Una pareja que no puede abortar verá morir a su bebé después del parto

Share

En unas pocas semanas, una pareja de Florida tendrá que despedirse de su hijo poco después del nacimiento del bebé, una realidad desgarradora creada por la eliminación del derecho al aborto en todo el país por parte de la Corte Suprema de EE. UU. el año pasado.

Debido a una nueva ley de Florida que prohíbe el aborto después de 15 semanas, excepto en ciertas circunstancias, Deborah Dorbert se ha convertido en una de las muchas mujeres que tienen dificultades para acceder a los procedimientos de aborto necesarios después de que la corte suprema anuló los derechos otorgados por la histórica decisión Roe v Wade de 1973.

Un informe del Washington Post narra cómo Dorbert y su esposo, Lee Dorbert, están esperando su segundo hijo y los médicos les han dicho que al bebé se le ha diagnosticado una anormalidad fetal fatal conocida como síndrome de Potter. Pero, dijeron, los médicos no pudieron realizar un aborto debido a su interpretación de una ley de Florida que entró en vigencia después de que la corte suprema anuló Roe v Wade.

El síndrome de Potter es una condición rara relacionada con el desarrollo del feto en el útero. El síndrome es el resultado de un crecimiento y función anormales de los riñones, lo que afecta la cantidad de líquido amniótico que rodea al feto durante el embarazo.

Se ha considerado un “diagnóstico doblemente letal” porque los bebés con riñones que funcionan mal no pueden eliminar las toxinas mortales de sus cuerpos y, a su vez, pueden experimentar insuficiencia renal. Además, la ausencia de líquido amniótico en el útero hace que un bebé nazca sin la capacidad de respirar.

De acuerdo con la Ley de Reducción de la Mortalidad Fetal e Infantil de Florida, que se implementó en julio pasado, los abortos están prohibidos después de las 15 semanas de gestación, con algunas excepciones, incluida una que permitiría un aborto posterior “si dos médicos certifican por escrito que el feto ha anormalidad fetal fatal y no ha alcanzado la viabilidad”.

Relacionado: El juez ‘pícaro’ designado por Trump con el futuro de la píldora abortiva en sus manos

En noviembre pasado, cuando el bebé de la pareja fue diagnosticado con el síndrome, un especialista en medicina materno-fetal les dijo a los Dorbert que algunos padres eligen continuar hasta el término completo mientras que otros optan por interrumpir el embarazo mediante cirugía o trabajo de parto prematuro.

El médico agregó que consultaría con los administradores del sistema de salud sobre la nueva ley, informa el Washington Post. Los Dorbert finalmente decidieron que les gustaría interrumpir el embarazo lo antes posible porque los bebés con el síndrome a menudo mueren antes de nacer o terminan asfixiados minutos u horas después del parto.

Deborah Dorbert le dijo al medio que recordó que el especialista dijo que la terminación podría ser posible, pero no hasta entre las semanas 28 y 32.

Luego, luego de que el especialista consultara con los administradores del sistema de salud sobre la nueva ley, se le dijo a la pareja que tendrían que esperar para interrumpir el embarazo hasta la semana 37 de gestación, o casi a término.

Según un mensaje de texto que Deborah Dorbert recibió del coordinador de una oficina de medicina materno-fetal que visita con frecuencia, el especialista tomó su determinación después de que los administradores legales revisaran la nueva ley y la forma en que está escrita.

“Está horriblemente escrito”, agregó el mensaje.

A pesar de que el especialista le dijo a la pareja que otros estados tenían menos restricciones en el acceso al aborto, los Dorbert dijeron que estaban abrumados por los costos de viaje y que solo habían salido de su estado unas pocas veces.

La pareja, que no supo el sexo del bebé porque tenía las piernas cruzadas o el cordón umbilical estaba en el camino durante cada exploración, finalmente optó por brindar cuidados paliativos a su hijo después de que naciera.

“Eso ha sido muy importante para nosotros, entender que tenemos ese control al menos en algunas de estas decisiones”, dijo Lee Dorbert .

Sin embargo, la nueva ley, que castiga a los médicos que la violan con sanciones que incluyen la revocación de la licencia, fuertes multas y cinco años o más de cárcel, ha dejado a la pareja enojada y frustrada.

“Me enoja que los políticos decidan qué es lo mejor para mi salud”, dijo Deborah Dorbert . “Haríamos cualquier cosa por tener este bebé”.

“Nunca lo hemos entendido realmente”, dijo Lee Dorbert, y agregó: “Nos dijeron que había una excepción… Obviamente, [no] es una excepción suficiente en algunos casos”.

A pesar del dolor que están experimentando los Dorbert y parejas en situaciones similares, el gobernador republicano del estado, Ron DeSantis, ha mantenido una firme postura contra el aborto.

A principios de este mes, DeSantis dijo que firmaría una prohibición de aborto de seis semanas si se aprobaba.

“Estamos a favor de la vida”, dijo DeSantis. “Insto a la legislatura a trabajar, producir cosas buenas y firmaremos. Eso es lo que siempre he querido hacer”.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 26, 2023


 

4 thoughts on “Una pareja que no puede abortar verá morir a su bebé después del parto”

    • marianita
    • posted on February 26, 2023

    De lo mas triste que he leido

    • kaitlyn nicholas
    • posted on February 25, 2023

    My bro n sis died from this. Both died…..somehow i lived

    • emiliano colorin colorado
    • posted on February 25, 2023

    Brutalidad. Hay exepciones para todo.

    • Claudio Kussman y familia
    • posted on February 25, 2023

    Terriblemente doloroso. Que el destino tenga piedad del bebé y de sus padres. No hay palabra para expresar en un caso como este. CLAUDIO KUSSMAN

Comment

Su Opinión

%d bloggers like this: