Share

  Por Mireia Palau.

Tras un examen exhaustivo del comportamiento humano, es posible llegar a un acuerdo con nuestra capacidad innata para cometer errores y tomar decisiones equivocadas. Por esta razón se ha convertido en un tema de interés para las personas involucradas en la toma de decisiones dentro de las organizaciones establecer sistemas específicos para apoyar los procesos de toma de decisiones.

Dichas herramientas y orientación se están convirtiendo rápidamente en un componente importante de los procesos de toma de decisiones. Las razones de esto son que al usar ejercicios mentales se ha vuelto más fácil identificar los sesgos individuales que afectan las decisiones. Por lo tanto, estos procesos son útiles para eliminar el sesgo y, por lo tanto, ayudan a mejorar la toma de decisiones.

La asombrosa capacidad del cerebro humano es la principal razón para estudiar el proceso de toma de decisiones. Por lo tanto, se puede suponer que sin un conocimiento preciso sobre cómo estos sesgos afectan la toma de decisiones, es probable que sigamos cometiendo los mismos errores. Estos errores pueden ir desde errores simples como seleccionar un producto equivocado en el supermercado hasta errores graves como realizar una inversión equivocada.

La discusión destacará brevemente las consideraciones a tener en cuenta al decidir si trasladar o no las operaciones intensivas en mano de obra de una organización a México. Esto se basa en el hecho de que hay acceso a mano de obra barata en México.

El primer paso en el proceso de toma de decisiones racionales es la identificación del problema. Al hacer esto, la gerencia debe intentar obtener una comprensión profunda del problema. Esto proporciona una base más sólida para la toma de decisiones y la identificación de alternativas. En este caso, el problema parece ser la reducción de los costos de operación, por lo que es necesario mudarse a México.

El segundo paso en el proceso es identificar los criterios adecuados. Esto surge debido a que la toma de decisiones requiere lograr más de un objetivo. En este caso, un aspecto que afectará la toma de decisiones es que la deslocalización supondrá la pérdida del empleo. En tales casos, el riesgo de litigio debe ser considerado antes de tomar la decisión.

El tercer paso en la toma de decisiones requiere que las personas a cargo sopesen los criterios. Los criterios se pueden ponderar en términos monetarios, porcentajes o cualquier sistema de puntuación relacionado (Bazerman, 2009). El cuarto paso del proceso de toma de decisiones involucra la identificación de alternativas viables.

Por ejemplo, dado que la reducción de costos es el principal problema, una alternativa a la mudanza puede ser buscar fuentes de materia prima más baratas. El tiempo dedicado a la identificación de alternativas no debe ser demasiado, especialmente si el costo de la alternativa supera la información disponible sobre otras opciones.

El quinto paso en el proceso de toma de decisiones es calificar las alternativas según el criterio. En este proceso, los gerentes buscan probar qué tan bien se ajusta cada alternativa a los criterios originales. Para completar el proceso de toma de decisiones, se puede lograr el cálculo de una decisión óptima.

Esto implica identificar la solución con la calificación más alta de las calificaciones ponderadas. En base al análisis del caso aportado, se establece que la mejor decisión sería mejorar el servicio al cliente (50%). Probablemente esto se deba a que esta opción le permite a la empresa aumentar las ganancias de sus productos al tiempo que evita los litigios innecesarios que pueden surgir de los trabajadores y sus sindicatos.

La segunda mejor opción según el cómputo es el traslado a México (37,5%). Esto probablemente se basa en el valor monetario de U$1 millón y el ahorro futuro adicional del que la organización se beneficiará si las operaciones se trasladan a México. La tercera opción identificada después del cómputo es la expansión del mercado interno (12,5%).

Esta opción puede tener una calificación más baja si la empresa ya está bastante bien establecida en el mercado local. La última opción basada en la ponderación parece ser la mejora de la calidad (0%). Esta opción puede calificarse como tal porque la empresa ya produce productos de buena calidad y, como tal, puede realizar mejoras mínimas en sus productos.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 15, 2023


 

1 thought on “Mudarse o no mudarse a México”

    • Susana
    • posted on February 15, 2023

    Y la inseguridad con la que se convive en Méjico no se evalua????

Comment

Su Opinión

%d bloggers like this: