MATAR A UN RUISEÑOR

Share

La realidad es que, aún hoy, se sigue vinculando en gran medida al Poder Judicial argentino con la manipulación ideológica y mino-4la visible obsecuencia a la semilla sembrada por el kirchnerismo. Hay que desmontar ese fruto maligno que hoy creció con raíces lamentablemente firmes. Clarence Darrow solía decir que solo puedes proteger tus libertades protegiendo las de los demás. Sólo puedes ser libre si yo lo soy. El doctor Gonzalo P. Miño -pese a no estar en ninguna celda física- no se siente libre si otras ciudadanos sufren injusticias orquestados por la ‘justicia”. Entiende que ciertos jueces están pisoteando la ley, aquella que se supone que deben amar, respetar y -aunque parezca irrespetuoso- repetir como muñeco de ventrílocuo, de los libros a la acción. Es por ello que el doctor Miño sigue adelante, a pesar de las barreras, a pesar de la indiferencia.


Aquí, la serie de denuncias que nos hiciera llegar a PrisioneroEnArgentina.com el doctor Gonzalo P. Miño.

 

denuncia-contra-los-doctores-alejandro-slokar-y-pedro-david-19-de-agosto-del-2016

amplia-denuncia-contra-los-doctores-alejandro-slokar-y-pedro-david-1-de-setiembre-del-2016

amplia-denuncia-contra-los-doctores-alejandro-slokar-y-pedro-david-24-de-octubre-del-2016

recurso-extraordinario


 

 

mino-gonzalo-1Gonzalo Pablo Miño es un abogado argentino especialista en Derecho Penal. Profesor de la materia Derecho Procesal Penal de la Facultad de Derecho, Universidad Nacional del Rosario.

Sus especialidades son en Derecho Penal, Mediación y el Fuero Federal.


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 7, 2016

La desfachatez de Bonafini y las amenazas de Esteche

Share

Por Alejo Uribe.

“Vayanse de nuestra plaza, bolivianos hijos de p…, esta plaza es nuestra bolitas de m……. “

hebeFueron las palabras que usó la decrépita y siniestra titular de Madres de Plaza de Mayo, en agosto de 2009, e indignada por el irumpimiento de un grupo de ciudadanos extranjeros que querian velar a un compatriota fallecido, mientras realizaban su tradicional vuelta de los dias jueves.

Pero las contradicciones y la  desfachatez de esta señora, superan permanentemente nuestra capacidad de asombro. Días atrás nos sorprendió cuando vociferando y desorbitada, exclamaba :

” Esta es una Plaza latinoamericana, de la Patria Grande ¡ Viva la comunidad boliviana, viva la comunidad peruana ! … me siento latinoamericana y me siento ofendida “, respondiendo a las declaraciones del senador Miguel Angel Pichetto, quien días atrás reclamara más y mejor control para la inmigracion de ciudadanos de paises vecinos y limítrofes , para culminar sus acusaciones , agregando ” Renunciá a tu banca si tenes p… “.

Mientras los medios sigan brindando espacios a esta calaña de dirigentes – ya sean de partídos politicos, agrupaciones esteche33sociales  u organismos de derechos humanos -sedicosos, vengativos y extremadamente violentos-. como es el caso del líder de Quebracho Fernando Esteche, que se despachó recientemente con esta gravísima y espeluznante amenaza :

“Si a un juez se le ocurriera detener a Cristina Kirchner, podría aparecer muerto”, resultará muy difícil y casi imposible, lograr la ansiada unión y pacificación entre los argentinos.

DESAPARECIDOS DEL PERONISMO Y DEL PROCESO: INFORME DEL GOBIERNO SOLICITADO POR CIUDADANOS LIBRES

Share

mangiacolada-josePor José Lucas Magioncalda.

El pedido

El 16 de agosto de 2016 presentamos, ante la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, una solicitud de información pública requiriendo los siguientes datos:

1) Según los datos obrantes en dicha dependencia, la cantidad de personas que se encuentren en situación de desaparición forzada o que habiéndose encontrado en dicha situación, hayan sido luego halladas sin vida, siempre y cuando la desaparición forzada se haya producido durante el período 24 de marzo de 1976 al 9 de diciembre de 1983;

2) Respecto del terrorismo de estado ejercido durante las presidencias de Juan Domingo Perón y María Estela Martínez de Perón -según los registros obrantes en dicha dependencia-  la cantidad de personas que se encuentren en situación de desaparición forzada o que habiéndose encontrado en dicha situación, hayan sido luego halladas sin vida, siempre y cuando la desaparición forzada se haya producido durante el período 12 de octubre de 1973 al 23 de marzo de 1976.

mangiacoladaClic para agrandar

 

Dilación, denuncia y respuesta contradictoria

Luego de una dilación importante (si tenemos en cuenta que el informe debió ser brindado a los 10 días hábiles) y previa intervención de la Ofician Anticorrupción (ente ante el cual se denunció la demora) la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural presentó un informe que se contradice, al intentar defender -sin sustento técnico alguno- la cifra de 30.000 desaparecidos.

En efecto, la respuesta se compone de dos informes. Uno, de carácter meramente político, emitido por el Archivo Nacional de la Memoria, a cargo de Gustavo Peters Castro, y que refiere al otro informe, diciendo que: “El listado de víctimas que se adjunta comprende la totalidad de denuncias debidamente formalizadas por ante la SECRETARÍA DE DERECHOS HUMANOS y PLURALISMO CULTURAL a la fecha y por lo tanto no debe entenderse como la totalidad de las víctimas ya que existen numerosos casos denunciados ante la Justicia y otras instituciones y organismos, no refrendados ante la Secretaría”. Sin embargo, el informe aludido, emitido por el Registro Unificado de Víctimas del Terrorismo de Estado (Ruvte) sostiene que dicho registro “está constituido por aquellos casos considerados válidos denunciados ante la Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas (Conadep), por aquellos que cuentan con denuncia debidamente formalizada ante la hoy Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación (SDHN) y, a partir de relevamientos recientes, por aquellos casos sobre los que se ha considerado probado que fueron víctimas de delitos de lesa humanidad en causas judiciales con sentencia a la fecha.”

Está claro: un sector de la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural pretende hacernos creer que los números que comentaremos más adelante tienen poca relevancia porque sólo surgen de las denuncias efectuadas en dicha dependencia (sustentando de ese modo la tesis de los 30.000 desaparecidos), mientras que otro sector dice que, esos mismos números, corresponden, no sólo a las denuncias radicadas en la Secretaría, sino que también corresponden a los datos de la Conadep y a los casos resueltos por Poder Judicial.

Increíblemente, ante esta contradicción, el Secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, nos envía una nota acompañando ambos informes,en la que sostiene que “ambos instrumentos … son compartidos por el suscripto”. ¿?

Los números

Según el informe del Registro Únificado de Víctimas del Terrorismo de Estado (Ruvte) durante ámbos períodos solicitados (peronista y militar) se produjeron 7010 desapariciones forzadas y 1561 asesinatos sin mediar desaparición forzada, lo que hace un total, para ambos períodos, de 8571 víctimas de terrorismo de estado.

De las víctimas totales, el 14,83% (1271 casos) corresponden al tercer mandato de Juan Domingo Perón, que fuera continuado, tras su deceso, por su viuda, la Sra. María Estela Martínez de Perón (alias Isabel o Isabelita). El 85,17% restante de las víctimas (7300 casos), corresponde a la etapa del autodenominado “Proceso de Reorganización Nacional”.

Asimismo, de las 7010 desapariciones forzadas, el 9,44% (662 casos) corresponde al período peronista, mientras que el 90,46% (6348 casos) corresponden a la etapa militar.

Finalmente, en relación a los asesinatos efectuados sin mediar desaparición forzada previa, el 39% (609 casos) corresponde al período peronista y el 61% (952 casos) corresponde al “Proceso”.

 La respuesta del Gobierno – Documentos:

rto1rto2rto3rto4rto5rto6

Dr. JOSE LUCAS MAGIONCALDA

 

Lo que está faltando

Share

Por Alejandro Olmedo Zumarán.

meijide2En su carta del jueves pasado, referida al editorial del 28 de octubre, titulado “Un símbolo emblemático de la mentira”, la señora Graciela Fernández Meijide afirma: “¿Qué está faltando? Nada más ni nada menos que la información sobre el destino de miles de personas, información que ocultan aquellos que sí lo saben. El reclamo a la respuesta ¿qué pasó con los desaparecidos? se mantiene en trágica vigencia”.

larrabure1Creo que algo tan o más grave como no saber el destino de los restos de muchas víctimas de la dictadura es la impunidad que gozan los autores de los crímenes del terrorismo que destruyeron miles de familias. Padres, hijos, hermanos y abuelos han sido asesinados por los subversivos, y está todo probado, solo falta dictaminar que fueron delitos de lesa humanidad como tendría que ser y así hizo el fiscal de Cámara de Rosario, doctor Palacín, en 2007, en el caso Larrabure. Pero luego todo se paralizó por orden del entonces procurador general.

viola-e-hija¿Se pueden imaginar qué sintió Maby Picón de Viola, al ver que en 30 segundos mataron a su hija de tres años y a su marido? ¿Qué sentirán miles de familiares que hoy ven que quienes mataron a sus hijos y demás familiares son homenajeados e indemnizados y quienes juzgan a militares son ex montoneros, o sea, ex terroristas? Estos crímenes fueron cometidos en democracia por organizaciones terroristas. El Estatuto de Roma, la doctrina internacional y la jurisprudencia sostienen que los crímenes de lesa humanidad pueden ser cometidos por un Estado o una organización y que el terrorismo es un crimen de lesa humanidad.

 

Cartas de lectores de la-nacion-logo

INTERROGANTES A LAS MUJERES QUE TRABAJAN EN LA JUSTICIA

Share

 

claudio-kussman-cartelPor Claudio Kussman.

Hoy a la mañana al terminar de afeitarme, me acerqué más al espejo y me detuve a mirarme a los ojos por un momento. Lo que vi y percibí, me tranquilizó llenándome de optimismo para encarar el nuevo día, porque sentí estar en paz conmigo mismo. También espontáneamente pensé en las mujeres que trabajan hoy en la justicia y surgieron interrogantes que me decidieron a escribir estas líneas en las que garantizo  me expresaré en forma sincera, veraz. Si se quiere hasta cruel, pero tratando de ser lo más respetuoso posible. Personalmente y también mirándolas a los ojos les preguntaría:

 

[one_half padding=”0 20px 0 0″]

TODO POR UN SUELDO

muj2¿Qué sienten al hacer lo que hacen, simplemente por un sueldo? Lo que obtienen en nada justifica las ilegalidades en las que participan.  Saberlo de los hombres, me resulta hasta aceptable, somos poco refinados, con sentimientos más rústicos que ustedes. Siempre lo percibí así, quizás por un machismo algo antiguo dado mi edad. En su momento  cuando a través de los medios, sabía del accionar en el terrorismo de mujeres embarazadas no entendía como quienes daban vidas, quitaban vidas y hasta las perdían por una causa que al ser ideológica para mí era menor, frente a un acto tan sublime como la procreación. Pasaron muchos años y hoy en el ocaso cuando no tendrían casi que existir interrogantes, estos al verlas a ustedes, vuelven a mí.

 

INDECOROSAMENTE

muj3Surgen viendo a quienes considero delicados seres humanos, prestándose en muchos casos a participar de hechos indecorosos y falaces, tomándole declaración  a un adulto mayor cuyas facultades mentales están estropeadas por la edad, y no lo documentan. O “cajoneando” reiteradamente algún requerimiento legal. Sabiendo de algún prisionero que se está muriendo en la prisión y desinteresarse absolutamente de ello, no importándole que por lo menos deje este mundo junto a sus seres queridos.  ¿Cómo es posible que ya con el cargo de juez una mujer no cumpla con lo que establece la ley? ¿Qué deje resoluciones sin firmar para irse con licencia prolongada, sin escuchar a quien profiere gritos exigiendo justicia del otro lado, o negando prisiones domiciliarias cuando corresponden? Imaginándolas luego en su casa, abrazadas y dando y recibiendo el afecto de sus inocentes hijos, nietos o hasta sus animales de compañía, me produce un verdadero cortocircuito mental.

 

[/one_half]

[one_half_last padding=”0 0 0 20px”]

EL DOCTOR JEKYLL

muj4También me pregunto si serán seres con un trastorno disociativo de la identidad, como en la novela de Robert Louis Stevenson “El doctor Jekyll y el señor Hyde”. Luego al repasar y ver que me ocurrió con una empleada contratada por la secretaría de DDHH, con una secretaria falaz, con dos jueces subrogantes mujeres del Juzgado Federal uno de Bahía Blanca y con un par de empleadas más de los tribunales de Lomas de Zamora, creo que no es el caso. Quizás haya ocurrido que para los miembros femeninos de la justicia uno sea solo un expediente y esté representado en un papel de oficio. De ser así tengo que concluir que fueron superadas, se deshumanizaron y las ganó la impudicia.  En ese caso debo sentir una profunda pena por ellas. Cuando termine de enviar esta nota sé que iré a abrazar fuertemente a mi querida esposa.

“Llamar a la mujer el sexo débil es una calumnia, es la injusticia del hombre hacia la mujer. Si por fuerza se entiende la fuerza bruta, entonces, en verdad, la mujer es menos brutal que el hombre. Si por fuerza se entiende el poder moral, entonces la mujer es inmensamente superior”.

Mahatma Gandhi (1869-1948)

 

Claudio Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 05, 2016

P.D. Los nombres de las mujeres de la justicia de Bahía Blanca aludidas, ya fueron publicados en notas anteriores.

[/one_half_last]

 

 

 

 

José “Pepe” Brunetta, en diálogo con Eduardo Feinmann

Share

“Tenemos un secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, que parece que lo pusieron los montoneros…”

(José Brunetta)

[one_half padding=”0 20px 0 0″]

“El 9 de enero de 1975, en época de un gobierno supuestamente democrático, ingresé a trabajar como Gerente de Finanzas a Chrysler Fevre Argentina S.A., empresa automotriz que tenía 4.000 operarios y 1.000 mensualizados, incluyendo directores y gerentes.

El primer día, ese 9 de enero de 1975, el señor Director de Relaciones Industriales, Eduardo Beach, me pide si puedo tener una reunión con él. Me da la bienvenida y me dice que los cuadros directivos de la empresa están todos amenazados por el terrorismo de Montoneros y del ERP, porque la empresa no acepta pagar una mensualidad a los fondos de estas organizaciones y que, si yo desisto de ingresar, no lo va a tomar como un acto de cobardía.

Ante mi respuesta que deseo entrar de igual manera, dado que por suerte la naturaleza me munió de determinados atributos, me pregunta mi fecha de nacimiento, la anota en forma de clave en una tarjeta y al dorso escribe su nombre, el del Director de Manufactura y el del abogado de la empresa, con sus respectivos teléfonos. A continuación me dice que si me llegaban a secuestrar les diera la tarjeta a los delincuentes, que la empresa se haría cargo.

Gran debut, gran!!!

En Marzo de 1976, llego a la empresa como de costumbre a las 8 de la mañana y veo un tumulto, pregunto qué pasa y alguien me dice que habían asesinado a Eduardo Kenny, Gerente de Distribución.

Primero lo tomé como un chiste pero luego, cuando me acerco al grupo, me entero de que era verdad. Cuando en Julio de 1976 me dijeron que habían asesinado Carlos Balsa, Supervisor de Flota, ya no pregunté si era una joda de mal gusto.

Y cuando en Noviembre del mismo año me dijeron que habían asesinado a Jorge Souto, Gerente de Control de Laboratorio, ya empecé a preocuparme un poco más.

Me obligaron a salir de casa con custodia que me dejaba a las 10 o 15 cuadras. Si me hubieran asesinado a mi, Gerente de Finanzas y a la vez, en ese momento, presidente del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas, mi sepelio hubiera sido algo así como la Convención de Bancos Nacionales y Extranjeros.

Mi madre le decía a sus clientas del negocio de composturas de zapatos -que había sido de mi padre zapatero- (de allí mi origen oligarca), que de noche no podía dormir pensando que en cualquier momento le iban a informar que a su hijo lo había asesinado el terrorismo.

Sus clientas me sugerían cambiar de trabajo.

Ahora bien, pregunto ¿cuándo van a ir a los tribunales acusados de crímenes de lesa humanidad los ideólogos que enviaban a los jovencitos ‘idealistas’ a asesinar a civiles y a la vez a ser eliminados por las fuerzas del orden?

Los nombres los conocemos.

Si no los conocen se los informo: Miguel Bonasso, Carlos Kunkel, Jorge Taiana, Horacio Verbitsky, Eduardo Luis Duhalde (abogado de los terroristas), Oscar Parrilli, Nilda Garré, Diana Conti… y suma y sigue.

¿Cuál fue mi pecado para estar en la lista de candidatos al homicidio? ¿No se dieron cuenta aún?…

Mi pecado fue que cuando falleció mi padre, el zapatero de la calle Tagle y Las Heras, cuando yo tenia 16 años, en lugar de ponerme a llorar, agarrar un arma y salir a robar, busqué un trabajo, terminé mi secundario en la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, mis estudios en la Asociación Argentina de Cultura Inglesa y luego estudiaba en la Facultad de Ciencias Económicas.

Trabajaba fuera de casa, le ayudaba a mi madre en su negocio y terminé todos los títulos en ciencias económicas: Contador Publico, Licenciado en Administración y Licenciado en Economía.

Si hubiera salido a la calle con un fierro quizás ahora podría ser ministro, Secretario de Estado o jefe de los Fiscales.

Jose Pepe Brunetta

Circa 2008

 

 

Fuente: Dra. Andrea Palomas Alarcón

 

PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 4, 2016

[/one_half]

[one_half_last padding=”0 0 0 20px”]

Entrevista de Eduardo Feinmann al doctor Brunetta

Eduardo Guillermo Feinmann es un periodista, conductor de radio y televisión, además de abogado. Fue columnista político en el programa de radio El oro y el moro conducido por Oscar González Oro. También condujo Dicho y Hecho  y fue durante muchos años el conductor del informativo El Diario. También tiene su propio programa en Radio El Mundo con ‘Alguien tiene que decirlo’. Además es columnista del programa ‘Animales Sueltos’.

feinmann-22

El Doctor José Pepe Brunetta, es un ex director de Chrysler Fevre Argentina, Past President y Fundador   del Instituto Argentino de Finanzas IAEF, presidente de By Performance y agente oficial de TESAM Argentina.


prisionero-cube

prisionero-radio

prisionero-la-revista

[/one_half_last]

 

 

Desclasificación de archivos

Share

Por Alejo Uribe.

Nos anoticiamos de una informacion que para muchos ha sido motivo de alegria o alivio, y habria sido la orden impartida por el Papa Francisco a la Iglesia Argentina de abrir y digitalizar documentacion que francisco22la Santa Sede, el Episcopado Argentino y la Nunciatura Apostolica en Buenos Aires y que conservan los archivos del periodo comprendido durante el Proceso Militar. Seria muy saludable, que de paso, nos contaran tambien sobre las acciones de los llamados “curas  del tercer mundo” , predicadores de la “Teologia de la Liberacion” y que arrastraron a tantos jovencitos a tomar las armas e irremediablemente, a muchos de ellos a la muerte. Seguramente, el mismo Santo Padre podria dar testimonio, porque en su condicion de jesuita y en su paso -en la segunda mitad de la decada del sesenta-  por el Colegio de la Inmaculada Concepcion de Santa Fe, donde cumplía sus funciones de maestrillo, puede haber detectado alguna de estas actividades nefastas de parte de algunos miembros de la orden. Tal vez, ello ayudaria tambien a ” la reconciliacion de los argentinos ” y sinificaria un verdadero ” servicio a la patria “, tal como afirmo el arzobispo de Buenos Aires Mario Aurelio Poli.

Alejo Uribe

OTRA RESPUESTA

Share

Otra respuesta a Graciela Fernández Meijide


[one_half padding=”0 30px 0 0″]

Un debate de todos

meijide-drawingPor Graciela Fernández Meijide

El viernes 28 de octubre, en el editorial de LA NACION titulado “Un símbolo emblemático de la mentira” se afirma en la bajada: “El debate por los derechos humanos no es propiedad de ningún sector político; pretenderlo es desconocer, precisamente, los derechos de todos a saber la verdad”.

meijide1Estoy totalmente de acuerdo. Al mismo tiempo, como son correctamente citadas opiniones mías sobre el número de los desaparecidos, me siento en la necesidad de decir que es cierto: hay un número de denuncias debidamente documentadas sobre las cuales, y con el indispensable testimonio de testigos -muchos de estos sobrevivientes de centros clandestinos- en 1985 comenzó el camino de la justicia con el juicio a las tres primeras juntas militares de la dictadura que, tras una interrupción de varios años, fue reiniciado en 2005 hasta ahora.

meijide2Podríamos decir que, por las particulares circunstancias que vivió este país, incluida la Guerra de Malvinas, a diferencia de lo que ocurrió en países hermanos cuando también recuperaban la democracia, se pudo enjuiciar en la Argentina al terrorismo de Estado. Todo cuanto se conoce sobre quienes fueron víctimas del más perverso método de represión, los desaparecidos, proviene de lo denunciado por los familiares o de los sobrevivientes que colaboraron con sus relatos ante los jueces.

meijide3¿Qué está faltando? Nada más ni nada menos que la información sobre el destino de miles de personas, información que ocultan aquellos que sí lo saben. El reclamo a la respuesta ¿qué pasó con los desaparecidos? se mantiene en trágica vigencia.

