ARGENTINA, DONDE “EL FUTURO DESCONOCIDO RUEDA HACIA NOSOTROS” (1)

Share

.

SEÑALES-ADVERTENCIA DE ALBERTO FERNÁNDEZ Y MARCELO SAIN

 Por CLAUDIO KUSSMAN

En las últimas horas, en Argentina, se produjeron dos gravísimos y muy importantes acontecimientos que marcan un futuro muy sombrío para todo aquel que ame la libertad, cuya fundamental importancia se siente, cuando la misma se pierde. Una fue el público y lamentable pedido de disculpas del “presidente” ALBERTO FERNÁNDEZ, por haber osado proponer “dar vuelta la página” ahora que todos los miembros activos de las fuerzas armadas ingresaron luego de l983, con gobiernos democráticos. A los anteriores   los consideró “culpables que, en el pasado, fueron parte de un perverso accionar”. Es más que evidente, que todos los uniformados como así hombres, mujeres y niños que murieron o quedaron mutilados, fueron víctimas de algún milagro bíblico y no del accionar de los casi próceres “jóvenes idealistas”. Si el Presidente de la Nación, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas tuvo que casi arrodillarse para hacer su mea culpa, pobre el ciudadano común que se le ocurra decir o insinuar algo parecido. En cuanto a nosotros los adultos mayores en prisión, por los bien o mal llamados delito de lesa humanidad a como dé lugar, ¿si expresamos nuestros pensamientos legalizarán la pena de muerte por lapidación? Y el segundo acontecimiento se dio en Rosario donde el Ministro de Seguridad MARCELO SAIN, ordenó investigar “por qué la Banda Sinfónica de la Policía de Santa Fe participó en un acto de “apología del terrorismo de Estado” (2). Recordemos que en ese evento llevado a cabo el día 10 de febrero pasado, fue uno de sus principales organizadores y oradores ORLANDO AGUSTÍN GAUNA, un hombre-ciudadano con derecho a pensar y sentir ¿hasta hace poco? En el mismo se recordó a los policías Oficial Ayudante ERNESTO JESÚS OLIVERA y Cabo 1° ROQUE FARIAS, fallecidos ese mismo día, pero de 1977, cuando como miembros de la Brigada de Explosivos en su misión de servir y proteger a la comunidad, intentaban desactivar una bomba colocada por “idealistas” montoneros. En la oportunidad también se rendía homenaje al Agente MIGUEL ANGEL BRACAMONTE y a la niña, a punto de cumplir 15 años de edad, MARIA LEONOR BERARDI muertos   el 25 de enero de ese mismo año al ser alcanzados por la explosión de otra bomba colocada por la misma organización “idealista”. O sea que morir como consecuencia de la detonación de sendas bombas y ser recordados casi medio siglo después, para SAIN y otros funcionarios, semidioses de la “verdad y la justicia absoluta” es “apología del terrorismo de Estado”. Seguramente no faltarán viles miembros del poder judicial que coincidan con este pensamiento, en cuyo caso el escarmiento será ejemplar. Estos dos acontecimientos-advertencia, son la irrefutable prueba que nuevamente un futuro desconocido y siniestro rueda hacia nosotros. 

 

1 ”El futuro desconocido rueda hacia nosotros”. (frase tomada de la película Terminator 2)

2 https://www.pagina12.com.ar/249541-un-sumario-por-haber-desafinado

 

Febrero 10, 2020, Orlando Agustín Gauna, recordando a inocentes 4 víctimas, de la detonación de dos bombas colocadas por “jóvenes idealistas”.
febrero 10, 2020

 

Claudio Kussman

Comisario Mayor (R) 

Policía Pcia. Buenos Aires

Febrero 27, 2020

claudio@PrisioneroEnArgentina.com

Marcelo Sain, Ministro de Seguridad de Santa Fe y la “apología del terrorismo de Estado”.
Febrero 21, 2020, luego de esta amigable “selfie” de Alberto Fernández y Agustín Rossi, con jóvenes miembros de las fuerzas armadas, el presidente ante las duras críticas de Nora Cortiñas, pegó una reculada de aquellas y pidió públicas disculpas.

 

“No trato de describir el futuro. Trato de prevenirlo”

Ray Bradbury (1920-2012)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 27, 2020


 

 

 

LO MÁS VISTO ☼ Febrero 26, 2020

Share

Las noticias más leídas en PrisioneroEnArgentina.com. Las más comentadas, las más polémicas. De que está la gente hablando…

REINICIO Febrero 24, 2020 00.00 HORAS –
HORA DE CONTROL Febrero 26, 2020 23.23 HORAS

HOME     1,705,028

  MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA, EL OTRO …    422,541

  FORD MUSTANG DT FASTBACK 1968…   410,157

  Curiosidades sobre Harrison Ford     289,006

  Juán Perón elegido en Argentina     259,114

  EL COMANDANTE YANKI      196,058

El Bunge que apenas conocí     195,951

  City 40     177,560

  Accidentes en Luz, Cámara, acción     133,493

  EXORCISMO     128,992

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 26. 2020


 

Tiroteo fatal en Milwaukee

Share

.

Siete personas murieron, incluyendo al agresor durante un tiroteo en el campus de Molson Coors en Milwaukee hoy miércoles por la tarde, según múltiples fuentes.

Los motivos de esta tragedia son aún desconocidos.

Los empleados fueron notificados por correo electrónico de que un tirador activo estaba en o cerca de la escalera del segundo piso del edificio 4 de la fábrica en expansión. La policía respondió al llamado a las 2:11 p.m.

Molson Coors Beverage Co. fue anteriormente conocida como MillerCoors, antes de un cambio de nombre en 2019. Es parte de un imperio cervecero que es uno de los más grandes del mundo.

La policía de Milwaukee dijo que a las 3:49 p.m. que la situación seguía siendo una “escena activa”.

La escena fue caótica dos horas después del informe inicial. La escena mostraba a un oficial con armadura para el cuerpo sacando un rifle de asalto de un auto. Los caninos estaban en la escena. Helicópteros flotaron cerca del extenso complejo, que incluye oficinas corporativas e instalaciones de elaboración de cerveza.

Hasta el momento, si bien el asesino ha sido ultimado, la policía recorre los edificios para asegurarse de que no hay otra persona vinculada.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 26, 2020


 

EL COMANDANTE YANQUI ▬ Segunda Parte

Share

.

Más de una docena de soldados de Batista fueron heridos o asesinados. Los rebeldes, que tomaron las armas de los soldados muertos, no habían perdido a un solo hombre, y luego reclutaron a Morgan para enseñarles mejores formas de pelear. Un ex rebelde recuerda: “Me entrenó en la guerra de guerrillas: cómo manejar diferentes armas, cómo plantar bombas”. Morgan instruyó a los hombres en judo y cómo respirar bajo el agua usando una caña hueca. “Había tantas cosas que sabía que nosotros no”, dice el rebelde. Morgan incluso sabía algo de japonés y alemán.

Aprendió español y se convirtió en miembro de pleno derecho del grupo, que se denominó el Segundo Frente Nacional del Escambray. Al igual que los otros rebeldes, Morgan hizo un juramento de “luchar y defender con mi vida este pequeño pedazo de territorio libre”, “guardar todos los secretos de la guerra” y “denunciar a los traidores”. Morgan se levantó rápidamente, primero al mando de media docena de hombres, luego liderando una columna más grande y, finalmente, presidiendo varios kilómetros cuadrados de territorio ocupado.

A medida que Morgan ganó más batallas, la noticia de su curiosa presencia comenzó a filtrarse. Una estación de radio rebelde cubana informó que los rebeldes “dirigidos por un estadounidense” habían matado a cuarenta soldados de Batista. Otra transmisión aclamó a un “Yankee luchando por la libertad de Cuba”. El periódico de Miami Diario Las Américas declaró que el estadounidense había sido un “miembro de los” Rangers “que desembarcó en Normandía y abrió el camino a las fuerzas aliadas al destruir las instalaciones nazis en la costa francesa antes del Día D”.

Los agentes de inteligencia estadounidenses y cubanos también comenzaron a hablar sobre un comando yanqui. En el verano de 1958, la C.I.A. informaron de un rebelde, “identificado solo como El Americano“, que había desempeñado un papel fundamental en la “planificación y realización de actividades guerrilleras”, y que prácticamente había aniquilado a una unidad de Batista mientras conducía a sus hombres en una emboscada. Un informante de un grupo revolucionario cubano le dijo al F.B.I. que El Americano era Morgan. Otro dijo que Morgan había “arriesgado su vida muchas veces” para salvar a los rebeldes, y era considerado “un gran héroe entre estas fuerzas por su valentía y audacia”. Los informes finalmente desencadenaron una lucha entre las agencias del gobierno de los EE. UU., Incluidos el C.I.A., el Servicio Secreto, el Departamento de Estado, la inteligencia del Ejército y el F.B.I., para determinar quién era William Alexander Morgan y para quién estaba trabajando.

J.Edgar Hoover estaba sintiendo temblores de inestabilidad. Primero, estaba su corazón: en 1958, había sufrido un ataque menor, a la edad de sesenta y tres años. El jefe de la F.B.I., Hoover, estaba obsesionado con su privacidad y mantuvo el incidente en gran parte para sí mismo, pero comenzó un régimen implacable de dieta y ejercicio, disciplinando su cuerpo con la misma fuerza de voluntad con la que había erradicado un tartamudeo infantil. Dio instrucciones a la sección de investigación y análisis de la oficina para informarle sobre cualquier avance científico que pudiera extender la vida humana.

Hoover

Para agravar el malestar de Hoover era esa “pequeña república infernal cubana”, como lo había descrito Theodore Roosevelt. Hoover advirtió a sus agentes que el creciente número de seguidores de Castro en los Estados Unidos “puede representar una amenaza para la seguridad interna” del país, y ordenó a sus agentes que se infiltraran en sus organizaciones.

Aunque Hoover rara vez viajaba al extranjero, quería transformar el F.B.I. en un aparato de espionaje internacional, basándose en la vasta red que había creado dentro de los EE. UU., que traficaba con una historia cruda: conversaciones interceptadas, fotografías de vigilancia, documentos tomados de contenedores de basura, cables interceptados, chismes de ex amantes, entre otras prácticas.

Las ramas de inteligencia de los EE. UU. aún no habían presentado pruebas de que Castro o sus seguidores eran comunistas y, dada la brutalidad de Batista, algunos funcionarios estadounidenses estaban desarrollando una postura suave hacia los rebeldes. La C.I.A. más precisamente un oficial a cargo de las operaciones caribeñas más tarde reconoció: “Mi personal y yo éramos todos fidelistas”.

Pero Hoover permaneció vigilante: de todos los enemigos que había cazado, consideraba a los agentes del comunismo como los “Maestros del engaño”, como llamó a su libro más vendido de 1958 sobre ellos. Estos conspiradores tenían flujos de información ocultos y mutaban, como virus, para quebrar las defensas de un humano; Hoover estaba decidido a evitar que se infiltraran en una isla al sur de Florida. Una fuente dentro de la Embajada de los Estados Unidos en La Habana le informó que el control de Batista sobre el país se estaba “debilitando”. Ahora Hoover estaba recibiendo informes de un gringo salvaje en las montañas. ¿Era Morgan un agente durmiente soviético? Un agente de la C.I.A. operando encubierto? 

Después de mirar tantas vidas, Hoover entendió que prácticamente todos tienen secretos. Garabatos en un diario. Grabado en un cassette. Enterrado en una caja de seguridad. Un secreto puede ser, como ha detallado el escritor Don DeLillo, “algo vitalizante”. Pero también puede reducirlo en cualquier momento.

A fines de 1958, Hoover había desatado un equipo de G-men para descubrir qué cosas Morgan podría estar ocultando. Uno de ellos finalmente llamó a la puerta de una gran casa colonial en Toledo, Ohio. Un caballero de aspecto distinguido lo saludó. Era el padre de Morgan, Alexander, un director de presupuesto retirado de una empresa de servicios públicos y, como su hijo lo describió una vez, un “republicano sólido”. Estaba casado con una mujer delgada y devota cristiana, Loretta, conocida como Miss Catedral, por su participación en la iglesia católica local. Además de su hijo, tenían una hija, Carroll. El padre de Morgan le dijo al agente del F.B.I. que no había sabido de su hijo, a quien llamó Bill, desde hacía mucho, mucho tiempo. Pero proporcionó una buena cantidad de información sobre Morgan, y esto, combinado con la data que ya tenía el F.B.I. más entrevistas con otros familiares y asociados ayudaron a Hoover y a sus espías a armar un sorprendente perfil del rebelde yanqui.

Morgan debería haber sido un estadounidense por excelencia, un producto brillante de los valores del medio oeste y una clase media en ascenso. Asistió a la escuela católica e inicialmente obtuvo altas calificaciones. (Su prueba colegial mostró “inteligencia superior”.) Le encantaba el aire libre y era un dedicado Boy Scout, que recibió el premio más alto de la organización, en 1941. Años más tarde, escribió a sus padres: “Usted. . . has hecho todo lo posible para criar a tus hijos con amor a Dios y al país”. Enérgico, siempre parecía parlotear, ganándose el apodo de Gabby (Hablador). “Era tan agradable”, dijo su hermana. “Él podría venderte cualquier cosa”.

Pero Morgan también era un inadaptado. No logró formar parte del equipo de fútbol, ​​y sus bromas constantes revelaron una sensación de inseguridad. No le gustaba la escuela y, a menudo, se escabullía para leer historias de aventuras, especialmente historias sobre el Rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda, llenando su mente de lugares mucho más exóticos que el vecindario de céspedes cortados y casas cuadradas fuera de la ventana de su habitación. Su madre dijo una vez que Morgan tenía una “imaginación muy, muy vívida”, y que él había dado vida a sus fantasías, construyendo, entre otras cosas, un “casco de buceo” digno de Julio Verne. Raramente mostraba “miedo a algo”, y una vez tuvo que ser detenido en su intento de saltar del techo con un paracaídas casero.

Funcionarios de inteligencia del Ejército de EE. UU. también investigaron a Morgan, preparando un dossier sobre él. (El expediente, junto con cientos de otros documentos desclasificados de la CIA, el FBI, el Ejército y el Departamento de Estado, se obtuvo a través de la Ley de Libertad de Información y de los Archivos Nacionales). En la evaluación psicológica del Ejército, un militar-analista de inteligencia declaró que el joven Morgan “parecía estar bastante bien adaptado a la sociedad”. Pero, cuando era un adolescente, su resistencia a las restricciones que lo rodeaban y a aquellos que querían ponerlo en forma había alcanzado un estado febril. Como lo expresó su madre, había decidido que no pertenecía a la calma comunidad en Toledo, y seguramente abrazaría el exilio y se aventuraría a “salir al mundo él mismo”.

En el verano de 1943, a la edad de quince años, Morgan se escapó. Más tarde, su madre dio un informe a la Cruz Roja sobre su hijo, diciendo: “Sorprendido es la palabra suave para decirlo. . . porque nunca había hecho algo así antes “. Aunque Morgan regresó a su casa unos días más tarde, pronto robó el automóvil de su padre y “despegó” nuevamente, pasando una luz roja antes de que la policía lo atrapara. Fue enviado a un centro de detención, pero se deslizó por una ventana y desapareció nuevamente. Terminó en Chicago, donde se unió al circo Ringling Brothers. Diez días después, su padre lo encontró cuidando a los elefantes y lo trajo a casa.

