El Gran Comunicador

Share

El presidente Ronald Reagan ayudó a redefinir el propósito del gobierno y presionó a la Unión Soviética para que pusiera fin a la Guerra Fría. Solidificó la agenda conservadora durante décadas después de su presidencia.

El 5 de junio de 2004, muere Ronald Wilson Reagan, el cuadragésimo presidente de los Estados Unidos, después de una larga lucha contra la enfermedad de Alzheimer. Reagan, quien también fue un actor conocido y se desempeñó como gobernador de California, fue un presidente popular conocido por restaurar la confianza estadounidense después de los problemas de la década de 1970 y ayudar a derrotar al comunismo.

Nacido el 6 de febrero de 1911, Reagan, apodado Dutch (Holandés) cuando era joven, nació y se crió en varios pueblos pequeños de Illinois. A pesar de una educación desfavorecida (su padre abusaba del alcohol y tenía problemas para mantener el trabajo) Reagan era un estudiante popular y extrovertido. Se desempeñó como presidente del consejo estudiantil de su escuela secundaria y se destacó en fútbol, ​​baloncesto y atletismo, además de actuar en varias jugadas. Durante el verano, trabajó como salvavidas y, según los informes, salvó a 77 personas en seis años.

Después de la secundaria, Reagan se matriculó en Eureka College, una pequeña escuela cristiana de artes liberales en Eureka, Illinois, de la que recibió una beca. Allí, continuó mostrando destreza atlética, jugando fútbol y natación, además de perfeccionar sus habilidades en sus dos futuras actividades: la actuación y la política. Reagan, entonces demócrata, se desempeñó como presidente del cuerpo estudiantil de Eureka y actuó en las producciones teatrales de la universidad.

En 1932, Reagan se graduó de Eureka con una licenciatura en sociología y economía y encontró un trabajo como locutor deportivo de radio. Trabajó en la radio durante cinco años, antes de ir a una prueba de pantalla en Los Ángeles mientras estaba en California para cubrir el campo de entrenamiento primaveral de los Cachorros de Chicago. Warner Brothers le ofreció al futuro presidente un contrato de siete años, pero le pidió que usara su nombre de pila Ronald en lugar de Dutch en las películas.

Aunque nunca se convirtió en una estrella de primera, Reagan pasó 20 años en Hollywood y apareció en más de 50 películas y varios programas de televisión. Su apodo tan utilizado como presidente, The Gipper, vino de su turno de interpretar a la estrella de fútbol de Notre Dame George The Gipper Gipp en la película de 1940 Knute Rockne: All American. En 1940, Reagan se casó con la actriz Jane Wyman. La pareja tuvo dos hijos: Maureen, en 1941, y Michael, a quien adoptaron en 1945. Reagan y Wyman se divorciaron en 1949.

Aunque Reagan no sirvió en combate en la Segunda Guerra Mundial debido a su mala vista, comenzó el servicio activo en 1942 e hizo películas de entrenamiento para el ejército hasta su baja en 1945. Políticamente, fue durante la década de 1940 cuando Reagan se volvió gradualmente más conservador y también se involucró en el floreciente movimiento anticomunista del país.

Reagan en Prisionero de Guerra (1954)

En 1947, testificó ante el controvertido Comité de Actividades Antiamericanas de la Cámara de Representantes (HUAC, por sus siglas en inglés), nombrando elementos en Hollywood que sentía que estaban aliados con causas comunistas. Más tarde ese año, fue elegido presidente del Screen Actors Guild (SAG), cargo que ocupó de 1947 a 1952 y nuevamente de 1959 a 1960.

A lo largo de su trabajo con SAG, Reagan conoció a Nancy Davis, una actriz que acudió a Reagan en busca de ayuda cuando la etiquetaron incorrectamente como simpatizante comunista. Como había hecho con los demás, Reagan la ayudó a limpiar su nombre. La pareja también comenzó un romance de por vida y se casó en 1952. Sus dos hijos, Patricia y Ronald, nacieron en 1953 y 1959, respectivamente.

Después de registrarse como republicano en 1962 y hacer campaña para Barry Goldwater en su fallida campaña presidencial de 1964, Reagan decidió postularse para gobernador de California en 1966. Ganó cómodamente, a pesar de su falta de experiencia. Su plan para California presagió el que finalmente trajo consigo al escenario nacional: impuestos más bajos, recortes en el gasto y el fin del “gran gobierno”. A pesar de las protestas estudiantiles y los aumentos impositivos forzados que se produjeron durante su primer mandato, volvió a postularse y fue reelegido fácilmente en 1970. Apenas 18 meses después, anunció su fallida candidatura a la presidencia en la Convención Nacional Republicana. En 1975, dejó el cargo en California y se postuló nuevamente para la nominación presidencial republicana, perdiendo en una reñida carrera ante Gerald Ford.

En 1980, Reagan se postuló una vez más y ganó la nominación, eligiendo a George H.W. Bush como su compañero de fórmula. Con una plataforma de gobierno pequeño, un ejército más fuerte y recortes de impuestos, Reagan apeló a un público estadounidense frustrado con la inflación y los problemas de política exterior, como la crisis de los rehenes en Irán. Ganó y, a los 69 años, se convirtió en el hombre de mayor edad en ser elegido para el cargo. Un orador público talentoso y practicado, el encanto personal, los modales cálidos y el mensaje optimista de Reagan lo hicieron querer por muchos estadounidenses. Fue reelegido en 1984.

Reagan y Gorbachev
Durante el intento de asesinato
Con Nancy, recuperándose del atentado

Apenas 69 días después de asumir el cargo, Ronald Reagan recibió un disparo de John Hinckley después de dar un discurso en un hotel a una milla de la Casa Blanca. Después de la cirugía para extraer la bala, que se había alojado cerca de su corazón, se recuperó rápidamente, lo que se sumó a su imagen de líder fuerte. A lo largo de sus dos mandatos en el cargo, Reagan siguió su programa económico característico, Reaganomics, una teoría económica del lado de la oferta que implicaba recortes drásticos tanto en impuestos como en gastos. En ese momento, y cada vez más en los años transcurridos desde su presidencia, Reagan recibió críticas por recortar despiadadamente los programas sociales mientras acumulaba un enorme déficit con gastos militares masivos. También se le critica por su parcialidad hacia los intereses comerciales, eliminando muchas regulaciones sobre las grandes empresas que, en su opinión, estaban impidiendo el crecimiento, además de autorizar el despido de controladores de tráfico aéreo en huelga en 1981.

Sin embargo, fue su campaña para poner fin a la Guerra Fría lo que definió la presidencia de Reagan para muchos estadounidenses. Su plan era utilizar una acumulación militar sin precedentes para negociar tratados de reducción de armas desde una posición de fuerza. Durante una visita a Alemania, instó al entonces premier soviético Mikhail Gorbachev a derribar ese muro.

nancy Reagan y el último adiós

En 1989, el Muro de Berlín fue derribado y la Unión Soviética a la que Reagan se había referido una vez como un imperio del mal ya no existía. Si bien muchos le dan crédito a Reagan por este giro histórico de los acontecimientos, y es seguro que desempeñó un papel importante, otros señalan los problemas internos de la Unión Soviética por su desaparición final.

La política exterior de Reagan incluyó intervenciones militares en el Líbano, Granada y Libia, que tuvieron resultados mixtos. También es conocido por respaldar a los rebeldes anticomunistas en Nicaragua y autorizar una operación militar secreta de la CIA allí a principios de la década de 1980. Esto condujo al escándalo Irán-Contra, en el que se descubrió que la venta ilegal de armas a Irán se utilizó para financiar el apoyo de la administración a los rebeldes de la Contra de Nicaragua. Nunca se encontró evidencia que sugiriera que el propio Reagan o el vicepresidente Bush violaran la ley. A pesar del escándalo, George H.W. Bush sucedió a Reagan en la presidencia en 1988.

Conocido como el Gran Comunicador, Reagan dejó la Oficina Oval como uno de los presidentes más populares de la historia y se retiró a su rancho de California, Rancho del Cielo.

Su anuncio en 1994 de que le habían diagnosticado la enfermedad de Alzheimer fue recibido con gran tristeza por muchos en todo el país. Escribió, en una carta abierta al pueblo estadounidense, “Ahora comienzo el viaje que me llevará al ocaso de mi vida. Sé que para Estados Unidos siempre habrá un amanecer brillante por delante”. Vivió el resto de sus días en el rancho, con su esposa Nancy, quien permaneció dedicada a él hasta el final. Fue enterrado en la Biblioteca Presidencial Ronald Reagan en Simi Valley, California.


PrisioneroEnArgentna.com

Junio 5, 2021


 

20 de octubre del 2011, es ultimado el dictador libio Moammar Gadhafi

Share

El 20 de octubre de 2011, Moammar Gadhafi, el líder más atornillado al poder de África y el mundo árabe, es capturado y asesinado por las fuerzas rebeldes cerca de su ciudad natal de Sirte. El excéntrico dictador de 69 años, que llegó al poder en un golpe de Estado de 1969, encabezó un gobierno que fue acusado de numerosas violaciones de los derechos humanos contra su propio pueblo y estaba vinculado a ataques terroristas, incluyendo el bombardeo de 1988 de un avión de Pan Am sobre Lockerbie, Escocia.

Gadhafi, que nació en una familia beduina en junio de 1942, asistió a la Real Academia Militar en Bengasi cuando era joven y brevemente recibió entrenamiento militar adicional en Gran Bretaña. El 1 de septiembre de 1969, lideró un golpe de estado que derrocó al monarca prooccidental de Libia, el rey Idris, que estaba fuera del país en ese momento. Gadhafi emergió como el jefe del nuevo gobierno revolucionario, que pronto forzó el cierre de las bases militares estadounidenses y británicas en Libia, tomó el control de gran parte de la industria petrolera de la nación, y torturó y mató a disidentes políticos.

Si el socialismo se define como una redistribución de la riqueza y los recursos, una revolución socialista ocurrió claramente en Libia después de 1969 y sobre todo en la segunda mitad de la década de 1970. La gestión de la economía era cada vez más socialista en intención y efecto con la riqueza en vivienda, capital y tierra significativamente redistribuida o en proceso de redistribución. La empresa privada fue prácticamente eliminada, reemplazada en gran medida por una economía controlada centralmente.
— Estudios libios erudito Ronald Bruce St. John.

También hizo intentos fallidos de fusionar Libia con otras naciones árabes. Gadhafi comenzó a financiar grupos terroristas y guerrilleros de todo el mundo, incluyendo el Ejército Republicano Irlandés y la Facción del Ejército Rojo en Alemania Occidental. Además, a mediados de la década de 1970, Gadafi, cuyos seguidores se referían a él por títulos como “Hermano Líder” y “Guía de la Revolución”, publicó su filosofía política, que combinaba teorías socialistas e islámicas. Conocido como el Libro Verde, el manifiesto se convirtió en lectura obligatoria en las escuelas libias.

Rey Idris
St John
Reagan

Durante la década de 1980, las tensiones aumentaron entre Gadafi y Occidente. Libia se vinculó con el bombardeo de abril de 1986 de un club nocturno de Berlín Occidental, Alemania, frecuentado por personal militar estadounidense. Dos personas, entre ellas un soldado estadounidense, murieron en el ataque, mientras que otras 155 resultaron heridas. Estados Unidos rápidamente tomó represalias con objetivos de bombardeo en Libia, incluido el complejo de Gadafi en Trípoli, la capital de la nación. El presidente Ronald Reagan llamó a Gadafi “el perro loco de Oriente Medio”.