Ante esta realidad, no veo prioritario discutir cifras y sí enfatizar que no se respondió a ese interrogante.

En aras de “toda la verdad” que nos merecemos todos, el reclamo debería dirigirse a quienes esconden la información que permitiría a los familiares que aún vivimos aliviar el dolor de un duelo que nunca termina. También aceleraría la recuperación de la identidad de quienes siendo bebes o habiendo nacido cuando su madre estaba secuestrada, hoy adultos, buscan todavía las Abuelas.


andrea-derecho-ad

La Dra. Andrea Palomas Alarcón nació en Buenos Aires el 15 de mayo de 1965 en el seno de una familia de clase media. Padre policía (se retiró como comisario de la Policía Federal en 1967) y madre empresaria, tenía un negocio de ropa y su propio taller de confecciones.

Fue a una escuela religiosa en donde perdió la fe en la Iglesia, no en Dios ni en Cristo, sólo en la Iglesia.

Estudió equivocadamente agronomía, por creer que esos veranos en el campo de unos amigos en La Pampa eran la forma en que quería vivir el resto de su vida. Nunca se desvinculó totalmente de ese sueño pero siguió otros…como pelear contra la injusticia.

Estudió derecho y conoció la justicia desde ambos lados del mostrador, estuvo algún tiempo en un juzgado civil como meritoria y luego pasó por varios estudios jurídicos como procuradora, abogada junior y socia. Hoy tiene su propio estudio y perseguir el sueño de pelear por un país más justo, más ajustado a las leyes es como se ve terminando sus días.

 

Lea más…

[/one_half]

[one_half_last padding=”0 0 0 30px”]

Carta Abierta a una sociedad ingenua

andreaPor Andrea Palomas Alarcón

Pensé en contestarle a la Sra. Graciela Fernández Meijide su carta de hoy en La Nación mediante una carta, mía, abierta pero después recordé que los  derechosos defensores de  “genocidas” somos básicamente ingenuos y me pregunté si le interesará verdaderamente mi opinión.

Prefiero escribirle a una sociedad ingenua como yo, que ya empieza a entender que ha sido estafada  en su buena fe… una y otra vez.

Le digo a esa sociedad, por si no lo sabe, que Pablo Fernández Meijide no era un joven “guevarista” como su madre lo presenta, volcando sus propias preferencias políticas, tal vez, como esos padres que vuelcan en sus hijos la frustración de una carrera trunca. “Pablito”, como lo llama  en los reportajes,  era montonero “uno de sus mejores cuadros” dicen sus camaradas y se preguntan frecuentemente porque  Graciela lo niega y lo oculta. Se lo preguntan con desdén y reproche.

Pablito era montonero y según su madre, desapareció de su hogar una madrugada del ´77 mientras dormía apaciblemente. Una “patota” de monstruos entró a su casa por la fuerza y se lo llevó.

Pablito tenía a otros amigos durmiendo en su cuarto, en bolsas de dormir y colchones; a ninguno de ellos se lo llevaron y, ni siquiera, los demoraron para averiguar sus antecedentes pero ya sabemos que los monstruos son torpes y no pensaron que si Pablito era montonero, sus amigos podrían estar vinculados a la “orga”.

Sorprendentemente tampoco despertaron a sus hermanos, un varón y una mujer, que dormían en cuartos cercanos y no oyeron ni vieron nada. Ya sabemos que los monstruos son torpes y no pensaron que si entraban a la casa de un montonero, sus cómplices podrían atacarlos por sorpresa. No revisaron la casa ni reunieron a la familia en un mismo lugar, para tenerlos a la vista, bajo control.

¿Por qué nos vamos a sorprender? ¿Acaso alguna vez se investigó algo respecto de los “desaparecidos”?  La CONADEP era un gran escritorio y un gran libro en donde se anotaban denuncias. Nada más.

 Se dice con benevolencia que los desaparecidos no son treinta mil, que son nueve mil. Y yo agrego con menos benevolencia: los “desaparecidos” no son nueve mil; nueve mil son las denuncias. El Estado argentino jamás investigó nada. Las denuncias se tomaban y se toman como verdades reveladas. Incuestionables.

Pero lo que más me indigna es que a casi 40 años de esos hechos, fracasada  la operación  “pedido de perdón”,  la madre de Pablo reclame en una carta conocer la verdad de lo que sucedió con él. Y se lo reclame a los militares y policías presos a los que nadie les reconoce derecho alguno, ni a la verdad, ni a la justicia.

Dice Fernández Meijide en su carta que es “en aras de la verdad”.

Y yo le preguntaría que si tiene tanto interés en la “verdad” y no en el “juicio y castigo” con el que nos han torpedeado la cabeza a varias generaciones,¿ por qué no se presentó en los “Juicios por la verdad” de los noventas?

 En el año 1999, ante la clausura de las causas penales por las leyes de obediencia debida y punto final, los que pretenden mantener abiertas las heridas de la guerra  realizaron una presentación  ante la CIDH con el patrocinio del CELS. Consiguieron una “solución amistosa” en la que el Estado argentino se comprometía a garantizar el “derecho a la verdad”.

Fue así que se desarrollaron unas representaciones teatrales (más grotescas que las actuales) en donde el Estado interrogaba  con la promesa de no sancionar.

Muchos ingenuos se presentaron a esas representaciones artísticas y pensaron que si aportaran lo poco o mucho que sabían, esos deudos llorosos encontrarían la paz. Pensaron contribuir a cerrar las heridas.  Heridas que a esta altura, debemos entender que no cerrarán jamás, porque son una estrategia de financiación política y dominación social.

El “acuerdo amistoso” impedía que la información recogida en los “Juicios por la Verdad” se utilizara para sancionar. La CIDH estuvo muy conforme con este acuerdo, nunca dijo que hubiera una costumbre internacional de sancionar, ni una responsabilidad internacional,  ni nada parecido.  Sin embargo las declaraciones de los ingenuos, que fueron buenamente a colaborar,  hoy se las toman en su contra en los fraudulentos juicios penales de “lesa humanidad”.

Qué raro que la Sra. Fernández Meijide no se haya presentado a averiguar qué fue de Pablito en aquellos  juicios.

Qué raro que se presente ahora, cuando el “pedido de perdón” que le propuso a sus enemigos como condición para hablar de la concordia, naufragó miserablemente.

Cuando nos presentan a la Sra. Fernández Meijide como un paladín de la ecuanimidad y los Derechos Humanos me recuerda a la diferenciación que se hacía hasta hace poco entre Carlotto y Bonafini. A una se la presentaba como a una dama y a la otra como una desaforada. Hoy, todos sabemos quiénes son.

Hace tiempo perdí mi ingenuidad respecto de la Sra. Fernández Meijide. Tenía mis reparos con esta persona pero me terminé de convencer cuando mi amiga Eneida, la esposa de un militar preso político, enfermo de mal de Parkinson, se le acercó durante el receso en una de estas charlas por la concordia nacional.  Le agradeció emocionada que formara parte de estos encuentros y le contó el caso de su marido al que, en estos días, vuelven a juzgar, llevándolo y trayéndolo hasta muy altas horas de la noche y la madrugada.

Fernández Meijide, abandonando el tono edulcorado que observaba durante la charla le contestó secamente “yo trabajé 40 años para que los militares vayan presos, ahora ustedes trabajen para liberarlos… si pueden”.

[/one_half_last]

 

Respondiendo a la señora Graciela Fernández Meijide

Share

 

RESPONDIENDO A LA SEÑORA

GRACIELA FERNÁNDEZ  MEIJIDE

Su nota en el periódico La Nación

 

[one_half padding=”0 25px 0 0″]

Un debate de todos

meijide22Por Graciela Fernández Meijide

El viernes 28 de octubre, en el editorial de LA NACION titulado “Un símbolo emblemático de la mentira” se afirma en la bajada: “El debate por los derechos humanos no es propiedad de ningún sector político; pretenderlo es desconocer, precisamente, los derechos de todos a saber la verdad”.

Estoy totalmente de acuerdo. Al mismo tiempo, como son correctamente citadas opiniones mías sobre el número de los desaparecidos, me siento en la necesidad de decir que es cierto: hay un número de denuncias debidamente documentadas sobre las cuales, y con el indispensable testimonio de testigos -muchos de estos sobrevivientes de centros clandestinos- en 1985 comenzó el camino de la justicia con el juicio a las tres primeras juntas militares de la dictadura que, tras una interrupción de varios años, fue reiniciado en 2005 hasta ahora.

meijide-333

Podríamos decir que, por las particulares circunstancias que vivió este país, incluida la Guerra de Malvinas, a diferencia de lo que ocurrió en países hermanos cuando también recuperaban la democracia, se pudo enjuiciar en la Argentina al terrorismo de Estado. Todo cuanto se conoce sobre quienes fueron víctimas del más perverso método de represión, los desaparecidos, proviene de lo denunciado por los familiares o de los sobrevivientes que colaboraron con sus relatos ante los jueces.

meijide-555

¿Qué está faltando? Nada más ni nada menos que la información sobre el destino de miles de personas, información que ocultan aquellos que sí lo saben. El reclamo a la respuesta ¿qué pasó con los desaparecidos? se mantiene en trágica vigencia.

Ante esta realidad, no veo prioritario discutir cifras y sí enfatizar que no se respondió a ese interrogante.

En aras de “toda la verdad” que nos merecemos todos, el reclamo debería dirigirse a quienes esconden la información que permitiría a los familiares que aún vivimos aliviar el dolor de un duelo que nunca termina. También aceleraría la recuperación de la identidad de quienes siendo bebes o habiendo nacido cuando su madre estaba secuestrada, hoy adultos, buscan todavía las Abuelas.

 

[/one_half]

[one_half_last padding=”0 0 0 25px”]

La Respuesta

claudio-kussman-cartelPor Claudio A. Kussman

Respetable señora, yo CLAUDIO ALEJANDRO KUSSMAN, Comisario Mayor (R) de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, PRISIONERO ILEGAL desde el día 28 de noviembre de 2014, luego de leer  su Carta de Lectores publicada en la fecha en el diario La Nación, en forma PERSONAL E INDIVIDUAL LE RESPONDO:

Que la invito a visitar www.PrisioneroEnArgentina.com  donde podrá percibir una realidad que quizás usted no quiera ver. Mi filosofía de vida de siempre fue simple al considerar que dentro de una sociedad hay 2 clases de personas. Los que respetan la ley y son buenos ciudadanos y los depredadores de estos mediante el accionar ilegal.

