EN MEMORIA DE LOS MÉDICOS MILITARES ASESINADOS DURANTE EL OPERATIVO INDEPENDENCIA . DENUNCIA ANTE EL PRESIDENTE Y AL PUEBLO DE LA NACIÓN ARGENTINA (1ra PARTE)

Share

 He decidido este 17 de Mayo de 2018 dirigirme en primer lugar al pueblo de la Nación Argentina, aunque este pueblo no lo crea soy parte del mismo, por el cual arriesgué mi vida en cumplimiento del juramento a mi Bandera.

Aún recuerdo con emoción y se me llenan los ojos de lágrimas cuando el 20 de junio de 1970 en el Colegio Militar de la Nación, cuando me preguntaron: “¿JURAIS A LA PATRIA SEGUIR CONSTANTEMENTE A SU BANDERA Y DEFENDERLA HASTA PERDER LA VIDA?” y este coya que venía de la quebrada de Humahuaca, que había cultivado la Pacha Mama, agreste y árida, los frutos que ella, con muestro sudor nos daba,  grito a pulmón abierto “!SI  JURO!” , a partir de ese momento roge a la SANTÍSIMA VIRGEN y a Nuestro SEÑOR JESUCRISTO, que llegado el momento me proteja y me diera la fuerza necesaria para no deshonrar ese juramento, que en si no es otro que el respeto a mi pueblo y a su Constitución Nacional.

 En segundo lugar, vengo a denunciar ante el Señor Presidente de la Nación Argentina, verdaderos hechos que si son de lesa humanidad y ocurrieron en el monte Tucumano, que, como presidente de la Nación conoce o, por lo menos debería conocer. Se la hago llegar a Ud. porque en el Juicio de Arsenales en que fui condenado en forma falaz, el hecho que relataré fue también denunciado,

Tanto jueces como fiscales lo ignoraron olímpicamente,  como también fue ignorada la denuncia presentada ante el Consejo de la Magistratura contra estos magistrados prevaricadores del Tribunal Oral de Tucumán, a los que Ud. llama “Justicia Independiente”. Ellos se autodenominan “Justicia Legítima”, en franco desprecio por el resto de la verdadera Justicia, de jueces probos e independientes y no seguidores de corruptas y sucias Políticas de Estado. Esas que el señor Presidente avala y mantiene, a pesar de todas las cartas que ha recibido al respecto. Anteriormente  ya le he mencionado  que es responsable de  muchas muertes de militares asesinados en las prisiones de nuestro país, que no sea cobarde, que tome las medidas correctas,  no las políticamente convenientes. Que no mienta al pueblo que confió en Ud. y otras muchas cosas más (https://prisioneroenargentina.com/index.php/2017/02/22/la-hipocresia-del-presidente-de-la-nacion-argentina-ante-la-violacion-de-los-derechos-humanos-a-los-soldados-que-defendieron-a-su-patria/)

Hago la presente denuncia para conocimiento del pueblo argentino y ante Ud., como Presidente, quien juró cumplir y hacer cumplir la Constitución Nacional y permite, por conveniencia o por lo que sea, que nuestra Carta Magna sea violada sistemáticamente por su “Justicia Independiente”. Espero que esta vez señor Presidente ponga lo que tenga que poner y haga lo correcto siguiendo el consejo de MARTIN LUTHER KING que le transcribí en la primera de mis cartas.

Permítame darle el siguiente consejo, deshágase del presidente de la Corte Suprema de Justicia, es el peor enemigo suyo, terrorista guerrillero montonero, fue nombrado y ocupó ese cargo con el fin de vengarse de los que lo derrotaron, por lo que, a mi entender, es que sigue siendo de alma un terrorista guerrillero.

Antes uso las armas y gracias al gobierno anterior, y ahora al suyo nos asesinan con leyes nacidas de sus sentencias mal paridas, que violan flagrantemente la Constitución Nacional, porque si no lo sabe señor Ingeniero solo una Convención Constituyente puede modificarla (Art 30 de la Carta Magna) y las leyes solo pueden ser legisladas por el Congreso de la Nación. (Capitulo IV – Art 75 sumamente amplio en cuanto a la legislación y en su Inc 22 Incorpora los Tratados Internacionales con la misma jerarquía de la Constitución Nacional) y con los mismos derechos del Art 18 de la Constitución Nacional, la inviolabilidad de la defensa en juicio.

