Ciudad Bitcoin

Share

La semana pasada, la legislatura de El Salvador votó para convertirse en el primer país del mundo en adoptar Bitcoin como moneda de curso legal. Si bien el dólar estadounidense seguirá siendo la moneda oficial de El Salvador, todas las empresas del país deberán comenzar a aceptar Bitcoin salvo circunstancias atenuantes (como la falta de recursos tecnológicos), y los ciudadanos podrán pagar sus impuestos y deudas con la criptomoneda.

Bukele

El gobierno espera que esta política económica futurista atraiga inversiones de negocios de criptomonedas, proporcione recursos financieros transformadores para el 70 por ciento de los salvadoreños que no están bancarizados y facilite las remesas, que representan alrededor del 20 por ciento del producto interno bruto del país. Fiel al espíritu alocado de la comunidad de Bitcoin, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ya ha ordenado a una empresa de electricidad geotérmica estatal que comience a construir instalaciones mineras de Bitcoin que serán alimentadas por el calor de los volcanes del país.

Al mismo tiempo, los críticos han señalado que el plan es muy ligero en detalles y que Bitcoin es notoriamente difícil de usar como moneda del día a día, en parte debido a su volatilidad. Además, existe una buena posibilidad de que una gran franja de empresas en el país ni siquiera pueda aceptar de manera factible la criptomoneda; El Salvador tiene las tasas más bajas de penetración de internet en América Latina. Bukele, sin embargo, ha estado apuntando a un pequeño pueblo costero salvadoreño llamado El Zonte donde los residentes han estado usando Bitcoin durante casi dos años como evidencia de que la criptomoneda podría ayudar a impulsar la economía en todo el país.

El Zonte es un pueblo en la costa del Pacífico que tiene una población de aproximadamente 3,000 personas y es popular para practicar surf y pesca. Si bien un pueblo de playa puede parecer próspero, El Zonte no lo es: El Zonte es visiblemente pobre, con caminos de tierra y un sistema de drenaje defectuoso, en 2019, un donante anónimo en los EE. UU. comenzó a enviar Bitcoin a organizaciones sin fines de lucro en el área con el objetivo de encontrar formas de construir un ecosistema de criptomonedas sostenible en la comunidad. Luego, los trabajadores sin fines de lucro en El Zonte, en consulta con el donante, lanzaron Bitcoin Beach, una iniciativa que inyectó la criptomoneda en la economía local, estableció a las personas con billeteras digitales y ayudó a las empresas a configurar sistemas para aceptar pagos de Bitcoin.

Los residentes utilizan un sistema de pago de aplicaciones similar a Venmo para intercambiar Bitcoin, que fue desarrollado por una empresa de tecnología en California llamada Galoy Money. Con la aplicación, las personas pueden ver qué empresas aceptan Bitcoin y buscarse entre sí por nombre de usuario.

Aunque ha habido cierto éxito en la integración de Bitcoin en la economía de El Zonte (alrededor del 90 por ciento de las familias en la ciudad han realizado una transacción de criptografía, según Bitcoin Beach, para pagar cosas como comestibles, servicios públicos y atención médica), no lo ha hecho sin sus obstáculos. Los informes indican que algunos residentes han tenido problemas para acceder al sistema de pago debido a los planes de datos limitados y la falta de acceso a teléfonos inteligentes más avanzados. La mayoría de las personas en la ciudad parecen tener teléfonos Android de gama baja que pueden admitir transacciones de Bitcoin, aunque hubo algunos problemas al hacer que las cámaras de menor resolución en los dispositivos detecten códigos QR en las empresas locales. 

Pero las razones por las que los inversores criptográficos se sintieron atraídos por El Zonte no son ciertas en todo el país. Solo el 45 por ciento de la población de El Salvador tiene acceso a Internet. Queda por ver cómo exactamente piensa el gobierno nacional que mejorará la conectividad, particularmente en las áreas rurales, y pondrá dispositivos lo suficientemente potentes en las manos de la gente para apoyar una economía bitcoin. Bukele ha planteado la idea de construir una red de satélites para mejorar la cobertura, pero eso, obviamente, llevaría bastante tiempo implementarlo.

