LICENCIA PARA MATAR

Share

El neurocirujano Christopher Duntsch, con sede en Dallas, tenía un gran discurso para los posibles clientes que acudían a él con la esperanza de que pudiera aliviar su dolor de espalda. “Soy el mejor”, decía. Sin embargo, quienes trabajaron junto a él lo consideraron uno de los peores cirujanos que jamás habían visto. “Horrendo” y “patético” fue la forma en que sus compañeros médicos describieron sus habilidades quirúrgicas, a pesar de sus impecables credenciales y su posición en algunos de los hospitales más prestigiosos de la zona. Para cuando la ley lo alcanzó, Duntsch había estropeado numerosas operaciones, la mayoría de ellas resultando en una discapacidad a largo plazo para sus pacientes. Al menos dos murieron después de la cirugía, lo que le valió a Duntsch el apodo de “Dr. Muerte.”

Christopher Daniel Duntsch nació en 1971, el mayor de cuatro hermanos y creció en un próspero suburbio de Memphis, Tennessee. Su madre enseñaba en la escuela y su padre era fisioterapeuta. Después de graduarse de la Universidad de Memphis en 1994, se inscribió en el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Tennessee, donde obtuvo su M.D. y Ph.D., graduándose con honores. Permanecería en la Universidad de Tennessee para realizar su residencia médica de seis años.

En 2006, Duntsch comenzó a trabajar con dos científicos rusos, que habían logrado avances significativos en la tecnología de células madre, y formaron dos empresas con ellos. El CEO de DiscGenics, la más exitosa de las dos compañías, luego lo obligó a salir y lo demandó por el dinero adeudado. “Nos reuníamos por las mañanas y él mezclaba un jugo de naranja con vodka para comenzar el día”, dijo el ex inversionista Rand Page. Page también afirmó haber visto un espejo con cocaína dentro de la casa de Duntsch.

Mientras era médico residente, Duntsch presuntamente abusó de las drogas mientras trabajaba. En una declaración jurada relacionada con una de las demandas por negligencia en su contra, un ex conocido afirmó que lo vio consumir cocaína, medicamentos recetados y una hoja completa de LSD en su cumpleaños en 2006 o 2007. Después de salir de fiesta toda la noche, dice ella, él se puso su bata blanca de laboratorio para hacer rondas en el hospital esa mañana. Se presentó una denuncia anónima sobre su presunto consumo de drogas y se le pidió que se sometiera a una prueba de drogas. Se negó y posteriormente fue enviado a un programa para médicos discapacitados.

Si bien se espera que el neurocirujano típico realice aproximadamente 1,000 operaciones en el transcurso de su capacitación, la oficina del fiscal de distrito de Dallas determinó que Duntsch operó menos de 100 veces antes de terminar su residencia. A fines de 2010, después de terminar sus estudios en la Universidad de Tennessee, Duntsch se mudó a Dallas, Texas, y comenzó a trabajar en una práctica privada especializada en dolor de espalda y cirugía de columna. En noviembre de 2011, se le concedieron privilegios quirúrgicos en el cercano Baylor Regional Medical Center de Plano, Texas.

En Baylor, Duntsch rápidamente se ganó la reputación de fanfarrón. El Dr. Mark Hoyle dijo que hacía pronunciamientos radicales, como, “Todo el mundo lo está haciendo mal. Soy el único tipo limpio y mínimamente invasivo en todo el estado “. Hoyle ayudó a Duntsch a finales de diciembre de 2011 a operar a Lee Passmore, que sufría de dolor lumbar severo. Hoyle dice que la actuación de Duntsch fue tan imprudente que lo detuvo físicamente en un momento para evitar que realizara un procedimiento que podría llevar a la parálisis de Passmore. Passmore se despertó de la cirugía con un dolor insoportable y más tarde se enteró de que se le había cortado un ligamento de la pierna. Todavía sufre de dolor de espalda y entumecimiento en los pies.

