EL SOLDADO DESCONOCIDO

Share

.

En el mediodía del 24 de octubre de 1921, en la ciudad francesa de Chalons-sur-Marne, un oficial estadounidense selecciona el cuerpo del primer “Soldado Desconocido” que será honrado entre los aproximadamente 77.000 militares estadounidenses asesinados en el Frente Occidental durante la Primera Guerra Mundial.

Según los registros oficiales del Servicio de Registro de Tumbas del Ejército depositados en los Archivos Nacionales de los Estados Unidos en Washington, cuatro cuerpos fueron transportados a Chalons desde los cementerios de Aisne-Marne, Somme, Meuse-Argonne y Saint-Mihiel. Todos eran grandes campos de batalla, y las dos últimas regiones fueron el lugar de dos operaciones ofensivas en las que las tropas estadounidenses tomaron un papel principal en el decisivo verano y otoño de 1918. Como indicaron los registros de servicio, la identidad de los cuerpos era completamente desconocida: Los registros originales de estos cuerpos fueron investigados y los cuatro cuerpos seleccionados representaban los restos de soldados de los cuales no había absolutamente ninguna indicación en cuanto al nombre, rango, organización o fecha de muerte.

Sargento Edward Younger

Los cuatro cuerpos llegaron al Hotel de Ville en Chalons-sur-Marne el 23 de octubre de 1921. A las 10 de la mañana siguiente, funcionarios franceses y estadounidenses entraron en una sala donde se exhibieron los cuatro ataúdes, cada uno cubierto con una bandera estadounidense. El sargento Edward Younger, el hombre que se le dio la tarea de hacer la selección, llevaba un spray y rosas blancas con las que marcaría el ataúd elegido. Según el relato oficial, Younger “entró en la cámara en la que yacían los cuerpos de los cuatro soldados desconocidos, rodearon los ataúdes tres veces, luego colocaron silenciosamente las flores en el tercer ataúd desde la izquierda. Se enfrentó al cuerpo, se puso en posición y saludó con respeto al caído.

Con la inscripción “Un americano desconocido que dio su vida en la Guerra Mundial”, el ataúd elegido viajó a París y luego a Le Havre, Francia, donde abordaría el crucero Olympia para el viaje a través del Atlántico. Una vez de vuelta en los Estados Unidos, el Soldado Desconocido fue enterrado en el Cementerio Nacional de Arlington, cerca de Washington, D.C.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 23, 2019


 

CARLOS HATHCOCK, FRANCOTIRADOR “PLUMA BLANCA”

Share

.

