LO MEJOR DEL REGRESO DE LANATA

Share

 

Volvió Jorge Lanata y su Periodismo Para Todos con su editorial sobre el panorama de incertidumbre en las listas de candidatos para las próximas elecciones presidenciales, el armado de causas y la situación de comedia de un posible retorno de Cristina Fernández de Kirchner a tomar las riendas como maestra titeretera de un país condenado al éxito.

 

El Regreso de Lanata
Editorial sobre el desconcierto electoral que invade a Argetina

 

Operacion Puf para el juez Bonadío y el fiscal Stornelli 

 

 

Tragicomedia, Argentina Tierra de Rencor y Venganza
Nuestro destino con Cristina como Juez Suprema

 


 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 27, 2019


 

Disiento

Share

 

DISIENTO

Siempre estuve de acuerdo con el periodista, personaje clave en las investigaciones de corrupción y en la búsqueda del derrotero del dinero K. Pero esta vez disiento con la comparación que realizara con la negativa de la evidencia de los K y los que denomina “milicos de la dictadura”.
Son circunstancias diferentes, caso diferente, objetivos diferentes, una comparación sin sentido común, a la que no le hallo ningún asidero.
Lamentable su error de concepto que no me atrevo a llamarlo ideológico, pero que resulta inexplicable en su persona, pues al expresarlo en su programa PPT, lo noté inconvicente y con intermitencias dudosas no muy comunes a su fuerte personalidad. Todos nos equivocamos y esa fue la explicación que encontré a su errada comparación.

Jorge Lanata con INFOBAE, sobre los cuadernos de las coimas: “Los K niegan lo evidente como los milicos en la dictadura”

Oscar Centeno, el ex chofer de Roberto Baratta que anotaba con lujo de detalles nombres, direcciones y montos de dinero, destapó un presunto esquema de corrupción por el cual decenas de ex funcionarios y empresarios de la obra pública ya rinden cuentas ante la Justicia.
En su editorial de este domingo en PPTJorge Lanata señaló que las revelaciones que analiza el juez Bonadio no parecen suficientes para el kirchnerismo, que todavía “niega lo evidente”. “Tenés el chofer, el cuaderno, los tipos que dicen que vieron la guita, los empresarios que se arrepienten, el ministro que confiesa. El otro que no sé qué. Y te dicen ‘es todo mentira, es para tapar la crisis económica'”, dijo Lanata.

Y completó: “Me quedé pensando si en algún momento de la Argentina el poder había sido así. Y me di cuenta de que sí. ¿Saben cuándo? En la dictadura. Los milicos eran así. Tenían campos de concentración y decían somos derechos y humanos. Hablaban del plan anti-Argentina. Decían que el país estaba bien y tomaban deuda como nunca antes. Los milicos tuvieron esta misma locura que hoy tienen los K”.

A continuación las 14 definiciones más salientes del periodista:

1-“¿Dónde están ahora los que negaban la existencia de los bolsos? No vi a nadie. ¿Dónde están los que decían que Boudou, Vandenbroele y Núñez Carmona no se conocían? Te acordás que había toda una discusión: ¿habrá una foto juntos? ¿no habrá? ¿los vieron? Una discusión imbécil. ¿Dónde están los que decían que Laura Muñoz estaba loca? Laura Muñoz, ahí la veías en el tape, ella salió en el primer programa que yo hice en Radio Mitre¿Dónde están los que decían que los bolsos de López eran un caso aislado? ¿O quiénes son capaces hoy de decir que De Vido es un preso político? Yo he escuchado eso, que De Vido es un preso político. Increíble“.
2-“Hoy incluso los cuadernos pasaron a la historia. Ya son viejos, porque ahora hay arrepentidos. Y realmente nadie sabe para qué lado va a salir esta causa. Porque el pacto de silencio se rompió”.
3-“Ceder a una extorsión siempre es gradual. Vos al comienzo decís: ‘Bueno, le voy a dar cinco’. Después decís: ‘Bueno, le voy a dar veinte… le voy a dar ochenta’. Y siempre termina mal.  Escuché en off a un montón de empresarios diciendo. Primero, ‘lo hicimos para ganar guita’. Después, cuando te empiezan a hablar, para justificarse, ‘lo hicimos para mantener las fuentes de trabajo’. ¿Cuál era el límite? ¿Hasta dónde hubieran llegado?”.
4- “Para no volverlo político desde el punto de vista de los nazis, pero si vos ves la cronología del Holocausto, no fue de golpe. No los metieron a todos en camiones y se los llevaron. Primero los sacaron de los empleos del Estado, después tal cosa, después tal otra. Después no los dejaban ir a tal lugar. Bueno, esto es gradual. La extorsión es gradual. Ceder a una extorsión también es gradual. Y siempre termina mal”.
5-“El empresario argentino es el rey de las licitaciones arregladas. Son gente que caza en el zoológico. Es fácil cazar en el zoológico. Le piden al Estado que les ponga el zoológico y después cazan en el zoológico. Y quieren fronteras cerradas, precios libres y si es posible algún subsidio. Esto se fue demostrando con todas las declaraciones que hubo esta semana”.
6-“Es la primera vez que esto pasa en la historia argentina, que hay empresarios presos. Siempre se vio el tema de las coimas como un tema unilateral, donde el problema era el político que se la llevaba y no el que le daba al político. Y el problema en verdad son los dos”.
7- “En estos días lo que está pasando también es que tratamos a los arrepentidos como inocentes. Y los arrepentidos están arrepentidos de algo. No es que sean inocentes. No es lo mismo un inocente que un arrepentido. Acá es como: “Bueno, me arrepentí, me voy a mi casa”. No es así. ¿De qué se arrepienten los que se arrepienten? De alguna cosa de la que son culpables”.
8- “El sistema de robo de obra pública que confesó Wagner, o sea, te repito, el tipo que los K ponen al frente de la Cámara de la Construcción, derrumbó el mito de ‘Néstor, corrupto. Cristina, Juana de Arco’, que también en un momento se sostuvo. ‘Néstor robaba, Cristina vino a poner orden’. Bueno no, robaban por igual”.
9- “Con una semana de justicia el país se dio vuelta como un cubilete. Yo creo que tenemos otra vez, es increíble a veces la mala suerte y a veces la buena suerte de Argentina. Yo creo que tenemos otra vez la oportunidad de hacer historia, con esto que está pasando”.
10- “Por un lado el peronismo tiene que decidir si está adentro o afuera de la banda de chorros. Y no tiene mucho tiempo para hacerlo. Todavía hoy no lo define. Los peronistas están directamente negando que esto exista”.
11- “En los 70 cuando robaban para la causa, lo llamaban ‘recuperar’. Se recuperaba para el pueblo. Cuando en los 70 mataban para la causa, lo llamaban ‘ajusticiar’, para ellos era hacer justicia matar a una persona desarmada. Entonces la pregunta es: ¿Quién recuperó los bolsos? ¿Quién ajustició a Nisman? Los viejos setentistas se rodearon de chicos brutos que los aplauden y repiten consignas vacías. Los que hoy siguen diciendo, por ejemplo, ‘Maldonado desapareció’. Cosa que ya ni siquiera vale la pena discutir. Hubo una autopsia. 52 peritos que pusieron los organismos dijeron que se ahogó, no le pegaron, no lo arrastraron. Siguen diciendo Maldonado desaparecido”.
12- “Nunca un sector tan importante del país vivió tan alejado de la realidad. Negando lo evidente. Tenés las cosas ahí y decís no están. Tenés el chofer, el cuaderno, los tipos que dicen que vieron la guita, los empresarios que se arrepienten, el ministro que confiesa. El otro que no sé qué. Y te dicen que es todo mentira. Es para tapar la crisis económica. Es muy enfermo que nos esté pasando eso”.
13- “Me quedé pensando si en algún momento de la Argentina el poder había sido así. Y me di cuenta de que sí. ¿Saben cuándo? En la dictadura. Los milicos eran así. Tenían campos de concentración y decían somos derechos y humanos. Hablaban del plan anti-Argentina. Decían el país está bien y tomaban deuda como nunca antes. Los milicos tuvieron esta misma locura que hoy tienen los K. Es increíble cómo al final de la historia terminaron pareciéndose. Los argentinos somos derechos y humanos, ¿se acuerdan? No hace falta que se pongan un uniforme para negar lo que pasan. Lo que hace falta es estar ciego. ¿En qué momento una dirigencia o un movimiento político negó tanto las cosas? Durante la dictadura. Los milicos negaron tanto las cosas. Pensemos en cuál fue el costo de esto”.
14- “Si a esta semana de justicia le siguen dos o tres semanas más no se va a poder volver atrás. Y es buenísimo que eso pase. ¿Qué puede pasar? Nadie lo sabe, porque nunca pasó. Nunca hubo cuatro semanas de justicia en la Argentina. Es peligroso, pero bienvenido sea”.

PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 13, 2018


 

MÁS ALLÁ DE LOS BOLSOS, DÓLARES y CUADERNOS EN ARGENTINA.

Share

 

 

 Por CLAUDIO KUSSMAN

 

 

HECHOS FORTUITOS O DECISIÓN POLÍTICA

Nadie ignora que Argentina se destaca como país de abundante y variada   corrupción a todo nivel, a la luz del día y sin gran pesadumbre por ello. Así, hemos llegado a aceptar que el poder legislativo sea un “aguantadero” de funcionarios que normalmente tendrían  que estar en la cárcel, en vez de  ser honorables legisladores. A tal extremo llegamos, que “pequeñeces” como canjear pasajes oficiales por dinero y embolsárselo como han hecho senadores y diputados a través de los años, no sea una defraudación prevista en el Código Penal, sino  una simple costumbre. En nuestro país  para luchar contra los hechos de corrupción aparte del periodismo que en muchos, no en todos, lo denuncia, existen numerosísimas oficinas gubernamentales y miles de empleados y especialistas con buen equipamiento, para hacerlo. Por nombrar algunos destinados y en capacidad están:

La OA, Oficina Anticorrupción, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

La UIF, Unidad de Información Financiera.

La AFI, Agencia Federal de Inteligencia.

La AFIP, Administración Federal de Ingresos Públicos.

La DAPA, Dirección de Asuntos Penales de la ANSES.

La DNIC, Dirección Nacional de Inteligencia Criminal.

La PIA, Procuraduría de Investigaciones Administrativas que  integra la Procuración General de la Nación.

La OFI, Oficina de Fortalecimiento Institucional (Pcia. Bs. Aires)

Otros…

El gran interrogante  que todo esto trae aparejado es, ¿qué funciones cumplen tantos organismos oficiales, con rimbombantes siglas y títulos que no atrapan una por sí mismos?  ¿acaso falta decisión política? Acá lo que se mueve no son flacos sobres con cifras promedio de 4.000 o 5.000 pesos (150 a 200 dólares) de coimas policiales, por los cuales la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires EUGENIA VIDAL es considerada  como la adalid de la lucha contra la corrupción. Acá son bolsos con 90 kilos de dólares para arriba y en esto me refiero al secuestro que se le hiciera a JOSÉ FRANCISCO LÓPEZ en el convento de General Rodríguez.

Además, el poder judicial y todas  las Divisiones de Investigaciones Especiales  de las fuerzas de seguridad y policiales en todo el país, suman más  efectivos y medios disponibles.   A pesar de ello, los destacables hechos de corrupción que salieron a la luz en los últimos tiempos, se debieron al accionar del periodista JORGE LANATA y a circunstancias fortuitas. El primero de los casos se dio en el año 2013 a través del programa “Periodismo para todos” cuando estalló lo que se dio en llamar: El camino del dinero K, con protagonistas como el pintoresco LEONARDO FARIÑA, LÁZARO BÁEZ y otros.

