Las Frases Calientes de Alberto Fernández

Share

El candidato a presidente del Frente de Todos dejó algunas impresiones en la charla – debate del Centro Malba. 

 

“La Argentina no tiene ninguna posibilidad
de caer en un default si soy presidente, es
una situación que nos atrasa. Nadie puede
plantear una quita, de una deuda contraída
hace dos años, contraída por un gobierno
democrático”
“Fuí muy crítico del cepo y sigo siéndolo. No fue una buena solución, pero peor

solución fue contraer deuda. El cepo

es una piedra en una puerta giratoria,
donde nadie sale pero nadie entra. Eso

nos pasó. Las dos formas (cepo y toma

de deuda) no son buenos mecanismos

para resolver los problemas, y tenemos

que agudizar el pensamiento para

solucionarlos”.

“No creo que la solución sea el control de capitales, ni estoy pensando en tipo de

cambio diferente, pero es cierto que hay

que agudizar el ingenio y en eso

estamos trabajando”.

“Lo último que haría es copiar algo de lo
que hizo (Guillermo) Moreno, le hizo
mucho daño a la política argentina”.
“A mi también me mataron

en 678, de mi también se ocupaban”.

“Fue un error mío (contestarle a Bolsonaro), me
dejé llevar por la lógica de Bolsonaro.
Brasil es más importante que cualquier
enojo mío con un presidente”.
“(Con Donald Trump) tiene que ser una relación cortés, amable, respetuosa. No hay que

pelearse con EEUU, y tiene que haber un

vínculo multilateral con el mundo”.

“Yo en Venezuela tenía la percepción

de que había un conflicto de convivencia

democrática, pero cuando leí el informe

de (Michelle) Bachelet vi que va más

allá de lo que creía. Hay que ayudar

a recuperar la democracia, no hay

que correr detrás de lo marines”.

“No voy a hacer el mejor equipo de los últimos 50 años, no es mi propósito, sí voy

a convocar a la gente que conozca

al Estado”.

“En este tiempo ha habido un abuso

en las detenciones que no lo he dicho yo

solo, incluso lo han dicho algunos que

acompañan al Presidente”.

“Voy a hacer todo lo que haga faltaba

para esclarecer la muerte de Nisman. Voy a

dar todas las condiciones para que los

fiscales y los jueces independientemente
hagan lo que tiene que hacer. Al fiscal lo

tenemos que sacar de la contienda política,

lo dice alguien que lo trató hasta un día

antes de su muerte. Si alguien lo
mató, que se haga cargo de esa muerte;

estoy seguro de que no fue Cristina.

La única perjudicada con ese
asesinato fue Cristina. No sé si fue

un asesinato”.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 22, 2019


 

La Corrupción tema obligado de los candidatos presidenciales 2019

Share

 

