, fui condenado a prisión perpetua por asesinar y torturar a cientos de personas con las que jamás tuve contacto, y por apropiarme de niños de cuya existencia jamás tuve conocimiento.                

He aquí pues la flamante figura del genocida virtual, una nueva especie de supervillano que puede secuestrar, torturar, asesinar, apropiarse de niños sin contacto humano ni poder de decisión, mediante algún superpoder extrasensorial o gestión telepática, o mediante el uso de magia negra, quién sabe, o algún rito de transposición de cuerpos que me resulta imposible conjeturar.

Lo más curioso de esta nueva figura es que desde su nacimiento es culpable AÚN CUANDO (ya ni siquiera “hasta que”) se demuestre su inocencia.               

Así es como en el interregno hasta mi condena (12 años de prisión preventiva, de los cuales seis transcurrieron sin juicio ni sentencia) me fueron negadas todas las garantías constitucionales en todas las instancias: desde la excarcelación hasta la posibilidad, en un momento dado, de ser atendido por mi propia obra social.

El doble estándar con el que actúa la justicia argentina en el tratamiento de los encausados y en la aplicación de sus sentencias me remite al concepto de “modernidad líquida” desarrollado por Zygmund Bauman, en el que individuos, acciones e instituciones son “flexibles” y pueden adaptarse al molde político o social que los contiene. Los valores sólidos (justicia, constitución, etc.) pueden ser ignorados y reemplazados por valores “líquidos” que se adaptan a la conveniencia de las autoridades o juristas de turno.                            

En esta justicia “líquida”, los jueces y fiscales fascioderechohumanistas imponen argumentos postmodernistas para torcer conceptos judiciales básicos del derecho penal argentino y el internacional, declarar la imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad (que no estaba contemplado en nuestros códigos) y poder llevar adelante una justicia paralela para satisfacer la sed de venganza de los peores actores que desquiciaron nuestra República.                            

Esta mezcla berreta de conceptos posmodernistas da como resultado lo que yo denominaría GROUCHOMARXISMO JUDICIAL; “si esta sentencia no te gusta, no te preocupes, tengo otras mejores”.                       

Así las cosas, la ” líquida justicia argentina”, instrumentó una perversa, aviesa y retorcida “PENA DE MUERTE” o mejor dicho un “PLAN DE EXTERMINIO”, lento y doloroso para la mayoría de los uniformados que fuimos seleccionados para montar el patético circo judicial al que estamos sometidos. Un verdadero bochorno que algún día saldrá a la luz, cuando alguien con convicción y valentía se anime a auditar la vergüenza que fueron los juicios de lesa humanidad, avalados por “políticas de estado” que no hacen sino cortar el hilo moral que establece la constitución.
Hoy cumplo 81 años y doce de genocida virtualprivado injustamente de mi libertad por un poder judicial acomodaticio y servil, que eterniza recursos y procesos para prolongar la tortura y satisfacer el miserable deseo de venganza de un grupo.                                   

He demostrado fehacientemente mi inocencia. He cumplido con cada uno de los pasos que requirió la justicia. A lo largo de todos estos años no se me ha otorgado ninguna garantía, ni siquiera la presunción de inocencia. Se prolongan indefinidamente los plazos de apelación y el tiempo se agota…

Es por eso que hoy, desde este cadalso de encarnizamiento jurídico al que me condenan, lanzo un desesperado grito de auxilio a los ciudadanos de la patria y denuncio un sistema judicial aberrante, maligno y vengativo que me condena a la muerte en vida.

EUGENIO BAUTISTA VILARDO

Preso político de Argentina

 


Envío y colaboración: DRA. ANDREA PALOMAS ALARCÓN


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 18, 2018


 

CRÓNICA DE UNA SENTENCIA ANUNCIADA

Share

 

 Escribe EUGENIO VILARDO.

(…)” Artículo 14 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas”.

“Todas las personas son iguales ante los tribunales y cortes de justicia. Toda persona tendrá derecho a ser oída públicamente y con las debidas garantías por un tribunal competente, independiente e imparcial, establecido por la ley, en la substanciación de cualquier acusación de carácter penal formulada contra ella o para la determinación de sus derechos u obligaciones de carácter civil .

“Mi deber es hablar, no quiero ser cómplice. Mis noches serían atormentadas por el espectro

del inocente que expía allí, en la tortura más horrible, un crimen que no cometió.”

                  Zola anuncia al principio la inocencia de Dreyfus.

ed Para aquellos que aún consideran que la Argentina es un estado de derecho en el que la justicia respeta la igualdad ante la ley y el derecho mundialmente reconocido a un juicio imparcial, quisiera compartir aquí algunos aspectos de mi triste experiencia.

Mi derrotero comenzó con una indagatoria( ante un funcionario judicial muy joven de baja jerarquía)  y mi inmediata detención el 17 noviembre de  2006 por la causa ESMA, siguió con 11 años de prisión preventiva y se saldó con una arbitraria sentencia a cadena perpetua que no tuvo en cuenta ninguno de los elementos probatorios de mi defensa. Mi delito: portación de uniforme.