En los fortuitos, se debe destacar el que tomó estado público por la responsabilidad cívica del ciudadano JESÚS OMAR OJEDA, que, ante movimientos sospechosos, en una madrugada de junio de 2016 en la puerta del convento de las Monjas Orantes y Penitentes de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, en General Rodríguez, llamó a la Policía. Luego el personal actuante no se dejó tentar para que: “aquí no pasó nada” y surgió el caso de los “Bolsos del Convento”, con la detención de JOSÉ LÓPEZ y el secuestro de 9 millones de dólares (noventa kilos). Con el tiempo y casi en silencio, ese convento se cerró por la discreta acción del obispo AGUSTÍN  RADRIZZANI, pero esa es otra historia.

Ahora por el despecho de HILDA HOROVITZ ante el abandono y el maltrato de su exesposo sale a la luz, “El caso de los cuadernos”, que finalmente y por primera vez en la historia pega de lleno en el sabido accionar corrupto de gran parte del empresariado argentino. Estos, que a través de TODOS los gobiernos se enriquecieron e hicieron lo propio con centenas de  funcionarios, por el pago de jugosas coimas. En sí un hecho fortuito más, a pesar de que la legisladora ELISA CARRIÓ extrañamente atribuya a la Virgen, el hecho de que OSCAR CENTENO ex chofer de ROBETO BARATTA, mano derecha de JULIO DE VIDO, gran Rasputín de la “década ganada”, llenara cuadernos con el cronograma diario de la ilegal recaudación.

Hoy Argentina tiene dos caminos, seguir como hasta ahora y que la “justicia” sea “benigna” para el beneplácito y  buen pasar de  imputados y  jueces con sus respectivas familias, o actuar  por primera vez como un país serio.  Para ello y más allá de que más de uno “tenga un muerto en el placar”, se deberá ser duro e implacable. De esta forma, a futuro,  los poderosos evaluarán desde sus cargos y empresas si conviene o no conviene arriesgarse a perderlo todo, por enriquecerse de la noche a la mañana a través de un acto de corrupción más. Muy difícil elección, el  tiempo para decidir es breve y ahora tiene la palabra.

Claudio Kussman

Interno L.U.P 345.349

Servicio Penitenciario Federal

Agosto 06, 2018

 

“Si el vaso no está limpio, lo que en él derrames se corromperá”.

Horacio (65 AC-8 AC)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 6, 2018


 

Emilio Nani y Jorge Lanata. Opiniones sobre el pasado que nos condena

Share

 

Una vez más la valiente y dedicada doctora Andrea Palomas Alarcón no hace llegar un artículo del Teniente Coronel Emilio G. Nani, quien plantea discrepancias con el periodista Jorge Lanata y su nota Interrogantes y debates que nos atrapan en el pasado.  Posiciones diferentes sobre un pasado que, lamentablemente -y… ¿obviamente?- aún nos persigue.

 

 

Escribe EMILIO GUILLERMO NANI.

 

Una vez más, a Lanata lo traiciona la ideología, la misma ideología que le hizo fundar, junto con Ernesto Tiffenberg y Fernando Sokolowicz (cabecilla del Movimiento Judío por los DDHH) el diario Página 12, con dineros manchados con la sangre de argentinos, provistos por el terrorista del ERP/MTP, Enrique Haroldo Gorriarán Merlo, dos años antes del criminal ataque a los cuarteles de La Tablada.

Decir que “las fuerzas armadas se convirtieron en fuerzas de ocupación que reprimieron a la sociedad civil”, solamente puede caber en alguien que, indudablemente sigue comulgando con las organizaciones terroristas que asolaron nuestra Patria en las décadas del ’60, ’70 y ’80 y que tanta sangre de argentinos bien nacidos derramaron. 

Me encantaría que Lanata leyera estas líneas, las que procuraré hacerle llegar, para hacerlo reflexionar sobre su contumacia en mantener la división entre nosotros. Las FFAA no reprimieron a la “sociedad civil”.- Las FFAA combatieron contra un enemigo interno solventado por Cuba, Rusia, Francia, Holanda y Suecia, entre otros países.

Pero eso él lo sabe mejor que yo.- Por lo que la finalidad de sus expresiones, simplemente apuntan al odio y la revancha.

  

Emilio Guillermo Nani

Teniente Coronel (R)

Ayer, Veterano de Guerra

Hoy, Preso Político

 

 “Debe un pueblo sentir su honor vinculado a su Ejército, no por ser el instrumento con que puede castigar las ofensas que otra nación le infiera; éste es un honor externo, vano, hacia fuera.

Lo importante es que el pueblo advierta que el grado de perfección de su Ejército mide con pasmosa exactitud los quilates de la moralidad y vitalidad nacionales.

Raza que no se siente ante sí misma deshonrada por la incompetencia y desmoralización de su organismo guerrero, es que se halla profundamente enferma e incapaz de agarrarse al planeta.

(Ortega y Gasset)

 

Interrogantes y debates que nos atrapan en el pasado

Nuestra culpa social frente a los hechos es tanta que obedecemos a las víctimas a rajatabla.

 Por Jorge Lanata

Soy parte de un país que, a 202 años de su independencia, aún se pregunta “qué tipo de país queremos”. Todo, todo el tiempo, está bajo discusion en Argentina: si hay que ir obligatoriamente al trabajo, si dar exámenes es discriminatorio para los que no aprueban, si los buenos y los malos deben ganar lo mismo, si la industria o el campo, la tecnología o la manufactura, etc. ,etc.
A principios del siglo XX este era el país del mañana. Finalmente,hoy ni siquiera somos el país del presente. Nos seguimos preguntando como queremos ser. En esa crisis adolescente nos preguntamos también que hacer con los uniformados, que hacer con los delincuentes y que hacer con la justicia. Mientras tanto,claro, la realidad sucede con independencia de nuestros deseos.
Hay que agregar que todas estas discusiones tienen público, un público por cierto bastante snob que opina sobre fútbol sin haber pateado jamás una pelota. Como los críticos y los eunucos, todos opinan que hacer sin haberlo hecho jamás. Para empezar por el más delicado de los asuntos: las fuerzas armadas. Las posibilidades son dos:disolverlas o tomarlas en serio. Los países que optaron por el primer camino son veinticinco: algunas islas (Barbados, Dominica, Granada, Islandia, Kiribati, islas Marshall, isla Mauricio, Micronesia, Nauru, Palaos, islas Salomón, Samoa, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Tuvalu y Vanuatu) y microestados (Andorra, Liechtenstein, Mónaco, San Marino y Ciudad del Vaticano).
Lo que no se ve en ningún lugar del mundo son fuerzas armadas sin armas, dos aviones desvencijados y submarinos que se hunden. Es una obviedad recordar que ,hace cuarenta y dos años, las fuerzas armadas se convirtieron en fuerzas de ocupación que reprimieron a la sociedad civil y tomaron el gobierno en medio de una matanza. Los nietos secuestrados buscados por las Abuelas mantienen hasta hoy vigente esa tragedia. Pero hubo juicio a las juntas, justicia federal y juicios por la verdad y asimilar a las actuales fuerzas armadas a la dictadura es simplemente una estupidez. Una estupidez –quiero decir, enfermedad- bastante difundida en un sector social, el mismo que creyó verosímil que Macri había mandado a secuestrar y matar a Maldonado.

Es cierto: nadie destruyo más a las Fuerzas Armadas que los propios militares que las deshonraron. Pero no sería justo vivir otros cuarenta años pensando en aquellos cuarenta años. La lógica que combatió a las instituciones fue la lógica de las victimas, que se impuso sobre la ley. Nuestra culpa social frente a los hechos es tanta que obedecemos a las víctimas a rajatabla; les asiste la verdad por decret: el hermano de Maldonado es un experto perito forense, Hebe Bonafini es una experta constructora de viviendas y fundadora de universidades.
La ley existe para que eso, precisamente, no suceda. Podemos compartir y respetar el dolor de las víctimas, pero no debemos darles la autoridad de dictar políticas sobre sus propios casos. El caso Chocobar volvió a enfrentarnos a esa lógica: el pueblo baja el pulgar y en la arena del circo el esclavo debe morir. El estado existe justamente por ese motivo: pavimenta la selva y le pone semáforos. En esta pesadilla de que los buenos puedan matar a los malos ¿Sabremos siempre quiénes son los buenos?. ¿No se consideraron buenos, también, los militares o los terroristas del setenta? Ver a la muerte como una solución, en un país donde la muerte sucedió de sobra, es casi suicida. Chocobar es un pequeño ejemplo de un problema mayor: no vivimos a la Policía como parte de nuestra comunidad, sino como una mafia que puede robarnos o matarnos.
Y lo peor: es parcialmente cierto, con la complicidad de los políticos la Policia mantiene sus negocios en la droga, la prostitución, las zonas liberadas, etc. El trabajo de Maria Eugenia Vidal es un hito histórico en el área pero claro, faltan y faltarán muchos años para que la policía se normalice. Entretanto, los despreciamos pero –hipócritas al fin- los llamamos para pedir auxilio.
Lo opuesto a la “justicia dandy” de Zaffaroni no es un paredón, sino la ley. La ley aplicada desde su texto y no desde la parcialidad ideológica del juez. A los dandys nunca los mancha la sangre. Estén en Italia o en su casona de Flores, viendo correr a los efebos por el jardín. No debe existir una postura más elegante que el anarquismo pacifico de Spencer. Pero, como dicen que dijo Sartre en los sesenta cuando le mostraron como funcionaban los kibutz: “Lástima que tengan que hacerlo con personas” A doscientos dos años de nuestra independencia, acá nos ven, discutiendo el canibalismo. Deberíamos avanzar un poco

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 11, 2018


 

LA JUSTICIA EN ARGENTINA

Share

 

 

 

 Escribe Claudio Kussman.

 

 

YO, LA PEOR DE TODAS

El principal problema de la Argentina es la Justicia. En realidad, la ausencia de ella (Jorge Lanata 02/04/2016). Las encuestas  dan que el 78% de los argentinos desconfían de esta maltrecha dama, que  gracias al accionar corrupto o con ilimitada desidia o incapacidad  de gran parte de sus miembros, más se parece a una prostituta. Esas mismas  encuestas, arrojan que el 89% de la población sostiene que no es igualitaria y que solo favorece a los ricos y poderosos. Tan grave es el problema, que este desprestigio supera  al de la policía. Institución, a la que el poder político a destrozado a través de políticas de seguridad equivocadas y el ingreso irrestricto de efectivos, llevado a cabo por el irresponsable ex gobernador de la Provincia de Buenos Aires y casi presidente DANIEL SCIOLI.  Más allá de estos fríos porcentajes,   yo,  como otros muchos adultos mayores imputados por los mal llamados delitos de lesa humanidad, la sufro en carne propia y he podido palpar la vileza y desinterés por la función de sus miembros. Confeccionar una lista de la podredumbre vista y oída a lo largo de estos 3 años que llevo como cautivo, haría muy extensa esta nota. Solo me referiré a los arrestos domiciliarios, elementos que togados militantes, obsecuentes o inoperantes,  niegan ilegalmente con sanguinario placer a septuagenarios, octogenarios y nonagenarios, “ya que es política de estado”. Han causado  o acelerado no pocas muertes en prisión. Como están lejos y no ven, pareciera no tomar conciencia que, de administradores de la justicia pasaron a ser vulgares asesinos.

SIN PUDOR

Desde ya cuando entre manos tienen a enriquecidos corruptos o narcotraficantes, todo cambia. Ejemplos hay de todos los colores, solo mencionaré de las últimas horas a:   OMAR “CABALLO” SUÁREZ (espero que la “justicia” rectifique su arresto domiciliario), “el bien tratado judicial” sindicalista y ALAN FUNES el narco-asesino de Rosario, hijo de un conocido “pirata del asfalto”. A este último, un video lo muestra descargando una ametralladora con disparos al aire, a modo de  celebración por la llegada de nuevo año 2018.   Estaba con arresto domiciliario pese a su juventud,  gracias a un acuerdo entre la fiscalía y la defensa. Sus detenciones, los políticos hacen que se lleven a cabo con gran despliegue policial y los medios de difusión presentes.  Luego sin cámaras y algo de tiempo transcurrido, esas “bandas desbaratadas” vuelven a las calles, donde son dominantes.

