Día de la Mujer

Share

 

 

 Escribe Jorge B. Lobo Aragón.

 

Día de la Mujer

OPINIÓN:

 

 Bienvenido el día de la mujer – que hoy celebra todo el mundo – para rendirle con renovado fervor el homenaje que todos los días se merece. Debemos reconocer, con dolor, compungidos y avergonzados, que estamos en deuda con ella. Este mundo moderno, que hace gala de conquistas y de liberaciones a pesar de que vivamos la angustia de la desocupación y de que el maquinismo desplace al hombre de sus tareas, es culpable, también, de un especial ensañamiento con la mujer. La mujer muchas de las veces, está perseguida, menospreciada, relegada. Por supuesto que no me refiero a todos los ámbitos sociales ni a todos los hogares, pero sí a la tendencia general y predominante en el mundo actual. Dios la creó con idéntica dignidad que el hombre para ser su compañera; pero se pretende mostrar como que sólo alcanzaría su plenitud, su total realización, siendo su rival, su contrincante, su competidora, ya que podría realizar las tareas que el hombre realiza con similar capacidad y solvencia. De eso no hay dudas: los seres humanos, varón y mujer, están plenamente capacitados para cumplir las tareas humanas;  pero eso no justifica que se muestre como inferiores, subalternos ni denigrantes a los quehaceres que son típicamente femeninos, a las ocupaciones y funciones que a la mujer le están reservados por ser eminentemente femeniles ya que en ellos resplandecen las especiales condiciones de que las ha dotado la naturaleza: el cuidado del hogar, la crianza de la prole. Ante ese menosprecio por las labores femeniles se ha alzado la voz del Papa en Familiaris Consortio: “Si se debe reconocer también a las mujeres, como a los hombres, el derecho de acceder a las diversas funciones públicas. La sociedad debe sin embargo estructurarse de manera tal que las esposas y madres no sean de hecho obligadas a trabajar fuera de sus casas y que sus familias puedan vivir y prosperar dignamente, aunque ellas se dediquen totalmente a la propia familia”. Ese es el desafío al mundo de hoy: estructurar a la sociedad de tal modo que las mujeres no sean de hecho obligadas a salir de sus hogares para competir en el mercado laboral. La irrupción de la mujer en diversas funciones laborales ha enriquecido, sí, al mundo del trabajo con el aporte de su esfuerzo, pero al mismo tiempo, por el empuje de una duplicación de la oferta, ha influido bastante desfavorablemente sobre la demanda. Pero lo fundamental no es eso; nadie piensa en mejorar la demanda laboral mediante selecciones ni exclusiones. Debemos tener presente que como hombres políticos estamos llamados a mejorar la sociedad, para lo que debemos considerar que la mujer tiene pleno derecho a mantenerse en el ámbito del hogar, en la crianza de los hijos, siendo centro de amor, de paz, de belleza, de concordia, sin que nadie la obligue a mantenerse total ni exclusivamente en estas nobles funciones. Al rendir homenaje a la mujer, debo hacer una aclaración: dije que Dios la creó con idéntica dignidad que el hombre, para ser su compañera, pero me corrijo, ya que bien vista la dignidad de la mujer es superior a la del hombre, al que holgadamente lo supera en grandeza y noble esplendor: rindo homenaje a la madre del hombre, ya que en la maternidad y en la crianza de los hijos ella concreta en forma sublime la nobleza del papel que cumple en el género humano.

JORGE B. LOBO ARAGÓN

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 7, 2017


 

La Verdad Sin Miedo…

Share

 

 

La justicia tiene un valor superior, está primero que la paz.

 

 Escribe Jorge B. Lobo Aragón.

 

La verdad sin miedo

Los argentinos tuvimos una guerra. Desgraciada y sucia, sí, pero fue una guerra. Hay quienes dicen que no. Que eso arguyen los partidarios de la represión. Pero al comienzo fueron los subversivos los que hablaron de guerra, lo que servía de justificación a sus violencias. Porque estábamos en guerra y ocupaban un territorio – las laderas del Aconquija -, solicitaron a las Naciones Unidos que se los considerara potencia beligerante.

Y a esa guerra, por errores en la conducción política y económica, falta de objetivos – ya que el único enarbolado era la vuelta a la democracia -, derrota militar en las Malvinas, corrupción infiltrada en las fuerzas armadas y algunos otros más, la ganó la subversión. Nos guste o no, quedaron triunfantes. Ocuparon cargos en la conducción del Estado, algunas madres de sus muertos hicieron alardes de sus heroicos comportamientos, descalificaron mediante una prensa adicta a todos los que se les opusieron, a sus abogados se los ha elegido Ministros y hasta presidente. Y los represores -como suele ocurrir con los bandos derrotados- han desaparecido, se han diluido, se han borrado ante el cambio de frente de sus enemigos, que hasta han hecho suya la política de Martínez de Hoz.
Podría pensarse que venciendo los subversivos hubieran implantado el comunismo más absoluto, como se vislumbraba en la década del setenta. Pero han cambiado los tiempos: ya ni en Rusia gobierna el comunismo, desplazado por la aplastante fuerza del capital, y los que quedan en Cuba y en la China parecen domesticados, reprimidos, morigerados. Los extremistas muertos no lo hubieran aceptado, pero los vivos se encolumnaron tras el Fondo Monetario. Hubo una guerra y los subversivos triunfaron. 

 

 

Pueden juzgar a los vencidos e imponerles penas. Pueden ejercer el violento derecho que da la fuerza. Está en sus manos. Muchas guerras han terminado matando como a criminales a los jefes vencidos. Pero, por la dignidad de la Nación, por decoro, correspondería que a la revancha se la ejerza con un mínimo de circunspección. Pero quienes han tenido que enfrentar una guerra y ante el que muchas rodillas se hincaron condescendientes; que en su momento recibieron el aplauso y acatamiento de toda una clase dirigente, se lo trate ahora como a un malhechor común, equiparado en su vulgar delito a pandillas de mafiosos, resulta un insulto a la nación que en su momento le rindió respetuoso homenaje y que hasta le agradeció el haberla sacado de la descomposición del peronismo isabelino.

La nación corrió el peligro de ser tomados por grupos armados capaces de organizarse y emprender acciones conjuntas de profundo alcance. A esta organización no la demostraron en los secuestros que les aportaban gruesas sumas con las que con holgura cubrían sus cuantiosos gastos, pues las técnicas empleadas eran comunes a las de las bandas simplemente delictivas. Demostraron su capacidad militar en los asaltos a los diversos cuarteles y, sobre todo, en su ocupación de las serranías tucumanas. La subversión empleo distintas tácticas. La más generalizada es la gramsciana, basada en copamiento de las conciencias mediante el adecuado empleo de técnicas aportada por la psicología freudiana. Otra era la lucha urbana, para la que se necesita el apoyo de fuertes sindicatos adoctrinados. Y otra la guerrilla rural, con la que Fidel Castro obtuvo el triunfo en Cuba y con la que Ernesto Guevara fracasó en Bolivia a pesar de su dedicación, tal vez coraje y experiencia. Pero la guerrilla rural, la subversión halló un magnifico escenario en los cerros tucumanos. Sin duda durante el gobierno de Isabelita Martínez la subversión se fortificó. La Iglesia en su momento ha condenado el Irenismo. “Irene” en griego significa paz. Por lo que se llama Irenismo al movimiento que aspira a la paz a todo trance. La paz es buena, sí, pero la paz que surge de la justicia. La paz que imponen los dominadores al margen de lo justo, es sólo un camino para usufructuar su poder. La justicia tiene un valor superior, está primero que la paz. Nuestro “Señor” empleó la violencia contra los mercaderes que hacían del templo un mercado. Con eso nos enseñó que la violencia, bien aplicada, es buena; hasta puede ser santa. 
¿En qué circunstancias se justifica? ¡Ah!, eso precisa de un prudente criterio, como los de San Martín y de Belgrano.
Sabemos también del mal que causó el terrorismo y el proceso que asoló al país, y debemos adherirnos al dolor sufrido por sus víctimas.
Pero siempre debemos que tener presente las verdades de nuestros próceres. Decía Sarmiento y debemos recordarlos “desgraciados los pueblos a los que se les agote ese instinto por mantener la salud colectiva.
Los ciudadanos de tales pueblos serán tratados como presidiarios.” No debemos bajar los brazos en este empeño que, para todo hombre, debe ser primordial que las personas y especialmente nuestros héroes y quienes lucharon por nuestra patria en una guerra declarada sean juzgados conforme las reglas de la sana crítica, del debido procedimiento, en tiempo cierto y con argumentos legales. El tan mentado Principio de inocencia. (In Dubio Pro Reo) de Jerarquía constitucional. Son las pruebas no nos jueces los que condenan. Muchos todavía están enceguecidos por el odio y la venganza que debe acabar. Sabemos que una justicia lenta no es justicia.

Dr. Jorge B. Lobo Aragón

 

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 16, 2017


No debe discriminarse …Discapacidad…

Share

 

Los minusválidos, necesitan, tienen derecho a varios o muchos pasos adelante de los otros para correr en igualdad de condiciones. No le concedemos nada, reconocemos en ellos un derecho elemental de los más elementales de los derechos humanos.

 

Por JORGE BERNABE LOBO ARAGON.

 

Opinión:

 

 

Cuando éramos chicos y corríamos carreras. Al más chico lo poníamos varios pasos adelante. Le dábamos cancha. Tantos más pasos cuando más chico era el corredor. Así es la vida. Los minusválidos, necesitan, tienen derecho a varios o muchos pasos adelante de los otros para correr en igualdad de condiciones. No le concedemos nada, reconocemos en ellos un derecho elemental de los más elementales de los derechos humanos.Para poder ganarse la vida, el ciego, el amputado, el débil mental por cualquier causa, el sordo, el mudo, requieren muchos pasos de ventaja. Puede un sordo, un mudo, un ciego manejar una computadora? Pues enseñémosle y que lo hagan como el mejor, con orgullo, pero enseñémosle. No quieren limosna, no quieren favores, quieren ejercer el derecho elemental a trabajar. Quieren ser capaces de sostenerse a sí mismos y sostener una familia. Y digo computadora como podría decir mil cosas distintas.
Desde traducir braille a estudiar una carrera independiente. Desde música a artesanías pasando por distintos profesorados. Cuando tenemos el problema en casa recién reaccionamos. Cuanto cuesta una operación de ojos o de oído o de cerebro, cuánto cuesta una pierna ortopédica o una silla de rueda especial? Conocemos a genios que se levantaron sobre sus disminuciones físicas o mentales por que tuvieron los medios para hacerlo. A cuanto de ellos perdemos, desperdiciamos? De cuantos cerebros nos privamos? No es caridad, es obligación la de velar por ellos, como por los niños, las madres necesitadas y los ancianos. No creo que dios justifique a un pueblo que olvida a los débiles. Pero resulta imprescindible que las “autoridades” – poder ejecutivo; legislatura – comisión permanente – diputados y senadores nacionales tomen conciencia de que la discapacidades son generales y que no se puede “discriminar” en el sentido de que las peticiones, resoluciones o soluciones, siempre se resuelven en la capital federal. Las provincias son autónomas, independientes y federares y debería tener un representante para solucionar los problemas de las personas que más nos necesitan.
Dr. Jorge B. Lobo Aragón

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 16, 2017


Una decision discriminatoria…

Share

 

 

 Por JORGE BERNABE LOBO ARAGON.

Discapacitados

 

Opinión

 

Los discapacitados son una parte muy considerable de la sociedad. Muy considerable. Merecen con­sideración, son acreedores a la consideración de todos los integrantes de la sociedad y en forma muy especial a la consideración de los gobernantes, de los políticos, de los que tienen bajo su responsa­bilidad velar por el bien común, abarcante de todos. Tienen derecho a que se piense en ellos, a que se medite sobre sus circunstancias, a que se atiendan las especiales dificultades que deben afrontar, a que se procure brindarles un cuidado especial ya que es especial su forma de integrarse en el ambien­te y en la humanidad. Estas aclaraciones vienen al caso para que se entienda que si se habla de “una parte muy considera­ble de la sociedad” no se está aludiendo meramente al número de votos que ellos representan. Son considerables por su condición humana, por su calidad de prójimos, y de prójimos cuyas condiciones mueven el corazón de sus semejantes y lo estimulan a una especial estima, a un cordial aprecio, a las deferencias de una singular cortesía .Estas son razones suficientes para repudiar una decisión que disponga condiciones diferentes para los que tienen que afrontar la vida con diferentes dificultades. Se trata de una medida, que perjudica a los sectores más vulnerables de la población. Unas 70.000 personas han sido afectadas con bajas injustificadas de las pensiones no contributivas, sin que se brinde explicaciones sobre los motivos por los que se realizaron los recortes. Medida que se contradice con principios constitucionales, tratados internacionales, leyes nacionales y la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad” y toda normativa legal vigente al respecto. Más allá de las investigaciones sobre excesos, en la mayoría de los casos no existió previo aviso a los beneficiarios para que puedan ejercer el derecho a la defensa y el debido proceso. Las pensiones contributivas no pueden ser entendidas como una carga plausible de ser recortada sino como un instrumento necesario de seguridad social. La solidaridad con los discapacitados o con los que menos tienen, está ligada al interés público y no es algo que se obtiene pidiendo sino algo que se tiene el derecho de reclamar. Todo ataque a la vida ajena inocente – discapacitado -, es un deber primordial que el Estado debe proteger y un principio fundamental de justicia.

