La conducta habitual del ministro de (in)defensa: irresponsabilidad y cobardía

Share
.

Aguad pidió disculpas y emitió un comunicado oficial con explicaciones:   https://www.clarin.com/politica/oscar-aguad-dio-marcha-pidio-disculpas-expreso-repudio-levantamiento-carapintada_0_uHRUc_r7T.html  no es responsable de nada desde el hundimiento del ARA San Juan.

.

 

Como tener confianza en un ministro de (in)defensa cuando al primer grito de las asociaciones mal llamadas de derechos humanos, da marcha atrás y pide disculpas por haber manifestado palabras políticamente incorrectas. Ese ministro demostró una vez más que por interés político y personal no busca ni buscó defender institucionalmente los miembros de las fuerzas armadas, sobre todo cuando numerosos ex agentes del Estado del ministerio bajo su responsabilidad, son acusados ilegalmente de lesa humanidad, se les violan sus derechos humanos, principios constitucionales y convencionales. La mayoría adultos mayores, enfermos, mueren en prisión abandonados. El peor enemigo de las fuerzas armadas es su ministro quien es responsable directo por esos crimines de Estado.

El Sr. Aguad sabe que como los familiares de los prisioneros políticos miembros de las fuerzas armadas no tienen el mismo peso mediático-político que los militantes de los derechos humanos (que reivindican las acciones de los grupos terroristas de los 70), no necesita dar explicaciones públicas porque no defiende ante el fuero federal al personal militar ilegalmente perseguidos por la impunidad de jueces corruptos y una justicia politizada, ni tampoco porque no recibe sus familiares, y que además su cargo no corre riesgo. Al contrario, hace uso arbitrario de su autoridad con el personal subordinado a su cartera y con los sectores sin influencia política. Merece el repudio social, su conducta cobarde ofende a los prisioneros políticos y a sus familias.

El ministro Aguad debe asumir jurídica y políticamente sus funciones, no solo contentarse con recibir honores militares, salarios y beneficios, sino garantizar los derechos fundamentales y las obligaciones positivas de su personal de lo contrario  tiene que presentar su renuncia al cargo que ocupa ilegítimamente, 11julio2019, CasppaFrance.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 11, 2019


 

ARA SAN JUAN . NUNCA ABANDONAR AL CAIDO

Share

 

Escribe CLAUDIO KUSSMAN.

 

Desde que ocurriera la tragedia del ARA San Juan hasta  ayer, se cumplieron 9 meses, el tiempo que lleva gestar una vida si impunemente no se decide interrumpir la misma. Podemos decir que todo sigue igual, el gobierno llenando y llevando de una oficina a otra “papelitos”, para contratar a quien se ocupe de la búsqueda del navío perdido y su heroica tripulación.

Mientras sus familiares estoicamente  contra todo y todos, siguen aferrados a las rejas de la Casa de Gobierno donde casi  no los escuchan, no los ven y no les hablan.

Allí están solos, porque los camaradas de los desaparecidos no se acercan al lugar, o si algunos lo hacen es en forma individual y pasando lo más desapercibido posible. En una palabra los “honorables” miembros de la armada y demás fuerzas de uniformados, una vez mas no dijeron ¡presente!

Antes, incluyendo a estos 44 desaparecidos de hoy,  hicieron lo mismo con nosotros los adultos mayores en prisión por los mal llamados delitos de lesa humanidad.

A nueve meses de la desaparición del ARA San Juan, pedirán juicio político al ministro Aguad

Miércoles 15 de Agosto | Infonews

Lo hará el diputado Guillermo Carmona, quien aseguró que si el titular de Defensa “no se corre, lo tiene que correr el Congreso de la Nación”.

El Jefatura de Gabinete continúa sin aprobar la contratación de una empresa para que reanude la búsqueda, y la bronca volvió a estallar contra el responsable de impulsar esa gestión, el ministro de Defensa, Oscar Aguad. Por la noche, el diputado Guillermo Carmona (FPV-PJ, Mendoza) anunció que presentará un pedido de juicio político contra el funcionario. “Pasamos todos los límites”, aseguró el legislador.