III. “Y EN TERCER LUGAR ESTE ESCRITO VA DEDICADO EN HONOR Y HONRAR A VERDADEROS HÉROES QUE SIENDO MÉDICOS FUERON ASESINADOS COBARDEMENTE POR ESTOS TERRORISTAS GUERRILLEROS EN EL MONTE TUCUMANO. OCURRIÓ A 300MTS. DEL CASERÍO LLAMADO CASPINCHANGO FRIAS SILVA, UBICADO ENTRE INGENIO FRONTERITAS Y LA LOCALIDAD DE SANTA LUCIA, EN LA PROVINCIA DE TUCUMÁN.”

 

Corría el años 1976, oportunidad en que llego al Regimiento 19 de Infantería , con asiento en la Ciudad de Tucumán, pleno Operativo Independencia. Ya se habían librado gran cantidad de combates en la espesura del monte, con muertes para ambos Ejércitos. El Argentino totalmente legal, con leyes y reglamentos aprobados por el Congreso Nacional siempre en épocas democráticas. Enfrentando al Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), declarado ilegal por decreto presidencial del gobierno democrático de Perón.

Antes de que este gobierno declarase la guerra a estas organizaciones terroristas, sentó las bases legales para que se actuara en el monte con el respaldo legal correspondiente, las mismas son el estado de sitio y la segunda el decreto de creación de la Zona de Operaciones  ( el decreto N° 261/75) que daba lugar a la iniciación del Operativo Independencia. Su objetivo era recuperar 1/3 del territorio de la Provincia de Tucumán que había sido ocupado por el ERP, con la intención de declararla Zona Librada, obtener el reconocimiento internacional y así segregar esta provincia del territorio argentino.

Llego al Regimiento 19, los primeros días de enero, y se me pone al mando de la Compañía “C”. La primera orden que recibo es que debía ser el director de la Instrucción y Educación de los resientes soldados de 18 años, lo que se realiza de los primeros días de Febrero a fines de Abril, razón por la cual recién ingreso con mi Compañía a la Zona de Operaciones por primera vez el 12 de Mayo hasta el 08 de Julio de 1976. Permanecíamos dos meses si y dos meses no en el monte donde solo combatí contra la organización del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).

Para que se entienda la realidad que se vivía específicamente en esa parte montuosa de Tucumán,  la Zona de Operaciones estaba dividida en siete Fuerzas de Tareas. Estas a su vez dividida en dos Equipo de Combate, cada uno de estos Equipos,  no eran más que una Compañía de infantería reforzada por una sección más.

.

La Zona de la Fuerza de Tarea denominada BERDINA,  comprendía el pueblo de Santa Lucia y el Caserío de Caspinchango Frias Silva y las zonas montuosas de las Mesadas, Potrero Negro, los Sosas, el Cangrejal y Caspinchango. Fueron los lugares de mayor virulencia de la guerrilla y en donde se produjeron la mayor cantidad  de enfrentamientos y los más grandes, con gran cantidad de muertos de ambos lados. Con gran cantidad de efectivos tanto de la guerrilla, como del Ejército,  también participaron helicópteros artillados, por lo cual puedo decir que nos encontrábamos en la boca del volcán en erupción.

Los guerrilleros terroristas estuvieron casi 10 años, en la Zona, antes del ingreso del Ejército, y esos años le permitió tener un cocimiento acabado del terreno, de sus montes, sus ríos y arroyos, su clima, cada picada o surco de caña y todo otro aspecto de la configuración del terreno donde operaban. Además habían  organizado una importante red de inteligencia que les permitía conocer todo lo que ocurría y tener el dominio absoluto de las poblaciones, dominándolas o captándolas por los métodos más variables, para incorporar colaboradores, combatientes, informantes, etc. Estos métodos, incluían convencimiento por el adoctrinamiento, medios económicos, o utilización del terror. Ello incluia el fusilamiento de sus propios integrantes, como de las poblaciones dominadas, solo para dar un ejemplo los asesinatos de civiles inocentes como el de Zaraspe y el de Ibarra cuando la guerrilla tomó el pueblo de Santa Lucia. Era parte del plan de exterminio sistemático de civiles inocentes que de una u otra manera se les oponían.