Es muy  importante que este tema sea debatido por todos los candidatos antes de las próximas elecciones presidenciales. Tema de relevancia mayuscula para un paìs  que como Argentina y muy bien lo expresara el actual Presidente Mauricio Macri no hay  seguridad jurìdica. Esto es el resultado directo del combo entre la corrupcion y la impunidad judicial espantosa.
Macri
Recordemos que de un estudio realizado por el Consejo de la Magistratura se determino que solo un 4% de los juicios por corrupcion habìan llegado a una sentencia definitiva. Esto es gravìsimo y requerira sin lugar a dudas que el pròximo gobierno -espero sea el de Macri- resuelva crear no menos de 200  nuevos Juzgados Federales especializados en corrupciòn. La seguridad jurìdica es fundamental ya que es muy poco probable que con inseguridad juridica sean muchos los inversores internacionales que quieran invertir en Argentina en proyectos que conlleven la creacion de nuevas empresas fundamental para la generaciòn de trabajo genuino teniendo presente que ya los Estados Nacional como los Provinciales no pueden seguir absorbiendo nuevos empleados. Nadie duda a esta altura de los casi cuatro años de Gobierno de Mauricio Macri que se desplego por parte del Servicio Exterior de la Naciòn esfuerzos increibles y necesarios para insertar a la Argentina en lo que yo considero ha sido muy importante para la Argentina. Las oportunidades comerciales son amplisimas en este mundo globalizado y si hay algo que funciono a la perfecciòn fue el trabajo de la diplomacia argentina, como lo dice muy bien el ex-Vicecanciller Cisneros que acompañara la gestion de otro excelente Ministro de Relaciones Exteriores el Dr. Guido di Tella durante la Presidencia del  Dr. Carlso Menen. Muchos son los sectores de la oposiciòn politica que dicen que Macri fracaso porque no llovieron las inversiones que el habìa anunciado, pero estos mismos sectores son los mismos culpables de que el Presidente Mauricio Macri no haya podido avanzar mas en su lucha contra la corrupcion  en Argentina.
Mirando con objetividad los hechos sabemos todos que  hay sectores en el Justicialismo y particularmente en el Kirchnerismo que obstaculizaron la aprobaciòn de leyes fundamentales que le  den herramientas legales a los jueces federales para recuperar los millones de dolares robados al Estado y a todos los argentinos (La corrupccion le mete la mano en los bolsillos a todos los argentinos y muchos no se dan cuenta que el tema es asi), estos no podràn mirar para otro lado y deberan definirse en visperas de las nuevas elecciones.
Elegirlos serìa un verdadero caos y se convertirìa en la desesperanza sobre todo para las jovenes generaciones que año a año se suman a la fuerza laboral, que buscan trabajo como es lògico y no lo encuentran, el Estado  nada puede hacer.
No hay ninguna posibilidad que siga contratatando a nuevos jovenes.
En algunas provincias según la informacion que tengo hay muchos que han emigrado, no se habla mucho de este tema pero si le llega la informacion a algunos periodistas entre los cuales me incluyo.
Amadeo
Por qué debatirlo?
Es fundamental no caer en los errrores del pasado, es necesario que el pueblo sepa a quienes debe votar, ya sabemos que hay sectores como el de la fórmula Fernandez-Fernandez que no querran  hablar de este tema.
Es para mi una formula de la Impunidad  Judicial y de posibles indultos a los presos por corrupciòn que nos dejo el kirchnerismo durante los 12 nefastos años de corrupciòn y de engaño al pueblo regalando energìa, regalando el gas, dejando un paìs al borde de la quiebra y un Banco Central casi en bancarrota.
En todo esto tuvo mucho que ver la corrupción porque se pagaban obras públicas como si estuvieran terminadas y ni siquiera en algunos casos se habìa hecho ni la mitad y aùn menos.
Es un tema ineludible y muchos argentinos queremos saber que es lo que piensan no solo sobre la ley de extincion de dominio, la finalizaciòn  de los privilegios parlamentarios de los senadores y diputados en casao de actos de corrupcion, que piensan de que haya una nueva ley de ètica publica a nivel nacional para que se prohiba a  los funcionarios publicos a que sus empresas negocien con las empresas del Estado que ellos mismos deben controlar.
 
Fernández de Kirchner
Cristina dio muchas pruebas de que de “etica publica” nada tenìa en su mente  poco le importo contratar con contratistas del Estado,pero  no es el unico caso se ha dado en varias provincias gobernadas por sectores del Justicialismo poco propensos a combatir la corrupcion como bien lo dice el Diputado Eduardo Amadeo que fuera Justicialista y hoy es Cambiemos.
Bachelet
Sera tambien importante que el Juramento Presidencial conlleve el compromiso del Presidente electo y de todos sus Ministros a la renuncia de sus fueros en los casos de corrupciòn, tal como sucediera en Chile cuando asumio la Señora de Bachellet.
Dr. Francisco Benard
Abogado,Periodista,Escritor y Poeta
Analista de Politica Internacional
Campaña Nacional contra la Corrupción

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 13, 2019


 

EE.UU.: 130 prisioneros políticos en Cuba en una gran ofensa a la democracia

Share

 

Estados Unidos manifiesta que, en Cuba, la reclusión a 130 presos políticos en una “flagrante afrenta” a las libertades democráticas fundamentales, pero la embajadora de Cuba ante las Naciones Unidas dijo el lunes que EE. UU. carece de la autoridad moral para enseñar a otros países tales lecciones dado lo que ella llama La “agenda de administración de ideas supremacistas, racistas y xenófobas” de Donald J. Trump.

Estados Unidos planea lanzar formalmente una campaña en el día de hoy martes en las Naciones Unidas llamada “¿Encarcelado por qué?” responsabilizando al régimen de Cuba por brutales violaciones de derechos humanos.

En un comunicado emitido el domingo, al embajadora cubana Anayansi Rodríguez Camejo exigió que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, cancele el evento. Dijo que los Estados Unidos habían violado los derechos humanos, especialmente en el uso de la tortura, la detención y la “privación arbitraria de libertad” en su base militar de Guantánamo, donde los sospechosos de terrorismo han estado recluidos durante años. También señaló las políticas de inmigrantes de EE. UU. que han separado a padres e hijos.

“Los Estados Unidos carecen de la moral para dar lecciones, y mucho menos en este asunto”, dijo Camejo.

El lunes, la diplomática cubana usó un lenguaje más fuerte para rechazar el “¿Encarcelado por qué?” Campaña, que le dijo a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que Estados Unidos “carece de autoridad moral para juzgar a Cuba, cuando su actual administración impulsa una agenda de ideas supremacistas, racistas y xenófobas”.

Durante el lanzamiento de la campaña de presos políticos, Kelley E. Currie, representante de Estados Unidos en el Consejo Económico y Social de la ONU, planea centrarse en un estimado de 130 presos cubanos como “un signo explícito de la naturaleza represiva del régimen cubano”. dijo en una declaración emitida por el Departamento de Estado de Estados Unidos la semana pasada. Los detenidos “representan una flagrante afrenta a las libertades fundamentales que apoyan Estados Unidos y muchos otros gobiernos democráticos”, sentenció.

Currie agregó que las “aspiraciones del pueblo cubano a vivir en libertad son componentes clave del Memorándum Presidencial de Seguridad Nacional del Presidente Trump del año 2017”.

El Departamento de Estado dijo que el gobierno cubano está silenciando a su gente con “detenciones arbitrarias y cargos engañosos”.

Los cubanos llaman a los “encarcelados por qué?” Campaña parte de la escalada de acciones anticubanas de la administración Trump que comenzó hace 56 años con un bloqueo económico y financiero de la isla.

Camejo dijo que el espacio de la U.N. está reservado para eventos directamente relevantes para el trabajo de la organización y que la reunión de hoy martes violaría la carta de la U.N. El lunes, funcionarios de la ONU dijeron solo que se reunirían con diplomáticos cubanos para discutir sus preocupaciones.

Michael Kozak, de la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado de los EE. UU., tiene previsto moderar una discusión sobre los detenidos cubanos. Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos; Carlos Quesada, director ejecutivo del Instituto de Raza e Igualdad; y participará el ex preso político cubano Alejandro González Raga.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 16, 2018


 

Noticias al toque

Share

 

CURAS VENEZOLANOS INFORMAN A BERGOGLIO

La intención del grupo de clérigos venezolanos es manifestarle a Francisco “directamente los problemas existentes en Venezuela”. El primer vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), monseñorMario Moronta, informó en rueda de prensa que el Papa ya conoce los problemas que atraviesa el país.


LAS LLUVIAS DE JAPÓN

El balance de las mortíferas lluvias que en los últimos días devastaron partes de Japón, provocando inundaciones y corrimientos de tierra, aumentó a 122 muertos en el último recuento, mientras se desvanecían las esperanzas de encontrar más supervivientes.

Hay más de cinco millones de evacuados.

TODOS A SALVO EN TAILANDIA

El rescate de los 12 niños y el entrenador de la cueva de Tailandia, acaba con éxito, tras 18 días atrapados. Los jóvenes rescatados tienen entre 11 y 17 años y forman parte de un equipo de fútbol juvenil. La dificultad de la operación de rescate quedó patente con la muerte el jueves de un voluntario antiguo miembro de los grupos de élite de la Marina al quedarse sin oxígeno durante una misión subacuática.


LULA SIN SUERTE

El presidente del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región, Carlos Thompson Flores, suspendió una decisión que concedía la libertad al expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva y le mantuvo en la cárcel, después de un duro embate jurídico por su libertad. El exmandatario, quien gobernó Brasil entre 2003 y 2010, cumple su pena en una celda aislada del resto de presos

BACHELET Y LULA, UN SOLO CORAZÓN

El ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, se refirió al apoyo que le entregó la ex Presidenta Michelle Bachelet al ex gobernante de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva. A través de una carta, la ex Mandataria adherió su apoyo junto al de los socialistas para que el ex presidente brasileño pueda inscribir su candidatura, quien desde abril cumple una condena de doce años y un mes de cárcel por corrupción.


INDIA: HORCA A VIOLADORES

El tribunal confirma la pena de muerte para cuatro de los condenados por violar a una joven que murió días después; el quinto se suicidó en la cárcel y el sexto, menor, fue liberado. El aberrante hecho sucedió en el año 2012, conmocionando al país y llevó a endurecer la legislación contra los ataques sexuales. En la India se producen unas 40,000 violaciones al año. De ellas, más de 2,000 son perpetradas en grupo.

FRANCIA vs BELGICA

Francia y Bélgica lucharán por un sitio en la final del Mundial de Fútbol de Rusia 2018. El encuentro deportivo se disputará en el estadio Krestovski de San Petersburgo. Ambas selecciones buscarán consumar su buen papel en el Mundial en lo que se ha dado a conocer como  ‘la final anticipada’. Para observar: Pogba, Griezman y Mbappé en Francia. Hazard, de Buyne y Lokaku en los belgas, además de su arquero Curtois.


PARA PENSAR EN LA TERCERA EDAD

Ana Mae Blessing, de 92 años, ha sido detenida por las fuerzas de seguridad estadounidenses tras ser acusada de matar a su hijo de 72 años de varios disparos para evitar que la internara en un hogar de ancianos.