“No se termina el trámite para contratar a una empresa que busque al ARA San Juan”, denunció Carmona en el piso de C5N, donde participó del programa Minuto Uno. “Esta es una situación donde está en juego el destino de 44 argentinos, pero además estamos hablando del principal instrumento probatorio en la causa de la desaparición del ARA San Juan”, explicó. “Creo que es necesario darle ya un corte a esta situación. Si Aguad no se corre, lo tiene que correr el Congreso de la Nación”

“Hay que despedir a este funcionario”, concluyó.

También hoy como ayer los jefes mintieron, o repitieron como pericos “yo no fui”, “yo no sabía o “yo no estaba”. Así se repite una y otra vez el sálvese quien pueda y los laureles que se lucen en los gallardos uniformes no importan, total son de mentira y por el solo hecho de sumar años en la institución, aún detrás de un escritorio,  estos se reproducen  solos. Del lado del gobierno ya sabemos cuál es la “política de estado” que comprende hoy a los tripulantes del ARA San Juan y mañana a aquellos que son enviados a la frontera.

Quienes ahora se “preocupan” y dicen que pedirán juicio político a OSCAR AGUAD el “pintado” Ministro de Defensa, son la gente de la “década ganada”, grandes oportunistas de siempre que de haber sido gobierno actuarían exactamente igual o peor que el actual. Hasta que los miembros de las Instituciones de uniformados no dejen de mentir sobre el espíritu de cuerpo, el honor, el valor, el sacrificio, no abandonar al caído y varias frases “dignas” mas, en vez de aplicarlas a raja tablas, todo seguirá como hasta ahora, sin cambiar nada.

 

Claudio Kussman

Interno L.U.P 345.349

Servicio Penitenciario Federal

Agosto 16, 2018

 

 

“El hombre absurdo es el que no cambia nunca”.

Georges Clemenceau (1841-1929)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 17, 2018


 

ARA San Juan

Share

 

Escribe

CLAUDIO KUSSMAN

 

ARA SAN JUAN

ARGENTINA EN SOLEDAD

Cuando uniformados de todas las fuerzas comenzamos a ser detenidos, a como dé lugar, por imperio de una “política de estado” por los mal llamados delitos de lesa humanidad, el resto de nuestros camaradas miró para otro lado y nos ignoraron sin pudor alguno. Simplemente nos dejaron solos.

Entre esas fuerzas por supuesto estaba la Armada Argentina. Pasó el tiempo y llegó el día 15 de noviembre de 2017 el cual   no debió existir, había desaparecido el vetusto submarino Ara San Juan. De allí en más, idas y venidas mentiras y verdades de jefes y autoridades gubernamentales, son conocidas por todos.  También la soledad de los familiares de las 44 víctimas desaparecidas junto con la nave. Todos sus camaradas con ellos hicieron lo mismo que todos antes con nosotros, miraron para otro lado. Hoy en la desesperación, un grupo de esposas-madres-hijas cansadas de ser víctimas de burocráticas mentiras y verdades del gobierno, terminaron encadenándose a las rejas de la Casa Rosada. ¿Esta angustiada gente está acompañada? ¿Acaso hay miles de uniformados miembros de la armada, conocidos o amigos de sus esposos? Por lo menos hasta ahora por supuesto que no, porque no es nuestra forma de ser.  El honor, el valor, la camaradería, el espíritu de cuerpo, el levantar al caído, parecen ser solo mentiras.  Se declaman en los actos patrios luego del entonar el Himno Nacional Argentino cuya letra parece no tener contenido, ser solo palabras al viento. Solo mentiras.

Claudio Kussman.  

Interno L.U.P 345.349

Servicio Penitenciario Federal

Junio  28, 2018

 

 

 

“El mentiroso siempre es pródigo en juramentos”.

Pierre Corneille (1606-1684)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 27, 2018


 

Siniestros Profundos

Share

 

 

 Escribe Enrique Guillermo Avogadro.

 

 

“La paz duerme a la sombra de las espadas”.

Jorge Fernández Díaz

 

 

El alma de la Argentina está hoy sumergida en el Atlántico, a bordo del submarino “San Juan”, integrante de nuestra gloriosa Armada, y reza a Stella Maris por el ya improbabilísimo rescate o por el eterno descanso en las profundidades de estos cuarenta y cuatro héroes, inevitables víctimas de sucesivas y suicidas políticas sistemáticas de destrucción de nuestras fuerzas armadas, que mantienen al país inerme y de rodillas.
Ya desde el gobierno de Raúl Alfonsín, se comenzó a denostar a todo aquél que vistiera el uniforme de la Patria, y Carlos Menem, en nombre del achicamiento del Estado, profundizó el proceso de pauperización en materia de equipamientos de combate, que se fueron convirtiendo en obsoletos e ineficientes, cuando no literalmente inútiles; mientras, se desperdiciaban y perdían algunos notables desarrollos netamente argentinos, como el misil “Martín Pescador”, el tanque TAM y los aviones “Pucará”, “Pampa” e “IA63”, que hoy permitirían proteger nuestras porosas fronteras.
El abyecto Congreso de la Nación cometió, a pedido de Néstor Kirchner, un magnicido contra la Constitución Nacional cuando anuló los indultos dispuestos por Menem y cuando sancionó la nulidad de las leyes de obediencia debida y punto final promulgadas en la época de Alfonsín.
Mientras él y su viuda conseguían que la izquierda más imbécil los pusiera a salvo de cualquier cuestionamiento, desataron una siniestra campaña de estigmatización y venganza contra quienes, habiendo triunfado militarmente en la guerra contra el terrorismo y evitado así el triunfo comunista que nos hubiera transformado en Cuba, resultaron derrotados en la paz por la cobardía y la estupidez de las cúpulas militares; contaron para ello -y aún lo hacen- con instrumentos tales como jueces canallas, abyectos periodistas y el hipócrita y cómplice silencio de la sociedad: más de dos mil ancianos presos políticos, de los cuales casi quinientos han muerto en cautiverio, son la irrefutable prueba de esta afirmación.
La historia reciente de las catástrofes de la Armada -la fragata “Santísima Trinidad”, hundida en puerto- y de la Fuerza Aérea -que carece de aviones por las caídas- y lo que puede haber sucedido con el “San Juan” ameritan un análisis desde puntos de partida diferentes, pero con similares derivaciones. Me refiero, obviamente, a la infamia que significa la negación de todo derecho a esos presos, y al sideral saqueo disfrazado de proyecto político; de éste, las pústulas a la vista me eximen de detallados inventarios.
Porque hay una pregunta que queda flotando en el aire: ¿en cuánto coinciden las causas del crimen de Once y del trágico destino del submarino? Las redes, en estos días, viralizaron la filmación de la botadura de la nave en 2014 después de su refacción en el complejo CINAR-Tandanor y el infaltable discurso triunfalista de Cristina Elisabet Fernández. La negativa a encomendar esa tarea a sus constructores alemanes o a la Armada brasileña, ¿obedeció a la compulsión cleptómana?; las baterías colocadas, ¿estaban en buenas condiciones o sólo se las facturó como tales? Abona estas especulaciones un hecho: la Juez federal de Caleta Olivia caratuló la causa penal ya abierta como “investigación de hecho ilícito”, y ordenó la preservación de toda la documentación referida a las tareas realizadas; cientos de testigos -obreros, técnicos y profesionales del astillero- permitirán iluminar el tema.
Si así fuera, deberíamos preguntarnos si no es hora de reimplantar la pena de muerte para aquéllos que resulten condenados por traición a la patria, y comenzar a juzgar ya mismo a la ex Presidente y a sus sucesivos ministros de Defensa, entre los cuales descuellan Agustín Rossi y Nilda Garré, por las responsabilidades directas que hubieran podido tener en este drama que, seguramente, ha costado la vida a 44 jóvenes compatriotas. Para nuestra vergüenza, la última preside la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados; aunque, en realidad, no me explico mi propio asombro, toda vez que Julio de Vido, responsable directo de lo sucedido en materia energética en el país y de las terribles derivaciones sociales y económicas de ese desastre, producido sólo por el afán de robar, presidió hasta su detención la Comisión de Energía de la misma Cámara.
Y el otro ángulo tiene que ver con la nula reacción de la sociedad y de la clase política que, salvo contadísimas excepciones, ha mantenido un inexplicable silencio frente al drama que se vive en el mar; en especial, porque contrasta brutalmente con el escándalo mediático montado alrededor del caso Maldonado, con el cual se pretendió -¡otra vez!- destruir a la Gendarmería Nacional. ¿Dónde están las manifestaciones en Plaza de Mayo reclamando por los marinos del “San Juan”?, ¿qué dice Estela de Carlotto, que se fotografiaba en París mientras reclamaba internacionalmente por el presunto secuestro y eventual asesinato del hippie tatuador? ¿Dónde están los diputados que se colgaban del cuello su foto, que no aparecieron desde que se perdió contacto con la nave?
Hoy, cuando ya no queda duda alguna de que éste simplemente se ahogó en el río y nadie lo “plantó”, su familia y las organizaciones de pseudo derechos humanos -CIDH incluida- siguen insistiendo en la desaparición forzada mientras acompañaba una “pacífica” actividad de los “jóvenes idealistas” mapuches, los mismos que queman viva a la gente, colocan bombas e incendian camiones y estaciones de tren en la Argentina y en Chile.
Afirmé hace tiempo que en el sur argentino se registraba la presencia de las bandas guerrilleras más peligrosas de Sudamérica: el Sendero Luminoso peruano, las FARC colombianas, los colectivos chavistas, el Frente Patriótico Manuel Rodríguez y el MIR chilenos; todo eso ya está probado en las causas judiciales que se instruyen a ambos lados de la cordillera. No me sorprendería que aparecieran también pruebas de vinculaciones con el MTP, esa fracción remanente del ERP que intentó tomar a sangre y fuego el regimiento de La Tablada en enero de 1989, en plena democracia.
¿Seguirán nuestras autoridades rindiendo homenaje y tirando flores a los terroristas “buenos” de los 70’s mientras condenan a los “malos” actuales de Europa y Estados Unidos? ¿Qué piensan de Facundo Jones Huala -y cuándo lo deportarán- y a sus asesinos del RAM?; ¿son  “buenos” o “malos”? ¿Considera el Gobierno que la actividad de estos falsos mapuches pone en riesgo la soberanía nacional? Si continúa la persecución a los militares, la Patagonia terminará siendo entregada como “territorio sagrado”.
La Argentina está absolutamente indefensa, y tiene fronteras totalmente lábiles, atravesadas por traficantes de personas y de drogas y por terroristas y criminales de todos los colores, incluyendo su plataforma continental, que es permanentemente invadida por pesqueros que saquean nuestros recursos ictícolas. Debemos reflexionar, como pidió Lilita Carrió, acerca de si necesitamos o no de fuerzas armadas y, en caso de respuesta positiva, generar ya mismo una política de Estado tendiente a su reequipamiento progresivo para garantizar la defensa de la soberanía y la integridad del territorio nacional.
¡Hoy, escuchando el toque de silencio, todos deberíamos ser los marinos del “San Juan”!

