Carrió: Crónica de una Mentira

Share

 

Elisa Carrió, una de las políticas a quién las encuestas la exponen como la mas creible, es simplemente una nueva decepción.

 

[ezcol_1half]

ELISA MARÍA AVELINA CARRIÓ 

LAS ENCUESTAS LA DAN COMO LA  MAS CREIBLE Y HONESTA

Todos sabemos fehacientemente que los políticos nos mienten descaradamente, lo cual ellos año tras año no se esfuerzan en desmentir. Saben que estamos acostumbrados y que de cualquier forma  los seguimos votando elección tras elección.  Ahora bien en las encuestas sobresale como la más creíble y honesta la doctora ELISA “LILITA” CARRIÓ, lo cual ella pregona siempre que puede. Demás está decir que con mi familia estamos curados de espanto ante la hipocresía y la falacia de todos aquellos funcionarios, políticos, clérigos y periodistas a los que hemos recurrido. Pese a ello hemos insistido con “la doctora” para exponer la iniquidad  a la que estamos sometidos a través de mi ilegal prisión.

 

PRIMER CONTACTO PERSONAL 31/05/2015

Mi esposa viaja a SANTA TERESITA donde la entrevista exponiéndole sobre mi situación. CARRIÓ manifiesta tener conocimiento de los abusos cometidos por el gobierno del “vamos por todos” y que de ganar MACRI las elecciones, este tenía la gente preparada para la revisión de causas. Que quede tranquila, que están trabajando. Me dedica un ejemplar de “HUMANISMO Y LIBERTAD” escrito por ella con un dulce y cristiano texto que dice: “UN BESO GRANDE PARA CLAUDIO LLEVA CON DIGNIDAD EL PESO DE LA CRUZ”. Mi esposa se quiebra  hasta las lágrimas y “LILITA” la contiene tomándola de las manos. Pasa el tiempo se le envía cartas que no son respondidas.

 

SEGUNDO CONTACTO PERSONAL 06/12/2016

FABIAN viaja de Orlando a MIAMI, donde la entrevista gracias a la mediación del periodista AGUSTIN RANGUGNI, propietario de TV Radio Miami. Destaco el gesto y apoyo de este excelente y valiente profesional de los medios por quien sentimos verdadero respeto, gran aprecio y eterno agradecimiento. Allí vuelve a manifestar sobre el conocimiento que tiene sobre las causas a los adultos mayores y vuelve a repetir: < estamos trabajando>. Estos términos serian esperanzadores si no fuera porque el tiempo transcurre, y mientras ellos “trabajan y se ocupan” nosotros seguimos muriendo en cautiverio. Al finalizar la entrevista “LILITA” ordena a su  ayudante entregar a FABIAN los números de dos teléfonos celulares para que la llame en treinta días.  Motivo de expectativa y esperanza de él, de AGUSTÍN, y de nostros por supuesto. No pocas personas nos habían advertido, inclusive en este mismo sitio Web sobre los pensamientos y el accionar de “la doctora”, de años atrás, cada vez que fuera entrevistada por este tema, de los PP, presos ilegales, prisioneros de guerra o como se nos quiera llamar.

 

011 15  39240925 y 011 15 49513528 

Transcurridos los 30 días alternativamente con FABIAN comenzamos a llamar a estos dos teléfonos celulares. Invariablemente, en el primer número reciben el mensaje y el segundo está fuera de servicio con tono de ocupado. Grabamos los numerosos llamados realizados y adjuntamos un par de docenas de ellos. Todos son exactamente iguales unos a otros. Por supuesto nunca recibimos respuesta alguna a nuestros mensajes. A la fecha desistimos de los mismos y  le cedemos los números por si usted quiere probar. Esto es parte del CAMBIEMOS, a quienes seguramente se los volverá a votar ya que es esto, o el abismo. También porque solo es una mentira más, de las muchas a las que  estamos acostumbrados.

 

“La primera pequeña mentira que se contó en nombre de la verdad, la primera pequeña injusticia que se cometió en nombre de la justicia, la primera minúscula inmoralidad en nombre de la moral, siempre significarán el seguro camino del fin”.