La volatilidad también sigue siendo una preocupación. En mayo, los precios de Bitcoin cayeron un 30 por ciento después de que China implementó nuevas restricciones de moneda digital y Tesla anunció que ya no aceptaría la criptomoneda como pago. Alrededor de ese tiempo, hubo una disminución substancial en el número de transacciones de Bitcoin en El Zonte. Según todas las apariencias, la gente estaba esperando que el valor volviera a subir antes de usarlo. Lo preocupante es que los consumidores promedio y los dueños de negocios no quieran involucrarse constantemente en este tipo de especulación al decidir si usar su dinero. Las empresas tienden a descargar Bitcoin lo más rápido que pueden debido a la fluctuación del tipo de cambio. Si lo recibe por la mañana, fácilmente podría bajar un 5 o un 10 por ciento al cierre del negocio.

Bukele ha dicho que el gobierno establecerá un fondo de U$ 150 millones para que las personas puedan cambiar de inmediato su Bitcoin por dólares, protegiéndolos así de parte de la volatilidad. Sin embargo, los detalles de esta parte del plan también son escasos, y existe el peligro de que El Salvador se establezca como un país con regulaciones financieras permisivas que esté dispuesto a cambiar dólares por Bitcoin en cualquier momento. Para los delincuentes que están en posesión de grandes cantidades de Bitcoin, El Salvador podría ser un lugar atractivo para cobrar. En el peor de los casos, básicamente, se podría tener portadores de Bitcoin que quieran billetes verdes que estén en condiciones de aspirar básicamente todos los billetes verdes que existen en El Salvador, y el lugar colapsaría sin él.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 22, 2021


 

Condena Internacional por las destituciones en El Salvador

Share

La Asamblea Legislativa de El Salvador, con mayoría oficialista, destituyó el sábado a los magistrados principales y suplentes de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y al fiscal general, Raúl Melara.

Además, los diputados en su primer día de trabajo eligieron y juramentaron a los nuevos jueces, lo que ha causado reacciones en la comunidad internacional que ve con preocupación la falta de contrapesos de una democracia y el irrespeto a la separación de poderes.

Presidente Bukele

A petición de Nuevas Ideas, partido del presidente de El Salavador, Nayib Bukele, los diputados destituyeron de sus cargos, con 64 de 84 votos, a los magistrados. La decisión la tomaron porque consideran que irrespetaron la Constitución y que con sus sentencias afectaron el manejo de la emergencia sanitaria por covid-19.

“Existen claras evidencias de que los magistrados actuales no reúnen los méritos para un rol tan fundamental y obliga a esta Asamblea a removerlos”, dijo en el pleno Suecy Callejas, diputada por Nuevas Ideas.

Por ejemplo, los magistrados ordenaron a la Policía Nacional Civil (PNC) y a la Fuerza Armada, en abril de 2020, que dejaran de detener en centros de contención sanitarios a las personas acusadas de violar la cuarentena nacional obligatoria por coronavirus, impuesta por el gobierno para intentar contener el avance del virus.

Los diputados de cuatro partidos —Arena, Fmln, Vamos y Nuestro Tiempo—, que suman 20 votos y los cuales fueron insuficientes para frenar las destituciones, señalaron irregularidades en el proceso de destitución.

“Lo que se está haciendo con la mayoría que el pueblo dio a través del voto es un golpe de Estado”, señaló René Portillo Cuadra, diputado de la conservadora Alianza Republicana Nacionalista (Arena).

Minutos después de que los diputados votaran por la destitución de los miembros de la Sala de lo Constitucional, los magistrados destituidos emitieron un fallo en el que declaraban inconstitucional el decreto aprobado por la Asamblea para removerlos del cargo debido a que viola la independencia judicial.

“Solo controlando al poder hay seguridad de que la democracia y los derechos no dependen del arbitrio de una persona o de un grupo”, se lee en la sentencia.