En el noveno grado, Morgan abandonó la escuela y comenzó a recorrer el país, saltando en autobuses y cargueros; Ganaba dinero como operador de prensa punzonadora, dependiente de una tienda de comestibles, un granjero, cargador de carbón, acomodador de cine y marinero en la Marina Mercante. Su padre parecía resignado a la agitación de su hijo, diciéndole en una carta: “Obtenga tanta aventura como pueda y estaremos encantados de verlo cada vez que decida que quiere volver a casa”.

Más tarde, Morgan explicó que no había sido infeliz en casa: sus padres le habían dado a él y a su hermana “todo lo que queríamos”, y había huido solo porque anhelaba “ver nuevos lugares”.

Su madre creía que él tenía una imagen mítica de sí mismo, y “siempre parecía anhelar ser un pez gordo”, pero, dada su “naturaleza súper cariñosa”, dudaba que “él realmente haya querido preocuparnos o lastimarnos”.

Sin embargo, Morgan se ocupó cada vez más de dar el perfil del “tipo de pandillas”, y entró en conflicto con la ley. Mientras todavía era menor de edad, él y algunos amigos robaron el automóvil de un extraño, atando temporalmente al conductor; También fue investigado por portar un arma de manera oculta.

Nadie, ni sus padres, ni el FBI, ni el analista de inteligencia militar, podrían desentrañar el misterio del comportamiento antisocial de Morgan; permaneció encriptado para siempre, un código irrompible. Su madre se preguntó si algo le había sucedido durante su embarazo, lamentando: “Ese chico no me ha dado un momento de paz. . . . Por eso mi cabello es gris “. Su padre le dijo al F.B.I. que tal vez su hijo necesitaba ver a uno de esos médicos especialistas. Un psiquiatra, citado por la inteligencia del Ejército, especuló que Morgan fue “conducido por un curso de autodestrucción para satisfacer su necesidad neurótica de castigo”.

Sin embargo, era posible ver a Morgan, con sus melancólicos ojos azules y su cigarrillo perpetuamente entrelazado, mientras anunciaba un nuevo tipo social: un beatnik (Movimiento juvenil que surgió en los años cincuenta en Estados Unidos y tuvo auge en las dos décadas siguientes; se caracterizó por el rechazo militante de ciertos valores sociales y por una actitud vitalista). Una vez, un amigo de Morgan le dijo a un periodista: “Jack Kerouac todavía estaba imaginando la vida en el camino (On the Road) mientras Morgan vivía esa vida”.

La personalidad de Morgan, “nómada, egocéntrica, impulsiva y completamente irresponsable”, como lo expresaron los agentes de Hoover, también tenía algunas similitudes con la de un adolescente de clase media a miles de kilómetros de distancia. En 1960, un periodista conservador estadounidense observó: “Al igual que Fidel Castro, aunque en menor escala, Morgan era un delincuente juvenil”.

Hoover y el F.B.I. descubrieron que, al contrario de lo que dice la prensa, Morgan no había servido durante la Segunda Guerra Mundial. Al imaginarse a sí mismo como un Simbad moderno, su otro apodo, había tratado de alistarse, pero fue rechazado porque era demasiado joven. No fue sino hasta agosto de 1946, cuando terminó la guerra y finalmente tenía dieciocho años, que se unió al Ejército. Después de recibir órdenes de que se desplegaría en Japón, en diciembre, lloró frente a su madre por primera vez en años, delatando que, a pesar de su dureza, todavía era un adolescente. Abordó un tren para California, donde tuvo una escala en una base, y en el camino envió a sus padres un telegrama:

Sorpresa: Contraje matrimonio ayer a las 12:30 am con Darlene Edgerton. Estoy contento: escribiré o llamaré lo antes posible. No te preocupes ni te emociones.

Se había sentado a su lado en el tren, con su uniforme almidonado. “Era alto, guapo y muy magnético”, recuerda Edgerton. “A decir verdad, volvía a casa para casarme con otra persona, y simplemente nos llevamos bien, así que nos detuvimos en Reno y nos casamos”. Se conocían desde hace solo veinticuatro horas y pasaron dos días en un hotel antes de regresar a un tren. Cuando llegaron a California, Morgan informó a la base y se fue a Japón. 

Con Morgan estacionado en Japón, el matrimonio se disolvió después de un año y medio, y Edgerton recibió una anulación, aunque incluso después de casarse con otro hombre, mantuvo una carta de Morgan escondida, que ocasionalmente desdobló, aplanando los bordes con los dedos. y volvió a leer, conmovida por el recuerdo de la figura similar a un cometa que había ardido brevemente en su vida.

Morgan estaba abatido al final de la relación, pero su madre le dijo a la Cruz Roja: “Conociendo a Bill, estoy seguro de que si tuviera la oportunidad de salir con otras chicas, pronto olvidaría este amor presente”.

De hecho, Morgan se puso en contacto con Setsuko Takeda, una anfitriona de un club nocturno germano-japonés en Kioto, y la dejó embarazada. Cuando Takeda estaba a punto de dar a luz a su hijo, en el otoño de 1947, no pudo obtener un permiso, por lo que hizo lo que siempre había hecho: escapó. Fue arrestado y, mientras estaba bajo custodia, afirmó que necesitaba ver a Takeda, que estaba angustiada después de ser acosada por otro soldado. Con la ayuda de un ciudadano chino que también estaba encerrado, Morgan venció a un oficial de la policía militar y le robó su .45. “Morgan me dijo que no me moviera”, declaró más tarde el oficial. “Me dijo que me quitara la ropa. Luego le dijo al chino que me atara. Con el uniforme de guardia y portando su arma, Morgan escapó en medio de la noche.

Un grupo de búsqueda militar localizó a Takeda, y ella llevó a las autoridades a una casa donde Morgan había dicho que la esperaría. Cuando vio a Morgan en la parte trasera del edificio, lo abrazó. Uno de los oficiales, al ver el arma en su mano, gritó que arrojara el arma al suelo. Morgan dudó, luego, como un personaje en una novela de diez centavos, giró la pistola en su dedo, de modo que la culata enfrentara al oficial y se lo entregó. “No tardó mucho en llegar aquí”, dijo Morgan, y pidió un cigarrillo.

El 15 de enero de 1948, a la edad de diecinueve años, Morgan fue sentenciado por una corte marcial a cinco años de prisión. “Supongo que obtuve lo que me esperaba”, dijo.

Su madre, en su declaración a la Cruz Roja, pidió ayuda: “Sinceramente, quiero que sea un niño del que pueda estar orgulloso, no alguien que me dé vergüenza por haberlo dado a luz”.

Morgan finalmente fue transferido a una prisión federal en Michigan. Se inscribió en una clase de historia estadounidense; estudió japonés y alemán, los idiomas que Takeda hablaba; asistió a “clases de instrucción religiosa”; y cantó en el coro de la iglesia. En un informe de progreso, un funcionario de la prisión escribió: “El capellán ha notado que el recluso Morgan ha desarrollado un sentido de responsabilidad social” y “está haciendo todo lo posible para mejorar y ser un activo para la sociedad”.

Morgan fue liberado por buena conducta, el 11 de abril de 1950. Aunque alguna vez había esperado reunirse con Takeda y su hijo, la relación se había roto. Morgan finalmente se mudó a Florida, donde tomó un trabajo en un carnaval, como tragafuegos, y dominó el uso de cuchillos. Comenzó un romance con la encantadora de serpientes del carnaval, Ellen May Bethel. Una mujer pequeña y tempestuosa con cabello negro y ojos verdes, era “hermosa”, dice un pariente. En la primavera de 1955, Morgan y Bethel tuvieron una hija, Anne. Se casaron varios meses después, y en 1957 tuvieron un hijo, Bill.

Lansky

Morgan luchó por ser un “bien activo para la sociedad”, pero parecía atrapado por su pasado. Era un ex convicto y un soldado deshonrado, una mancha que intentó, inútilmente, borrar de su registro. Más tarde, Morgan le dijo a un amigo que, durante este período, “él no era nada”.

Según un informante del F.B.I., Morgan fue a trabajar para la mafia, haciendo mandados para Meyer Lansky, el diminuto gángster judío conocido como el inventor de la industria del lavado de dinero. Además de supervisar los negocios turbios en los Estados Unidos, Lansky se había convertido en el rey de La Habana, controlando muchos de sus casinos y clubes nocturnos más grandes. Un asociado de la mafia describió una vez cómo Lansky “llevó a Batista directamente a nuestro hotel, abrió las maletas y señaló el efectivo. Batista solo miró el dinero sin decir una palabra. Entonces él y Meyer se dieron la mano”.

Morgan regresó a las calles de Ohio, donde se asoció con un jefe del crimen local llamado Dominick Bartone. Un gángster cuyos lazos con la mafia supuestamente se remontan a los días de Al Capone, Bartone era un hombre corpulento con el pelo negro y grueso y ojos oscuros, una “apariencia típica de matón”, según su atchivo del F.B.I. su informe de antecedentes penales eventualmente incluyó condenas por soborno, tráfico de armas, evasión de impuestos y fraude bancario, y estuvo estrechamente aliado con el jefe de los Transportistas, Jimmy Hoffa, a quien llamó “el tipo más grande del mundo”.

Uno de los amigos de Morgan de Ohio lo describió como “sólido”. Él dijo: “¿Sabes lo que significa ‘conexión’? Bueno, Morgan estaba conectado. El amigo, que dijo que había sido acusado de extorsión, de repente se quedó callado y luego agregó: “No sé si está con el F.B.I. o la C.I.A.”

Algunos miembros de la mafia, incluido Bartone, se prepararon para cambiar las alianzas en Cuba, enviando armas a los rebeldes. El padre de Morgan pensó que su hijo quedó atrapado por primera vez en todo el negocio de Cuba en 1955, en Florida, cuando aparentemente conoció a Castro, que había viajado allí para obtener el apoyo de la comunidad del exilio para su próxima invasión. Dos años después, con Castro instalado en la Sierra Maestra, Morgan dejó a su esposa e hijos en Toledo y comenzó a adquirir armas en los Estados Unidos y a organizar su contrabando a los rebeldes. Quizás estaba motivado por la simpatía con la revolución, o por un deseo de ganar dinero, o -lo que es más factible- simplemente por un impulso de huir de las responsabilidades domésticas. El padre de Morgan le dijo al F.B.I. que su hijo se había escapado “de sus problemas desde que era un niño”, y que su escapada cubana era solo otro ejemplo. Morgan, quien antes de dirigirse a La Habana le había dicho a otro pistolero que lo volvería a ver en Florida “cuando termine esta maldita revolución”, luego dio su propia explicación: “Siempre he vivido buscando algo”.

Hasta el día de hoy, algunos estudiosos, e incluso algunos que conocían a Morgan, especulan que fue enviado al Escambray por el C.I.A. Pero, como revelan los documentos desclasificados, Hoover y sus agentes habían descubierto algo más inquietante. Morgan no estaba trabajando para la agencia o un equipo de inteligencia extranjero o la mafia. Estaba operando solo.

Continuará

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 26, 2020


 

El Informe Semanal de Mario Sandoval ◄► Febrero 26, 2020

Share

.

Desde el penal de Campo de Mayo, el Profesor Mario Sandoval no brinda su opinión con respecto al panorama Nacional e Internacional actual. 

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 26, 2020


 

26 de febrero de 1990: Los sandinistas son derrotados en las elecciones nicaragüenses

Share

.
Un año después de acordar elecciones libres, el gobierno izquierdista sandinista de Nicaragua pierde en las urnas. Las elecciones pusieron fin a más de una década de esfuerzos de Estados Unidos para derrocar al gobierno sandinista.

Somoza
Reagan

Los sandinistas llegaron al poder cuando derrocaron al dictador Anastacio Somoza en 1979. Desde el principio, los funcionarios estadounidenses se opusieron al nuevo régimen, alegando que era marxista en su orientación. Ante esta oposición, los sandinistas recurrieron al bloque comunista en busca de asistencia económica y militar. En 1981, el presidente Ronald Reagan dio su aprobación para el apoyo encubierto de los Estados Unidos a los llamados Contras, rebeldes antisandinistas basados ​​principalmente en Honduras y Costa Rica. Este apoyo continuó para la mayor parte de la administración Reagan, hasta que la desaprobación del público estadounidense y los informes de abusos de Contra empujaron al Congreso a cortar los fondos.

En 1989, el presidente nicaragüense Daniel Ortega se reunió con los presidentes de El Salvador, Costa Rica, Honduras y Guatemala para elaborar un plan de paz para su nación. A cambio de las promesas de las otras naciones de cerrar las bases de Contra dentro de sus fronteras, Ortega acordó celebrar elecciones libres dentro de un año. Se llevaron a cabo el 26 de febrero de 1990. Ortega y los sandinistas sufrieron una sorprendente derrota cuando Violeta Barrios de Chamorro, viuda de un editor de un periódico asesinado durante los años de Somoza, obtuvo el 55 por ciento de los votos presidenciales. La oposición también capturó la Asamblea Nacional.

Chamorro
Ortega

La elección de Chamorro fue un repudio de más de 10 años de gobierno sandinista que se caracterizó por una guerra destructiva con los contras y un sistema económico en quiebra. Estados Unidos vio la victoria de Chamorro como una validación de su largo apoyo a los contras, y muchos analistas compararon la derrota electoral de los sandinistas con el derrumbe de los regímenes comunistas en Europa del Este durante el mismo período. Los críticos de la política de Estados Unidos hacia Nicaragua respondieron que las negociaciones entre los presidentes centroamericanos habían traído elecciones libres a Nicaragua, lo que casi 10 años de apoyo estadounidense al conflicto armado no habían podido lograr.

A raíz de las elecciones, la administración del presidente George Bush anunció de inmediato el fin del embargo de Estados Unidos contra Nicaragua y prometió una nueva asistencia económica. Aunque surgieron rumores de que el ejército y las fuerzas de seguridad controlados por los sandinistas no aceptarían a Chamorro, fue inaugurada sin incidentes.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 26, 2020


 

Tensión en el aire

Share

.

Dana Ghazi Mustafa es la mujer de Carolina del Norte que amenazó con “apuñalar a todos” durante un vuelo de Alemania a Virginia, Estados Unidos, el 22 de febrero de 2020. Según una declaración jurada criminal, Mustafa también dijo que se suicidaría, y agregó: “¡Soy palestina! Así es como trabajamos “.

Los fiscales del Distrito Este de Virginia dicen que Mustafa pateó a un Marshall Federal del avión y se resistió a ser esposada después de que una azafata le dijo que no tenía permitido fumar en el avión. El oficial que la arrestó dijo que Mustafa olía fuertemente a alcohol en ese momento.

Si es declarada culpable de agredir a un agente federal, Mustafa enfrenta una sentencia máxima de ocho años tras las rejas. Un juez decidió que podría ser puesta en libertad bajo fianza, y se le ordenó someterse a pruebas de salud mental.

Dana Ghazi Mustafa viajaba en el vuelo 933 de United Airlines el 22 de febrero cuando atrajo la atención de los oficiales federales también a bordo. Según la denuncia penal, Mustafa intentó fumar al menos tres veces durante el vuelo.

Las azafatas primero hablaron con Mustafa después de que un detector de humo se disparó en el baño del avión. Un asistente le dijo que no tenía permitido fumar y le pidió que volviera a su asiento.

La declaración jurada establece que la tripulación “observó que Mustafa estaba llorando y visiblemente molesta”. Le dijo a una de las azafatas que acababa de perder a sus familiares. Ella afirmó que habían muerto en un accidente automovilístico causado por un conductor ebrio. La tripulación trasladó a Mustafa a un asiento más cómodo.

Una vez en el nuevo asiento, Mustafa golpeó el monitor de TV en el respaldo del asiento y arrojó unas monedas al piso, según la declaración jurada. Unos minutos más tarde, se levantó de nuevo y caminó “hacia la parte trasera del avión mientras golpeaba el maletero del avión”. Una vez más, una azafata le dijo a Mustafa que volviera a su asiento y dejara de fumar. Mustafa acató la orden, pero después de otros 10 minutos, Mustafa se levantó nuevamente para fumar. Esta vez, empujó a una azafata e intentó encerrarse en el baño. Dos oficiales federales a bordo intervinieron en ese instante.

Según una página de Facebook eliminada desde entonces, Dana Ghazi Mustafa trabajaba como maestra en Magnolia Montessori. Ella señaló a Durham, Carolina del Norte como su ciudad natal.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 26, 2020


 

La Policía y actividad paranormal

Share

.

Los oficiales de policía tienen un trabajo muy duro. Experimentan todos los lados de la humanidad, desde los desgarradores momentos de pérdida hasta los de compasión y misericordia, incluso el lado oscuro y horrible de la psique humana. Los oficiales de policía deben abordar cada situación desde un punto de vista crítico, sin saber si un simple boleto de exceso de velocidad podría convertirse en un tiroteo. Y también…

 

Una estación de policía de Arizona recibía llamadas todas las semanas de este tipo que pensaba que los extraterrestres leían su mente y lo iban a secuestrar. Un oficial se cansó de ir a la residencia a tranquilizar al pobre ciudadano, así que le hizo un sombrero de papel de aluminio y le dijo que los extraterrestres no pueden penetrar ese material. Un mes después recibe una llamada del mismo tipo que dice que perdió su sombrero y que necesitaba uno nuevo.


Un policía de Sheffield, UK, respondió a una llamada donde una mujer que decía que el fantasma de un gato estaba debajo de su cama. También afirmaba que ella nunca fue dueña de un gato, por lo que no sabía de quién era el gato fantasma. El agente de policía llegó a la casa de la asustada mujer, miró bajo la cama, tomó a hermoso gato entre sus brazos y lo adoptó llevándolo a su casa. Problema resuelto.

Un sheriff de un condado pequeño en Nebraska recibió un llamado por la noche donde el informante mencionaba que había personas perturbando la paz en la semi-rural zona donde ella se hallaba y que pensaba que eran seres extraterrestres muy feos. Nada extraño a primera vista. El hombre de la ley rastreó el área general sin encontrar nada fuera de lo normal. La denunciante era una hippie de mediana edad. Ella procedió a decirle que un OVNI había aterrizado en las cercanías y vio a los extraterrestres gritando y comiendo pasto. Al llegar al lugar donde ella habia alegado ver a los extraterrícolas, ella señaló a los causantes del problema. El policía divisó once vacas rumiando y alimentándose. El sheriff sonrió, la saludo amablemente y se marchó.

Un oficial de policía de Surrex, Inglaterra, fue enviado a la casa de una mujer quién aseveraba que estaba atrapada dentro de la casa. El oficial apretó el timbre para solo escuchar la voz de la mujer diciendo que la puerta estaba abierta. Al entrar, el veterano oficial encontró a una hermosa joven desnuda, de pie, dentró de un círculo de sal.

Según la joven de unos 18 años, su novio -experto en curanderías varias- la había dejado alli afirmando que si atravesaba el círculo, se convertiría en un rinoceronte rosa.

El oficial tomó una escoba, abriendo un “pasadizo” en el anillo de sal y rescatando a la joven. Esta le dijo que en su cultura, cuando un hombre liberaba a una doncella, esta le pertenecía a él de por vida. 

“Si bien era tentador”, dijo el policía “No creo que a mi esposa le gustaría que llevara a tal chiflada a casa…”


Una anciana llamaba a la policía casi semanalmente para quejarse de que había un fantasma en su casa. Entraban, examinaban y le decían que no podían encontrar nada. Un día, uno de los muchachos del escuadrón es enviado a la casa de esta dama. Él entra, preocupado, y le pregunta si ella tiene una botella de 2 litros. Ella asiente solemnemente con los ojos muy abiertos y vacía una botella de Coca-Cola en la pileta de la cocina.

“Señora, voy a tener que pedirle que espere afuera. Podría ponerse peligroso”, dijo el policía.

Asustada, la mujer fue hacia el jardín delantero. El policía subió las escaleras, enciendió un cigarrillo y sopló el humo en la botella de 2 litros. Luego de un minuto o dos, salió corriendo de la casa, sosteniendo triunfalmente la botella llena de humo y gritando “¡Atrapé el fantasma! ¡Finalmente, atrapé el fantasma! “. Arrojó la botella en la parte posterior de su Crown Victoria y salió corriendo. Nunca volvieron a recibir una llamada de la señora.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 26, 2020


 

Noticias más vistas ☼ Febrero 25, 2020

Share

Las noticias más leídas en PrisioneroEnArgentina.com. Las más comentadas, las más polémicas. De que está la gente hablando…

REINICIO Febrero 24, 2020 00.00 HORAS –
HORA DE CONTROL Febrero 25, 2020 23.23 HORAS

HOME     1,196,735

  FORD MUSTANG DT FASTBACK 1968…   376,966

  MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA, EL OTRO …    296,772

  Juán Perón elegido en Argentina     256,347

  Curiosidades sobre Harrison Ford     199,956

  City 40     177,021

  EL COMANDANTE YANKI      136,299

  Accidentes en Luz, Cámara, acción     129,022

  EXORCISMO     128,966

El Bunge que apenas conocí     128,471

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 25. 2020


 

El Bunge que apenas conocí

Share

.

Por FABIAN KUSSMAN

Unos años atrás, entré en una discusión con un amigo sobre la eficacia o el fracaso de visitar a un psicoanalista. Por supuesto, era ese un debate de borrachos de café, ya que mi postura obedecía a lo mentalmente fuerte que pretendía ser yo, y la desesperación por buscar soluciones de mi amigo, a quién no mencionaré por razones de privacidad, pero -bajo presión- lo señalaré como Bryan Bloch, hombre de negocios y analista político.

En la premura de encontrar respuestas a sus problemas, fuertemente vinculados a su soltería y haber atravesado los cincuenta años siendo un solterón, apilaba grandes plenos en un casillero cercano a una divinidad terrenalmente representada en la tierra por un profesional de la psicología. Mi posición se centraba en que -de encontrar una réplica- esto tomaría tiempo, que por más que el experto fuera el mejor en su categoría, tendría que formarse una línea de conocimiento entre ambos para encontrar ciertos ejercicios a practicar fuera del consultorio, en la vida diaria.

Mario Augusto Bunge fue un filósofo argentino de ciencia y físico que fue principalmente activo en Canadá. 
Nacimiento: 21 de septiembre de 1919 (100 años), Florida Oeste, Argentina
Fallecido: 25 de Febrero de 2020, Montreal, Canadá

Bryan entendía que -debido a todos los casos enfrentados- el profesional llegaría a una rápida conclusión aquietando o evaporando la contrariedad o derivándolo a un siquiatra que le pudiera medicar.

Esta confrontación de parlanchines tuvo como resultado utilizar el argumento de la autoridad y de la clasificación de la autoridad por su importancia popular o de premios recibidos. Fue de esta manera que pasaron artículos de Piaget, Jung, Ellis y tantos otros de los cuales -confieso- nunca había oído hablar.

Gracias a los servicios de un tercero, con cierto desconocido contacto, pude llegar a conversar telefónicamente unos pocos minutos con Mario Bunge, en su oficina en Canadá.

-Son todos charlatanes! -sentenció el académico.

Bunge debe haber percibido mi asombro ante tan tajante respuesta, más sabiendo que una de sus hijas es psicóloga, que elaboró una hipotesis un escalón más concientizada.

-No hacen laboratorio y nunca podrán vivir dentro de la mente de sus pacientes.

A lo largo de los años, intercambié unos pocos emails con el profesor Bunge, mayormente orientados a historia reciente Argentina y sus lazos con la ciencia, y como cada uno de los gobiernos retrasaron la investigación y el desarrollo de la materia.

Un hombre sumamente agradable, aunque pasional al acentuar sus puntos de vista. Hoy murió Mario Bunge, y con este lamentable hecho, habrá un tipo auténtico menos en este cínico planeta.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 25, 2020


 

CARTA ABIERTA AL GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE JUJUY GERARDO MORALES

Share

.

Antes de comenzar esta carta voy a presentarme, soy el teniente coronel Ariel Rolando Valdiviezo, Preso Político del gobierno argentino, aunque ya me debe conocer puesto que es la segunda  carta abierta,  la primera de ellas (cuyo link transcribo para quien tenga interés de leerla)

https://prisioneroenargentina.com/index.php/2019/02/05/mauricio-macri-gestor-del-genocidio-de-ninos-gerardo-morales-complice/
Por supuesto y como es costumbre en los políticos argentinos cobardes, hipócritas y corruptos, nunca se dignó a contestar la misma escondiéndose bajo el poder le da el pueblo, pero esto no es el motivo de esta segunda carta, el verdadero motivo de la misma es que usted se hace cómplice del Estado Nacional que está asesinando uniformados, ex jueces, civiles y sacerdotes que combatieron a los terroristas guerrilleros en la década del 70.  
De la cual transcribo el siguiente párrafo: Este gobernador al igual que el presidente, creyéndose un Dios, no solo violó las leyes establecidas por el CREADOR, también violó las leyes que están sustentadas por la Constitución Nacional, al respecto, también desoyó los consejos de 28 obstetras de no interrumpir el embarazo, por las condiciones en que se encontraba esta nena de 12 años, ese acto era inviable ya que conduciría seguramente a la muerte de la criatura,  tal cual ocurrió.” y sabe MORALES, eso constituye un  homicidio, por el cual usted deberá pagar algún día, sea aquí en la tierra  hoy, o en la inmensa misericordia de nuestro Señor Jesucristo.

Pasó a fundamentar el porqué es cómplice del asesinato de más de 560 verdaderos Presos Políticos en las cárceles de este país.

Escuchando el reportaje que le hiciera FEINMANN telefónicamente por la barbaridad que dijera la “Negra” Vernaci, respecto a que Jujuy es parte de Bolivia, usted como todos los gobernadores, mentirosos, cobardes, hipócritas y traidores a la Patria, niega la existencia de presos políticos en la argentina cuando menciona: “…  el presidente niega que haya presos políticos, tienes razón…”. (PRUEBA 1).

La verdad que no podía esperar nada distinto de usted, siendo un discípulo del atorrante  y ex presidente Raúl Alfonsín,  porque sin duda debe recordar perfectamente que fue quien comenzó el juicio a los militares con el  famoso juicio denominado 13/84 es decir el juicio a los comandantes en jefe de las fuerzas armadas,  y como tampoco ignora que ese fue el primer juicio ilegal al sacarlos de sus jueces naturales y de su código de Justicia Militar en violenta violación del artículo 18 de nuestra Constitución Nacional.

Raúl Alfonsin
Elizabeth Vernaci
Ricardo Lorenzetti

Tampoco ignora de los 2500 presos políticos acusados ilegalmente de lesa humanidad y  detenidos arbitrariamente, que como le mencionara están siendo asesinados en las cárceles de este país,  y usted cobardemente encubre estos asesinatos al negar que existan presos políticos, ya que tampoco ignora o al menos debería saber, que Preso Político es todo aquel que es detenido, encarcelado, juzgado y condenados por decisiones políticas e ideológicas, violando olímpicamente todos sus derechos constitucionales incluyendo los derechos internacionales que el Estado Argentino se comprometió a cumplir, como tampoco ignora que esto fue mencionado por el mismísimo ex presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, LORENZETTI, denominado con el alias “EL MONO” en la organización terrorista Montoneros, cuando descaradamente mencionaba que seguía una política de estado, en contra de los mandatos supremos de la Constitución Nacional. 

Su contestación a este periodista, está llena de una cobardía e hipocresía absoluta, colaborando en mantener oculta la verdadera historia de nuestra querida Patria en la década de 1970, haciendo de todos estos combatientes muertos vivientes, ya que gracias a sus dichos seguimos inexistentes y a los que a nadie les importa un carajo.

Si el gobernador de una provincia que se destacó en la lucha de la independencia, como también en la guerra de guerrilla en el monte tucumano, para que hoy Ud. pueda gobernar, niega a los que salvaron a la Patria, ¿Que puedo esperar del resto de los políticos que deberían guiar por el buen camino y no hacia un profundo precipicio del cual se nos hace más difícil cada día poder salir?  

Es Ud. un claro ejemplo de todos los gobernadores y políticos de la argentina, que, en vez de tapar la grieta, a mi entender, todos los días hacen algo para profundizarla, mientras roban al pueblo en beneficio propio tal cual lo manifiesta permanentemente una persona que de esto algo sabe, me refiero al economista Javier Milei

De la misma manera en que la casi totalidad de los periodistas, en este caso Feinman, les permiten y aceptan las mentiras a la lacra de los políticos, sin atreverse luego a desmentir los dichos aberrantes de estas personas, para quienes solo les preocupa enriquecerse a costa de pueblo.

PP- VGMT  (PRESO POLÍTICO – VETERANO DE LA GUERRA EN MONTE TUCUMANO)

ARIEL VALDIVIEZO.

 


PrisioneroEnArgentina.com

febrero 25, 2020


 

EL “NEGACIONISTA” PRESIDENTE ALBERTO FERNÁNDEZ

Share

.

NORA CORTIÑAS Vs. ALBERTO FERNÁNDEZ, DIEZ A CERO.

 Por CLAUDIO KUSSMAN

El viernes 21 de febrero pasado, ALBERTO FERNÁNDEZ durante la ceremonia de despedida a un contingente de Cascos Azules en Campo de Mayo, acompañado por su Ministro de Defensa Agustín Rossi, osó hacer un llamado  a “dar vuelta la página” en la relación con las “nuevas” Fuerzas Armadas. Por eso aclaró que: “hoy todos los oficiales y suboficiales son hombres de la democracia, egresaron de sus escuelas en democracia”, pero de nada le sirvió. NORA CORTIÑAS, de 89 años de edad, militante desde el año 1977 y defensora de los derechos humanos (para algunos), cofundadora de Madres de Plaza de Mayo, de inmediato salió a repudiarlo. Progenitora de GUSTAVO CORTIÑAS un “joven idealista” que habría sido desaparecido en abril de 1977 sostuvo: “no hay posibilidad de reconciliación con los genocidas”, afirmando que el presidente era un NEGACIONISTA. Ante ello un muy atribulado FERNÁNDEZ, pensando que quizás lo procesen por la ley que está impulsando para castigar a aquellos que nieguen lo de los 30.000 desaparecidos (sabemos que en Argentina la ley cuando se les da la gana,   se puede aplicar en forma retroactiva) pegó una reculada de aquellas. No le alcanzaron los dedos de sus manos para pedir disculpas a través de las redes aclarando que: “él siempre va a acompañar en la búsqueda de la verdad y en la imposición de Justicia sobre los culpables que, en el pasado, fueron parte de un perverso accionar”. Por supuesto de los asesinatos de hombres, mujeres y niños cometidos por los “jóvenes idealistas” nada dijo, porque en  política y en la sociedad argentina vil e hipócritamente hay muertos buenos y muertos malos. Tampoco nada dijo que la Justicia corrompida a mas no poder, se aplica según las normas tácitamente impuestas por “la política de estado”. En definitiva, señores prisioneros  adultos mayores, con estos mensajes leídos con atención  por los temerosas togados federales a prepararse, la mano viene dura y sí o sí se ratifica una vez más que el trágico final lo tenemos asegurado. Desde ya que los reptantes uniformados de todas las fuerzas ni lerdos ni perezosos, tras leerlo al Comandante en Jefe,  aumentarán su nivel de estigmatización hacia nosotros, “los más bobos del barrio”, destinados a pagar culpas y desaguisados, propios y ajenos, de un pasado que no debió existir.      

Febrero 21, Alberto Fernández y Agustín Rossi en Campo de Mayo, antes de “dar vuelta la página”, que luego del repudio de NORA CORTIÑAS, la volvió a dar vuelta.

 

 

Claudio Kussman

Comisario Mayor (R) 

Policía Pcia. Buenos Aires

Febrero 25, 2020

claudio@PrisioneroEnArgentina.com

Nora Cortiñas, de 89 años de edad, desde 1977 es una militante y defensora de los derechos humanos argentina, cofundadora de Madres de Plaza de Mayo. Tiene un hijo desaparecido y confunde la lógica, el pañuelo verde que luce en su muñeca izquierda, que la identifica como partidaria del aborto libre y gratuito.

“Por eso, mis queridos orejones del tarro, a seguir laburando, la neurona atenta, vermouth con papas fritas… y ¡Good Show!”

Tato Bores (1927-1996)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 25, 2020


 

 

Los Arregladores de Escándalos

Share

.

El teléfono de Howard Strickling siempre estaba sonando. Primero podría ser Jean Harlow, aterrorizada de que William Powell la hubiera dejado embarazada. Luego podría ser un guardia de seguridad, informándole que había rescatado a un beligerante Spencer Tracy de otro bar. Una vez fue Marlene Dietrich, angustiada después de descubrir el cadáver de John Gilbert.

Powell
Mannix
Harlow
Strickling

Como jefe de publicidad de MGM, Strickling “manejó” todos estos asuntos potencialmente escandalosos para las estrellas del estudio. Desde la década de 1930 hasta la década de 1960, trabajó con el gerente general de MGM, Eddie Mannix, para mantener las imágenes cuidadosamente seleccionadas que MGM había construido para cada una de sus estrellas de cine. Eso significaba mantener las historias dañinas fuera de la prensa o, si era demasiado tarde, hacer que esas historias desaparecieran.

Antes de que Superman obtuviera su propia película, George Reeves interpretó al héroe legendario en una vieja serie de televisión. Sin embargo, Reeves se hizo más conocido por ser encontrado muerto en su casa de Hollywood, baleado varias veces. El misterio de su muerte conmocionó a Hollywood durante años y nunca se ha resuelto. Un rumor habla de un romance entre Reeves y la esposa de Eddie Mannix.

Tracy
Dietrich
Gilbert

Mannix y Strickling eran un equipo poco probable. Mannix, un matón que se juntaba con mafiosos, llamó la atención de los hermanos ejecutivos de cine Nick y Joseph Schenck mientras trabajaba en la construcción de su parque de atracciones en Fort Lee, Nueva Jersey.

Strickling fue un “ex periodista apuesto” que hizo la transición a la publicidad de MGM en 1919. Pero juntos, anularon casi todo tipo de elemento sensacionalista imaginable, como se detalla en el libro The Fixers escrito por EJ Flamenco.

Garland
Turner
Asther
Duncan

Cuando Harlow, Judy Garland, Lana Turner y muchas otras actrices de MGM quedaron embarazadas fuera del matrimonio, los dos hombres consiguieron abortos apresurados. (Cubrieron las visitas con nombres falsos e incluso dolencias falsas. Muy consciente del alcoholismo de Tracy, Strickling asignó un equipo completo de ambulancias “Tracy Squad” compuesto por un conductor, un médico y cuatro “Asistentes” que eran realmente guardias de seguridad.

Cuando las estrellas “difíciles” rechazaron la ayuda de Strickling y / o Mannix, los arregladores no tuvieron reparos en abandonar o destrozar las carreras de actores y actrices. Después de que el actor homosexual Nils Asther se negó a mantener su matrimonio falso con la actriz de vodevil Vivian Duncan por más tiempo, Strickling dio luz verde a un artículo de 1933 en la revista Screenland que cuestionaba por qué Asther no vivía con su esposa y su hijo, e implicaba en gran medida que el problema no era su estilo de vida sino otras mujeres. Asther fue despedido poco después.

Young
Gable

Pero quizás el ejemplo más salvaje del intrincado trabajo de los encargados del estudio fue la curiosa “adopción” de Loretta Young de su hija biológica Judy Lewis.

Young quedó embarazada de su coprotagonista Clark Gable en 1935, mientras filmaban The Call of the Wild. En ese preciso momento Gable había contraído enlace con la segunda de cinco esposas, Maria Langham, y según la nuera de Young, el encuentro sexual no fue consensuado.

Young era católica y se negó a abortar, por lo que Strickling la escondió. Primero le dijo a la prensa que estaba de vacaciones, luego simplemente enferma, pero cuando se perdió la boda de su hermana, los periodistas entraron en un frenesí de especulaciones. Así que organizó una entrevista entre su amigo, un periodista de Photoplay, y Young, que tenía casi nueve meses de embarazo. Young permaneció en una cama repleta de almohadas y mantas colocadas estratégicamente durante toda la conversación. Una enfermera de estudio fue enviada varias veces para reemplazar una botella intravenosa de apoyo.

Después de que Young dio a luz a su hija, el sistema se puso en marcha. La niña se quedó en un bungalow en Venice Beach durante varios meses y luego fue colocada en un orfanato. Más de un año después, Young anunció que planeaba adoptar dos niños huérfanos. Pero en un giro sorpresivo de los acontecimientos, explicó, la madre biológica vino a reclamar el segundo bebé totalmente inexistente. Así que ella simplemente terminó con Judy, su verdadera hija biológica. Los reparadores de MGM la ayudaron a planificar cada paso de esta elaborada historia, que Young mantuvo públicamente durante toda su vida. Ella solo confirmó la verdad a su hija en 1966, y al mundo en su autobiografía publicada póstumamente en el año 2000.

Douglas
Ross

A lo largo de este complicado caso, Strickling y Mannix siguieron los deseos expresos de Young. Técnicamente, estaban trabajando en su mejor interés. Pero los dos reparadores también cometieron transgresiones horribles contra las mujeres para proteger el estudio, y en ninguna parte es más evidente que con Patricia Douglas.

Patricia Douglas no era un nombre como Loretta Young, y así lo quería. La joven bailarina terminó en Hollywood solo porque su madre albergaba sueños de diseñar disfraces de películas. Como David Stenn escribió en Vanity Fair, “ella no bebió, salió o soñó con la fama cinematográfica”. Pero había aparecido en musicales para Warner Brothers y Columbia Pictures, y así es como se encontró con un casting de MGM en 1937. Si bien creía que era para otro papel de baile en una película, en realidad era para una fiesta.

La fiesta fue parte de una convención de ventas de cinco días para celebrar el gran año de MGM. Esta fiesta en particular, de acuerdo con el calendario de convenciones obtenido por Vanity Fair, fue un “asunto de el salvaje y lejano oeste, donde los hombres son hombres“. Los hombres, en este punto, habían estado bebiendo durante tres días seguidos. Después de que Douglas llegó al “rancho” propiedad del estudio con otros 120 bailarines en trajes cortos de vaquera, se dio cuenta lentamente de que había sido llevada en autobús como un juguete para hombres de negocios borrachos y lujuriosos. Uno de ellos estaba especialmente interesado en ella.

Douglas encontró a David Ross espeluznante desde el principio, e intentó esquivarlo escapando al baño de damas. Pero cuando ella volvió a la fiesta, él y otro hombre, por su recuerdo, la sostuvieron y le vertieron licor por la garganta. Se liberó para vomitar en el baño y tropezar afuera para tomar aire fresco. Fue allí donde Ross la encontró, la arrastró hasta su auto y la violó.

Douglas fue llevada al hospital y examinada por un médico que pertenece prácticamente a MGM. Ninguno de los policías en la fiesta se molestó en presentar un informe penal. Douglas presentó una denuncia contra Ross ante la oficina del fiscal de distrito de Los Ángeles y llevó su historia a la prensa. Mannix, que había estado en la fiesta, saltó para defender a MGM. Él, sistemáticamente asesorado presentó un fuerte batallón de testigos que potencialmente hundirían a Douglas en calumnias. El incidente fue retratado como una exuberante mentira. Algunos que previamente habían dado declaraciones que respaldaban sus afirmaciones no las repetirían en la corte. Su caso penal falló, y MGM también logró retrasar su demanda civil mientras encaragaba a Mannix para solucionar el tema. Douglas trató una vez más que el caso no quedará olvidado en algún cajón de tribunales, pero solo logró que su propio abogado la traicionara. No había otro recurso, y su historia fue efectivamente borrada durante décadas.

Cuando más tarde se le preguntó acerca de Douglas, Mannix supuestamente bromeó: “La matamos en vida”.

Otash

Strickling y los días de reparador de Mannix terminaron en la década de 1960. Strickling se retiró en 1969 y Mannix murió en 1963, cuando el sistema de estudio ya se dirigía hacia el colapso. Ningún verdadero sucesor se levantó para tomar su lugar, ya que los reparadores tradicionales tenían poco sentido fuera de un sistema de estudio tradicional, donde los actores son dueños de su propias vidas y están sujetos a las cláusulas de moralidad (o no) establecidos por los cambios de la sociedad. Pero Fred Otash podría ser considerado el heredero imperfecto de Strickling y el sombrío imperio de Mannix.

Otash era un ex policía de LAPD convertido en investigador privado que se hizo cargo de clientes famosos, incluidos Peter Lawford, Errol Flynn, Bette Davis y Judy Garland. A veces espiaba a personas para ayudar a sus clientes con asuntos personales desordenados. Otras veces proporcionaba seguridad. (El ex marido de Garland recuerda a Otash cuidando su casa). Pero Otash jugó en ambos lados. Como freelance para el tabloide sórdido Confidencial, ayudó a sacar varias estrellas del closet y a esparcir rumores dañinos.

Lawford
Davis
Flynn

Debido a la reputación de Otash, sus historias sensacionales a menudo fueron cuestionadas. Aunque Otash le dijo a los asociados que se apresuró a la casa de Lana Turner la noche en que su novio, Johnny Stompanato, fue apuñalado por su hija Cheryl Crane, e incluso fue acusado de quitar el cuchillo del cuerpo, Otash descartó la historia en una entrevista de 1991. “El jefe de policía de Beverly Hills, Clinton Anderson, una vez me acusó de quitar el cuchillo del cuerpo de Stompanato, limpiar las huellas digitales de Lana Turner, poner las huellas digitales de Cheryl Crane y luego volver a meter el cuchillo en el cuerpo”, dijo. “Es una locura.”

Gran parte del trabajo de Strickling, Mannix y Otash está ligado a informes y rumores contradictorios. Pero si sus hechos confirmados son una indicación, fueron los encargados de la reparación, no los cineastas, quienes inventaron los cuentos más retorcidos del viejo Hollywood.

 


PrisioneroEnArgentina.com

febrero 25, 2020


 

Trump en India

Share

.

Decenas de miles de personas han recibido este lunes al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Ahmedabad (Estado de Gujarat, noroeste), el feudo del primer ministro indio, Narendra Modi, donde dio comienzo a su viaje oficial al país asiático. En su primera visita a la India como presidente estadounidense, Trump tiene previsto firmar acuerdos militares con Modi, aliado estratégico de su Administración. La delegación estadounidense también busca limar asperezas con Nueva Delhi, con quien mantiene una disputa arancelaria cuando la guerra comercial con China ofrece una oportunidad de negocio entre las dos democracias más grandes del mundo.

Como anunció Modi para regocijo de su homólogo estadounidense, más de 110.000 personas aplaudieron a Trump desde las gradas del estadio de críquet de Motera, el más grande del mundo, aún en construcción pero engalanado para el evento, en una jornada empañada por las protestas en la capital india, donde las fuerzas de seguridad han cargado este lunes contra los manifestantes que protestan por la ley de ciudadanía que excluye a musulmanes migrantes de poder solicitar asilo en India. Al menos un policía ha resultado muerto en los enfrentamientos, mientras las autoridades locales decretaban el cierre de todas las escuelas este martes en el distrito noreste de Delhi.

Trump, que recordó durante su intervención al padre de la independencia india, Mahatma Gandhi, también enumeró los éxitos del Gobierno de Modi durante su discurso. Sin embargo, fue su referencia a la lucha antiterrorista en la frontera con Pakistán, vecino y enemigo irreconciliable de la India, la que más vítores se llevó. “Mi Gobierno trabaja con Pakistán para acabar con los grupos terroristas y para reducir las tensiones entre todas las naciones del sur de Asia”, dijo Trump.

Modi
Trump

Aliado tradicional de Pakistán, EE UU ha acercado no obstante posiciones con la India a medida que esta se distanciaba de Rusia, coincidiendo con su apertura económica en las dos últimas décadas. Muestra de ello es la visita a la India, la cuarta de un mandatario de la Casa Blanca en dos décadas, prueba de la creciente alianza estratégica en el corredor indo-pacífico. Esta renovada relación se materializará con un acuerdo de compra de material militar estadounidense por valor de 2.600 millones de dólares, que Modi y Trump firmarán este martes.

Pero el viaje de 36 horas de la delegación norteamericana no cierra la disputa económica entre las dos potencias. En junio de 2019, Estados Unidos retiró al país asiático del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) y le impuso tasas arancelarias para exportaciones valoradas en unos 5.600 millones de dólares. Desde entonces, Washington reclama más entrada al mercado lácteo y de la avicultura en India, así como menos control sobre aparatos médicos. La India reclama más acceso de sus productos farmacéuticos y agrícolas a EEUU, su segundo mayor socio comercial tras China.

El comercio bilateral de bienes y servicios de ambos alcanzó el récord de 142.600 millones de dólares en 2018. Tras meses de negociaciones, fuentes estadounidenses indican que las propuestas tarifarias para impulsar el programa Make in India —lanzado por Modi en 2014 para potenciar el sector manufacturero del país asiático— han dificultado el acuerdo, que tendrá que esperar a las presidenciales de noviembre en Estados Unidos.

La “dureza negociadora de Modi”, como la ha descrito Trump, no impide la buena relación entre ambos, subrayada este lunes en el discurso del presidente norteamericano. Por su parte, Modi ha hecho un despliegue nunca visto para una visita de solo tres horas a Ahmedabad, invirtiendo 12 millones de dólares en el embellecimiento de sus calles, incluida la construcción de un muro para ocultar una de las barriadas de chabolas cercanas al aeropuerto. El estadounidense tiene más seguidores en la India que en ningún otro país y, como magnate, su mayor gama de negocios fuera de EE UU.

Al grito de “Namasté Trump” (Bienvenido, Trump), Modi ha conseguido que el discurso del presidente estadounidense obvie los abusos de derechos humanos en Cachemira, región en disputa entre la India y Pakistán y cuya parte india está bajo control de Nueva Delhi desde agosto, una vez revocado el estatuto de autonomía de que gozaba, así como el precario estado de la libertad religiosa en India. Los dos temas, que figuran en la agenda de la delegación estadounidense, serán no obstante tratados durante el encuentro privado que los dos líderes mantendrán este martes en Nueva Delhi. Tras esta reunión, Trump regresará a EEUU poniendo fin al que probablemente sea uno de sus últimos viajes oficiales al extranjero antes de las presidenciales de noviembre.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 25, 2020


 

EL COMANDANTE YANKI ▬ Primera Parte

Share

.