El 22 de diciembre de 1988, el vuelo 103 de Pan Am, que viajaba de Londres a Nueva York, fue volado sobre Lockerbie, matando a 259 personas a bordo y 11 personas en tierra. Estados Unidos y Gran Bretaña acusaron a dos libios en el ataque, pero Gadafi inicialmente se negó a entregar a los sospechosos. También se negó a entregar a un grupo de libios sospechosos en el bombardeo de 1989 contra un avión de pasajeros francés sobre Níger que mató a 170 personas.

Según algunos combatientes citados presentes al mmomento de la captura, Gaddaffi le rogó a sus captores que no dispararan. Otros dicen que le preguntó a uno: “¿Qué te he hecho a ti?”

Posteriormente, en 1992, las Naciones Unidas impusieron sanciones económicas a Libia. Estas sanciones fueron eliminadas en 2003, después de que el país aceptara formalmente la responsabilidad de los bombardeos (pero no admitió culpabilidad) y aceptara pagar un acuerdo de 2.700 millones de dólares a las familias de las víctimas. (El gobierno de Gadafi había entregado a los sospechosos de Lockerbie en 1999; uno fue finalmente absuelto y el otro condenado.) También en 2003, Gadhafi acordó desmantelar sus armas de destrucción masiva. Las relaciones diplomáticas con Occidente se restablecieron al año siguiente.

Gadhafi siguió siendo una figura profundamente controvertida, que viajó con un contingente de guardaespaldas femeninas, llevaba túnicas y sombreros coloridos o uniformes militares cubiertos con medallas, y en viajes al extranjero estableció una tienda de campaña de estilo beduino para recibir invitados.

Después de más de 40 años en el poder, Gadafi vio cómo su régimen comenzó a desmoronándose en febrero de 2011, cuando estallaron protestas antigubernamentales en Libia tras los levantamientos en Egipto y Túnez a principios de ese año. Gadafi juró aplastar la revuelta y ordenó una violenta represión contra los manifestantes. Sin embargo, en agosto, las fuerzas rebeldes, con la ayuda de la OTAN, habían tomado el control de Trípoli y habían establecido un gobierno de transición. Gadafi se escondió, pero el 20 de octubre de 2011, fue capturado y fusilado por las fuerzas rebeldes.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 20, 2019


 

ENTENDER PORQUE LA DECADENCIA

Share

.

 Por CARLOS LEYBA

 

Son muchos los debates que los argentinos nos debemos para poder encontrar la salida de este laberinto de decadencia económica que ya nadie discute.

¿Por qué laberinto? Por que no es fácil encontrar la salida buscada durantes más de cuatro décadas.

Esta decadencia económica y social, y tal vez muchas otras decadencias, que la brutal dimensión de la económica y social ocultan, es un escenario artificioso cruzado por encrucijadas que confunden y tornan imposible encontrar una salida: siempre una pared infranqueable obliga a retroceder sin encontrar una salida.

Lo laberíntico genera angustia. Y le quita autoridad a los que han corrido sin poder encontrar la salida. ¿En qué, en quién confiar?

Cuando llegó José Alfredo Martínez de Hoz (1976) ya estábamos metidos en el laberinto. Pero él, con la fuerza bruta de la Dictadura Genocida, nos empujó hacia adentro. En un panorama sombrío dijo “veo la luz al final del túnel”.

Lo increíble es que 45 años después, cuando esta negrura presente ya estaba cubriendo todo, Gabriela Michetti (2018) – vicepresidente de la Nación – dijo “veo la luz al final del túnel”.

El laberinto es volver a empezar. El día de la marmota.

Quienes nos condujeron y hoy conducen, están como nosotrosen el laberinto. Pero el poder ciega y entonces están a obscuras. Por eso no saben dónde están. Imaginan un túnel y dicen que “ven luz” …que nadie ve.

La imaginación de los gobernantes ha sido rica: desde la inversión de sentido de afirmar que con “la democracia se come, se cura y se educa”, cuando la democracia es plena sólo cuando todos comen, se curan y educan y no al revés, hasta el patético ingreso al primer mundo con Carlos Menem o la “revolución imaginaria” de los Kirchner. Y ahora en el hartazgo de esta secuencia escrita de frustraciones: “el segundo semestre”, “los brotes verdes” y el retorno, despejando hilachas, a un escenario de cuasi default como con el que terminamos en 2001. ¿Cuándo entramos en esta trampa?

Si nos basamos en las estadísticas del PBI por habitante, la respuesta es contundente: entramos en el laberinto de la decadencia hace 45 años.

Decadencia implica que previamente hubo progreso. No hay decadencia sin progreso previo.

Sturzenegger

Revisemos el pasado, ese lugar en el que los argentinos nada podemos acordar. Abordémoslo con estadísticas. Probadas y aprobadas por colegas de distinta visión.

La de aquellos que insisten en recorrer el laberinto buscando la luz al final del túnel, que han sido parte de las gestiones de los últimos 45 años, y la de aquellos que se resistieron a ingresar en él: los menos.  Los que han sido parte en general son ideológicamente neoliberales pro mercado y apertura.

Aclaremos, el neoliberalismo vacía de sentido cualquier referencia al interés general, al bien común, y considera que “el único determinante del comportamientos individuales es el cálculo racional, que en ningún caso está regido por reglas morales”E.Mulot.Veamos.

Hasta 1975 la Argentina fue un país de progreso económico y social. Por cierto, no exento de problemas.

Si hacemos análisis comparativo y nos basamos en lo escrito por un economista ortodoxo y dos veces funcionario en los últimos 45 años, como lo es Federico Sturzenegger, el PBI por habitante de la Argentina se mantuvo en el 75% del de Australia desde 1900 hasta 1975, año a partir del cual nos separamos drásticamente de la trayectoria australiana. Después de 1975 nuestro PBI por habitante cada año fue un porcentaje menor del de Australia.

Australia progresó (y mucho) hasta 1975 (después también), nosotros corrimos a la misma velocidad (no más ni menos) desde 1900 hasta 1975. Entonces nosotros, hasta 1975 y a la misma velocidad que Australia, tuvimos una excelente performance comparativa hasta hace 45 años.

Macri

¿Por qué Mauricio Macri, los “articulistas” pro oficialistas, hablan de 70 años de decadencia si, haciendo la cuenta hasta 1975 hay 45 años que tienen en común la misma visión de lo que debe ser la política pública?

Es fácil constatar que el PBI por habitante de la Argentina entre 1944 y 1975 creció a la misma velocidad que el de los Estados Unidos. Ni más ligero ni más despacio.

En los “gloriosos 30 años” (1944/1975) de la economía occidental, los del Estado de Bienestar, la industrialización, el pleno empleo, el avance de la redistribución progresiva del ingreso, la economía argentina y la economía americana crecimos a la misma velocidad.

La visión dominante era la de las políticas públicas precedidas por el concepto del “bien común”.

Hay más. Dicen J. Llach y M. Lago, dos economistas ortodoxos (el primero funcionario nacional destacado dos veces en el período 1990/2002), en uno de sus libros recientes, sostiene que entre 1963 y 1974 el PBI por habitante de la Argentina creció a mayor velocidad que el PBI por habitante de los países occidentales.

Tres relaciones comparadas – avaladas por protagonistas y policy makers de los últimos 45 años – nos demuestran de manera palmaria que si Australia, Estados Unidos y las economías desarrolladas de Europa Occidental eran economía en progreso, desde antes y hasta 1975 (ellas lo fueron también después) también lo fue, en aquél entonces, la economía argentina porque creció a la misma velocidad. Una opinión unánime: hasta 1975 progresamos, entonces, la decadencia – el ingreso en el laberinto – tiene fecha de inicio.

La enorme diferencia, el brutal abismo, es que todas aquellas economías occidentales siguieron siendo economías de progreso (aunque a distintas velocidades) y la economía argentina, desde 1975 hasta la fecha, ha dejado de serlo.

Hubo progreso comparado (y absoluto) hasta 1975 y particularmente desde 1945.

Miremos las estadísticas del PBI por habitante. Desde 1900 hasta 1945 el PBI ph creció 1,03% anual acumulativo y desde 1945 hasta 1974, 1,98%. De entonces a hoy 0,58% ¿Cuál es entonces el período de mayor crecimiento?¿Cuesta tanto que la unanimidad de los colegas reconozcan los hechos?

Perón

Desde 1975 estamos en decadencia económica medida por el PBI por habitante y en ese laberinto la pobreza se multiplicó a las tasas chinas de 7% anual.

Es necesario aclarar que dado que la población crece sistemáticamente hablar de porcentaje de personas bajo de la lìnea de pobreza es insuficiente. Es imprescindible hablar de número de personas sufriendo la pobreza. Y en ese caso 7% anual acumulativo de crecimiento es lo que ha producido que, de las 800 mil personas estimadas en esa condición en la primera Encuesta de Hogares del Indec (1974) hayamos pasado a 14 millones en los días que corren.

La decadencia no es obra de Mauricio Macri, no lo es el estancamiento de 45 años (eso es el 0,58% de crecimiento anual) ni los 14 millones de pobres. No. La causa es la continuidad de un proceso de extravío en la conducción que gira en el laberinto desde hace muchas gestiones.

Estas desgracias vienen de una catarata que viene tomando fuerza desde la altura de los tiempos de 1975: una bola de nieve de estancamiento.

Mientras en 1974 y antes, el desempleo rondaba el 2/4% y en momento de recesión (que los había) llegaba al 7%. Desde entonces la tasa de desempleo de crisis fue a un ritmo creciente; y cuando esa tasa declinaba, aumentaban varios “compensadores” sistémicos: el retiro del mercado de trabajo por hastío de no encontrarlo, el empleo público sustituto funcional del seguro de desempleo, los distintos tipos de planes e imprescindibles ayudas sociales que no son más que acciones de supervivencia colectiva.

En aquellos años de progreso económico y social irrefutable con los datos, el gasto del Estado nunca representó más del 22 % del PBI, el endeudamiento externo no fue ni remotamente una variable central de la política económica; y la tasa de inflación dificilmente superaba tres veces la tasa media de inflación anual de los países desarrollados.

Martínez de Hoz

En los años de la decadencia iniciada en 1975 y continuada hasta hoy el Estado, con privatizaciones incluidas, creció hasta 42%. El endeudamiento externo, la financiarización de la economía, creció sin pausa y con prisa; y todas las gestiones debieron acudir al auxilio del FMI; y además vivieron en estado de default. Y la inflación – hiper inflaciones aparte – con excepciones que llevaron al estallido de los 2000, siempre estuvo rondando 10 veces la inflación promedio de las economías occidentales.

Hasta 1975 la oferta de bienes públicos – todos lo recuerdan – era razonable, apropiada para un país de desarrollo medio, el hospital público, la escuela pública, la seguridad en las calles, etc.

Seguramente traducido a las palabras del presente “un clima de favorable a la inversión”.

Si Usted quiere aclaro que la fuga del dinero – que la había – iba a los bienes y no a los dólares. No era una fuga verde “casi popular” como la de nuestros días.

Nadie puede negar la existencia de conflictos sociales. Pero tampoco se puede desconocer que la representación social y el diálogo con el poder, excluían la acción directa: la calle no era el territorio cotidiano del conflicto social.

Sin duda, en esos años del Estado de Bienestar, también la minoría regresiva – que finalmente se impuso en 1975 y hasta hoy – se hacía del “Poder” por la fuerza militar (no por las urnas) para “contener y frenar la distribución progresiva del ingreso”. Y también sin duda las ultra minorías armadas de las guerrillas generaban en las calles un clima de temor, tanto durante los gobiernos militares como en el período democrático inaugurado en 1973.