Alan Funes, el narco-asesino de Rosario.

En lo personal estos miembros de uno de los poderes del estado no me merecen el más mínimo respeto, guardo mi compostura ante ellos solo por estar condicionado por la educación y las buenas costumbres.  ¿Realmente estos “funcionarios” que no son conscientes del daño que hacen a la nación, no sentirán un mínimo pudor ante sus seres queridos?

 

Claudio Kussman

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com

PrisioneroEnArgentina.com

Enero 04, 2018

 

“El pudor es un sólido que sólo se disuelve en alcohol o en dinero”.

Enrique Jardiel Poncela (1901-1952)

Share

 

Escribe Luis Bardín.

 

 ¿ASESOR DEL PAPA?

  

Fiel soldado de la izquierda

aprendió todas las mañas

de un populismo que hoy cuenta

con la venia Vaticana.

Ha demandado a Lanata

que le quiso demostrar

que el no hubo conseguido

a este pequeño salvar.

La cámara reflejó

una triste realidad

al poner al niño en cámara

y es que a muchos polaquitos

hizo víctimas famosas

de la noche a la mañana

Lo que hizo Don Lanata

es mostrar lo ineficiente

que es seguir regando plata

si agentes de retención

parece que se la guardan.

 

     Luis Bardín.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 28, 2017


 

¡Ni que hubieran hecho un casting de despiadados, che!

Share

 

 

 

 

 

Por Mauricio Ortín.

 

 

 

 

Uno más bravo que otro y cortados por la misma tijera. Nadie con tanto poder como los “tutores” de los derechos humanos para hacer de la vida un infierno. La  presunta acusación de la comisión de crimen de lesa humanidad formulada por un fiscal transforma al  desgraciado en un argentino de cuarta. Un maldito a expensas de  linchamiento judicial y mediático al que se puede condenar con el simple testimonio del guerrillero que hace cuarenta años intentó matarlo. Los juicios parten de la premisa de que todo aquel que participó de la lucha contra la subversión marxista en los años ’70,  cometió prima facie un delito de lesa humanidad. No es la forma en que se reprimió lo que se condena sino el hecho de haberlos reprimido. De allí que, para los fiscales y jueces cualquier acto de represión contra un combatiente del ERP o Montoneros, por nimio, brutal o justificado debe considerarse dentro del “plan sistemático de exterminio de la población civil”. Por lo contrario, el expreso “plan sistemático de exterminio de las fuerzas armadas y de la burguesía” ejecutado en parte por aquellos a quienes los jueces llaman “población civil”, no merece la atención de los “derechos humanos” ni de los Lorenzetti, Zaffaroni, Avruj, Garavano, Macri, Bergoglio o Lanata.

Hay que ver a los cazadores de brujas cuando querellan desde el Ministerio Público fiscal y desde la Secretaría de DD.HH. para tener una idea cabal de la sangre fría y determinación con que acosan a sus presas (Ah… si el viejo Roland Freisler estuviera para verlos). Inconmovibles e implacables llevan adelante, en nombre de los derechos humanos, una persecución feroz para impedir la “impunidad” biológica; la de esos ancianos que muriéndose antes del juicio pretenden privar a la sociedad del “humano” espectáculo de verlos pudrirse en una mazmorra. Pero los argentinos pueden dormir tranquilos; ahí están los titanes al pie del cañón exigiendo la prisión efectiva en cárcel o negando la domiciliaria a los temibles octogenarios. ¡Y minga de 2 x 1! A ver si se entiende: ¡Los derechos humanos no son para cualquiera! El rechazo unánime (con la excepción del marciano Olmedo) expedito y fulminante del congreso nacional al fallo “disparate” de la Corte así lo indica. Vaya uno a saber en qué estarían pensando los ministros Highton, Rosenkrantz y Rosatti para cometer la herejía de fallar contra la “política de Estado de derechos humanos” consensuada por los tres poderes ¿No saben, acaso, que gracias a ese calculado odio inyectado se han montado a lo largo y ancho del país, burocracias de DD.HH. que dan trabajo a miles de argentinos? El odio puede tener su lado bueno ¡Por qué no!

Respecto del  origen y diseño de la política de derechos humanos lo aconsejable es ir a las fuentes mismas: Roberto Cirilo Perdía, segundo comandante de Montoneros, en “Montoneros. El peronismo combatiente en primera persona”; p. 646/47, (obra maestra del cinismo), dice: “De todas maneras mi principal actividad en esos años estuvo concentrada en la cuestión de los Derechos Humanos (…) Más adelante lo haría como asesor de la propia Subsecretaría de Derechos Humanos (…) En el marco de estas políticas, en el año 95, se crearon las condiciones para la reapertura de los juicios con motivo de los crímenes cometidos durante la dictadura”. Todo bien pero no me cierra el que un violador serial de los derechos humanos como Roberto Perdía se constituya  nada menos que en un mentor de la “política de Estado” en derechos humanos. Y no sólo él, también otros. Por ejemplo, los ex terroristas Horacio Vertbisky, Rodolfo Matarollo y Luis Duhalde, por citar algunos entre tantos. El primero presidente del CELS, la principal ONG de derechos humanos del país, y los otros dos subsecretario y secretario de DD.HH. de la nación, respectivamente.
Pero no sólo la calidad de quienes fueron los padres de la criatura, hace ruido, también el que en nombre de los derechos humanos se violen esos derechos a personas de carne y hueso. Un hecho del pasado puede que ayude a resolver esta aparente contradicción: Isaac Nachman Steinberg quien desde diciembre de 1917 a marzo de 1918 ejerció el cargo de comisario del pueblo de Justicia en el gobierno soviético liderado por Vladímir Lenin, cuenta que en medio de un conflicto que tuvo con la Cheka (la policía del régimen montada para asesinar opositores) se suscitó el siguiente diálogo: “¿Para qué sirve un Comisariado del Pueblo para la Justicia? –preguntó Steinberg a Lenin–. ¡Que lo llamen Comisariado del Pueblo para el Exterminio Social y se entenderá la razón!”. “Excelente idea –respondió Lenin–. Es exactamente como yo lo veo. ¡Desgraciadamente, no se le puede llamar así!”