Por un momento, fue cubierto por la noche de La Habana. Era como si fuera invisible, como lo había sido antes de venir a Cuba, en medio de la revolución. Entonces una explosión de reflectores lo iluminó: William Alexander Morgan, el gran comandante yanqui. Estaba de pie, con la espalda apoyada en una pared llena de balas, en un foso vacío que rodeaba La Cabaña, una fortaleza de piedra del siglo XVIII, en un acantilado con vistas al puerto de La Habana, que se había convertido en una prisión. Manchas de sangre se estaban secando en el terreno donde habían disparado a otros sospechados de disidentes a La Revolución Cubana, momentos antes. Morgan, que tenía treinta y dos años, parpadeó hacia las luces. Se enfrentó a un pelotón de fusilamiento.

Morgan

Los ejecutores miraron al hombre que les habían ordenado matar. Morgan medía casi seis pies (182 cm) de alto y tenía los poderosos brazos y piernas de alguien que había sobrevivido en la naturaleza. Con una mandíbula rígida, una nariz pugnaz y un cabello rubio desaliñado, tenía el aspecto galante de un aventurero en una serie de películas, de un retroceso a un período anterior, y habían aparecido fotografías de él en periódicos y revistas de todo el mundo. Las imágenes más atractivas, tomadas cuando luchaba en las montañas, con Fidel Castro y el Che Guevara, mostraban a Morgan, con una barba indómita, sosteniendo una metralleta Thompson. Aunque ahora estaba afeitado y vestía ropa de prisión, los verdugos lo reconocieron como el misterioso Americano que una vez había sido aclamado como un héroe de la revolución.

Era el 11 de marzo de 1961, dos años después de que Morgan había ayudado a derrocar al dictador Fulgencio Batista, llevando a Castro al poder. La revolución se había fracturado desde entonces, sus líderes devorandose entre sí para no perder el poder, entre ellos Fidel Castro quién veía enemigos de Su Revolución en todas las esquinas, pero la vista de Morgan ante un pelotón de fusilamiento fue un shock. En 1957, cuando todavía se veía a Castro como luchando por la democracia, Morgan había viajado desde Florida a Cuba y se había adentrado en la selva, uniéndose a una fuerza guerrillera. En palabras de un observador, Morgan era “como Holden Caulfield (El héroe ficticio de Salinger) con una ametralladora”. Fue el único estadounidense en el ejército rebelde y el único extranjero, además del “Che” Guevara, un argentino, en ascender al rango más alto del ejército, comandante.

Después de la revolución, el papel de Morgan en Cuba despertó una fascinación aún mayor, ya que la isla se enredó en una batalla más grande, la Guerra Fría. Un estadounidense que conocía a Morgan dijo que había servido como el “hombre jefe de la capa y la espada” de Castro.

En ese crucial momento de vida o muerte Morgan fue acusado de conspirar para derrocar a Castro. El gobierno cubano afirmaba que Morgan había estado trabajando para la inteligencia de los EE. UU., que en realidad era un agente triple. Morgan negó las acusaciones, pero incluso algunos de sus amigos se preguntaron quién era realmente y por qué había venido a Cuba.

Antes de que Morgan fuera conducido fuera de La Cabaña, un interno le preguntó si había algo que pudiera hacer por él. Morgan respondió: “Si alguna vez sales vivo de aquí, lo cual dudo que lo hagas, trata de contarle a la gente mi historia”. Morgan comprendió que había más en juego que su vida: el régimen cubano distorsionaría su papel en la revolución, si no lo eliminaba del registro público, y el gobierno de los Estados Unidos guardaría documentos sobre él en archivos clasificados, o los “desinfectaría” ocultando pasajes con tinta negra. Sería borrado, primero del presente, luego del pasado.

El jefe del pelotón de fusilamiento gritó: “¡Atención!” Los verdugos levantaron sus rifles belgas. Morgan temía por su esposa, Olga, a quien había conocido en las montañas, y dos hijas pequeñas. Siempre había logrado doblegar las fuerzas de la historia, y había hecho una súplica de último minuto para comunicarse con Castro. Morgan había creído que el hombre que una vez llamó su “amigo fiel” nunca lo mataría. Pero ahora los victimarios estaban colocando municiones en sus armas.

Cuando Morgan llegó a La Habana, en diciembre de 1957, fue impulsado por la emoción de un secreto. Se aseguró de que no lo siguieran mientras se movía subrepticiamente por la capital iluminada con neón. Anunciada como el “patio de juegos de Las Américas”, La Habana ofreció una tentación tras otra: el club nocturno Sans Souci, donde, en escenarios al aire libre, bailarinas con caderas peligrosas se balanceaban bajo las estrellas hacia el cha-cha; el Hotel Capri, cuyas máquinas tragamonedas repartieron dólares de plata estadounidenses; y el Tropicana, donde invitados como Elizabeth Taylor y Marlon Brando disfrutaron de lujosas revistas con diosas de la carne.

Morgan, entonces un regordete de veintinueve años, trató de aparecer como otro hombre de ocio. Llevaba un traje blanco de doscientos cincuenta dólares con una camisa blanca y un par de zapatos nuevos. “Parecía un verdadero turista gordo”, bromeó más tarde.

Pero, según los miembros del círculo íntimo de Morgan, y según el relato inédito de un amigo cercano, evitó el resplandor de la vida nocturna de la ciudad, avanzando por una calle de La Habana Vieja, cerca de un muelle que ofrecía una vista de La Cabaña. , con su puente levadizo y paredes cubiertas de musgo. Morgan se detuvo junto a una cabina telefónica, donde se encontró con un contacto cubano llamado Roger Rodríguez. Rodríguez, un estudiante radical de pelo negro y bigote grueso, una vez le disparó a la policía durante una manifestación política, y era miembro de una célula revolucionaria.

La mayoría de los turistas permanecieron ajenos a las muchas iniquidades de Cuba, donde la gente a menudo vivía sin electricidad ni agua corriente. Graham Greene, quien publicó “Nuestro hombre en La Habana” en 1958, recordó más tarde: “Disfruté del ambiente ruidoso de la ciudad de Batista y nunca me quedé el tiempo suficiente para darme cuenta del triste trasfondo político del encarcelamiento arbitrario”. Morgan, sin embargo, se había informado sobre Batista, quien había tomado el poder en un golpe de estado, en 1952: cómo al dictador le gustaba sentarse en su palacio, devorar suntuosas comidasy ver películas de terror, mientras torturaba y mataba a disidentes, cuyos cuerpos a veces eran arrojados a los campos, con los ojos abiertos o los testículos aplastados metidos en la boca.

Morgan y Rodríguez volvieron a caminar por La Habana Vieja y comenzaron una conversación furtiva. Morgan rara vez carecía de un cigarrillo, y normalmente se comunicaba a través de una nube de humo. No sabía español, pero Rodríguez hablaba inglés, aunque primitivo. Se habían conocido previamente en Miami, haciéndose amigos, y Morgan creía que podía confiar en él. Morgan confesó que planeaba colarse en la Sierra Maestra, una cadena montañosa en la remota costa sureste de Cuba, donde los revolucionarios se habían alzado en armas contra el régimen. Tenía la intención de alistarse con los rebeldes, que estaban al mando de Fidel Castro.

Guevara
Menoyo
Castro

El nombre del enemigo mortal de Batista lideraba el movimiento rebelde. El 25 de noviembre de 1956, Castro, un abogado de treinta años e hijo ilegítimo de un próspero terrateniente, lanzó desde México una invasión anfibia de Cuba, junto con ochenta y un comandos autodenominados, incluido el Che Guevara. Después de que su maltrecho barco de madera encalló, Castro y sus hombres caminaron por aguas hasta el pecho y llegaron a tierra en un pantano cuya vegetación enredada les rasgó la piel. El ejército de Batista pronto los emboscó, y Guevara recibió un disparo en el cuello. (Más tarde escribió: “Inmediatamente comencé a preguntarme cuál sería la mejor manera de morir, ahora que todo parecía perdido”.) Solo una docena de rebeldes, incluidos el herido Guevara y el hermano menor de Castro, Raúl, escaparon y, exhaustos y delirantes por la sed, uno bebió su propia orina, huyeron a las empinadas selvas de la Sierra Maestra.

Morgan le dijo a Rodríguez que había estado siguiendo el progreso del levantamiento. Después de que Batista declaró erróneamente que Castro había muerto en la emboscada, Castro permitió que un corresponsal del Times, Herbert Matthews, fuera escoltado a la Sierra Maestra. Un amigo cercano de Ernest Hemingway, Matthews anhelaba no solo cubrir eventos que cambiaran el mundo, sino también hacerlos, y fue cautivado por el alto líder rebelde, con su barba salvaje y su cigarro encendido. “La personalidad del hombre es abrumadora”, escribió Matthews. “Aquí había un fanático educado y dedicado, un hombre de ideales, de coraje”. Matthews concluyó que Castro tenía “fuertes ideas de libertad, democracia, justicia social, la necesidad de restaurar la Constitución”. El 24 de febrero de 1957, la historia apareció en la portada del periódico, intensificando el aura romántica de la rebelión. Matthews luego lo expresó así: “Una campana sonó en las selvas de la Sierra Maestra”.

Sin embargo, ¿por qué un estadounidense estaría dispuesto a morir por la revolución cubana? Cuando Rodríguez presionó a Morgan, indicó que quería estar del lado del bien y del peligro, pero también quería algo más: venganza. Morgan dijo que tenía un amigo estadounidense que había viajado a La Habana y fue asesinado por los soldados de Batista. Más tarde, Morgan proporcionó más detalles a otros en Cuba: su amigo, un hombre llamado Jack Turner, había sido atrapado contrabandeando armas a los rebeldes y Batista lo “torturó y arrojó a los tiburones”.

Morgan le dijo a Rodríguez que ya se había puesto en contacto con otro revolucionario, que había acordado escabullirse a las montañas. Rodríguez se sorprendió: el supuesto rebelde era un agente de la policía secreta de Batista. Rodríguez advirtió a Morgan que había caído en una trampa.

Rodríguez, temiendo por la vida de Morgan, se ofreció a ayudarlo. No podía transportar a Morgan a la Sierra Maestra, pero podía llevarlo al campamento de un grupo rebelde en las montañas del Escambray, que atraviesa la parte central del país. Estas guerrillas estaban abriendo un nuevo frente, y Castro les dio la bienvenida a la “lucha común”.

Morgan partió con Rodríguez y un conductor en el viaje de doscientas diecisiete millas (350 km). Como Aran Shetterly detalla en su incisiva biografía “The Americano” (2007), el automóvil pronto llegó a un obstáculo militar. Un soldado miró adentro del vehículo y divisó a Morgan con su traje reluciente, el único atuendo que parecía tener. Morgan sabía lo que sucedería si fuera capturado, como dijo Guevara, “en una revolución, uno gana o muere”, y había preparado una historia de portada, en la que era un hombre de negocios estadounidense en camino a ver cafetales. Después de escuchar la historia, el soldado los dejó pasar, y Morgan y sus conspiradores rugieron por el camino, hacia el Escambray, donde el aire se volvió más frío y más delgado, y donde los picos de tres mil pies tenían un misterioso tinte púrpura.

Morgan fue llevado a una casa segura para descansar, luego conducido a la ladera de una montaña cerca de la ciudad de Banao. Un campesino guió a Morgan y Rodríguez a través de enredaderas y hojas de plátano hasta llegar a un claro remoto, flanqueado por empinadas laderas. El campesino emitió un sonido de pájaro, que sonó a través del bosque y fue correspondido por un silbido lejano. Surgió un centinela, y Morgan y Rodríguez fueron conducidos a un campamento cubierto de cuencas de agua y hamacas y algunos fusiles anticuados. Morgan solo podía contar unos treinta hombres, muchos de los cuales parecían apenas salir de la escuela secundaria y tenían el aspecto demacrado y descuidado de los sobrevivientes del naufragio.

Los rebeldes miraron a Morgan con incertidumbre. Max Lesnik, un periodista cubano a cargo de la propaganda de la organización, pronto se reunió con el grupo y recuerda haberse preguntado si Morgan era “algún tipo de agente de la C.I.A.”

Desde la guerra hispanoamericana, Estados Unidos a menudo se había entrometido en los asuntos cubanos, tratando a la isla como una colonia. El presidente Dwight D. Eisenhower había apoyado ciegamente a Batista, creyendo que él “se encargaría de los comunistas”, como lo expresó al vicepresidente Richard Nixon, y a la C.I.A. . En 1954, en un informe clasificado, un general estadounidense informó que si Estados Unidos iba a sobrevivir a la Guerra Fría, tenía que “aprender a subvertir, sabotear y destruir a nuestros enemigos con métodos más inteligentes, más sofisticados y más efectivos que los utilizados contra nosotros.”

Como la C.I.A. intentó evaluar la amenaza a Batista, sus agentes operativos intentaron penetrar las fuerzas rebeldes en las montañas. Entre otras cosas, se creía que los agentes habían reclutado o se hicieron pasar por reporteros.

Los rebeldes también tenían que estar seguros de que Morgan no era un agente de la K.G.B., o un mercenario que trabajaba para la inteligencia militar de Fulgencio Batista. En la Sierra Maestra, Castro había descubierto recientemente que un campesino dentro de sus filas era un informante del Ejército. El campesino, después de ser convocado, cayó de rodillas, rogando que la revolución cuidara a sus hijos. Luego recibió un disparo en la cabeza.

Morgan fue llevado a ver al comandante del grupo rebelde, Eloy Gutiérrez Menoyo. Con veintitrés años, de voz suave, Menoyo tenía una cara larga y atractiva que estaba protegida por gafas oscuras y una barba, dándole la apariencia de un fugitivo. La C.I.A. más tarde señaló, en in archivo sobre él, que era un joven inteligente y capaz que no se rompería “bajo las técnicas normales de interrogación”.

Cuando era niño, Menoyo había emigrado de España (había un leve ceceo cuando hablaba español) y había heredado la postura militante de su familia hacia la tiranía. Su hermano mayor había sido asesinado, a la edad de dieciséis años, luchando contra los fascistas durante la Guerra Civil española. Su otro hermano, que también había venido a Cuba, había sido abatido a tiros mientras dirigía un asalto al palacio de Batista, en 1957. Menoyo había identificado el cuerpo en una morgue de La Habana antes de dirigirse a las montañas. “Quería continuar la pelea en nombre de mi hermano”, recuerda.

A través de un traductor, Morgan le contó a Menoyo su historia acerca de querer vengar la muerte de un amigo. Morgan dijo que había servido en el ejército de los EE. UU. Y que era experto en artes marciales y combate cuerpo a cuerpo, y que podía entrenar a los rebeldes sin experiencia en la guerra de guerrillas. Morgan argumentó que había más probabilidades en conocer artes de lucha que disparar un rifle; como dijo más tarde, con las tácticas correctas podrían poner “el temor de Dios” en el enemigo. Para demostrar su destreza, Morgan tomó prestado un cuchillo y lo arrojó a un árbol al menos a veinte metros de distancia. Golpeó el objetivo tan directamente que los rebeldes mostraron su asombro.

Esa noche, discutieron sobre si Morgan podía quedarse. Morgan parecía simpático: “como un cubano”, como dice Lesnik. Pero muchos rebeldes, temiendo que fuera un infiltrado, querían enviar a Morgan de regreso a La Habana. El jefe de inteligencia del grupo, Roger Redondo, recuerda: “Hicimos todo lo posible para que se fuera”. Durante los siguientes días, lo hicieron marchar sin parar por las laderas de las montañas. Morgan estaba tan gordo, bromeó un rebelde, que tenía que ser de la C.I.A.