PrisioneroEnArgentina.com

Junio 15, 2017


 

Héroes de Guerra

Share

 

 

Héroes de Guerra – 14 de Junio…

  

Opinión

 

Fue en la víspera del 14 de junio la firma de la rendición argentina ante Gran Bretaña, por parte del gobernador impuesto por el régimen militar Benjamín Menéndez. Con la victoria británica se terminaron los combates que dejaron en 74 días de conflicto 649 argentinos muertos, 255 del lado británico y 3 isleños en accidentes y por “fuego amigo”. Es por eso que me siento obligado a congratularme y homenajear a quienes vivieron en carne propia los fragores de la guerra y su memorable lucha en su gesta heroica para recuperar a la hermanita pérdida a que vuelva a casa. A mi entender es el mayor logro al que puedan aspirar los que tienen a su cargo la defensa de la Nación? Si bien los isleños llaman al 14 de Junio su día de liberación. El aniversario 35 brinda me brinda una oportunidad no sólo para reflejar el sacrificio de quienes recuperaron las islas sino para recordarnos a través de los archivos cuando paraguayos y bolivianos se trenzaron en una guerra, dejando atrás un período de cinco años de ataques crónicos en la frontera. Debieron luchar por intereses extranjeros que se disputaban la explotación del petróleo en ricos yacimientos del Chaco. Una guerra evidentemente injusta. Pero una guerra, una vez declarada es, se lo quiera o no, una guerra de la nación. Es la nación la que –quizás – , se beneficie con el triunfo, y es la nación la que -con toda seguridad-, ha de perjudicarse con la derrota. Lucharon bolivianos y paraguayos con bravura, con abnegación, haciendo gala de amor a su patria. Y cuando reinó la paz cada nación rindió homenaje a sus héroes, a sus queridos muertos, a los venerables veteranos.
Al concepto general de que los ciudadanos son iguales, bien vale la pena modificarlo separando dos clases: el ciudadano común y los héroes de guerra, los que han jugado su vida por la patria y se merecen todos los honores, todos los privilegios, todas las atenciones, todas las desigualdades a su favor. En el Paraguay los héroes sobrevivientes aún hoy son tratados con reverencia. Eso, que la comunidad ofrende su respeto a los que han perdido la vida por defenderla y a los que no ha sido voluntad de Dios llevarlos, pero igualmente la expusieron ante el enemigo, es una obligación nacida de la más elemental decencia. Seríamos unos canallas despreciables regateando ese homenaje. Pero, además, honrar a los que nos defendieron es la mínima política de conservación, de defensa. Ver que a los que han expuesto su vida por la patria se los aplaude los 2 de abril o el 14 de junio y que los demás días tienen que andar buscando un trabajito, gestionando ellos -cuando debiera ser la sociedad la que espontáneamente se ofrezca- que se les conceda algún beneficio de los que los burócratas usufructúan como merecidas conquistas sociales, ¿no es acaso una vergüenza que está proclamando que somos una sociedad que no se merece el esfuerzo de sus hijos? La Argentina -gracias a Dios- tiene y ha tenido héroes a través de la historia que le han ofrendado la vida. Unos la perdieron. El primero el teniente Pedro Giachino, muerto sin siquiera defenderse, en cumplimiento del plan impuesto de no hacer daño al enemigo. Post mortem fue ascendido a capitán de fragata y -el 4 de abril de 1982- sepultado en el cementerio de Punta Alta. Se cumplía con la obligación de honrar a los héroes, y también se rindió honores a los restos mortales del soldado Mario Almonacid.Muchos héroes de tierra mar y aire murieron, y son igualmente respetables los que pusieron su pecho al peligro y no murieron. Quizás un emblema de todos ellos, de los vivos y de los muertos, sea el abnegado teniente Giachino. Podría su nombre ser bandera de lo que significó ponerlo al Estado al servicio de un interés permanente de la nación. Que se haya llegado a la derrota significa que a la nación hay que defenderla mejor, no que no deba defendérsela. Aquel gobierno militar inmediatamente después – lo mismo que los gobiernos civiles que lo sucedieron – , se impuso la tarea de “desmalvinizar”, y para desmalvinizar se considera a los respetables veteranos como a simples “chicos” a los que es preciso tirarles alguna propina. Y no es así. Ellos, como Giachino, y todos los demás veteranos y héroes, se merecen el homenaje permanente de la patria!

 


PrisioneroEnArgentina.com

Juni 14, 2017


 

Día del Escritor

Share

 

 

 

13 de Junio 

 

Opinión:

Cada  13 de junio se conmemora el Día del Escritor. El festejo no es casual y se debe a que esta misma fecha, pero de 1874, nació Leopoldo Lugones en Villa María del Río Seco, en Córdoba. Lugones fundó la Sociedad Argentina de Escritores(SADE) que, luego del suicidio del poeta, estableció el día de su natalicio como el Día del Escritor. Ccuando Lugones escribe“La grande Argentina” su propósito era ya la de señalarnos lo que puede hacer la Nación para alcanzar su destino de llegar a la categoría de potencia. Es por eso que en el día de los escritores  deseó no solamente rememorar a los grandes escritores que tiene y tuvo el país a través de todos los tiempos, sino también  una frase de José  Ortega y Gasset con “Argentinos  a las cosas”.  Leopoldo al igual que Ortega y Gasset, amaban a la Argentina y nos pintan, ilusionados con un futuro venturoso. Es admirable lo que estos grandes escritores entendió de nosotros en el hecho de ir hacía más allá, un aspirar constante y un anunciar que algo va a ser.  Lo que nos define y describe ilusionados con un futuro venturoso. Pero las virtudes se abandonan con facilidad. Es que el estado debe convencernos de una vez por toda sobre nuestras técnicas y conocimientos,  para  poder explotar y administrar una riqueza intelectual que indudablemente tenemos. En Europa hubo grupos de gente sabia y una juventud ávida por cultivarse, y de eso nacen las universidades. Nosotros invertimos muchas veces  el proceso y creamos las universidades sin tener primero los sabios, y así las “cátedras, los puestos, los huecos sociales surgen antes que los hombres capaces de llenarlos”. A principios de este siglo, un periodista escribió una nota que ahora nos llama la atención. Decía que había observado algo insólito, inexplicable, increíble por lo irrazonable: resulta que a las canchas en las que grupos de muchachos se divertían jugando a la pelota, iba bastante público a pesar de que cobraran entrada para verlos; mucho más público del que acudía a las bibliotecas, a pesar de que en los centro de culturas, además de no cobrarse nada por entrar, se podía realizar una tarea -estudio, aprendizaje, pasatiempo, instrucción, investigación, de alto valor para el propio interesado. El periodista mostraba el hecho como inexplicable por lo absurdo que resultaba. Ahora lo encontramos perfectamente natural y comprensible. Este siglocambalache problemático y febril – , nos ha acostumbrado a ver que el hombre no se guía por su raciocinio, por la lógica, sino por las pasiones. Y a pesar de que las pasiones sean apetitos desordenados del ánimo, el hombre de este siglo se las echa encima muy campante, sin siquiera ruborizarse. Una tremenda distancia espiritual nos separa de aquel faraón egipcio que en la puerta de su biblioteca escribiera: “Libros tesoro de los remedios del alma”. Hasta las alocadas y atolondradas pasiones tendrían su remedio entre el tesoro de los libros, fuentes de serena sabiduría y la calidez de los escritores. Las bibliotecas y los escritores se mantuvieron a través de los milenios. Festejemos que los escritores  y los libros todavía existen  ya que el paso del tiempo no cuenta para los remedios del alma y el saber. Recordemos  que unos días más adelante  el 23 de junio de 1911, en Rojas, nació   Ernesto Sábato, quien se  doctora en la universidad de la Plata y becado va a Paris y participa de los más selectos ambientes, despuntando  su buen gusto literario. Dedicado por entero a las letras, hace una miscelánea filosófico literaria, “Uno y el universo”, que es premiada por la Sociedad Argentina de Escritores. Y siguen sus triunfos: en 1946 “El túnel”, en 1951 “Hombres y engranajes”, en 1953 “Heterodoxia”. Cuando cae Perón: “El caso Sábato: torturas y libertad de prensa” y “El otro rostro del peronismo”. Y qué decir de nuestro Jorge Luís  Borges el escritor más celebrado y considerado de todas las épocas en nuestro país y en el mundo, literario contemporáneo. Ambos simbolizan a  la intelectualidad, argentina.  Decir Sábato y Borges  es decir estudio, pulcritud, seriedad,  hombres que por su vocación de estudiosos  son y deben ser ejemplo para la juventud y el culto intelectual que cultiva la inteligencia. Tal vez la  inteligencia no atrae votos. La farándula sí. Entonces el gobierno, con claro sentido democrático, prefirió adherir a  otros homenajes menos que al día del escritor. Que esta celebración   del día del escritor sea motivo propicio para que recordemos su existencia, para que nos hagamos cargo de nuestra obligación de conservar y amparar a los hombres de letra y para que tomemos conciencia de los aportes de saber que  la escritura puede brindarnos.
 
Dr. Jorge B. Lobo Aragón


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 13, 2017


 

Mi vuelo con los Poetas…

Share

 

 

 

Por JORGE BERNABE LOBO ARAGON·

Tened cuidado. ¡Vive la América española! Hay mil cachorros sueltos del León Español. Se necesitaría, Roosevelt, ser Dios mismo, el Riflero terrible y el fuerte Cazador, para poder tenernos en vuestras férreas garras. Y, pues contáis con todo, falta una cosa: ¡Dios!

Reflexión:

Habiendo logrado una antigua aspiración del hombre de remontarme a las alturas y volar como un pájaro. Pude a través de mis facultades de bilocación – mi presencia simultánea en varios lugares -, la de observar la luna, las estrellas las constelaciones y a grandes personajes de la historia que son mis amigos. Historias que conocen solamente los pocos mártires que han leído mis publicaciones. Pude observar detenidamente cuando, el andaluz Antonio Machado en 1906 se va a Francia. Ya era un poeta famoso, al que los periodistas, los curiosos y los amigos no lo dejaban descansar. Observo que sale una tarde a navegar. Advierto que eran tres amigos y el botero. Reparo de inmediato en el remero a un hombre callado, bigotazos, rudas manos y ojos vivaces de esos que permanentemente brillaba algo como la picardía. Almuerzan en un islote del Sena, con vino francés, y al atardecer regresan a la costa. Mucho habían hablado: poemas, literatura, escritores amigos, ocurrencias, viajes, sucesos. Me sentía deleitado por sus ocurrencias literarias. No dejaban ser simples seres humanos. En tierra alguien propuso: ¿vamos a la taberna? ¡Vamos a la taberna, claro! Entonces recién advierto que Don Antonio, tomo del brazo al mocetón de los ojos pícaros y se presentó: Soy Machado, el español. El botero de los grandes mostachos sonriendo le respondió: Ya lo sé, señor. Me llamo Gorki, soy ruso, soy su remero-. Detrás, mis amigos y yo en la altura no pudimos disimular la escena con una risotada prudente. Le habíamos tendido una celada para hacerlo hablar. Y Machado, como español, hablaba mucho, pero escribía mejor. ¿Quién era este Gorki que impresionó a mi amigo el ilustre poeta? En realidad Gorki -que significa amargo- era su seudónimo. Se llamaba Alejo Maximovich Pechkof; pobrísimo; había nacido en Nijni Novgorod, junto al Volga. Tenía cinco años al morir su padre. Criado en el hambre, las humillaciones, los dolores, sobrevivió como mozo de cuerda, ayudante de santero, pinche de cocina en un barco que navegaba el Volga. Vendedor ambulante. Vuelto a su pueblo un abogado lo puso en contacto con la lectura, con el estudio, con la ilustración. El rudo conocedor de necesidades aprende con avidez y se mete dentro de la literatura. ¿Quién mejor que él para describir el hambre, los fríos, las soledades de la estepa, las miserias de los bajos fondos, la nostalgia de los anocheceres con el estómago vacío, la inmensidad de los caminos que no tienen nada en la otra punta?
En 1898 publica dos libros de cuentos y en el acto accede a la fama y trasciende en el extranjero. Viaja, conoce Europa, frecuenta a intelectuales, como que se hace amigo del conde Tolstoi. Se entrevera con los políticos. Participa en la revolución de 1905 y será un ardiente revolucionario en 1917.Su teatro no es gran cosa, pero sus novelas son monumentales, especialmente “La madre”, publicada en 1907. El régimen comunista lo tomará como modelo de la nueva literatura. ¿Quién con su fuerza para interpretar la poesía de los mujiks y describir personajes llenos de vida y desgarrados por la miseria? Murió en un mes de junio , justamente el 18 de junio de 1936. A su ataúd lo cargaron a hombros Miguel Molotov y José Stalin. Sin duda una de las figuras señeras de fines del siglo XIX y principios del XX. Mi amigo el Ruso Máximo Gorki. Autor de libros fundamentales y obviamente clásicos, fue sin duda un enorme luchador. Su literatura contribuyó a replantear las letras universales al darles un profundo contenido social. Sus preocupaciones por la miseria, las desigualdades, la injusticia, le dan a sus libros una dimensión distinta a la tradicional: lo hacen el gran cronista de los desamparados, de aquellos millones y millones que la inclemencia capitalista ha desechado. Actualmente. La literatura de Gorki adquiere nueva relevancia. Es como una obligación volver a ella, a su autor, un hombre que hizo una trágica y hermosa literatura y al mismo tiempo halló la forma de luchar contra la tiranía. Quizá nos ayude a recuperar a esta figura legendaria de las letras rusas que no se doblegó ni ante el poderío de Stalin. Sobre todos en estos tiempos en que nuestros “amigos” los americanos tienen un nuevo presidente en el millonario Donald Trump. Presidente en ejercicio que por sus actuaciones me hace recordar una poesía que siempre recitaba mi madre. A Roosevelt de Rubén Darío. Ya es tarde y mi mente y cuerpo áureo se va diluyendo . Les dejo la tarea no solamente de compartir mi nueva bilocación sino la de buscar esta gran poesía que junto a “Piu Avanti” – Almafuerte – de Pedro Bonifacio palacios me ayudaron a seguir adelante en la vida y no darme nunca por vencido. Si se puede. Siempre se puede. Por eso “… Tened cuidado. ¡Vive la América española! Hay mil cachorros sueltos del León Español. Se necesitaría, Roosevelt, ser Dios mismo, el Riflero terrible y el fuerte Cazador, para poder tenernos en vuestras férreas garras. Y, pues contáis con todo, falta una cosa: ¡Dios!

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 12, 2017


 

Poder Judicial Bajo extorsión o mirando el sudeste             “A la calle por ser justicia”

Share

 

 

Por Jorge Bernabé Lobo Aragón.

 

 

Opinión

Siguiendo con la propuesta de mis amigos los Dres.  Enrique Guillermo Avogadro ; Francisco Benard  y muchos otros de denunciar a los jueces y fiscales que incurran en faltas graves en el ejercicio de sus magistraturas, es que también me sumo a la necesidad  masiva  de salir a la calle a pedir por una justicia independiente en la argentina. Manifestación pacifica que debiera ser  replicada en todo el país, demostrando nuestro hartazgo. Es que mi provincia después de las últimas  elecciones del 23 de Agosto estuvo bajo la lupa de todo un país y de un mundo que miraba  de reojo un sistema electoral perverso practicado con todas las mañas posibles. En ese entonces se desató una  represión inusitada del estado ante una convocatoria espontánea.  Una junta electoral provincial compuesta por integrantes del poder y el colegio de abogados nunca pudo mantener la mínima credibilidad. Una resolución judicial independiente  que tuvo que resolver  ante una acción de amparo desató la ira del poder de turno. Concordantemente los intereses y candidatos presidenciables en ese entonces a nivel nacional pusieron sus esfuerzos mediáticos en busca de alguna ventaja. Mientras tanto  la mirada de politólogos y encuestadores se hacían escuchar todos los días. El gobierno de Cristina lejos de poner paños fríos ante posibilidad de una intervención y sin ley de acefalía se desplegó bajo el famoso lema “Vamos por todo”. Paralelamente en nuestra provincia  la plaza independencia se veía acorralada por la protesta justa de los ruralistas o la gente del campo. Ante la finalización de los escrutinios practicados, el gobierno se autoproclamo vencedor   ocupando el parque con una multitud movilizada bajo su propio sistema prebendario. Después del fallo judicial de la cámara contenciosa competente que anulara  las elecciones el  Gobierno de ese entonces se desató sin medir consecuencias con la absoluta impunidad que impone el poder. La justicia resolvió con jueces de distintas instancias. Pero ante esos sucesos que repican en la mente de muchos, gran parte  de la sociedad se pregunta ante nuevas elecciones: Se debe o puede  hacer algo más  para que la prepotencia, los vándalos, no cunda lo más campantes, seguras de que la sociedad carece de medios adecuados para defenderse. Algo hay que  pueda hacerse, menos quedarse gozando de la tranquilidad de los que aún no les ha tocado ser víctimas, consolándose con el argumento de que libertinaje y despotismo hubo  siempre y esperando que las cosas algún día solas se han de arreglar. Actualmente eso es imposible en la práctica – sin entrar a polemizar-, culpa de quien o de quienes. Como abogado y hombre público entiendo que una “justicia bajo extorsión o mirando el sudeste no es justicia”.  Lamentablemente actualmente, pasados los años, los argentinos no contamos con una administración de justicia que resulte satisfactoria. Pareciera que al organizar un estado independiente los argentinos hubiéramos fracasado en lo más elemental; que en vez de mantener el buen funcionamiento de instituciones fundamentales, las fuéramos deteriorando cada vez más. Como si los argentinos nos hubiéramos amansado, llegando a comprender que es inevitable que la sociedad sea manejada por mafias, por la transgresión, por organizaciones que tienen poder y que son impunes, pues escapan a las sanciones, y frente a ellas la justicia parece carecer de los instrumentos necesarios para investigarlas y para controlarlas. Parecería muy desesperada, muy desalentada y patética la situación. Pero estoy convencido que argentinos y especialmente los Tucumanos si podemos reaccionar, tenemos energías para reclamar justicia, somos capaces de interesarnos por los problemas públicos no sólo los días de comicios sino también cuando se afectan los grandes valores de la sociedad, como son la seguridad pública y la administración de justicia. Si de las movilizaciones practicadas en su momento gran parte de la comunidad ha respondido en forma vigorosa y con ánimo alentado se vendría a demostrar que aquellos congresales de 1816 no estaban tan errados. Habrá libertades e independencias inalcanzables, o que no atraen ni interesan a una sociedad moderna, pero no se habrán equivocado al pensar que podíamos organizar el Estado; un Estado con una justicia tan capaz, independiente y eficaz, por lo menos, como la que teníamos en 1816. Lo que un lejano 9 de julio nos propusimos, ser libres e independientes, ahora parece exceder la medida de una ilusión. Ahora podemos hacer dos cosas: Darnos por satisfechos interpretando que los anhelos que entonces se plantearon ya están conseguidos, o que, con las vueltas que ha dado la historia se trata ya de afanes inútiles, ridículos frente a una nueva realidad, inválidos, estériles, arcaicos. O aceptar que el fracaso de nuestra empresa nacional se debe a la cantidad de defectos, de vicios, de errores, de pecados que nos caracterizan a los argentinos y tucumanos  y que conocemos bastante. Pero entiendo que no es suficiente con conocer: hay que hacer un sincero propósito de enmienda y ponernos a la tarea de corregirnos, de ser mejores para que la patria de nuestros nietos pueda ser mejor.  Que aquel 9 de julio en Tucumán debe servir de recuerdo de que tenemos la obligación de curarnos de las tristes deficiencias que nos caracterizan. No se puede aceptar sin protestar que uno de los poderes esenciales para garantizar a  cada uno lo que le corresponda sea maniatado y extorsionado de manera inusitada e incomprensible. Como dice mi gran amigo y maestro Avogrado no permitamos más que cuatro o cinco cretinos, hijos de mala madre, hipotequen nuestro futuro y el de nuestros descendientes. Salgamos a gritar, bien fuerte y remedando a Gabriel Celaya, “¡A la calle!, que ya es hora de pasearnos a cuerpo y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo”.
Dr Jorge B. Lobo Aragón

San Miguel de Tucumán

Argentina

 

Avogadro

 

 


Cristina

 

 

Bénard

 

 

Celaya

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 10, 2017


 

El dietazo…

Share

 

 

 

 Por JORGE BERNABE LOBO ARAGON

Opinión:

 

Ha causado conmoción en la sociedad el aumento de la dieta de los legisladores nacionales y Provinciales y así se han manifestado numerosos ciudadanos y lectores en numerosos matutinos, especialmente en nuestra provincia. Algunos hablan de falta de ética, inmoralidad y atropello, otros se mofan de la Crisis económica en el Congreso y en definitiva en los poderes del estado, cuando la economía del pueblo no arrima a cubrir la canasta familiar básica. En ese sentido “San Pablo dice que el que vive para el altar viva del altar”. Si uno ha de dedicar su vida a una tarea o a una función, conveniente o necesaria, bueno es que de ella misma se sustente. De acuerdo a esta enseñanza, y siendo la política imprescindible en la sociedad, es lícito que el que vive para la política, viva de la política. Está muy bien que las funciones de gobierno se compensen con una paga que permita subsistir. Pero a través de los tiempos esto se ha prestado a abusos. Como los que gobiernan establecen el monto de sus propias asignaciones, se cae en la fijación de cifras exageradas, pareciendo que el objetivo no fuera el de posibilitar su ejercicio sino que la política se constituyera en empresa lucrativa. Por eso resaltan como excepciones los políticos que, teniendo un legítimo derecho a recibir un estipendio, renuncian a él como demostración de que su actuación se debe a un generoso propósito de favorecer a los demás, no de verse remunerado. Es el caso de Arturo Umberto Illia.

Fue un médico y político argentino elegido presidente de la Nación Argentina, cargo en el que se desempeñó entre el 12 de octubre de 1963 y el 28 de junio de 1966, cuando fue derrocado por un militar. Vivió casi toda su vida en su humilde casa de Cruz del Eje, donde se dedicaba a la medicina, y que nunca utilizó su influencia a su favor, a punto tal de tener que vender su auto estando en el ejercicio del mando y de negarse a utilizar fondos públicos para financiar sus tratamientos médicos. Luego de su gobierno, mantuvo su activa militancia política, rechazó la jubilación y se ganó la vida trabajando en la panadería de un amigo. Siente que la función política es tarea de docencia cívica, no camino hacia los honores. Ya ha cumplido con la patria. Ha ocupado altísimos cargos con recato, con humildad y con una total lealtad a su jefe que es la sociedad, su Patria. El Dr. Illía además de haber sido leal al semejante su pueblo fue un gran amigo de la verdad. ¿Fue un gran estadista? No lo sé. Si creo que fue un gran presidente y un enorme Señor. El ejemplo de su desinterés, de haber ingresado a la política para dar, no para recibir, enriquece la emoción colectiva de los argentinos y lo constituye en ejemplo necesario, sobre todo en los tiempos actuales en donde se necesitan ejemplos a imitar.

PrisioneroEnArgentina.com

Junio 9, 2017


 

El Nunca Más en el Día del Periodista…

Share

 

 

 

Por Jorge B. Lobo Aragón.

 

 

Hecho tenebroso que los ciudadanos

y especialmente los periodistas

en su día no deben olvidar.

.

Opinión:

 

Tito Livio dice que funciones del Estado son hacer la guerra, construir caminos y administrar justicia. Exacta concisión clásica. La dirección y el monopolio de la fuerza, los caminos como síntesis de las obras públicas que exceden a las posibilidades de los particulares o que escapan a sus propósitos de lucro, y el fundamental cuidado de dar a cada uno lo suyo. Compendio de lo que el estado es, de lo que el estado debe ser para poder considerarse estado y merecer respeto; de lo que el estado debe cumplir para satisfacer a los ciudadanos que aspiran a vivir conforme al derecho. Síntesis de un orden civilizado. Hoy la justicia aparece en grave peligro de escapar a las posibilidades del Estado. Se ha cometido hace ya tiempo, el aterrante crimen – entre otros -, del que ha resultado víctima el señor José Luis Cabezas, fotógrafo de “Noticias”, y el estado es su momento mostró que no sólo ha sido incapaz de impedir el hecho mediante una buena vigilancia del orden público, sino que evidenció ser incompetente para investigar a sus autores, pues pidió auxilios a otros Estados, extranacionales, para averiguar los hechos, para individualizar a los criminales; que vengan otros -ajenos a él, de otras órbitas estatales, a investigar qué es lo que aquí pasa.

