“Soledad II”

Share

                                                                         

Lejos de mis ensueños y letargos que me impulsaron a volar. La imaginación  golpea apremiada por el deseo de escribir. Los dedos de las manos levantados se  menean ante el recuerdo que me invade. Sin más compañía que el silencio y el rasguñar de un papel en blanco, mi corazón empieza a hablar. Me invade la soledad. Esa nostalgia y añoranza con nombre de mujer, de virgen, de copla, de tristeza me acompaña. Sonido solemne en la noche que convoca a dolores. Angustias sufridas se levantan en el desamparo latente. En esa la lejanía de los consuelos que brindan los corazones, la ausencia de mi musa eterna me atormenta. Me pierdo en la madrugada. La pluma y el papel son mis únicos testigos. Camina el alba con el peso de mi alma. El senderito de mi inspiración se hace confuso. Sin las túnicas blancas de las nueves deidades griegas, la soledad se agiganta entre las abismales grietas del océano que diviso. Como una gota de agua o una mariposa blanca sobre el manto de seda azul que se amplía sin distancias, una sombra fantasmal aflora refulgente. Un desconocido sin forma ni color emerge de las espesas espumas encrespadas. Trozos de ánforas, estrellas de mar, rocas, montañas y pinos de Galicia se agitan a su alrededor. Su cuerpo es como un silencio de oro negro en el espacio de la eternidad. Es Man el último eremita. Su sueño suplicante lo abraza y lo eleva hacia su bóveda celestial. Una ballena negra como un rayo de sol recorre el mundo subterráneo. La mitología gallega se estremece como un árbol cósmico entre el mar, la tierra y el cielo. El cetáceo umbroso como un rayo de sol peregrina silencioso las costas de Camelles. En las tierras del apóstol un sueño profético se hace realidad. Una gran viga de oro y otra de alquitrán se elevan hacia el cielo, saludando al último ermitaño. La noche de insomnio cargada de estrellas y caracolas me lanzan hacia el infinito azul. En la  armonía del misterio perpetuo el eremita que murió de pena ante la marea negra que lo irrumpe, contempla sereno  y en paz  su obra de piedras y barro eterno.

Dr. Jorge Bernabé Lobo Aragón

jorgeloboaragon@gmail.com

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 22, 2019


 

“…Un Paseo Inolvidable…

Share

.

En este…mi Tafí del Valle, que no es del pasado ni del futuro sino que es perenne, que es eterno y que  siempre se mantiene vivo. Que separa las elevadas cordilleras de la Sierra del Aconquija al sur y las Cumbres Calchaquíes al norte…Este valle que es el más   importante paso que conecta los Valles Calchaquíes al oeste, con la gran Llanura Chacopampeana al este, me ha regalado la posibilidadel milagro y la quimera de volar…soñar…y cabalgar  una vez más con mi Madre gracias a mis facultades de bilocación. Es que como centinela y custodio de un gran tesoro… vengo revoloteando y batiendo mis alas aurígeras   por las sendas del Aconquija acompañando a mi estrella radiante y estandarte inmortal. Mi Madre…La que en su magnanimidad, espíritu y fortaleza dejó  a toda su descendencia el estigma de que nunca es tarde para realizar un esfuerzo…Emocionado y conmovido por el paseo imborrable con mi abogada jineta…suplique a Tata Dios que me diera la posibilidad de observarla nuevamente desde mi experiencia extracorporal…Como antesala de Semana Santa la gracia del Eterno me vuelve a sorprender y emocionar. De nuevo estaba en otro plano…Lo primero que vi al despertarme en mi visión astral…fue un pedazo de cielo azul por entre las mechas del techo de la casa en donde dormía mi madre en su primera parada en la Mula Muerta cerca de la Ollada…El grupo se despierta bajo el manto azulado de un cielo  teñido por pequeñas nubecillas que hacían presagiar un viaje despejado…Una alegría emotiva y profunda domina al grupo que se mueve excitante ante la posibilidad de seguir adelante. Observo a mi madre gritar a viva voz… ¡El viaje está salvado!.. Al verla con su emoción a flor de piel lo que más temía era volver por esa senda mojada sin  lograr su cumbre y su empeño…El grupo sigue en esa casa de alta montaña, donde pasaron la noche con  una precariedad notable pero en  un avanzado confort humano. Tenían un solo baño…un excusado limpio…adecuado al escenario y al entorno. Desayunan con notable apetito…Preparan los caballos y salen rumbo a Piedras Blancas a las diez de la mañana con  el sol recién salido…Toman la senda que parte de una loma verde donde hay unos perfectos, redondos carapuncos, los últimos de la región…Bajan y suben  por laderas muy sombrías, algunas resguardadas por altísimos árboles, en su mayoría alisos. Las arboledas crecen y se expanden sobre las laderas que dan al sur y al este…Cruzan las sonoras corrientes de los arroyos que corren por las quebradas, entre dos montañas…Pedregosos los ríos…ruidosos, con señas de haber traído hace poco tiempo gran correntada…a juzgar por los árboles caídos junto a su cauce retumbante. Acomodan varias veces las monturas en ese bajar y subir. Por tramos, los caballos se  entierran en el barro y el ruido como de ventosa me produce un placer inigualable  igual al tenía mi madre a todo cambio de la naturaleza. Desde su caballo, saluda, al pasar, a su querida y vieja queñua, un pequeño arbolito dotado de un “aspecto extraño…encorvado…retorcido…con su corteza desgarrada y harapienta, que deja ver  su piel colorada, como con frío y sus largas barbas flotando al viento. Un luchador arbusto que pelea con el cierzo, el frío, la tierra avara, y enseña a los habitantes de esas alturas cómo se vive a pesar de todo, y cómo se vence… Antes de salir…a las Piedras Blancas, se acaba la arboleda. Desde esa zona elegida por la mano del Altísimo tuvimos la visión completa del Cabra Horco, Caquebal, San José, y de todo el lado oriental del Mala Mala. No hay casi pastos…solo piedras…blancas, casi transparentes, con incrustaciones negras en su interior. Salen del pico, bajan a San José sobre piedras chicas y filosas. Un hilo de agua serpenteaba montaña abajo, hacia el naciente…Siempre fresca y cantarina. Cambia otra vez el paisaje. El verde en sus distintos matices conforma un cuadro incomparable. Las casas…prolijas limpias…parecían no estar habitadas más que por los perros que aprovechaban su paso para despabilarse y mostrar sus habilidades… Llegan a la morada precaria de doña Adelina, en Chasquivil. Una señora mayor…con edad indefinida…como suele ser esta gente del lugar. Un hombre estaba en el patio, cargando leña en una mula…Los chicos se divertían contemplando la escena. La construcción de piedra y adobe…bien cercada, con postes y alambres, ostentaba en su parte superior un prolijo trabajo artesanal. En la subida  de un descampado desmontan un rato y toman mate con bollo. Descansan… También los caballos… Bajan  por altos matorrales, y por sendas flanqueadas por piedras monumentales, increíbles. En lo alto de una loma, se alza una casa almacén, con palenque en el patio, al que estaban atados varios caballos de parroquianos. En una pequeña galería delantera, colgaban, como ristras de colores, las lanas, que después de teñidas son puestas a secar. Un refugio distinto… de varios cuerpos, con aspecto de pertenecer a gente más acomodada. Había flores en el patio…cercadas por murallas de cañas, para protegerlas de las cabras y ovejas. Dos chicas  jóvenes, de negro pelo largo trajinaban en un dormitorio. El sol de la tarde ponía su oro sobre las laderas e iluminaba la cumbre del Cabra Horco. A esa hora mágica en la que se esfuman las aristas y todo parece de terciopelo…baja el grupo con mi madre a la cabeza rumbo a Chaquivil. Río abajo…la morada aparece escondida. Los pastizales…apremiados por el crepúsculo, que enfriaba rápidamente el ambiente…convertían a las montañas…en enormes moles azules. Cruzan el río que da en ese lugar una amplia curva y entran al patio por una tranquera de grandes troncos, pasados por el ojal del poste que la protege. Es una antigua y hermosa edificación…la Sala de San José, de Chaquivil. La casa sala en sí…son dos cuerpos enfrentados, con sendas galerías. La cocina cierra el espacio hacia un lado. El comedor, y dos cuartos, están hacia el oeste. Una enorme abertura sin ventana mira el paisaje agreste. Cada  uno  de los viajeros se provee de jarros,  platos y cacerolas prolijamente guardados para ser usada por el huésped de tránsito. Observo al grupo deleitarse al ver apiladas, como esperándolos una docena de camas, con sus colchones y frazadas de gran colorido. Encienden la chimenea. Por el ventanal, diviso como enormes rocas poderosas, temibles, parecían custodiar o amenazar la casa. En el bloque de enfrente estaban dos baños instalados. Había que traer el agua desde el río que corre y zigzaguea desde cerca. Para cortar camino, es característico subirse a una gran piedra que se asemeja a un tobogán enjabonado y una vez que se cruza la misma se desmonta en una cerca de palos rústicos junto a la construcción. Las vacas ovejas y cabritos desde la orilla, contemplan mansamente la operación… Sacan las camas y las  alinean con la cabecera para el lado de la chimenea. Calientan sopa de sobre y la toman con queso. Abren unas latas que acompañan con pan. A la luz de la vela  el grupo charla un rato… Arrullados por el rio cansados se   van a dormir. Puedo ver como desde la ventana, mi madre semidormida contempla las rocas del jardín que con el resplandor de la luna parecían agigantarse… De súbito…en mi desplazamiento exaltado por la compañía de mi madre se me anublan los ojos y se inicia  la trasformación mística  de vuelta hacia mi cuerpo físico. El grupo se me  aleja  como si entrara en un túnel sin final…en una picada hacia el más allá. Puedo percibir levemente  la silueta de mi madre que me saluda con su gesto típico de asentimiento hacia una nueva cabalgata… tal vez la última  por las sendas del Aconquija  del Tafí añorado que fuera centro de comunicaciones entre los Valles que llevan al altiplano y las quebradas que se vuelcan sobre la llanura tucumana. El Tafí transitado por Diego de Rojas y por Juan Núñez De Prado los días en que nuestra patria nacía. El Tafí que fuera la “Tambería del Inca” cuando dos pueblos se acoplaban aquí, transfiriendo sus culturas, de aquellos Diaguitas cuya estirpe ha encontrado nuevas venas para seguir manteniéndose en el tiempo. Vuelvo embelesado de mi transformación astral a narrarles a todos mis lectores el viaje encantador

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón

jorgeloboaragon@gmail.com

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 6, 2019


 

Recuerdos compartidos…. (II)

Share

 

 

 

                “….Como no quedar prisionero el destino….