Nixon
Batista
Raúl Castro

Morgan, hambriento y fatigado, gritó repetidamente algunas palabras en español que había aprendido: “¡No soy una mula!” En un momento, los rebeldes lo llevaron a un parche de arbustos venenosos espinosos, que picaron como avispas y causaron que su pecho y cara se inflamaran gravemente. Morgan ya no podía dormir por la noche. Cuando se quitó la sudada camisa blanca, Redondo recuerda: “Lo compadecimos. Tenía una piel muy blanca y se había tornado roja como la sangre”.

El cuerpo de Morgan también ofreció pistas sobre un pasado violento. Tenía marcas de quemaduras en su brazo derecho, y una cicatriz a lo largo corría por su pecho, lo que sugiere que alguien lo había cortado con un cuchillo. Había una pequeña cicatriz debajo de la barbilla, otra sobre el arco del ojo izquierdo y varias en los pies. Era como si ya hubiera sufrido años de dificultades en la jungla.

Morgan soportó la terrible experiencia a la que los rebeldes lo sometieron, perdiendo treinta y cinco libras en el camino. Más tarde escribió que se había vuelto irreconocible: “Solo peso, 165 libras y tengo barba”. Redondo dice: “El gringo era duro, y los hombres armados del Escambray llegaron a admirar su persistencia”.

Varias semanas después de la llegada de Morgan, un observador notó que algo se movía entre cedros distantes y plantas tropicales. Usando binoculares, distinguió a seis hombres, con uniformes de color caqui y sombreros de ala ancha, que portaban rifles Springfield. Una patrulla del ejército de Batista.

La mayoría de los rebeldes nunca se habían enfrentado al combate. Más tarde, Morgan los describió como una banda de “médicos, abogados, granjeros, químicos, niños, estudiantes y ancianos”. La vigilancia dió la alarma, y ​​Menoyo ordenó a todos tomar posiciones alrededor del campamento. Los rebeldes no debían disparar, explicó Menoyo, a menos que él lo dijera. Morgan se agachó junto a Menoyo, sosteniendo uno de los pocos rifles semiautomáticos. Cuando los soldados se acercaron, se escuchó un disparo.

Fue Morgan.

Menoyo maldijo por lo bajo cuando ambos lados comenzaron a disparar. Las balas partían los árboles por la mitad, y una niebla de humo de sabor amargo flotaba sobre la ladera de la montaña. El sonido atronador de las armas hizo que fuera casi imposible comunicarse. Un soldado de Batista fue impactado en el hombro, una mancha escarlata se filtró a través de su uniforme, y cayó por la montaña como una roca. El comandante de la patrulla del ejército recuperó al soldado herido y, junto con el resto de sus hombres, se retiró al desierto, dejando un rio de sangre.

En medio de un silencio repentino, Menoyo se volvió hacia Morgan y gritó: “¿Por qué demonios disparaste?”

Morgan, cuando le dijeron en inglés lo que Menoyo decía, pareció desconcertado. “Pensé que habías dicho disparar”, dijo. Nadie había traducido el comando original de Menoyo.

Morgan había cometido un error, pero solo había acelerado una batalla inevitable. Menoyo les dió a Morgan y a los demás la orden de emprender la retirada: cientos de soldados de Batista pronto los atacarían.

Los hombres metieron sus pertenencias en mochilas hechas de sacos de azúcar. Menoyo llevó consigo un medallón que su madre le había regalado, que representa la Inmaculada Concepción. Morgan guardó sus propios recuerdos: fotografías de un niño y una niña. Los rebeldes se dividieron en dos grupos, y Morgan partió con Menoyo y otros veinte, marchando por más de cien millas a través de las montañas.

Por lo general, se movían durante la noche, luego, al amanecer, encontraban un lugar protegido y comían la poca comida que tenían, y se turnaban para dormir mientras los centinelas vigilaban. Morgan, quien llamó a uno de sus rifles semiautomáticos su niño, siempre tenía un arma cerca. Cuando volvía la oscuridad, los hombres continuaron marchando, escuchando los sonidos de pájaros carpinteros, perros ladrando y su propia respiración agotada. Sus cuerpos se debilitaban por el hambre, y las barbas cubrían sus rostros de manera acelerada. Cuando un rebelde caía debido al cansancio, Morgan lo ayudaba, asegurándose de que no se quedara atrás.

Una mañana durante la marcha, un rebelde estaba buscando comida cuando vio a unos doscientos soldados de Batista en un valle cercano. Los rebeldes se enfrentaron a la aniquilación. A medida que se extendía el pánico, Morgan ayudó a Menoyo a diseñar un plan. Prepararían una emboscada, escondiéndose detrás de una serie de piedras grandes, en forma de U. Morgan dijo que era crítico dejar una ruta de escape. Los rebeldes se refugiaron detrás de las piedras, sintiendo el calor de la tierra contra sus cuerpos, sosteniendo sus rifles firmes contra sus mejillas. Anteriormente, algunos de los jóvenes habían manifestado cierta indiferencia a la muerte, pero el miedo reapareció ante el combate inminente.

Morgan se preparó para la pelea. Se había insertado en un conflicto extranjero, y ahora todo estaba en riesgo. Su situación era similar a la de Robert Jordan, el protagonista estadounidense de “Por quién doblan las campanas”, quien, mientras ayudaba a los republicanos en la Guerra Civil española, debía volar un puente: “Tenía solo una cosa que hacer y eso era en lo que debía pensar. . .  preocuparse era tan malo como tener miedo. Simplemente hizo las cosas más difíciles “.

Los soldados de Batista se acercaron a la cresta. Aunque los rebeldes podían escuchar ramas rompiéndose bajo las botas de los soldados, Menoyo les dijo a sus hombres que se mantuvieran sin disparar, asegurándose de que Morgan entendiera esta vez. Pronto, los soldados enemigos estaban tan cerca que Morgan podía ver los cañones de sus armas. “Patria o Muerte”, le gustaba decir a Castro: “Patria o muerte”. Finalmente, Menoyo dio la señal de disparar. En medio de los gritos, la sangre y el caos, algunos de los rebeldes retrocedieron, pero, como escribió Shetterly, “notaron a Morgan frente a todos, avanzando, completamente concentrado en la lucha”.

Los soldados de Batista comenzaron a huir. “Se doblaron”, recuerda Armando Fleites, un médico de los rebeldes. “Fue una victoria completa”.

Continuará

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 25, 2020


 

 

 

LO MÁS LEÍDO ☻ Febrero 24, 2020

Share

Las noticias más leídas en PrisioneroEnArgentina.com. Las más comentadas, las más polémicas. De que está la gente hablando…

REINICIO Febrero 24, 2020 00.00 HORAS –
HORA DE CONTROL Febrero 24, 2020 23.23 HORAS

HOME     686,289

  FORD MUSTANG DT FASTBACK 1968…   189,458

  Juán Perón elegido en Argentina     188,933

  City 40     168,417

  Curiosidades sobre Harrison Ford     147,686

  MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA, EL OTRO …    166,085

  Iwo Jima     121,022

  EXORCISMO     118,387

  El Asesinato de Malcolm X     66,363

  Accidentes en Luz, Cámara, acción     59,195

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 24. 2020


 

CARTA ABIERTA A LA “NEGRA” ELIZABETH VERNACI

Share

.

Por ARIEL VALDIVIEZO

 

He sido sorprendido con la triste noticia de sus  lamentables opiniones vertidas hace algunos días  sobre mi querida provincia de Jujuy,  pero antes deseo presentarme:  mi nombre es Ariel Rolando Valdiviezo soy militar retirado y me auto título como  “coya trucho”,  porque habiendo nacido en Buenos Aires me crie y me eduque en la provincia de Jujuy, específicamente en la Quebrada de Humahuaca, y viví hasta mi adolescencia entre dos pueblos uno que se llama Uquía y otro con el nombre homónimo en la Quebrada. 

 El motivo de esta carta es sólo por sus dichos sobre la territorialidad de mi provincia, la que usted Ignorante y descaradamente la asigna como perteneciente a mi hermana y querida República Bolivia.

 Antes de continuar presentó el audio por las cuales usted es merecedora ahora de esta carta abierta (PRUEBA 1)

Presentada la prueba pasó a discernir sobre sus dichos, en primer lugar, quiero expresar algo que nadie se lo ha mencionado en todas las críticas que ha recibido, he Incluso en la misma crítica que le hiciera el mismo gobernador de la provincia de Jujuy.

En estas críticas se le ha enseñado a usted,  las bellezas, la historia,  la tradición, sus costumbres y su pueblo  qué amalgamado a esas tierras hicieron a lo largo de los años que nuestro país sea un país libre y soberano,  libertad y soberanía que todos los argentinos, sin excepción, gozan gracias a la sangre derramada  por mis hermanos los collas, pero no voy a explayarme sobre esto,  existe  una historia que nadie la cuenta, todo el pueblo argentino y sobre todos los periodistas e incluso usted, miran para otro lado ignorando su trascendencia, incluso el mismo gobernador de Jujuy (MORALES). Me refiero a la Segunda Guerra de la independencia, donde jujeños, tucumanos, salteños pueblos custodios de   esta independencia, participaron en la guerra contra la subversión en el monte tucumano, donde esos norteños generosamente volvieron a ofrecer su sangre y su vida para que este país siga siendo libre.

Y como esto es también historia, que sin duda ignora, le cuento que en esos años de guerra contra los guerrilleros terrorista el pueblo tucumano decía orgullosamente “TUCUMÁN CUNA DE LA INDEPENDENCIA SEPULCRO DE LA SUBVERSIÓN”

Es este momento más de 2500 soldados que se jugaron para que Ud. tenga la libertad de hablar sandeces, están siendo asesinados en las cárceles del país, mediante juicios falsos en los mal llamados juicios lesa humanidad, por supuesto tampoco nunca, como casi todos los periodistas, hablarán de este genocidio que es responsabilidad del gobierno argentino.

Previamente quiero aclararle que el pueblo jujeño, es sumamente solidario y educado, ahí nos tratamos por el nombre no importa que sea negro, blanco o mulato, en mi particular caso como es el de muchos, al llegar a Buenos Aires perdemos el nombre y se nos rebautiza con el nombre de negro.

Si tendría que definirla de acuerdo a nuestra costumbre, viendo su hipocresía, su ignorancia y su mala entraña usamos esa las palabras de Negra de m… , para mencionar lo que usted ha demostrado ser, al ofender a Jujuy y a todo Bolivia, deseo aclararle además que sus disculpas nunca borrarán sus inmundas heces.

Como es carnaval permítanme dedicarle tres coplitas nacidas de mi dolor por sus ofensas vertidas.

 

Ha golpeado a mi provincia

una “Negra” muy ladina

con su boca llena de heces

como una chancha cochina.

De ande sale esta mocita

con su lengüita de víbora

que envenenando la historia

se cree con gran oratoria.

Es triste ver lo que dice

esta negra de segunda

ofendiendo a los antigales

donde la historia se funda.

 

Para terminar señora Vernacci, es un gusto poder compartir con usted el video que me llegara de mi querido Jujuy en dónde, en ficción, Hitler se ofende con usted. (PRUEBA 2)

 Atentamente la saluda este coya trucho

 

PP- VGMT (PRESO POLÍTICO – VETERANO DE LA GUERRA EN MONTE TUCUMANO)

ARIEL VALDIVIEZO.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 24, 2020


 

Juan Perón elegido en Argentina

Share

.

El peronismo reconoce tres fechas fundacionales: el 4 de junio del ‘43, con la revolución nacionalista y antiliberal de los coroneles del GOU; el 17 de octubre del ‘45, con el pueblo aclamando al nuevo líder de los trabajadores en la Plaza de Mayo; y el 24 de febrero del ‘46, con las elecciones que consagraron a Perón como presidente.

En 1943, como oficial del ejército, se unió a un golpe militar contra el gobierno civil de Argentina. Nombrado secretario de trabajo, su influencia creció y en 1944 también se convirtió en vicepresidente y ministro de guerra. En octubre de 1945, Perón fue destituido de sus cargos por un golpe de estado civil y oficiales con mentalidad constitucional y encarcelado, pero los llamamientos de los trabajadores y su carismática amante, Eva Duarte, pronto obligaron a su liberación. La noche de su liberación, el 17 de octubre, se dirigió a una multitud de unas 300,000 personas desde el balcón del palacio presidencial, y prometió llevar a la gente a la victoria en las próximas elecciones presidenciales. Cuatro días después, Perón, viudo, se casó con Eva Duarte, o “Evita”, como se la conocía cariñosamente.

Quijano
Tamborini
Mosca

Tres millones de argentinos se presentaron a votar. A pesar de que los primeros datos provocaron anuncios precipitados en los diarios y varias estimaciones auguran el triunfo de la Unión Democrática, el recuento nacional –que se demora varias semanas- otorga un inobjetable triunfo a la fórmula del Partido Laborista, Perón-Quijano, sobre la de Tamborini-Mosca: 1.487.866 votos contra 1.207.0800, 52% a 42%. En el colegio electoral, 304 electores contra 72 de la fórmula opositora que había salido ganadora en cuatro de las catorce provincias: Córdoba, Corrientes, San Juan y San Luis. El resto del país daba por primera vez un triunfo abrumador a Perón, que contaría con una mayoría de dos tercios en la Cámara de Diputados (109 a 49). Todos los senadores electos, salvo dos, debían su lealtad al presidente electo. La transmisión del mando fue fijada para el 4 de junio, tercer aniversario del golpe de Estado del ’43.

Evita
Isabelita

En marzo de 1946, apenas ganadas las elecciones, Perón anuncia la disolución del Partido Laborista y su integración en un único gran partido que incluyera a todos los peronistas. Se llamará primero Partido Unico de la Revolución Nacional y luego Partido Peronista. A los 51 años, el ex hombre fuerte de la dictadura saliente se preparaba para asumir por primera vez la presidencia elegido por el voto popular.

Como presidente, Perón construyó una impresionante alianza populista, y su visión de la autosuficiencia para Argentina le valió un amplio apoyo. Sin embargo, también se volvió cada vez más autoritario, encarceló a opositores políticos y restringió la libertad de prensa.

En 1952, su mayor recurso político, Evita, murió y su apoyo se disolvió. Tres años después, fue derrocado en un golpe militar. En 1973, después de 18 años de exilio, regresó a Argentina y ganó la presidencia nuevamente. Su tercera esposa, Isabel de Martínez Perón, fue elegida vicepresidenta y en 1974 lo sucedió tras su muerte.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 24, 2020


 

Curiosidades sobre Harrison Ford

Share

.

Harrison Ford ha estado en la industria del cine durante décadas, y es conocido por dar vida a dos de los personajes más geniales e icónicos de la historia del cine: Han Solo e Indiana Jones. Ford no es el actor por excelencia que comenzó a una edad temprana; Tuvo un despertar tardío, tropezó con la actuación y se enamoró de ella.

 

Ford hizo su debut cinematográfico en Dead Heat, pero fue una parte tan pequeña que ni siquiera se le mencionó en los créditos. Peor aún, un ejecutivo de estudio, después de ver la película y la actuación de Ford, le dijo a Ford que era un actor terrible y que nunca llegaría a la industria cinematográfica.


Después de que Ford se mudó a Los Ángeles para seguir una carrera en la actuación, luchó por ganar impulso o conseguir algún papel importante. Entonces, para pagar las cuentas y mantener a su familia, decidió autoeducarse en carpintería. Esto le permitió elegir para qué roles quería audicionar, y no tuvo que tomar solo los insignificantes papeles lo que estaban disponibles.