 Si usted dice “desaparecidos” yo le respondería simplemente: calamitoso delito. Pero si  yo  digo falsos  desaparecidos, también le agregaría: calamitoso delito. En lo personal y como policía por muchos años, siempre me tuvo muy sin cuidado la política, la ideología, la religión y cuanta cosa impulse al hombre en su diario vivir.  Es más dada esta nueva y dramática e injusta experiencia  de ser nada menos que “un genocida” al decir de unos cuantos irresponsables y criminales miembros del poder judicial, hoy también me tienen sin cuidado el país, su bandera, su himno y cuanta cosa lo represente. Dejé de ser parte de ellos y solo es el territorio donde me tienen  ilegalmente prisionero al tiempo que nos van matando, junto con miembros de nuestra familia.  Todo para conformarla a usted y a otros ciudadanos que están en la misma y dramática circunstancia de no tener los restos mortales de sus seres queridos.

Usted no puede ignorar que para ello, en numerosos casos, se detuvo “al barrer”, sin pruebas, sin justicia y actuando en forma completamente ilegal. Usted y otros aceptaron que un grupo de delincuentes, tanto del poder político como del judicial “se comieran al caníbal”, y también al que no lo era. Así durante estos últimos años  se volvieron a producir nuevas e injustas  muertes.

Paralelamente peligrosos asesinos se convirtieron en “jóvenes idealistas” bien indemnizados y bien reconocidos socialmente con altos cargos que aprovecharon para enriquecerse ilegalmente o sin dar nada a cambio. Es decir que al mentir, no se dejó desaguisado sin cometer y ayudaron a sembrar nuevamente el odio entre argentinos. Desde el año 2005 pasó mucho tiempo y ocurrieron muchas muertes en las prisiones del país. También muchas víctimas del “terrorismo de estado”  falaces, algunas movidas por su necesidad de lograr la revancha y otras solo por intereses espurios. Tiene razón cuando usted dice: “En aras de “toda la verdad” que nos merecemos todos”. Pero en ese todos debemos estar incluidos tanto yo como otros que también fuimos maltratados por la justicia con minúscula. Y en ese caso y “en aras de la verdad”  muchos de los miembros de ese poder de todo estado democrático que es la justicia y que hoy resultaron ser verdaderos asesinos de adultos mayores, deberían ocupar un lugar en estas indignas prisiones. Lograr eso es un imposible, tanto como lo que usted pretende, luego de la deshonestidad con que se manejaron estos juicios “en aras de la verdad que nos merecemos”. Triste y trágico final para todos nosotros, lamentables  víctimas de los ambiciosos sedientos de sangre y poder del pasado y del presente.

Respetuosamente

CLAUDIO KUSSMAN

Comisario Mayor (R)

Policía de la Provincia de Buenos Aires

Noviembre 03, 2016

[/one_half_last]

 

 

 

Lo mismo en la época de las lanzas y las espadas que en la era de los cohetes

nucleares, la primera víctima es el corazón del hombre.

Juan Pablo II (1920-2005)

…QUIERO HACER LIO… PADRE VIROCHE

Share

Escribe Jorge B. Lobo Aragón.

“Tenemos que tener el corazón libre, que pueda hacer lo que piensa y lo que siente. ¡Ese es un corazón libre!”, “No hay que ser como Poncio Pilato, no hay que lavarse las manos”

Opinión

[one_half padding=”0 30px 0 0″]

lobo-aragon-2Por Jorge B. Lobo Aragón

El periodismo alcanza un poder dentro de la sociedad por su influjo sobre los ciudadanos. El periodismo puede ser un instrumento cultural, si acierta a llevar a muchos un alimento espiritual. Aunque sea discutible el papel de lo literario en el periodismo, es innegable su peso sobre la opinión pública. El periodismo tiene la virtud de viroche4interesar a todos en los problemas generales, y por eso es natural que algunos gobiernos pretendan silenciarlo. Para viroche2mantener intangible su libertad la Constitución asegura la libertad de prensa, aunque algunos atropellen esa libertad al sentirse tocados. De ese atropello fui víctima, como consecuencia de mi predica desde hace más de veinte años  en contra de las mafias, el juego clandestino, el narcotráfico. Siendo fiscal y juez le dicte la prisión preventiva de oficio a personas que vinculados al llamado “Comando Atila” ahora gozan de un incremento patrimonial incomprensible, como inexplicable, y se encuentran relacionados a la causa del religioso asesinado. No creo que sean investigados.  Es que cada vez que publico  viroche1sobre el epidemia de la mafia reinante – Nihil novum sub sole – (No hay nada nuevo bajo el sol), son pocos los diarios en mi provincia  los que se hacen ecos de una realidad reinante. Generalmente miran hacia el sudeste. Que decir de aquellos que viroche3tienen el deber de denunciar y que representan a los abogados. Y como me siento íntimamente partidario del señor don Quijote, enderezador de entuertos y protector de viudas y huérfanos, no puede mantenerse indiferente ante este “delicado asunto”.

 

[/one_half]

[one_half_last padding=”0 0 0 30px”]

Causa que está en manos de  fiscal al que respeto y conozco pero que desde un principio me pareció imprudente en manifestar el caso se trataba de un suicidio liso y llano, manteniendo la caratula de la causa en muerte dudosa. Me parece atinado – aunque haya sido duramente  criticado  –  las manifestaciones del Fiscal General de la Justicia Federal Gustavo Gómez quien insiste en que la muerte del sacerdote representa un mensaje mafioso. Que el curita no tenía un perfil de personalidad acorde a la de un suicida y  que otros elementos revelan su presunción. Me parece que el caso por su trascendencia nacional e internacional necesita de manifestaciones públicas. Porque el mismo es “alarmante y debe encender una alarma social”. Por eso mismo debemos hacer Lio.  Los tucumanos estamos cansados de tanta impunidad como el País frente a hechos probados y verificados en donde  numerosos imputados y acusados  siguen  manteniéndose en actitudes compungidas como si fueran “Carmelitas Descalzas”. A la justicia ordinaria no se la teme, se la supone inocua (todo el mundo “confía en la justicia”; muchos, en realidad, confían en su torpeza). No son pocas  las vicisitudes sufridas por luchas contra el flagelo de la impunidad. Ni tampoco los desencantos experimentados ni los esfuerzos malogrados. Tampoco las amenazas y atentados sufridos.  Pero tal vez mi mayor éxito es haber sido uno de los pocos – lo digo con humildad pero con absoluta sinceridad – que lucho ante oídos sordos y silencios de muchos para que un clan – Ale –  que azoto y asolo nuestra provincia con total impunidad se encuentre en prisión preventiva y con varios juicios en estado de debate oral. . Creo que  el  “éxito y jalón” es la de sembrar como abogado e informador publico  la verdad objetiva al servicio de los intereses a que estamos consagrados. La de defender la verdad. La impunidad vuelve valientes a los cobardes y osados a los pusilánimes, y el día en que cobardes y pusilánimes alcanzan el poder sus sucias babas lo aniquilan todo. . Es que cuando las inmoralidades o presuntos delitos se denuncian, se verifican y el Estado – los tres poderes – da vuelta la cara como o “nada tengo que ver con esto” es, en la práctica, lo mismo que patrocinar, promover, apadrinar la inmoralidad, que queda expuesta ante la ciudadanía sin que nada la evite, la corrija ni, menos aún, la castigue. Hoy la muerte del Curita nos pone nuevamente en tapa de todos los diarios. Para luchar contra la delincuencia se precisa de una base moral. Entonces hay que comenzar por combatir la corrupción, acreditarla, esclarecerla, y recién estaremos en condiciones de hacerle frente a la delincuencia. Si ante las irregularidades el poder administrador va a esquivar el bulto, pretendiendo que sólo se han de corregir delitos verificados por el Poder Judicial, no las simples corrupciones, entonces, por supuesto, la inmoralidad ha de proliferar al amparo de esta protección oficial, lo que conlleva a la inseguridad que se hace carne como uno de los flagelos que debe combatirse. Se puede. Siempre se puede.

JORGE B. LOBO ARAGÓN.

[/one_half_last]

El Uso de las Fuerzas Armadas

Share

Carta de lectores del señor Juan Bautista Garona en el diario la-nacion-logo.


Uso de las FF.AA.

Ante los rumores de que se utilizará a las Fuerzas Armadas para combatir la delincuencia, recomiendo a los integrantes de dichas fuerzas pedir su retiro o baja, ante la posibilidad concreta de que dentro de treinta años, si es que no perdieron su vida en defensa de la nuestra, se vean privados de su libertad acusados de violación a los derechos humanos de los delincuentes, hacinándose en mazmorras oficiales sin derecho a procesos ajustados a una justicia verdadera y sin el menor respeto por su vida y salud. Para muestra basta un botón.

Juan Bautista Garona




CARTA A UN MILITAR QUE COMBATIRÁ EL NARCOTRÁFICO

(A propósito de la carta del señor Juan Bautista Garona, en el diario La Nación)

claudio-phone2Por Claudio Kussman.                         ffaa2

Agosto 3, 2016

 

 

[one_half padding=”0 20px 0 0″]

Estimado soldado que combatirá el narcotráfico, tengo primeramente y ante todo que expresarle mis condolencias. Usted ingresó a la fuerza para otro tipo de enfrentamientos, mucho más francos como es la guerra. Ahora pasará a desempeñarse como policía en un mundo muy complicado. Tan complicado que en esta “guerra”  en donde no hay ejércitos que enfrentar, llega a afectar hoy muy seriamente el futuro de la humanidad. La no existencia de ejércitos oponentes hace que yo no comprenda para que los convocan. De todas formas le diré que “la calle” es un territorio muy difícil, complicado y con muchas variantes, en donde casi siempre uno finalmente es el perdedor. En donde por mejor que actúe, siempre habrá suspicacias. Si no lo cree, mire a sus pares de otras épocas, hoy sufriendo y muriendo en las cárceles del país ante la total indiferencia de quienes hoy lo enviarán a ustedes a transitar por las mismas calles que transitaron ellos en el pasado.

 

DE LOBOS Y CORDEROS

Posiblemente sus jefes como en el pasado,  harán interesantes cursos, recibirán floridos diplomas, que podrán exhibir con orgullo, pero para conducirlos con cierta seguridad e idoneidad, les faltará “la calle”. La real, la que enseña y golpea a través de años de trabajo. A la que se llega a conocer solo con juventud y desde las bajas jerarquías. La que impone un verdadero equilibrio ecológico, eliminando a través de la permanente  labor a los débiles y los menos aptos. La que no respeta la mejor oratoria que se pueda tener, ni el mejor uniforme ni la mejor arma.   Yo pude verlo en la década de los trágicos años 70, en donde los miembros de su fuerza y muchos de la mía creyeron que la cosa era fácil y que estaban en una sociedad de corderos, a los que había que salvar y que estos siempre los apoyarían y admirarían. No percibieron que debajo de la piel había verdaderos lobos. Así por reflejo también  fuimos arrastrados los policías y  cuanto ex uniformado anduvo suelto en los años 70, partícipe o no de la “salvación de la patria”.