La mujer ha destacado que debería ser «ejecutada» en respuesta a sus acciones.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 10, 2018


 

Algo sí pasa

Share

 

 

 

 Escribe Enrique Guillermo Avogadro.

 

 

“La Justicia es el pan del pueblo;

siempre está hambriento de ella”.

René de Chateaubriand

 

 

En nuestro país se ha hecho carne una afirmación que sostiene que “aquí nunca pasa nada”, referida en especial a las consecuencias penales que la corrupción debiera generar para sus autores. Hasta ahora, y salvo contadísimas y notorias excepciones, el más que moroso Poder Judicial dio la razón a quienes así lo creían. Sin embargo, el claro avance de Cambiemos en las PASO, que se ampliará tras el seguro triunfo de este mes, hizo que los jueces federales en lo criminal, poseedores de las narices más profesionales del planeta, se atropellaran en la puerta de los tribunales orales para elevar a juicio las innumerables causas que afectan a los capitostes del gobierno kirchnerista, incluyendo a la propia Presidente, jefa única de la monstruosa asociación ilícita que organizó con su marido muerto.
Están hoy sentados, ante estos mismos magistrados en los cuales tanto confiaron en el pasado por razones claramente crematísticas, Cristina Elisabet Fernández, el ex Vicepresidente Amado Boudou, el ex super Ministro de Planificación y actual Diputado -¡qué vergüenza!- Julio de Vido, y decenas de emblemáticos secretarios de Estado (Guillermo Moreno, Daniel Cameron, Roberto Baratta, Daniel Reposo, etc.), presidentes de empresas públicas, responsables de entes autárquicos, funcionarios de todos los niveles y algunos empresarios demasiado expuestos como para eludir su conversión en blancos indeseados.

Pero es claro que no todo termina allí. Esta leve brisa de decencia, que comenzó a soplar hace un año y medio con la caída de Norberto Oyarbide, está empezando a defenestrar a actuales jueces, como Eduardo Freiler, Carlos Rozanski, Raúl Reynoso y Alberto Hergott. Lamento que el Gobierno prefiera aceptar la renuncia de estos impresentables magistrados, que acceden así a una jubilación privilegiada, a que deban enfrentar el largo proceso del juicio político y, en algunos casos, hasta causas penales por corrupción. Esas caídas no son suficientes y los vientos deberán soplar más fuerte, pues es sabido que no son pocos los jueces que debieran ser expulsados de sus cargos por indignidad moral para encontrarse por encima de sus conciudadanos y decidir sobre su libertad y su patrimonio.