Ford no solo ganó bastante dinero como carpintero, sino que también tuvo la oportunidad de realizar algunos trabajos interesantes. En un momento, fue un escenógrafo de la popular banda de rock The Doors.


Ford se casó tres veces. El primer matrimonio de Ford, con su novia de la universidad Mary Marquardt, duró de 1964 a 1979, su segundo matrimonio, con la guionista Melissa Mathison, duró de 1983 a 2004, y su matrimonio actual, con la actriz Calista Flockhart, comenzó en 2010 y aún se mantiene sólido.


No solo muchas personas querrían interpretar a Han Solo en La Guerra de las Galaxias, sino que probablemente también lo harían gratis. Ford no entra en esa categoría. Ford en realidad dudó en asumir un papel al principio cuando le dijeron que solo le pagarían $ 1,000 dólares por día, pero finalmente lo tomó. Ese no es un gran sueldo para los estándares de hoy, pero considerando lo que hizo por su carrera, fue más que suficiente.


Es muy común que los actores rechacen los roles que se les ofrecen, y Ford no es una excepción. A lo largo de su carrera, Ford tuvo la oportunidad de aparecer en numerosas películas, como Vanilla Sky, The Perfect Storm, The Patriot, Jurassic Park y Proof of Life, pero se negó por varias razones.


Ford también ha estado en el otro extremo de la ecuación y ha tomado papeles en películas que otros actores han rechazado. Cuando Kevin Costner se separó del Air Force One, Ford intervino y obtuvo un rendimiento sólido. Es más: Su icónico personaje Indiana Jones fue ofrecido a Tom Selleck, quién no pudo aceptarlo por encontrarse filmando episodios de Magnum P.I. en Hawaii. 


Ford, un ávido piloto que posee múltiples aviones y helicópteros, en realidad ha ayudado a rescatar a las personas con su helicóptero. Las autoridades nunca le pidieron ayuda, pero simplemente tenía los medios para ayudar y decidió hacerlo.


Ford estuvo a punto de morir en 2015 cuando el motor del avión que volaba no funcionaba bien y se vio obligado a hacer un aterrizaje forzoso de emergencia en un campo de golf en Venice, California. El choque resultó en un tobillo destrozado, pelvis, fractura de espalda y traumatismo craneal.


Cualquiera que haya visto Raiders of the Lost Ark recuerda la escena icónica donde Indy se encuentra con un egipcio con una espada y le dispara a quemarropa. En el guión, se suponía que era una pelea larga y prolongada, pero Ford estaba enfermo y débil ese día, por lo que filmaron un atajo. Simple, risueño, letal…


 

LO MEJOR DE HARRISON FORD


 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 24, 2020


 

LO MÁS LEíDO DE LA SEMANA ◘ Febrero 23, 2020

Share

Las noticias más leídas en PrisioneroEnArgentina.com. Las más comentadas, las más polémicas. De que está la gente hablando…

REINICIO Febrero 17, 2020 00.00 HORAS –
HORA DE CONTROL Febrero 23, 2020 23.23 HORAS

HOME     3,488,118

  FORD MUSTANG DT FASTBACK 1968…   559,003

  EXORCISMO     558,998

  Iwo Jima     322,771

  LA BÚSQUEDA DE LA FELICIDAD   298,787

  MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA, EL OTRO …    266,935

  EL PUEBLO BOLIVIANO QUE NO EXISTE Y…     206,903

  Accidentes en Luz, Cámara, acción     197,548

  VÉLEZ SARSFIELD     181,969

  El Asesinato de Malcolm X     149,852

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 23. 2020


 

Murió “Mad” Mike Hughes, el astronauta “casero”

Share

.

Conocido como el “Mad” (Loco) Mike Hughes, el temerario fabricante de cohetes murió mientras intentaba lanzarse al cielo ayer 22 de febrero de 2020. Tenía 64 años.

Filmando para la serie Science Channel, Homemade Astronauts (Astronautas Caseros), con la ayuda de su compañero Waldo Sykes, el objetivo de Hughes era alcanzar los 5,000 pies en el aire mientras viajaba en su cohete a vapor, según Space.com. La serie, producida por World of Wonder, se estrenará en algún momento en 2020. Hughes y Stakes fueron uno de los tres equipos que trabajaron para acercarse tanto al espacio “, o la línea Karman, la” línea “invisible que es 62 millas (99,78 km) sobre la superficie de la Tierra, que a menudo se considera como el comienzo del espacio “.

Mike Hughes era un fuerte defensor de la teoría que dice que el planeta tierra es plano y todos sus lanzamientos “espaciales” eran la razón para probar esta idea.

Un reportero capturó el video del trágico accidente, que tuvo lugar en Barstow, California.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 23, 2020


 

Como Fidel Castro secuestró a Fangio

Share

.

Rebeldes cubanos liderados por Fidel Castro hicieron una de las grandes acrobacias políticas de la era moderna: el secuestro de Juan Manuel Fangio. 

Fulgencio Batista se convirtió en el hombre fuerte en la política cubana después de un golpe de estado en 1933. Su régimen estaba haciendo negocios abiertamente con mafiosos como Lucky Luciano, Vito Genovese y el hombre acreditado por inventar el lavado de dinero, Meyer Lansky, pero Estados Unidos estaba feliz de apoyarlo, ya que significaba que el gobierno de Cuba era estable y, crucialmente, anticomunista. Batista fue derrotado en una elección libre en 1945, pero volvió al poder en 1952 después de haber planeado otro golpe de estado. Las elecciones de un solo partido que siguieron solo sirvieron para aumentar la oposición, aunque los cubanos desconfiaban de opinar demasiado, ya que había una tendencia a que los disidentes fueran asesinados a tiros en las calles, o simplemente a desaparecer. Las protestas fueron tratadas con el uso de la violencia creciente y algunas de las libertades básicas establecidas en la constitución fueron suspendidas y se impuso una estricta censura a los medios de comunicación. A medida que el gobierno de Batista se volvió más y más brutal, surgió más oposición. Se planeó un golpe militar contra él en 1956, pero uno de sus miembros delató a los conspiradores y todos los oficiales involucrados fueron encarcelados. Poco a poco, el movimiento revolucionario del 26 de julio, encabezado por Fidel Castro, surgió como el principal oponente de Batista. Durante un tiempo, Castro había huido a México por miedo a su vida, pero a fines de 1956 él y un grupo de 82 partidarios zarparon hacia Cuba desde el puerto mexicano de Tuxpan a bordo de un yate llamado Granma. Su objetivo era comenzar una revolución.

Batista no estaba demasiado preocupado.

Juan Manuel Fangio Deramo, apodado El Chueco o El Maestro, era un piloto argentino de autos de carrera. Él dominó la primera década de las carreras de Fórmula Uno, ganando el Campeonato Mundial de Pilotos cinco veces. Desde la infancia, abandonó sus estudios para dedicarse a la mecánica automotriz.
Nacido: 24 de junio de 1911, Balcarce, Argentina
Fallecido: 17 de julio de 1995, Buenos Aires, Argentina

La Habana era el lugar de moda para vacacionar y Cuba con el dinero estadounidense se sentía lo suficientemente cómoda como para apoyar el lanzamiento de una carrera callejera en el Malecón, un tramo de carretera que bordea el mar en la ciudad. El gobierno organizó la visita de algunos de los mejores corredores del día, y les pagó generosamente. Juan Manuel Fangio, el campeón mundial múltiple, recibió U$ 7000 (alrededor de U$ 50,000 hoy) más gastos para él y tres mecánicos. El primer Gran Premio Cubano tuvo lugar en febrero de 1957 y Fangio tendría una seria oposición en Stirling Moss y Phil Hill, mientras que Alfonso de Portago y Harry Schell también serían parte de la contienda.

Christian
Power
Cooper

Los espectadores incluyeron a la estrella de Hollywood Gary Cooper, mientras que De Portago trajo a su novia, la actriz Linda Christian, quien recientemente se había separado de Tyrone Power. Hubo un gran interés local en el evento, sobre todo por una lotería que ofrecía el primer premio de un Cadillac y un boleto para visitar Monza para el Gran Premio de Italia.

“Correr a lo largo del paseo marítimo del Malecón en la vibrante ciudad de La Habana fue una experiencia notable”, dijo Moss. “El ambiente fue increíble y la competencia intensa y la hospitalidad más allá de las palabras. A los fanáticos les encantó”.
La atmósfera, sin embargo, había cambiado dramáticamente para entonces. La revolución de Castro estaba cobrando fuerza y ​​la represión había aumentado. El brillo de La Habana era solo una fina chapa. Cuando Faustino Pérez, quien dirigió las operaciones clandestinas de Castro, escuchó que Fangio regresaba a Cuba, decidió que sería una buena idea llamar la atención sobre la rebelión secuestrando la atracción estrella, y asegurándose de no participar en la carrera. Pérez contactó a Oscar Lucero Moya, quien estaba al mando de actividades encubiertas en La Habana, y comenzaron a hacer planes para secuestrar a Fangio.

Pérez

Fangio llegó a La Habana el viernes 21 de febrero y pasó el día siguiente preparándose para la carrera y asistiendo pacientemente a las funciones oficiales de Batista. En la noche del domingo 23 de febrero, Lucero y su equipo de nueve secuestradores (que incluía a su esposa) se pusieron en movimiento. Habían descubierto por un periodista que Fangio se estaba quedando en el Hotel Lincoln, en la Habana Vieja. Esa noche, el bar estaba lleno de corredores y visitantes internacionales. Justo antes de las nueve, Fangio salió del elevador y se unió a sus amigos Alejandro de Tomaso (el piloto argentino que pronto comenzaría su propia compañía de automóviles en Italia), Nello Ugolini, el mecánico Guarino Bertochi, el gerente Marcelo Giambertone y el publicista Carlos González en el vestíbulo.

“Estábamos teniendo una conversación cuando de repente una persona con una chaqueta de cuero se nos acercó”, recordó Fangio. “Tenía una pistola automática en la mano y nos dijo a todos con voz firme y decisiva que no debíamos movernos o nos mataría a todos”.

El hombre era Lucero y varios de sus cómplices también estaban en el vestíbulo. Al principio, Fangio pensó que era una broma, pero cuando de Tomaso hizo un movimiento para detener al secuestrador, se dio cuenta de que era grave y le preguntó al hombre dónde lo iban a llevar. Lucero le aseguró que no pasaría nada malo y Fangio luego caminó con el secuestrador a un Plymouth negro que estaba esperando en la esquina de la calle. Su salida fue cubierta por los conspiradores de Lucero.

“Más tarde descubrí que había tres autos involucrados”, dijo Fangio. “Condujeron lentamente por las calles para no llamar la atención. Las personas que viajaban conmigo se disculparon por lo que estaban haciendo y dijeron que todo lo que querían hacer era llamar la atención del mundo sobre su causa”.

Fangio
Batista
Castro

Fangio fue llevado a una casa segura y luego se mudó a otra. Escribió una nota para mostrar que todavía estaba vivo. Lo alimentaron y lo hicieron sentir casi tan cómodo como en el hotel.

Los secuestradores aprovecharon al máximo su actividad y rápidamente informaron a las agencias de noticias y estaciones de radio que habían tomado cautivo a Fangio. Las fuerzas de seguridad de Batista se avergonzaron y montaron una operación importante en un esfuerzo por tratar de encontrar al argentino y detener a los secuestradores. Los testigos del crimen pasaron horas mirando libros de sospechosos, tratando de identificar a los responsables, y muchos simpatizantes conocidos fueron interrogados. Los aeropuertos fueron monitoreados para tratar de asegurar que Fangio no fuera sacado de Cuba.

Fidel Alejandro Castro Ruz fue un revolucionario y político comunista cubano que gobernó la República de Cuba como Primer Ministro de 1959 a 1976 y luego como Presidente del Consejo de Estado y Consejo de Ministros de 1976 a 2008.
Nacido: 13 de agosto de 1926, Biran, Cuba
Murió: 25 de noviembre de 2016, La Habana, Cuba

El secuestro causó sensación en todo el mundo, aunque no toda la publicidad fue favorable. El periodista estadounidense de Miami News Morris McLemore fue muy crítico.

“Es una revolución dudosa y pobre que tiene que dar un golpe a la libertad secuestrando a un extranjero que no distingue frijoles de botones sobre lo que está sucediendo”, escribió. “Caminar hacia un hombre de buena voluntad, que no podría esperar que alguien le quisiera daño en Cuba y clavarle un arma en las costillas requiere tantas agallas como golpear a un bebé con una llave inglesa”.

Los hombres de Batista no pudieron encontrar ningún rastro de Fangio. El lunes por la mañana se tomó la decisión de que la carrera continuara sin él. Esa mañana, Pérez llegó a La Habana y habló con Fangio sobre la revolución. Había estado con Castro en el Granma y estaba cerca del líder. Se disculpó por sus acciones, pero explicó que Fangio sería liberado tan pronto como se completara la carrera. El Campeón del Mundo pasó el día matando el tiempo leyendo. Declinó la oportunidad de escuchar el evento en una radio que los secuestradores produjeron para él.

En el Malecón, la seguridad había aumentado, pero esto no impidió que los fanáticos asistieran. Probablemente hubo el doble que el año anterior y había poco espacio para moverse. El comienzo planeado para las dos en punto vino y se estiró cuando los hombres de Batista continuaron tratando de localizar a Fangio. Finalmente, 90 minutos tarde, Maurice Trintignant se hizo cargo del auto de Fangio y comenzó la carrera. Masten Gregory tomó la delantera, aunque Moss pronto tomó el mando. En la séptima vuelta, el piloto cubano Armando García Cifuentes perdió el control de su Ferrari de 2 litros en una curva de la embajada estadounidense y se estrelló contra la multitud que se había reunido en un pequeño parque. Fue una suerte que el automóvil se topara con una grúa que había sido estacionada en la escena, pero hubo siete personas muertas y alrededor de 40 heridos mientras luchaban por evitar el automóvil. La carrera se detuvo y Moss fue declarado ganador.

En su escondite, los rebeldes se preocupaban por otros asuntos. Temían engaños si trataban directamente con los hombres de Batista, preocupados de que todos fueran asesinados y los rebeldes recibieran las culpas de la desaparición de Fangio. Al final, se sugirió que se contactaron con la embajada argentina y, después de negociaciones con el embajador Raúl Lynch, se acordó un plan. Fangio sería dejado cerca de la residencia del embajador y, por lo tanto, estaría a salvo de sus anfitriones cubanos. Esto también les dio a los secuestradores la oportunidad de escapar sin ser seguidos. Cerca de la medianoche, el Campeón del Mundo fue debidamente liberado, a dos cuadras de la casa de Lynch. Arnold Rodríguez, quien estaba a cargo de esta operación, le dijo que cuando la revolución fuera exitosa, el nuevo gobierno lo invitaría a Cuba, como invitado de honor.

“Me dejaron con una carta al gobierno de Argentina disculpándose por haberme usado con fines políticos”, dijo Fangio.

Más tarde le diría a los medios que había sido tratado con gran cuidado y cortesía y dijo que no tenía mala voluntad hacia los rebeldes. A su vez, anunciaron que Fangio era un hombre de gran encanto y dignidad.

“Fue una aventura más”, dijo Fangio. “Si lo que hicieron los rebeldes fue por una buena causa, entonces yo, como argentino, lo acepto”.