Por eso el General Perón los expulsó de la Plaza llamándolos “imberbes”  y agregando “estos infiltrados que trabajan adentro, y que traidoramente son más peligrosos que los que trabajan desde afuera, sin contar con que la mayoría de ellos son mercenarios al servicio del dinero extranjero”.

Hasta 1975 no hubo ningún período de “déme dos”, ni tampoco la explosión de fortunas súbitas e hiper concentradas que adornan nuestros espacios que imitan al primer mundo, pero con la tosquedad extrema del Hotel de lujo y casino que – en la ciudad de Rosario – está en la vecindad de la villa miseria.

Estas fortunas nuevas, bastante toscas, no se emparentan con las de la “oligarquía ganadera” que crecían cuando crecía el país. Ni con la de la “burguesía industrial” que cuando crecía el país crecía.

En aquél entonces, hasta 1975, fortunas individuales y progreso colectivo, podrían no ir parejas, pero iban para el mismo lado.

Pero hoy, con 45 años de país estancado, mareas de pobreza alrededor de las ciudades, el mayor escándalo es la explosión de fortunas nuevas. Inmensas, bien notables, y como en todo lugar de riquezas súbitas, la de los nuevos ricos, es además de poco mérito todas derivadas de concesiones o contrataciones propias del desguase del Estado. El final de “Zorba el griego”.

Un Estado que ahora representa el 42 % del PBI (el doble de aquella época de los 30 gloriosos) que sobrevive por estar endeudado, que no presta la proporción de los servicios públicos de entonces y que asiste a una privatización continuada de la educación, la salud y del ejército de seguridad privada que hasta atiende en “espacios públicos”. Todo eso es decadencia.

Reagan

Tenemos un Estado sin moneda. Lo que es de una gravedad extrema. Porque es “menos Estado” que el necesario. Y porque se torna un Estado dependiente, ya no del mercado financiero interno, sino – y vaya si lo sufrimos – de las llaves de paso que se abren o se cierran en el exterior y que nos hacen dependientes.

Simplemente hasta 1975 los bancos privados financiaban hipotecas para vivienda a 10,12 o15 años, en pesos y a tasas de interés fijas. Sí, había ilusión monetaria,pero era posible hacer política monetaria.

¿Cómo se dispara la decadencia?¿Cuándo entramos en el laberinto? En 1975 ocurre el “rodrigazo”. Pero no fue solamente una decisión espantosa, errónea, de política económica. Fue, como está de moda ahora señalar, un “intento de cambio cultural”.

Ricardo M. Zinn, el operador e inspirador del golpe económico que tumbó a la Argentina, era un militante de la lucha contra las ideas de desarrollo y justicia. Sostenía que sólo el vigor de los mercados, librados a toda su potencia, era capaz de producir beneficios colectivos e individuales. Nada, decía, justificaba “las políticas”, los “objetivos”, los “programas”. No podían provocar nada positivo.

Todo se dividía en “cuestiones que el mercado ha resuelto y cuestiones que el mercado resolverá”. Para eso había que liberar las fuerzas del mercado y hacerlas liderar por el mercado financiero cuyo regulador de “pasa no pasa” es la tasa de interés de mercado, pura, limpia, sin concesiones. Cuando lo vemos actuar al actual Presidente del BCRA no cabe duda que a todos los mueve el mismo espíritu.

Zinn era un extremista del neoliberalismo que acuñó, durante la Dictadura Genocida, dos frases emblemáticas “los argentinos somos derechos y humanos”, “achicar el Estado es agrandar la Nación”. Por un lado justificaba la represión salvaje y por el otro justificaba la destrucción del Estado. En ese camino “la Nación” se encogía dos veces. La primera porque no podía amparar la vida de todos los ciudadanos y la segunda porque se sembraba el espiritu de no ser todos partes de la misma Patria.

Zinn junto a Pedro Pou dió origen al CEMA y desde ese centro de pensamiento – Chicago Boys – se construyó una Universidad y se difundió una doctrina, una ideología, poderosa que repite, en lengua nativa, “el Estado no es parte de la solución sino parte del problema” (R.Regan) y “no hay tal cosa como “la sociedad” solo individuos” (M.Tatcher).

Lo más insólito que todos ellos eran miembros de la secta “Los Caballeros del Fuego” que lideraba José López Rega. ¿Podrán imaginarse que su instalación en el poder surgió de las maniobras siniestras del “brujo”?

Thatcher

La deriva de ese pensamiento es el auge financiero, primera etapa, al que contribuyó la demolición del desarrollo industrial nacional.

Zinn acordó con J.A. Martinez de Hoz las medidas del ”rodrigazo”, la resistencia a las mismas conducidas por el sindicalismo – en el marco de la guerrilla que le hacía el juego al golpe con aquello de “cuanto peor mejor” –  fue el fundamento de la Dictadura Militar que puso en marcha la segunda etapa del “rodrigazo”.

El argumento de la apertura irracional de importaciones financiadas con deuda externa, era que se había acabado y fracasado la “industrialización por sustitución de importaciones”.

Que el innegable avance de integración industrial – de la que un ejemplo era la industria automotriz resultado de una integración vertical que producía el 90% de un vehículo y que además exportaba – era “falso” y que había que abandonar ese rumbo de modernización económica y social cuyos resultados ya hemos mencionado.

En 1974 las terminales automotrices y todas las empresas del sector, acordaron el protagonismo exportador automotriz que se frustró con la llegada del neoliberalismo al gobierno.

A partir de esa mirada equivocada (ingenua o perversa) la economía argentina hizo de la industria manufacturera de transformación la madre de la nueva y monumental restricción externa: déficit de 30 mil millones de dólares anuales (2004/2018). Si se crece 1%, las importaciones industriales crecen 3,69%.

El crecimiento, en estas condiciones, genera crisis del balance de pagos.

En “restricción externa estructural” no existe la posibilidad de consolidar una moneda porque dependemos de una moneda que no emitimos; y con el discurso de la desindustrialización forzada, en lugar de producir los bienes que proveean esa moneda, vivimos en déficit permanente de ella.

López Rega

La desindustrialización forzada, que arrastramos hace 45 años, es el motor de la restricción externa y además ha destruído la capacidad de generar empleo productivo urbano. Llevamos  19 caídas del PBI ph entre 1975 y 2018.

Esta mecánica lleva a que la restricción externa, provocada por la desindustralizaciòn, obligue al Estado a paliar las condiciones que genera la falta de trabajo productivo urbano. La primera respuesta que agrava la debilidad fiscal es un empleado público cada 12 habitantes.

La proporción de consumidores de bienes o insumos importados, por la conformación “ensambladora” de la industria, es infinitamente superior a la proproción de productores de bienes o insumos de exportación.

Se genera así la economía de tres déficits: externo, de empleo y fiscal.

Toda política de impulso, en este sistema que rechaza la concertación, es inflacionaria porque no mueve la rueda de la producción sino la de la deuda.

En este contexto, la deuda externa grita y la deuda social angustia.

Entre gritos y angustia, es imprescindible repensar el por qué de la decadencia y romper con el discurso de la justificación que da vueltas en el laberinto sin encontrar la salida. Con las mismas ideas, aunque las personas cambien, nada va a cambiar. Por eso hay que entender por qué la decadencia: ese porque es la única manera de salir del laberinto.

 

Carlos Leyba es economista egresado de la Universidad de Buenos Aires. Realizó estudios de posgrado en la Universidad Libre de Bruselas. Fue profesor regular titular en la Facultad de Ciencias Económicas (UBA). Durante la presidencia de Perón fue subsecretario general del Ministerio de Economía y vicepresidente ejecutivo del Instituto Nacional de Planificación Económica (INPE), en tal carácter tuvo a su cargo las tareas operativas de la Política de Concertación y del Plan Trienal de Reconstrucción y Liberación Nacional. Fue presidente del Fondo Nacional de las Artes y coordinador de los Informes de Desrrollo Humano (1995-1999) del Senado de la Nación. Consultor del PNUD, del Banco Mundial, del BID y de empresas. Es presidente del Centro de Estrategias de Estado y Mercado (EEM), profesor en la Maestria de Integración de la UBA, columnista económico de la revista Debate y edita la página web nosquedamosenel73. Es autor del libro Economia y Politica en el Tercer Gobierno de Peron.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 25, 2019


 

HISTORIA DEL NARCOTRÁFICO EN AMÉRICA

Share

El narcotráfico en los Estados Unidos se remonta al siglo XIX. Desde el opio a la marihuana y la cocaína, se han importado, vendido y distribuido ilegalmente una variedad de sustancias a lo largo de la historia de los Estados Unidos, a menudo con consecuencias devastadoras.

 
El comercio tempranero de opio en los Estados Unidos
A mediados de la década de 1800, los inmigrantes chinos que llegaron a California introdujeron a los estadounidenses a fumar opio. El comercio, venta y distribución de opio se extendió por toda la región.
Las guaridas de opio, que eran lugares designados para comprar y vender la droga, comenzaron a surgir en ciudades de California y pronto se extendieron a Nueva York y otras áreas urbanas.
En poco tiempo, los estadounidenses estaban experimentando con otros opiáceos como la morfina y la codeína. La morfina fue especialmente popular por su uso como analgésico durante la Guerra Civil, que provocó que miles de soldados de la Unión y Confederados se volvieran adictos a la droga.
La Ley Harrison de 1914 prohibió el uso de opio y cocaína con fines no médicos, pero las drogas ilícitas continuaron circulando.
En 1925, se abrió un mercado negro de opio en el barrio chino de Nueva York. En este momento, había cerca de 200,000 adictos a la heroína en los Estados Unidos.
La distribución de opiáceos continuó durante la era del jazz de los años 1930 y 1940. La marihuana también se convirtió en una droga recreativa popular en algunas comunidades durante esta era.
El narcotráfico de la mafia
Las familias de la mafia estadounidense fueron atrapadas contrabandeando y vendiendo drogas ilícitas desde la década de 1950, además de los juegos de azar y otras actividades ilegales. Estos grupos organizados allanaron el camino para futuros carteles de la droga que se enfocaron en las drogas para sus ingresos. Al Capone (Foto a la derecha) estuvo entre los precursores.
La participación de la mafia en el comercio de drogas a veces se conocía como la “Conexión Francesa” porque los traficantes en la ciudad de Nueva York se apoderaban de los envíos de opio turco que llegaban de París y Marsella, Francia.
La guerra de Vietnam y el narcotráfico
La participación de los Estados Unidos en la guerra de Vietnam llevó a un incremento en el consumo de heroína en los Estados Unidos entre los años 1965-1970.
El uso de drogas entre los soldados de Vietnam fue generalizado. En 1971, los informes mostraron que el 15 por ciento de los soldados activos eran adictos a la heroína y muchos más fumaban marihuana u otras drogas.
La cantidad de personas que dependen de la heroína en los Estados Unidos se elevó a 750,000 durante estos años.
Pablo Escobar y el cartel de Medellín.
A fines de la década de 1970, el comercio ilegal de cocaína se convirtió en una importante oportunidad de hacer dinero en todo el mundo. El Cartel de Medellín, un grupo organizado de proveedores de drogas y contrabandistas con sede en la ciudad de Medellín, Colombia, comenzó a operar durante este tiempo.
En 1975, la policía colombiana incautó 600 kilos de cocaína de un avión. Los narcotraficantes tomaron represalias matando a 40 personas durante un fin de semana en lo que se conoció como la “Masacre de Medellín”. El evento provocó años de violencia que llevaron a asesinatos, secuestros y redadas.
El cartel de Medellín se apoderó del poder en los años ochenta. Fue dirigido por los hermanos Jorge Luis, Juan David y Fabio Ochoa Vasquez; Pablo Escobar; Carlos Lehder; George Jung; y José Gonzalo Rodríguez Gacha.
Durante el pico de su reinado, el cartel de Medellín recaudó hasta $ 60 millones por día en ganancias de drogas.
Es importante destacar que los gobiernos de los Estados Unidos y Colombia ratificaron un tratado bilateral de extradición en 1981. Este tratado se convirtió en una preocupación importante para los traficantes colombianos.
Manuel Noriega y el narcotráfico panameño.
En 1982, el general panameño Manuel Noriega permitió que el narcotraficante de Medellín, Pablo Escobar, enviara cocaína a través de Panamá.
Alrededor de este tiempo, el vicepresidente George H.W. Bush creó la Fuerza de Tareas sobre Drogas del Sur de la Florida para combatir el comercio de cocaína a través de Miami, donde la violencia relacionada con los traficantes aumentaba constantemente.
Después de enterarse de los compromisos del cartel de Medellín en Panamá, un gran jurado federal de Miami acusó a los principales líderes del grupo en 1984. Un año más tarde, los funcionarios estadounidenses descubrieron que el cartel de Medellín tenía una lista de miembros que incluía a miembros de embajadas estadounidenses, sus familias, periodistas y empresarios.
En 1987, la Policía Nacional de Colombia capturó a Carlos Lehder y lo extraditó a los Estados Unidos, donde fue condenado a cadena perpetua sin libertad condicional más 135 años.
El general Noriega se rindió a la Administración de Control de Drogas (DEA) en 1989 cuando Estados Unidos invadió Panamá. Finalmente, fue condenado y sentenciado a 40 años de prisión por ocho cargos de narcotráfico, lavado de dinero y crimen organizado.
También en 1989, José Gonzalo Rodríguez fue asesinado por la policía colombiana durante una redada.
Los hermanos Ochoa se rindieron en 1990 pero fueron liberados de la cárcel en 1996. Fabio Ochoa Vásquez fue arrestado nuevamente por nuevos delitos en 1999.
George Jung sirvió casi 20 años por contrabando de drogas. Fue liberado de la prisión en 2014, pero fue arrestado nuevamente en 2016 por violar la libertad condicional. La historia de la vida de Jung fue retratada en la película de 2001 Blow.
Pablo Escobar se rindió a la policía colombiana en 1991, pero escapó durante un traslado de prisión un año después. La policía lo reubicó en 1993, pero fue asesinado cuando intentaba huir de las autoridades.
El cartel de cali
Cuando el cartel de Medellín fue derribado, el cartel de Cali dio un paso adelante. Esta operación organizada surgió a principios de los años 90 y tenía su sede en el sur de Colombia.
Sus líderes fundadores incluyeron a los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela; Jose Santacruz Londoño (también conocido como “Chepe”); y Hélmer Herrera (también conocido como “Pacho”).
En la cima del Cartel de Cali, se pensaba que tenía control sobre el 80 por ciento de la cocaína suministrada a los Estados Unidos. A mediados de los 90, la organización se convirtió en un negocio de contrabando de miles de millones de dólares.
En 1995, los principales miembros del cartel de Cali fueron capturados y arrestados. Un año después, todos los reyes de Cali estaban tras las rejas.
El Chapo, Los Zetas Y Los Cárteles De Drogas Mexicanos
A mediados de la década de 1980, la frontera de EE. UU. Y México se convirtió en la principal ruta de transporte de cocaína, marihuana y otras drogas hacia los Estados Unidos. A fines de la década de 1990, los traficantes mexicanos dominaron la distribución de drogas e introdujeron la metanfetamina.
La Federación de Sinaloa, que todavía opera hoy en día, es quizás el cártel mexicano de drogas más grande y conocido. También se conoce como el “Cartel del Pacífico”, la “Organización Guzmán-Loera”, la “Federación” y la “Alianza de sangre”.
Según la oficina del Fiscal General de los Estados Unidos, el cartel de Sinaloa importó y distribuyó casi 200 toneladas de cocaína y grandes cantidades de heroína entre 1990 y 2008.
El infame narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán dirigió a Sinaloa a partir de 1989. En 2003, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos consideró a Guzmán como el “narcotraficante más poderoso del mundo”.
Después de varios arrestos y fugas de la prisión, Guzmán fue recapturado por las autoridades mexicanas en 2016. A principios de 2017, fue extraditado a los Estados Unidos para enfrentar cargos penales.
Los Zetas y el Cartel del Golfo.
Otro cartel mexicano, conocido como Golfo, comenzó en la década de 1920 pero no ganó terreno en el área del narcotráfico hasta la década de 1980. Gulf se convirtió en uno de los principales rivales de Sinaloa en la década de 2000.
El Cartel del Golfo trabajó con Los Zetas, un grupo formado por ex miembros de élite del ejército mexicano. Representantes de Los Zetas esencialmente trabajaron como sicarios para Gulf.
Cuando los dos grupos se dividieron en 2010, se produjo una lluvia sangrienta que se ha llamado el período más violento en la historia del crimen organizado en México.
Los Zetas tenían una reputación de violencia despiadada que incluía dejar partes del cuerpo en lugares públicos y publicar asesinatos en Internet. El ex líder del grupo, Miguel Ángel Treviño, fue arrestado en 2013.
El impacto de la violencia del cartel de la droga en México todavía se siente hoy. Nuevos cárteles han surgido en los últimos años, y algunos se han formado después de romper con las antiguas alianzas.
Según el informe del Servicio de Investigación del Congreso de 2015, las guerras contra las drogas en México se cobraron más de 80,000 vidas entre 2006 y 2015.
La CIA y el narcotráfico
A lo largo de los años, periodistas y escritores han afirmado que la CIA ha participado en diversas operaciones de tráfico de drogas.
Una de las acusaciones más notorias involucró la conexión de la CIA con la Guerra Contra Nicaragüense durante la presidencia de Ronald Reagan. En 1986, el gobierno reconoció que los Contras pueden haberse involucrado en actividades con narcotraficantes, pero insistió en que los líderes de los rebeldes no estaban involucrados.
En 1996, una serie de informes periodísticos conocidos como la Dark Alliance, escrita por el periodista Gary Webb, afirmaba que la CIA podría haber ofrecido apoyo y protección a los contrabandistas. Estas afirmaciones son consideradas controvertidas y continúan siendo debatidas.
El narcotráfico en años recientes
El narcotráfico en los Estados Unidos sigue siendo una preocupación importante.
Las organizaciones en el Medio Oriente, incluidos los talibanes y al-Qaida, se han convertido en actores importantes en la producción y envío de drogas ilegales.
Los carteles mexicanos y colombianos siguen siendo problemáticos para el gobierno de los Estados Unidos, en particular la DEA.
En 2013, seis sustancias representaron casi todos los delitos de tráfico de drogas: cocaína en polvo, metanfetamina, marihuana, cocaína crack, heroína y oxicodona.
Un informe de 2014 reveló que los estadounidenses gastaron alrededor de $ 100 mil millones al año durante la década anterior en drogas ilícitas.
Si bien el narcotráfico nunca puede disiparse por completo, los funcionarios y agencias gubernamentales están trabajando actualmente en nuevas estrategias para evitar que las sustancias ilegales entren y se transporten a través de los Estados Unidos.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 9, 2019


 

Politicadas

Share

 

La segunda vuelta de las elecciones del año 2002 a la presidencia de la república francesa se encontraba en plena carrera. En ese entonces se celebró un debate televisado en el que, los dos contrincantes, Lionel Jospin y Jacques Chirac pondrían sobre la mesa sus diferentes programas electorales.


El candidato socialista Jospin se dirigió a su oponente, haciendo gala de su fair play, de la siguiente manera:
– Que gane el mejor.
– Muchas gracias- respondió Chirac.


Un periodista se encontraba entrevistando al Presidente de la República Popular China, Mao Tse-tung, cuando le realizó la siguiente pregunta:


-¿Qué habría pasado si, en lugar de haber matado a John F. Kennedy, hubieran matado a Kruschev?
-Hay una cosa que es segura: Onassis no se habría casado con la señora de Kruschev- respondió el líder chino


En cierta ocasión, le preguntaron al Primer Ministro Británico Benjamin Disraeli sobre la “diferencia ente una desgracia y una catástrofe”:


-Lo entenderá usted enseguida: Si William Ewart Gladstone (Rival político de Disraeli) cayera al río Támesis y se ahogara, eso sería una desgracia; pero si alguien lo sacara del agua, eso sería una catástrofe

El en ese entonces presidente argentino Fernando De La Rua que le pidió al fotógrafo oficial de Casa de Gobierno que todos los años le sacara una foto sentado en el sillón de su despacho para ver como se envejece en el poder.

No llego a cumplir los 2 años de gobierno, porque renuncio a su cargo durante una crisis institucional.


Cuando Jean-Baptiste Colbert (1619-1683) se hizo cargo de las finanzas de Francia, hizo llamar a los principales hombres de negocios del reino. A fin de congraciarse con ellos y para ganar su confianza, les preguntó:

—Caballeros, que puedo hacer por ustedes.

—Le rogamos, señor —le contestaron todos a una—, que no haga nada. Déjenos que lo hagamos nosotros.


En 1987, Mijaíl Gorbachov (1931), comentando durante una entrevista las principales diferencias políticas entre los sistemas políticos estadounidense y soviético, declaró a un periodista:

—Si cualquier ciudadano norteamericano es libre para presentarse ante Reagan e insultarlo, nosotros no seremos menos. A partir de ahora, cualquier ciudadano ruso es libre de presentarse ante mí… e insultar a Reagan.


[ess_grid settings='{“max-entries”:”4″,”entry-skin”:”1″,”layout-sizing”:”boxed”,”grid-layout”:”even”,”spacings”:”40″,”rows-unlimited”:”off”,”columns”:”4″,”rows”:”1″,”grid-animation”:”fade”,”use-spinner”:”0″}’ special=’related’][/ess_grid]


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 23, 2019


 

La Curiosa Historia de Yuri Andropov y Samantha Smith

Share

 

El 24 de abril de 1983, la Unión Soviética publica una carta que el líder ruso Yuri Andropov le escribió a Samantha Smith, una estudiante de quinto grado estadounidense de Manchester, Maine, invitándola a visitar su país. La carta de Andropov llegó en respuesta a una nota que Smith le había enviado en diciembre de 1982, preguntando si los soviéticos planeaban iniciar una guerra nuclear. En ese momento, los Estados Unidos y la Unión Soviética eran enemigos de la Guerra Fría.

 

El presidente Ronald Reagan, un apasionado anticomunista, apodó a la Unión Soviética el “imperio del mal” y pidió aumentos masivos en el gasto de defensa de los Estados Unidos para enfrentar la percepción de la amenaza soviética. En su duelo de relaciones públicas con Reagan, conocido como el “Gran Comunicador”, Andropov, quien había tenido éxito durante mucho tiempo con el líder soviético Leonid Brezhnev en 1982, asumió un enfoque popular, casi abuelo, que era incongruente con la imagen negativa que la mayoría de los estadounidenses tenían de los soviéticos.