Y, por supuesto, debería incluir en la lista a la inefable Procuradora General de la Nación, doña Alejandra ¡Giles! Carbó y a la recua de fiscales militantes con que ha colonizado los tribunales de todo el país, siempre dispuestos a entorpecer la gestión del Gobierno y a prestarse a participar del circo romano en que se juzga a los militares pero nunca a los terroristas.
Por si no hubiera suficientes artistas en escena, ahora se ha sumado el complejo elenco de los eternos dirigentes gremiales, como Omar Caballo Suárez y Juan Pablo Pata Medina, paradigmáticos y violentos extorsionadores de los empresarios de sus respectivos rubros, a los cuales se sumarán pronto otros colegas en el delito. Es que, puesta a investigar seriamente, la Justicia debería hacerse una panzada con las inmensas fortunas personales que detentan estos caraduras, tan volubles, que tanto daño hacen al país invocando los teóricos intereses de sus afiliados, como ha sido el reciente caso de la férrea oposición a las aerolíneaslow cost.
Pero, como se ha visto en Brasil, la obra purificadora no tendrá un final feliz hasta que hagan acto de presencia en la misma la multitud de empresarios que han lucrado sin tasa y sin medida con los contratos con el Estado, al cual han dejado postrado de inanición a fuerza de sobreprecios u falsedades inconclusas que, siempre, hemos terminando pagando con nuestros exorbitantes impuestos. Está en pleno trámite legislativo el proyecto de ley que responsabiliza penalmente a las compañías en los hechos de corrupción, y es probable que veamos su sanción en los próximos días. Sin embargo, y tal como dijera el Juez Sergio Moro, líder de las investigaciones relacionadas con el proceso del Lava Jato, que ha llevado a la cárcel a decenas de políticos, funcionarios y empresarios brasileños con gravísimas condenas -al ex Gobernador de Rio de Janeiro, Sergio Cabral, le impusieron ¡45 años! de prisión- no bastará con esa norma, sino que resultará indispensable contar también con el instrumento de la delación premiada, que tan buenos frutos diera en nuestro vecino país.
Precisamente, esa monumental causa judicial ha puesto de relieve un aspecto poco conocido, en la medida es que es la primera vez que aparece nítida la transnacionalidad de la enorme maquinaria de corrupción montada. Y así, sin caer en teorías conspirativas, ha quedado expuesta su íntima vinculación con el Foro de San Pablo, fundado en 1990 por el Partido dos Trabalhadores (PT), comandado por Luiz Inácio Lula da Silva. La izquierda latinoamericana se convenció que el camino militar -recorrido por las organizaciones terroristas que asolaron nuestro continente en los 70’s y 80’s- no tenía posibilidad de llegar al destino deseado, e invento esa falacia del “socialismo del siglo XXI”, que conlleva la destrucción de las instituciones más caras a nuestros sentimientos: la república, la democracia representativa, las iglesias, las familias y, por supuesto, los ejércitos.
Rápidamente, y dada la comunidad de objetivos políticos, el Foro logró la adhesión incondicional de los líderes populistas (en algunos casos, verdaderos cleptómanos) de la región, se llamaran Hugo Chávez (Venezuela), Rafael Correa (Ecuador), Evo Morales (Bolivia), Michelle Bachelet (Chile), José Pepe Mujica (Uruguay), Dilma Rousseff (Brasil), Daniel Ortega (Nicaragua) y, claro, Néstor y Cristina Kirchner (Argentina), y cuenta con gran apoyo financiero transnacional de los grandes carteles de la droga. Pese a que se incorporaron al mismo los sanguinarios miembros de las FARC colombianas, del Sendero Luminoso peruano, de los distintos frentes terroristas chilenos y conspicuos integrantes de Montoneros y ERP argentinos, al menos por ahora trocaron los fusiles por los libros de la Escuela de Frankfort, de Antonio Gramsci, de Ernesto Laclau y de tantos otros profetas de esta destructiva religión.
Entre los concretos objetivos de ese nefasto Foro, en realidad como uno de sus instrumentos, está definido el incentivo a los movimientos indigenistas en la región. Éstos se han hecho presentes desde hace décadas en el sur de Chile, donde los mapuches sí han optado por la vía terrorista con asesinatos, incendios, bombas y sabotajes de toda índole. El Gobierno de la Coalición gobernante ha sido por demás tolerante, pese a disponer de una específica legislación represiva, y ello ha permitido no solamente la perduración de estas acciones violentas sino su traslación hacia territorio argentino, donde esta etnia arribó en 1833, aunque sólo muy recientemente ha adoptado posiciones insurreccionales y separatistas.
Los descerebrados y los malintencionados que apoyan las disparatadas reivindicaciones territoriales de estos autoproclamados “pueblos originarios” no se han detenido a pensar que el año -1833- en que los mapuches realmente cruzaron la cordillera de los Andes y se instalaron aquí, es exactamente el mismo en que los colonizadores argentinos de las islas Malvinas fueron desalojados militarmente por los británicos; entonces, y en función de esa igual antigüedad, la misma calificación y los mismos derechos deberían reconocerse a los invasores ingleses.
Este es el desafío que la Argentina tiene por delante, y en función de ese buen combate, está obligada a fortalecer sus instituciones y respaldar a las personas que se encargan de la defensa y de la seguridad del territorio nacional y de los ciudadanos; lo que hemos visto en estos días, con los feroces ataques a la Gendarmería y a la Ministro Patricia Bullrich va, precisamente, en dirección contraria.
Bs.As., 30 Sep 17
Enrique Guillermo Avogadro

 


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 30, 2017


 

Castrados y Avergonzados

Share

 

 

 Por Enrique Guillermo Avogadro.

 

 

 

“Desgraciada la generación cuyos jueces merecen ser juzgados”.

Talmud

 

 

A priori, le ruego siga difundiendo esta convocatoria hasta el último minuto, a ver si conseguimos movilizar a los jóvenes para que nos acompañen en esta patriada. Mientras tanto, y de todas maneras, pensemos en qué nos pasa a los argentinos y qué imagen estamos mostrando al exterior; realmente, ¿cómo el crisol de razas, del que tanto nos enorgullecimos en el pasado, ha podido derivar en este país de borregos emasculados?
El miércoles fuimos sorprendidos por una noticia procedente de Brasil, que nos debería llenar de vergüenza (una más, porque diariamente las novedades que deparan nuevos descubrimientos de la corrupción del kirchnerismo nos convierten en el hazmerreir generalizado): la condena a casi diez años de prisión dictada por el Juez Sergio Moro, un magistrado de Curitiba, Paraná, contra Luiz Inácio Lula da Silva, ex Presidente y aún dueño de una importante intención de voto en su país. Obviamente, será apelada ante el Tribunal Federal Regional y, con seguridad, llegará al Supremo Tribunal Federal, pero la repercusión ya ha sido inmensa, sobre todo porque lo inhibiría de presentarse a nuevas elecciones.