 

 

Enrique Guillermo Avogadro

Abogado

 


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 25, 2017


 

ARA SAN JUAN DILAPIDANDO Y ROBANDO FORTUNAS

Share

 

Imposible salir al mundo. Está en nuestra naturaleza autodestruirnos. No diferenciamos lo ilegal de lo legal y el resultado es la tragedia monumental.

 

 

 Escribe Claudio Kussman.

 

DILAPIDANDO Y ROBANDO FORTUNAS

 

De siempre he pensado que las naciones son como las familias. Están aquellas cuyos miembros son ordenados, trabajadores y estudiosos. Luego de algunos años de esfuerzo salen adelante y de generación en generación se van superando.  También están esas otras, que viven en medio del desorden, el caos, siempre endeudados evitando pagar, viven peleando, envidiando y si reciben una herencia la dilapidan. Son los que uno no quiere tener ni de vecinos. En mayoría, así somos nosotros, agrandados, soberbios y a pesar de ser individualmente bastante capaces, somos  desordenados y vividores. También indiferentes ante verdaderos depredadores, que con el voto hacemos presidentes.  Nuestra “viveza”, reparó al rompehielos Irizar a un costo mayor que comprar uno seminuevo. También así se hizo una actualización de  mediana edad del submarino San Juan a un costo desconocido al día de hoy. Estos “desaguisados” se dan en toda actividad estatal argentina y en todos los tiempos, o acaso no recuerdan durante el gobierno de Raúl Alfonsín, ¿los “Pollos de Mazorín”? La compra de  estas aves en mal estado insumieron la friolera de 50 millones de dólares, más gastos de frigorífico (años) y conflictos varios.  ¿Y la retención de la Fragata Libertad en Ghana, con posteriores viajes cortos por países “amigos” para evitar su secuestro?

