Share

El rey de España Juan Carlos I ha guiado a su país a través de una evolución política inusual: elegido por Francisco Franco para sucederlo, el nuevo monarca se movió rápidamente para restaurar España a un gobierno constitucional democrático a fines de la década de 1970.


Chumbando los perros a Lady Di

1987

Es bien conocida la afición de Juan Carlos Primero por la caza mayor. Durante la estancia del príncipe Carlos y Lady Di en Marivent, en el verano de 1987, el Borbón tiró unos avances descaradamente a su invitada, aunque esta no accedió a sus pretensiones galantes. De hecho, según confesó la acosada años después, se sentía muy incómoda en presencia del monarca, a quien tachó de “hombre libidinoso”.


¿Por qué no te callas?

2007

El último de los Borbones dejará su impronta en la Historia gracias a dos intervenciones: dar carpetazo al golpe de Estado del 23-F y parar los pies a la hidra chavista en el glorioso exabrupto de la Cumbre de las Américas. “¿Por qué no te callas?”, será la frase que debería lucir en la lápida de don Juan Carlos.

 


Primero yo: Las Hijas del rey Juan Carlos

Claves que pueden involucrar aún más al (ex) rey Juan Carlos de Borbón

 

Un rey modelo… de PlayBoy

1989

“Un pedazo de hombre, repanchigado en el puente del yate Fortuna, en espléndida soledad… ofrece las reales rotundeces a los besos del sol”. Así describía una revista sensacionalista italiana  “Ias más escondidas joyas de la Corona española”, una portada en la que por primera vez el monarca salía luciendo moreno integral. Según la versión oficial, fueron tomadas en Mallorca en 1989 por unos paparazzis a la caza del príncipe Felipe y Isabel Sartorius. Pero en vez de al heredero haciendo picardías, se toparon con el propio monarca en porretas, que vale doble. El gobierno español sostuvo entonces que el rey fue captado por la cámara mientras”se asoleaba por orden de su urólogo”, quien le recomendó que tomara el sol desnudo para completar la curación de una intervención quirúrgica… de 1983.


Su Majestad, el rompe-cojones

2012

El abdicado monarca no viaja de copiloto porque sea modesto, sino para poder romperle los pistones al chófer si el pobre hombre no logra satisfacer sus reales mandatos. Los cristales tintados del Juancarlos-móvil no sirvieron esa vez para ocultar la calentura del Borbón.

 


Un asesino real

2012

En sus buenos tiempos, el Borbón era un tipo campechano que lo mismo subía a un plebeyo en su moto o que se entremezclaba con los aplaudidores del momento. Hasta que un buen día la caza menor se convirtió en caza mayor y el rey mostró su poca humanidad. Con el país sumido en la peor crisis económica y social en medio siglo, y la institución monárquica en entredicho, tambaleándose como un pobre paquidermo que agoniza por los disparos de un real cobarde con corona y sin cerebro.


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 27, 2021