El Estado -por medio de sus autoridades- ofreció un soborno a los posibles cómplices o encubridores del crimen; sus informes se galardonarán con dinero, mostrando que el estado -en vez de ejercer el poder de investigar para sancionar- recurrió a procedimientos propios de la corrupción, de los ámbitos turbios, de la delincuencia, negociando amnistías; toma y daca. Y por último, el Estado nos informó suelto de cuerpo que en el país no hay mafias, lo que nos pareció en su momento un chiste de pésimo gusto, pues ¿la viuda y los hijos de Cabezas creerán que es cierto que no hay mafias en el país? ¿Entonces no existió un crimen aleve y organizado con las características con que los mafiosos ponen su sello de terror? ¿O esa mafia no actuó en este país? Lo que ha pasado en su momento – no hace mucho tiempo- fue espantoso. Impone espanto pues demuestra que ciudadanos honestamente dedicados a un quehacer lícito, en nuestro país están expuestos a que tenebrosos y secretos poderes ajusten desconocidas cuentas en forma brutal. Lo que ha pasado ha sido un hito en nuestro país y no debemos olvidarnos del horror. Los periodistas, por derecho propio, deben publicar y dar cuenta periódicamente de este repugnante suceso, compartiendo el dolor que los familiares de cabeza y de muchos otros colegas y amigos que sufrieron. Es indispensable e imperioso; que este caso, como muchos otros nunca debe olvidarse –, para que no vuelva a repetirse. Feliz día a los periodistas
.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 7, 2017


La mentira e hipocresia…

Share

 

 

 

Por JORGE BERNABE LOBO ARAGON·

 

El pan nuestro de cada día

 

Opinión

Mentimos a cada rato. –Señorita: me muero de amor por usted– y no me muero nada; sigo vivo. Este frio es insoportable – y sin embargo lo soporto. Aquel es un cobarde que no tiene sangre en las venas – aunque sepamos que a todas y cada una de sus venas las tenga completamente llenas de sangre. Mentiras que no molestan porque se dicen sin el fin de ser creído. Hasta podría decirse que no son mentiras ya que no tienen el propósito de engañar. Y las mentiras galantes y caritativas. No sólo que no molestan sino que también agradan. –Qué bien se la ve, señora, a usted no le pasan los años-. -Siga con el tratamiento y en quince días va a estar hecho un toro- le dice el médico a un moribundo. No son mentiras. Antes no había que decir mentiras debido a un mandamiento: “No dar falso testimonio ni mentir”. Pero ese es un mandato de Dios, por lo tanto una cuestión religiosa que en democracia lamentablemente en estos tiempos aciagos nadie está obligado a acatar. Es más. En los tiempos actuales presumo que a la mentira se la ve bien, ya que es útil para favorecer el consumo, y por lo tanto la producción y los votos. Que un hombre se vendiera era antes una horrible acusación, más horrible si el vendido era un político.

Un político siendo gobernador de Tucumán, defendiéndose ante los militares, dijo yo miento como político pero no he mentido como militar.

En el lenguaje actual el político parecería que está obligado a venderse, que equivale a mostrarse de un modo tan atrayente como para conseguir que afluyan los votos. Las Técnicas gráficas han acompañado este progreso y hoy se pueden pasar fotografías y videos perfectamente truchados. . Pero vamos a lo nuestro. La primera obligación del que miente es hacer que le crean. Si va a mentir para que no le creamos entonces simplemente desvaría. Si un político dijera “voy a terminar con la inseguridad”, no se le creería, porque es una mentira ya gastada. Entonces deberá buscar otra que ante las próximas elecciones la podremos observar todos los días. Pero el político tiene que hacerse creer, ya que se lo vota esperando lo que él va a hacer. La gran mayoría sacaron muchos votos a pesar de que no le creen y públicamente han confesado que han tenido que mentir para que se lo vote. Un político siendo gobernador de Tucumán, defendiéndose ante los militares, dijo yo miento como político pero no he mentido como militar. Sabemos que los políticos mienten, pero no puede alegarse que su condición de político lo habilite para mentir. Sí, sí puede hacerlo; la prueba de que puede es que lo ha hecho. Pero es una barbaridad, no porque se reconozca mentiroso sino porque reconoce que la mentira está aceptada por él como arma política. Entonces cualquier cosa que diga, que prometa, que jure, merecerá ser analizada: lo asegura como político; entonces debo pensar que miente. Y los políticos, ¿estarán obligados a sujetarse a cierta cuota o tendrán piedra libre? La mentira es una traición y una inmoralidad cuyos resultados han sido la causa de la mayoría de los males de nuestra patria. Es por lo tanto un delito (Engaño) cuyos efectos claman al cielo.- Estamos cerca de una nueva elección. Cuidado con las mentiras que son muchas…

Opinión de un tucumano hastiado…

Share

 

 

 

 
Por JORGE BERNABE LOBO ARAGON

Siguen los exabruptos y groserías de una ex – senadora

 

Las palabras no son buenas ni malas. Sólo significan cosas y, esas cosas, sí, a veces son buenas, a veces malas y muchas veces ni una cosa ni la otra sino según cómo se la vea. Negro o indio en Tucumán es una palabra que puede estar cargada de ternura, o ser denigrante o despreciativa cuando se la pronuncia para ofender. Así lo hizo públicamente la señora Beatriz Rojkés de Alperovich con un comprovinciano al tratarlo de manera peyorativa de negro o “indígena. Sus desatinos y dislates se han convertido en las llamadas “celebres frases” que se reproducen en los distintos diarios de nuestra provincia. La actual presidente del partido Justicialista hinchada en su momento por un prurito de blancos europeos, con su continuo desparpajo no solamente ha ofendido a todo el norte argentino sino a la sociedad en general. En su despropósito de afirmar ligeramente que se volvió a resucitar al Fiscal Nisman porque ven que Cristina Fernández de Kirchner está avasallando en las encuestas, ha menospreciado, ofendiendo y subestimando una vez más, no solo a sus comprovincianos que supo alguna vez representar sino a nuestro País. Pero en verdad, señora de Alperovich, usted formó parte de un gobierno que hizo gala durante mucho tiempo de una enorme impunidad que volvió valientes a los cobardes y osados a los pusilánimes, y lamentablemente el día en que cobardes y pusilánimes alcanzan el poder sus sucias babas lo aniquilan todo. Fue parte la decisión abominable de constitucionalidad del pacto con Irán y su relación con el atentado de la AMIA. Fue integrante del gobierno de los innombrables López, Jaime, Báez, Boudou, de Vido, Echegaray y Aníbal Fernández entre otros cuyas investigaciones todavía están en saco roto y que en muchos casos duermen el sueño de los justos, pero que seguramente algún día se reavivaran o resucitaran pese a su resentimiento y contrariedad. Es cierto que estamos en argentina. Vivimos en el país de la justicia lenta y tortuosa. Acostumbrados a la mediocridad o anestesiados con él no te metas. Nadie sabe a ciencia cierta ni conoce que pasa en el laberinto del infierno. El silencio de muchos y las miradas al sudeste como la de Ud., se mofan de los sentimientos más puros. Pero estoy seguro que la verdad del Fiscal Nisman revivirá y sus logros resucitaran para que se pueda combatir abiertamente el flagelo de la corrup­ción, acreditarla, esclarecer­la y hacerle frente a la delincuencia. De una vez por toda debemos formar parte de una sociedad que no se resigne a la impunidad como si se tratase de una fuerza de la naturaleza. Ante el mal que todos vemos y lamentamos, es necesario reaccionar buscando la forma de purificar la sociedad. Por favor señora basta de impunidad…

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón

 


PeisioneroEnArgentina.com

Junio 1, 2017


 

LA MADRE MÁS EXTRAORDINARIA DE TODOS LOS TIEMPOS

Share

 

 

Opinión.

El día 08 de Marzo del corriente año, tuve nuevamente el honor que el prestigioso Diario La Gaceta de mi Provincia, me publicará una carta dirigida hacia la Mujer en general. Hoy le pido humildemente – una vez más -, que me publique una nueva carta dirigida a la “Mujer” más extraordinaria de todos los tiempos. Es que la desvergonzada y desnaturalizada puesta en escena protagonizada por una indecente vestida de manera similar a la imagen de la Virgen frente a la Catedral de nuestra Provincia me obliga como católico a escribir sobre la Blasfemia. Ya el hecho de exigir aborto legal durante la marcha de mujeres, con una parodia a la mujer más venerada de la cristiandad, es la inteligible manifestación del Odio y la intolerancia religiosa. Actualmente incontables mujeres le niegan a Dios el derecho a crear una nueva vida humana al utilizar los anticonceptivos. O violan los derechos del Creador al negarle a su hijo ya concebido el derecho a nacer, conocerle y amarle. Alegan que su cuerpo les pertenece y que ellas deben tener el derecho a decidir si han de permitirle a su hijo anidarse en él hasta llegar a nacer, o matarlo a través del aborto. En la época en que vivió la Santísima Virgen María, una mujer casada y embarazada de un hombre que no era su esposo, podía ser apedreada hasta morir. Sin embargo. María le dijo “Sí” a Dios y “Sí” a la vida, a pesar de que sabía cuál podría ser su suerte. ¡Qué ejemplo tan precioso nos ha dejado la Santísima Virgen al aceptar su maternidad biológica! Su acto de heroísmo ha sido contado de generación en generación por más de 2000 años. ¡Verdaderamente las palabras de María fueron proféticas: “Todas las generaciones me llamarán bienaventurada” . María es la madre espiritual de todos los mortales, nacidos o por nacer, pues su maternidad espiritual abarca a toda la humanidad. Así la designó nuestro Señor Jesucristo desde la cruz, cuando le dijo al Apóstol Juan: “Hijo, he ahí a tu madre” y a María: “Mujer, he ahí a tu hijo”. María llora por todos los niños abortados, porque cada aborto es un “No” al Creador, una nueva rebeldía como la del demonio, quien le dijo a Dios: “No serviré”. La mujer que deliberadamente, conociendo la maldad del aborto, le dice “No” a la vida que lleva en sus entrañas, le dice “No” a Dios el Creador. Mi deseo es con esta nueva carta, honrar a otras mujeres que como la Santísima Virgen María, también le dijeron “Sí” a Dios, a pesar de que se enfrentaban a muy difíciles y en algunos casos, peligrosas circunstancias.Muchos Santos en distintas épocas y mártires actuales, son víctimas de la persecución religiosa contra el Cristianismo solamente por predicar el Evangelio. Argentina y especialmente Tucumán nunca dejara de ser católico y esencialmente Mariano. De este modo burlándose de la Madre de Dios, saqueando templos y robando símbolos sagrados, los blasfemos ignorantes e intolerantes, creen tener el camino allanado para llevar a término sus proyectos destructores de la democracia en libertad e imponernos la nada de las dictaduras del relativismo. Nunca lo conseguirán. A estos perjuros e irreverentes debo recordarles que sus acciones y blasfemias sistemáticas son delitos que claman al cielo. Durante mucho tiempo – a través de la historia – la iglesia fue perseguida. Los libros eclesiásticos eran destruidos, destruidas las imágenes, los ornamentos sagrados, las reliquias de los santos, las campanas. Se derrumbaban campanarios por considerárselos opuestos a la igualdad que idolatraban. Se asesinaban y asesinan sacerdotes. Esos predicadores conocen y observaban la enseñanza del Señor, “no temáis a los que matan el cuerpo, más el alma no pueden matar”, y que “al que me confiese delante de los hombres, yo también Té confesare delante de mi Padre que está en los cielos, Y al que me negare delante de los hombres yo también le negaré delante de mi Padre”. Sería tremendo olvidar estas admoniciones evangélicas.

DR. JORGE B. LOBO ARAGON

CABEZAS – NUNCA MÁS

Share

 

Escribe Jorge B. Lobo Aragón.