Semanas más tarde, en enero de 2012, Duntsch realizó una fusión espinal de rutina en Barry Morguloff. Fue asistido por el Dr. Randall Kirby, un veterano quirúrgico de 16 años. “Patético”, es como Kirby describiría más tarde las habilidades de Duntsch como cirujano, en una carta a la Junta Médica de Texas, comparándolas con las de un estudiante de medicina de primer año. Después de la cirugía, el dolor de espalda de Morguloff aumentó y sufrió entumecimiento en la pierna izquierda. Más tarde, los fragmentos de hueso aplicaron presión a los nervios de su espalda. No puede poner peso en su pierna hasta el día de hoy sin la ayuda de una bota especial.

La siguiente víctima de la incompetencia e indiferencia de Duntsch fue Jerry Summers, un amigo de la escuela secundaria. Summers había seguido a Duntsch a Dallas y lo ayudó a montar su práctica. La ex asistente Kimberly Morgan dijo en una declaración que cuando no trabajaban, los amigos estaban de fiesta juntos. En febrero de 2012, Duntsch realizó una cirugía en Summers para ayudar a aliviar el dolor y el entumecimiento de una lesión anterior. En cambio, laceró una de las arterias que corren a lo largo de la columna vertebral, causando hemorragia masiva y parálisis. Summers permanece paralizado debajo del cuello hasta el día de hoy. Después de la cirugía, Baylor suspendió los privilegios quirúrgicos de Duntsch durante 30 días.

La próxima vez que Duntsch se pusiera su bata quirúrgica, lo llevaría a la muerte. Kelli Martin, de 55 años, llegó a Duntsch con la esperanza de aliviar el dolor de espalda de una caída. Su simple cirugía de 45 minutos se extendió a 2 horas, durante las cuales Duntsch cortó nuevamente una arteria principal que corre a lo largo de la columna. Martin murió horas después por la pérdida de sangre. Poco después, Duntsch renunció a sus privilegios de personal médico para ejercer en Baylor.

Con su ex esposa, la stripper Wendy Renee

Duntsch se trasladó al Centro Médico de Dallas, donde, en el espacio de 24 horas, un paciente murió y otro quedó permanentemente lisiado. El 24 de julio de 2012, operó a Floella Brown, de 63 años, cortando su arteria vertebral, lo que provocó un sangrado masivo y un accidente cerebrovascular fatal. Horas después, asesinó a la septuagenaria Mary Efurd, amputando una raíz nerviosa y dejando un dispositivo quirúrgico incrustado en los músculos de la espalda. El Dr. Robert Henderson, que realizó la cirugía correctiva de Efurd, dijo que inicialmente pensó que Duntsch se hacía pasar por un médico. “No podía creer que un cirujano capacitado pudiera hacer semejante desastre”, dijo.

Como resultado de sus cirugías fallidas, Duntsch fue despedido del Centro Médico de Dallas en julio de 2012 e informó a la Junta Médica de Texas. Sin embargo, esto no le impidió realizar más cirugías. En la primavera de 2013, operó a Jeffrey Glidewell, cortando una arteria espinal, dañando su esófago y dejando una esponja quirúrgica en su garganta, antes de coser la herida para cerrarla.

La licencia de médico de Duntsch fue suspendida en el verano de 2013 y revocada permanentemente en diciembre. Según estadísticas, de los 38 pacientes de Duntsch, 31 quedaron paralizados permanentemente o gravemente heridos y dos murieron. Aquellos en la comunidad médica de Texas comenzaron a hablar de la necesidad de una investigación criminal mientras los fiscales analizaban qué curso de acción tomar.

Al igual que su carrera médica, la vida personal de Duntsch comenzó a desmoronarse. Se separó de su esposa (a quien había conocido mientras ella era desnudista en un cabaret de baja monta) Se declaró en bancarrota y se mudó con sus padres a Colorado. A principios de 2014, fue arrestado por DUI  (Manejar bajo los efectos del alcohol) y enviado a rehabilitación. De regreso a Dallas para ver a sus hijos, fue arrestado nuevamente en abril de 2015, después de intentar robar ropa por valor de casi U$ 900 en Wal-Mart.