                 

 

Es siempre un instante mágico cuando frente al papel o la computadora, cientos de voces imaginarias intentan ditraerte. Trifulca despareja de concentración y aislamiento tratando que la  ilusión aflore, surja, aparezca. En esa entelequia brota un rayo en mi pensamiento. Un clamor guerrero surgido de la nada me estremece bajo un grito salvaje y misterioso. Estruendo decidido, intrépido que equivale a “Santiago, salva a España”. Revelación de fortaleza por la que siempre se invocó al Hijo del trueno. Santiago el Mayor. El recompensado por Dios ha decidido bajar fuego del cielo enviándome a visitar Compostela. Ese clamor decidido es el que continuamente me conmovió.

Trazar mis huellas desparejas por el camino que durante más de mil años, ha conducido a los peregrinos hasta el santuario del apóstol de la cristiandad. Buscar bajo una lluvia de estrellas el Monte sagrado del Libredon.

Un llamado predestinado en donde grandes amigos han intercedido y de manera muy especial una enorme artista y excelsa poeta. Gladys mi compañera de vuelo y de viaje quien antes de partir y de llegar me trasportó imaginariamente por esas viejas sendas continentales. Ella a través de un  viaje cósmico, especial y único me guareció en la milenaria catedral. Santuario que la dramaturga describe sublimemente: “… Haces tintinear tus campanas y a través del atlántico desde esa orilla me llamas. Insistes haciéndome saber que me aguardas. Acá desde mis cosas, abro las ventanas y te abrazo. Aprisiono con pasión el sonido, los aromas, la humedad que mi rostro lava. Y te digo… “Voy”…Viajero que dejaste huellas para poder hundir en ellas las mías.

Que saciaste la sed de esperanza a veces perdida. Se ha iluminado mi vida, desde esta fe de transitar a mi modo las rutas que marcaste un día. Porque sabes Santiago, te atrapo, en la palabra, en el color, en la música en mi vida misma. En todo aquello que emana de esta sangre que bulle con alegría, deseando que Tata Dios, tal vez me permita llegar antes de mi irremediable partida.… Si…Es mi amiga Argentina Gallega la que me impulsa y me pone en marcha hacia el más antiguo y sagrado instrumento de fe. Es ella la que con inenarrable  ternura me dice al oído Sentirás que de pronto todo es tuyo, te beberás los vientos, la cara se pondrá de pleno ante el sol, la lluvia será tu compañera, el cemento, la arenisca, las piedras tu mejor canción, los bosques y las aves esa oración que no sabes pero aprenderás en un instante.

El Camino te abrazará con la ternura que aún no conoces y serás otro…nuevo y viejo. Liviano y cargado. La experiencia llevada a un grado imposible de describir No me atrevo a intentarlo solo sé que al mencionártelo me duele el pecho. Es que de pronto veo ciertos senderos, intrincados algunos otros abiertos iluminados, esperando el paso del que va cargado de rezos, de preguntas, compartiendo… “…Llegarás! Y serás otro. “Tus muletas”, todo un símbolo, ellas te ayudarán a caminar, producirán el sonido más glorioso que hayas escuchado. Tú figura será la de un Quijote de este lado del atlántico, tu arma principal la Fe. Esas muletas representarán el espíritu de quienes las llevan para avanzar no como una carga feroz que deben desterrar. Las muletas del alma que deben convertirse en alas. Si esta gran artista y mejor persona, es la que toco mi alma como el hilo rojo de las almas gemelas. Es ella mi compañera de vuelo y de ilusiones mágicas la que cerrando los ojos me visualizo de manera incomparable en el sendero de la vida… Como no luchar en este valle de lágrimas para soñar y buscar mí destino, después de haber sido tocado como con una varita mágica por la pluma de mí amiga y el pincel de su arte asombroso que me eleva como un rayo hacia el faro espiritual de Europa.

Jorge B. Lobo Aragón.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 5, 2018


 

MI ABUELO

Share

 

 

“…Mi Abuelo…

 

Por JORGE B. LOBO ARAGÓN

 

A pocas semanas del natalicio de Dr. Roque Raúl Aragón el 16 de Agosto de 1889 deseo homenajearlo una vez más. Sé que no me corresponde ocuparme del asunto, por la sencilla razón de que me alcanzan las generales de la ley, ya que se trata de mi abueloPero ha sido tan límpida y patriótica la actuación política de Roque Raúl Aragóntan noble y desinteresada, tan eficaz y valiosa para la sociedad de la época en que le cupo actuar. Tan reconocida por sus contemporáneos y valorada por las generaciones posteriores, que no puedo resistirme a la tentación  de esta ofrenda. Podría memorar su militancia radical de toda una vida. Su lucha por un radicalismo yrigoyenista, intransigente, combativo, insobornable. Un radicalismo que no se amilanó con la revolución del 30 sino que asumió su puesto de combate contra una concordancia ilegítima y fraudulenta. Un radicalismo que defendió las libertades ciudadanas cuando las vio amenazadas por una indebida intromisión del Estado en la sociedad y, peor, por la subordinación del Estado a un personalismo cesarista. O también podría rememorar su actuación  como diputado, en épocas heroicas en que los legisladores ejercían su mandato sólo por aceptación de un compromiso ante el pueblo y por el honor de representarlo, sin que ninguna dieta remunerara su labor. Modalidad que él sostuvo que debía mantenerse ya que ponía en evidencia la voluntad de servir como único objetivo. A también recordar su labor de profesor en el Instituto Técnico y en la Escuela Normal, tarea con la que se propuso instruir a sus alumnos pero, mucho más, orientar sus vidas para ayudarlos a que fueran personas de bien. O mencionar a su intendencia municipalen la capital de mi Tucumán, en épocas en que esas funciones duraban sólo dos años, pero él supo, brillantemente, realizar una obra que bien justificaría veinte años de acciones eficaces. Pero hay otro aspecto que es más memorable por ser imperecedero. Las actuaciones políticas corresponden a las necesidades de una época y los tiempos, al cambiar, modifican sus objetivos. Las obras de gobierno en su intendencia , las mejoras laborales al personal municipal, las campañas sanitarias contra la tuberculosis, la atención hospitalaria, las mejoras a los mercados, los pavimentos suburbanos, acaban por precisar sucesivas atenciones y progresivas ampliaciones, y hasta magníficas construcciones como el matadero frigorífico o el mercado del Norte.  Con el paso de los años pueden sustituirse por nuevas modalidades de trabajo o darse con que sus estructuras se han envejecido. Pero el legado del doctor Aragón – mi abuelo – ,  que por siempre integrará el patrimonio colectivo de los tucumanos, es su decencia, su vocación noble, valiente, desinteresada de ponerse al servicio del prójimo, al servicio de la sociedad, al servicio de la docencia, al servicio de los deberes asumidos con total abnegación y el absoluto desprecio por las propias conveniencias y por el descanso y el bienestar personal. En eso, la memoria de mi ascendiente queda como una luminosa antorcha que ha de durar para siempre en Tucumán afirmando una enseñanza: la labor política debe – y él demostró que se puede – realizarse con el ánimo más levantado y generoso, en virtud de la aceptación de los compromisos asumidos con la patria, con la sociedad y con la raza, que es el reconocimiento de los deberes asumidos ante las generaciones pasadas y que deben constituirse en ejemplo de las generaciones venideras. Para ese paradigma docente, vaya este mi humilde homenaje de su nieto.

 

 

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón

Avda. Camino del Perú 1575

San Miguel de Tucumán

jorgeloboaragon@gmail.com

jorgeloboaragon@hotmail.com


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 7, 2018


 

Amigos…

Share

 

 Por JORGE LOBO ARAGÓN.