Sergio Fernando Moro

La vergüenza tiene varios aspectos en la lógica comparación con lo que aquí sucede. El primero, la celeridad y la independencia con que actúa la Justicia allí, mientras que nosotros seguimos sin saber siquiera cómo y cuándo murió el Fiscal Alberto Nisman, por ejemplo, y los responsables del infame crimen de Once siguen en libertad.
Luego, la pequeña cantidad de la cual Lula se habría apropiado personalmente; un departamento en el litoral paulista no tiene punto de comparación con el imperio hotelero e inmobiliario que Néstor y Cristina construyeron ni, por supuesto, con la propiedad de tantas estancias y empresas puestas a nombre de sus testaferros, incluyendo una gran porción de las acciones de YPF, que los Eskenazi compraron para Kirchner sin dinero. Finalmente, el monto total defraudado al fisco brasileño es infinitamente menor que el saqueo al que fue sometida la Argentina durante la prolongada década del latrocinio pingüino, tanto en términos relativos (por la enorme diferencia en el PBI de ambos países) cuanto absolutos: los US$ 3.500 millones desaparecidos en nuestro vecino no son nada frente a la gigantesca fortuna que amasaron nuestros inventores de una revolución imaginaria.
Algo similar está ocurriendo en Perú, donde su ex Presidente Ollanta Humala y su mujer acaban de ser encarcelados por corrupción en las operaciones con Odebrecht, y hasta en Ecuador, ya que el sucesor de Rafael Correa, elegido por éste presumiendo que sería un títere, ha ordenado abrir una investigación contra su padrino político por idénticas razones, amén de acusarlo de haber estrellado la economía de su país con su populismo.
Todos esos hechos, a los cuales debe sumarse lo sucedido en los dos países modélicos de la región, por los cuestionamientos chilenos a su Presidente, Michele Bachelet, en razón de algunos negociados de los que se acusa a su familia, las graves sospechas de corrupción durante el gobierno de José “Pepe” Mugica, que están golpeando fuertemente al Frente Amplio y lo colocan al borde de perder por primera vez las elecciones uruguayas desde 2004, y los reiterados rumores sobre Evo Morales y su amante, gestora de grandes negocios en Bolivia, confirman la profetizada ola de decencia que comenzó a impactar en este siglo sobre todos los regímenes populistas de la región, condenándolos al tacho de basura de la historia.

 Nicolás Maduro

Una excepción, claro, son los terribles acontecimientos que, en cien días, han llevado a la tumba a más de cien jóvenes en las protestas contra Nicolás Maduro, que sigue manteniendo el poder sentado sobre las bayonetas de su ejército y de sus milicias paramilitares. Lamentablemente, la crisis que desangra a Venezuela no parece tener siquiera una imaginable solución, porque el tirano es sólo uno de los miles de bandidos que se reúsan a escuchar el clamor mundial y, si se fugara o muriera, detrás están Diosdado Cabello y cientos de generales poco dispuestos a perder tanto su libertad como las enormes fortunas que han acumulado con el narcotráfico y los pingües negocios que realizan a costa del Estado. La otra, obviamente, es la gerontocracia cubana, sostenida exclusivamente por el cordón umbilical que la une a Caracas y a través del cual fluye el petróleo que los venezolanos pagan con su cotidiana hambruna.
Pero la Argentina sigue dando la nota desafinada en ese concierto regional que tan bien suena. El peronismo se niega a entregar las cabezas de de los máximos exponentes de su corrupción: el Senador Carlos Menem, el Diputado Julio de Vido, el Juez Eduardo Freiler y, por supuesto, la Procuradora General, Alejandra ¡Giles! Carbó, llamada ayer a indagatoria. Muy por el contrario, cierra filas en su defensa y eso es comprensible porque, si esas testas rodaran, resultaría imposible que no arrastraran a muchos más, tal como amenazó el ex Ministro de Planificación cuando creyó que lo abandonarían a su suerte. El PJ adoptó idéntica posición en la resistencia a los fallos judiciales que impiden al Senador Ruperto Godoy continuar integrando el Consejo de la Magistratura por no reunir el elemental requisito de ser abogado.
Y qué decir de la libertad que gozan tantos procesados por delitos no excarcelables, mientras se mantiene en prisión preventiva por décadas a dos mil ancianos, acusados por hechos ocurridos hace cuarenta años, que no corren riesgo de fuga ni, menos aún, poner en peligro la investigación.
Es por eso que los ciudadanos debemos demostrar -y probarnos- que no somos meros eunucos y salir a la calle a exigir a la Justicia, en las personas de ese Consejo y de la Corte Suprema de Justicia, que deje de marearnos la perdiz y cumpla con el deber que la Constitución Nacional le impone. Y debemos hacerlo, como dice el cartel que encabeza esta nota, el 3 de agosto, a las 18:00, en Plaza Lavalle (y frente a las sedes de los tribunales de todo el país), donde tienen su asiento ambos órganos.