 

La carta de Andropov decía que los rusos querían “vivir en paz, comerciar y cooperar con todos nuestros vecinos en el mundo, sin importar cuán cerca o lejos estén y, ciertamente, con un país tan grande como los Estados Unidos de América”. . “En respuesta a la pregunta de Smith sobre si la Unión Soviética deseaba evitar la guerra nuclear, Andropov declaró:” Sí, Samantha, nosotros en la Unión Soviética estamos haciendo todo lo posible para que no haya guerra entre nuestros dos países, para que “No habrá guerra en absoluto en la tierra”. Andropov también felicitó a Smith, comparándola con el personaje valiente Becky Thatcher de “Las aventuras de Tom Sawyer” de Mark Twain.

 

Smith, nacida el 29 de junio de 1972, aceptó la invitación de Andropov y voló a la Unión Soviética con sus padres para una visita. Después, se convirtió en una celebridad internacional y embajadora de la paz, pronunciando discursos, escribiendo un libro e incluso consiguiendo un papel en una serie de televisión estadounidense. En febrero de 1984, Yuri Andropov murió de insuficiencia renal y fue sucedido por Konstantin Chernenko. Al año siguiente, en agosto de 1985, Samantha Smith murió trágicamente en un accidente aéreo a los 13 años.

 


[ess_grid settings='{“max-entries”:”10″,”entry-skin”:”1″,”layout-sizing”:”boxed”,”grid-layout”:”even”,”spacings”:”20″,”rows-unlimited”:”off”,”columns”:”5″,”rows”:”2″,”grid-animation”:”fade”,”use-spinner”:”0″}’ special=’related’][/ess_grid]


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 23, 2019


 

Como es la vida de un ex Presidente de Estados Unidos

Share

 

De pasar a ser el hombre más poderoso del planeta a pasear el perro los domingos. Está bien, su opinión será respetada, pero no decisiva. Sus palabras aplaudidas y remuneradas, pero ya no ejecutadas. 

Con todas las reglas que las familias presidenciales deben seguir cuando se encuentran en el cargo, se esperaría que las cosas se vuelvan más fáciles una vez que estos dejan la Casa Blanca. Pero muchas de las cosas que los presidentes no pueden hacer mientras son titulares en el cargo permanecen prohibidas después de que se van. La pensión de por vida y la promesa de un funeral de Estado probablemente no compensan algunas de las cargas que enfrentan los ex presidentes en sus vidas diarias. Por ejemplo, los ex presidentes nunca vuelven a estar solos: reciben un detalle del Servicio Secreto de por vida. Y no se les permite conducir en carreteras públicas. ¿Las ventajas de ser un ex presidente valen la pena? Como consuelo, se les sigue llamando Presidentes.

Remuneración
Una vez que dejan el cargo, los ex presidentes obtienen una pensión de por vida. En 1958, cuando el Congreso aprobó la Ley de ex presidentes, el valor de la pensión era de $ 25,000 al año. Hoy en día, el monto de la pensión es igual al salario de un miembro del Gabinete, actualmente $ 210,700 al año. Los cónyuges sobrevivientes de ex presidentes fallecidos también califican para una pensión anual de $ 20,000.
Pero ¿qué pasa con los presidentes que renuncian, como Richard Nixon? En 1974, el Departamento de Justicia decidió que Nixon (y cualquier futuro presidente que renuncie) aún obtendría una pensión de por vida. Pero los presidentes destituidos del cargo pierden el derecho a una pensión.
Custodia
A partir de 2013, los ex presidentes obtuvieron la protección del Servicio Secreto de por vida. La Ley de protección de ex presidentes de 2012 revirtió una ley de 1994 que puso fin a la protección del Servicio Secreto 10 años después de que un presidente deja el cargo.

Sin embargo, la misma disposición no se aplica a los hijos y ex cónyuges del presidente. Los niños reciben protección del Servicio Secreto hasta que cumplen 16 años, mientras que los cónyuges pierden la protección si la pareja se divorcia y se vuelven a casar.
Legado
Los ex presidentes modernos pasan mucho tiempo en sus bibliotecas presidenciales. No siempre fue así. De hecho, la tradición comenzó con Franklin D. Roosevelt, quien imaginó la Biblioteca y Museo Presidencial de Franklin D. Roosevelt como un lugar para preservar sus registros personales y presidenciales.
Antes de eso, los presidentes simplemente empacaron sus registros y muchos se perdieron en el proceso. El sobrino de George Washington admitió que los documentos del primer presidente habían sido “mutilados en gran medida por ratas y, de otro modo, dañados por la humedad”.
La planificación, la recaudación de fondos y la administración de la biblioteca pueden llevar mucho tiempo. Algunos presidentes, como Harry S. Truman, incluso trabajaron en su biblioteca presidencial después de dejar el cargo.
Memorias
Los ex presidentes pueden ganar millones escribiendo libros. Cuando Bill Clinton firmó un acuerdo para escribir My Life, negoció un anticipo de $ 15 millones. George W. Bush se llevó a casa $ 7 millones cuando vendió 1.5 millones de copias de los Puntos de Decisión.

Jimmy Carter fue uno de los primeros ex presidentes en transformarse en un gran autor, escribiendo 14 libros. El historiador presidencial James Thurber dijo de Carter: “Estaba destrozado cuando salió de la Casa Blanca”. Pero el ex presidente se puso creativo y encontró una nueva fuente de ingresos: “Si puedes escribir o puedes escribir con otra persona, puedes escribir un libro y ganar mucho dinero. Jimmy Carter hizo eso”.
Prohibido
Los presidentes tienen que entregar las llaves del auto por el resto de sus vidas. Los ex presidentes no pueden conducir en vías públicas por razones de seguridad; en cambio, sus equipos del Servicio Secreto los llevan a todos lados. Algunos presidentes evitan la regla conduciendo en sus propiedades privadas.
George W. Bush conduce en su rancho de Texas.
Ronald Reagan también solía conducir en su rancho.

La regla también se aplica a los vicepresidentes. Joe Biden bromeó sobre la regla cuando dijo: “Hay muchas razones para postularse para la presidencia, pero hay una razón abrumadora para no postularse para la presidencia … Me gusta poner ese [Corvette] Z06 de cero a 60 en 3.4 segundos.”
Cartitas
Los ex presidentes nunca bajan al buzón para recoger su correo. En su lugar, el correo primero va a un lugar de revisión fuera del sitio donde el Servicio Secreto verifica cada paquete en busca de signos de peligro.
En octubre de 2018, el Servicio Secreto interceptó bombas de tubo enviadas por correo a los Clinton y Barack Obama, entre otras figuras políticas prominentes. En una declaración del 24 de octubre, el Servicio Secreto dijo:
Los paquetes se identificaron inmediatamente durante los procedimientos de detección de correo de rutina como posibles dispositivos explosivos y se manejaron adecuadamente como tales. Ambos paquetes fueron interceptados antes de ser enviados a su destino previsto.
Rebusques
Antes de 1958, los presidentes no recibían una pensión después de dejar el cargo.
Para algunos ex presidentes, eso significaba que necesitaban encontrar un trabajo después de servir en la oficina más alta del país.
Harry S. Truman, por ejemplo, se aseguró de que su biblioteca presidencial incluyera una oficina donde pudiera trabajar durante los 19 años que vivió en Independence, MO, después de dejar la Casa Blanca.
Grover Cleveland apostó al mercado de valores para ganar dinero después de servir dos términos no consecutivos como presidente. George Washington se retiró a Mount Vernon, donde dirigió su propia destilería de whisky. En 1799 se convirtió en la más grande del país, produciendo 11 mil galones.
El Clan
Los presidentes a menudo luchan en el escenario público cuando se postulan para un cargo, especialmente en concursos polémicos.
Bill Clinton, por ejemplo, destronó a George H.W. Bush de la oficina, y su sucesor, George W. Bush, no tenían muchas cosas que criticar sobre Clinton en la campaña.
Pero una vez que dejan el cargo, los ex presidentes a menudo se vinculan con sus experiencias compartidas.
Después de todo, no hay muchas otras personas vigiladas a tiempo completo por el Servicio Secreto.
En 2017, George W. Bush incluso declaró que sentía que Clinton era “un hermano de otra madre”… “compadres”, que le dicen…

Compañía
Es posible que los presidentes tengan que dejar atrás sus gabinetes cuando abandonan el cargo, pero no pierden a todo su personal. El gobierno paga a los ex presidentes para que tengan un personal de oficina, con un presupuesto de $ 150,000 por año durante los primeros 30 meses después de dejar el cargo. Después de eso, el gobierno paga la factura por $ 96,000 en gastos de personal, y los presidentes pueden pagar los costos adicionales personalmente.
Un personal pagado no es el único beneficio ex-presidencial. También reciben compensación por el espacio de oficina y suministros de oficina en cualquier parte del país.
Funeral
Los ex presidentes pueden optar por tener un funeral de estado. De hecho, los presidentes tienen que planificar su servicio funerario mientras aún están en el cargo, trabajando con el Distrito Militar de Washington para diseñar el evento. Los funerales presidenciales pueden incluir sobrevuelos de aviones, saludos de disparos y desfiles. Los eventos coreografiados suelen durar cinco días y las banderas permanecen bajas en todo el país.
Ex presidentes también pueden optar por salir de un funeral de estado. Richard Nixon tomó esa decisión: cuando murió en 1994, fue enterrado en su biblioteca presidencial en California.

Extras
Los presidentes comienzan a brindar discursos cuando dejan el cargo. De hecho, algunos de ellos podrían dar incluso más discursos como ex presidentes. Desde que dejó el cargo en 2001, Bill Clinton ha recaudado $ 150 millones entre sus compromisos de oratoria y sus libros. En 2012, CNN calculó que alrededor de $ 75 millones provinieron de discursos en todo el mundo.
Clinton le dijo al periodista Wolf Blitzer en 2010: “Nunca tuve dinero hasta que salí de la Casa Blanca. Pero lo he hecho razonablemente bien desde entonces”. Su primera novela, “El Presidente ha Desaparecido” lleva vendidos un millón de copias.
Viajes
Los ex presidentes obtienen un gran presupuesto de viaje. De acuerdo con la Ley de ex presidentes, cada ex presidente puede recibir hasta $ 1 millón en seguridad y gastos de viaje cada año, con $ 500,000 adicionales para su cónyuge. Solo hay un problema: una ley de 1968 establece que los fondos deben usarse para viajar como representante oficial del gobierno de los Estados Unidos.
Los ex presidentes a veces se transportan en Air Force One con el actual presidente, como lo hizo George W. Bush en 2013, cuando voló a Sudáfrica con los Obamas y Hillary Clinton.
Nobel
Muchos presidentes se dedican a la diplomacia y la filantropía en sus vidas post-presidenciales. Después de dejar el cargo en 1981, Jimmy Carter fundó el Centro Carter. Su organización promueve la justicia electoral en todo el mundo, media las disputas diplomáticas e incluso trabaja para erradicar enfermedades. Carter ganó el Premio Nobel de la Paz en 2002 por su labor humanitaria.
Michael Duffy, coautor de The Presidents Club, dijo sobre el trabajo filantrópico de Carter: “Ha dificultado a todos los que lo persiguen. ¿Quién puede seguir el ritmo?”

Alojamiento
A pesar de compartir una experiencia muy similar, ser presidente de los Estados Unidos, los ex presidentes llevan vidas muy diferentes después de dejar el cargo. Jimmy Carter se mudó a una casa de dos habitaciones en la ciudad de Georgia donde nació. Harry S. Truman se mudó a la casa de su suegra en Independence, MO.
Otros viven un estilo de vida más lujoso. Los Obamas se mudaron de la Casa Blanca a una mansión de $ 6.3 millones en Washington, DC, después de que el ex presidente dejó el cargo en 2017. Los Clinton se mudaron a una casa de 11 habitaciones en Chappaqua, Nueva York, donde también compraron la casa de al lado para visitantes. Ronald Reagan regresó a Bel-Air, CA, donde vivía en una mansión de 7,000 pies cuadrados.
Obra Social
Algunos ex presidentes dejan el cargo después de servir durante ocho años, mientras que otros se van después de solo cuatro. Una cosa sorprendente separa a estos dos grupos: sus beneficios para la salud.
Para calificar para los beneficios de salud del gobierno, los empleados federales deben trabajar para el gobierno durante al menos cinco años. Jimmy Carter, como presidente de un solo mandato, no calificó para los beneficios de salud federales.
Barack Obama, George W. Bush y Bill Clinton fueron elegidos para dos mandatos y fueron elegibles para recibir beneficios de salud después de dejar el cargo.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 9, 2019


 

IRAN-CONTRA, un secreto develado en Noviembre de 1986

Share

 

Tres semanas después de que una revista libanesa informara que Estados Unidos había estado vendiendo armas en secreto a Irán, el Fiscal General Edwin Meese revela que las ganancias de las ventas de armas se desviaron ilegalmente a los anticomunistas Contras en Nicaragua.

El 3 de noviembre, la revista libanesa Ash Shiraa informó que Estados Unidos había estado vendiendo armas en secreto a Irán en un esfuerzo por asegurar la liberación de siete rehenes estadounidenses detenidos por grupos pro iraníes en el Líbano. La revelación, confirmada por las fuentes de inteligencia de Estados Unidos el 6 de noviembre, sorprendió a los funcionarios que se encontraban fuera del círculo íntimo del presidente Ronald Reagan y se opuso a la política declarada de la administración. Además de violar el embargo de armas de los Estados Unidos contra Irán, la venta de armas contradijo la promesa del presidente Reagan de nunca negociar con terroristas.

El 25 de noviembre, la controversia sobre las relaciones secretas de la administración con Irán se profundizó dramáticamente cuando el Fiscal General Meese anunció que los ingresos por la venta de armas se desviaron para financiar a los rebeldes nicaragüenses, los Contras, que estaban librando una guerra de guerrillas contra el gobierno electo de izquierda de Nicaragua. La conexión Contra causó indignación en el Congreso, que en 1982 aprobó la Enmienda Boland que prohibía el uso de dinero federal “con el propósito de derrocar al gobierno de Nicaragua”. El mismo día en que se reveló la conexión Irán-Contra, el Presidente Reagan aceptó la renuncia de su asesor de seguridad nacional, el vicealmirante John Poindexter, y el despido del teniente coronel Oliver North, un asistente de Poindexter. Ambos hombres habían desempeñado papeles clave en la operación Irán-Contra. Reagan aceptó la responsabilidad por el acuerdo de armas por rehenes, pero negó cualquier conocimiento del desvío de fondos a los Contras.

En diciembre de 1986, Lawrence Walsh fue nombrado fiscal especial para investigar el asunto, y en el verano de 1987, el Congreso celebró audiencias televisadas sobre el escándalo Irán-Contra. Ambas investigaciones revelaron que North y otros funcionarios de la administración habían intentado encubrir ilegalmente sus tratos ilícitos con los Contras e Irán. En el curso de la investigación de Walsh, once de la Casa Blanca, el Departamento de Estado y los funcionarios de inteligencia fueron declarados culpables por cargos que iban desde perjurio hasta la retención de información del Congreso y la conspiración para defraudar a los Estados Unidos. En su informe final, Walsh concluyó que ni Reagan ni el vicepresidente George Bush violaron ninguna ley en relación con el asunto, sino que Reagan había preparado el escenario para las actividades ilegales de otros al ordenar el apoyo continuo de los Contras después de que el Congreso lo prohibiera. El informe también encontró que Reagan y Bush se involucraron en una conducta que contribuyó a un “esfuerzo concertado para engañar al Congreso y al público” sobre el asunto Irán-Contra.

En la víspera de Navidad en 1992, poco después de haber sido derrotado en su reelección de la candidatura de Bill Clinton, el presidente George Bush perdonó a seis figuras principales en el asunto Irán-Contra. Dos de los hombres, el ex secretario de defensa Caspar Weinberger y el ex jefe de operaciones de la CIA Duane Clarridge, tenían juicios pendientes por perjurio. Un grupo de tareas, a órdenes de Poindexter -renunciante- fue separado a otras asignaciones, pero no hubo detenidos…

 


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 25, 2018


 

¿Orden de desalojo en la Casa Blanca?

Share

 

Esta semana, un artículo de opinión anónimo del New York Times escrito por un “alto funcionario de la administración Trump” afirmó ser parte de la “resistencia” que trabajaba en la Casa Blanca presideida por Donald J. Trump. En el medio, la nota periodística rezaba: “Dada la inestabilidad que muchos presenciaron, hubo murmullos tempranos dentro del gabinete al invocar la Enmienda 25, lo que iniciaría un proceso complejo para remover al presidente”.

La senadora Elizabeth Warren, (Demócrata de Massachusstes) emitió su opinión a los medios: “Si los altos funcionarios del gobierno piensan que el presidente de los Estados Unidos no puede hacer su trabajo, entonces deberían invocar la Enmienda 25”.

¿Cómo surgió la 25ª Enmienda? Data de 1963, cuando el vicepresidente Lyndon B. Johnson se convirtió en presidente después del asesinato de John F. Kennedy. No había un plan para elegir el reemplazo de Johnson, y había preocupación sobre el procedimiento en el caso de que se enfermara o quedara incapacitado antes de que se nombrara un nuevo vicepresidente. En 1965, el Congreso propuso formalmente la 25ª Enmienda, y se convirtió en parte de la Constitución en febrero de 1967.

La 25ta Enmienda tiene cuatro secciones. Los tres primeros aclaran el orden de sucesión presidencial y pueden asumir temporalmente los deberes del presidente. La sección 4 recibe la mayor atención: es un proceso de varios pasos para que el vicepresidente y el gabinete declaren que el presidente “no puede cumplir con los poderes y deberes de su cargo”.

¿Se ha utilizado la 25ª Enmienda antes? La primera sección fue invocada cuando Richard Nixon renunció a la presidencia en 1974 y fue reemplazado por su vicepresidente, Gerald Ford. La Sección 2 se usó cuando Gerald Ford, como presidente, nominó a Nelson Rockefeller para vicepresidente, y fue confirmado en la Cámara de Representantes y el Senado.

La Sección 3 se usó en 1985 cuando Ronald Reagan se sometió a una breve cirugía para combatir el cáncer que padecía y afectó al Vicepresidente George H.W. Bush que asumió sus responsabilidades. En 2002 y 2007, George W. Bush invocó la Sección 3 cuando se sometió a procedimientos médicos, y luego el Vicepresidente Dick Cheney se convirtió en presidente interino.

La sección 4 nunca se ha utilizado porque es un proceso desafiante. Es más difícil eliminar a un presidente mediante la Enmienda 25 usando la Sección 4 que bajo el proceso de impugnación:

Acusación: Requiere una mayoría simple en la Cámara de Representantes y dos tercios de los votos en el Senado.
25ª Enmienda: Requiere un voto de dos tercios tanto en la Cámara como en el Senado.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 9, 2018



 

BENDITOS FUEROS

Share

 

Escribe LUIS BARDIN.

 

BENDITOS FUEROS

Después de ser Presidentes los Bush se fueron a casa.

Lo mismo hizo Ronald Reagan, Jimmy Carter y el Obama.

Ella no es ninguna tonta. La Cristina abrió el paraguas.

Los fueros de senadora, por si subieran las aguas,

son su tabla salvadora. No le importó descender

del sillón de Rivadavia a acusada senadora.

Resignó categoría, Cristina compró a la baja

sabiendo bien lo que hacía. Ella ahora está blindada

y redobla sus apuestas teniendo cola de paja.

Su compinche Don Picheto permitió que la allanaran.

El se siente candidato. Su gran oportunidad

de dar Quorum en senado no quiso desperdiciarla.

Le dio suficiente tiempo para ni un rastro dejar

de las muchas fechorías que cometió al gobernar

y a la extinción de dominio consiguió modificar.

Volverá a cámara baja: no debe ser retroactiva.

Lo que las mafias robaron, con Néstor y la Cristina,

“pelito para la vieja” ¡Que no toquen nuestra guita!

 

  Luis Bardín

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 24, 2018


 

Estados Unidos abandona la Unesco

Share

 

 

 

 

¿Qué es la Unesco y qué hace? Lo más popular son los enclaves naturales y culturales declarados por este organismo como Patrimonio de la Humanidad.
Pero la labor de esta agencia dependiente de Naciones Unidas (ONU), que Estados Unidos e Israel decidieron abandonar hoy, tiene otras inquietudes. El organismo comenzó a gestarse durante la Segunda Guerra Mundial. En 1942, y a pesar de que aún quedaban unos años para que se acabara el conflicto, los gobiernos de los países europeos que combatían a los nazis y a sus aliados empezaron a pensar en la necesidad de reconstruir sus sistemas educativos de cara a un futuro posguerra.
Entonces, se asentaron las bases de un proyecto que pronto adquirió una dimensión “universal”.
Justo después de que la Segunda Gran Guerra finalizara, se celebró una conferencia en Londres de la recién estrenada Naciones Unidas.
Allí, representantes de 44 países acordaron la creación de un organismo centrado en la promoción y protección de la educación y la cultura como pilares fundamentales para evitar el estallido de otro conflicto de escala mundial. Hoy, esta “universalidad” se vio diezmada por los anuncios de Estados Unidos e Israel de abandonar la entidad. La administración Trump decidió abandonar el organismo por su supuesta tendencia “anti-Israel” y la necesidad de una reforma de la agencia y un plan para recortar gastos; una decisión que animó a su par israelí, el primer ministro Benjamin Netanyahu, a tomar el mismo sendero.
En un mundo marcado por dos conflictos armados, la Unesco reivindicó la necesidad de trabajar por la paz. Su misión, por tanto, es contribuir a esa consolidación de la paz, pero también a la erradicación de la pobreza, el desarrollo sostenible y el diálogo intercultural mediante la educación, las ciencias, la cultura, la comunicación y la información. En la práctica, la Unesco impulsa programas alrededor del mundo que destinados a cumplir con esos objetivos y mejorar el acceso a la educación, reducción de las desigualdades o promover los avances científicos y la libertad de expresión, entre otros.
A pesar de su búsqueda de la armonía global, la Unesco ha estado envuelta en la polémica casi desde sus inicios. Son varios los países que retiraron su apoyo a esta agencia a lo largo de sus 71 años de historia. Sudáfrica fue uno de los primeros en hacerlo. En 1956, el país acusó a la Unesco de interferir en sus problemas raciales y se retiró como miembro. No volvería hasta más de tres décadas después, cuando llegó al poder el premio Nobel de la Paz Nelson Mandela. Y aunque hoy Estados Unidos anunció su salida, no es la primera vez que Washington decide apartarse de la Unesco, a pesar de que fue miembro fundador y de que históricamente ha tenido un destacado papel en la agencia. El presidente Ronald Reagan (1981-1989) retiró al país de este organismo en 1984, en plenas tensiones por la Guerra Fría, al considerar que el organismo estaba politizado y que era hostil hacia “las instituciones básicas de una sociedad libre, especialmente contra el libre mercado y la libertad de prensa”. Estados Unidos no volvería al seno de la Unesco hasta 2003, bajo el mandato de George W. Bush y en los años posteriores al atentado del 11 de setiembre del año 2001. Washington, en un momento en el que el organismo se vio como clave para combatir los extremismos, pasó a financiar el 22 % del presupuesto de la Unesco, el país que más aporta, seguido por Japón (9,6 %) y China (7 %). No obstante, el presidente Barack Obama (2009-2017) volvería a dar marcha atrás años después con su decisión de congelar ese aporte financiero en respuesta a la entrada en la Unesco de Palestina como miembro de pleno derecho. Desde entonces, Estados Unidos de América ha acumulado una deuda de más de US$500 millones con la Unesco. La Unesco está desesperadamente escasa de fondos y ahora, abandonada por la principal potencia mundial, se enfrenta ahora a un momento crucial esta semana con la elección de su nuevo director general.
La votación, que dura tres días y podría durar hasta el viernes, tiene como principales aspirantes a Hamad bin Abdulaziz al Kawari, de Qatar, y Audrey Azoulay, de Francia, por delante del egipcio Moushira Jatab.
Pero el dinero también juega un papel importante en la decisión de Estados Unidos, que citó como argumento la creciente deuda que estaba acumulando con el organismo.
La decisión de Obama de congelar fondos ya supuso un fuerte golpe para las arcas de la agencia, si bien su directora general, Irina Bokova, aseguró que, pese a la congelación de los fondos, en estos años, la relación entre Estados Unidos y la Unesco había mejorado. Por ello, este jueves consideró que su marcha “es una pérdida para la Unesco, para la familia de Naciones Unidas y para el multilateralismo” en un periodo de enormes desafíos para la paz mundial. “En el momento en que la lucha contra el extremismo violento pide una inversión renovada en educación y en diálogo intercultural para prevenir el odio, es profundamente lamentable que Estados Unidos se retire de la agencia de Naciones Unidas que se ocupa de estos asuntos”, culminó Bokova.
Las sospechas de ineficacia y burocracia que sobrevuelan a las Naciones Unidas, hacen eco desde el edificio ubicado en Place de Fontenoy.

 

 


Martín Di Giorgi

PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 12, 2017


 

Por qué Bergoglio nunca será Wojtyla

Share

 

fabian11 Por Fabian Kussman.

 

El primer Papa polaco en la historia, y el primer no italiano en 456 años, tenía 58 años cuando el Colegio de Cardenales lo eligió para dirigir la Iglesia Católica Romana y jugó un rol muy activo en la lucha contra el comunismo que debió soportar en carne propia. El primer Papa americano…no.

[five_sixth_last padding=”0 0 0 30px”]

 

Karol Wojtyla apenas tenía menos de veinte años cuando la Alemania nazi invadió Polonia en 1939, y este régimen lo forzó a realizar trabajos manuales pesados, primero picando piedras en las canteras, y más tarde como un operario de una planta química. Pero Wojtyla se negó a inclinarse ante la propaganda nazi y como primera medida se acopló a la UNIA, un movimiento de resistencia clandestina que intentaba salvar a los judíos del Holocausto. Un año después del final de la Segunda Guerra Mundial, el futuro Papa fue identificado como un problema para las autoridades del Partido Comunista en Polonia. Un buen número de sacerdotes polacos estaban actuando en nombre del régimen, que les instruyó para grabar todo y tomar apuntes de cualquier cosa sobre Wojtyla, incluyendo qué ropa interior llevaba y qué comida era su favorita. Cuando fue nombrado cardenal en 1967, Karol Wojtyla había estado bajo vigilancia por la policía secreta en Varsovia durante más de 20 años. El Partido Comunista tenía la esperanza de recopilar información que pudiera usarse como chantaje y lograr así forzar al sacerdote a retribuir con favores el silencio, pero no pudieron encontrar o fabricar ningún delito.

Después de la Segunda Guerra Mundial, los soviéticos liberaron y ocuparon Polonia. Este nuevo diseño geográfico trajo más represión, pero durante más de tres décadas, Wojtyla promovió el cristianismo y la libertad religiosa bajo la amenaza de un gobierno intentando aplastar cualquier oposición al sistema totalitario ateísta. Cuando llegó a ser Papa en 1979, Juan Pablo II se dirigió a la Asamblea General de los Estados Unidos y desafió al mundo libre a defender los derechos humanos. Más tarde advirtió a las autoridades comunistas que el papado los observaría de cerca. Después de esto, el Papa visitó Polonia y el pueblo respondió a su visita con la lealtad de años de sufrimientos compartidos, banderas con el lema del partido comunista “El Partido es para el pueblo”, pero sumándole una frase más: “… pero el pueblo es para el Papa.”

Cuando el Pacto de Varsovia planificó una invasión y detención masiva de los líderes de Solidaridad -el sindicato no gubernamental polaco-, Wojtyla intervino escribiendo directamente al presidente soviético, Leonid Brezhnev, dando su apoyo a Solidaridad y advirtiendo contra las consecuencias de tal acción. El Papa Juan Pablo II fue una de las figuras históricas clave, junto con Ronald Reagan y Margaret Thatcher, a quienes se atribuye el fomento del colapso de la Unión Soviética y la Cortina de Hierro. El apoyo material, espiritual y financiero al mencionado movimiento Solidaridad, liderado por Lech Walesa, quien más tarde le atribuyó el éxito de la agrupación. Muchos reconocen el papel crítico de Wojtyla, en Polonia y en otros lugares, para ayudar a derribar a los gobiernos comunistas de Europa del Este, poniendo así fin pacíficamente a la Guerra Fría.

Desde que se convirtió en el Papa Francisco en 2013, el primer Papa de América Latina ha hablado a menudo en defensa de los pobres y contra el capitalismo desenfrenado. En un discurso en Bolivia denunció un sistema que ha impuesto la mentalidad de lucro a cualquier precio, sin preocuparse por la exclusión social o la destrucción de la naturaleza.

“Este sistema ya es intolerable: los trabajadores agrícolas lo encuentran intolerable, los trabajadores lo encuentran intolerable, las comunidades lo encuentran intolerable, los pueblos lo encuentran intolerable. La tierra misma, nuestra hermana, la Madre Tierra, como diría San Francisco, también la encuentra intolerable “, dijo Bergoglio en su oportunidad.

El discurso del Papa fue precedido por largos comentarios del presidente boliviano de extrema izquierda Evo Morales, que llevaba una chaqueta adornada con la cara del revolucionario argentino Ernesto “Che” Guevara (El conocido asesino del régimen comunista de Castro en Cuba), ofrendándole una curiosa cruz realizada con un martillo y una hoz. Ante esto, Federico Lombardi, el portavoz del Vaticano, elucidó que el Papa Francisco no tuvo una particular reacción negativa al crucifijo con la hoz y el martillo que el presidente boliviano le había durante su visita al palacio presidencial en La Paz.

No soy una persona religiosa, si usted lo es, espero no se sienta agredido -más aún si es católico-, pero en su tránsito en Cuba, Francisco dejó el país luego de una conversación con un dictador comunista explícitamente anticristiano, mientras ignoró a los muchos disidentes -devotos de su misma fe- que pretendían concertar una reunión. Bergoglio, entonces, incluso sugirió que los que lo acusaban de idiotez o tendencia política son extremistas que lo evalúan sobre la base de sus zapatos en lugar de sus ideas.

El actual representante de Dios en la tierra fue investigado y acosado por el régimen de los Kirchners y sus secuaces en Argentina. Las Abuelas de Plaza de Mayo reclamaron ante un tribunal que intervenía en el caso de bebés nacidos en cautiverio la citación a declarar del entonces Cardenal Primado de la Argentina, Jorge Bergoglio. La gran mayoría cambió de opinión sobre él (o escondieron su opinión) cuando Bergoglio pasó a ser Francisco, excepto -claro- Horacio Verbitsky que solo se limitó a confundir con sus ideas a Estela de Carlotto. “me estaban informando mal desde sectores que yo creía que eran serios”, decía la dirigente apropiadora de los Derechos Humanos en Argentina, allá sobre finales del año 2014 “luego salen sectores que informan la verdad y uno rectifica el pensamiento”

Lo que es claro es que el Papa Francisco no es un admirador del Capitalismo. Está autorizado a exclamar sus ideas, por supuesto. En su opinión este sistema tan norteamericano -y no ideologías populistas o cleptocracias (¿Son sinónimos?)- han oprimido al Hombre. Hombre que debe abandonar su arrasado territorio para encontrar trabajo en suelos capitalistas…

[/five_sixth_last]

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 25, 2017


Trump y el peligro de su propio magnicidio

Share

 

Escribe Carlos Belgrano.

 

Como no suelo guardar archivos sobre mis entregas, no recuerdo certeramente si mencioné este tema

antes de ahora.

Pero como el desarrollo de los hechos internacionales cuenta con su propia dinámica, creo que nunca está de más, esbozar nuevas hipótesis.

Este “Pato Donald”, para algunos, tiene los días y/o meses contados, por su carácter indómito y egocentrismo desmedido para los tiempos que corren.

Se apresta a un enfrentamiento directo con China, por el refuerzo que promete de la Séptima Flota, con

más submarinos nucleares en todo el sudeste asiático.

Una guerra comercial en principio con su puerta trasera -México- será una constante en su inminente

administración.

El enfrentamiento con Hollywood, Wall Street, la Prensa Asociada y la propia Agencia Nacional de Seguridad, lo tornará inestable en cuanto a su integridad física.

Enfrenta demasiados intereses corporativos que hasta ahora eran “las vacas sagradas del sistema”.

Lo que trae a mi memoria, un tanto oxidada lo admito, una anécdota protagonizada entre “Joe” Kennedy

y su hijo “Jack” en el verano de 1961.

El caso fue que el Patriarca le comentó a su hijo mayor que los tipos de la Bolsa de New York, eran unos

canallas.

Era sábado y en la tertulia familiar Bostoniana, participaban muchos de sus miembros.

Pero se supo luego que el actor Peter Lawford, cuñado del Presidente lo filtró a los Medios.

El resultado fue que en la apertura de la rueda del lunes siguiente, todos los operadores en el recinto,

se colocaron una cocarda que decia “soy un hijo de puta”.

Fue todo un meta mensaje que dos años después, tendría su epicentro en Dallas.

Donald Trump, si bien es el emblema del “antisitema” de todo Washington DC y sus intrigas, es de la

opinión que se encuentra suficientemente cohonestado por el holgado respaldo de sus votantes, víctimas de la decadencia Norteamericana.

El y sus asesores son de la opinión que con ello bastara, pero si eso creen, no estudiaron la historia de su propia Nación.

Muchos siguen afirmando que John Wilkes Booth -el asesino de Lincoln-, era un Confederado resentido por la derrota de los Sudistas.

He reunido en estos últimos treinta años, la suficiente documentacion respaldatoria que el homicida actuó por ordenes directas del Secretario De Guerra Edwin Stanton, quien ordenó la ejecución del Presidente, porque se oponía ferreamente a la politica del viejo Abe, de tender un manto de olvido y perdón a los Estados Sureños.

Y porque las conspiraciones presidenciales siempre son ejecutadas por los mas cercanos a la víctima.

Sucedió con Julio César, con Robespierre, con el exiliado Bonaparte, con Stalin a manos del Mariscal Zukov, con JFK por parte de su Vice Lyndon Johnson, quien era partidario de una intervención directa y sin mas demoras en Vietnam,  Laos y Camboya, Juan Pablo I y con cientos de otros casos desde aquel afamado ateniense -Pisistrato-, a manos de sus dos hijos varones.