[/one_half]

[one_half_last padding=”0 0 0 20px”]

LO PEOR DEL SER HUMANO

Prepárese a enfrentar, todas las pasiones y debilidades y también habilidades humanas, al servicio del mal. La ambición, la mezquindad, el miedo, la traición, la mentira, el sexo, los vicios y el dinero por narco-ffaatoneladas, todo en manos de depredadores que tanto en las calles como en los despachos del poder, dominan el territorio en el cual ustedes van a ingresar. Por vocación, como otros muchos, tuve oportunidad de trabajar de siempre en la calle, también con la DEA, ser becado en EEUU, cumplí lo mejor  que pude junto a otros policías  pese a lo cual, HOY ELLOS Y YO ESTAMOS EN PRISIÓN CULPABLES O NO, ANTE LA INDIFERENCIA E HIPOCRESÍA DE LOS MANDATARIOS DEL PRESENTE. Mientras que otros ex uniformados, empresarios, sindicalistas, funcionarios judiciales, etc. verdaderos responsables gozan de buena salud y libertad.  Sé que lamentablemente lo que le cuento sobre mi experiencia no le sirve, ya que esta no se trasmite. Pero por lo menos a partir del momento en que comience a actuar, documente cada instante de su vida y labor. Hoy existe la tecnología para ello. Si sobrevive, y cada día logra regresar al hogar, le podrá servir a futuro cuando en “agradecimiento” los lobos le pidan explicaciones, sobre lo que hizo por otros. O SI LO PREFIERE, POR SU PATRIA.                                                                                     Muy sinceramente le deseo que la suerte lo acompañe.

“¿Cómo se puede decir a un hombre que tiene una patria cuando no tiene derecho a una pulgada de su suelo?”.

Henry George (1839-1897)

[/one_half_last]

¿Y DONDE ESTA EL PRESIDENTE?

Share

Carta de un soldado a un presidente ciego, sordo y mudo.

Luego de dos cartas maltratadas por la indiferencia del primer mandatario, el Teniente Coronel Ariel Rolando Valdiviezo decidió hacer pública una tercera, acertado resumen de las previas y en donde amplia con abundancia las violaciones en los procesos y el trato a los presos políticos, a los prisioneros ilegales, a los secuestrados de guerra en la República Argentina.

(Clic en los documentos oficiales para agrandar)

 

valdiviezo-carta-a-presidente     valdicarta5

valdiviezo-a-presidente2     valdicarta6

valdiviezo-a-presidente3      valdicarta7

valdiviezo-a-presidente4       valdicarta8

Asco y Miedo en Venezuela

Share

 

Después de veintidós años, Susanah Ortiz y su familia decidieron dejar Venezuela. El dolor se manifestaba como un profundo vació en el pecho, pero -si bien ella podía soportar el ambiente más que enrarecido- sabía que no podía exponer a su familia a privarse de las mínimas necesidades.

Su padre era un nativo del país caribeño. Hasta sus treinta y dos años, se había dedicado al mantenimiento de las bombas de varillas o cigüeñas extractoras de petróleo. Susanah, hoy recuerda las historias contadas por amigos en las relataban que su padre estuvo varias veces a punto de perder dedos por los golpes de masas, o incluso una mano por las infecciones, pero el salario era bueno. El sacrificio valía la pena, pero la industria del secuestro ganaba notoriedad en Venezuela y la familia decidió probar suerte mudándose a Chicago en 1971, donde Susanah Ginette nació en los primeros días de septiembre. Con la ayuda de unos tíos, José y Mayra -padres de Susanah- abren una tienda de comestibles en Franklyn Park, cerca del Aeropuerto Internacional O’Hare, mientras la niña acreditaba logros en la escuela y en el equipo de volleyball de su comunidad.

A punto de ingresar a la universidad (Adler School) para perseguir una carrera en sicología, la joven Ortiz conoció a Hiram Marrero -de padres portorriqueño y madre venezolana- quien en tres meses partiría precisamente a Venezuela tras conseguir un contrato para trabajar. Su corazón golpeó fuerte, en menos de cuatro semanas se casaron y comenzaron a preparar todo para emprender esa aventura juntos.

El recibimiento no fue el esperado. Nada aproximado a lo que habían pensado.

Los Marrero-Ortiz llegaron a Venezuela a finales de febrero de 1992 y siete días más tarde fueron asombrados testigos de tanques y ejércitos pasando frente a las puertas de una pequeña casa que rentaron en Caracas. Meses después, mientras Hugo Chávez se encontraba en prisión, los ruidos de otro golpe de estado los despertó. También despertó en Susanah una tremenda sensación de inseguridad. En esos tiempos se sentía como un pez fuera del agua, tal es así que, en sus dos embarazos, viajó a Estados Unidos para permanecer con su familia. Ambas niñas nacieron en Chicago. Pocas noticias sobre Venezuela llegaban a oídos de sus padres, pero las que sorteaban los filtros no eran alentadoras. Todas hablaban de violencia y tormentas políticas.

Hiram dividía su tiempo en la empresa petrolera y siendo responsable de contabilidad de pequeñas tiendas de joyas en Isla Margarita, como ingreso extra hasta que -ya con Chávez en la cresta de la ola- comenzaron las expropiaciones. Las joyerías perdieron sus locales y la petrolera debió quitarse de encima a casi el cincuenta por ciento de su personal. Entre ellos, Hiram. Este observó que la realidad lo forzaba a reinventarse, por lo cual montó una operación para transportar personas que asistían a la Copa América de futbol, desde los hoteles a los estadios. Cuando esta terminó, deambuló por diversos trabajos en compañías de petróleo y gas, pero parecía que corría al frente de piezas de dominó cayendo a sus espaldas: Cada empresa que pisaba era expropiada o caía en desgracia por el paso cercano del comandante.

Mientras las crisis se sucedían, los valores de su propiedad bajaban al mismo ritmo que la violencia escalaba y los trabajos de Hiram lo llevaban de una punta a la otra del país, Susanah decidió usar su casa Ahora de su propiedad, lo que reconoce como un gran error, como posada para estudiantes del interior que llegaban a la capital. En principio incluyendo las comidas, desde el comienzo de este año -ante la falta de alimentos- solo hospedaje. Dos piezas para ocho huéspedes, un baño para once personas y la incomodidad de tener que dormir con sus dos hijas adolescentes en colchones en la cocina lograron que la mujer dijera basta. En abril comenzó a embalar y con la ayuda de sus padres, retornó a América. Hiram continuará en Venezuela hasta que logre vender la casa.

“Es difícil de explicar cómo sobrevivimos desde que comenzó la famosa Revolución y porque estuvimos tanto tiempo allí”, dice Susanah, de visita a DisneyWorld, en Florida, con dos hijas adolescentes. Susanah recuerda los últimos días en Caracas y trata de no admitir que buscaba comida en basurales. Para preparar un plato de ensalada necesitaba cuatro o cinco plantas de lechuga, debido a que solo las hojas centrales servían. Las demás estaban podridas. Todos los días veía disputas violentas por un tomate o un par de manzanas en los baldíos traseros de los mercados, donde descartaban la mercadería en mal estado (A la cual ya le habían cambiado en muchas oportunidades las etiquetas de vencimiento) “Más duro es entrar hoy en un mercado en Chicago o a una farmacia en Rockford y ver cosas que creía no había visto en mi vida”.

Fabian Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 29, 2016

CLAUDIO AVRUJ ES PEOR Y MÁS LETAL QUE UN TERRORISTA

Share

claudio-kussman-cartelPor Claudio Kussman.

 

A esta conclusión llego cada vez que sé de sus “sabias” definiciones reiterando que: “los 30.000 desaparecidos son un símbolo emblemático que la sociedad abrazó”. En esta oportunidad el  secretario de Derechos Humanos de la Nación, CLAUDIO AVRUJ, las hizo  durante una charla dada en la provincia de La Pampa, sobre “Discriminación y acoso a los alumnos de la escuela normal”.

http://www.lanacion.com.ar/1951110-un-simbolo-emblematico-de-la-mentira

 

UN BURÓCRATA FALAZ

Este burócrata  miente en forma descarada, ya que una grosera diferencia de nada menos  que 23.000 desaparecidos  en 30.000 no es un símbolo sino simplemente una burda falacia. Mas cuando mucho murieron en combate, detonación de sus propias bombas o atacando establecimientos del estado. También lo es, que la sociedad haya abrazado tal cifra. Lamentable que no se pueda realizar una encuesta al respecto, seguramente la sorpresa sería mayúscula. Así a través de su persona el ejecutivo del CAMBIEMOS tiene un pregonero del demonio que a criterio del gobierno, no es demonio, sino “juventud maravillosa”.

 

NO A LOS DESAPARECIDOS

avruj1Condeno la desaparición de personas,  que es más que evidente, ocurrieron. Fue la parte nada noble e innecesaria  de una guerra que existió, a pesar de que el “relato” lo niegue.  También lo fue el asesinato traicionero de hombres, mujeres y niños por parte de los sanguinarios terroristas que enlutaron la vida de una y varias naciones de la región en forma simultánea. Cuando expreso que este AVRUJ es peor y más letal que un terrorista, lo hago porque el mismo sin riesgo alguno desde un cómodo despacho, volcado y abrazado solo a uno de los dos demonios, por supuesto el peor, sigue adelante con la labor iniciada por los “jóvenes idealistas” del pasado. Acá soy magnánimo y quizás en forma incorrecta reconozco dos demonios. Hago como ellos que tratan de demonio a los que defendieron  la nación de un ataque externo con terroristas  camuflados en la misma población. Hoy matan con  los medios del estado en nombre de la verdad y la justicia,  deteniendo gente al barrer culpables o inocentes, con miembros de un poder judicial corrupto como nunca  y sin ver el sufrimiento y la muerte de persona mayor alguna.

 

SIN RESPETO A LOS CAMALEONES

avruj2Lo puedo entender de quienes gobernaron durante la década ganada, estaban totalmente consustanciados con los asesinos seriales del pasado, pero esta gente llegó al poder pregonando un CAMBIEMOS, el fin del curro de los DDHH, lo ilegal de los jueces militantes, etc. etc.  Esta gente no existiría si quienes se impusieran en la guerra hubieran sido los que la perdieron. O quizás sí. Ante un accionar tan camaleónico como se da en este periodo democrático, todo es posible y quizás embuidos en una ideología radicalizada, también ostentarían el poder.  Desde ya, si MACRI y su equipo tienen éxito en lo económico, lo demás y en espacial nosotros, no importaremos. Pero eso no quita que tanto AVRUJ como los miembros de los 3 poderes no tengan hoy sus manos manchadas con sangre. Los 42 prisioneros fallecidos durante este mandato y el no reconocimiento a los asesinados por el terrorismo en los 70, así lo certifican. Esto hace que yo no sienta respeto alguno por ellos.