 

HECHOS TENEBROSOS QUE LOS CIUDADANOS Y ESPECIALMENTE LOS PERIODISTAS EN SU DÍA NO DEBEN OLVIDAR.

cabezas1

Tito Livio dice que funciones del Estado son hacer la guerra, construir caminos y administrar justicia. Exacta concisión clásica. La dirección y el monopolio de la fuerza, los caminos como síntesis de las obras públicas que exceden a las posibilidades de los particulares o que escapan a sus propósitos de lucro, y el fundamental cuidado de dar a cada uno lo suyo. Compendio de lo que el Estado es, de lo que el Estado debe ser para poder considerarse Estado y merecer respeto; de lo que el Estado debe cumplir para satisfacer a los ciudadanos que aspiran a vivir conforme al derecho, síntesis de un orden civilizado. Hoy la justicia aparece en grave peligro de escapar a las posibilidades del Estado. Se ha cometido hace ya tiempo, el aterrante crimen – entre otros -, del que ha resultado víctima el señor José Luis Cabezas, fotógrafo de “Noticias”, y el Estado se muestra como que no sólo ha sido incapaz de impedir el hecho mediante una buena vigilancia del orden público, sino que evidenció ser incompetente para investigar a sus autores, pues pidió auxilios a otros Estados, extranacionales, para averiguar los hechos, para individualizar a los criminales; que vengan otros -ajenos a él, de otras órbitas estatales- a investigar qué es lo que aquí pasa. El Estado -por medio de sus autoridades- ofreció un soborno a los posibles cómplices o encubridores del crimen; sus informes se galardonarán con dinero, mostrando que el Estado -en vez de ejercer el poder de investigar para sancionar- recurrió a procedimientos propios de la corrupción, de los ámbitos turbios, de la delincuencia, negociando amnistías; toma y daca. Y por último, el Estado nos informa que en el país no hay mafias, lo que parece un chiste de pésimo gusto, pues ¿la viuda y los hijos de Cabezas creerán que es cierto que no hay mafias en el país? ¿Entonces no existió un crimen aleve y organizado con las características con que los mafiosos ponen su sello de terror? ¿O esa mafia no actuó en este país? Lo que ha pasado en su momento – no hace mucho tiempo- fue espantoso. Impone espanto pues demuestra que ciudadanos honestamente dedicados a un quehacer lícito, en nuestro país están expuestos a que tenebrosos y secretos poderes ajusten desconocidas cuentas en forma brutal, mientras el Estado pide auxilios afuera, adentro ofrece dádivas a los cómplices y públicamente niega la existencia de organizaciones clandestinas de criminales, que eso, precisamente, son las mafias. Lo que ha pasado ha sido un hito en nuestro país y no debemos olvidarnos del espanto. Los periodistas, por derecho propio, deben publicar y dar cuenta periódicamente de este horrendo suceso, compartiendo el dolor que los familiares de cabeza y de muchos otros colegas y amigos que sufrieron. Y, además, advertir a los ciudadanos y compatriota, la necesidad imperiosa, urgente, indispensable -y hasta vital, según los hechos lo están demostrando- de componer el Estado, de organizarlo, de vigorizarlo, de dotarlo de medios para que sea eficaz, confiable. Tan confiable como Tito Livio lo suponía hace veinte siglos: capaz de administrar justicia, de dar a cada uno lo suyo; de darle seguridad al ciudadano pacífico y honesto para que ejerza las funciones de su oficio, y de castigar a los que delinquen con todo el rigor que las leyes les tuviesen previsto. Esto – que el Estado realmente sancione a los que se lo merecen –, parece una utopía en estos tiempos en que ni se pueden encontrar a los vendedores de drogas (como la Iglesia católica y muchos otros lo denuncian). Pero es indispensable. Indispensable e imperioso; que este caso, de Cabezas – el que nunca debe olvidarse –, no vuelva a repetirse. Nunca más.

DR. JORGE B. LOBO ARAGÓN.

PrisioneroEnArgentina.com

Enero 25, 2017

El Patrono de los Periodistas

Share

 

lobo-aragon-ups Escribe Jorge Lobo Aragón.

 

Día de San Francisco de Sales

Celestial patrono de los Escritores y Periodistas

24 de Enero

Este año 2017 como los pasados, el periodismo argentino merece un especial saludo por el vigor con que ha sabido condenar periodista3el ataque a la libertad de prensa. Una mayoría de la ciudadanía apoyó la valiente campaña lanzada por gran parte de los medios en aras de aclarar y publicar investigaciones de hechos de enorme corrupción y de todos aquellos que todavía se mantienen pendientes de los avances que pueda lograr la investigación judicial. A ese periodismo Independiente y corajudo – único periodismo de verdad- quizás lo único que le haya faltado es invocar de manera permanente a San Francisco de Sales, declarado celestial patrono de los periodistas por Su Santidad Pío XI en 1923, y completamente olvidado por el gremio en las sucesivas celebraciones anuales de su fiesta y en sus comentarios. Les pido con absoluta humildad una oración al patrono de quienes nos informan y deleitan sistemáticamente con sus ediciones y publicaciones. Una plegaria por la libertad e independencia del periodismo. En especial en estos tiempos de cambio de gobierno y de tanto antagonismo. Para que vuelva la unidad en tan importante sector de la sociedad sobre todo al santo que también se lo exalta por su amabilidad. Este Santo, doctor de la iglesia y obispo de Ginebra escribía de día hojas clandestinas y la metía por debajo de las puertas, de noche. Por esa razón, se ganó el premio “patrono de los periodistas”. Escribía como un ángel. De forma, que los franceses lo tienen entre sus clásicos de literatura. San Francisco de Sales escribió: “No nos enojemos en el camino unos contra otros; caminemos con nuestros hermanos y compañeros con dulzura, paz y amor; y te lo digo con toda claridad y sin excepción alguna: no te enojes jamás, si es posible; por ningún pretexto des en tu corazón entrada al enojo”… “…No te detengan los juicios humanos; descarga tu conciencia y no temas sino a Dios. Lo que se hace con precipitación nunca se hace bien; obrar siempre con tranquilidad y calma…Gracias Santo Patrono.

 

DR. JORGE B. LOBO ARAGÓN

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 24, 2017


 

Volando por la Puna con mi amigo Penck….

Share

 

lobo-aragon27272 Escribe Jorge B. Lobo Aragón.

 

“25 de febrero de 1913. Por cierto que se está muy bien en Tinogasta. Una pequeña ciudad en el oeste de la provincia Argentina de Catamarca y que permite la conexión con el hermano estado de Chile a través del transcordillerano paso de San Francisco. Las tardes, las mañanas, las noches están quietas. A la tardecita luego de haberme desprendido de mi cuerpo físico, estoy sentado frente a la casa junto con los notables del pueblo. Juez, hotelero, jefe de correos, comisario son mis anfitriones. A través de mi bilocación y dualidad astral puedo intervenir en las conversaciones como un pájaro atado a un cordel luminoso que no tiene límite. Como en la dimensión desconocida, conozco las serranías, la caza, los caminos, el pasto, la cosecha. Aprendí casi todos los idiomas. Tan simpático oír a esta gente. No se machacan con obscenidades. Cuántos huracanes han vivido estos hombres y aún viven apegados a su ancestral humilde silencio. Así conocí al doctor Wálter Penck, que en ese entonces rondada sus mozos 25 años. Desde Europa en donde el fulgor de la ciencia lo coqueteaba se vino con sus valijas a cuestas a estas tierras remotas quizás las más desoladas del planeta. Con el pude compartir el increíble viaje por la cordillera, de Tinogasta a Copiapó. Advierto que es Geógrafo, por cuenta del gobierno argentino y observo como levanta a plancheta una topografía expeditiva, suficientemente precisa de los pasos cordilleranos. Además del trabajo técnico pude advertir el entusiasmo casi llevado a la exaltación con que describe en un cuaderno forrado de cuero sus impresiones, los paisajes, la gente, las soledades. Antes de iniciar la expedición, en un momento de descanso ya más tranquilo me cuenta de su padre Alberto Penck, célebre geógrafo y erudito de Leipzig, doctor en filosofía y en ciencias por las universidades del Cabo, Oxford y Nueva York y con trabajos de investigación en todo el mundo. Es maravilloso observar las instancias previas al viaje y ver como mi amigo se apega a describir detalladamente sus memorias. Penck sale el 2 de marzo con dos peones y un mozo de mano y once animales, entre mulas cargueras y silloneros para mudar. El 10 cruza el paso de las Tres Quebradas a 4.870 metros de altura y el 13 alcanza otra vez la civilización, comiendo en mesa con hule en la Puerta de Paipote. El 14 llega a Copiapó y el 19 monta otra vez para volver. Lo que impresiona es el ambiente. Como pudo vencer alturas entre 4.000 y 6.000 metros, montado a caballo y básica indumentaria tocando el imponente Inca Huasi, el San Francisco y las cimas secundarias del Bonete. Este gran Señor Teutón, exploró, cartografió y detalló miles de kilómetros cuadrados de la Puna argentina, incluyendo la ascensión de más de una treintena de nuestros picos andinos con sus peones de walther-penck2confianza. En plena travesía concentrados en la pisada de la mula carguera mirábamos de reojo los picos nevados contemplando impávidos el descomunal ascender del amarillo disco lunar sobre un obscuro fondo violeta, proyectando reflejos verdosos sobre las nubes fugitivas. La noche es fresca, grandiosa, alumbrada por las luciérnagas y el Orión que mira desde el firmamento. El pedregullo cruje bajo los pies de mi compañero. Suavísima la noche, clarísima, blandísima a la luz, pero de pronto no se pueden separar las mandíbulas tiesas de frío. ¡Esa es la Puna!”. Permanecer o descansar en ese frío sin agua, hay que descartarlo. Se apela a todas las energías y se sigue cabalgando o hasta morir congelado. Pocos espectáculos pueden ser más maravillosos y sublimes que una noche en la Puna. Sobre todo en los días diáfanos en que la atmósfera se encuentra limpia y transparente. Cuando durante el día las escasas nubes se han disipado y por la noche el contraste entre la negritud del espacio y el cielo fulgurante de estrellas marcan una dialéctica de fenómenos lumínicos es un cuadro digno de contemplar eternamente. Las noches en la Puna, con cielos estrellados, y a más de cuatro mil metros sobre el nivel del mar, es parte de un anfiteatro universal que no tiene valor humano. Es un espectáculo cósmico sideral que tengo el privilegio de observar desde mi óptica astral, como Don y regalo extraordinario dado por Dios sabiendo que nada es imposible. Las estrellas lucen con un brillo inusitado. La Vía Láctea es un verdadero “río de ungüento” que cruza el firmamento. El contraste del fondo negro del espacio vacío magnifica los fenómenos ópticos. Cada estrella rutila y el conjunto de luces representa miles de millones de luciérnagas en ese universo estático que sabemos se desplaza a velocidades vertiginosas. Me basta aguzar los sentidos para ver cómo esas “luminarias” se descuelgan dejando una delicada estela luminosa en su caída convirtiéndose en estrellas fugaces. El universo aparece vacío. Salvo la belleza del espacio misterioso, profundamente estrellado, en los días limpios y calmos. Solo el sonido del viento perturba el silencio total. Mudez que asusta ante la soledad del desierto y su cerrazón que nos envuelve. Es como el mutismo de la inmensidad de los salares que aparecen como espejos de las hadas a la luz de la luna. El viento que zarandea las escasas malezas o silba entre las hendiduras de las rocas da chiflidos afónicos e ininteligibles que deben encerrar algún lenguaje oculto como los menhires de mi Tafi del Valle. Hoy añoro a mi amigo Wálter Penck y extraño las noches con temperaturas que tocaban el fondo bajo cero del termómetro y congelaban el aire logrando que la escarcha se convirtiera en cuchillos de hielo plateados a la luz de la luna. La vista al cielo es la contemplación del cuadro más sublime que haya pintado pintor alguno. Es que visitar la Puna desde mi lugar de privilegio es embriagarse del cielo rutilante. De la luz radiante de millones de estrellas activas que titilan incesantemente antes nuestros ojos en una experiencia surrealista de los cuentos de hadas. Me avergüenza que este alemán acriollado con nuestros pasado, costumbres y tradiciones conociera y viviera esos parajes con tanta intensidad. Y nosotros, nacidos y criados tan cerca, apenas conocemos por fotografías. Seguramente. Mi compañero de andanzas desde el más allá podrá observar como su nieto Gerhard Penck ha cumplido con la promesa de su padre “Te doy mis ojos y mis anhelos y tú me traerás las sensaciones…”

Volando con el Almirante hacia el Alimento Sagrado…

Share

lobo-tt Por Jorge B. Lobo Aragón.