En julio de 2015, Duntsch fue acusado formalmente por un gran jurado del condado de Dallas por seis cargos de asalto agravado con un arma mortal. La acusación enumeró “manos y herramientas quirúrgicas” como sus armas mortales, según documentos judiciales. Cuando comenzó su juicio en febrero de 2017, los fiscales presentaron un correo electrónico incoherente que Duntsch envió a su ex asistente Kimberly Morgan. “Estoy listo para dejar el amor, la bondad y la paciencia que mezclo con todo lo que soy y convertirme en un asesino a sangre fría”, dijo en la carta. En otro momento se describe a sí mismo como “un maldito asesino frío que puede comprar o poseer o robar o arruinar o construir lo que quiera”.

Después de un juicio de 13 días, el jurado tardó cuatro horas en encontrar a Christopher Duntsch culpable de herir a una persona mayor. En su caso, los fiscales optaron por centrarse en Mary Efurd, ya que las lesiones que sufrió fueron graves y conllevaron las penas más severas. Una semana después, después de varios días de testimonios de sus víctimas, Duntsch fue sentenciado a cadena perpetua. Después de apelar su sentencia, su condena fue confirmada en 2018.


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 24, 021


 

Naipes que resuelven crímenes

Share

 

La introducción de Naipes de Homicidio en las cárceles de Florida en 2007 dio como resultado la resolución de casos de homicidio que se habían dado casi por cerrados.

.

Los naipes, que incluyen fotos e información sobre las víctimas de homicidio dentro del estado, mantienen los casos a la vista del público y en la concentración de los presos que las usan para jugar. Gretl Plessinger, portavoz del Departamento de Aplicación de la Ley de Florida, dijo: “Tenemos dos investigaciones de homicidio que se han resuelto como resultado de pistas que recibimos de los presos de Florida. Es como entrevistar a 93,000 reclusos para nuevas pistas y ha funcionado de maravillas “.

En el caso del asesinato de Thomas Wayne Grammer, las cartas resultaron invaluables. En el paquete de cartas, el tres de espadas proporcionaron una foto de Grammer, así como los detalles de su asesinato en el año 2004, en el que un delincuente desconocido ingresó a su casa, disparó a Grammer y huyó de la escena.

Un recluso en la Cárcel del Condado de Polk en Florida reconoció la foto de Grammer en el carro y avisó a la policía sobre posibles sospechosos, según el Centro Nacional de Información sobre Ciencia, Tecnología y Derecho (NCSTL). Con base en esta pista, dos hombres fueron acusados ​​de asesinato en 2004, como explicó el NCSTL. Desde la introducción de las tarjetas en Florida, varios otros estados han ofrecido tarjetas de casos congelados a sus presos, incluido Oklahoma en el año 2017.

Y, sí, se puede encontrar paquetes de naipes a la venta en Internet.

.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 6, 2018


 

MACHO MUERTO NO VIOLA

Share

 

Macho muerto no viola es el nuevo slogan de organizaciones feministas que convocaron a una marcha en apoyo a Nahir Galarza, la joven de 19 años que fue hallada culpable por la justicia de asesinar de dos balazos a su novio. , En los últimos días aparecieron afiches en la capital de Salta con una controvertida inscripción en su defensa.

Los posters claman por su libertad: “Absolución para Nahir Galarza” y “Autodefensa es supervivencia”, rezan los mismos.

 

En el pasado mes de julio decenas de mujeres, convocadas por grupos feministas, se habían manifestado en Buenos Aires, para pedir la liberación de Nahir Galarza,  condenada a cadena perpetua por el asesinato de su ex pareja Fernando Pastorizzo, de 20.

Bajo la consigna “No estás sola, te creemos”, la protesta tuvo lugar frente a la Casa de Entre Ríos, provincia situada al noroeste de Buenos Aires a la que pertenece Gualeguaychú, la localidad donde el pasado diciembre Galarzamató a Pastorizzo de dos disparos con la pistola de su padre policía, un crimen que ella misma confesó.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 4, 2018


 

EL MISTERIOSO D.B. COOPER

Share

 

 

 

  Por María Ferreyra

 

Si un criminal puede obligar al FBI a rendirse, ese criminal debió haber sido muy meticuloso. Eso fue cierto con un hombre, solo conocido por el alias de D.B. Cooper. Décadas después de que ocurriera su crimen, su verdadera identidad aún no ha sido descubierta. Logró confundir tanto al gobierno como a investigadores y militares. Hasta el día de hoy, El Caso Cooper es el único no resuelto de piratería aérea en la historia de la aviación comercial.