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 23, 2017


 

CLAUDIO AVRUJ ES UN CANTINFLERO –  SEGUNDA PARTE

Share

 

La entrevista que Jorge Lanata le relizó recientemente por Radio Mitre al Secretario de Derechos Humanos de la nación, Claudio Bernardo Avruj dejó todavía mucha tela para cortar.

 

 

Por Claudio Kussman.

 

 

EL VERSERO* JORGE LANATA Y LOS MILICOS.

Luego de escucharlo a CLAUDIO AVRUJ, Secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos en Radio Mitre en su amena conversación con el “versero” JORGE LANATA,
https://prisioneroenargentina.com/index.php/2017/06/30/lanata-avruj-las-malas-condiciones-en-los-casos-de-lesa-humanidad/
reitero que es un falaz cantinflero. Me tomé la libertad de referirme al entrevistador de esta forma, luego de que él reiteradamente calificara a quienes usamos uniforme, como “milicos”, término poco digno de un periodista, que debe respetar a quienes lo escuchan. También destaco que empleo este término, ya que reiteradamente le enviamos material demostrativo de los abusos para con quienes estamos en prisión imputados por los mal llamados delitos de lesa humanidad.  Incluyendo varios DVD remitidos el 22 de enero de 2017 , tanto a Lanata como a su productor.  ¿Los habrán extraviado?

 

¿SABRÁN QUE SON GOBIERNO?

Volviendo a Avruj, debo decir que mientras este señor burócrata  verborrea mi tiempo y por consiguiente mi vida,  transcurre y se escapa en ilegal prisión. Por función y misión  junto a muchos otros,  fui testigo “privilegiado” de numerosos  acontecimientos trágicos de nuestra historia reciente. Hoy lo soy de su hipocresía, cuando lo escucho culpar al anterior gobierno siendo ellos continuadores de su “política de DDHH”, desde hace más de un año y medio a la fecha como gobernantes. O acaso no se enteraron que lo son?

 

ESMA, ASADOS Y BAILE

Es hipócrita cuando veo que nunca visitó una cárcel con prisioneros adultos mayores imputados de los mal llamados delitos de lesa humanidad, pese a lo cual habla como si lo hubiera hecho. Que por el contrario frecuentemente está en la ex ESMA, exclusivo y  carísimo predio de diecisiete hectáreas lugar  de frecuentes asados y divertimento, de los empleados a su cargo,  con dinero sustraído de nuestros impuestos. Hipócrita, cuando haciendo apología del asesinato de hombres mujeres y niños,  lo escucho decir  en la entrevista,  que los terroristas de los 70 tuvieron “algunos hechos heroicos”. Hipócrita, cuando continúa expresando sobre la prisión domiciliaria a más de la edad, la condición necesaria de enfermo.  Hipócrita, cuando en vez de emplear la palabra, mentira, se refiere a cifras históricas y simbólicas la de los “30.000 desaparecidos”.

 

SIN LESA HUMANIDAD PARA LOS TERRORISTAS

Hipócrita, como los togados, al ignorar como delitos de lesa humanidad los crímenes de los terroristas, contra civiles inocentes, a pesar de lo establecido por la Convenciones de Ginebra de 1949, y el derecho interno argentino desde 1956.No entiendo cuando dice de dialogar y evitar la propagación del odio, si su actitud y su palabra sesgada, son las que justamente lo siembran.

 

“Basta con que un hombre odie a otro para que el odio vaya corriendo hasta la humanidad entera”.
Jean Paul Sartre (1905-1980)
Claudio Kussman
PrisioneroEnArgentina.com
Claudio@PrisioneroEnArgentina.com
@PrisioneroA
Julio 02, 2017

 

 

 

 

2012- Ministro de Justicia y Derechos Humanos, JULIO ALAK  Secretario de Derechos Humanos  MARTÍN FRESSNEDA.

 

 

2016 – Ministro de Justicia y Derechos Humanos, GERMAN GARABANO Secretario de Derechos Humanos CLAUDIO AVRUJ.

 

 

*VERSERO: En el glosario de argentinismos y mexicanismos, persona que habla sin conocimiento, cabulero, o mentiroso.

 

 

DOCUMENTACIÓN COMPLETA DE NOTA ANTERIOR, PERTENECIENTE AL MINISTERIO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS DE LA NACIÓN. LAS FALACIAS E INACCIÓN A LA VISTA YA QUE NADA SE HIZO.

 

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?
Reload Reload document
| Open Open in new tab

Download [2.14 MB]

Lanata-Avruj: Las malas condiciones en los casos de “lesa humanidad”

Share

En su programa de radio Mitre, Jorge Lanata dialogó con el Secretario de Derechos Humanos de la Nación Claudio Bernardo Avruj sobre las condiciones de las detenciones de ex uniformados en los mal llamados casos de lesa humanidad.

Colaboración: Dra. Andrea Palomas Alarcón.

 



PrisioneroEnArgentina.com

Junio 29, 2017



 

MARCOS CAMACHO (a) MARCOLA

Share

 

Con granadas y fusiles, al menos 30 delincuentes asaltaron la sede que la empresa Prosegur tiene en Ciudad del Este y se llevaron -según las primeras versiones- un botín de 40 millones de dólares.

 

 

 Escribe Claudio Kussman.

LA REALIDAD Y SABIDURÍA DE LA CALLE

Hoy los medios se hacen eco del cinematográfico robo llevado a cabo en Ciudad del Este, en el cual se percibe el  accionar del PCC – PRIMEIRO COMANDO DA CAPITAL. Es según un informe del Gobierno de Brasil de 2012,  la organización criminal más grande  de ese país con  13.000 miembros, de los cuales 6.000 se encontrarían en prisión.  LANATA por RADIO MITRE trató el tema. Lo que sigue es una importante entrevista a un veraz y culto delincuente, llamado MARCOS CAMACHO, más conocido por el sobrenombre de MARCOLA máximo dirigente de esa organización criminal.  Llevada a cabo por la red de noticias O GLOBO en Abril de 2012  las respuestas de Marcola nos aproximan a lo que ya es  la delincuencia “común” en América Latina. Lamentablemente debo decir que en mucho concuerdo con él, debido a la exacta descripción que hace sobre  nuestros DIRIGENTES GUBERNAMENTALES.