Vengo afirmando en mis últimos escritos que mi fenómeno de desdoblamiento en vez de ser algo tortuoso es una maravillosa bilocación. Me ha concedido el privilegio de volar como un pájaro vislumbrando y apreciado dimensiones desconocidas a través del universo y más allá. Es que a través de la experiencia invariable mi cuerpo astral con el tiempo regresa al físico con mayor naturalidad. Esos espacios de tiempo o regreso solían angustiarme ante el temor de un despertar sobresaltado. Pero la búsqueda inagotable del conocimiento y mi espíritu aventurero me llevan sin vacilar a través de mi cualidad a lugares cada vez más peligrosos o comprometidos. Nunca puedo saber mi destino, salvo el que Tata Dios me deparo. Es así como volando el cosmos en un aleteo inacabable, he podido relatar vívidamente la mayor parte de la expedición del Almirante. Como un vínculo inalterable entre energías inexplicables, Cristóbal me relata nuevamente como un depositario invariable sus enormes epopeyas. Descubro y advierto nítidamente como Colón encuentra tierra, pero no los espléndidos imperios que buscaba y perseguía. Sino indios desnudos con escasas industrias. En Guanahaní, alza en su navío a varios nativos que le servirán de guías y a medida que comienzan a entenderse, le sirven de intérpretes ante los demás. Va descubriendo, de isla en isla. Me comenta apesumbrado que le extraña no encontrar ciudades sino pequeñísimas aldeas. Casas de techo de palma con cocos a su alrededor. La gente huye al verlos llegar. Encuentran redes de pesca, anzuelos y arpones trabajados en hueso. Nada más se necesitaba para vivir en un clima paradisíaco. Descubre “Cuba”, y entusiasmado me dice que “es la más hermosa isla que jamás vieron ojos humanos” y se renueva su esperanza de hallar un Gran Reino. Veo que manda dos hombres a explorar y colon-quotepresentarse a las autoridades. Rodrigo de Jerez y Luis de Torres. A este Luis de Torres lo elige por ser un judío converso que habla hebreo, caldeo y árabe. Pero hallan una aldea en la que para entenderse es más práctico el caribe de los indios de Guanahaní que el hebreo y el caldeo. A los cinco días volvía esta comisión cuando, el 5 de noviembre de 1492, encuentran una tribu con las casas más limpias y mejor edificadas, más agricultora que los cazadores de la costa, con abundantes sembrados de legumbres, pimientos, papas, mandioca, algodón y maíz. Ese día los descubridores de América estaban descubriendo alimentos que sólo en América se producían y que gravitarían en la cocina y en la economía de todo el mundo. El maíz como un Maná caído del cielo es encontrado por primera vez por el conquistador. Mazorca que será para siempre su alimento sagrado. Como si su leyenda prodigiosa fuera vacía o baladí se sienta a mi lado a conversar como dos amigos después de una plática pasajera. Me habla únicamente sobre su alimento santo. El Maíz. Le comento lo poco que he leído sobre el mismo y su adaptación en las distintas geografías a través de los tiempos. Su gesto y mirada adquieren una expresión inusual. Sus ojos que han visto y oído lo que ningún ser humano pueda imaginar adquieren un color rojizo nostálgico y a su vez alegre. Encendido. Le reseño que su maíz bendito se lo cultiva al nivel del mar y en el Perú hasta los 4.700 metros de altura; en suelos húmedos y en páramos; entre bosques tropicales y en regiones frías. Que se cultivaba desde la Patagonia hasta el Canadá. Que es en el altiplano es donde existe la mayor cantidad de variedades: blancos, amarillos, colorados, de un azul negruzco y hasta jaspeados; con granos de diversos tamaños y durezas, implantados en hileras rectas, entrecruzadas y helicoidales; plantas que desarrolladas no llegan a la rodilla y otras que se cosechan de a caballo para alcanzar las mazorcas. Que se presta para cruzamientos y desde 1926 se obtienen híbridos de gran rendimiento. Entusiasmado me mira fijamente. Es que me enmudezco por no saber que más explicar. Soy un abogado y no un ingeniero agrónomo. Valiéndome de mis viajes astrales. De mis vuelos y sueños a través de mi cordel inseparable le expongo mi experiencia. Queda absorto. Me mira nuevamente y con un ademán imperceptible me invita a que siga mi relato. Le indico que he podido observar que nunca se abandonaron las variedades autóctonas por resultar útiles para nuevos mestizajes resistentes a las plagas que a veces aparecen. Que su maíz vernáculo es comida, humita, tamal, polenta, choclo y api. Que en el Viejo Mundo es forraje especial para los chanchos. Que también es notable que en estas pampas americanas en las que el maíz nació, por abandono y desidia, se consuman cerdos de Dinamarca y hasta de la China. Siento que mi cuerpo vuelve a sacudirse y a palpitar como pidiendo volver nuevamente a su estado natural. Apenas puedo fijar la vista sobre el gran conquistador y murmuro hacia adentro con un dejo de añoranza y sinsabor. Es que Del Catay que el Almirante buscaba jamás vendrá la comida que somos incapaces de producir en la patria del maíz en donde todavía existe hambre y pobreza.

Volando por Lepanto con mi amigo Cervantes….

Share

 

lobo-tt Por Jorge B. Lobo Aragón.

 

En el globo terráqueo la impresionante grandeza de los océanos Indico y Pacífico al tamañito del mar Mediterráneo lo hacen parecer de una ridícula insignificancia. Y sin embargo en ese pequeño mar y en sus ajetreadas costas se han desarrollado las civilizaciones más trascendentes y la cultura ha conocido sus mayores esplendores. Esas aguas mediterráneas que están chorreando tradiciones de griegos y de troyanos, de egipcios y de fenicios, de romanos y de cartagineses, no han de olvidar tampoco las hechurías de tantos piratas que lo navegaron enarbolando una carabela entre dos tibias cruzadas, medrando a costa del intercambio de los pueblos. Ya Julio César tuvo que lidiar con los piratas. Y cuando no eran los piratas los que asaltaban el comercio marítimo, fueron los turcos, que en el siglo XV tomaron Constantinopla y el estratégico paso por los Dardanelos hacia el Mar Negro. Es allí donde mis facultades de bilocación me llevaron, durante mi desdoblamiento a través de un nuevo viaje astral. Es que ese cordel luminoso y extraordinariamente elástico me lleva a tiempos y lugares remotos, que a veces se encuentran diseminados por el cosmos. Espacios que muchas veces pueden ser peligrosos o comprometidos ya que mi cuerpo astral no puede saber su destino. Amanecía el 7 de octubre de 1561 cuando se inició una de las más grandes batallas de la Historia de la humanidad. En esta fecha, en Lepanto se reunieron más del 75 % de las galeras, galeazas, galeotas y fragatas disponibles en todas las flotas del mundo, 580 naves y más de 100.000 hombres. Cifras asombrosas para la época. Esta inmensa fuerza naval, iba a decidir el destino de dos imperios representantes de dos civilizaciones una emergente y otra consolidada en su territorio, oriente y occidente. Estaba absorto en mi vuelo de pájaro en medio de la batalla de Lepanto considerada como el conflicto naval más sangrienta de todos los tiempos. Es que la presencia otomana y del sultán se hacía cada vez más insoportable, y hubo que formar una Liga Santa para limpiar de turcos el mar. A la liga la formaron España, Venecia y Roma, que equiparon 300 barcos bajo las órdenes de don Juan de Austria, hermano natural de don Felipe II, con 80.000 hombres entre marineros y soldados. Los turcos alistaron 250 barcos con 120.000 hombres, y los pusieron bajo el mando de Alí Bajá. Venecia aportó 106 bajeles y 6 galeras enormes, toscas, pesadas, pero con 40 cañones cada una. España menos galeras, pero muchas fragatas, bergantines y buques de ágil maniobra. El pontífice de Roma 12 galeras y 6 fragatas. A sus hombres el Papa les concedió indulgencias equivalentes a las de los cruzados que fueran a rescatar la Tierra Santa. Y todos, de Don Juan al último marinero, confesaron y comulgaron antes de dejar el puerto. Al enemigo lo encontraron metido en el estrecho de Corinto, angosta faja de mar que separa el Peloponeso del resto de Grecia, detrás de las Islas Jónicas, y la batalla se libró frente a la ciudad de Lepanto el 7 de octubre de 1571. Tremenda. Monumental. Un soldado me comentaba con ojos de espanto que “nunca el Mediterráneo vio en sus senos ni volverá a presenciar el mundo conflicto tan obstinado ni mortandad más horrible, ni corazones de hombres tan animosos y encrudecidos”. Triunfo total. El veneciano Barbarigo, que mandaba el ala izquierda, muere ya con la alegría de saber que se ha alcanzado la victoria. Don Juan salió con un pie herido. Alí Bajá muere de un arcabuzazo en la cabeza. El virrey de Argel, excelente marino turco, logra escapar con 40 bajeles 130 barcos quedaron en poder de los cristianos y 90 se echaron a pique o se incendiaron. 25.000 turcos cayeron y 5.000 quedaron prisioneros. 12.000 cristianos cautivos recobraron la libertad. También murieron 8.000 cristianos y se perdieron 15 naves. Años después el soldado español que en aquella batalla perdiera su mano izquierda, y con el que tuve varios encuentros me recordaría que Lepanto fuela más memorable y alta ocasión que vieron los pasados siglos ni esperan ver los venideros”. ¿Un poco exagerado sería ese soldado, o pretendería magnificar la batalla para aumentar la gloria de haber participado en ella? Miguel de Cervantes Saavedra se llamaba el soldadesco. Mi gran amigo. Una amistad que a través de los años ni en las dificultades ni en las pérdidas nos trajeron mayores consecuencias. Solamente amor por la escritura. La pérdida de su mano izquierda la tomo como una causalidad del destino. Gracias a Dios, escribía con la derecha. A mí me quedan las dos manos y mis sueños de pájaro.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 26, 2016


 

“EL CLAN ALE” Rubén “La Chancha” Ángel “El Mono” Y otros

Share

 

lobo-aragon27272 Por Jorge Lobo Aragón.

 

A los Ale no solamente se lo investiga por su pasado sino por su presente. Adolfo Ángel Ale sostuvo en una entrevista  en el Diario la Gaceta  de esta Ciudad  – San Miguel de Tucumán – con fecha 22/10/2012. Que no niega su pasado. Aduce que ha peleado alguna vez en su vida; que ha golpeado y ha sido golpeado; incluso, admite que ha disparado, y que ha sentido también el dolor del plomo perforándole las carnes. Adolfo Ángel Ale sabe que todo eso forma parte de la imagen que se ha creado sobre él en las dos últimas décadas. Pero ya no quiere problemas. Por eso, “El Mono” elige mostrar otra parte de su historia: habla del trabajo en el campo; del compañerismo de su esposa Viviana; de la preocupación constante por sus padres, por sus hermanos y por sus hijos. “Quiero vivir tranquilo y en paz”, avisa.  Creo, a lo mejor por mi pasado me quieren condenar. Afirma que tiene armas que son para caza; están en cajas de seguridad y todas fueron registradas. Pide en su diálogo que me  lo dejen de perseguir y a su familia. Pero sus dichos se enfrentan con una realidad. Además del Juicio oral que se le avecina dentro de unos son diversos  los juicios penales en la Provincia los que lo involucran e incriminan. Causas que  también están en estado de Juicio Oral (lamentablemente paralizadas). Se me  atribuye no solamente el rol de querellante sino  de “persecutor judicial”. Las causas elevadas a juicio todas con trascendencia mediática  se originan por delitos similares a su acusación federal en donde existe un común denominador “La Asociación” y la presencia de distintas armas de guerra y hasta  de una ametralladora de mano, pertrechos que desde hace décadas hacen exhibicionismo y despliegue ostentoso. Otro factor reiterado es la intimidación o amedrentamiento de donde surge que la libertad es el bien jurídico afectado. Las bravatas, violencias  y despliegues de armas de los Ale no cesan pese a que según  sus dichos fueron virulentos en el pasado y que sus antecedentes también se remontan a otras épocas.