No se tiene conocimiento del total de personas ejecutadas por la guerrilla terrorista, las que nunca fueron denunciadas por el terror que las poblaciones les tenían y les tienen aún ahora. Todos estos asesinatos eran parte de un plan perfectamente pergeñado por el comunismo internacional tal cual lo expresa el Guerrillero JORGE MASETTI amigo personal del CHE GUEVARA. Miembro de la inteligencia cubana, sandinista, combatiente en Angola e integrante del ERP, dijo: “HOY PUEDO AFIRMAR QUE POR SUERTE NO OBTUBIMOS LA VICTORIA, POR CUANTO NUESTRA FORMACIÓN EN CUBA, UNA DE NUESTRAS CONSIGNA ERA HACER LA CORDILLERA DE LOS ANDES LA SIERRA MAESTRA DE AMERICA LATINA, PRIMERO HUBIERAMOS FUSILADO A LOS MILITARES, DESPUES A LOS OPOSITORES Y LUEGO A LOS COMPAÑEROS QUE SE OPUSIERAN Y SOY CONCIENTE QUE YO HUBIERA ACTUADO DE ESTA FORMA”. El Comandante del ERP MARIO ROBERTO SANTUCHO expresó: “YO CALCULO QUE EN LA ARGENTINA TENDRIAMOS QUE FUSILAR A UN MILLON DE BURGUESES”,  tal cual ocurrió en China, Rusia, Cuba y tal cual lo venía haciendo el ERP con su Jefe SANTUCHO, en todo el territorio argentino, y en Tucumán por medio de su Compañía de Monte Ramón Rosa Giménez. Con jefes internacionales como el mencionado MASETTI y jefes locales como el Bombo Abad o Avalos, solo para mencionar algunos de ellos.

Por el terror que la guerrilla impuso, es imposible conocer todos los ejecutados por ella en suelo tucumano, se supone que pueden ser más de doscientos, nunca denunciados. Por eso solo se tiene  conocimiento de las personas ejecutadas públicamente, delante de sus familiares en las toma de los pueblos Los Sosas, Santa. Lucia etc. cuando declaran la zona ocupada como “Territorio Liberado” y así intentar el reconocimiento internacional del nuevo estado socialista. Al respecto el guerrillero LUIS MATTINI explica: “…NOSOTROS NO QUERÍAMOS UN RÉGIMEN DE DEMOCRACIA LIBERAL EN LA ARGENTINA. NOS PROPONÍAMOS UN ESTADO SOCIALISTA Y ESTÁBAMOS CONVENCIDOS DE QUE UN ESTADO SOCIALISTA SOLO PODÍA SER CONQUISTADO POR LAS FUERZAS DE LAS ARMAS.”

Este terror lógico, alimentado por la guerrilla hacia las poblaciones, hacía imposible obtener información de la gente de la zona que tanto tiempo estuvo desamparada por la inoperancia política, por lo que se debe tener en cuenta los siguientes aspectos:

 

CONTINUARÁ…

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 17, 2018


 

Caso Larrabure: PARTE DE PRENSA

Share

 

Escribe

Dr. Javier Vigo Leguizamón.

 

Se celebró hoy ante la Cámara Federal de Rosario la audiencia vinculada al recurso de apelación que Arturo Larrabure, como querellante, dedujera contra la resolución del juez federal  Bailaque que denegara citar a indagatoria, como autor mediato  del secuestro, tortura y asesinato del Cnel Argentino del Valle Larrabure, a Juan Arnold Kremer que integrara el buró político del ERP.

Marcelo Bailaque

Juan Arnold Kramer “Mattini”