 

MIOPES E HIPÓCRITAS

Esos mismos a los que usted por más que mientan, vota una y otra vez con persistente vocación suicida. Entienda que CAMACHO es la máxima obra y producto de esos hipócritas burócratas. Su voz, es la  sabiduría y la realidad  de la calle, frente un conjunto de miopes discutiendo sobre el color de los vehículos policiales, el logotipo del político de turno para adornarlos y cuanta tontera se les pueda ocurrir. Planifican a donde van a ir a “timbrear”, mientras con ayuda de  “la justicia independiente”, les quitan armas, y demuelen día a día la vocación y el espíritu de los únicos que a pesar de ser seguros perdedores, enfrentarán a lo que ya está aquí.

 

“La hipocresía es el colmo de todas las maldades”.

Molière (1622-1673)

 

 

 

 


Claudio Kussman

claudio@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

@PrisioneroA

Abril 25, 2017


VERACIDAD TOTAL – VALE LA PENA LEERLO

O Globo: ¿Usted es del Primer Comando de la Capital (PCC)?

Marcola: Más que eso, soy una señal de estos tiempos. Yo era pobre e invisible. Ustedes nunca me miraron durante décadas y antiguamente era fácil resolver el problema de la miseria. El diagnóstico era obvio: migración rural, desnivel de renta, pocas villas miseria, discretas periferias; la solución nunca aparecía… ¿Qué hicieron? Nada ¿El Gobierno Federal alguna vez reservó algún presupuesto para nosotros? Nosotros sólo éramos noticia en los derrumbes de las favelas en las montañas o en la música romántica sobre “la belleza de esas montañas al amanecer”… Ahora somos ricos con la multinacional de la droga. Y ustedes se están muriendo de miedo. Nosotros somos el inicio tardío de vuestra conciencia social.

O Globo: Pero la solución sería…

Marcola: ¿Solución? No hay solución, hermano. La propia idea de “solución” ya es un error. ¿Vio el tamaño de las 560 favelas de Río? ¿Anduvo en helicóptero sobre la periferia de Sao Paulo? ¿Solución, cómo? Sólo la habría con muchos millones de dólares gastados organizadamente, con un gobernante de alto nivel, una inmensa voluntad política, crecimiento económico, revolución en la educación, urbanización general y todo tendría que ser bajo la batuta casi de una “tiranía esclarecida” que saltase por sobre la parálisis burocrática secular, que pasase por encima del Legislativo cómplice. Y del Judicial que impide puniciones. Tendría que haber una reforma radical del proceso penal del país, tendría que haber comunicaciones e inteligencia entre policías municipales, provinciales y federales (nosotros hacemos hasta “conference calls” entre presidiarios…) Y todo eso costaría billones de dólares e implicaría un cambio psico-social profundo en la estructura política del país. O sea: es imposible. No hay solución.

O Globo: ¿Usted no tiene miedo de morir?

Marcola: Ustedes son los que tienen miedo de morir, yo no. Mejor dicho, aquí en la cárcel ustedes no pueden entrar y matarme, pero yo puedo desde aquí mandar matarlos a ustedes allí afuera. Nosotros somos hombres-bombas. En las villas miseria hay cien mil hombres-bombas.

Estamos en el centro de lo insoluble mismo. Ustedes en el bien y el mal y, en medio, la frontera de la muerte, la única frontera. Ya somos una nueva “especie”, ya somos otros bichos, diferentes a ustedes. La muerte para ustedes es un drama cristiano en una cama, por un ataque al corazón. La muerte para nosotros es la comida diaria, tirados en una fosa común  ¿Ustedes, intelectuales, no hablan de lucha de clases, de ser marginal, de ser héroe? Entonces ¡llegamos nosotros! ¡Ja, ja, ja…! Yo leo mucho; leí 3.000 libros y leo a Dante, pero mis soldados son extrañas anomalías del desarrollo torcido de este país. No hay más proletarios, o infelices, o explotados. Hay una tercera cosa creciendo allí afuera, cultivada en el barro, educándose en el más absoluto analfabetismo, diplomándose en las cárceles, como un monstruo Alien escondido en los rincones de la ciudad. Ya surgió un nuevo lenguaje. Es otra lengua. Está delante de una especie de post-miseria. La post-miseria genera una nueva cultura asesina, ayudada por la tecnología, satélites, celulares, Internet, armas modernas. Es la mierda con chips, con megabytes.

O Globo: ¿Qué cambió en las periferias?

Marcola: Dinero. Nosotros ahora tenemos. ¿Usted cree que quien tiene 40 millones de dólares como Beira Mar no manda? Con 40 millones de dólares la prisión es un hotel, un escritorio… ¿Qué policía va a quemar esa mina de oro? ¿Entiende? Nosotros somos una empresa moderna, rica. Si el funcionario vacila, es despedido y “colocado en el microondas”. Ustedes son el estado quebrado, dominado por incompetentes. Nosotros tenemos métodos ágiles de gestión. Ustedes son lentos, burocráticos. Nosotros luchamos en terreno propio. Ustedes, en tierra extraña. Nosotros no tememos a la muerte. Ustedes mueren de miedo. Nosotros estamos bien armados. Ustedes tienen calibre 38. Nosotros estamos en el ataque. Ustedes en la defensa. Ustedes tienen la manía del humanismo. Nosotros somos crueles, sin piedad. Ustedes nos transformaron en “súper stars” del crimen. Nosotros los tenemos de payasos. Nosotros somos ayudados por la población de las villas miseria, por miedo o por amor. Ustedes son odiados. Ustedes son regionales, provincianos. Nuestras armas y productos vienen de afuera, somos “globales”. Nosotros no nos olvidamos de ustedes, son nuestros “clientes”. Ustedes nos olvidan cuando pasa el susto de la violencia que provocamos.