HÉCTOR TIMERMAN CANCILLER Y OTROS

¿Estamos plagados de este tipo de historias y escándalos, o no recuerdan al funesto canciller Héctor Marcos Timerman, incautando personalmente material de un avión militar de EE. UU., que gratuitamente venía a dar cursos a la Policía Federal?

El 10 de febrero de 2011, en Ezeiza, el canciller Héctor Timerman incautó material transportado por un avión militar norteamericano, lo que fue considerado un incidente “serio” por la Casa Blanca. Todo fue devuelto en junio.

¿O durante la gobernación de Eduardo Duhalde la compra por varios millones de dólares a China de uniformes para la Policía de la Provincia de Buenos Aires? No se pudo utilizar ninguno por ser talles chicos acorde a la contextura física de la gente de ese país. Este hecho no tomó estado público y fue hábilmente ocultado.   Rememorar mil historias de este tipo, me avergüenzan y estrujan mis sentimientos. Más cuando pienso en el incierto destino de los 44 tripulantes del casi obsoleto Ara San Juan. En sus vidas pendientes de peleas intestinas entre la cúpula naval y un Oscar Aguad, verdadero incapaz Defense Minister of Argentina. En las  comunicaciones evasivas y rebuscadas de la institución naval a los seres queridos de esos 44 submarinistas. En la ridícula  jueza federal de Caleta Olivia Marta Yáñez  expresando: “Hay información muy sensible que obedece al secreto de Estado: estamos hablando de una embarcación de guerra”  como si fuéramos una  de las potencias líderes del mundo. Tantos errores y horrores a través de varias decenas de años,  nos ha llevado a ser un país moralmente vencido y  económicamente pobre. Si usted no lo cree así, mire las imágenes del interior del Ara San Juan del que tanto nos enorgullecemos y en una comparación odiosa vea  por donde va el mundo.  Ese en el cual la Argentina pudo haber estado, si no fuéramos tan “vivos”

Sala de máquinas del submarino ARA San Juan. Al fondo vista del motor eléctrico que impulsa la nave.

Comedor del navío argentino.

Submarino Sala de control USS Seawolf (SSN 21)

El técnico en jefe de electrónica Jerry Allan Bolte, copiloto y compañero de maquinista jefe Scott McIntire, piloto, opera el panel de control del buque a bordo del submarino de ataque PCU Virginia. A diferencia de los submarinos anteriores, Virginia elimina al timonel, jefe de vuelo y jefe de submarinos tradicionales de las estaciones de observación al combinarlos en dos estaciones de vigilancia tripuladas por personal E-6 y superiores.

 

 

OSCAR AGUAD Defense Minister of Argentina.

 

El destructor argentino “ARA Santísima Trinidad” vuelca sobre el lecho marino, estando amarrado en la Base Naval de Puerto Belgrano, en 2013.

22/01/2009 La ministra de Defensa, Nilda Garré, (EX TERRORISTA DE Montoneros) destacó que la Argentina recuperó “una capacidad tecnológica perdida hace más de 20 años”, al presenciar hoy la última fase del corte del casco del submarino “San Juan”, para su reparación de media vida, en el astillero Almirante Storni.

27/09/2011 La presidenta Cristina Fernández posa delante del submarino ARA San Juan, cuyos trabajos de reparación de media vida, fueron dados por terminados  en el Complejo Industrial Naval Argentino (CINAR).

Finalmente y ahora de verdad, el 24/05/2014 el ministro de Defensa, Agustín Rossi,  el acto de entrega del submarino ARA “San Juan” a la Armada Argentina tras la finalización de los trabajos de reparación de media vida a los que fue sometido en el Complejo Industrial Naval Argentino (CINAR), que extenderán por 30 años la vida útil del navío.

 

Sonar y control de guiado de torpedos del submarino ARA San Juan

Sala de control de baterías y del motor eléctrico impulsor del submarino ARA San Juan.

El control de dirección y buceo del submarino se realiza a través de un joystick de cuatro ejes y dos ejes.

Eliana Krawczyk, de 35 años, primera mujer submarinista argentina.

Aquí, Schlauder usa el joystick que controla la dirección del periscopio y otros criterios. Con ese joystick (valor 38.000 dólares), cualquiera puede rotar el periscopio 360 grados, inclinar la vista hacia arriba o hacia abajo y acercar para que los detalles a una milla de distancia sean fácilmente discernibles. Ahora dicho joystick está siendo reemplazado por un controlador Xbox 360 (de videojuegos) para manipular el periscopio, cuyo costo es menor a 30 dólares.