Una tarde, un día antes del Día de Acción de Gracias en 1971, un hombre que se hacía llamar Dan Cooper (los medios erróneamente lo llamaron D.B. Cooper) subió a un avión perteneciente al vuelo # 305 de Northwest Airlines en Portland con destino a Seattle. Llevaba un traje oscuro y una corbata negra y fue descrito como el tipo de un ejecutivo de negocios. Mientras estaba en el aire, abrió su maletín mostrando una bomba a la azafata y secuestró el avión. El avión aterrizó en Seattle, donde demandó 200 mil dólares en efectivo, cuatro paracaídas y comida para la tripulación antes de liberar a todos los pasajeros. Con solo tres pilotos y un asistente de vuelo a bordo, despegaron de Seattle con los billetes marcados dirigiéndose hacia el sur mientras estaba oscuro y llovía levemente. En los 45 minutos posteriores al despegue, Cooper envió a la azafata a la cabina mientras se ponía el paracaídas, se ató la bolsa llena de billetes de veinte dólares, bajó las escaleras traseras y en algún lugar al norte de Portland saltó a la noche. Cuando el avión aterrizó, encontraron los dos paracaídas restantes y en el asiento donde Cooper estaba sentado, una corbata negra.

Jets, un helicóptero y un avión C-130 habían sido despachados  desde la base de la fuerza aérea más cercana para seguir el avión de Cooper. El ejército fue llamado días después del secuestro y aproximadamente 1.000 soldados registraron la zona sospechosa (Donde Cooper podría haber descendido) a pie y en helicópteros. El Boeing 727 utilizado en el secuestro se utilizó en un intento de determinar cuándo Cooper saltó. El avión espía supersecreto SR-71 fue enviado para fotografiar toda la ruta de vuelo, pero no hubo señales de D.B. Cooper.

Nueve años más tarde, en 1980, justo al norte de Portland, en el río Columbia, un niño llamado Brian Ingram estaba cavando un pozo en la arena en un lugar llamado Tena Bar. Él descubrió tres paquetes de efectivo un par de pulgadas por debajo de la superficie, con bandas de goma intactas. Hubo un total de $ 5800, los números de serie de Cooper coincidieron, y la primera evidencia desde 1971 salió a la luz. El FBI buscó y analizó la playa, el río fue dragado y las teorías sobre cómo el dinero llegó a esa zona, amplió la leyenda de D.B. Cooper.

A pesar de los años, el debate sigue abierto. Preguntas y respuestas azoran cada vez que el tema es tratado.

¿Murió Cooper en el salto? Es un gran debate público si Cooper murió en el salto o no. Los paracaidistas experimentados dicen que habría muerto si fuera su primer salto, pero si fuera un experto, no habría problema. Una experiencia de paracaidista cree que cualquiera que tenga seis o siete saltos de práctica podría lograr el salto. El clima frío puede o no haberlo matado en el bosque, incluso si aterrizó bien. Ningún cuerpo o paracaídas fue encontrado.

¿Cooper era un paracaidista con experiencia? Solicitó “paracaídas frontal y posterior” lo cual indicaría que es un novato. Rechazó las instrucciones sobre cómo usar el paracaídas dando a entender que es experimentado. Escogió el paracaídas militar no direccional, dejando la sospecha que sería un principiante. El conducto militar podría resistir mejor la velocidad de salida del avión haciéndole lucir como conocedor en el rubro. Se colocó el paracaídas como si supiera lo que estaba haciendo. Tomó el paracaídas de reserva que tenía una costura cerrándolo y no funcionaba, acción a la que hubiera recurrido un novicio en el arte del paracaidismo.

El hallazgo de dinero de Tena Bar es problemático porque está a 20 millas de distancia de la ciudad de Ariel, Washington, donde el análisis de la zona de lanzamiento finalizado en 1971 registra que Cooper saltó. Para llevar el dinero a Tena Bar, varias teorías están en juego. Una está basada en la idea de que el dinero fue depositado en cajas arrastradas por la corriente de ríos y transitar primero en  estos ríos pequeños, luego en el río Columbia para terminar en Tena Bar. La segunda es que la ruta de vuelo interpretada por el FBI fue incorrecta y Cooper realmente aterrizó en Tena Bar y enterró el dinero. La tercera es que Cooper u otra persona enterraron el dinero en Tena Bar para confundir al FBI.