 

Mientras nos deleitábamos observando la Luna enrojecida desde Tafí del valle, degustando nuestro famoso queso tafinisto, recordábamos en una reunión de varios, la relación de este asombroso astro, la amistad y el amor. El cielo se prestaba fachendoso cubriéndonos bajo millones de esmeraldas luminosas que titilaban sin cesar. Las estrellas y constelaciones parecían estar al alcance de nuestras manos. Algunos recordaban que la Biblia enseñaba que “la luna algún día se teñiría de sangre presagiando un gran evento que cambiaría la historia. Otros que miraba sin pestañar al gran satélite, gritaban exuberantes y a su vez nostalgiosos que el color era un fenómeno astronómico insólito y majestuoso pero que no lo podrían ver otra sino desde el más allá. Despreocupado de la versión apocalíptica, y maneando su cabeza. ..Un aficionado a los platillos voladores aseveraba con confianza científica que el eclipse y transformación del astro estaba vinculado con el fenómeno OVNI, afirmando que seres extraterrestres están pendientes de nosotros, dispuestos a ayudarnos . Que la influencia alienígena será una revelación de muchos misterios. Un aficionado al Tarot no perdía su oportunidad y la ocasión para interpretar el fenómeno como… clave espiritual y simbólica con renovación hacia un nuevo mundo. El sacerdote amigo que se encontraba en el grupo enseñaba las palabras proféticas de la Biblia enseñando que los números, las formas, los colores, los animales tienen cada uno su significado teológico… Que cualquier señal hasta el rojo vivido de la luna debe ser mirada desde la fe, y no como un acontecimiento histórico o astronómico. Que el Apocalipsis que describe a la luna seguirá siendo para siempre un escrito extraordinario y mágico. Una anunciación de la salvación de Cristo…asombrosamente bello y sugerente. Como una inmensa liturgia. Una gran Misa cósmica que concluye con unas bodas: las de Jesús con la Iglesia, que es la humanidad salvada. Sin embargo en el jeroglífico de la conversación bajo el silencio de la noche un acriollado en el lugar. Un paisano consustanciado con sus esencias, partícipe de sus tradiciones nos decía que sus antepasados siempre recordaban a la luna como la constante y fiel amiga de la tierra. Amiga consecuente, invariable, perseverante y excelente ejemplo de amor y amistad. La Luna cualquiera sea su color es la eterna enamorada de la Tierra, como lo muestra manteniéndose siempre en su entorno y mostrando invariablemente la misma cara, como si estuviera embobada en su contemplación, deleitándose de su perpetua compañía. Una viejita que parecía distanciada del portento que nos deleitaba y que cebaba mate intervino para sujetar la expansión del entusiasmo del momento. No… dijo…La Luna no solamente es amor sino también amistad. Una característica inseparable del amor es la de ser productivo, la de fructificar. El amor, la amistad y el verdadero amor, dan frutos. Las otras relaciones pueden ser muy placenteras, muy gustosas, muy deleitables, pero no son amor, lo que se dice amor, verdadero amor. Todos los presentes asentimos. Y quien escribe pensaba que el Tafí que nos deleitaba con su belleza natural no es un valle del pasado. Es un paraíso perenne, eterno .Que se mantiene vivo en sus aires, en su Ashpapúyojs, en el canto de sus aguas, en el claro sol que ilumina sus cumbres. Con sus noches multicolores y sus arcoíris de luminarias y cometas que surcaban en una noche con la luna roja nos hablaba en murmullos de lo que es el amor y amistad. Feliz día del amigo.

JORGE B. LOBO ARAGÓN

Jorgeloboaragon@hotmail.com

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 19, 2018


 

Las Estrellas y la Esperanza

Share

 

 

Por 

JORGE BERNABE LOBO ARAGON·

Esta ilusión o sueño fue correspondido por alguien muy especial la que través del milagro de la bilocación compartió mi nido:

“…Existían millones de estrellas en el cielo. Estrellas de todos los colores: blancas, plateadas, verdes, doradas, rojas y azules. Un día inquietas, ellas se acercaron a Dios y le dijeron:

“…Cuéntase que en aquella noche, hubo una linda lluvia de estrellas. Algunas se acurrucaron en las torres de las iglesias, otras fueron a jugar y a correr junto con las luciérnagas por los campos, otras se mezclaron con los juguetes de los niños y la Tierra quedó maravillosamente iluminada.

“… Señor Dios, nos gustaría vivir en la Tierra, entre los hombres.

Así será hecho, respondió el Señor. Las conservaré a todas ustedes pequeñitas, como son vistas para que puedan bajar para la Tierra.

Pero con el pasar del tiempo, las estrellas resolvieron abandonar a los hombres y volver al cielo, dejando la tierra oscura y triste.

– Porqué volvieron?, preguntó Dios, a medida que ellas iban llegando al cielo.

– Señor, no nos fue posible permanecer en la Tierra. Allá existe mucha miseria y violencia, mucha maldad, mucha injusticia.

Y el Señor les dijo:

– ¡Claro! El lugar de ustedes es aquí en el cielo. La Tierra es el lugar de lo transitorio, de aquello que pasa, de aquel que cae, de aquel que yerra, de aquel que muere, nada es perfecto. El cielo es el lugar de la perfección, de lo inmutable, de lo eterno, donde nada perece

Después que llegaron todas las estrellas y verificando su número, Dios habló de nuevo:

– Nos está faltando una estrella. ¿Será que se perdió en el camino?

Un ángel que estaba cerca replicó:

-No Señor, una estrella resolvió quedarse entre los hombres.

Ella descubrió que su lugar es exactamente donde existe la imperfección, donde hay límite, donde las cosas no van bien, donde hay lucha y dolor.

– ¿Qué estrella es ésa?

Es la Esperanza Señor. La estrella verde. La única estrella de ese color.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 3, 2018


 

Honestidad…

Share

 

 Por JORGE BERNABE LOBO ARAGON

San Pablo dice que el que vive para el altar viva del altar. Si uno ha de dedicar su vida a una tarea o a una función, conveniente o necesaria, es bueno que de ella misma se sustente. De acuerdo a esta enseñanza, y siendo la política imprescindible en la sociedad, es lícito que el que vive para la política, viva de la política. Está muy bien que las funciones de gobierno se compensen con una paga que permita subsistir. Pero a través de los tiempos esto se ha prestado a abusos. Como los que gobiernan establecen el monto de sus propias asignaciones, se cae en la fijación de cifras exageradas, pareciendo que el objetivo no fuera el de posibilitar su ejercicio sino que la política se constituyera en empresa lucrativa. Por eso resaltan como excepciones los políticos que, teniendo un legítimo derecho a recibir un estipendio, renuncian a él como demostración de que su actuación se debe a un generoso propósito de favorecer a los demás, no de verse remunerado. Y escribiendo sobre la honestidad me vino a la mente el caso de Arturo Umberto Illia. Médico y político argentino elegido presidente de la Nación Argentina, cargo en el que se desempeñó entre el 12 de octubre de 1963 y el 28 de junio de 1966, cuando fue derrocado por un militar. Vivió casi toda su vida en su humilde casa de Cruz del Eje, donde se dedicaba a la medicina, y que nunca utilizó su influencia a su favor, a punto tal de tener que vender su auto estando en el ejercicio del mando y de negarse a utilizar fondos públicos para financiar sus tratamientos médicos. Luego de su gobierno, mantuvo su activa militancia política, rechazó la jubilación y se ganó la vida trabajando en la panadería de un amigo. Siente que la función política es tarea de docencia cívica, no camino hacia los honores. Ya ha cumplido con la patria. Ha ocupado altísimos cargos con recato, con humildad y con una total lealtad a su jefe que es la sociedad, su Patria. Ignacio Anzoátegui el gran escritor y Docente Argentino decía “…que la caballeresca virtud de la lealtad consiste en ser leal a un prójimo, a una persona de carne y hueso, no a una idea. Al respecto a Aristóteles se le atribuye la frase “soy amigo de Platón pero más amigo de la verdad”. Anzoátegui explica que hubiera hecho honor a la lealtad manifestándose al revés: soy amigo de la verdad pero más amigo de Platón. De este tipo de lealtad exaltada por Anzoátegui es la de Illia pero en su doble fase. Además de ser leal al semejante fue un gran amigo de la verdad. ¿Fue un gran estadista? No lo sé. Fue un gran presidente y un enorme Señor. Pero el ejemplo de su desinterés, de haber ingresado a la política para dar, no para recibir, enriquece la emoción colectiva de los argentinos y lo constituye en ejemplo necesario, sobre todo en los tiempos actuales en donde se necesitan ejemplos a imitar.

Dr. Jorge B. Lobo Aragon

PrisioneroEnArgentina.com

Julio 2, 2018

Un homenaje en vista del 25 de Mayo a mis amigos y lectores de “Prisionero en Argentina”

Share

 

 

Por JORGE B. LOBO ARAGÓN.

 

“…Patria…

Indudablemente, todos los años, el 25 de mayo nos renueva alegres recuerdos infantiles. Es por excelencia, la fiesta de la escuela, la celebración que nos brinda el primer contacto con las grandes ideas repu­blicanas: patria, libertad, participación del pueblo, gobierno propio, defensa de los intereses comunes. Cuando a nuestras inteligencias todavía les cuesta abrirse hacia la comprensión de lo que es la patria. De lo que es la libertad. De lo que es la celebración de la fiesta, la escarapela en el pecho, el paso marcialmente marcado al ritmo de una marcha o de un tambor. Nos hacen comprender más clara y vívidamente el discurso de la “señora directora”Que se trata de conceptos venerables que para toda la vida nos comprometen en su sostén y en su defensa. En la adhesión a la patria amada, en el enaltecimiento de la libertad. Pasa el tiempoEstudiamos. Y un día, no sin cierto asombro,  venimos a descubrir que antes del 25 de mayo también había patria. Que la patria preexistía desde siempre, desde que fundamos ciudades y defendimos ins­tituciones.  Que no se puede vivir dignamente sin patria. Advertimos que el 24 de mayo ni Saavedra, ni Moreno, ni el benemérito general Belgrano eran ningunos “apátridas”, sino que fueron patriotas toda la vida. Sigue pasando el tiempoHasta que un día vimos – la realidad nos lo mues­tra con dureza -, que después del 25 de Mayo, y como dejando de lado los nobles ideales que la escuela nos inculcara, no todo es defensa de la patria y de la libertad, porque desgraciadamente se ha renunciado a ellas. Así es que el poeta – Almafuerte – ve la “sombra de la patria” con los cabellos sueltos, como velo de angustia”, “desencajado el rostro: la derro­ta no tiene pupila más opaca ni la faz de Jesús al beso infame se contrajo más rígida”. “La voraz invasión de lo pequeño no hiere como el rayo, pero amansa. Cuando el alma inmortal cae de rodillas la belleza mortal cae deshojada”. La patria puede ser vilipendiada por sus enemigos si sus hijos no la de­fienden¿Y la libertad? Para saber lo que puede pasar con la libertad no hay más que mirar el poder tomado en la política interna de la Argen­tina por las fuerzas internacionales de la usura y de la explotaciónPero estos son temas de todos los díasAhora, por ser Mayo, recordemos los 25 de mayo de nuestros días infantiles y, sobre todo, renovemos los nobles anhelos de seguir teniendo siempre. Pero eternamente vivos, siempre vigentes, siempre actuales, siempre enhiestos a la patria y la libertad.