O Globo: ¿Pero qué debemos hacer?

Marcola: Les voy a dar una idea, aunque sea en contra de mí. ¡Agarren a “los barones del polvo” (cocaína)! Hay diputados, senadores, empresarios, hay ex presidentes en medio de la cocaína y de las armas. ¿Pero quién va a hacer eso? ¿El ejército? ¿Con qué plata? No tienen dinero ni para la comida de los reclutas. Estoy leyendo “Sobre la guerra”, de Clausewitz. No hay perspectiva de éxito. Nosotros somos hormigas devoradoras, escondidas en los rincones. Tenemos hasta misiles anti-tanque. Si embroman, van a salir unos Stinger. Para acabar con nosotros… solamente con una bomba atómica en las villas miseria. ¿Ya pensó, Ipanema radiactiva?

O Globo: Pero… ¿No habrá una solución?

Marcola: Ustedes sólo pueden tener algún éxito si desisten de defender la “normalidad”. No hay más normalidad. Ustedes necesitan hacer una autocrítica de su propia incompetencia. Pero siendo francos, en serio, en lo moral. Estamos todos en el centro de lo insoluble. Sólo que nosotros vivimos de él y ustedes no tienen salida. Sólo la mierda. Y nosotros ya trabajamos dentro de ella. Entiéndame, hermano, no hay solución. ¿Saben por qué? Porque ustedes no entienden la extensión del problema. Como escribió el divino Dante: “Pierdan todas las esperanzas. Estamos todos en el infierno”. Los argentinos ya están dentro de este mismo sistema. Nuestro mayor logro, que ahora es aplicado por ellos, fue el garantismo jurídico, el progresismo y la corrupción política y policial. Ellos pronto estarán peor que nosotros, porque tienen la guerrilla ya instalada, que apoya cualquier tipo de caos. Y en Venezuela, tenemos a nuestro mejor discípulo, Hugo Chávez, en solo 10 años destruyo un país emergente, con mucho potencial de súper desarrollo, cosa que a nuestro padre Fidel le costó mucho más tiempo, Chávez es más importante porque está en el poder colocado por el soberano pueblo marginal analfabeto, ayudado por las propias fuerzas armadas, ahora en manos de una gran cantidad de changaras infiltrados durante muchos años en su seno, con protección pagada a Cuba y con permiso del mismo imperio para desplazarse libremente por el mundo sembrando su veneno en otros países que también se han descuidado y se preocupan por otras cosas sin importancia y NO QUIEREN ver lo que está haciendo el ANTICRISTO DEL SIGLO XXI. Analice usted quien subvenciona, quien paga a Chávez, los únicos dólares que recibe, los recibe del imperio, más nadie le paga el petróleo y el los maldice todos los días. Muchas gracias por la entrevista y lo único que me queda por decirles es: JODANSE, LLOREN COMO MUJERES, LO QUE NO SUPIERON DEFENDER COMO HOMBRES.

 

 

30.000 DESAPARECIDOS. LA MENTIRA ERIGIDA EN LEY

Share

 

 Escribe Mauricio Ortín.

 

El Senado bonaerense transformó en ley la iniciativa kirchnerista originada en diputados que deja establecido como inamovible que el número de los desaparecidos en el gobierno de facto, iniciado el 24 de marzo de 1976, es de 30.000. Al parecer los legisladores que aprobaron la ley creen que las mayorías simple que obtuvieron en las votaciones respectivas poseen el poder suficiente para cambiar la realidad. A su vez, el informe del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, sostiene que el número de desaparecidos durante la última dictadura fue de 6.348 (662 casos ocurrieron durante el gobierno de Isabel Perón), Luego, la diferencia entre la cifra de la legislatura, que ya es ley provincial, y la oficial del Ministerio de la Nación es casi de un 80% ¿Acaso se trata de un error? Para nada. Treinta y cinco años de gobiernos constitucionales fueron más que suficientes para que familiares o allegados de personas desaparecidas hayan denunciado esa situación en los organismos correspondientes estatales y no estatales. Que son 30.000 no es un error sino una burda y cochina mentira. Mentira que Bonafini y Carlotto esgrimen con cinismo impune contra la montaña de evidencias que la refutan y mentira con la que los legisladores bonaerenses envilecen la política. No existe un solo fundamento en los considerandos de la ley que avale la cifra de 30.000. Apenas y como si se tratara de una gran verdad una cita, que a los efectos nada agrega, de la carta abierta del terrorista-homicida Rodolfo Walsh. Si Buenos Aires fuera provincia de verdad y no de mentira y si este país no fuera bananero, la sola presentación del mendaz y evidente proyecto de ley hubiera desencadenado sobre su autor, el legislador kirchnerista Darío Díaz Pérez, el correspondiente juicio político y destitución. Como es obvio sucedió lo contario. Ni el sindicalista opositor Baradel, ni el ministro de Educación, Esteban Bullrich, ni los becarios del CONICET, ni obispo alguno de la Conferencia Episcopal Argentina, ni Carrió, Lanata, Leuco o Nelson Castro se pronunciaron en contra de semejante atentado a la verdad. Son COM-PLI-CES. Tampoco, la gobernadora Vidal acusó recibo. Ahora tiene la obligación de vetar la patraña convertida en ley so pena de convertirse en encubridora del delito de envenenar a los niños vía los textos escolares. De no suceder tal cosa estamos en el horno. La posibilidad de que, de oficio, algún fiscal se ocupe de denunciar a los legisladores ante la justicia es más que remota si tenemos en cuenta que la gran mayoría de ellos repite la mentira de los 30.000 en los juicios de lesa humanidad.

Usar el poder del Estado, aventando el odio hacia al colectivo de las FF.AA. instalando, por ley, 24.000 crímenes que jamás sucedieron bien podría encuadrarse tranquilamente en la figura de crimen de lesa humanidad. El cual no prescribe y por él que, si llegamos a recuperar al país de la decadencia en que está sumido, los corruptos y los pusilánimes tendrán que rendir cuentas de su traición.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 26, 2017