Militantes islamistas de Mozambique están utilizando a niñas como esclavas sexuales y a niños para luchar

Share

Los grupos armados en la provincia del norte de Mozambique, devastada por la guerra, utilizan cada vez más el secuestro de niños como táctica en su campaña para tomar el control de la región rica en recursos, revela una nueva investigación sobre el conflicto.

Al menos 51 niños han sido secuestrados en Cabo Delgado en los 12 meses previos a enero de 2021, pero la organización Salvar a los niños (Save the children) cree que el número real de secuestros que se están produciendo es mucho mayor.

Basándose en entrevistas con sobrevivientes y datos recopilados por el Proyecto de Datos de Eventos y Ubicación de Conflictos Armados (Acled), una consultora que rastrea la violencia política, el análisis de Save the Children revela una serie de incidentes en los que menores fueron atacados, capturados y usados como trabajadoras sexuales o combatientes, en grandes grupos.

En un ataque el 7 de enero de 2021, 21 personas fueron secuestradas en un grupo, incluidos seis niños. En ese mismo incidente, al menos siete pescadores fueron decapitados. En otro ataque, el 9 de junio del año pasado, 10 niñas fueron secuestradas mientras sacaban agua de un pozo local.

Antes de enero de 2020, no se reportaron incidentes de asesinatos intencionales de niños o secuestros por parte de grupos armados en Cabo Delgado, según la investigación de Save the Children.

El nuevo estudio se suma a un creciente cuerpo de evidencia que sugiere que los militantes islamistas en Cabo Delgado conocidos como Al-Shabaab – “la juventud” – están secuestrando a adolescentes para usarlas como esclavas sexuales y domésticas, y a niños para reponer sus bajas en líneas de combate.

En un informe publicado en abril por el Observatorio del Medio Ambiente Rural, un grupo de expertos con sede en Mozambique, el investigador João Feijó dijo que creía que los insurgentes habían secuestrado a más de 1.000 mujeres y niñas hasta ahora, lo que obligó a muchas a tener relaciones sexuales con sus combatientes y “amigos” de la causa a cambio de dinero.

Los estudios están basados en testimonios de mujeres secuestradas, 23 mujeres que escaparon de sus secuestradores, encontró que las “niñas jóvenes y atractivas” eran el objetivo de los insurgentes.

“Este informe cuenta la historia de aquellos que huyeron, pero no cuenta la historia de aquellos que todavía están allí o que han sido víctimas de la trata”, dijo. “Sus voces están en silencio”.

En un ataque de los insurgentes el año pasado en Mocímboa da Praia, una de las pequeñas ciudades costeras de Cabo Delgado, más de 300 mujeres y niñas fueron obligadas a subir a camiones a punta de pistola y se las llevaron, según los entrevistados. Este tipo de grandes números de personas sería un gran problema logístico para los insurgentes, así que se cree que algunas niñas han sido víctimas de trata.

Los entrevistados también describieron cómo los adolescentes secuestrados fueron entrenados para usar machetes y armas de fuego.

Tras un ataque en marzo de Al-Shabaab en la ciudad portuaria de Palma en el extremo norte de Cabo Delgado, las Naciones Unidas revelaron que los sobrevivientes habían afirmado que niños soldados participaron en la comisión de atrocidades, incluidas decapitaciones, durante la ofensiva.

Al menos 2.852 civiles, militantes y soldados han muerto hasta ahora en la insurgencia de cuatro años en curso en Cabo Delgado, según las últimas cifras, además, más de 700.000 personas han sido desplazadas internamente por los combates en la provincia, según Naciones Unidas.

Al-Shabaab busca establecer un califato en la región, según los expertos.

 

N de la R: Islamistas son aquella personas –musulmanas o no– que promueven la adaptación de la vida política, cultural y económica del mundo a los mandatos del Corán. En el Islamismo hay corrientes moderadas y radicales. A este segundo grupo pertenecen organizaciones como Al Qaeda, ISIS, Boko Haram, Hamás y Hezbolá.
Ejemplos de islamistas violentos: Abdelhamid Abaaoud, principal responsable de los atentados en París del 13-N; Osama Bin Laden, ex líder de Al Qaeda, y Hasan Nasrallah, líder de Hezbolá.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 12, 2021


 

ONILDO STEMPHELET, EL JUEZ PENAL QUE FORNICÓ CON “GATÚBELA”

Share

 

UNA HISTORIA DE AMOR PAGO, PLACER Y ENGAÑO

El día quince de mayo pasado, el Juez ONILDO OSVALDO STEMPHELET, a cargo del Juzgado de Ejecución Penal número dos de Bahía Blanca, seguramente  lo recordará como un día de “caro” placer y engaño. Todo porque al finalizar la tarde, con su investidura debajo del brazo concurrió a un prostíbulo nada Vip ubicado en la calle Rivadavia 2280 de esa ciudad, como simple cliente, necesitado de mimos y afectos. Allí luego de acabar con su estrés laboral con la paraguaya de 31 años, Jésica, cuyo apodo artístico es “Gatubela”, se dio cuenta que le habían quitado la tensión y también la billetera con tres mil pesos y su tarjeta de crédito. Sin dilación llamó al 911 y esperó en la puerta del burdel, la llegada de la policía. Los “azules” que acudieron en el móvil 231101 sin un pelo de zonzos y seguramente ante la posibilidad de un saludo amistoso por parte de los ocupantes del lugar, lo alejaron unos metros ante “posibles represalias”. Valientemente ingresaron a buscar los bienes del togado, “Gatubela” confirmó el buen servicio brindado como así que Su Señoría tras abonar, se había retirado recontento del lupanar y allí terminó todo.