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón

jorgeloboaragon@gmail.com

Un Mayo lejano…

Share

 

 Por JORGE B. LOBO ARAGÓN.

Las características de los pueblos son discutibles y sujetas a interpretaciones. No somos todos iguales ni siempre actuamos de la misma manera. Por eso, con la aclaración de que los seres humanos tenemos matices variables y conductas cambiantes, en general coincidimos en que los argentinos tenemos una serie de desgraciados defectos que nos caracterizan. Tal vez nos falta autenticidad.  Más que ser nos interesa parecer.  Más que aprender nos preocupa obtener un título, la fachada, la apariencia. A veces hablamos de este país como liberándonos de nuestra responsabilidad personal, como si este país no fuéramos nosotros mismos sino un mal del que no tenemos la culpa. Hay una soledad que cultivan los espíritus fuertes y que templa el carácter, pero los argentinos más que solitarios somos muchas veces egoístas que lo  debemos al tan famoso no te metas. En vez de respetarlo al prójimo tratando de apreciar sus valores, nos encanta cacharlo, disminuirlo, desvalorarlo. No siempre ha sido así. En otros tiempos los argentinos supimos actuar no sólo con dignidad sino incluso con notable hidalguía y valor. Así se explica que en 1810, cuando la revolución iniciada seis años antes pasaba por peripecias críticas, cuando otros países americanos sufrían fracasos y la revolución era rechazada por las más ricas y populosas provincias argentinas, los representantes congregados en Tucumán tuvieron coraje y espíritu elevado para afirmar nuestra vocación por la libertad y la independencia de los reyes de España, de sus sucesores, de su metrópoli y de toda dominación extranjera. Más que realidad era una aspiración.  Una aspiración tan noble y deseable que nos disponíamos a morir y a matar en los campos de batalla por tras de conseguirla. Un magnífico proyecto. Pasando los años muchas veces vimos que, aunque nos costara esfuerzos y sangre, era una realidad casi palpable, un ideal accesible, una posibilidad cierta y venturosa, no un sueño ni una utopía. Y en las vueltas que da la historia, aquel magnífico anhelo se va diluyendo, se va alejando, se desdibuja. Lo que un lejano 25 de mayo nos propusimos, ser libres e independientes, ahora parece exceder la medida de una ilusión. ¿Y la culpa de quién es? por supuesto que la culpa no es de este país.  La culpa es tal vez  simplemente, de nosotros, que no supimos mantener el esfuerzo necesario ni la elevación de miras. Ahora podemos hacer dos cosas: darnos por satisfechos interpretando que los anhelos que entonces se plantearon ya están conseguidos.  Que con las vueltas que ha dado la historia se trata ya de afanes inútiles, ridículos frente a una nueva realidad, inválidos, estériles, arcaicos. O aceptar que el fracaso de nuestra empresa nacional se debe a la cantidad de defectos, de vicios, de errores, de pecados que nos caracterizan a los argentinos y que conocemos bastante. Pero no es suficiente con conocer: hay que hacer un sincero propósito de enmienda y ponernos a la tarea de corregirnos, de ser mejores para que la patria de nuestros nietos pueda ser mejor. El 25 de mayo debe ser día de festejo, pero debe servir de recuerdo de que tenemos la obligación de curarnos de las tristes deficiencias que nos caracterizan.

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón

jorgeloboaragon@gmail.com

#argentina #tucuman #25demayo

La corrupción de los políticos…

Share

 

 Por JORGE BERNABE LOBO ARAGÓN·

Las sociedades tienen esencias que es necesario mantener para su vida, para su permanencia, para que siga siendo satisfactorio pertenecer a ellas. Características relacionadas con sus costumbres, con sus tradiciones y, sobre todo, con la moral. A la pérdida y al falseamiento de estas conductas es a lo que en general llamamos corrupción. Lamentablemente hemos vivido en esta bendita Argentina muchos años de corrupción. Digo corrupción en general, refiriéndome al peculado, la coima, el soborno, el cohecho, la mentira como acostumbrada norma. Las dádivas interesadas y pervertidoras. Una corrupción generalizada en toda la sociedad, pero que resalta, se hace más notable y es más dolorosa en los ámbitos de la administración pública, de los gobernantes y, peor aún, de la justicia. Se dice que corrupciones hubo siempre como si eso fuera suficiente justificativo y motivo convincente para que nos allanemos a tolerarlas. Es claro que sí: desde que Adán comenzó a pecar los hombres le hemos heredado su naturaleza pecadora; pero que seamos proclives a cometer faltas no significa que debamos ser condescendientes con quienes dan mal ejemplo, se roban los dineros que la comunidad necesita, se enriquecen administrando los favores que el estado otorga indebidamente, niegan la justicia por favorecer a privilegiados. En una década a la que por las públicas inmoralidades se la ha calificado de infame, un legislador sorprendido en un cohecho, de vergüenza se suicidó. Había infamia, pero subsistía la vergüenza. Podría pensarse que ahora, para peor, la vergüenza ha desaparecido, y que por lo tanto la sociedad -desvinculada de la moral, del bien, de la verdad- se desbarrancara hacia miasmas putrefactos. Una tendencia ligada a la modernidad, y que por lo tanto aparece como irresistible, como inevitable. Y, a pesar de todos los obstáculos, algo de luz se va haciendo. Una luz que muestra panoramas tenebrosos, pero que es imprescindible examinar para demandar sanciones a los culpables.

Se van descubriendo aspectos de la delincuencia que hasta hace unos años nos hubieran parecido inaccesibles, pues hubiéramos pensado que un enorme poder oculto conseguiría mantenerlos bajo su manto de oprobio. Se está mostrando lo que vengo sosteniendo desde décadas, que existen mafias y que la droga es una realidad. Que a la corrupción hay que atacarla en sus madrigueras; que se puede reaccionar contra los males imperantes; que mientras queden magistrados probos no todo está perdido; que vale la pena golpear las puertas con vigor e insistencia; que hay que perseverar en la lucha por el bien, pues la maltrecha moral pública puede ser restaurada si la sociedad reacciona con la energía que las circunstancias reclaman. Por eso sostengo que el político o el funcionario que nos está gobernando deben ser juzgados con muchísima mayor severidad que los que se dedican a otras actividades. Está en boca de todo el concepto de que nadie es culpable mientras el juez no lo condene. Está bien, así debe ser, pero sólo en materia criminal, cuando se acusa de delitos. Las inmoralidades, como la mentira, el engaño, el aprovechar la ignorancia, la buena fe o el descuido de los demás, no son delitos tipificados por el código, por lo tanto nunca un juez va a condenar esas faltas. Sostener que alguien es inocente porque la justicia no lo condene conduce a un error que desgraciadamente se generaliza. Los inmorales, los que transgreden las normas de corrección, son culpables, muy culpables. La sociedad ha establecido penas para los que cometen delitos y no para los inmorales, ni menos para quienes apliquen preceptos de una ética ajena a la sana doctrina. Hay una razón más fuerte que los obliga con mayor rigor que a los demás prójimos, y es que la vida pública se suele tomar como ejemplo, como modelo de las conductas privadas. El que se siente inclinado a largarse por un mal camino puede razonar: ¿por qué no voy a hacer esto yo, si legisladores, gobernadores, presidentes, ministros, hacen cosas peores. El pueblo desea una sociedad austera, decente, limpia, honesta. Lo único que podría dar resultados es que ese mismo pueblo vigile la moral de sus políticos y los condene con energía y severidad. Por los delitos, si los hubiere, sí, que intervengan los jueces y que actúen como sea su deber; pero por las inmoralidades, sobre las que la justicia no tiene jurisdicción, debe ser el pueblo, la opinión pública, la que se pronuncie cada vez que haga falta y con todo el rigor correspondiente.

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón
Abogado

PRISIONEROenARGENTINA.com

Mayo 17, 2018

JUSTICIA INTEGRACIÓN DE JUECES. UN PRINCIPIO DE SOLUCIÓN

Share

 

 

 Escribe JORGE B. LOBO ARAGÓN.