Las actitudes y posturas que quieren mostrar con su posturas de “Carmelitas descalzas”,  no se condicen con las innumerables causas investigadas por la justicia Federal y Provincial. Para el Ministerio Público está latente la perturbación que implica  el historial  del clan. En los jueces todavía prevalece para integrantes del clan el principio general de libertad del detenido el proceso (Con prisión preventiva domiciliaria). Discusión bizantina y permanente en una sociedad como la actual en donde la inseguridad no es una sensación sino una realidad.  Tristemente son realidades  que emergen lastimeramente con individuos que muchas de las veces se relacionan con el poder.  La actualidad judicial  revela a los Ale como cabeza de una mafia en Tucumán. En muchas causas los personajes dicen no tener antecedentes, que su situación económica es casi de indigencias y en otras son empresarios del campo con manejo de abultadas sumas de dinero y con relaciones personales, profesionales, económicas e inmobiliarias con personas allegadas al juego Clandestino.  Aclaran que no tienen miedo de andar con dinero. Que cargan armamento y son legítimos propietario y portadores de armas de guerra. En su pasado ya le secuestraron del baúl de un automóvil cuando se encontraban detenidos e internados en un conocido sanatorio de esta ciudad, un arsenal en donde se encontraban hasta granadas de mano; escopetas recortadas  e itacas de alto poder destructivo. (Caso Homicidio al Oficial  Salinas – Obviamente no  son coleccionistas-). Desde hace más de veinte años  desde el caso Gardelito; los Remises Cinco Estrellas y sus ocupaciones y impedimentos   para circular obstruyendo todas las arterias de San Miguel de Tucumán.  El copamiento a la Jefatura de policías como también a Gendarmería y  al Concejo deliberante.  Últimamente  los casos de Marita Verón y Lebbos   son los más relevantes en donde siempre surge su presencia.  En otros casos conocidos abogados del foro local  fueron amedrentados con  armas de guerra. Abogado y empresarios que valientemente no se amilanaron. Como en la época del lejano oeste y tal vez con mayor impunidad. Por eso sigo aseverando  y sosteniendo enfáticamente que “Mafia ha habido siempre, pero es escandalosa la ostentación de fuerza realizada por los mismos, con un enorme poder de movilización en todas las esferas. Esta mafia también llegó de su mano al Futbol, como gerencia dores del club más importante de la Provincia al futbol (San Martín).  Una corrupción que “se está haciendo carne en la Argentina” como si fuera el pan de cada día.  Los argentinos y puntualmente los tucumanos, debemos rechazar que sea inevitable que las mafias manejen la sociedad. No debemos bajar los brazos en este empeño que, para todo hombre, debe ser primordial. Recordemos a Sarmiento: “desgraciados los pueblos a los que se les agote ese instinto por mantener la salud colectiva. Los ciudadanos de tales pueblos serán tratados como presidiarios”.

 

JORGE B. LOBO ARAGÓN

jorgeloboaragon@gmail.com

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 22, 2016


 

El Mono Ale y sus Monitos

Share

 

lobo-aragon-2 Por Jorge B. Lobo Aragón.

 

 

Tucumán . Argentina

 Opinión:

 

                  En la editorial del Diario “la Gaceta” de mi provincia con fecha 20/12/2016, bajo el titulo “Los casos en los que estuvieron implicados los hijos de “El Mono” Ale”,  se da cuenta que “Juan Facundo”, quien  en la madrugada volcó su camioneta cuando intentaba huir de la Policía y su hermano, “Eduardo Said”, fueron aprehendidos varias veces por diferentes situaciones. Que el hijo mayor de “El Mono”,  afrontó numerosos cargos  durante este año 2016. Que en octubre del 2011, fue aprehendido y detenido por robo y posteriormente liberado. Que en  Agosto del 2013 se le requirió la elevación a juicio por el Homicidio de Roberto Cabrera quien murió en febrero del 2009. Con relación  a los hechos aludidos,  sin querer controvertir con la información del prestigioso Diario, debo decir que el segundo de los hechos enunciados (Homicidio), he sido representante de la querella en la causa que se encuentra caratulada como “Ale Salvador Said (a) “El Monito” y otros s/ Homicidio. (Victima: Cabrera Roberto Salvador) – Expte nº: 1840/09. Por lo que  se confirma una vez más lo que vengo aduciendo y sosteniendo  hace más de veinte años. Que a los integrantes del Clan no solamente se lo investiga por su pasado sino también por su presente. En  algunas de mis publicaciones  como “Las Mafias Golpean Tucumán” y a “Puro Verso” manifiesto que los cabecillas de la organización siguen con las famosas “Mini-Scena” de hoy y de siempre. Abrazados en la primera audiencia de juicio oral  lloraban con” lágrimas de cocodrilos” mientras sus presas habían sido devoradas en el tiempo con absoluta violencia y sadismo. Un gimoteo y apretón que seguramente no fue por remordimiento   de  cientos de víctimas indefensas que fueron amedrentadas, intimidadas, golpeadas y hasta asesinadas por esta banda de malandrines facinerosos. También en otra publicación  rememoro una entrevista en el mismo Diario: “Por mi pasado me quieren condenar”, en donde el “Mono” con total desfachatez y cinismo elige mostrar otra parte de su historia: habla del trabajo en el campo; de la preocupación constante con sus hijos. Otra de las tantas falsedades y engaños a los que nos tiene acostumbrado el Clan.  De este Padre ejemplar que quiere vivir en Paz y de manera honesta – según la misma entrevista-, cuidando de sus hijos. Quien se mostró  dándole un beso protector sobre  los labios de uno de ellos  en la primera audiencia del Juicio oral federal. Nada se dice sobre una causa que se encuentra  en estado de audiencia o debate Oral  y que tuvo en su oportunidad enorme resonancia. Hecho cometido en contra de un prestigioso Abogado y un Empresario de nuestra Provincia. Causa en donde también intervino “El Monito” – Eduardito –  junto con su Padre Adolfo “el “Mono”. Observándose en la misma nuevamente como común denominador “las amenazas, lesiones y abuso de arma de grueso calibre. Evento delictual ocurrido el 09/02/2011, – hace casi seis años -, en la localidad de “Chañar Muyo” departamento Leales. En donde el “Monito Eduardito” portando una “ametralladora” hizo disparos, golpeando al Letrado y amedrentando al empresario.  El Padre Protector “Mono Adolfo” en el mismo hecho extrajo dos pistolas de su cintura,  manifestando en la causa que no tenía miedo de andar con dinero encima ya que cargaba armas y es legítimo propietario y portador de armas de guerra. Dicha causa se encuentra desde hace más de tres años en las Salas Penales  a seis años del hecho y todavía no se dignan a notificarme de la integración de la misma. Causa caratulada: Ale Adolfo Ángel, Ale Eduardo Said S/ Participación Criminal Necesaria Lesiones Leves, Abuso de Arma – Expte Nº: 2383/2011. Lamentablemente la crisis en la justicia penal es un  una realidad indefendible. Los Fiscales de cámaras deben   intervenir sin respiro en varias causas en un solo día y los Vocales deben  clamar por integrar las salas. Una Justicia lenta no es justicia.  

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón

jorgeloboaragon@gmail.com

El Pájaro Volador y El Holandés Errante…

Share

 

lobo-aragon-2Por Jorge B. Lobo Aragón.

 

Mis lectores y editores saben ciertamente sobre mis facultades de bilocación y la enorme posibilidad que se me ha concedido para aparecer en lugares diferentes. A través de mis escritos vengo relatando casi semanalmente sobre este fenómeno que me ha dado la posibilidad de realizar mis “Sueño de pájaro” y volar el universo contemplando las estrellas. He podido apreciar y tocar el puente en la luna roja mi gran amiga. He revoloteado con los poetas y navegado en un globo hacia arriba y más allá. He conocido personalmente a mis camaradas Cristóbal Colon y Alvar Núñez Cabeza de vaca con quienes navegamos entre grandes mareas, tripulando sus carabelas. He escalado el Tíbet y llegado al Polo encontrándome en mi planeo con seres monstruosos. Me he contactado con Venus, cleopatra y San Jorge. Acercándome en el tiempo he conocido a José Hernández, Los blancos de Villegas y el Gran Bernabé. Me relacioné con el Tango a través de mi amigo Carlitos Gardel y Alfredo Le Pera. He podido intimar con el famoso cirujano Christiaan Barnard y grandes poetas como Machado, Gorki y Nuestro Jorge Luis Borges. Este fenómeno ha llevado a mi espíritu a que de un modo consciente y voluntario pueda alejarme de mi cuerpo carnal, apareciendo simultáneamente en extravagantes espacios con mi “cuerpo astral”.

flying-dutchman

Y hoy de nuevo aparece mi tribulación etérea y me contacto con quien me dice ser “El noruego Daland” quien regresaba a su hogar en su barco cuando una tempestad lo arroja a una costa rocosa. De improviso percibo que aparece otro buque, negro y de velas ensangrentadas, y su piloto echa pie a tierra. Es… ¡el holandés! Me grita el Noruego. El holandés que según la leyenda ha sido condenado a errar por el océano hasta que encuentre una mujer para siempre fiel. Daland me susurra casi con miedo al oído, que el marino errante cada siete años tiene una tregua que le permite tratar con la gente. En su eterno vagabundeo ya no espera más paz que la muerte. Mi amigo compadecido le concede que vaya a su patria a conocer a su hija. Observo que Senta, la hija del Noruego, está cantando e hilando con las demás doncellas, y queda absorta ante la idea y presencia de un hombre pálido y tétrico. Sin escucharlo a su novio se ofrece a redimir al condenado. Cuando entra el holandés ella adivina quién es y le promete fidelidad eterna. Vislumbro que ya es de noche. En la costa los noruegos danzan; los holandeses mantienen un lúgubre silencio. El mar, misterioso, se agita en torno a su barco. Llega Senta, seguida del antiguo novio que le recuerda una vieja promesa.

flying-dutchman3

El holandés lo oye al muchacho, y para salvarla a ella de la condenación que sufriría faltando a su antiguo juramento, salta al buque y se dirige solo a su irreparable condena. Senta le grita su fidelidad, y desde lo alto de una peña se arroja al mar. El buque fantasma se hunde, y de entre las olas surgen Senta y el Holandés, transfigurados y salvados de la maldición. Final feliz. Desenlace que después de despertar de mí sueño sideral me entero que dio motivo a una ópera famosa, a la que se la llamó “El buque fantasma”. Con letra y música de Ricardo Wágner estrenada en 1843 y basada en la tradición de los pueblos marinos del norte, en los tiempos en que a don Cristóbal Colón ni se lo había oído nombrar. Final feliz en la escena teatral. Pero solamente el que escribe conoce si el holandés, se ha liberado de su maldición. He escuchado versiones que dicen y aseguran que el Holandés viajando a las Islas Orientales sufrió una tempestad frente a Nueva Esperanza, y lo retó a Dios desafiándolo a que lo hiciera naufragar. Dicen que no naufragó, pero quedó condenado a navegar eternamente. Solo yo soy testigo y puedo dar fe que el caso es verdadero.

Después de la primera guerra mundial mientras volaba dando una nueva vuelta al mundo pude divisarlo de nuevo. Pasando frente a la costa de Australia la noche del 14 de julio de 1881 divisé un extraño barco fosforescente rodeado de un halo rojizo. Pude casi tocarlo. ¿Qué fue del holandés? Ah, no sé. Los fantasmas tienen especial habilidad para desaparecer cuando mejor se los busca. Puede ser que en mi próximo escrito les cuente a mis lectores sobre mi conocido condenado a vagar para siempre por los océanos del mundo. Muchas veces he oteado al velero a una distancia prudencial, resplandeciendo con una luz fantasmal. Lo he saludado. Ha tratado de hacer llegar sus mensajes a través mío. Pero algo interior me indica que todavía no es prudente hacerme amigo. Sé que han tratado de hacer llegar sus mensajes a tierra. Así me indicaron personas muertas siglos atrás. Todavía no puedo dar sus mensajes. Seguramente la providencia me dirá cuando pueda develar sus misterios.

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 19, 2016


Mi Vuelo de pájaro con los hermanos Machado…

Share

 

lobo-aragon-ups Por Jorge Lobo Aragón.