Argentino del Valle Larrabure

La misma había despertado gran preocupación en los organismos de derechos humanos y ex miembros de ERP y Montoneros, que niegan que los crímenes de la guerrilla sean de lesa humanidad y temen que la causa genere un cambio radical en la jurisprudencia .
En su extenso informe in voce, el Dr. Javier Vigo Leguizamón, como abogado de la querella, comenzó imputando al juez resolver con una mirada parcial que niega la dignidad de las víctimas, no existiendo en su sentencia – dijo- un solo párrafo que aluda al calvario que Larrabure soportó durante 372 días de infrahumano cautiverio. Recordó que la Corte en reiteradas oportunidades ha descalificado como arbitrarios los fallos que prescinden de una norma aplicable que pudo ser decisiva para la resolución del caso, conducta en que – a su entender- habría incurrido el magistrado al omitir aplicar las Convenciones de Ginebra de 1949 cuyo artículo 3 obliga a tratar con humanidad a las personas que se encuentren detenidas, considerando crimen de guerra a su asesinato o tortura. Recordó que el Protocolo Adicional de esas convenciones, reafirma que éstas deben aplicarse sin distinción alguna basada en la naturaleza, causa u origen del conflicto. Basó fundamentalmente su alegato en el informe que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitiera en el caso “ABELLA Y OTROS C. ARGENTINA”,donde evaluara el ataque al regimiento de la Tablada que en l989 realizara la organización guerrillera Movimiento Todos Por la Patria, citando diversos considerandos de ese informe donde el organismo internacional habría sostenido que  tales Convenciones obligan y se aplican por igual tanto a los miembros de la organización terrorista, como a los integrantes de las Fuerzas Armadas.
Aludió también que conforme aquéllas para estar ante un crimen de guerra y/o de lesa humanidad, no es necesario que la organización guerrillera tenga control del territorio,  o esté apoyada por el Estado, bastando que existan grupos armados organizados que sean capaces de librar combate y que de hecho lo hagan. Así- alegó- lo habría resuelto recientemente el Tribunal Oral de La Plata, en el caso “Castillo” concluyendo que si para el caso particular de “La Tablada” que duró dos días,    resulta   de   aplicación    la Convención   de   Ginebra,   con   mucho   más   razón   debe serlo para los ataques de igual o mayor gravedad que durante años llevaron adelante las organizaciones terroristas, en plena democracia.
Sin perjuicio de ello- denunció- el terrorismo guerrillero fue de Estado por haber contado con el apoyo de Cuba, Chile y Argentina. Para probar el apoyo cubano citó una declaración de Fidel Castro efectuada en 1988 donde , ante 400 economistas, habría admitido  haber apoyado los movimientos revolucionarios en todo lationamerica, afirmación que Vigo Leguizamón respaldó citando declaraciones de Kremer y Gorriarán Merlo admitiendo haber convenido con Cuba el entrenamiento de grupos guerrilleros los que partían a la Habana desde Chile, donde el gobierno de Salvador Allende les facilitaba el paso.
El apoyo del gobierno argentino – sostuvo- habría quedado evidenciado por la complicidad del entonces gobernador Bidegain con el accionar de la guerrilla, denunciada por Perón y probada en la causa con declaraciones de Julio Bárbaro y José Pablo Feinmann que revelaron la protección que Bidegain habría dado al accionar guerrillero. Marcó también el letrado la responsabilidad de los legisladores que dictaron la ley de amnistía de l973, liberando a los guerrilleros sin previamente exigir la entrega de las armas, como acaba de hacerse en Colombia.
Fue alegado también que miembros de la policía de Córdoba y Buenos Aires, habrían colaborado con el accionar guerrillero facilitando la libertad de movimientos, destacándose que en la causa “Rucci” se habría probado con las declaraciones del ex Jefe del Penal de Sierra Chica, Mario O.García, que Bidegain entregó armas a la guerrilla.
Para rebatir a quienes afirman que Larrabure se habría suicidado, se basó Vigo Leguizamón en la pericia del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia, que, por unanimidad, concluyó que éste fue víctima de una muerte violenta   habiendo sido estrangulado.  La tortura y asesinato de Larrabure no han sido juzgados, – afirmó-  invocando el fallo “Almonacid” de la Corte Interamericana, donde se sostuvo que los crímenes de esta índole, cualquiera sea la fecha en que se hayan cometido, deben investigarse, más aún cuando no ha existido verdadera voluntad de investigar.
Como opiniones relevantes fueron citadas los dichos de los Dres. Ledesma, Strassera y Moreno Ocampo, intervinientes en el juicio a los comandantes, quienes habrían coincidido  en que deberían juzgarse a los líderes de la subversión.
Un momento emotivo se vivió cuando Vigo Leguizamón fue narrando el sufrimiento de diversos deudos de la víctima de la guerrilla que lo acompañaban en el estrado, entre los que se encontraban Silvia Ibarzábal, Graciela Saraspe, Victoria Paz y Nelda Vargas de López. Cada uno de ellos – sostuvo- porta una brasa  que se ha avivado en los últimos años con la abierta apología de los crímenes de la guerrilla, a tal punto que Juan Arnold Kremer ha manifestado ante los periodistas Reato y Mariño que no tiene nada de que arrepentirse, comparándose con San Martín.
El terrorista – dijo- piensa que el ser humano que ejecuta no es una persona, es un símbolo.
¿Cabe preguntarse  si la justicia ha mirado a las víctimas de la guerrilla como símbolos o como seres humanos?
Es hora de que dejen de ser los desaparecidos de la memoria pública; es hora de reconciliar la patria, juzgando a todos; es hora de meditar qué hubiera ocurrido de haber triunfado la guerrilla.
Respondiendo a este interrogante, citó declaraciones del ex montonero  Luis Labraña y Kremer admitiendo que iba a implantarse la dictadura del proletariado con miles de muertos.
Fue precisamente eso – concluyó- lo que advirtió Todorov al visitar al país, recordando que en l975 una guerrilla de extrema izquierda tomó el poder en Camboya matando al 25 % de su población.