 

Lamentablemente sabemos que la opinión pública no tiene el mejor de los conceptos sobre la administración de justicia en  nuestro  país y por ende en nuestra provincia. Muchos piensan que para poner al poder judicial a la altura de su misión debería aplicarse una  enorme reforma estructural. Con muchos años en la Judicatura y en distintos cargos públicos, desde el ejercicio de la profesión de abogado, entiendo que el más grave problema de hoy es la falta de cobertura de cargos, acompañado a la ineludible e inevitable necesidad  de crear nuevas Salas (Cámaras) Juzgados, Fiscalías y defensorías en los distintos fueros. Vengo sosteniendo en un sinnúmero de oportunidades en mis distintos comentarios y reflexiones que una  “justicia lenta y tardía no es justicia”.  Y si tratáramos de enumerar todos los problemas identificados, como producto de la desfavorable administración de justicia, requeriríamos de mucho tiempo y espacio. Una solución inmediata en la provincia  a mi parecer sería la de realizar una lista de conjueces con participación del Poder ejecutivo, la Legislatura y  colegios de abogados con conocimiento de la Excma. Corte Suprema de justicia de la provincia. Nómina en la que se incluiría nombres con trayectoria e idoneidad  para cubrir provisoriamente  Salas, Juzgados,  fiscalías, defensorías hasta que se realicen los concursos y se designen las vacantes. Esa designación sería por dos años renovables. Esta designación  evitaría que los mismos jueces y fiscales se subroguen entre si y dejen de lado los enormes problemas de  sus propios despachos. Remplazos que agrava la situación y no es solución a la lentitud imperante. Paralelamente sería interesante para la designación de la terna después del concurso, luego de un tiempo prudencial -un año como máximo – quede nominado el primero de la lista. Esta cobertura sería un principio de solución. Abogados que integraron el Poder Judicial y con experiencia suficiente también en el ejercicio de la profesión ayudarían a paliar esta grave crisis que padece el poder judicial en la actualidad. Necesitamos de manera imperiosa  un poder judicial más cercano al ciudadano, ágil, confiable, transparente, eficiente y con vocación de servicio. La sociedad quiere justicia y que los magistrados la hagan cumplir. La sociedad protesta contra la impunidad imperante ante la indefensión que supone el paso del tiempo para obtener justicia. Los designados solamente necesitarían mostrar su enorme experiencia, idoneidad y trasparencia en su trayectoria. Un  modo practico de paliar este flagelo evitando las suspicacias y los conflictos en la cobertura de las vacantes. Lo propongo. Un principio de solución. Así como los romanos decían “la ley es dura, pero es la ley”, el sistema actual contesta: “la ley es blanda, pero es la ley”.

 

jorgeloboaragon@gmail.com

 


PRISIONEROenARGENTINA.com

Mayo 16, 2018


 

HOMENAJE A UNA GRAN AMIGA EN EL DÍA DEL LIBRO

Share

 

 

 Por JORGE B. LOBO ARAGÓN.

 

Suele ocurrir que uno imagine que motivo para la poesía son los hechos heroicos de las epopeyas, la vida pastoril de la églogas, los grandes amores románticos, las profundas pasiones de los dramas y que la poesía nada tiene que ver con lo cotidiano y ordinario, con las cosas que vemos todos los días, como lo trivial  y baladí. Esta  sencillez la domina con enorme afabilidad mi amiga la escritora y poeta a la que con cariño la distingo como “Brotecito”. Ella muestra al mundo y me enseña con un cariño especial como hasta lo ínfimo, lo insignificante puede ser objeto de la atención del poeta y ganar nueva vida al ser visto por los ojos del que tiene ingenio creador y sentido de lo maravilloso. Mi amiga bajo su árbol centenario rodeada de sus plantas matizadas por el tiempo que origina sus pinturas extraordinarias me estremece del lirismo habitual. Me enseña que todo lo que no rodea es poesía cuando lo ve un verdadero poeta. Que un hombre con problemas puede elevarse como un quijote y cumplir con sus promesas. Que un amigo desde el infinito puede obrar milagros. Que la amistad y la solidaridad no tienen frontera. Que todos vivimos bajo un mismo techo y es el cielo el que nos cobija como un todo. Que en nuestras vidas existen las  coincidencias pero que las causalidades  nacen del brote del destino entre almas que están destinadas a encontrarse.  Es la gran escritora la que me impulsa a elevarme sobre mi ser para aparecer desdoblado en la inmensidad del cielo estrellado. Que en esa perfecta armonía y bella estabilidad como un pez volador en su nido áureo puedo traer a mis escritos la noción del cosmos. Es su estimulo el que me alienta a vivir la pureza, lo limpio, elegante y adornado del universo que me rodea desde mi nido astral. Que ese firmamento de estrellas fijas representa lo inmutable de las cosas y sus eternas andanzas nos muestras el orden perfecto del creador. ¿Qué es poesía querida amiga? La verdadera alma del mundo. Poesía eres tú querida Gladys.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 23, 2018


 

Balza – El hombre del desatino…

Share

 

Por JORGE BERNABE LOBO ARAGON·

La guerra “fue un desatino”, decía el general Martín Balza, jefe del ejército en ese entonces, refiriéndose a la recuperación de las Malvinas que ordenara en 1982 el general Galtieri. Tiene toda la razón. Fue un desatino, como son desatinos todas las guerras que en el mundo han sido. Siendo que el tino es moderación o cordura, llegar a emplear la violencia es, por definición, un desatino. Y precisamente por eso, por ir en contra de aquellos principios por los que el hombre siente un innato apego, es que valoramos a los que hacen el supremo sacrificio personal de exponer sus propias vidas y las vidas de sus enemigos por una causa superior. El artículo 21 de la Constitución dice que: “todo ciudadano argentino está obligado a armarse en defensa de la patria…” Y se supone que armarse no significa esgrimir armas de juguete para realizar un desfile sino empuñar armas de verdad para realizar el supremo desatino, la magnífica locura, de exponer la vida por un bien superior que nos envuelve a todos. El general Balza, que ha jurado cumplir la constitución, debiera tenerlo en cuenta. La Constitución no es sólo para marcar cuántos años han de actuar las autoridades, sino también –por lo menos lo propone– , para “asegurar los beneficios de la libertad para nosotros, para nuestra posteridad…”. Libertad que se necesita defender para que sus beneficios sean seguros. Es evidente que Galtieri se equivocó. Fue imprudente. Fracasó como técnico del combate, que debe conocer las condiciones, las tropas, los pertrechos, el terreno, las reservas. La oportunidad cuando se toma la excelsa decisión de cometer el supremo desatino, debe buscarse el asesoramiento de gente idónea que enseñe cómo llegar al único objetivo válido: la victoria, ya que emprender una guerra para no ganarla se parece demasiado al suicidio. Galtieri falló como técnico. Pero no puede negársele a él, ni a ningún otro argentino, el acierto en su propósito de recuperar el territorio nacional y el de emplear la violencia cuando las pacíficas negociaciones han fracasado a lo largo de siglo y medio. ¿No alcanzó un siglo y medio para darse cuenta de que ese no es el camino eficaz? .Pero el objetivo, que la hermanita perdida vuelva a casa, ¿No es acaso el mayor logro al que puedan aspirar los que tienen a su cargo la defensa de la nación? Con sus declaraciones Balza ha puesto en claro la actitud que asumen nuestras fuerzas armadas hasta en la actualidad. Pueden actuar -muy prudentemente- en los Balcanes, en la cochinchina o en cualquier parte del mundo en que nuestros acreedores precisen su presencia. Ahora ¿Haciendo la guerra en defensa de la patria, como lo establece la constitución? ¿O defendiendo a sus camaradas de armas cuando son enjuiciados injustamente? No, eso no. Sería un desatino. Él lo dice. Lo dijo el general. El hombre que nunca estuvo.

Dr. Jorge B. Lobo Aragón
jorgeloboaragon@gmail.com

Nunca dejes de correr… siempre se puede

Share

 

 

Por JORGE B. LOBO ARAGÓN.

 

 

El mejor corredor no es la persona incansable que no se resiente por nada,
no es aquel que tarda menos tiempo en llegar.
No es aquel que olvida a sus compañeros de carrera,
tampoco es el más robusto y fuerte físicamente.

 

El mejor corredor es aquel que sencillamente… corre,
con lo que puede, con lo que tiene y es;
aquel que tiene un objetivo concreto de llegada.
Aquel para quien la meta se hace motivo de sus sueños e ideales.

 

El mejor corredor no es el que no se cansa
ni el que llega el primero. Sino el que sencillamente… corre.

 

Tú eres el mejor corredor de tu propia vida,
tú el que sueñas con esa meta cargada de ilusiones y generosidad.
Eres fuerte, valiente, tenaz y constante y… llegarás a la meta.

 

Recuerda que no vas solo en la carrera,
que otros como tú tenemos sueños e ideales que compartir contigo.
Que a pesar de nuestras fuerzas físicas-psíquicas…
por encima de ellas se encuentra Aquel que todo lo puede.
Y aquel que todo lo puede… corre a nuestro lado.

 

Corre, no te ancles, si no puedes ir deprisa… ve despacio, a tu ritmo.
Nadie te pide que llegues a la meta ahora mismo,
ni en unas condiciones concretas.

 

Tú quieres y yo quiero que corras, sencillamente… correr.

 

No vas solo, muchos corremos a tu lado,
refresca tu sed con el alivio y consuelo de Dios.
Descansa cuando sientas que tienes menos fuerzas pero…

 

… no dejes de correr

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 2, 2018


 

Luz Eterna en los Valles…

Share

 

 

La luna brilla como nunca en el Valle de Tafí. Su esplendor ilumina como un sol los contornos aterciopelados de los acantilados. CRISTO no ha muerto.

Nos ha dado vida. Esa luz sagrada atípica en esta época nos indica un nuevo mensaje. El crucificado es Luz del mundo y Paz para la humanidad. La sombra de su muerte en la cruz es redención de humanidad. Si pudiera nuevamente volar penetraria como una saeta en esta inmensidad maravillosa en busca de mi nido. Esperando la hora nona le rogué al Supremo poder ver con los ojos de mi alma en lugar en donde me necesita y donde pueda sembrar . Si . seguramente como un niño caprichoso le susurré al oído. Eterno enséñame a escribir para poder llegar con mi mensaje a quienes me escuchen como una oración. Manantial de agua y sangre que brota de tu corazón sigue iluminando los cielos que ya llega la Pascua de resurrección. Tu inmensa bondad a burlado la sombra de las tinieblas de tu muerte para darnos la PAZ. En tu muerte llamaste al Padre anunciando al que vendrá . Elias el que surcó los aires en su carro de fuego y se cruzó con Enoc y el Evangelista ya preparan la Eterna Paz.