En el pasado, los submarinos tenían una sala de sonar, donde el comandante podía mirar a través del periscopio y donde se hacía el trabajo del sonar; y una segunda sala para los conductores del submarino. Ahora, gracias a las comunicaciones modernas, la navegación y los sistemas de conducción, esas habitaciones separadas se han combinado en un centro neurálgico moderno.
Esta es una vista de la estación de pilotos, con dos asientos y un conjunto completo de controles para el piloto y el copiloto.

Sala de torpedos Ara San Juan

El comandante Schlauder observa dos de las armas de USS North Carolina SSN-777, un torpedo Mark 48 (izquierda) y un misil Tomahawk (en la vaina de la derecha), que se mantienen en cunas. El submarino puede transportar hasta una docena de torpedos en cualquier momento, pero si es necesario, la sala de torpedos se puede limpiar en su mayor parte (es principalmente modular) y se puede albergar a un equipo de Fuerzas Especiales de hasta 36 personas.

040822-N-2653P-370 Océano Atlántico – PCU Virginia (SSN 774) tiene uno de los sistemas de entrega de torpedos más avanzados de la flota. Además de los torpedos, la clase Virginia está equipado con misiles de crucero Tomahawk y ha sido diseñada para albergar el Sistema de Entrega Avanzado SEAL (ASDS) y el Refugio de Cubierta Seca para apoyar varias misiones. Virginia es el único combatiente importante de la Armada listo para unirse a la flota diseñada con el entorno de seguridad posterior a la Guerra Fría y encarna las capacidades operativas y de combate de guerra, necesarias para dominar los litorales mientras mantiene el dominio submarino en el océano abierto.

Las camas pequeñas son usadas por turnos. (Ara San Juan)

La mayoría de la tripulación permanece en seis habitaciones con literas, y hasta ocho miembros de la tripulación pueden compartir esas habitaciones (con al menos dos de servicio en un momento dado. El submarino Clase Virginia, USS North Carolina SSN-777 es lo suficientemente grande como para que, por lo general, no sea necesario para esa forma de “cotting caliente”, que es como se llama cuando un miembro de la tripulación se sube a una cama recientemente desocupada por otra.

 

Se dice que los equipos de submarinos son algunos de los mejor alimentados en el ejército. Primero, es porque no hay suficiente espacio, como en un barco de superficie, para llevar miles de comidas preparadas, lo que significa que los cocineros deben preparar las comidas desde cero. Y segundo, eso es porque la buena comida ayuda a la moral, algo que es importante para un equipo que puede estar bajo el agua durante 90 días o más.

El lío de la tripulación en el USS North Carolina SSN-777. Cada mesa  está adornada con homenajes deportivos a una de las cinco principales universidades de Carolina del Norte.

Eliana Krawczyk, de 35 años, primera mujer submarinista argentina.

El comandante Schlauder baja a USS North Carolina SSN-777.

MAR MEDITERRÁNEO (8 de marzo de 2010) maquinista Tercera clase Juan Valles, a la izquierda, encabeza el submarino de misiles guiados de la clase Ohio USS Florida (SSGN-728), mientras que el jefe técnico de misiles Wyatt Harris es oficial de buceo del reloj, Machinist’s Mate 2da clase Jesse Domínguez, Jr. maneja el avión de popa y Machinist’s Mate 1ra clase Kenny Cole sirve como jefe de la guardia. Florida se encuentra en un despliegue en el área de responsabilidad de la 6ta Flota de EE. UU.




HOY, EL DOLOR… NOS MINTIERON

MAR DEL PLATA, HOY FRENTE AL “HOGAR” DEL ARA SAN JUAN

 

HACEMOS VOTOS PARA QUE UN MILAGRO TRAIGA A ESTOS 44 SERES VIVIENTES DE REGRESO  A SU HOGAR  Y A SUS SERES QUERIDOS

 

Claudio Kussman

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com

PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 23, 2017

 

 

“La única manera de vivir es aceptar cada minuto como un milagro irrepetible,

que es exactamente lo que es: un milagro irrepetible”.