 Alejandra Gils Carbó

Las consignas y reclamos deben ser concretos y unívocos. Es imprescindible que exijamos al Consejo que deje de ser el mamarracho en que se ha convertido, designe a los jueces que deben cubrir las incontables vacantes en todos los fueros y en todas las instancias, y desplace de una buena vez a los enriquecidos canallas que hoy ejercen magistraturas y venden sus sentencias al mejor postor, mientras pretenden que los ciudadanos nos sometamos a ellas como si provinieran de Dios mismo.
A la Corte, que actúe con independencia e imponga su poder sin dilaciones y sin oportunismo. Y a nuestro inicuo Congreso -ahora un mero aguantadero de delincuentes que se mofan de sus representados- que modifique el Código Procesal Penal de la Nación de modo tal que a cualquier procesado por hechos de corrupción, sea político, funcionario o empresario, se le retiren los fueros y se le deniegue esperar en libertad la sentencia definitiva y, a la vez, que sancione de una buena vez las leyes de responsabilidad empresaria y la caducidad de dominio de los bienes mal habidos.
 Porque somos una generación desgraciada, como afirma el Talmud, ya que tenemos jueces que merecen ser juzgados por su corrupción y por su ilegítima militancia política. Y no podemos transmitir esa herencia nefasta a nuestros descendientes; tenemos la obligación de actuar ya mismo para evitarlo y para permitir que nuestro país vuelva a ser una nación orgullosa de de sus valores morales y de su destino, hoy tan marchitos y decadentes.
Bs.As., 15 Jul 17
Enrique Guillermo Avogadro

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 15, 2017


 

El mismo grito

Share

 

 

Escribe Enrique Guillermo Avogadro.
 
“La discreción tiene una importancia crucial para proteger el principal
electorado de los gobiernos implicados: el sector empresarial”.    
Noam Chomsky

.

 

