Los periodistas no son “constructores de sentido” de la realidad, pero si construyen relatos de hechos inexistentes.

Share

Por MARIO SANDOVAL

Durante un intercambio alucinante de supuestas opiniones o de conceptos construidos, en el programa de la TV “Involucrados” del 25 junio pasado, dos participantes realizaron afirmaciones desconcertantes para todo individuo racional, pero lo más grave es que los conceptos vertidos en esa parodia de reflexión racional son públicos, llegan a los individuos que pueden repetirlos como una verdad https://www.youtube.com/watch?v=9kXf4tSCLBA. Todo ello, en nombre de la libertad de opinión, de expresar libremente sus ideas cuando en realidad es de la desinformación o manipulación de la información.

Los diálogos preocupantes entre la Sra. Plager y el Sr. Brieva, resumidos enhttps://exitoina.perfil.com/noticias/escandalo/dady-brieva-fuerte-anuncio-en-tenso-cruce-con-debora-plager.phtmlson por ejemplo:

El Sr. Dady Brieva: declara: “Lo que yo dije de José López es que quedó marcado que los revoleó, pero en realidad se vio que los apoyó…”, y defiende su argumento afirmando que: “no lo vi rebolear bolsos esa cosa que se marcó en la gente”, los dejo ahí con una ametralladora está bien….con el objetivo de desacralizar el delito, limitar la responsabilidad del acusado y transformar el hecho en un acto más político que penal, cuando en realidad el Sr López debe ser juzgado por un delito común y no es un preso político.

Brieva 

La Sra. Débora Plager:  interviene en esa afirmación precisando que: Quiero “refutar”[1] con un dato, con información: “el famoso reboleo de los bolsos que fue el relato construido está basado en lo que figura en el expediente…” para luego hacer un paralelismo de dudosa pertinencia con los dichos del Sr Brieva, al afirmar que :   “yo no vi los vuelos de la muerte arrojar a los detenidos vivo desde los aviones, pero no dudo ni por un segundo que eso haya sucedido”. En realidad, no hubo impugnación o refutación, sino que se presentó una subjetividad de otro análisis, queriendo hacerse una relación de analogía y causalidad, que fueron inoperantes.

El Sr. Brieva: se insurge sobre: “La injerencia que tienen los periodistas hacerle creer a la opinión publica ciertas cosas que están contadas de una manera, la gente la repite de la misma manera cuando no sucedió de esa manera”. Ningún observador o ciudadano puede oponerse a esa realidad porque los medios influencian con sus publicaciones un sector de la sociedad no advertida.

La Sra. Plager:  va más lejos que el Sr Brieva al afirmar que: “Nosotros de los medios construimos sentido, nosotros construimos sentido… hay relatos que se reiteran y que la opinión publica los toma como verídicos, aunque no hayan sucedidos”. Hay denuncias falsas, si las hay…no soy un tribunal de disciplina para juzgar.

Estas afirmaciones son graves de consecuencias, porque la Sra. Plager induce al engaño por el hecho de repetir la construcción de un relato. Pero, además, ese método es utilizado por los medios con los hechos que vivió la Argentina en los años 70, fomentando la persecución judicial contra más de 3000 personas (magistrados, médicos, abogados, académicos, empresarios, ex agentes del Estado) que en ese periodo, protegieron las instituciones y la sociedad de los ataques armados de los grupos terroristas y que hoy se encuentran ilegalmente acusadas de lesa humanidad en violación a los principios de legalidad, constitucionalidad, convencionalidad. Hay periodistas y medios que son expertos en publicar, escribir o declarar un dogma de la mentira, pero que la opinión publica los repite como ciertas o verdaderas. Esos actores de la comunicación no solo deforman los hechos, desinforman y manipulan los interlocutores con falsa información, sino que son negacionistas de la historia real. No se puede argumentar que hay verdades que se pueden constatar por una causa en justicia, y otras “verdades” que no se pueden constatar “pero que son verdades”.

 

[1]Impugnar con argumentos, razones, probar que los dichos del interlocutor están mal fundamentados o no es verdad.

Recordando algunos parámetros de la verdad:

 

La Sra. Plager, en su calidad de periodista, de mujer perteneciente a los medios de comunicación, no es “constructora de sentido” de la realidad sino de un relato ucrónico, ella debe recordar que: La principal tarea del periodista es servir a la gente en su derecho a la verdad y la información auténtica con una dedicación honesta a la realidad objetiva, de manera que los hechos estén divulgados conscientemente en un contexto apropiado, precisando sus conexiones esenciales y sin causar distorsión… La información en periodismo se entiende como bien social y no como un producto, el periodista comparte la responsabilidad de la información transmitida…el periodista participa activamente en la transformación social hacia la mejora democrática de la sociedad y contribuye con el diálogo a un clima de confianza…absteniéndose de cualquier justificación de las demás formas de violencia, odio o discriminación … (Principios de la Unesco de 1983). Pero, además en el ejercicio de su profesión, debe respetar:

Plager

  • Las obligaciones y principios esenciales de la ética periodística previstos en: a) La carta de Múnich del 24noviembre 1971, b) Los principios Internacionales de ética profesional en periodismo del 21noviembre 1983, c) La declaración de Chapultepec del 11 marzo 1994, d) Ética del Periodismo SIP del 18 octubre 1925, e) Carta de aspiraciones del SIP, octubre 2008. Por ejemplo: Respetar la verdad, cualesquiera que sean las consecuencias, en razón del derecho del público a estar informado. Rectificar cualquier información publicada que resulte inexacta. Abstenerse de calumnia, difamación, acusaciones infundadas…Nunca confundir el periodismo con la publicidad o la propaganda… (Carta de Múnich).
  • El principio que “la credibilidad de la prensa está ligada al compromiso con la verdad, a la búsqueda de precisión, imparcialidad y equidad” (Declaración de Chapultepec), de “Informar con exactitud y con verdad” (Ética del Periodismo SIP). “Los editores deben brindar a las personas e instituciones implicadas en las noticias la oportunidad de manifestar su versión de los hechos, en aras de acercarse lo más posible a la verdad y garantizar la pluralidad y diversidad” (Carta de aspiraciones del SIP, octubre 2008).   