Fulgencio Batista y Zaldívar fue un militar y político cubano que se desempeñó como presidente electo de Cuba de 1940 a 1944, y como dictador militar respaldado por Estados Unidos de 1952 a 1959, antes de ser derrocado durante la Revolución Cubana.
Nacido: 16 de enero de 1901, Banes, Cuba
Fallecido: 6 de agosto de 1973, Guadalmina

Tal fue la magnitud de la cobertura del secuestro que Fangio pronto estuvo en Nueva York, donde le pagaron $ 1,000 para aparecer en el programa de televisión Ed Sullivan. Comentó que era irónico que hubiera sido necesario un secuestro para lograr su aparición en TV, ¡algo que cinco Campeonatos del Mundo no había logrado!

Dos meses después del secuestro, Lucero fue denunciado por un traidor en su propia organización y arrestado por la policía secreta de Batista. Fue interrogado durante varias semanas por información sobre su red y luego ejecutado. Pasaron otros siete meses antes de que Batista huyera del país y los rebeldes tomaran el poder. En las celdas de la Oficina de Actividades Anticomunistas se encontró un mensaje garabateado en la pared, que decía “19 de mayo. Todavía vivo. Oscar”. Hoy Lucero es un héroe de la revolución cubana con una universidad nombrada en su honor.

La competición de Formula 1 regresó a Cuba en 1960 para un evento conocido como el Gran Premio de la Libertad, pero este se celebró en una base militar en las afueras de La Habana y no atrajo a una gran multitud. Después de eso, la Guerra Fría intervino y Cuba se aisló del Mundo Libre. Hoy, frente al Hotel Lincoln, hay una placa de bronce que describe los acontecimientos de 1958 y señala que fue “un estímulo importante para las fuerzas revolucionarias”.

Castro invitó a Fangio a regresar, pero no fue sino hasta 1981 que el argentino regresó a La Habana para firmar un acuerdo para suministrar camiones Mercedes-Benz al gobierno de Castro. Pérez era para ese entonces ministro del gobierno y lo recibió calurosamente, e incluso Castro interrumpió una reunión importante para saludar al hombre que había ordenado secuestrar.

En el 80 cumpleaños de Fangio había mensajes de todo el mundo para el gran hombre, incluido uno de “Tus amigos, los secuestradores”.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 23, 2020


 

Accidentes en Luz, Cámara, Acción…

Share

.

La suerte -o en este caso, la mala suerte- toca a las personas sean estas ricas o pobres (por supuesto), famosos o anónimos, grandes o chicos. Algunos, como Vic Morrow (Foto de tapa) murieron mientras rodaban el filme. 

 

Jason Statham conducía un camión durante una escena de The Expendables 3 (Los Indestructibles 3) cuando fallaron los frenos. Condujo directamente hacia el Mar Negro y casi se ahoga.

Pero Statham es rudo y escapó totalmente de ese camión hundido de tres toneladas como un genio. Sin embargo, estaba un poco nervioso, diciendo: “Es lo más cerca que he estado de ahogarme… Fue una experiencia muy desgarradora”. También bromeó diciendo que quizás Sly Stallone tenía algo que ver con los frenos. A lo que “Rocky” respondió: “No te has la princesa”.


Johnny Depp es un actor capaz, pero no era un manso gatito en el set en 2013 cuando se cayó de su caballo durante una escena de El Llanero Solitario. A pesar de que Depp había montado caballos antes, su silla se soltó y Tonto -su personaje- fue arrastrado casi 25 yardas y casi pisoteado. “Mi caballo Scout lo tenía preparado para mí”, dijo Depp. “Scout decidió saltar algunos obstáculos.

Todavía estaba agarrando la melena como un idiota tratando de volver a levantarme y en cierto punto tienes que tomar una decisión. ¿Me tiro al piso por mi cuenta? ¿O espero a que el casco me parta la cara en dos? Decidí bajar y, increíblemente, el caballo levantó las patas delanteras y me pisó”.  Aunque Depp se alejó del accidente con solo unos pocos cortes y contusiones menores, probablemente revisará la silla la próxima vez.


Durante la escena de la cena en la película de Quentin Tarantino Django Sin Cadenas, Leonardo DiCaprio golpeó su mano contra un vaso y se cortó la mano, requiriendo puntos de sutura. Su mano sangró profusamente pero el actor se mantuvo en el personaje y terminó la escena.

La toma se usó en el corte final y hace que el personaje propietario de esclavos de DiCaprio se vea aún más demente. Leo pasó su mano ensangrentada sobre la cara de Kerry Washington quién siguió actuando entre asqueada y aterrada por la herida. Su coprotagonista Jamie Foxx no podía creerlo. “Y ahora la sangre fluía de su mano y yo estoy como ‘¿Todos los demás ven esto? ¡Esto es una locura!’  ¡Y casi grité como una niña mirándolo! Pero lo sorprendente fue que estaba tan metido en su personaje que incluso cuando finalmente Tarantino ordenó ‘Cortar’, él seguía siendo este tipo… la gente casi le dio un mini ovación. Fue increíble ver eso”

George Clooney realmente se metió en su papel durante una escena de tortura en el set de Syriana en 2005. Estaba atado a una silla y sufrió una lesión en la cabeza y la columna cuando la silla se volcó. Clooney tenía tanto dolor que pensó en suicidarse. “Estaba acostado en la cama del hospital con una vía intravenosa en mi brazo, incapaz de moverme, con estos dolores de cabeza donde siento que los médicos dicen que se trata de un derrame cerebral y por un corto período de tres semanas, comencé a pensar: ‘Puede que tenga hacer algo drástico sobre esto”.

Pese a que se sometió a una cirugía, todavía sufre dolores de cabeza y tiene dolor de espalda por la lesión. Pero ganó un Oscar por el papel. Todo sea por el amor al arte.


Viggo Mortensen hizo muchas de sus propias acrobacias durante el rodaje de la trilogía de El Señor de los Anillos, por lo que no es una gran sorpresa que se haya lastimado. La lesión de la vida real de Mortensen incluso hizo el corte final de la película. Durante el rodaje de El señor de los anillos: Las dos torres, Mortensen se rompió dos dedos de los pies pateando un casco después de ver un cinturón carbonizado en una pila de cuerpos de orcos quemados. Mortensen cayó de rodillas con un dolor extremo y esa toma se quedó en la película. ¡Su grito fue real!

El director Peter Jackson dijo: “Viggo convirtió un dedo roto en una actuación”. Ah, y Mortensen estuvo a punto de ahogarse en la escena de La batalla de Helm. También se partió un diente. Y San Lorenzo sigue perdiendo…


Jim Caviezel pasó por mucho para interpretar a Jesús en La Pasión de Cristo de 2004, dirigida por Mel Gibson. Experimentó hipotermia, sufrió cortes en la espalda por las escenas de flagelación y separó su hombro con una cruz gigante.

Pero si eso no fuera suficiente, Caviezel y el asistente del director Jan Michelini fueron alcanzados por un rayo. ¡Quedéiluminado como un árbol de Navidad! -según sus propias palabras. Estaba realizando una de las más dramáticas escenas. Tormentas eléctricas daban un perfecto escenario para la toma del sermón del monte. El rayo lo impactó junto a Michelini. Lo único que Caviezel recuerda es haber visto a todos en el set hacer cuerpo a tierra.

Pareciera que Caviezel no fue muy afortunado interpretando al Cristo. No ganó el Oscar, solo la ira de Dios…

AND THE WINNER IS…

(Y el ganador es…)

 

Todo estudiante de anatomía debería estudiar la lista de lesiones de Jackie Chan para obtener una revisión rápida del cuerpo humano. Jackie Chan (Hong Kong. 1954) no es uno de esos actores que dice que hacen sus propias acrobacias, pero de esa manera no drirá: “tengo un doble de acrobacias pero va a parecer que yo voy a colgar de este cable para esta escena”. No Chan realmente hace todas sus propias acrobacias. El resultado … docenas de huesos rotos, innumerables contusiones y otros cortes importantes.

Aquí está la lista de las lesiones de Chan Kong-sang, más conocido como Jackie Chan:

Hueso superciliar / ceja dañado, casi causando ceguera: Drunken Master (1978)
Diente noqueado: Serpiente en la sombra del águila (1978)
Nariz rota: Joven maestro (1980)
Lesión en la barbilla: Dragon Lord (1982)
Nariz rota: Proyecto A (1983)
Daño vertebral que cae de una torre de reloj de 82 pies: Proyecto A (1983)
Daño vertebral cayendo de un poste: Police Story (1985)
La dislocación de la pelvis casi causa parálisis parcial: Police Story (1985)
Huesos rotos: el protector (1985)
Fractura de cráneo, derrumbe de hueso detrás de la oreja izquierda y hemorragia cerebral por la caída de un árbol: La armadura de Dios (1986)
Esternón roto: Armadura de Dios II: Operación Cóndor (1991)
Luxación de pómulos: Police Story 3: Super Cop (1992)
Daño en la rodilla: City Hunter (1993)
Lesión en el muslo por quedar atrapado entre dos autos: Crime Story (1993)
Luxación del hombro derecho: City Hunter (1993)
Tobillo roto: Rumble in The Bronx (1995)
Tobillo roto: Thunderbolt (1996)
Labio lacerado: Police Story 4: First Strike (1996)
Nariz rota: Mr. Nice Guy (1997)
Lesión de maléolo: ¿quién soy yo? (1998)
Daño en el hueso de la cola que causa parálisis parcial temporal: El espía accidental (2001)
Lesión ocular: el medallón (2003)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 23, 2020


 

City 40

Share

.

Las personas que viven aquí protegen inmensamente a su comunidad, caracterizándola como un lugar donde viven los “intelectuales”; con sus excelentes escuelas y su ambiente tranquilo y agradable, esto inicialmente no invita a hacer preguntas. Pero a pesar de su grandeza, Ozersk estaba —y permanece— desprovisto de visitantes. De hecho, hasta hace poco, esta ciudad de 100,000 personas no aparecía en ningún mapa. Incluso los residentes no existían, según los censos soviéticos de la época.

La ciudad está rodeada por gruesos muros y cercas de vigilancia, y nadie puede entrar o salir sin la autorización adecuada, no se admiten forasteros. Hoy en día, los residentes son libres de irse por su cuenta, pero este no siempre fue el caso: inicialmente, a nadie más que a los funcionarios soviéticos de más alto rango se les permitió entrar o salir de la fortaleza, y la mayoría de los residentes permanecieron esencialmente cautivos. Guardias fuertemente armados están parados en cada puerta.

Durante los primeros ocho años de existencia de la ciudad, incluso a los miembros de la familia de los residentes no se les permitió ingresar, y se les prohibió a los residentes salir de la ciudad. Incluso escribir cartas o hacer contacto con la familia estaba estrictamente prohibido. Los que habían sido reubicados aquí fueron considerados desaparecidos por sus familiares. Era como si se hubieran desintegrado en un agujero negro.

Hoy en día, todavía se sabe muy poco sobre lo que sucede dentro de Ozersk y la cercana planta de Mayak, aunque las lápidas de muchos jóvenes residentes en el cementerio de Ozersk dan testimonio del secreto que los soviéticos intentaron enterrar.

Se puede encontrar información sobre los niveles de radiación en las aldeas en las afueras de la ciudad, donde los relojes digitales en el centro de la ciudad cambian entre la hora local y el nivel actual de radiación en el aire.

Hace más de medio siglo, Ozersk, o Ciudad 40, como se le llama en código, fue el lugar de nacimiento del programa de armas nucleares soviéticas después de la Segunda Guerra Mundial, donde se fabricó la primera bomba soviética a base de plutonio, conocida como “Primer Rayo”. Se inspiró en Richland, Washington, donde Estados Unidos había construido “Fat Man”, la bomba de plutonio arrojada sobre Nagasaki al final de la Segunda Guerra Mundial.

En 1946, justo un año después de la utilización de “Fat Man”, los soviéticos comenzaron la construcción secreta de la Ciudad 40, alrededor de la enorme planta nuclear de Mayak, en lo profundo de los vastos bosques de los Montes Urales de Rusia. La ciudad estaría compuesta por trabajadores contratados de toda la URSS para dirigir el programa de armas nucleares de la Unión Soviética.

Como se podría imaginar sería el caso de las personas expuestas a la radiación nuclear extremadamente peligrosa, las personas pronto comenzaron a mostrar síntomas de exposición a la radiación y muchas murieron o enfermaron gravemente, aunque es casi imposible verificar los números debido al secreto extremo de las autoridades y sus frecuentes negaciones.

La administración de la planta de Mayak también ha supervisado el vertido de sus desechos en los lagos y ríos cercanos, que termina fluyendo hacia el Océano Ártico. Durante cuatro décadas, se dice que Mayak arrojó el equivalente de cuatro Chernobyls al medio ambiente circundante, aunque las autoridades lo han negado vehementemente. Según algunos residentes de Ozersk, el vertido continúa hoy. De hecho, se dice que medio millón de personas en Ozersk y sus alrededores han estado expuestas a cinco veces más radiación que las que viven en las áreas de Ucrania afectadas por el accidente nuclear de Chernobyl.

El mundo ahora es muy consciente de los efectos inquietantes de la generación de radiación nuclear, y Ozersk no es diferente. Los residentes de la ciudad ahora han aprendido la verdad: que su agua está contaminada, su comida está envenenada y sus hijos y sus hijos pueden estar muy enfermos.

Entre sus pastos florales y su serenidad pacífica, algunos se refieren a Ozersk como el “cementerio de la Tierra”, y se dice que el nivel de radiación en los lagos cercanos es 2.5 veces mayor que el de Chernobyl.

Sin embargo, la mayoría de los residentes aún no quieren irse. Todo lo contrario; el estado les ha hecho creer que son los “elegidos” de Rusia, e incluso se enorgullecen de ser ciudadanos de una ciudad cerrada. Muchos de los residentes han estado allí desde que se creó la ciudad hace más de seis décadas. Muchos de ellos han enterrado a padres, madres y, a menudo, sus niños en sus cementerios prístinos. Otros simplemente disfrutan de la exclusividad de vivir en una ciudad cerrada al mundo exterior, cuando tienen todo lo que necesitan dentro de su perímetro de alambre de púas.

Los habitantes de la Ciudad 40 recibieron un trato bastante dulce a cambio de su papel de “escudo nuclear y salvadores del mundo”. Mientras que la mayoría de la población soviética en la década de 1940 vivía en una pobreza extrema, los residentes de Ozersk vivían en apartamentos privados brillantes, con alimentos exóticos como plátanos y leche condensada. Tenían buenas escuelas, hermosas bibliotecas e incluso entretenimiento nocturno, todos ofrecidos en un hermoso entorno junto al lago.

Rusia tiene 42 ciudades cerradas conocidas. Se llaman “ZATO” (entidades territoriales administrativas cerradas) y la entrada de estas áreas secretas está estrictamente prohibida para los extranjeros. Por lo general, están ocultos en áreas remotas, y a veces se indican oblicuamente como una aldea insignificante cercana, para no llamar la atención de los desvíos accidentales. Las zonas reales pueden estar a millas de distancia de sus homónimos oficiales; por ejemplo, Arzamas-16, también conocido como Sarov, está a 75 kilómetros de Arzamas real.

A los ojos de algunos residentes de Ozersk, el secreto que rodea la ubicación de su ciudad no sirve para mantenerlos separados del resto del mundo, sino para mantener a los extraños fuera de su paraíso. Muchos se han quedado tanto tiempo a pesar de saber muy bien acerca de los peligros, simplemente porque el alambre de púas se ha convertido en una parte esencial de la identidad colectiva de la ciudad.

Según City 40, muchos de los residentes están perfectamente felices y contentos de quedarse solos en su cementerio privado y bien cuidado.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 23, 2020


 

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com