En otras palabras y yendo especificamente al caso Yankee, lo cierto es que ellos nunca apelaron a los Golpes de Estado, sino a la supresion de sus Presidentes si las cosas se salían de curso.

Trump puede y casi seguro será ese epifenómeno de recurrencia supresiva, si no opta por la moderación.

Pero todo indica que no recurrirá a dominar su altivo temperamento, porque planea reposicionar a USA

al status que tenía en los ochenta, cuando un mediocre actor como Reagan se apropió de Occidente y

los restos de la Union Soviética.

Y en esa Cruzada que esta vez acendrara el racismo de los ex Estados Secesionistas en perjuicio de los caras sucias afros, encontrará más enemigos en el camino que quizás en conjunto nos hagan presenciar

a…

TRUMP Y EL PELIGRO DE SU PROPIO MAGNICIDIO.


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 14, 2017


 

Noticias de nuestro globo

Share

 

Muerte de migrantes. La Abstención de Estados Unidos sobre los asentamientos israelíes. El Racista, Carl Paladino. El Avión libio. La Carrera de armas nucleares.

 

[one_half padding=”0 30px 0 0″]

Migrantes

Se teme que unas 100 personas podrían haber perecido en dos naufragios frente a la costa de Italia, lo que eleva el número de inmigrantes que -se estima- se han ahogado en el Mar Mediterráneo este año a un récord de 5.000, dijeron el viernes agencias de las Naciones Unidas.

La cuenta de los muertos, mientras trataban de cruzar la vasta extensión de aguas traicioneras para llegar a Europa, se disparó en 2016 a pesar de los cruces mucho menos frecuentes que el año pasado.

En el año 2015, más de un millón de personas cruzaron el océano y cerca de 3.800 murieron durante el viaje, según la Organización Internacional de Migraciones.

En lo que va del año, cerca de 359.000 inmigrantes y refugiados que huyen de las zonas de Oriente Medio y África afectadas por la guerra han llegado a Europa por mar, según cifras de la misma organización. En su mayoría, intentan hacer el cruce entre Libia e Italia.

 

Abstención Americana

En una medida diplomática sin precedentes, los Estados Unidos se abstuvieron el viernes de una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que exigía el fin de los asentamientos israelíes.

La resolución fue aprobada 14-0 con una abstención. La votación fue recibida con fuertes aplausos en la repleta sala del Consejo de Seguridad.

La medida exige que Israel “deje de inmediato y completamente todas las actividades de asentamiento en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Oriental”. Declara que el establecimiento de asentamientos por Israel no tiene “validez legal y constituye una violación flagrante en virtud del derecho internacional”.

Al abstenerse, los Estados Unidos rechazaron las peticiones de un veto del presidente electo, Donald Trump, quien, en una medida sin precedentes, logró retrasar la votación al día, ponderando con Egipto, el patrocinador inicial de la resolución.

 

Avión secuestrado

Dos secuestradores de un avión de pasajeros libio, supuestamente partidarios del difunto líder de ese país, Moammar Gadafi, se rindieron tras desviar el avión Afriqiyah Airways del país de África del Norte a la isla de Malta. Las 118 personas a bordo salieron del avión con seguridad.

El primer ministro de Malta, Joseph Muscat, dijo: “Los secuestradores se rindieron y fueron puestos bajo custodia”. Joseph Muscat dijo que los secuestradores del avión tenían una pistola y una granada de mano.

La televisión estatal de Malta TVM dijo que los dos secuestradores amenazaron con volar el Airbus A320. Todos los vuelos al aeropuerto internacional de Malta fueron desviados inmediatamente después del aterrizaje y los equipos de emergencia, incluyendo negociadores, fueron enviados a la pista del aeropuerto.

El Primer Ministro Muscat dijo que había 111 pasajeros a bordo – 82 varones, 28 mujeres y un bebé- y siete miembros de la tripulación.

 

Carl Paladino, el racista

El ex candidato a gobernador de Nueva York, Carl Paladino, se enfrenta a una reacción violenta en las redes sociales por un comentario racista sobre la primera dama Michelle Obama.

Paladino, quien fue copresidente honorario de la campaña de Nueva York del presidente electo Donald Trump, fue una de las pocas docenas de prominentes figuras de la ciudad de Buffalo para un reportaje de fin de año sobre sus esperanzas para el 2017.

En respuesta a una pregunta sobre quién debe “irse”, Paladino sugirió que la primera dama debería “volver a ser un hombre” y trasladarse a una cueva africana.

“Me gustaría que (Michelle Obama) volviera a ser un macho y fuera soltada en el interior de la jungla de Zimbabwe, donde viviría cómodamente en una cueva con Maxie, el gorila”, respondió Paladino.

 

Carrera armamentista

La historia de la carrera de armamentos nucleares entre Estados Unidos y Rusia ganó relevancia esta semana después de que el presidente electo Donald Trump se expresara sobre la expansión de la capacidad nuclear de Estados Unidos y expusiera sus comentarios sobre si estaría dispuesto a permitir otra carrera de armamentos si fuera necesario.

Entre 1945, cuando Estados Unidos lanzó dos bombas atómicas sobre Japón para finalizar la Segunda Guerra Mundial y 1972, cuando se firmó el primer tratado global de reducción de armas nucleares entre los Estados Unidos y la Unión Soviética, ambas naciones emprendieron una carrera para construir, desarrollar y desplegar tantas armas nucleares como sea posible.

Aquí hay algunas preguntas y respuestas sobre la carrera de armamentos, su historia y conclusión:

¿Cuándo comenzó la carrera de armamentos?

Comenzó en 1945, cuando Estados Unidos explotó su primera bomba atómica el 16 de julio en Alamogordo, Nuevo México, después de una masiva campaña de investigación conocida como el Proyecto Manhattan. La exitosa prueba de la bomba llevó a su uso en dos ciudades japonesas en agosto de 1945, Hiroshima y Nagasaki. La Unión Soviética sabía de la labor de Estados Unidos en cuanto a la bomba atómica y comenzó a trabajar en una unidad propia.

¿Cuándo los soviéticos consiguen la bomba?

Los soviéticos hicieron explotar su primera bomba atómica el 29 de agosto de 1949, en sus instalaciones de Semipalatinsk, en lo que ahora es Kazajstán. Los funcionarios estadounidenses, que creían que tendrían un mayor monopolio sobre las armas atómicas, detectaron la explosión soviética el 3 de septiembre, cuando un avión espía que sobrevolaba Siberia divisó señales de material radiactivo en el aire. El presidente Harry Truman le dijo al pueblo estadounidense más tarde ese mes sobre la bomba soviética.

¿Qué es la bomba de hidrógeno?

La bomba termonuclear o de hidrógeno, que algunos de

[/one_half]

[one_half_last padding=”0 0 0 30px”]

sus desarrolladores llamaron el “Super”, fue utilizada y probada por primera vez sobre el atolón pacífico de Eniwetak el 1 de noviembre de 1952. Los soviéticos explotaron su primera bomba de hidrógeno el 22 de noviembre de 1955. Las bombas de hidrógeno son mucho más potentes que las bombas atómicas y los isótopos fusibles de hidrógeno sirven para crear una explosión más potente.

¿Qué es la destrucción mutuamente asegurada?

nuclear-bomb

Esta fue una política desarrollada durante el gobierno de Kennedy en los años 60, en la cual tanto Estados Unidos como la Unión Soviética serían disuadidos de iniciar una guerra nuclear debido al conocimiento de que cada lado sería destruido por el otro. Ni los Estados Unidos, ni la Unión Soviética podían estar seguros de que el equipo que golpearía primero eliminaría suficientes armas del otro para evitar ser destruido en una cadena de represalias.

¿Cuál fue el pico de la carrera armamentista?

Según el Boletín de Científicos Atómicos, los Estados Unidos tenían 32.040 ojivas nucleares en 1967, mientras que los Soviets alcanzaron un máximo de 45.000 en 1986.

¿Qué tratados frenaron la carrera armamentista?

El 5 de agosto de 1963, los ministros de Relaciones Exteriores de los Estados Unidos y la Unión Soviética firmaron el Tratado de Prohibición de Pruebas que detuvo los ensayos nucleares en la atmósfera terrestre. El 26 de mayo de 1972, el Presidente Richard Nixon y el líder soviético Leonid Brezhnev firmaron el primer Tratado de Limitación de Armas Estratégicas, que pedía las primeras reducciones en el número de armas nucleares. También se firmó un segundo tratado que limitaba los sistemas de misiles antibalísticos.

¿Qué es la Iniciativa de Defensa Estratégica?

SDI, popularmente conocida como Star Wars, fue propuesta por primera vez por el presidente Ronald Reagan el 23 de marzo de 1983. Solicitó una serie de satélites y misiles terrestres que dispararían los misiles entrantes de la Unión Soviética y otras naciones. Los opositores, entre ellos los soviéticos, creían que desestabilizaría el tratado de misiles antibalísticos de 1972 y alentaron e incentivaron a creer que Estados Unidos podría lanzar un primer ataque contra los soviéticos. Uno de sus principales defensores fue Edward Teller, el científico nuclear que ayudó a desarrollar precisamente la bomba de hidrógeno.

¿Qué hizo Ronald Reagan?

reagan-gorbachev

Reagan entró en la Casa Blanca en 1981 después de oponerse a la segunda ronda de conversaciones SALT y hablar muy crudamente sobre la Unión Soviética. Propuso la Iniciativa de Defensa Estratégica y también se refirió a la Unión Soviética como el Imperio del Mal. En 1985, sin embargo, Reagan hablaba abiertamente sobre la eliminación de todas las armas nucleares. Se reunió con el nuevo líder soviético Mikhail Gorbachov en 1985 y 1986 para conversaciones nucleares altamente publicitadas. En diciembre de 1987 firmó un tratado que limitaría los misiles nucleares de corto y mediano alcance. En 1988, los Estados Unidos y la Unión Soviética habían acordado un marco que exigía reducciones drásticas de las armas nucleares. En julio de 1991, el Presidente George H.W. Bush y Gorbachov firmaron el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas que bloqueó esas reducciones.

¿Cuál fue el último tratado importante entre los Estados Unidos y Rusia?

El 8 de abril de 2010, el presidente Obama y el presidente ruso Dmitry Medvedev firmaron el nuevo Tratado START en Praga. Pidió el corte de lanzadores estratégicos de misiles nucleares a la mitad y un número total de ojivas nucleares desplegadas a un límite de 1.550. El Senado ratificó el tratado en diciembre de 2010 por una votación de 71-26.

¿Cuántas armas nucleares tienen Estados Unidos y Rusia?

Rusia tiene 7.300 ojivas nucleares, mientras que Estados Unidos tiene 6.970.

ojivas-nucleares

¿Dónde se puede aprender más sobre la carrera armamentista?

La fabricación de la bomba atómica por Richard Rhodes es una historia excelente sobre el proyecto de Manhattan y sus consecuencias. La fabricación de la bomba de hidrógeno detalla el trabajo de Teller y de otros para terminar ese proyecto. Comando y control: Las armas nucleares, el accidente de Damasco y la ilusión de la seguridad Eric Schlosser muestra los problemas de mantenimiento de los misiles estadounidenses y los riesgos de una guerra nuclear accidental. Rhodes cerró su trilogía sobre la historia nuclear con Arsenals of Folly: La realización de la carrera de armas nucleares.

[/one_half_last]

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 23, 2016