El “Informe Palmer” provino del FBI que trajo al geólogo de la Universidad Estatal de Portland Dr. Leonard Palmer para analizar el banco de arena donde se encontró el dinero. Entre el incidente de 1971 y el hallazgo de dinero de 1980, se dragó el río Columbia y se depositó arena en Tena Bar, en 1974. El informe de Palmer determinó que el dinero estaba en una capa de arena superior colocada por el dragado. Esto implicaba que el dinero estaba en otro lugar río arriba durante años antes de descansar en Tena Bar. El contrapunto era que las delicadas bandas de goma seguían intactas en los paquetes cuando se encontraron.

¿Dónde estaba la verdadera ruta de vuelo? El mapa de ruta del mismo en el archivo del FBI no tiene información sobre quién dibujó esa ruta  o cuándo se creó. La trayectoria de vuelo tal como se dibuja se cree que proviene del análisis detallado de los datos de radar y la grabadora de vuelo registradas y con transcripciones del FBI. La ruta del FBI NO sobrevuela el Tena Bar o el área cercana. El dinero encontrado en Tena Bar obliga al debate de la ruta de vuelo porque sería mucho más fácil explicar el hallazgo del dinero si Cooper voló sobre Tena Bar y saltó, o el vuelo # 305 voló sobre el río Washougal y el dinero del rescate de Cooper terminó arrastrado por la corriente.

¿Cómo permanecieron juntos tres paquetes de dinero sueltos durante años y luego fueron enterrados juntos? Se han presentado varias posibilidades. La bolsa del banco los protegió durante años en el río y luego se pudrió antes de que los encontraran. Cooper perdió el dinero cuando aterrizó en Tena Bar en la oscuridad. Alguien más enterró el dinero allí.

¿Cooper era del área? Reconoció a Tacoma desde el aire. Sería un idiota para secuestrar un avión donde posiblemente podría ser reconocido. Hizo la inusual solicitud de “moneda estadounidense negociable” a diferencia de la mayoría de los estadounidenses  no de este país.

Las teorías sobre su identidad y paradero afloran. Carl Laurin, un cuidador de perros de 84 años, residente en Deland, Florida, escribió un libro: “D.B. Cooper y yo: “Un criminal, un espía, mi mejor amigo”, donde detalla las confesiones de un conocido de toda su vida, quien afirma haber cometido el delito: Walter Reca, un ex militar, en el área de Inteligencia.

Otros sospechosos han sido largados al ruedo:

– Kenneth Christiansen, un ex paracaidista militar que trabajó en el Noroeste de Asiático.

– Lynn Doyle “L.D.” Cooper, una veterana de guerra que creció en Oregon y trabajó en una maderera. Era una amante de la naturaleza.

– Duane Weber, quien afirmó ser Cooper en su lecho de muerte y cuya esposa se puso en contacto con el FBI, que en ese momento creía su historia porque se parecía a los identikits de Cooper.

– Richard McCoy, un veterano de la Guerra de Vietnam que secuestró un avión en 1972, lanzándose en paracaídas con $ 500,000, solo para ser capturado unos días después. (McCoy fue condenado, se escapó de la cárcel y luego fue ultimado por el FBI cuando los agentes lo localizaron).

La nueva teoría en marcha dice que Un equipo de antiguos investigadores del FBI afirma tener pruebas de la verdadera identidad de D.B. Cooper. Según el cineasta y autor Thomas Colbert, quien dirigió una investigación independiente sobre el caso durante los últimos siete años – el verdadero Cooper es un veterano de Vietnam de 74 años llamado Robert Rackstraw. Y la prueba está oculta en una serie de cartas supuestamente escritas por Cooper en los meses posteriores al secuestro de la nave y su desaparición.

 

Fuentes: Washington Post . Library of the Congress . Dayly Archives . Rolling Stones . The Craw Files . Soup Soap Digest.