Hay una diferencia substancial en ese debate entre las dos visiones: la discursiva del Sr Brieva es una afirmación en defensa de su posición (aceptable o no), tratando de alejar de una culpabilidad social al Sr. López, al contrario del pretendido análisis lógico y hasta metafísico de la Sra. Plager, que, utilizando mecanismos próximos de la fe, en ausencia de la materialidad del objeto de estudio, afirma sin validación, y lo hace saber. Paris, 28 junio 2019. CasppaFrance.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 28, 2019


 

Respuesta Uno: LO QUE PÁGINA/12 MIENTE, PREJUZGA Y OCULTA

Share

 

Por Claudio Kussman.

Respuesta Uno: LO QUE PÁGINA/12 MIENTE, PREJUZGA Y OCULTA

cabrera-guillerminaLeer el artículo de Página 12 del día de la fecha, me convence más y  más, de cómo intereses ideológicos y económicos siguen aún hoy enfrentándose desde ese fatídico día que no debió existir. El 12 de marzo de 1960 cuando en un cobarde atentado con bomba, a 17 cuadras de mi casa en Olivos,  moría la primera víctima del terrorismo en Argentina, GUILLERMINA CABRERA de TRES AÑOS DE EDAD.

http://termidorianos.blogspot.com.ar/2009/12/guillermina-cabrera-una-nina-sin-madres.html.

En esos momentos yo ajeno a todo, con 14 años de edad, fantaseaba con llegar a ser “detective”. Pasó algo más de medio siglo, y hoy sin quererlo y sin merecerlo, con mí familia estamos  expuestos a todo ese sucio  “fuego cruzado”, en donde la mentira y la falta de nobleza humana imperan por doquier.  Así PÁGINA 12 vuelve a mentir como ya lo hiciera su periodista  DIEGO MARTINEZ  en el año 2011 cuando me involucrara en hechos de los mal llamados delitos de lesa humanidad. En esa oportunidad colaborando con el accionar   arbitrario e ilegal del militante ex fiscal Ad Hoc, y creo que hoy, procurador ABEL CORDOBA. Fue cuando  me puse a disposición de la justicia.

diego-martinez-pag-12     cordoba-abel     ulpiano-martinez

Pasaron los años hasta que se sumó un secretario con cargo de juez subrogante del Juzgado Federal UNO de Bahía Blanca de nombre ULPIANO MARTINEZ quien haciendo “mérito” ante quienes lo presionaban, firmó la orden de mi detención que se concretó  el 28 de noviembre del año 2014, en Pinamar el lugar donde yo siempre dije que iba a estar. De allí en más me arrojaron a una prisión y se olvidaron, cometiendo con verdadero ensañamiento cuanta burda arbitrariedad legal les vino en gana. Tanto es así que al día de hoy cuando voy a cumplir DOS AÑOS como prisionero, sigo  tratando sin éxito  que me indague UN JUEZ, CARA A CARA COMO DEBE SER,  con el interrogatorio de cuanto FISCAL MILITANTE se preste a hacerlo, cosa al parecer muy difícil por cierto. Es evidente que al omitir esta circunstancia, para PAGINA 12 mis derechos legales no existen.  Nosotros desde el 8 DE FEBRERO DE 2015, o sea no de ahora con este gobierno de CAMBIEMOS, no nos callamos, documentamos y expusimos en este sitio Web los delitos cometidos por los miembros de la “justicia”, ante el silencio cómplice de los grandes medios periodísticos y la misma iglesia,  que fueron ciegos sordos y mudos, pese a todas las pruebas que expusimos  del exterminio que se llevaba y se lleva a cabo. Es más, en reiteradas oportunidades como documentamos y exhibimos, durante febrero, marzo y creo abril, del año 2015 le reclamamos a DIEGO MARTINEZ DE PÁGINA 12, entrevistarlo, que me entreviste o lo que quisiera, siempre y cuando todo se registrara electrónicamente, para que SE IMPUSIERA LA VERDAD. Como siempre en estos casos la respuesta de este parcial medio, fue el silencio. Así hoy me dice REPRESOR. Por haber sido POLICÍA, durante décadas combatí y REPRIMÍ el delito. Por haberlo hecho por vocación, aún hoy y en mi calidad de retirado me sigo sintiendo POLICÍA, de allí que rechace todo accionar ilegal como el que se lleva a cabo y también lo REPRIMIRIA si se dieran las condiciones legales para ello. Si lo dice bajo la visión del RELATO de la “década ganada” y la actuación ilegal de una lucha ideológica en la que lamentablemente participan jueces militantes, lo rechazo y le diría: PAGINA 12, USTEDES, ILEGALMENTE PREJUZGAN, lo cual no es ético ni de personas de bien. Sé que con mi familia somos menos que un DAVID frente a un gigantesco e impúdico GOLIAT al que muchos le temen, en una lucha en la que seguramente no ganaremos. A pesar de ello mil veces les digo NO NOS HARÁN CALLAR.

 

“Con una hábil manipulación de la prensa, pueden hacer que la víctima parezca un criminal y el criminal, la víctima”.

Malcolm X (1925-1965)

 

Claudio Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 06, 2016

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com