Václav Havel (1936-2011)

Horas, minutos, segundos con Carrió: OTRAS VOCES, OTRAS EXPERIENCIAS

“Por sus frutos los conoceréis” Mateo 7:20

[/ezcol_1half] [ezcol_1half_end]

UNA DIRIGENTE MÁS

LAZARILLO DE TORMES

El encuentro significaría un puente en el antes y después de mi aversión a la clase dirigente. Una de las servidoras públicas con mayor credibilidad y quizás una de las únicas que podría reivindicar desde otro frente a la mujer/político luego del paso de dos asesinas seriales en la Casa Rosada (Si, exacto: Isabel y Cristina) desplegaba su carisma en los pasillos del exclusivo J.W. Marriot cerca de las bellas playas de South Florida. El dirigente político, en su esencia, vive gracias a la generosidad del Estado y fuera de la pecera protectora, demuestra la falta de contacto con la realidad.

Ignoro que pretendía descubrir sobre Elisa María Avelina Carrió -además, conocida como “Lilita”- ese mediodía de diciembre cuando se presentó ante una centena de posibles inversores americanos en Miami. Confieso que el encuentro puede haberla tomado con la guardia baja. Su presentación obedecía a exponer las ventajas que Argentina ofrece al mercado internacional y no a fijar su posición sobre prisioneros ilegalmente arrestados, llámese ex uniformados, gente del Poder Judicial o civiles que intervinieron o no en la lucha armada contra la “juventud maravillosa” en los trágicos años ’70. La astucia y experiencia de Agustín Rangugni -el moderador y cerebro ejecutivo del evento- abrió las puertas para que pudiera yo tener ante Carrió, mis quince minutos de fama (cinco, en realidad) entre periodistas que requerían la opinión de la situación comercial del país para agasajar capitales extranjeros.

 

SECRETO DE ESTADO

Ni cámaras, ni grabadores fue la advertencia de la diputada y de todo su equipo. De proseguir, habría que hacerlo a la vieja usanza de lápiz y cuadernillo, pero para registrar los mismos latiguillos de siempre, no se necesitan demasiados útiles.

“Soy la única que habla del tema”

“Estoy proponiendo una revisión de los casos”

“Me encuentro en conversaciones con otros dirigentes para abordar esta problemática”

¿Cómo refutar tan nobles declaraciones? Aguardando. Transitando en ese espacio prudencial que el tiempo le otorga a los que estamos libres. Especulando que el tiempo no se acabe para quienes están tras los barrotes. Todas nuestras acciones afectan -para bien o para mal- a terceros, y la funcionaria debería saberlo.

La entrega de documentación de mi parte y el intercambio de tarjetas de presentación fue el principio del fin. En ese simple acto entendí que me había hecho cómplice del circo político, pero -como ciudadano común- sentí la obligación (¿qué otra alternativa?) de concederle el beneficio de la duda.

 

GRANDES ILUSIONES

De acuerdo, no soy Pip y Carrió no es Estela, ni me veo al final de mi travesía recorriendo una casa en ruinas de su mano, pero si diviso que en el abismo de nuestras vidas podamos terminar -codo a codo- siendo testigos del desmoronamiento de un país. ¿Por qué? Porque tanto yo como la legisladora hablamos, y no accionamos.

Cuando la doctora Carrió -en verdad, un colaborador- recibió mi tarjeta de presentación y en un trueque mecánico transfirió la suya, la promesa de comunicación sobre el desarrollo de la posición por ella proclamada quedó latiendo. Y quedó latiendo hasta hoy. La tanda de mensajes depositados en su buzón telefónico se apila ad nauseam. Perdón, la cadena de mensajes sin respuesta.

 

EL PROCESO

Joseph K. es detenido una mañana sin motivo aparente y, desde ese momento, comienza para él una pesadilla judicial y burocrática. Por más que intenta recurrir a distintas instancias, nunca llega a saber de qué se le acusa ni, en consecuencia, cómo defenderse. Es un espejo de muchos de los casos que los ex uniformados argentinos enfrentan. Y mueren. Y mueren mientras la diputada habla, denuncia, habla y finalmente, todo queda en la nada. Costumbres Argentinas. El vocinglero serial que todos conocemos. Es, en consecuencia, la curadora por la fe: Si en algún momento acierta (Generalmente sobre lo obvio) ella palmea su propia espalda.

 

EL TAMBOR DE HOJALATA

Óscar Matzerath se negó a seguir creciendo a los tres años decepcionado del mundo de los adultos. Pero maduró mentalmente. Los funcionarios argentinos crecen. Crecen en ambición y este es el caso de Carrió, con una vuelta de tuerca diferente: Su ambición es salir al ruedo y utilizar su yo-yo verbal. Uno de los últimos baluartes, otra decepción.

 

 

Cinco horas junto a Elisa Carrió

[/ezcol_1half_end]

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 9, 2017


 

 

Tags: , , ,
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
46 Comments
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
46
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x