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 31, 2018


 

Males del aborto

Share

 

 

Que en esta  semana Sagrada y bendita se reflexione desde el alma y el corazón sobre el niño por nacer. Hay que sacar a luz los males del Aborto: Que es sin duda alguna:

  1. Condenar a alguien sin darle ninguna oportunidad de defensa.

  2. Matar a un inocente sin que pueda hacer nada para evitarlo.

  3. Donde el aborto es “derecho,” utilizar dinero público, de los impuestos de todos, para pagar a asesinos.

  4. Corromper la hermosa profesión de los médicos y enfermeras, llamados a cuidar y restaurar la vida, y no a destruirla.

  5. Implantar la idea de que hay males que no se pueden erradicar, y que lo realista es matar con algo de higiene.

  6. Mentir como si se estuviera defendiendo a las mujeres; ¿acaso quién defiende a las bebitas asesinadas?

  7. Corromper a multitud de políticos ya tentados de hacer cualquier cosa por asegurar más votos.

  8. Abrir la puerta para muertes aún más absurdas como las de los abortados por el “crimen” de ser mujer o de ser varón.

  9. Dejar a millones y millones de mujeres con una culpa irreparable y otros daños psicológicos graves.

  10. Trivializar la sexualidad humana pues, si toda falla, siempre es posible matar al producto de la irresponsabilidad.

  11. Convertir en rutina el asesinato de bebés con síndrome de Down o con otras condiciones consideradas “indignas.”

  12. Crear una atmósfera perversa en que defender la vida se convierte en delito contra la supuesta libertad de matar.

En un exorcismo decía el demonio: “¿Por qué quieren acabar con el aborto? Yo disfruto cada aborto.”

Oremos y hagamos penitencia por el crimen que de modo más visible avergüenza a la especie humana en nuestros días.

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón

jorgeloboaragon@gmail.com

D.N.I. nº 12.209.529

Avda. Camino del Perú nº 1575

San Miguel de Tucumán

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 28, 2018


 

¡¡¡Hoy es mi cumpleaños!!!

Share

 

 Por JORGE BERNABE LOBO ARAGON·


El doctor Jorge B. Lobo Aragón es especialista en Derecho Penal. Titular de consultora Jurídica. Asesor de Empresas e Instituciones en distintas provincias de su Pais Argentina.
Asesor de numerosos Estudios Jurídicos sobre las distintas etapas del proceso penal en especial en el Debate Oral y Público. Asesor sobre la problemática de la Discapacidad en sus distintos estamentos .
Columnista especial de PrisioneroEnArgentina.com y en numerosos diarios y revistas argentinas y en el exterior. Titular del Estudio Jurídico LOBO ARAGON & ASOCIADOS.

PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 22, 2018

Malvinas – “…No se puede olvidar…

Share

 

 

 

Por JORGE BERNABE LOBO ARAGON.

En abril de 1982 recuperamos las Malvinas con una operación en la que las únicas ilustres víctimas fueron soldados argentinos, tal fue el afán con el que se procuró no producirles daño a los usurpadores. Después de ciento ochenta y cinco años de despojo; de varios pronunciamientos de las Naciones unidas en contra de la ocupación colonial, y en medio de circunstancias que hacían imperioso no demorar la recuperación, las fuerzas armadas se instalaron allá. De inmediato se establecieron negociaciones buscando un acuerdo satisfactorio sin apelar a la fuerza. Se habló de un gobierno tripartito, argentino e inglés con los norteamericanos como veedores. De una administración mitad argentina y mitad anglokélper. La argentina rechaza estas posibilidades con el lógico argumento de que la soberanía no se negocia, pero manteniendo el dialogo abierto a la búsqueda de la solución pacífica. El Secretario de Estado norteamericano, Haig, viene, viaja a Londres, vuelve, y la solución aceptable no aparece. El 23 de Abril el ministro ingles, Pym, dice que aunque nada pueda anunciarse se registran progresos hacía una salida encaminada a evitar la guerra. El 24 nuestro ministro, Nicanor Costa Méndez, viaja a los Estados Unidos para participar en una reunión de la Organización de los Estados Americanos. El domingo 25 de abril los ingleses atacan nuestro submarino estacionado en la superficie en las Georgia, y cañonean a la escasa guarnición. Es la guerra. Avanza la flota británica y a través de la diplomacia suiza nos hace saber que cualquier buque o avión que se le aproxime “recibirá la respuesta adecuada”. Responde la junta declarando que defenderá de la manera que lo considere más conveniente los supremos intereses de la nación. Se disipa el optimismo de mantener la paz. Y el lunes 26 de Abril de 1982 se reúnen en Nueva York los cancilleres de las veintiuna naciones americanas. Costa Méndez explica la situación y pide una respuesta “Clara e inmediata”: la flota británica tiene su lugar en otra parte del mundo y el colonialismo en ninguno. El Tratado interamericano de Asistencia reciproca establece que toda América apoyará a un país americano atacado por una potencia extra continental. La Gran Bretaña nos ataca y la Comunidad Europea ha dispuesto un aislamiento económico en contra de nosotros. “Traíamos propuestas de paz. Antes de comenzar nos han contestado con la guerra”. Los cancilleres aplauden de pie su exposición. Bastarían catorce votos contra siete para decidir la ayuda americana, pero superamos la cantidad: hay diecisiete votos por el reconocimiento de nuestra soberanía en las Malvinas y la cesación del ataque inglés, y solo cuatro abstenciones. Chile, Colombia, los Estados Unidos y Trinidad. Nicaragua ofrece su apoyo a cualquier medida que tomemos en nuestra defensa. El Ecuador especialmente reconoce nuestro derecho a la heredad territorial. El Perú propone mediar haciendo intervenir a las naciones unidad. El Brasil se brinda para burlar el bloqueo europeo. Los panameños hacen fiestas populares apoyándonos.-Pero no todos acatan los tratados internacionales. Los Estados Unidos anuncian que en caso de llegarse a la guerra participarán en contra de nosotros. El panamericanismo queda reducido a una ilusión.

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón
D.N.I. Nº 12.209.529
Avda. Camino del Perú 1575
San Miguel de Tucumán

PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 20, 2018

Tortura y cobardia…

Share

 

 

 Por JORGE BERNABE LOBO ARAGON·

Coincidimos todos en que el Proceso de Reconstrucción Nacional cometió múltiples errores y abusos. Cuando llegaba a su declinación, próximo a desaparecer, salieron a luz también sus crímenes. No hay ninguna fuerza política, actualmente, que pretenda hacer la defensa, in totum, del proceso, ni que niegue que sus múltiples excesos debieran haberse evitado en la medida de lo posible. Pero condenar los excesos de la represión no exige adherir a los excesos de la revolución que la hizo necesaria, indispensable. Era necesario reprimir la subversión; se justificaba y debió hacerse; ¿debió hacerse mejor? claro que sí, pero, sobre todo, agradecemos que se la hiciera, pues las circunstancias lo exigían. De los representantes de ese proceso la mayoría murieron y otros están en la cárcel sin que se respeten las más mínimas garantías constitucionales ni su derecho de defensa. No se puede seguir callando y aceptando una exaltación de la subversión porque sus integrantes quedaron en el simpático papel de víctimas. Los que emplearon la violencia no lo hicieron contra su voluntad, por una imperiosa y ciega obediencia, sino pensando que así cumplían con su deber. El militar tiene la obligación de emplear hasta la máxima violencia para vencer al enemigo. ¿Se quiere algo más espantoso y aterrante que matar a un prójimo de sangre y hueso? Y el militar debe hacerlo porque esa es su función. Por eso es que se considera tan digna y honorable la carrera militar, por tratarse de hombres que superan sus humanas limitaciones en busca del bien general, del bien de la patria. De modo que el militar que ha hecho lo que más espantoso nos resulta, matar a otro hombre, no lo ha hecho por una ciega obligación mecánica de acatar lo que un superior le ordena, por una obediencia debida, sino por una vocación de franquear sus propias barreras humanas, de imponerse sobre sus melindres, de superar los dictados de su fuero interno en aras de la patria. No obstante las promesas del gobierno actual muchísimos presos militares, sin condenas firmes, se encuentran en prisión preventiva desde -algunos- hace más de diez años, cuando el máximo que establece la ley es dos, prorrogable sólo por uno más en casos fundados. Soy un abogado enamorado de mi quehacer. Creo que uno de los grandes logros históricos del derecho ha sido la abolición de la tortura. Antes se torturaba por orden de los jueces y bajo su supervisión, para obtener confesiones abreviando el trámite de la investigación. El primer país que rechazó las confesiones logradas bajo tormento fue el reino de Aragón. De ahí viene el refrán: niega que negarás, que en Aragón estás, pues no podía torturarse al reo. Aunque, después de siglos de abolida, se sabe que a veces se la aplica. Y en mi País Jueces federales la están aplicando. ¿O no es tortura lo que ha cometido la Cámara Federal en contra de Miguel Etchecolatz? Condenado en varios juicios amañados por delitos de lesa humanidad. Un anciano 88 años de edad y en estado de salud terminal, con un dictamen puntual del Cuerpo Médico que da cuenta de la patología que padece. El Tribunal Federal con una perversidad manifiesta y de manera arbitraria lo llevan a morir a la cárcel. Temerosos de la izquierda y de los falsos organismos de derechos humanos, se niegan a aplicar lo que la Corte Suprema de Justicia tenía como doctrina y principio rector justicia. Que los acusados por cualquier delito tienen derecho a que se les aplique la ley más benigna. Con la derogación de la ley que establecía que, por cada dos días en prisión preventiva, se descontaba uno de la condena, se sanciono la venganza. Si es que la tortura que consiste en causar en forma intencional un grave dolor físico o Psicológico, se concreta y se repite. Ese beneficio no es aplicable a los presos militares. Los subversivos de ayer y los que realizaron la mayor estafa que conoce la historia de nuestro pueblo en la etapa Kirchnerista están en libertad.

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragon

PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 18, 2018

“La Mujer” Homenaje a las mujeres que dicen y dijeron “Si “al Amor

Share

 

  Escribe JORGE LOBO ARAGÓN.

 

 

                Actualmente incontables mujeres le niegan a Dios el derecho a crear una nueva vida humana al utilizar los anticonceptivos, o violan los derechos del Creador al negarle a su hijo ya concebido el derecho a nacer, conocerle y amarle. Alegan que su cuerpo les pertenece y que ellas deben tener el derecho a decidir si han de permitirle a su hijo anidarse en él hasta llegar a nacer, o matarlo a través del aborto. En la época en que vivió la Santísima Virgen María, una mujer casada y embarazada de un hombre que no era su esposo, podía ser apedreada hasta morir. Sin embargo, María le dijo “Sí” a Dios y “Sí” a la vida, a pesar de que sabía cuál podría ser su suerte. ¡Qué ejemplo tan precioso nos ha dejado la Santísima Virgen al aceptar su maternidad biológica!

Su acto de heroísmo ha sido contado de generación en generación por más de 2.000 años. Verdaderamente las palabras de María fueron proféticas: “Todas las generaciones me llamarán bienaventurada”. María es la madre espiritual de todos los mortales, nacidos o por nacer, pues su maternidad espiritual abarca a toda la humanidad. Así la designó nuestro Señor Jesucristo desde la cruz, cuando le dijo al Apóstol Juan: “Hijo, he ahí a tu madre” y a María: “Mujer, he ahí a tu hijo”. María llora por todos los niños abortados, porque cada aborto es un “No” al Creador, una nueva rebeldía como la del demonio, quien le dijo a Dios: “No serviré”. La mujer que deliberadamente, conociendo la maldad del aborto, le dice “No” a la vida que lleva en sus entrañas, le dice “No” a Dios el Creador. Mi deseo es honrar a otras mujeres  en su día que como la Santísima Virgen María, también le dijeron “Sí” a Dios, a pesar de que se enfrentaban a muy difíciles y en algunos casos, peligrosas circunstancias. Como también aquellas Mujeres que sin poder engendrar han sido nido con sus brazos y briza con sus labios  y que con  su mirada de luz  dicen eternamente ¡Te Amo…

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón

jorgeloboaragon@gmail.com

San Miguel de Tucumán

Avda. amino del Perú 1575

República  Argentina

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 11, 2018


 

La lucha contra la corrupción

Share

 

 

Por JORGE B. LOBO ARAGÓN.

 

Seguramente nunca hemos vivido en nuestro País un período tan lastimoso como el pasado  con  Cristina Fernández de Kirchner en cuanto a la corrupción. Digo corrupción en general, refiriéndome al peculado, la coima, el soborno, el cohecho, la mentira como acostumbrada norma. Las dádivas interesadas y pervertidoras. Una corrupción generalizada en ciertos sectores, pero que resaltaba y se hacía más notable y  dolorosa en los ámbitos de la administración pública, de los gobernantes y, peor aún, de la justicia. Quizás lo que  hacía más más afligente era el estado de infección del cuerpo social, o sea la actitud complaciente con que en algunos ambientes se la  consideraba. Se dice que corrupciones hubo siempre como si eso fuera suficiente justificativo y motivo convincente para que nos allanemos a tolerarlas. Es claro que sí: desde que Adán comenzó a pecar los hombres le hemos heredado su naturaleza pecadora; pero que seamos proclives a cometer faltas no significa que debamos ser condescendientes con quienes dan o han dado el mal ejemplo, se roban los dineros que la comunidad necesita, se enriquecen administrando los favores que el Estado otorga indebidamente, niegan la justicia por favorecer a privilegiados. En una década a la que por las públicas inmoralidades se la ha calificado de infame, un legislador sorprendido en un cohecho, de vergüenza se suicidó. Había infamia, pero subsistía la vergüenza. Podría pensarse que ahora, para peor, la vergüenza ha desaparecido, y que por lo tanto  parte de la sociedad – desvinculada de la moral, del bien, de la verdad – se desbarrancara hacia miasmas putrefactos. Tal vez sea una tendencia ligada a la modernidad, y que por lo tanto aparece como irresistible  o inevitable. Pero no debemos desesperar existen en nuestro país muchos fiscales que cumplen acabadamente su función de representantes de la vindicta publica y han demostrado ser imparciales en su cargo dentro de un Poder judicial en el que deben actuar con autonomía funcional sin ninguna dependencia  con los demás poderes del estado. Debemos de alguna manera desterrar la lentitud de la justicia y procurar que  las investigaciones se eleven y lleguen a juicio oral. Es que ante tanta impunidad  la sociedad argentina reacciona. La gente -inquieta- se agita, se mueve, clama por justicia, exige justicia, conmina a los poderes públicos reclamando justicia. Y, a pesar de todos los obstáculos, algo de luz se va haciendo. Una luz que muestra panoramas tenebrosos, pero que es imprescindible examinar para demandar sanciones a los culpables. Se van descubriendo aspectos de la delincuencia que hasta hace años atrás nos hubieran parecido inaccesibles, pues  habríamos pensado que un enorme poder oculto conseguiría mantenerlos bajo su manto de oprobio. El pueblo indignado, con el apoyo de un lúcido periodismo – o el indignado periodismo, con el apoyo de un pueblo esclarecido, lo mismo da – va consiguiendo que las investigaciones avancen. En  esto nos debe servir de ejemplo el el fiscal Deltan Dallagnol, coordinador de la “fuerza de tareas” de la operación Lava Jato en el Ministerio Público Federal en Curitiba Brasil.  Dallagnol, encabeza el grupo de  jóvenes fiscales, que reveló el mayor escándalo de corrupción en la historia de Brasil. Este novel funcionario formado en la universidad del estado de Paraná que hizo una maestría en Harvard fue quien investigo la vasta red de corrupción descubierta enPetrobras, que involucra a poderosos empresarios y políticos  y a desencadenado la posterior destitución de la presidenta Dilma Rousseff y  el fin  de 13 años de gobierno del Partido de los Trabajadores (PT). Un caso que  representa una victoria épica contra la enraizada cultura de impunidad. Lo que hay que buscar afirma el joven Fiscal es reformar los sistemas de justicia y de política que generan y permiten la corrupción. Una simple investigación sobre desvíos de dinero en una red de estaciones de servicio y lavaderos de auto (“lava jato” significa lavado a chorro) al toparse con un esquema de sobornos en Petrobras, reveló el mayor escándalo de corrupción en la historia de Brasil y que también involucra a nuestro país con algunas de las constructoras involucradas en el esquema de ilícitos, como Odebrecht, que actúa en la Argentina. Es que combatir la corrupción,  expone el Fiscal sea quien sea que la practique; es contribuir a la disminución de desvíos de dinero público que debería ser direccionado a educación, salud, saneamiento básico e inversiones productivas y de infraestructura. El objetivo es construir ciudadanía, sobre todo en las personas de baja renta para que entiendan que el dinero desviado por la corrupción afecta la atención que da el Estado a sus necesidades. No somos salvadores de la patria, revela el  experto fiscal, pero tenemos muy en claro cuál puede ser la mejor contribución que le podemos dar al país”. Cada día que pasa, los enemigos aumentan, pero la sociedad es el escudo que nos protege de los ataques. La operación va a continuar igual o más que ahora gracias al respaldo también de políticos honestos, que no están corrompidos y son nuestros aliados. Por eso es importante que nos reafirmemos como una investigación imparcial que tiene como único enemigo la corrupción, sea quien sea quien esté en el poder.- Se propone intensificar la cooperación internacional, incluso con la Argentina y sus autoridades y avanzar en la reciprocidad. Cooperación en donde se encuentra involucrado desde hace décadas mi gran amigo Francisco Benard, abogado y periodista quien junto al que estima que con la ayuda de los mejores puede surgir un resultado beneficioso para la sociedad argentina. Nos está mostrando que a la corrupción hay que atacarla en sus madrigueras; que se puede reaccionar contra los males imperantes; que mientras queden magistrados probos no todo está perdido; que vale la pena golpear las puertas con vigor e insistencia;  que hay que perseverar en la lucha por el bien, pues la maltrecha moral pública puede ser restaurada si la sociedad reacciona con la energía que las circunstancias reclaman. Es hora de los argentinos hagamos sentir la repulsión que en esta hora nos  en contra de las inmunidades de los corruptos.

Dr. Jorge B. Lobo Aragón

San Miguel de Tucumán

República Argentina

Jorgeloboaragon@gmail.com

 

Día de la Mujer

Share

 

 

 Escribe Jorge B. Lobo Aragón.