 

SIN MORAL

avruj3Dado su hipócrita accionar, es evidente que esos muertos los tiene sin cuidado alguno. A su inmoral entender nosotros los adultos mayores,  relativamente pocos, disciplinados, y con el silencio cómplice de la iglesia y muchos medios de difusión que nos ignoran o tienen una mirada sesgada, somos sacrificables “por el bien de la Nación”.

 

 

“El sentido moral es de gran importancia. Cuando desaparece de una

nación, toda la estructura social va hacia el derrumbe”.

Alexis Carrel (1873-1944)

 

PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 28, 2016


Nota del Periódico la-nacion-logo

Un símbolo emblemático de la mentira

El debate por los derechos humanos no es propiedad de ningún sector político; pretenderlo es desconocer, precisamente, los derechos de todos a saber la verdad

VIERNES 28 DE OCTUBRE DE 2016

El debate sobre el verdadero número de desaparecidos durante la última dictadura militar, sin duda el más trágico desencuentro en la historia de los argentinos, amenaza no sólo con aferrarse al presente, sino también con extender esa dolorosa controversia a las próximas generaciones. La evidencia más reciente de este conflicto no resuelto tuvo como protagonista al secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, quien al ser consultado en La Pampa durante una charla sobre “Discriminación y acoso a los alumnos de la escuela normal”, reiteró que “los 30.000 desaparecidos son un símbolo emblemático que la sociedad abrazó”. Avruj planteó la necesidad de hablar sin ideologías sobre el tema y de que el debate no esté nunca viciado por la política. Recordó, además, que “el kirchnerismo no es dueño de los derechos humanos en el país ni de los juicios por los delitos de lesa humanidad, que, debemos reconocer, se llevaron adelante con el ex presidente Raúl Alfonsín”.

La polémica sobre el número de desaparecidos, que los gobiernos del matrimonio Kirchner elevaron en forma oficial al número de 30.000, sin mayores explicaciones, remite a las advertencias que primero Maquiavello y más tarde Joseph Goebbel expresaron con aquello de “miente, miente y miente que algo siempre quedará”. El riesgo con esta estrategia, en política sobre todo, es que cuando se trata de instalar en la opinión pública una mentira, nadie sabe, en verdad, el riesgo que asume, porque estará obligado a inventar veinte mentiras más para sostener la certeza de la primera.

Graciela Fernández Meijide -miembro de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep); madre de Pablo, a quien, con 17 años, los militares arrancaron para siempre de sus manos, y autora de Historia íntima de los derechos humanos en la Argentina hizo algo mucho más efectivo y honesto que entrar en la confrontación de los números oficiales. Averiguó de dónde salió y a quién se le ocurrió la decisión de poner sobre la mesa una cifra que fue homologada desde lo más alto del poder sin mediar ninguna precisión. En su libro, ella describe que los exiliados en España habían formado la Comisión Argentina de Derechos Humanos, pero sabiendo que por entonces no existía la figura de la desaparición forzada. Fue Eduardo Luis Duhalde quien le confirmó que pusieron ese número, el de 30.000, con el propósito de poder apelar a la figura del genocidio y denunciar lo que estaba ocurriendo en la Argentina. Posteriormente, Duhalde fue nombrado secretario de Derechos Humanos en el gobierno kirchnerista y convirtió la ficción en versión oficial al colocar la cifra de 30.000 en un nuevo prólogo del Nunca Más que escribió para colocar por delante del original, el de Ernesto Sabato.

Los 7954 casos documentados por la Conadep, argumenta Meijide, son un número que deja sin respuestas dos grandes preguntas. ¿Dónde están los nombres de esos veinte mil más? ¿Dónde sus familias y las correspondientes denuncias? Esa y no otra es la explicación por las que había tantas placas vacías cuando los presidentes Barack Obama y Mauricio Macri visitaron este año el Parque de la Memoria. El monumento fue concebido como un homenaje no sólo a las víctimas de la dictadura, sino también a 1053 personas que murieron antes del golpe de Estado, en democracia, muchos de ellas mientras atacaban cuarteles, comisarías, atentaban con explosivos o fueron fusiladas por sus propios compañeros, acusadas de traidoras o delatoras.

El periodista Ceferino Reato, en su libro Operación Primicia, nombre con el que Montoneros denominó el primer ataque de la guerrilla peronista a un cuartel del Ejército -el Regimiento 29 de Infantería de Monte, en Formosa, rescata un ejemplo que ilustra hasta límites extremos la volatilidad y la incoherencia con las que un hombre puede ser presentado al derecho o al revés ante la historia. Es el caso de Roberto Mayol, un soldado de 21 años, de clase media, formado con los jesuitas santafecinos, que un domingo, a la hora de la siesta, atacó el pabellón de la guardia, traicionó a sus camaradas y facilitó el ingreso de seis vehículos para que un grupo armado convirtiera el cuartel en un baño de sangre. Hubo 28 muertos, Mayol entre ellos. Pasó el tiempo y, en agosto de 2006, el nombre de Roberto Mayol fue grabado, junto al de otros compañeros, en una placa de bronce: es el recordatorio con el que la Facultad de Derecho de la Universidad del Litoral rinde homenaje “a las víctimas del terrorismo de Estado”. No es sencillo decodificar el mensaje. ¿Qué impulso autista puede hermanar a las víctimas con los victimarios? ¿Cómo equiparar a los que entregan a sus compañeros a la muerte con aquellos que defienden el Estado de Derecho?

Dios y el diablo en Balcarce 50

Share

Lo Desconocido de Siempre.

Por Fabian Kussman

En 2001, en pleno ejercicio como gerente general de Telecom, resolvió un recorte del 10% en los sueldos de los empleados telefónicos, pero ante el rechazo de Foetra, amenazó con despidos. “El próximo paso será tomar medidas que incluyan la salida de gente”, declaró entonces Susana Malcorra, lo que provocó una serie de medidas de fuerza del sindicato por las cuales tuvo que dar marcha atrás con su postura. La hoy Ministro de Relaciones Exteriores de Argentina había mandado más de 400 telegramas de despido a trabajadores que no aceptaban una depreciación de sus remuneraciones.

Eran otros tiempos, tiempos duros, no como nuestro presente que nos toma sin sorpresas con un gobierno como Cambiemos que parece no innovar en el delicado proceso de combatir la mentira o es demasiado diplomático con respecto a confrontar malas ideas. Nuestra canciller -Malcorra- se pronunció en un reportaje para Página 12 tratando de enmendar algún supuesto error del presidente Macri con respecto al desconocimiento del Primer Mandatario sobre Guerras Sucias o Cantidad de Desaparecidos en el país en los años 70s. El ciudadano Número Uno de la República Argentina no tiene acceso a estos datos. Usted y yo, tampoco. Solo puedo acotar que estos intentos de interpretaciones perpetrados por quienes rodean al Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas semejan a quienes intentan corregir los exabruptos de Donald Trump en Estados Unidos de América. Cuando el empresario -hoy candidato presidencial- declara que “Rusia no va a enviar tropas a Ucrania” mientras algún periodista algo informado le señala que “Rusia hace dos años ya está allí”, sale a escena algún colaborador a decir que su fallida frase fue sacada de contexto.

¿Malcorra juega ese “importante” papel? Admite no haber escuchado todas las declaraciones, pero le parece que algunas fueron sacadas de contexto. En nuestras tradicionales charlas de café, hemos reconocido no haber visto el partido de fútbol, pero “ese marcador de punta es un desastre, ¿No?”. De todas maneras, la Ingeniera Electrónica trata de cerrar el tema con su idea de que el gobierno tiene un profundo compromiso con los Derechos Humanos, mientras más de treinta Presos Políticos -durante la actuación o inacción de Cambiemos- han cambiado sus status de seres vivos a carne inerte.

La canciller es una adicta a tratar de quedar bien con el paraíso y con el infierno. Respeta la pasión de la representante de Relaciones Exteriores venezolana Delcy Rodríguez, una pasión llena de mentiras, que roza la ignorancia, que abraza el fanatismo y señala su propio descontrol. Vale como ejemplo el instante de fama de esta dama quien en una reunión de la OEA pidió la palabra para indicar que ella “no había pedido la palabra”. Cuando se trata de destruir el rumor de la escasez de alimentos, Rodríguez habla en nombre del pueblo de Venezuela atribuyéndose el rol de los modestos elegidos, mientras sus compatriotas tratan de rescatar algún producto medianamente comestible en grandes basureros caribeños. Cuando no se puede quedar bien con todos, ¿no es mejor recostarse en la verdad? Mientras Rodríguez utiliza el mejor de los capítulos del manual populista y niega pobreza y desabastecimiento en su territorio (Al parecer Venezuela ha recibido premios internacionales por sus afirmaciones…) Malcorra respeta estas convicciones y esta pasión del émulo de Guillermo Moreno.

La señora Malcorra y sus respuestas en el aire son otra Política de Estado, la posición oficial parece ser utilizar la cifra de treinta mil personas desaparecidas como número de referencia. Es cierto. El número de desaparecidos es penoso. ¿Por qué no se utiliza como símbolo El Argentino Desaparecido? Porque no fue solo uno. Pregúntese usted a quién beneficia y a quien perjudica inflarlo hasta treinta mil.

Así camina este Cambiemos, titubeando en su marcha, sin sincerarse, sin comprometerse, sin cambiar demasiado en un país que, por su comportamiento, no va a llegar a ninguna meta y las fervientes esperanzas no son más que una expresión de deseos.

El señor presidente de la República Argentina, después de declarar como candidato que se acabarían los “curros” de los Derechos Humanos, luego del incidente con el Ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires Darío Lopérfido, pasadas las declaraciones de Ángel Mahler, ¿no tuvo un momento de curiosidad para investigar el documentado número de desaparecidos? ¿Nunca pensó que el faltante podría ser utilizado para respaldar las causas armadas que están afectando a muchos de sus conciudadanos? ¿No es interesante declarar con la documentación existente en la mano? ¿Nunca dudó de una cifra tantas veces proclamada? ¿No entiende que para instalar una proclama semejante en la mente de personas con pensamiento crítico se deben exponer las pruebas?