El expediente que inicia mi triste destino, es el J 12,S 23, Nº 14217/03 (fiscalmente 26521) y es la historia de una sentencia anunciada.

Voy a citar aquí tres elementos que lo demuestran.

1) Un párrafo de mi auto de acusación

; … se trata de los elementos probatorios suficientes para producir probabilidad, aun no definitivos ni confrontados, pero que sirven para orientar el proceso hacia la acusación, vale decir hacia la base del juicio, y esa apreciación se materializa a las reglas de la sana critica racional que impone este auto de merito en contra de VILARDO”.

Además de un texto confuso (con tufillo a prearmado) ¿Cómo puede un elemento ser probatorio si no es definitivo ni ha sido confrontado? ¿Cómo puede un elemento no probado servir de base suficiente para acusar a una persona y mantenerla en prisión preventiva durante 11 años?

De las 800 declaraciones que surgen de los diferentes testigos que pasaron por las audiencias a lo largo de cinco años, no hubo uno sólo que me  conociera, que me haya visto en la ESMA ,o me acusara de delito alguno.

Al día de hoy , los elementos siguen sin estar probados ni confrontados

2) Cinco años antes de que se dictaran las condenas de primera instancia, mi nombre ya figuraba en el Museo de la memoria como “represor”. Es decir ya estaba condenado antes de la condena.

3) Once años de prisión preventiva, contrariamente a lo dispuesto en la ley 25.430, que establece que “la prisión preventiva no podrá ser superior a dos años sin que se haya dictado sentencia”.

La duración desmedida de la situación de excepción que es la prisión cautelar constituye un modo encubierto de castigo.(en mi caso avalada por la Corte Suprema de Justicia en una votación dividida en la que me negaron la excarcelación)

Es decir no permitieron la excarcelación  porque mi suerte de cadena perpetua  estaba echada el 17/11/2006

Vale la pena citar aquí el considerando 11 del Dr. Rosenkrantz en el reciente fallo referido a la prisión preventiva de Milagros Sala:

“Que, sin perjuicio de lo desarrollado precedentemente, esta Corte debe enfatizar que los jueces deben fundamentar la imposición de la prisión preventiva de modo claro, con expresas referencias a las constancias de la causa y no deberán basarse únicamente en las características personales del imputado o las del hecho atribuido”.

La justicia que no está al servicio de la verdad socava el fundamento mismo de la filosofía jurídica: el respeto al otro y la igualdad.

Considero que se ha cometido  un  exceso de condena y un encarnizamiento  jurídico contra  mi persona, y dada mi edad (80) años considero también que  una condena a perpetua por crímenes que no cometí y sin pruebas , es una condena a muerte encubierta.

ME HAN ROBADO MI VEJEZ

HAN CONDENADO A MUERTE A UN INOCENTE

Esta es la (in)justicia argentina.

 

EUGENIO VILARDO

Preso político



Envío y colaboración: Dra. ANDREA PALOMAS ALARCÓN



PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 14, 2018



 

ALEGATO FINAL

Share

 

 

Escribe Eugenio Bautista Vilardo.

 

 

 

Luego de once años privado de libertad sin sentencia, reitero lo que expresé en mis dos declaraciones indagatorias: nada tengo que ver con los hechos investigados.

No existe prueba alguna pese a los casi 800 testimonios y a la profusa documentación agregada, que permitan demostrar si quiera por inferencias lo que es indemostrable, esto es, que haya tenido alguna vinculación directa o indirecta con la ESMA.

Hasta en el documento elaborado por la fiscalía, ésta lo reconoce en la valoración de los elementos probatorios donde dice textualmente “aún no definitivos ni confrontados”,

En mis largos años de ejercicio profesional, nunca concurrí, ni estuve destinado en la ESMA.

Jamás me valí del trabajo de alguien que hubiera estado allí ni conocí a alguien que hubiera estado.

En síntesis, mi inocencia es indiscutible y así, nuevamente, pido se declare”

 

 

EUGENIO VILARDO

Capitán de Navío IM (RE)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 19, 2017


 

Ave, Macri… Los que Vamos a Morir te Saludan

Share

 

Por Eugenio Bautista Vilardo.

 

Las ceremonias que el presidente Macri presidió de la mano del presidente Obama de los EEUU y de Holland de la República Francesa, honrando a los desaparecidos; como preso político sin sentencia desde hace mas de 10 años y aceptada esta situación por la Corte Suprema, quien en fallo dividido me mantiene en esa condición, me ha llevado a una triste conclusión.

Que el presidente Macri no sabía que la mayoría de esos desaparecidos, pertenecían a bandas terroristas que cometieron actos brutales de terrorismo, como la bomba en la superintendencia de seguridad, donde murieron 22 personas y 66 mutiladas, o la subsecretaria de defensa donde murieron 14 personas y 30 heridos graves, hechos que ningún periodista ni funcionario menciona, o lo sabía y por razones políticas  miró para otro lado.