Hoy me levante, sintiendo una sensación especial. Mi yo físico me decía que seguramente tendría un nuevo viaje astral o desdoblamiento. A los pocos minutos mi ser se estremeció lanzándome a un nuevo viaje interdimensional. Me desperté en la Madre Patria. La España de mis ancestros. En Sevilla en donde “Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla, y un huerto claro donde madura el limonero”. Ahí mismo en donde ojala Dios decida que muera y que Él abra mi tumba el último día, pude conocer a dos hermanos. Ambos casi de la misma edad. Al observarlo me parecía reconocerlos de toda una vida. Seguramente a través de la poesía que mis Tíos y Madre decían con excelsa melodía. Conocí a Antonio quien me contó que nació un 29 de agosto de 1874 y casi interrumpiendo apareció Manuel quien sonriendo me dice que es el benjamín por nacer y once meses después. Eran mis conocidos de toda una vida por escuchar y aprender sus poesías. Antonio y Manuel Machado presente en mí sueño racional. Me encuentro en Sevilla, donde vivía la familia que después se trasladó a Madrid. Esa Sevilla que quedará reducida a un patio y a un machado2huerto claro en el que maduraba el limonero, en el recuerdo de Antonio al que lo atrapa sin duda el paisaje adusto de las tierras castellanas. En cambio a Manuel el luminoso ambiente andaluz le pintará con vívidos colores sus recuerdos para toda la vida. Antonio, una cumbre de la poesía española, me sonríe con un guiño de ojo. Como subestimando su estirpe aduce que alcanzó popularidad gracias a las canciones de Serrat. En cambio Manuel, que con gracejo le canta a la bravura de los toros y a la gloria del torero, a la guitarra y al “cante jondo”, y ha inspirado a muchísimos poetas populares, me dice que le gusta el anonimato. Que prefiere quedar tapado por el olvido. Y con sus palabras entiendo porque los biógrafos siempre comenzarán recordando: “hermano de Antonio”. Es que Manuel, de joven, va a París y se empapa en sus novedades artísticas. Vuelve en 1900 y en diez años escribe la mayor parte de sus poesías. Lo toma el desaliento. Entra a la administración pública y se desempeña como bibliotecario de las Universidades de Santiago primero, de Madrid después, y luego de la Biblioteca nacional y en el Museo municipal. Se reduce a colaboraciones en los periódicos y algunas críticas literarias. Más tarde con la misma afabilidad y sinceridad me comenta haber sido galardonado con un asiento en la Real Academia de la Lengua. Me viene a la memoria mi encuentro con Jorge Luis Borges quien casi en secreto y a su modo me confiesa que le gustaba más las obras de Manuel que Antonio, lo que también es un galardón. En cambio también recuerdo que a Antonio lo define Rubén Darío como “hombre de buena fe”. Y él mismo después se pinta – “a mi trabajo acudo”- como un ciudadano diligente. Al mismo tiempo ya en confianza Manuel me revela su afición a la holganza -“mi voluntad se ha muerto una noche de luna / en que era muy hermoso no pensar, ni querer”. ~”Que la vida se tome la pena de matarme / ya que yo no me tomo la pena de vivir”- . Es que en lugar de ahondar en filosofías se siente atraído por el pintoresquismo popular, y por componer alguna de esas coplas cuya mayor gloria será dar vueltas de boca en boca hasta convertirse en anónima. Me confirman emulando al Gaucho Martin Fierro que entre 1926 y 29 trabajan juntos en teatro poético. Los hermanos sean unidos esa es le ley primera, tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea. Aparecen “Julianillo Valcárcel”, “Las adelfas”, “La Lola se va los puertos” (título que con la autoridad de sus autores nos dice cómo es lícito y bello el artículo ante el nombre propio), “Juan de Mañara”, “La duquesa de Benamejí”. De nuevo como en la mayor parte de mis relatos siento que un hilo brillante invisible como el cordón rojo del destino me distancia de mis amigos casi gemelos. Un hilo rojo al que no puedo imponer mis caprichos ni tampoco romper ni deshilachar. Un hilo rojo directo a mi corazón me lleva nuevamente a mi cuerpo físico. Hilo como un aurea encendida, que me conecta en mis éxtasis a los más profundos misterios, que simbolizan el antes y el después. Como si fueran mis almas gemelas, grito sin poder despertar. ¿Cómo se hace para escribir poesía entre dos? No tengo la menor idea. Pero me lo imagino a Manuel caminando por la pieza mientras lanza imágenes quiméricas, y a Antonio, paciente, lápiz en mano, poniéndole orden, juicio y poesía a la maraña de fantasías que ha invadido la habitación. Y siento la voz de mi madre que me murmura al oído. Adiós me dijiste, una tarde plácida, escuchando el lánguido suspirar del agua/ Adiós para siempre repetiste impávida siguiendo el camino sin volver la cara/ Dispersa y atónita quedó mi mirada viendo como un todo “se convierte en “nada”.

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 21, 2016


 

La Lucha contra la mafia. A Puro Verso

Share

 

lobo-aragon-2 Por Jorge Lobo Aragón.

 

Desde el escándalo del homicidio de los “gardelitos; el crimen de Salinas; El copamiento a la jefatura de Policía; La Ostentosa ponderación de poder ejercida a través de su ejercito de remises “Cinco Estrellas”; La intervención con violencia del Concejo Deliberante de la Capital; El poder de movilización a través de medios de comunicación e innumerables ilícitos más. Causa espanto y pavor la vigencia de tanta impunidad.

 

Opinión:

 

Siempre lo manifesté. Me causa repugnancia la Mafia. El Clan “Ale” invariablemente hizo ostentación y alarde de la existencia de un sinnúmero de agencias de remises ilegales y más de 6.0000 autos “truchos” que recorren y transitaron las calles de San Miguel de Tucumán. Persistentemente denuncie la actuación de estas mafias y otras como el Juego clandestino vinculada en nuestro medio. Publiqué en un sin número de oportunidades que “mafia ha habido siempre, pero es escandalosa la ostentación de fuerza realizada por los Ale con su poder de movilización. Que la justicia debiera tener los elementos necesarios para investigarlas, reprimirlas y castigarlas. Que debemos reaccionar para demostrar que las mafias no son indemnes al poder del Estado sino que caen, como es justo, ante la vigilancia y la corrección de la justicia. Que no debemos bajar los brazos en este empeño que, para todo hombre, debe ser primordial. Ahora bien, si bien “es bueno y saludable”, que el periodismo haya alertado a la opinión pública sobre la actuación de las mafias, poniendo en estado de alerta a la opinión pública. Cuando Juez (Órgano Jurisdiccional) le ordené la prisión preventiva de oficio a los Ale en el año 93 por el Crimen del Oficial de policía de esa Provincia “Juan Andrés Salinas” por ser autores de los delitos de Asociación ilícita y tenencia de arma de guerra. Me preocupa que después de tantos años y ante las innumerables denuncias contra la familia con frondosos prontuarios, y antecedentes tuvo que intervenir la Justicia Federal a través de Gendarmería y otros organismos del estado nacional para que se secuestren elementos probatorios producto de su accionar doloso. Un “Arsenal” detentaban en sus inmuebles los “personajes”, con el encubrimiento de las reparticiones encargadas de registrar las armas y de Fiscales provinciales que miraron de reojo y nada hicieron. Basta cotejar y observar el crimen sucedido el 31 de Enero de 2009 para constatar el poder alucinante de armamento de esta Organización mafiosa que además se acrecentó. Mi estudio fue atacado por atentados con proyectiles y artefactos explosivos en cuatro oportunidades, sin que el Estado actué protegiendo la vida, el trabajo y la tranquilidad de los abogados y de los ciudadanos para establecer mínimamente la confianza en el imperio de la ley y de la seguridad pública. Serví como empleado, funcionario y magistrado a la Justicia por 20 años. Tuve que renunciar por impotencia y cansancio moral. En su momento, todavía recuerdo el “panorama tucumano” en el diario “la Gaceta” en donde en esa época el periodista Federico Van Mameren, publicaba un editorial bajo el Titulo “A puro Verso” recordaba a Enrique Santos Discepolo que murió en 1951. Sus versos o aquellas reflexiones bajo el seudónimo de “Mordisquito” encajan perfectamente en ese Tucumán contemporáneo que alguna vez recibió el mote de “Macondo” y todavía a más de veinte años le cuesta sacárselo. Es que la resolución en ese entonces de la Sala I de la cámara penal (Causa Salinas), mostraba dos caras de una misma moneda. La sonrisa de la Familia ale ante una sentencia absolutoria y la sensación del ciudadano confundido impidiendo reconocer los perfiles (Da lo mismo que sea cura/colchonero, Rey de basto/ caradura o polizón!…). Como Magistrado que soporté el peso del proceso. No se puede luchar tanto para que en 6 días quede todo sin efecto y 40 mafiosos afuera. La sociedad se siente impotente. Qué pensará los oficiales que pusieron el pecho, el carnicero o el verdulero grite y exclame. (Señora de ojos vendados/ que estás en los tribunales/Sin ver a los abogados/ baja de tu pedestales/Quítate la venda y mira/), cantó alguna vez María Elena Walsh. El periodista – Van Mameren-, hace un análisis pormenorizado de esa época en donde también el “Malevo Ferreyra” era condenado por mi investigación, actuando como Fiscal. El periodista aludido de gran prestigio en Tucumán por sus minuciosos y excelentes análisis terminaba que situaciones como las descriptas confunden al ciudadano que ve, casi incomprensiblemente, en una misma línea cómo un hombre condenado goza de la libertad y como otro impotente abandona su destino. Alguna vez hay que ver los contrastes. “Cuéntale a tu corazón/que existe siempre una razón/escondida en cada gesto/ Del derecho y del revés/ uno solo es lo que es/ y anda siempre con lo puesto/ Nunca es triste la verdad/ lo que no tiene es remedio”, recita Joan Manuel Serrat. Qué paradoja estamos en diciembre del 2016 y nada ha cambiado en la Justicia provincial…  SERA JUSTICIA

 

DR. JORGE B. LOBO ARAGÓN

Ex-Fiscal y Juez de Instrucción en lo Penal

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 18, 2016


 

Mafias golpean Tucumán

Share

 

lobo-aragon27272 Por Jorge Lobo Aragón.

“Basta de lágrimas de cocodrilo…”

 

Opinión:

En una entrevista publicada por el “Diario Perfil” en Buenos Aires, bajo el título “Tucumán, la impunidad”, la periodista Agustina Grasso relata con objetividad y crudeza que fue el fallo en el caso Verón el que descorrió el telón sobre el clan Ale y la perversión del caso de Paulina Lebbos, asesinada en el año 2006, supuesta víctima de los “hijos del poder”. La periodista daba cuenta sobre trabajo silencioso de las familias de las  lebbosvíctimas. Artífices necesarios para que las investigaciones no se detengan ante un Estado ausente y un Poder Judicial ineficaz y sin medios. En dicha nota, manifesté que en Tucumán existía miedo, e indiferencia. Funcionarios, jueces e integrantes del Ministerio Publico Fiscal, adepta al oficialismo no actúan con la independencia debida. Los nombramientos tienen siempre alguna relación con el poder reinante. En los círculos de la Legislatura acontece lo mismo con una mayoría y quórum propio miran al sudeste con total impudicia. Un anexo o escribanía de la casa de gobierno. Que decir del otro poder del estado (Ejecutivo) autor intelectual de la desmaña imperante. Es como un trípode con pata larga manejada desde el gobierno, con una voracidad y desenfreno manifiesto. Apetencia verificada con la existencia de alianzas o contubernio entre el poder político, el juego y el fútbol que viene desde décadas atrás. Las mafias como tentáculos de un pulpo se manejan con indemnidad y policías afines y corruptos siguen relacionados con eventos de igual naturaleza. Estos hechos editados con fecha 06/01/2013, por el Diario Perfil de Buenos Aires, fue el disparador para que semanas después el Estudio Jurídico de quien suscribe recibiera amenazas de muerte, balaceras y atentados con artefactos explosivos. Amenazas que fueron denunciadas y como siempre quedaron en saco roto. Esta reiteración de hechos se va agudizando cada vez más con el tiempo. Hoy, la mafia y sus abogados en la primera audiencia del Juicio oral en contra de la asociación ilícita se dieron maña de que a sus defendidos se los mostrara como cándidos inocentes. Unas Carmelitas descalzas. Los dos jefes de la mafia desde hace más de treinta años (El Mono y la Chancha Ale) abrazados y llorando con” lágrimas de cocodrilos” mientras sus presas han sido devoradas en el tiempo con absoluta violencia y sadismo. Seguramente el gimoteo y abrazo no fue por remordimiento a cientos de víctimas indefensas que fueron amedrentadas, intimidados, golpeadas y hasta asesinados por esta banda de malandrines facinerosos. Acostumbrados a la “Mini- Scena” y a los alardes indecentes de inocencia mentida arremetieron principalmente contra la prensa. Un periodismo que conoce a fondo su accionar y a sus tentáculos. Una sociedad que no está dispuesta a resignarse otra vez a su impunidad. Las innumerables causas pendientes en su contra en la Justicia provincial – que resurgieron a la luz- , es otra muestra de sus simulaciones, fingimientos e hipocresías. Además otra confirmación de la existencia de una justicia penal siempre ambigua e irresoluta. O sea que las asociaciones ilícitas, no solo se encuentran muy difundida en Tucumán, sino que también impera en amplios sectores de la sociedad. Pero los Tucumanos no podemos resignarnos. Debemos formar parte de una sociedad que no consiente a la impunidad como si se tratase de una fuerza de la naturaleza. Que no admita una corrupción que “se está haciendo carne en la Argentina” y convirtiendo en el “pan nuestro de cada día en nuestra provincia”. Basta de Lágrimas y llantos fingidos.

DR. JORGE B. LOBO ARAGON
jorgeloboaragon@gmail.com
jorgeloboaragon@hotmail.com

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 17, 2016


 

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com