Storm Jameson (1891.1986)

Nicolás Márquez opina sobre el ambiente que rodea la situación del ARA San Juan

Share

 

 

Nicolás Márquez brinda su posición ante las reacciones (o no) que rodean a la terrible situación de los 44 miembros del submarino ARA San Juan.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 22, 2017


 

Share

 

 

Escribe Luis Bardín.

 

 

 

 LA IDEOLOGÍA

 

Hay odios que se han fijado

durante un cruento proceso

que estuvo marcado a fuego

con excesos de ambos lados

con ira y resentimientos.

Odio que quiso saciarse

desde interesados egos

con la mórbida arrogancia

del que sueña con venganza

como un lascivo deseo.

Los odios del derrotado,

tras presidencial decreto

que ordenara aniquilarlos,

un gobierno oportunista

que al poder los ha llevado

marginó fuerzas armadas

que a ostracismo cuartelario

y un exiguo presupuesto

impidieron reequiparlas.

Con revancha guerrillera

se pretendió condenarlas.

El objetivo mediato

de un gobierno revanchista

fue de a poco anestesiarlas.

Ni armamento ni pertrechos.

Reciclado año tras año.

el material obsoleto

sirvieron para entrenarlos.

 

El rompehielos Irizar,

después de más de seis años

de lentas reparaciones

y grotescos negociados,

volvió a ser la garantía

de nuestra soberanía

en territorios helados.

Muchas decenas de aviones,

demasiado baqueteados,

en la década ganada

muchas vidas se han cobrado.

Hoy en Atlántico Sur

tanto cohecho y desidia

fanatismo e ideología

quizás vidas se ha cobrado.

Igual que la corrupción

la perversa ideología

nos puede seguir matando.

    Luis Bardín.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 22, 2017


 

¿Qué puede pasar con el Submarino ARA San Juan?

Share

 

 

 

En el “peor de los casos”, el submarino desaparecido podría quedarse sin oxígeno en dos días, dijo el lunes el vocero de la armada argentina Enrique Balbi.
En circunstancias normales, el buque tiene suficiente combustible, agua, aceite y oxígeno para funcionar durante 90 días sin ayuda externa, dijo Balbi, y el buque podría “bucear” o subir un tubo a la superficie, “para cargar baterías y saca aire fresco para la tripulación “.
Si el submarino se balancea a la deriva en la superficie y la escotilla está abierta, tendrá un suministro de aire disponible y suficiente comida durante unos 30 días. Pero, si está sumergido y no puede elevar un tubo, su oxígeno puede durar solo unos siete días. Cuando el submarino hizo contacto por última vez el miércoles, hace cinco días, quedó sumergido, dijo Balbi.
“Esta fase de búsqueda y rescate es crítica”, dijo. “Es por eso que estamos desplegando todos los recursos con sensores de alta tecnología. Recibimos con agrado la ayuda que hemos recibido para encontrarlos”.
El San Juan es un viejo submarino diésel, construido en Alemania a mediados de la década de 1970, pero fue reacondicionado con nuevos motores y baterías hace unos cinco años, dijo Euan Graham, director del Instituto Lowy de Políticas de Seguridad Internacional en Sydney.
El casco data de 1985, pero debido al reciente reacondicionamiento “no debería perder la energía eléctrica de forma catastrófica”, dijo.
“Una pérdida total de potencia es altamente inusual ya que la redundancia está (factorizada) en los diseños navales”.
Debido a la expansión y contracción del casco a medida que asciende y desciende muy por debajo de la superficie del océano, el submarino está diseñado para tener una vida útil de alrededor de 30 años. Esa vida útil ha expirado, dijo Peter Layton, miembro del Instituto Asia, en Griffith Australia.
Asumiendo que el casco todavía está intacto, puede soportar profundidades oceánicas de hasta 500-600 metros. Los submarinos fabricados en Alemania establecen la profundidad de aplastamiento al doble de su profundidad de prueba, que se establece en 300 metros, aseguró Layton.
Si descansa en la plataforma continental de Argentina, es probable que se encuentre en aguas menos profundas, pero si se adentra en el Océano Atlántico, es probable que se hunda por debajo de su “profundidad de aplastamiento”: la profundidad a la que el casco se abrocha bajo presión.