Ante el fracaso de la corta investigación, ahora el hecho de hurto es investigado en profundidad por la  Fiscalía N°8 de la sureña ciudad. Lo propio se hace para establecer si, en el prostíbulo no se cometen otras fechorías como podría ser la “trata de personas o delitos conexos a la trata”. Como termine esta pequeña historia de amor pago, placer y engaño lo determinará el tiempo, lo que sí vale preguntarse: En vez de “chapear” al ser víctima de una sustracción en un “inmueble del pecado” ¿lo razonable no hubiera sido denunciar la pérdida de la tarjeta de crédito y hacer silencio? ¿Qué dirá la familia del magistrado ante el estado público del hecho? Si ONILDO actuó de esta forma tan poco razonable ¿con qué lógica y sentido común actuará en su función? Bueno, estando donde estoy junto con otros muchos adultos mayores, ya me doy cuenta cómo funciona la mente de no pocos togados. Eso sí, en caso de reincidir señor juez yo le recomendaría que la próxima vez, tenga la billetera en la mano y haga lo que haga y pase lo que pase no la suelte.  En esos lugares el amor no existe y no se engañe, usted sin el traje puesto no es nada.  

 

Claudio Kussman

Interno L.P.U. 345.349  

Servicio Penitenciario Federal

Junio 13, 2019

“Engañar al que engaña es doblemente
entretenido”

 

Jean de La Fontaine (1621-1695)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 13, 2019


 

DE PROXENETAS, LAVADORES DE DINERO, JUECES FEDERALES Y OTRAS YERBAS EN ARGENTINA

Share

 

 Por CLAUDIO KUSSMAN.

 

 

MADAHO´S

JORGE FERRO es uno de los jueces que desde su puesto de subrogante en la Cámara de Apelaciones de Bahía Blanca, con un solo ojo y como se le dio la gana ha resuelto sobre mi persona y mi vida, desde que fui detenido en noviembre de 2014. Lo propio ha hecho con otros imputados adultos mayores entre quienes por supuesto, es muy conocido y repudiado. Coincidentemente con el año de mi detención, en el prostíbulo Vip MADAHO´S de Playa Grande frente a la costa en Mar del Plata, se llevó a cabo un procedimiento policial que marcó el principio del fin de su cargo como  togado 4 años después. Con militancia en el colectivo de “Justicia Legítima”, este inmoral estaba vinculado y protegía a los proxenetas que explotaban a un staff rotativo de unas veinticinco mujeres, en el local de la avenida Alem 4285 desde hace casi 20 años. Él, luego de algún procedimiento policial, desde su poltrona de semidiós cambiaba la calificación de “trata de personas” a “explotación de la prostitución ajena”, declarando así incompetente a la justicia federal. Debido a las indisimulables y elevadísimas ganancias de la “trata de mujeres”, también se instruyó una causa por “lavado de dinero agravado”, en la que fueron procesadas diez personas.

¿TOGADO O PROXENETA?

FERRO a través del tiempo ha tenido otros “deslices” menores como lo fue su actuación en el caso Coppola, el representante de Maradona, o cuando detuvo a un cuidacoches por no dejarlo estacionar donde él quería. También se lo recuerda interceptando a un operario de la estación de trenes de Mar del Plata, que no siguió sus órdenes y otras menudencias que lo hacen un abusador más, de los que ocupan algunos de los despachos judiciales.  Dentro de las numerosas pruebas colectadas sobre el accionar ilícito de este miembro de “la justicia federal independiente”, por lo increíble, se destaca la extensión de su tarjeta de crédito. Estaba nada menos que a nombre de uno de los proxenetas de nombre ALEJANDRO FERRARELO. ¿Si yo razonara en la misma forma que FERRO hizo conmigo, acaso tengo que “inferir” que el señor juez era socio en la explotación del prostíbulo y no su mero encubridor protector? Pero eso no importa, ocupando el cargo desde el 2 de septiembre de 1991 y estar acorralado por el Consejo de la Magistratura, eligió la salida que eligieron otros togados imputados antes que él. El 22 de marzo pasado presentó su renuncia y esta le fue aceptada, con la rúbrica de estilo del Presidente MAURICIO MACRI y el Ministro de Justicia y Derechos Humanos GERMÁN GARAVANO. Este es un ejemplo más, de quienes son los que nos prejuzgan en esta Argentina tan “generosa” con todos aquellos que infringiendo la ley quitaron y quitan vidas y bienes a mansalva.

 

Claudio Kussman

Interno L.U.P 345.349

Servicio Penitenciario Federal

Mayo 31, 2018