Carlos Hathcock nació el 20 de mayo de 1942 en Little Rock Arkansas, años después cuando sus padres se divorciaron vivió con su abuela, aprendiendo a cazar y disparar desde niño demostrando dotes especiales por su certera puntería. Así comenzaba una leyenda, quizás similar a la de otros francotiradores que en diferentes guerras se destacaron por su desempeño letal con el enemigo. En l959 con 17 años de edad, cumplió su sueño alistándose en los marines estadounidenses. En 1965, ganó la Copa Wimbledon, el principal campeonato de puntería de su país. Un año después en plena guerra es enviado a Vietnam. Destinado a la Policía Militar, de inmediato se ofreció como voluntario para el combate. Conocidas sus habilidades, pasó a formar parte del pelotón de francotiradores de la 1.a División de Infantería de Marina, apostado  en la colina 55, al sur de Da Nang. Sus misiones dignas de una película, lo llevarían a ser considerado el francotirador más mortal de esa guerra, reconocido por el sobrenombre de “Pluma Blanca”, debido a una pluma de ese color que llevaba en su sombrero, en desafío a ser identificado por  las tropas enemigas. Oficialmente abatió 93 enemigos confirmados, si bien se estima que la cifra real superaba los 300. En un duelo con un francotirador norvietnamita, lo abatió cuando un pequeño resplandor del lente de la  mira telescópica de este le permitió  acertarle en la misma, a través de la cual le impactó en el ojo. Los separaba una distancia de 500 yardas (457 metros). Otro de sus galardones fue cuando en 1966 diera muerte a la francotiradora enemiga conocida como  “Apache”, por ser sanguinaria con los marines que atrapaba previo herirlos, a quienes despellejaba y mutilaba para que sus compañeros escucharan sus gritos antes de darle muerte. A partir de allí el gobierno norvietnamita puso una recompensa de 30.000 dólares para quien abatiera a HATHCOCK, lo que resultaba un record ya que normalmente pagaban entre 8 y 2.000 dólares por abatir francotiradores. En 1967 con 85 enemigos abatidos, agotado y en prevención a la recompensa que se ofrecía, fue dado de alta regresando a su hogar en Virginia. A la semana no aguantó la vida normal y se volvió a alistar. En 1969 regresó a Vietnam al mando de un pelotón de francotiradores. El 16 de septiembre viajando con personal, su transporte voló por los aires y se prendió fuego a raíz de una mina de 500 libras que pisó. Aún con graves quemaduras de tercer grado en su cuerpo,  logró salvar a 7 marines del vehículo en llamas. Por haber sido herido en combate fue condecorado con un Corazón Púrpura, si bien su carrera como francotirador había llegado a su fin. En diciembre de ese año fue dado de alta, con 27 años de edad tenía dificultades en una de sus piernas y uno de sus brazos. Se le permitió permanecer en la infantería de Marina  ayudando a crear la  Escuela de Francotiradores Scout del Cuerpo de Marines en Quantico. En 1975 le diagnosticaron esclerosis múltiple y a raíz de los intensos dolores que sufría comenzó a beber en exceso. En 1979 se derrumbó en el campo de tiro donde enseñaba y cuando despertó, había perdido la sensibilidad en ambos brazos y el pie izquierdo. Faltándole 55 días para cumplir los 20 años de servicio activo, necesarios para percibir  el pago de una jubilación militar, se le dio la baja al considerárselo un discapacitado. Entonces lo afectó una profunda depresión, que trajo problemas con sus amigos y también con su familia. Dedicado a la pesca de tiburones esta actividad lo rescató de su grave estado anímico y entonces comenzó a visitar las instalaciones de entrenamiento de francotiradores de Quantico. El ser bien recibido como la leyenda viviente que era, le trajo paz a su atormentado espíritu. El 22 de febrero de 1999 murió por la enfermedad que lo afectaba. Sus restos fueron enterrados  en el  Woodlawn Memorial Gardens en Norfolk, Virginia. “Pluma Blanca”, CARLOS HATHCOCK, misión cumplida,  que en paz descanses.

“Me gusta disparar, y me encanta cazar. Pero nunca disfruté matando a nadie. Es mi trabajo. Si no consigo esos bastardos, entonces matarán a muchos de estos niños vestidos como marines. Así lo veo yo”
Sargento Carlos Hathcock (1942-1999)

 

Carlos Hathcock, algunas de sus acciones han inspirado escenas de películas como “Francotirador” y “Salvando al soldado Ryan.
1965, Carlos Hathcock ganador de la Copa Wimbledon, principal campeonato de tiro de EE.UU.
Winchester Modelo 70, el arma preferida por Hathcock
“Apache” la francotiradora más temida por las tropas norteamericanas en Vietnam

Noviembre 1996, Carlos Hathcock, 2 años antes de su fallecimiento a los 56 años de edad.

 

PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 29,2019

 

El Batallón de Mujeres

Share

 

En mayo de 1917, durante la Primera Guerra Mundial, el entonces Ministro de Guerra (y posteriormente Presidente del Gobierno provisional ruso) Aleksandr Kérenski atendía la petición de la soldado María Bochkariova (conocida con el apodo de Yashka) para crear un batallón compuesto únicamente por mujeres.

Kérenski era un hombre de mente abierta y a pesar de las muchísimas críticas que recibió por parte de altos mandos del ejército ruso dio luz verde y todo su apoyo para que se pusiera en marcha el que sería conocido como el ‘Batallón de la muerte de mujeres’.

María Bochkariova tenía el reto de demostrar que aquel grupo de mujeres a las que debía de entrenar y preparar para la guerra era tan válido o más que cualquier otro batallón compuesto por hombres.

Sabía que no se lo pondrían fácil y ya estaba acostumbrada a encontrar mil y un problemas, pues su vida no había sido ningún camino de rosas.