Preguntas y Respuestas

¿Por qué no se pueden detectar submarinos?
Los submarinos están diseñados para ser difíciles de encontrar. Su papel es a menudo participar en operaciones secretas de vigilancia.
El Dr. Robert Farley, un profesor de la Universidad de Kentucky que ha escrito sobre el tema, dice que es difícil rastrear un submarino si descansa en el fondo del mar porque en tales circunstancias no hará ningún “ruido”.
“El ruido, que de otro modo sería captado por lo que se conoce como sonar pasivo, está distorsionado y [el submarino] se ve – como el sonar activo – como el fondo del mar”, dice.
Entonces, ¿cómo se pueden encontrar submarinos?

Hay varias formas en que el capitán o la tripulación pueden dar a conocer su ubicación si están en peligro.
Estos métodos incluyen el envío de llamadas de señal a contactos en bases navales o naves aliadas, o la liberación de un dispositivo que flota hacia la superficie pero permanece unido al submarino.
¿Cuánto tiempo puede una tripulación sobrevivir sumergida?
El número de días que un equipo puede sobrevivir depende de cuánto tiempo han estado realizando las tareas bajo el agua y qué tan bien preparados están para perder energía.
“Si se cargaron las baterías y se actualizó el aire”, dice el Dr. Farley, “las perspectivas son alentadoras”.
En relación con el submarino argentino, agrega: “El rango externo parece ser de diez días si estuvieran bien preparados”.
¿Qué podría haber ido mal?
Esto no está claro en el caso del ARA San Juan desaparecido.
Pero, dice el Dr. Farley, es posible que se haya producido un mal funcionamiento eléctrico después de informes de un fallo que afecta a las baterías del submarino.
Tal avería mecánica podría apagar tanto los motores como el sistema de comunicación, dice.
¿Hay un plan para tales accidentes?
En el caso de que un barco sumergido sufra problemas mecánicos al regresar a la superficie, se pueden implementar procedimientos para ayudar a elevarlo.
Para controlar la flotabilidad, los tanques de combustible o de lastre, que pueden agregar peso, se pueden vaciar y usar para levantar el submarino. Para lograr esto, se libera el combustible diésel o lastre, vaciando los tanques, y las cámaras se llenan de aire.
Submarinos también tienen pequeños hidroaviones; alas que se ajustan para permitir que el agua viaje en diferentes direcciones a medida que el barco inclina su proa y popa hacia arriba o hacia abajo para ayudar a su movimiento.
¿Cuáles son los principales peligros?
Con una posible escasez de oxígeno y una acumulación de monóxido de carbono, la sofocación es el riesgo número uno.
El oxígeno se puede suministrar a través de recipientes o generadores que realizan un proceso llamado “electrólisis”, que separa eficazmente componentes como el agua y el oxígeno. Sin embargo, la falta de energía obstaculizará este proceso y el suministro puede agotarse gradualmente.
Hay otros peligros que también podrían entrar en juego.
El Dr. Farley señala que si un compartimiento dentro de un submarino atrapado se inunda, esto puede provocar “incendios repentinos y otras complicaciones graves” a medida que el aire se comprime aún más.

Una mirada a los submarinos del futuro

El capitán Peter Pipkin, oficial de robótica de la flota de la Royal Navy, dijo: “La Royal Navy de hoy es una de las fuerzas tecnológicamente más avanzadas del mundo, y eso se debe a que siempre hemos tratado de pensar de forma diferente y presentar ideas que desafían el pensamiento tradicional”.
En el siglo XVIII, la Royal Navy comenzó a enfundar barcos en cobre, lo que mejoró drásticamente la velocidad, y el dreadnought, acorazado predominante del siglo 20, revolucionó la guerra naval en el período previo a la Primera Guerra Mundial.
Los nuevos conceptos fueron soñados por científicos de BAE Systems, Rolls Royce, Lockheed Martin y el Ministerio de Defensa, a los que se les pidió que pensaran en la guerra submarina en 50 años.
El desafío fue diseñar naves que sean baratas y letales en la batalla.
Pipkin, como se mencionó anteriormente, es un oficial de la Flota Real, la fuerza de guerra británica agregó: “Si solo el 10% de estas ideas se hacen realidad, nos pondrá a la vanguardia de las futuras operaciones de defensa y guerra”.
Entonces, ¿cómo se ven los diseños?

 

NAUTILUS 100

 

DRONE PEZ VOLADOR

 

MICRO DRONE

 

ANGUILA DRONE

 


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 21, 2017


 

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com