 

 

Dr. Javier Vigo Leguizamón.

Apoderado de la querella.

Marzo 21, 2018

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 23, 2018


 

HONOR Y MISERIA EN EL JUICIO POR EL OPERATIVO INDEPENDENCIA

Share


POR MAURICIO ORTÍN

 

CENTRO DE ESTUDIOS EN HISTORIA, POLÍTICA Y DERECHOS HUMANOS DE SALTA

 

Participé como miles de argentinos del Operativo Independencia en la provincia de Tucumán. Todos, soldados, suboficiales y oficiales de las fuerzas legales, ya en combate, ya custodiando a los civiles, cumplimos con nuestro deber al derrotar a la Compañía de Monte “Ramón Rosa Giménez” del Ejército Revolucionario del Pueblo. Han pasado cuarenta años de aquella patriada, tiempo más que suficiente para que vencedores y vencidos escriban la historia mirando hacia adelante y no como si tuvieran los ojos en la nuca. Conviene precisar que fue el Estado nacional, presidido por el gobierno de María Estela Martínez de Perón, con la aquiescencia del Congreso, el Poder Judicial, los gobernadores y todas las fuerzas políticas el que ordenó a las Fuerzas Armadas y de seguridad aniquilar  la subversión en Tucumán. Paradójicamente, casi medio siglo después, son los mismos actores políticos los que implementaron una “política de Estado” para perseguir a aquellos que cumplieron con su anterior “política de Estado” de aniquilar la subversión. Los que ayer ordenaron aniquilar, hoy se constituyen en inclementes jueces de aniquiladores. En los juicios de lesa humanidad, el del Operativo Independencia no es la excepción, lo que verdaderamente se juzga es el “delito aberrante” haber reprimido a un intocable del ERP o de Montoneros. Tanto es así que la comisión del delito de “violación de domicilio” se convierte en “lesa humanidad” si se perpetró contra el subversivo-víctima que asesinó al capitán Viola y a su hija María Cristina. Crimen, éste último, infinitamente menos grave para la justicia argentina. Y ¡guay! de que algún letrado “defensor de genocidas” en el oral se le ocurra “revictimizarlos” con preguntas le revuelvan sus “pecados de juventud”.

Párrafo aparte merece el alegato final del fiscal Pablo Camuña. Su esfuerzo retórico está dirigido a condenar al Operativo Independencia como empresa maligna para, luego, deducir la culpabilidad objetiva de los acusados por el mero hecho de haber participado en ese operativo. De allí que las pruebas resulten ociosas y el testimonio del enemigo de los imputados le baste y sobre para pedir perpetua. El alegato de Camuña podría definirse como un mamarracho jurídico “políticamente correcto” a la altura de la cobardía generalizada que atraviesa  la sociedad argentina. Para Camuña, “El Ejército, con las unidades sumadas a él o puestas bajo su control, invadió y ocupó la provincia de Tucumán durante un período que llegó por lo menos hasta 1978”.
Pero ¿cómo se entiende esto? Acaso, que hay que considerar al Ejército argentino como el enemigo invasor del territorio nacional? ¿Camuña coincide con la tesis de los terroristas? Es más, ¿por qué las FF.AA. ocuparon y ocupan Tucumán y el resto del territorio nacional?  ¡Porque éste, todavía, es argentino! El invasor, el que hacia flamear una bandera extraña a la celeste y blanca, el que aliado al Estado cubano pretendía adueñarse de la “cuna de la Independencia” y mutilarla del territorio nacional, fue el ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo).