En aquel momento contaba con 28 años de edad, pero la carga que llevaba tras de si parecía que hubiese vivido el doble de años. En 1904 a los 15 años, y tras un arrebato de apasionado amor adolescente, escapó de su casa para unirse a Afanasi Bochkarev, quien poco después comenzó a abusar sexualmente de ella e incluso a maltratarla físicamente.

Tras lograr abandonarlo el único trabajo que encontró fue como sirvienta en un prostíbulo, en el que más de un cliente se encaprichó de ella y tuvo que acabar acostándose con éstos obligada por el propietario del establecimiento. Nuevamente pudo huir y establecerse en otra localidad, donde volvió a conocer a un hombre mucho mayor que ella llamado Buk Yakov que también acabó abusando y maltratándola.

El inicio de la IGM, en 1914, proporcionó a María el poder incorporarse a filas y dejar atrás los diez angustiosos y horribles años que había vivido. Pero el ejército no le proporcionó la seguridad y protección que ella buscaba. Una vez más tuvo que enfrentarse al acoso sexual de sus compañeros de batallón.

Yashka  era combatiente, valiente y disciplinada y estuvo adquiriendo toda la experiencia que pudo para presentar la propuesta para crear el batallón de mujeres.

Sabía que algunas eran las mujeres soldado que estaban segregadas en diferentes batallones que padecían vejaciones por parte de sus compañeros hombres. El juntarlas en una unidad conformada únicamente por mujeres podría acabar con todos esos abusos.

Logró ponerlo en marcha y en un principio consiguió que más de dos mil voluntarias se incorporasen, aunque pocos meses después, debido a la dura disciplina, el batallón de mujeres se quedó reducido en alrededor de 300 soldados.

En julio de ese mismo año el Primer Batallón de la muerte de mujeres fue asignado al 525 Regimiento Kiuruk-Darinski, siendo la primera misión participar en la conocida como ‘Ofensiva de Kérenski’ donde la unidad comandada por María Bochkariova fue hacia adelante mientras que las unidades compuestas por hombres se acobardaron y tomaron retirada. Aquella batalla no pudo ser ganada porque nunca llegaron los refuerzos y Yashka y su batallón tuvo que retirarse.

Su heroico acto fue alabado por los mandos militares y gubernamentales e hizo que una gran parte de sus compañeros masculinos se sintieran ridiculizados. Esto provocó que la hostilidad hacia ella y sus compañeras fuera en aumento.

Por su parte, Aleksandr Kérenski (que en aquel momento ya era presidente del gobierno provisional ruso) vio el buen resultado que había dado el batallón de mujeres de Bochkariova y, a pesar de las reticencias de una gran parte de la cúpula militar que se oponía, dio el visto bueno para que se creasen otros batallones (en Moscú, Petrogrado y Kuban) tras la avalancha de peticiones femeninas para incorporarse al ejército ruso.

A pesar del buen trabajo, disciplina y entrega de las mujeres que conformaban estos batallones, que lograron destacar en más de una misión por delante de los masculinos, finalmente fueron disueltos a finales de noviembre de 1917 por orden del nuevo gobierno bolchevique surgido tras la Revolución de Octubre.

Pero lamentablemente los nuevos mandatarios no vieron en María Bochkariova una heroína que había hecho grandes gestas para su país, sino como alguien enemiga del pueblo, por lo que los bolcheviques decidieron arrestarla y ordenaron ejecutarla, aunque logró escapar (en esa ocasión) de la muerte gracias a la ayuda de un antiguo compañero de armas al que conoció en el Ejército Imperial en 1915.

En 1918 logró salir del país y gracias a la ayuda de influyentes sufragistas británicas y estadounidenses pudo viajar durante unos meses por los EEUU, donde llegó a entrevistarse con el presidente  Woodrow Wilson y posteriormente al Reino Unido, donde fue recibida por el rey Jorge V. Dio conferencias, ofreció entrevistas e incluso llegó a publicar un libro, explicando su experiencia y vida, titulado ‘Yashka: Mi vida como campesino, el exilio, el soldado’.

Pero el gran error de Maria fue añorar Rusia y regresar pocos meses después. Intentó volver a formar un ejército de mujeres, aunque no obtuvo éxito al ser capturada de nuevo por los bolcheviques, quienes esta vez sí que consiguieron su objetivo de ejecutarla el 16 de mayo de 1920 por un pelotón de fusilamiento.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 6, 2019


Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com