Sin embargo, los diputados juramentaron al abogado Óscar López Jerez como nuevo presidente de la Corte Suprema de Justicia y a otros cuatro integrantes para la Sala de lo Constitucional.

Ahorita vamos para la Corte a tomar posesión pero no sabemos cómo va a salir todo ahí”, dijo el magistrado Óscar López Jerez tras ser juramentado por el presidente de la Asamblea Legislativa, Ernesto Castro,

Los nuevos magistrados pudieron ingresar a la Corte Suprema de Justicia con la ayuda de la Policía Nacional Civil.

Harris

Por su parte, los diputados acordaron destituir, con 64 de 84 votos, a Raúl Melara como fiscal general de El Salvador y juramentaron en su lugar al abogado Rodolfo Delgado.

Las primeras decisiones de la Asamblea Legislativa causaron, de inmediato, revuelo en el país y a nivel internacional.

La Organización de los Estados Americanos rechazó este domingo la destitución de los magistrados y el fiscal general, así como las acciones del poder ejecutivo que guiaron las decisiones, según un comunicado.

“Así no se hace”, escribió en Twitter Juan González, asesor principal del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para Latinoamérica.

Asimismo, el relator de la Organización de Naciones Unidas sobre la independencia de jueces y abogados, Diego García-Sayán, se sumó a las críticas.

“Condeno los pasos que viene dando el poder político para desmantelar y debilitar la independencia judicial de los magistrados destituyendo a integrantes de la Sala Constitucional”, escribió Garcia-Sayán en un tuit.

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, expresó en redes oficiales su preocupación por la situación en El Salvador.

“Tenemos profundas preocupaciones sobre la democracia de El Salvador, a la luz del voto en la Asamblea Nacional para remover jueces de la corte constitucional. Un poder judicial independiente es clave para una democracia sana… y para una economía fuerte”, dijo en su cuenta de Twitter oficial.

Por el contrario, el presidente Bukele aplaudió la decisión de sus diputados y a través de su cuenta de Twitter hizo un llamado a la comunidad internacional a no entrometerse.

“Queremos trabajar con ustedes, comerciar, viajar, conocernos y ayudar en lo que podamos. Nuestras puertas están más abiertas que nunca, pero con todo respeto: estamos limpiando nuestra casa. Y eso no es de su incumbencia”, aseguró Bukele en un tuit.

En El Salvador, organizaciones de la sociedad civil y gremiales empresariales han expresado su preocupación por lo ocurrido en el primer día de trabajo de los nuevos diputados.


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 3, 2021


 

¿Quién es Nayib Armando Bukele?

Share

 

En los primeros días de febrero de este año los salvadoreños eligieron a Nayib Armando Bukele Ortez, el ex alcalde popular de San Salvador, como el nuevo presidente del país centroamericano, un resultado que termina con el control de 30 años sobre el poder de sus dos partidos más grandes.
El Tribunal Supremo Electoral (TSE) del país le había otorgado  una ventaja “irreversible” de 53,78 por ciento de los votos.
Bukele, un ávido usuario de redes sociales que a menudo luce una chaqueta de cuero negra, ha prometido aumentar la inversión en educación y combatir la corrupción, pero su tarea principal será implementar nuevos programas para enfrentar la inseguridad.
También tendrá que formar una alianza con la derecha, que domina el congreso.

Nayib Bukele, de 37 años, asumió la presidencia de El Salvador el 1 de junio.

Bukele se ha llamado a sí mismo un hombre de izquierda y comenzó su vida política en el Frente de Liberación Nacional Farabundo Martí (FMLN). Sin embargo, terminó compitiendo para presidente con el partido conservador Gran Alianza para la Unidad Nacional (GANA).
“Es difícil ver dónde encaja en la política latinoamericana actual”, dijo Mike Allison, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Scranton “Bukele es considerado un populista, un candidato externo que se postulaba contra el sistema. Dice que viene de la izquierda, pero que tuvo que unirse a un partido político de derecha para arrivar al poder”.

Las redes sociales sociales han sido sus grandes aliadas. Desde que ganó las elecciones, Bukele no dio ni una sola conferencia de prensa y lanzó sus mensajes vía Twitter. Si necesitaba dar una explicación más larga, recurría a Facebook Live.