Agrega, “que no existió una guerra”…. “Vamos a analizar y rechazar la porfiada, descabellada y por cierto cobarde alusión a la guerra”. Desconozco si Camuña había nacido  cuando se libraron los combates, entre otros,  de Manchalá y Acheral; pero, en caso de haber actuado de buena fe,  bien podría haberse ahorrado semejante dislate poniendo atención a la montaña de documentación presentada por la defensa o a las declaraciones de los testigos-combatientes de Manchalá durante el juicio ¿Son “cobardes”, como dice Camuña, los imputados que hacen “alusión a la guerra para explicar sus conductas? ¿O son cobardes los guerrilleros que siempre la reivindicaron y la niegan en los juicios? Repugna escuchar cuando  los Perdía, Mattini, Verbitsky, Anguita y compañía lloran presentándose como víctimas inocentes. ¿Habrán sido así de miserables los que no sobrevivieron? Cuesta imaginarse a un Roberto Santucho patético y lastimero. Descartado que los subversivos fueron parte argentina del movimiento hippie mundial, quienes  se encontraban de picnic en el monte tucumano predicando el amor a la naturaleza y la paz del mundo, quedan sólo dos opciones para definirlos: o fueron soldados peleando (por extraviada que fuera) su guerra revolucionaria o fueron criminales seriales, psicópatas o
degenerados que asesinaban por el placer perverso de matar. Ante la duda, y a pesar del deshonor con que los ofenden  los Camuña, prefiero pensar  que murieron como ¿valientes? soldados. Pero hay más, ¿por qué el fiscal habría de perder r semejante oportunidad de equiparar al Operativo Independencia con el horror nazi de Treblinka, de igualar a la víctima Ana Frank con el victimario Gorriarán Merlo? Los judíos europeos fueron asesinados por el “delito” nazi de existir. Es un agravio y un deshonor al martirio  de millones de inocentes el, siquiera, equipararlos con esos repugnantes seres  que no respetaban ni la vida propia, ni la ajena.

Como broches del alegato, Camuña solicita al Tribunal: 1) que en la sentencia se declare que, durante el Operativo Independencia, no existió “enfrentamiento armado” (no se sabía de la adhesión a la corriente historiográfica estalinista del fiscal) y 2) que los juicios que en su época condenaron a los asesinos del capitán  Viola y su hija sean declarados nulos (nadie podrá acusarlo de incoherente). El juicio al Operativo Independencia es, salvando las distancias, como el juicio por crimen de lesa humanidad que podría ¿instruirse?  al comando militar que mató a Osama Bin Laden o el que podría abrirse a los 88.000 policías franceses que participaron en la caza y muerte de los dos terroristas que atentaron contra la revista Charlie Hebdó. Como mínimo, sería considerado “Traición a la Patria”.

Las cosas son así y poco o nada se puede hacer para evitar que esos ancianos se pudran en prisión. Más allá de las defensas valientes y brillantes de los abogados defensores tucumanos, no albergo la menor esperanza de justicia por parte de jueces que son fieles a la “política de Estado” antes que a la Constitución Nacional. No soy genocida, ni invasor, ni violador de los derechos humanos por haber sido parte del Operativo Independencia. Al contrario y por eso mismo me debo el reconocimiento de haber estado allí.  Guardo celosamente el diploma que acredita mi participación de soldado argentino, que tiene en mi hogar el lugar de honor que se merece…

Centro de Estudios SALTA

En Historia, Política y Derechos Humanos

 


Mauricio Ortín

PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 14, 2017


 

Victoria Villarruel en “A Fuego Lento”

Share

 

 

“No me arrepiento. No me alcanza la vida para arrepentirme de un error” (Luis Mattini sobre su actuación terrorista y el asesinato de María Cristina Viola)

“Los crímenes de hoy son superioeres a los crímenes en otros tiempos… los casos de gatillo fácil (?)” (Roberto Perdía)

“Nosotros no secuestramos a nadie” (Luis Mattini)

“Nosotros secuestramos, pero no hicimos desaparecer a nadie” (Luis Mattini, después que la dra. Villarruel le recordara el secuestro, tortura y asesinato del Cnl. Larrabure)

“Si esto es sobre la teoria de los dos demonios, este debate no me interesa. No estoy dispuesto a aceptarlo” (Roberto Perdía)

“Si hubieramos ganado, sería un país mas justo” (Roberto Perdía)

“No puedo hablar de lo que hubiera pasado” (Luis Mattini, ante la pregunta de cuantos hiubieran fusilado de haber ganado la guerra)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 23, 2017