Con seguridad cuando vaya a visitar a esos países, no arrojará una ofrenda floral al Rio Sena en memoria de los terroristas que asesinaron a mansalva a los periodistas de Charlie Hebdo, o a los que cometieron cientos de asesinatos en el club Bataclan. como tampoco arrojaría al Potomac ofrendas por los que cometieron los atentados de las torres gemelas donde murieron 3000 personas.

Solo en la Argentina se honra al terrorismo.

Lamentablemente los más de 2000 presos que estamos siendo juzgados irregularmente, somos el batallón que se entrega en sacrificio, para salvar un ejército o, aplicado a nuestra realidad, sería el daño colateral, para que el estado argentino pueda mantener la gran mentira nacional del terrorismo de estado, para no caer en la vergüenza internacional; !como justificar ante el mundo tamaña estafa!

Si se cumpliera el esclarecimiento del “curro de los DDHH” y se auditaran los juicios en curso, todo el andamiaje jurídico institucional (organismos de DDHH, CIDDH, lugares de memoria, relato, indemnizaciones,  sentencias injustas ,etc.) se caería como un castillo de naipes.

Hoy, los terroristas de ayer que mataron a mansalva y que cobraron jugosas indemnizaciones, caminan a cuerpo gentil por el mundo, aparecen por televisión, son funcionarios jueces, diputados, periodistas, etc.

Para sostener esa triste irrealidad es menester mantenernos y en silencio, muchos, pero muuuchos años presos, aun sin condena, con la especulación miserable que, por una realidad biológica vayamos desapareciendo, y quizás después de largo tiempo, cuando a nadie le interese el curro de los DDHH. le reconozcan a nuestros deudos sus errores, y seremos amnistiados post mortem.

 

AVE MACRI, “MORITURI TE SALUTANT”

 

Eugenio Bautista Vilardo

Capitán de Navío IM (RE)

       Preso Político

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 8, 2017


 

Triste Cumpleaños

Share

Un preso político y las “pequeñas cosas” : Uno de mis nietos aún no pudo conocer a su abuelo…

 


Por Eugenio Bautista Vilordo.

 

 

[three_fourth padding=”0 30px 0 0″]

 

 

El 17/11 de 2016 se cumplieron, y aún   no salgo de mi asombro, 10 (diez) años  procesado sin condena y privado de mi libertad.

Para entender lo irregular de mi situación, tuve un corto periodo excarcelado después de haber cumplido tres años detenido sin condena, resolución  dictada por casación y firme por no haberse presentado la fiscalía en tiempo y forma.

No obstante mediante un recurso extraordinario presentado por el fiscal general, la Corte Suprema de Justicia en un dictado dividido revoco la excarcelación, y aquí me encuentro cumpliendo 10 años privado de mi libertad desconociendo el estado argentino,  principios básicos de la justicia universal.

Próximamente cumpliré 80 años, por operaciones en las dos caderas tengo cierta discapacidad. y ninguna posibilidad en influir en  el proceso en marcha.

Indudablemente la CSJ no leyó los autos de instrucción donde me imputan cientos de  asesinatos , secuestros robo de niños etc., con una redacción confusa, maliciosa y contradictoria, una verdadera zanata, que de haberla leído, se darían cuenta del bochorno judicial que avalaron.

Solo pido que lean mis dos alegatos donde con pruebas fehacientes demuestro mi inocencia.              

Me privaron de mis mejores años en el ocaso de mi vida, mi nieto más pequeño aun no pudo conocer a su abuelo.

En una charla a través de internet, ese pequeño de rulos oscuros, redondos ojos brillantes, y tonada caribeña, con la espontaneidad propio de un niño de su edad, me pregunto, si mi hijo era adulto,( es decir su padre).

En una situación normal, este episodio seria una anécdota cómica familiar, pero en realidad esconde el drama de mi familia, mis hijos tuvieron que emigrar, mis nietos nacieron en el extranjero y el nieto más pequeño  presa de una confusión total respecto de su abuelo virtual.

Me han privado de contarles los cuentos del abuelo, acariciar sus cabellos, velar su sueño y besar su frente ; el tiempo vital disponible es  breve, toda mi familia no podrá olvidar esta injusticia, lo que los hacen renegar de su condición de ciudadano argentino

Soy un paria civil y militar, la justicia no cumple con la constitución, el periodismo ignora nuestra situación y nos anatemiza a todos como genocidas, la Iglesia tibiamente promete pero no hace nada, le remití al Papa una carta explicando mi situación, (con la seguridad que fue recibida) , en la cual  le pedía una bendición, no solo no recibí nada ni de terceras personas, sino que se ocupa más de delincuentes reconocidos, que de un pobre viejo privado de su libertad, condenado a muerte en vida.

 

EUGENIO BAUTISTA VILARDO

  Capitán de Navío IM (RE)

           DNI 4 251 385

        Detenido político  

[/three_fourth]

[one_fourth_last padding=”0 0 0 30px”]

 

 

vil2

 

 

 

vil3

 

 

 

vil4

 

 

 

vil1

[/one_fourth_last]