Fotografías: Archivo de F.B.I.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 28, 2018


 

Chicago en Llamas

Share

 

 

La ciudad de Chicago registró 762 homicidios en 2016 – un promedio de dos asesinatos por día, la mayor cantidad de los asesinatos en la ciudad durante dos décadas y más que Nueva York y Los Ángeles juntos.

La tercera ciudad más grande de la nación también registró 1.100 incidentes más que en 2015, según estadísticas publicadas por el Departamento de Policía de Chicago, que subrayaron la historia de derramamiento de sangre que ha puesto a Chicago en el centro de un diálogo nacional sobre la violencia armada.

Los números dados a conocer el domingo son asombrosos, incluso para aquellos que siguen las noticias constantes de los fines de semana que terminan con decenas de tiroteos y muertes mensuales que no se habían visto en años. El aumento en los homicidios de 2016 en comparación con 2015, cuando se informaron 485, es el mayor repunte en 60 años.

La policía y funcionarios de la ciudad han lamentado la inundación de armas ilegales en la ciudad, y las estadísticas de crímenes parecieron apoyar sus afirmaciones: La policía recuperó 8.300 armas ilegales en 2015, un 20 por ciento más que el año anterior.

El superintendente de policía de Chicago, Eddie Johnson, dijo durante una conferencia de prensa el domingo que Chicago está entre muchas ciudades estadounidenses que han buscado y encontrado un aumento en la violencia, incluyendo ataques a la policía. Dijo que la ira de la policía, incluso a raíz de un video que mostró que un oficial blanco de Chicago disparó a un adolescente negro 16 veces, ha dejado a los criminales “envalentonados”.

También dijo que es cada vez más claro para los criminales que tienen poco que temer del sistema de justicia penal.

“En Chicago, simplemente no tenemos un impedimento para recoger un arma”, dijo. “Si un hombre que está robando una migaja de pan pasa más tiempo en la cárcel antes del juicio que un agresor, algo está mal”.

La mayor parte de las muertes y los disparos, que pasaron de 2.426 en 2015 a 3.550 (incidentes con muertes o intercambio de fuego) el año pasado, ocurrieron en sólo cinco barrios de los lados sur y oeste de la ciudad, todos pobres y predominantemente negros donde las pandillas son más activas. La policía dijo que los disparos en esas áreas generalmente no eran al azar, y más del 80 por ciento de las víctimas habían sido previamente identificadas por la policía como más susceptibles debido a sus lazos de pandillas o arrestos pasados.

El superintendente de la policía de Chicago, Eddie Johnson, debía discutir las estadísticas recientemente publicadas el domingo por la tarde.

La ciudad se ha esforzado por abordar la violencia. El alcalde Rahm Emanuel anunció el año pasado que 1.000 oficiales serían agregados al departamento de policía. Al mismo tiempo, los funcionarios de la policía han estado tratando de averiguar por qué los homicidios y los disparos – que comenzó a subir el año anterior – de repente aumentó.

Johnson ha dicho que varios factores contribuyeron al aumento de la violencia. Señaló que 2016 fue el primer año completo desde que la ciudad fue obligada en noviembre de 2015 a publicar un video de la muerte de Laquan McDonald, de 17 años, un afroamericano que fue abatido por un policía blanco. El video costó al ex superintendente de policía Garry McCarthy su trabajo, provocó protestas importantes alrededor de la ciudad y llevó a investigaciones federales y estatales del departamento.

También dejó a Johnson con la tarea de intentar restaurar la confianza del público en lo que parecía ser una fuerza de policía debilitada, una percepción que sólo fue reforzada por una caída dramática en el número de arrestos en 2016.

Mientras que el departamento de policía citó varios factores para la disminución de números, incluyendo un esfuerzo concertado para no hacer arrestos de drogas menores y centrarse en la violencia armada, Johnson reconoció en una entrevista los oficiales se han vuelto más cautelosos – De miedo de convertirse en el siguiente “video viral”.

Eso, dijo, ha “envalentonado” a los criminales.

“Los criminales ven la televisión, prestan atención a los medios”, dijo. “Ellos ven la oportunidad de cometer una actividad nefasta”.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 10, 2017