El lunes comenzará en la Argentina una nueva Semana de Mayo; la mitología atribuye a los pocos presentes en la Plaza homónima, mientras se reunía el Cabildo porteño, la autoría del grito “el pueblo quiere saber de qué se trata”. Más de dos siglos después, el reclamo recorre a toda América.
En los Estados Unidos, a cinco meses de la asunción de Donald Trump a la primera magistratura del país más poderoso del mundo, y después del intempestivo despido del Director del FBI, cabeza de una investigación sobre los contactos de miembros del círculo íntimo del Presidente con los jerarcas rusos, ya sospechados de interferir en la campaña demócrata, la tormenta estalló y el famoso grito se repite: existen serios indicios por eventuales divulgaciones de informaciones suministradas por los servicios secretos de Israel, su tradicional aliado en Medio Oriente, al Canciller y al Embajador de Rusia, un país que apoya al régimen sirio, y hasta socio de Irán.
Ayer mismo, Trump inició un prolongado viaje por varias naciones de Medio Oriente y Europa y, dadas las excéntricas maneras que gasta el Presidente, nadie sabe en qué redundará el periplo. Pero, en cambio, entre los propios legisladores republicanos han surgido divisiones que podrían poner en jaque la permanencia del magnate en la Casa Blanca. Recuerdo que el año pasado, un profesor -su nombre se me escapa- de una de las más prestigiosas universidades norteamericanas, se hizo famoso por haber predicho con exactitud el resultado de las elecciones presidenciales en su país durante los últimos treinta y dos años; ese mismo docente, cuyo método de predicción fue publicado en un exitoso libro, afirmó que Trump no terminaría su mandato, ya que sería expulsado mediante un impeachment. 
Ese fue el camino que siguió el Congreso brasileño, con el respaldo del Supremo Tribunal Federal, para eyectar del Palácio do Planalto a Dilma Rousseff, acusada de “maquillar” las cuentas públicas, y entronizar en su lugar al Vicepresidente, Michel Temer. Éste aún cuenta con respaldo parlamentario debido al pánico de la clase política por el fuerte reclamo popular, pero parece estar a sólo semanas de verse obligado a dejar el cargo, y las consecuencias, como sucedería en los Estados Unidos, son imprevisibles. Mientras tanto, las sanas leyes económicas ya sancionadas y algunas otras en trámite, que habían permitido a Brasil comenzar a salir de la peor recesión de su historia, han entrado nuevamente en controversia y ello podría traer aparejada una nueva recaída.
Pero el grito de la calle, traducido en el reclamo de “¡que se vayan todos!” y expresado en manifestaciones callejeras en las grandes ciudades del país, ha tomado nuevamente impulso por obra y gracia de las revelaciones sobre la enorme corrupción que afecta a todo el espectro político y empresarial de la séptima potencia mundial. En la medida en que la Constitución otorga al Congreso la potestad de elegir a quien debería concluir el actual período, si Temer fuera expulsado, y el abanico de candidatos aceptables es muy reducido, el futuro inmediato de nuestro vecino y socio esencial resulta totalmente incierto.
No es menor el hecho de que el personaje público con mayor respaldo popular sea el Juez Sérgio Moro, un magistrado federal con sede en Curitiba, a cargo de los procesos conocidos como Lava-jato y Petrolão, que actúa, bajo supervisión del Supremo Tribunal, con un equipo de fiscales dispuestos a cargarse a quien sea. Y es que en Brasil también, el pueblo quiere saber de qué se trata en materia de corrupción y está dispuesto a pagar el elevado precio que significará terminar con ella de raíz.
Un solo apunte curioso: también allí el político más manchado por acusaciones de haberse quedado con dinero público -Luiz Inácio Lula da Silva- aún cuenta con un 30% de intención de voto. ¿Le suena conocido? Evidentemente, el populismo sabe hacer las cosas para mantener cautivo a su electorado.
En Chile, un país con elevados estándares de transparencia y ética pública, la Coalición gobernante ha implosionado por la defección de la Democracia Cristiana, tal vez debida al decaimiento de la economía y a los hechos de corrupción que afectan a la familia de la Presidente Michelle Bachelet. Esa división, que impedirá la presencia de un único candidato de centro izquierda en las próximas elecciones, convierte a Sebastián Piñera en el más probable próximo inquilino del Palacio de La Moneda.
En Venezuela, el pueblo sale a la calle todos los días a gritar y, con un asombroso coraje, enfrentar la durísima represión -que incluye ya más de cuarenta asesinatos a mansalva y miles de detenidos- de la tiranía de Nicolás Maduro, que ha convertido a un país enormemente rico en un caos de miseria y hambre, mientras saquea sin tasa ni piedad las arcas públicas y se enriquece con el narcotráfico. Cuba es la gran responsable -como lo fue en la Argentina de los 70’s- de lo que allí sucede, y no es para menos porque la supervivencia de la gerontocracia de Raúl Castro depende, exclusivamente, del cordón umbilical que la une al socialismo bolivariano, a través del cual llega a la isla el petróleo regalado, y por ello lo apoya con armas, soldados e inteligencia interna.
Y, en Argentina, me parece que es la sociedad entera quien grita, mirando a Comodoro Py, que quiere saber de qué se trata; aquí, la obvia comparación con lo que sucede en Brasil, resulta pasmosa y avergüenza. Que quienes se convirtieron en los máximos artífices del desastre en que vivimos por sólo afán de lucro personal sigan paseándose contentos y despreocupados entre nosotros nos produce desconcierto e indignación. Hay demasiados muertos en tragedias evitables -trenes y rutas inexistentes- y demasiada miseria como para que pueda resultar indiferente tamaña impunidad. Estoy comenzando a dudar de una antigua afirmación mía -“los jueces federales tienen mejor olfato que los más reputados perfumistas”- ya que, a esta altura, hubieran debido percibir que un regreso de Cristina Kirchner al poder resulta de todo punto de vista imposible.
Porque el peronismo todo grita que quiere saber de qué se trata. La permanencia de tanto tránsfuga en el escenario partidario, cambiando de sector y de fidelidad a cada rato, lo ha sumido en un profundo estupor, y los esfuerzos por una imposible unidad que realizan sus obsecuentes pequeños líderes se estrellan contra la presencia de permanente de los más repudiados, como Luis D’Elía, Gabriel Mariotto, Martín Sabbatella o Amado Boudou. Por lo demás, la indiscutida líder de ese “espacio”, que continúa siendo la dueña del látigo y de la lapicera, no hace más que contribuir a la dispersión, en una conocida película que ya hemos visto mil veces y lleva por título “sálvese quien pueda”, con los intendentes como actores principales.
El jueves próximo podremos celebrar que, después de doscientos siete años desde aquél 25 de mayo fundacional y pese a nuestros ingentes esfuerzos suicidas, aún la Argentina sobreviva. No es poco, pero tratemos de no terminar nuestra insana e inexplicable autodestrucción como país. Mientras tanto, también nosotros gritemos: ¡Viva la Patria!
Enrique Guillermo Avogadro

.

PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 20, 2017