Entre sus primeras medidas, Bukele pidió máxima eficiencia para capturas a un grupo de asaltantes de un autobús, hecho en el cual también supuestamente fueron violadas dos mujeres. 

“No se salgan con ser suaves, les va a caer todo el peso de la ley” se manifestó en tonces Bukele y agregó que ordenó medidas “más duras” en los centros penales. Luego de la detención de los malhechores el mandatario ordenó, vía Twitter, al director de Centros Penales que envíe a los “capturados por el secuestro del bus y las violaciones de 2 mujeres” al penal de máxima seguridad y “colocarlos en aislamiento total”.

El gobierno de Bukele ya realizó, entre el 22 y 23 de junio, el traslado de unos 1,600 reos a prisiones con mayor seguridad, además obligó a las cuatro compañías de telefonía a cortar la señal de llamadas e internet, eliminó casetas de comunicación controladas en las prisiones y suspendió las visitas porque se ordenó un estado de emergencia. El presidente de El Salvador, a través del Ministerio de Hacienda, ha solicitado a los diputados un refuerzo presupuestario de 15 millones de dólares para la alimentación de los policías y soldados. Bukele adelantó que solicitará equipo sofisticado para sus agentes y señaló que si los diputados no aprueban los recursos será porque están “del lado del crimen”.

Bukele, un hombre de izquierdas como se refleja en esta nota, es curiosamente un activo crítico de su par venezolano Nicolás Maduro a quien llama usurpador. No quiso que el chavista, ni el dictador nicaraguense Daniel Ortega estuvieran en su toma de mando, el pasado 1 de junio. 

El presidente de El Salvador nació el 24 de julio de 1981, es hijo del fallecido empresario Armando Bukele, un químico industrial y representante de la comunidad de origen árabe-palestina, y de Olga Ortez.

Bukele pasó su primera semana haciendo una parte de sus tareas de gobierno a través de Twitter. Anunció que, de acuerdo con su nuevo gabinete, se disolverían cinco ministerios: Gobernanza, Inclusión Social, Transparencia, Tecnología y Vulnerabilidad. Para hacer que el estado sea más eficiente, declaró que los proyectos de estos ministerios se redistribuirían entre los otros 16 ministerios. Bukele también tuiteó que le pidió a su nuevo gabinete que le entregara cartas de renuncia sin fecha para que se queden en su oficina como un recordatorio de que pueden ser reemplazados en cualquier momento si no están sirviendo a la gente.

Bukele también usó Twitter para ordenar a los miembros de su administración que despidieran a más de 40 funcionarios del gobierno. Los funcionarios despedidos tenían vínculos familiares con el ex presidente Salvador Sánchez Cerén, miembros de su administración saliente y miembros del partido del Frente de Liberación Nacional Farabundo Martí que se encuentra en el poder. Algunos miembros de la administración de Bukele también utilizaron Twitter para responder y confirmar los despidos.

En junio, Nayib Bukele encabezó el ranking mundial de los mandatarios mejor evaluados. Cuenta con un 71% de la aprobación.

Bukele exhibe más talento y tacto que sus oponentes, su posición de no favorito y su compromiso con el público es todo lo que los millennials hoy buscan en un líder. La personalidad de las redes sociales de un político libre de salarios era suficiente para que entrara, pero ahora Bukele necesita cumplir, y una vez más las probabilidades están en su contra. Primero, tendrá que construir un gabinete libre de nepotismo,  y tendrá que enfrentarse a la música en la asamblea general, ARENA y FMLN aún dominan, mientras que GANA actualmente solo tiene 10 de 84 plazas. El Salvador necesitaba desesperadamente sangre nueva para dar un primer paso para cambiar, y Nayib Bukele es el hombre que puede hacer que eso suceda a partir del 1 de junio de 2019. Lo cierto es que la gente sigue a sus lideres por pasión y a cincuenta días de su llegada al poder, no se sabe si Bukele es un niño bien o un hombre del pueblo. 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 22, 2019