 

Día de la Mujer

OPINIÓN:

 

 Bienvenido el día de la mujer – que hoy celebra todo el mundo – para rendirle con renovado fervor el homenaje que todos los días se merece. Debemos reconocer, con dolor, compungidos y avergonzados, que estamos en deuda con ella. Este mundo moderno, que hace gala de conquistas y de liberaciones a pesar de que vivamos la angustia de la desocupación y de que el maquinismo desplace al hombre de sus tareas, es culpable, también, de un especial ensañamiento con la mujer. La mujer muchas de las veces, está perseguida, menospreciada, relegada. Por supuesto que no me refiero a todos los ámbitos sociales ni a todos los hogares, pero sí a la tendencia general y predominante en el mundo actual. Dios la creó con idéntica dignidad que el hombre para ser su compañera; pero se pretende mostrar como que sólo alcanzaría su plenitud, su total realización, siendo su rival, su contrincante, su competidora, ya que podría realizar las tareas que el hombre realiza con similar capacidad y solvencia. De eso no hay dudas: los seres humanos, varón y mujer, están plenamente capacitados para cumplir las tareas humanas;  pero eso no justifica que se muestre como inferiores, subalternos ni denigrantes a los quehaceres que son típicamente femeninos, a las ocupaciones y funciones que a la mujer le están reservados por ser eminentemente femeniles ya que en ellos resplandecen las especiales condiciones de que las ha dotado la naturaleza: el cuidado del hogar, la crianza de la prole. Ante ese menosprecio por las labores femeniles se ha alzado la voz del Papa en Familiaris Consortio: “Si se debe reconocer también a las mujeres, como a los hombres, el derecho de acceder a las diversas funciones públicas. La sociedad debe sin embargo estructurarse de manera tal que las esposas y madres no sean de hecho obligadas a trabajar fuera de sus casas y que sus familias puedan vivir y prosperar dignamente, aunque ellas se dediquen totalmente a la propia familia”. Ese es el desafío al mundo de hoy: estructurar a la sociedad de tal modo que las mujeres no sean de hecho obligadas a salir de sus hogares para competir en el mercado laboral. La irrupción de la mujer en diversas funciones laborales ha enriquecido, sí, al mundo del trabajo con el aporte de su esfuerzo, pero al mismo tiempo, por el empuje de una duplicación de la oferta, ha influido bastante desfavorablemente sobre la demanda. Pero lo fundamental no es eso; nadie piensa en mejorar la demanda laboral mediante selecciones ni exclusiones. Debemos tener presente que como hombres políticos estamos llamados a mejorar la sociedad, para lo que debemos considerar que la mujer tiene pleno derecho a mantenerse en el ámbito del hogar, en la crianza de los hijos, siendo centro de amor, de paz, de belleza, de concordia, sin que nadie la obligue a mantenerse total ni exclusivamente en estas nobles funciones. Al rendir homenaje a la mujer, debo hacer una aclaración: dije que Dios la creó con idéntica dignidad que el hombre, para ser su compañera, pero me corrijo, ya que bien vista la dignidad de la mujer es superior a la del hombre, al que holgadamente lo supera en grandeza y noble esplendor: rindo homenaje a la madre del hombre, ya que en la maternidad y en la crianza de los hijos ella concreta en forma sublime la nobleza del papel que cumple en el género humano.

JORGE B. LOBO ARAGÓN

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 7, 2017


 

Aborto

Share

 

 Escribe JORGE B. LOBO ARAGÓN.

 

Opinión

 

El atentar impunemente contra la vida, como una forma de “Neo- Colonialismo Biológico de raigambre hitleriana y totalitaria que amenaza la vida del sector más desprotegido de la Sociedad, del más desamparado, del más débil uno de los procedimientos con los que el mundo desarrollado pretende, para afianzar su dominio, limitar la vida en los países pobres. Con esa denominación, se disfraza un plan para generalizar, propagar y difundir métodos para eludir la concepción; como si el embarazo, la maternidad, fuera una terrible enfermedad de la que hubiera que defender a una Sociedad incauta. En nombre de la libertad se presiona para modificar las conductas, imponiendo subrepticiamente una mentalidad anticonceptiva motivando actitudes individuales, familiares y comunitarias favorables a la aspiración de las conductas propuestas. Un masivo lavado de cerebros, con propósitos explícitos, que tratará de orientar la sexualidad hacia el placer, el jolgorio, la diversión, a cualquier cosa, menos a su fin natural de procrear hijos como Dios manda. Como un cafisio de los bajos fondos, la ley se propone enseñar y estimular el uso de preservativos. Desde el punto de vista estrictamente jurídico, basta observar que para la moral católica todo medio que se aparte del orden natural en cuanto a la relación de los sexos es intrínsecamente malo y, como este programa ofrece servicios médicos gratuitos y también provisión gratuita de anticonceptivos, resultaría que se ésta forzando al contribuyente católico al sostenimiento de un sistema que repugna a su moral en forma absoluta, no por mera discrepancia de criterios prácticos. Sería como si al ciudadano Judío o Mahometano se obligara a sostener una dieta obligatoria con base de cerdo. Las afirmaciones francamente opuestas a la religión van más allá de todo precedente en la Legislación Argentina. Esto parece hecho para otros. Para factorías y poblaciones de esclavos, no para nuestro pueblo.Se debe instar el rechazo de esta propuesta nociva que afecta a los fundamentos de la Nación a asumir la defensa de la vida, de la familia, de los derechos del hombre, de las libertades tradicionales. Podemos invocar la religión, la moral, las costumbres, el simple sentido común y la decencia. Y también podemos invocar la actitud asumida por la Argentina en dos magnas conferencias organizadas por la O.N.U. en Egipto y en la China. Sería un espectáculo desdoroso que aparezcamos violando en el orden Internacional los mismos principios que postulamos para el orden mundial. Sobre todo cuando ellos se fundan en la observancia de la ley natural.- Dios nuestro Señor se compadezca de la Argentina.

 

Dr Jorge B. Lobo Aragón

jorgeloboaragon@gmail.com

Avda. Camino del Perú 1575 S

an Miguel de Tucumán

PRISIONEROS en Argentina

Share

 

Escribe

JORGE B. LOBO ARAGÓN

 

Homenaje

                            

Los argentinos tenemos la curiosa costumbre de festejar al periodismo, celebrando especialmente al periodismo libre, al periodismo independiente, al periodismo que expresa sus propias opiniones, en la fecha en que se celebra el aniversario de la creación de la prensa oficial, de la prensa del gobierno; prensa que también es muy valiosa y hasta indispensable -como los boletines oficiales, pero no corresponde a los valores que en la fecha se exaltan con emoción. Pero al escribir de periodismo, hoy quiero homenajearlo en un diario autónomo e independiente por su enorme dignidad. Sí. A Prisionero en argentina en sus tres años de trayectoria. Mi diario. Porque lo que escribo en sus páginas on–line me brota desde el corazón. Sin ningún tipo de obstáculo, ataduras ni recortes. Con absoluta independencia. Con la misma particularidad que en tiempos en que se descubre América y los americanos comienzan a ser parte del imperio en que nunca se ponía el sol. Con esa necesidad de poner en comunicación a las diversas partes de sus numerosos lectores y las ansias de establecer contactos con seres humanos de carne y hueso. Don Francisco Silvela, académico español del siglo XIX magistralmente afirmó: “Dondequiera que un pueblo ha tenido conciencia de su fuerza, medios para realizarla y desenvolverla, conciencia, por lo tanto, de su personalidad, dominio de sí mismo, bajo todas las formas de gobierno y bajo todas las edades de la historia; cuando esto acontece, un pueblo tiene siempre su periódico, en el sentido de que ese pueblo consagra siempre una parte considerable de su inteligencia, de su vida, al examen de los hechos diarios que forman su existencia misma, al conocimiento y al juicio de sus hombres y crítica de sus actos, a la noción, en fin, de todo lo que es su vida, de lo que es la dirección de sus destinos y de su espíritu, y esto y no otra cosa es el periodismo, antes y después de la invención de la imprenta”. Notable interpretación que, a pesar del tiempo transcurrido, sigue teniendo vigencia. Y es de recalcar su concepto que identifica al periodismo con la parte de la inteligencia de un pueblo consagrada al examen de los hechos, al juicio de sus hombres y crítica de sus actos, a todo lo vinculado con la dirección de sus destinos y de su espíritu. Estos ideales mantiene en alto prisioneros en argentina al que le rindo un tributo especial por el vigor con que ha sabido condenar a quienes atentan contra los derechos humanos sin distinción alguna, bregando incansablemente por un juicio justo a quienes siguen prisioneros en espera del tan ansiado debido procedimiento que todavía no llega a quienes le cabe el principio de inocencia. Le pido a San Francisco de Sales, declarado celestial patrono de los periodistas que mantenga siempre en alto la antorcha que ilumina a este diario fraterno y verdaderamente apreciado por sus lectores.

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón
jorgeloboaragon@gmail.com

 


Los Lectores del Dr. Lobo Aragón


Solo quiero felicitar al Dr. Lobo Aragon. Estoy fascinada con su escritura. Él es capaz de destilar pensamientos complejos e ideas en simples,
un lenguaje claro que sea fácil de entender para otros. Esta valiosa calidad le ayuda a abordar incluso el tema más denso
dividiéndolo en pedazos sencillos.
Atentamente,
Marie-Ann Piccard



 



Aplaudo la publicación de su maravilloso artículo sobre personas discapacitadas. Es un buen recordatorio para mirar en un lado íntimo de nuestros desafíos diarios.

He compartido algunas de tus historias con mis amigos y todos nos hemos deleitado. Gracias por compartir con nosotros el regalo que tanto ha trabajado para perfeccionar.


Estimado Dr. Aragon

Leí su último artículo titulado UN HIJO DIFERENTE [https://prisioneroenargentina.com/index.php/2016/11/21/un-hijo-diferente/] y quedé tan impresionada que quise agradecerle personalmente por su pensamiento- ideas provocadoras pero prácticas. He leído artículos sobre temas similares, pero ninguno fue tan claro o relevante como el suyo.
Verdaderamente,
Katherine Oliveras-Kurtz

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 28, 2018


 

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com