La cifra sagrada (la que no se puede discutir porque sensibiliza a una parte de la población) ha sido desintegrada por José D’angelo en una especie de diccionario llamado Mentirás tus Muertos. Hay una respuesta que no es nueva, pero parece haber sido activada ultimamente. El Sociólogo Guillermo Levy escribió: Los números son imposibles de precisar justamente por la práctica misma de la acción genocida que sistematizó las enseñanzas que franceses y norteamericanos aprendieron –sin citar nunca la fuente– de sus maestros nazis: desaparición de cuerpos, destrucción de información y pacto de silencio que los genocidas siguen respetando.  Es decir, hay entre 21.000 y 42.000 personas en Argentina que buscan a sus seres queridos, pero -vaya a saber la razón- nunca denunciaron estos hechos. O hay 21.000 personas que no tenían un solo familiar, un solo amigo, un solo compañero de trabajo que notara sus ausencias. La controversia hubo-no hubo una guerra, también debe mantenerse como apartada del debate honesto para alimentar la victimización y el derecho a la venganza de terroristas. Si una persona afirma que su motocicleta funciona con arena en vez de gasolina, debe mostrar la evidencia. Es simple. Si no se puede quedar bien con dios y con el diablo, ¿por qué no atenerse a la ley y a la documentación existente?

PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 15, 2016

SOBREVIVIENDO Y MURIENDO EN EL PABELLÓN 19 DE LA UP 31 EZEIZA

Share

claudio-kussman-cartelPor Claudio Kussman.

EL ESCENARIO

El pabellón 19, es el último, de un largo pasillo de casi 3 metros de ancho sobre el que dan otros 7 más, con 11 celdas cada uno, un baño común, un lavadero una cocina comedor y un pequeño patio, cuya puerta se abre en horas del día. En cambio el 19 es totalmente diferente. Conocido como “El barrio chino” se trata de un cubículo de 22 metros de largo de forma irregular, el extremo  por donde se ingresa a través de una puerta de hierro color negro con grandes pasadores, tiene unos 12 metros y 8 el del fondo. El baño que consta de piletas, 4 duchas con cortinas plásticas y 3 letrinas semiabiertas, como también la cocina están incorporados al mismo pabellón lo cual no es nada agradable. Es más yo diría que es muy desagradable. También tiene un patio de unos 10 por 12 metros que se abre de día. Allí está la pileta de cemento para el lavado de ropa y los cordeles para el tendido de la misma.

 

EL MUNDO PARALELO

Con altas paredes coronadas con alambres de púas nos recuerdan: “estás en el mundo paralelo llamado cárcel”. Es frecuentado por silenciosas palomas que alimenta con restos de pan y atiende principalmente el prisionero NAST. Las mantas que tapaban la claridad del amanecer que filtraban por las 14 ventanas enrejadas y con acrílicos fijos del pabellón, fueron reemplazadas luego de larga gestión por telas color azul lo que alivian el  aspecto deprimente del lugar. Falta ventilación y como en el resto de la prisión existen goteras varias, que molestan los días de lluvia. Próximos al ingreso y junto al baño, están dispuestas las heladeras y 3 mesas de madera para 6 u 8 personas. Predomina en el lugar “la pecera”, oficina vidriada octogonal que por estar en altura permite el control de los guardias tanto al pabellón como a la sala de visitas que se encuentra frente a la entrada del mismo. En el lugar  hay entre 16 y hasta 21 camas, según la llegada de nuevos detenidos,  dispuestas en 3 filas cada una de ellas con muebles de símil  madera de 1.10 de altura por 0.50 con 3 estantes sin puertas, donde se trata de acomodar las pertenencias, como así también en cajas de cartón debajo de las camas.

 

EVASIÓN

Hay escuadras  rústicas de metal oxidado de 60 centímetros, atornilladas a las paredes, que ofician de percheros y que nos recuerdan que estamos en la prisión. Varios adultos mayores acomodamos mesas plásticas individuales junto a la cama, y como yo hacía prefieren comer en soledad mientras evadiéndose del lugar leen, ven una película en algún reproductor individual, o cambian algunas breves palabras con quienes casi en forma permanente transitan entre las camas. Estas son de madera de pino y como detalle llamativo les suplementaron sus patas para darle la altura de las de hospital. Dada la edad de sus ocupantes, muchos tenían grandes dificultades para poder levantarse y debían ser ayudados cuando su altura era “normal”.

 

AUXILIO INMEDIATO

Como en todo, hay aspectos positivos y negativos en este pabellón diferente. En los de celdas, el prisionero es más retraído y cuando sufren descomposturas propias de la edad o alguno se cae de la cama y lesiona, se tarda en encontrarlo y auxiliarlo. Acá la ayuda es inmediata y todos cuidan a todos, por lo que es preferido por quienes están más deteriorados.  A cambio, no existe la intimidad y es un lugar ruidoso lo que lo hace algo molesto principalmente para quien duerme la siesta, o cuando hay partidos de fútbol. También es el lugar de las novedades ya que las mismas corren de boca en boca de inmediato y acá llega todo nuevo prisionero cuando es detenido, con lo cual de inmediato se lo conoce y evalúa.  Luego generalmente pasa a una celda de los otros pabellones. El ambiente de convivencia es bueno y cuando no lo es, siempre hay alguien presente  para mediar y hacer cesar cualquier rispidez.

 

2014-2015 NAVIDADES DEL HORROR

En este lugar vi y viví como ya lo describiera oportunamente las navidades del horror 2014-2015 gracias a la acción cobarde e ilegal del tenebroso “NADA” ROZANSKI, cuando enviara a los 2 enfermos terminales, ya fallecidos CHIACHIETTA Y MASTRANDREA (sin piernas). En esa época estaba el marino EMILIO JORGE DEL REAL (sin una pierna) un verdadero caballero también  fallecido. Y con su salud en caída libre el Policía Federal JORGE MUÑOZ, quien hoy con 82 años de edad y prisión domiciliaria, periódicamente nos deja leer sus valientes y valiosos  escritos. Además sobrevivía RUBÉN CERVERA con 84 años el que por su inestabilidad, vuelta a vuelta sufría caídas que lo lastimaban. Hoy nuevamente en este pabellón gracias al empecinamiento enfermizo e ilegal de otros togados que ahora son los del CAMBIEMOS se está nuevamente dando las condiciones similares a las de esas navidades tan dolorosas, que vivimos.

sobre2 sobre3 sobre4

 

PRISIONEROS DE 78 Y 85 AÑOS

sobre1Esta vez en la persona de 2 policías bonaerenses: ABEL OCAR BRACKEN  de 78 años, y RUBEN SABICH de 85 a quien todavía visita su esposa de 81 años de edad. Ambos permanecen la mayor parte del tiempo en cama, BRACKEN con profundas depresiones está muy desmejorado y sufre continuas descompensaciones y caídas y SABICH grandes dolores, mareos e incontinencias. Por supuesto la asistencia está a cargo de sus propios camaradas de cautiverio, entre los que se destaca como siempre LUCIO NAST.

 

 

ESTÁN MURIENDO

SEÑORES TOGADOS, EN EL PABELLÓN 19 DE LA U 31 QUE POR SI NO LO SABEN TIENEN DOS PRISIONEROS  DE 78 Y 85 AÑOS DE EDAD, QUE SE LES ESTAN MURIENDO. SÉ QUE ES DIFICIL, PERO DETENGANSE FRENTE A UN ESPEJO MIRENSE A LOS OJOS Y P I E N S E N. USTEDES SON LOS DIRECTOS RESPONSABLES.  SI BIEN HOY GOZAN DE IMPUNIDAD ESTA NO SERÁ PARA SIEMPRE.  A OTROS FUNCIONARIOS DE ESTE GOBIERNO NO VALE LA PENA DECIRLES NADA, SI SON UNOS HIPÓCRITAS CIEGOS, SORDOS Y MUDOS, PENDIENTES SOLO  DE SUS CONVENIENCIAS PERSONALES.

 

“Somos la memoria que tenemos y la responsabilidad que asumimos. Sin memoria

no existimos y sin responsabilidad quizá no merezcamos existir”.

José Saramago (1922-2010)

 

Claudio Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 24, 2016

MODUS OPERANDI DE LA “JUSTICIA”

Share

 

claudio-carnet Por Claudio Kussman.

Durante mis años como policía, vi y también tracé numerosos  “modus operandi” de diferentes perpetradores. Hoy con 3 años esperando ser detenido, visitando diversos ámbitos judiciales, como así prisioneros y tras  9 meses siendo yo también uno de ellos, he estado en permanente contacto con otros ex uniformados de diferentes fuerzas,  algunos ya con  13 años de prisión. Todo esto mas conversaciones con algunos académicos, me ha permitido trazar un nuevo  “modus”, pero esta vez, es de la “justicia”, a cuya disposición hoy me encuentro.

LA VENGANZA

Sin lugar a dudas podemos hablar de un plan perfecto a nivel geopolítico para la zona Iberoamericana y en particular para la Argentina donde siempre somos vulnerables, ya que todo se improvisa y nada se planifica. Bueno nada no, los avances del narcoterrorismo, la destrucción de las Instituciones, la generalización de la pobreza, la imposición del “relato”, el vaciamiento de valores morales, el enriquecimiento como nunca, de los funcionarios, etc. si está debidamente programado, nada es casual. Así podemos “inferir” casi con certeza, que uno de los objetivos como medio de distracción y también de enriquecimiento, (GASTOS POR VARIOS MILES DE MILLONES DE DÓLARES) estuvo destinado a LA VENGANZA y para ello:

UN PLAN CASI PERFECTO

1) Una central de Inteligencia u organismo afín confeccionó UNA LISTA con los nombres en su mayoría de ex uniformados, algunos empresarios, ex miembros del poder judicial, y también civiles.  para ser detenidos. Con o sin elementos de pruebas, culpables o no.  Otra similar y mas corta se hizo con los nombres de periodistas, políticos, miembros del poder judicial, sindicalistas, sacerdotes, empresarios, y también militares (ej. Martín Balza, Milani, Riecct, etc.), quienes no debían ser detenidos, por mas comprometidos que estuvieran. A modo de ejemplo, esto lo confirman burdas detenciones de personal subalterno de diferentes fuerzas, dejando a sus jefes, fuera de todo requerimiento legal.

LOS VERDUGOS

2) Se eligió como ejecutor visible al Poder Judicial. Dicho pilar de la democracia, siempre se destacó en Argentina, por su lentitud y en los últimos años frente a la delincuencia común, su ineficiencia, abolicionismo y progresismo, se hizo  endémico y visible. SI BIEN SE LO DECLARÓ EN COMISIÓN, FUE EL ÚNICO PODER NO INTERVENIDO NI DISUELTO POR EL GOBIERNO MILITAR DE LOS AÑOS 70. POR EL CONTRARIO FUERON AMPLIAMENTE BENEFICIADOS. Hoy es el elemento apropiado por su casi estanqueidad, para llevar  “discretamente” a la muerte a gente  con un tiempo biológico acotado y requerimientos  frecuentes de servicios de salud. Estos fueron reducidos a su mínima calidad (ilegal prohibición de utilizar hospitales militares, policiales etc.). Recurriéndose simplemente la burocracia y los tiempos judiciales que son largos, complementados por  un ambiente carcelario estresante, promiscuo, falto de elementos y no preparado para contener gente de edad avanzada, fue y es mas que suficiente, para acelerar y en algunos casos provocar la muerte.

ELIMINACIÓN DE DERECHOS CONSTITUCIONALES

3) Con gran estrategia y habilidad, para estos delitos mal llamados de lesa humanidad, con la complicidad del poder legislativo, se quebrantó la igualdad ante la Ley y entre otros muchos derechos, quitaron el de  la excarcelación, y las prisiones preventivas pasaron a ser permanentes, con lo cual con o sin condena se muere en prisión. Aclaremos que para borrar evidencias, hoy se otorga el arresto domiciliario días antes del deceso y se traslada al prisionero a un nosocomio ajeno al Servicio Penitenciario Federal , donde se produce el mismo. Si esto continúa, en un plazo de tiempo, políticamente corto,  desapareceremos casi todos, como ya lo hicieron con mas de 300 prisioneros.

UNIFICACIÓN TOTAL

4) Se impuso un manual instructivo, que uniformó como nunca a lo largo y a lo ancho del país, la actuación de los jueces, fiscales y defensores oficiales.  Yo traté a estos gran cantidad de años y supe muchos entretelones de ellos y su interpretación personal de la Ley, diferenciándose hasta el infinito en su actuación,  unos de otros. En no pocos casos, ya con grado de jefe y edad de hombre maduro, llegué a la conversación franca con diferentes jueces, en diferentes jurisdicciones y diferentes fueros. Sé lo que digo. Siempre cumplí con la ley, fui reservado y nunca les pedí nada, ni les  jugué sucio en investigaciones especiales.

LOS PREVARICADORES

5) Así se reclutaron 3 clases de Jueces dispuestos al prevaricato:

A) Los temerosos, a todo y por consiguiente a  las represalias, escraches, etc. Generalmente son mediocres, obsecuentes, faltos de personalidad e ideología política cambiante, que escapan a tener enfrente suyo a un prisionero por delitos de lesa humanidad. Comparten muchas veces la conducción de su juzgado con  empleados de la Secretaría de Derechos Humanos o militantes políticos. Estos jueces son descartables ya que detienen a diestra y siniestra a ex uniformados, que son los mas fáciles. Sus “víctimas” habiendo pertenecido a diferentes fuerzas, generalmente son carentes  de influencia y medios económicos importantes.  Por último como prisioneros, son los mas disciplinados y en general al ser  fieles creyentes cristianos, acatan sin rebelarse su cruel destino. Si el ex uniformado es de alta jerarquía se les facilita el arresto domiciliario.  A estos jueces, se les complica cuando la persona a detener es de cierta relevancia (caso Ulpiano Martinez- Vicente Massot), no tienen “capacidad” para cumplir y entonces son denostados y separados de su cargo y en consecuencia de sus prebendas.

B) Los sometidos por conveniencia monetaria. Seria el caso de secretarios que ofician de Jueces Sub.rogantes, o Jueces con problemas económicos, y poco audaces para hacer un par de “negocios” al año, como ocurre frecuentemente.

C) Los convencidos ideológicamente. Estos son los mejor preparados y en consecuencia eficientes en su cometido. Siempre dispuestos, dan siempre mas de lo que se les pide. Su tarea es casi un placer para ellos. Tienen vocación.

JUECES PERMANENTEMENTE MONITOREADOS

Todos, sin excepción  son monitoreados de cerca por querellantes y organismos de DDHH. Estos le hacen sentir  “el aliento en su nuca” para presionarlos o para apoyarlos, según sea la categoría dentro de la cual se encuentre  ese Juez. Tienen un libreto y una conducta que inexorablemente deben cumplir. Deben demostrar crueldad, como está debidamente documentado en algunos casos (Becerra, Portillo, Chiachietta, Bustos y otros). Todos tratan de no dejar su firma en la mayor cantidad posible de diligencias, lo cual es muy fácil de comprobar. Otras veces son simples garabatos que no concuerdan con la original.

FUNCIONARIOS LETALES

La misión de todos es llevar a la muerte “legal”, por acción u omisión a los integrantes de esa LISTA, con o sin elementos de prueba, sean o no culpables.  La lista es inamovible y puede ser ampliable. La vida de estos jueces no corre peligro, a diferencia de la “juventud maravillosa” de los años 70 que frecuentemente se la jugaban  a todo o nada. Ellos jugando a ser Dioses, matan desde cómodos despachos, con aire acondicionado, secretarias y buen café. Como los de los 70, son letales, pero  sin riesgo físico y no viendo a sus  víctimas. No los salpica su sangre, ni le llegan sus gemidos. La tecnología, para su protección, les dio deficientes equipos de baja definición para videoconferencias, a las que en la mayoría  de los casos ni siquiera asisten o de hacerlo, tratan de quedar detrás de cámara el mayor tiempo posible.

EL PELIGRO PARA ESTA “JUSTICIA”

Su mayor peligro, está en el futuro y reitero lo de futuro. En caso de que el país recupere el cumplimiento de la Constitución y la Ley plena, si es que alguna vez la tuvo de verdad,   dejar estampada su firma, los pone en riesgo, de allí que están permanentemente evitando de hacerlo. De recuperarse la legalidad, gran cantidad de funcionarios judiciales, previo proceso, irían a parar a las prisiones que hoy no quieren visitar, incumpliendo sus obligaciones como señala la Ley.

SIN PERDÓN

De cualquier forma, la propaganda, el relato,  nuestra memoria corta, la anestesia social y nuestra historia trágica a través de diferentes épocas, pujan a su favor, al igual que  el tiempo. El peor delito que pueden cometer los hombres de la justicia o sus auxiliares, es quitar ilegalmente, uno de los bienes mas preciados del ser humano, o sea LA LIBERTAD.  Eso no se perdona nunca.

LOS FISCALES

Son gente en general joven y militante. Pese a los numeroso casos de falta de experiencia, son las verdaderas estrellas del relato. A ellos generalmente se someten los jueces, “no viendo” los terribles desaguisados que cometen  “INFIRIENDO” que alguien es “AUTOR RESPONSABLE”  de un delito. Suman características humanas muy personales, destacándose por su grandilocuencia y  egocentrismo.  Así llegan en algunos casos a difundir anticipadamente a través de las redes, sus acciones y opiniones, dan conferencias en actos de Organismos de DDHH, etc.

LOS DEFENSORES OFICIALES

Se diferencian muy claramente 2 tipos.

A) Los profesionales, con buena capacidad e ímpetu, por consiguiente de corta duración, en la función. Apenas despuntan por trabajar seriamente y de verdad, son ascendidos, y destinados a otros sitios, llegando en algunos casos a continuar su labor, ya como fiscales.

B)  Los burócratas sumisos. Actúan y cumplen con todos los pasos en las defensas, sin arriesgar. Si bien saben que no llegarán a nada, se conforman y  dan falsas esperanzas a “sus defendidos”. Sobreviven en el tiempo.

LOS ELEMENTOS DE PRUEBA

Estos en general son casi nulos o directamente nulos para estas causas. Tengamos  en cuenta que pasaron nada mas y nada menos que 40 años. Entonces esta “justicia” a través de los fiscales comienzan un verdadero armado de “ingenieria judicial”, cayendo en el relato y abusando permanentemente de las “inferencias“. Juntan 4 o 5 personas que por aproximación de geográfica y de fecha, estuvieron presentes en tal o cual lugar y pese a no nombrar ni señalar a nadie, las dan como victimas o testigos de cargo válidos. Inclusive no importa si al momento del hecho, ese testigo tenía 1 año de edad, igual vale.  A excepción de las pruebas de ADN, las pericias tienen una importancia insignificante o nula, frente a un “testigo” de la fiscalía. Así se van sumando de a miles fojas utilizadas, en mega causas ,  cuando esos miles llegan a varias decenas, se transforman en veraderos laberintos de muy difícil dilucidación. Se pierde su contról y por consiguiente comienzan los faltantes, de alguno de sus cuerpos.

COHECHOS

También existe en estas causas el cohecho, el que por supuesto no se llevan a cabo en el despacho judicial. Son tratados muy discretamente con un abogado particular “de prestigio” en un estudio, alejado del Juzgado. Así se logran procesamientos en libertad hasta el momento del lejano juicio o directamente quedar sobreseído. Son casos mínimos, y no tienen acceso los ex uniformados, son solo para empresarios, sindicalistas y miembros del poder judicial. Si los fiscales y organismos de DDHH logran 9 de 10 pedidos de detención, quedan conformes, siempre y cuando no sean personalidades relevantes, las que queden exceptuadas de la prisión.

LA “JUSTICIA” EN LOS 70. HIPOCRESÍA PURA.

A modo de acotación marginal, no puedo dejar de aportar mínimos detalles históricos sobre la “justicia” a cuya disposición me encuentro hoy. El 24 de marzo de 1976 cuando asumió el gobierno denominado “Proceso de Reorganización Nacional”, Magistrados y Fiscales Federales, salvo honrosas excepciones juraron por los estatutos de dicho proceso  y se abocaron a la lucha contraterrorista conjuntamente con los Jueces Militares. Así  podemos ver nombres como:

EUGENIO ZAFFARONI, jubilado en la Corte Suprema  y miembro de la Corte Interamericana  de Derechos Humanos, en la OEA

ENRIQUE PETRACCHI, quien fuera miembro de la Corte Suprema.

ELENA INES HIGHTON DE NOLASCO, actual miembro de la Corte Suprema,  designada en esa época Juez de 1ra. Instancia en lo Civil y Comercial en Capital Federal, por recomendación, nada mas y nada menos, del Teniente General FORTUNATO GALTIERI.

EXISTE UNA LISTA DE 437 JUECES QUE JURARON POR LOS ESTATUTOS DEL PROCESO MILITAR.

DANDO FIN A ESTE ESCRITO, ME PARO Y MIRO A MI ALREDEDOR. VIENDO DONDE ME ENCUENTRO, REALMENTE AÚN HOY, NO LO PUEDO CREER, SIENTO POR UN INSTANTE QUE ES NADA MAS UN MAL SUEÑO DEL QUE DESPETARÉ. LUEGO ME DOY CUENTA QUE ESTA PRISIÓN ESTÁ EN LA ARGENTINA DOMINADA POR LA HIPOCRESÍA Y POR CONSIGUIENTE, NO HAY LUGAR NI AÚN PARA LOS MALOS SUEÑOS.

“La corrupción en la justicia, tiene dos causas: La falsa prudencia del sabio o la violencia del poderoso“.

                                                                                        Axioma de

Santo Thomas de Aquino. 

Claudio Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 07, 2015